ArticlePDF Available

Abstract

En este artículo se presenta el modelo de representación terminográfica en cuanto documento de usos terminológicos en el que llevamos trabajando desde hace tiempo y que ha supuesto la reciente creación de la patente científica DOCUTERM. A partir de la explicación de su hipótesis y de sus aspectos metodológicos más significativos, se detallan los diferentes registros del fichero documental y el novedoso procedimiento explicativo que conforma la estructura de este modelo, así como las diversas aportaciones científicas de esta propiedad intelectual.
Revista de Lingüística y Lenguas Aplicadas
Vol. 17 año 2022, 11-27
EISSN 1886-6298
https://doi.org/10.4995/rlyla.2022.16249
DOCUTERM: MODELO DE DOCUMENTACIÓN DE USOS TERMINOLÓGICOS
Miguel Casas Gómez
Universidad de Cádiz, España
Resumen: En este artículo se presenta el modelo de representación terminográfica en cuanto documento de usos terminológicos
en el que llevamos trabajando desde hace tiempo y que ha supuesto la reciente creación de la patente científica DOCUTERM.
A partir de la explicación de su hipótesis y de sus aspectos metodológicos más significativos, se detallan, con el análisis de
un caso práctico, los diferentes registros del fichero documental y el novedoso procedimiento explicativo que conforma la
estructura de este modelo, así como las diversas aportaciones científicas de esta propiedad intelectual.
Palabras clave: lingüística aplicada, terminología, terminografía, documento terminológico, uso terminológico.
DOCUTERM: TERMINOLOGICAL USES DOCUMENTATION MODEL
Abstract: This article presents the model of terminographic representation as a document of terminological uses on which we
have been working on for some time and which has led to the recent creation of the scientific patent DOCUTERM. Following
the explanation of its hypothesis and its most significant methodological aspects, the dierent fields of the documentary file and
the novel explanatory procedure that makes up the structure of this model, as well as the dierent scientific contributions of this
intellectual property, are detailed through the analysis of a practical case.
Key words: applied linguistics, terminology, terminography, terminological document, terminological use.
1. INTRODUCCIÓN
En un trabajo publicado en el primer número de esta revista de lingüística y lenguas aplicadas (Casas Gómez
2006a: 25-36), realizábamos una revisión crítica de los campos consignados en los modelos de fichas más
representativos formulados por determinados terminólogos, en concreto, los planteados fundamentalmente por
Auger y Rousseau (1977/2002), Dubuc (1992/1999) y Cabré (1993) en relación con el documento terminológico,
con el objetivo de llevar a cabo una propuesta de ficha terminográfica aplicada a la lingüística que incorporaba un
nuevo procedimiento explicativo con informaciones relevantes que deberían registrarse en la estructura de este
tipo de documento.
En estos últimos años, como consecuencia de un proyecto financiado por el MINECO1 consistente en la
elaboración de un diccionario electrónico de usos terminológicos de la semántica léxica, se ha vuelto a revisar el
modelo con la reformulación de algunos de sus registros y la introducción de otros campos novedosos, lo que ha
generado como resultado la reciente consecución de la patente intelectual DOCUTERM, en cuanto modelo de
documentación de usos terminológicos, registrado con número 202099908175522, expediente CA-00256-20 y
asiento registral 04/2020/ 4177 en el Registro General de la Propiedad Intelectual de la Consejería de Cultura y
Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía y del Ministerio Español de Cultura y Deporte.
1 Este trabajo se inserta tanto en el proyecto I+D+i de excelencia “Comunicación especializada y terminografía: usos terminológicos relacionados con los contenidos y
perspectivas actuales de la semántica léxica” (ref. FFI2014-54609-P), subvencionado por el MINECO, como en los proyectos “Lingüística y nuevas tecnologías de la
información: la creación de un repositorio electrónico de documentación lingüística” (FEDER-UCA18-107788) y “Lingüística y Humanidades digitales: base de datos
relacional de documentación lingüística” (PY18-2511), financiados, respectivamente, por la Junta de Andalucía en el marco del Programa Operativo Feder Andalucía
2014-2020 y Proyectos de Excelencia I+D+i en el ámbito del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI 2020).
To cite this article: Casas Gómez, M. (2022). "DOCUTERM: Terminological Uses Documentation Model". Revista de Lingüística y Lenguas Aplicadas, 17, 11-27.
https://doi.org/10.4995/rlyla.2022.16249
Correspondence author: miguel.casas@uca.es
| 11
Received: 2021-08-24 Accepted: 2022-02-21
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
En este artículo, se explicarán detalladamente, junto a la hipótesis de la que se parte en esta patente científica y
los aspectos metodológicos de carácter terminográfico, los diferentes campos de que consta el fichero documental
y el procedimiento explicativo que conforma la estructura de este modelo (ejemplificado con los distintos usos de
una unidad terminológica), así como las diversas aportaciones científicas de esta propiedad intelectual.
2. TERMINOLOGÍA TEÓRICA Y TERMINOLOGÍA APLICADA
En el ámbito de la lingüística y, en especial, de la lingüística aplicada, la terminología describe los problemas
teóricos, metodológicos y prácticos de los lenguajes especializados, no solo de los técnico-científicos en sentido
estricto, sino también de los correspondientes a las humanidades y ciencias sociales2, en tanto disciplina, autónoma
pero no independiente, de los principios teóricos y bases conceptuales que rigen el estudio de los términos o
unidades terminológicas3 y de las directrices metodológicas y prácticas utilizadas en el trabajo terminográfico para
la elaboración de ficheros terminológicos o la confección de léxicos y glosarios específicos o técnico-científicos4.
De los aspectos de teoría del lenguaje y de sus bases epistemológicas se encarga propiamente la terminología,
mientras que de sus aspectos metodológicos y prácticos, en concreto del manejo y tratamiento de los datos
terminológicos y de la documentación terminológica, se ocupa fundamentalmente la terminografía5. De esta
manera, se distingue, complementariamente, terminología de terminografía, ya que, como ocurre habitualmente
en la terminología lingüística, un mismo término, en este caso la propia denominación de la materia terminología,
adquiere dos acepciones, una más hiperonímica y otra hiponímica, pues posee, por un lado, un contenido general,
abarcador de los componentes teórico, metodológico y práctico en el análisis de los lenguajes especializados, y,
por otro, un contenido específico, indicador solo de los aspectos teóricos de las unidades terminológicas, como
correlato complementario de terminografía en tanto parcela encargada de los restantes problemas metodológicos
y prácticos concernientes a estos lenguajes de especialidad (cf. Casas Gómez 2020a, 2020b, 2021c y Casas
Gómez y Fernández Smith, 2021).
Si bien el nacimiento de la terminología se sitúa fuera de la lingüística, esta, sobre todo desde el último tercio
del siglo pasado, se ha integrado en el panorama lingüístico, entrando desde la lingüística general y, de forma
especialmente significativa, desde la lingüística aplicada a formar parte de las distintas materias que recubre la
semántica (lexicología/semántica léxica, metalexicografía y lexicografía) y ocupando un lugar de enorme importancia
en el ámbito de la traducción, la política y planificación lingüísticas o la variación lingüística. De este modo, se ha
constituido, actualmente, como un reciente campo de estudio e investigación que ha cobrado una extraordinaria
vigencia en los últimos años, ya que dispone, además, de una serie de materias inter- y transdisciplinares,
como la documentación y la informática, que convergen en interfaz para ofrecer recursos en las investigaciones
terminológicas actuales (cf. Casas Gómez, 2014).
Así pues, existe una vertiente teórica de la terminología que posee estatus científico como materia de lingüística
general situada en los dominios semánticos del lenguaje, principalmente en el ámbito de una semántica léxica de
base cognitiva, de naturaleza conceptual y de carácter interdisciplinar, en la que los aspectos comunicativos, propios
de los lenguajes de especialidad, priman sobre los rasgos sistemáticos de tipo interno genuinos de la semántica, al
situarse aquella (la terminología) en una lingüística del hablar, que no de la lengua o del sistema (cf. Casas Gómez,
2006b, 2020c y Casas Gómez y Hummel, 2017). Pero, junto a una terminología teórica, nos encontramos también
con una terminología aplicada o terminografía que ha avanzado enormemente en los últimos años, con la necesaria
e inestimable ayuda, como disciplinas transversales, de la informática o terminótica, que se ocupa de las relaciones
entre la terminología y la informática y trata de la aplicación de esta al trabajo terminográfico, y la documentación,
encargada, por una parte, de los documentos que contienen información y que, como la terminología, posee un
carácter interdisciplinar al aplicarse a cualquier rama de la ciencia o del saber y, por otra, supone una actividad
práctica cuyo objeto es facilitar información a los especialistas y usuarios que la requieran.
Con este apoyo instrumental, se trabaja en la propuesta de modelos metodológicos representativos para la
elaboración del documento o ficha terminológica, esto es, la confección de bancos de datos o ficheros terminológicos
2 En la actualidad la terminología moderna se ha desvinculado de uno de sus objetivos originales y primordiales, que era la normalización internacional del lenguaje
científico, preocupación central que se ha visto desplazada por la función de descripción, con lo que se ha producido un paso de una terminología normalizadora a una
terminología descriptiva, pudiéndose distinguir en este ámbito, como ha señalado Cabré (1999: 58), al menos tres diferentes niveles de actuación: léxico común, léxicos
especializados de primer grado o vocabularios de tronco común y léxicos propiamente especializados o terminologías técnico-científicas.
3 Coincidimos con Cabré (1999) en que es preferible hablar de unidad terminológica, en cuanto denominación más apropiada, que abarcaría no solo las expresiones
simples sino las fraseológicas propias de los discursos especializados.
4 En relación con los contenidos conceptuales que recubre esta disciplina, véanse las consideraciones de Sager (1988: 21 y 1993: 21-22) y, sobre todo, Cabré (1993: 82),
para quien la terminología abarca tres nociones conceptuales: “a) el conjunto de principios y de bases conceptuales que rigen el estudio de los términos, b) el conjunto
de directrices que se utilizan en el trabajo terminográfico y c) el conjunto de términos de una determinada área de especialidad”, para las que Guerrero Ramos (1997:
178) reserva, respectivamente, los términos terminología, terminografía y nomenclatura o vocabulario.
5 Si bien el término terminógrafo fue propuesto por Natanson en 1975 (cf. Rey, 1979: 16), el neologismo terminografía (junto con terminográfico) ha sido ampliamente
usado por Rey (1975: 145-154), quien lo define, en contraste con lexicografía, a partir de las siguientes características: “a) sur les domaines, plus spécifiques pour
la terminographie (nomenclatures scientifiques et techniques, avec des interférences nombreuses entre elles et les vocabulaires plus généraux); b) sur les méthodes,
notamment dans la mesure où elles dépendent du point suivant; c) sur les présupposés théoriques: alors que la lexicographie réunit et décrit des unités lexicales (né-
cessaires au fonctionnement d’une langue naturelle), la terminographie s’occupe de signes-nommants par rapport à des objets-à-désigner (designata) ” (Rey, 1975: 150;
cf. también 1988: 27-35).
| 12 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
que sirven de soporte técnico para la recopilación de los términos propios de especialidad utilizados por los
especialistas de una determinada materia (los léxicos especializados), que en ello consiste la tarea práctica del
terminólogo o, más bien, terminógrafo, con lo que, desde el punto de vista tanto práctico como del conocimiento de las
técnicas y métodos de trabajo de la práctica terminográfica, esta disciplina se relaciona con la metalexicografía -como
técnica metodológica, no como teoría lexicográfica6- (hasta el punto de que podría hablarse de metaterminografía,
pese a que el término no esté aún generalizado), y, especialmente, con la lexicografía, “hiperónimo” conceptual de
terminografía, en tanto esta última consiste en un tipo de lexicografía encargada de la confección únicamente de
léxicos especializados.
3. EL MODELO DOCUTERM DE USOS TERMINOLÓGICOS: HIPÓTESIS Y DESCRIPCIÓN METODOLÓGICA
Partimos de la hipótesis de que los modelos de representación terminográfica existentes no dan respuesta,
como ya expusimos en la revisión crítica de los mismos en un trabajo anterior (cf. Casas Gómez, 2006a: 25-36),
a los planteamientos teórico-metodológicos que necesitan unos estudios terminológicos que presten especial
atención a la precisión verbal y univocidad referencial de los metalenguajes científicos. Estos documentos son
de especial interés para cualquier ámbito científico o técnico, pues cada vez se hace más patente que no existe
univocidad real en los lenguajes especializados de las distintas áreas y es necesario realizar análisis terminológicos
exhaustivos sobre la base de un modelo terminográfico suficientemente detallado y preciso. Resulta, por tanto,
imprescindible la creación y diseño de un nuevo modelo dinámico, basado en el uso comunicativo y en las
relaciones conceptuales de las unidades terminológicas, y no en su propia naturaleza estática como términos, que
deshaga la ambigüedad en la comunicación científica y, para ello, consigne los diferentes usos y subusos de las
correspondientes unidades científicas, esto es, sirva de actualización de las distintas acepciones terminológicas de
todos los términos y conceptos relativos a cualquier campo de conocimiento científico, con aplicación específica
al ámbito de la lingüística.
Para la labor de recopilación de las unidades terminológicas empleadas por los especialistas de una determinada
disciplina, se ha de partir de una cuidadosa selección de fuentes documentales representativas, actuales y
explícitas. De estos textos especializados que constituyen el corpus documental del trabajo terminológico, se
localizan y se extraen las diferentes unidades que serán objeto de tratamiento lingüístico a partir de la elaboración
de fichas que sirven para almacenar y clasificar los términos, así como para organizar sus distintas informaciones.
En cuanto al corpus, sus particularidades se centran en que debe basarse en la lengua escrita, de tipo
metalingüístico, ya que todos los términos se extraen de documentos de investigación, y de carácter multilingüe,
para poder estudiar uno de los problemas de la terminología lingüística: la adaptación en la traducción de los
términos. No obstante, la caracterización del corpus debe adecuarse, en cada caso, a la materia de estudio, con el
fin de dar respuesta a las necesidades terminológicas de la misma. Una vez seleccionados los textos, se procede
a la marcación de los términos que aparecen en ellos, la cual habrá de estar íntimamente vinculada a las diversas
informaciones que se consignan en la ficha técnica dedicada a cada uso terminológico de los diferentes términos.
En los últimos años se han registrado notables avances en el campo de la terminología aplicada o terminografía
con el apoyo de disciplinas como la documentación y la informática, que resultan imprescindibles para el trabajo
terminográfico. En esta línea, se trabaja en propuestas de modelos metodológicos representativos para la
elaboración del documento o ficha terminológica, siendo variados -dependiendo a veces de los objetivos que
se pretenden obtener con la investigación- los modelos existentes de ficha terminológica. Desde hace más de
veinte años (cf. Casas Gómez, 1999, también 2003), venimos realizando una exposición crítica de los campos
normalmente consignados por los terminólogos, en concreto los que consideramos más representativos, en relación
con el documento terminológico y trabajando, a partir de distintas fases, con aspectos teóricos, metodológicos y
prácticos, en una propuesta de modelo de ficha propio, inicialmente destinado a la elaboración de un diccionario
de terminología lingüística, en principio de usos técnicos de la semántica.
Esta primera versión del modelo fue replanteada en 2006 en un artículo específico en el que revisamos los
distintos modelos de representación terminográfica anteriores (cf. Casas Gómez, 2006a) y ha sido posteriormente
modificada y adaptada (cf. Casas Gómez 2015b) a propósito del proyecto de investigación de excelencia
financiado por el MINECO (véase nota 1), desarrollado por el grupo Semaínein en el marco del Instituto de
Lingüística Aplicada (ILA).
6 En esta línea, nos mostramos en desacuerdo con el intento, por parte de los lexicógrafos, de diferenciar la pura práctica lexicográfica, para la que se sigue postulando
la denominación tradicional de lexicografía, de un supuesto componente teórico de más reciente aparición, que ha significado el desarrollo en los últimos años de
numerosos trabajos específicos y cuya vertiente ha propiciado la creación de nuevos términos en el metalenguaje lexicográfico, como teoría lexicográfica o lexicografía
teórica y, especialmente, metalexicografía. No obstante, desde nuestro punto de vista, no debe utilizarse la designación, sobre todo, de metalexicografía para recubrir la
“llamada” teoría lexicográfica, sencillamente porque, en nuestra opinión, no existe tal pretendida teoría lexicográfica, desde el momento en que no hay ningún supuesto
“aspecto teórico” de la lexicografía que no competa científicamente a los diferentes niveles semánticos y a sus respectivas disciplinas del plano del contenido (cf. Casas
Gómez, 2007).
| 13 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Así pues, en relación con la documentación terminológica, hemos llevado a cabo un modelo, que venimos
remodelando en distintas etapas (cf. Casas Gómez, 1999, 2003, 2006a), basado no solo en el aspecto cuantitativo
de incluir un mayor número de campos en la ficha técnica (un total de 25 registros), sino, sobre todo, en la
mejora cualitativa, a través de la incorporación de un nuevo procedimiento explicativo que introduce una serie de
novedades relevantes y originales en cuanto a las informaciones, interrelacionadas entre sí, que deben registrarse
en la estructura del documento terminológico. De este modo, se ha procedido progresivamente, en distintas fases,
a la confección de un fichero terminológico, cuyos campos se corresponden con la creación informática de una
amplia base de datos relacional, que contiene los siguientes tipos de información:
Tabla 1. Modelo terminográfico Docuterm.
Término de entrada
Subíndice Identificación como uso técnico con el subíndice explicativo
correspondiente, que especifique, en cada artículo, el nombre del autor cuyo
valor conceptual se utiliza. Así, pese a la pretendida univocidad referencial
de la teoría terminológica, se analizan las distintas especializaciones
polisémicas y expresiones ambiguas de los tecnicismos lingüísticos.
Categoría lingüística del término
Fuente del término Procedencia del término: diccionarios, recopilado en corpus de textos
especializados, corpus orales, etc.
Estatus del término Estandarizado, documentado en diccionarios o textos, propuesto para el
especialista o para el traductor, etc.
Variación denominativa Variantes formales, pero totalmente idénticas en su contenido a la unidad de
entrada.
Área(s) temática(s)
Etimología Contenido etimológico.
Mecanismo de formación del término Estos dos últimos registros se incluirán siempre que esta información resulte
útil e ilustrativa para explicar el concepto.
Definición Descripción del contenido correspondiente a la acepción terminológica.
Fuentes doctrinales de la definición Obra o diccionario en el que se registra.
Nivel de metalengua del uso
terminológico
Si el uso terminológico pertenece al metalenguaje general de la disciplina o
al metalenguaje específico de una escuela o al del propio investigador.
Contexto representativo de cada uso
terminológico
Contexto que no posea simplemente un carácter testimonial en el sentido
de que documente solo su presencia en un texto, sino que sea definitorio
o metalingüístico y aporte información sobre su contenido o lo explique
lingüísticamente como unidad terminológica de la disciplina.
Fuente de cada contexto Autor y referencia completa de la obra en la que aparece.
Ejemplos en diferentes lenguas Ejemplos que contribuyan a clarificar los conceptos.
Remisiones a usos sinonímicos
o parasinonímicos de carácter
terminológico
Relaciones conceptuales de “similitud” establecidas entre los diferentes usos
terminológicos.
Remisiones a usos hiperonímicos,
hiponímicos o meronímicos de
carácter terminológico
Relaciones conceptuales de “inclusión” establecidas entre los diferentes
usos terminológicos.
Remisiones a usos antonímicos de
carácter terminológico
Relaciones conceptuales de “contraste” establecidas entre los diferentes
usos terminológicos.
Establecimiento de coincidencias
terminológicas
Equivalentes o correlatos entre los diversos usos metalingüísticos.
Equivalencias en otras lenguas Indicación de la lengua y establecimiento de un campo para cada una.
Fuentes de estas equivalencias Establecimiento, igualmente, de un campo para cada una, de acuerdo con
la información contenida en algunos diccionarios de lingüística o referencias
propias realizadas por algún autor.
Fuentes documentales del término Diccionarios de lingüística que pueden o no consignar el uso técnico.
Bibliografía recomendada Referencias bibliográficas para cada uso técnico, con objeto de que el
usuario pueda ampliar la información contenida en la ficha.
Observaciones y notas Para informaciones no previstas que resulten de interés lingüístico o técnico.
Información en la gestión de la base
de datos
Autor del documento, código de identificación y fecha de elaboración.
| 14 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
De igual forma que el significado es el objeto de la semántica, el concepto definitorio lo es de la terminología,
constituyendo el elemento informativo más relevante del documento terminológico. Sin embargo, en lo que concierne
a las cuestiones técnico-metodológicas de documentación, hemos de puntualizar que, además de la importancia
de la definición como campo principal, existen otros registros absolutamente necesarios para corroborar y subsanar
determinados problemas teóricos y específicos de esta disciplina, algunos de los cuales no se han tenido en cuenta en
el tratamiento de los diferentes campos de que debe constar la ficha terminológica, cuya elaboración es, en algunos
casos, excesivamente reduccionista y demasiado polarizada hacia objetivos aplicados y la consecución inminente de
los resultados. El hecho de que tales informaciones, como la etimología, el mecanismo de formación, los ejemplos en
diversas lenguas, las fuentes lexicográficas consultadas o la bibliografía recomendada y, sobre todo, la adaptación
conceptual de las traducciones, la red terminológica de relaciones conceptuales, la identificación de subíndices
explicativos, el nivel de metalengua del uso terminológico y el establecimiento de coincidencias terminológicas,
no hayan sido incluidas en los modelos previos de fichas terminológicas constituye una de las razones por las
que consideramos estas aportaciones susceptibles de ser protegidas. Entre las novedades más relevantes aquí
consignadas, nuestra propuesta especializada de ficha terminográfica cuenta con:
a. Un procedimiento explicativo basado metodológicamente en el uso comunicativo y no en el término,
con objeto de subsanar la ambigüedad y la plurivocidad de la terminología, en el que se dota a las
unidades terminológicas de un subíndice que aclare el sentido en que los empleamos y donde se definan
estos según una adecuada caracterización de sus distintas acepciones terminológicas, las cuales, por
lo general, corresponden a entradas léxicas independientes que van acompañadas en todo momento
de un contexto representativo de cada uso técnico especializado, informaciones estas que no se han
tenido en cuenta anteriormente en este tipo de trabajos lexicográficos. Por otra parte, el presente fichero
terminológico está concebido, más que como un repertorio de tecnicismos, como un fichero de usos
técnicos en el que cada acepción especializada o uso terminológico se analiza como artículo lexicográfico
distinto, lo que supone, además, poder determinar a qué otro término corresponde ese mismo contenido
conceptual y establecer, de esta manera, los consiguientes equivalentes o correlatos terminológicos.
b. El nivel de metalengua del uso terminológico, además del autor o escuela que lo proporciona, pues puede
adscribirse al metalenguaje general de la lingüística, al metalenguaje específico de una escuela particular
o al del propio investigador.
c. Las relaciones conceptuales establecidas entre los diferentes usos terminológicos: sinónimos y
parasinónimos: (palabravocablolexemasemantemamorfema lexical, etc.), hiperónimos-
hipónimos y merónimos (palabratérmino, monemamorfema, polisemiasincretismo, semántica
semasiología, interdiccióntabú, semánticaaxiología, campo léxicocampo terminológico, lexicón
memoria semántica, red léxica red semántica, procesamiento léxico procesamiento semántico,
etc.) o antónimos (onomasiología / semasiología, eufemismo / disfemismo, sobreextensión (semántica) –
infraextensión (semántica), etc.). Desde esta perspectiva, se observa cómo existe una vinculación directa
entre relación conceptual y uso terminológico, hasta el punto de que será una determinada relación
“significativa” distinta la que implique la existencia de una nueva acepción del término, por lo que en la
praxis se comprueba: a) que tales conexiones designativas de carácter terminológico funcionan como
factor de determinación o regla de comportamiento lingüístico en la identificación de los diferentes usos
terminológicos y b) que su funcionamiento conceptual difiere según cada “nivel de clasificación”, es decir,
que existen usos y subusos terminológicos que mantienen diferentes relaciones conceptuales en cada
nivel jerárquico (cf.Casas Gómez, 2018, 2020a, 2020b, 2021b y 2021c).
d. El establecimiento de coincidencias terminológicas como aspecto esencial de este fichero especializado,
esto es, de los equivalentes o correlatos entre los diversos usos metalingüísticos de la disciplina
(designación potencial
Coseriu = denotación
Lyons , designación real o denotación
Coseriu = referencia
Lyons ,
semasiología
Reisig=semántica
Bréal
, etc.).
e. Un intento de resolver los problemas de adaptación conceptual en las traducciones de ciertos tecnicismos
lingüísticos (cf. Ramírez Salado, 2021a y 2021b).
Las informaciones básicas propuestas en este modelo de ficha técnica para la terminología lingüística deben
necesariamente registrarse para acometer con garantías los problemas teórico-prácticos subyacentes a un trabajo
terminográfico de estas características, ya que, desde nuestra perspectiva, no solo resultan lexicográficamente
incompletos y poco satisfactorios los diccionarios de lingüística realizados hasta la fecha, sino que esta situación
se agrava aún más, siendo del todo inaceptable, en trabajos prácticos sobre nuestra disciplina elaborados
metodológicamente desde planteamientos terminológicos.
| 15 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Una vez establecidos los campos del modelo de ficha propuesto, se han de puntualizar las siguientes fases
metodológicas7 en la creación de nuestro propio modelo de fichero terminológico:
1) La formulación de nuestra propia base de datos relacional de terminología.
2) La creación de un corpus metalingüístico y multilingüe a partir de la digitalización de 37 repertorios
lexicográficos8 y de numerosas fuentes doctrinales, hasta el momento más de 6.100 documentos
seleccionados, que suman más de 60 millones de palabras/términos, en el marco de un repositorio
bibliográfico de lingüística general y aplicada de casi 25.000 entradas (cf. Ramírez Salado y Álvarez Torres,
2018 y Álvarez Torres y Gómez Díaz, 2021).
3) El diseño de una interfaz terminológica para facilitar el acceso a la base de datos relacional centralizada
en un servidor, que ha permitido, por su parte, obtener una segunda patente: INTERLEX: interfaz gráfica
terminológica (cf. Casas Gómez y Honor Marín, 2021). Este nuevo registro de propiedad intelectual
deriva de la proyección informática (creación y diseño de un software para una aplicación web) de la idea
conceptual y metodológica9 del modelo terminográfico previamente patentado y expuesto en este trabajo.
En definitiva, gracias al desarrollo de los recursos informáticos actuales, en este modelo se muestra una
propuesta de ficha terminológica adaptada a una aplicación web. En este sentido, desde el punto de vista
informático, se ha creado una amplia base de datos relacional que recopila todos los campos necesarios de
la ficha terminológica adaptada a esta interfaz de usuario, y que se gestiona mediante el uso de una aplicación
web desarrollada con el lenguaje de programación Python, a la que pueden acceder los diferentes investigadores
desde cualquier sistema operativo y dispositivo.
4. ANÁLISIS PRÁCTICO DEL MODELO
Como ilustración del modelo terminográfico patentado, procedemos a su análisis empírico con la ejemplificación
de un término, complejo lingüísticamente, como onomasiología, dado que adquiere hasta cinco usos terminológicos
(cf. Casas Gómez, 2020a: 15-18) que pueden quedar representados gráficamente en la siguiente red conceptual:
Gráfico 1. Red conceptual del término onomasiología.
A continuación, mostramos el análisis terminográfico del fichero documental completo de esta unidad
terminológica, conformado, de acuerdo con las bases metodológicas previamente explicadas, por cinco fichas
terminológicas correspondientes a cada una de las entradas con sus respectivos subíndices:
7 Para un desarrollo explicativo de las bases metodológicas y los recursos digitales de este modelo terminográfico, cf. Casas Gómez y Varo Varo (2021).
8 Véase la relación completa de estos diccionarios especializados de lingüística en el anexo del capítulo de Casas Gómez y Varo Varo (2021).
9 Se ha de precisar que, aunque el método de entrada sea semasiológico, la interfaz gráfica es, principalmente, de corte onomasiológico, ya que se centra en la descrip-
ción de las relaciones conceptuales establecidas entre los diferentes usos terminológicos de este léxico especializado.
| 16 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Tabla 2. Ficha terminológica de onomasiología1.
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Subíndice Onomasiología1
Categoría lingüística del término Sustantivo
Fuente del término Corpus de textos especializados y fuentes lexicográficas
Estatus del término estandarizado, documentado lexicográficamente, propuesto para el
especialista y para el traductor
Variación denominativa -
Área(s) temática(s) Semántica, lexicología, semántica léxica
Etimología Del gr. onomasía, denominación + lógos, tratado
Mecanismo de formación del término Préstamo del griego
Definición Disciplina dedicada al estudio de los conceptos y a su investigación
metodológica
Fuentes doctrinales de la definición Quadri, B. (1952): Aufgaben und Methoden der onomasiologischen
Forschung. Eine entwicklungsgeschichtliche Darstellung, Bern: A. Francke AG.
Verlag.
Tappolet, E. (1895): Die romanischen Verwandtschaftsnamen. Mit besonderer
Berücksichtigung der französischen und italienischen Mundarten. Ein Beitrag
zur vergleichenden Lexikologie, Diss. Zürich, Strassburg.
Zauner, A. (1903): “Die romanischen Namen der Körperteile. Eine
onomasiologische Studie”, Romanische Forschungen, 14, 339-530.
Nivel de metalengua del uso
terminológico
General
Contexto(s) representativo(s) de cada
uso terminológico
1) “Die Onomasiologie untersucht die schriftsprachlichen und mundartlichen
Bezeichnungen für einen bestimmten Begri. Ausgangspunkt
onomasiologischer Betrachtungsweise ist also immer ein Begri, mit
anderen Worten, ein im Denken des Individuums mehr oder weniger
scharf abgegrenzter Vorstellungsinhalt”.
2) “Die Onomasiologie bringt uns, wie Tappolet S. 4 sehr richtig bemerkt, auf
philosophisches Gebiet; sic liefert Material zur Wissenschaft der Begrie,
sie gibt uns Aufschllüse über dans Wesen und die Giltigkeit, den Wert
eines Begries (einer Funktion)”.
Fuente de cada contexto 1) Quadri, B. (1952): Aufgaben und Methoden der onomasiologischen
Forschung. Eine entwicklungsgeschichtliche Darstellung, Bern: A. Francke
AG. Verlag, 18.
2) Zauner, A. (1903): “Die romanischen Namen der Körperteile. Eine
onomasiologische Studie”, Romanische Forschungen, 14, 340.
Ejemplos en diferentes lenguas -
Remisiones a usos sinonímicos
o parasinonímicos de carácter
terminológico
-
Remisiones a usos hiperonímicos
o hiponímicos de carácter
terminológico
Hiperónimo: Semántica4 (Baldinger)
Hipónimos: Onomasiología2 y Onomasiología3
Remisiones a usos antonímicos de
carácter terminológico
-
Establecimiento de coincidencias
terminológicas
-
Equivalencias en otras lenguas al.: Onomasiologie
it.: onomasiologìa
ingl.: onomasiology
port.: onomasiologia
fr.: onomasiologie
Fuentes de estas equivalencias Fuentes documentales consultadas
Tabla 2, continúa en la página siguiente
| 17 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Fuentes documentales del término Abraham, W. (1981): Diccionario de Terminología Lingüística Actual. Versión
española de F. Meno Blanco, Madrid: Gredos.
Brown, K. (ed.) (2006, 2nd ed.): Encyclopedia of Language and Linguistics,
Amsterdam, London: Elsevier.
Bussmann, H. (1998): Routledge Dictionary of Language and Linguistics,
London and New York: Routledge.
Cardona, G. R. (1991): Diccionario de lingüística, Barcelona: Ariel.
Crystal, D. (1980): A First Dictionary of Linguistics and Phonetics, London:
Andre Deutsch.
Crystal, D. (1998): A Dictionary of Linguistics and Phonetics, Oxford:
Massachusetts: Blackwell.
Crystal, D. (2000): Diccionario de lingüística y fonética. Traducción y
adaptación de X. Villalba, Barcelona: Octaedro.
Crystal, D. (2008, 6th ed.): A Dictionary of Linguistics and Phonetics, Oxford:
Blackwell.
Dubois, J. et al. (1979-1986): Diccionario de Lingüística. Versión española de
I. Ortega y A. Domínguez, Madrid: Alianza.
Jota, Z, S. (1976): Dicionário de lingüística, Río de Janeiro: Presença.
Larousse (1998): Diccionario terminológico: Lingüística, Barcelona: Larousse.
Luna Traill, E., Vigueras Ávila, A. y Báez Pinal, G. E. (2005): Diccionario básico
de lingüística, México: UNAM.
Marouzeau, J. (1969): Lexique de la terminologie linguistique, Paris: Libraire
orientaliste Paul Geuthner.
Martínez de Sousa, J. (1995): Diccionario de lexicografía práctica, Barcelona:
Bibliograf.
Moreno Cabrera, J. C. (1998): Diccionario de lingüística neológico y
multilingüe, Madrid: Síntesis D.L.
Welte, W. (1985): Lingüística moderna: terminología y bibliografía, Madrid:
Gredos.
Bibliografía recomendada Casas Gómez, M. (2011): “Linguistische Dimensionen der Semasiologie und
Onomasiologie”, Neuphilologische Mitteilungen. Bulletin de la Société
Néophilologique. Bulletin of the Modern Language Society, 4 CXII,
453-483.
Quadri, B. (1952): Aufgaben und Methoden der onomasiologischen
Forschung. Eine entwicklungsgeschichtliche Darstellung, Bern: A. Francke
AG. Verlag.
Tappolet, E. (1895): Die romanischen Verwandtschaftsnamen. Mit besonderer
Berücksichtigung der französischen und italienischen Mundarten. Ein
Beitrag zur vergleichenden Lexikologie, Diss. Zürich, Strassburg.
Zauner, A. (1903): “Die romanischen Namen der Körperteile. Eine
onomasiologische Studie”, Romanische Forschungen, 14, 339-530.
Observaciones y notas -
Información en la gestión de la base
de datos
Autor de la ficha: Miguel Casas Gómez.
Fecha: octubre de 2021.
Tabla 3. Ficha terminológica de onomasiología2
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Subíndice Onomasiología2
Categoría lingüística del término Sustantivo
Fuente del término Corpus de textos especializados y fuentes lexicográficas
Estatus del término estandarizado, documentado lexicográficamente, propuesto para el
especialista y para el traductor
Variación denominativa -
Área(s) temática(s) Semántica, lexicología, semántica léxica
Etimología Del gr. onomasía, denominación + lógos, tratado
Mecanismo de formación del término Préstamo del griego
Tabla 2, continúa de la página anterior
Tabla 3, continúa en la página siguiente
| 18 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Definición Metodología semántica que se limita al estudio de los signos partiendo
del concepto o de la cosa (multiplicidad de designaciones de un
concepto particular que forman un conjunto o campo onomasiológico o
de designaciones), en un sentido correlativamente complementario al de
semasiología o estudio de las significaciones partiendo del significante o
forma material (desarrollo del contenido de un signo particular o campo
semasiológico o de significaciones).
Fuentes doctrinales de la definición Baldinger, K. (1964): La semasiología. Ensayo de un cuadro de conjunto,
Rosario: Universidad Nacional del Litoral.
Guiraud, P. (1955): La sémantique, Paris: P.U.F.
Nivel de metalengua del uso
terminológico
General
Contexto(s) representativo(s) de cada
uso terminológico
1) “El centro de gravedad pareció desplazarse de la semasiología a la
Onomasiología, y Weisgerber incluso, en 1927 escribió un artículo bajo el
título Die Bedeutungslehre - ein Irrweg der Sprachwissenschaft? (GRM,
15, 1927, 161-183) (La teoría de la Significación - ¿un camino errado
de la Lingüística?), con lo cual por cierto no quería hablar en favor de la
Onomasiología, sino en favor de una teoría del concepto que iba más allá.
Semasiología y Onomasiología parecen hoy dos métodos que estudian el
mismo objeto desde diferentes puntos de vista”.
2) “La onomasiología, por el contrario, parte del concepto que, insisto,
es independiente de la estructura de una lengua dada, para encontrar
las designaciones, las realizaciones lingüísticas en una o en varias
lenguas. La onomasiología busca los monemas, que por una de sus
significaciones o sememas, sirven para expresar el concepto en
cuestión”.
Fuente de cada contexto 1) Baldinger, K. (1964): La semasiología. Ensayo de un cuadro de conjunto,
Rosario: Universidad Nacional del Litoral, 13.
2) Baldinger, K. (1970/1977, 2ª ed.): Teoría semántica. Hacia una semántica
moderna, Madrid: Alcalá, 164-165.
Ejemplos en diferentes lenguas -
Remisiones a usos sinonímicos
o parasinonímicos de carácter
terminológico
-
Remisiones a usos hiperonímicos
o hiponímicos de carácter
terminológico
Hiperónimos: Onomasiología1 y Semántica4 (Baldinger)
Hipónimo: Onomasiología3
Remisiones a usos antonímicos de
carácter terminológico
Semasiología4
Establecimiento de coincidencias
terminológicas
-
Equivalencias en otras lenguas al.: Onomasiologie
it.: onomasiologìa
ingl.: onomasiology
port.: onomasiologia
fr.: onomasiologie
Fuentes de estas equivalencias Fuentes documentales consultadas
Fuentes documentales del término Alcaráz Varó, E. y Martínez Linares, M. A. (1997): Diccionario de lingüística
moderna, Barcelona: Ariel.
Brown, K. (ed.) (2006, 2nd ed.): Encyclopedia of Language and Linguistics,
Amsterdam, London: Elsevier.
Bussmann, H. (1998): Routledge Dictionary of Language and Linguistics,
London and New York: Routledge.
Crystal, D. (2000): Diccionario de lingüística y fonética. Traducción y
adaptación de X. Villalba, Barcelona: Octaedro.
Crystal, D. (2008, 6th ed.): A Dictionary of Linguistics and Phonetics, Oxford:
Blackwell.
Dubois, J. et al. (1979-1986): Diccionario de Lingüística. Versión española de
I. Ortega y A. Domínguez, Madrid: Alianza.
Tabla 3, continúa de la página anterior
Tabla 3, continúa en la página siguiente
| 19 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Fuentes documentales del término Greimas, A. J. y Courtés, J. (1979): Sémiotique: dictionnaire raisonné de la
théorie du langage, Paris: Classiques Hachette.
Jota, Z, S. (1976): Dicionário de lingüística, Río de Janeiro: Presença.
Luna Traill, E., Vigueras Ávila, A. y Báez Pinal, G. E. (2005): Diccionario básico
de lingüística, México: UNAM.
Marouzeau, J. (1969): Lexique de la terminologie linguistique, Paris: Libraire
orientaliste Paul Geuthner.
Martínez de Sousa, J. (1995): Diccionario de lexicografía práctica, Barcelona:
Bibliograf.
Mounin, G. (1979): Diccionario de lingüística, Barcelona: Labor.
Bibliografía recomendada Baldinger, K. (1956): “Die Semasiologie. Versuch eines Überblicks”,
Forschungen und Fortschritte, 30,5, 148-155 y 30,6, 173-179.
Baldinger, K. (1964a): La semasiología. Ensayo de un cuadro de conjunto,
Rosario: Universidad Nacional del Litoral.
Baldinger, K. (1964b): “Semasiologie et onomasiologie”, Revue de
Linguistique Romane, 28, 249-272.
Baldinger, K. (1970/1977, 2ª ed.): Teoría semántica. Hacia una semántica
moderna, Madrid: Alcalá.
Casas Gómez, M. (2011): “Linguistische Dimensionen der Semasiologie und
Onomasiologie”, Neuphilologische Mitteilungen. Bulletin de la Société
Néophilologique. Bulletin of the Modern Language Society, 4 CXII,
453-483.
Guiraud, P. (1955): La sémantique, Paris: P.U.F.
Geckeler, H. (1983): “La semántica, rama clave de la lingüística”, Conferencias
del trigésimo aniversario de la Universidad de la República, Montevideo:
Facultad de Humanidades y Ciencias, 51-65.
Quadri, B. (1952): Aufgaben und Methoden der onomasiologischen
Forschung. Eine entwicklungsgeschichtliche Darstellung, Bern: A. Francke
AG. Verlag.
Swiggers, P. (1983): “Sémasiologie et onomasiologie: opposition,
recouvrement et complémentarité”, Angelet, C., Melis, L., Mertens, F.
J. y Musarra F. (eds.), Langue, dialecte, littérature. Études romanes à la
mémoire de Hugo Plomteux, Leuven, 431-438.
Observaciones y notas -
Información en la gestión de la base
de datos
Autor de la ficha: Miguel Casas Gómez
Fecha: octubre de 2021.
Tabla 4. Ficha terminológica de onomasiología3
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Subíndice Onomasiología3
Categoría lingüística del término Sustantivo
Fuente del término Corpus de textos especializados
Estatus del término No estandarizado, no documentado lexicográficamente, no propuesto para el
especialista y para el traductor
Variación denominativa -
Área(s) temática(s) Semántica, lexicología, semántica léxica
Etimología Del gr. onomasía, denominación + lógos, tratado
Mecanismo de formación del término Préstamo del griego
Definición Partiendo de las distinciones previas entre significado, semema y concepto
en la formulación de su modelo trapezoidal, la onomasiología en Heger
estudia los sistemas conceptuales, independientes de una lengua, y las
designaciones que los realizan en los diferentes sistemas lingüísticos,
mediante el establecimiento de las relaciones estructurales de los significados
de tales designaciones respecto al concepto.
Tabla 3, continúa de la página anterior
Tabla 4, continúa en la página siguiente
| 20 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Fuentes doctrinales de la definición Baldinger, K. (1970/1977, 2ª ed.): Teoría semántica. Hacia una semántica
moderna, Madrid: Alcalá.
Heger, K. (1974): Teoría semántica. Hacia una semántica moderna II, Madrid:
Alcalá.
Nivel de metalengua del uso
terminológico
Nivel de metalengua propio de un autor: Heger.
Contexto(s) representativo(s) de cada
uso terminológico
1) “Tout autrement se presénte la situation pour l’onomasiologie qui
ne peut plus être considérée coome simple inversion des méthodes
sémasiologiques. Pour elle, la distinction entre signifié et sémème est
sans importance puisque les deux sont liés au concept par la même
relation d’espàce à genre”.
2) “Por el contrario, la onomasiología (…) ‘presupone del lado de los
conceptos, la preexistencia de una pirámide parcial de conceptos o de
otro sistema lógico de relaciones’ (Heger 1974: 29). Con independencia
de la estructura de una lengua dada, la onomasiología parte del concepto
para encontrar las diversas designaciones en una o en varias lenguas.
En consecuencia, frente a su maestro K. Baldinger, que sostiene una
concepción puramente tradicional, aunque en algunas de sus ideas,
sobre todo en lo que respecta a la onomasiología, subyacen ciertos
planteamientos modernos, la perspectiva de K. Heger podemos decir que
es plenamente estructural”.
Fuente de cada contexto 1) Heger, K. (1965): “Les bases méthodologiques de l’onomasiologie et du
classement par concepts”, Travaux de Linguistique et de Littérature, 3,1,
29.
2) Casas Gómez, M. (2008): “Dimensiones lingüísticas de la semasiología y
la onomasiología”, Mora Millán, Mª L. (ed.), Cognición y lenguaje. Estudios
en homenaje a José Luis Guijarro Morales, Cádiz: Universidad de Cádiz,
57-58.
Ejemplos en diferentes lenguas -
Remisiones a usos sinonímicos
o parasinonímicos de carácter
terminológico
-
Remisiones a usos hiperonímicos
o hiponímicos de carácter
terminológico
Hiperónimos: Onomasiología1, Onomasiología2 y Semántica4 (Baldinger)
Hipónimo: Semasiología5
Remisiones a usos antonímicos de
carácter terminológico
-
Establecimiento de coincidencias
terminológicas
-
Equivalencias en otras lenguas al.: Onomasiologie
it.: onomasiologìa
ingl.: onomasiology
port.: onomasiologia
fr.: onomasiologie
Fuentes de estas equivalencias Fuentes documentales consultadas
Fuentes documentales del término Alcaráz Varó, E. y Martínez Linares, M. A. (1997): Diccionario de lingüística
moderna, Barcelona: Ariel.
Brown, K. (ed.) (2006, 2nd ed.): Encyclopedia of Language and Linguistics,
Amsterdam, London: Elsevier.
Cerdà Massó, R. (1986): Diccionario de lingüística, Madrid: Anaya.
Tabla 4, continúa de la página anterior
Tabla 4, continúa en la página siguiente
| 21 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Bibliografía recomendada Baldinger, K. (1964a): La semasiología. Ensayo de un cuadro de conjunto,
Rosario: Universidad Nacional del Litoral.
Baldinger, K. (1964b): “Semasiologie et onomasiologie”, Revue de
Linguistique Romane, 28, 249-272.
Baldinger, K. (1970/1977, 2ª ed.): Teoría semántica. Hacia una semántica
moderna, Madrid: Alcalá.
Casas Gómez, M. (2011): “Linguistische Dimensionen der Semasiologie und
Onomasiologie”, Neuphilologische Mitteilungen. Bulletin de la Société
Néophilologique. Bulletin of the Modern Language Society, 4 CXII,
453-483.
Guiraud, P. (1955): La sémantique, Paris: P.U.
Heger, K. (1965): “Les bases méthodologiques de l’onomasiologie et du
classement par concepts”, Travaux de Linguistique et de Littérature, 3,1,
7-32.
Heger, K. (1969a): “La sémantique et la dichotomie de langue et parole”,
Travaux de Linguistique et de Littérature, 7,1, 47-111.
Heger, K. (1969b): “L’analyse sémantique du signe linguistique”, Langue
française, 4, 44-66.
Heger, K. (1971): Monem, Wort und Satz, Tübingen: Niemeyer.
Heger, K. (1974): Teoría semántica. Hacia una semántica moderna II, Madrid:
Alcalá.
Heger, K. (1981): “La semántica lingüística”, Lexis, 5,2, 59-93.
Observaciones y notas La concepción de onomasiología y semasiología de Heger no ha alcanzado
proyección en nuestra ciencia y apenas es conocida. Digamos que cuando se
habla de semasiología, que es el procedimiento más divergente entre estos
dos autores, prácticamente nadie se está refiriendo al punto de vista de Heger
en el sentido de descomposición de semas o rasgos semánticos, ya que para
ello ha triunfado justamente el concepto de análisis componencial. Es decir, se
entiende normalmente semasiología en su concepción estándar como método
semántico tradicional en la línea del planteamiento de Baldinger.
Información en la gestión de la base
de datos
Autor de la ficha: Miguel Casas Gómez.
Fecha: octubre de 2021.
Tabla 5. Ficha terminológica de onomasiología4
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Subíndice Onomasiología4
Categoría lingüística del término Sustantivo
Fuente del término Corpus de textos especializados y fuentes lexicográficas
Estatus del término estandarizado, documentado lexicográficamente, propuesto para el
especialista y para el traductor
Variación denominativa -
Área(s) temática(s) Teoría lingüística y teoría de la comunicación
Etimología Del gr. onomasía, denominación + lógos, tratado
Mecanismo de formación del término Préstamo del griego
Definición En los análisis sobre la teoría general del acto de comunicación, la
onomasiología, en dirección opuesta a la semasiología (del oyente al
hablante), se entiende como proceso comunicativo o camino que va
del hablante al oyente, en el que se realiza una elección comunicativa o
codificación del mensaje por parte del emisor.
Fuentes doctrinales de la definición Jakobson, R. (1963): Essais de linguistique générale, I, Paris: Les Éditions de
Minuit.
Jakobson, R. (1973): Essais de linguistique générale, II. Rapports internes et
externes du langage, Paris: Les Éditions de Minuit.
Nivel de metalengua del uso
terminológico
General
Tabla 4, continúa de la página anterior
Tabla 5, continúa en la página siguiente
| 22 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Contexto(s) representativo(s) de cada
uso terminológico
1) “Depuis quelque temps, aux Etats Unis comme à l’étranger, les linguistes
commencent à accorder plus d’attention aux possibilités de mise en relief
par le message des autres facteurs, en particulier des deux protagonistes
de l’acte de communication, l’émetteur et le receveur. C’est ainsi que
nous accueillons avec plaisir les pénétrantes observations de Smith sur
les éléments linguistiques qui servent à caractériser le sujet parlant, son
attitude à l’égard de ce dont il parle et à l’égard de son auditeur”.
2) “La structure onomasiologique est basée sur la synonymie, la structure
sémasiologique est basée sur la polysémie. L’onomasiologie envisage les
problèmes sous l’angle de celui qui parle, de celui qui doit choisir parmi les
diérents moyens d’expression. La sémasiologie envisage les problèmes
sous l’angle de celui qui écoute, de l’interlocuteur qui doit déterminer la
signification du mot qu’il entend parmi toutes les significations possibles”.
Fuente de cada contexto 1) Jakobson, R. (1963): Essais de linguistique générale, I, Paris: Les Éditions
de Minuit, 29.
2) Baldinger, K. (1964): “Semasiologie et onomasiologie”, Revue de
Linguistique Romane, 28, 270.
Ejemplos en diferentes lenguas -
Remisiones a usos sinonímicos
o parasinonímicos de carácter
terminológico
-
Remisiones a usos hiperonímicos o
hiponímicos de carácter terminológico
Hiperónimo: Proceso comunicativo
Remisiones a usos antonímicos de
carácter terminológico
Semasiología6
Establecimiento de coincidencias
terminológicas
-
Equivalencias en otras lenguas al.: Onomasiologie
it.: onomasiologìa
ingl.: onomasiology
port.: onomasiologia
fr.: onomasiologie
Fuentes de estas equivalencias Fuentes documentales consultadas
Fuentes documentales del término Cerdà Massó, R. (1986): Diccionario de lingüística, Madrid: Anaya.
Luna Traill, E., Vigueras Ávila, A. y Báez Pinal, G. E. (2005): Diccionario básico
de lingüística, México: UNAM.
Bibliografía recomendada Casas Gómez, M. (2011): “Linguistische Dimensionen der Semasiologie und
Onomasiologie”, Neuphilologische Mitteilungen. Bulletin de la Société
Néophilologique. Bulletin of the Modern Language Society, 4 CXII, 453-483.
Guiraud, P. (1955): (1955): La sémantique, Paris: P.U.F.
Jakobson, R. (1963): Essais de linguistique générale, I, Paris: Les Éditions de
Minuit.
Jakobson, R. (1973): Essais de linguistique générale, II. Rapports internes et
externes du langage, Paris: Les Éditions de Minuit.
Observaciones y notas 1) En relación con el funcionamiento de estos dos puntos de vista en el
acto comunicativo, dos cuestiones básicas merecen, desde nuestra
perspectiva, una cierta reflexión, pues hemos de plantearnos, en primer
lugar, si realmente existe en la comunicación un camino semasiológico,
esto es, una dirección que parta del oyente hacia el hablante y, en
segundo lugar, si verdaderamente hay límites tajantes entre onomasiología
y semasiología en el proceso comunicativo. Sobre el primer aspecto,
siempre hemos discutido la existencia de un supuesto camino
semasiológico, dado que, según nuestra opinión, la única dirección
posible en la comunicación es la onomasiológica, en el sentido de que no
hay nada que vaya del receptor al emisor en el fenómeno comunicativo,
sino que, cuando el oyente interviene en el proceso, éste se ha convertido
ya en hablante, que, además, en todo momento, es oyente de sí mismo.
Tabla 5, continúa de la página anterior
Tabla 5, continúa en la página siguiente
| 23 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Observaciones y notas 2) Estas razones son más que suficientes para afirmar que, aunque en los
fundamentos teóricos del acto de comunicación, se han incluido dos caminos
opuestamente complementarios: el onomasiológico y el semasiológico, la
única perspectiva existente realmente, desde el punto de vista del mensaje
producido por un determinado acto comunicativo, es aquélla que va del
hablante/ emisor hacia el oyente/receptor. En esta dirección se mueve
siempre la comunicación y sólo así entenderemos el funcionamiento de
cualquier acto de habla, como un producto de la actividad de hablar emitido
por el que habla hacia sí mismo o hacia los demás. Por consiguiente, los
conocidos caminos onomasiológico y semasiológico quedan integrados
en el fenómeno comunicativo en tanto dos procesamientos cognitivos de
información en dirección opuesta: una posición interiorizada onomasiológica
de elección comunicativa y de codificación del mensaje por parte del
hablante o emisor y otra, de carácter semasiológico, de interpretación y de
decodificación de la información por el oyente o receptor.
Información en la gestión de la base
de datos
Autor de la ficha: Miguel Casas Gómez.
Fecha: octubre de 2021.
Tabla 6. Ficha terminológica de onomasiología5
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Subíndice Onomasiología5
Categoría lingüística del término Sustantivo
Fuente del término Corpus de textos especializados y fuentes lexicográficas
Estatus del término estandarizado, documentado lexicográficamente, propuesto para el
especialista y para el traductor
Variación denominativa -
Área(s) temática(s) Lexicografía, metalexicografía
Etimología Del gr. onomasía, denominación + lógos, tratado
Mecanismo de formación del término Préstamo del griego
Definición Como aplicación al ámbito lexicográfico, el término onomasiología se
utiliza como método de análisis metalexicográfico, complementario de la
semasiología, para la elaboración de diccionarios onomasiológicos que
contienen tanto macroestructuras como microestructuras conceptuales y
que parten, por tanto, de una organización ideológica o conceptual de las
entradas de sus correspondientes lemas o unidades lexicográficas.
Fuentes doctrinales de la definición Propia
Nivel de metalengua del uso
terminológico
General
Contexto(s) representativo(s) de cada
uso terminológico
1) “Desde esta perspectiva de enfoque, los fenómenos de onomasiología
y semasiología han tenido, por último, una importante repercusión en el
terreno de la lexicografía, campo de estudio en el que tales conceptos
constituyen dos métodos de análisis metalexicográficos para la elaboración
de tipos básicos de obras lexicográficas, como son los diccionarios
onomasiológicos y semasiológicos, y donde se habla de macroestructuras
y microestructuras tanto conceptuales u onomasiológicas como formales o
semasiológicas, existiendo, sin embargo, mezcla o interrelación de ambos
aspectos tanto en la sistematización y disposición de informaciones de
las entradas de determinados diccionarios como en la macroestructura
general y microestructura específica de otros diccionarios, como sucede
con los de sinónimos y antónimos, cuya organización global es de carácter
semasiológico o de tipo formal por orden alfabético, mientras que posee
naturalmente tratamiento onomasiológico en lo que respecta a la información
conceptual contenida en cada entrada o término de identificación”.
2) “Das Onomasiologie und das Semasiologie werden zu Perspektiven, die
der gesamten typologischen Klassifizierung von Wörterbüchern und der
lexikographischen Praxis als komplementäre Analysemethoden inhärent
sind; manchmal stehen sie in einer vollständigen Wechselbeziehung, wie
dies zum Beispiel im Diccionario de uso del español de Moliner (1966-67)
der Fall ist”.
Tabla 5, continúa de la página anterior
Tabla 6, continúa en la página siguiente
| 24 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Término de entrada ONOMASIOLOGÍA
Fuente de cada contexto 1) Casas Gómez, M. (2008): “Dimensiones lingüísticas de la semasiología y la
onomasiología”, Mora Millán, Mª L. (ed.), Cognición y lenguaje. Estudios en
homenaje a José Luis Guijarro Morales, Cádiz: Universidad de Cádiz, 68.
2) Casas Gómez, M. (2011): “Linguistische Dimensionen der Semasiologie
und Onomasiologie”, Neuphilologische Mitteilungen. Bulletin de la Société
Néophilologique. Bulletin of the Modern Language Society, 4 CXII, 477.
Ejemplos en diferentes lenguas -
Remisiones a usos sinonímicos
o parasinonímicos de carácter
terminológico
-
Remisiones a usos hiperonímicos
o hiponímicos de carácter
terminológico
Hiperónimos: Lexicografía y Metalexicografía
Remisiones a usos antonímicos de
carácter terminológico
Semasiología7
Establecimiento de coincidencias
terminológicas
-
Equivalencias en otras lenguas al.: Onomasiologie
it.: onomasiologìa
ingl.: onomasiology
port.: onomasiologia
fr.: onomasiologie
Fuentes de estas equivalencias Fuentes documentales consultadas
Fuentes documentales del término Greimas, A. J. y Courtés, J. (1979): Sémiotique: dictionnaire raisonné de la
théorie du langage, Paris: Classiques Hachette.
Bibliografía recomendada Baldinger, K. (1956): “Die Semasiologie. Versuch eines Überblicks”,
Forschungen und Fortschritte, 30,5, 148-155 y 30,6, 173-179.
Baldinger, K. (1964a): La semasiología. Ensayo de un cuadro de conjunto,
Rosario: Universidad Nacional del Litoral.
Baldinger, K. (1964b): “Semasiologie et onomasiologie”, Revue de
Linguistique Romane, 28, 249-272.
Baldinger, K. (1970/1977, 2ª ed.): Teoría semántica. Hacia una semántica
moderna, Madrid: Alcalá.
Casares, J. (1950): Introducción a la lexicografía moderna, Madrid: C.S.I.C.
Casas Gómez, M. (1998): “El Diccionario de uso del español de María
Moliner”, Casas Gómez, M., Penadés Martínez, I. (coords.) y Díaz
Hormigo, Mª T. (ed.), Estudios sobre el Diccionario de uso del español
de María Moliner, Cádiz: Universidad de Cádiz, 27-69.
Casas Gómez, M. (2011): “Linguistische Dimensionen der Semasiologie und
Onomasiologie”, Neuphilologische Mitteilungen. Bulletin de la Société
Néophilologique. Bulletin of the Modern Language Society, 4 CXII,
453-483.
Guiraud, P. (1955): La sémantique, Paris: P.U.F.
Observaciones y notas -
Información en la gestión de la base
de datos
Autor de la ficha: Miguel Casas Gómez.
Fecha: octubre de 2021.
5. CONCLUSIONES: APORTACIONES CIENTÍFICAS DE LA PATENTE
Tras la detallada descripción metodológica del modelo y la evidencia empírica de su ejemplificación práctica,
podemos comprobar cómo este fichero documental incluye, no solo un conjunto de registros no contemplados en
modelos anteriores, tales como el contenido etimológico y el mecanismo de formación del término, los ejemplos en
diversas lenguas, las fuentes lexicográficas especializadas, la bibliografía recomendada o la adaptación conceptual
de las equivalencias traductológicas, sino, sobre todo, la propuesta de un nuevo procedimiento explicativo para
subsanar de forma eficaz la ambigüedad de la comunicación especializada, a través de la identificación de subíndices,
de acuerdo con el nivel de metalengua del término, en las diferentes entradas de uso de cada unidad terminológica,
el establecimiento de las coincidencias terminológicas y la configuración ontológica de redes terminológicas de
relaciones conceptuales.
Tabla 6, continúa de la página anterior
| 25 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
En la actualidad, no es posible trabajar en terminología aplicada sin la relevante aportación de dos disciplinas
que han dejado hace tiempo de ser materias auxiliares para convertirse en transversales del conocimiento
científico: la documentación y la informática. En este sentido, la investigación aquí planteada ha supuesto la
consecución de dos patentes científicas: una relacionada fundamentalmente con el componente documental
(DOCUTERM) y otra centrada en los aspectos terminóticos de la interfaz terminología-informática (INTERLEX).
Así, el modelo de documento terminográfico desarrollado se presenta como un nuevo soporte para la
investigación terminológica, cuya principal aportación al conocimiento científico reside en la construcción de
un fichero terminológico con soporte digital que servirá de herramienta virtual para el manejo y la distribución de
terminología. Supone, además, una gran innovación con respecto a los ya existentes, no solo por sus contenidos,
nuevos registros informativos y su innovador procedimiento explicativo basado, teórica y metodológicamente, en
el uso comunicativo (no en el término como significante formal) y en las relaciones conceptuales de las unidades
terminológicas, sino por la posibilidad de acceder al mismo mediante un repositorio online, que permitirá su
consulta a todos los especialistas, docentes e investigadores, de universidades nacionales e internacionales. De
esta forma, el producto final no será solo un repertorio terminográfico, sino también una base de datos documental
y relacional que puede funcionar como diccionario electrónico especializado.
Por otra parte, sus resultados contribuirán a la clarificación teórica y a la normalización en el uso de la
terminología, pues cubrirán un importante vacío en los repertorios de terminología lingüística, y ayudarán a resolver
cuestiones relacionadas con la traducción, la variación terminológica y la creación neológica, entre otras, lo que
convierte a este modelo en una herramienta sumamente interesante para traductores u organismos que cuenten
con diversas lenguas de trabajo. Implica, por tanto, un reto científico sólido e innovador para la transferencia y
proyección empresarial de la investigación aplicada en lexicografía, terminología y documentación (cf. Casas
Gómez, 2015a y 2021a), que responde a la necesidad de contar con un estudio riguroso que documente el
amplio campo terminológico de la lingüística y proporcione una visión de conjunto que supere los modelos de
carácter parcial elaborados hasta el momento, al mismo tiempo que resulta aplicable a cualquier otro campo de
conocimiento científico o técnico.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Álvarez Torres, V. y Gómez Díaz, S. (2021). “Terminología y documentación: la confección de un corpus
metalingüístico y multilingüe de semántica léxica”, en M. Casas Gómez y C. Varo Varo (coords.) La
terminología de la semántica. Sevilla: Universidad de Sevilla. Colección “Lingüística”, en prensa.
Auger, P. y Rousseau, L.J. (1977). Méthodologie de la recherche terminologique. Québec: Régie de la langue
française. Traducción de J.Mª Bermúdez y G. Guerrero Ramos. Málaga: Universidad de Málaga, 2002.
Cabré, Mª.T. (1993). La terminología. Teoría, metodología, aplicaciones. Barcelona: Antártida-Empúries.
Cabré, Mª.T. (1999). La terminología: representación y comunicación. Elementos para una teoría de base
comunicativa y otros artículos. Barcelona: Institut Universitari de Lingüística Aplicada, Universitat Pompeu
Fabra. https://doi.org/10.1075/tlrp.1
Casas Gómez, M. (1999). “El proyecto de un Diccionario de terminología semántica, en J. Fernández González,
C. Fernández Juncal, M. Marcos Sánchez, E. Prieto de los Mozos y L. Santos Río (eds.) Lingüística para el
siglo XXI. III Congreso organizado por el Departamento de Lengua Española, vol. I. Salamanca: Ediciones
Universidad de Salamanca, 399-407.
Casas Gómez, M. (2003). “El documento terminológico: su estructura a propósito de la terminología lingüística”, en
L. Ruiz Miyares, C. E. Álvarez Moreno y Mª. R. Álvarez Silva (eds.) Actas - I. VIII Simposio Internacional de
Comunicación Social. Santiago de Cuba, 20-24 de enero de 2003. Santiago de Cuba: Centro de Lingüística
Aplicada, Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, 137-142.
Casas Gómez, M. (2006a). “Modelos representativos de documentación terminográfica y su aplicación a la
terminología lingüística”, Revista de Lingüística y Lenguas Aplicadas, 1, 25-36. https://doi.org/10.4995/
rlyla.2006.680
Casas Gómez, M. (2006b). “Contenidos actuales de la semántica léxica: la terminología”, en W. Dietrich et alii
(eds.) Lexikalische Semantik und Korpuslinguistik. Akten der Geckelergedenktagung. Tübingen: Narr, 13-40.
Casas Gómez, M. (2007). “El estatus lingüístico de las disciplinas aplicadas de la semántica”, en P. Cano López
et alii (eds.) Actas del VI Congreso de Lingüística General (Santiago de Compostela, 3-7 de mayo de 2004),
vol. II.A: Las lenguas y su estructura. Madrid: Arco/Libros, 935-952.
Casas Gómez, M. (2014). “Aproximación historiográfica a la ciencia terminológica”, en Mª. L. Calero, A. Zamorano,
F. J. Perea, Mª. del C. García Manga y Mª. Martínez-Atienza (eds.) Métodos y resultados actuales en
Historiografía de la Lingüística, 1. Münster: Nodus Publikationen, 87-96.
Casas Gómez, M. (2015a). “Lingüística e investigación terminológica en Andalucía”, Terminàlia, 12, 18-28.
| 26 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Miguel Casas Gómez
DOCUTERM: Modelo de documentación de usos terminológicos
Casas Gómez, M. (2015b). “Semántica léxica, terminología y terminografía: a propósito de los usos terminológicos
relacionados con los contenidos y perspectivas actuales de la semántica léxica”, en J. Santana Marrero
(dir.), M. León-Castro Gómez y A. Zerva (eds.) Sociolingüística Andaluza, 17: La variación en el español
actual. Estudios dedicados al profesor Pedro Carbonero. Sevilla: Universidad de Sevilla, 91-110.
Casas Gómez, M. (2018). “Las relaciones conceptuales como regla de comportamiento lingüístico en la
identificación de usos terminológicos”, en M. Díaz, G. Vaamonde, A. Varela, M. C. Cabeza, J. M. García-
Miguel y F. Ramallo (eds.) Actas do XIII Congreso Internacional de Lingüística Xeral (Vigo, 13-15 de xuño de
2018). Vigo: GRADES, Universidad de Vigo, 191-197.
Casas Gómez, M. (2020a). “Conceptual relationships and their methodological representation in a dictionary of
terminological uses of lexical semantics”, Fachsprache. Journal of Professional and Scientific Communication
XLII, 1-2, 2-26. https://doi.org/10.24989/fs.v42i1-2.1789
Casas Gómez, M. (2020b). “Relaciones semánticas en el léxico común y relaciones conceptuales en el léxico
terminológico”, XX Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas (AIH). Jerusalén: Universidad
Hebrea de Jerusalén, 7 al 12 de julio de 2019, en prensa.
Casas Gómez, M. (2020c). “Perspectivas actuales en el estudio del léxico”, LynX. Panorámica de estudios
lingüísticos, 19, 5-72.
Casas Gómez, M. (2021a). “Transferencia y proyección empresarial de la terminología aplicada”, en L. Unceta
Gómez, C. González Vázquez, R. López Gregoris y A. Mª. Martín Rodríguez (eds.) Amice benigneqve
honorem nostrvm habes. Estudios lingüísticos en homenaje al profesor Benjamín García-Hernández.
Madrid: Universidad Autónoma de Madrid (UAM Ediciones), 853-873.
Casas Gómez, M. (2021b). “La semántica y sus usos terminológicos”, Bulletin Hispanique 123,2: Investigaciones
semánticas y léxicas actuales / Recherches sémantiques et lexicales actuelles, número monográfico dirigido
por A. Penas Ibáñez, Université Bordeaux Montaigne: Presses Universitaires de Bordeaux, 187-204.
https://doi.org/10.4000/bulletinhispanique.13964
Casas Gómez, M. (2021c). “La terminología de la semántica: redes conceptuales y usos terminográficos”, en M.
Casas Gómez y C. Varo Varo (coords.) La terminología de la semántica. Sevilla: Universidad de Sevilla.
Colección “Lingüística”, en prensa.
Casas Gómez, M. y Fernández Smith, G. (2021). “El hablar y la variación de especialidad”, en Ó. Loureda y A.
Schrott (eds.) Manual de lingüística del hablar. Berlin, Boston: Walter de Gruyter, Colección Manuals of
Romance Linguistics (MLR), 28, 715-732. https://doi.org/10.1515/9783110335224-036
Casas Gómez, M. y Honor Marín, C. (2021). INTERLEX: interfaz gráfica terminológica. Patente registrada con número
202199904709585, número de expediente: CA-110-2021 y número de asiento registral 04/2021/4185.
Casas Gómez, M. y Hummel, M. (2017). “Limitaciones y nuevos retos de la semántica léxica”, en M. Casas Gómez
y M. Hummel (eds.) Semántica léxica, número extraordinario monográfico de RILCE. Revista de Filología
Hispánica, 33,3, 869-911. https://doi.org/10.15581/008.33.3.869-911
Casas Gómez, M. y Varo Varo, C. (2021). “Redes terminológicas de la semántica léxica: bases metodológicas y
recursos digitales”, en M. Casas Gómez y C. Varo Varo (coords.) La terminología de la semántica. Sevilla:
Universidad de Sevilla. Colección “Lingüística”, en prensa.
Dubuc, R. (1992). Manual práctico de terminología. Traducción de I. Cabrera. Providencia (Santiago de Chile):
Unión Latina, RiL editores, 1999, 3ª ed. corregida y actualizada.
Guerrero Ramos, G. (1997). “¿Qué es y para qué sirve la terminología?”, en J.A. de Molina Redondo y J. de D.
Luque Durán (eds.) Estudios de Lingüística General (III). Trabajos presentados en el II Congreso Nacional
de Lingüística General (Granada 25 al 27 de marzo de 1996). Granada: Granada Lingüistica y Método
Ediciones, 171-178.
Ramírez Salado, M. (2021a). “Imprecisiones terminológicas derivadas de la traducción en el ámbito de la lingüística
forense”, Revista de Lingüística y Lenguas Aplicadas, 16, 175-183. https://doi.org/10.4995/rlyla.2021.14606
Ramírez Salado, M. (2021b): “Adaptación conceptual y variación denominativa en la traducción de tecnicismos
lingüísticos”, en M. Casas Gómez y C. Varo Varo (coords.) La terminología de la semántica. Sevilla:
Universidad de Sevilla. Colección “Lingüística”, en prensa.
Ramírez Salado, M. y Álvarez Torres, V. (2018). “Métodos y técnicas de detección de unidades terminológicas”,
en M. Díaz, G. Vaamonde, A. Varela, Mª. C. Cabeza, J. Mª. García-Miguel y F. Ramallo (eds.) Actas do XIII
Congreso Internacional de Lingüística Xeral. Vigo: Universidad de Vigo, 744-749.
Rey, A. (1975). “Terminologies et “terminographie””, Le banque des mots 10, 145-154.
Rey, A. (1979). La terminologie: noms et notions. Paris: Presses Universitaires de France.
Rey, A. (1988). “Terminologie et lexicographie”, Parallèles 10, 27-35.
Sager, J.C. (1988). “The status of terminology as an independent discipline”, Parallèles 10, 21-23.
Sager, J.C. (1993). Curso práctico sobre el procesamiento de la terminología. Madrid: Fundación G. Sánchez
Ruipérez.
| 27 RLyLA Vol. 17 (2022), 11-27
Article
Full-text available
En este trabajo presentamos la confección y el análisis de un corpus de textos digitales conformado por columnas periodísticas de corte divulgativo, escritas por lingüistas, que tratan sobre la lingüística como ciencia y que han sido publicadas en diarios digitales o revistas digitales de naturaleza divulgativa. Lo hacemos con dos objetivos: por un lado, observar qué aspectos del trabajo y la investigación lingüística estamos trasladando los propios lingüistas a la sociedad en los textos divulgativos que aparecen en la prensa online y, por otro, analizar en este corpus la presencia de términos de la semántica léxica, lo que nos permite establecer para ellos un estatus terminológico propio de la divulgación e incluir, en el trabajo terminográfico, ejemplos de uso de estos términos en contextos divulgativos. Esto lo hacemos dentro del marco que nos proporcionan los proyectos sobre terminología de la semántica y bases de datos terminológicas que se están desarrollando en el Instituto Universitario de Investigación en Lingüística Aplicada de la Universidad de Cádiz.
Article
Full-text available
In a restrictive sense, Forensic Linguistics can be defined as the discipline whose main objective is the study of language as evidence, that means that it deals with the analysis of language evidences when they are involved in a legal process or a police investigation. This field of applied linguistics has a relatively short scientific history, since the very first appearance of the term is dated in 1968. For this reason, certain aspects of the subject are still in development or need further consolidation. One of the problems that should be solved are those related to its terminology, which does not present the same level of standardization or the same difficulties in all languages. Specifically, in this paper, the terminological problems caused by translation from English to Spanish will be discussed.
Article
Full-text available
El artículo no presenta resumen.
Article
Full-text available
In a restrictive sense, Forensic Linguistics can be defined as the discipline whose main objective is the study of language as evidence, that means that it deals with the analysis of language evidences when they are involved in a legal process or a police investigation. This field of applied linguistics has a relatively short scientific history, since the very first appearance of the term is dated in 1968. For this reason, certain aspects of the subject are still in development or need further consolidation. One of the problems that should be solved are those related to its terminology, which does not present the same level of standardization or the same difficulties in all languages. Specifically, in this paper, the terminological problems caused by translation from English to Spanish will be discussed.
Chapter
El presente volumen recoge trabajos de hispanistas de diferentes procedencias: desde investigadores cuya lengua materna es el español y llevan a cabo su tarea en el mundo hispánico, ya sea peninsular o americano, hasta quienes trabajan en regiones donde el español es un idioma minoritario y/o que han adquirido el español como segunda lengua. Esta gozosa diversidad halla su expresión en los trabajos que integran este volumen, poniendo de manifiesto uno de los objetivos centrales de la AIH: el diálogo académico y plural entre los hispanismos del mundo, diálogo enriquecedor y vivificante que no conoce fronteras. El hacerlo por primera vez fuera de Europa y América cobra una significación muy especial, al insertar esta multiplicidad de perspectivas en el diálogo presente y tan necesario entre nuestros pueblos y regiones.
Chapter
Resumen La variación de especialidad o variación especializada debe abordarse desde una perspectiva comunicativa, dada la naturaleza de sus relaciones significativas: se trata, más que de unidades de una lengua determinada, de usos terminológicos en el marco de los lenguajes de especialidad. Estas variantes forman parte, en los actos comunicativos concretos, de géneros discursivos, formas textuales aceptadas como tales por los hablantes en las que, además de la mayor o menor densidad de dichos usos especializados, se constatan prácticas discursivas convencionales y se observa la preferencia por unas determinadas estructuras retóricas, estilísticas y pragmáticas.
Article
El presente artículo tiene como objetivo principal mostrar un panorama histórico del nacimiento y la evolución de la ter­minología en la comunidad andaluza tanto desde la docencia como desde la investigación. Dado que siempre se ha asociado esta disciplina con los estudios de traducción, la propuesta aquí presentada aborda, por primera vez, cómo se ha desarrollado científicamente la terminología desde la lingüística.