ArticlePDF Available

Estudio multi-caso sobre disfunciones vocales en futuros maestros de música: una aproximación biopsicosocial

Authors:

Abstract

La profesión docente supone un uso intensivo de la voz como medio comunicativo y herramienta básica para gestión de la actividad en el aula. En el caso particular del docente de música, la salud y plenitud de sus capacidades fonadoras tiene una gran repercusión en la calidad y autosatisfacción de su vida laboral diaria. En esta investigación se indaga en las causas y consecuencias de las disfunciones vocales en futuros maestros de música. Se centra la atención en elementos biopsicosociales ligados a la personalidad, las conductas y las expectativas de la muestra, consistente en cinco casos seleccionados entre los estudiantes (N=124) de la mención de música en educación primaria de un centro universitario español de formación de profesorado. Para ello, se realizan entrevistas individuales en doble sesión, incluyendo ejercicios individuales de fonación, grabadas en video para su posterior análisis. También se aplica a la muestra la prueba de personalidad NEO PI-R, en versión en línea, de formato y corrección estandarizados para la población que corresponde. Tras un análisis exploratorio, categorización y triangulación de las fuentes, los resultados revelan una fuerte correspondencia entre elementos de personalidad ligados al neuroticismo, y los relacionados con los factores de responsabilidad. A su vez se hallan antecedentes y desencadenantes críticos, como aquéllos vinculados al entorno familiar y a conductas coincidentes. Se concluye la trascendencia de las disfunciones vocales para el futuro profesional del alumno, origen de angustia e incertidumbre, ante lo cual se requiere acompañamiento, formación, y prevención.
75
The teaching profession
involves an intensive use of the
voice as a communicative means
and a basic tool for managing
activity in the classroom. In the
specific case of the music teacher,
full management of their own
sound abilities has a great impact
on the quality and self-satisfaction
of their daily work. This research
investigates the causes and effects
of vocal dysfunctions in pre-
service music teachers. The focus
is on biopsychosocial elements
li nk ed to th e pe rs on ali ty,
behaviour, and expectations of the
sample group. This is a group of
five students who suffer voice
disorders from a student’s group
(N=124) specialising in primary
music education at a Spanish
teacher training university centre.
Individual interviews were carried
out in double sessions including
phonation exercises and they were
video recorded to be analysed.
Each participant carried out a
personality test NEO PI-R, using
a revised and standardised version
in Spain. After an exploratory
analysis, using categorisation and
triangulation of sources, the
results reveal a strong
correspondence between voice
disorders, environment, behaviour,
and personality elements. For
in st a nce, h ig h r ec or ds o n
neuroticism and responsibility
factors are coincident in the ve
individual profiles. The study
concludes that the importance of
voice disorders in the student's
professional future, which emerges
as an element of anguish and
uncertainty, needs mentoring,
training, and prevention
La profesión docente
supone un uso intensivo de la
voz como medio comunicativo y
herramienta básica para gestión
de la actividad en el aula. En el
caso particular del docente de
música, la salud y plenitud de
sus capacidades fonadoras tiene
una gran repercusión en la
calidad y autosatisfacción de su
vida laboral diaria. En esta
investigación se indaga en las
causas y consecuencias de las
disfunciones vocales en futuros
maestros de música. Se centra la
atención en elementos
biopsicosociales ligados a la
personalidad, las conductas y las
expectativas de la muestra,
co nsiste nte en cinco casos
seleccionados entre los
estudiantes (N=124) de la
mención de música en
educación primaria de un centro
un ive r si t ar i o e sp a ñol de
formación de profesorado. Para
ello, se realizan entrevistas
individuales en doble sesión,
i n c l u y e n d o e j e r c i c i o s
ind i vi d ual e s de f o na c ión ,
grabadas en video para su
posterior análisis. También se
aplica a la muestra la prueba de
personalidad NEO PI-R, en
versión en línea, de formato y
corrección estandarizados para
la población que corresponde.
Tras un análisis exploratorio,
categorización y triangulación
de las fuentes, los resultados
revelan una fuerte
correspondencia entre elementos
de personalidad ligados al
neuroticismo, y los relacionados
con los factores de
responsabilidad. A su vez se
hallan antecedentes y
desencadenantes críticos, como
aquéllos vinculados al entorno
familiar y a conductas
coincidentes. Se concluye la
trascendencia de las disfunciones
vocales para el futuro profesional
del alumno, origen de angustia e
incertidumbre, ante lo cual se
requiere acompaña m i e nto,
formación, y prevención.
Palabras Clave
Docencia musical; salud vocal; disfonía; formación del profesorado; enfoque biopsicosocial.
Nº 9 , 2021.
Estudio multi-caso sobre disfunciones vocales
en futuros maestros de música: una
aproximación biopsicosocial
Miquel Alsina Tarrés, Universidad de Gerona (España)
Resumen
Multi-case study on vocal dysfunctions in future
music teachers: a biopsychosocial approach
Miquel Alsina Tarrés, University of Girona (Spain)
Abstract
http://journals.sagepub.com/riem
Keywords
Music teaching; vocal health; dysphonia; teacher training; biopsychosocial approach.
76
En el contexto de la docencia universitaria en los grados
de magisterio, se detectan regularmente entre los alumnos de
las asignaturas de música casos de disfunciones vocales de
diferente índole y gravedad. Este hecho supone un claro
problema de consecuencias muy diversas, desde el punto de
vista físico, psíquico, y social. Afectan a las expectativas
profesionales del alumno, en su confianza y convicción para
abordar el inicio de su práctica docente, el estado anímico
con el que accede a los cursos de formación y sus prácticas en
la escuela. Esta situación puede, incluso, forzar el
replanteamiento y reorientación vocacional del alumno. Por
estos motivos se revela importante toda anticipación a un
futuro impedimento funcional en el uso de la voz hablada y
cantada del maestro, de consecuencias en ocasiones graves y,
a su vez, aparentemente predecibles (De Jong y otros, 2001).
Algunas referencias constatan una mayor incidencia de
problemas vocales entre los estudiantes de maestro respecto a
otros colectivos de estudiantes universitarios (Simberg y otros,
2000; 2004). En estas investigaciones, enmarcadas en la
población universitaria finlandesa, se cifran en un 20 % los
estudiantes afectados por dos o más síntomas de disfunción
vocal. Los resultados de Greve y otros (2019), en un contexto
noruego, alcanzan el 14,1 % de alumnos también con dos o
más sintomatologías, siendo, en su caso, poco determinantes
las variables de género y la formación vocal recibida. En un
tercer estudio, Ohlsson y otros (2012), desde un contexto
universitario sueco, alcanzan resultados de un 17 % de
afectación en la población analizada, entre la cual predomina
el género femenino, a la vez que resalta una correlación entre
diversos factores de riesgo (tabaquismo, formación vocal,
trabajos, aficiones, etc.) ligados a un aumento de la
sintomatología vocal.
Faltan estudios específicos en torno a la formación vocal
del colectivo de estudiantes de maestro en la especialidad de
educación musical, más allá del trabajo vocal sobre el
repertorio escolar y de su funcionalidad didáctica (Ruiz
Palomo y otros, 2015). Del mismo modo que se definen tres
campos complementarios en la pedagogía vocal para
cantantes (Gill y Herbst, 2016), podemos participar de la
hipótesis que los futuros maestros de música necesitan,
principalmente: 1) trabajo de su voz desde el punto de vista
funcional y fisiológico; 2) formación y orientación de sus
capacidades interpretativas; 3) detección de disfunciones,
asesoramiento y reeducación vocal.
El objetivo de esta investigación es indagar en los
elementos causantes de patologías vocales en una muestra
determinada de maestros de música en formación y evaluar,
así mismo, sus consecuencias, identificando estrategias y
mecanismos útiles para su diagnóstico, prolaxis y
seguimiento. Con ello se persigue, en último término,
responder a la pregunta sobre qué actuaciones de detección,
intervención, y seguimiento de las disfunciones vocales en los
futuros maestros de música serían deseables a lo largo de la
formación musical impartida en los grados de magisterio.
Para ello se adopta una dimensión multifactorial, basada en el
paradigma biopsicosocial, con el objetivo de establecer
además relaciones, desde la educación musical, con diferentes
áreas del conocimiento.
Fundamentación y antecedentes
La educación vocal en los grados de
magisterio
La literatura existente, referida a problemáticas vocales
en el colectivo docente, se circunscribe principalmente a
estudios e investigaciones procedentes del campo de la
foniatría y de la formación del profesorado. En ellos se
abordan, mayoritariamente, aspectos como el uso de la voz y
la educación vocal del docente, o propuestas y valoraciones
de implementación de acciones formativas (Bovo y otros,
2006; Duffy y Hazlett, 2004; Gassull y otros, 2013).
Desde la panorámica universitaria española, se percibe
una escasa atención a la educación de la voz en los estudios
de maestro. La pobre realidad descrita por Elgström (2009),
en su estudio sobre la formación vocal en el contexto del
magisterio en España, se ha perpetuado en los planes de
estudios actuales, dentro del marco de los nuevos grados
surgidos del proceso de Bolonia (2010-2011) de convergencia
europea en enseñanzas universitarias. Tampoco la formación
permanente del profesorado solventa actualmente esta
laguna, vista la escasez de la oferta y la demanda formativa
en este tema (Escudero y otros, 2018).
Algunas propuestas reportadas combinan, generalmente,
la formación teórica con los talleres prácticos. El estudio de
Kovacic (2005) con estudiantes universitarios de diversas
disciplinas constata una falta general de conocimientos sobre
la voz, algo menor en los estudiantes de magisterio, pero así
mismo insuficiente ante el reto profesional del colectivo.
También adoptan una metodología comparativa Botella-
Quirant y Esteve-Fauvel (2016), en su caso entre alumnos de
maestro de educación infantil, con o sin formación específica
vocal, deduciéndose la importancia de la formación inicial
como elemento de prevención ante un problema de salud
laboral que incide, a su vez, en la autoestima y la calidad
pro f e s i o n a l f u t u r a s. T i m m e r mans y otros (2012)
experimentan y valoran positivamente la intervención
individualizada, a modo de tutoría de salud vocal, en paralelo
a un bloque temático sobre la voz en un curso del grado de
magisterio. En Gassull y otros (2013), los autores evalúan los
beneficios de una formación troncal en educación de la voz
cursada por los estudiantes de grado de magisterio. El estudio
incorpora elementos diferenciadores en relación con otras
investigaciones, pues incluyen y analizan datos referidos al
uso de la voz cantada. Finalmente, la tesis doctoral de Godoy
(2016) aporta una evaluación que incluye estudiantes de
magisterio y maestros en ejercicio, abordando las disfunciones
vocales como problema laboral necesitado de prevención,
diagnóstico, acción formativa y atención terapéutica.
La docencia musical como profesión de riesgo
La incidencia de los problemas y disfunciones vocales en
el colectivo docente está ampliamente documentada (Russell
y otros, 1998) en una profesión que ocupa posiciones
destacadas en una lista encabezada por los cantantes (Pestana
y otros, 2017). Algunos referentes de la literatura comparan el
colectivo docente con el de otros sectores profesionales. En el
Estudio multi-caso sobre disfunciones vocales en futuros
maestros de música: una aproximación biopsicosocial
por Miquel Alsina Tarrés, Universidad de Gerona (España).
REVISTA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MUSICAL. Nº 9, 2021.
77
estudio de Roy y otros (2004), a partir de una extensa
muestra de docentes y no docentes estadounidenses resultan
relevantes para el aumento de patologías y disfunciones
foniátricas aspectos como el género, la edad, los años de
carrera y el historial familiar. Resultados parecidos se
reportan en otros contextos (Angelillo y otros, 2009; Johnson
y otros, 2017), introduciendo entre las variables factores de
riesgo tales como el historial médico de la muestra, medidas
higiénicas o propeuticas, y condiciones físicas y
ambientales del entorno laboral.
Morrow y Connor (2011) ofrecen datos relevantes sobre
el uso de la voz en dos colectivos de maestros, el de los
especialistas de música y el de maestros de aula o tutores,
introduciendo el concepto de «carga de voz»!como elemento
cuantificador referido al tiempo de fonación. Sus resultados
aportan evidencias estadísticas del tiempo de habla o canto
en los dos colectivos, entre los cuales el de los especialistas
supera significativamente en todos los parámetros (fonación
acumulada, rango de frecuencia e intensidad) al grupo de
docentes generalistas. Se concluye la necesidad de una
formación inicial específica destinada a los docentes de
música para compensar una exposición más acusada al
padecimiento de patologías propias de la fatiga y del abuso
del órgano fonador.
Otras investigaciones sobre disfunciones vocales en el
contexto profesional docente, en el que se circunscribe el
ejercicio de la docencia musical, definen tres ámbitos de
incidencia y valoración (Trinite, 2012). En primer lugar, la
prevención de futuras disfunciones a partir del conocimiento
de los riesgos implícitos a la profesión y la autogestión de los
recursos vocales. En segundo lugar, la detección y
concienciación de patologías y anomalías funcionales. Y, para
finalizar, la adquisición de una técnica vocal más correcta a
partir de revisar y ejercitar las tres funciones fisiológicas que
intervienen en la fonación: la respiración, la emisión y la
articulación.
El paradigma biopsicosocial
El modelo biopsicosocial (BPS) como paradigma
aplicado a procesos relacionados con temas de salud fue
postulado por primera vez por el doctor estadounidense
George L. Engel (1913-1999). Supone un atractivo
paradigma de enfoque interdisciplinario (Engel, 1977; 1980),
con muy recientes adaptaciones y revisiones en el campo de
las ciencias médicas, en especial la psiquiatría (Davies y
Roache, 2017; Johnson y Acabchuk, 2018) o de la
intervención psicoeducativa (Reisinger, 2014). Desde su
formulación original, el modelo propuesto por Engel (1977)
supone la consideración de los tres factores en el diagnóstico
de patologías y vías de terapia o curación. Su principal
problema, según Ghaemi (2009), versa en la falta de
herramientas para la medida y ponderación de las tres
variables. Sin embargo, las aportaciones más recientes han
revigorizado el paradigma, entendiendo que los tres factores
(biológico, psicológico y social) pueden ser analizados por
separado, a la vez que interfieren de forma combinada sobre
los indicadores de salud y bienestar sobre los que se desee
investigar. En esta línea, Karunamuni y otros (2020) han
formulado un modelo empírico de flujos de influencia entre
las tres disciplinas del paradigma biopsicosocial (BPS-
Pathways model) que renueva las posibilidades y atractivo de
este encuadre desde el punto de vista conceptual y
metodológico.
Las disfunciones en el aparato fonador pueden ser de
origen estrictamente biológico, es decir, fisiológico o
funcional. Pero pueden deberse, así mismo, a otro tipo de
factores, como el psicológico, el social y profesional, o a una
combinación de varios de ellos. A menudo, cuesta también
distinguir entre las causas y las consecuencias de las
patologías vocales. Según Caputo y Trayer (1997), existen
causas psicológicas en las disfunciones vocales que
desembocan, a menudo, en una sintomatología física. A
través de la denominada «reacción de conversión», elementos
como el estrés o la ansiedad se traducen en sintomatologías
muy concretas de la salud y la calidad vocal, por ejemplo, las
disfonías o la afonía.
La afectación de una patología vocal sobre un cantante o
un actor tiene, sin duda, consecuencias extremas y afectan,
evidentemente, sus posibilidades de evolución profesional.
Pueden comprometer, lógicamente, tanto su salud física
como la salud mental, alterar su estado anímico, alterar su
autoestima, mermar su confianza y la convicción en sus
posibilidades y recursos interpretativos. La profesión docente,
en especial la docencia musical, se encuentra entre un
abanico de profesiones dependientes de la emisión vocal. En
el maestro de música, a diferencia del cantante, se puede
esgrimir un cierto margen de tolerancia en relación con su
calidad de fonacn. Aun a, en su conjunto, las
consecuencias psicológicas de estas patologías en profesiones
estrechamente dependientes de la voz se manifiestan tanto de
forma evidente como de forma sutil. Por ejemplo, uno de los
ejes sobre los que giran las afectaciones psicológicas que
sufren estos profesionales es el de la autoimagen, entendiendo
la voz como un medio o canal de conexión entre lo físico y lo
psíquico:
Existe una relación privilegiada entre el cuerpo de alguien
y su identidad; la percepción sobre el propio cuerpo ocupa
un lugar central en la configuración del autoconcepto. La
interdependencia entre la imagen corporal y la autoestima
significa, también, que la distorsión de uno de estos
elementos afecta directamente al otro. El modelo
cognitivo-conductual para comprender la imagen corporal
engloba componentes perceptivos y afectivos, así como
actitudes (Caputo y Trayer, 1997, p. 84).
En profesiones como la docente, la del maestro de
música en particular, la repercusión sobre la autoimagen de
aquellos que sufren una disfunción vocal grave se centra,
principalmente, en el terreno de la competencia profesional y
el sentido de éxito o reconocimiento social. Por otra parte,
algunos parámetros de personalidad pueden considerarse
“inherentes o característicos en perfiles profesionales ligados
al uso de la voz que, paralelamente a las repercusiones
exógenas y endógenas del estrés, pueden configurar unos
patrones de uso vocal que acaban en trastornos” (Caputo y
Trayer, 1997, p. 85).
En el diagrama que sigue se representan los tres ámbitos
constituyentes del modelo PBS. En la figura se incluyen los
aspectos o subámbitos en los que esta investigación se
propone indagar, representando así mismo aquellas dobles
capas o solapamientos de los elementos a priori más
complejos. De los resultados obtenidos, a través del estudio
de casos múltiple, se pretende identificar y ejemplarizar
algunos de esos factores y sus relaciones de causa y efecto.
REVISTA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MUSICAL. Nº 9, 2021.
78
Figura 1. Diagrama de Venn sobre el modelo PBS
proyectado al estudio de disfunciones vocales del maestro de
música en formación. Fuente: elaboración propia.
Metodología de la investigación
La metodología de esta investigación se plantea y
desarrolla bajo el paradigma del estudio de casos múltiples,
para lo cual se siguen estas cuatro fases:
Primera fase. Fundamentación del tema y
diseño del protocolo a seguir
De acuerdo con Yin (2009), la redacción de un protocolo
resulta fundamental en un estudio de caso múltiple. Esta
preparación refuerza su fiabilidad puesto que determina de
antemano criterios que deben guiar la investigación, su
fundamentación, los antecedentes y la concreción de las
herramientas para la recogida de información. Cabe señalar
que, en este estudio, el protocolo se diseña en dos etapas
diferenciadas; primero para proceder a la selección de los
cinco casos incluidos en el estudio y, después, al diseño y
aplicación de las herramientas de recogida de la submuestra.
De los aspectos éticos a considerar, por un lado, cabe
referirse a la confidencialidad y el anonimato, garantizado
protocolariamente a los participantes, así como el acceso de
estos a los resultados finales como elemento de validación.
Por otro lado, se informa sobre la relación académica entre el
investigador y los integrantes de la muestra, aspecto que es
ponderado en la exposición final de resultados.
Segunda fase. Delimitación de la muestra y
selección de casos.
La muestra inicial la constituye un total de 124
individuos de tres promociones de estudiantes de grado de
magisterio, en la mencn de educación musical,
matriculados en una universidad española situada al nordeste
del país. Los componentes de la muestra son integrantes de
cuatro grupos de tamaño similar, con una proporción
dominante de chicas cercana al 80 %, y una media de edad
en torno a los 22 años. Para la selección de los casos del
estudio se aplica a esta muestra un cuestionario sobre salud
vocal, consistente en una adaptación al catalán de la prueba
Voice-Related Quality of Life (V-RQOL) (Hogikyan y
Sethuraman, 1999), previamente traducido y aplicado por
Godoy (2016) a un contexto equivalente. Sobre la base de los
resultados del cuestionario, respondido con validez por el
87% de la muestra (N=107), se identifican los cinco casos de
la submuestra, que responden a alguna de estas dos variables:
(1) haber padecido patologías vocales tratadas o en
tratamiento con diagnóstico clínico; 2) padecer dolencias o
disfunciones vocales graves aún sin diagnóstico facultativo.
Los cinco sujetos son mujeres, hecho en consonancia
estadística con la proporción constituyente de la primera
muestra. También la literatura revela la prevalencia de las
mujeres entre la población con patologías vocales, una
evidencia analizada y alegada por Dejonckere (2001) bajo
parámetros de tipo anatómico y fisiológico.
Tercera fase. Obtención de datos.
Se sigue un diso de entrevistas individuales,
estructurado en dos sesiones de 60 y 30 minutos,
respectivamente. Las preguntas de la primera entrevista se
eligen con objetivos de pertinencia, control y flexibilidad
(Creswell, 2007; Turner, 2010). El diseño del cuestionario se
somete previamente a validación por dos expertos
académicos en psicología y foniatría y se pilota con un
miembro de la muestra inicial. En la primera sesión se
entrevistan individualmente las cinco estudiantes, con un
guión que cubre cuatro ámbitos indagatorios: 1) biografía
musical; 2) historial de su afectación vocal; 3) sintomatología
y tratamiento; 4) valoración de su experiencia docente y
proyección futura. En la segunda entrevista se profundiza y
aclararan cuestiones surgidas del análisis preliminar de la
primera transcripción. Las entrevistas se graban en audio y se
toman notas in situ. En el segundo encuentro, además, se
graba un vídeo de unos cinco minutos con la lectura de una
pequeña narración con el fi n d e r ec o g er,
complementariamente, aspectos tímbricos o corporales que
puedan resultar significativos.
Una vez entrevistadas, las componentes de la muestra
completan telemáticamente el cuestionario NEO PI-R,
Revised Neo Personality Inventory (Costa y McCrae, 1992; 1997),
prueba de evaluación de personalidad, en versión validada
para la población española al que se responde en una escala
Likert de cinco opciones, cuyo resultado evalúa cinco factores
principales (neuroticismo, extraversión, apertura, amabilidad
y responsabilidad). A su vez, cada factor se desglosa en seis
facetas (Tabla 1). Así mismo, los resultados de la prueba
incorporan, como escalas de validez, los siguientes
indicadores: deteccn de aquiescencia, negaciones,
preguntas en blanco e índice de deseabilidad social.
Tabla 1. Cuadro resumen de los elementos evaluados en la
prueba NEO PI-R suministrada en el estudio de caso.
Fuente: elaboración propia.
REVISTA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MUSICAL. Nº 9, 2021.
Neuroticismo
Extraversión
Apertura
Amabilidad
Responsabilidad
Ansiedad
Cordialidad
Fantasía
Confianza
Competencia
Hostilidad
Gregarismo
Estética
Franqueza
Orden
Depresión
Asertividad
Senti-
mientos
Altruismo
Sentido del
deber
Ansiedad
social
Actividad
Acciones
Actitud
concilia-
dora
Necesidad de
logro
Impulsivi-
dad
Búsqueda
de
emociones
Ideas
Modestia
Autodisciplina
Vulnerabili-
dad
Emociones
positivas
Valores
Sensibili-
dad a los
demás
Deliberación
79
Cuarta fase. Análisis y validación de datos.
La investigación se enmarca en las metodologías
cualitativas bajo un diseño constructivista e interpretativo
(Creswell y Creswell, 2018). Para el análisis de las entrevistas
se procesan las transcripciones de los audios con el programa
Atlas.ti 8, con el análisis temático y el establecimiento de
códigos o patrones comunes entre la muestra, en busca de
confirmación de hipótesis previas y creación de nueva teoría
emergente (Silverman, 2014).
Las pruebas de personalidad se gestionan y procesan con
el soporte de la plataforma de Ediciones TEA (3ª edición
revisada y ampliada, 2008), por lo que su corrección y
resultados son estandarizados y objetivados.
Por último, se procede a validar las conclusiones en
triangulación con dos expertos en su ámbito. En primer
lugar, se contrastan las conclusiones preliminares con una
foniatra con más de veinte años de experiencia en terapia y
reeducación vocal. Y, en segundo lugar, se cotejan los
resultados de las pruebas de personalidad con una
investigadora y académica en psicología, especialista de
reconocido prestigio en este ámbito.
Principales hallazgos
Se presentan a continuación los principales hallazgos de
las entrevistas y las pruebas de personalidad de los cinco
ca sos estudiados, expuestos de for ma sintética e
individualizada.
El caso 1 (C1) se trata de una alumna en su último curso
del doble grado en educación infantil y primaria. A pesar de
tener pocos conocimientos musicales, ha escogido la
especialidad de educación musical por su afición y
conocimientos de danza. Su deseo es continuar con su
formación musical después de graduarse y, a su vez, abordar
definitivamente sus problemas a nivel vocal. Ella describe su
voz como frágil y sin potencia, con tendencia a desplomarse
hacia el grave en cada final de frase. Reconoce enormes
dificultades para llegar al final del día con la voz en
condiciones aceptables, hecho que se acentúa los fines de
semana y durante las prácticas escolares del grado. Sus
problemas de voz empezaron en los últimos años de
secundaria, entre los 15 y los 17 años. En ese período,
algunos profesores le hicieron observaciones sobre su voz
disfónica, una profesora de música la orientó con ejercicios
de técnica vocal y una visita al foniatra la tranquilizó porque
no le diagnosticó «nada grave». Su madre, también maestra,
tiene la misma voz y ha pasado por una intervención
quirúrgica como consecuencia de un diagnóstico de quistes
en las cuerdas vocales. En la primera entrevista manifiesta su
determinación a ponerse en manos de un especialista, puesto
que ve con preocupación una dedicación plena a la docencia.
Reconoce incapacidad para hablar cómodamente más de 40
minutos seguidos y mucha inseguridad a la hora de cantar,
por lo que no lo hace nunca sin la ayuda de un audio.
Relaciona su capacidad vocal con su energía y capacidad de
dinamismo y reitera, en ambos encuentros, su frustración por
no poder imaginarse ejerciendo la profesión en plenas
capacidades.
En la prueba NEO, todas las subescalas del neurocitismo
muestran puntuaciones elevadas, en especial la impulsividad
y la vulnerabilidad. Así mismo, obtiene puntuaciones muy
bajas en los indicadores del factor de responsabilidad, en
especial muy baja autopercepción de competencia y orden.
En cuanto al caso 2 (C2), es una alumna de último curso
en el grado de educación infantil, especializada en educación
musical. Después de un diagnóstico de nódulos incipientes en
las cuerdas vocales ha iniciado reeducación vocal con una
foniatra. Después de dos años de trabajo con la especialista
reconoce una gran mejoría en su voz. Sus problemas se
hicieron evidentes el último curso de secundaria, época en la
que hacía teatro y acababa cada función con afonía aguda.
Gracias a la directora de teatro se decidió a visitar una
especialista. Comenta que ha cambiado principalmente
aspectos como la respiración y postura corporal, ha bajado el
volumen al hablar y adoptado una serie de precauciones
como la hidratación y protección ante el frío. Comenta que
se siente fatigada y contrariada con su voz, limitada en
muchos sentidos y nada identificada con su timbre vocal. Su
madre también es maestra y tiene habitualmente la misma
disfonía que ella padece. Asegura que gracias a la
reeducación puede ahora imaginar su futuro como maestra.
Aun así, es consciente de la propensión a una recaída y de la
necesidad de tomar precauciones. Asegura que, gracias a su
experiencia, reconoce y empatiza con facilidad con
compañeros o maestros que padecen mala salud vocal.
Los resultados de la prueba NEO son destacables en los
factores de apertura, sobresaliendo la fantasía y la estética.
Pese a obtener una puntuación sobre la mediana en
neurocitismo, el subfactor de la impulsividad obtiene una
puntuación muy alta. Y en el factor de responsabilidad,
presenta puntuaciones muy bajas en su autopercepción de
orden y disciplina.
Por lo que se refiere al caso 3 (C3), se trata de una
alumna de segundo año en el doble grado de educación
infantil y primaria que ha empezado la mención en
educación musical y acaba de empezar reeducación vocal
con una foniatra después de un diagnóstico clínico de
nódulos en las cuerdas vocales. La decisión de dedicarse a la
educacn musical y la insistencia del profesorado
universitario en la materia le han convencido de visitar
finalmente a un facultativo. Su voz es a menudo ronca y
disfónica, asentada en el registro grave y ella misma la
describe como rugosa y cansada, como así corroboran los
audios de las sesiones. Padece frecuentemente dolores en la
laringe que asocia al esfuerzo vocal y nota cómo se acentúa
en caso de fatiga general o afectaciones respiratorias. Sitúa el
origen del problema en el cambio de voz1, momento en el
que se le quedó la voz más grave. Esto la relegó a las
segundas voces en las clases de canto coral y en los musicales
del instituto, aspecto que asumió no sin cierta frustración.
También hace teatro desde años y, en las peores épocas,
acababa la función sin nada de voz, fatigada y adolorida.
Después de unos meses de trabajo foniátrico empieza a notar
una mejora y dice empezar a recuperar sus agudos.
Responsabiliza a sus profesores de música durante su
adolescencia por no haber tomado medidas mucho antes y es
optimista sobre su futuro docente porque, aunque es pronto,
cree que será consciente de cómo cuidarse y cómo utilizar la
voz en el aula.
La prueba NEO para este caso da resultados altos en
ansiedad y vulnerabilidad, pertenecientes al factor de
neuroticismo. Muy alta en asertividad, en relación con el
factor de extraversión. También obtiene resultados bajos en
apertura a las ideas y apertura a las acciones, mostrándose
pues conservadora ante los cambios.
REVISTA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MUSICAL. Nº 9, 2021.
80
El caso 4 (C4) es una alumna de segundo año, futura
maestra de educación infantil y primaria, especializada en
música. Hace dos años y medio que le han operado las
cuerdas vocales tras un diagnóstico de dulos. Sus
problemas vocales empezaron mucho antes. Ella los situaba
tras la pérdida de su madre, cuando tenía solo diez años. Su
hermana, dos años mayor, padece curiosamente del mismo
diagnóstico, pero ella no se ha operado. Comenta que, por
esta coincidencia familiar, ha pensado alguna vez que puede
haber un trasfondo emocional en el origen de su dolencia.
También valora muy positivamente los resultados de la
cirugía y la reeducación posterior, pero es, a su vez,
consciente del riesgo de recaída y que debe mantenerse en
alerta. En sus prácticas docentes escolares actúa con
prudencia, aunque también es consciente de no hacer todo lo
que debiera. Vigila el tono de voz y procura no hablar
durante mucho tiempo seguido, pues cuando lo hace nota
cierto cansancio. Es monitora de campamentos con niños y,
allí sí, reconoce con frecuencia quedar a menudo con poca
voz. Ha vuelto a cantar en un coro tras la operación y un año
de reposo obligatorio, y está muy contenta de poder volver a
cantar la primera voz. En general, ve positivamente su futuro
como maestra, aun sabiendo que su voz va a ser un tema
sensible que deberá cuidar y vigilar.
La prueba NEO arroja, en este caso, unos resultados
extremos en neurocitismo, con puntuaciones muy altas en
todos los subfactores, excepto en el de hostilidad. A su vez,
muestra una personalidad conservadora con baja apertura a
las acciones, aunque puntúa alto en el subfactor de fantasía.
En el factor de responsabilidad puntúa muy bajo en dos
ítems, como el sentido del deber y, principalmente, en
autodisciplina.
Popr último, el caso 5 (C5), se trata de una alumna del
último curso de educación infantil. Le interesa la mención de
educación musical, pero los problemas de voz se han
convertido en un asunto grave que la angustia enormemente.
Afirma que muchas clases de la facultad en las que se pide
cantar las acaba con dolor en la laringe y la voz con evidente
disfonía. También insiste en su voz inestable, con tendencia a
los gallos, por lo cual recibe a menudo bromas de sus
compañeros. Esto le crea mucha inseguridad. Hace algo más
de un año acudió al otorrino y este le diagnosticó nódulos
bilaterales incipientes, pero no ha continuado con ningún
tratamiento de logopedia, como le indicaron. Espera poderlo
hacerlo pronto. Sus profesores de música en la universidad le
aconsejan a menudo acudir de nuevo al especialista, pero
afirma no disponer de tiempo ni de recursos para una
consulta privada. No recuerda ninguna problemática especial
en su voz antes de empezar el grado, excepto la anécdota de
los gallos, habiendo realizado teatro de forma asidua durante
siete cursos hasta el final de secundaria. Durante los últimos
años se ha replanteado diversas veces el cambio de mención y
renunciar a la educación musical. Se muestra preocupada,
pues no quiere ser un mal ejemplo para sus alumnos y se
siente incapaz de cantar con corrección en un registro
adecuado. En la escuela, durante sus prácticas, intenta
cuidarse, no hablar muy fuerte, beber agua a menudo y, a
poder, ser, empezar el día con algún ejercicio de voz. Lo peor
sigue siendo el canto, se siente limitada y acaba siempre con
dolor en la laringe.
En la prueba NEO sus indicadores de neuroticismo son
muy elevados, todas las subescalas resultan cerca o por
encima de 70 puntos. También obtiene una puntuación muy
baja en los indicadores de confianza, necesidad de logro y
autodisciplina, correspondientes a los factores de amabilidad
y responsabilidad.
En la Tabla 2 se ofrecen las puntuaciones resultantes de
los cinco factores incluidos en la prueba NEO para cada caso
del estudio. También cabe informar que los índices obtenidos
en las escalas de validez (aquiescencia, negaciones, preguntas
en blanco y deseabilidad social) no indican, según los
parámetros de la prueba, sesgo alguno en los resultados.
Tabla 2. Puntuaciones medias transformadas (T) obtenidas
en los cinco factores de la prueba NEO PI-R. (Nota: T, escala
típica con =50 y σ=10).
Análisis temático de los datos: hallazgos y
coincidencias
La codificación es una opción en el enfoque exploratorio
y el análisis de los datos cualitativos que posibilita el
establecimiento de categorías con significado complejo
(Saldana, 2016). Así pues, a partir de los contenidos de las
entrevistas, se codifican los datos en búsqueda de categorías
temáticas, en un proceso indagatorio que se fundamenta
estableciendo códigos coincidentes entre los cinco casos, a
partir lo cual se construye una red semántica. El resultado de
este análisis es el que se ofrece en la figura siguiente.
Figura 2. Red semántica de categorías temáticas, tras el
análisis de codificación con la herramienta Atlas.ti 8. Fuente:
elaboración propia.
En la Figura 2 se observa la interacción de elementos de
diversa naturaleza (biopsicoambientales) entre las causas y
efectos de los desórdenes y patologías vocales. Entre los
antecedentes coincidentes, afloran aspectos relevantes, como
el historial familiar y las experiencias durante la práctica
musical temprana, todos ellos comunes y relevantes en
diferentes relatos.
Sobre los resultados en la dimensión psicológica, el
análisis de los casos demuestra una preocupación por la
imagen externa, principalmente en relación con el entorno
¯x
REVISTA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MUSICAL. Nº 9, 2021.
Caso
C1
C2
C3
C4
C5
Neuroticismo
69
49
60
73
73
Extraversión
49
63
60
56
43
Apertura
63
71
46
56
47
Amabilidad
57
58
44
56
44
Responsabilidad
27
31
50
29
31
81
de amistades y de compañeros de clase. A su vez, el
menoscabo en las facultades vocales de los afectados
repercute en una baja autoestima, con claras limitaciones
sobre sus posibilidades académicas en las asignaturas de la
mención de música donde la voz cantada es una herramienta
necesaria e irrenunciable. También se constata cómo la
problemática vocal de los futuros maestros de música es
fuente de ansiedad ante la perspectiva de una futura
dedicación docente como especialista.
Los aspectos profilácticos relacionados con la diagnosis y
el tratamiento se manifiestan particularmente conflictivos, de
modo que aflora como aspecto común una falta de voluntad
y constancia que requiere un proceso, por lo general largo y
costoso, que empieza en la detección y concluye con una
reeducación vocal completa.
La dimensión socioambiental está principalmente
vinculada a tres esferas: la familiar, la académica o
profesional y la derivada de actividades lúdicas. El entorno
familiar es, por acción u omisión, el referente emocional y
soporte económico de los afectados. Los maestros en
formacn experimentan, anticipadamente, aspectos
esenciales de su futuro profesional. Ello tiene lugar,
especialmente, durante sus prácticas en la escuela, en
periodos de varias semanas o meses. También en trabajos
esporádicos de fines de semana o periodos vacacionales en los
que, a menudo, el uso de la voz es intensivo. Sobre las
actividades lúdicas, coinciden varios afectados en la
incidencia del ocio nocturno, como la asistencia a conciertos
y locales de ambiente, donde la voz acusa una enorme
sobrecarga. Igualmente, hay diversas coincidencias sobre
experiencias significativas relacionadas con el teatro. Las
principales causas observadas en cada caso se refieren en la
tabla 3 y las principales consecuencias en la 4.
Tabla 3. Causas: identificación de situaciones, actividades y
caracteres observados en los orígenes de las disfunciones
vocales en el estudio. Fuente: elaboración propia.
Tabla 4. Consecuencias: repercusiones derivadas de las
disfunciones vocales identificadas en los casos del estudio.
Fuente: elaboración propia.
Discusión de los resultados
El colectivo docente está altamente expuesto a las
dolencias vocales por una diversidad de factores fisiológicos,
biológicos, psicológicos, sociales y ambientales. Al uso y
abuso del habla en el día a día del maestro se le suman
elementos del entorno y factores emocionales causantes de
estrés, en ocasiones hasta niveles extremos. La figura del
maestro de música en formación, objeto de esta
investigación, percibe y anticipa estas condiciones laborales
en sus prácticas docentes (Schiller, 2017). A su vez, en
ocasiones, el estudiante llega a la universidad y accede a las
prácticas escolares con una problemática vocal preexistente.
Por un lado, como demuestran Morrow y Connor (2011), el
factor vocal es más relevante en el especialista de música por
las exigencias de su docencia, que requiere de un uso
intensivo de la voz hablada y cantada. Por otro lado, la
experiencia empírica nos indica la existencia de casos
problemáticos, año tras año, en cada promoción de
estudiantes. Ante estas evidencias y, a la vista de unas
sintomatologías ya manifestadas durante la práctica vocal en
el aula, se ha profundizado y explorado el perl
biopsicosocial de los afectados.
A través de los casos estudiados, se ponen de relieve
elementos coincidentes que apuntan relaciones de causa y
efecto, entre las cuales se han identificado elementos de los
tres constituyentes del paradigma biopsicosocial. Las
experiencias de estrés vital durante la adolescencia, y los
síntomas de la mutación de la voz en la pubertad, se
presentan como causas desencadenantes en todos los casos
estudiados. En este sentido, Colten y Gore (1991) describen la
adolescencia como una etapa clave, relacionada con la
exposición al estrés y el combate de sus efectos o
manifestaciones. La voz es un elemento de identidad y los
cambios o trastornos funcionales son percibidos por los
adolescentes como una afectación de su yo más íntimo
(Monks, 2003). A su vez, la adolescencia se describe en la
literatura como un período ideal para la detección y
tratamiento de los desórdenes vocales (Hocevar y otros,
1997), hecho que debiera tenerse más presente y en el que la
educación musical puede desarrollar un papel más activo de
detección e intervención.
REVISTA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MUSICAL. Nº 9, 2021.
Descriptores
Ámbitos
Id. caso
Abuso vocal en diversos contextos:
teatro, actividades lúdicas, trabajos
temporales…
Fisio-
biológico
Social
C1, C2,
C3, C4
Práctica musical forzada (canto) en
contextos académicos
Fisio-
biológico
Social
C1, C3,
C5
Antecedentes familiares con
paralelismo de género (madre o
hermana)
Fisio-
biológico
C1, C2,
C4
Personalidad tendente a la ansiedad
y sensible al estrés
Psicológico
C1, C3,
C4, C5
Cambios y alteraciones en la voz en
periodo de pubertad
Fisio-
biológico
C1, C2,
C3
Hábitos y dolencias perjudiciales
(respiratorios, posturales,
alimentarios, fónicos, etc.
Social
Fisio-
biológico
C1, C3
Descriptores
Ámbitos
Id. caso
Dolencias físicas (dolor,
incomodidad, cansancio…)
Fisio-
biológico
C1, C2,
C3, C4,
C5
Perjuicios sobre las capacidades
musicales y éxito académico
Social
C1, C3,
C4, C5
Menoscabo en las expectativas de
competencia profesional (crisis
vocacional)
Social
C1, C5
Afectaciones negativas sobre la
autoimagen
Psicológico
C1, C2,
C3, C5
82
REVISTA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MUSICAL. Nº 9, 2021.
Thomas y otros (2007), refiriéndose también a maestros
en formación, ponen de relieve cómo la identificación de
factores de riesgo en patologías vocales repercute
favorablemente en el futuro profesional de los afectados. En
los cinco casos de esta investigación, la intervención de
profesionales o terapeutas de la voz se juzgan determinantes
en la detección y abordaje del problema. También resulta
significativa la función de la familia, bien por los
antecedentes o paralelismos identificados, bien por el soporte
anímico recibido por los afectados. Se valora, pues, como
adecuada la conjunción de factores de tipo biopsicosocial en
el abordaje de las patologías vocales (Meulenbroek y De Jong,
2010; Meulenbroek y otros, 2010).
Por último, cabe tratar sobre el protagonismo y el papel
desarrollado por la educación musical en las narrativas de los
casos estudiados. Se observa cómo, en las cinco alumnas, se
dan itinerarios formativos musicales diversos, siendo
imposible establecer argumentos definitivos de causa-efecto
directos entre la práctica musical y las patologías reportadas.
En cambio, en los cinco casos, las disfunciones vocales
padecidas han causado graves consecuencias en sus
experiencias musicales: abandono de actividad musical como
cantantes de coro, pérdida de protagonismo y prestaciones
musicales en el aula, menoscabo de la autoestima (artística,
musical, expresiva, etc.) y de su autopercepción como músico,
frustración sobre las expectativas profesionales y erosión de la
autoimagen como docente de la especialidad, entre otras. En
el contexto universitario, la formación musical de los
maestros especialistas, al igual, sin duda, que la de los demás
perfiles docentes, emerge como buena herramienta
propedéutica ante disfunciones vocales de diversa índole y
origen, pero de alcance limitado en procesos necesitados de
reeducación o intervención facultativa.
Conclusiones
Interesaba, como objetivo finalista de esta investigación,
revisar el papel de la educación vocal en la formación inicial
del maestro de música con disfunciones vocales. A la luz de
los resultados en su conjunto, se ponen de relieve las
necesidades y beneficios del acompañamiento del estudiante
que padece esta problemática. Se trata, en primer lugar, de
promover y facilitar el proceso de diagnóstico para,
posteriormente, fomentar en el alumno una actitud más
proactiva y sostenida en el tiempo. En la fase de
identificación de los casos se ha demostrado efectivo el uso
del cuestionario utilizado. Sin embargo, deberían
aprovecharse para esta función todas las herramientas y
circunstancias de la vida académica regular, como las
pruebas de acceso a la mención, entrevistas de orientación,
ejercicios y prácticas de voz individuales en el aula, charlas
informales con los alumnos, entre otras.
Así mismo, se observa cómo a la reticencia inicial por
abordar los problemas desde un enfoque médico se suman las
dificultades de los afectados diagnosticados en mantener la
terapia y las sesiones de reeducación vocal, principalmente
por razones económicas y de disponibilidad temporal,
factores a los que deben sumarse rasgos individuales de los
alumnos afectados, pertenecientes a la esfera del carácter o la
personalidad. Efectivamente, se han hallado coincidencias en
algunas debilidades, ligadas a factores como la voluntad, la
persistencia, la disciplina y la organización personal. Ante
estas evidencias, desde el ámbito acamico de la
especialidad en educación musical, se presenta fundamental
un seguimiento continuo y personalizado del alumnado
dentro de un contexto planificado de acción tutorial por
parte del profesorado universitario, sabiendo que de ello
depende una parte importante del futuro bienestar
profesional del ahora estudiante.
Retomando la hipótesis planteada en la introducción, la
formación vocal del maestro especialista requiere de una
presencia curricular completa como asignatura específica y, a
su vez, necesitada de un abordaje transversal y continuado en
el resto del currículum. Esta afirmación se basa, por un lado,
en la detección regular de disfunciones vocales entre el
alumnado y, por el otro, en la constancia reportada desde la
foniatría de procesos de tratamiento largos, con tendencia a
recaídas o retrocesos en su recuperación. Conceptualmente,
los contenidos de educación vocal requeridos por los futuros
maestros de música no son distintos a la formación requerida
por un cantante, de modo que, junto a la formación de la
técnica vocal y su práctica interpretativa, merece igual
dedicación la prevención de disfunciones que, en caso de
preexistencia, requieren de acompañamiento y procesos
sostenibles de reeducación.
Notas
1 La muda de voz en la mujer se produce entre los 10 y los 16
años, estrechamente ligada a la pubertad ya los cambios
hormonales asociados a esta etapa.
Agradecimientos
El autor agradece las sugerencias recibidas de mi colega
de facultad, la Dra. Beatriz Caparrós, del departamento de
psicología, así como de la foniatra Dra. Roser Garganta, que
han participado en la validación de los resultados. Por último,
debemos un agradecimiento muy especial a las cinco
estudiantes protagonistas del estudio.
Referencias
Angelillo, M., Di Maio, G., Costa, G., Angelillo, N. y
Barillari, U. (2009). Prevalence of occupational voice
disorders in teachers. Jour nal of preventiv e med icine a nd
hygiene, 50, 26–32. doi: 10.15167/2421-4248/
jpmh2009.50.1.152
Botella-Quirant, M. T. y Esteve-Faubel, J. M. (2016) Voz del
docente como herramienta principal de comunicación en
el aula. En M. T. Tortosa, S. Grau, S. y J. D. Álvarez
(Coords.), XIV Jornadas de Redes de Investigación en Docencia
Universitaria. Investigación, innovación y enseñanza universitaria:
enfoques pluridisciplinares (pp. 314–325). Universitat
d'Alacant (ICE). handle: 10045/58463
Bovo, R., Galceran, M., Petruccelli, J. y Hatzopoulos, S.
(2006). Vocal problems among teachers: evaluation of a
preventive voice program. Journal of Voice, 12, 705–722.
doi: 10.1016/j.jvoice.2006.07.002
Caputo, D. y Thayer, R. (1997). Psychology of voice disorders.
Singular Publishing Group.
Colten, M. E. y Gore, S. (1991). Adolescent Stress: Causes and
Consequences. Routledge.
Costa, P. T. y McCrae, R. R. (1992).!The Revised NEO
Personality Inventor y (NEO-PI-R) and NEO-Five-Factor
Inventory (NEO-FFI) professional manual. Psychological
Assessment Resources.
Costa, P. T. y McCrae, R. R. (1997). Stability and change in
personality assessment: The Revised NEO Personality
83
REVISTA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MUSICAL. Nº 9, 2021.
Inventory in the year 2000.!Jour nal of Persona lity Assessment,
68,!86-94. doi: 10.1207/s15327752jpa6801_7
Creswell, J. W. (2007). Qualitative inquiry & research design:
Choosing among five approaches. SAGE.
Creswell, J. W. y Creswell, J. D. (2018). Research Design:
Qualitative, Quantitative, and Mixed Methods Approaches.
SAGE.
Davies, W. y Roache, R. (2017). Reassessing biopsychosocial
psychiatry. The British Journal of Psychiatry, 210(1), 3–5. doi:
10.1192/bjp.bp.116.182873
De Jong, F. I., Kooijman, P. G. y Orr, R.!(2001). Predictive
parameters in occupational dysphonia: myth or
reality?!En P. H.!Dejonckere (Ed.)!Occupational Voice: Care
and Cure (pp. 101–112).!Kugler.
Dejonckere, P. H. (2001). Gender differences in the
prevalence of occupational voice disorders. En!P. H.
Dejonckere (Ed.),!Occupational Voice: Care and Cure (pp.
1-10).!Kugler.
Duffy, O. M. y Hazlett, D. (2004). The impact of preventive
voice care programs for training teachers: a longitudinal
study. Jour nal of Voice, 18(1), 63–70. doi: 10.1016/
s0892-1997(03)00088-2
Elgström, E. (2009). L’educació vocal en la formació inicial
dels docents a l’Estat espanyol: situació i propostes de
canvi. Temps d’Educació, 36, 247–258. Recuperado de
http://www.raco.cat/index.php/TempsEducacio/
article/viewFile/139993/192311
Engel, G. L. (1977). The need for a new medical model: a
challenge for Biomedicine. Science, New Series, 196(4286),
1 2 9 – 1 3 6 . R e c u p e r a d o d e h t t p s : / /
www.urmc.rochester.edu/MediaLibraries/
URMCMedia/medical-humanities/documents/Engle-
Challenge-to-Biomedicine-Biopsychosicial-Model.pdf
Engel, G. L. (1980). The clinical application of the
biopsychosocial model. The American Journal of Psychiatry,
137, 535–544. doi: 10.1093/jmp/6.2.101
Escudero, J. M., González, M. T. y Rodríguez, M. T. (2018).
Los contenidos de la formación continuada del
profesorado: ¿Qué docentes se están formando? Educación
XX1, 21(1), 157–180. doi: 10.5944/educxx1.20183
Gassull, C., Godall, P. y Martín, P. (2013). Incidencia de un
programa de educación de la voz para futuros docentes
en la mejora de parámetros acústicos y perceptivos de la
voz. Logopedia, Foniatría y Audiología, 33, 8–12. doi:
10.1016/j.rlfa.2012.02.004
Ghaemi, S. N. (2009). The rise and fall of the
biopsychosocial model. The British Journal of Psychiatry,
195(1), 3–4. doi: 10.1192/bjp.bp.109.063859
Gill, B. P. y Herbst, Ch. T. (2016). Voice pedagogy—what do
we need? Logopedics Phoniatrics Vocology, 41(4), 168–173. doi:
10.3109/14015439.2015.1079234
Godoy, A. (2016). La veu del docent. Estudi de la salut vocal dels
mestres i dels futurs mestres. Tesis doctoral, Universidad
Autónoma de Barcelona. Recuperado de http://
www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/400471/
agl1de1.pdf ?sequence=1
Greve, K., Kiellaass, E. y Simberg, S. (2019). Voice disorders
and impact of voice handicap in Norwegian student
teachers. Journa l of voice, 33(4), 445–452. doi: 10.1016/
j.jvoice.2018.01.019
Hocevar, I., Radzel, Z. y Zargi, M. (1997). Instability of
voice in adolescence: pathologic condition or normal
developmental variation? The Journal of Pediatrics, 130(2),
185–190. doi: 10.1016/S0022-3476(97)70341-X
Hogikyan, N. D. y Sethuraman, G. (1999). Validation of an
instrument to measure voice-related quality of life (V-
RQOL). Journal of Voice, 13(4), 557–569. doi: 10.1016/
S0892-1997(99)80010-1
Johnson, B. T. y Acabchuk, R. L. (2018). What are the keys
to a longer, happier life? Answers from five decades of
health psychology research. Social Science & Medicine, 196,
218–226. doi: 10.1016/j.socscimed.2017.11.001
Johnson, K. J., Akinola, M. A. y Okonkwo, K. C. (2017) The
prevalence of voice disorders in secondary school teacher
in South west Nigeria. Jour nal of dental and medical science
( I O S R - J D M S ) , 16(2), 76–79. doi:
10.9790/0853-1602027679
Karunamuni, N., Imayama, I. y Goonetilleke, D. (2020).
Pathways to well-being: Untangling the causal
relationships among biopsychosocial variables. Social
Science & Medicine. doi: 10.1016/j.socscimed.2020.112846
Kovacic, G. (2005). Voice education in teacher training: an
investigation into the knowledge about the voice and
voice care in teacher-training students. !Jour nal of educat ion
for teaching, 31(2), 87–97. doi:
10.1080/02607470500127178
Meulenbroek, L.F. y De Jong, F. I. (2010). Trainee experience
in relation to voice handicap, general coping and
psychosomatic well-being in female student teachers: a
descriptive study. Folia Phoniatr Logop, 62(1-2), 47–54. doi:
10.1159/000239063
Meulenbroek, L. F., Thomas, G., Kooijman P. G. y De Jong
F. I. (2010). Biopsychosocial impact of the voice in
relation to the psychological features in female student
teachers. Journal of Psychosomatic Research, 68(4), 379–384.
doi: 10.1016/j.jpsychores.2009.10.002
Monks, S. (2003). Adolescent singers and perceptions of
vocal identity. British Journal of Music Education,!20(3), 243–
256. doi: 10.1017/S0265051703005424
Morrow, S. L. y Connor, N. C. (2011). Comparison of voice-
use profiles between elementary classroom and music
teachers. Journal of voice,!25(3), 367–372. !doi: 10.1016/
j.jvoice.2009.11.006
Ohlsson, A. C., Andersson, E. M., Södersten, M, Simberg, S.
y Barregard, L. (2012). Prevalence of voice symptoms
and risk factors in teacher students. Journal of voice, 26(5),
629–634. doi: 10.1016/j.jvoice.2011.11.002
Pestana, P. M., Vaz-Freitas, S. y Concelçao, M. (2017).
Prevalence of voice disorders in singers: systematic review
and meta-analysis. Journal of Voice, 31(6), 722–723. doi:
10.1016/j.jvoice.2017.02.010
Reisinger, L. (2014). Using a bio-psycho-social approach for
students with severe challenging behaviours. LEARNing
Landscapes, 7(2), 259–270. doi: 10.36510/
learnland.v7i2.664
Roy, N., Merrill, R. M., Thibeault, S., Gray, S. D., y Smith,
E. M. (2004). Prevalence of voice disorders in teachers
and the general population. Journal of speech, language and
h e a r i n g r e s e a r c h , 47, 281–293. doi:
10.1044/1092-4388(2004/023)
Ruiz Palomo, M. E., Palmero, M. C. y Baños, V. (2015).
84
REVISTA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MUSICAL. Nº 9, 2021.
Russell, A., Oates, J. y Greenwood, K. M. (1998). Prevalence
of voice problems in teachers. Journal of vo ice, 12(4), 467–
479. doi: 10.1016/s0892-1997(98)80056-8
Saldana, J. (2016). The coding manual for qualitative researchers.
SAGE.
Schiller, I. (2017). Prevalence of voice disorders among
teachers at the beginning of their careers. Actas de
“PeVoc Conference”, Gante (Bélgica), del 30 de Agosto al
1 de Septiembre. doi: 10.13140/RG.2.2.18038.91204
Silverman, D. (2014) Interpreting qualitative data. SAGE.
Simberg, S., Anneli, L., Sala, E., y Rönnemaa, A. M. (2000)
Prevalence of voice disorders among future teachers.
Journal of voice, 14(2), 231–235. doi: 10.1016/
S0892-1997(00)80030-2
Simberg, S., Sala, E. y Rönnemaa, A. M. (2004). A
comparison of the prevalence of vocal symptoms among
teacher students and other university students. Journal of
voice, 18(3), 365–368. doi: 10.1016/j.jvoice.2003.12.005
Thomas, G., Kooijman, P. G., Donders, A. R., Cremers, W.
R., y De Jong, F. I. (2007). The Voice handicap of
student-teachers and risk factors perceived to have a
negative influence on the voice. Journal of Voice, 21(3),
325–336. doi: 10.1016/j.jvoice.2005.12.003
Timmermans, B., Coveliers, Y., Wuyts, L., y Looy, L. V.
(2012). Voice training in teacher education: the effect of
adding an individualized microteaching session of 30
minutes to the regular 6-hour voice training program.
Journal of Voice, 26(5), 669.e1–669.e9. doi: 10.1016/
j.jvoice.2011.03.001
Trinite, B. (2012). Voice disorders in teachers: prevalence, risk factors,
psychosocial impact. Tesis doctoral, Universidad de Liepāja.
Recuperada de https://www.rsu.lv/sites/default/les/
dissertations/
BTrinite_Promocijas_darba_kopsavilkums_angliski.pdf
Turner, D. W. (2010). Qualitative Interview Design: A
Practical Guide for Novice Investigators. The Qualitative
Report, 15(3), 754-760. Recuperado de https://
nsuworks.nova.edu/cgi/viewcontent.cgi?
article=1178&context=tqr
Yin, R. K. (2009). Case study research. Design and methods. SAGE.
Revista
Internacional
de Educación
Musical
ISSN: 2307-4841
REVISTA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MUSICAL. Nº 9, 2021.
EQUIPO EDITORIAL
Editores
José Luis Aróstegui Plaza, Universidad de Granada (España)
Guadalupe López Íñiguez, Academia Sibelius (Finlandia)
Rosa María Serrano Pastor, Universidad de Zaragoza (España)
Consejo Editorial
Sobre el Autor
Miquel Alsina Tarrés
Doctor en musicología por la Universidad Autónoma
de Barcelona, recibió el XVIII Premio de investigación
musical Emili Pujol (2007) por su tesis sobre el Círculo
Manuel de Falla de Barcelona. Actualmente, es profesor
Lector del Departamento de Didácticas Específicas de la
Universidad de Girona, donde coordina el Área de
Didáctica de la Expresión Musical. En su etapa
postdoctoral, ha sido profesor visitante en las universidades
de Reading, Cambridge y Gloucestershire, en el Reino
Unido. Sus líneas de investigación más recientes se
encuentran diversificadas entre las metodologías activas en
la educación musical, la formación permanente y
desarrollo profesional del docente especialista, las
relaciones universidad-escuela a través del prácticum, y la
música tradicional y su uso en el aula. Impulsor y co-IP del
Grupo de Investigación en sica y Educación
Transformativa (GR-MUSET), de reciente creación en la
Universidad de Girona.
Miquel Alsina Tarrés
Universidad de Girona
Facultad de Educación y Psicología
Pujada de Sant Domènec, 9
17004 Girona
España
miquel.alsina@ugd.edu
Carlos Abril. Universidad de Miami, Estados Unidos.
Rolando Ángel-Alvarado. Universidad Alberto Hurtado, Chile.
Leonardo Borne. Universidad Federal de Mato Grosso, Brasil.
Alberto Cabedo Mas. Universidad Jaime I, España.
Diego Calderón Garrido. Universidad de Barcelona, España.
Raúl Wenceslao Capistrán Gracia. Universidad Autónoma de
Aguascalientes, México.
Carmen Carrillo Aguilera. Universidad Internacional de Cataluña,
España.
Óscar Casanova López. Universidad de Zaragoza, España.
Amalia Casas-Mas. Universidad Complutense de Madrid, España.
José Joaquín García Merino. IES Bahía Marbella, España.
Josep Gustems Carnicer. Universidad de Barcelona, España.
Dafna Kohn. Instituto Levinski de Tel-Aviv, Israel.
Mari Paz López-Peláez Casella, Universidad de Jaén, España.
Daniel Mateos Moreno. Universidad de Málaga, España
Luis Nuño Fernández. Universidad Politécnica de Valencia, España
Lluïsa Pardàs i Feliú. Conservatorio Issac Albéniz de Gerona,
España
Jèssica Pérez Moreno. Universidad Autónoma de Barcelona,
España.
Susana Sarfson Gleizer. Universidad de Zaragoza, España.
Patrick K. Schmidt. Universidad de Ontario Occidental, Canadá.
Giuseppe Sellari. Universidad de Roma-Tor Vergata, Italia.
Euridiana Silva. Universidad del Estado de Santa Catarina, Brasil
Mónica María Tobo. Universidad Pedagógica y Tecnológica
de!Colombia.
Ana Mercedes Vernia. Universidad Jaime I, España.
Maria Helena Vieira. Universidad del Miño, Portugal.
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Article
Full-text available
Los contenidos de la formación continuada del profesorado son tan solo uno de los elementos que componen los programas de desarrollo profesional docen- te. Son, sin embargo, relevantes e incluso decisivos, pues representan tanto el conocimiento de base como la sabiduría de la práctica con la que los docentes van construyendo su conocimiento y prácticas profesionales. Hacen posible el aprendizaje de determinados valores y concepciones, habilidades prácticas y disposiciones que son necesarias para entender de forma adecuada y afrontar las tareas y responsabilidades del ejercicio de la docencia. Una revisión actua- lizada de la literatura especializada sobre los contenidos de la formación nos ha permitido componer el marco teórico utilizado para llevar a cabo una inves- tigación sobre la formación continuada del profesorado, durante los últimos años, en diversas Comunidades Autónomas, la Región de Murcia entre ellas. La metodología ha consistido en una investigación tipo encuesta, donde se han recabado un total de 1413 cuestionarios de profesores que imparten clase en la etapa de escolarización obligatoria. Tras el análisis y la discusión de los datos se desprenden ciertas implicaciones, que de una parte, permiten conocer lo que viene ocurriendo y, de otra, formular un conjunto fundado de implicaciones para las políticas y las prácticas en materia de formación del profesorado.
Article
Full-text available
Rationale: It has long been known that factors of the mind and of interpersonal relationships influence health, but it is only in the last 50 years that an independent scientific field of health psychology appeared, dedicated to understanding psychological and behavioral processes in health, illness, and healthcare. Objective and method: This article (a) reviews important research that answers the question of how human beings can have longer, happier lives; and (b) highlights trends in health psychology featuring articles in Social Science & Medicine as well as other related literature. Results: Since the 1970s, health psychology has embraced a biopsychosocial model such that biological factors interact and are affected by psychological and social elements. This model has illuminated all subjects of health, ranging from interventions to lower stress and/or to improve people's ability to cope with stressors, to mental and physical health. Importantly, a health psychology perspective is behavioral: The majority of chronic diseases of today can be avoided or reduced through healthy lifestyles (e.g., sufficient exercise, proper diet, sufficient sleep). Thus, behavior change is the key target to help reduce the immense public health burden of chronic lifestyle illnesses. Health psychology also focuses on how social patterns influence health behavior and outcomes, in the form of patient-provider interactions or as social forces in communities where people live, work, and play. Health psychology is congenial to other health sciences, especially when allied with ecological perspectives that incorporate factors upstream from individual behavior, such as networks linked to individuals (e.g., peer groups, communities). Over its history, health psychology research has been responsive to societal and medical needs and has routinely focused on understanding health disparities. Conclusion: By relying on a strong interdisciplinary approach, research in health psychology provides a remarkably comprehensive perspective on how people can live healthier lives.
Poster
Full-text available
Due to the high vocal demands associated with their profession, teachers face an increased risk of developing voice disorders. Research suggests that up to 50 % of experienced teachers are affected.1–3 Even student teachers, whose vocal load is still relatively low, report voice problems with a frequency of 20 % 4. Little is known about the prevalence of voice disorders among teachers at the very beginning of their career. In Germany, teachers must complete a two-year teaching practice as part of their professional training after they graduate from university, consisting of attending specialized courses and giving lessons. The aim of this symptom-based study was to determine the prevalence of voice problems among this population. A self-administered questionnaire was answered by 73 German teachers in teaching practice. The prevalence of a voice problem was defined based on the presence of two symptoms that persisted for a minimum of two weeks. Results revealed that 37 % of teachers had voice problems during their teaching practice. Among the most frequent symptoms were hoarseness, an urge to clear one’s throat and problems speaking at a loud voice. Considering that the participants had not even begun teaching full-time, the prevalence of reported voice problems is worrisome. It could be associated with their lacking experience in how to use their voice effectively. The findings highlight the necessity of early intervention programs focusing on vocal hygiene and effective voice use in classroom situations. 1. Roy N, Merrill RM, Thibeault S, Parsa RA, Gray SD, Smith EM. Prevalence of voice disorders in teachers and the general population. J Speech, Lang Hear Res. 2004;47(2):281-293. doi:10.1044/1092-4388(2004/023). 2. Russell A, Oates J, Greenwood KM. Prevalence of voice problems in teachers. J Voice. 1998;12(4):467-479. doi:10.1016/S0892-1997(98)80056-8. 3. Martins RHG, Pereira ERBN, Hidalgo CB, Tavares ELM. Voice disorders in teachers. A review. J Voice. 2014;28(6):716-724. doi:10.1016/j.jvoice.2014.02.008. 4. Simberg S, Laine A, Sala E, Rönnemaa A-M. Prevalence of voice disorders among future teachers. J Voice. 2000;14(2):231-235. doi:10.1016/S0892-1997(00)80030-2.
Article
Full-text available
Objective: The study aimed to review the prevalence of self-reported voice disorders in singers. Study Design: The study is a systematic review and meta-analysis. Methods: A systematic review of five major scientific databases was conducted. An extensive search strategy was used considering the rules of each database. Original articles were included only if they had data related to self-perception of dysphonia in the past. Furthermore, heterogeneity and its relative significance were assessed. Results: There were 2371 articles identified; duplicates were deleted, screenings were conducted, and inclusion and exclusion criteria were applied. The final analysis was conducted on 11 studies. The most implemented instruments for the study were customized questionnaires. The findings about singing styles, voice use, and age were found to be different among subjects. The overall prevalence of self-reported dysphonia in singers was 46.09% (95% confidence interval: 38.16–54.12). The heterogeneity was considerable among the studied samples (I2 = 90.59%). Four groups were then established—students, teachers, classical, and nonclassical—and compared regarding overall prevalence (21.76% in students, and significantly higher and nondifferent in the other three groups, 55.15%, 40.53%, and 46.96%, respectively) and heterogeneity (low only for the students' studies). Conclusion: Although with low homogeneity, singers present a high prevalence of self-perceived dysphonia over their careers. Singing students were the group with a lower prevalence. On the other hand, traditional and popular music singers, as well as singing teachers, revealed significantly higher prevalence of self-perceived dysphonia. Overall, singers are likely to report voice disorders, no matter their singing style or skills. This highlights the need of a preventive approach to address voice disorders in traditional and untrained singers.
Article
Rationale: The biopsychosocial (BPS) model that challenged the historically dominant biomedical model remains influential today. This model considers biological, psychological, and social factors that can contribute to health and illness. Yet, a growing body of literature has been highly critical of the model for being too vague and for not providing details as to how the three factors of the model interact and contribute to health and illness. Objective: Because biological, psychological, and social factors can be considered as distinct 'systems' that can be conceptually separated, defined, and measured, we sought to examine interrelationships among these factors. Method: By employing analytical reasoning and carefully considering relevant research evidence of direct pathways among biological, psychological, and social factors as applicable to an individual's health and well-being, this article introduces an updated theoretical model: the BPS-Pathways model. Results: We present all six potential pathways among biological (B), psychological (P), and social (S) factors of the model, and explain how these pathways can potentially contribute to subjective well-being and to objective physical health outcomes. The influential pathways that lead to subjective well-being are S→P and B→P pathways, although these pathways can be impacted by psychological factors that differ among individuals. For objective health outcomes, the P→B and S→B pathways appear to be important, where the latter pathway is mediated by psychological factors. We additionally highlight the importance of systematically understanding subjective experience, which represents an epistemologically distinct domain, and describe how subjective experience can explain individual differences in causal pathways. Conclusions: The BPS-Pathways model presents a framework that can have important implications for clinical practice, as well as research, and can be useful for tailoring personalized medicine.
Article
What teachers learn about classroom management in education classes often results in behaviour strategies that do not account for the individuality of each student. Teachers would benefit greatly from a common formula for effective problem solving and decision making with regard to choosing when to use the strategies in their "tool box." The solution proposed is the building of an individual biopsychosocial, multimodal profile for each student with chronic challenging behaviours.
Article
Objectives: The primary objectives of the present study were to determine the prevalence of voice disorders in students studying to become elementary school teachers and to investigate the presence of potential risk factors for voice disorders. The amount of voice training offered during the students' education and the connection between voice disorders were also explored. Method: A web-based questionnaire was distributed to all elementary school student teachers throughout Norway. In total, 968 answers were received. The questionnaire consisted of questions on background, education, and risk factors; the Norwegian translation of the Voice Handicap Index (VHI-30(N)); and voice symptoms (Screen6). Results: The results showed that 14.1% of the students had voice disorders, defined as experiencing two or more voice symptoms weekly or more often in Screen6. The most common symptoms were throat clearing, followed by strained or tired voice and sensation of pain or lump in the throat. The data showed a significant association between the scores of VHI-30(N) and results of Screen6. The amount of voice training within teacher education was not found to significantly reduce voice disorders. Results showed no significant differences in prevalence of voice disorders between female and male students. Conclusions: According to the answers given by the students participating in this study, voice problems appear to be common in student teachers. As they are to embark on a voice-demanding occupation, regular screening is paramount. More voice training is needed than offered in their education.
Article
Psychiatry uncomfortably spans biological and psychosocial perspectives on mental illness, an idea central to Engel's biopsychosocial paradigm. This paradigm was extremely ambitious, proposing new foundations for clinical practice as well as a non-reductive metaphysics for mental illness. Perhaps given this scope, the approach has failed to engender a clearly identifiable research programme And yet the view remains influential. We reassess the relevance of the biopsychosocial paradigm for psychiatry, distinguishing a number of ways in which it could be (re)conceived.