ArticlePDF Available

Utilización de la termoterapia en el ámbito deportivo [Use of the termotherapy in the sport environment]

Authors:

Abstract

Resumen La aplicación del calor con fines terapéuticos (termoterapia) se ha utilizado durante siglos para el tratamiento de enfermedades y lesiones traumáticas. Aunque recientemente, su uso en el tratamiento inmediato de las lesiones músculo-esqueléticas ha sido reemplazado por el frío2. Este trabajo pretende describir cual es el uso de la termoterapia superficial y los baños de contraste en el deporte, sus efectos, las diferentes formas de aplicación, indicaciones y contraindicaciones aportadas por la literatura científica. La metodología utilizada es la revisión bibliográfica de monografías y bases de datos científicas como Medline, Isi Web of Science, Cochrane Database of Systematic Reviews, Science Direct. Conclusiones: Tanto el frío como el calor superficial tienen efectos terapéuticos. Por mecanismos diferentes ambos pueden romper el ciclo muscular de dolor-espasmo-dolor y reducir la inflamación2. Aunque existen diferentes criterios para elegir el método de termoterapia más indicado para cada afección y los parámetros de aplicación difieren de unos autores a otros, es conocido que el calor aumenta la distensibilidad de los tejidos colágenos, disminuye la rigidez articular, reduce el dolor y la inflamación, alivia el espasmo muscular y aumenta el flujo sanguíneo2. Palabras clave: Termoterapia, baños de contraste, deporte, lesión. Abstract The heat use with therapeutic aims (thermotherapy) has been used during centuries for the treatment of diseases and traumatic injuries. Recently, the heat use in the immediate treatment of the muscle-skeletal injuries has been replaced by the cold use2. This study tries to describe the superficial thermotherapy use and the contrast-water therapy in the sport, his effects, applications, indications and contraindications contributed by scientific literature. Methods: the bibliographical revision of monographs and scientific databases: Medline, Isi Web of Science, Cochrane Database of Systematic Reviews, Science Direct. Conclusion: As much the cold as the superficial heat have therapeutic effects. By different mechanisms both can break the muscular cycle of pain-spasm-pain and reduce inflammation2. Although, there are different criteria to choose the method of thermotherapy more suitable for each pathology and the application parameters are different from authors to others, is known that the heat increases the distensibilidad of collagen tissues, diminishes the rigidity to joint, reduces the pain and the inflammation, alleviates muscular spasm and increases to the blood flow. Key word: Thermotherapy, contrast-water therapy, sport, injury
Apolo, M. D.; López, e.; Caballero, T
e-balonmano.com: Revista Digital Deportiva, nº 2, 3 – 20. (2006). ISSN 1885 – 7019
29
UTILIZACIÓN DE LA TERMOTERAPIA EN EL ÁMBITO DEPORTIVO
Apolo Arenas MD*, López Fernández -Argüelles E**, Caballero Ramos T**
* Fisioterapeuta. Profesora en la Diplomatura de Fisioterapia. Universidad de Extremadura
Facultad de Medicina
Avda de Elvas s/n,
06071 Badajoz
mdapolo@unex.es
** Fisioterapeuta.
Recibido: 10/03/2006
Aceptado: 21/03/2006
RESUMEN
La aplicación del calor con fines terapéuticos (termoterapia) se ha utilizado durante siglos para el
tratamiento de enfermedades y lesiones traumáticas. Aunque recientemente, su uso en el tratamiento
inmediato de las lesiones músculo-esqueléticas ha sido reemplazado por el frío
2
.
Este trabajo pretende describir cual es el uso de la termoterapia superficial y los baños de contraste en el
deporte, sus efectos, las diferentes formas de aplicacn, indicaciones y contraindicaciones aportadas por
la literatura científica. La metodología utilizada es la revisión bibliográfica de monografías y bases de
datos científicas como Medline, Isi Web of Science, Cochrane Database of Systematic Reviews, Science
Direct.
Conclusiones: Tanto el frío como el calor superficial tienen efectos terapéuticos. Por mecanismos
diferentes ambos pueden romper el ciclo muscular de dolor-espasmo-dolor y reducir la inflamación
2
.
Aunque existen diferentes criterios para elegir el método de termoterapia más indicado para cada afección
y los parámetros de aplicación difieren de unos autores a otros, es conocido que el calor aumenta la
distensibilidad de los tejidos colágenos, disminuye la rigidez articular, reduce el dolor y la inflamación,
alivia el espasmo muscular y aumenta el flujo sanguíneo
2
.
PALABRAS CLAVE: Termoterapia, baños de contraste, deporte, lesión.
USE OF THE TERMOTHERAPY IN THE SPORT ENVIRONMENT
ABSTRACT
The heat use with therapeutic aims (thermotherapy) has been used during centuries for the treatment of
diseases and traumatic injuries. Recently, the heat use in the immediate treatment of the muscle-skeletal
injuries has been replaced by the cold use
2
.
This study tries to describe the superficial thermotherapy use and the contrast-water therapy in the sport,
his effects, applications, indications and contraindications contributed by scientific literature. Methods: the
bibliographical revision of monographs and scientific databases: Medline, Isi Web of Science, Cochrane
Database of Systematic Reviews, Science Direct. Conclusion: As much the cold as the superficial heat
have therapeutic effects. By different mechanisms both can break the muscular cycle of pain-spasm-pain
and reduce inflammation
2
. Although, there are different criteria to choose the method of thermotherapy
more suitable for each pathology and the application parameters are different from authors to others, is
known that the heat increases the distensibilidad of collagen tissues, diminishes the rigidity to joint,
reduces the pain and the inflammation, alleviates muscular spasm and increases to the blood flow.
KEY WORD: Thermotherapy, contrast-water therapy, sport, injury
INTRODUCCIÓN
Para la correcta utilización de la termoterapia,
debemos tener en cuenta que la temperatura
corporal no es uniforme. La temperatura
cutánea (superficial) varía entre 29 y 34º C en
diferentes regiones corporales. A cierta
profundidad de la piel, la temperatura se hace
uniforme, que en condiciones normales, es de
37ºC.
1
Actualmente se dispone de una gran variedad
de medios termoterápicos, los cuales según la
profundidad de la acción térmica se pueden
clasificar en superficiales y profundos. Los
Utilización de la termoterapia en el ámbito deportivo.
e-balonmano.com: Revista Digital Deportiva, nº 2, 3-20. (2006). ISSN 1885 – 7019
30
superficiales tienen una penetración muy baja
debido a la absorción cutánea, aunque se
puede producir paso de calor a los tejidos más
profundos por conducción o por la acción
convectiva de la circulación, sus acciones
terapéuticas fundamentalmente son debidas a
mecanismos reflejos. Los medios profundos,
producen efectos biológicos debido al
calentamiento directo de los tejidos en
profundidad.
1
La transmisión del calor se puede realizar por
diversos mecanismos (Tabla 1)
1
:
Conducción: Consiste en un intercambio de
energía térmica entre dos cuerpos a
distintas temperaturas que se ponen en
contacto. Las moléculas del cuerpo más
caliente comunican su energía por medio
del movimiento a las del cuerpo más frío. La
facilidad de esta propagación depende de la
conductividad térmica propia de cada
sustancia.
Convencción:
Consiste en la transferencia
de calor que tiene lugar en un líquido. El
transporte de calor desde la profundidad a
la superficie en el cuerpo humano se
produce por conducción y convección. La
circulación sanguínea juega un papel muy
importante actuando a modo de radiador,
siendo la causa principal de que a poca
profundidad de la piel la temperatura central
sea prácticamente uniforme
1
.
Radiación: Es la transmisión del calor
(energía en forma de ondas
electromagnéticas) a través del vacío. Es el
principal mecanismo de termólisis del
organismo. No solo se produce emisión
sino que se produce también absorción de
radiación electromagnética. El poder
absorbente, así como el poder emisivo de
radiación del cuerpo depende de su
temperatura, de su naturaleza y de su
superficie
11
.
Conversión: El calentamiento se produce
por la transformación de otras formas de
energía en energía térmica. Los agentes
incluidos en la termoterapia por convesión
son electromagnéticos (onda corta,
microondas) y mecánicos (ultrasonidos),
10
los cuales no son objeto de nuestro estudio.
Tabla 1. Relación entre los agentes termoterápicos, el modo de transferencia de calor y la profundidad
PROFUNDIDAD
MODO PRINCIPAL DE
TRANSFERENCIA DE CALOR
TIPOS de agentes termoterápicos
Compresas hidrocoladoras o hot pack
Cera o parafina
Conducción
Almohadillas químicas
Almohadillas eléctricas
Fangoterapia (peloides/parafangos)
Superficial Termóforos
Hidroterapia
Convección
Aire húmedo caliente
Aire seco
Luz solar
Radiación
Radiación infrarroja
Radiación ultravioleta
Microondas
Profunda
Conversión
Onda corta
Ultrasonidos
TERMOTERAPIA
Aplicación de calor con fines terapéuticos
mediante agentes térmicos. Los agentes
térmicos son aquellos cuya temperatura es más
elevada que la del cuerpo humano, es decir,
superior a 34-36º C.
3
Efectos bio-fisiológicos:
El cuerpo humano ante la aplicación de calor, y
con la finalidad de mantener su constancia
térmica, pone en marcha una serie de
respuestas fisiológicas
10
Aumento de la actividad metabólica y
enzimática.
La tasa metabólica de los
tejidos aumenta entorno al 13% por grado
de aumento de temperatura. Pero cuando la
temperatura sobrepasa un umbral,
normalmente 45-50ºC, los tejidos pueden
dañarse, ya que la actividad metabólica
requerida para la reparación tisular no es
capaz de evitar la desnaturalización
proteica inducida por el calor.
10
Aumento de la temperatura a nivel cutáneo,
con modificaciones circulatorias locales
(hiperemia) que conllevan rubefacción o
enrojecimiento y sudoración.
5
Modificaciones de las propiedades
viscoelásticas de los tejidos produciendo
una mayor extensibilidad de los tejidos
Apolo, M. D.; López, e.; Caballero, T
e-balonmano.com: Revista Digital Deportiva, nº 2, 3 – 20. (2006). ISSN 1885 – 7019
31
fibrosos ricos en colágeno, como los que se
encuentran en tendones, ligamentos,
cápsulas articulares o cicatrices.
10
Favorece la relajación muscular y la
disminución de los espasmos musculares,
reducción del ciclo vicioso dolor-contractura
muscular-isquemia-dolor.
5
Aumento del flujo sanguíneo donde se ha
aplicado calor (vasodilatación de arteriolas
y capilares). Esta vasodilatación produce un
aumento de la velocidad de filtración y de
difusión a través de las membranas
celulares, incrementándose la
permeabilidad.
5
Aumento de la frecuencia cardiaca,
relacionada con la extensión de la zona
donde actúa el estímulo y su intensidad. Si
la temperatura del estímulo aumenta se
producirá una disminución de la presión
arterial (hipotensión) por la vasodilatación.
5
Efectos terapéuticos:
Efectos antiinflamatorios. A consecuencia
de la hiperemia que se produce mejora la
nutrición celular, aumenta la absorción de
los productos de desecho, favorece la
acción bactericida, trófica y analgésica.
5
Efecto antiespasmódico
tanto en la
musculatura estriada como lisa, que se
traduce en una mayor extensibilidad de los
tejidos fibrosos colágenos y en una
disminución de la rigidez articular.
5
Efecto analgésico, por estimulación de las
terminaciones nerviosas de la piel y
sustancias químicas que intervienen en el
bloqueo de las sensaciones dolorosas.
3
Este efecto se obtiene rápidamente y es
más o menos intenso según el grado de
temperatura, duración de la aplicación y
condiciones del proceso o del paciente.
5
MÉTODOS PARA LA APLICACIÓN DEL
CALOR
Existen gran cantidad de formas y
procedimientos de aplicación del calor que se
van a clasificar en función de la profundidad que
alcance y según el modo de transferencia de
calor al organismo.
3
Describiremos las técnicas
de termoterapia superficial.
MÉTODOS CONDUCTIVOS
Compresas hidrocoladoras o hot pack:
Consisten en sustancias volcánicas
minerales o gel de silicato introducidas
en unas compresa de algodón.
Se calientan en un baño con una
temperatura del agua entre 60-90º C
durante 15 minutos.
Se envuelve la compresa y se pone
una toalla encima para evitar pérdidas
de calor hacia el ambiente durante 15-
30 minutos.
La temperatura de aplicación es de 75º
C, siendo a los 8 minutos cuando se
alcance la máxima temperatura.
Se puede aplicar en cualquier zona
corporal.
Producen una relajación general y
reducen el ciclo dolor-espasmo-dolor.
Cera o parafina:
5
La parafina es obtenida a partir de la
destilación del petróleo, es sólida, y se
reintroducen en estanques controlados
con un termostato que la mantienen
líquida entre 42-52º C.
Hay que limpiar la zona antes de
aplicarla
Suele aplicarse en manos, pies,
muñecas y tobillos. Su aplicación
puede realizarse mediante vendajes,
inmersión o pincelación.
Puede ser purificada para volverla a
usar.
La zona tratada se envuelve con una
tela de felpa o lana que facilite la
retención de calor y se mantiene
durante un tiempo que puede oscilar
entre 30-60 minutos.
Almohadillas químicas:
Contienen ingredientes que al juntarse
producen calor mediante una reacción
química exotérmica.
Es el tipo de aplicación menos
aconsejable debido a que apenas
puede controlarse la temperatura
producida y a que si su contenido toma
contacto con la piel puede ser irritante.
El tiempo de aplicación dependerá de
la capacidad para mantener el calor, el
cual se pierde con el tiempo y
dependiendo de la temperatura de la
zona corporal.
Almohadillas eléctricas:
3
Mantienen constante la temperatura
durante el tratamiento mediante un
termostato.
Es un método sencillo aunque se debe
tener cuidado pues con la analgesia se
pueden producir quemaduras.
La potencia oscila entre 20 y 50 W
según el tipo de almohadilla.
Peloides:
5
Mezcla de un componente sólido,
orgánico y/o inorgánico, y otro líquido
que puede ser agua mineromedicinal,
de mar o de lago salado.
Poseen gran plasticidad, gran
capacidad de intercambio iónico a
través de la piel.
Utilización de la termoterapia en el ámbito deportivo.
e-balonmano.com: Revista Digital Deportiva, nº 2, 3-20. (2006). ISSN 1885 – 7019
32
Las aplicaciones pueden ser
generales, regionales y locales en
forma de baños a temperatura de 38-
45º C, durante 15-20 minutos.
Parafango:
5
Es una mezcla de parafina, fango
volcánico y sales minerales.
Se suministran en bloques o en placas
que se funden al calentarlos.
Fundidos se colocan sobre una lámina
de plástico transparente y se aplican
directamente en forma de emplasto o
envoltura a una temperatura de 47-52º
C y se recubre con una toalla.
Se aplica sobre la piel con un grosor de
2 cm durante 20-30 minutos.
3
Termóforos:
3
Son todos los cuerpos sólidos calientes
que pueden utilizarse localmente y son
exclusivos de uso domestico.
Recipientes huecos que contengan
líquidos calientes como botellas, bolsas
de goma, …
En el caso de las bolsas de gomas se
llena con agua caliente a 48 º C y se
aplica entre 15 y 20 minutos.Cuando se
utilizan temperaturas superiores se
corre el riesgo de producir
quemaduras.
12
Con ellas se produce
una menor transferencia térmica.
Contraindicaciones del método conductivo:
5
En las fases agudas de todos los procesos
inflamatorios.
Lesiones de la piel.
Infecciones cutáneas.
Zonas con déficit del riego sanguíneo.
Zonas con tendencia al sangrado.
Zonas en las que exista un proceso
neoplásico.
MÉTODOS CONECTIVOS
Hidroterapia (baños calientes):
5
Aplicación del agua con fines
terapéuticos en este caso agua
caliente.
La temperatura del agua oscilará entre
37-40º C, si es un baño general y en
baños parciales hasta 45º C.
Duración entre 5-20 minutos.
Indicada en la realización de ejercicios
y en rehabilitación aprovechando tanto
los efectos beneficiosos del agua como
los térmicos.
Aire seco caliente:
3
Se puede aplicar de forma local o
general.
La forma local se realiza en pequeñas
cabinas que se adaptan a la zona que
se trata o bien se proyecta el aire
directamente. En las cabinas
individuales la persona puede estar
sentado y con la cabeza fuera.
La forma general se realiza en
habitaciones donde la persona puede
estar desnuda, sentada, tumbada o
moviéndose libremente.
Tiempo de aplicación es de 15 a 60
minutos.
En la aplicación general destaca el
baño romano donde la temperatura de
aplicación inicialmente es de 40º C
para llegar a los 60º C al final del
baño.
4
Aire húmedo:
3
Las temperaturas son inferiores a las
de los baños de aire seco ya que el
aire esta saturado de vapor.
Las temperaturas son entre 38-45º C.
Hay distintas modalidades: baño turco
y baño finlandés o sauna.
Baño turco:
Se puede aplicar de forma parcial,
cubriendo con una sábana la parte que
se va a tratar y bajo ella el recipiente
productor de vapor; o de forma total,
para lo cual la persona entra en una
habitación saturada de vapor a una
temperatura entre 40-45º C, donde la
persona está cubierta con una sábana
para favorecer la transpiración.
Duración de 10 minutos los primeros
días y en sesiones posteriores 20
minutos.
El individuo termina dándose una
ducha de agua caliente haciéndola
descender hasta una temperatura fría.
Baño finlandés o sauna:
Es un baño hipertérmico en cabinas de
madera con un buen aislamiento.
La temperatura está regulada mediante
un termostato entre 70-100º C.
El grado de humedad no debe ser
superior al 15%.
Al lado debe haber una piscina con
agua a 12-14º C para lograr un cambio
brusco de temperatura y evitar la
sensación de frío, durante 2-3
minutos.
12
Finalmente se debe ingerir agua para
volver a rehidratar los tejidos.
Nunca se permanece dentro más de 15
minutos.
12
MÉTODOS POR RADIACIÓN
Luz solar:
Apolo, M. D.; López, e.; Caballero, T
e-balonmano.com: Revista Digital Deportiva, nº 2, 3 – 20. (2006). ISSN 1885 – 7019
33
El tratamiento se inicia desde los pies-
piernas-cadera-tronco, teniendo
cuidado con cabeza y tronco.
Cada zona se pone 5 minutos más al
día.
Las aplicaciones pueden repetirse 2-3
veces al día pero con la misma
duración.
Si la persona es muy sensible proteger
con ropas ligeras los primeros días.
No exponerse más de 50 minutos y
evitar exposiciones prolongadas de las
gónadas y tejido mamario.
Tras cada sesión, ligero baño o ducha
y reposo.
Radiación infrarroja:
Técnica de aplicación por medio de
lámparas de radiación de energía
infrarroja.
13
La penetrabilidad de la radiación
infrarroja es muy escasa a través de la
piel y depende de la longitud de onda.
4
La distancia del emisor a la piel no
debe ser inferior a 60 cm, aunque está
condicionada también por la
sensibilidad del sujeto.
4
El ángulo de incidencia debe estar lo
más perpendicular posible a la zona
elegida.
4
Se dan aplicaciones locales de una
duración entre 10 y 30 minutos y la
intensidad de la aplicación dependerá
del paciente.
13
Va a producir analgesia,
vasodilatación, aumento de la
temperatura superficial e hiperemia.
13
Se pueden distinguir entre aplicaciones
parciales y totales:
4
Baño total de luz:
la persona se
introduce completamente en una
cabina, excepto la cabeza. La
cabina cuenta con varias lámparas
de infrarrojos en su interior para
una mayor distribución de la
radiación. Se alcanzan
temperaturas de hasta 40ºC y la
duración máxima de la sesión es
de alrededor de una hora.
Baño parcial o local:
Se dispone
una sola lámpara y la persona
puede estar sentado o acostado
según la zona que se vaya a tratar.
Como la penetrabilidad es escasa
la zona debe estar al descubierto,
evitando la aplicación de pomadas
que puedan provocar reflexión de
la radiación.
Indicada en procesos
inflamatorios agudos, subagudos y
crónicos; en neuritis, neuralgias y
contracturas.
Contraindicada en zonas de
hemorragia reciente, anestesia
cutánea y cuidado en la zona facial
con los ojos.
Radiación ultravioleta:
Son aquellas radiaciones
electromagnéticas con una longitud de
onda entre 400 y 100 nm. Dependiendo
de la longitud de onda se pueden
distinguir radiaciones UVA,UVB,UVC.
4
La superficie a tratar debe estar al
descubierto del foco emisor a la zona
deseada y a una distancia de un metro.
Los tiempos son en principio muy
cortos y se aumentan progresivamente
hasta llegar a aplicaciones más
prolongadas de hasta 30 minutos.
Es necesario proteger los ojos con
gafas especiales para evitar que se
provoque una conjuntivitis rebelde.
Indicada para el raquitismo, la
osteomalacia, problemas de la piel.
Tener precauciones a nivel ocular,
genital, en injertos cutáneos, cicatrices,
cáncer de piel, envejecimiento de la
piel.
INDICACIONES GENERALES
El calor constituye un método coadyundante en
el tratamiento de diversas patologías, estando
indicado en:
Afecciones dolorosas en general, aunque
hay que tener mucha prudencia en estados
inflamatorios agudos, puesto que el calor
estimula los nervios de la piel y sustancias
químicas fundamentales que intervienen en
el bloqueo de las sensaciones dolorosas.
2
En contracturas y dolores músculo-
esqueléticos, puesto que el dolor referido
está relacionado con la isquemia producida
por la vasoconstricción del músculo
contracturado, y está puede disminuir por la
hiperemia secundaria a la aplicación del
calor.
En afecciones que cursen con acortamiento
de los tejidos periarticulares, rigideces
articulares, cicatrices retráctiles, afecciones
articulares por procesos reumáticos o
articulares regenerativos.
5
En procesos inflamatorios subagudos y
crónicos.
En reumatismos crónicos, siempre que no
estén en una fase de brote agudo: artrosis,
miofibrosis, esclerodermia, miofibrositis…
Riesgos y precauciones:
En alteraciones de la sensibilidad térmica y
dolorosa.
Si hay circulación arterial disminuida.
Utilización de la termoterapia en el ámbito deportivo.
e-balonmano.com: Revista Digital Deportiva, nº 2, 3-20. (2006). ISSN 1885 – 7019
34
Nunca aplicar inmediatamente después de
una lesión.
No aplicar sobre los ojos, genitales y en el
abdomen de una mujer embarazada.
Contraindicaciones:
Tejidos con inadecuado riego sanguíneo.
Infecciones e inflamaciones agudas.
Perturbaciones venosas y linfáticas.
Tumores malignos.
Insuficiencia de inervación sensitiva.
Estados febriles.
Hemorragias o zonas en las que exista
tendencia al sangrado ya que el estímulo
térmico produce un aumento del flujo
sanguíneo.
BAÑOS DE CONTRASTE
Una vez conocidos los efectos terapéuticos del
frío y calor, surge otra modalidad terapéutica
que consisten en la alternancia de los agentes
mencionados, sería la terapia de contraste o
baños de contraste, la cual es una técnica
especial de baño, utilizada normalmente en el
tratamiento de las extremidades.
Para su aplicación se requiere el uso de dos
recipientes, uno con agua caliente a
temperatura de 38 a 44ºC y otro con agua fría
entre 10 y 20ºC, en los que se sumergen las
extremidades de forma alternativa.
Su principal indicación radica en la estimulación
de la circulación tanto sanguínea como linfática,
por la vasodilatación y vasoconstricción que se
produce.
La metodología y tiempos de aplicación es
muy diversa según los distintos autores. Una
propuesta sería: comenzar sumergiendo la
extremidad en un baño caliente durante unos 7-
10 minutos y continuando con el baño frío donde
se mantiene la inmersión durante un minuto,
seguida por ciclos de 4 minutos de agua caliente
y un minuto en agua fría hasta completar un
total de aproximadamente 30 minutos. Se
finaliza con una inmersión en agua caliente.
8
Algunos autores, sugieren terminar en agua fría
en el caso de procesos subagudos en los que
existen una inflamación o edema importante. La
mayoría de los autores coinciden en que los
tiempos de aplicación de frío son menores que
los de caliente.
En el caso de una lesión, el cociente
practicado para la duración de agua caliente-
agua fría debe ser 3:1 ó 4:1. La temperatura del
agua caliente de 37-43ºC y la del agua fría de
12-15ºC. La duración del tratamiento oscilaría
entre los 20-30 minutos repetidos dos veces al
día, el cual terminaría en agua fría para producir
la vasoconstricción en el tejido dañado.
10
La utilización de los baños de contraste para la
recuperación después del ejercicio sería:
agua caliente 1-2 minutos, agua fría 10-30
segundos (en una ducha). Agua caliente 3-4
minutos, agua fría 30-60 segundos (en un
baño). Algunos autores afirman que con una
aplicación de agua fría aproximada al minuto, no
es suficiente para disminuir perceptiblemente la
temperatura del músculo.
10
En el ámbito deportivo, también se utiliza la
técnica consistente en sumergir el el miembro
afecto alternativamente en un baño de hielo
semiderretido durante 2 minutos y a
continuación en agua tibia (33-37ºC) durante 30
segundos, se van alternando durante 15
minutos, comenzando y terminando por la
inmersión fría.
7
Para aplicar estos baños es imprescindible que
los vasos periféricos conserven la elasticidad
suficiente para contraerse y dilatarse.
5
Indicaciones:
Fases subagudas de articulaciones
periféricas, ligamentos y músculos, por su
acción antiinflamotoria y de aumento de la
circulación.
En algiodistrofia simpático refleja.
Estados iniciales de procesos vasculares
espasmódicos (enfermedad de Raynaud,
claudicación intermitente).
Hipertonías.
Contraindicaciones:
Microangiopatía secundaria a la diabetes.
Endoarteritis arteriosclerótica (enfermedad
de Buerger).
Hipersensibilidad al frío.
DISCUSIÓN
La utilización de medios termoterápicos se han
utilizados desde tiempos muy remotos, pero aún
no existen consensos en las metodologías de
aplicación. Así podemos encontrar afirmaciones
tales como:
Tanto en la práctica terapéutica tras un
traumatismo como en el ámbito deportivo es
muy utilizado el frío, el calor y la alternancia de
ambos. Para ello se utilizan de manera
indiferente las diversas modalidades de
aplicación, pero existen controversias en cuanto
a los efectos metodología y tiempos de
aplicación
9
.
Tanto el frío como el calor superficiales tienen
efectos terapéuticos, aunque por mecanismos
diferentes ambos pueden romper el ciclo
muscular de dolor-espasmo-dolor y reducir la
inflamación.
2
Apolo, M. D.; López, e.; Caballero, T
e-balonmano.com: Revista Digital Deportiva, nº 2, 3 – 20. (2006). ISSN 1885 – 7019
35
En las modalidades de termoterapia superficial
la mayor parte del calor se disipa en las capas
superficiales de la piel, donde se alcanzarán
temperaturas mayores, con lo que se producirán
respuestas de leves a intensas, dependiendo de
la temperatura local. Para problemas más
profundo sólo se producirá una respuesta de
leve a moderada.
5
La hidroterapia es más eficaz en el periodo
postagudo de los esguinces distensiones y
contusiones. Tiene leves propiedades curativas,
produciendo una relajación general de la tensión
y el espasmo muscular.
6
Si se pretende ganar movilidad articular en
articulaciones con amplitud limitada, la
realización de movilizaciones o estiramientos
debe realizarse de forma inmediata al
calentamiento de los tejidos.
5
Respecto a los baños de contraste son
utilizados cada vez más para la recuperación
postejercicio. Según Calder (1996) con los
baños de contraste se produce una
recuperación después del ejercicio por el
aumento de la circulación periférica, eliminando
los desechos metabólicos y estimulando el SNC.
Se reduce el edema postejercicio y aumenta el
flujo de sangre al músculo fatigado.
10
Además
durante el ejercicio hay una disminución del
parasimpático y un aumento de la actividad del
simpático. La recuperación neurológica del
Sistema Nervioso Parasimpático se puede
aumentar por hidroterapia de contraste, masaje
y flotación, reduciendo la carga de la actividad
simpática. Para tratamientos subagudos y
lesiones articulares, la alternacia caliente-frío,
promueve la vasodilatación-vasoconstricción
provocando así una acción de bombeo que
favorece la reducción de la hinchazón en la
zona lesionada. Desde un punto de vista
subjetivo, los atletas que realizan hidroterapia
de contraste después del entrenamiento o la
competición confirmar tener más ligeros y
menos tensos los músculos.
10
Existen muchas controversias en los tiempos de
aplicación, para conseguir un efecto a nivel más
profundo, así hay autores que afirman que con
la técnica de contraste con la sistemática 4
minutos de agua caliente seguida de 1 minuto
de agua fría, repetida cuatro veces, no se
produce ninguna diferencia significativa en la
temperatura intramuscular 1 cm por debajo de la
piel.
10
Para que se produzcan efectos
fisiológicos a nivel intramuscular la temperatura
debe alcanzar por lo menos 40ºC
10
CONCLUSIÓN
Tanto en la literatura como en nuestra práctica
deportiva y terapéutica hemos podido observar
la utilización del frío y calor con fines curativos
ante una lesión, de preparación al ejercicio o
recuperación post ejercicio. En la literatura
existen controversias y no evidencias científicas
claras sobre los tiempos y metodologías
utilizados, ya que son muchos los factores que
intervienen para determinar las respuestas
fisiológicas cuando hablamos de aplicaciones
superficiales.
Si tenemos en cuenta algunas afirmaciones
fisiológicas como que el flujo sanguíneo en el
músculo estriado esquelético aumenta o
disminuye conforme lo hace la contracción
muscular. En general, cuando se aplican medios
de calentamiento superficial, no se producen
modificaciones en el flujo sanguíneo o éstas son
mínimas. Si el músculo se calienta
directamente, mediante diatermia, la respuesta
vascular es muy similar a la que se produce
durante el ejercicio.
1
Estas afirmaciones ponen
en duda algunas prácticas tales como la
utilización de cremas o geles de calor antes de
la realización del ejercicio.
Aunque faltan evidencias científicas,
subjetivamente sí aparecen sensaciones de
bienestar con la utilización de la termoterapia o
crioterapia. De manera general, se suele utilizar
la crioterapia en periodos agudos y subagudos,
los baños de contraste y la termoterapia en
periodos subagudos y crónicos. Ante cualquier
aplicación habrá que conocer las ventajas y
desventajas de cada técnica y las posibles
complicaciones.
Bibliografía:
1. Martínez Murillo M, Pastor Vega M, Sendra Portero F. (2000) Manual de Medicina Física. Madrid:
Harcourt.
2. Arnheim D. (1995) Fisioterapia y entrenamiento atlético: Causas, respuesta y tratamiento de las
lesiones deportivas. 2ª ed. Madrid: Mosby/Doyma.
3. Arcas P. (2004) Manual de fisioterapia. Modulo I. Generalidades. Sevilla: Ed. Mad.
Utilización de la termoterapia en el ámbito deportivo.
e-balonmano.com: Revista Digital Deportiva, nº 2, 3-20. (2006). ISSN 1885 – 7019
36
4. Aramburu de Vega C, Muñoz Díaz E, Igual Camacho C. (1998) Electroterapia, termoterapia e
hidroterapia. Barcelona: Síntesis.
5. Pérez Fernández M. R. (2005) Principios de hidroterapia y balneoterapia. Madrid: Mcgraw-Hill
Interamericana.
6. Walsh M. (1986) Hydrotherapy: The use of water as a therapeutic agent. In Michlovitz SL. Thermal
agents in rehabilitation. Philadelphia: FA Davis Co.
7. Preutice W. E. (1986) Therapeutics modalities in sport medicine: St Louis: Times Mirror/Mosby Colege
Publishing.
8. Ferri A, Basco JA, Avendaño J. (2002) Termoterapia y masaje como coadjundantes de la cura termal.
Fisioterapia, 24 (monográfico 2) 43-49
9. Apolo MD, Caballero T, López E. (2005) Utilización de la crioterapia en el ámbito deportivo. Revista
digital deportiva e-balonmano.com. 1(1):17-23. Extraído el 9 de marzo 2006 desde http://www.e-
balonmano.com/revista/
10. Darryl J. (2004) Alternating hot and cold water immersion for athlete recovery: a review. Physical
Therapy in Sport 5, 26-34.
11. De Hernández Tápanes S. (2006) Termoterapia. Medicina de Rehabilitación cubana [página principal
en Internet]: Centro nacional de información de ciencias médicas. Extraído el 7 de marzo de 2006.
desde http://www.sld.cu/sitios/rehabilitacion/temas.php?idv=892
12. Medicina de Rehabilitación cubana [página principal en internet]: Centro nacional de información de
ciencias médicas; 2006. Termoterapia modalidades. Extraído el 7 de marzo de 2006 desde
http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion/termoterapia_modalidades.pdf
13. Llano Real. (2006) Termoterapia. Extraído el 7 de marzo de 2006 desde
http://www.llanoreal.cl/htm/termoterapia.htm
14. Kimberly A, et al. (2005) Changes in lower-eg blood flow during warm-, cold-, and contrast-Water
therapy. Arch Phys Med Rehabil 86:1404-10.
¿Quieres adquirir material deportivo para
practicar balonmano?
Ahora puedes hacerlo a los mejores precios en la Tienda
On-line de e-balonmano.com
http://www.e-balonmano.com/tienda/
Inserta aquí tu publicidad
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Article
Full-text available
Objectives. The aim of this review was to investigate whether alternating hot – cold water treatment is a legitimate training tool for enhancing athlete recovery. A number of mechanisms are discussed to justify its merits and future research directions are reported. Alternating hot– cold water treatment has been used in the clinical setting to assist in acute sporting injuries and rehabilitation purposes. However, there is overwhelming anecdotal evidence for it's inclusion as a method for post exercise recovery. Many coaches, athletes and trainers are using alternating hot – cold water treatment as a means for post exercise recovery. Design. A literature search was performed using SportDiscus, Medline and Web of Science using the key words recovery, muscle fatigue, cryotherapy, thermotherapy, hydrotherapy, contrast water immersion and training. Results. The physiologic effects of hot – cold water contrast baths for injury treatment have been well documented, but its physiological rationale for enhancing recovery is less known. Most experimental evidence suggests that hot– cold water immersion helps to reduce injury in the acute stages of injury, through vasodilation and vasoconstriction thereby stimulating blood flow thus reducing swelling. This shunting action of the blood caused by vasodilation and vasoconstriction may be one of the mechanisms to removing metabolites, repairing the exercised muscle and slowing the metabolic process down. Conclusion. To date there are very few studies that have focussed on the effectiveness of hot– cold water immersion for post exercise treatment. More research is needed before conclusions can be drawn on whether alternating hot– cold water immersion improves recuperation and influences the physiological changes that characterises post exercise recovery.
Article
Full-text available
To examine arterial blood flow in the lower leg during warm-, cold-, and contrast-water therapy. A crossover trial with repeated measurements on the dependent variable. Hydrotherapy area of a climate-controlled sports medicine clinic. A volunteer sample of 24 healthy men. Four randomly assigned treatments were performed on each subject on consecutive days. Arterial blood flow (mL per 100mL/min) from baseline measurements were recorded in a 3-minute to 1-minute on-off ratio for 20 minutes by using strain gauge plethysmography. Contrast therapy produced fluctuations in blood flow throughout the 20-minute treatment. Warm-water therapy (40 degrees C) resulted in significant (P < .001) changes in blood flow compared with the control and contrast conditions. Cold-water therapy (13 degrees C) did not produce significantly decreased blood flow as compared with the control condition. We suggest that further studies involving contrast therapy to the lower leg in injured populations be carried out to determine whether our initial findings are clinically relevant.
Article
This article made reference about two deferents therapeutic modalities: the termotherapy and the massage. Both with the hidrotherapy have a important place in to the termal treatment. Is not our intention to write a intense study about this therapeutics modalities, specially massage, because was the stem in other monographic review. We want to do a specific description in this kind of work.
Article
RESUMEN La utilización del frío con fines terapéuticos, lo que se denomina crioterapia, se ha utilizado desde tiempos remotos. En la bibliografía se pueden encontrar estudios en los que se analizan los efectos que produce la aplicación del frío, calor o combinación de ambos (terapia de contraste), sobre funciones biológicas, el dolor, el edema, la inflamación, el flujo sanguíneo. Con este estudio prentendemos describir la utilización del frío. Nos centraremos en la aplicación superficial y su utilidad en las lesiones deportivas. Realizaremos una descripción de los efectos, formas de aplicación, indicaciones, contraindicaciones y aportes de la literatura científica sobre la crioterapia. La metodología utilizada es la revisión bibliográfica de monografías y de bases de datos científicas como Medline, Isi Web of Science, Cochrane Database of Systematic Reviews, Science Direct, haciendo hincapié en la evidencia científica. Conclusiones: La crioterapia en el ámbito deportivo es muy utilizada con diversas finalidades y con resultados cualitativos positivos. Existen efectos en la disminución del dolor, metabolismo, edema, inflamación, espasmo muscular y facilita el proceso de recuperación tras una lesión, permitiendo una pronta vuelta a la actividad deportiva. Existen controversias en los diferentes métodos, técnicas, y frecuencias de aplicación. Para tener una evidencia científica sobre la eficacia de la crioterapia se precisarían realizar más ensayos clínicos radomizados.
Principios de hidroterapia y balneoterapia
  • Pérez Fernández
Pérez Fernández M. R. (2005) Principios de hidroterapia y balneoterapia. Madrid: Mcgraw-Hill Interamericana.
Hydrotherapy: The use of water as a therapeutic agent
  • M Walsh
Walsh M. (1986) Hydrotherapy: The use of water as a therapeutic agent. In Michlovitz SL. Thermal agents in rehabilitation. Philadelphia: FA Davis Co.
Therapeutics modalities in sport medicine
  • W E Preutice
Preutice W. E. (1986) Therapeutics modalities in sport medicine: St Louis: Times Mirror/Mosby Colege Publishing.