ArticlePDF Available

Vacunación pediátrica frente al COVID-19 y a pesar del COVID-19

Authors:
Since January 2020 Elsevier has created a COVID-19 resource centre with
free information in English and Mandarin on the novel coronavirus COVID-
19. The COVID-19 resource centre is hosted on Elsevier Connect, the
company's public news and information website.
Elsevier hereby grants permission to make all its COVID-19-related
research that is available on the COVID-19 resource centre - including this
research content - immediately available in PubMed Central and other
publicly funded repositories, such as the WHO COVID database with rights
for unrestricted research re-use and analyses in any form or by any means
with acknowledgement of the original source. These permissions are
granted for free by Elsevier for as long as the COVID-19 resource centre
remains active.
ARTICLE IN PRESS
+Model
ANPEDI-3242;
No.
of
Pages
4
Anales
de
Pediatría
xxx
(xxxx)
xxx---xxx
www.analesdepediatria.org
EDITORIAL
Vacunación
pediátrica
frente
al
COVID-19
y
a
pesar
del
COVID-19
Pediatric
vaccination
against
COVID-19
and
despite
COVID-19
Federico
Martinón-Torres a,b,c
aServicio
de
Pediatría
y
de
Pediatría
Clínica,
Infectológica
y
Traslacional,
Hospital
Clínico
Universitario
de
Santiago
de
Compostela,
Santiago
de
Compostela,
Espa˜
na
bGrupo
de
Genética,
Vacunas,
Infecciones
y
Pediatría,
Instituto
de
Investigación
Sanitaria
de
Santiago,
Universidad
de
Santiago,
Santiago
de
Compostela,
Espa˜
na
cConsorcio
Centro
de
Investigación
Biomédica
en
Red
de
Enfermedades
Respiratorias
(CIBERES),
Madrid,
Espa˜
na
Recibido
el
29
de
noviembre
de
2021;
aceptado
el
30
de
noviembre
de
2021
La
vacunación
ha
marcado
un
punto
de
inflexión
en
la
pande-
mia
por
SARS-CoV-2,
demostrando
una
elevada
efectividad
en
la
prevención
de
formas
graves
de
COVID-19,
fundamen-
talmente
reduciendo
hospitalización
y
muerte
asociadas
a
la
infección,
pero
también
logrando
cierto
impacto
en
la
trans-
misión.
La
estrategia
global
de
vacunación
COVID-19
en
un
contexto
de
limitación
en
el
número
de
dosis
disponibles
ha
priorizado
los
grupos
más
vulnerables
y
esenciales,
entre
los
que
no
está
el
ni˜
no
sano,
porque
el
riesgo
de
enfermedad
es
mucho
menor
que
el
del
adulto1.
Esto
no
quiere
decir
que
el
ni˜
no
no
se
haya
visto
afectado
por
el
COVID-19
y
hay
que
a˜
nadir
además
las
dramáticas
consecuencias
no
previs-
tas
del
COVID-19
en
la
infancia,
una
autentica
«pandemia
silenciosa»
donde
se
han
vulnerado
derechos
como
la
edu-
cación
o
la
socialización,
y
en
la
que
el
«COVID-centrismo»
ha
relegado
a
los
ni˜
nos
a
un
segundo
plano,
olvidando
en
ocasiones
que
siguen
enfermando
y
sufriendo
por
todas
las
demás
enfermedades
que
ya
existían,
lo
que
podría
empeo-
rar
aún
más
con
el
descenso
universal
en
las
coberturas
de
los
programas
vacunales
rutinarios2.
En
el
mundo
que
vivimos,
y
particularmente
en
los
países
con
alto
nivel
de
desarrollo
socioeconómico,
la
Correo
electrónico:
federico.martinon.torres@sergas.es
recomendación
de
vacunación
pediátrica
universal
frente
a
COVID-19
parece
un
proceso
casi
automáticamente
ligado
a
que
las
vacunas
actualmente
disponibles
incluyan
en
su
ficha
técnica
dicha
indicación.
En
diciembre
de
2021
ya
se
han
autorizado
en
Europa
dos
vacunas
COVID-19
basa-
das
en
ARN
mensajero
a
partir
de
los
12
a˜
nos
(BNT162b2
de
Pfizer
y
mRNA
1273
de
Moderna)
y
una
de
ellas
a
par-
tir
de
los
cinco
a˜
nos
de
edad
(Pfizer
BioNTech)1.
Fuera
del
entorno
europeo
hay
otras
vacunas
que
se
usan
en
ni˜
nos
como
las
vacunas
chinas
inactivadas
(Sinovac-CoronaVac
y
BBIBP-CorV)
que
ya
se
están
utilizando
desde
los
tres
a˜
nos
de
edad,
o
las
vacunas
indias
Covaxin
(vacuna
inactivada
adyuvada)
y
ZycovD
(vacuna
ADN),
autorizadas
en
la
India
para
su
uso
a
partir
de
los
12
a˜
nos.
Estas
y
otras
vacu-
nas
están
completando
su
desarrollo
clínico,
hasta
alcanzar
los
seis
meses
de
edad1.
Disponer
de
los
datos
necesa-
rios
para
utilizar
estas
vacunas
en
la
población
pediátrica
es
algo
innegociable
para
que
llegado
el
momento,
y
si
está
indicado,
puedan
utilizarse
con
las
mismas
garantías
que
en
el
adulto,
pero
no
obliga
a
establecer
recomen-
daciones
prácticas
inmediatas,
que
además
no
tienen
por
qué
estar
vinculadas
a
estos
límites
etarios
arbitrarios
establecidos
en
los
ensayos
por
el
promotor,
y
no
necesa-
riamente
de
interés
específico
en
la
etiopatogenia
de
la
COVID-19.
https://doi.org/10.1016/j.anpedi.2021.11.008
1695-4033/©
2021
Asociaci´
on
Espa˜
nola
de
Pediatr´
ıa.
Publicado
por
Elsevier
Espa˜
na,
S.L.U.
Este
es
un
art´
ıculo
Open
Access
bajo
la
licencia
CC
BY-NC-ND
(http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/).
Cómo
citar
este
artículo:
F.
Martinón-Torres,
Vacunación
pediátrica
frente
al
COVID-19
y
a
pesar
del
COVID-19,
Anales
de
Pediatría,
https://doi.org/10.1016/j.anpedi.2021.11.008
ARTICLE IN PRESS
+Model
ANPEDI-3242;
No.
of
Pages
4
F.
Martinón-Torres
Figura
1
Factores
determinantes
en
la
decisión
de
vacunación
universal
frente
a
COVID-19
en
la
infancia.
Sobre
la
base
de
la
evidencia
científica
que
sustenta
la
utilidad
y
seguridad
de
la
vacuna
en
el
paciente
pediátrico,
influyen
otros
factores
de
tipo
epidemiológico
(la
prevalencia
de
la
enfermedad,
el
impacto
en
el
sistema
sanitario
y
la
cobertura
vacunal,
fundamentalmente),
económicos
(accesibilidad
a
vacunas
y
costes
asociados),
éticos
(equidad)
y
políticos.
(Dise˜
no
gráfico
original
del
Dr.
Alberto
Gómez
Carballa).
La
decisión
de
vacunar
universalmente
o
no
a
los
ni˜
nos
frente
a
COVID-19
es
compleja,
y
depende
de
factores
científicos,
éticos,
políticos,
epidemiológicos
y
económicos
(fig.
1
y
tabla
1).
La
infección
es
asintomática
o
leve
en
la
mayoría
de
los
casos,
y
menos
de
un
2%
de
los
que
son
sintomáticos
requieren
hospitalización,
y
además
en
muchos
casos,
se
trata
de
ni˜
nos
que
tienen
COVID-19
pero
que
la
infección
no
es
necesariamente
la
causa
del
ingreso3.
Aunque
el
riesgo
no
es
cero,
como
para
cualquier
otra
infección,
la
mayoría
de
los
casos
graves
de
COVID-19
que
se
presentan
en
la
edad
pediátrica,
acontecen
en
ni˜
nos
con
otros
factores
de
riesgo
y
comorbilidades
asociados
a
la
enfermedad,
de
forma
similar
a
los
pacientes
adultos3.
Por
ello,
la
vacunación
COVID-19
en
ni˜
nos
con
factores
o
enfermedades
de
riesgo
asociados,
no
ofrece
discusión,
ya
que
es
la
condición
de
riesgo
la
que
lo
coloca
en
el
mismo
nivel
de
prioridad
que
otros
grupos,
independien-
temente
de
la
edad1.
La
búsqueda
activa
y
vacunación
de
estos
ni˜
nos
debería
realizarse
tan
pronto
como
las
fichas
técnicas
de
las
vacunas
permitan
su
uso
por
edad.
Los
ni˜
nos
con
cáncer,
inmunodepresión,
obesidad,
síndrome
de
Down,
o
aquellos
con
afectación
neurológica
grave
son
grupos
bien
identificados
como
prioritarios,
pero
es
cierto
que
no
todas
las
condiciones
de
riesgo
están
tan
bien
establecidas
como
en
el
adulto3.
Por
ese
motivo,
siempre
que
exista
duda
sobre
la
condición
específica
y
su
riesgo
asociado,
lo
más
prudente
y
recomendable
tras
hacer
una
valoración
individualizada,
será
vacunar.
Del
mismo
modo,
podríamos
considerar
que
los
ni˜
nos
y
adolescentes
que
conviven
con
pacientes
inmunodeprimidos
o
de
alto
riesgo,
constituyen
también
otro
grupo
prioritario
en
la
vacunación
COVID-19.
Por
el
contrario,
el
beneficio
directo
de
la
vacunación
universal
del
ni˜
no
sano
es
marginal
comparado
con
el
adulto1,3,4.
La
carga
de
enfermedad
es
baja
y
leve,
con
la
excepción
del
síndrome
inflamatorio
multisistémico
pediátrico
asociado
a
SARS-CoV-2
que
aunque
poco
fre-
cuente,
tienen
una
mortalidad
elevada
(1-2%),
acontece
en
pacientes
pediátricos
sin
factores
de
riesgo
identificables,
y
todavía
no
sabemos
si
puede
evitarse
mediante
vacunación3.
Además,
los
ni˜
nos
no
parecen
actuar
de
reservorio
principal
de
la
infección,
y
el
paradigma
de
transmisión
es
desde
el
adulto
hacia
el
ni˜
no
y
no
al
revés1.
Su
contribución
precisa
a
la
ansiada
inmunidad
de
grupo
frente
al
SARS-CoV-2
a
través
de
la
vacunación
es
aún
desconocida,
si
bien
en
el
caso
de
los
adolescentes,
no
debería
ser
inferior
a
la
de
los
adultos
jóvenes.
No
obstante,
la
decisión
de
vacunar
a
todos
los
ni˜
nos
sanos
frente
a
COVID
debe
de
ser
muy
cuidadosa,
particularmente
en
contextos
como
el
espa˜
nol,
donde
las
coberturas
vacunales
sobre
la
población
diana
son
muy
altas
y
la
incidencia
global
de
la
enfermedad
baja,
lo
que
limita
aún
más
el
margen
de
beneficio
poblacional
de
esta
estrategia,
en
relación
con
los
posibles
efectos
adversos
de
las
vacunas
y
el
impacto
en
la
confianza
de
la
población
en
las
mismas.
Alternativamente,
si
los
ni˜
nos
no
se
vacunan,
dejaríamos
sin
vacunar
al
25%
de
la
población
mundial,
y
podríamos
generar
un
reservorio
específico
para
la
evolución
del
virus,
lo
que
tampoco
sabemos
si
es
real-
mente
un
problema,
o
una
posible
solución
en
un
escenario
de
endemicidad
del
SARS-CoV-2,
al
limitar
la
infección
a
una
edad
en
que
su
impacto
es
leve
y
manteniendo
así
refuerzos
naturales
de
la
inmunidad
de
los
adultos5.
Existen
además
importantes
consideraciones
éticas
a
la
hora
de
iniciar
la
vacunación
pediátrica
universal
cuando
en
los
países
más
desfavorecidos
económica
y
socialmente
las
coberturas
vacunales
están
todavía
por
debajo
del
10%1.
La
pandemia
sólo
puede
contenerse
si
se
actúa
de
forma
global
y
equitativa,
y
debería
ser
inaceptable
vacunar
a
los
ni˜
nos
sanos
mientras
haya
en
el
mundo
un
solo
ni˜
no
o
adulto
de
alto
riesgo
sin
haber
accedido
a
su
primera
dosis
de
vacuna.
Pero,
además,
no
hacerlo
así,
prácticamente
garantiza
que
el
SARS-CoV-2
pueda
seguir
evolucionando,
y
que
nuevas
variantes
comprometan
lo
ya
alcanzado
en
las
regiones
que
van
más
avanzadas
en
el
control
de
la
pandemia.
No
obstante,
no
debemos
confundir
el
hecho
de
que
la
vacuna-
ción
frente
a
COVID-19
en
ni˜
nos
sanos
no
sea
prioritaria
en
comparación
a
otros
grupos
u
otras
vacunas,
con
el
hecho
de
que
no
pueda
ser
beneficiosa
para
ellos,
o
que
dejar
2
ARTICLE IN PRESS
+Model
ANPEDI-3242;
No.
of
Pages
4
Anales
de
Pediatría
xxx
(xxxx)
xxx---xxx
Tabla
1
Resumen
de
argumentos
a
favor
y
en
contra
de
la
vacunación
universal
COVID
en
la
edad
pediátrica
Criterios
A
favor
En
contra
Carga
de
enfermedad Aunque
globalmente
la
carga
de
enfermedad
en
ni˜
nos
es
baja,
esta
no
es
cero.
El
beneficio
directo
de
la
vacunación
es
muy
limitado
y
la
mayoría
de
los
casos
graves
se
producen
en
ni˜
nos
con
comorbilidades
y/o
factores
de
riesgo
El
síndrome
inflamatorio
multisistémico
temporalmente
asociado
a
SARS-CoV-2,
aunque
poco
frecuente,
es
grave.
No
sabemos
aún
si
la
vacunación
previene
el
síndrome
inflamatorio
multisistémico
temporalmente
asociado
a
SARS-CoV-2
Funcionales
Facilitar
la
vida
sin
interferencia
de
los
ni˜
nos,
reduciendo
cuarentenas,
permitiendo
movilidad,
rebajando
la
intensidad
de
otras
medidas.
Podría
protegerse
esta
funcionalidad
con
otras
medidas
que
tengan
en
consideración
la
peculiaridad
del
ni˜
no.
Equidad
-
morales No
vacunarles,
si
existe
la
opción,
no
garantiza
la
equidad
Vacunar
a
los
ni˜
nos
fomenta
inequidad
ya
que
existen
otros
grupos
que
son
más
prioritarios
y
el
suministro
global
de
vacunas
es
limitado.
Rebajar
los
criterios
mínimos
de
inclusión
de
vacunas
en
el
calendario
infantil
debe
favorecer
la
inclusión
de
otras
vacunas
más
prioritarias.
La
vacunación
COVID-19
sigue
una
línea
de
financiación
independiente
de
las
otras
vacunas,
pero
puede
postergar
aún
más
la
inclusión
de
otras
vacunas
más
prioritarias
en
ni˜
nos.
Transmisión
Posible
impacto
sobre
la
transmisión
de
la
enfermedad
y
contribución
a
la
protección
indirecta.
Pocos
datos
objetivos
para
justificar
el
impacto
sobre
transmisión,
particularmente
por
debajo
de
los
9-10
a˜
nos
de
edad.
Post-COVID
y/o
otras
secuelas
El
posible
beneficio
de
la
vacunación
en
la
prevención
del
COVID-19
prolongado
pediátrico.
No
hay
evidencias
claras
sobre
la
prevalencia
de
COVID-19
prolongado
en
ni˜
nos,
ni
que
su
dimensión
sea
comparable
a
la
del
adulto,
ni
de
que
la
vacuna
pudiese
evitarlo.
La
posibilidad
de
que
existan
otras
secuelas
aún
no
identificadas.
No
se
han
identificado
nuevas
secuelas
y
existen
ya
grandes
series
pediátricas.
Económicos
Acelerar
el
retorno
a
la
actividad
y
estabilidad
pre-pandémica.
Priorizar
los
recursos
en
esta
vacuna,
retrasa
la
introducción
de
otras
vacunas.
Seguridad
Las
vacunas
son
seguras.
La
miopericarditis
observada
en
vacunados
mayores
de
12
a˜
nos
es
autolimitada
y
benigna,
y
no
se
ha
observado
hasta
la
fecha
en
el
grupo
de
5
a
12
a˜
nos.
La
miopericarditis
en
ni˜
nos
vacunados
asociada
a
la
vacunación,
aunque
rara,
se
ha
observado
en
ni˜
nos
vacunados
mayores
de
12
a˜
nos,
y
puede
interferir
en
la
confianza
de
la
población
en
esta
y
otras
vacunas.
Anticipación
a
la
aparición
de
nuevas
variantes
Ante
una
eventual
aparición
de
variantes
que
pudiesen
ser
específicamente
nocivas
en
ni˜
nos,
que
los
ni˜
nos
estuviesen
ya
vacunados
les
protegería.
Hasta
la
fecha
ninguna
nueva
variante
ha
demostrado
actividad
diferenciada
en
el
ni˜
no,
ni
tiene
por
qué
ser
así.
Endemicidad
En
un
contexto
de
endemicidad,
dejar
a
los
ni˜
nos
sin
vacunar
y
dejarlos
como
reservorio
podría
generar
nuevas
variantes
Considerando
que
la
enfermedad
es
leve
en
ni˜
nos,
dejarlos
como
reservorio
facilitaría
que
la
primo-infección
fuese
leve
y
que
los
adultos
tuviesen
refuerzos
inmunitarios
naturales
de
vacunarles,
una
vez
que
las
autoridades
sanitarias
lo
dispongan,
resuelva
la
situación
de
inequidad
global.
Las
recomendaciones
de
vacunación
del
Comité
Asesor
de
Vacunas
de
la
Asociación
Espa˜
nola
de
Pediatría
son
las
que
siguen
la
mayoría
de
los
pediatras
y
familias
en
nues-
tro
país,
e
incluyen
también
la
vacunación
COVID-19
de
los
ni˜
nos
y
adolescentes6.
No
puede
ser
de
otra
manera,
si
esa
es
la
recomendación
oficial
de
las
autoridades
sani-
tarias
espa˜
nolas,
pero
no
debe
restar
energía
ni
prioridad
a
otras
vacunas
que
son
más
importantes
para
nuestros
ni˜
nos,
y
es
que
si
pensamos
en
los
ni˜
nos
y
su
protección,
las
autoridades
tienen
la
oportunidad
de
actualizar
los
calen-
darios
vacunales
e
incorporar
otras
vacunas
para
las
que
no
existe
debate:
vacunación
frente
a
rotavirus
de
todos
los
lactantes,
vacunación
frente
a
meningococo
B
y
ACWY
en
lactantes
y
adolescentes,
vacunación
frente
a
VPH
también
en
varones,
o
vacunación
frente
a
gripe,
son
algunas
de
ellas.
Debemos
trabajar
incansablemente
para
que
las
coberturas
vacunales
no
desciendan,
pero
también,
para
que
la
com-
posición
del
calendario
vacunal
pediátrico
espa˜
nol
sea
la
más
completa
posible,
y
equiparable
a
la
de
otros
países
de
nuestro
entorno.
Ahora,
más
que
nunca,
en
el
mundo
3
ARTICLE IN PRESS
+Model
ANPEDI-3242;
No.
of
Pages
4
F.
Martinón-Torres
«COVID-
céntrico»
que
vivimos,
los
ni˜
nos
necesitan
que
los
pediatras
seamos
los
garantes
y
promotores
de
su
salud.
Conflicto
de
intereses
Federico
Martinón-Torres
ha
recibido
honorarios
de
Biofabri,
GSK,
Pfizer
Inc,
Sanofi
Pasteur,
MSD,
Seqirus,
Novavax
y
Jans-
sen
como
asesor,
consultor,
o
ponente
fuera
del
objetivo
del
presente
trabajo.
Ha
trabajado
como
investigador
principal
en
ensayos
clínicos
promovidos
por
las
compa˜
nías
farma-
céuticas
arriba
mencionadas
y
además
Ablynx,
Regeneron,
Roche,
Abbott
y
MedImmune,
siendo
todos
los
honorarios
pagados
a
su
institución.
Bibliografía
1.
World
Health
Organization.
Interim
statement
on
COVID-
19
vaccination
for
children
and
adolescents
(as
of
24
november
2021).
[consultado
28
Nov
2021].
Disponible
en:
https://www.who.int/news/item/24-11-2021-interim-
statement-on-covid-19-vaccination-for-children-and-adolescents
2.
Dinleyici
EC,
Borrow
R,
Safadi
MAP,
van
Damme
P,
Munoz
FM.
Vaccines
and
routine
immunization
strategies
during
the
COVID-19
pandemic.
Hum
Vaccin
Immunother.
2021;17:400---7,
http://dx.doi.org/10.1080/21645515.2020.1804776.
Epub
2020
Aug
26.
PMID:
32845739;
PMCID:
PMC7899627.
3.
Zimmermann
P,
Pittet
LF,
Finn
A,
Pollard
AJ,
Curtis
N.
Should
children
be
vaccinated
against
COVID-19?
Arch
Dis
Child.
2021,
http://dx.doi.org/10.1136/archdischild-2021-323040.
Epub
ahead
of
print.
PMID:
34732388.
4.
Li
G,
Finn
A,
Pollard
AJ.
Should
we
be
vaccinating
children
against
COVID-19
in
high-income
countries?
Expert
Rev
Vaccines.
2021;20:1043---6,
http://dx.doi.org/10.1080/14760584.2021.
1951245.
Epub
2021
Jul
19.
PMID:
34224291.
5.
Lavine
JS,
Bjornstad
ON,
Antia
R.
Immunological
characteristics
govern
the
transition
of
COVID-19
to
endemicity.
Science.
2021;371:741---5,
http://dx.doi.org/10.1126/science.abe6522.
Epub
2021
Jan
12.
PMID:
33436525;
PMCID:
PMC7932103.
6.
Álvarez
García
FJ,
Cilleruelo
Ortega
MJ,
Álvarez
Aldeán
J,
Garcés-Sánchez
M,
Garrote
Llanos
E,
Iofrío
de
Arce
A,
et
al.
Calendario
de
vacunaciones
de
la
Asociación
Espa˜
nola
de
Pediatría:
Recomendaciones.
An
Pediatr.
2022,
http://dx.doi.org/10.1016/j.anpedi.2021.11.003.
4
Article
Full-text available
It is still debatable whether all children should receive the COVID-19 vaccine. The comparatively mild cases and low risk of COVID-19 in children compared to adults, as well as the lack of clarity on the relative effects of the disease and vaccine, indicate that the risk-benefit ratio of vaccination in children is more nuanced. To consider and highlight the complexity of policy decisions regarding COVID-19 vaccination in children, we outlined the points regarding for and against vaccination of children against COVID-19 in this systemic review. Using Medical Search Headings (MeSH) terms and keywords, we searched PubMed, PubMed Central, Scopus, and Google Scholar. The primary search term was COVID-19 vaccination (all synonyms), factors (all synonyms), and among children (all synonyms). A total of 367 articles were searched. Finally, 64 articles met the inclusion criteria and were included in the review. The major theme/tone of 28 (43.75%) articles was in favor of children's COVID vaccination, and they were highlighting the positive factors, whereas the major theme/tone of 20 (31.25%) articles was against it. Approximately 16 (25.0%) articles were in a neutral position. Major factors highlighted by articles in favor of childhood COVID vaccination were as follows: the increasing rate of disease burden (29 articles), prevention of interruption of academic activities of children or school reopening (24 articles), and a role in defense against COVID infection (21 articles). Major factors against childhood vaccination were as follows: mild infection among children (27 articles), ethical concerns and legal problems regarding the consent of minors (17 articles), and vaccine hesitancy among parents for childhood vaccination (11 articles). Whereas, factors of uncertainty were the role in the reduction of community transmission (19 articles), protection against MIS-C (10 articles), and defense against long COVID (7 articles). Considering all the factors of COVID-19 disease progression among children, a cautious approach will be essential before proceeding with COVID-19 vaccination in children.
Article
Full-text available
Resumen Tras la revisión de la mejor información científica disponible, el CAV-AEP publica las nuevas recomendaciones para proteger con vacunas a las embarazadas, los niños y los adolescentes residentes en España. Se mantienen las mismas recomendaciones que el año anterior en cuanto a las vacunas hexavalentes y a la vacuna neumocócica conjugada de 13 serotipos, al refuerzo con tétanos, difteria, tosferina y poliomielitis inactivada (Tdpa-VPI) a los seis años y con tétanos, difteria y tosferina (Tdpa) a los 12-14 años y a las embarazadas a partir de la semana 27 (desde la semana 20 si hay alto riesgo de parto pretérmino). Lo mismo sucede con las vacunas del rotavirus, del meningococo B tetraantigénica (2 + 1), de la vacuna meningocócica tetravalente (MenACWY), de la triple vírica, de la varicela y de la vacuna del virus del papiloma humano (VPH), en ambos géneros. Como novedades este año el CAV-AEP recomienda: La vacunación antigripal de seis a 59 meses de edad siempre que sea factible y no perjudique al programa vacunal dirigido a las personas de mayor riesgo. En consonancia con las recomendaciones oficiales nacionales, el CAV-AEP recomienda el uso sistemático a partir de los 5 años de las vacunas para la COVID-19 de ARNm.
Article
Full-text available
Taming a pandemic One year after its emergence, severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 (SARS-CoV-2) has become so widespread that there is little hope of elimination. There are, however, several other human coronaviruses that are endemic and cause multiple reinfections that engender sufficient immunity to protect against severe adult disease. By making assumptions about acquired immunity from its already endemic relatives, Lavine et al. developed a model with which to analyze the trajectory of SARS-CoV-2 into endemicity. The model accounts for SARS-CoV-2's age-structured disease profile and assesses the impact of vaccination. The transition from epidemic to endemic dynamics is associated with a shift in the age distribution of primary infections to younger age groups, which in turn depends on how fast the virus spreads. Longer-lasting sterilizing immunity will slow the transition to endemicity. Depending on the type of immune response it engenders, a vaccine could accelerate establishment of a state of mild disease endemicity. Science , this issue p. 741
Article
Whether all children under 12 years of age should be vaccinated against COVID-19 remains an ongoing debate. The relatively low risk posed by acute COVID-19 in children, and uncertainty about the relative harms from vaccination and disease mean that the balance of risk and benefit of vaccination in this age group is more complex. One of the key arguments for vaccinating healthy children is to protect them from long-term consequences. Other considerations include population-level factors, such as reducing community transmission, vaccine supply, cost, and the avoidance of quarantine, school closures and other lockdown measures. The emergence of new variants of concern necessitates continual re-evaluation of the risks and benefits. In this review, we do not argue for or against vaccinating children against COVID-19 but rather outline the points to consider and highlight the complexity of policy decisions on COVID-19 vaccination in this age group.
Article
Severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 related disease (COVID-19) is now responsible for one of the most challenging and concerning pandemics. By August 2020, there were almost 20 million confirmed cases worldwide and well over half-million deaths. Since there is still no effective treatment or vaccine, non-pharmaceutical interventions have been implemented in an attempt to contain the spread of the virus. During times of quarantine, immunization practices in all age groups, especially routine childhood vaccines, have also been interrupted, delayed, re-organized, or completely suspended. Numerous high-income as well as low- and middle-income countries are now experiencing a rapid decline in childhood immunization coverage rates. We will, inevitably, see serious consequences related to suboptimal control of vaccine-preventable diseases (VPDs) in children concurrent with or following the pandemic. Routine pediatric immunizations of individual children at clinics, mass vaccination campaigns, and surveillance for VPDs must continue as much as possible during pandemic.
Article
El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría actualiza anualmente su calendario de vacunaciones, tras un análisis tanto epidemiológico como de la seguridad, efectividad y eficiencia de las vacunas actuales, incluyendo grados de recomendación. Es el calendario que se estima idóneo actualmente para los niños residentes en España.
Vaccines and routine immunization strategies during the COVID-19 pandemic
  • E C Dinleyici
  • R Borrow
  • Map Safadi
  • P Van Damme
  • F M Munoz
Dinleyici EC, Borrow R, Safadi MAP, van Damme P, Munoz FM. Vaccines and routine immunization strategies during the COVID-19 pandemic. Hum Vaccin Immunother. 2021;17:400---7, http://dx.doi.org/10.1080/21645515.2020.1804776. Epub 2020 Aug 26. PMID: 32845739; PMCID: PMC7899627.