ArticlePDF Available

Editorial. Meta-investigación en comunicación: antecedentes, efectos y retos de una investigación y gobernanza estandarizada

Authors:

Abstract and Figures

Meta-research in communication has extensively documented the main patterns of scientific production, yet scant attention has been paid to the governance structure that underpins, legitimates, and stimulates the current scientific paradigm: journals’ editorial boards. This essay examines the relevance of editorial boards in communication and illustrates their potential productive effects. Specifically, this editorial article initiates a research program aiming at better understanding the inequalities in editorial boards and their direct and indirect effects at the level of research production, outlining the main theories for their examination. Finally, based on this thematic summary, the essay offers suggestions on how to move forward and identify some of the main challenges and gaps in this promising area of inquiry. Resumen Históricamente, la meta-investigación en comunicación tanto en España como internacional se ha focalizado en la presión de producción (autores), examinando detalladamente los patrones de creación científica. Muy limitados han sido sin embargo los esfuerzos orientados a problematizar el modelo de creación de oferta y, más concretamente, el sistema de gobernanza que sustenta, legitima y estimula el paradigma de producción tal cual se presenta: los comités científicos. En este ensayo se razona sobre la relevancia de los consejos editoriales en comunicación y se revisan sus efectos. Específicamente, este artículo editorial inicia y delinea un programa de investigación con el que comprender mejor las desigualdades y oposiciones de la gobernanza académica y sus efectos directos e indirectos en la producción científica, describiendo las teorías más destacadas para su examen. Finalmente, se plantean los retos del futuro de la meta-investigación en comunicación en España e internacional.
Content may be subject to copyright.
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 1
Editorial. Meta-investigación en
comunicación: antecedentes, efectos
y retos de una investigación y
gobernanza estandarizada
Editorial. Meta-research in communication:
antecedents, eects, and challenges of a standardized
research and governance
Manuel Goyanes
Cómo citar este arculo:
Goyanes, Manuel (2020). “Meta-invesgación en comunicación: antecedentes, efectos y retos de una inves-
gación y gobernanza estandarizada”. Profesional de la información, v. 29, n. 4, e290406.
hps://doi.org/10.3145/epi.2020.jul.06
Arculo invitado recibido el 13-06-2020
Manuel Goyanes
hps://orcid.org/0000-0001-6537-9777
Universidad Carlos III de Madrid
Departamento de Periodismo y
Comunicación Audiovisual
Madrid, 133
28903 Getafe (Madrid), España
mgoyanes@hum.uc3m.es
Resumen
Históricamente, la meta-invesgación en comunicación tanto en España como internacional se ha focalizado en la pre-
sión de producción (autores), examinando detalladamente los patrones de creación cienca. Muy limitados han sido
sin embargo los esfuerzos orientados a problemazar el modelo de creación de oferta y, más concretamente, el sistema
de gobernanza que sustenta, legima y esmula el paradigma de producción tal cual se presenta: los comités cien-
cos. En este ensayo se razona sobre la relevancia de los consejos editoriales en comunicación y se revisan sus efectos.
Especícamente, este arculo editorial inicia y delinea un programa de invesgación con el que comprender mejor las
desigualdades y oposiciones de la gobernanza académica y sus efectos directos e indirectos en la producción cienca,
describiendo las teorías más destacadas para su examen. Finalmente, se plantean los retos del futuro de la meta-inves-
gación en comunicación en España e internacional.
Palabras clave
Comunicación; Comités ciencos; Consejos editoriales; Meta-invesgación; Gobernanza; Pluralismo; Producción cien-
ca; Revistas ciencas; Comunicación académica.
Abstract
Meta-research in communicaon has extensively documented the main paerns of scienc producon, yet scant at-
tenon has been paid to the governance structure that underpins, legimates, and smulates the current scienc
paradigm: journals’ editorial boards. This essay examines the relevance of editorial boards in communicaon and illus-
trates their potenal producve eects. Specically, this editorial arcle iniates a research program aiming at beer
understanding the inequalies in editorial boards and their direct and indirect eects at the level of research producon,
outlining the main theories for their examinaon. Finally, based on this themac summary, the essay oers suggesons
on how to move forward and idenfy some of the main challenges and gaps in this promising area of inquiry.
Keywords
Communicaon; Editorial boards; Scienc commiees; Meta-research; Governance; Pluralism; Scienc producon;
Scienc journals; Scholarly communicaon.
Manuel Goyanes
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 2
1. Introducción
La invesgación en el campo de la comunicación ha sido tradicionalmente un espacio diverso y muldisciplinar, con
múlples escuelas, tradiciones y aproximaciones a la miríada de objetos que componen cada sub-disciplina (Craig, 1999;
Donsbach, 2006; Fuchs; Qiu, 2018). Esta diversidad en las aproximaciones y procedimientos de invesgación ha resul-
tado en un campo de invesgación relavamente disperso, espeso y sin una denición acotada y comparda sobre
los principales objetos que regulan este terreno intelectual (Miconi; Serra, 2019). Sin embargo, durante las úlmas
décadas y especialmente en España, la invesgación en el campo de la comunicación ha experimentado una profunda
transformación (Marnez-Nicolás; Saperas-Lapiedra, 2016), fruto de la asimilación del establishment académico de los
principios y orientaciones que gobiernan las carreras académicas y la consolidación de rankings y listas de clasicación
dominadas por la Communicaon Research (Goyanes, 2017).
A pesar de la existencia de grandes espacios intelec-
tuales que manenen sus propias normas y valores de
producción y evaluación, son cada vez más las presio-
nes para establecer un régimen cienco acumulavo y
a semejanza de las ciencias duras, lo que desencadena
grandes desaos que afectan a la denición del propio ethos de la invesgación en comunicación y al encaje de la diver-
sidad, las escuelas académicas y las tradiciones teóricas en los circuitos de difusión de la “excelencia” (Goyanes, 2017;
Marnez-Nicolás; Saperas; Humanes, 2019). En este contexto, la problemazación del estado de la invesgación en el
campo de la comunicación y la propuesta de reexiones que razonen sobre las estructuras que regulan y gobiernan el
modo de producción cienca en España y en el mundo, resulta esencial. Este número especial trata de reexionar y
problemazar los mecanismos que regulan la invesgación en comunicación con el objevo de plantear nuevos esce-
narios para el desarrollo y encaje de la diversidad, la originalidad y la innovación. En este sendo, uno de los espacios
clave para entender la estructura de las desigualdades y los mecanismos de reproducción cienca son los órganos de
gobernanza, es decir, los consejos ciencos (Goyanes; Demeter, 2020).
2. Detección del problema y estructura del ensayo
La bibliograa existente sobre cienciometría o meta-invesgación en comunicación en España (Fernández-Quijada; Ma-
sip; Bergillos, 2013; Rodrigo-Alsina; García-Jiménez, 2010; Caarel-Serra; Ortega-Mohedano; Gaitán-Moya, 2017) e
internacional (Bunz, 2005; Günther; Domahidi, 2017; Walter; Cody; Ball-Rokeach, 2018; Keang et al., 2019), se ha
centrado tradicionalmente en el lado de la fuerza de producción, estudiando con gran detalle los invesgadores y sus
redes de coautoría, los patrones de citación y las tendencias de publicación más relevantes. Sin embargo, estos estudios
han obviado sistemácamente el lado de la oferta y los mecanismos estructurantes que vehiculan los modelos y esque-
mas de ciencidad: los consejos ciencos. ¿Cómo afecta la diversidad geográca de los comités ciencos en lo que
las revistas publican? ¿De qué manera los miembros de los comités editoriales se estructuran en torno a redes-élite? Y
sobre todo: ¿cómo se estructuran los colegios invisibles y qué impacto tienen en la producción de conocimiento? Este
arculo editorial traza una línea de invesgación sobre la inuencia de los consejos editoriales en la estructuración del
campo de la comunicación, enfazando su relevancia como mecanismo indirecto para perpetuar la línea dominante de
producción cienca (Burgess; Shaw, 2010; Metz; Harzing; Zyphur, 2016).
Este editorial se estructura del siguiente modo: en primer lugar se denen las funciones y modelos de reclutamiento
de los comités ciencos para luego problemazar los efectos de su distorsionada composición geográca y de género.
A connuación, a parr de la teoría de las membresías cruzadas se da cuenta de la estructura elista que determina
las normas y valores que gobiernan el sistema cienco en comunicación. Una vez descrita esta red de relaciones, se
describen las teorías más destacadas con las que examinar los desequilibrios y desigualdades en comunicación para,
nalmente, razonar sobre los retos y desaos más apremiantes de la meta-invesgación en España e internacional.
3. Gobernanza en la ciencia: los comités editoriales como “guardianes del conocimiento”
En las úlmas décadas las revistas de invesgación se han converdo en uno de los espacios más inuyentes para la
difusión de avances ciencos en la mayoría de disciplinas del mundo (Pendlebury; Adams, 2012). Su creciente papel ha
desencadenado una progresiva competencia entre académicos (Grimes; Bauch; Ioannidis, 2018), cada vez más preocu-
pados por su historial de publicaciones y el grado en que sus estudios son considerados “excelentes” (Butler; Spoelstra,
2014). La publicación de invesgaciones de calidad es la vocación esperada de la mayoría de invesgadores, indepen-
dientemente de su experiencia y geograa (Goyanes, 2017). Sin embargo, esta suposición es muy a menudo guillonada
por el proceso de revisión por pares, la base del progreso cienco. Esta responsabilidad, entre otras muchas, es gene-
ralmente desempeñada por académicos pertenecientes a los consejos editoriales (Espin et al., 2017).
La limitada, pero cada vez más relevante bibliograa sobre los consejos editoriales ha abordado tres materias interrela-
cionadas: 1) las funciones, lógicas y objevos de este cuerpo de gobernanza, 2) el proceso de reclutamiento y selección
de sus miembros así como sus caracteríscas individuales y, 3) los potenciales efectos de la falta de diversidad geográca
y de género (Burgess; Shaw, 2010; Espin et al., 2017; Metz; Harzing; Zyphur, 2016; Dhanani; Jones, 2017). En este ar-
culo editorial se describen los hallazgos fundamentales que dan cuenta de las principales desigualdades y desequilibrios
Son cada vez más las presiones para es-
tablecer un régimen científico acumula-
tivo y a semejanza de las ciencias duras
Editorial. Meta-investigación en comunicación: antecedentes, efectos y retos de una investigación y gobernanza estandarizada
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 3
de los consejos editoriales, enfazando los desaos generados por la homogeneización de los perles geográcos. Por lo
tanto, el enfoque se sitúa en la úlma corriente. Sin embargo, para obtener una mejor perspecva sobre el papel de los
consejos editoriales, se discuten inicialmente sus funciones (Wille, 2013) para luego problemazar los desequilibrios y
desigualdades que su homogeneización desencadena (Goyanes, 2017; Demeter, 2018).
4. Funciones y efectos de los consejos editoriales
Los consejos editoriales son el cuerpo de gobernanza de las revistas ciencas (Espin et al., 2017). La función de los
consejos editoriales se maniesta mediante la metáfora de “los guardianes del conocimiento” (Metz; Harzing; Zyphur,
2016), una idea que muestra su inuencia en la estructuración de la producción cienca y por lo tanto lo que determina
el desarrollo de la teoría, la invesgación y la prácca (Metz; Harzing, 2009). Como organismo instucional en el gobier-
no de las comunidades académicas (Dhanani; Jones, 2017), los comités editoriales desempeñan una función decisiva al
delinear quién y qué merecen ser publicados (Goyanes; De-Marcos, 2020). Asimismo, comparten una inuencia deter-
minante en la progresión académica, señalando los problemas, prioridades y enfoques que se deben problemazar o
discur en detalle (García-Carpintero; Granadino; Plaza, 2010). Al hacerlo, brindan estatus y visibilidad a ciertos acadé-
micos, conriendo autoridad y recomendando sus invesgaciones (Wille, 2013). Además, proporcionan las estrategias,
técnicas y táccas necesarias para mejorar el desarrollo de las revistas (Burgess; Shaw, 2010), ocupando una posición
destacada en el debate académico.
En resumen, los miembros de los consejos editoriales
ayudan a los editores a mejorar la calidad de las revistas
mediante tres mecanismos (Wille, 2013): 1) anuncian-
do, promocionando y ofreciendo notoriedad a la revista
y sus publicaciones, 2) sirviendo como revisores duran-
te el proceso de revisión por pares ciego y 3) brindando
asesoramiento técnico-tácco para el desarrollo de las
revistas. Los consejos editoriales de las principales revis-
tas son, en consecuencia, un elemento determinante en la conguración de los estándares de calidad de las revistas y,
por tanto, en la progresión y legimidad de los propios campos ciencos (Parker, 2007).
Los miembros de los consejos editoriales son nombrados por los editores o editores jefe, generalmente mediante invi-
tación (Dhanani; Jones, 2017). En la bibliograa relacionada se asume que para ser invitado a un consejo editorial los
candidatos deben tener un amplio historial de publicaciones y ser considerados por sus pares como expertos de su dis-
ciplina (Petersen; Hake; Vogel, 2017). En resumen, la invesgación previa asume que la selección de consejeros cien-
cos se basa en la trayectoria y excelencia de los candidatos, lo que generalmente implica la publicación connuada
en las revistas más influyentes (Burgess; Shaw, 2010). Sin embargo, estudios recientes cuesonan la idea racional de la
conexión causal entre excelencia y membresía. De acuerdo con Bedeian, Van Fleet y Hyman (2009), en el campo de la
gesón no existe una correlación signicava entre la producción cienca y la membresía a comités ciencos, lo que
sugiere que el argumento meritocráco no está respaldado por los datos y, en consecuencia, el “patronazgo” académico
podría explicar mejor esta asociación (Burgess; Shaw, 2010).
La idea detrás del nombramiento de destacados académicos como consejeros editoriales se deriva de las posiciones
privilegiadas que dichos perles ocupan como líderes de opinión (Crane, 1967). Por lo tanto, ser invitado a formar parte
del comité cienco de una presgiosa revista es una forma fundamental de reconocimiento (Mauleón et al., 2013),
favorablemente considerada en los procesos de evaluación y promoción académica (Metz; Harzing; Zyphur, 2016). Los
nombres y cargos de los invesgadores en la jerarquía del consejo editorial se muestran generalmente en las versiones
impresas de las revistas y en sus webs ociales (Burgess; Shaw, 2010). Por lo tanto, los consejeros ciencos son ge-
neralmente visibles, aunque su proceso de reclutamiento no es sucientemente transparente (Ozbilgin, 2004). Estas
sospechas sobre la composición de los consejos editoriales sientan la base de los recientes cuesonamientos sobre
sus efectos producvos. En la siguiente sección se abordan estos desequilibrios en términos de diversidad de género y
geográca.
5. Perspecvas sobre las desigualdades geográcas y de género en los consejos editoriales
A pesar del potencial impacto de los consejos editoriales en la producción cienca, la invesgación formal sobre este
cuerpo de gobernanza es todavía muy limitada (Burgess; Shaw, 2010; Mauleón et al., 2013; Dhanani; Jones, 2017). Las
invesgaciones existentes acerca de la composición de los comités ciencos se han centrado fundamentalmente en
dos cuesones: su internacionalización (Burgess; Shaw, 2010; Wille, 2013; Goyanes, 2017) y los desequilibrios de gé-
nero (Mauleón et al., 2013; Metz; Harzing; Zyphur, 2016). La suposición para promover estas invesgaciones se basa en
que la diversidad cienca es un ingrediente clave para fomentar el pluralismo, permiendo a las revistas diseñar espa-
cios “con igualdad de oportunidades” (Dhanani; Jones, 2017, p. 3). Por lo tanto, se asume que al promover la diversidad
en los consejos editoriales se esmulan los enfoques plurales sobre el progreso cienco y se desarrollan estrategias
inclusivas con las que fomentar el acceso a académicos no-occidentales (Goyanes, 2017).
Los consejos editoriales de las principa-
les revistas son determinantes en la con-
figuración de los estándares de calidad
de las revistas y, por tanto, en la progre-
sión y legitimidad de los propios campos
científicos
Manuel Goyanes
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 4
Algunas disciplinas han examinado la naturaleza de la
gobernanza de sus revistas más que otras, pero en tér-
minos generales el dominio de los consejos editoriales
por académicos hombres estadounidenses está bastan-
te bien documentado en la mayoría de disciplinas, tales
como la contabilidad (Dhanani; Jones, 2017), gesón (Burgess; Shaw, 2010), sistemas de información (Cabanac, 2012),
ciencias polícas (Stegmaier; Palmer; Van-Assendel, 2011), medicina (Morton; Sonnad, 2007), y comunicación (De-
meter, 2018). El porcentaje de mujeres en los consejos editoriales varía en función de la revista y la disciplina, pero a
lo largo de los años se documenta un aumento signicavo en áreas como la epidemiología (Dickersin et al., 1998), la
medicina (Sidhu et al., 2009) o la administración de empresas (Metz; Harzing; Zyphur, 2016). Sin embargo, a pesar de
este notable incremento, el porcentaje de mujeres que forman parte de los consejos editoriales es todavía menor que el
de mujeres autoras (Dickersin et al., 1998), lo que sugiere un techo de cristal en el que las minorías ciencas (en este
caso, mujeres, pero también autores del Sur-Global), se deenen en los peldaños inferiores de la escalera académica
(Mauleón et al., 2013).
De igual modo, en la bibliograa relacionada, la diversidad geográca de los consejos editoriales es un tema relevante.
La suposición básica de esta línea de invesgación parte de que la falta de diversidad geográca en los consejos cien-
cos amenaza la idea de las ciencias de la comunicación como una empresa global (Livingstone, 2007), lo que genera
el establecimiento de conceptualizaciones teóricas occidentales como unidad de medida. Existe un amplio consenso
en la bibliograa en que las revistas con una diversi-
dad geográca limitada restringen lo que se publica y,
por lo tanto, legiman los enfoques occidentales sobre
cómo implementar y desarrollar invesgación empírica
(Braun; Diospatonyi, 2005).
Estudios previos en diferentes campos ciencos han demostrado que los consejos editoriales están regidos por un
puñado de geograas occidentales (Metz; Harzing; Zyphur, 2016; Demeter, 2018), siendo Estados Unidos el país más
demandado (Burgess; Shaw, 2010; Wille, 2013; Goyanes, 2017). De acuerdo a estos estudios, la mayoría de revistas
líderes están gobernadas casi exclusivamente por académicos del mundo desarrollado, mientras que las geograas del
Sur-Global están fuertemente oscurecidas (Mauleón et al., 2013). Varios estudios evidencian este desequilibrio. Por
ejemplo, en el campo de la gesón, los académicos y las principales universidades estadounidenses son los perles pre-
ponderantes (Burgess; Shaw, 2010). Al analizar la composición editorial de 16 de las revistas líderes de biblioteconomía
y ciencias de la información, Wille (2013) demuestra que los hombres de Estados Unidos son el perl protopico. De-
meter (2018), tras explorar la diversidad geográca de las principales revistas en ciencias de la comunicación, denuncia
que la mayoría de las principales revistas están regidas por académicos del mundo desarrollado. Haciéndose eco de
estos hallazgos, Goyanes (2019), mostró que dos tercios de los miembros de los consejos editoriales de 39 revistas de
comunicación en 2015 son de Estados Unidos, un porcentaje alarmante que contrasta con la gran diversidad internacio-
nal de la producción cienca en esta disciplina. Y lo que es más importante, Goyanes y Demeter (2020), demuestran
que estos patrones en la conguración de los comités editoriales enen un efecto signicavo en las metodologías em-
pleadas y en el lugar de procedencia de los datos.
Por otra parte, los estudios bibliométricos han proporcionado evidencias cruciales para ilustrar el estado del campo y,
por lo tanto, para calibrar indirectamente la potencial distorsión de la representación de los consejos editoriales (asu-
miendo que la publicación regular en revistas de primer nivel aumenta las probabilidades de ser un miembro elegible de
sus órganos de gobernanza). A este respecto, una miríada de estudios ha analizado las principales tendencias y patrones
de publicación en ciencias de la comunicación en la úlma década (Lauf, 2005; Chung et al., 2012; Knobloch-Wes-
terwick; Glynn; Huge, 2013; Khan et al., 2016; Wiedemann; Meyen, 2016).
Especícamente, Lauf (2005), al explorar la diversidad geográca de las principales revistas de comunicación, descubrió
que los países de habla inglesa, y los Estados Unidos en parcular, lideran la producción de las principales revistas. Del
mismo modo, Demeter (2019), demostró que las geograas de habla inglesa gobiernan el campo de la comunicación,
mientras que las geograas del Sur-Global están en una posición más débil incluso en las ciencias blandas. Finalmente,
Demeter (2018), al revisar el estudio de Lauf (2005), sobre la diversidad geográca de las revistas de comunicación líde-
res, descubrió que la mayoría de revistas todavía publican invesgaciones casi exclusivamente del Norte-Global.
Wiedemann y Meyen (2016, p. 1.489), hallaron patrones de dominación académica similares en el liderazgo de la Inter-
naonal Communicaon Associaon (ICA), sugiriendo que a pesar de la creciente internacionalización de su liderazgo “el
polo de poder del campo sigue siendo una empresa estadounidense”. Finalmente, Knobloch-Westerwick y sus colegas
hallaron experimentalmente un efecto Malde tanto en términos de citas como en la percepción de calidad de la inves-
gación. Especícamente, observaron que los arculos de invesgación escritos por mujeres enden a recibir menos
citas que los arculos escritos por hombres (Knobloch-Westerwick; Glynn; Huge, 2013), mientras que las publicaciones
de autores masculinos enden a asociarse a una mayor calidad cienca, en parcular si el tema es de po-masculino
(Knobloch-Westerwick; Glynn; Huge, 2013). Si bien los diferentes estudios han arrojado luz sobre la composición de los
Al promover la diversidad en los conse-
jos editoriales se estimulan los enfoques
plurales sobre el progreso científico
El porcentaje de mujeres que forman
parte de los consejos editoriales es to-
davía menor que el de mujeres autoras
Editorial. Meta-investigación en comunicación: antecedentes, efectos y retos de una investigación y gobernanza estandarizada
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 5
consejos editoriales y el desequilibrio geográco y de género de las principales revistas, el campo de la comunicación
todavía está entendiendo cómo estos desequilibrios están estructurados y representados de acuerdo con académicos
individuales, sus aliaciones y geograas (Goyanes, 2017). En la siguiente sección se detallan estas desigualdades en
base a la teoría de los Editorial board interlocking y las escuelas invisibles.
6. Editorial board interlocking y escuelas invisibles
Como se describió anteriormente, los miembros de los consejos editoriales son académicos que cuentan con una gran
reputación y respeto (Teixeira; Oliveira, 2018; Andrikopoulos; Economou, 2015). Como “guardianes del conocimiento”
(Metz; Harzing; Zyphur, 2016), determinan lo que se publica y por lo tanto lo que informa el desarrollo de la teoría, la
invesgación y la prácca (Mauleón et al., 2013; Burgess; Shaw, 2010). Estudios recientes sobre cienciometría (Mau-
león et al., 2013; Teixeira; Oliveira, 2018) asumen que los candidatos potenciales a formar parte de un consejo editorial
de una revista de primer nivel deben cumplir ciertos criterios, como un sólido historial de publicaciones o una gran ex-
periencia y presgio. Sin embargo, dada la limitación cuantava de tales perles y el creciente mecenazgo académico
(Bedeian et al., 2009; Burgess; Shaw, 2010), es habitual que un experto asuma una membresía en varios consejos edi-
toriales al mismo empo, un fenómeno conocido como editorial board interlocking (Andrikopoulos; Economou, 2015).
Estudios previos han examinado este fenómeno en diferentes disciplinas. En este sendo, existe un consenso tácito
sobre sus potenciales efectos en el progreso cienco: la membresía cruzada crea una estructura elista que inuye de
modo signicavo en lo que se publica y, por lo tanto,
privilegia el empleo de determinadas metodologías y es-
tablece las normas y valores que regulan y gobiernan el
sistema de producción (Teixeira; Oliveira, 2018).
Las posibles consecuencias de las membresías cruzadas
en los comités ciencos también se relacionan con la
creación de un subgrupo de académicos vinculados a
algunas revistas centrales, ejerciendo así una inuencia directa en su visión y paradigmas. Dado que las opiniones, suge-
rencias, visiones y expectavas de los consejeros editoriales se reejan en varias revistas a la vez, la teoría sobre editorial
board interlocking sugiere que los miembros de estos comités establecen unos patrones de producción/difusión de
conocimiento paradigmácos. Como resultado, las membresías ciencas cruzadas enden a unicar la estrategia y el
resultado de la invesgación de diferentes revistas en un campo (Teixeira; Oliveira, 2018), creando “colegios invisibles”
que establecen sus propias normas y valores (Zuccala, 2006). Estudios anteriores han examinado la membresía cruzada
del campo de la estadísca (Baccini; Barabesi, 2011), estudios nancieros (Andrikopoulos; Economou, 2015), gesón
del conocimiento (Teixeira; Oliveira, 2018) o economía (Baccini; Barabesi, 2009). Sin embargo, ningún trabajo previo
había examinado este fenómeno en ciencias de la comunicación.
Recientemente, Goyanes y De-Marcos (2020), idencan esta estructura, ofreciendo hallazgos relevantes para explorar
su impacto. En primer lugar muestran como los miembros de las revistas en comunicación comparten membresía en
varias de ellas, creando unas normas y expectavas compardas (gura 1). En este caso, se originan varios subgrupos en
función del número de miembros que se comparten. El primer subgrupo está conformado por revistas sobre relaciones
Es habitual que un experto asuma una
membresía en varios consejos editoria-
les al mismo tiempo, un fenómeno co-
nocido como editorial board interlocking
Figura 1. Grupos cohesivos de revistas que comparten cinco o más miembros de sus comités científicos. El grosor de los bordes es proporcional al peso
de la conexión. Fuente: Goyanes y De-Marcos (2020).
Manuel Goyanes
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 6
públicas e incluye las revistas Journal of public relaons research y Public relaons review. El segundo subgrupo está
formado por revistas de publicidad, englobando a Journal of adversing, Journal of adversing research e Internao-
nal journal of adversing. El tercer subgrupo está formado por dos revistas sobre comunicación de la ciencia, Science
communicaon y Public understanding of science. Finalmente, el úlmo subgrupo es el principal, y está formado por
23 revistas que cubren varias áreas temácas del campo, incluyendo el periodismo, la comunicación y la comunicación
políca. Estos cuatro subgrupos comparten al menos cinco editores en sus comités ciencos, lo que implica una gran
estandarización en las demandas, prioridades y expectavas de producción y evaluación.
La invesgación también idenca los grupos cohesivos de académicos basándose en el número de revistas comunes en
las que sirven como editores. Por tanto, muestra los perles más demandados y la relación que se establece entre ellos.
Estos grupos cohesivos de miembros ciencos enen que comparr al menos 4 membresías. Los resultados del análisis
de redes muestran la existencia de, al menos, cuatro grupos (gura 2). El primer grupo (a la izquierda en la gura) inclu-
ye a 9 académicos, que se centran principalmente en la comunicación en salud. El segundo grupo cohesivo incluye 20
académicos que están conectados por varios temas comunes, incluyendo la communicaon research, la comunicación
políca y el periodismo. El tercer grupo cohesivo (parte derecha de la gura) incluye 2 académicos que se centran en
los estudios de periodismo. El tamaño y la densidad del subgrupo cohesivo más grande sugiere que estos académicos
forman un “colegio invisible”, es decir, una élite conectada que desarrolla sus propias normas y valores, monitoreando
el progreso del campo (Zuccala, 2006).
7. Hallazgos y bibliograas clave para dar cuenta de las desigualdades en los estudios en
comunicación y sus órganos de gobernanza
A lo largo de los úlmos años, un número creciente de invesgadores se ha centrado en examinar las práccas de inves-
gación en comunicación. El objevo de esta línea de invesgación es la de obtener “conocimiento sobre el conocimien-
to” y así problemazar los procesos de producción cienca y detectar las lagunas de invesgación más relevantes (Gün-
ther; Domahidi, 2017). En los estudios sobre comunicación internacionales, este “meta-conocimiento” es comúnmente
explorado a través de dos perspecvas complementarias que ilustran la idendad, historia, paradigmas y estructura del
propio campo: el análisis bibliométrico (Lauf, 2005; Chung et al., 2013; Günther; Domahidi, 2017) y los estudios crícos
sobre comunicación (Waisbord; Mellado, 2014; Willemns, 2014).
La invesgación sobre bibliometría en ciencias de la comunicación ene como objevo obtener conocimiento empírico
sobre la evolución del campo mediante el auto-control de los patrones de publicación del material publicado. A pesar
de que la mayoría de invesgaciones sobre esta línea de invesgación se centra en el lado de la oferta de producción
(diversidad nacional de autores y coautorías, tendencias de publicación, análisis de citas y redes), sus hallazgos pro-
porcionan evidencias determinantes para ilustrar el estado del campo y, por lo tanto, para calibrar indirectamente la
representación distorsionada de los órganos de gobernanza. Diferentes invesgaciones han examinado esos patrones en
detalle. Por ejemplo, Hugh-Feeley (2008) muestra que Communicaon monographs, Communicaon research, Human
communicaon research y Journal of communicaon son las cuatro revistas más importantes en relación a los patrones
de citas entre revistas en comunicación. Igualmente, Barne y sus colegas (2011), al explorar la relación entre las revis-
tas de comunicación, sugieren que las revistas indexadas únicamente en este campo son más centrales en la red de citas.
Una miríada de estudios ha explorado la conexión estructural entre las teorías del campo en comunicación mediante el
análisis de redes. Por ejemplo, Lee, Jung y Song (2016), al explorar la conexión entre temas y métodos, descubrieron que
Figura 2. Grupos cohesivos de académicos que forman parte de cuatro o más comités científicos. Fuente: Goyanes y De-Marcos (2020).
Editorial. Meta-investigación en comunicación: antecedentes, efectos y retos de una investigación y gobernanza estandarizada
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 7
la alfabezación mediáca es el tema más frecuente y el análisis factorial el método más empleado. Del mismo modo,
Chung et al., (2013) sugieren que la teoría del encuadre es la más popular, mientras que Khan et al., (2016) revelan
que la invesgación y las metodologías innovadoras impulsadas por las teorías de la comunicación no se limitan a esta
comunidad cienca. Finalmente, Günther y Domahidi (2017) al rastrear el desarrollo de las temácas de invesgación
desde los años 30, descubrieron que Internet y las redes sociales se han converdo en las plataformas más populares.
Al igual que en el caso de los análisis bibliométricos, las invesgaciones crícas en comunicación han sido muy limita-
das. Sobre todo, en relación a la intersección entre poder y conocimiento y, por tanto, sobre las lógicas de dominación
y exclusión en los comités ciencos. A pesar de esta limitación cuantava, los estudios previos se basan en diferen-
tes marcos teóricos para explorar la dinámica Norte-Sur con respecto a las práccas metodológicas y las normas de
producción de conocimiento. En parcular, durante la úlma década, este conjunto de estudios se ha estructurado en
torno a discusiones sobre la idendad, los objevos y los
paradigmas de la invesgación en comunicación (Craig,
1999; Donsbach, 2006), y la lucha del campo para adop-
tar una visión de invesgación global e internacional
(Waisbord; Mellado, 2014). En términos generales, este
corpus teórico generalmente se basa en dos marcos crí-
cos e interrelacionados: la bibliograa que razona so-
bre la globalización de la invesgación en comunicación
y los estudios poscolonialistas.
Cuando se trata de ilustrar la relación de resistencia/dominación y, por lo tanto, la reproducción de la dinámica -
cleo-periferia de la producción de conocimiento, ambas perspecvas proporcionan evidencias determinantes. En este
sendo, el número especial de Communicaon theory (2014, volumen 24) ofrece un enfoque inspirador sobre los cre-
cientes debates alrededor de la “des-occidentalización”. Desde su publicación, un número progresivo de invesgaciones
destacó la necesidad de internacionalizar los estudios en comunicación con el objevo de 1) construir un campo más
representavo en base a las contribuciones de países no-occidentales e 2) impulsar las voces del Sur-Global, reorientan-
do y vigorizando su trabajo intelectual contra el eurocentrismo académico (Waisbord; Mellado, 2014; Willemns, 2014).
La des-occidentalización es una llamada a ampliar el análisis, los objetos de estudio, las metodologías y las agendas de
invesgación desarrolladas en el Norte-Global. La suposición es que las teorías y perspecvas occidentales:
“son inadecuadas para comprender los procesos y fenómenos de comunicación local y regional. Debido a que
transeren categorías y perspecvas extranjeras, la invesgación basada en las premisas occidentales conlleva
distorsiones ontológicas y analícas. Por lo tanto, se necesita fortalecer las tradiciones indígenas para superar las
limitaciones de los paradigmas occidentales y producir conocimiento que reeje las realidades locales” (Wais-
bord; Mellado, 2014, pp. 362-363).
Estudios previos han problemazado la relación entre geograa y producción documentando exhausvamente los po-
tenciales desequilibrios (Murphy; Zhu, 2012; Bell et al., 2017, Goyanes, 2018). La dominación intelectual (a través de la
producvidad) de los países occidentales no reeja ni la geograa ni la población, sino más bien una distribución global
del poder (Bell et al., 2017). En este sendo, la estrecha concordancia entre la distribución del poder académico y eco-
nómico está bastante bien documentada (Alatas, 2003). Esto no sugiere que haya una ausencia total de estudios no-oc-
cidentales en las revistas mejor posicionadas. El conocimiento existente apunta hacia otra dirección: la existencia de un
nivel creciente de estudios en las economías emergentes, pero dirigido por autores occidentales (Murphy; Zhu, 2012).
Como en las economías capitalistas, los benecios de la globalización de la invesgación se devuelven al Norte-Global.
La globalización de las ciencias sociales también plantea inquietudes sobre la reproducción de las dinámicas núcleo-pe-
riferia entre el Norte y el Sur global con respecto a la prácca metodológica y las normas de producción de conocimiento
(Gobo, 2011). Invesgaciones anteriores han demostrado que la invesgación y la publicación en comunicación están
dominadas por agendas y orientaciones occidentales que determinan los marcos teóricos y valores epistemológicos,
metodológicos y eslíscos (Gunaratne, 2010; Waisbord, 2016). Bajo esta dinámica de dominación académica, algunos
observadores han destacado la creciente presión de los invesgadores periféricos en “demostrar” su valía cienca al
ajustarse a las normas y valores de las revistas dominadas por Occidente (Alvesson et al., 2017). La internacionalización,
la estandarización y el empirismo se han converdo en las nuevas normas básicas de producción cienca (Murphy;
Zhu, 2012). El resultado de este proceso es una mayor concentración en los problemas y cuesones occidentales, la ig-
norancia de los contextos nacionales y la implementación de marcos y conceptos occidentales para examinar fenómenos
locales (Alatas, 2003; Gunaratne, 2010).
La bibliograa poscolonial ofrece una miríada de ejem-
plos sobre el efecto colonizador de las orientaciones
teóricas/metodológicas occidentales en las práccas
de invesgación navas. Por ejemplo, según Ito (1990),
los académicos japoneses han apadrinado diferentes
puntos de vista sobre la aplicación de la teoría social
Un número progresivo de investigacio-
nes destacó la necesidad de internacio-
nalizar los estudios en comunicación
para que sean más representativos de
países no-occidentales e impulsar las vo-
ces del Sur-Global
Existe un nivel creciente de estudios en
las economías emergentes, pero dirigido
por autores occidentales
Manuel Goyanes
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 8
occidental para examinar los problemas japoneses, en
muchos casos traduciendo y aplicando directamente la
teoría occidental al japonés. En consecuencia, dentro
de las revistas occidentales, los estudios sobre comuni-
cación japoneses se denen y analizan usualmente me-
diante conceptos occidentales. Por otro lado, las normas
de las revistas ciencas en comunicación españolas di-
eren de las de Estados Unidos al hacer mayor énfasis en la interpretación críca y menos en el empirismo, lo que hace
que la producción académica española sea en gran medida “inadmisible” en las llamadas revistas de referencia. Para
adaptarse a los cambios recientes en la políca cienca que obligan a los académicos a publicar en revistas de los Jour-
nal Citaon Reports (JCR), la comunidad cienca se está volviendo cada vez más empirista (Goyanes; Rodríguez-Gó-
mez; Rosique-Cedillo, 2018), adoptando eslos propios de la cultura norteamericana.
8. Retos y desaos de la meta-invesgación en comunicación en España e internacional
La problemazación de los órganos de gobernanza en comunicación y la revisión de los estudios bibliométricos sobre
producción cienca ha manifestado intensas desigualdades. A connuación se ofrecen nueve retos clave cuya profun-
dización favorecería el progreso de este programa de invesgación. Estos retos o desaos se sitúan en dos niveles en
función del área geográca: nacional o internacional.
8.1. Retos nacionales
Potenciar la estadísca inferencial
La meta-invesgación en España está fuertemente vinculada al empleo de la metodología cuantava (Carrasco-Campos;
Saperas; Marnez-Nicolás, 2018). Sin embargo, la mayoría de estos estudios emplean de modo casi exclusivo la estadísca
descripva (Goyanes; Rodríguez-Gómez; Rosique-Cedillo, 2018), recurriendo a porcentajes y frecuencias a través del em-
pleo generalizado del análisis de contenido. De modo sistemáco, estas invesgaciones obvian las potenciales relaciones
entre variables a través de la estadísca inferencial y el empleo de técnicas mulvariantes. En general, ello es consecuencia
de varios factores estructurantes del sistema académico en comunicación: 1) la preponderancia del pensamiento críco
frente al empirismo 2) el privilegio de la exploración y descripción frente al análisis hipotéco-deducvo, 3) el recelo y
desconocimiento de la estadísca inferencial y 4) la limitación nanciera para el diseño de estudios robustos, lo que gene-
ralmente desencadena el uso recurrente del análisis de contenido. Estos factores, unidos a la suposición generalizada de
que la meta-invesgación en comunicación es exclusivamente posible a través del examen de los patrones de producción,
provocan que este programa de invesgación esté cercano al colapso. En este contexto, muchos invesgadores de esta co-
munidad podrían percibir que la mayoría de variables relevantes ya han sido examinadas con reiterado detalle. Ello genera
la impresión de que una buena parte de invesgaciones parezcan triviales y redundantes.
Estudios previos ya han manifestado la necesidad de incorporar técnicas y análisis robustos que esbocen hipotécamen-
te los antecedentes y efectos de los patrones de producción dominantes (origen de los autores, aliación de proceden-
cia, metodologías empleadas, etc.) y con ello aligerar la redundancia actual. Por tanto, un reto futuro con el que contri-
buir al avance de este programa de invesgación es mediante el planteamiento hipotéco-deducvo de relaciones entre
las diferentes tendencias de producción que actualmente se encuentran descritas mediante frecuencias y porcentajes.
Esmular la problemazación de la cultura y prácca de la publicación
La meta-invesgación sobre comunicación en España toma fundamentalmente como objeto de estudio los patrones
de creación cienca a través del escrunio del contenido del material publicado. Ello se produce a consecuencia de la
suposición generalizada de que para conocer las tendencias de producción es necesario exclusivamente examinar los
arculos ciencos. Sin embargo, la creación académica no se sitúa en un vacío, sino que se encaja dentro de un con-
texto académico, políco e instucional que guillona o asume lo descubierto. La sorprendente carencia de este po de
invesgación oscurece notablemente el progreso de la meta-invesgación en España.
Por lo tanto, más allá del examen del contenido publi-
cado, invesgaciones futuras deberán profundizar en
la cultura de la publicación y las práccas de invesga-
ción que de ella se derivan. Esto incluye, por ejemplo, la
presión por publicar, los regímenes de excelencia y sus
efectos psicológicos y académicos, la sociología de los
departamentos y sus efectos producvos, los efectos instucionales de la evaluación y acreditación cienca (Aneca),
los efectos de la políca cienca, la falta de consolidación profesional, los regímenes de indexación, o las práccas
cuesonables de invesgación (HARKing, cherry picking, p hacking, etc.).
Examinar las perspecvas y vivencias de los académicos inducvamente
La meta-invesgación en comunicación en España ende a asumir que para contribuir al conocimiento debe parr
exclusivamente del análisis bibliométrico o cienciométrico. Dicho de otro modo, las vivencias y maces de los agentes
Las normas de las revistas científicas en
comunicación españolas difieren de las
de Estados Unidos al hacer mayor énfa-
sis en la interpretación crítica y menos
en el empirismo
Investigaciones futuras deberán profun-
dizar en la cultura de la publicación y las
prácticas de investigación que de ella se
derivan
Editorial. Meta-investigación en comunicación: antecedentes, efectos y retos de una investigación y gobernanza estandarizada
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 9
productores (autores) y de la gobernanza (comités ciencos), parecen ser poco relevantes para examinar el sistema
de producción. Los autores, revisores, teóricos y metodólogos son, sin embargo, los protagonistas del sistema y, por lo
tanto, sus perspecvas y vivencias son clave para dar cuenta de la realidad cienca. Un reto potencial con el que contri-
buir al avance de la meta-invesgación en España es, en consecuencia, el examen de las perspecvas y vivencias de los
agentes productores a través de técnicas de invesgación cualitavas, como pueden ser la entrevista en profundidad o
el grupo focal, de cada uno de los temas descritos en el punto anterior.
Estudiar los colecvos más desfavorecidos
Estudios previos sobre las desigualdades en la academia han demostrado que no todos los académicos cuentan con los
mismos privilegios a la hora de parcipar en la ciencia y en sus sistemas de indexación (Bell et al., 2017). Estos factores
estructurales y/o coyunturales impactan de modo signicavo en la producción cienca y en el progreso académico
(Alatas, 2003). De modo notable, las universidades con menores recursos, los doctores sin aliación, los falsos profe-
sores asociados, los académicos sin recursos para el diseño, traducción o edición de arculos ciencos, los grupos de
invesgación sin nanciación o simplemente los académicos socializados en lengua española o francesa, cuentan con
importantes desaos más allá de los propios relacionados con el diseño de estudios rigurosos. Muchos de ellos podrían
senrse desplazados en su propio país y con enormes obstáculos para progresar en el cambiante entorno académico.
Estos colecvos, en combinación con las ya documentadas dicultades de las mujeres ciencas (Knobloch-Westerwick;
Glynn; Huge, 2013), cuentan con signicavas desigualdades que deben ser ampliamente documentadas y fuertemente
denunciadas. Esos hallazgos pondrían de maniesto los desequilibrios presentes, ofreciendo resultados basados en
evidencias que contribuirían a que las instuciones polícas y sociales establecieran nuevos marcos regulatorios que
favorecieran su desempeño profesional.
8.2. Retos internacionales
Fomentar las evidencias procedentes del Sur-Global
Estudios previos en comunicación han demostrado que los autores y fuentes de evidencia de la mayoría de invesga-
ciones proceden de un número muy limitado de países (Livingstone, 2007). El Norte-Global, sobre todo Estados Unidos,
Reino Unido, Alemania, Canadá y Australia, encabezan los índices de producción y controlan la mayoría de los órganos
de gobernanza (Demeter, 2019). En cierta medida, es natural que estas potencias dominen y establezcan las normas y
valores que gobiernan el campo, al ser las geograas que
más y mejor invierten en ciencia (Goyanes; De-Marcos,
2020). Sin embargo, la homogeneización geográca des-
encadena un proceso de estandarización cienca que
ende a oscurecer el pluralismo y la disidencia académi-
ca (Goyanes, 2017).
La invesgación existente ha documentado detalladamente los patrones de producción del Norte-Global y los efectos de
la cultura y políca cienca. Mediante técnicas mulvariantes y métodos inducvos, estos estudios han problemaza-
do la evolución del campo y sus efectos, la interdisciplinariedad, los paradigmas y sus limitaciones así como las práccas
cuesonables de invesgación (Donsbach, 2006; Mahes et al., 2015; Walter; Cody; Ball-Rokeach, 2018). Uno de los
retos futuros de la meta-invesgación en comunicación internacional es la de extender y documentar empíricamente
estas temácas con evidencias del Sur-Global, empleando con mayor asiduidad diferentes técnicas de invesgación
cualitavas.
Fomentar la apertura intelectual de las revistas y de su sistema de gobernanza
La publicación internacional de invesgaciones rigurosas y ajustadas a las demandas de producción supone un desao
independientemente de la temáca. Sin embargo, estudios previos han demostrado las fuertes desigualdades que ge-
nera el sistema, lo que provoca el privilegio de determinados fenómenos y aproximaciones metodológicas (Demeter,
2019). En este sendo, la meta-invesgación en comunicación es uno de los programas de invesgación con mayores
prejuicios debido, precisamente, a su propia naturaleza. Tres son los principales obstáculos:
- En primer lugar, la dicultad de establecer el “test de contribución” y de formar una “idendad cienca”. La meta-in-
vesgación, al examinar temácas que razonan sobre la propia naturaleza del campo, proporciona hallazgos limitados
a esta comunidad cienca. Asimismo, enden a adolecer de implicaciones sociales o polícas generales.
- En segundo lugar, y derivada de la anterior, son muy
denidos los espacios interesados en estos estudios y
su difusión ende a reducirse a números especiales o
revistas especializadas.
- En tercer y úlmo lugar, la sociología y la meta-inves-
gación en las ciencias de la comunicación tratan, entre
otras cuesones, de revelar empíricamente la cultura
y prácca cienca.
La homogeneización geográfica desen-
cadena un proceso de estandarización
científica que tiende a oscurecer el plu-
ralismo y la disidencia académica
Para los dominadores del campo resul-
ta desafiante que los patrones de pro-
ducción se manifiesten empíricamente,
puesto que se revelan las desigualdades
y sus privilegios estructurales
Manuel Goyanes
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 10
Para los dominadores del campo resulta desaante que
los patrones de producción se maniesten empírica-
mente, puesto que se revelan las desigualdades y sus
privilegios estructurales. Ello provoca que muchos aca-
démicos reaccionen con recelo y que una parte signi-
cava de estudios crícos sean rechazados en el proceso
de revisión por pares. Como andoto, muchas meta-invesgaciones hacen un redoblando esfuerzo de contención crí-
ca, guillonando su potencial relevancia e interés.
Razonar sobre el modo de reclutamiento de los órganos de gobernanza
Las invesgaciones sobre los consejos ciencos asumen que la selección de sus miembros aende a ideales merito-
crácos tales como el historial de publicaciones, la nanciación obtenida, los premios concedidos y demás variables
perfectamente cuancables (Dhanani; Jones, 2017). Sin poner en duda las buenas práccas de la mayoría de revistas,
estudios recientes comienzan a desaar este argumento racional y a teorizar sobre el potencial patronazgo en la ciencia
(Burgess; Shaw, 2010).
Dos son los intereses fundamentales:
1) mantener una estructura elista (colegio invisible) que perpetúe las normas y valores de los dominadores del campo
(nivel internacional) y
2) generar inuencias o negocios con intereses cremascos cuya expansión geográca se basa en la creación y divulga-
ción cienca (nivel nacional).
Un reto clave de la meta-invesgación es la de examinar estas distorsiones y documentar sus potenciales consecuencias
en la producción y promoción académica. Asimismo, estudios futuros deberían profundizar en el rol de facto de determi-
nados perles y su contribución al buen gobierno de las revistas a las que pertenecen. Es este sendo, estudios recientes
han sugerido que un número signicavo de académicos son requeridos en los consejos ciencos como mero reclamo,
pero con escasa parcipación estratégica.
Incluir bases de datos más inclusivas (Scopus), frente a Web of Science
Una parte signicava de la meta-invesgación en comunicación toma como referencia para sus análisis las revistas
incluidas en la Web of Science de Clarivate Analycs. Ello se debe, principalmente, a que su sistema de clasicación, los
Journal Citaon Reports, y su “índice de impacto”, es considerado el más relevante para clasicar las revistas y su impor-
tancia (Goyanes, 2017). A pesar de que existe una fuerte contestación alrededor de este argumento (Demeter, 2018),
son muchas las agencias de acreditación y evaluación de todo el mundo que toman esta clasicación como unidad de
medida.
Sin embargo, este sistema de indexación ofrece desajustes e imparcialidades que privilegian las costumbres, normas
y valores de la cultura anglosajona. Es por ello que los hallazgos obtenidos, si bien pretenden ser generalizables a la
población de las revistas en comunicación, conenen grandes limitaciones. Una potencial solución y reto de futuro es
el de ampliar la muestra seleccionada y tomar como medida índices de impacto más inclusivos, como SCImago Journal
Rank o CiteScore, basados en Scopus. Para reducir la candad de material explorado, los estudios deberán basarse en
muestras probabilíscas aleatorias, estracadas por cuarles y proporcionales. Mediante estás técnicas de muestreo,
los hallazgos obtenidos y las implicaciones teóricas discudas serán perfectamente generalizables y se comprenderá
mejor la verdadera evolución del campo.
Plantear nuevas formas de medir la diversidad cienca
Uno de los desaos clave de la meta-invesgación en comunicación es establecer medidas y baremos con los que
calcular la diversidad científica. La mayoría de estudios dentro de este programa de invesgación ofrecen descripcio-
nes de la prevalencia o carencia de determinados valores, como puede ser el número de mujeres que son primeras
autoras, las metodologías empleadas, o las universidades y países más productores. En función de sus frecuencias y
porcentajes, los invesgadores establecen conclusiones teóricas sobre la evolución y devenir del campo, problema-
zando la potencial diversidad y sus consecuencias. Siendo ellas relevantes, cuentan con importantes limitaciones: ¿bajo
qué criterios empíricos se establecen que esas medidas son o no son diversas? ¿cuál es el rao de diversidad que
debe considerarse aceptable? Y lo que es quizá todavía más importante, ¿qué es la diversidad cienca y cómo puede
medirse matemácamente? Un reto fundamental de la meta-invesgación internacional es proporcionar modelos de
medición de la diversidad cienca y protocolos ables
para su contraste frente a patrones que se establecen
o consideran teóricamente como ideales. Ello permiría
establecer discusiones teóricas con criterios transparen-
tes y el planteamiento de discusiones normavas sobre
la verdadera diversidad del campo.
Un número significativo de académicos
son requeridos en los consejos científi-
cos como mero reclamo, pero con esca-
sa participación estratégica
Un reto fundamental de la meta-inves-
tigación internacional es proporcionar
modelos de medición de la diversidad
científica y protocolos fiables
Editorial. Meta-investigación en comunicación: antecedentes, efectos y retos de una investigación y gobernanza estandarizada
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 11
9. Referencias
Alatas, Syed-Farid (2003). “Academic dependency and the global division of labour in the social sciences”. Current socio-
logy, v. 51, n. 6, pp. 599-613.
hps://doi.org/10.1177/00113921030516003
Alvesson, Mats; Gabriel, Yiannis; Paulsen, Roland (2017). Return to meaning: A social science with something to say.
Oxford University Press. ISBN: 978 0 19 878709 9
Andrikopoulos, Andreas; Economou, Labriana (2015). “Editorial board interlocks in nancial economics”. Internaonal
review of nancial analysis, v. 37, pp. 51-62.
hps://doi.org/10.1016/j.irfa.2014.11.015
Baccini, Alberto; Barabesi, Lucio (2010). “Interlocking editorship. A network analysis of the links between economic
journals”. Scientometrics, v. 82, n. 2, pp. 365-389.
hps://doi.org/10.1007/s11192-009-0053-7
Baccini, Alberto; Barabesi, Lucio (2011). “Seats at the table: The network of the editorial boards in informaon and
library science”. Journal of informetrics, v. 5, n. 3, p. 382-391.
hps://doi.org/10.1016/j.joi.2011.01.012
Barne, George A.; Huh, Catherine; Kim, Youngju; Park, Han-Woo (2011). “Citaons among communicaon journals
and other disciplines: a network analysis”. Scientometrics, v. 88, n. 2, pp. 449-469.
hps://doi.org/10.1007/s11192-011-0381-2
Bedeian, Arthur G.; Van Fleet, David D.; Hyman III, Hugh (2009). “Scienc achievement and editorial board members-
hip”. Organizaonal research methods, v. 12, n. 2, pp. 211-238.
hps://doi.org/10.1177/1094428107309312
Bell, Emma; Kothiyal, Nivedita; Willmo, Hugh (2018). “Methodology-as-Technique and the meaning of rigour in glo-
balized management research”. Brish journal of management, v. 28, n. 3, p. 534-550.
hps://doi.org/10.1111/1467-8551.12205
Braun, Tibor; Dióspatonyi, Ildikó (2005). “World ash on basic research: The counng of core journal gatekeepers as
science indicators really counts. The scienc scope of acon and strength of naons”. Scientometrics, v. 62, n. 3, pp.
297-319.
hps://doi.org/10.1007/s11192-005-0023-7
Bunz, Ulla (2005). “Publish or perish: A limited author analysis of ICA and NCA journals”. Journal of communicaon, v.
55, n. 4, pp 703-720.
hps://doi.org/10.1111/j.1460-2466.2005.tb03018.x
Burgess, Thomas F.; Shaw, Nicola (2010). “Editorial board membership of management and business journals: a social
network analysis study of the Financial Times 40”. Brish journal of management, v. 21, n 3, pp. 627-648.
hps://doi.org/10.1111/j.1467-8551.2010.00701.x
Butler, Nick; Spoelstra, Sverre (2014). “The regime of excellence and the erosion of ethos in crical management stu-
dies”. Brish journal of management, v. 25, n. 3, pp. 538-550.
hps://doi.org/10.1111/1467-8551.12053
Cabanac, Guillaume (2012). “Shaping the landscape of research in informaon systems from the perspecve of edito-
rial boards: A scientometric study of 77 leading journals”. Journal of the American Society for Informaon Science and
Technology, v. 63, n. 5, pp. 977-996.
hps://doi.org/10.1002/asi.22609
Caarel-Serra, Carmen; Ortega-Mohedano, Félix; Gaitán-Moya, Juan-Antonio (2017). “Invesgación en Comunicación
en la universidad española en el período 2007-2014”. El profesional de la información, v. 26, n. 2, pp. 218-227.
hps://doi.org/10.3145/epi.2017.mar.08
Carrasco-Campos, Ángel; Saperas, Enric; Marnez-Nicolás, Manuel (2018). “¿Cómo invesgamos la comunicación en
España? Universidades públicas y privadas en las publicaciones ciencas de comunicación españolas (1990-2014)”.
AdComunica, n. 15.
hp://www.adcomunicarevista.com/ojs/index.php/adcomunica/arcle/view/457
Chung, Joo-Chung; Barne, George A.; Kim, Kitae Kim; Lacka, Derek (2013). “An analysis on communicaon theory
and discipline”. Scientometrics, v. 95, n. 3, pp. 985-1002.
hps://doi.org/10.1007/s11192-012-0869-4
Craig, Robert (1999). “Communicaon theory as a eld”. Communicaon theory, v. 9, n. 2, pp. 119-161.
hps://doi.org/10.1111/j.1468-2885.1999.tb00355.x
Manuel Goyanes
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 12
Crane, Diana (1967). “The gatekeepers of science: Some factors aecng the selecon of arcles of scienc journals”.
The American sociologist, v. 2, n. 4, pp. 195-201.
hps://www.jstor.org/stable/27701277
Demeter, Márton (2018). “Changing center and stagnant periphery in communicaon and media studies: Naonal di-
versity of major internaonal journals in the eld of communicaon from 2013 to 2017”. Internaonal journal of com-
municaon, v. 12, pp. 2893-2921.
hps://ijoc.org/index.php/ijoc/arcle/view/9122
Demeter, Márton (2019). “The winner takes it all: Internaonal inequality in communicaon and media studies today”.
Journalism & mass communicaon quarterly, v. 96, n. 1, pp. 37-59.
hps://doi.org/10.1177/1077699018792270
Dhanani, Alpa; Jones, Michael (2017). “Editorial boards of accounng journals: gender diversity and internaonalisa-
on”. Accounng, auding & accountability journal, v. 30, n. 5, pp. 1008-1040.
hps://doi.org/10.1108/AAAJ-08-2014-1785
Dickersin, Kay; Fredman, Lisa; Flegal, Katherine M.; Sco, Jane D.; Crawley, Barbara (1998). “Is there a sex bias in choo-
sing editors? Epidemiology journals as an example”. JAMA, v. 280, n. 3, pp. 260-264.
hps://doi.org/10.1001/jama.280.3.260
Donsbach, Wolfgang (2006). “The identy of communicaon research”. Journal of communicaon, v. 56, n. 3, pp. 437-
448.
hps://doi.org/10.1111/j.1460-2466.2006.00294.x
Espin, Johanna; Palmas, Sebasan; Carrasco-Rueda, Farah; Riemer, Krisna; Allen, Pablo E.; Berkebile, Nathan; Hecht,
Kirsten A.; Kastner-Wilcox, Kay; Núñez-Regueiro, Mauricio M.; Prince, Candice; Ríos, Constanza; Ross, Erica; Sangha,
Bhagatveer; Tyler, Tia; Ungvari-Marn, Judit; Villegas, Mariana; Cataldo, Tara T.; Bruna, Emilio (2017). “A persistent
lack of internaonal representaon on editorial boards in environmental biology”. PLoS biology, v. 15, n. 12, e2002760.
hps://doi.org/10.1371/journal.pbio.2002760
Feeley, Thoomas (2008). “A bibliometric analysis of communicaon journals from 2002 to 2005”. Human communicaon
research, v. 34, n. 3, pp. 505-520.
hps://doi.org/10.1111/j.1468-2958.2008.00330.x
Fernández-Quijada, David; Masip, Pere; Bergillos, Ignacio (2013). “El precio de la internacionalidad: la dualidad en
los patrones de publicación de los invesgadores españoles en comunicación”. Revista española de documentación
científica, v. 36, n. 2.
hps://doi.org/10.3989/redc.2013.2.936
Fuchs, Chrisan; Qiu, Jack (2018). “Ferments in the eld: Introductory reecons on the past, present and future of
communicaon studies”. Journal of communicaon, v. 68, n. 2, pp. 219-232.
hps://doi.org/10.1093/joc/jqy008
García-Carpintero, Esther; Granadino, Begoña; Plaza, Luis (2010). “The representaon of naonalies on the editorial
boards of internaonal journals and the promoon of the scienc output of the same countries. Scientometrics, v. 84,
n. 3, pp. 799-811.
hps://doi.org/10.1007/s11192-010-0199-3
Gobo, Giampietro (2011). “Glocalizing methodology? The encounter between local methodologies”. Internaonal jour-
nal of social research methodology, v. 14, n. 6, pp. 417-437.
hps://doi.org/10.1080/13645579.2011.611379
Goyanes, Manuel (2017). Desao a la invesgación estándar en comunicación: Críca y alternavas. Barcelona: Editorial
UOC. ISBN: 978 84 9116 677 1
Goyanes, Manuel (2019). “Editorial boards in communicaon sciences journals: Plurality or standardizaon?”. Interna-
onal communicaon gazee, v. 82, n. 4, pp. 342-364.
hps://doi.org/10.1177/1748048518825322
Goyanes, Manuel; De-Marcos, Luís (2020). “Academic inuence and invisible colleges through editorial board interloc-
king in communicaon sciences: a social network analysis of leading journals”. Scientometrics, v. 123, n. 2, pp. 791-811.
hps://doi.org/10.1007/s11192-020-03401-z
Goyanes, Manuel; Demeter, Márton (2020). “How the geographic diversity of editorial boards aects what is published
in JCR-ranked communicaon journals”. Journalism & mass communicaon quarterly, PrePrint, 26 pp.
hps://doi.org/10.1177/1077699020904169
Editorial. Meta-investigación en comunicación: antecedentes, efectos y retos de una investigación y gobernanza estandarizada
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 13
Goyanes, Manuel; Rodríguez-Gómez, Eduardo-Francisco; Rosique-Cedillo, Gloria (2018). “Invesgación en comunica-
ción en revistas ciencas en España (2005-2015): de disquisiciones teóricas a invesgación basada en evidencias”. El
profesional de la información, v. 27, n. 5, pp. 1281-1291.
hps://doi.org/10.3145/epi.2018.nov.11
Grimes, David; Bauch, Chris T.; Ioannidis, John (2018). “Modelling science trustworthiness under publish or perish pres-
sure”. Royal Society Open Science, v. 5, n. 1, pp. 1-19.
hps://doi.org/10.1098/rsos.171511
Gunaratne, Shelton (2010). “De-Westernizing communicaon/social science research: Opportunies and limitaons”.
Media, culture & society, v. 32, n. 3, pp. 473-500.
hps://doi.org/10.1177/0163443709361159
Günther, Elisabeth; Domahidi, Emese (2017). “What communicaon scholars write about: An analysis of 80 years of
research in high-impact journals”. Internaonal journal of communicaon, v. 11, pp. 3051-3071.
hps://ijoc.org/index.php/ijoc/arcle/view/6989
Ito, Youichi (1990). “Mass communicaon theories from a Japanese perspecve”. Media, culture & society, v. 12, n. 4,
pp. 423-446.
hps://doi.org/10.1177/016344390012004002
Keang, David M.; Richards, Adam S.; Palomares, Nicholas A.; Banas, John A.; Joyce, Nick; Rains, Stephen A. (2019).
“Titling pracces and their implicaons in communicaon research 1970-2010: Cutesy cues carry citaon consequen-
ces”. Communicaon research, 22 pp., preprint.
hps://doi.org/10.1177/0093650219887025
Khan, Gohar-Feroz; Lee, Sungjoon; Park, Ji-Young; Park, Han-Woo (2016). “Theories in communicaon science: a struc-
tural analysis using webometrics and social network approach”. Scientometrics, v. 108, n. 2, pp. 531-557.
hps://doi.org/10.1007/s11192-015-1822-0
Knobloch-Westerwick, Silvia; Glynn, Carroll; Huge, Michael (2013). “The Malda eect in science communicaon: an
experiment on gender bias in publicaon quality percepons and collaboraon interest”. Science communicaon, v. 35,
n. 5, pp. 603-625.
hps://doi.org/10.1177/1075547012472684
Lauf, Edmund (2005). “Naonal diversity of major internaonal journals in the eld of communicaon”. Journal of com-
municaon, v. 55, n. 1, pp. 139-151.
hps://doi.org/10.1111/j.1460-2466.2005.tb02663.x
Livingstone, Sonia (2007). “Internaonalizing media and communicaon studies: reecons on the Internaonal Com-
municaon Associaon”. Global media and communicaon, v. 3, n. 3, pp. 273-288.
hps://doi.org/10.1177/1742766507082570
Marnez-Nicolás, Manuel; Saperas, Enric (2016). “Objetos de estudio y orientación metodológica de la reciente inves-
gación sobre comunicación en España (2008-2014) Análisis de los trabajos publicados en revistas ciencas españolas”.
Revista lana de comunicación social, n. 71, pp. 1365-1384.
hps://doi.org/10.4185/RLCS-2016-1150es
Marnez-Nicolás, Manuel; Saperas, Enric; Humanes, María-Luisa (2019). “Mudanzas en la cultura cienca. El nuevo
contexto de la prácca invesgadora sobre comunicación y sus implicaciones epistemológicas”. En: Epistemología de la
comunicación y cultura digital: Retos emergentes (pp. 23-42). Universidad de Granada. ISBN: 978 84 338 6527 4
hps://dialnet.unirioja.es/servlet/libro?codigo=740913
Mahes, Jörg; Marquart, Franziska; Naderer, Brigie; Arendt, Florian; Schmuck, Desirée; Adam, Karoline (2015).
“Quesonable research pracces in experimental communicaon research: A systemac analysis from 1980 to 2013”.
Communicaon methods and measures, v. 9, n. 4, pp. 193-207.
hps://doi.org/10.1080/19312458.2015.1096334
Mauleón, Elba; Hillán, Laura; Moreno, Luz; Gómez, Isabel; Bordons, María (2013). Assessing gender balance among
journal authors and editorial board members”. Scientometrics, v. 95, n. 1, pp. 87-114.
hps://doi.org/10.1007/s11192-012-0824-4
Metz, Isabel; Harzing, Anne-Wil (2009). “Gender diversity in editorial boards of management journals”. Academy of
Management Learning & Educaon, v. 8, n. 4, pp. 540-557.
hps://doi.org/10.5465/amle.8.4.zqr540
Metz, Isabel; Harzing, Anne-Wil; Zyphur, Michael (2016). “Of journal editors and editorial boards: who are the trail-
blazers in increasing editorial board gender equality?” Brish journal of management, v. 27, n. 4, pp. 712-726.
hps://doi.org/10.1111/1467-8551.12133
Manuel Goyanes
e290406 Profesional de la información, 2020, v. 29, n. 4. e-ISSN: 1699-2407 14
Miconi, Andrea; Serra, Marcello (2019). “On the concept of medium: An empirical study”. Internaonal journal of com-
municaon, v. 13, 344-3461.
hps://ijoc.org/index.php/ijoc/arcle/view/10751
Morton, Melinda; Sonnad, Seema (2007). “Women on professional society and journal editorial boards”. Journal of the
Naonal Medical Associaon, v. 99, n. 7, pp. 764-771.
hps://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/arcles/PMC2574346/
Murphy, Jonathan; Zhu, Jingqi (2012). “Neo-colonialism in the academy? Anglo-American dominaon in management
journals”. Organizaon, v. 19, n. 6, pp. 915-927.
hps://doi.org/10.1177/1350508412453097
Ozbilgin, Mustafa (2004). “Internaonal” human resource management. Personnel review, v. 33, n. 2, pp. 205-221.
hps://doi.org/10.1108/00434804105180559
Parker, Lee (2007). “Developing research journals and qualitave inquiry: the role of the editorial board”. Qualitave
research in accounng & management, v. 4, n. 3, pp. 168-182.
hps://doi.org/10.1108/11766090710826628
Pendlebury, David; Adams, Jonathan (2012). “Comments on a crique of the Thomson Reuters journal impact factor”.
Scientometrics, v. 92, n. 2, pp. 395-401.
hps://doi.org/10.1007/s11192-012-0689-6
Petersen, Jessica; Hake, Fabian; Vogel, Rick (2017). “Editorial governance and journal impact: a study of management
and business journals”. Scientometrics, v. 112, n. 3, pp. 1593-1614.
hps://doi.org/10.1007/s11192-017-2434-7
Rodrigo-Alsina, Miguel; García-Jiménez, Leonarda (2010). “Communicaon theory and research in Spain: A paradig-
mac case of a socio-humanisc discipline”. European jour- nal of communicaon, v. 25, n. 3, pp. 273-286.
hps://doi.org/10.1177/0267323110373458
Sidhu, Reena; Rajashekhar, Praveen; Lavin, Victoria L.; Parry, Joanne; Awood, James; Holdcro, Anita; Sanders, Da-
vid S. (2009). “The gender imbalance in academic medicine: a study of female authorship in the United Kingdom”. Jour-
nal of the Royal Society of Medicine, v. 102, n. 8, pp. 337-342.
hps://doi.org/10.1258/jrsm.2009.080378
Stegmaier, Mary; Palmer, Barbara; Van Assendel, Laura (2011). “Geng on the board: the presence of women in po-
lical science journal editorial posions”. PS: Polical science & polics, v. 44, n. 4, pp. 799-804.
hps://doi.org/10.1017/S1049096511001284
Teixeira, Eduardo; Oliveira, Mirian (2018). “Editorial board interlocking in knowledge management and intellectual ca-
pital research eld”. Scientometrics, v. 117, n. 3, pp. 1853-1869.
hps://doi.org/10.1007/s11192-018-2937-x
Waisbord, Silvio (2016). “Communicaon studies without froners? Translaon and cosmopolitanism across academic
cultures”. Internaonal journal of communicaon, v. 10, pp. 868-886.
hps://ijoc.org/index.php/ijoc/arcle/view/3483/1569
Waisbord, Silvio; Mellado, Claudia (2014). “De-westernizing communicaon studies: A reassessment”. Communicaon
theory, v. 24, n. 4, pp. 361-372.
hps://doi.org/10.1111/comt.12044
Walter, Nathan; Cody, Michael; Ball-Rokeach, Sandra (2018). “The ebb and ow of communicaon research: Seven
decades of publicaon trends and research priories”. Journal of communicaon, v. 68, n. 2, pp. 424-440.
hps://doi.org/10.1093/joc/jqx015
Wiedemann, Thomas; Meyen, Michael (2016). “Internaonalizaon through Americanizaon: The expansion of the
internaonal communicaon associaon’s leadership to the world”. Internaonal journal of communicaon, v. 10, pp.
1489-1509.
hps://ijoc.org/index.php/ijoc/arcle/view/4504
Wille, Peter (2013). “The characteriscs of journal editorial boards in library and informaon science”. Internaonal
journal of knowledge content development & technology, v. 3, n. 1, pp. 5-17.
hps://journals.sfu.ca/ijkcdt/index.php/ijkcdt/arcle/view/28
Zuccala, Alesia (2006). “Modeling the invisible college”. Journal of the American Society for informaon Science and
Technology, v. 57, n. 2, pp. 152-168.
hps://doi.org/10.1002/asi.20256
... Desde este planteamiento, la literatura hispánica (por ende, de España e Hispanoamérica) circunscrita al terreno de la comunicación ha protagonizado, desde 2005, un incremento constante (Fernández-Quijada; Masip, 2013;Lozano-Ascencio et al., 2020;Masip, 2011), aunque no paulatino. De hecho, la abundante metainvestigación llevada a cabo en España nota "una proliferación en el número general de artículos y revistas" (Goyanes;Rodríguez-Gómez, 2018: 549). Una de las razones que explicaría este abrupto incremento de la producción radica en los procesos de acreditación del profesorado universitario (Costa-Sánchez, 2017), ineludibles de cara a su progresión laboral. ...
... Una de las razones que explicaría este abrupto incremento de la producción radica en los procesos de acreditación del profesorado universitario (Costa-Sánchez, 2017), ineludibles de cara a su progresión laboral. Asimismo, existen voces críticas que subrayan que este desarrollo intensivo de la investigación provoca que se entremezclen artículos rigurosos con otros de exiguo valor (Rodríguez-Gómez; Goyanes;. Surge, de este modo, la primera hipótesis del presente estudio: no espuria, (Leydesdorff et al., 2013), dando origen a un pilar esencial de la ciencia: la colaboración entre pares (Gómez-Ferri;González-Alcaide, 2018). ...
... En primer lugar, "los investigadores españoles tenderán a publicar en las revistas que priorizan las agencias de acreditación" (Masip, 2011: 209); esto es, las mejor indexadas en los indicadores de referencia (Web of Science o Scopus-SCImago Journal Rank, como las aquí consideradas). En segundo lugar, es cada vez más común la falta de innovación y la estandarización científicas (Goyanes;, espoleadas por la cultura del "publica o perece" basada en la acumulación de publicaciones y en el incremento individual de citas (Delgado-López-Cózar; Ràfols; Abadal, 2021). Ambas cuestiones tienen mucho que ver con el pragmatismo (Martínez-Nicolás; Martínez-Fernández, 2018) y la lícita voluntad de prosperar (Costa-Sánchez, 2017) por parte de los académicos; un deseo que, en ocasiones, puede derivar en prácticas cínicas como las coautorías espurias o la publicación fragmentada (De-Filippo, 2013). ...
Article
Full-text available
Con respecto a la evaluación de los méritos curriculares de los investigadores, las crecientes exigencias institucionales han tenido mucha incidencia tanto en el volumen de trabajos que divulgan las revistas de comunicación, como en las pautas de publicación de los autores. Desde este planteamiento, el propósito del presente estudio consiste en caracterizar esta producción de una manera sistemática, objetiva y cuantitativa. Para ello, se practicó un análisis de contenido de una muestra probabilística de 2103 artículos, pertenecientes a las 7 cabeceras hispánicas de mayor impacto durante el sexenio 2014-2019, e indexadas en el repositorio de SCImago Journal Rank. Los resultados obtenidos refrendan el incremento constante del número de publicaciones, así como un descenso perceptible de su impacto en los últimos años. Del mismo modo, la autoría múltiple se ha convertido en una práctica modal que refleja, a su vez, un mayor protagonismo de investigadores frente a investigadoras entre los primeros autores de los trabajos; unos manuscritos que, a menudo, se traducen al inglés para estimular su internacionalización. En lo concerniente a la filiación, está vinculada al ámbito universitario español (con Madrid y Barcelona como epicentros) y a múltiples disciplinas. Por último, y pese a la existencia de programas de I+d+i a varios niveles (local, regional, nacional e internacional), se constata una insuficiente financiación adicional de la actividad científica. A este respecto, se confirma que el impacto de la investigación aumenta a medida que lo hacen los apoyos económicos, de ahí la conveniencia de disponer, o formar parte, de proyectos financiados.
... Finalizando el pasado siglo, el investigador mexicano enfatiza la necesidad de realizar más estudios de corte empírico que permitieran avanzar teorías en América Latina. La globalización de la academia y las presiones institucionales por escalar posiciones en los rankings internacionales ha llevado a que los investigadores adopten los estándares internacionales y realicen investigaciones con evidencia empírica, más comunes en las publicaciones internacionales (Alvesson et al., 2017;Goyanes, 2020). Murphy y Zhu (2012) dan cuenta de un nuevo neocolonialismo en la academia internacional que propende por imponer la estandarización y el empirismo como norma extendida en la producción científica. ...
Article
Full-text available
El objetivo del presente artículo es analizar las características distintivas de la producción de investigación en el campo de la comunicación en las revistas científicas de comunicación latinoamericanas. La meta-investigación es necesaria, ya que permite revaluar el campo y ofrecer nuevos horizontes en la producción de conocimientos. Se realizaron 2 estudios: 1) Análisis bibliométrico a 116 revistas presentes en ocho bases de datos, y luego a 24 publicaciones presentes en Web of Science y Scopus; 2) Análisis de contenido, que incluye el análisis de 407 artículos en un periodo de 10 años (2009-2018). Los hallazgos demostraron una tendencia en la investigación en Latinoamérica a los estándares internacionales, evidenciada en la preponderancia de los estudios empíricos sobre los ensayísticos. Las universidades de la región editan la mayoría de las revistas del campo y predomina la circulación semestral. Contrario a las expectativas, la temática más difundida fue comunicación en salud, en parte por la muestra amplia de revistas brasileñas. Dentro de la investigación empírica predomina de manera amplia el enfoque cualitativo. La entrevista es el método de investigación más usado en la región. Finalmente, las teorías más usadas en Latinoamérica fueron el establecimiento de la agenda y el enmarque. Surgen desafíos inminentes: fortalecer la producción teórica autóctona y posicionar la reflexión y las temáticas de la región de manera más decida en la producción de conocimiento en el concierto global.
Article
Full-text available
Editorial boards (EBs) play a crucial role in setting journals’ scientific output, generally determining what legitimate science is and thus establishing a benchmark on what should be published. EB members are generally prominent scholars in a given discipline and, as such, are habitually connected to several journals’ EB, a phenomenon known as editorial board interlocking. This exploratory study analyses the EB interlocking in a sample of communication journals. Specifically, we apply social network analysis to investigate how 41 JCR (Journal Citation Report) communication journals are connected through EB interlocking. Using graph theory and social network analysis, we identified the scholarly journal network, the high influential journals and scholars, and the cohesive subgroups (i.e. invisible colleges) within the communication field. Our findings shed some important light on the network structure of EBs in communication sciences, arguing that the exploration of editorial interlocks is a complemental approach to understand academic journals’ influence within academic fields.
Article
Full-text available
This article tests whether the geographic diversity of editorial boards affects the diversity of research papers. Based on a content analysis of 84 journals listed in the Journal Citation Report, we show that diverse editorial boards are more likely to publish more diverse research articles, based on the country of origin of the first author and on where the data were collected. Our findings also indicate a negative association between (a) the impact factor and diversity of the research approach, (b) the journal’s affiliation to an academic association and diversity in the first author’s country of origin and the country of data collection, and (c) the founding year of the publication and the country of data collection. Finally, the founding year of the publication is explored as a moderator.
Article
Full-text available
In order to better understand the state, evolution, and impact of titling practices in the field of communication, we examine the prevalence of stylistic cues in journal article titles and whether such cues predict subsequent citations. We employed a stratified random sample of articles published in 22 communication journals between 1970 and 2010 ( N = 2,400). Although authors have increasingly used stylistic cues in academic titles, articles with titles containing such cues were cited less frequently. Journal impact modified this relationship: The presence of a stylistic title was associated with more citations if the article was published in a lower impact journal, but fewer citations if it was published in a higher impact journal. Taken together, the results highlight a tension between authors’ attempts to distinguish their work in an increasingly crowded marketplace and readers’ general reluctance to cite scholarship containing stylistic title cues.
Article
Full-text available
This research-based essay examines the national diversity of editorial boards from a selection of journals in communication sciences. Specifically, it reviews the board composition of 39 Journal Citation Report journals indexed in quartile one (Q1) and quartile two (Q2) in the category of 'communication', proposing a typology of dominant nationalities. The most distinguished countries are the United States, United Kingdom, Canada, Australia and Germany, monopolizing 79.4% of total members. The exaggerated domination of certain geographies is surprising given the increasing acknowledgement of plurality as a constitutive value of scientific progress. The article then problematizes why plurality is limited and, therefore, identifies a body of social and cultural bonds that underpin the domination of certain epistemic cultures. The study finally proposes an agenda that moves beyond the current status quo, and considers how these actions are likely to promote a more pluralistic and diverse intellectual terrain.
Article
Full-text available
Durante la última década un creciente número de investigaciones se ha esforzado en evaluar el progreso científico de los estudios en comunicación desde una perspectiva descriptiva, impidiendo comprender las asociaciones más relevantes establecidas en la disciplina. A través de un análisis de contenido a 11 revistas españolas en comunicación, se explora la probabilidad de producir artículos empíricos en función de siete criterios: los años, la financiación pública de la investigación, el número de autores, el género y clúster geográfico de procedencia de los autores, la revista y la temática de investigación. En líneas generales, los hallazgos demuestran un lento pero continuado proceso de abandono de la investigación no basada en evidencias y un crecimiento de investigaciones empíricas, especialmente a través de técnicas como el análisis de contenido. Se concluye que la cultura y práctica investigadora en comunicación en España evoluciona hacia estándares internacionales.
Article
Full-text available
In this research, we analyzed all 79 Web of Science (WoS) indexed journals in communication and media studies to disclose main publication patterns. We found that English-language countries dominate the field in a greater extent than in other disciplines, and developing countries are in a weaker position than English-language developed countries not just in natural sciences but also in soft sciences. We found significant correlations between the nominal GDP, the per capita publication, and per capita GDP of a given country and its publication scores.
Article
Full-text available
In this research, we explored what has changed in the field of communication and media studies since Edmund Lauf’s research in 2005, in which he analyzed publication patterns of leading communication journals from 1998 to 2002. We compared the results of our current analysis of 14,925 articles published in 72 Web of Science-ranked communication journals from 2013 to 2017 with Lauf’s earlier data. We found that most leading journals still publish articles almost exclusively from the developed world, and we found the same bias regarding the composition of journal editorial boards. Analysis shows a decreasing contribution of the U.S., while Asia and Western Europe greatly increased their participation, and developing regions are still underrepresented. Our research shows that the field is still deliberately dominated by Western articles in Western journals edited by Western editorial board members. Given this, we suggest that the international community of communication scholars develop strategies to expand common standards for a more balanced international contribution pattern.
Article
Due to the importance of academic journals, it is critical to understand how they can create influence on research fields. An alternative way to understand how scholarly journals create influence in academic fields is to analyze the editorial board interlockings (EBI) and how they may generate networks within academic fields. EBI is the term used to describe the general circumstance where the same scholar is a member of multiple editorial boards, which creates a social network dimension within and between academic journals. The aim of this paper is to examine EBI phenomenon within knowledge management and intellectual capital fields (KM–IC). Assuming that EBI creates a social structure within scholarly journals, this paper investigates how KM–IC journals are connected through EBI, which journals are the most influential within KM–IC field and identify if KM–IC scholarly journal network breaks into subgroups. Social network analysis was the method applied using data from KM–IC ranking. Results identified the scholarly journal network, the high influence journals, and the cohesive subgroups within KM–IC field.