ArticlePDF Available

Memoria e Historia de la Guerra y el Franquismo en la Axarquía

Authors:
BOLETÍN DE LA SOCIEDAD DE AMIGOS DE LA CULTURA DE VÉLEZ-MÁLAGA • 2008/ 7
9
En el conjunto de la provincia de Málaga quizá poda-
mos considerar a la comarca de la Axarquía un espa-
cio privilegiado en cuanto a los estudios historiográfi-
cos que tienen cierta apoyatura en la Memoria. Ello
contando con la excepción del pueblo de Mijas, objeto
de estudio de quien se considera introductor de la
Historia Oral en España, Ronald Fraser.
A través de Historias de Vida, recopiladas
desde 1957, Fraser ha escrito la Historia Contem-
poránea de una comunidad rural a partir de la memo-
ria de sus habitantes1. Mediante la misma metodología
conocemos la vida en Mijas durante la posguerra a tra-
vés de la voz de quien fue su último alcalde durante la
República, Manuel Cortés2. Su testimonio de incalcula-
ble valor historiográfico permite un acercamiento a la
vida cotidiana de un pueblo desde la mirada de los ven-
cidos. De su memoria recobramos la percepción de las
relaciones de poder imperantes sobre unos grupos
sociales dominados por el miedo y por la experiencia
de la represión.
Para la zona de la Axarquía –que de momento
no cuenta con ningún estudio monográfico sobre la
guerra civil– son precisamente los años del primer
franquismo los más atendidos por una historiografía
que ha utilizado, en la misma línea de Fraser para
Mijas, la metodología de la Historia Oral.
La voz de la gente de las comarcas orientales
de la provincia de Málaga ha sido oída y transmitida
por los historiadores que, como José María Azuaga
Rico y José Aurelio Romero Navas, se han ocupado de
la resistencia antifranquista en la guerrilla. Quizá sea
este tema el más atendido en función, claro está, de la
importancia que tuvo el fenómeno de la zona3.
Las investigaciones de Azuaga, plasmadas en
varias publicaciones y en su Tesis Doctoral, codirigida
por la profesora Alicia Alted y el profesor Cristóbal
García Montoro, utilizan con profusión junto a fuentes
escritas, manejadas críticamente como son las Causas
Judiciales, las fuentes orales convertidas por este
investigador en un recurso imprescindible a la hora de
valorar el fenómeno de los huidos y resistentes. El
recuerdo de estos hombres, ocultos en las sierras, a
veces durante varios años, está firmemente anclado
en el imaginario del mundo rural.
El autor ha accedido a la vida cotidiana de un
tiempo oscuro, dominado en todos los pueblos por el
miedo a la represión. Un mundo al que no siempre se
llega mediante la lectura de las fuentes oficiales, pero
que se abre a los investigadores a través de las pala-
bras. A este respecto es importante la memoria de las
mujeres, objeto de unas modalidades represivas que
no siempre quedan recogidas en las fuentes escritas.
Nos interesan, sobre todo las experiencias que las
mujeres emparentadas con huidos y guerrilleros,
sometidas a la constante presión de la Guardia Civil,
callaron durante décadas y hoy nos las trasmiten con-
virtiéndolas en objetos de atención historiográfico. Son
aspectos, los anteriores que giran en torno al eje
temático del fenómeno guerrillero y en definitiva a la
persistencia de la violencia tras el final de la guerra.
Una violencia analizada tanto desde la ejercida por los
vencedores como la que los resistentes a la derrota
ejercieron contra sus perseguidores, una violencia que
termina asediando a la población civil, atrapada entre
MEMORIA E HISTORIA DE LA GUERRA Y EL FRANQUISMO EN
LA AXARQUÍA
Encarnación Barranquero Texeira y Lucia Prieto Borrego
Universidad de Málaga
1. Vid. FRASER, Ronald:
Mijas. República, guerra, franquismo en un pueblo andaluz,
Barcelona, 1985.
2. Vid. FRASER, Ronald:
Escondido. La vida de Manuel Cortés,
México, 1973.
3. Vid. AZUAGA RICO, José María:
La guerrilla antifranquista en Nerja,
Nerja, 1996; HEINE, Helmut y AZUAGA RICO, José María:
La oposición al franquismo en
Andalucía,
Madrid, 2005; AZUAGA RICO, José María: “Huidos y Guerrilleros republicanos en la Axarquía durante la guerra civil”, en PRIETO BORREGO, Lucía (coord.):
Guerra y Franquismo en la provincia de Málaga. Nuevas Líneas de Investigación,
Málaga, 2005, 57-80. Presente en otros trabajos de investigación como la tesis de
Francisco Ruiz Esteban, defendida en la Universidad de Granada en el año 2005 y dirigida por Rafael Gil Bracero,
La partida guerrillera de Yatero y el movimiento gue-
rrillero antifranquista en la provincia de Granada.
Archivo Municipal de Vélez-Málaga
BOLETÍN DE LA SOCIEDAD DE AMIGOS DE LA CULTURA DE VÉLEZ-MÁLAGA • 2008/ 7
10
las actuaciones de guardias civiles, falangistas y la
resistencia de los guerrilleros.
Los trabajos de Azuaga, como otros tantos de
Historia Local, revelan aspectos sólo aprehensibles en
marcos de estudio reducidos y con metodologías que
trascienden las fuentes más convencionales. Lo ante-
rior permite el establecimiento de interrogantes y
reflexiones que pueden llegar a matizar conclusiones e
interpretaciones en cuya formulación pueden hallarse
determinadas excepcionalidades. Es el caso del párro-
co de Torrox, don Bartolomé Payeras Linás4. Su ayuda
a los maquis, su apoyo a los vencidos y su enfrenta-
miento con el poder político, singularizan el compor-
tamiento de un sacerdote en un momento histórico
definido por el apoyo de la Iglesia al régimen franquista.
La guerrilla antifranquista es igualmente el
eje temático sobre el que giran los trabajos de José
Aurelio Romero Navas. Sus investigaciones se apoyan
en un profundo conocimiento de fuentes judiciales y
los fondos de los archivos de la Guardia Civil. Sin
embargo, uno de sus primeros trabajos, basado exclu-
sivamente en entrevistas, lleva el significativo título
Recuperando la Memoria
5. Es en efecto una evocación
pionera a la hora de definir la serie de estudios que
posteriormente se realizaran con la metodología de la
Historia Oral. Romero Navas aporta en esta publica-
ción más de veinte entrevistas. Es una historia viva de
los pueblos de la Axarquía a través de las vidas de víc-
timas y verdugos; de maquis y guardias civiles; de
hombres y mujeres de los pueblos que más largamen-
te padecieron la prolongación de la guerra.
Desde otras fuentes, las judiciales, aborda
también Romero Navas, las biografías de dos conoci-
dos guerrilleros: Ramón Vía y Alfredo Cabello Gómez-
Acebo6. Sigue siendo una aportación al estudio de la
vida de quienes no se resignaron a la derrota, de sus
oponentes y de sus apoyos. En tanto en cuanto que
cada uno de los procesos contiene decenas de relatos
de los testigos llamados a declarar en los procesos, su
base también es la oralidad. Testimonios en definitiva,
desde los que –con la pertinente cautela– se traza un
nítido perfil de unas vidas pueden ejemplificar lo que
fue la resistencia. No han faltado quienes, sin ser his-
toriadores, atraídos por la riqueza de acontecimientos
durante la posguerra en la comarca hayan intentando
aportar sus datos y sus recopilaciones al conocimien-
to de un tema tan complejo, como Juan Fernández
Olmo a este mismo tema7.
La reciente investigación basada en los testi-
monios de personas que vivieron la experiencia de la
huida de Málaga hacia Almería en febrero de 1937 ha
convertido en discurso histórico la memoria de aquel
trágico éxodo8 en el que la zona de la Axarquía es un
referente, en tanto que lugar de paso, pero también
punto de partida para muchos y de retorno para otros,
aquellos que alcanzados por las tropas italianas son
devueltos a Málaga desde los puntos del camino ya en
manos de los vencedores.
Del casi centenar de testimonios recogidos
para la citada investigación un alto porcentaje parte
proceden de los pueblos de Vélez-Málaga, Torrox,
Nerja, El Rincón de la Victoria, Caleta de Vélez o
Mezquitilla. Son las voces de la carretera que evocan
una geografía y un paisaje desolado por la guerra, un
espacio reconocible en el recuerdo de la caña, que fue
el maná de los malagueños, en la vegetación y en los
caseríos; en la proximidad del mar, convertido aque-
llos días en asesino. Las voces hasta ahora negadas de
la familia Lara de Vélez-Málaga, de Juan Lahoz, presi-
dente del Comité de Enlace de Torrox recobran para la
historia uno de los episodios menos conocidos –fuera
del ámbito malagueño– de la guerra civil española.
Fueron muchas las familias de la Axarquía las
que tras alcanzar la zona republicana, peregrinaron
por los centros de refugiados y las localidades del
Levante español, antes de llegar al exilio, para muchos
4. Vid. AZUAGA RICO, José María y ROMERO NAVAS, José Aurelio: “La guerrilla malagueño-granadina de posguerra: estado de nuestra investigación”, en GONZÁLEZ
VICENTE, Carmen [et. al.]:
El movimiento guerrillero de los años 40,
Madrid, 1990.
5. Vid. ROMERO NAVAS, José Aurelio:
Recuperando la Memoria,
Málaga, 1997.
6. Vid. ROMERO NAVAS, José Aurelio:
La guerrilla en 1945. Proceso a dos jefes guerrilleros: Ramón Vías y Alfredo Cabello Gómez-Acebo,
Málaga, 1999.
7. Vid. FERNÁNDEZ OLMO, Juan:
Episodios del Maquis en la Axarquía,
Vélez-Málaga, 1999.
8. Vid. PRIETO BORREGO, Lucía y BARRANQUERO TEXEIRA, Encarnación:
Población y Guerra Civil en Málaga: Caída, éxodo y refugio,
Málaga, 2007.
Archivo Temboury, 4817A, 4817B y 4818
BOLETÍN DE LA SOCIEDAD DE AMIGOS DE LA CULTURA DE VÉLEZ-MÁLAGA • 2008/ 7
11
definitivo. En la documentación que se conserva sobre
los refugiados en la zona republicana9encontramos
datos sobre la ubicación en pueblos de Castilla, y sobre
todo, en las zonas más seguras de Levante y Cataluña.
Grupos que permanecían juntos durante el recorrido,
como el que partió de La Zorrilla-Triana, en las cerca-
nías de Vélez-Málaga, en el que se integraba la niña
Francisca Alcántara, llegó a Barcelona, después de
perder algún vecino en el bombardeo de Almería y otro
de asma, que no superó el largo periplo, que vivieron
hasta llegar a Barcelona10.
Durante los meses de febrero, marzo y abril, el
porcentaje de personas procedentes de la provincia de
Málaga sobrepasaba la mitad de la población refugia-
da en aquellos destinos. En algunos pueblos de
Castellón tenemos constancia de mayoría de gente de
la comarca de la Axarquía. En un pueblo de Castellón,
llamado Grao, costero y de pescadores la mayoría de
los refugiados allí alojados venían del Rincón de la
Victoria, Torre del Mar y Torrox; mientras en Vistavella
se alojaban familias de Vélez-Málaga, Alhama de
Granada y Canillas de Aceituno, conservándose lazos
de amistad entre estos grupos donde se dieron casos
de matrimonio, que reforzaron los lazos de parentes-
co. Destacable es que los procedentes de la comarca
de la Axarquía constituyen el grupo más numeroso
después del de la capital y superando otras comarcas
como las de Antequera, Ronda o Marbella11.
Como tantas otras, estas familias, al terminar
la guerra volvieron a sus pueblos o cruzaron la fronte-
ra francesa. A lo largo de las investigaciones empren-
didas por Sandra Checa, sobre la presencia de republi-
canos en los campos de concentración nazi12 la autora
ha seguido el itinerario de decenas de malagueños
desde los improvisados centros de reclusión de la
frontera francesa hasta la inclusión de los refugiados
en las Compañías de Trabajadores Extranjeros o la
acogida en campos de refugiados.
Esta autora ha recopilado, también los nom-
bres de aquellos que, menos afortunados, terminaron
sus días a orillas del Danubio, en el campo de extermi-
nio nazi de Mauthausen, a donde fueron a parar miles-
de personas entre las que está presente un grupo de
dieciocho personas de pueblos de la Axarquía13.
Nuestros trabajos sobre las distintas modali-
dades represivas padecidas por las mujeres en el pri-
mer franquismo, se han venido apoyando en fuentes
archivísticas y orales. Estas son en parte el fundamen-
to de uno de sus últimos trabajos en los que ofrece
varios testimonios de mujeres recogidos en la
Axarquía. A través de ellos se evoca la experiencia de
las mujeres como presas y como esposas de presos,
como objetos de unas formas específicas de violencia
política cuya intención ejemplarizante ha quedado fir-
memente grabada en el recuerdo de quienes ahora lo
cuentan14. Ya desde las primeras investigaciones sobre
la represión franquista observábamos con los datos a
nuestra disposición, que ésta fue particularmente dura
en la comarca oriental.
Desechamos el prejuicio según el cual en
otros lugares de predominio de latifundio, en los que
como en Antequera, la conflictividad había sido muy
alta durante la República, la represión tendría que
haber sido mayor. Al estudiar los ficheros de la prisión
provincial de Málaga, veíamos que la procedencia de
los pueblos orientales era muy alta15. Matilde Eiroa,
especifica entre los fusilados de los primeros años de
la posguerra la procedencia, que coincide frecuente-
mente en pueblos como Viñuela, Vélez-Málaga,
Sedella, Benamargosa, Benamocarra, Almáchar o
Frigiliana16. La presencia de militantes comunistas por
pueblos, masones, integrantes de comités o de patru-
llas, pueden seguirse a través del libro de Antonio
Nadal
Guerra civil en Málaga
17 .
Por otra parte el estudio nuestro sobre la pos-
guerra y las estrategias que tuvieron que desarrollar
las mujeres para sobrevivir tiene recurrentes referen-
cias a la Axarquía. Aquella tierra rica se convierte en
miserable a causa de una política económica y una
actitud hacia la población que hace del racionamiento
una forma más de la represión. Las mujeres que
entonces tomaban el tren de Vélez, si no es que hacían
9. Está en las correspondientes al Archivo Histórico Nacional - Sección Guerra Civil: Archivo General de la Guerra Civil Española de Salamanca (AHN: AGGCES):
Político Social (PS) Castellón; PS Alicante; PS Barcelona y en algunas memorias conservadas en el Archivo de la Fundación Pablo Iglesias.
10. Testimonio personal de Francisca Alcántara Barranquero, La Zorrilla-Triana, Vélez Málaga, 1928.
11. PRIETO BORREGO, Lucía y BARRANQUERO TEXEIRA, Encarnación:
Población
... op. cit. 253-254.
12. Vid. CHECA, Sandra.: “El convoy de refugiados españoles Angulema-Mauthausen: la primera deportación de civiles desde territorio francés hacia un campo de
exterminio nazi”, en PRIETO BORREGO, Lucía (coord.):
Guerra y Franquismo…,
op. cit.,126-127.
13. Adolfo España López (Almáchar); Antonio Ariza Hurtado e Isidro Fernández Campos (Arenas); Antonio Gómez Jiménez, Juan Gutiérrez Perea y Antonio Hijano
Clavero (Benamargosa); Antonio Cerezo Cutilla y Antonio Donez Gimeno (Nerja); Lucas Carnero Escaño, José Díaz Claros, Manuel Montañez Anaya y Bernardo Ruiz
Rodríguez (Rincón de la Victoria); Antonio Rico Rodríguez y José Rodríguez Camacho (Torrox), Francisco Montañez Castillo y José Santiago Romero (Totalán); Antonio
Gálvez Gálvez, Juan García Fernández, Juan García Quintana, Francisco Jiménez Salido, José Martín Ortiz, Juan Pérez Díaz, Antonio Pérez Galindo (Vélez-Málaga);
Antonio Domínguez Guerrero (Caleta de Vélez); Antonio Ramos Gálvez (Chilches, Vélez-Málaga); Manuel Guerrero Parra, Rafael López Palacios y Antonio Orellana Alés
(Torre del Mar), en BERMEJO, Benito y CHECA, Sandra:
Libro Memorial. Españoles Deportados a los Campos nazis (1940-1945),
Madrid, 2006, 99-108.
14. BARRANQUERO TEXEIRA, Encarnación: “Mujeres malagueñas en la represión franquista a través de fuentes escritas y orales”,
Historia Actual On-line,
12, 2007,
85-94.
15. De las fichas analizadas de la prisión de mujeres en varios años podemos valorar, de forma comparativa, las comarcas de procedencia. Desde Vélez, procedían al
menos 91 mujeres; 4 de Algarrobo, 5 de Archez; 2 de Arenas; 13 de Benamargosa, 1 de Canillas de Aceituno; 26 de Periana, por poner algunos ejemplos, BARRAN-
QUERO TEXEIRA, Encarnación; EIROA SAN FRANCISCO, Matilde y NAVARRO JIMÉNEZ, Paloma:
Mujer, cárcel, franquismo. La Prisión Provincial de Málaga, 1937-
1945,
Málaga, 1994, 45. En BARRANQUERO TEXEIRA, Encarnación:
Málaga entre la guerra y la posguerra. El franquismo,
Málaga, 1994, 232 y ss. hay cifras de muje-
res y hombres que corroboran la dureza de la represión.
16. EIROA SAN FRANCISCO, Matilde:
Viva Franco. Hambre, racionamiento, falangismo,
Málaga, 1939-1942, Málaga, 1995, 276-287.
17. Vid. NADAL SÁNCHEZ, Antonio:
Guerra Civil en Málaga,
Málaga, 1984.
BOLETÍN DE LA SOCIEDAD DE AMIGOS DE LA CULTURA DE VÉLEZ-MÁLAGA • 2008/ 7
12
el recorrido andando, intentaban hacerse con pata-
tas,embutidos, trigo y fruta, en escasas proporciones
para “estraperlear” en la capital18.
Desde un ámbito no exclusivamente historio-
gráfico no deben soslayarse la mención a la obra del
memorialista y poeta, Javier Núñez quien a través de
su trilogía
La Caja de los Hilos
se ha convertido en por-
tavoz de la historia de sus vecinos, las costumbres, el
mundo del trabajo, la clandestinidad y la política, los
dramas de la represión, la emigración, el analfabetis-
mo, con nombres propios y con los recuerdos, los
archivos particulares, simbólicamente
las cajas de los
hilos
de cada hogar. Tiene la dimensión humana de la
memoria rescatada en reuniones de amigos entraña-
bles, que Javier Núñez asemejaba a las posibilidades
de “un racimo de cerezas”:
“[...] Yo tiro de un recuerdo y con toda seguridad que
viene que viene pegado al mío otro tuyo, tú tiras de
otro y enganchado a él, viene uno mío [...]”
A través de su recorrido vital y el de su entor-
no, conocemos la evolución política, social y cotidiana
de los pueblos andaluces como Torrox19. Tanto en su
trilogía, como en
Torrox. Cincuenta y dos imá-
genes para el recuerdo,
distingue “piedras” y
“gente”, magníficos paisajes y entrañables
instantáneas que revelan instantes de las his-
torias de vida que se comentan, de forma
magistral, constituyendo una magnífica apor-
tación a la historia social, constituyen un
modelo metodológico a seguir.
A falta de investigaciones monográfi-
cas, al modo de las realizadas en otras
comarcas de la provincia de Málaga, las refe-
rencias anteriores son valorables en su apor-
tación al conocimiento de la Guerra Civil y el
primer franquismo que esperamos contem-
plar en proyectos futuros.
Efectivamente, las fuentes documen-
tales ofrecen posibilidades de estudio. Los
archivos de carácter militar, los que fueron
generados a partir de las diferentes institu-
ciones así como los particulares y testimonia-
les son susceptibles de ser utilizados. El
Servicio Histórico Militar (SHM) contiene
datos sobre las estrategias de ocupación de la
provincia de Málaga bastante completas20. La
denominada “Causa General”, que es parte
del Archivo Histórico Nacional (Madrid) es
otro conjunto documental válido para estudiar
la represión21, que con los fondos del Archivo General
de la Administración (Alcalá de Henares) y los corres-
pondientes al Archivo Histórico Provincial, que custo-
dia la rica documentación del Gobierno Civil, son muy
prometedores, así como los de la justicia Militar.
El notable interés que estos temas están
adquiriendo en los últimos años queda patente en
homenajes, conferencias y actos que rememoran
acontecimientos de la Guerra Civil. En Torre del Mar se
ha construido un espacio original, concebido por
Rogelio López Cuenca, donde se conmemora periódi-
camente el paso de los que huían hacia Almería; en el
cementerio de Vélez-Málaga se han celebrado actos en
recuerdo de quienes están enterrados en la fosa de
dicho cementerio; algunas emisoras de radio local han
organizado programas monográficos y en Sayalonga
se ha celebrado recientemente una serie de conferen-
cias sobre la resistencia guerrillera.
La comarca no ha estado ausente pues, ni en
las investigaciones, ni en las memorias publicadas ni
en la literatura. La Guerra y, de forma particular, los
momentos dramáticos de la ocupación franquista
–más correctamente fascista por la participación ita-
18. Vid. BARRANQUERO TEXEIRA, Encarnación y PRIETO BORREGO, Lucía:
Así sobrevivimos al hambre. Estrategias de supervivencia en la posguerra española,
Málaga, 2003.
19. La trilogía incluye:
I Casi sesenta años después, II A vueltas con la Memoria y Torrox: susurros, silencios,
publicadas entre 1998 y 2001.
20. Servicio Histórico Militar (SHM), Archivo Guerra de Liberación, Madrid: “Operaciones del Ejército del Sur” en el Armario (A) 37, Legajo (L) 363, Carpeta (C) 32; bien
la “Información sobre Málaga y sus pueblos”, en A 18, L 17, C30; o el “Proyecto de ocupación de diversos lugares base de operaciones a emprender para la toma de
Málaga”, A7, L 363, C13, D. 3, etc...
21. AHN, Causa General, Caja 1058. Los folios 2207-2238 guardan las declaraciones de los pueblos de la Axarquía, numerosas para Vélez-Málaga, Almáchar,
Benamargosa y Viñuela.
Archivo Temboury, 3389B, 3390, 3391 y 3395
BOLETÍN DE LA SOCIEDAD DE AMIGOS DE LA CULTURA DE VÉLEZ-MÁLAGA • 2008/ 7
13
liana—, fue plasmada por los poetas, los novelistas y
los testimonios.
Tina Modotti era una militante comunista que
llegó a España como brigadista voluntaria. Trabajó con
el Socorro Rojo Internacional aunque es más conocida
como fotógrafa y actriz en Hollywood. Estaba en
Almería trabajando como enfermera cuando llegó la
avalancha que huía desde Málaga. Se le atribuye un
artículo publicado en el periódico “Ayuda” en el que
recuerda la situación desesperada de la población que
llegaba a Almería:
“[...] La mayoría eran huérfanos ya... pero de todos
esos niños ninguno tan adorable como aquel grupito
que tenía como cabeza de familia a una encantadora
chiquilla de once años, Valeria García Vara, de Vélez
Málaga. La metralla los había dejado huérfanos en
medio del camino. Se hizo cargo de sus tres herma-
nos menores incluso el niño de pecho que guardaba
en sus frágiles brazos hasta que el socorro Rojo fue a
recogerla en la cuneta en la que, probablemente se
tumbó para morir22
Por su parte, algunos de sus protagonistas
escribieron sus memorias, igualmente recordando
lugares y nombres que les impresionaron por su dra-
matismo. Así, por ejemplo, la brigadista soviética
Elizabetha Parshina, traductora del consejero Kiselev
que ha publicado sus memorias casi setenta años des-
pués recuerda nítidamente el paso por la costa de la
Axarquía, evoca el improvisado barracón que acogió al
Estado Mayor y la situación en el camino:
“[...] A pocos kilómetros alcanzamos las tropas en
retirada. A Vélez había una hora de camino y se supo-
nía que allí el enemigo intentaría aislar Málaga de la
zona republicana. El Estado Mayor se ubicaba en un
barracón de piedra, a orillas del mar. La oscura sala
con suelo de piedra y techos bajos, estaba atestada de
gente. Estaban las autoridades civiles y los represen-
tantes de diversos partidos y Villalba cabizbajo.
Durante la noche el Estado Mayor no había podido
restablecer el contacto con las tropas y había perdido
el control de las mismas. La carretera está atascada
de gente y pronto empiezan los bombardeos desde
los acorazados fondeados cerca de la playa. La carre-
tera está expuesta al mar en toda su extensión hasta
Motril... Los obuses estallaban en las rocas y empezó
a caer una lluvia de pedruscos. La gente corría llevan-
do los niños en brazos y abandonando las últimas
pertenencias... se oían los gemidos de los heridos y
los viejos, con lágrimas en los ojos suplicaban que los
abandonaran allí e intentasen salvar a los niños [...]23
Adolfo Sánchez Vázquez dejó constancia en
varias ocasiones de su experiencia al paso por Vélez-
Málaga, Nerja y Motril24. Precisamente en esta última
localidad sitúa el asesinato del poeta comunista José
María Tavera, que había luchado al lado de los tipógra-
fos de la Compañía Lina Odena en los altos que sepa-
ran las provincias de Granada y Málaga.
“La barrera de
fuego”
de que hablaba Emilio Prados25. y Bertold
Brecht situó la trama de su obra
Los fusiles de la
madre Carrar
en un pueblo de la costa oriental de
Málaga, donde una familia de pescadores, observa
cómo los vecinos oyen a las nueve al perro (alusión a
las charlas de Queipo de Llano), hablan de la ocupa-
ción próxima de las tropas franquistas, así como la
situación que se vivía en Motril26. También César
Vallejo reservó el mismo motivo para algunos poe-
mas27:
“[Málaga, caminando tras de tus pies, en éxodo
Bajo el mal, bajo la cobardía, bajo la historia cóncava, indeci-
ble.
Con la yema de tu mano: tierra orgánica!
¡Y clara en la punta del cabello: todo el caos!
Málaga huyendo
De padre a padre, familiar, de tu hijo a tu hijo,
A lo largo del mar que huye del mar
A través del metal que huye del plomo,
Al ras del suelo que huye de la tierra
Y a las órdenes ¡Ay!
De la profundidad que te quería.
¡Málaga a golpes, a fatídico coágulo, a bandidos, a cielazos,
Andando sobre duro vino, en multitud,
Sobre la espuma lila, de uno en uno
Sobre el huracán estático y más lila]”
El final de la guerra alumbró una nueva y larga
etapa. Durante al menos dos décadas apenas hubo
transformación económica ni urbanística. Los núcleos
guerrilleros permanecieron activos hasta principios de
los años cincuenta y la situación era tan grave que en
varias ocasiones, se declaró el estado de guerra en
algunos núcleos. La represión fue brutal y el acoso a la
población sospechosa, continuo. La emigración fue
una salida junto al mercado negro, ya fuera de tabaco,
ya el que practicaban con alimentos las mujeres.
La comarca de la Axarquía es diversa y se evidencian
peculiaridades y aún se esconden numerosos
recuerdos.
22. El artículo es del número de marzo, anónimo, pero atribuido a Tina Modotti, que como Norman Bethune y Matilde Landa fueron enviados a Almería para asistir a
los huidos de Málaga, en BARCKHAUSEN-CALE, Christiane:
Tina Modotti,
Tafalla, 1998, 144.
23. PARSHINA, Elizabetha:
La brigadista,
Madrid, 2002, 59-68.
24. Ha escrito recientemente “De la Guerra en Málaga. Recuerdos y reflexiones”. Manuscrito en Méjico DF, 2003. También “Málaga, ciudad sacrificada”,
Hora de
España,
Valencia, marzo 1937, 45-48.
25. Vid artículo de YUSTE HIJANO, Javier y BARRANQUERO TEXEIRA, Encarnación en esta misma publicación.
26. BRECHT, Bertold: “Los fusiles de la madre Carrar”, en
Teatro completo,
Buenos Aires, 1981,117-145
27. VALLEJO, César:
Obras completas,
vol. 8, Barcelona, 1977, 112-113.
BOLETÍN DE LA SOCIEDAD DE AMIGOS DE LA CULTURA DE VÉLEZ-MÁLAGA • 2008/ 7
14
Archivo Municipal de Vélez-Málaga
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Article
Full-text available
Este trabajo analiza el alcance de la represión en las mujeres. Guerra y después miseria son el marco de una política que afectó de lleno a las mujeres, para las que hubo castigos específicos y condenas de las que no se privaron pese a presentarse el régimen como paternalista y protector de la familia. Archivos y recuerdos de mujeres que vivieron aquellos años nos aportan luz sobre aspectos desconocidos.__________________ABSTRACT:This work analyzes the scope of the repression in the women. War and later misery they are the frame of a politics that affected squarely the women, for that there were specific punishments and penalties of those who were not deprived in spite of appearing the regime like protector of the family. Files and women's recollections that lived those years us contribute light on unknown aspects.
El convoy de refugiados españoles Angulema-Mauthausen: la primera deportación de civiles desde territorio francés hacia un campo de exterminio nazi
  • Vid
  • Sandra Checa
  • Prieto En
  • Lucía Borrego
Vid. CHECA, Sandra.: "El convoy de refugiados españoles Angulema-Mauthausen: la primera deportación de civiles desde territorio francés hacia un campo de exterminio nazi", en PRIETO BORREGO, Lucía (coord.): Guerra y Franquismo…, op. cit.,126-127.
El artículo es del número de marzo, anónimo, pero atribuido a Tina Modotti, que como Norman Bethune y Matilde Landa fueron enviados a Almería para asistir a los huidos de Málaga
El artículo es del número de marzo, anónimo, pero atribuido a Tina Modotti, que como Norman Bethune y Matilde Landa fueron enviados a Almería para asistir a los huidos de Málaga, en BARCKHAUSEN-CALE, Christiane: Tina Modotti, Tafalla, 1998, 144.
De la Guerra en Málaga. Recuerdos y reflexiones". Manuscrito en Méjico DF, 2003. También "Málaga, ciudad sacrificada
  • Recientemente Ha Escrito
Ha escrito recientemente "De la Guerra en Málaga. Recuerdos y reflexiones". Manuscrito en Méjico DF, 2003. También "Málaga, ciudad sacrificada", Hora de España, Valencia, marzo 1937, 45-48.
  • César Vallejo
VALLEJO, César: Obras completas, vol. 8, Barcelona, 1977, 112-113.