ArticlePDF Available

Reseña crítica. Freidenberg, Flavia (ed.). (2017). La Ciencia Política en América Latina: docencia e investigación en perspectiva comparada. Santo Domingo: Fundación Global Democracia y Desarrollo.

Authors:

Abstract

El trabajo colectivo editado por la doctora Flavia Friedenberg presenta un esfuerzo comprensivo de reflexión acerca del proceso de institucionalización de la disciplina de las ciencias políticas en la región en perspectiva comparada. Los diversos capítulos retoman en forma plural debates en torno a los métodos y objetos disciplinares, análisis de la evolución de la producción elaborada en la región y los diálogos entre la academia regional, los sectores público-privados y las comunidades académicas politológicas en general o interesadas en los estudios situados en Latinoamérica en particular. Documento necesario para situar el estado de nuestra disciplina.
Reseñas críticas
Yamith Quiroz David
Nuevas Arquitecturas I
De la serie Construcciones frágiles
Escultura, palas de hierro
90 x 75 x 75 cm
2019
Medellín
Estudios Políticos, 59, ISSN 0121-5167 eISSN 2462-8433
[ ]
330
Freidenberg, Flavia (ed.). (2017). La Ciencia Política
en América Latina: docencia e investigación
en perspectiva comparada. Santo Domingo:
Fundación Global Democracia y Desarrollo.
Resumen
El trabajo colectivo editado por la doctora Flavia Friedenberg presenta un
esfuerzo comprensivo de reflexión acerca del proceso de institucionalización
de la disciplina de las ciencias políticas en la región en perspectiva comparada.
Los diversos capítulos retoman en forma plural debates en torno a los métodos
y objetos disciplinares, análisis de la evolución de la producción elaborada en la
región y los diálogos entre la academia regional, los sectores público-privados y
las comunidades académicas politológicas en general o interesadas en los estudios
situados en Latinoamérica en particular. Documento necesario para situar el estado
de nuestra disciplina.
Palabras clave
Ciencia Política; Estudios Comparados; Institucionalización; Enseñanza;
Investigación; América Latina.
La ciencia política como correlato de la democratización
de la región
La construcción de la ciencia política como campo científico en la región
es un proceso que sirve de correlato para la compleja historia de la
democratización de América Latina, sin embargo, puede pasar inadvertida
para quienes dedican su vida a esta emergente comunidad académica en
la región. El estudio de la política como ciencia depende de la existencia
de escenarios de pluralismo político (Freidenberg, 2017, p. 18), pero en su
camino de especialización puede terminar alejándose de la sociedad, por
lo que el reto está en «conseguir una mayor imbricación del investigador
en ciencia política en la sociedad» (p. 351).
La extensa obra editada por Flavia Freidenberg, recopilación del
trabajo de 34 autores en 24 contribuciones, es una pieza fundamental tanto
para la reconstrucción histórica como para la reflexión crítica sobre el
Medellín, septiembre-diciembre de 2020: pp. 330-336
[ ]
331
[ ]
331
[ ]
331
Reseñas críticas
presente de la ciencia política en la región, no solo por sus contenidos sino
también por la pluralidad de aproximaciones metodológicas. El texto aborda
el problema a partir de cuatro ejes temáticos: la enseñanza de la ciencia
política, la investigación politológica sobre América Latina, las publicaciones
y sobre la profesión y su grado de institucionalización.
La primera sección se centra en reconstruir a partir de estudios de caso
(Argentina, Brasil, Chile, México, Panamá, República Dominicana, Uruguay
y Venezuela) y de trabajos comparados de Centroamérica (Costa Rica, El
Salvador. Honduras, Guatemala y Nicaragua) la institucionalización de la
ciencia política como área del saber en las universidades de trece países de
América Latina. Es revelador observar cómo los productos académicos de la
región tienen temáticas en común que resaltan la conexión de la producción
académica regional con las preocupaciones de los tomadores de decisiones
(Amorin y Santos, 2017, p. 232; Lardone y Liendo, 2017, pp. 54-55), lo que
permite pensar a este campo disciplinar no como una ciencia aislada de la
realidad, sino en constante producción de insumos para el debate público.
Por otra parte, más que interdisciplinariedad, en la ciencia política lo
que hay es un proceso de interconexión con subáreas de otras ciencias como
parte del proceso de fragmentación y especialización en la producción del
conocimiento (Lardone y Liendo, 2017, p. 60). El reto, la falta de un trabajo
comparativo más arduo, pues, como resalta Cecilia Rocha (2017, p. 266),
los estudios de caso sobre el propio país resultan los más publicados en las
principales revistas de ciencia política en Argentina, Brasil y México.
Un aspecto que llama la atención son las diferencias en la inclusión del
saber de la política como un asunto de la política educativa pública superior
o de la primacía dentro del campo privado: por un lado, las diferencias
entre países de los proyectos educativos de las universidades públicas y de
las políticas de ciencia y tecnología en relación con las ciencias sociales,1 y
del papel de lo privado en la innovación académica; por otra parte, permite
debatir sobre la probabilidad de acceso a formación en ciencia política,
bien sea por la existencia de centros educativos públicos, los que en teoría
garantizan el acceso a formación de grupos externos a las élites (Baralt, 2017,
1 Por ejemplo, el papel de la Secretaría Nacional de Ciencia tecnología e Innovación (Senacyt), Panamá,
en la falta de estímulos públicos para la formalización de la investigación en ciencia política relatado
por Salvador Sánchez y David Bernal (2017, p. 220).
Estudios Políticos, 59, ISSN 0121-5167 eISSN 2462-8433
[ ]
332
[ ]
332
Camilo Alipios Cruz Merchán
p. 122), como por la concentración o distribución territorial de programas de
formación en el área (Bulcourf y Cardozo, 2017, p. 550).
Los textos de esta sección también revisan las mallas curriculares
y los diferentes énfasis de la formación, los que dependen tanto de las
distintas aproximaciones a la empleabilidad del egresado en el sector
público, sector privado, la investigación, así como del grado de autonomía
o institucionalización de la ciencia política frente a otras áreas de formación
como las humanidades, la sociología o el derecho.
Un punto para resaltar es la influencia exterior sobre la región y sus efectos
para la formación de las carreras, por ejemplo, el caso de la academia de EE.
UU. y sus escuelas de estudios mexicanos como catalizadores del desarrollo
de la ciencia política de México (Gutiérrez y Valverde, 2017, p. 151). Otros
ejemplos son las instituciones regionales como la Facultad Latinoamericana
de Ciencias Sociales (Flacso) (Sánchez y Bernal, 2017, p. 219) y las entidades
de cooperación internacional destinadas al fortalecimiento de la democracia
y de los partidos políticos (Vargas y González, 2017, p. 189).
La sección finaliza con un debate sin cierre que atraviesa a los programas
de ciencia política en la región: la existencia de mesas separadas entre la
formación cualitativa, blanda, frente a una formación cuantitativa, dura; o
mejor, entre la tradición empirista anglosajona y una discusión politológica
que no marca distancia con la filosofía u otras humanidades, de la cual se
desprende una disputa sobre la importancia de dar primacía a la validez
metodológica o la relevancia social, ante lo cual se ofrece como posible
sutura reconocer que «la relevancia social está dada por la significación de
nuestras preguntas, mientras que la rigurosidad metodológica atañe calidad
a las respuestas» (Pérez-Liñán, 2017, p. 313). Esta discusión conecta con la
segunda sección del texto, dedicada a revisar la experiencia de los estudios
sobre Latinoamérica en las academias de EE. UU., España, Francia, Alemania,
Noruega y República Checa.
Aníbal Pérez Liñán (2017, p. 290) hace una revisión crítica a
las consecuencias para la investigación en ciencia política de la alta
institucionalización del campo académico norteamericano: la primacía
de estudios explicativos sobre los descriptivos, la mayor sofisticación de
los métodos estadísticos por sobre la creatividad en investigación y la
micropolítica por sobre la crítica y la contribución pública. Advierte el autor
Medellín, septiembre-diciembre de 2020: pp. 330-336
[ ]
333
[ ]
333
[ ]
333
Reseñas críticas
que en un entorno de baja institucionalización el papel del politólogo termina
por priorizar el ser intelectual público, con alta visibilidad mediática, pero
con baja producción para contribuir de manera efectiva al debate público
(p. 293).
En el caso de los estudios sobre américa latina en EE. UU. y Europa
se enfrentan dos tipos de retos: por un lado, la falta de espacios de difusión
de la producción debido a la alta institucionalización y a la demanda por
generalización por parte de las áreas de divulgación —revistas indexadas con
impacto académico—, lo cual escapa a la débil consolidación de datos sobre
fenómenos políticos de la región; y por el otro, la falta de apertura de la
academia a la formalización profesional e institucional de la investigación y
enseñanza sobre problemas políticos de América Latina, en autonomía de los
estudios culturales, históricos o económicos sobre la región.
Sugerente resulta la aproximación amplia a la inserción de los estudios
latinoamericanistas en distintas regiones de Europa, por ejemplo, los países
nórdicos —vía Noruega—, cuya distancia sociocultural no ha impedido la
identificación de temas en común —manejo de recursos naturales y políticas
étnicas—, o el bloque de Europa Oriental —vía República Checa—, con el
que se comparte el proceso de democratización. Invitación a la reflexión
sobre el impacto de los estudios de América Latina en otros países de estas
áreas, así como a nuevos jugadores internacionales —es decir, China—, cuyo
peso en la academia y la política internacional está cambiando rápidamente.
La tercera sección, dedicada al análisis de la producción regional,
entrega un dictamen interesante sobre la preponderancia de los estudios
de caso por sobre otro tipo de artículos, al encontrar que 64% de los
publicados en la región corresponde a estudios de este tipo, frente a 21%
de comparados, 13% teóricos y 2% metodológicos (Chasquetti, 2017, p.
500), siendo la producción comparada impulsada por coautorías o trabajos
provenientes de EE. UU. o Europa (p. 503). El otro artículo de la sección
deja entrever algunos problemas metodológicos, en especial, la validez del
intento de comparar la producción internacional en ciencia política con la
producción colombiana, debido tanto a la poca similitud entre los datos
externos y nacionales, como a la compleja especialización que el campo
politológico internacional tiene.
Estudios Políticos, 59, ISSN 0121-5167 eISSN 2462-8433
[ ]
334
[ ]
334
Camilo Alipios Cruz Merchán
La última sección, correspondiente a la institucionalización, presenta
discusiones significativas sobre cómo abordar el desarrollo del quehacer
científico politológico. Pablo Bulcourf y Nelson Cardozo (2017, p. 517)
hacen una aproximación cualitativa al estudiar el campo en términos de
programas académicos de pregrado y posgrado, redes de académicos,
revistas especializadas, productos con impacto intermedio o global, y actores
de relevancia en el quehacer científico. David Altman, en cambio, propone
como método de valoración de los programas la producción científica e
impacto de su planta docente.
Víctor Alarcón propone una revisión crítica a los estándares mexicanos
de evaluación de las carreras académicas en ciencia política y administración
pública dentro de la institucionalidad público-privada de acreditación
científica. Andrés Malamud y Flavia Freidenberg realizan un significativo
estudio sobre la diáspora politológica argentina y uruguaya, y las trayectorias y
las causales de este patrón de migración, el cual, reconociendo sus limitaciones
de selección de unidades de análisis, contribuye al debate sobre las políticas
de educación superior en ciencias sociales.
Entre las reflexiones que el lector puede extraer del texto está la
definición de complejos problemas de investigación desde la sociología del
conocimiento o la historia disciplinar, como la identificación de líneas para
valorar la consolidación de un saber, no solo en el ámbito de las instituciones
educativas o en la interacción con los tomadores de decisiones, sino también
con la sociedad, por ejemplo, la importancia de la visibilidad en medios
de los expertos en ciencia política (Amorin y Santos, 2017, p. 244; Rocha,
2017, p. 262). Otra arista de investigación en la que algunos trabajos del libro
ofrecen datos, pero que podría contribuir al punto señalado, es la vinculación
de egresados de ciencia política en los altos cargos de las ramas del poder
público (Rocha, 2017, p. 262).
Entre los puntos de deuda del libro está un mayor acercamiento a la
reflexión sobre el Caribe en el área de la ciencia política, más aún cuando
la institución que acoge el espacio de reflexión está asentada en República
Dominicana. Hubiera sido enriquecedora la reflexión sobre el quehacer
politológico en una zona con una compleja relación con EE. UU. como Puerto
Rico o la evolución del saber politológico en no democracias como Cuba o en
países con una débil consolidación estatal como Haití.
Medellín, septiembre-diciembre de 2020: pp. 330-336
[ ]
335
[ ]
335
[ ]
335
Reseñas críticas
Para finalizar esta reseña, no queda más que dejar las reflexiones
que Martín Tanaka (2017, p. 679) propone en el último capítulo, las cuales
deberían hacer parte de toda clase de Introducción a la Ciencia Política de
América Latina, la sutura de la brecha entre los estudios políticos críticos y la
ciencia política empírica al rescatar, por un lado, el valor de la producción
sobre el poder y la política previa a la institucionalización de la profesión; y
por el otro, el valor del reconocimiento de lo particular como vía para ofrecer
a la sociedad productos académicos que respondan a las necesidades de la
ciudadanía, lo cual no debe servir de excusa para demeritar el rigor científico,
pues «de lo que se trata es de evitar los vicios de una profesionalización que
lleve a una sofisticación social y políticamente irrelevante y de una politización
o compromiso público, pero que produzca trabajos especulativos y sin rigor».
Camilo Alipios Cruz Merchán (México)*
Referencias bibliográficas
1. Amorin, Octavio y Santos, Fabiano. (2017). La Ciencia Política en el Brasil: el
desafío de la expansión. En: Freidenberg, Flavia (ed.). (2017). La Ciencia Política en
América Latina. Docencia e investigación en perspectiva comparada (pp. 231-245).
Santo Domingo: Fundación Global Democracia y Desarrollo.
2. Bulcourf, Pablo y Cardozo, Nelson. (2017). La Ciencia Política en América
Latina: un análisis comparado de su desarrollo. En: Freidenberg, Flavia (ed.). (2017).
La Ciencia Política en América Latina. Docencia e investigación en perspectiva
comparada (pp. 511-558). Santo Domingo: Fundación Global Democracia y
Desarrollo.
3. Chasquetti, Daniel. (2017). Una explicación sobre la supervivencia de la
política compara en la región. En: Freidenberg, Flavia (ed.). (2017). La Ciencia Política
en América Latina. Docencia e investigación en perspectiva comparada (pp. 497-
508). Santo Domingo: Fundación Global Democracia y Desarrollo.
4. Freidenberg, Flavia (ed.). (2017). Introducción: la ciencia política sobre América
Latina: los desafíos de la docencia y la investigación en perspectiva comparada. En:
La Ciencia Política en América Latina. Docencia e investigación en perspectiva
comparada (pp. 17-48). Santo Domingo: Fundación Global Democracia y Desarrollo.
* Politólogo. Magíster en Comunicación. Doctorando en Ciencias Políticas. Correo electrónico: ccruz@
politicas.unam.mx - Orcid: 0000-0003-3182-0557 - Google Scholar: https://scholar.google.com/citati
ons?user=DTpQzT4AAAAJ&hl=es
Estudios Políticos, 59, ISSN 0121-5167 eISSN 2462-8433
[ ]
336
[ ]
336
Camilo Alipios Cruz Merchán
5. Gutiérrez, Enrique y Valverde, Karla. (2017). El proceso de institucionalización
de la ciencia política a setenta años de su desarrollo en México. En: Freidenberg,
Flavia (ed.). (2017). La Ciencia Política en América Latina. Docencia e investigación
en perspectiva comparada (pp. 137-180). Santo Domingo: Fundación Global
Democracia y Desarrollo.
6. Lardone, Martín y Liendo, Nicolás. (2017). La Ciencia Política y su enseñanza
en Argentina. Una evaluación de los planes de estudio. En: Freidenberg, Flavia (ed.).
(2017). La Ciencia Política en América Latina. Docencia e investigación en perspectiva
comparada (pp. 51-87). Santo Domingo: Fundación Global Democracia y Desarrollo.
7. Pérez-Liñán, Aníbal. (2017). Temas de investigación y perspectivas de la ciencia
política latinoamericanista en Estados Unidos. En: Freidenberg, Flavia (ed.). (2017).
La Ciencia Política en América Latina. Docencia e investigación en perspectiva
comparada (pp. 289-315). Santo Domingo: Fundación Global Democracia y
Desarrollo.
8. Rocha, Cecilia. (2017). La Ciencia política en Uruguay: profesión, enseñanza
e investigación. En: Freidenberg, Flavia (ed.). (2017). La Ciencia Política en América
Latina. Docencia e investigación en perspectiva comparada (pp. 247-286). Santo
Domingo: Fundación Global Democracia y Desarrollo.
9. Sánchez, Salvador y Bernal, David. (2017). Experiencias de docencia e
investigación de la Ciencia Política en Panamá. En: Freidenberg, Flavia (ed.). (2017).
La Ciencia Política en América Latina. Docencia e investigación en perspectiva
comparada (pp. 215-230). Santo Domingo: Fundación Global Democracia y
Desarrollo.
10. Tanaka, Martín. (2017). De la crítica política a la ciencia política: notas hacia
un balance. En: Freidenberg, Flavia (ed.). (2017). La Ciencia Política en América
Latina. Docencia e investigación en perspectiva comparada (pp. 667-682). Santo
Domingo: Fundación Global Democracia y Desarrollo.
11. Vargas, Jean-Paul y Gonzáles, Rigoberto. (2017). Diferencias institucionales
y retos profesionales de los politólogos en Centroamérica. En: Freidenberg, Flavia
(ed.). (2017). La Ciencia Política en América Latina. Docencia e investigación en
perspectiva comparada (pp. 181-214). Santo Domingo: Fundación Global Democracia
y Desarrollo.
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Book
Full-text available
La obra presenta algunas pistas sobre el modo en que se está desarrollando la disciplina en América Latina, las barreras que enfrenta y las oportunidades que se han ido generando para construir puentes entre diferentes espacios académicos y tradiciones analíticas y metodológicas. El texto da cuenta del tipo de docencia, investigación y oportunidades profesionales que tienen los politólogos latinoamericanistas, así como también explora de qué manera se investiga América Latina desde diferentes academias europeas (española, noruega, francesa, alemana y checa) y en los Estados Unidos de América, constituyendo esta una vertiente importante para el desarrollo de la disciplina. En estas páginas se evidencian los desafíos que enfrenta la disciplina en cada uno de los países. Algunos de los más mencionados en esta página son la carencia de recursos económicos, incentivos y infraestructuras para investigar; la emigración (y/o exilio) de sus investigadores, especialmente en épocas donde razones académicas, ideológicas y económicas no generan oportunidades para el desarrollo de la disciplina en el lugar de origen; las escasas plazas de profesores de carácter exclusivo que faciliten condiciones dignas para la investigación; los inconvenientes para el diálogo metodológico; las dificultades para encontrar salidas profesionales vinculadas a la disciplina o las erráticas políticas científicas que debilitan el desarrollo de las comunidades académicas como generadoras de conocimiento valioso para la sociedad. El libro es fruto del trabajo de más de veinte politólogos y politólogas especialistas en América Latina, que originalmente fue presentado y discutido en el seminario internacional sobre «El estado de la Ciencia Política en América Latina: desafíos y oportunidades de la docencia y la investigación en perspectiva comparada», celebrado durante los días 27 y 28 de enero de 2010 en la sede de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) en Santo Domingo, República Dominicana. Este evento, iniciativa del entonces presidente de la República, Leonel Fernández, fue organizado conjuntamente por Funglode y por Flavia Freidenberg, del Instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca, con la participación de la Asociación Latinoamericana de Ciencia Política (ALACIP).
Chapter
Full-text available
En México, la construcción de nuevas estructuras sociales, económicas, políticas, culturales y educativas, adecuadas a los nuevos requerimientos e interacciones sociales, que impuso la transición del siglo XIX al XX, asignó a los intelectuales de la época diversos retos, entre los que destaca, explicar lo ocurrido en el periodo revolucionario, al propio tiempo que reflexionar sobre la cimentación de un nuevo proyecto nacional. Es en este contexto, que la tarea asumida por los integrantes de la comunidad intelectual contribuyó y sirvió como semillero para consolidar los espacios institucionales académicos y disciplinarios propios de las ciencias sociales que, a partir de ese momento, indagaron, identificaron y dieron respuesta a los grandes problemas nacionales.
Article
Full-text available
Este ensayo analiza la estructuración profesional de la ciencia política en los Estados Unidos, enfatizando los desafíos que este modelo presenta para los estudios latinoamericanistas. El texto explora las normas profesionales, formales e informales, que regulan la producción de este debate.
Article
Full-text available
Brazil's political science managed to establish itself in the 1970s under a military regime. From the 1980s till the late 1990s the discipline grew and became institutionalized. However, there now exist within the country's political science write out community two schools that simply do not communicate with each other, namely, an empirical school and a normative-philosophical one. We propose that a political science community that still needs to expand must adopt a, so to speak, consociational model to organize the interaction between its main schools. To do so, there must be an ample consensus on the community's lines of expansion, a consensus that should rest upon the improvement of the teaching of methods in humanities.
Experiencias de docencia e investigación de la Ciencia Política en Panamá
  • Salvador Sánchez
  • David Bernal
  • Flavia Freidenberg
Sánchez, Salvador y Bernal, David. (2017). Experiencias de docencia e investigación de la Ciencia Política en Panamá. En: Freidenberg, Flavia (ed.). (2017). La Ciencia Política en América Latina. Docencia e investigación en perspectiva comparada (pp. 215-230). Santo Domingo: Fundación Global Democracia y Desarrollo.
Diferencias institucionales y retos profesionales de los politólogos en Centroamérica
  • Jean-Paul Vargas
  • Rigoberto Gonzáles
  • Flavia Freidenberg
Una explicación sobre la supervivencia de la política compara en la región
  • Daniel Chasquetti
  • Flavia Freidenberg
Chasquetti, Daniel. (2017). Una explicación sobre la supervivencia de la política compara en la región. En: Freidenberg, Flavia (ed.). (2017). La Ciencia Política en América Latina. Docencia e investigación en perspectiva comparada (pp. 497-