ArticlePDF Available

Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)

Authors:

Abstract

The core hypothesis of the theory of agenda setting is that there is a process of transfer of salience from the media agenda to the public agenda. Since its original conception in the early 1970s, the explanatory model of ‘issue-agenda setting’ (first level) has been extended to help explain the transfer of the media’s ‘attribute agenda’ (second level) and ‘network agenda’ (third level) to the public agenda. This article provides a review of the agenda-setting model and its theoretical and empirical development, ending with a section that summarizes and discusses research studies published in this area in the last five years in Spain. Despite the broad influence of the agenda-setting theory in communication research in this country, Despite the broad influence of the agenda-setting theory in communication research in this country, many of the studies use the theory as a general framework for conducting a content analysis, withouh empirically testing any process of salience transfer. Resumen La teoría de la agenda setting establece como hipótesis central que existe un fenómeno de transferencia de relevancia desde la agenda de los medios de comunicación hasta la agenda del público. Desde su formulación en los años 70 del siglo XX, el modelo explicativo de la agenda setting de asuntos (primer nivel) se ha ido ramificando para poder explicar la transmisión de la agenda de los atributos (segundo nivel) y la agenda de redes –o relaciones– (tercer nivel). El presente artículo lleva a cabo una revisión del modelo y su evolución teórica y empírica, para acabar acercándose a su utilización en la investigación publicada en España en el último quinquenio. A pesar de la amplia repercusión de la agenda setting en la investigación publicada en este país, muchos de los trabajos utilizan la teoría como marco general para llevar a cabo análisis de contenido sin llegar a plantear (empíricamente) ningún fenómeno de transferencia de relevancia.
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 1
Orígenes y desarrollo de la teoría de
la agenda setting en Comunicación.
Tendencias en España (2014-2019)
Origins and development of the agenda-setting theory
in Communication: trends in Spain (2014-2019)
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
Cómo citar este arculo:
Ardèvol-Abreu, Alberto; Gil de Zúñiga, Homero; McCombs, Maxwell E. (2020). “Orígenes y desarrollo de la
teoría de la agenda seng en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)”. Profesional de la informa-
ción, v. 29, n. 4, e290414.
hps://doi.org/10.3145/epi.2020.jul.14
Arculo recibido el 17-09-2019
Aceptación deniva: 10-02-2020
Alberto Ardévol-Abreu *
hps://orcid.org/0000-0001-8722-5226
Universidad de La Laguna
Dpto. de Psicol. Cogniva, Social y Org.
Campus de Guajara, Apartado 456.
38200 San Cristóbal de La Laguna (Santa
Cruz de Tenerife), España
aardevol@ull.es
Homero Gil de Zúñiga
hps://orcid.org/0000-0002-4187-3604
Universidad de Salamanca, España
hgz@usal.es
Pennsylvania State University, EUA
hgzn@psu.edu
Universidad Diego Portales, Chile
homero.gildezuniga@mail.udp.cl
Financiación
El primer autor es beneciario del Programa ‘Viera y Clavijo’ de la Agencia Canaria de Invesgación, Innovación y
Sociedad de la Información (ACIISI) y la Universidad de La Laguna.
Resumen
La teoría de la agenda seng establece como hipótesis central que existe un fenómeno de transferencia de relevancia
desde la agenda de los medios de comunicación hasta la agenda del público. Desde su formulación en los años 70 del
siglo XX, el modelo explicavo de la agenda seng de asuntos (primer nivel) se ha ido ramicando para poder explicar la
transmisión de la agenda de los atributos (segundo nivel) y la agenda de redes –o relaciones– (tercer nivel). El presente
arculo lleva a cabo una revisión del modelo y su evolución teórica y empírica, para acabar acercándose a su ulización
en la invesgación publicada en España en el úlmo quinquenio. A pesar de la amplia repercusión de la agenda seng
en la invesgación publicada en este país, muchos de los trabajos ulizan la teoría como marco general para llevar a cabo
análisis de contenido sin llegar a plantear (empíricamente) ningún fenómeno de transferencia de relevancia.
Palabras clave
Agenda seng; Establecimiento de la agenda; Medios de comunicación; Agenda de los medios; Agenda del público;
Efectos de los medios; Comunicación; España; Arculo de revisión.
Maxwell E. McCombs
hps://orcid.org/0000-0001-5292-0958
Moody College of Communicaon
School of Journalism
Belo Center for New Media.
300 W Dean Keeton St.
Ausn, TX 78712, United States of America
maxmccombs@utexas.edu
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 2
Abstract
The core hypothesis of the theory of agenda seng is that there is a process of transfer of salience from the media agen-
da to the public agenda. Since its original concepon in the early 1970s, the explanatory model of ‘issue-agenda seng’
(rst level) has been extended to help explain the transfer of the media’s ‘aribute agenda’ (second level) and ‘network
agenda’ (third level) to the public agenda. This arcle provides a review of the agenda-seng model and its theorecal
and empirical development, ending with a secon that summarizes and discusses research studies published in this area
in the last ve years in Spain. Despite the broad inuence of the agenda-seng theory in communicaon research in
this country, Despite the broad inuence of the agenda-seng theory in communicaon research in this country, many
of the studies use the theory as a general framework for conducng a content analysis, withouh empirically tesng any
process of salience transfer.
Keywords
Agenda seng; Agenda building; Media; Media agenda; Public agenda; Media eects; Communicaon; Spain; Review arcle.
1. El modelo de la agenda seng: concepto
La teoría de la agenda seng, habitualmente denominada ‘teoría del establecimiento de la agenda’ en español1, propo-
ne un modelo explicavo de los efectos de los medios de comunicación sobre el individuo y sobre los públicos. La hipó-
tesis central arma que existe un fenómeno de transferencia de relevancia desde la agenda mediáca hasta la agenda
del público hasta la agenda del público. Parafraseando a McCombs (2006), los medios dirigen la mirada del público hacia
un pequeño conjunto de asuntos acerca de los que vale la pena tener una opinión. Los efectos de la agenda mediáca
sobre el público se derivan de la accesibilidad de algunas consideraciones sobre otras: los asuntos resaltados por los
medios y sus atributos y relaciones serán más accesibles, más fácilmente recuperables de la memoria que otros, y los
individuos privilegiarán esos elementos accesibles en los procesos de formación de opinión y de toma de decisiones
(Kim; Scheufele; Shanahan, 2002). Se trata por tanto de un proceso eminentemente cuantavo: a mayor exposición al
mensaje, mayor accesibilidad entre el público y mayor efecto agenda.
Una agenda está formada por una colección de asuntos,
temas o problemas (primer nivel) o, como se verá más
adelante, un conjunto de atributos (segundo nivel), e in-
cluso de temas y atributos conectados en forma de red
más o menos compleja (tercer nivel). Mediante estrate-
gias de inclusión, exclusión y énfasis, los medios estable-
cen un ranking de los asuntos del día. Mientras algunos acontecimientos no se elevarán nunca a la categoría de nocias,
otros abrirán los informavos televisivos y llenarán las portadas de los periódicos y sus ediciones digitales. Como resul-
tado de estas práccas runarias de producción de información, los medios, además de proporcionar información sobre
ciertos hechos, orientan –con éxito– al ciudadano acerca de la importancia que debe otorgarle a cada uno. Esta ‘trans-
ferencia de relevancia’ no ha de ser considerada intrínsecamente mala, pues el consenso social se construye, al menos
en parte, gracias a la función indicadora y traductora de los medios. Así, la exposición a los medios de comunicación
acerca las posturas e intereses de los diferentes subgrupos demográcos de la población (Shaw; Marn, 1992). Como
razonan López-Escobar, Llamas y McCombs (1996), una verdadera sociedad no puede arcularse sin una jerarquización
de sus prioridades, sin una lista sucientemente breve de asuntos que preocupen a la mayoría de los ciudadanos en
cada momento.
Los medios de comunicación desempeñan entonces una función indicadora, que alerta de los cambios que se producen
en el entorno (Park, 1940). Pero el espacio y el empo del que disponen para relatarlos son limitados, por lo que la selec-
ción y jerarquización es indispensable. Internet ha permido solucionar en parte el problema del espacio disponible para
las nocias, pero existen otros impedimentos para poder explicar un conjunto casi innito de acontecimientos diarios: el
número de periodistas es cada vez más reducido, y cada uno de ellos trabaja un número determinado de horas (Le-Ma-
surier, 2015); la capacidad de los individuos para comprender y recordar hechos transformados en nocia también ene
un límite (York, 2013), sobre todo cuando el empo que emplea el ciudadano para informarse es cada vez menor, etc.
Si la función indicadora supone la base del primer nivel de la teoría, la función traductora explica el segundo nivel. Las res-
tricciones de empo y espacio que se acaban de mencionar provocan que los asuntos importantes del día no puedan ser
abordados en toda su complejidad, por lo que las nocias se limitan a señalar unos pocos aspectos del problema que per-
mitan elaborar una versión de la realidad. La selección resultante, forzosamente incompleta, constuirá la agenda de atri-
butos que presentan los medios, que inuirá en la agenda de atributos del público, –base del segundo nivel de la teoría–.
Más recientemente, la teoría se ha enriquecido con un tercer nivel, que vendría a cumplir una función asociava o re-
lacional entre temas y atributos (Guo, 2016; Saldaña; Ardèvol-Abreu, 2016). Los medios enden a presentar los temas
y sus atributos de manera conectada, relacionada, de manera que podría hablarse de una ‘red mediáca’ de objetos y
atributos que se entrelazan. El tercer nivel de la teoría establece que estas asociaciones entre asuntos y atributos (agen-
da de red o de asociaciones) se transere desde los medios de comunicación hacia los públicos (Guo, 2016).
Los medios dirigen la mirada del público
hacia un pequeño conjunto de asuntos
acerca de los que vale la pena tener una
opinión
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 3
La teoría del establecimiento de la agenda cuesona el
principio de atención y percepción selecva y, por tan-
to, la idea de los ‘efectos mínimos’ predominante hasta
el momento en que apareció. Los resultados obtenidos
por McCombs y Shaw (1972) en su primer estudio sobre
agenda seng resultaban incompables con la atención
selecva, pues la correlación entre la agenda mediáca
y la agenda del público era más alta cuando se consideraba el contenido de los medios en su conjunto que cuando sólo
se tomaban aquellos contenidos relavos al pardo o al candidato2 por el que cada individuo sena mayor simpaa. El
hallazgo sorprendió a los autores, pues de acuerdo con los principios de atención y exposición selecva, los individuos
enden a evitar –o ignorar– la exposición a información que entra en conicto con sus actudes y opiniones previas.
Contrariamente a lo esperado, el estudio concluyó que los individuos se ven inuidos por el conjunto de mensajes de los
medios, aunque no estén en sintonía con sus actudes y opiniones.
El modelo, tal como fue descrito por McCombs y Shaw en 1972, ha permido desarrollar una invesgación relavamen-
te homogénea en su metodología, algo poco frecuente en los estudios de comunicación en general y en los modelos
sobre los efectos de los mensajes en parcular. Uno de los puntos fuertes de la agenda seng es precisamente que pres-
cribe un modo parcular de tratar con el contenido de los medios: la candad de espacio o de empo que los medios
dedican a un asunto correlaciona con la valoración que el público hace acerca de su importancia.
2. Origen, antecedentes y evolución del modelo de la agenda seng
Desde los años 20 del siglo XX, diversos modelos han intentado explicar la inuencia de la comunicación de masas sobre
los individuos y las sociedades. La mayoría de estos diseños teóricos y de los estudios basados en ellos se centraron ini-
cialmente en la comunicación políca –y especialmente la persuasión–, al pretender encontrar los factores que determi-
nan el comportamiento políco y el sendo del voto, para después expandirse hacia otros campos de la comunicación.
La primera etapa de los estudios sobre efectos consideraba que la inuencia de los medios sobre la sociedad era muy
poderosa, y que se ceñía a un modelo simple de esmulo-respuesta. El público, compuesto por una masa uniforme de
individuos aislados, se ve desprotegido ante los emisores de la comunicación de masas, que lo manipularían a su antojo.
Aunque, como explica De-Moragas-Spà, la teoría de los “efectos ilimitados” (atribuida a menudo e injustamente a Harold
Lasswell) nunca se formuló como tal, y fue más bien una construcción posterior “para negarla” (De-Moragas-Spà, 2013,
p. 62).
En una segunda fase, a parr de los años 30, se postula que los efectos de los medios de comunicación son más bien
limitados, ya que los públicos no se encuentran aislados sino insertos en grupos sociales, que son los verdaderamente
importantes en el modelado de la opinión pública. Katz y Lazarsfeld (2006), en un trabajo que vio la luz en 1955, expo-
nen esta idea mediante su teoría de two-step ow of communicaon3: la comunicación mediáca llegaría a los públicos
indirectamente, pasando primero por los líderes de opinión de los diferentes grupos sociales, que serían los más sen-
sibles al efecto de los medios. A nales de los 60, algunos invesgadores comienzan a abandonar la idea de los efectos
limitados. Se trata de la tercera y úlma fase, en la que se habla a la vez de efectos fuertes y efectos débiles, y de fenó-
menos condicionales. Se encuadran en esta tendencia teorías como la agenda seng, el framing y la teoría del culvo.
La teoría de la agenda seng ha constuido en las úlmas cinco décadas (especialmente en los años 70 y 80) uno de
los paradigmas más influyentes y fértiles en la investigación en comunicación (Bryant; Miron, 2004). Parte de su éxito
y de su rápida difusión se debió a que consiguió acabar con décadas de trabajo frustrante entre los invesgadores, que
no acababan de demostrar una conexión entre los medios y las ideas y actudes de los públicos. Para Kosicki (1993),
la teoría originó un cambio de paradigma en la disciplina, ya que alejó a los invesgadores del modelo de los “efectos
limitados” y los introdujo de nuevo en la búsqueda de “efectos fuertes”.
Las primeras invesgaciones basadas en el modelo de la agenda, no obstante, valoraban el poder persuasivo de los
medios de manera cautelosa. La ruptura con los “efectos limitados” era sólo parcial, como lo ilustra la conocida frase de
Cohen que inspiraría el modelo de la agenda seng:
“La prensa no ene mucho éxito en decir a la gente qué ene que pensar, pero sí lo ene en decir a sus lectores
sobre qué enen que pensar” (Cohen, 1963, p. 13).
Esta idea precursora, recogida por McCombs y Shaw una década más tarde como metáfora del primer nivel de su
modelo, se iría ampliando a medida que los estudios basados en la agenda seng hallaban evidencia empírica de los
efectos persuasivos de los medios: la prensa también ene éxito en decir a sus lectores qué enen que pensar, y con
qué asociarlo.
La teoría de la agenda seng presenta fuertes conexiones con las ciencias de la información, la psicología, las ciencias polí-
cas, la sociología o la pedagogía, ya que su objeto de estudio se mueve en los límites de un gran número de especialidades
(Kosicki, 1993). El modelo, como reconoce el propio McCombs, se inspira en las ideas que Lippmann (2003) plasmó en su
Una agenda está formada por una co-
lección de asuntos, temas o problemas
(primer nivel), un conjunto de atributos
(segundo nivel), y temas y atributos co-
nectados en forma de red (tercer nivel)
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 4
obra más conocida, publicada por primera vez a principios
de los años 20: Public opinion. A principios del siglo XX,
Lippmann se atreve a hablar de la imposibilidad de los ciu-
dadanos para tomar decisiones sobre asuntos complejos,
sobre los que no enen un conocimiento directo, ponien-
do en tela de juicio la base misma de la democracia y de
los gobiernos representavos. “Las imágenes de nuestra mente”, obtenidas en muchos casos a través de lo que los medios
cuentan, enen un reejo en el mundo real, ya que las personas actúan en función de sus actudes y creencias. En otras
palabras, la imagen del mundo no es el mundo, pero con frecuencia se toma como tal, del mismo modo que los hombres
encadenados en la caverna platónica consideraban que la realidad eran las sombras que deslaban ante ellos.
Estas reexiones constuyen, de alguna manera, la esencia de la teoría de la agenda desarrollada medio siglo después.
En fechas tan tempranas, y mediante la revisión de estudios de su época, Lippmann pone de maniesto la coincidencia
entre lo que los públicos consideran importante y lo que los editores deciden llevar a las páginas de sus periódicos. La
sociedad moderna cona en que la prensa resuelva todas las deciencias de las instuciones, proporcionando a los
ciudadanos hechos verdaderos en forma de nocias. Estos hechos serían capaces de crear una opinión pública omni-
competente, con una opinión sobre todos los asuntos discubles, que podría llevar al conjunto de la sociedad al máximo
bienestar gracias al sufragio y a los gobiernos representavos. La realidad es que esa responsabilidad es demasiado
grande para una prensa que selecciona algunos acontecimientos y los saca de la oscuridad en detrimento de otros, ilu-
minándolos uno a uno y creando una imagen del mundo que no es el mundo (Lippmann, 2003).
3. Tipos de agenda: agenda de los medios, agenda del público y agenda políca
Los estudios de agenda seng han fundamentado sus modelos de transferencia de relevancia a través de tres pos prin-
cipales de agenda: la agenda de los medios, la del público y, con menos frecuencia la políca. La agenda de los medios
está compuesta por el conjunto de asuntos a los que unos medios de comunicación determinados prestan atención de
manera preferente en un momento dado, y se reconstruye habitualmente mediante técnicas de análisis de contenido.
Para McLeod, Becker y Byrnes (1974) existen a su vez tres pos de agenda del público: intrapersonal, interpersonal y
la pública percibida. La agenda intrapersonal está constuida por el conjunto de temas que, desde un punto de vista
subjevo, resultan más importantes para el individuo. A diferencia de esta, la agenda interpersonal es la formada por los
asuntos acerca de los que el individuo discute con los demás, y alude a una relevancia intersubjeva. El tercer po de
agenda pública sería la formada por los temas que el individuo considera que son importantes para los demás: es lo que
Wolf (2000) calica de “clima de opinión”.
Para reconstruir la agenda del público se ulizan encuestas (en las que los casos de análisis son individuos) o sondeos de
opinión (que aportan datos porcentuales agregados sobre el estado de la opinión pública sobre un tema determinado).
En Estados Unidos, los invesgadores suelen emplear sondeos que elaboran endades como Gallup, lo que simplica la
recogida de datos sin perder rigor metodológico. En España se han empleado con frecuencia los barómetros publicados
por el Centro de Invesgaciones Sociológicas (por ejemplo, en Rodríguez-Díaz; Castromil, 2010). Los sondeos de opinión
pública ulizados para confeccionar la agenda del público incluyen alguna variante de la pregunta que Gallup viene for-
mulando a sus encuestados de manera periódica desde los años 30:
“¿Cuál piensa usted que es el problema más importante que ha de afrontar hoy este país?”.
La agenda pública se confecciona ulizando los asuntos que son mencionados como los más importantes por un deter-
minado porcentaje de los encuestados, habitualmente igual o superior al 10%. El número de ítems que superan esta ba-
rrera suele ser reducido, habitualmente de sólo cinco o seis (McCombs; Eva, 1995), lo que ha servido como argumento
para armar que la agenda del público ene una capacidad limitada. Perspecvas más recientes, en cambio, señalan que
esta agenda de problemas más importantes es sólo la agenda priorizada por los ciudadanos, y que la conversación cívica
y sobre asuntos de interés público es en realidad mucho más amplia. Hoy en día parte de esta discusión más extensa
sobre asuntos de relevancia social está disponible para su análisis y observación a través de las redes sociales, blogs y
sios web, congurando una agenda de asuntos de los medios sociales (social media issue agenda) que es mucho más
dilatada que las conceptualizaciones originales de la agenda pública de asuntos (McCombs; Shaw; Weaver, 2014). La
agenda de medios sociales es sin embargo de naturaleza híbrida, pues incluye contribuciones originales del público (te-
mas y asuntos de los que se hablan, al margen del esmulo de los medios informavos), lo que añade complejidad a los
efectos tradicionales de transferencia vercal (inuencia desde los medios a las audiencias) (Meraz, 2011).
Por su parte, la agenda políca comprende el conjunto de asuntos de los que los polícos o las instuciones se ocupan
en cada momento, ya sea mediante la acción (desarrollando polícas concretas) o el discurso (hablando sobre ellos). La
disnción entre agenda políca y agenda de los polícos se reere al carácter consensuado o no de los temas relevan-
tes. Mientras la primera estaría compuesta por los asuntos considerados importantes por los polícos como grupo (un
pardo, el Gobierno, etc.), la segunda se corresponde con las prioridades denidas por cada políco como individuo.
Algunos autores consideran en cambio que la agenda políca es parte de la agenda pública. Zhu (1992), por ejemplo,
sosene que la agenda pública está compuesta por cinco elementos o subagendas: de los grupos de interés, mediáca,
del público, de los polícos y políca.
La prensa selecciona algunos aconteci-
mientos y los saca de la oscuridad en de-
trimento de otros, creando una imagen
del mundo que no es el mundo
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 5
A: Estímulo (aparición de un tema en la agenda mediática) C: Máxima correlación entre agendas
B: Respuesta (aparición de ese tema en la agenda del público) C-D: Tiempo de mantenimiento
A-B: Período de latencia D-E: Tiempo en caída
Figura 1. Marcos temporales de los efectos de agenda setting
Nota: La figura muestra los marcos temporales de manera simplificada, pues las curvas reales no tienen un perfil tan recto. Como se muestra en
el trabajo de Watt et al. (1993), la correlación entre agendas varía en cada momento, con un pico dentro de lo que hemos denominado tiempo de
mantenimiento.
3.1. Tamaño restringido de las agendas
El número de asuntos a los que una sociedad o un individuo pueden atender en un momento determinado es limitado.
La idea proviene de la psicología cogniva, de una generalización de lo que George Miller denominaba “el número má-
gico siete, más o menos dos” (citado por McCombs, 2006, p. 84), que hace referencia al número de ítems que podían
almacenarse en la memoria a corto plazo. Otros estudios posteriores (por ejemplo, Cowan, 2001) arman que el núme-
ro es en realidad más reducido, entre tres y cinco. Ante una sobrecarga de información, o bien se limita la entrada de
nuevos datos (pérdida de atención) o se disminuye el rendimiento (afectando a los procesos de comprensión, memori-
zación, etc.).
Como ya se ha mencionado, la capacidad informava de los medios es también limitada, frente a un número de aconte-
cimientos de interés social práccamente innito. La duración de los informavos de radio y televisión, la supercie de
las páginas del periódico, la jornada de trabajo de los periodistas, etc., imponen un límite. Pero, ¿la agenda mediáca
ene las mismas caracteríscas hoy que hace cuatro décadas, cuando comenzó la invesgación en agenda seng?
La digitalización de la información está provocando la segmentación de los públicos en función de sus gustos, prefe-
rencias e intereses, por lo que puede aventurarse que las agendas mediáca y social están sufriendo cambios. Quizá
la mulplicación de los medios de comunicación disponibles permita la coexistencia de una gran variedad de agendas
mediácas, por lo que el efecto nal sobre el público podría ser diferente. Pero decimos quizás, porque no está tan claro
que una mayor candad de medios traiga consigo una mayor diversidad de temas o de enfoques, ni en la agenda mediá-
ca ni en la agenda social. Cabe la posibilidad de que, con la llegada de internet y las nuevas posibilidades que ofrece la
televisión por cable, satélite y TDT, no se logre congurar un coro polifónico de puntos de vista, opiniones, encuadres,
etc., ya que la fuerza de las normas y hábitos periodíscos pueden condenar al sistema mediáco a un alto nivel de
redundancia (McCombs, 2006).
4. Marco temporal de los efectos de agenda
[…] Los efectos de jación de agenda no son en absoluto instantáneos, pero sí que se dan relavamente a medio
plazo (McCombs, 2006, p. 93).
Los efectos de la transferencia de relevancia no son inmediatos ni duran indenidamente, por lo que cualquier estudio
empírico ha de tener en cuenta los marcos temporales en los que se producen los efectos de la agenda seng si pre-
tende llegar a alguna conclusión válida. La literatura especializada se reere a estos marcos ulizando conceptos como
período de latencia, empo de mantenimiento o empo en caída (Wa; Mazza; Snyder, 1993; McCombs, 2006). Como
principio general, toda causa ha de producirse antes que su efecto, por lo que en el diseño de la invesgación ha de
tenerse claro cuál es la agenda desde la que se produce la transferencia y cuál es la que recibe su inuencia.
El empo que ha de transcurrir para que el esmulo (aparición de un tema en la agenda mediáca) ocasione una res-
puesta (transferencia de relevancia de ese tema hasta la agenda pública) se denomina período de latencia. Una vez apa-
rece la correlación entre ambas agendas, el efecto aumenta hasta alcanzar un valor que se manene durante un empo
más o menos largo, que se denomina empo de mantenimiento. A parr de un determinado momento, la correlación
empieza a disminuir hasta que deja de ser signicava: es el empo en caída. El momento ópmo para observar la agen-
da pública, por tanto, es el empo de mantenimiento (McCombs, 2006). La gura 1 explica de manera simplicada los
marcos temporales considerados habitualmente en la teoría de la agenda seng.
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 6
La mayor parte de los estudios empíricos basados en el modelo de la agenda seng llevan a cabo análisis de conteni-
dos de una muestra de medios (agenda mediáca) para contrastarlos con los datos obtenidos mediante encuestas o
sondeos (agenda pública). Este modo de proceder obliga a conocer (o al menos, a aventurar) cuánto empo transcurre
entre la causa y el efecto. Si se dispone de un sondeo o una encuesta nalizada en una fecha determinada, no será lo
mismo analizar el contenido de los medios del día anterior, de la semana anterior, del mes anterior o del año anterior.
Diferentes autores ofrecen resultados variables en función de la metodología empleada, del medio de comunicación y
del tema estudiado.
Algunas invesgaciones han considerado cortos períodos de empo de latencia, mientras otras emplean períodos más
largos: días, quincenas, meses, semanas… Los diferentes resultados obtenidos han servido para disnguir los efectos de
la exposición a corto y a largo plazo y para demostrar la robustez de la teoría. Otros diseños han variado los intervalos
temporales para buscar un período ópmo, un momento en el que la correlación entre las agendas sea máxima. Para
Kosicki (1993), esta heterogeneidad metodológica no ha llevado aparejada una discusión teórica apropiada acerca de
porqué se producen diferentes efectos (o ninguno) en función del empo transcurrido tras la exposición al mensaje.
Winter y Eyal (1981), empleando The New York mes como indicador de la agenda de los medios, encuentran que el
período de latencia puede oscilar entre las cuatro y las seis semanas. Stone y McCombs (1981), tomando como medios
de estudio las revistas Time y Newsweek, sugieren un período más largo, de dos a seis meses, aunque advierten de que
estos empos podrían variar en función de los temas estudiados. Los trabajos más modernos acortan el período de
latencia, quizá por los cambios experimentados en los ritmos de producción y de consumo de nocias, cada vez más
rápidos. Así, Wanta y Roy (citado por Rodríguez-Díaz, 2001) consideran que el período ópmo (máxima correlación) se
produce entre cuatro y cinco días después de la cobertura si se trata de una televisión nacional, entre seis y siete días si
se considera una televisión local y en 15 días en un periódico local.
Wa, Mazza y Snyder (1993) concluyen que los asuntos menos relacionados con la experiencia directa (en su estudio,
nocias sobre Irán y la Unión Soviéca) alcanzan la máxima correlación entre agendas entre los 12 y los 120 días, mien-
tras que los más experienciales (inación) encuentran su máximo efecto en 18 meses. Tras constatar estas diferencias,
los autores arman que no ene sendo denir marcos temporales genéricos, ya que los diferentes asuntos presentan
diferentes períodos de latencia y empos de mantenimiento, dependiendo de variables como el carácter experiencial o
no experiencial del asunto o del empo que lleve en la agenda mediáca. La larga cobertura de un tema determinado
ende a agotar la atención del público, por lo que dicilmente se podrán encontrar efectos de agenda. Un elevado com-
promiso emocional con la información también puede afectar a los marcos temporales, acortando el período de latencia
(McCombs, 2006). Lo más razonable puede ser escoger un intervalo que se haya demostrado adecuado en un estudio
con un diseño similar al que se pretenda llevar a cabo.
5. Factores que median en el fenómeno de transferencia de relevancia
Una vez se hubo demostrado que la selección de temas llevada a cabo por los medios se transfería a la agenda de los
públicos, los invesgadores se plantearon qué variables podían aumentar o disminuir la magnitud de ese fenómeno. Ya
en el estudio original de Chapel Hill, McCombs y Shaw (1972) se dieron cuenta de que no todos los medios de comunica-
ción jaban la agenda de manera uniforme entre todos los grupos de ciudadanos. Se encontraron efectos diferentes en
función del medio de comunicación y de las caracteríscas del público. Los fundadores de la teoría de la agenda seng
aventuraron pronto explicaciones para esta diversidad de efectos entre los diferentes públicos, basadas en la inuencia
de la necesidad psicológica de orientación, la inuencia de la comunicación interpersonal o la experiencia directa. Tam-
bién se sugirió que el po de medio de comunicación (prensa, radio o televisión) podía jugar un papel en los efectos
producidos (McCombs; Shaw, 1977).
5.1. Fuerza relava de los diferentes medios: prensa, televisión y medios online
A pesar del empo transcurrido, el debate académico sobre las diferencias entre los medios a la hora de congurar la
agenda está lejos de concluirse (Walgrave; Van-Aelst, 2006). Aunque se han podido comprobar efectos de transferen-
cia de relevancia en periódicos, radio, televisión e internet4, la mayoría de los estudios que han comparado diferentes
medios apuntan a una mayor inuencia de los periódicos, pese a que la mayoría de los ciudadanos se informe a través
de la televisión5 (Protess; McCombs, 1991). La función de la televisión en la conguración de la agenda pública podría
ser complementaria de la de los periódicos: McCombs (1976, citado por Wolf, 2000) atribuye el papel de agenda se-
ers a los periódicos, mientras que la de la televisión sería de enfazación o spot-lighng. De esta manera, la agenda
del público estaría organizada en primera instancia por los periódicos (hoy en día, prensa digital), y la televisión podría
reconstruir y reorganizar algunos de los temas introducidos por los primeros. Para Mohamed y Gunter (2009), los perió-
dicos juegan un papel determinante en la conguración de la agenda pública más estable, mientras que el impacto de la
televisión es más bien a corto plazo.
Esta superioridad de los periódicos como jadores de agenda suele atribuirse al mayor empo que el lector dedica al
periódico o a la posibilidad de relectura que no brinda la televisión, lo que conere mayor fugacidad a sus mensajes. Para
Wanta (1997), a pesar de que la televisión ofrezca al público imágenes, sonido y movimiento de los acontecimientos
que narra, la mayor inuencia de los periódicos se debe a su carácter de fuente permanente de información, pues se
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 7
encuentra disponible a cualquier hora del día (igual que la información en internet). En el mismo sendo, Wolf (2000)
considera que las nocias en televisión, por su brevedad y falta de contextualización y profundización, constuyen un
conjunto fragmentado de información que dicilmente puede ejercer un efecto de agenda relevante.
Entre los periódicos, no todos enen la misma capacidad para imponer su agenda, pues son los diarios de referencia los
que marcan la agenda para otros periódicos e incluso para otros medios (radio y televisión), a través de un proceso co-
nocido como inter-media agenda-seng6. Danielian y Reese (1989) demostraron que la agenda de los informavos de
televisión incluía problemas relacionados con las drogas cuando ese asunto era tratado en los periódicos. Golan (2006)
comprobó cómo The New York Times condiciona la agenda internacional de tres informavos nocturnos de televisión
en Estados Unidos.
En el entorno de la comunicación online, el estudio de la fortaleza de los efectos de agenda de los medios digitales y
las redes sociales presenta algunas parcularidades que deben ser mencionadas en este epígrafe. Por una parte, los
medios digitales han provocado una expansión en el número de asuntos y de atributos que conenen las agendas, tanto
de los medios como de los públicos más diciles de separar, ya que ambas conviven en las redes sociales y no siempre
existe una línea divisoria entre emisores y receptores. Existen medios de nicho y audiencias especícas con intereses
innumerables. Por otra, los invesgadores disponen de una gran candad de datos que les permiten incluir agendas del
tamaño que esmen (desde unos pocos asuntos hasta una candad potencialmente enorme de temas que se mencio-
nan en las conversaciones online). En este sendo, hay que tener en cuenta que la transferencia de relevancia sucede
cuando hay un alto grado de redundancia en los mensajes recibidos por el público, y ante agendas demasiado extensas
es poco probable encontrar un alto grado de correspon-
dencia. Dicho de otra manera, en un entorno mediáco
fragmentado los efectos de agenda van a ser en gene-
ral menores, especialmente cuando se estudian asun-
tos con bajo grado de redundancia (Atkinson; Love;
Baumgartner, 2014; McCombs; Shaw; Weaver, 2014).
5.2. Relevancia e incerdumbre en la transferencia de la agenda mediáca: la necesidad de orientación
El ser humano presenta una necesidad innata de orientación, de comprensión del mundo que le rodea, especialmente
de lo más inmediato. La necesidad de orientación se maniesta en todos los ámbitos que el individuo percibe como im-
portantes para su vida o para la sociedad de la que forma parte (relevancia) y sobre los que no ene información (incer-
dumbre). Relevancia e incerdumbre, por tanto, determinarán la necesidad de orientación del individuo (McCombs,
2002). De manera general, puede armarse que una mayor necesidad de orientación en torno a un asunto provoca una
mayor “vulnerabilidad” o recepvidad a los efectos de la agenda de los medios.
La inuencia de los medios sobre la atribución de relevancia y la disminución de la incerdumbre es muy grande. Por
un lado, como ha demostrado el modelo de la agenda seng, son los propios medios los que sugieren qué asuntos son
relevantes, y por otro, también son ellos los que, al menos en parte, sacian la necesidad de información que previamen-
te han generado. La máxima inuencia de los medios (y de los efectos de la agenda) tendrá lugar cuando el individuo
percibe un asunto como relevante pero dispone de poca información sobre él, lo que le crea incerdumbre. La mínima
tendrá lugar entre los individuos que perciben un asunto como poco relevante y además se encuentra informado sobre
él (relevancia e incerdumbre baja). No obstante, la necesidad de orientación varía entre los individuos como diferencia
individual, pues una misma situación puede requerir de gran candad de información para una persona y de ninguna
para otra.
5.3. La experiencia personal como factor moderador de los efectos de la agenda
“La experiencia personal puede ser un maestro más poderoso que los medios de comunicación, cuando los te-
mas enen un impacto directo sobre la vida de uno” (McCombs, 2006, p. 36).
Los medios de comunicación son una fuente de conocimiento del mundo social. Existen algunos asuntos públicos sobre
los que los ciudadanos pueden tener una experiencia directa, de primera mano, con la que contrastar aquello que leen,
escuchan o ven en los medios. En otras ocasiones en cambio, la única fuente de información son los medios, por lo que
la experiencia del público será vicaria, indirecta. La inación puede ser un ejemplo del primer po de asuntos, mientras
que el estado de la balanza de pagos del país podría ser un ejemplo del segundo (McCombs, 2006). La inuencia de la
agenda de los medios es mayor en temas no experienciales7 que en temas experienciales. Resulta lógico, puesto que si
el público no ene un modo de contrastar lo que lee, dicilmente podrá formarse una imagen mental disnta a la que
reproducen los medios. En cambio, si se puede conocer un asunto de primera mano, la inuencia de los medios será
mucho menor, puesto que la experiencia directa es considerada más able que la vicaria.
En diversos estudios (por ejemplo, Winter; Eyal; Rogers, 1982) se ha podido demostrar la mayor capacidad de los medios
para imponer su agenda en los temas lejanos o no experienciales. En un análisis sobre las nocias internacionales en los
medios de comunicación estadounidenses, Zhang y Meadows (2012) sugieren que el desigual tratamiento informavo
que se otorga a los diferentes países puede ejercer un efecto determinante en la visión que el público estadouniden-
se se hace del mundo. En la misma línea, Wanta, Golan y Lee (2004) arman que la inuencia de los medios es más
Los medios digitales han provocado una
expansión en el número de asuntos y de
atributos que contienen las agendas, tan-
to de los medios como de los públicos
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 8
decisiva en los asuntos referidos a naciones extranjeras,
pues para el gran público no existe ninguna otra fuente
de información. Estas ideas germinaban ya en el primer
estudio empírico sobre la agenda seng en Chapel Hill
(McCombs; Shaw, 1972). En él se armaba que la corre-
lación observada entre la agenda mediáca y la social
no podía ser accidental, puesto que el único modo que los ciudadanos tenían para acercarse a la “arena políca” era a
través de los medios de comunicación de masas: no había fuentes de información alternavas.
5.4. Otras variables moderadoras: exposición a los medios, experiencia previa y factores socioeconómicos
Pocos años después del estudio original de Chapel Hill, comenzó a estudiarse el papel de ciertas variables individuales
como la orientación políca, el grado de exposición a los medios o el interés por los asuntos que se tratan. En general,
puede armarse que la magnitud de los efectos de la agenda depende del po e intensidad de exposición a los medios,
así como de la experiencia y las actudes previas hacia los elementos (asuntos) que componen la agenda. La inuencia
del nivel educavo y de otras variables socioeconómicas, en cambio, no está tan clara.
Una mayor exposición a los medios de comunicación ende a aumentar el efecto de la agenda mediáca, al menos
mientras no se introduzcan otras variables. MacKuen (1984) planteó una relación compleja entre la exposición a los
mensajes y el impacto provocado por ellos a través de la variable interés. Un mayor interés del individuo por los asuntos
polícos provoca una mayor exposición a los medios de comunicación, a la vez que disminuye la importancia del fenó-
meno de transferencia de relevancia. El interés por tanto, desempeñaría un papel “protector” para el individuo, a pesar
de condicionar una mayor exposición a los medios. Sin embargo, otros estudios han obtenido resultados opuestos, con-
cluyendo que el interés, a través de un mayor conocimiento sobre un asunto, incrementa la suscepbilidad a los efectos
de la agenda mediáca (ver detalles en Wanta, 1997).
La experiencia del individuo en torno a un asunto parece aumentar las posibilidades de integración, es decir, de aco-
modación de la información nueva en un esquema amplio y preestablecido, disminuyendo así la inuencia de aconte-
cimientos puntuales y, por tanto, de la transferencia de relevancia. Es lo que Wolf (2000, p. 174) denomina “persuasión
templada por la persistencia”: los receptores del mensaje enden a integrar su agenda subjeva con la propuesta por
los medios, moderándose así la inuencia de estos úlmos.
Los hallazgos sobre el papel que juega el nivel educavo han sido con frecuencia contradictorios. Cuando se encuentra
un mayor efecto de agenda en los individuos con un mayor nivel educavo, suele argumentarse que su mayor capacidad
y disposición para enfrentarse a contenidos abstractos y reexionar sobre ellos los hace más sensibles a los medios. Para
que haya un efecto debe haber una exposición, una comprensión y una integración del mensaje percibido, lo que expli-
caría ese mayor efecto en los individuos formados. En cambio, cuando se obene el resultado contrario, se argumenta
que los individuos más formados poseen agendas más sólidas, ancladas en su mayor conocimiento de la realidad y en
sus marcos de interpretación más asentados8. Este hecho los protege de los efectos de los medios, haciéndolos relava-
mente inmunes a los datos puntuales (MacKuen, 1984).
En el estudio que dio origen a la teoría de la agenda, McCombs y Shaw (1972) argumentaban que los individuos más formados
y con mayor interés en la políca eran los menos propensos a cambiar sus convicciones, es decir, los más resistentes a los efec-
tos de los medios. A medida que dispone de mayor soporte empírico para la teoría, McCombs (2006) corrige esta impresión
inicial y maniesta que un mayor nivel educavo y una mejor formación provocan un aumento en la exposición y la atención a
los medios, ampliando la gama de asuntos a los que el individuo es sensible, sin que se produzca por ello una mayor resistencia
psicológica a la aceptación de la agenda mediáca: el individuo más formado, por tanto, será el más vulnerable.
No concluyen lo mismo Canel, Llamas y Rey-Lennon (1996), para quienes los individuos más formados son más re-
sistentes al efecto de los medios, al tener una mayor capacidad críca. En el mismo estudio, se valoró la inuencia de
algunos factores socioeconómicos en la transferencia de relevancia desde la agenda de los medios hasta la agenda de
los públicos, como el sexo y la ideología. De acuerdo con sus resultados, los varones y los votantes de derecha se verían
menos inuenciados por la agenda mediáca, mientras que los menos formados, las mujeres y los votantes de izquierda
serían más vulnerables.
6. Extensiones del modelo original de agenda seng
El postulado original del modelo de la agenda establece que un conjunto de nocias puede modelar la percepción del
público acerca de cuáles son los asuntos más importantes del momento. Esta hipótesis se desarrolla sobre una idea
central, que es la de la transferencia de relevancia de una agenda hacia la otra, y que ha servido como soporte para un
buen número de trabajos y líneas de invesgación que exenden el modelo respetando esta base. McCombs considera
legímas estas nuevas vías de exploración, y cree que el estudio de campos como la educación, la economía, las nanzas
o la religión pueden beneciarse de su teoría (Rodríguez-Díaz, 2004). En España, en una deriva totalmente novedosa, el
modelo de la agenda ha sido empleado para explicar la transferencia de relevancia desde la agenda del profesor hasta
la agenda de los alumnos, convirendo al docente en un agenda seer (Rodríguez-Díaz, 2004). A connuación, se resu-
men las extensiones al modelo original más relevantes de las úlmas décadas.
Diversos estudios demuestran la mayor
capacidad de los medios para imponer
su agenda en los temas lejanos o no ex-
perienciales
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 9
6.1. Segundo nivel de la teoría: la agenda de atributos
La mayor parte de la invesgación sobre agenda seng se ha centrado en los temas o asuntos tratados por los medios
y transferidos al público, obviando en gran medida otras agendas sugeridas en la invesgación temprana (McCombs;
Eva, 1995). Una de estas agendas ha sido la agenda de atributos, formada por caracteríscas o aspectos parciales de
los temas o asuntos. Mientras que un objeto es cualquier asunto hacia el que dirigimos nuestra atención o sobre el que
tenemos una actud, los atributos son el conjunto de caracteríscas, rasgos y propiedades que denen esos objetos
(McCombs, 2006, p. 139). Cuando los medios deciden resaltar un asunto, lo hacen a través de algunas de sus caracte-
ríscas o propiedades, pero no de todas ellas. Manteniendo la metáfora central de la transferencia de relevancia, en
esta extensión del modelo original se argumenta que la agenda de atributos de los medios sobre un determinado ob-
jeto –por ejemplo, un candidato políco– se transmite hacia el público, del mismo modo que sucede con la agenda de
objetos. Siguiendo con el ejemplo políco, el candidato
puede representarse en los medios como honesto e inte-
ligente o como menroso y torpe, por lo que los medios
pueden contribuir en gran medida a la construcción de
su imagen pública (Weaver et al., 1981). De acuerdo con
este segundo nivel de la teoría, los medios no sólo ten-
drían éxito al transmir al público “sobre qué” pensar,
sino también “qué” pensar.
McCombs (2006) considera que inuir en la agenda de atributos de un objeto constuye un modo de denir los térmi-
nos del debate público, lo que a su vez constuye el máximo exponente del poder políco. Se trata de un efecto mucho
más sul y complejo que el descrito en el primer nivel de la teoría, ya que la candad de atributos asociados a un objeto
puede ser enorme. Mientras la transmisión de la relevancia de un objeto se relaciona con la atención que el público
presta a ese objeto, la transmisión de la relevancia de un atributo proporciona elementos para la comprensión de ese
objeto. La agenda de atributos se construye, por tanto, mediante un proceso sistemáco de inclusión y de exclusión de
los aspectos de un determinado objeto. A su vez, los atributos que los medios resaltan acerca de los diferentes temas
suelen variar con el empo, por lo que la foto de la agenda de atributos no es ja.
El segundo nivel del modelo de la agenda entronca con la teoría del framing o encuadre nocioso (Ardèvol-Abreu,
2015). Para McCombs (2006), los frames no son más que agendas complejas de atributos que (McCombs; Eva, 1995):
- denen un tema;
- provocan que el público comprenda los asuntos desde una perspecva determinada;
- condicionan la preferencia de una solución determinada para el problema, en lugar de otras.
El proceso de encuadre o framing inuye entonces en la interpretación de la realidad, en la formulación de juicios y en
la expresión de opiniones de los individuos.
6.2. Tercer nivel de la teoría: la agenda de redes o network agenda seng
De muy reciente aparición, y aún en fase de desarrollo teórico y empírico, el tercer nivel de la teoría toma parte de sus
fundamentos teóricos de los modelos de memoria asociava humana. Según estos modelos, las representaciones men-
tales que reproducen la estructura del mundo físico y social –las ‘imágenes en nuestras cabezas’– se basan en asocia-
ciones (redes) más o menos complejas de frases, palabras, objetos, atributos, valores, movos, emociones, etc. (Price;
Tewksbury, 1997; Quilian, 1968; Guo, 2016). El tercer nivel de la teoría o network agenda seng (NAS) postula que los
medios de comunicación enen la capacidad de construir y remodelar estas redes asociavas, tanto en los mensajes
que distribuyen (agenda de redes de los medios) como en la memoria a largo plazo de sus audiencias (agenda de redes
de los públicos).
La agenda de redes de los medios acvaría así en las ‘mentes’ de sus públicos una red cogniva de relaciones que en
mayor o menor grado se correspondería con las relaciones construidas en los mensajes informavos. En palabras de
Guo, la hipótesis central del modelo de NAS establece que
“la prominencia de las redes de objetos y atributos en los medios de comunicación inuencia [o se transere a]
la prominencia de las redes de estos elementos entre el público” (Guo, 2016, p. 5).
Podría decirse entonces que los medios enen éxito a la hora de transmir al público cómo debe asociar diferentes
mensajes para reconstruir y comprender la realidad social (Guo, 2016, p. 3; Guo, 2012; 2013; Vu; Guo; McCombs, 2014).
Por ejemplo, si los medios enfazan de manera recurrente un supuesto nexo entre la llegada de refugiados a Europa
y los ataques terroristas, el público considerará que ambos asuntos están relacionados (fenómeno de aplicabilidad).
Como en este ejemplo, las redes asociavas pueden limitarse a dos constructos (díada inmigración y terrorismo), pero
también pueden abarcar tres (tríada inmigración, terrorismo y desempleo) o, más habitualmente, redes complejas de
objetos y atributos. Cuanto más frecuentemente se acven (mencionen conjuntamente) estas redes de constructos,
más disponibles estarán para la comprensión y la toma de decisiones en la memoria a corto plazo de público (fenómeno
de accesibilidad).
Mientras que un objeto es cualquier
asunto hacia el que dirigimos nuestra
atención o sobre el que tenemos una
actitud, los atributos son el conjunto
de características, rasgos y propiedades
que definen esos objetos
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 10
6.3. Agenda building: ¿Quién congura la agenda mediáca?
McCombs (1992) establece cuatro fases en la historia de la invesgación en torno al modelo de la agenda. La úlma de
ellas (penúlma, si incluimos el tercer nivel de la teoría) corresponde al estudio de los procesos de construcción de la
agenda de los medios, denominada en inglés agenda building. Si se considera que los medios enen éxito en denir los
términos del debate público y en decir a sus públicos en qué y cómo deben pensar, o cómo deben asociar los mensajes,
el verdadero poder residirá en la capacidad para congurar la agenda mediáca.
Las razones que llevan a los profesionales de la información a elegir unos temas en lugar de otros –es decir, construir el
primer nivel de la agenda– han sido recopiladas por varios autores bajo la denominación de “criterios de nociabilidad o
valores nociosos”. Para Wolf (2000), los valores nociosos presentan una gran homogeneidad en la cultura profesional
periodísca, pero no por ello son rígidos: cambian a lo largo del empo y pueden ser aplicados con cierta exibilidad en
el seno de un medio. Wolf considera que los valores nociosos derivan de las propiedades sustanvas de las nocias,
de la disponibilidad de material, de las propiedades del producto informavo y de las caracteríscas del público y de la
competencia. La aparición de una nocia en la primera plana de un periódico o en la parte inferior de una página par, su
mayor o menor duración en un informavo televisivo o radiofónico o el tamaño que ocupa en la página de inicio de un
medio digital denotan la importancia que los profesionales de la información han otorgado al acontecimiento que está
en el origen de esa nocia. Entonces, ¿los periodistas son independientes al congurar la agenda informava?, ¿se guían
sólo por criterios más o menos objevos, compardos por la mayoría de los profesionales? ¿Qué relación existe entre los
criterios de nociabilidad y el poder de los diferentes actores para construir la agenda de los medios?
A tenor de la candad de invesgaciones que estudian la relación entre la agenda políca (o de los polícos) y la agenda
mediáca, el mundo de los polícos parece ser el lugar en el que hay que empezar a indagar para estudiar la congura-
ción de la agenda de los medios. Los resultados obtenidos en diversos trabajos empíricos, sin embargo, sugieren que las
inuencias no son tan unidireccionales como puede parecer, ya que en ocasiones se concluye que son los medios los que
conguran la agenda políca, mientras que en otras se arma lo contrario (Tedesco, 2001; Walgrave; Aelst, 2006). En
una revisión de 19 invesgaciones sobre la capacidad de los medios para condicionar la agenda políca, se encontró que
ocho de ellas constataban una gran inuencia de la agenda mediáca sobre la políca, cuatro detectaban una inuencia
considerable y siete una inuencia débil o nula. Para los autores, las divergencias en los resultados se explican porque
la capacidad de los medios para congurar la agenda políca es conngente, y depende de muchos factores: variables
como el medio de comunicación estudiado, el asunto analizado, el criterio de selección y medición de la agenda políca
y el período temporal abarcado podrán, en sus múlples combinaciones, arrojar resultados de invesgación diferentes.
En una línea similar, se ha estudiado con frecuencia la capacidad del presidente (sobre todo de Estados Unidos) para
establecer la agenda de los medios. Baumgartner y Jones (citado por Edwards y Barre, 2000) arman que ningún actor
individual puede jar la agenda de manera tan determinante como lo hace el presidente de Estados Unidos, al menos en
su país. No obstante, del mismo modo que con los candidatos, la invesgación parece apuntar a que las inuencias son
mutuas: el presidente condiciona la agenda mediáca y los medios condicionan la agenda del presidente.
La personalidad de cada políco también inuye en su capacidad para dominar o ser dominado por la agenda. Eva y
Bell (citado por Tedesco, 2001), en un estudio sobre las elecciones a gobernador de Texas, concluyeron que la candidata
Ann Richards conseguía establecer la agenda mediáca, mientras que George Bush reaccionaba a ella. Otra de las va-
riables que pueden inuir en la dirección de la inuencia (de los medios a los polícos o de los polícos a los medios) es
el tema o asunto del que se trate. De este modo, hay asuntos en los que los medios presentan una mayor tendencia a
dejarse inuir, y otros en los que suelen llevar más la iniciava. Wood y Peake (1998), en un trabajo sobre la imagen de
los países extranjeros en los medios de comunicación estadounidenses y sus efectos polícos, encontraron un patrón
de inuencia desde los medios hacia la agenda presidencial, pero no al revés. Zhang y Meadows (2012) también encon-
traron un buen número de temas, como el sida, la educación y la conducción en estado de embriaguez, en los que los
medios llevaron la iniciava y lograron condicionar la agenda políca.
Finalmente, la evolución de los medios digitales y el acceso cada vez más frecuente a las nocias a través de internet
y redes sociales (Geiger, 2019) parece estar convirendo al usuario (audiencia) en un constructor más de la agenda o
agenda-builder. Los periodistas y los medios reciben feedback constante e inmediato sobre lo que interesa o no a sus
públicos a través de información verbal (como los comentarios en las nocias o las conversaciones en redes sociales) y
no verbal (como el número de clicks en una nocia publicada o los likes y retweets a un determinado contenido) (Lee;
Tandoc, 2017). La conducta de los usuarios condiciona así lo que los medios consideran importante y nociable, alteran-
do, al menos en parte, la dirección de los efectos clásicos de agenda hacia “efectos recíprocos” entre medios y audien-
cias (Ragas; Tran; Marn, 2014, p. 57; Tandoc; Vos, 2016). En otras palabras, se produce un fenómeno en dos pasos en
el que los medios pueden esmular el interés público inicial en un asunto, y luego ser los públicos los que esmulen la
cobertura informava (McCombs; Shaw; Weaver, 2014). Por otra parte, los propios usuarios de los medios digitales se
han converdo en parte en fuentes de información que dicen a otros usuarios “qué leer, cómo leerlo, y cómo responder
a ellos” (Lee; Tandoc, 2017, p. 10), contribuyendo a un fenómeno de agenda seng más horizontal (McCombs; Shaw;
Weaver, 2014).
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 11
7. Agenda seng en España
La introducción de la agenda seng en la invesgación en comunicación es un tanto tardía en España, pues no sería
hasta 1996 (Canel; Llamas; Rey-Lennon, 1996) cuando se publican los primeros trabajos que empleaban esta teoría con
rigor metodológico. Este retraso no fue sin embargo exclusivo o caracterísco de la teoría de la agenda seng, ya que la
creación de la comunicación como un campo académico propio en España fue más lenta que en los países de su entorno,
e incluso posterior a su desarrollo en la mayoría de los países de América Lana (Ang et al., 2019).
Pese a la demora, las invesgaciones publicadas en los noventa alcanzarían una elevada difusión internacional, gracias a
la estrecha colaboración de algunos invesgadores españoles con McCombs, con el que coordinaron diversos proyectos.
Se trata de un grupo de académicos ligado a la Universidad de Navarra, liderado entonces por Esteban López-Escobar,
y en el que destacaron María-José Canel, Juan-Pablo Llamas y Federico Rey, entre otros. La aportación española resultó
especialmente relevante en el desarrollo del segundo nivel de la teoría. Uno de los primeros estudios empíricos explíci-
tamente diseñados para evaluar la hipótesis sobre los efectos de la agenda de atributos se llevó a cabo en Navarra, en
el contexto de las elecciones municipales y autonómicas celebradas en 1995. En este trabajo, McCombs et al. (1997)
determinaron los efectos de agenda de los denominados “atributos sustanvos” de los candidatos (sus caracteríscas
de personalidad y su ideología y opiniones polícas) y también de los “atributos afecvos” (descripciones posivas, ne-
gavas y neutras de cada candidato). Uno de los hallazgos más importantes del estudio fue que la dimensión afecva se
transmia de manera más intensa (mayor efecto de agenda) que la dimensión sustanva.
Unos años más adelante, la invesgación realizada en España volvería a resultar determinante para el desarrollo de otra
de las extensiones del modelo original de la teoría. Rodríguez-Díaz (2004; 2010), en un giro teórico y metodológico inno-
vador, estudió el papel de los profesores universitarios como agenda seers, “medios de comunicación” que transeren
la relevancia de los temas centrales de las materias que imparten, así como sus atributos, a sus audiencias: los alumnos.
Con la colaboración del propio Maxwell McCombs, que codirigió la tesis de Rodríguez-Díaz (2001), la idea central de esta
extensión de la teoría es que
“en el ámbito de la docencia es razonable pensar que son los profesores quienes inuyen en los alumnos en lo
que a sus expectavas sobre los programas o asignaturas se reere” (Rodríguez-Díaz, 2001, pp. 291-202).
Sin embargo, las conclusiones de este estudio pionero parecen indicar que la inuencia de la agenda del profesor en la
agenda de los alumnos universitarios es menor de lo que podría esperarse. A parr del análisis de los datos de encuesta
distribuidos entre alumnos de Periodismo la autora habla de una
“desconexión entre las agendas de los profesores y la de los alumnos” (Rodríguez-Díaz, 2001, p. 305).
Más recientemente, parte de la teorización y el desarrollo empírico del tercer nivel de la teoría ha contado con invesga-
dores radicados en centros españoles, como la propia Raquel Rodríguez-Díaz (Universidad Rey Juan Carlos), Marta Mar-
n-Llaguno (Universidad de Alicante) y Alberto Ardèvol-Abreu (Universidad de La Laguna), entre otros. Estos académicos
colaboraron con el profesor McCombs en diversos estudios sobre el tercer nivel, que se sintezan en el monográco The
power of informaon networks (Milena-Barrios et al., 2016; Saldaña; Ardèvol-Abreu, 2016; Ardèvol-Abreu; Saldaña;
McCombs, 2013). Entre estas aportaciones cabe destacar el hallazgo de las “asociaciones convincentes” (compelling
associaons) en el tercer nivel de las teorías (Saldaña; Ardèvol-Abreu, 2016). Las asociaciones convincentes son asocia-
ciones de varios atributos de un asunto (por ejemplo, delitos relacionados con las drogas e impacto de las drogas sobre
los individuos) que cuando forman parte recurrente de la agenda de los medios, incrementan la importancia de ese
asunto en la agenda del público (en el ejemplo anterior, las drogas). Se trata por tanto de un hallazgo que relaciona los
tres niveles de la teoría: una red o conjunto (tercer nivel) de atributos de un objeto (segundo nivel) que, cuando forma
parte de la agenda de los medios, aumenta la relevancia de un asunto en la agenda del público (primer nivel).
7.1. Producción cienca sobre agenda seng en España
Tras cinco décadas de evolución de la agenda seng, con las múlples ramicaciones de la idea central que se han men-
cionado en los epígrafes anteriores, se ha querido estudiar la vitalidad actual de la teoría en la invesgación en Comuni-
cación que se publica en España. Siendo este país ciertamente relevante en el desarrollo de algunas de las extensiones
del modelo central, este apartado nal pretende responder a las siguientes preguntas de invesgación:
PI1: ¿En qué medida se sigue ulizando la teoría de la agenda seng en la producción cienca en Comunicación
publicada en España en el úlmo quinquenio?
PI2: ¿En qué grado se uliza el sustento teórico de la agenda seng para examinar la hipótesis central de la teoría
(es decir, el fenómeno de transferencia de relevancia entre agendas)?
Para responder a estas preguntas, se llevó a cabo un trabajo de búsqueda sistemáca y automazada de contenidos, con
el objevo de localizar trabajos académicos originados (y publicados) en el país que contuviesen las palabras “agenda
seng” o “agenda mediáca”. Tomando un criterio metodológico similar al de Ardèvol-Abreu (2015) para su estudio
sobre el estado de la invesgación en framing, se consideraron las revistas españolas indexadas en cualquier cuarl de
CiteScore de Scopus9 en el área Social sciences – Communicaon (última actualización, basada en las citas obtenidas por
las revistas en el año 2018, y referidas a documentos publicados en el período 2015-2017). Se ha añadido, además, la
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 12
revista Profesional de la información, que a pesar de gurar en Scopus en el área de Social sciences – Library and infor-
maon sciences, actualmente incorpora estudios sobre
“comunicación en general, así como métodos de gesón, visualización, preservación, etc., de la información
periodísca” (EPI, s.f.).
Para localizar las publicaciones, se lanzó una búsqueda a través del portal bibliográco Dialnet10 con las palabras clave
mencionadas, entrecomilladas y separadas por el operador lógico OR11. Se excluyeron los resultados anteriores al 30 de
junio de 2014, para así establecer un período de análisis de 5 años (julio de 2014-julio de 2019)12. También se excluyeron
los estudios que contuviesen las palabras de búsqueda que sólo nombraran, pero no trataran de manera más o menos
central algún aspecto teórico o metodológico de la agenda seng. Se incluyeron inicialmente los arculos publicados
en las revistas españolas de Comunicación, para luego añadir comunicaciones a congresos, libros y capítulos de libro y
tesis doctorales. Ciertamente, este enfoque es sólo representavo de la invesgación en agenda seng publicada en
España, no así de los trabajos publicados por autores españoles. Y es que, en los úlmos años, la disciplina se ha bene-
ciado de una creciente internacionalización, y los invesgadores españoles en comunicación publican cada vez más en
revistas de alto factor de impacto y editoriales de cualquier país. Y, por otro lado, invesgadores extranjeros publican
con cierta frecuencia en las revistas españolas de comunicación, sobre todo en aquellas con un mayor factor de impacto.
En el quinquenio junio 2014-junio 2019, se publicaron en las revistas seleccionadas un total de 34 artículos que
cumplieron los criterios de búsqueda:
- 11 en Estudios sobre el mensaje periodísco,
- 6 en Communicaon & society,
- 5 en Profesional de la información,
- 5 en Revista lana de comunicación social,
(ver el resto de las publicaciones en la tabla 1). Un número importante, teniendo en cuenta la gran variedad de teorías
sobre efectos con las que ha de “comper” la agenda seng –de manera destacada, la teoría del framing–.
Tabla 1. Estudios que emplean la teoría de la agenda setting en revistas seleccionadas de comunicación españolas (30 jun. 2014-30 jun. 2019)
Nota: Elaborado con datos de Dialnet.
Revista Autorias de los arculos sobre agenda seng
Profesional de la información (EPI)
- Roger-Monzó; Martí-Sánchez (2019)
- López-López; Vásquez-González (2018)
- Alonso-Muñoz; Casero-Ripollés (2018)
- Bouza-García; Tuñón-Navarro (2018)
- León-Gross; Rivera-Hernández; Redondo-Escudero (2018)
Revista latina de comunicación social (RLCS)
- Blanco-Castilla; Cano-Galindo (2019)
- Blasco-Duatis; Coenders-Gallart; Sáez-Zafra (2018b)
- Acosta-Peña; Brunet; Córdoba-Laguna (2017)
- Martínez-Garza; González-Macías; Miranda-Villanueva (2015)
- Fernández-Reyes; Piñuel-Raigada; Vicente-Mariño (2015)
Communication & society
- Blasco-Duatis; Sáez-Zafra; Fernández-García (2018)
- Sormanen; Lauk; Uskali (2017)
- Flecha; Ortiz; Dones-González (2017)
- Mellado-Ruiz; Humanes (2017)
- Zunino (2016)
- López-García (2016)
Catalan journal of communication & cultural studies - Agulló-Calatayud; Castelló-Cogollos; Valderrama-Zurián (2014)
Historia y comunicación social - Cárdenas-Ruiz (2017)
- Casero-Ripollés (2015)
Estudios sobre el mensaje periodístico
- Jiménez-Sánchez; Vayas (2019)
- Melek; Ulucay (2019)
- Muñiz-Zúñiga (2018)
- Blasco-Duatis; Coenders-Gallart; Sáez-Zafra (2018a)
- Gallego-Ramos (2017)
- Dodds; Amor (2016)
- Odriozola-Chené; Aguirre-Mayorga; Bernal-Suárez (2016)
- Antón-Crespo; Alonso-del-Barrio (2015)
- Miranda-Villanueva; Iglesias-Ortiz (2015)
- Gómez-Patiño (2014)
- Rubio-García (2014)
Revista cientíca de información y comunicación IC - Hernández-Ruiz (2018)
Icono 14 - Torres-Nabel (2014)
Trípodos - López-García; Cano-Orón; Argilés-Martínez (2016)
- Tous; Rivero-Santamarina; Meso-Ayerdi; Larrondo-Ureta /(2015)
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 13
Sin embargo, a pesar de esta relava profusión de trabajos, un análisis más detallado de las publicaciones de este úlmo
quinquenio nos puede llevar a mazar las conclusiones. Así, casi un 60% de los estudios recogidos en la tabla 1 (20 de
ellos) aluden a la teoría en su marco teórico, o la ulizan para apuntalar sus resultados y conclusiones, sin realmente
estudiar la hipótesis central de la agenda seng (el fenómeno de transferencia de relevancia entre agendas). Más con-
cretamente, se hace referencia a la teoría para hacer análisis de la agenda de los medios (11 estudios), de la agenda
políca (3 estudios) o, más raramente, de la agenda del público (1 estudio), sin comprobar fenómenos de transferencia
de relevancia entre unas y otras. En la mayoría de los casos se emplean técnicas cuantavas o cualitavas de análisis de
contenido para denir el tratamiento que los medios hacen de algún tema, o –menos frecuentemente– para estudiar la
agenda de los públicos a través de la “conversación” que manenen en redes sociales como Facebook o Twier.
Como excepciones a este fenómeno general, algunos trabajos de los recogidos en la tabla 1 sí se han interesado por la
hipótesis central de transferencia de relevancia. Aunque son minoría, diez de los arculos conenen alguna medida de
los efectos postulados por la agenda seng:
- En un estudio clásico de primer nivel, Hernández-Ruiz (2018) analiza la transferencia de relevancia desde la agenda de
temas “europeos” (es decir, relacionados con la UE) de los medios españoles de referencia hacia la agenda pública.
- Antón-Crespo y Alonso-del-Barrio (2015) llevan a cabo otro estudio del primer nivel, en el que encuentran que la
agenda de los medios digitales afecta a la agenda del público de Twier (medida a parr de los temas que son trending
topic en esta red social).
- Desde un enfoque similar, Tous et al. (2015) abordan la interacción entre las agendas de los principales medios digita-
les españoles (medidas mediante análisis de contenido) y las de las audiencias (operavizadas mediante el estudio de
los trending topics de cada día).
- También mediante análisis de contenido en Twier, Rubio-García (2014) sosene que la capacidad de los medios para
marcar la agenda pública “depende y varía en función de los temas” (p. 262) –siendo las nocias de carácter políco e
internacionales las que más se transeren a la agenda pública desde los medios tradicionales–.
- Un quinto trabajo, basado en el primer nivel de la teoría, constata mediante análisis de contenido cuantavo que los
principales periódicos españoles establecen la agenda del cambio climáco al determinar el número de búsquedas en
Google relacionadas con el calentamiento (agenda del público) (Fernández-Reyes; Piñuel-Raigada; Vicente-Mariño,
2015).
Otros de estos estudios han atendido a la transferencia de relevancia y las interacciones mutuas entre la agenda políca
y la mediáca:
- Muñiz-Zúñiga (2018) encuentra una sincronización (a veces absoluta) entre las agendas políca y mediáca cubana a
raíz de la muerte de Fidel Castro.
- Por su parte, Blasco-Duas, Coenders-Gallart y Sáez-Zafra (2018b), desde la novedosa perspecva metodológica del
análisis composicional, abordan el fenómeno de la intermedia agenda seng –la manera en que unos medios condi-
cionan la agenda de otros medios– en el ámbito políco.
- En un estudio con algunas similitudes con el anterior, López-García, Cano-Orón y Argilés-Marnez (2016) abordan las
inuencias muldireccionales entre las agendas polícas de los dirigentes de la Comunidad Valenciana, los medios de
comunicación y los líderes de opinión.
- Un único estudio se centró en el segundo nivel de la teoría, mediante el análisis de la transferencia de relevancia –
desde los medios hacia la opinión pública– de ciertos atributos referidos a la imagen de los refugiados sirios (Melek;
Ulucay, 2019).
- Finalmente, Casero-Ripollés (2015) llevó a cabo un estudio cualitavo sobre el establecimiento inverso de la agenda,
en el que encontró que los acvistas polícos ulizan las redes sociales para captar la atención de los medios de co-
municación y condicionar su agenda (transferencia de relevancia desde la agenda de los acvistas hacia la agenda del
público).
Por otra parte, se lanzó una nueva búsqueda en Dialnet para localizar capítulos en obras colecvas, libros y tesis doc-
torales13 que trataran sobre la agenda seng o que la ulizaran en su marco teórico, empleando las mismas palabras
clave que en el caso anterior. En cuanto a tesis doctora-
les, destaca claramente sobre los demás la producción
cienca de la Universidad Complutense de Madrid, con
8 tesis doctorales sobre agenda seng defendidas con
éxito en el quinquenio (algo más de un 25% de todas las
leídas en España). Los resultados obtenidos se muestran
en la tabla 2.
A juzgar por el número de trabajos pu-
blicados en el quinquenio 2014-2019, la
investigación basada en agenda setting
y publicada en España no goza de mala
salud
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 14
Tabla 2. Ponencias en congresos, capítulos en obras colectivas, libros y tesis doctorales sobre agenda setting (30 junio 2014-30 junio 2019)
Documento Autoría / Universidad de lectura de la tesis
Ponencias en congreso - Meso-Ayerdi et al. (2015)
- Weinstein (2014)
Capítulos de libro
Libros
Tesis doctorales
- Sánchez-Lorenzo (2019), UNED
- Cevallos-Ludeña (2018) UVigo
- García-Lacroix (2018), UCM
- Lamelas-López (2018), UPF
- Arce-García (2017), UBU
- Hernández-Ruiz (2017), USPCEU
- Landete-Sánchez (2017), USPCEU
- Leal-Corral (2017), UCM
- Linares-Lanzman (2017), UPF
- Marín-Albaladejo (2017), UCSAM
- Mora-Rodríguez (2017), UM
- Nicasio-Varea (2017), UCHCEU
- Ramírez-Leyva (2017), UMH
- Sanjurjo-García (2017), UAM
- De-Souza-de-Almeida (2016), UAM
- Ferreres-Bertolín (2016), UVic
- García-Beyaert (2016), UAB
- Gil-Ramírez (2016), UMA
- Gómez-Biedma-Guérrez (2016), US
- Guzmán-Beltrán (2016), UCM
- Labrín-Elgueta (2016), UCM
- López-López (2016), USC
- Macedo-García (2016), UCM
- Odeh-Madanat (2016), UOC
- Parada-Gavilán (2016), UCM
- Quijano-Urreste (2016), UPV
- Barrera-de-la-Cruz (2015), UCM
- Codinach-Fossas (2015), UAB
- Fenoll (2015), UV
- López-Aira (2015), UCM
- Urzáiz-Duch (2015), US
Nota: Elaborado con datos de Dialnet.
Siglas de las universidades:
UAB = Universitat Autònoma de Barcelona. UAM = Universidad Autónoma de Madrid. UBU = Universidad de Burgos. UCHCEU = Universidad CEU
Cardenal Herrera. UCM = Universidad Complutense de Madrid. UCSAM = Universidad Católica San Antonio de Murcia. UHM = Universidad Miguel
Hernández de Elche. UM = Universidad de Murcia. UMA = Universidad de Málaga. UNED = Universidad Nacional de Educación a Distancia. UOC
= Universitat Oberta de Catalunya. UPF = Universitat Pompeu Fabra. UPV = Universitat Politècnica de València. US = Universidad de Sevilla. USC =
Universidade de Santiago de Compostela. USPCEU = Universidad CEU San Pablo. UV = Universitat de València. UVic = Universitat de Vic. UVigo =
Universidade de Vigo.
A juzgar por el número de trabajos publicados en un quinquenio, y excluyendo los estudios que realmente no son sobre
agenda seng o no fueron publicados en España, parece que la invesgación basada en esta teoría no goza de mala
salud. Llama la atención el elevado número de tesis doctorales que ulizan la teoría de la agenda como fundamento
teórico o metodológico (al menos 31 en sólo un quinquenio). Como principal décit, se percibe un exceso de trabajos
que ulizan las nociones de la teoría para llevar a cabo análisis de contenido sin llegar a plantear (empíricamente) ningún
fenómeno de transferencia de relevancia. De manera similar, muchos de los trabajos publicados en el período 2014-19
se apoyan en el modelo más básico de la teoría, y muy pocos se centran en algunas de las extensiones del modelo ori-
ginal mencionadas en los apartados anteriores. Una vía aún poco explorada es el tercer nivel de la teoría, que brinda
muchas posibilidades de desarrollo teórico y empírico a parr del análisis de la transferencia de relevancia de la agenda
de asociaciones o redes de objetos y de atributos.
Después de más de cuarenta años de invesgación con-
nuada, la teoría ha dado muchos frutos, pero el principio
general de transferencia de relevancia ene aún largo
recorrido (McCombs, 2006). La teoría no ha permane-
cido invariable, sino que progresivamente ha sido capaz
de explicar más fenómenos empleando la misma idea
central. Desde el inicial interés por explorar la inuencia
de la agenda de asuntos de los medios en la agenda del público, se pasó al estudio de los factores que limitaban o real-
zaban la inuencia de los efectos del mensaje. Una tercera fase se centró en la inuencia de las agendas externas sobre
la agenda de los medios (agenda building). Más adelante el campo se movió hacia un intento de extrapolar el modelo
de la agenda seng a otros procesos diferentes de la comunicación de masas, como la educación (véase, por ejemplo,
Rodríguez-Díaz, 2001 y 2004). Finalmente, el tercer nivel de la teoría, planteado inicialmente hace ahora siete años, goza
aún de un débil desarrollo empírico que puede constuir líneas interesantes de invesgación.
8. Notas
1. Rodríguez-Díaz (2004, p. 17) recuerda que existen otras traducciones del término al castellano, que no han gozado de
la misma aceptación. Destacan entre otras “función del establecimiento de una agenda temáca”, “jerarquización de no-
cias” o “canalización periodísca de la realidad”.
2. Este primer estudio de agenda seng (McCombs; Shaw, 1972) se centró en la campaña electoral para las elecciones
presidenciales estadounidenses de 1968. Se buscó la correlación entre lo que el público consideraba como asuntos clave
de la campaña (agenda del público) y los asuntos que los medios publicaban sobre ella (agenda de los medios).
Después de más de cuarenta años de
investigación continuada, la teoría ha
dado muchos frutos, pero el principio
general de transferencia de relevancia
tiene aún largo recorrido
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 15
3. Habitualmente traducida al español como “teoría del ujo de comunicación en dos pasos” o “teoría del doble ujo
de comunicación”.
4. Consultar, por ejemplo, Althaus y Tewksbury (2002); Wang, (2000).
5. A pesar de esta tendencia general, existen hallazgos en sendo contrario. En ocasiones la agenda de la televisión ha
demostrado ser más inuyente que la de los periódicos (Weaver et al., 1981).
6. Se llama así al proceso de transferencia de relevancia entre emisores, por el que algunos medios presgiosos condicionan
la agenda de otros medios (López-Escobar et al., 1998).
7. Aunque existen más traducciones para obtrusive y unobtrusive, consideramos que experiencial y no experiencial (em-
pleadas en la edición española de Seng the agenda [McCombs, 2006]) resultan las más adecuadas.
8. Los dos modelos explicavos fueron sintezados por MacKuen y Coombs (1981), que disnguen entre el “modelo de
la atención” y el “modelo del encuadre cognoscivo”. El primero sosene que una mayor atención a la información y una
mayor capacidad cognosciva aumentan la efecvidad de la transferencia de relevancia, por lo que los individuos más
formados serían más suscepbles a la agenda mediáca. El modelo alternavo, denominado “del encuadre cognosci-
vo”, arma que los individuos más atentos y con mayor capacidad cognosciva son los menos sensibles a la agenda de
los medios, puesto que su marco de interpretación de los acontecimientos es sólido y resistente a inuencias externas.
9. CiteScore está elaborado por Scopus y usa sus propios datos. Se ha creído conveniente ulizar el criterio más inclusivo
de Scopus y no el de JCR de Web of Science por la reducidísima presencia de revistas españolas de Comunicación en este
úlmo sistema de indicadores. CiteScore puede consultarse en
hps://www.scopus.com/sources.uri
10. Se ulizaron comillas dobles en la búsqueda, con el objevo de acotar los resultados a los documentos que conten-
gan exactamente las palabras mencionadas, en el mismo orden. El operador lógico OR facilita resultados que contengan
cualquiera de los términos de búsqueda. El buscador devuelve los documentos que incluyan estas palabras en el tulo,
palabras clave o resumen.
11. Búsqueda lanzada los días 29 y 30 de junio de 2019 en el siguiente URL:
hps://dialnet.unirioja.es
Es posible que algunos de los trabajos sobre agenda seng publicados en España en el período de análisis no guren
entre los resultados obtenidos, pues Dialnet recoge una gran parte de las publicaciones ciencas, pero no todas. Tam-
bién es posible, aunque sería extraño, que algún arculo que ulice la teoría no mencione los términos “agenda seng
o “agenda mediáca” en el tulo ni en el resumen, ni en las palabras clave, pero sí lo haga más adelante. En este caso no
guraría entre los resultados obtenidos.
12. Aunque esta ventana temporal es arbitraria, creemos que es suciente para reejar el estado de la invesgación más
reciente. El criterio metodológico es similar al tomado por Ardèvol-Abreu (2015). Como sugerencia de invesgación
futura, un análisis más amplio debería analizar toda la producción cienca española en el área a parr de 1996, año en
que el equipo liderado por López-Escobar comenzó a publicar acvamente sobre agenda seng.
13. La búsqueda se llevó a cabo en las mismas fechas del estudio de revistas, los días 28, 29 y 30 de junio de 2019. Se
excluyeron los contenidos publicados fuera de España, así como los no centrados en aspectos comunicavos o que solo
mencionasen la teoría, sin ulizarla realmente como fundamento teórico o metodológico.
9. Referencias
Acosta-Peña, Raúl A.; Brunet, Marcelo A.; Córdoba-Laguna, Juan-Carlos (2017). “La calidad de la información periodís-
ca de elespectador.com. El caso del Plebiscito por la Paz, 2016 en Colombia”. Revista lana de comunicación social, v.
72, n. 14, pp. 1502-1514.
hps://doi.org/10.4185/RLCS-2017-1231
Agulló-Calatayud, Víctor; Castelló-Cogollos, Rafael; Valderrama-Zurián, Juan-Carlos (2014). “Beyond elite sports:
Analysis of the coverage of anabolic steroids in the Spanish press (2007-2011)”. Catalan journal of communicaon &
cultural studies, v. 6, n. 2, pp. 197-220.
hps://doi.org/10.1386/cjcs.6.2.197_1
Alonso-Muñoz, Laura; Casero-Ripollés, Andreu (2018). “Communicaon of European populist leaders on Twier: Agen-
da seng and the ‘more is less’ eect”. El profesional de la información, v. 27, n. 6, pp. 1193-1202.
hps://doi.org/10.3145/epi.2018.nov.03
Althaus, Sco L.; Tewksbury, David (2002). “Agenda-seng and the ‘new’ news. Paerns of issue importance among
readers of the paper and online versions of the New York Times”. Communicaon research, v. 29, n. 2, pp. 180-207.
hps://doi.org/10.1177/0093650202029002004
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 16
Ang, Peng-Hwa; Knobloch-Westerwick, Silvia; Aguaded, Ignacio; Muñoz-Uribe, Juan F.; Wasserman, Herman; Athique,
Adrian (2019). “Intellectual balkanizaon or globalizaon: The future of communicaon research publishing ”. Journa-
lism & mass communicaon quarterly, v. 96, n. 4, pp. 963-979.
hps://doi.org/10.1177/1077699019878461
Antón-Crespo, Margarita; Alonso-del-Barrio, Estrella (2015). “El ‘trending topic’ frente a la ‘agenda seng’”. Estudios
sobre el mensaje periodísco, v. 21, n. 2, pp. 23-34.
hps://doi.org/10.5209/rev_ESMP.2015.v21.51125
Arce-García, Sergio (2017). La prevención de riesgos laborales y la accidentalidad laboral en la prensa española: repre-
sentación y cobertura a parr de la Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales (1994-2014). Tesis doctoral. Univer-
sidad de Burgos.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=105848
Ardèvol-Abreu, Alberto (2015). “Framing theory in communicaon research. Origin, development and current situaon
in Spain”. Revista lana de comunicación social, n. 70, pp. 423-450.
hps://doi.org/10.4185/RLCS-2015-1053en
Ardèvol-Abreu, Alberto; Saldaña, Magdalena; McCombs, Maxwell E. (2013). “Agenda-seng in the beginning of the
1979 oil crisis: compelling arguments and public concern”. In: Annual Conference Associaon for Educaon in Journalism
and Mass Communicaon (AEJMC), Washington DC.
Atkinson, Mary-Layton; Love, John; Baumgartner, Frank R. (2014). “Measuring the media agenda”. Polical commu-
nicaon, v. 31, n. 2, pp. 355-380.
hps://doi.org/10.1080/10584609.2013.828139
Barrera-de-la-Cruz, Gabriela (2015). México 2012: la revisión de las agendas. Tesis doctoral. Universidad Complutense
de Madrid.
hps://eprints.ucm.es/41647
Blanco-Caslla, Elena; Cano-Galindo, Juan (2019). “El acoso escolar y suicidio de menores en la prensa española: Del
tabú al boom informavo”. Revista lana de comunicación social, v. 74, n. 7, pp. 937-949.
hp://www.revistalanacs.org/074paper/1365/48es.html
Blasco-Duas, Marc; Coenders-Gallart, Germà; Sáez-Zafra, Marc (2018a). “Representación composicional (CoDa) de la
agenda seng de los opinantes sobre políca en la prensa escrita española durante las elecciones generales de 2015”.
Estudios sobre el mensaje periodísco, v. 24, n. 2, pp. 1121-1146.
hps://doi.org/10.5209/ESMP.62205
Blasco-Duas, Marc; Coenders-Gallart, Germà; Sáez-Zafra, Marc (2018b). “Representación composicional de la inter-
media agenda-seng de los principales grupos de medios y pardos polícos en las elecciones generales españolas de
2015”. Revista lana de comunicación social, v. 73, n. 3, pp. 264-292.
hps://doi.org/10.4185/RLCS-2018-1255
Blasco-Duas, Marc; Sáez-Zafra, Marc; Fernández-García, Núria (2018). “Representación composicional (CoDa) de la
agenda-seng de la opinión sobre políca de los principales grupos de medios españoles en las elecciones generales de
2015”. Communicaon & society, v. 31, n. 2, pp. 1-23.
hps://revistas.unav.edu/index.php/communicaon-and-society/arcle/view/35708
Bouza-García, Luis; Tuñón-Navarro, Jorge (2018). “Personalización, distribución, impacto y recepción en Twier del dis-
curso de Macron ante el Parlamento Europeo el 17/04/2018”. El profesional de la información, v. 27, n. 6, pp. 1239-1247.
hps://doi.org/10.3145/epi.2018.nov.07
Bryant, Jennings; Miron, Dorina (2004). “Theory and research in mass communicaon”. Journal of communicaon, v.
24, pp. 662-704.
hps://doi.org/10.1111/j.1460-2466.2004.tb02650.x
Canel, María-José; Llamas, Juan-Pablo; Rey-Lennon, Federico (1996). “El primer nivel del efecto agenda-seng en la
información local: los ‘problemas más importantes’ de la ciudad de Pamplona”. Communicaon & society, v. 9, n. 1 y 2.
hps://revistas.unav.edu/index.php/communicaon-and-society/arcle/view/35626
Cárdenas-Ruiz, Juan-David (2017). “La crisis fronteriza colombo-venezolana en las pantallas: Análisis desde la comuni-
cación políca”. Historia y comunicación social, v. 22, n. 2.
hps://doi.org/10.5209/HICS.57854
Casero-Ripollés, Andreu (2015). “Estrategias y práccas comunicavas del acvismo políco en las redes sociales en
España”. Historia y comunicación social, v. 20, n. 2, pp. 535-550.
hps://doi.org/10.5209/rev_HICS.2015.v20.n2.51399
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 17
Cevallos-Ludeña, Cinthya-María (2018). Los medios de comunicación ecuatorianos como actores polícos: una visión
desde las teorías de swarming y agenda-seng en el caso del 30s. Tesis doctoral. Universidade de Vigo.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=221755
Codinach-Fossas, Mariona (2015). El tratamiento informavo de la inmigración marroquí en la televisión: el caso de Salt.
Tesis doctoral. Universitat Autònoma de Barcelona.
hps://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/330924/mcf1de1.pdf
Cohen, Bernard C. (1963). The press and foreign policy. Princeton, NJ: Princeton University Press. ISBN: 978 0 877723462
Cowan, Nelson (2001). “The magical number 4 in short-term memory: A reconsideraon of mental storage capacity”.
Behavioral and brain sciences, v. 24, n. 1, pp. 87-185.
hps://doi.org/10.1017/S0140525X01003922
Danielian, Lucig H.; Reese, Stephen D. (1989). “A closer look at intermedia inuences on agenda-seng: the cocaine
issue of 1986”. In: Shoemaker, Pamela J. (ed.). Communicaon campaigns about drugs: Government, media, and the
public. New Jersey: Lawrence Erlbaum Associates, pp. 47-66. ISBN: 978 0 203052259
De-Moragas-Spà, Miquel (2013). Interpretar la comunicación: Estudios sobre medios en América y Europa. Barcelona:
Gedisa. ISBN: 978 84 9784 661 5
De-Souza-de-Almeida, Débora (2019). Prensa, opinión pública y políca criminal en España: Un análisis sobre la posible
inuencia del populismo penal mediáco en la aprobación de la prisión permanente revisable. Tesis doctoral. Universi-
dad Autónoma de Madrid.
hps://repositorio.uam.es/handle/10486/687152
Dodds, Tomás; Amor, Isabel-Margarita (2016). “Posicionamiento de las mujeres como locutoras en las transmisiones de
programas radiales en Sanago de Chile”. Estudios sobre el mensaje periodísco, v. 22, n. 2, pp. 981-993.
hps://doi.org/10.5209/ESMP.54247
Edwards, George C. III; Barre, Andrew (2000). “Presidenal agenda-seng in Congress”. In: Bond, Jon R.; Fleisher,
Richard (eds.). Polarized polics: Congress and the President in a parsan era. Washington: CQ Press, pp. 109-134. ISBN:
978 1 568024943
EPI (s.f.). Información para los autores. El profesional de la información.
hp://www.elprofesionaldelainformacion.com/autores.html
Fenoll, Vicente (2015). Los usuarios de los medios digitales ante los escándalos de corrupción. El caso del juicio de Fran-
cisco Camps. Tesis doctoral. Universitat de València.
Fernández-Reyes, Rogelio; Piñuel-Raigada, José-Luis; Vicente-Mariño, Miguel (2015). “La cobertura periodísca del
cambio climáco y del calentamiento global en El país, El mundo y La vanguardia”. Revista lana de comunicación social,
n. 70, pp. 122-140.
hps://doi.org/10.4185/RLCS-2015-1038
Ferreres-Bertolín, Marta (2016). El periodismo de salud en España: fuentes de información, periodistas y efectos de los
mensajes publicados. Tesis doctoral. Universitat de Vic.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=155989
Flecha, José A.; Orz, Maribel; Dones-González, Virgin (2017). “Risk communicaon. The media content eect on brain
drain: The case of Puerto Rico”. Communicaon & society, v. 30, n. 3, pp. 93-107.
hps://doi.org/10.15581/003.30.3.93-107
Gallego-Ramos, José-Raúl (2017). “Pensar los medios como organizaciones”. Estudios sobre el mensaje periodísco, v.
23, n. 2, pp. 1089-1104.
hps://doi.org/10.5209/ESMP.58034
García-Beyaert, Soa (2016). Cross-linguisc communicaon and public policy: the instuonalizaon of community
interpreng. Tesis doctoral. Universitat Autònoma de Barcelona.
hps://www.tdx.cat/handle/10803/383765#page=1
García-Lacroix, Cloe C. (2018). Tratamiento informavo del movimiento migratorio sirio reciente (2012-2015) en los
diarios españoles ABC y El país. Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid.
hps://eprints.ucm.es/56702/1/T41288.pdf
Geiger, Abigail W. (2019). “Key ndings about the online news landscape in America”. Factank. News in the numbers.
Pew Research Center, 11 September.
hps://www.pewresearch.org/fact-tank/2019/09/11/key-ndings-about-the-online-news-landscape-in-america
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 18
Gil-Ramírez, Marta (2016). Comunicación políca. Campañas electorales e informavos. Elecciones autonómicas y mu-
nicipales 2015. Hacia una regeneración democráca. Tesis doctoral. Universidad de Málaga.
hps://riuma.uma.es/xmlui/handle/10630/11683
Golan, Guy (2006). “Inter-media agenda seng and global news coverage: Assessing the inuence of The New York
Times on three network television evening news programs”. Journalism studies, v. 7, n. 2, pp. 323-333.
hps://doi.org/10.1080/14616700500533643
Gómez-Biedma-Guérrez, María-José (2016). La información internacional en televisión: El caso de Canal Sur TV. Tesis
doctoral. Universidad de Sevilla.
hps://idus.us.es/handle/11441/41027
Gómez-Paño, María (2014). “La inuencia de la agenda seng: Análisis comparado del tratamiento del issue ‘mujer
en la prensa española (2007-2012)”. Estudios sobre el mensaje periodísco, v. 20, n. 2, pp. 1103-1120.
hps://doi.org/10.5209/rev_ESMP.2014.v20.n2.47052
Guo, Lei (2012). “The applicaon of social network analysis in agenda seng research: A methodological exploraon”.
Journal of broadcasng & electronic media, v. 56, n. 4, pp. 616-631.
hps://doi.org/10.1080/08838151.2012.732148
Guo, Lei (2013). “Toward the third level of agenda-seng theory. A network agenda seng model”. In: Johnson, Thomas
J. (ed.). Agenda seng in a 2.0 World: new agendas in communicaon. New York: Routledge, pp. 112-133. ISBN: 978 0
203735879
Guo, Lei (2016). “A theorecal explicaon of the network agenda seng model: current status and future direcons”. In:
Guo, Lei; McCombs, Maxwell (eds.). The power of informaon networks. New direcons for agenda seng. New York:
Routledge, pp. 21-36. ISBN: 978 1 315726540
Guzmán-Beltrán, Ingrid-Jovana (2018). Los encuadres mediácos durante la campaña electoral presidencial de Colom-
bia 2014. Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid.
hps://eprints.ucm.es/42062
Hernández-Ruiz, Marta (2017). La Unión Europea en los medios de comunicación españoles: estudio de primer nivel de
la teoría de la agenda seng. Tesis doctoral. Universidad San Pablo-CEU, Madrid.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=157043
Hernández-Ruiz, Marta (2018). “La selección de temas sobre la Unión Europea en los medios de comunicación españo-
les. Estudio de campo de primer nivel de la teoría de la agenda seng”. IC Revista cienca de información y comuni-
cación, n. 15, pp. 251-285.
hps://idus.us.es/handle/11441/81391
Jiménez-Sánchez, Álvaro; Vayas, Eliza-Carolina (2019). “El fenómeno mediáco de ‘la chica del tranvía’: ¿romancismo
o acoso?”. Estudios sobre el mensaje periodísco, v. 25, n. 1, pp. 303-316.
hps://doi.org/10.5209/ESMP.63730
Katz, Elihu; Lazarsfeld, Paul F. (2006). Personal inuence: The part played by people in the ow of mass communicaons.
Transacon Publishers: New Jersey. ISBN: 978 1 412805070
Kim, Sei-Hill; Scheufele, Dietram A.; Shanahan, James (2002). “Think about it this way: aribute agenda-seng func-
on of the press and the public’s evaluaon of a local issue”. Journalism and mass communicaon quarterly, v. 79, n. 1,
pp. 7-25.
hps://doi.org/10.1177/107769900207900102
Kosicki, Gerald M. (1993). “Problems and opportunies in agenda-seng research”. Journal of communicaon, v. 43, n.
2, pp. 100-127.
hps://doi.org/10.1111/j.1460-2466.1993.tb01265.x
Labrín-Elgueta, José-Miguel (2016). La coordinación de agendas y la función social de la prensa: la cobertura periodísca
de las campañas chilenas y de prevención y promoción de la salud. Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid.
hps://eprints.ucm.es/42115
Lamelas-López, Marcos (2018). La mutación de la exclusiva. Mitos y realidades de la información propia en el periodismo
español: de la pérdida de valor a la nueva dimensión 2.0. Tesis doctoral. Universitat Pompeu Fabra, Barcelona.
hps://www.tdx.cat/handle/10803/461795
Landete-Sánchez, Mercedes (2017). Mass media’s impact on humanitarian intervenon aer the Cold War and before
September 11th 2001: the cases of Somalia, Rwanda and Liberia. Tesis doctoral. Universidad CEU San Pablo, Madrid.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=171299
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 19
Le-Masurier, Megan (2015). “What is slow journalism?”. Journalism pracce, v. 9, n. 2, pp. 138-152.
hps://doi.org/10.1080/17512786.2014.916471
Leal-Corral, Diego-Abraham (2017). La campaña presidencial de México 2012: agendas públicas, mediáca y políca.
Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid.
hps://eprints.ucm.es/47809/1/T39967.pdf
Lee, Eun-Ju; Tandoc, Edson C. (2017). “When news meets the audience: How audience feedback online aects news
producon and consumpon”. Human communicaon research, v. 43, n. 4, pp. 436-44.
hps://doi.org/10.1111/hcre.12123
León-Gross, Teodoro-Adolfo; Rivera-Hernández, Agusn; Redondo-Escudero, Myriam (2018). “Internaonal corres-
pondents in Spain facing Government and informaon sources: Evaluaon of problems by analyc hierarchy process
(AHP)”. El profesional de la información, v. 27, n. 4, pp. 813-821.
hps://doi.org/10.3145/epi.2018.jul.10
Linares-Lanzman, Juan (2017). El 15M y los medios españoles. Análisis de redes temácas en Twier. Tesis doctoral.
Universitat Pompeu Fabra, Barcelona.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=172125
Lippmann, Walter (2003). La opinión pública. Madrid: Langre. ISBN: 978 84 93238131
López-Aira, Bey A. (2015). Análisis de la repercusión en los medios del nombramiento de Carme Chacón como ministra
de Defensa. Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=169882
López-Escobar, Esteban; Llamas, Juan-Pablo; McCombs, Maxwell E. (1996). “Una dimensión social de los efectos de los
medios de difusión: agenda-seng y consenso”. Comunicaon & society, v. 9, n. 1-2, pp. 91-125.
hps://revistas.unav.edu/index.php/communicaon-and-society/arcle/view/35631
López-Escobar, Esteban; Llamas, Juan-Pablo; McCombs, Maxwell E.; Rey-Lennon, Federico (1998). “Two levels of agen-
da-seng among adversing and news in the 1995 Spanish elecons”. Polical communicaon, v. 15, n. 2, pp. 225-238.
hps://doi.org/10.1080/10584609809342367
López-García, Guillermo (2016). “‘New’ vs ‘old’ leaderships: the campaign of Spanish general elecons 2015 on Twier”.
Communicaon & society, v. 29, n. 3, pp. 149-167.
hps://doi.org/10.15581/003.29.3.149-168
López-García, Guillermo; Cano-Orón, Lorena; Argilés-Marnez, Laura (2016). “Circulación de los mensajes y estableci-
miento de la agenda en Twier: el caso de las elecciones autonómicas de 2015 en la Comunidad Valenciana”. Trípodos,
n. 39, pp. 163-183.
hp://www.tripodos.com/index.php/Facultat_Comunicacio_Blanquerna/arcle/view/387
López-López, Paulo-Carlos (2016). A construción da axenda políca, mediáca e pública nas eleccións galegas do ano
2009: estratexia partidaria, produción da información e ciudadanía. Tesis doctoral. Universidade de Sanago de Com-
postela.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=125093
López-López, Paulo-Carlos; Vásquez-González, Javier (2018). “Agenda temáca y Twier: elecciones presidenciales en
América Lana durante el período 2015-2017”. El profesional de la información, v. 27, n. 6, pp. 1204-1214.
hps://doi.org/10.3145/epi.2018.nov.04
Macedo-García, Alejandro (2016). La agenda seng y el framing en situaciones de crisis. Estudio de caso: la cobertura
informava en La Jornada y en Reforma sobre el desafuero del jefe de gobierno de la Ciudad de México. Universidad
Complutense, Madrid.
hps://eprints.ucm.es/42248/1/T38686.pdf
MacKuen, Michael B. (1984). “Exposure to informaon, belief integraon, and individual responsiveness to agenda
change”. American polical science review, v. 78, n. 2, pp. 372-391.
hps://doi.org/10.2307/1963370
MacKuen, Michael B.; Coombs, Stephen L. (1981). More than news. Media power in public aairs. Beverly Hills: Sage.
ISBN: 978 0 803915763
Marín-Albaladejo, Juan-Antonio (2017). La representación mediáca del escándalo de corrupción políca en España
(2009-2014) desde la teoría del encuadre (framing). Tesis doctoral. Universidad Católica San Antonio de Murcia.
hp://repositorio.ucam.edu/handle/10952/2528
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 20
Marnez-Garza, Francisco J.; González-Macías, Rubén A.; Miranda-Villanueva, Óscar M. (2015). “Actores polícos y
sociales de los telediarios: Una tarea pendiente de las televisoras mexicanas”. Revista lana de comunicación social, v.
70, pp. 750-764.
hps://doi.org/10.4185/RLCS-2015-1069
McCombs, Maxwell E. (1992). “Explorers and surveyors: expanding strategies for agenda-seng research”. Journalism
quarterly, v. 69, n. 4, pp. 813-824.
hps://doi.org/10.1177/107769909206900402
McCombs, Maxwell E. (2002). “ The agenda-seng role of the mass media in the shaping of public opinion”. In: Mass
Media Economics Conference. London School of Economics, London.
hps://www.infoamerica.org/documentos_pdf/mccombs01.pdf
McCombs, Maxwell E. (2005). “A look at agenda-seng: past, present and future”. Journalism studies, v. 6, n. 4, pp.
543-557.
hps://doi.org/10.1080/14616700500250438
McCombs, Maxwell E. (2006). Estableciendo la agenda. El impacto de los medios en la opinión pública y en el conoci-
miento. Barcelona: Paidós. ISBN: 978 84 49318696
McCombs, Maxwell E.; Eva, Dixie (1995). “Los temas y los aspectos: explorando una nueva dimensión de la agenda-se-
ng”. Communicaon & society, v. 8, n. 1, pp. 7-32.
hps://revistas.unav.edu/index.php/communicaon-and-society/arcle/view/35616
McCombs, Maxwell E.; Llamas, Juan-Pablo; López-Escobar, Esteban; Rey-Lennon, Federico (1997). “Candidate images
in Spanish elecons: second level agenda-seng eects”. Journalism and mass communicaon quarterly, v. 74, n. 4, pp.
703-717.
hps://doi.org/10.1177/107769909707400404
McCombs, Maxwell E.; Shaw, Donald L. (1972). “The agenda-seng funcon of mass media”. The public opinion quar-
terly, v. 36, n. 2, pp. 176-187.
hps://doi.org/10.1086/267990
McCombs, Maxwell E.; Shaw, Donald L. (1977). “Structuring the ‘unseen environment’”. Journal of communicaon, v.
26, n. 2, pp. 18-22.
hps://doi.org/10.1111/j.1460-2466.1976.tb01374.x
McCombs, Maxwell E.; Shaw, Donald L.; Weaver, David H. (2014). “New direcons in agenda-seng theory and re-
search”. Mass communicaon and society, v. 17, n. 6, pp. 781-802.
hps://doi.org/10.1080/15205436.2014.964871
McLeod, Jack M.; Becker, Lee B.; Byrnes, James E. (1974). “Another look at the agenda-seng funcon of the press”.
Communicaon research, v. 1, n. 2, pp. 131-166.
hps://doi.org/10.1177/009365027400100201
Melek, Gizem; Ulucay, Dilek M. (2019). “Atributos de los medios de comunicación y cambio de actud: experimentos
sobre el impacto del establecimiento de la agenda de segundo nivel sobre las actudes hacia los refugiados sirios”. Estu-
dios sobre el mensaje periodísco, v. 25, n. 1, pp. 381-393.
hps://doi.org/10.5209/ESMP.63735
Mellado-Ruiz, Claudia; Humanes, María-Luisa (2017). “Homogeneity and plurality of the media agenda in Chile. A cross-
longitudinal study of the naonal print press between 1990 and 2015”. Communicaon & society, v. 30, n. 3, pp. 75-92.
hps://revistas.unav.edu/index.php/communicaon-and-society/arcle/view/35770
Meraz, Sharon (2011). “Using me series analysis to measure intermedia agenda seng inuence in tradional media
and polical blog networks”. Journalism and mass communicaon quarterly, v. 88, n. 1, pp. 176-194.
hps://doi.org/10.1177/107769901108800110
Meso-Ayerdi Koldobika; Rivero-Santamarina, Diana; Tous, Anna; Larrondo-Ureta, Ainara (2015). “Del porqué las redes
sociales revolucionan la agenda seng de los medios”. En: Corñas-Rovira, Sergi; Elduque, Albert; Alonso-Marcos, Feli-
pe; Darriba-Zaragoza, Marc (coords.). Actas del XX Congreso de la Sociedad Española de Periodísca, Periodismo actual y
futuro: invesgación, docencia e innovación. Barcelona: Universitat Pompeu Fabra, pp. 460-475. ISBN: 978 84 606 9093 1
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/arculo?codigo=6088007
Milena-Barrios, Marta M.; García, Victor; Guo, Lei; Wang, Qian; Aksamit, Radoslaw; Guzek, Damian; Jachimowsky,
Marek; Ardèvol-Abreu, Alberto; Marn-Llaguno, Marta; Rodríguez-Díez, Raquel; Chen, Yi-Ning K.; McCombs, Maxwell;
Vu, Hong (2016). “News coverage of the Iraq War. An internaonal comparison of network aribute agendas”. In: Guo, Lei;
McCombs, Maxwell (eds.). The power of informaon networks. New direcons for agenda seng. New York: Routledge,
pp. 144-158. ISBN: 978 1 315726540
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 21
Miranda-Villanueva, Óscar-Mario; Iglesias-Orz, Ángel (2015). “Agenda-seng de medios en la guerra contra las dro-
gas”. Estudios sobre el mensaje periodísco, v. 21, n. 1, pp. 403-420.
hps://doi.org/10.5209/rev_ESMP.2015.v21.n1.49102
Mohamed, Hamza; Gunter, Barrie (2009). “Agenda-seng in a quasi-democrac country: a case study of Egypt”. Journal
of Arab and Muslim media research, v. 2, n. 1, pp. 135-158.
hps://doi.org/10.1386/jammr.2.1and2.135/1
Mora-Rodríguez, Alberto (2017). El voto económico y estudio de agendas en España: aproximación a sus efectos en las
elecciones generales del 2000 y 2011. Tesis doctoral. Universidad de Murcia.
hps://digitum.um.es/digitum/bitstream/10201/52979/1/TESIS-Alberto%20Mora.pdf
Muñiz-Zúñiga, Viviana (2018). “Repercusión de la muerte de Fidel Castro en Sanago de Cuba. Aparición y evolución del
‘event’ en las agendas políca y mediáca”. Estudios sobre el mensaje periodísco, v. 24, n. 1, pp. 797-816.
hps://doi.org/10.5209/ESMP.59980
Nicasio-Varea, Blanca (2017). La ayuda internacional y la agenda mediáca antes y después del terremoto de Hai. Estu-
dio comparado de la respuesta políca, periodísca y ciudadana (2008-2012). Tesis doctoral. Universidad CEU - Cardenal
Herrera, Valencia.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=186270
Odeh-Madanat, Philip (2016). The role of Friday sermon in shaping the opinion of the worshippers in Jordan. Tesis doc-
toral. Universitat Oberta de Catalunya, Barcelona.
hp://openaccess.uoc.edu/webapps/o2/handle/10609/56305
Odriozola-Chené, Javier; Aguirre-Mayorga, Consuelo; Bernal-Suárez, Juan-David (2016). “Condicionantes en la calidad
de los contenidos de los cibermedios ecuatorianos: convergencia periodísca, agenda temáca e inmediatez”. Estudios
sobre el mensaje periodísco, v. 22, n. 2, pp. 1103-1121.
hps://doi.org/10.5209/ESMP.54254
Parada-Gavilán, Carolina A. (2016). Ecacia de los sios webs de los diputados chilenos como herramienta de la comu-
nicación políca. Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid.
hps://eprints.ucm.es/42206
Park, Robert E. (1940). “News as a form of knowledge: A chapter in the sociology of knowledge”. American journal of
sociology, v. 45, n. 5, pp. 669-686.
hps://doi.org/10.1086/218445
Price, Vincent; Tewksbury, David (1997). “News values and public opinion: A theorecal account of media priming and
framing”. In: Barne, George A.; Boster, Franklin J. (eds.). Progress in communicaon sciences: advances in persuasion.
Greenwich, CT: Ablex, pp. 173-212. ISBN: 978 1 567502770
Protess, David L.; McCombs, Maxwell E. (eds.) (1991). Agenda-seng: readings on media, public opinion and policy
making. New Jersey: Erlbaum. ISBN: 978 0 805808414
Quijano-Urreste, John F. (2016). Análisis de la imagen del pueblo colombiano en la prensa nacional española a través del
léxico. Tesis doctoral. Universitat Politècnica de València.
hps://riunet.upv.es/handle/10251/68504
Quillian, Ross (1968). “Semanc memory. In: Minsky, Marvin (ed.). Semanc informaon processing. Cambridge: MIT
Press. ISBN: 978 0 262516853
Ragas, Mahew W.; Tran, Hai L.; Marn, Jason A. (2014). “Media-induced or search-driven? A study of online agen-
da-seng eects during the BP oil disaster”. Journalism studies, v. 15, n. 1, pp. 48-63.
hps://doi.org/10.1080/1461670X.2013.793509
Ramírez-Leyva, Flor M. (2016). Encuadres nociosos de la salud en los informavos de la televisión pública y privada en
México. Tesis doctoral. Universidad Miguel Hernández de Elche.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=110335
Rodríguez-Díaz, Raquel (2001). Los profesores universitarios como medios de comunicación: la ‘agenda-seng’ de los
alumnos y profesores. Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid.
hp://eprints.ucm.es/tesis/inf/ucm-t24877.pdf
Rodríguez-Díaz, Raquel (2004). Teoría de la agenda-seng: aplicación a la enseñanza universitaria. Alicante: Observa-
torio Europeo de Tendencias Sociales.
hp://rua.ua.es/dspace/handle/10045/2297
Alberto Ardèvol-Abreu; Homero Gil de Zúñiga; Maxwell E. McCombs
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 22
Rodríguez-Díaz, Raquel (2010). “Seng students’ professional agenda in the classroom”. Central European journal of
communicaon, v. 3, n. 5, pp. 299-311.
hp://www.cejc.ptks.pl/Volume-3-No-2-5-Fall-2010/Seng-students-professional-agenda-in-the-classroom
Rodríguez-Díaz, Raquel; Castromil, Antón R. (2010). “La circulación social de los encuadres periodíscos en empo de
campaña electoral: transmisión, inuencia y atribución de responsabilidad”. Zer, v. 15, n. 29, pp. 193-210.
hps://www.ehu.eus/ojs/index.php/Zer/arcle/view/1652/0
Roger-Monzó, Vanessa; Mar-Sánchez, Myriam (2019). “Estudio longitudinal sobre el tratamiento de la homeopaa en
la prensa digital española (2012-2016)”. El profesional de la información, v. 28, n. 2, e280216.
hps://doi.org/10.3145/epi.2019.mar.16
Rubio-García, Raquel (2014). “Twier y la teoría de la agenda-seng: mensajes de la opinión pública digital”. Estudios
sobre el mensaje periodísco, v. 20, n. 1, pp. 249-265.
hps://doi.org/10.5209/rev_ESMP.2014.v20.n1.45230
Saldaña, Magdalena; Ardèvol-Abreu, Alberto (2016). “From compelling arguments to compelling associaons at the
third level of agenda seng”. In: Guo, Lei; McCombs, Maxwell (eds.). The power of informaon networks. New direcons
for agenda seng. New York: Routledge, pp. 104-118. ISBN: 978 1 315726540
Sánchez-Lorenzo, Jesús (2019). Opinión pública libre, opinión publicada: La libertad de comunicación pública y los me-
dios de comunicación. Tesis doctoral. Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
hp://e-spacio.uned.es/fez/view/tesisuned:ED-Pg-UniEuro-Jsanchez
Sanjurjo-García, Diego (2017). Mulple streams and mulple couplings in Lan American public policies: Understanding
gun policy changes in Brazil and Uruguay. Tesis doctoral. Universidad Autónoma de Madrid.
hps://repositorio.uam.es/handle/10486/683278
Shaw, Donald L.; Marn, Shannon E. (1992). “The funcon of mass media agenda-seng”. Journalism quarterly, v. 69,
n. 4, pp. 902-920.
hps://doi.org/10.1177/107769909206900410
Sormanen, Niina; Lauk, Epp; Uskali, Turo (2017). “Facebook’s ad hoc groups: a potenal source of communicave power
of networked cizens”. Communicaon & society, v. 30, n. 2, pp. 77-95.
hps://doi.org/10.15581/003.30.2.77-95
Stone, Gerald C.; McCombs, Maxwell E. (1981). “Tracing the me lag in agenda-seng”. Journalism quarterly, v. 58, n.
1, pp. 51-55.
hps://doi.org/10.1177/107769908105800108
Tandoc, Edson C.; Vos, Tim P. (2016). “ The journalist is markeng the news: Social media in the gatekeeping process”.
Journalism pracce, v. 10, n. 8, pp. 950-966.
hps://doi.org/10.1080/17512786.2015.1087811
Tedesco, John C. (2001). “Issue and strategy agenda-seng in the 2000 presidenal primaries”. American behavioral
scienst, v. 44, n. 12, pp. 2048-2067.
hps://doi.org/10.1177/00027640121958483
Torres-Nabel, Luis-César (2014). “El poder de las redes sociales: la ‘mano invisible’ del framing nocioso. El caso de
#LadyProfeco”. Icono 14, v. 12, n. 2, pp. 318-337.
hps://doi.org/10.7195/ri14.v12i2.625
Tous, Anna; Rivero-Santamarina, Diana; Meso-Ayerdi, Koldobika; Larrondo-Ureta, Ainara (2015). “Ambient journalism
in Spain. How Twier and NREs are redening agenda seng in El país, El mundo, La razón, ABC, and La vanguardia”.
Trípodos, n. 36, pp. 35-54.
hp://www.tripodos.com/index.php/Facultat_Comunicacio_Blanquerna/arcle/view/241
Urzáiz-Duch, Luis-Jorge (2015). La responsabilidad social empresarial en la prensa del siglo XXI. Tesis doctoral. Univer-
sidad de Sevilla.
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=46547
Vu, Hong-Tien; Guo, Lei; McCombs, Maxwell E. (2014). “Exploring ‘the world outside and the pictures in our heads’: A
network agenda-seng study”. Journalism & mass communicaon quarterly, v. 91, n. 4, pp. 669-686.
hps://doi.org/10.1177/1077699014550090
Walgrave, Stefaan; Van-Aelst, Peter (2006). “The conngency of the mass media’s polical agenda-seng power:
Toward a preliminary theory”. Journal of communicaon, v. 56, n. 1, pp. 88-109.
hps://doi.org/10.1111/j.1460-2466.2006.00005.x
Orígenes y desarrollo de la teoría de la agenda setting en Comunicación. Tendencias en España (2014-2019)
e290414 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 23
Wang, Tai-Li (2000). “Agenda-seng online: An experiment tesng the eects of hyperlinks in online newspapers”. Sou-
thwestern mass communicaon journal, v. 15, n. 2, pp. 59-70.
Wanta, Wayne (1997). The public and the naonal agenda. How people learn about important issues. New Jersey:
Lawrence Erlbaum Associates. ISBN: 978 0 805824612
Wanta, Wayne; Golan, Guy; Lee, Cheolhan (2004). “Agenda-seng and internaonal news: media inuence on public
percepons of foreign naons”. Journalism and mass communicaon quarterly, v. 81, n. 2, pp. 364-377.
hps://doi.org/10.1177/107769900408100209
Wa, James H.; Mazza, Mary; Snyder, Leslie (1993). “Agenda-seng eects on television news coverage and the eects
decay curve”. Communicaon research, v. 20, n. 3, pp. 408-435.
hps://doi.org/10.1177/009365093020003004
Weaver, David H.; Graber, Doris A.; McCombs, Maxwell E.; Eyal, Chaim H. (1981). Media agenda-seng in a presiden-
al elecon. New York: Praeger. ISBN: 978 0 030590665
Weinstein, Mary (2014). “Espaço do patrimônio em meio à profusão de nocias”. En: Mancinas-Chávez, Rosalba; Noga-
les-Bocio, Antonia-Isabel (coords.). Actas del I Congreso Internacional Infoxicación: Mercado de la Información y Psique.
Sevilla: Facultad de Comunicación, pp. 829-847.
hps://idus.us.es/handle/11441/33282
Winter, James P.; Eyal, Chaim H. (1981). “Agenda-seng for the civil rights use”. Public opinion quarterly, v. 45, n. 3, pp.
376-383.
hps://doi.org/10.1086/268671
Winter, James P.; Eyal, Chaim H.; Rogers, Ann H. (1982). “Issue-specic agenda-seng: the whole as less than the sume
of the parts”. Canadian journal of communicaon, v. 8, n. 2, pp. 1-10.
hps://doi.org/10.22230/cjc.1982v8n2a268
Wolf, Mauro (2000). La invesgación de la comunicación de masas: críca y perspecvas. Barcelona: Paidós. ISBN: 84
7509 437 6
hps://catedracoi2.les.wordpress.com/2014/05/wolf-mauro-invesgacion-de-la-comunicacion-de-masas.pdf
Wood, B. Dan; Peake, Jerey S. (1998). “The dynamics of foreign policy agenda-seng. American polical science re-
view, v. 92, n. 1, pp. 173-184.
hps://doi.org/10.2307/2585936
York, Chance (2013). “Overloaded by the news: Eects of news exposure and enjoyment on reporng informaon over-
load”. Communicaon research reports, v. 30, n. 4, pp. 282-292.
hps://doi.org/10.1080/08824096.2013.836628
Zhang, Cui; Meadows, Charles W. (2012). “Internaonal coverage, foreign policy, and naonal image: exploring the
complexies of media coverage, public opinion, and presidenal agenda”. Internaonal journal of communicaon, v. 6,
pp. 76-95.
hps://ijoc.org/index.php/ijoc/arcle/view/1424
Zhu, Jian-Hua (1992). “Issue compeon and aenon distracon: a zero-sum theory of agenda-seng. Journalism
quarterly, v. 69, n. 4, pp. 825-836.
hps://doi.org/10.1177/107769909206900403
Zunino, Esteban (2016). “La valoración de las nocias polícas en la agenda mediáca: una propuesta metodológica
para el análisis de contenido”. Communicaon & society, v. 29, n. 4, pp. 235-254.
hps://doi.org/10.15581/003.29.4.sp.235-254
... On TV, the videos "Teste, Trate e Cure" (https://www.youtube.com/watch?v=CtjS Tx-VX4g), "Lembrete aos Jovens" (https://www.youtube.com/watch?v=yoY1V5um97w), "Lembrete às Gestantes e Parcerias Sexuais" (https://www.youtube.com/watch?v=0dcD AVQEBmM), and "Lembrete para Festas" (https://www.youtube.com/watch?v=ZcGuGY TjIMw) (in 30" format) were linked to the four main broadcasters in the country, and on closed TV on AMC Brasil and HBO, videos on congenital syphilis and acquired syphilis were broadcast, aimed at young audiences aged 15 to 24 years old, gay people, men that have sex with men (MSM), and men aged 20 to 35 years old, as shown in Table 4. Still in the TV context, merchandising and statement strategies were used. For this purpose, 44 appeals using 60" videos were used, along with 5 newsletters and 170 insertions into 30 LGBT commercial videos. Another important strategy was on TV Rede Meio Norte, one of the largest communication groups in Piauí, where 84 merchants and 260 commercials were broadcast. ...
... Investment in public health campaigns is one of the most effective methods for giving an issue relevance in the media agenda, public agenda, and public health agenda, and can cause a sense of uncertainty and a need for the individual subject to act [30]. In this context, one of the objectives of the campaigns carried out for the "Syphilis No" project was to increase national visibility in the media to promote the public health agenda and the transformation of the syphilis problem in the country. ...
... It is possible to see in the graph that there was a large volume of research in the year in which the epidemic was declared in 2016, and the highest volume of searches was in the year in which the communication campaigns developed within the scope of the SNP began, that is, in 2018, 2019, and 2020. The behavior of carrying out internet searches on the topic of syphilis may reflect the feeling of vulnerability [33] that the subject feels when faced with news regarding the need to do something to reduce their degree of uncertainty [30]. Another important point is the increase in the number of diagnostic tests. ...
Full-text available
Article
Syphilis is increasingly prevalent around the world as a result of complex factors. In Brazil, the government declared a syphilis epidemic in 2016 and then set a strategic agenda to respond to this serious public health problem. In a joint effort, Brazil’s Federal Court of Accounts (TCU) recommended that novel and diversified health communication strategies should be developed, which the “Syphilis No” project (SNP) later conducted through nationwide mass communication campaigns. We performed exploratory data analysis to identify and understand the results of three health communication campaigns by considering syphilis data trends in Brazil. The SNP, by using traditional and innovative means of communication, focused on multiple target audiences to encourage behavior changes through awareness and syphilis knowledge acquisition via the internet. In addition, the SNP disseminated information on syphilis testing, prevention, and treatment through social media and multiple media outlets. We observed that the period of the health campaigns corresponded to the period when the syphilis testing uptake increased and the number of reported cases dropped. Thus, our findings indicate that public health responses could substantially benefit from the use of health communication campaigns as a tool for health promotion, education, and transformation.
... The capacity of the media to shape the political agenda depends on many factors. For this reason, the multiple combinations of variables such as the media studied, the subject analyzed, the criteria for selecting and measuring the political agenda, and the temporary period covered may produce different results for the research in this field of study (Ardèvol-Abreu, Gil de Zúñiga, et al., 2020). Notably, few studies on news effects have incorporated interpersonal communications into their designs and modeled the interactions between news and conversation (Tsfati & Walter, 2020). ...
Full-text available
Article
In the field of theming in political communication, the integrated use of differenttheoretical approaches, paradigms and research techniques implies the complementationof the developments on the effects, processes, and actors of the public problems, as wellas the combination of paradigms and quantitative and qualitative techniques. This paperaims to formulate a mixed methodology for the research in this field and is based on thereview of recent publications, as well as in the descriptive and explanatory resources ofdiagrammatic. The study of theming must consider the conditions, processes andcontexts of emergence and configuration of public affairs. These processes aremultidirectional, multilevel, and multistage, and comprise communicative exchanges,strategies and transactions between individuals, social groups, and institutions, whopromote their issues and frameworks in the public sphere.
... It is common knowledge that media plays a substantial role in shaping public opinion, because since the 20th century there are many theories that have been developed in relation to the influence that the media have on society. For example, the agenda-setting theory [2] states that the media direct attention to those facts that they consider necessary to have an opinion [3]. For its part, priming theory [4] starts from the same premise that the media determines which are the topics of interest, but also adds that they have a direct impact on the activation of cognitions and semantic feelings that it influences the way in which people evaluate information [5]. ...
Full-text available
Article
The Spanish press relayed the events that unfolded during the migratory incident that occurred in Ceuta and Melilla on 17 May 2021. Considering the media’s key role in social and ideological construction, the purpose of this article is to analyze the informative treatment that the Spanish press gave to this incident, contributing to the study of the image that is shown about the migrant population in the media. For this, the present qualitative study performed a critical analysis, using the Atlas software. Ti 8, of the discourse featuring in the newspaper publications of El País, El Mundo, La Vanguardia and ABC. The results demonstrated the following tendencies: a negative-tone discourse; the invisibility of migrant women; and a “we” vs. “them” narrative. In the light of this reality, we suggest that improvements be made, including a shift in the media’s populist discourse and a greater focus on diasporas.
Full-text available
Book
Libro de introducción al estudio de la comunicación human. Dirigido a estudiantes universitarios, consiste de 5 capítulos: 1. Percepción y comunicación 2. Lenguajes y comunicación 3. Niveles de comunicación 4. Raíces y conceptos claves 5. Teorías y paradigmas del estudio de la comunicación
Full-text available
Article
El principal objetivo de esta investigación es analizar el papel que juegan las diferentes comunidades autónomas españolas en el debate mediático nacional. Se toma como referencia la ceremonia de toma de posesión de los presidentes regionales, un acto con una gran trascendencia institucional y política para cada territorio. El análisis de contenido del impacto de las 207 ceremonias de toma de posesión de los 107 presidentes autonómicos españoles en ABC y El País, apunta significativas diferencias en cuanto al protagonismo de cada región en la prensa nacional. Los datos demuestran la existencia de un grupo compuesto por las comunidades históricas y la Comunidad de Madrid, que focaliza la atención mediática. En cuanto al resto de autonomías, existe un tratamiento desigual que conduce, en algunos casos, a la invisibilidad de determinados territorios. Además, los resultados confirman que en la cobertura mediática también influyen otros factores, como el partido político al que pertenece el presidente o si existe relevo en la presidencia.
Full-text available
Article
Esta investigación examina las estrategias empleadas en la promoción del turismo cinematográfico a través de un análisis de la representación mediática proyectada en la prensa. Se realiza un análisis cuantitativo y cualitativo de noticias aparecidas en medios nacionales y en lengua española. El período de análisis comprende desde el 1 de enero de 2015 hasta el 31 de diciembre de 2016. La búsqueda de contenidos se realiza para todos los medios españoles mediante la base de datos Factiva®. El análisis textual de los contenidos publicados se realiza mediante el software T-LAB. Los resultados revelan que, en los años 2015 y 2016, como consecuencia del rodaje de la serie “Juego de Tronos”, se produjo un incremento de la notoriedad de la marca-destino en diferentes regiones del territorio nacional. El análisis del período 2015-2016 con 419 registros revela estrategias diseñadas especialmente desde el sector público, que actúan como estrategias tractoras para el turismo cinematográfico en la agenda de medios.
Article
Due to the COVID-19 pandemic, in March 2020, the Spanish Government announced a total lockdown of the population and the interruption of all nonessential economic activity. From this point, televisions adapted their programming schedules by reducing their usual informative content, such as sport or economic segments. In this context, it would be reasonable to assume that the overall television coverage devoted to the main Spanish brands would decrease, but what about those considered to be most active in the field of corporate social responsibility (CSR)? In this work, we analyze the presence of the Spanish brands that are most valued for their CSR on the four main television channels with the highest audience over the two months of total lockdown, and also in the online press. The study confirms that the television coverage of these brands was not only reduced but was also mostly positive during the pandemic, so it reveals the CSR importance in crisis periods.
Full-text available
Article
Esta investigación formula una reflexión acerca de las relaciones entre la complejidad de nuestras sociedades, la tematización en la opinión pública y la convivencia social. Este planteamiento conlleva la interacción simbólica, con la realidad como referente, de los actores de la comunicación política: los políticos, los medios de comunicación y el público. En este conjunto, los problemas públicos ocupan un lugar central en la vinculación de los hechos o situaciones de la realidad ‒en este caso las potencialmente problemáticas‒ con los procesos de disposición de la agenda pública. Considerando el sentido de problematización propio de los temas y la naturaleza controvertida de la esfera pública, los actores se hallan envueltos en una disputa permanente por la atención y el apoyo generalizados, en medio de la coexistencia de los antiguos y nuevos medios de comunicación que ha hecho la contienda cada vez más competida. Esto ha im-puesto las actuaciones estratégicas y los fines persuasivos por encima y en menoscabo de la intercomprensión entre los actores y una opinión pública idealmente orientada al consenso y que sirva de base al interés general. Adicionalmente, no todos los actores tienen las mismas capacidades de acceso y dominio de la agenda pública. La tematización en la opinión pública se perfila como una forma de representar la realidad, de analizarla y, al mismo tiempo, de darle respuesta. Remite, en el ámbito de este trabajo, a una perspectiva amplia donde convergen los enfoques en los efectos de los medios (agenda-setting, priming y framing) y de los procesos de configuración de los problemas principales (public problems). Así, el estudio de los temas no se limita a examinar las conexiones entre las agendas de los distintos actores y el papel de los medios de comunicación, sino también involucra el tratamiento de los intereses y las fuerzas que promueven los problemas y sus definiciones, así como el desarrollo de las controversias en el espacio público. En un contexto de complejidad social y política como la que ha caracterizado a Venezuela durante los años recientes, la tematización de la opinión pública constituye un recurso teórico-metodológico de aproximación para la descripción y comprensión de esa realidad. Los aspectos de dicha circunstancia pueden ser delineados como una estructura temática, lo que permite a la tematización representar y ordenar su complejidad y, al mismo tiempo, darle respuestas de manera analítica y también de alcance práctico. En el caso de los líderes políticos, adicionalmente, su comunicación está condicionada por la intencionalidad persuasiva y la prevalencia ideológica propias de sus acciones.
Article
Transsexuality has found a place in both the Spanish collective mindset and media. To analyze the portrayal of this type of sexual diversity in the media, we evaluated its presence in cybermedia, its preeminence in journalistic texts, and the issues addressed in its media coverage. A quantitative content analysis (N = 24,363) of the journalistic texts published during the period 2000–2020 by 13 generalist Spanish cybermedia was carried out, using both rule-based classification and unsupervised topic modeling. The results highlight an increase in journalistic texts about transsexuality, in which three inflection points and four phases or distribution changes can be distinguished. The preeminence of this topic within the analyzed pieces has also increased, and the issues covered have diversified over the years. Overall, these data confirm the newsworthiness that this type of sexual diversity achieved throughout the first two decades of the twenty-first century. Media attention especially highlights the newsworthiness of aspects such as conflict, the protagonist’s notoriety, or periodicity through anniversary journalism. Likewise, the results also suggest that the media offer an increasingly complex portrayal that favors both the visibility and the understanding of the different dimensions and characteristics that intersect in these realities. ------------------------------------------------------------------------------------------------------------- [Resumen La transexualidad se ha hecho un hueco en el imaginario colectivo español y también en los medios de comunicación. Con el objetivo de analizar la representación mediática de este hecho de diversidad sexual se ha analizado su presencia en los cibermedios, su preeminencia en los textos periodísticos y los asuntos que conforman su cobertura mediática. Para ello se ha realizado un análisis de contenido cuantitativo (N = 24.363) de los textos periodísticos publicados durante el período 2000-2020 por trece cibermedios generalistas españoles, recurriendo tanto a la clasificación de textos mediante un sistema de reglas como al modelado de temas no supervisado. Los resultados apuntan a un incremento de los textos periodísticos sobre la transexualidad, en el que se han distinguido tres puntos de inflexión y cuatro fases o cambios de distribución. Su protagonismo dentro de las piezas analizadas también ha aumentado y los asuntos se han ido diversificando con el paso de los años. En conjunto, estos datos dejan constancia de la noticiabilidad que ha adquirido este hecho de diversidad sexual a lo largo de las dos primeras décadas del siglo XXI, en cuya atención mediática destacan valores-noticia como el conflicto entre las partes, la notoriedad de los protagonistas o la periodicidad a través del periodismo de aniversario. También sugieren que los medios de comunicación ofrecen cada vez una representación más compleja que favorece tanto la visibilización como la comprensión de las diferentes dimensiones y características que interseccionan en estas realidades.]
Full-text available
Chapter
El texto señala que las mujeres políticas han tenido menos oportunidades de acceder a puestos de poder debido a una disparidad de género. Algunas de las causas de la baja representación de mujeres en estos puestos tienen que ver con motivos culturales, los cuales se reproducen a través de los medios de comunicación, quienes, cuando hablan de las candidaturas femeninas, centran su atención en su apariencia, su contexto familiar o en el hecho de ser mujer, por la asignación de roles y su incursión en el espacio público. Esto, desde la perspectiva del autor, denota un comportamiento sexista por parte de los medios, lo cual atenta contra la deliberación informada porque al centrarse en esos datos, insuficientes para decidir otorgar o no su voto a la candidata, impide que el ciudadano cuente con los principales elementos para ejercer su voto
Full-text available
Article
El presente artículo pretende contribuir al debate académico acerca de la comunicación sobre la UE, centrando el objeto de estudio en los medios españoles. Así, se presentan los resultados de un estudio de primer nivel de la teoría de la Agenda Setting realizado durante 16 meses en cuatro medios españoles: El País, El Mundo, Telecinco y TVE. El objetivo es analizar cómo la selección de temas que realizan los medios sobre asuntos de la UE supone un importante condicionante en la percepción de los ciudadanos españoles This article attempts to make a contribution to the academic debate on communication about the EU taking the Spanish media as the subject matter. Hence, it has been performed a first level study of the Agenda Setting theory developed covering a period of time of 16 months in four Spanish media outlets: El País, El Mundo, Telecinco and TVE. It is aimed at studying how the citizens' perception of the EU is conditional upon the thematic selection on EU affairs carried on by the media.
Full-text available
Book
The role of the news media in defining the important issues of the day, also known as the agenda-setting influence of mass communication, has received widespread attention over the past 20 years. Since the publication of McCombs and Shaw's seminal empirical study, more than one hundred journal articles and monographs have appeared. This collection exemplifies the major phases of research on agenda-setting: tests of the basic hypothesis, contingent conditions affecting the strength of this influence, the natural history of public issues, mass media influence on public policy, and the role of external sources from the president to public relations staffs on the news agenda.
Full-text available
Article
This research examined how news content influences attitudes towards Syrian refugees in Turkey. The study aimed to understand if the way Syrian refugees are attributed in media – that is, media salience about Syrian refugees that comprise their image – would cause an attitude change in the public. More specifically, we intend to determine whether being exposed to positive news coverage about Syrian refugees would cause an attitude change in the public from negative to positive. For the purpose of the study, we have conducted a quasi-experimental research and used a pretest-posttest design to investigate the second-level agenda-setting effects. Two experiments (a pilot and a main experiment) were conducted during the Spring term of 2017 in Turkey. The participants were selected from a large private university in Turkey for the experiments. The t-test results suggest that positive media emphasis on the images of Syrian refugees had a positive impact on public opinion and caused an overall attitude change in the public.
Full-text available
Article
Resumen. Esta investigación analiza la polémica historia de "la chica del tranvía", la cual dividió a los medios de comunicación y a la audiencia en su manera de enfocarla y percibirla. La cruzada de un joven español en busca de una chica acaparó los medios más importantes y suscitó las reacciones más dispares en la sociedad. Parte de ella lo entendió como algo tremendamente romántico mientras que otra lo vio como un claro caso de acoso. Para comprender el fenómeno mediático generado, es preciso analizar los componentes de la historia, el enfoque otorgado por los mass-media, y el debate en las redes sociales. Palabras clave: Género; medios de comunicación; agenda setting; framing; redes sociales. [en] The media phenomenon of "the tram girl": romanticism or harassment? Abstract. This research analyses the controversial story of "the tram girl" which divided the mass media and the audience in their way of focusing and perceiving it. The spaniard young boy's quest who is looking for a girl grabbed the most important media and arise varying responses from the society. Much of it understood this case like something very romantic, while the other saw it clearly a case of harassment. In order of understanding this media phenomenon, it is precised to analyse the components of the story, the mass-media focuses and the debate generated in social networks. Keywords: Gender; mass media; agenda setting; framing; social networks.
Article
This article reviews the role of agenda setting in the contemporary world, that is the use of the media for the purposes of molding public opinion. Researchin the last twenty-five years has shown to what extent the media exert an influence on the manner in which people perceive reality, yet thinkers such as Lippmann and Park had grasped this truth many years ago by pointing out how the media, by showing and translating reality", set the "mental images" of the exterior world. This involves giving priority to some topics or aspects to the detriment of others, in agreement with the aims sought and the messages being transmitted. The authors underline the theoretical, methodological, technical and psychological aspects of agenda setting, and provide examples from different ambits, especially the political sphere. Words, images, stereotypes and media frames are all part of the means used to influence the perceptions,attitudes and understanding of mediausers.
Article
Utilizando los datos de la encuesta telefónica inmediatamente posterior a las elecciones locales y regionales de mayo de 1995 en Pamplona (Navarra), y los datos del análisis de contenido realizado sobre la prensa y la televisión locales durante la campana electoral [1] , en este estudio intentamos explorar la hipótesis sobre la contribución de los medios de difusión a la conformación del consenso en la comunidad [2] , pero ampliando la perspectiva teórica, para tratar – además del acuerdo posible entre subgrupos demográficos diversos sobre los problemas prioritarios de la sociedad (primer nivel del efecto agenda-setting) – las implicaciones del reconocimiento de los líderes políticos por parte del público, según se expresa en las distintas imágenes que pueden tenerse de los candidatos a un puesto de elección popular (segundo nivel del efecto agenda-setting).
Book
La obra La Unión Europea en los medios de comunicación españoles: estudio de primer nivel de la teoría de la Agenda Setting pretende contribuir al debate académico acerca de la comunicación sobre la Unión Europea, centrando el objeto de estudio en los medios españoles. Su objetivo es estudiar cómo la selección de temas que realizan los medios sobre asuntos de la UE supone un importante condicionante en la percepción de los ciudadanos españoles. Así, se ha desarrollado un estudio de primer nivel de la teoría de la Agenda Setting que cubre un periodo de 16 meses (de septiembre de 2013 a diciembre de 2014). Para ello, se ha realizado, por un lado, un estudio de campo de la agenda mediática sobre asuntos de la UE de cuatro medios de comunicación españoles: El País, El Mundo, Telecinco y TVE. Por otro lado, se ha analizado, a partir de varios estudios sociológicos, la agenda pública española y los efectos de la agenda mediática en los españoles a nivel cognitivo, afectivo y de comportamiento político. Y, por último, se ha desarrollado un trabajo de campo sobre la agenda institucional, por ser la principal fuente de información de los medios. El método de análisis de los datos obtenidos ha sido estructural, lo que ha permitido profundizar en las causas y las consecuencias de los resultados.
Article
In the 1990s, the government of Bahia, Brazil, undertook the restoration of the Historic Center of Salvador. The work was proposed to rehabilitate it in order to boost tourism. Therefore, a gentrification occurred on this site of the 18th and 19th centuries considered World Heritage. The press, stimulated by the novelty of the initiative to stop the process of blasting houses, covered the event. In this article, the aim is to show how the traditional newspaper A Tarde accepted the theme. As a theoretical basis, we use notions of agenda-setting (McCombs, 2007), publicizing (Habermas, 1984) and fact narrative (Sodré, 2009).
Article
Este artículo estudia la eficacia de los sitios webs de Diputados chilenos como herramienta comunicacional. Los investigadores realizan un análisis de contenido a la totalidad de webs de parlamentarios en dos momentos: 2015 y 2018. Un primer dato es que sólo la mitad de los Diputados tiene sitio web, desechando su potencial como herramienta de comunicación con los ciudadanos. Además, ninguna de las 129 webs analizadas, 66 el 2015 y 63 el 2018, es eficaz en términos de comunicación digital, subutilizando el potencial informativo y dialogante de esta herramienta. El artículo también entrega datos en torno al uso de Facebook y Twitter por los parlamentarios. A la luz de los resultados, los webs y plataformas sociales de Diputados chilenos son utilizados en la lógica antigua de la comunicación de masas que contempla un emisor y un público pasivo, contradiciendo la democratización digital que caracterizan la comunicación del siglo XXI.