ChapterPDF Available

Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de derechos fundamentales: algunos desafíos a propósito de la jurisprudencia reciente

Authors:

Abstract

El presente trabajo tiene por objetivo examinar algunos desafíos suscitados a propósito de la jurisprudencia reciente en materia de Derecho Animal a nivel mundial, particularmente en lo relativo al estatus jurídico y la titularidad de derechos de los animales no humanos. Para ello, se revisan los aspectos centrales de algunas sentencias emblemáticas de los últimos años en que se ha reconocido a animales no humanos como sujetos de derecho, así como otras en que se ha limitado el ejercicio de derechos fundamentales en función del bienestar animal, elevando con ello la discusión de esta problemática a nivel constitucional, con todas las implicancias que acarrea en términos de la aplicación de principios constitucionales.
45
ANIMALES NO HUMANOS COMO SUJETOS
ANTE EL DERECHO Y LIMITACIONES AL
EJERCICIO DE DERECHOS FUNDAMENTALES:
ALGUNOS DESAFÍOS A PROPÓSITO
DE LA JURISPRUDENCIA RECIENTE
israel González Marino*
r
esuMen
: El presente trabajo tiene por objetivo examinar algunos
desafíos suscitados a propósito de la jurisprudencia reciente en materia
de Derecho Animal a nivel mundial, particularmente en lo relativo al
estatus jurídico y la titularidad de derechos de los animales no huma-
nos. Para ello, se revisan los aspectos centrales de algunas sentencias
emblemáticas de los últimos años en que se ha reconocido a animales
no humanos como sujetos de derecho, así como otras en que se ha li-
mitado el ejercicio de derechos fundamentales en función del bienestar
animal, elevando con ello la discusión de esta problemática a nivel
constitucional, con todas las implicancias que acarrea en términos de
la aplicación de principios constitucionales.
p
alabras
Clave
: sujetos de derecho, habeas corpus, intereses animales,
derechos fundamentales, juicio de ponderación.
INTRODUCCIÓN
En los últimos años hemos sido testigos de importantes avances
en materia de Derecho Animal alrededor del mundo. Sucesivas
reformas legislativas y más de alguna sentencia vanguardista
han cambiado el panorama jurídico en torno a la protección
* Abogado, Licenciado en Ciencias Jurídicas de la Universidad Católica
del Norte. Magíster en Desarrollo Curricular y Proyectos Educativos por
la Universidad Andrés Bello. Máster en Derecho Animal y Sociedad por la
Universidad Autónoma de Barcelona. Académico y Jefe de Carrera de la
Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Católica del Norte. Correo
electrónico: igonzalezm@ucn.cl
46
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
de los intereses de animales no humanos, y como indica Paucar
Espinoza (2012), sea cual fuere la categoría jurídica adoptada
para proteger la vida animal, lo real es que este tema ya está
tocando las esferas de la norma constitucional, al menos en
unos cuantos países (p. 21).
En 2005, un tribunal brasileño concedió un habeas corpus
en favor la chimpancé llamada Suiza, quien lamentablemente
fue encontrada muerta en su celda un día antes de su liberación
(ChIble, 2016a, p. 39). Casi una década más tarde, a fines
del año 2014, diversos medios de comunicación difundían la
noticia del histórico fallo de la II Sala de la Cámara Federal
de Casación Penal Argentina, que concedió un habeas corpus
en favor de la orangutana Sandra, reconociéndole la calidad
de sujeto de derechos. Sentencias de este tipo se repitieron en
los años siguientes, llegando incluso a afirmar un tribunal que,
como sujetos, poseen un catálogo de derechos fundamentales
que debe ser objeto de estudio y enumeración por los órganos
estatales que correspondan, según se analizará.
No bastando con lo señalado, una serie de otras sentencias
se han pronunciado respecto de diversas controversias susci-
tadas a propósito de la pugna entre derechos fundamentales y
nuevos principios constitucionales orientados a la protección
de intereses animales. Como consta en la exposición de motivos
del Proyecto de Ley de reforma constitucional del artículo 20a
de la Ley Fundamental de la República Federal Alemana, una
de las primeras en hacerse cargo de la problemática animal a
nivel constitucional, “a la protección ética de los animales se
le atribuye hoy un alto valor. Las decisiones de varios Tribu-
nales permiten reconocer la tendencia jurisprudencial de tener
en cuenta este cambio de conciencia en la interpretación de
la Constitución. Esto, sin embargo, solo puede ser realizado
adecuadamente por la Jurisdicción si se incluye expresamente
la protección de los animales en la estructura de la Ley Fun-
damental” (DoMéneCh PasCual, 2015, p. 102). Sin embargo,
como indica el mismo autor, “todas las normas jurídicas encie-
rran costes, mayores o menores. Ninguna sale completamente
gratis. Y, desde luego, las dictadas para proteger el bienestar de
los animales no constituyen una excepción, entre otras cosas
47
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
porque persiguen dicho objetivo a costa de restringir normal-
mente diversos derechos reconocidos en la Constitución (…),
a saber: las libertades científica, artística, religiosa, empresa-
rial, profesional, personal y general de actuar, así como los
derechos a la propiedad privada y a la tutela judicial efectiva.
Ello plantea el problema de la licitud constitucional de tales
limitaciones” (p. 89).
1. ANIMALES COMO SUJETOS ANTE EL DERECHO
Desde los tiempos de Roma, un ente podía ser considerado una
“persona” o una “cosa”, una diferencia fundamental, ya que
unas y otras no tienen casi nada en común (W
Ise
, 2018, p. 13).
Tradicionalmente se ha sostenido que solamente respecto de
los seres humanos puede existir Derecho y derechos, ya que
aquel y éstos suponen racionalidad y libertad, además de al-
teridad, lo que solo se da en los humanos; así, se ha afirmado
que únicamente a nivel metafórico o literario puede hablarse
de derechos de los animales, de los ríos, de la naturaleza, o de
los vegetales, etc. Pues, tanto ontológicamente como en técnica
jurídica, no cabría hablar de derechos sino en la medida que se
prediquen respecto de la persona humana, único ser dentro de
la escala biológica que asume un constitutivo esencial de razón
que guía una voluntad libre, lo que hace posible, precisamente,
imputar efectos a sus conductas o hechos y que sea responsable
de ellos, puesto que puede asumirlos como propios y, por lo
tanto, responder de ellos (soto Kloss, 1993, p. 14).
A pesar de lo anterior, y partiendo de la idea de que una
de las múltiples finalidades del Derecho consiste en lograr una
armónica coexistencia entre los seres humanos, es legítimo
preguntarse si esta finalidad debe excluir a los animales no
humanos, tan vivos como nosotros (f
ranCIsKovIC
I
nGunza
,
2012, p. 70). De esta manera en los últimos años se ha generado
un fuerte cuestionamiento a este paradigma por parte de varios
filósofos (s
InGer
, 1976; r
eGan
, 1985; f
ranCIone
, 1995;
nussbauM, 2006), quienes con sus diferencias y matices, han
ido desvirtuando los fundamentos que lo sustentaban, resaltan-
48
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
do las capacidades sensitivas y de conciencia de los animales,
así como la relevancia moral de sus intereses; y criticando que
sean la razón, la libre voluntad o la responsabilidad, aquello
que fundamenta la tutela de intereses y el reconocimiento de
derechos.
En este contexto, el creciente interés por el trato a los anima-
les no humanos y su correlativa protección, junto con el desarro-
llo del Derecho Animal, han llevado a diversas organizaciones
y profesionales a innovar en el ejercicio de la acción de habeas
corpus, pretendiendo ampliar al sujeto protegido, incluyendo
así a animales no humanos dentro de la tutela efectiva que
dicha acción brinda. Tales casos han tenido un alto impacto
mediático a nivel internacional, generando además un debate
político, social y jurídico en torno a la noción de persona, la
regulación existente en materia de protección a los animales
no humanos, y las opciones legislativas y judiciales disponibles
para su tutela, cuestiones que no son ajenas a la realidad de los
debates en nuestro país (C
hIble
v
IllaDanGos
, 2016a, p. 38).
1.1. sanDra
En noviembre de 2014 la Asociación de Funcionarios y Abo-
gados por los Derechos de los Animales (AFADA), patrocinada
por el constitucionalista a
nDrés
G
Il
D
oMínGuez
, presentó un
habeas corpus ante el Juzgado de Instrucción Nº 47 de la ciudad
de Buenos Aires, Argentina, en favor de la orangutana Sandra
del zoológico de la misma ciudad, aduciendo que el animal fue
privado ilegítima y arbitrariamente de su libertad por parte de
las autoridades del recinto, y que su estado de salud físico y
psíquico se hallaba profundamente deteriorado, con evidente
riesgo de muerte, razón por la que se requirió su urgente li-
beración y posterior reubicación en el santuario de primates
de Sorocaba localizado en Brasil. La solicitud fue rechazada
en primera instancia por la jueza penal de instrucción y luego
rechazada también en segunda instancia por la VI Sala de la
Cámara del Crimen (D
e
b
aGGIs
, 2014, pp. 2-3). Sin embargo,
la II Sala de la Cámara Federal de Casación Penal revirtió la
49
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
sentencia al considerar, entre otras cuestiones, los argumentos
esgrimidos por zaffaronI en su libro “La pachamama y el
humano”, quien, desde un análisis penal llega a afirmar que “el
bien jurídico protegido en el delito de maltrato de animales no
es otro que el derecho del propio animal a no ser objeto de la
crueldad humana, para lo cual es menester reconocerle el carác-
ter de sujeto de derechos” (2015, p. 53). De ahí que el tribunal
concluye que “a partir de una interpretación jurídica dinámica
y no estática, menester es reconocerle al animal el carácter de
sujeto de derechos, pues los sujetos no humanos (animales) son
titulares de derechos, por lo que se impone su protección en
el ámbito competencial correspondiente” (Considerando 2º).1
1.2. PolI
A inicios de 2013, en Palmira, una pequeña ciudad de la Pro-
vincia de Mendoza, en Argentina, tuvo lugar un brutal caso de
maltrato animal en contra de un perro que luego fue bautizado
con el nombre “Poli”. La histórica sentencia fue promovida
de oficio por el agente fiscal, a la que luego adhirió la Asocia-
ción Mendocina de Protección, Ayuda y Refugio del Animal
(AMPARA) en calidad de querellante particular; y fallada en
un procedimiento de juicio abreviado por el juez competente
de la Justicia Correccional (De baGGIs, 2017, pp. 5-6), quien
estimó que “la Ley 14.346 de ‘malos tratos y actos de crueldad
a los animales’ no protege el sentimiento de piedad o humani-
dad para con los animales, sino a los animales como ‘sujetos
de derechos’, de modo que la conducta del imputado no ha
recaído sobre un objeto o cosa, sino sobre un sujeto digno de
protección”. Añade luego el tribunal que comparte “la corriente
de entendimiento que observa los animales como seres vivien-
tes susceptibles al sufrimiento” y que “por lo demás, no cabe
1 Cámara Federal de Casación Penal (segunda sala). 18 de diciembre
de 2014. Causa Nº CCC 68831 2014 CFC1 “Orangutana Sandra s/ re-
curso de casación s/ habeas corpus”, disponible en http://www.saij.gob.ar/
descarga-archivo?guid=uvwnoved-ades-oran-guta-nasandra3pdf&name=
orangutanasandra3.pdf
50
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
desconocer el llamado jurisprudencial reciente y producción
científica que atribuyen a determinadas especies de animales la
condición de ‘personas no humanas’ en razón de presentar un
cierto grado de raciocinio y características emocionales similares
a la de los humanos, y como tales, dignos de la protección de
los derechos básicos fundamentales, entre los que se debe contar
el de no ser privados arbitrariamente de la vida, la libertad y,
en lo que aquí nos concierne, el derecho a no ser torturados ni
maltratados” (Considerando 4º).2
1.3. CeCIlIa
Durante el mismo año 2015, la AFADA interpuso un nuevo
habeas corpus, esta vez en favor de la chimpancé Cecilia,
alegando que ésta habría sido privada ilegítima y arbitraria-
mente de su derecho a la libertad ambulatoria por parte de las
autoridades del zoológico de la ciudad de Mendoza, dado su
deteriorado estado de salud físico y psíquico, manteniéndola con
evidente riesgo de muerte. Frente a ello, el tribunal dió lugar a
la acción interpuesta señalando que “resulta innegable que los
grandes simios, entre los que se encuentra el chimpancé, son
seres sintientes, por ello son sujetos de derechos no humanos”,
argumentando que éstos tienen capacidad de derecho, pero que
son “incapaces de hecho, en tanto, se encuentra ampliamente
corroborado según la prueba producida en el presente caso,
que los chimpancés alcanzan la capacidad intelectiva de un
niño de 4 años”. Así, el tribunal termina afirmando incluso
que “poseen un catálogo de derechos fundamentales que debe
ser objeto de estudio y enumeración por los órganos estatales
que correspondan” y que “no se trata aquí de otorgarles los
derechos que poseen los seres humanos, sino aceptar y entender
de una buena vez que estos entes son seres vivos sintientes, que
son sujetos de derechos y que les asiste, entre otros, el derecho
2
Primer Juzgado Correccional de la Tercera Circunscripción Judicial.
20 de abril de 2015. Sentencia Nº 1927, autos Nº 36.598 caratulados
“F. C/ S.R.M.R. P/ maltrato y crueldad animal”, recuperado de http://www.
pensamientopenal.com.ar/system/files/2015/05/fallos41037.pdf
51
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
fundamental a nacer, a vivir, a crecer, y morir en el medio que
les es propio según su especie” (Considerando 4º c).3
1.4. ChuCho
A mediados de 2017 otro caso ocupó varios titulares en diversos
medios de comunicación, pues ahora en Colombia se concedía
nuevamente un habeas corpus, esta vez en favor de un oso de
anteojos. En particular, la sentencia se pronunció respecto de
una impugnación formulada ante la Corte Suprema de Justicia
de la República de Colombia luego de que en primera instancia
se rechazara la procedencia del habeas corpus en favor del oso
llamado “Chucho”, perteneciente a la Fundación Botánica y
Zoológica de Barranquilla (FUNDAZOO). Para arribar a su
decisión, la Corte tomó como punto de partida una crítica al
marcado antropocentrismo en los distintos ámbitos, señalando
que “hasta hoy, antropológica, sociológica, jurídica, política y
filosóficamente, desde cuando se impuso el hombre sobre los
demás seres vivientes y el capitalismo sobre el feudalismo, el
hombre ha tenido un rol central en el universo azuzado por un
individualismo enfermizo. Por ello se habla en todos los círculos
de la mansión o visión antropocéntrica; de tal manera que el
hombre es el descubridor y colonizador sin piedad, el pensan-
te, el sujeto dominante. En ese contexto, la relación hombre
naturaleza es vista bajo la dinámica de eficiencia y utilidad,
donde el ser que se impuso en el eslabón evolutivo es centro y
conquistador, y por tal razón tiene derecho legítimo a utilizar y
explotar el entorno a su antojo añadiendo luego que de esa
manera, el poder humano, creyéndose la medida de todas las
cosas, se tornó en desmesurado e irresponsable. En función
de ello, plantea luego la necesidad de circular desde una visión
meramente antropocéntrica a una ecocéntrica-antrópica, donde
3 Tercer Juzgado de Garantías de Mendoza. 03 de noviembre de 2016.
Expediente P-72254/15. “Asociación de funcionarios y abogados por los
derechos de los animales y otros contra GCBA sobre amparo”, disponible
en http://www.saij.gob.ar/descarga-archivo?guid=ovedades-afad-achi-mpan-
cececiliapdf&name=afada-chimpance-cecilia.pdf
52
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
el replanteamiento ético jurídico como sustancia de la nueva
concepción jurídica se funda en un definido respeto y solidaridad
que supera el ámbito personal e individualista para ver, pensar
y actuar desde la comprensión del otro, de la tierra, de la natu-
raleza y de lo planetario en pro de la supervivencia humana; no
por un universalismo insensato de los derecho humanos en el
tiempo y en el espacio” (Considerando 2.4.1). Luego añade la
Corte que los animales se han considerado como cosas “desde
un criterio tradicional y clásico, concebidos en su condición
de bienes sobre los cuales ejercemos propiedad; desechando su
capacidad de sentir o de sufrir para someterlos a los embates del
hombre conquistador y arbitrario”, afirmando que “los otros
seres sintientes también son sujetos de derechos indiscutible-
mente”, y que no se trata de darles derechos “iguales a los de
los humanos equiparándolos en un todo”, sino que “de insertar
en la cadena viviente, una moralidad universal, un orden públi-
co ecológico global, otorgando el respeto que merecen ante el
irracional despliegue del hombre actual para destruir nuestro
hábitat, por virtud de la interdependencia e interacción entre
hombre y naturaleza” (Considerando 2.4.4). Es así como la
Corte finalmente revoca la sentencia impugnada y en su lugar
concede la protección invocada por vía del habeas corpus.4
A solo unos cuantos días del pronunciamiento precedente,
la misma Corte Suprema de Justicia de Colombia, esta vez en la
Sala de Casación Laboral, tuvo que pronunciarse respecto de una
acción de tutela presentada por la FUNDAZOO, quien alegaba
que la sentencia que concedió el habeas corpus en favor del oso
Chucho había quebrantado sus derechos fundamentales al debido
proceso y a la defensa, así como los principios de legalidad y con-
tradicción.
5
Al respecto, la Corte reconoció que “aunque el debate
4
Corte Suprema de Justicia de la República de Colombia (Sala de Ca-
sación Civil). 26 de julio de 2017. Radicación Nº 17001-22-13-000-2017-
00468-02, disponible en http://static.iris.net.co/semana/upload/documents/
radicado-n-17001-22-13-000-2017-00468-02.pdf
5
Corte Suprema de Justicia de la República de Colombia (Sala de
Casación Laboral). 16 de agosto de 2017. STL12651-2017. Radicación
47924, disponible en http://derechoanimal.info/sites/default/files/lega-
cyfiles/bbdd/Documentos/2281.pdf
53
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
que se trae a colación no es pacífico, en la medida en que las
tendencias legislativas actuales plantean la posibilidad de ampliar
el concepto de persona también a los animales, adscribiéndoles
por tanto ser sujetos de derechos (…) estima la Sala pertinente
indicar que, desde el punto de vista constitucional, no es viable
que se utilice la acción de habeas corpus para la protección de
aquellos”, y para ello se respalda en la aplicación del principio pro
homine y su fundamento en la dignidad humana, de manera que
la acción de habeas corpus tiende a la protección del derecho a
la libertad de la persona, fundamento y base de la sociedad; luego
ello solo puede ser atribuible a un ser humano perfectamente indi-
vidualizable, lo que indudablemente descarta la procedibilidad de
tal mecanismo en favor de otro tipo de seres vivientes, pues ello
erosiona la real esencia de ese tipo de acciones legales”. Agrega
la Corte que “el hecho de que una persona humana tenga un
conjunto de derechos inalienables no genera, automáticamente,
que todo aquello que pueda adscribirse normativamente como
persona los tenga y, en todo caso, porque el tratamiento jurídico
que se mantiene sobre los animales ni siquiera es ese, sino el de,
se reitera, seres con sensibilidad”, y que en tal condición “deben
recibir especial protección contra el sufrimiento y el dolor (…),
pero ello no habilita el uso de una acción legal como el habeas
corpus, la cual ha sido dispuesta por el legislador para garantizar
la libertad de los ciudadanos” (Considerando 4º), concluyendo
finalmente que el oso Chucho no tiene capacidad para ser parte
y dejando sin valor y efecto toda actuación surtida al interior de
la acción constitucional de habeas corpus.
1.5. Desafíos DerIvaDos Del estatus JuríDICo
De los anIMales
De los casos revisados, es posible verificar que las soluciones
brindadas por la justicia tienen, por supuesto, un alcance indi-
vidual sobre los animales involucrados, y no sirven ni permiten
resolver la situación de todos los demás, pero per se implican un
cambio de paradigma (D
e
b
aGGIs
, 2017, p. 16). En este sentido,
es interesante que los tribunales reconocen a los animales como
54
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
seres vivientes, dotados de sensibilidad, susceptibles de sufrimien-
to, con cierto grado de intelecto, raciocinio y emocionalidad;
haciéndose cargo de esta manera no solo de los antecedentes
científicos que respaldan dichas cualidades, sino que también
del llamado ético y social en torno a la ampliación del círculo
moral y el respeto por las distintas formas de vida y sus múltiples
relaciones de interacción con el ser humano y el ecosistema.
En relación al habeas corpus, se observa que la discusión
ya no se centra en cómo la seguridad individual o la libertad
personal del hombre libre se ha visto vulnerada, sino en la am-
pliación del sujeto jurídico protegido, por lo que es probable
que dentro de los próximos años se promuevan nuevas acciones
de este tipo en favor de animales no humanos, quizás incluso
en nuestro país (C
hIble
v
IllaDanGos
, 2016a, pp. 62-64). Sin
embargo, cabe preguntarnos si es ésta la vía más idónea para
perseguir la tutela efectiva de los intereses de los animales no
humanos, como lo plantea el Doctor en Derecho Animal, Carlos
Contreras López, quien en una columna para el sitio Ámbito
Jurídico a propósito del habeas corpus concedido en favor del
oso Chucho, afirma que la Corte se extralimitó en sus funcio-
nes, “ya que en un país como Colombia, cuyo sistema jurídico
es el occidental continental (francés) o civil law, en oposición
al sistema anglosajón, el otorgar personalidad jurídica a los
animales y derechos fundamentales a los mismos no le corres-
ponde de ninguna manera al poder judicial. Le correspondería,
en cualquier caso, al legislador y al poder constituyente”.6
De esta manera, y siguiendo a C
hIble
v
IllaDanGos
(2016a),
la idoneidad del habeas corpus para intentar modificar la legisla-
ción existente en materia de protección de animales no humanos
puede ser, efectivamente, cuestionada (p. 65). Pero no menos
cierto es que en su momento esta herramienta sirvió para poner
en tela de juicio el estatus legal de cosas atribuido a aquellos se-
res humanos que eran considerados esclavos, logrando que por
la vía jurisprudencial se les reconociera su derecho a la libertad
(p. 53). En este sentido, en los pocos casos existentes en relación
6 Columna disponible en https://www.ambitojuridico.com/ambiental-
y-agropecuario/habeas-corpus-favor-del-oso-chucho-esquizofrenia-juridica-
en-el-pais-del
55
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
a animales no humanos, se ha visto que esta acción está dotada
de una fuerza especial que ha llevado a los miembros del poder
judicial a cuestionarse pilares esenciales de las construcciones
sociales actuales, logrando incluso fallos favorables (p. 65).
Se visualizan, por tanto, al menos tres grandes desafíos en
relación al estatus jurídico de los animales no humanos: en
primer lugar, la necesidad de ubicarlos en una categoría jurídica
distinta a la de cosas, atendida su naturaleza indudablemente
alejada de aquellas, asunto que podría ser resuelto, como en
los casos revisados, mediante el reconocimiento de su calidad
de sujetos ante el Derecho o, al menos, la creación de una ca-
tegoría jurídica dotada de algún contenido, al contrario de lo
que ocurre hoy con las múltiples nomenclaturas empleadas por
los diversos sistemas jurídicos y la doctrina cuando se acuñan
conceptos como “cosas especialmente protegidas” (f
IGueroa
y
áñez
, 2008), “no-cosas” (v. gr., Austria y Alemania), “seres
sensibles” (v. gr., Unión Europea), “seres sintientes” (v. gr.,
Ciudad de México) o “seres dignos” (v. gr., Suiza); superando
así la actual situación de indefinición y falta de certeza jurídica
en la materia; en segundo lugar, que dicho reconocimiento y
tutela se materialicen por vía legislativa, garantizando con ello
una protección con efectos generales y abstractos, más allá
de lo que prudencialmente puedan considerar los tribunales
enfrentados a pleitos en que estén involucrados animales no
humanos; finalmente, será ineludible determinar con precisión
el catálogo de derechos, garantías o principios que les asistirán,
así como las acciones destinadas a materializar su tutela efectiva,
además de definir los mecanismos orientados a la resolución
de eventuales colisiones de principios, derechos y garantías.
2. DERECHOS FUNDAMENTALES VERSUS
INTERESES ANIMALES
2.1. DereChos De ContenIDo eConóMICo
Uno de los primeros casos en los que un tribunal limitó el
ejercicio de derechos fundamentales en función de evitar el
56
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
sufrimiento animal lo encontramos en el año 2003, cuando la
Corte Suprema de Israel se pronunció respecto de la práctica
de la alimentación forzada de los gansos para producir foie
gras,
7
cuya controversial elaboración implica agrandar en hasta
diez veces el tamaño del hígado del ave mediante un tubo de
alimentación de metal que le es introducido por la boca y que
llega directamente a su estómago.
En ese escenario, la coalición de organizaciones de protección
animal “NOAH” solicitó a la Corte anular la regulación que
permitía la alimentación forzada, en razón de que ella contra-
venía la legislación que prohíbe los tratos crueles y abusos en
contra de los animales. Ante ello, la Corte estimó que la práctica
completa, y no sólo el método, era cruel, pues causaba lesiones
en las gargantas de las aves, ruptura de su tracto digestivo, y
ocasionaba que muchas de ellas apenas pudieran caminar o
mantenerse en pie. Para resolver, la Corte distinguió entre ali-
mentos básicos y alimentos de lujo, señalando que en el caso
particular se trataba de un alimento de lujo y que, por tanto,
el interés en su producción no podía prevalecer frente al interés
de evitar el sufrimiento animal (blosh, 2012, pp. 81-82).
Siguiendo el razonamiento de la Corte de Israel en el caso
concreto, hay quienes plantean que la producción de huevos
de gallina, por ejemplo, puede generar mucho más sufrimiento
que la de foie gras, pero se admite porque los huevos son ge-
neralmente considerados como “más necesarios” para la dieta
humana, aunque ello sea altamente discutible, cuestión que
lleva a concluir que en realidad la necesariedad está más bien
determinada por valores sociales y económicos contingentes
(blosh, 2012, p. 84).
Otro caso interesante se presentó en 2013 cuando la or-
ganización neerlandesa Wakker Dier,8 presentó una denuncia
7 Supreme Court Sitting as the High Court of Justice of Israel (2003).
“NOAH” - The Israel Federation of Animal Protection Organizations v.
The Attorney General. HCJ 9232/01, disponible en https://www.animallaw.
info/sites/default/files/Israel2003case.pdf
8 Wakker Dier es una organización no gubernamental neerlandesa cuya
misión es lograr una sociedad en la que los animales de la industria ganadera
sean tratados con respeto. Página web: www.wakkerdier.nl
57
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
ante el Ministerio de Asuntos Económicos de Países Bajos para
que éste ejerciera acciones en contra de los criaderos de pollos
por violación a una serie de normas de bienestar animal. La
denuncia se fundaba en que los criaderos no le habrían esta-
do proporcionando agua ni alimento a los pollos durante sus
primeras 72 horas de vida. El gobierno, luego de una breve
investigación, estimó que dicha situación no implicaba viola-
ciones a las normas de bienestar animal, por lo que Wakker
Dier apeló la resolución ante el College van Beroep voor het
bedrijfsleven
9
(Corte de Apelaciones de Negocios). Wakker
Dier, apoyada en numerosos estudios científicos, señaló que
no dar comida y agua a los pollos recién nacidos afectaba su
bienestar, pues los hacía más débiles, impedía el desarrollo de
su tracto intestinal y distorsionaba su manejo de las tempera-
turas. Si bien la parte apelada argumentó que los pollos recién
nacidos no necesitaban comida, pues esta necesidad fisiológica
estaría cubierta por la bolsa de yema de huevo de la que los
polluelos se alimentan durante sus primeras horas de vida, ésta
no logró respaldar su postura ni dar cuenta de la realización
de una investigación profunda para descartar violaciones a las
normas de bienestar animal, por lo que la Corte decidió anular
la decisión impugnada y condenó a la parte demandada a iniciar
una nueva investigación tomando en cuenta los antecedentes
científicos vertidos en la sentencia de alzada, además del pago
de una indemnización y las costas procesales.
Si bien en este caso no se produjo una limitación expresa
de derechos fundamentales, se verificó la necesidad de que
las autoridades administrativas aborden estas cuestiones con
la máxima prolijidad posible a la hora de recibir denuncias,
particularmente en función de la importancia del bienestar
animal en el Derecho Comunitario.10 Así, llama la atención
9
College van Beroep voor het bedrijfsleven. 29/06/16. Caso Nº 14/272,
disponible en http://deeplink.rechtspraak.nl/uitspraak?id=ECLI:NL:C
BB:2016:170
10 Al respecto, es importante recordar que el Artículo 13 del Tratado de
Funcionamiento de la Unión Europea dispone que “al formular y aplicar las
políticas de la Unión en materia de agricultura, pesca, transporte, mercado
interior, investigación y desarrollo tecnológico y espacio, la Unión y los
58
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
que la Corte estimara que la decisión administrativa se adop-
tó sin razones de peso (considerandos 10.3.2 y 10.4.4) y que
las investigaciones administrativas que la precedieron fueron
deficientes. A modo de ejemplo, en el Considerando 10.4.2 se
indica que se realizó una inspección a una compañía donde ni
siquiera había polluelos en sus instalaciones y, según el apelante,
dicha inspección tampoco quedó consignada en un informe de
visita (Considerando 4.1). Otro asunto especialmente relevante
en este caso, fueron los estudios científicos presentados por la
parte apelante, dejando en evidencia la necesidad de generar
un trabajo interdisciplinario a la hora de resolver controversias
que involucran a animales no humanos, con antecedentes cien-
tíficos que respalden las decisiones administrativas y judiciales.
De manera que los sucesivos aportes de la ciencia requerirán la
redefinición permanente de los estándares de bienestar animal
y su respectiva protección.
Muestra de lo anterior es lo ocurrido en 2017, cuando la
Corte Suprema de Italia confirmó un fallo del Tribunal de Flo-
rencia que condenó al dueño de un restaurante por el delito de
maltrato animal, configurado por mantener crustáceos vivos
en hielo, circunstancia que, según el juzgador, es incompatible
con la naturaleza de dichos animales y que les produjo grave
sufrimiento.
11
Para fundamentar la concurrencia del maltrato,
la Corte señaló que “en los últimos años varias investigaciones
han llevado a una parte de la comunidad científica a creer que
los crustáceos son seres sensibles capaces de experimentar el
dolor” (Considerando 5.2). Así, la Corte realizó una ponde-
ración entre los intereses en pugna, señalando que “entre el
interés económico y el interés (humano) por el no sufrimiento
del animal, es este último el que, en este caso, debe ser conside-
rado como prevalente y, por lo tanto, protegido penalmente en
ausencia de normas o usos reconocidos en un sentido distinto
Estados miembros tendrán plenamente en cuenta las exigencias en materia
de bienestar de los animales como seres sensibles (…).
11 Corte Suprema di Cassazione, Terza Sezione Penale. 16 de junio de
2017. Nº 30177-17, disponible en http://derechoanimal.info/sites/default/
files/legacyfiles/bbdd/Documentos/2275.pdf
59
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
(Considerando 5.3). De esta manera, y al igual que en los casos
ya señalados, la Corte entiende que ambos intereses en juego
son humanos: el del propietario del restaurante en relación al
desarrollo de su actividad económica, y el de la sociedad por
evitar el sufrimiento de los animales; desconociendo abierta-
mente los intereses de los animales directamente afectados.
En cualquier caso, la referida sentencia deja nuevamente en
evidencia la importancia que tienen las investigaciones cientí-
ficas en el campo de la etología en la resolución de este tipo de
casos (C
aMPanaro
, 2017, p. 1), esto, pues hace algunos años
no existía evidencia científica contundente en relación a las
capacidades sensitivas de los crustáceos, lo que supone a su vez
el desafío de avanzar en investigaciones de este tipo respecto
de otros seres vivos, cuyas capacidades sensitivas aún no se
encuentran claramente definidas por la comunidad científica.
2.2. DereChos De ConservaCIón Del PatrIMonIo
Cultural y De ContenIDo eConóMICo
El año 2014 el Juez Segundo de Distrito del Estado de Morelos,
en México, tuvo que pronunciarse respecto de un incidente de
suspensión relativo al juicio de amparo indirecto promovido
por la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circos
Mexicanos, contra la Ley Estatal de Fauna del Estado de Mo-
relos, que prohíbe los animales en los circos.
12
Para decidir el
caso, el tribunal realizó una ponderación entre los intereses
involucrados en la controversia; por una parte, el de la Unión
Nacional de Empresarios y Artistas de Circos Mexicanos y
su derecho a ejercer libremente cualquier industria, comercio
o trabajo; y por otra, el interés de la sociedad por evitar el
sufrimiento y maltrato a los animales. Precisa el juzgador que
si bien es cierto, conforme al numeral 5 de la Ley Suprema,
a ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la pro-
12 Juez Segundo de Distrito en el Estado de Morelos, México (2014).
Expediente Nº 786/2014, disponible en http://derechoanimal.info/sites/
default/files/legacyfiles/bbdd/Documentos/1407.pdf
60
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
fesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo
lícitos y mientras no se ofendan los derechos de la sociedad;
no menos cierto es que con las disposiciones contenidas en la
Ley Estatal de Fauna, existe un mayor beneficio social, pues
con ello se propicia el desarrollo de actitudes de respeto hacia
la fauna, se busca evitar que distintas especies de animales sean
expuestas a actos de crueldad y dolor de manera innecesaria,
asimismo, para contribuir a la formación del individuo y a su
superación personal, familiar y social, inculcándole actitudes
responsables y humanitarias hacia los animales, además de
procurar erradicar en todas sus formas el maltrato y los actos
de crueldad hacia ellos; interés público que predomina sobre
el interés particular del quejoso que, se advierte, busca pre-
servar el quejoso con la suspensión del acto reclamado, y que
si bien es cierto, el negar la medida cautelar solicitada podría
causarle un perjuicio, en la medida que probablemente ocasio-
naría un detrimento en su patrimonio al dejar de percibir un
ingreso por la actividad a la que refiere dedicarse (circense),
también es verdad que, como ya se puntualizó, el interés de
la sociedad tiene mayor jerarquía y debe prevalecer ante el
interés particular” (Considerando 3º).
De esta manera, ante la ponderación de los intereses
particulares de la agrupación circense a dedicarse a su rubro
mediante la utilización de animales, confrontado con el interés
que tiene la sociedad por evitar el sufrimiento y maltrato de
la fauna y los animales, se afirmó que éste último prevalece
(Montero roMero, 2014, p. 5), relevando la importancia
de este interés social en desmedro del desarrollo de una acti-
vidad económica.
Un caso de similares características tuvo lugar en Colombia
recientemente, cuando la Corte Constitucional de ese país se
pronunció respecto de dos demandas de inconstitucionalidad
interpuestas en contra de dos modificaciones introducidas al
Código Penal relativas al delito de maltrato animal, una de
las cuales excluía de su aplicación a las actividades de entre-
tenimiento, tales como el rajoneo, coleo, corridas de toros,
novilladas, corralejas, riñas de gallos, becerradas y tientas, y
demás actividades en que se utiliza a animales como parte de
61
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
un espectáculo denominado artístico.13 Al respecto, la Corte
declaró la inexequibilidad de esta disposición contenida en el
párrafo 3º del artículo 5º de la ley 1747 de 2016, que adicionó
el artículo 339B al Código Penal, en función de “hacer cier-
ta para la realidad del Derecho la inclusión de los animales
como titulares de ciertos derechos, en la obtención de los fines
esenciales del Estado Constitucional”, añadiendo que “erra-
dicar la subalternidad hacia los animales se constituye en un
claro y preciso derrotero de la sociedad actual”, por lo que
es imperativo repensar posibles horizontes y transformar las
sedimentadas tradiciones cuando socavan intereses vitales y
primarios de toda la sociedad democrática y constitucional
(Considerando 5º). Lo anterior, bajo el presupuesto de que los
actuales preceptos constitucionales “muestran la relevancia del
interés superior del medio ambiente –Carta Ecológica– como
bien a proteger por sí mismo, además de la relación estrecha
con los seres de la tierra” (Considerando 7º).
Se ha dicho que éste es un fallo crucial en la experiencia
judicial colombiana, pues las actividades y conductas objeto de
la sentencia, no sólo gozaban tradicionalmente de legitimidad,
sino que también eran comúnmente frecuentados personas
asociadas al poder político y económico del país (baquero
rIveros, 2017, p. 35). Sin embargo, probablemente lo más
importante de esta sentencia radica en que el interés animal se
tutela desde un enfoque de derechos y no del mero bienestar,
prevaleciendo incluso frente al interés por desarrollar activi-
dades consideradas como culturales, tradicionales o deportes
nacionales.
2.3. lIbertaD relIGIosa
Históricamente los métodos religiosos de sacrificio animal de
los seguidores de ciertas religiones han generado controversia
13
Corte Constitucional de Colombia. 1 de febrero de 2017. Sentencia
C-041/17, disponible en http://derechoanimal.info/sites/default/files/lega-
cyfiles/bbdd/Documentos/2274.pdf
62
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
por razones de bienestar animal. Las discusiones se han inten-
sificado especialmente con el aumento de musulmanes en los
países europeos, las exportaciones de carne al Medio y Leja-
no Oriente, y también las preocupaciones y demandas de los
consumidores, tanto en grupos seculares como musulmanes.
Las preguntas y los llamados a cambios para las prácticas y la
legislación actuales también se han vuelto más frecuentes, donde
las objeciones se centran principalmente en el método de corte
del cuello si no se utiliza aturdimiento y, en cierta medida, el
manejo de los animales antes y después de la matanza (anIl,
2012, p. 64). Mientras algunos países europeos han prohibido
el sacrificio sin previo aturdimiento,14 otros continúan con el
controversial debate (anIl et al., 2006, p. 325).
El año 1993 tuvo lugar el caso estadounidense Church of the
Lukumi Babalu Aye v. City of Hialeah15, donde se discutió la
constitucionalidad de unas ordenanzas que prohibían el sacrificio
animal, especialmente en relación a los practicantes de la Sante-
ría. Según la investigadora Mariann Sullivan, tales ordenanzas
fueron cuidadosamente “manipuladas” para proporcionar
varias excepciones cuando se trataba de animales sacrificados
para obtener alimento, pero no se otorgaron excepciones para el
sacrificio religioso. En dicho contexto, la Corte dejó claro, entre
otras cosas, que si la ciudad de Hialeah permitía el sacrificio para
obtener alimentos, no podía prohibir el sacrificio religioso, ya
que ello constituiría una discriminación por motivos religiosos.
Al respecto, la autora señala que el error que cometió la ciudad
fue no prohibir toda matanza. Pero, por supuesto, eso no era lo
que la ciudad quería hacer. No tenía ningún problema con que
sus ciudadanos, en circunstancias adecuadas, pudieran cortar
la garganta de los animales con fines culinarios; solo tenía un
problema al hacerlo con propósitos espirituales. Sin embargo,
desde el punto de vista de los animales, la diferencia entre sacri-
14
Algunos ejemplos de países que han prohibido el sacrificio animal sin
previo aturdimiento incluso por motivos religiosos son Suecia, Dinamarca,
Noruega y Suiza (anIl, 2012, p. 64).
15 United States Court of Appeals for the Eleventh Circuit. 11 de junio
de 1993. Case Nº 91-948, disponible en https://supreme.justia.com/cases/
federal/us/508/520/case.html
63
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
ficar con fines religiosos o con el propósito de obtener comida,
es francamente inexistente (2013, pp. 216-217).
En 2014, el Ministro de bienestar animal de la Región de Flan-
des, Bélgica, anunció que dejaría de conceder autorizaciones para
establecimientos temporales destinados al sacrificio de animales
debido a que dichas autorizaciones eran contrarias al Derecho
Comunitario, en particular, a las disposiciones del Reglamento
relativo a la protección de los animales al momento de la matanza.
A partir de 2015, todos los sacrificios de animales sin aturdimien-
to, incluso los realizados en el marco de la Fiesta del Sacrificio
islámica, únicamente podrían llevarse a cabo en los mataderos
autorizados. Frente a ello, distintas asociaciones musulmanas y
organizaciones coordinadoras de mezquitas incoaron en 2016 un
procedimiento contra la Región de Flandes, dirigido fundamen-
talmente a impugnar la validez de determinadas disposiciones
del citado Reglamento, invocando la libertad de religión para
sustentar su postura. El Nederlandstalige rechtbank van eerste
aanleg Brussel (Tribunal de Primera Instancia Neerlandófono de
Bruselas), que conoció del asunto, decidió plantear una cuestión
prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, a fin de
que éste determinara si la obligación de llevar a cabo el sacrificio
religioso sin aturdimiento exclusivamente en los mataderos au-
torizados, podría impedir que muchos musulmanes practicantes
cumplan con su obligación religiosa, creando de este modo una
limitación injustificada al ejercicio de su libertad de religión.
Por tanto, se planteó la cuestión de determinar si el requisito de
que el sacrificio se lleve a cabo en un matadero conforme a lo
establecido en el Derecho Comunitario, norma que es de aplica-
ción general con independencia del tipo de sacrificio empleado,
podría constituir una limitación a la libertad religiosa (Tribunal
de Justicia de la Unión Europea, 2017, pp. 1-2).
En las conclusiones del Abogado General,16 se estimó que
ninguna de las circunstancias alegadas por los grupos religiosos
16 Conclusiones del Abogado General Sr. N. Wahl. 30 de noviembre de
2017. Asunto C-426/16. Liga van Moskeeën en Islamitische Organisaties
Provincie Antwerpen, VZW y otros contra Vlaams Gewest, disponible en
http://curia.europa.eu/juris/celex.jsf?celex=62016CC0426&lang1=es&ty
pe=TXT&ancre=
64
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
afecta a la validez del Reglamento de la Unión relativo a la pro-
tección de los animales al momento de la matanza. Considera
que la norma según la cual el sacrificio únicamente se puede
llevar a cabo, en principio, en mataderos autorizados, es una
norma absolutamente neutral, que se aplica con independen-
cia de las circunstancias y del tipo de sacrificio elegido. En su
opinión, la problemática que se plantea al Tribunal de Justicia
está vinculada en mayor medida a la dificultad coyuntural
asociada a la falta de capacidad de los mataderos de algunas
zonas geográficas con motivo de la Fiesta del Sacrificio islámi-
ca –y, en definitiva, a los costes que deben asumirse para dar
cumplimiento a un precepto religioso– que con las exigencias
impuestas por la normativa de la Unión establecen un equilibrio
entre el derecho a la libertad de religión, por una parte, y las
obligaciones derivadas de la protección de la salud humana, el
bienestar animal y la seguridad alimentaria, por otra (Tribunal
de Justicia de la Unión Europea, 2017, p. 2).
2.4. lIbertaD De InvestIGaCIón CIentífICa
La libertad de investigación científica, en términos generales,
garantiza la realización sin trabas de todas las actividades desti-
nadas a la búsqueda del conocimiento, en cualquier ámbito del
saber, sea que se desarrolle de manera individual o colectiva,
particularmente o dentro de instituciones públicas o privadas,
sin perjuicio de respetar otros derechos, bienes jurídicos y
valores constitucionalmente valiosos (a
huMaDa
C
anabes
,
2012, p. 415).
En 2013 se presentó ante el Consejo de Estado Colombiano
una apelación a la resolución de primera instancia del Tribunal
Administrativo de Cundinamarca de Colombia,
17
que resolvió
una acción popular en contra de la Fundación Instituto de Inmu-
nología de Colombia (FIDIC), el Ministerio de Ambiente y Desa-
17
Consejo de Estado Colombiano (Sala de lo contencioso administrativo,
sección tercera, subsección C). Bogotá, 26 de noviembre de 2013. Número
de radicación AP 250002324000110022701, disponible en http://www.
derechoanimal.info/bbdd/Documentos/1334.pdf
65
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
rrollo Sostenible (MINADS), la Corporación para el Desarrollo
Sostenible del Sur de la Amazonía (CORPOAMAZONÍA), y la
Procuraduría General de la Nación para asuntos Ambientales
y Agrarios, con el fin de que se tutelara una serie de derechos
afectados como consecuencia del desconocimiento, por parte
de los demandados, de los principios, normas y deberes de
proteger la diversidad e integridad del ambiente, lo que se
habría materializado en varias irregularidades cometidas en el
marco de investigaciones asociadas a la malaria, en relación
a la captura de primates, el desarrollo de investigaciones en
ellos y la posterior liberación de éstos en la selva amazónica
(Contreras lóPez, 2015, pp. 16-18).
Si bien la autoridad ambiental había otorgado los permi-
sos correspondientes, la FIDIC utilizó en sus experimentos
primates de la especie autorizada,18 pero también otros de
una especie distinta,19 a los que se les inoculaba el parásito y
se les practicaban procedimientos con el fin de encontrar una
vacuna contra la malaria. Aquellos primates que sobrevivían a
los experimentos, y que ya no interesaban, eran liberados en la
selva colombiana, sin control alguno. Los demandantes además
probaron el estado de desnutrición, enfermedad y desatención
veterinaria en el que se encontraban los primates (C
ontreras
l
óPez
, 2014, pp. 3-9), por lo que la resolución anuló los actos
administrativos que otorgaron los permisos de captura y caza
a la FIDIC, disponiendo además la creación de un comité de
verificación para garantizar el cumplimiento de la sentencia,
en atención a las ilegalidades verificadas en relación a la pro-
cedencia de los primates, la eficacia de la investigación y la
posibilidad de obtener resultados por otros medios (Contreras
lóPez, 2014, pp. 18-19).
Es interesante que el Consejo de Estado Colombiano parte
de la base que en la ley 472 de 1998, que regula las acciones
populares, reconoce no sólo la existencia de derechos colecti-
vos, sino también garantías y valores propios de las especies
18 Aotus vociferans.
19
Aotus nancymaae, proveniente de Brasil y Perú, por lo que su captura
implicaba infracción a las normas de la Convención sobre el Comercio
Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).
66
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
animales y vegetales, afirmando que los animales pueden ser
titulares de derechos por parte del ordenamiento jurídico, y que
esto ya ocurre en el sistema colombiano (Contreras lóPez,
2014, p. 11). Asimismo, llama la atención que el sentenciador
se opone a la realización de cualquier actividad que suponga
tratos crueles para los animales, concluyendo que debe darse un
cambio de paradigma similar al que ocurrió frente a la esclavi-
tud y el racismo. En otras palabras, como afirma C
ontreras
lóPez (2014), se reconoce el especismo como un tipo de dis-
criminación (p. 14).
A pesar de lo anterior, y en una decisión sin precedentes, el
2015 la Sección Cuarta del Consejo de Estado Colombiano,
mediante fallo de tutela, derogó la decisión de la Sección Ter-
cera de ese mismo tribunal, mediante la cual se le prohibió la
captura de monos del género Aotus en la investigación para
desarrollar la vacuna contra la malaria. Así, el tribunal consi-
deró que en la decisión previa “el Consejo de Estado incurrió
en violación de los derechos fundamentales al debido proceso
y a la investigación científica, en la medida en que declaró la
nulidad de las resoluciones” que le permitían a la FIDIC realizar
las investigaciones para desarrollar la vacuna contra la malaria
con el cumplimiento de las obligaciones y permisos del caso.20
2.5. Desafíos DerIvaDos De la PuGna entre Intereses
De anIMales no huManos y DereChos funDaMentales
Es evidente que en la actualidad el conjunto de valores de la
sociedad está claramente inclinado hacia la abolición del uso
de animales no humanos en ciertas prácticas percibidas como
innecesarias (r
úa
s
erna
, 2016, p. 221). Las sentencias revisadas
dan cuenta de aquello, revelando la importancia que han ido
adquiriendo los intereses de los animales no humanos ante la
judicatura, donde se ha llegado, incluso, a restringir el ejercicio
20 Consejo de Estado Colombiano (Sala de lo Contencioso Adminis-
trativo, Sección Cuarta). 12 de diciembre de 2014. Número de Radicación:
11001-03-15-000-2014-00723-00(AC), disponible en http://jurisprudencia.
ramajudicial.gov.co/WebRelatoria/ce/index.xhtml
67
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
de derechos fundamentales para asegurar su protección. Si bien
en la mayoría de los casos las limitaciones están basadas en
el interés social –humano– de evitar el sufrimiento animal, en
otros, éstas se derivan de los derechos que les asistirían.
Con independencia del fundamento sobre el que se sostenga
la protección de los intereses de los animales no humanos, lo
cierto es que, como indica C
lérICo
(2008), uno de los límites a
la limitación de los derechos de mayor relevancia en las demo-
cracias constitucionales actuales es el examen de proporciona-
lidad en sentido amplio. Así, considerar la validez del derecho
en oportunidad de su limitación significa que: a) los derechos
actúan como límites a su limitación; y b) elevan una pretensión
de ejercicio. Por ello, la validez de los derechos impone límites
frente a un exceso de restricción, como así también frente a una
omisión o acción insuficiente que imposibilite, injustificada-
mente, su ejercicio (p. 126). Ahora bien, para determinar si en
el caso concreto se rebasan o no dichos límites se emplean tres
criterios o subprincipios que r
úa
s
erna
(2016) explica a la luz
de la sistematización de Carlos bernal: a) el de idoneidad,
que supone el cumplimiento de la legitimidad constitucional del
objetivo, así como la idoneidad de la medida a examinar; b) el
de necesidad, según el cual hay que intentar desentrañar si no
hay ningún otro medio alternativo que sirva para alcanzar esa
finalidad y sea más benigno que la medida analizada; y c) el de
proporcionalidad en el sentido estricto, que busca que el grado
de daño que pretende evitarse sea menor del que se produce
con la medida (p. 222).
Así, en un ejercicio práctico sui géneris
21
con fines meramente
argumentativos propuesto por r
úa
s
erna
(2016), al analizar el
caso del aprovechamiento económico de animales mediante su
utilización en espectáculos circenses, desde el punto de vista de
la idoneidad, no niega que ello podría causar entretenimiento en
alguna parte de la población, y que ello sería un fin legítimo. Sin
embargo, enfrentados al segundo escalón del test, tal utilización
21 El autor precisa que el ejercicio propuesto no deberá ser entendido
como ponderación de principios, a la manera que lo entiende b
ernal
,
pues aquí no hay dos principios constitucionalmente consagrados que se
enfrentan uno al otro.
68
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
no sería realmente necesaria, en el sentido de que mediante otros
medios podría alcanzarse la misma finalidad de entretenimiento.
Finalmente, añade que sería desproporcionado en función de las
condiciones de vida y la crueldad del entrenamiento requeridos
para el logro de los espectáculos, sobrepasando con creces los
intereses más directos de los animales, como sería desarrollar
su vida de manera natural, a cambio de uno de los intereses
más subjetivos y difusos de un grupo de seres humanos: una
específica forma de gozo (pp. 222-223).
Probablemente los desafíos más importantes en relación
a la pugna de intereses de animales no humanos y derechos
fundamentales responden, por una parte, a la robustez que se
le asigne a los primeros, y por otra, a la necesaria coherencia
del ordenamiento jurídico en función de la protección de los
segundos. Así, siguiendo a D
oMéneCh
P
asCal
(2015), “las res-
tricciones de los derechos fundamentales deberían guardar una
mínima coherencia. No parece aceptable, a la luz de la interdic-
ción de la arbitrariedad (…), proscribir ciertas actividades por
la razón de que ocasionan sufrimientos a los animales cuando
se deja libertad para realizar otras que, en términos relativos,
causan iguales o mayores padecimientos sin que los beneficios
que engendran para la sociedad sean superiores. Resulta cues-
tionable, por ejemplo, que se prohíban las corridas de toros
blandiendo el argumento del bienestar animal al tiempo que se
permite la caza deportiva” (pp. 121-122). En el mismo sentido,
l
aurenCe
h. t
rIbe
(2001), señala que es preciso recordar
que los derechos no son algo tan aterrador de reconocer o de
conferir, ya que los derechos casi nunca son absolutos. Abogar
por derechos constitucionales en nombre de los animales no
humanos, no debe confundirse con darle a ciertos intereses
no humanos una prioridad absoluta sobre reclamos humanos
conflictivos. El reconocimiento de los derechos es totalmente
coherente con el reconocimiento de las circunstancias en que
tales derechos podrían sobrescribirse, del mismo modo que los
derechos humanos a veces entran en conflicto (p. 100).
Por su parte, en relación a la robustez, como indica rúa
serna (2016), lo cierto es que si queremos tomarnos en serio
los intereses de los animales, la herramienta de protección ju-
69
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
rídica que dispongamos para ello debe ser lo suficientemente
fuerte para que un eventual balance ante situaciones de con-
flicto no se le asigne un valor tan determinante al más ambiguo
e indeterminado de nuestros intereses –estéticos, culturales o
religiosos– que anule por completo el principal de los suyos –la
vida– (p. 220). En otras palabras, como señala trIbe (2001),
tomar en serio los derechos, ya sean de las personas o de otros
animales, impide las invasiones gratuitas, innecesarias, crue-
les, dolorosas, prolongadas o evitables; como en el caso de la
integridad corporal o la libertad, cuando existen otras formas
de vida menos autónomas y autoconscientes para alcanzar los
objetivos deseados, o mejor aún, cuando se dispone de otros
medios no lesivos, como en el caso del uso de simulaciones por
computadora en la experimentación científica, materializando
así el uso de los medios menos invasivos o la alternativa menos
restrictiva (pp. 100-101).
CONCLUSIONES
Los animales no humanos y su protección son un tema que
progresivamente ha ido cobrando mayor importancia en las
distintas esferas del quehacer humano. Su uso desmedido,
irracional e ilimitado, resulta hoy inconcebible a la luz de los
descubrimientos científicos, el análisis ético, la opinión pública,
y los medios tecnológicos y materiales disponibles para satisfacer
las necesidades básicas del ser humano.
La concepción cartesiana del animal no humano entendido
como un autómata, da paso hoy al reconocimiento de un otro;
un otro que se manifiesta en las más diversas formas, tamaños y
colores, pero que comparte con nosotros la capacidad de percibir
su entorno y experimentar sensaciones de placer o sufrimiento;
un otro que también tiene interés en vivir y desarrollarse en su
ambiente natural, libre de todo yugo y opresión; un otro que
para algunos se presenta como un quién y no un qué, con todas
las consecuencias que de ello se derivan.
Si bien en la actualidad no es posible encontrar legislación
que reconozca de manera expresa y directa a los animales no
70
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
humanos como sujetos ante el Derecho, mediante el empleo de
las herramientas que el propio ordenamiento jurídico dispone,
hay quienes se han embarcado en la titánica misión de abogar
por dicho reconocimiento ante los tribunales de justicia. Así
como en su momento algunos utilizaron el habeas corpus para
desvirtuar el estatus de cosa asignado a los esclavos, hoy la
misma herramienta ha sido empleada con idéntico objetivo,
pero esta vez en favor de los animales no humanos. Lo extraor-
dinario es que unos cuantos ya tuvieron éxito.
Reconocer jurídicamente a otras formas de vida como su-
jetos, es probablemente una de las revoluciones más grandes
que comienza a experimentar el Derecho. No solo se desdibuja
la dualidad sujeto-objeto; nos recuerda además que aunque el
Derecho es una creación humana, su propósito fue siempre la
justicia más allá de toda frontera, y que ésta demanda solidari-
dad en favor de aquellos que se encuentran en la situación más
débil. Así, tras décadas de trabajo consensuando y definiendo
nuestros derechos más elementales, el próximo reto tiene una
naturaleza bifronte: por un lado, determinar el catálogo de
derechos que asiste a los animales no humanos; y por otro,
establecer límites claros a nuestros propios derechos funda-
mentales en función de los primeros.
Aunque para muchos este escenario se pueda presentar como
lejano y utópico, el profesor de Derecho Constitucional de la
Harvard Law School, l
aurenCe
h. t
rIbe
(2009) nos recuerda
que es un mito que nuestro marco legal y constitucional nunca
ha otorgado derechos a entidades distintas a los seres huma-
nos y, por lo tanto, que un muro alto y abovedado debe ser
derribado para otorgar derechos a los animales no humanos.
Nuestro sistema legal existente, desvencijado e incoherente como
a menudo lo es, ha reconocido desde hace mucho derechos a
entidades distintas de los seres humanos. Las iglesias, asocia-
ciones, corporaciones, sindicatos, familias, municipalidades e
incluso Estados son titulares de derechos; de hecho, a veces los
clasificamos como personas jurídicas para una amplia gama de
propósitos. De esta manera, ampliar el círculo de titulares de
derechos, o incluso ampliar la definición de personas, sostie-
ne, es en gran medida una cuestión de aculturación (p. 101),
71
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
prueba de ello es que en 2016, Nueva Zelanda reconoció a
un río como persona jurídica y en 2017 a un parque nacional
(WIse, 2018, p. 14).
Por múltiples razones que exceden con creces el objetivo de
este trabajo, al parecer este proceso de aculturación ha permeado
con especial fuerza en Latinoamérica, donde varios países han
dado el paso de reconocer a la naturaleza misma como sujeto de
derechos en sus propias constituciones; mientras que en otros,
han sido los tribunales quienes, mediante una interpretación
dinámica del Derecho, han ido reconociendo idéntica calidad
a unos cuantos animales no humanos. Lo cierto es que éste, es
sólo el primer paso.
La tarea que sigue ahora es dar respuesta al llamado juris-
prudencial de materializar el reconocimiento subjetivo de los
animales no humanos por la vía legislativa, dotando a su pro-
tección de la fuerza del efecto general y abstracto de las leyes.
Pero seguramente lo más complejo será ir determinando con
precisión el catálogo de derechos, garantías o principios que
limitarán la conducta humana en orden a cautelar que ese reco-
nocimiento no sea una mera declaración de buenas intenciones
carente de contenido. De ahí que será preciso también adaptar
o elaborar nuevas herramientas y mecanismos que permitan
resolver los conflictos y colisiones de derechos fundamentales.
Quizás en este punto, el proceso de aculturación al que
hacíamos referencia, sea la piedra de tope más grande para
avanzar en la protección de los animales no humanos. Prohibir
la elaboración de productos de lujo generados en un contexto
de brutal maltrato animal, no parece implicar una gran limita-
ción al ejercicio de derechos fundamentales. La cuestión es si
estamos dispuestos a tolerar otras situaciones de igual o mayor
crueldad bajo la excusa de estar ante productos básicos o de
primera necesidad. Al respecto, son elocuentes las palabras
del juez Rivlin, uno de los magistrados que resolvió caso de
la prohibición del foie gras en Israel: “el precio de ignorar el
sufrimiento animal en favor del lucro o el placer gastronómico
es la dignidad humana” (blosh, 2012, p. 83).
Por su parte, la prohibición de espectáculos, actividades o
deportes tradicionales donde se utiliza y maltrata a animales
72
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
no humanos, parece violentar derechos de conservación del
patrimonio cultural y de contenido económico, pero ante ello
es legítimo preguntarse si dentro de nuestras aspiraciones
como sociedad cabe permitir, promover y conservar conductas
que pretenden entretener, identificar o culturizar en base a la
crueldad y completa falta de consideración hacia un otro vivo
y sensible.
En cuanto a las restricciones a la libertad religiosa, y más
allá de lo cuestionable que podría ser pretender el pleno desa-
rrollo espiritual a través de actos de maltrato y negación hacia
un otro, lo cierto es que las libertades tienen límites, y uno de
los más claros es el respeto a las libertades del resto.
Finalmente, las limitaciones a la libertad de investigación
científica sean posiblemente las más complejas de resolver, pues
a diferencia de los casos anteriores, que tienen una dimensión
individual, aquí estamos frente a una libertad que representa
y acude en auxilio de un interés social altamente valorado.
Gracias a la experimentación con animales, se dice, se ha
avanzado en una serie de ámbitos de la investigación en salud
(G
allo
et al., 2009, p. 44). La pregunta aquí es mucho más
profunda y trascendente: ¿son merecedores de consideración
moral los animales no humanos? En otras palabras, ¿es ese
otro un fin en sí mismo? Pues ser merecedor de consideración
moral hace la diferencia entre ser valorado como tal o, por
el contrario, ser tratado de manera puramente instrumental
(C
haverrI
s
uárez
, 2011, p. 31). Lo cierto es que el recono-
cimiento del valor intrínseco de los animales también puede
conducir a la aceptación de la idea de que humanos y animales
deberían considerarse como iguales, al menos en algunos as-
pectos morales significativos (C
aPó
M
artí
& f
reJo
M
oya
,
2005, p. 38).
Afortunadamente, en la Bioética podemos encontrar al-
gunas pautas, criterios y principios que, adaptados, podrían
orientar la resolución de este tipo de conflictos mientras no se
abandone por completo la experimentación en animales. Así,
el Principialismo de beauChaMP y ChIlDress constituye una
metodología o camino cuyo objetivo es ayudar a resolver los
problemas éticos que se plantean en la práctica médica y en
73
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
el ámbito de la biomedicina. Para ello, se establecen cuatro
principios fundamentales, a saber: a) Respeto a la autonomía;
b) No maleficencia; c) Beneficencia; y d) Justicia (MIr tubau
& b
usquets
a
lIbés
, 2011, p. 4). En su aplicación respecto de
los animales no humanos, se ha dicho que se debería avanzar
más allá de un mero deber de no hacerles daño –principio de
no maleficencia–; para pasar a procurar su bienestar de manera
preeminente –principio de beneficencia–; a su vez, el principio
de justicia podría ser aplicado a los animales no humanos en la
medida que les reconozcamos al menos el derecho a ser respe-
tados; en último término, en cuanto al principio de autonomía,
se concretaría en tanto se minimice nuestro sesgo antropocén-
trico, para tratar de hacer como humanos una interpretación
lo más objetiva posible del interés animal, correspondiéndonos
representar ese interés mediante una autonomía subrogada
(C
haverrI
s
uárez
, 2011, p. 39), pues si bien en el caso de los
experimentos con animales está claro que no se puede obtener
un consentimiento informado del sujeto experimental, se podría
elegir a una especie de “consejo animal” que vele por que se
tengan en cuenta sus intereses básicos (C
aPó
M
artí
& f
reJo
Moya, 2005, p. 39).
BIBLIOGRAFÍA
ahuMaDa Canabes, M. (2012), “La libertad de investigación científica.
Panorama de su situación en el constitucionalismo comparado y en el
Derecho Internacional”, Revista Chilena de Derecho, vol. 39, Nº 2,
pp. 411-445, recuperado de https://scielo.conicyt.cl/pdf/rchilder/v39n2/
art08.pdf
anIl, M.H. & yesIlDere, T. & aKsu, H. & Matur, E. & MCKInstry, J.
& W
eaver
, H.R. & e
rDoGan
, O. & h
uGhes
, S. & M
ason
, C. (2006),
Comparison of Halal slaughter with captive bolt stunning and neck cut-
ting in cattle: Exsanguination and quality parameters. Animal Welfare,
vol. 15. 325-330, recuperado de https://www.researchgate.net/profile/
Erdal_Matur/publication/233643472_Comparison_of_Halal_slaughter_
with_captive_bolt_stunning_and_neck_cutting_in_cattle_Exsangui-
nation_and_quality_parameters/links/00b4953a15127c9ac6000000/
Comparison-of-Halal-slaughter-with-captive-bolt-stunning-and-neck-
cutting-in-cattle-Exsanguination-and-quality-parameters.pdf
74
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
anIl, M. H. (2012), Religious slaughter: a current controversial animal
welfare issue. Animal Frontiers, vol. 2, Nº 3, pp. 64-67, recuperado de
https://academic.oup.com/af/article/2/3/64/4638669
b
aquero
r
Iveros
, J. (2017), El futuro de los espectáculos con animales en
Colombia. El rejoneo, coleo, corridas de toros, novilladas, corralejas,
becerradas, tientas y riñas de gallos bajo el manto del Derecho Penal
en Colombia. Comentario a la Sentencia de la Corte Constitucional
C.041/17 del primero (1º) de febrero de dos mil diecisiete (2017), Revista
dA, Forum of Animal Law Studies, vol. 8, Nº 2, pp. 1-36, recuperado
de http://revistes.uab.cat/da/article/download/v8-n2-baquero/57
blosh, M. (2012), The history of Animal Welfare Law and the future of ani-
mal rights. Electronic Thesis and Dissertation Repository, 803, recupera-
do de http://ir.lib.uwo.ca/cgi/viewcontent.cgi?article=2089&context=etd
C
aMPanaro
, C. (2017), Crustaceans as sentient beings and their mis-
treatment. Sentence n. 30177/2017 of the Third Criminal Section of
Italian Supreme Court. Revista dA, Forum of Animal Law Studies,
vol. 8, Nº 3, pp. 1-2, recuperado de http://revistes.uab.cat/da/article/
download/v8-n3-campanaro/56
CaPó Martí, M., & Frejo Moya, T. (2005), Aplicación de la Bioética
a la experimentación animal: comités éticos y modelo para el ra-
zonamiento ético. Informe Evans, Departamento de Toxicología
y Farmacología, Facultad de Veterinaria, Universidad Compluten-
se de Madrid, Madrid, España, recuperado de https://studylib.es/
doc/7174767/aplicaci%C3%B3n-de-la-bio%C3%A9tica-en-la-
experimentaci%C3%B3n-animal
ChaverrI suárez, F. (2011), “Bioética animal: antropocentrismo y otras
reflexiones”, Revista Praxis, vol. 66, pp. 27-44, recuperado de http://
www.revistas.una.ac.cr/index.php/praxis/article/view/3964/3807
ChIble vIllaDanGos, M. (2016a), La protección del animal no humano a
través del habeas corpus. Derecho y Humanidades, Nº 27, pp. 37-67,
recuperado de http://www.derechoyhumanidades.uchile.cl/index.php/
RDH/article/viewFile/46106/49352
ChIble vIllaDanGos, M. (2016b), “Introducción al Derecho Animal. Ele-
mentos y perspectivas en el desarrollo de una nueva área del Derecho”,
Revista Ius et Praxis, vol. 22, Nº 2, pp. 373-414, recuperado de http://
www.revistaiepraxis.cl/index.php/iepraxis/article/download/739/459
ClérICo, L. (2008), “El examen de proporcionalidad: entre el exceso por
acción y la insuficiencia por omisión o defecto”, en M. Carbonell
(ed.), El principio de proporcionalidad y la interpretación constitucional,
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Quito, Ecuador.
C
ontreras
l
óPez
, C. (2014), “Uso de primates en la investigación contra
la malaria. Comentario a la Sentencia del Consejo de Estado Colombia-
no de 26 de noviembre de 2013”, Revista dA, Forum of Animal Law
75
Animales no humanos como sujetos ante el Derecho y limitaciones al ejercicio de…
Studies, vol. 5, Nº 4, pp. 1-20, recuperado de http://revistes.uab.cat/da/
article/view/v5-n1-contreras/140
Contreras lóPez, C. (2015), “A utilização de primatas em pesquisas
contra a malária. Comentário sobre o acórdão do Conselho de Estado
Colombiano de 26 de novembro de 2013”, Revista Brasileira do Di-
reito Animal, vol. 10, Nº 18, pp. 15-43, recuperado de https://www.
animallaw.info/sites/default/files/brazilvol18.pdf
De baGGIs, G. (2014), “Solicitud de Habeas Corpus para la orangután
Sandra. Comentario a propósito de la Sentencia de la Cámara Federal
de Casación Penal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, de 18 de
diciembre de 2014, Revista dA, Forum of Animal Law Studies, vol. 6,
1, pp. 1-8, recuperado de http://revistes.uab.cat/da/article/view/
v6-n1-federico-de-baggis/107
D
e
b
aGGIs
, G. (2017), “Arturo, Sandra, Poli y Cecilia: Cuatro casos paradig-
máticos de la jurisprudencia Argentina”, Revista dA, Forum of Animal
Law Studies, vol. 8, Nº 3, pp. 1-17, recuperado de http://revistes.uab.
cat/da/article/view/v8-n3-federico-de-baggis/22
D
oMéneCh
P
asCual
, G. (2015), “Colisiones entre bienestar animal y
derechos fundamentales”, en baltasar, B. (coord.), El derecho de los
animales, Marcial Pons, Madrid, España, pp. 89-124.
fIGueroa yáñez, G. (2008), “Los animales: ¿en trayecto desde el estado
de cosa hasta el estado de persona?”, en h. C
orral
t
alCIanI
& M. s.
roDríGuez PInto (eds.), Estudios de Derecho Civil II, 2ª ed., Legal
Publishing Chile, Santiago, Chile.
f
ranCIone
, G. (1995), Animals, Property and the Law , Temple University
Press, Estados Unidos.
franCIsKovIC InGunza, B. (2012), “El Derecho y los animales: existen
razones suficientes para negarles la categoría jurídica de ser objeto de
derecho y poder ser considerados sujetos de derecho”, Desde el Sur,
vol. 5, Nº 1, pp. 69-81, recuperado de http://132.248.9.34/hevila/Des-
deelsurLima/2012-2013/vol5/no1/5.pdf
G
allo
, C., G
IMPel
, J., v
Illarroel
, r., l
óPez
, C., M
énDez
, G., & s
oto
-
Mayor, M. (2009), Aspectos bioéticos de la experimentación animal,
CONICYT, Santiago, Chile, recuperado de http://www.conicyt.cl/
fondecyt/files/2012/10/Libro-4-Aspectos-Bio%C3%A9ticos-de-la-
Experimentaci%C3%B3n-Animal.pdf
González laCabeX, M. (2016), “Colonias de gatos”, Comentario a la
sentencia Nº 491/2014, de 14 de octubre de 2014, del Juzgado de los
Contencioso-Administrativo Nº 5 de Madrid, dA Derecho Animal,
recuperado de http://revistes.uab.cat/da/article/view/v7-n1-gonzalez/66
M
Ir
t
ubau
, J., & b
usquets
a
lIbés
, E. (2011), Principios de Ética Biomé-
dica, de t
oM
l. b
eauChaMP
y J
aMes
f. C
hIlDress
, Bioètica & Debat,
76
I. Aspectos Jurídicos del Derecho Animal
17(64), 1-7, recuperado de http://www.raco.cat/index.php/BioeticaDe-
bat_es/article/download/257098/344146
M
ontero
r
oMero
, E. (2014), “Prohibición del uso de animales en circos
en México. Síntesis del acuerdo para resolver los Autos del incidente
de suspensión relativo al Juicio de Amparo indirecto promovido por
la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circos Mexicanos
contra la Ley Estatal de Fauna del Estado de Morelos, que prohíbe los
animales en los circos”, Revista dA, Forum of Animal Law Studies,
vol. 5, Nº 2, pp. 1-6, recuperado de http://revistes.uab.cat/da/article/
view/v5-n2-montero-romero/136
n
ussbauM
, M. (2006) Frontiers of Justice: Disability, Nationality, Species
Membership, Harvard University Press, Estados Unidos.
PauCar esPInoza, M. (2012), “Protección animal: una reflexión consti-
tucional”, Desde el Sur, vol. 5, Nº 1, pp. 15-23, recuperado de http://
revistas.cientifica.edu.pe/index.php/desdeelsur/article/download/145/153
rúa serna, J. (2016), “Liberar un ruiseñor: una teoría de los derechos para
los animales desde el enfoque abolicionista”, Revista Opinión Jurídica,
vol. 15, Nº 30, pp. 205-226, recuperado de http://revistas.udem.edu.
co/index.php/opinion/article/view/2026/1794
s
InGer
, P. (1976), Animal Liberation, Jonathan Cape, Londres, Inglaterra.
soto Kloss, E. (1993), “El derecho fundamental a vivir en un ambien-
te libre de contaminación: su contenido esencial”, Gaceta Jurídica,
vol. 151, Nº 151.
sullIvan, M. (2013), “Consistently inconsistent: the Constitution and
animals”, Animal Law Review, vol. 19, pp. 213-219, recuperado de
https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2338181
trIbe, L. (2009), “Ten lessons our constitutional experience can teach us
about the puzzle of animal rights: the work of Steven M. Wise”, Revista
Brasileira de Direito Animal, vol. 4, Nº 5, pp. 99-109, recuperado de
https://bdjur.stj.jus.br/jspui/bitstream/2011/104124/lessons_constitu-
tional_experience_tribe.pdf
t
rIbunal
De
J
ustICIa
De
la
u
nIón
e
uroPea
(2017), Comunicado de
Prensa Nº 128/17 de 30 de noviembre de 2017. Conclusiones del Abo-
gado General en el asunto C-426/16 Liga van Moskeeën en Islamitische
Organisaties Provincie Antwerpen y otros / Vlaams Gewest, recuperado
de https://curia.europa.eu/jcms/upload/docs/application/pdf/2017-11/
cp170128es.pdf
WIse, S. (2018), Sacudiendo la jaula: hacia los derechos de los animales,
Tirant lo Blanch, Valencia, España.
zaffaronI, E. (2015), La pachamama y el humano, Ediciones Colihue,
Buenos Aires, Argentina.
... En el caso de Chile, las estadísticas indican que un 64% convive con algún animal (GFK, 2018), mientras que según otra encuesta, el 73% de los chilenos declara convivir con al menos un animal y el 96% lo considera un miembro más de su familia (CADEM, 2019). En tanto, en un estudio realizado en Argentina, el 70,1% de los participantes manifestó que si tuviera que optar por salvar la vida del perro con el que Más allá del ámbito familiar, en la actualidad la protección jurídica que se da a los demás animales es un tema que progresivamente ha ido cobrando mayor importancia en las distintas esferas del quehacer humano (GONZÁLEZ MARINO, 2018). Hoy, las opiniones científicas, filosóficas y culturales acerca de estos seres vivos han cambiado sustancialmente, al punto que 4 Estudio realizado por la organización World Animal Protection mediante una encuesta aplicada a 10.051 personas que conviven con perros de la región, con muestras representativas para los casos de México, Colombia, Argentina, Venezuela, Ecuador y Chile. ...
Article
Full-text available
La domesticación de animales no humanos llevó a exteriorizar a través de marcas corporales el dominio sobre ellos. Los hallazgos en materia de sintiencia animal, así como el realce de los vínculos afectivos que se generan con individuos de otras especies, hoy permiten transitar hacia una nueva forma de relacionarnos con estos seres vivos. Así, se lleva a cabo un análisis histórico-jurídico de la práctica del marcaje de animales no humanos como forma de dominación, de raigambre especista y cosificadora, con claras similitudes con la esclavitud y el Holocausto. Se resalta el tránsito hacia una nueva forma de relacionarnos con los demás animales, cuyo auge está dado por los vínculos afectivos que se generan con los que convivimos, pero que permiten avanzar hacia un trato respetuoso para todos los animales, sin distinción de especie.
Article
Full-text available
El presente ensayo pretende evidenciar en cuatro casos paradigmáticos, cómo el derecho jurisprudencial argentino, a través de los fallos de distintos tribunales de diversa jerarquía, han marcado una línea divisoria a partir de la cual el sostener a los animales dentro de la categoría jurídica de “cosas” resulta, por lo menos, contradictorio y falaz. El oso Arturo, la orangutana Sandra, el perrito Poli y la chimpancé Cecilia son ya un hito a partir del cual el pensamiento jurídico sobre la naturaleza jurídica de los animales comienza a transitar un camino más claro, más justo y equitativo. En estos casos, han sido los jueces quienes han tomado la delantera por sobre la doctrina jurídica y han dado el paso adelante que durante años, siglos, los pensadores del derecho sólo habían podido teorizar
Article
Full-text available
The National Union of Entrepreneurs and Artists of Mexicans Circuses (Civil Association) lodged a constitutional claim against the approval, discussion, expedition, sanction, enactment, endorsement and publication of the State Law on Fauna for the State of Morelos, which prohibits the use of animals in circuses. The Judge decided to deny the requested suspension based on weighting the particular interest of the Rights of the Circus Association to develop their preferred economic activity (including the use of animals) against the interest that society has toward avoiding the suffering and mistreatment of animals, concluding that the latter had priority and should prevail over the interests of this Circus Association.
Article
Full-text available
The article is intended as an argumentative contribution for the creation of a legal theory on animal rights, based on an abolitionist standpoint (with a scarce inclusion in national debates) of animal protection fights that promote the elimination of the legal-social institution of the ownership on animal in all human activities. For this purpose, the article includes basic proposals and sketches a scenario of ethologic evidences that support such moral philosophy proposal and the legal concretion so constituted. In the same way, the article contemplates the need for generating moral and social changes as the basis for reaching juridical transformations.
Article
Full-text available
This paper captures the main points of discussion in the development of the emerging area of Animal Law, attempting to provide an introductory overview in order to investigate this area of the Law according to the national legal framework. We embrace thus a series of concepts and elemental ideas, equally analyzing the regulation in Chile that regulates the animal as a non-human living being.
Article
Some supporters of religious slaughter methods claim that efficiency of bleed-out is adversely affected by stunning. Our previous study carried out in sheep at an abattoir comparing the Muslim method of slaughter without stunning with pre-slaughter stunning using a captive bolt or by electrical methods concluded that bleed-out is not adversely affected by stunning, nor improved by a neck cut without stunning. In this paper, a similar study carried out in cattle is reported. In this study, captive bolt stunning followed by neck cutting was compared with the Muslim slaughter method without stunning. The total blood loss, percentage blood loss expressed as a percentage of live weight and percentage loss of estimated total blood were calculated and compared between each group. In addition, the time periods taken to reach 25, 50, 75 and 90% of total blood loss were also calculated. There was no significant difference between the two stunning groups for any of these blood loss variables. The results, subjected to statistical analyses, also showed no apparent difference in the PCV levels and meat quality parameters between treatments. These results confirm the findings with sheep and show that the bleed-out is not adversely affected by captive bolt stunning, nor improved by a neck cut without stunning in cattle. It is anticipated that these findings may help promote the use of stunning methods during Halal slaughter.
Article
• Religious slaughter is a major current animal welfare issue. Significant numbers of Muslim and Jewish people demand meat products from animals killed using practices according to religious requirements. • There are differences between conventional and religious slaughter practices. Although both methods have been subjected to criticism on animal welfare grounds, religious slaughter has received much recent attention. • Current concerns about religious slaughter focus on stress of preslaughter handling using certain devices, pain and distress that may be felt during and after neck cutting, as well as prolonged times to loss of brain function and death if stunning is not applied. • Universally agreed correct religious slaughter rules and practices are still under debate, and certification and labeling of meat products remain as other issues to be addressed. Because of the above, moves to minimize welfare problems are under way to improve slaughter practices by providing more training and new regulations.