ArticlePDF Available

Los monos saraguatos y araña del Estado de Tabasco : un recurso vulnerable

Authors:
  • Conservación de la Biodiversidad del Usumacinta A.C.

Abstract and Figures

Esta nota de divulgación aborda el tema de conocimiento de primates en Tabasco. Denota la importancia de estas especies para las selvas tropicales y para el ser humano desde el punto de vista del ecoturismo. Aborda temas de estudios realizados, antecedentes sobre ecología y comportamiento de primates y las futuras direcciones de la primatologia en Tabasco.
Content may be subject to copyright.
17
Cuadernos de Biodiversidad
hábitat único ocupado por insectos, anfibios, repti-
les, aves y mamíferos.
México es uno de los países del mundo más ricos
en recursos biológicos. Mientras que por su exten-
sión territorial ocupa el decimocuarto lugar en el
mundo, en biodiversidad alcanza en cambio el ter-
cer lugar. Esta riqueza de especies florísticas y fau-
nísticas es resultado de la variada historia
biogeográfica y accidentada topografía. Asimismo,
también es consecuencia de que abarca la porción
sur de la zona Neártica en el norte, y el inicio del
trópico en el sur. Hasta el momento, se ha docu-
mentado en México la existencia de 30.000 especies
de plantas. Con respecto a la fauna se ha documen-
tado que México tiene 449 especies de mamíferos,
de los cuales 142 son endémicos. Contiene además
un numero superior a 1.000 especies de aves que
habitan el territorio nacional y se ha informado de
685 especies de reptiles, 267 especies de anfibios y
de mas de 2.000 especies de peces. En el caso de los
LOS MONOS SARA-
GUATOS Y ARAÑA DEL
ESTADO DE TABASCO:
UN RECURSO VULNERABLE
Juan Carlos Serio-Silva1, Gilberto Pozo-Montuy1, Hilda
María Díaz-López2y Nahum Nolasco-Caba2
1 DEPARTAMENTO DE BIODIVERSIDAD Y ECOLOGÍA ANIMAL, INSTITUTO DE ECOLOGIA AC, XALAPA,
VERACRUZ, MÉXICO. serioju@ecologia.edu.mx
2 DIVISIÓN ACADÉMICA DE CIENCIAS BIOLÓGICAS, UNIVERSIDAD JUÁREZ AUTÓNOMA DE TABASCO,
VILLAHERMOSA, TABASCO, MÉXICO
1. LAS SELVAS MEXICANAS; EL HÁBI-
TAT DE LOS PRIMATES
Las selvas húmedas tropicales, ocupan el 10%
de la superficie terrestre y alojan entre 50% y 80%
de todas las especies de organismos existentes en la
tierra. De éstos, se estima que sólo de un 10% a
20% han sido descritas a nivel de especie y es
mucho menor el número para los que se tienen
datos precisos sobre aspectos básicos de su biología
y ecología. Estas selvas, son universos verdes espe-
cialmente complejos. Las partes más altas del dosel
(de alrededor de 40 metros de altura), están ocupa-
das por árboles emergentes que, aunados a las
numerosas plantas trepadoras, bromelias y orquí-
deas, permiten que sólo lleguen unos cuantos rayos
de sol al suelo. Aquí predomina la penumbra, que
inhibe el crecimiento de las plantas, por lo que este
estrato de la selva está sorprendentemente libre de
vegetación. Cada estrato vertical de la selva es un
18
Cuadernos de Biodiversidad
insectos, hay cientos de miles de especies, de las cua-
les alrededor de 25.000 son mariposas (Lepidoptera)
y se ha registrado de la existencia de 1.580 especies
de abejas. Gran parte de esta riqueza, se encuentra
concentrada en las selvas húmedas tropicales del sur
de México (Estrada y Coates-Estrada, 1995).
Dos variantes principales de la selva tropical llu-
viosa existen en México: la selva alta perennifolia y
la selva alta-mediana subperennifolia. Ambos tipos
de vegetación se encuentran localizados principal-
mente en el área de la vertiente del Golfo de Méxi-
co, la Península de Yucatán y la zona del Itsmo de
Tehuantepec, hasta Guatemala. Esta extensa región
originalmente comprendía 110.000 km2de vegeta-
ción en extensión, equivalente a 6% de la superficie
total del país. Lamentablemente, toda esta superfi-
cie ha estado sujeta, en los últimos 40-50 años, a
un intenso y extenso proceso de destrucción, como
resultado de la puesta en marcha de sistemas de
manejo forestal y agropecuario tendentes a la elimi-
nación de las selvas y de la enorme diversidad bio-
lógica que estas resguardan, problema acentuado
por un rápido crecimiento de las poblaciones
humanas en el sur. Esta tendencia ha ocasionado la
pérdida de 80-90% de extensión original en nues-
tro país, destrucción que representa un daño irre-
versible para las comunidades, para los estados y
para la nación.
a) Fragmentación y reducción del hábitat: el
impacto sobre los monos nativos
Un grupo de vertebrados, habitantes exclusivos
de las selvas tropicales son los primates mexicanos.
Estos animales se ven afectados directamente por la
desaparición o modificación de su hábitat. Es así
que se ha estimado que la reducción del hábitat de
los primates en México alcanza una magnitud del
80% o más (Estrada, 1993). De mantener esta tasa
de perturbación, transformación y eliminación de
las pocas regiones selváticas tropicales que aún
posee nuestro país, muy pronto el único lugar en el
cual podremos encontrar a los primates mexicanos
será en el zoológico. Por lo tanto, es necesario pro-
mover e impulsar una serie de acciones que tengan
como finalidad el estudio y conservación tanto de
las regiones de selva como estos vertebrados mexi-
canos catalogados como en peligro de extinción.
Las amenazas para la supervivencia de las espe-
cies de primates mexicanos son, en grado de impor-
tancia: destrucción total del hábitat; modificación
o pérdida del hábitat por fragmentación, tráfico de
vida silvestre; caza para obtención de alimento;
interferencia, persecución o disturbios humanos;
eventos catastróficos (fuego, huracanes); tráfico de
vida silvestre; guerra, enfermedades (Rowe, 1996) y
problemas genéticos (como agentes agravantes para
poblaciones pequeñas y aisladas). En la actualidad,
cada vez es más improbable encontrar estas especies
de monos silvestres en selvas intactas. Sin duda,
esto puede ser atribuible al alto grado de perturba-
ción de los bosques tropicales en el sureste del país.
Sobre lo anterior, Cuarón (1991) determinó
mediante imágenes de satélite que en los hábitat de
los primates (selvas húmedas) de los Estados de
Chiapas, este de Tabasco y suroeste de Campeche
se perdieron en el periodo de 1974-1986, alrededor
del 60% (5.111.20 km2) del hábitat de los primates
mexicanos en dicha porción sur. También realizó
extrapolaciones de este fenómeno y obtuvo que
para el año 2000 quedarán alrededor de 1.000 km2
y para 2020 cerca de 240 km2si las tendencias con-
tinúan. Estos hábitat se han transformado en pasti-
zales, principalmente para la ganadería extensiva y
agricultura (Cuarón, 1991). Y por supuesto ante
menos hábitat, mayor incremento de presión para
las poblaciones de monos mexicanos.
Figura 1. Ejemplar de Alouatta pigra.
19
Cuadernos de Biodiversidad
b) Caza y captura como mascotas
Otro problema que tienen que afrontar los pri-
mates mexicanos es su captura, que se debe princi-
palmente a dos causas; la caza para consumo
humano (esto puede tener razones culturales arrai-
gadas o simplemente como necesidad) además del
tráfico ilegal de especies (su obtención como mas-
cotas) (Serio-Silva, 2000). De estas prácticas existen
varios antecedentes para otros sitios con monos sil-
vestres. Así, han sido tradicionalmente fuente de
alimento para el hombre en varias partes del mun-
do, especialmente en el Amazonas, África Occiden-
tal y África Central (Mack y Mittermeier, 1984).
En el continente Africano se consumen millones de
kilos de carne de mono anualmente y tan sólo en
18 meses una familia de gomeros brasileños sacrifi-
ca 380 grandes primates (Lean, 1998). Tal caza se
ha vuelto más amenazante debido al incremento de
las poblaciones humanas, la llegada de armas más
sofisticadas, la desaparición de grandes especies de
caza, y el decremento de hábitat disponible.
2. LOS MONOS MEXICANOS; BIOLO-
GÍA Y ESTADO DE CONSERVACIÓN
El límite norte de la distribución de los primates
silvestres en América se encuentra en los bosques
tropicales del sur de México. En México habitan
tres especies de monos; los saraguatos (Alouatta
palliata mexicana -mono aullador pardo- y Alouatta
pigra -mono aullador negro-); y los monos araña
Ateles geoffroyi (que incluyen a las subespecies
A.geoffroyi vellerosus y A. geoffroyi. yucatanensis),
(Estrada y Coates-Estrada, 1995) los cuales, ade-
más, son taxones endémicos de mesoamérica
(Rodríguez Luna et al., 1996).
a) Alouatta palliata mexicana
En el sureste de México se da el nombre de
“mono aullador”, “saraguato” o “mono zambo”. La
subespecie que corresponde al país es A. palliata
mexicana. La distribución actual de la misma abar-
ca los estados de Veracruz (Volcán de San Martín
Tuxtlas, Sierra de Santa Martha y Uxpanapa);
Tabasco (Teapa), Oaxaca (Los Chimalapas) y Chia-
pas (El Ocote y Manzanillar); además de Guatema-
la y Belice.
Este primate mide entre 99 y 125 cm de longi-
tud total (la cola representa más de la mitad de la
longitud). El cuerpo es robusto para su tamaño,
particularmente en los hombros. El pelaje del cuer-
po no es demasiado largo, pero sí denso; el color
base es negruzco, pero en los adultos existen áreas
de pelo amarillento dorado o castaño o dorado en
los lados y, a veces, en la parte baja de la espalda. La
cara es de color oscuro y está rodeada por un área
con pelo más largo y denso, que suele formar una
barba prominente, mucho más notoria en los
machos. La cola es prensil y desnuda en la parte
inferior del extremo (Sánchez et al., 1998). Los
monos aulladores son considerados entre los pri-
mates neotropicales de mayor tamaño. Los machos
adultos pesan entre 4.5 y 9.8 kg y las hembras de
3.1 a 7.6 kg (Rowe, 1996) dependiendo de las
especies, siendo notable el dimorfismo sexual en
tamaño corporal. Las poblaciones de monos aulla-
dores se pueden encontrar en diferentes tipos de
hábitat desde vegetación riparia, manglares y bos-
ques deciduos, hasta selvas altas perennifolias
(Eisenberg 1989; Neville et al., 1988). Es claro que
estos monos son muy adaptables a distintas condi-
ciones ambientales. A. palliata es considerado el
primate neotropical que ocupa la mayor variedad
de hábitat; incluso llega a vivir en bosques de creci-
miento secundario o con severa perturbación
(Rodríguez Luna et al., 1996).
En cuanto a su alimentación, se muestran tanto
folívoros (consumidores de hojas) como frugívoros
(comedores de frutos). La composición de su dieta es
la siguiente: hojas tiernas, 44.2%; hojas maduras,
19.4%; flores, 18.2%; frutos, 12.5%; peciolos, 5.7%
(Rowe, 1996). Los aulladores pardos usan más de
100 especies de plantas, pero sólo 19.9% de los árbo-
les, en el rango hogareño son usados para alimentar-
se (Serio-Silva, et al., 2002). Los frutos maduros son
comidos únicamente de mayo a agosto. Las hojas
maduras de los árboles son comidas a menudo en la
temporada húmeda. La distribución de actividades
de esta especie es la siguiente: descanso 74%, alimen-
tación 15–22%, actividad social 4% (Rowe, 1996).
b) Alouatta pigra
Este mono mide entre 110 y 130 cm de longi-
tud total y su cola es ligeramente más larga que la
20
Cuadernos de Biodiversidad
cabeza y el tronco juntos (Sánchez et al., 1998)
(Figura 1). El peso para las hembras es de 6,434 kg
y para los machos es de 11,352 kg. Los machos son
1,76 veces el tamaño de las hembras (Rowe, 1996).
Es robusto para su tamaño, especialmente en los
hombros (comparativamente, las caderas son más
esbeltas). El color generalmente es oscuro, sin otro
color adicional excepto el blanquecino del escroto
de los machos, la cadera está rodeada por un área
con pelo más largo y denso, que suele formar una
barba prominente, más notoria en los machos. El
pelaje del cuerpo es relativamente más largo y den-
so, incluyendo la cola; ésta es prensil y se encuentra
desnuda en la parte inferior del extremo (Sánchez
et al., 1998).
El hábitat que es utilizado por A. pigra es selvas
primarias y secundarias sudcaducifolia y selva baja
arriba de los 250 m (Rowe, 1996). La especie se
encuentra distribuida actualmente en Quintana
Roo (en Sian Ka´an), Campeche (Calakmul),
Tabasco (Pantanos de Centla) y Chiapas (Palenque,
Montes Azules, Bonampak, Yaxchilán y Lacantún),
además de encontrarse en regiones de Belice, Gua-
temala y Honduras (Serio-Silva y Rico-Gray,
2000). Alouatta pigra muestra preferencia por la
frugivoría a diferencia de las demás especies del
género (Rodríguez Luna et al., 1996). Estos aulla-
dores viven en grupos pequeños que van de los 4,4
a los 6,25 individuos en proporciones cercanas a 1
macho por una hembra (Coelho et al., 1976).
c) Ateles geoffroyi
Conocido como “mono araña” debido a que sus
extremidades son más largas en comparación al
tamaño de su cuerpo (además de una cola que usa
como un quinto miembro cuya parte interior está
desnuda) y su agilidad para desplazarse de un árbol
a otro con sus típicas “acrobacias”, presenta un
patrón de coloración de pelaje diferente al de
Alouatta. En la espalda presenta una coloración
oscura, en la región abdominal posee un color más
claro (por lo que es llamado “mono panza blanca
en algunas regiones de Poaná, Tabasco), además de
presentar una especie de mechón en la parte supe-
rior de la cabeza y una coloración clara en la zona
que rodea los ojos (como una especie de “antifaz”).
Los monos araña en general están dentro de los pri-
mates del Nuevo Mundo con mayor tamaño cor-
poral (4 a 6 kg, Bramblett, 1984; 7 a 9 kg, Milton,
1981). Los monos araña prefieren bosques tropica-
les no perturbados y se les puede encontrar en vege-
tación riparia aunque se observa mayormente en
los niveles superiores del bosque (Van Roosmalen y
Klein 1988).
En México ocurren dos de las subespecies de
Ateles; A. geoffroyi vellerosus y A. geoffroyi yucata-
nensis. A ambas especies se les da el nombre común
de monos araña (Figura 2) o changos (Rodríguez
Luna et al., 1996). A. geoffroyi vellerosus se distribu-
ye en los estados de Veracruz (Volcán de San Mar-
tín Tuxtla, Sierra de Santa Martha y Uxpanapa),
Tabasco (Pantanos de Centla), Oaxaca (Los Chi-
malapas) y Chiapas (El Ocote, Sierra Madre de
Figura 2. Ejemplar de mono araña.
21
Cuadernos de Biodiversidad
Chiapas, Humedales de la Costa del Pacífico,
Palenque, Región Lacandona; además de encon-
trárseles en Guatemala y Honduras. La distribu-
ción actual de A. geoffroyi yucatanensis abarca los
estados de Yucatán (Río Celestún, Ria Lagartos y
Tzilam), Quintana Roo (Sian Ka´an) y Campeche
(Calakmul). Los monos araña son frugívoros y se
alimentan principalmente de las partes suaves y
maduras de una amplia variedad de frutos; sin
embargo, con menor frecuencia comen otras partes
de las plantas, particularmente hojas jóvenes, flores,
corteza y madera en descomposición. Asimismo,
complementan su dieta con semillas jóvenes, yemas
florales, hojas, pseudobulbos, raíces aéreas, miel e
insectos. La distribución de su alimentación es la
siguiente: frutas 77%, semillas 11.1%, flores 9.8
%, hojas tiernas 7.3%, brotes 2.6%, hojas maduras
1.2%, animales 1.2% (Rowe, 1996).
d) Importancia ecológica
Los primates como parte de la inmensa red de la
vida tienen funciones muy importantes. Una evi-
dencia de esto son los servicios ecológicos que pres-
tan los primates, por ejemplo su labor como
dispersores de semillas es incalculable (Serio-Silva y
Rico-Gray, 2002a, 2002b), así como su papel como
organismos indicadores del estado de los ecosiste-
mas (Pérez Gil et al., 1996). Tomando en cuenta las
características adaptativas de ambos géneros se pue-
de afirmar que Ateles podría considerarse como un
indicador biológico de las condiciones imperantes
en las selvas. Y tanto Alouatta como Ateles servirán
como indicador socioeconómico puesto que son
susceptibles y vulnerables a la explotación (Cuarón,
1991). Y estos ejemplos son tan sólo la punta del
iceberg que representa la importancia ecológica de
los primates (Pérez Gil et al., 1996).
3. TABASCO; TIERRA DE SELVAS Y...
CADA VEZ MENOS PRIMATES
El Estado de Tabasco está situado en el Sureste
de la República Mexicana. Limita al norte con el
Golfo de México; al noreste con Campeche; al
sureste con la República de Guatemala; al sur con
Chiapas y al oeste con Veracruz. Ocupa una super-
ficie irregular de 24.475 km2(1,2% del territorio
nacional), cuyo eje mayor está orientado de este a
oeste con una longitud de 327,8 km, mientras que
el menor corre de norte a sur, a lo largo de 140
Figura 3. Equipo de trabajo del Instituto de Ecología de Xalapa.
22
Cuadernos de Biodiversidad
Km. El Estado está constituido, en su mayor parte
(95.2%) por una extensa llanura ligeramente incli-
nada hacia el Golfo de México, con altitudes que
no rebasan los 100 m sólo una pequeña porción de
su extremo sur (4.8%) se presentan sierras plegadas
con cañadas y pequeños valles, en donde la altitud
no rebasa los 1.000 m.
Los ríos Grijalva y Usumacinta drenan las agua
de grandes extensiones de las tierras de Chiapas y
Tabasco, las cuales son vertidas en la llanura Tabas-
queña, junto con los sedimentos que acarrean, de
tal manera que se forman un gran número de cuer-
pos de agua interconectados. Esta matriz ambiental
ha permitido el desarrollo de un variado mosaico
de vegetación. Resaltan cinco tipos de selvas altas
perennifolias, cinco tipos de selvas medianas sub-
perennifolias, la selva mediana perennifolia de
canacoite o canacoital (Bravaisia intergerrina).
Encinar tropical (Quercus oleoides). La sabana de
tachicón (Curatella americana) y nance (Byrsonima
carssifolia) y la sabana de jícaro (Crescentia cujete).
Selva baja espinosa de tinto (Haematoxylon campe-
chianum); diversas asociaciones de vegetación
hidrófita: espadañal (Thypa latifolia), popal (Thalia
geniculata), tasistal (Acuelorraphe wrightii), flotan-
tes; manglar y vegetación riparia o selva de galería
(Ortiz Gil et al., 1994).
a) ¿Tabasco siempre verde?
Cerca del 60% de la superficie del Estado
(24.141 km2) originalmente presentaba selva alta
perennifolia. Como resultado de la actividad
humana, entre 1977 y 1991, más del 60% de esta
vegetación desapareció a un ritmo anual de 600
km2 (SEMARNAT, 2003). En la actualidad la dis-
tribución geográfica de la vegetación nativa que
dominaba el paisaje en Tabasco se ha reducido en
casi un 90% y esta vegetación se presenta en forma
de fragmentos en un “mar” de pastizales, así como
terrenos agrícolas y asentamientos humanos (Tude-
la, 1989; INEGI 1998).
La rápida reducción y transformación de las sel-
vas a campos con pastizales y a tierras con fines
agrícolas, ha tenido su efecto en la disminución y
en muchos casos en la desaparición de las poblacio-
nes de primates nativos en las selvas de México,
esto debido a que la distribución geográfica de las
especies de primates mexicanos está sujeta a la de
las selvas tropicales.
b) Importancia de Tabasco para los primates
nativos de México
El estado de Tabasco es de gran importancia,
pues dentro de sus límites territoriales se tiene
registrada la presencia de las tres especies de monos,
en especial resguarda el área de simpatría del mono
aullador pardo (Alouatta palliata) y el mono aulla-
dor negro (Alouatta pigra) en el cerro mono pelado
en Macuspana (Smith, 1970). Es por lo anterior
que es muy importante el realizar estudios autoeco-
lógicos sobre los monos, con la finalidad de cono-
cer su estado actual, donde se distribuyen, como se
desenvuelven en el medio, cual es su función den-
tro del ambiente y de que manera su hábitat se ha
visto alterado por las actividades antropogenias. Al
tener conocimiento de todo esto se pueden realizar
planes de manejo con el fin de frenar la pérdida de
hábitat y así preservar la especie.
c) Estudios realizados en el Estado y nuevos hori-
zontes
A pesar de la importancia que tiene Tabasco
como poseedor de las tres especies de primates en el
país, los estudios realizados con primates única-
mente se han enfocado a trabajos con tropas en
semicautiverio y sólo para la especie A. p. mexicana
(García del Valle, 2001; Muñoz Zetina, 2001 y
Rodríguez Jiménez, 1998). Con base en lo anterior
y dadas las condiciones de pérdida de hábitat para
los primates en el Estado y los escasos trabajos
reportados en vida silvestre, es necesario un enfo-
que hacia el estudio de tropas en estado de libertad.
De tal manera que desde el Instituto de Ecolo-
gia AC de Xalapa, Veracruz, México y en coordina-
ción con colegas y estudiantes de la División
Académica de Ciencias Biológicas- UJAT, actual-
mente se están realizando trabajos con primates en
estado libre, lo cual esta rindiendo los primeros
avances para Tabasco (Figura 3). Una evidencia de
esto lo son las investigaciones que realizan Pozo-
Montuy en la ranchería “Leona Vicario”, Balancán,
Tabasco (Efectos de la fragmentación del hábitat
sobre el comportamiento de A. pigra), así como
Díaz-López (Distribución poblacional de los pri-
23
Cuadernos de Biodiversidad
mates de la región de Poaná, dentro del Parque
Estatal La Sierra, Tabasco) y, finalmente, Nolasco-
Caba (Alouatta palliata como dispersor de semillas
en bajo condiciones de semilibertad en el parque
Museo La Venta, Tabasco, México). Todos estos
estudios se encuentran ligados a otras investigacio-
nes mas puntuales (aun en etapa preliminar) sobre
la ecología y comportamiento de monos aulladores
(Alouatta pigra) y monos araña (Ateles geoffroyi velle-
rosus) en la misma zona de estudio. Este esfuerzo
sin duda apoyara la obtención de nuevos e intere-
santes datos sobre las prioridades de investigación
en las poblaciones de primates y el estado de con-
servación de su hábitat en el estado de Tabasco,
México.
LITERATURA CITADA
BRAMBLETT, C.A. (1984). El comportamiento
de los Primates. Fondo de Cultura Económica.
México. 332 pp.
COELHO, A.M.; BRAMBLETT, C. JR.;
QUICK, L. y BRAMBLETT, S. (1976).
Resource availability and population density in
primates: a socio-bioenergetic analysis of the
energy budgets of Guatemalan howler and spi-
der monkeys. Primates. 17: 63-80.
CUARÓN, A. (1991). Conservación de los prima-
tes y su hábitat en el sur de México (tesis de
maestría). San José, Costa Rica: Universidad
Nacional, Heredia, Costa Rica. 113 pp.
EISENBERG, J. O. (1989). Mammals of the
neotropics: the northern neotropics. Univ.
Chicago Press, x + 449 pp.
ESTRADA, A. (1993). Aprovechamiento y conser-
vación de los primates Alouatta y Ateles, en la
investigación científica básica y aplicada en Méx-
ico. En: Estrada, A. Et al (1993). Estudios prima-
tológicos en México. Universidad Veracruzana.
Veracruz, México. Vol. 1. Pág. 179-194.
ESTRADA, A., y COATES-ESTRADA, R.
(1995). Las selvas tropicales de México: Recurso
poderoso pero vulnerable. Fondo de cultura
económica. México. 191pp.
GARCÍA DEL VALLE, Y. (2001). Estudio preli-
minar de los patrones de alimentación de
monos aulladores (Alouatta palliata) en semili-
bertad en el Parque Yumka´, Tabasco. México.
Tesis de Licenciatura. Universidad Juárez Autó-
noma de Tabasco. 70pp.
INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA,
GEOGRAFÍA E INFORMÁTICA. (1998).
Estadística del Medio Ambiente. México.
LEAN, G. (1998). Devolución, los primates bajo
amenaza de extinción. En vive y deja vivir. 1 (3):
14-16.
MACK, D. y MITTERMEIER, R. A. (1984). The
international primate trade. Legislation, trade and
captive breeding. Washington, D. C. USA. TRAF-
FIC (USA). WWF. IUCN/SSC. 181-185 pp.
MILTON, K. (1981). Food choice and digestive
strategies of two sympatric primate species. The
American Naturalist. 117 (4): 496-505.
MUÑOZ ZETINA, D. A. (2001). Estudio pre-
liminar del patrón general de actividades de
monos aulladores (Alouatta pallliata) en semi-
libertad en el Parque Yumka´, Tabasco. México
(tesis de licenciatura DACBiol). Villahermosa
(Tabasco) México: Universidad Juárez Autóno-
ma de Tabasco. 74 pp.
NEVILLE, M. K.; GLANDER, K. E.; BRAZA, F.
y RYLANDS, A. B. (1988). The howling mon-
keys, genus Alouatta. En: Ecology and behavior
of neotropical primates. Vol. 2. Mittermeier, R.
A., Rylands, A.B., Coimbra-Filho, A. F. y da
Fonseca, G. A. B., editores. Washington, DC.
World Wildlife Fund. 349-453pp.
ORTIZ GIL, G.; GUADARRAMA OLIVERO,
M. A. y MAGAÑA ALEJANDRO, M. A.
(1994). Guía de excursiones botánicas en Tabas-
co, México. Universidad Juárez Autónoma de
Tabasco (UJAT). Primera Edición. 72pp.
PÉREZ GIL, R.; JARAMILLO MONROY, F.;
MUÑIZ SALCEDO, ANA MARÍA y
TORRES GOMEZ, MARTA GABRIELA.
(1996). Proyecto de importancia económica de
los vertebrados silvestres de México. CONA-
BIO. México. D. F. 215pp.
RODRÍGUEZ JIMÉNEZ, J. (1998). Notas Preli-
minares de la población del mono aullador
(Alouatta palliata) en el Parque Museo La Venta,
Villahermosa, Tabasco. México (tesina DAC-
Biol). Villahermosa (Tabasco) México: Universi-
dad Juárez Autónoma de Tabasco. 41pp.
24
Cuadernos de Biodiversidad
RODRIGUEZ LUNA, E.; CORTÉS ORTIZ, L.;
MITTERMEIER, R. y RYLANDS, A. (1996).
Plan de acción para los primates mesoamerica-
nos. Grupo especialista en primates – Sección
Neotropical UICN / SSC. Xalapa, Veracruz.
México. Borrador de trabajo. 102 pp. + 19 de
apéndice.
ROWE, N. (1996). The pictorial guide to the liv-
ing primates. Pogonias Press. East Hampton,
NY, USA. 263 pp.
SÁNCHEZ, O.; Pineda M. A.; Benitez, H.; Gonzá-
lez, B. y Berlanga, H. (1998). Guía de identifica-
ción para las aves y mamíferos silvestres de mayor
comercio en México protegidos por la CITES.
SEMARNAP y CONABIO. México, D. F.
SEMARNAT. WEBPAGE. www.semarnat.gob.mx
2003.
SERIO-SILVA, J.C. 2000. Ozomatli y los primates
televisivos. Suplemento Lunes en la Ciencia, (no.
105) publicado el Lunes 3 de enero de 2000 en
el periódico La Jornada.
SERIO-SILVA, J.C., Rico-Gray, V. 2000. Primates
of the peninsula of Yucatan: current state and
strategies for their conservation. American Soci-
ety of primatologists Bulletin Vol. 24, no.2, June.
SERIO-SILVA, J.C., RICO-GRAY, V. 2002a. The
influence of microclimate at different canopy
levels on the germination of Ficus (Urostigma)
sedes dispersed by Mexican Howler Monkeys
(Alouatta palliata mexicana). Interciencia , 27
(4): 186-190.
SERIO-SILVA, J.C., RICO-GRAY, V. 2002b.
Interacting of forest fragmentation and howler
monkey foraging on germination and dispersal
of fig seeds. Oryx, The International Journal of
Conservation, 36 (3): 266-271.
SERIO-SILVA, J.C., RICO-GRAY, V., HER-
NANDEZ-SALAZAR, L.T., ESPINOSA-
GOMEZ, R. 2002. The Role of Ficus
(Moraceae) in the diet and nutrition of a troop
of mexican howler monkeys Alouatta palliata
mexicana, released on an island in southern
Veracruz, Mexico. Journal of Tropical Ecology,
18: 913-928.
SMITH, J.D. (1970) The systematic status of the
Black howler monkey Alouatta pigra Lawrence.
Journal of mammalogy, 51(2): 358-369.
TUDELA, F. (1998). Modernización forzada del
Trópico Mexicano. Federación Internacional de
Institutos de Estudios Avanzados. México. 475
pp.
VAN ROOSMALEN, M.G. M. y KLEIN, L. L.
(1988). The spider monkeys, genus Ateles. En:
Ecology and behavior of neotropical primates.
Vol. 2. Mittermeier, R. A., Rylands, A.B.,
Coimbra-Filho, A. F. y da Fonseca, G. A. B.,
editores. Washington, DC. World Wildlife
Fund. 455-575pp.
... Consistente con otros autores (Serio-Silva et al., 2006a;Mandujano et al., 2006;Mandujano & Estrada, 2005;Arroyo-Rodríguez et al., 2005;Serio-Silva et al., 2006b) los primates mexicanos son un recurso vulnerable y que debemos estudiar con detalle a diferentes escalas y condiciones, lo que nos permitirá evaluar el impacto que tienen el uso del suelo sobre la vegetación y las poblaciones de primates. ...
... En México habitan dos subespecies de mono araña: Ateles geoffroyi vellerosus y Ateles geoffroyi yucatanensis (Estrada y Coates Estrada, 1995), el primero se distribuye desde el sur de Tamaulipas hasta Chiapas; en el estado de Veracruz se localiza en la región de "Los Tuxtlas" (Estrada y Mandujano, 2003) y el segundo abarca los estados de Yucatán, Quintana Roo y Campeche (Serio Silva, et al., 2006). ...
Article
Diversos factores microclimáticos influyen en el éxito de la germinación de semillas de Ficus estranguladores (F. perforata y F. lundelli) consumidas por monos aulladores (Alouatta palliata mexicana) en el sureste de Veracruz, México. La germinación de semillas de estas especies fue comparada entre dos estratos arbóreos en dos diferentes sitios de estudio: perturbado (Playa Escondida; 40ha) y conservado (Reserva Carolino Anaya, Coat-zacoalcos; 600ha). Los resultados muestran que la germinación varió con el estrato arbóreo donde fueron depositadas las semillas y con la calidad (grado de conservación) del hábitat (conservado o perturbado). Bajo estas diferentes condiciones de hábitat, fueron evidentes las variaciones en humedad, intensidad de luz y temperatura de los árboles hospederos para los Ficus hemiepífitos, que podrían estar afectando el porcentaje de germinación. Se registró mayor germinación de ambas especies en los estratos superiores. La germinación fue significativamente mayor en el sitio conservado para las semillas que provenían de las heces contra aquellas no dispersadas de esta manera. Esto último es, probablemente, resultante de una mayor humedad relativa y bajos niveles de luz y temperatura que influyen positivamente en la germinación en el sitio conservado.
Article
We analysed the selection of tree species consumed by an isolated troop of Mexican howler monkeys (Alouatta palliata mexicana) released in a translocation programme on Agaltepec Island, in Catemaco Lake, Veracruz, Mexico. During November 1989–December 1996, howlers used 36 of the 63 tree species present on the island as food. Selection ratios indicated that six Ficus species (particularly F. pertusa) were among the seven most important food species. Data on time spent feeding showed that the six Ficus species were among the eight most important food species for the monkeys. Howlers spent 64.2% of their feeding time on Ficus products with F. pertusa being consumed significantly more often than foods from other Ficus species. However, monkeys fed on only one third of the 81 adult Ficus trees on the island. No significant differences were found in various food constituents (water, ash, fibre, protein, carbohydrates, lipids) of the six Ficus and two other abundant species in the habitat, whether across species, plant parts (young leaves, mature leaves, fruits), or between seasons (wet, dry). Monkeys consumed Ficus fruits rather the leaves. Fruits showed a much higher energy content per g dry weight than leaves. We also estimated the average daily biomass of leaves and fruits of Ficus spp. consumed by howlers and their energetic contribution to the daily diet of these monkeys. We suggest that some of these tendencies to frugivory reflect the abundance of Ficus trees within the home ranges of the howlers; when few fig trees are present, folivory is the dominant tendency, whereas when many fig trees are present, frugivory is dominant.
Article
We studied changes in germination rates and dispersal distance of seeds of Ficus perforata and F. lundelli dispersed by howler monkeys (Alouatta palliata mexicana), in a small (40 ha) ‘disturbed’ and a larger (>600 ha) ‘preserved’ tropical rainforest in southern Veracruz, Mexico. The interaction between A. p. mexicana and Ficus (Urostigma) spp. is beneficial for the interacting species and has important implications for their conservation. Howler monkeys gain from the ingestion of an important food source, germination rates of Ficus seeds are improved by passage through the monkeys' digestive tract, and the seeds are more likely to be deposited in a site suitable for germination and development. Seed dispersal distances are relatively larger in the preserved site, with both the size of the forest area and the spatial pattern of Ficus affecting the dispersal process. In a large forest fragment with ‘regularly’ distributed Ficus individuals the howler monkeys move away from the seed source, increasing the probability that the seeds are desposited on a tree other than Ficus, which is important for the germination and future development of a hemiepiphytic species. In a small forest fragment with trees distributed in clumps howlers repeatedly use the same individual trees, and faeces containing seeds may be dropped on unsuitable trees more often. These are key issues when addressing conservation policies for fragmented forests.
Primates of the peninsula of Yucatan: current state and strategies for their conservation
  • J C Rico-Gray
SERIO-SILVA, J.C., Rico-Gray, V. 2000. Primates of the peninsula of Yucatan: current state and strategies for their conservation. American Society of primatologists Bulletin Vol. 24, no.2, June.
The spider monkeys, genus Ateles. En: Ecology and behavior of neotropical primates World Wildlife Fund
  • M G M Van Roosmalen
  • L L Klein
  • R A Mittermeier
  • A B Rylands
  • A F Coimbra-Filho
  • G A B Da Fonseca
VAN ROOSMALEN, M.G. M. y KLEIN, L. L. (1988). The spider monkeys, genus Ateles. En: Ecology and behavior of neotropical primates. Vol. 2. Mittermeier, R. A., Rylands, A.B., Coimbra-Filho, A. F. y da Fonseca, G. A. B., editores. Washington, DC. World Wildlife Fund. 455-575pp.
Guía de excursiones botánicas en Tabasco Primera Edición
  • Ortiz Gil
  • G Guadarrama
  • M A Olivero
  • Magaña Alejandro
ORTIZ GIL, G.; GUADARRAMA OLIVERO, M. A. y MAGAÑA ALEJANDRO, M. A. (1994). Guía de excursiones botánicas en Tabasco, México. Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT). Primera Edición. 72pp.
Proyecto de importancia económica de los vertebrados silvestres de México CONA Notas Preliminares de la población del mono aullador (Alouatta palliata) en el Parque Museo La Venta
  • Pérez Gil
  • R Jaramillo Monroy
  • F Muñiz
  • Ana Salcedo
  • Torres María
  • Marta Gabriela Gomez
  • Bio D México
  • J Jiménez
PÉREZ GIL, R.; JARAMILLO MONROY, F.; MUÑIZ SALCEDO, ANA MARÍA y TORRES GOMEZ, MARTA GABRIELA. (1996). Proyecto de importancia económica de los vertebrados silvestres de México. CONA- BIO. México. D. F. 215pp. RODRÍGUEZ JIMÉNEZ, J. (1998). Notas Preliminares de la población del mono aullador (Alouatta palliata) en el Parque Museo La Venta, Villahermosa, Tabasco. México (tesina DAC- Biol). Villahermosa (Tabasco) México: Universidad Juárez Autónoma de Tabasco. 41pp.
Guía de identificación para las aves y mamíferos silvestres de mayor comercio en México protegidos por la CITES
  • O Pineda
  • M A Benitez
  • H González
  • B Berlanga
SÁNCHEZ, O.; Pineda M. A.; Benitez, H.; González, B. y Berlanga, H. (1998). Guía de identificación para las aves y mamíferos silvestres de mayor comercio en México protegidos por la CITES. SEMARNAP y CONABIO. México, D. F. SEMARNAT. WEBPAGE. www.semarnat.gob.mx 2003.
The systematic status of the Black howler monkey Alouatta pigra Lawrence
SMITH, J.D. (1970) The systematic status of the Black howler monkey Alouatta pigra Lawrence. Journal of mammalogy, 51(2): 358-369.
Estudio preliminar del patrón general de actividades de monos aulladores (Alouatta pallliata) en semilibertad en el Parque Yumka´, Tabasco. México (tesis de licenciatura DACBiol)
  • Muñoz Zetina
MUÑOZ ZETINA, D. A. (2001). Estudio preliminar del patrón general de actividades de monos aulladores (Alouatta pallliata) en semilibertad en el Parque Yumka´, Tabasco. México (tesis de licenciatura DACBiol). Villahermosa (Tabasco) México: Universidad Juárez Autónoma de Tabasco. 74 pp.