BookPDF Available

Aspectos Psicologicos del COVID-19

Authors:

Abstract

Después de la gran acogida del artículo titulado “¿Cuál es el papel del psicólogo ante el nuevo Coronavirus (COVID-19)?” que publiqué en la Cátedra Abierta de Psicología y Neurociencias el pasado 12 de febrero del 2020, y en vistas al interés suscitado entre los compañeros psicólogos y otras personas interesadas por la psicología, he decidido realizar este libro donde se aborda el tema de la perspectiva psicológica en tiempos de pandemia. A pesar de que la información sobre crisis sanitarias como del COVID-19 es muy reciente, y en algunos casos “cambiante”, voy a presentar el trabajo basado en los datos actuales y sobre todo en publicaciones de carácter científico, donde además se incluirán declaraciones de distintos expertos recogidos por los medios de comunicación debidamente citados. Un libro accesible para todos los que quieran profundizar en los aspectos psicológicos de un fenómeno de masas en tiempos de crisis sanitaria como es el caso del COVID-19.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
2
Aspectos
Psicológicos
del
COVID-19
Juan Moisés de la Serna
Editorial Tektime
2020
Juan Moisés de la Serna
3
Aspectos Psicológicos del COVID-19
Escrito por Juan Moisés de la Serna
1ª edición: marzo 2020
© Juan Moisés de la Serna, 2020
© Ediciones Tektime, 2020
ISBN paperback: 9788835404484
Todos los derechos reservados
Distribuido por Tektime
https://www.traduzionelibri.it
No se permite la reproducción total o parcial de este
libro, ni su incorporación a un sistema informático, ni su
transmisión en cualquier forma o por cualquier medio, sea
éste electrónico, mecánico, por fotocopia, por grabación u
otros medios, sin el permiso previo y por escrito del editor.
La infracción de los derechos mencionados puede ser
constitutiva de delito contra la propiedad intelectual (Art.
270 y siguientes del Código Penal).
Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos
Reprográficos) si necesita fotocopiar o escanear algún
fragmento de esta obra. Puede contactar con CEDRO a
través de la web www.conlicencia.com o por el teléfono en
el 91 702 19 70 / 93 272 04 47.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
4
Prólogo
Después de la gran acogida del artículo titulado “¿Cuál
es el papel del psicólogo ante el nuevo Coronavirus
(COVID-19)?” que publiqué en la Cátedra Abierta de
Psicología y Neurociencias el pasado 12 de febrero del 2020,
y en vistas al interés suscitado entre los compañeros
psicólogos y otras personas interesadas por la psicología, he
decidido realizar este libro donde se aborda el tema de la
perspectiva psicológica en tiempos de pandemia.
A pesar de que la información sobre crisis sanitarias
como del COVID-19 es muy reciente, y en algunos casos
“cambiante”, voy a presentar el trabajo basado en los datos
actuales y sobre todo en publicaciones de carácter
científico, donde además se incluirán declaraciones de
distintos expertos recogidos por los medios de
comunicación debidamente citados.
Un libro accesible para todos los que quieran
profundizar en los aspectos psicológicos de un fenómeno de
masas en tiempos de crisis sanitaria como es el caso del
COVID-19.
Juan Moisés de la Serna
5
Dedicado a mis padres
Aspectos Psicológicos del COVID-19
6
Contenido
Prólogo .................................................................................................... 4
Capítulo 1. Introducción al COVID-19 ............................................ 9
La denominación del COVID-19 ................................................. 17
La adopción de medidas de salud ............................................... 25
Listado de Ilustraciones ................................................................ 45
Tweets referenciados ..................................................................... 46
Referencias ...................................................................................... 49
Capítulo 2. Reacciones ante el COVID-19 .................................... 53
Decisiones ante el COVID-19 ...................................................... 76
Comportamiento irracional .......................................................... 89
El racismo ante el COVID-19 .................................................... 101
Listado de Ilustraciones .............................................................. 130
Tweets referenciados ................................................................... 131
Referencias .................................................................................... 136
Capítulo 3. Salud Mental y Confinamiento ................................ 141
Emociones durante el Confinamiento ...................................... 147
Depresión en el Confinamiento ................................................. 165
Ansiedad en el Confinamiento .................................................. 171
El Sistema Inmune en el Confinamiento ................................ 174
La alimentación en el Confinamiento ...................................... 177
El sueño en el Confinamiento .................................................... 180
La Resiliencia en el Confinamiento ......................................... 184
Juan Moisés de la Serna
7
Listado de Ilustraciones .............................................................. 188
Tweets referenciados ................................................................... 189
Referencias..................................................................................... 191
Conclusiones ...................................................................................... 194
Capítulo 1. Introducción al COVID-19
Se puede hablar de crisis personal o social, en el primer
caso se produce alguna circunstancia interna o externa que
cambia la forma en cómo un individuo llega a percibir su
presente, futuro, e incluso pasado, pudiéndose cuestionar
su papel en la vida, o de todo lo que hasta ese momento
creía y pensaba. Así sucede cuando fallece un familiar,
sobre todo si es allegado, o se sufre algún tipo de accidente
con consecuencias sobre la salud o la autonomía de la
persona, pero también se puede entrar en crisis por
aspectos de tipo emocional como por la ruptura sentimental
de nuestra pareja o por el divorcio de los progenitores
cuando se es adolescente, con lo que desde un punto de
vista psicológico se puede hablar de crisis causadas por
muy diversas circunstancias que afectan al individuo; pero
luego existen las crisis sociales, como en el caso de las crisis
humanitarias en donde millones de afectados abandonan
todo lo que tienen e inician la huida hacia un futuro
incierto; igualmente se pueden producir crisis económicas
donde de la noche a la mañana miles de personas pueden
perder el trabajo y con ello la forma de traer ingresos a su
casa, poniendo en riesgo su supervivencia y la de los suyos
(@NTN24ve, 2018) (ver Ilustración 1).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
10
Ilustración 1. Tweet Crisis Humanitarias
Juan Moisés de la Serna
11
En este tipo de crisis también estarían las relacionadas
con la salud, donde una enfermedad puede poner en riesgo
la vida de la persona, de alguien que días previos estaba
sano. En esta categoría se pueden incluir las pandemias, e
incluso las emergencias sanitarias, tal y como sucede con el
COVID-19, enfermedad que ha movilizado a millares de
médicos y personal sanitario que luchan diariamente por
mitigar los efectos del virus, aún a riesgo de su propia vida.
Aunque en ocasiones a lo que más visibilidad dan los
medios de comunicación es al número de afectados y de
fallecidos, información ofrecida por los distintos gobiernos
y recogida por la OMS en su web.
Desde el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de
la Universidad de Johns Hopkins (EE.UU.) (Johns Hopkins
CSSE, 2020) se informa del número de casos de afectados,
decesos y recuperados tanto numérica como visualmente,
tanto a nivel mundial o por cada uno de los países.
A 7 de Marzo del 2020, que es cuando se inicia este
libro, el número de casos afectados a nivel mundial son de
102.470, distribuidos entre 101 países, de los cuales China
cuenta con 80.651 afectados, seguido de Corea del Sur con
7.041 e Irán con 4.747; situándose España en la posición
décima con 401 casos (ver Ilustración 2Error! Reference
source not found.).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
12
Igualmente, a través de dicho portal se informa que el
número de fallecidos hasta la fecha han sido de 3.491
personas, habiendo sufrido y pasado la enfermedad 57.462.
Actualizando los datos anteriores a 19 de marzo del
2020 la cifra de afectados es de 218.827 personas,
repartidos entre 160 países, siendo el número de fallecidos
de 8.811 (ver Ilustración 3).
Ilustración 2 Casos de contagiados a 7 de Marzo 2020
Ilustración 3 Casos de contagiados a 19 de Marzo del 2020
Juan Moisés de la Serna
13
Si nos fijamos en Google (Google Trend, 2020) sobre las
tendencias de búsqueda del COVID-19, término designado
por la Organización Mundial de la Salud el 11 de Febrero
del 2020 para referirse al nuevo coronavirus surgido en una
provincia de China y cuyo primer caso de afectado fue
comunicado el 31 de Diciembre del 2019 (O.M.S., 2020), se
puede observar cómo ha ido aumentando progresivamente
las búsquedas con este término a nivel mundial
duplicándose entre el 11 a 12 de Febrero; el 23 a 24 de
Febrero; y el 1 a 2 de Marzo; observándose únicamente una
reducción entre los días 28 de Febrero a 1 de Marzo (ver
Ilustración 4Ilustración 7).
Con respecto al interés suscitado por países es posible
comprobar cómo el que s búsquedas ha generado en este
último mes es Singapur, seguido de Islandia, China y Hong
Kong; quedando para la posición veinte Estados Unidos, y
ocupando España la posición cuarenta y ocho de los sesenta
y cinco países que componen el resultado de Google, siendo
Ilustración 4 Evolución de termino de búsqueda
Aspectos Psicológicos del COVID-19
14
la última posición ocupada por Turquía (ver Ilustración 5).
Tal y como puede observarse no existe una
correspondencia directa entre los países con mayor número
de afectados y la preocupación que ha generado entre la
población reflejado en los términos de búsqueda, esto puede
ser debido a que existen otros factores a tener en cuenta
como el alarmismo generado en determinadas poblaciones,
o el que en ese país se usen medios diferentes a Google para
consultar este tipo de información, por ejemplo en algunos
países de Asia el buscador más empleado es el Baidu.
Igualmente hay que indicar que el término de COVID-
19 surgió después de que se le hubiese denominado nuevo
coronavirus 2019 (n-CoV), también conocido como “virus de
China” o “virus de Wuhan” que es como se llama la
provincia China donde se inició el contagio, por lo que
algunos usuarios seguirán realizando su búsqueda con los
términos antiguos.
Juan Moisés de la Serna
15
Además, se puede usar el término coronavirus, que es
como se denomina a la familia de este virus, o simplemente
virus; por ello la panorámica de los datos quedaría
incompleta al recoger únicamente el término de COVID-19,
lo que podría explicar la diferencia mostrada entre el orden
de países en cuanto al número de casos de fallecidos y el
orden del interés mostrado de búsquedas en Google.
Así si realizamos la búsqueda anterior, pero incluyendo
como temas los términos COVID, Virus y Coronavirus
podemos ver que la preocupación por este tema se inicia el
20 de enero del 2020, y que el término COVID o COVID-19
que es la denominación oficial, apenas es usado para buscar
información al respecto, estando muy por encima el uso del
término Virus y por encima de este el de Coronavirus (ver
Ilustración 6).
En la gráfica anterior se puede observar cómo ha
existido un momento inicial de interés tanto en los
términos de Virus y Coronavirus entre el 20 al 31 de enero,
perdiendo progresivamente interés en las búsquedas hasta
Ilustración 6 Términos en Google relacionados con el COVID
Aspectos Psicológicos del COVID-19
16
el 20 de febrero donde el interés se incrementa
exponencialmente en el término de Coronavirus.
Centrándonos en este último término el país que más
ha buscado en Google ha sido Italia, seguido de Singapur y
Suiza, ocupando España el quinto puesto, y Estados Unidos
el decimonoveno de los 64 países de los que se tienen datos
(ver Ilustración 7).
Datos que sí se corresponde con el número de casos de
contagiados crecientes, a excepción de Irlanda donde se
podría hablar de un alarmismo social por encima de los
datos reales de casos en dicho momento.
Ilustración 7. Búsqueda de Coronavirus por países
Juan Moisés de la Serna
17
La denominación del COVID-19
Uno de los problemas de los psicólogos sociales es
conseguir la fidelidad de los clientes a una marca, siendo
esta la que usamos para identificar a una determinada
persona, producto o empresa. Normalmente cuando
pensamos en una compañía como Coca-Cola, McDonald o
Ikea, lo solemos hacer con respecto a los productos que
venden. Si nos fijamos en otras marcas como U.P.S., Iberia
o Microsoft lo hacemos sobre los servicios que ofrecen.
Algo que va a influir decisivamente en la adquisición
del producto o servicio en cuestión, ya no sólo basado en
nuestro propio criterio, si no en la influencia de la opinión
de los demás y de los medios de comunicación a través de
la publicidad.
Igualmente, cuando pensamos en Stephen Hawking,
Barack Obama o Rafael Nadal ya no lo hacemos ni en
productos ni en servicios, si no por su Personal Branding o
marca personal que han desarrollado gracias a sus carreras
científicas, políticas o deportivas respectivamente, es decir,
se van asociando aspectos emocionales a la marca, la cual
puede ir ligada a una persona, empresa e incluso localidad.
Pues lo mismo pasa cuando se ha de denominar a las
“desgracias”, tal y como sucede a la hora de designar a los
ciclones tropicales que anualmente castigan buena parte
Aspectos Psicológicos del COVID-19
18
del Caribe y Norteamérica.
Según informa la Organización Mundial de
Meteorología (World Meteorological Organization, 2020),
estos nombres siguen unos listados preestablecidos que van
rotándose, quedando en el recuerdo de muchos los efectos
del huracán Katrina del 2005 o de Ike del 2008.
Luego en principio estos nombres no guardan ninguna
relación con la fecha en la que se produce, la violencia o las
zonas más afectadas, entre estos los hay en inglés o español
(por ejemplo, Barry o Gonzalo respectivamente),
masculinos o femeninos (por ejemplo, Lorenzo o Laura
respectivamente), pero ¿tiene alguna incidencia en la
población la denominación de los ciclones tropicales?
Esto es lo que se ha tratado de averiguar con una
investigación realizada desde el Departamento de
Administración y Empresas; junto con el Departamento de
Psicología, del Instituto de Investigación de
Comunicaciones y el Laboratorio de Investigación de
Encuestas sobre la Mujer y Género de la Universidad de
Illinois; junto con el Departamento de Estadística de la
Universidad Estatal de Arizona (EE.UU.) (Jung, Shavitt,
Viswanathan, & Hilbe, 2014).
En el estudio se analizaron las consecuencias
climáticas de los huracanes en EE. UU. durante las
últimas seis décadas diferenciándolos en función del
Juan Moisés de la Serna
19
nombre masculino y femenino, encontrando primeramente
que aquellos que tenían nombres femeninos habían sido los
que habían conllevado mayores efectos destructivos y de
fallecimientos entre la población.
Hay que recordar que la lista de nombres está prefijada
y que su asignación es consecutiva, por lo que a priori no
existe ninguna relación entre el género del nombre y su
violencia, por ello lo más sorprendente del estudio es que
pasaron una lista de nombres de huracanes, 5 masculinos
y 5 femeninos a 346 participantes, para que valorasen
mediante escala tipo Likert de 1 a 7 hasta qué punto
consideraban violento cada uno de los huracanes de la lista.
Los resultados muestran que los huracanes de nombres
masculinos tendían a valorarse como más destructivos que
los de nombre femenino, independientemente del género de
los participantes.
Lo que permitió entender por qué en ocasiones ante los
avisos de las autoridades se suele hacer más o menos caso
en cuanto a prevención se refiere, por ejemplo,
simplemente porque el nombre asignado sea masculino o
femenino.
En cambio, en la denominación de las enfermedades en
el ámbito de la salud suelen indicarse con unas siglas que
guardan relación con alguna característica identificativa
del sitio, síntomas o consecuencias.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
20
Así y dentro de la familia de los coronavirus han
existido con anterioridad diversos brotes como en el caso
del SARS-CoV surgido en China en el 2002 cuyas siglas se
corresponden al Coronavirus del Síndrome Respiratorio
Agudo Grave y que hace referencia a su sintomatología; el
MERS-CoV que surgió en Arabia Saudita en el 2012 y
cuyas iniciales en inglés hacen referencia al Coronavirus
del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, en donde se
describe la sintomatología y la localización; y el COVID-19
surgido en el 2019 en China cuyas siglas en inglés hacen
referencia a la Enfermedad del Coronavirus del 2019, sin
hacer ninguna indicación a la sintomatología ni a la
localidad en donde surgió.
Hay que tener en cuenta que el término de COVID-19
no ha sido el primero en emplearse para esta enfermedad
sino que ha sido un cambio introducido casi dos meses
después de que surgiese el primer caso notificado a la
O.M.S., lo que ha llevado a algunos a plantear que las
motivaciones de modificarlo incorporando un nombre
“oficial” podría haber sido realizado para evitar las
consecuencias económicas negativas que conlleva asociar
un tipo de enfermedad con una región o población
(@radioyskl, 2020) (ver Ilustración 8).
Juan Moisés de la Serna
21
Ilustración 8. Tweet Denominación del COVID-19
Aspectos Psicológicos del COVID-19
22
De esta forma se pretendería eliminar las
denominaciones de “virus de China” o “virus de Wuhan”,
términos que apuntan directamente al foco del origen de la
infección.
Una deferencia hacia China que algunos profesionales
de la salud denuncian, por no haberse tenido la misma
consideración con otras poblaciones como en el caso del
Coronavirus del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio.
Tal y como se ha podido mostrar en el apartado
anterior, a pesar de que se haya dado una denominación
oficial de COVID-19, la población ha seguido usando las
denominaciones de Virus y especialmente Coronavirus
para informarse sobre la sintomatología, medidas de
prevención o extensión de la enfermedad, y aunque todavía
es pronto para comprender el motivo por el que ha “fallado”
la denominación oficial, hay que tener en cuenta que para
crear una marca nueva y conseguir que se adhieran a ella
se han de atender a una serie de variables, tal y como se ha
analizado desde la Universidad de Taylor (Malasia) (Poon,
2016) con una investigación donde se ha tratado de conocer
las motivaciones del éxito de determinadas marcas frente
al resto, para ello se seleccionaron una lista de cincuenta
productos de uso diario más vendido, de las dos principales
empresas comercializadoras, para comprobar los efectos de
la marca.
Juan Moisés de la Serna
23
Después de analizar los mensajes, panfletos y
publicidad que sobre esas dos marcas se difunden por los
medios de comunicación y por las redes, se encontró
mediante la aplicación del análisis textual y el método
interpretativo, que estas marcas se sustentaban sobre dos
pilares para mantener la fidelidad de sus clientes.
El primero de ellos, es la capacidad de generar
emociones positivas; y el segundo fue, el de la estética de la
honestidad, es decir, parecer que el producto en realidad
sirve para lo que indica, manteniendo los estándares de
calidad publicitados.
Al respecto indicar que la O.M.S. junto con UNICEF
son las agencias internacionales mejor valoradas a nivel
mundial según encuesta de WIN/Gallup International
(O.N.U., 2014), mostrándose cómo el 72% de los
entrevistados tenían buena opinión de estos organismos.
Por lo que se esperaría que los ciudadanos empleasen
este término de búsqueda, aunque hay que tener en cuenta
que el anuncio de su denominación se produjo el 11 de
febrero (ver Ilustración 8), mientras que la preocupación a
nivel mundial se inició casi un mes antes, el 20 de enero, lo
que ha dado cierta tendencia de búsqueda entre los
usuarios que siguen usando los términos Virus o
Coronavirus (@CSIC, 2020) (ver Ilustración 9).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
24
Ilustración 9. Tweet Imagen del COVID.19
Juan Moisés de la Serna
25
La adopción de medidas de salud
Uno de los fenómenos más difíciles para la ciudadanía
es en cuanto a la adopción de hábitos saludables los cuales
requieren de cierto tiempo para entender, comprender y
asumir.
A diferencia de otros fenómenos como las modas que
son capaces de movilizar a la población, cuando se trata de
salud, las autoridades se encuentran en ocasiones con un
éxito relativo en cuanto a campañas de toma de conciencia
se refiere, tal es así que estas campañas orientadas a
recomendar asumir costumbres o hábitos saludables
suelen ir acompañadas de prohibiciones e incluso de
sanciones para aquellos que no cumplen con lo estipulado.
A pesar de lo cual, a la población le cuesta mucho ver
los “beneficios” a corto plazo y con ello su “interés” y
motivación por la adopción de nuevos hábitos se reduce e
incluso no se hace, incumpliendo así las recomendaciones
de las autoridades.
Si bien la salud es un aspecto que preocupa a la
sociedad, en cuanto a la prevención se refiere, esta no
siempre es comprendida y aceptada de la misma forma,
sobre todo cuando se trata de adoptar algunas conductas
que van contra la “costumbre” (@MinInteriorAR, 2020) (ver
Ilustración 10).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
26
Ilustración 10 Tweet Prohibición de Hábitos
Juan Moisés de la Serna
27
En el caso del COVI-19 se ha solicitado a la población
el tener que “abandonar” algunas costumbres y adoptar
otras nuevas, aspecto que al ir en contra de la tendencia de
la rutina, ha hecho que a muchos en un primer momento
les costase adoptar estas medidas recomendadas.
Esto es debido a que, en ocasiones, a pesar de las
indicaciones médicas la población no asume los riesgos
para su salud de determinadas conductas, aspecto que ya
se ha observado con anterioridad, así una de las actividades
de belleza que más han aumentado en los últimos años en
determinados países es el bronceado artificial con rayos
UVA.
En algunos sitios el estar bronceado ha sido señal de
estatus social o de ocio, así, uno puede venir de sus
vacaciones moreno, después de haber disfrutado unos días
en la playa, mientras que el resto de la oficina mantiene su
color, por no haber sido tan afortunado.
Y, al contrario, en otras localizaciones, el estar moreno
es señal de no gozar de un estatus social alto, ya que el sol
quema la piel de los trabajadores del campo dándole ese
color característico, mientras que otros trabajos menos
pesados no dejan esa "huella" en el organismo, pudiéndose
así convertir en una señal de diferenciación del estatus
económico del consumidor, entre aquellos que se lo pueden
“permitir” y los que no.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
28
En la sociedad occidental actual, predomina la primera
aproximación, es decir, las personas se sienten bien consigo
mismas exhibiendo un bronceado, algo que requiere de
tiempo y en algunos casos dinero.
Para solucionar esta demanda han surgido una serie de
establecimientos que cuentan con lámparas de rayos UVA
que producen el mismo efecto sobre la piel, tras una o
varias sesiones de exposición.
Es decir, mediante este sistema de rayos UVA se
consigue la misma apariencia de moreno que si se hubiese
ido de vacaciones y disfrutado de un tiempo de relax en la
playa tumbado bajo los rayos del sol.
Con lo que a nivel social se pueden obtener los
“beneficios” de la consideración de un mayor estatus
económico, simplemente pasando unos minutos dentro de
estos aparatos.
A pesar de la popularización de este sistema, en los
últimos años se han ido acumulando investigaciones
médicas que han encontrado asociaciones entre el uso
excesivo de rayos UVA con la aparición de cáncer de piel,
es decir, el uso frecuente y sobre todo el abuso por parte de
los usuarios de ese tiempo de bronceado, puede provocar
enfermedades en la piel, con lo que se está poniendo
voluntariamente en riesgo a la salud (@adgs125, 2019) (ver
Ilustración 11).
Juan Moisés de la Serna
29
Ilustración 11 Tweet Relación Rayos UVA y Cáncer
Aspectos Psicológicos del COVID-19
30
Al respecto y para comprobar los riesgos psicológicos
del uso de los rayos UVA se ha llevado a cabo una
investigación realizada por el Departamento de
Dermatología, Facultad de Medicina Warren Alpert; el
Departamento de Epidemiología, Escuela de Salud
Pública; el centro médico de Providence VA; y el
Departamento de Psiquiatría y Comportamiento Humano,
Escuela de Medicina Warren Alpert, Universidad de
Brown; junto con la División de Medicina de la Red,
Departamento de Medicina, del Hospital Brighamand; el
Departamento de Nutrición y el Departamento de
Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de Harvard;
junto con la División de Medicina del Adolescente, del
Hospital Infantil de Boston; el Departamento de
Dermatología, Hospital de Rhode Island (EE.UU.) junto
con el Departamento de Ciencias de la Salud Ocupacional
y Ambiental, Facultad de Salud Pública, Universidad de
Pekín (China) (Li et al., 2017).
En el estudio participaron 67.910 mujeres con edades
comprendidas entre los 25 a 35 años, las cuales
respondieron sobre la frecuencia de uso de las salas de
rayos UVA, igualmente, y para conocer si existía relación
entre el uso de rayos UVA con otras psicopatologías se las
administró el Yale Food Addiction Scale (Flint et al., 2014),
para detectar la presencia de síntomas asociados a
Juan Moisés de la Serna
31
Trastornos de la Alimentación; así mismo se tomó en
cuenta la presencia o no de depresión del historial clínico
de los participantes.
Los resultados muestran una relación significativa
entre la presencia de depresión y un mayor uso de rayos
UVA, igualmente muestran una relación significativa
entre el abuso de rayos UVA y la presencia de
sintomatología asociada a Trastornos de la Alimentación,
especialmente con la Anorexia.
Como cualquier otra actividad, el uso de este tipo de
servicios puede considerarse normales, a excepción de que
se "pierda el control" y se convierta en adicción, es decir,
que se realiza por sí mismo y no por los beneficios que eso
puede acarrear, pasando de ser un medio a ser un fin en sí
mismo, a esto es a lo que se denomina adicción
comportamental hacia el bronceado o Tanorexia.
En este caso, la sintomatología depresiva parece jugar
un papel fundamental en la formación o mantenimiento de
esta adicción a los rayos UVA, como si la persona intentase
"compensar" su estado de ánimo con dar una "mejor"
imagen de sí misma a los demás.
Anteriores investigaciones habían informado de
relaciones significativas entre los Trastornos de la
Alimentación y la sintomatología Depresiva, pero en este
caso, dicha relación está mediada por una adicción
Aspectos Psicológicos del COVID-19
32
comportamental como es el abuso de los rayos UVA.
Según las conclusiones del estudio hay pues que tener
cuidado con estas personas que abusan de los rayos UVA
porque puede ser parte de una sintomatología Depresiva y
sufrir Anorexia.
A pesar de estos resultados y de los problemas de salud
asociados al cáncer de piel anteriormente comentados, a la
ciudadanía le cuesta abandonar este tipo de costumbres, ya
que proporciona un beneficio a corto plazo como es el color
del bronceado, infravalorando los perjuicios a largo plazo
sobre la salud.
Una actitud que se ve también en otros hábitos poco
saludable o que conllevan perjuicios a largo plazo, donde el
consumidor “asume” el riesgo centrado en el beneficio a
corto plazo, a pesar de las advertencias de las autoridades,
así desde hace unos años los gobiernos de medio mundo
están realizando esfuerzos por detener el consumo de
tabaco. Además las autoridades han tenido que “luchar”
en contra de los hábitos mostrados a través de películas y
los medios de comunicación, lo que lo ha convertido en las
últimas décadas en un hábito aceptado socialmente, a
pesar de sus efectos nocivos sobre la salud de quien lo
consume y de las personas de su alrededor, en lo que se
conoce como fumador pasivo (@CNPT_E, 2017) (ver
Ilustración 12).
Juan Moisés de la Serna
33
Ilustración 12 Tweet Prohibición Publicidad Tabaco
Aspectos Psicológicos del COVID-19
34
Si bien las medidas adoptadas han sido más bien
disuasorias, poniendo todo tipo de trabas para su consumo,
sin prohibirlo, limitándolo a determinadas áreas
especialmente diseñadas para ello, subiendo el precio de
las cajetillas o incluyendo en ellas imágenes sobre sus
efectos negativos en la salud.
A pesar de lo anterior, algunos gobiernos han ideado
dar un paso más y emplear los mismos mecanismos que
durante años sirvieron para la difusión e incentivo del
consumo de tabaco, la publicidad televisada, pero ¿son
efectivos los anuncios contra el tabaco?
Esto es lo que ha tratado de averiguarse con una
investigación realizada desde el Departamento de
Educación, Universidad Nacional de Seúl y el
Departamento de TESOL, Universidad de Hankuk de
Estudios Extranjeros (Corea del Sur); junto con la facultad
de Enfermería e Innovación de Salud, Universidad Estatal
de Arizona; y el Departamento de Psicología, Universidad
Jesuita de Wheeling (EE.UU.) (Wilson et al., 2017).
En el estudio participaron 58 estudiantes
universitarios, los cuales se dividieron en dos grupos,
donde el primero visionaría dos anuncios publicitarios
antitabaco centrados en las emociones; mientras que el otro
grupo, visionaría dos anuncios antitabaco con información
lógica sin que se abordase el aspecto emocional.
Juan Moisés de la Serna
35
Todos los participantes pasaron antes y después del
visionado por tres pruebas, una relativa a los procesos de
cambio, otra sobre la sintomatología depresiva y la tercera
sobre la autoestima.
Los resultados muestran que no existen diferencias
significativas pre y post el visionado de los anuncios, ni
para el anuncio emocional ni para el lógico, en ninguna de
las variables evaluadas, es decir, los estudiantes parecen
no atender a la información que se les ofrece sobre los
perjuicios del consumo de tabaco.
Entre las limitaciones del estudio se encuentra la
selección de la población, es cierto que esta publicidad se
dirige a evitar que los jóvenes se inicien en este consumo,
pero la edad de inicio en muchos países ronda los 14 años,
luego tendría que ser esa la edad de selección de los
participantes y no los universitarios.
A pesar de lo anterior hay que tener en cuenta que el
efecto de la publicidad se basa principalmente en la
repetición de la emisión de los anuncios, tanto que hasta se
llega a aprender el mismo, por lo que el visionado en una
sola vez de dos anuncios explicaría el insuficiente efecto de
este sobre las conductas hacia el tabaco, la autoestima o la
sintomatología depresiva.
En el caso concreto del COVI-19 y para sorpresa de
algunos usuarios se ha adoptado una medida sin
Aspectos Psicológicos del COVID-19
36
precedente donde se ha prohibido realizar publicidad con
respecto al juego.
La idea es que como los ciudadanos pasan mucho
tiempo confinados en su casa, el juego por ordenador no
“enganche” a dichos usuarios, lo que los puede llevar no
sólo a la adicción, sino también a la ruina económica en
caso de que las apuestas sean monetarias.
Si bien para la población puede no parecer prioritaria
adoptar esta medida, considerando que existen otras
preocupaciones en tiempo de crisis sanitaria el gobierno lo
ha asumido en prevención de un aumento de casos de
adicción al juego, pero sobre todo en prevención de las
consecuencias económicas negativas que ello puede traer
consigo, no solo en cuanto al estado de ánimo, pudiendo
conducir a sufrir Depresión Mayor, sino que dicha ruina
puede llevarle hasta el suicidio.
Tal es la importancia de evitar las adicciones
comportamentales, especialmente en las etapas
tempranas, ya que luego es difícil de desengancharse, es
decir pasado el confinamiento, el nuevo adicto seguirá
jugando, de ahí la importancia de adoptar esta medida para
la prevención de los aspectos negativos sobre la salud física
y mental de estos potenciales jugadores (@consumogob,
2020) (ver Ilustración 13).
Juan Moisés de la Serna
37
Ilustración 13 Tweet Prohibición Publicidad de Juego
Aspectos Psicológicos del COVID-19
38
A pesar de poderse pensar que este tipo de medidas
pueden ser “exagerada” o estar fuera de lugar, la realidad
es que nuestro comportamiento económico está regido por
multitud de variables internas y externas, así cuando uno
piensa en compras lo suele hacer con respecto al precio de
las cosas, pero ¿hasta qué punto estamos dispuestos a
gastar por comprar algo?
De esta y otras preguntas similares se encarga la
Psicología del Consumidor, una rama de estudio que
analiza el comportamiento de la persona ante una tarea de
decisión económica más o menos compleja.
El prototipo de estas investigaciones son los juegos de
azar, es decir, una situación en que se puede ganar o perder
dinero en función de unas probabilidades que manipula el
investigador.
Así se ha podido conocer que hay personas más
conservadoras en sus juicios de valor mientras que otras
asumen más el riesgo; igualmente se ha visto cómo estas
variables personales se ven modificadas cuando se está
sometido al consumo temporal o continuado de
determinadas sustancias adictivas.
Con las bases de este tipo de investigación se analizan
otras variables que pueden estar implicadas en asumir un
mayor o menor coste económico, tal y como puede ser la
obesidad, pero ¿existen diferencias en cuanto a lo que
Juan Moisés de la Serna
39
estamos dispuestos a pagar en función de si se padece o no
sobrepeso?
Esto es lo que ha tratado de averiguarse con una
investigación realizada desde la Unidad de Economía
Agroalimentaria, Centro de Investigación y Tecnología
Agroalimentaria de Aragón, Instituto Agroalimentario de
Aragón, Universidad de Zaragoza (España) junto con el
área de Recursos Económicos, Agrícolas y de Alimentación,
Universidad Estatal de Michigan (EE. UU.) (de-Magistris,
López-Galán, & Caputo, 2016).
En el estudio participaron 309 adultos, los cuales
fueron separados en cuatro grupos, según tuviesen o no
sobrepeso, considerado este como aquellos que tenían un
índice de masa corporal mayor a 30 kilos entre la altura al
cuadrado; según aceptasen o no su propia imagen en el
espejo para lo que se empleó el cuestionario estandarizado
Body Image State Scale (Cash, Fleming, Alindogan,
Steadman, & Whitehead, 2002), con lo que se formaron
cuatro grupos, sin sobrepeso con aceptación de su imagen;
sin sobrepeso sin aceptación de su imagen; con sobrepeso
con aceptación de su imagen y con sobrepeso sin aceptación
de su imagen.
El estudio consistía en que los participantes pasaban
por delante de unas patatas normales o light y tenían que
indicar hasta qué punto estaban dispuestas a pagar por
Aspectos Psicológicos del COVID-19
40
adquirirlas entre cuatro precios preestablecidos.
Los resultados muestran que los obesos con una mala
imagen de sí mismos son los que están dispuestos a pagar
el máximo precio por una bolsa de patata light, indicando
con ello que cuando estamos dispuestos a pagar por algo no
depende únicamente del precio, tal y como cabría entender
por la ley de la oferta y la demanda, muy al contrario, se
han de tener en cuenta otras variables como las fisiológicas
(obesidad) y psicológicas (imagen personal). Por tanto, y
basado en estos resultados, el dinero que puede llegar a
invertir un jugador en tiempos de cuarentena no va a
regirse por la lógica o la razón, atendiendo a sus ingresos y
gastos, sino que puede llevar a un comportamiento de gasto
desorbitado, sin tener en cuenta las consecuencias futuras,
lo que le puede acarrear la ruina económica, de ahí que esta
medida haya sido tan bien acogida entre las asociaciones
contra la ludopatía, y si bien la medida adoptada mediante
una prohibición quizás pudiese parecer no ser la mejor
manera de “educar” a la población, la experiencia con otro
tipo de intervenciones en el ámbito de la salud han
demostrado que los cambios en ocasiones son muy lentos a
pesar de los grandes esfuerzos invertidos en ello, así a día
de hoy, por ejemplo todavía queda mucho por hacer para
erradicar la el problema que supone la obesidad en el
mundo (@ONU_es, 2019) (ver Ilustración 14).
Juan Moisés de la Serna
41
Ilustración 14 Tweet Consecuencias de la Obesidad
Aspectos Psicológicos del COVID-19
42
Este es un problema de salud pública que cada vez
afecta a más países, ya sean estos del "primer mundo" o de
los que están en vías de desarrollo.
Algo que ha dejado invalidadas las teorías explicativas
sobre la superabundancia y la facilidad de acceso a la
comida como motivaciones de dicha obesidad, que cada vez
aparece a edades más tempranas.
Actualmente se están contemplando teorías de corte
social para explicar cómo poblaciones con limitados
recursos alimenticios, como son los países en vías de
desarrollo, sufren iguales índices de obesidad entre adultos
y pequeño.
Aunque sus efectos no son tan evidentes como otros
problemas de salud pública, como el tabaquismo o el
alcoholismo, tiene multitud de consecuencias, sobre todo en
la calidad de vida del paciente, que se ve poco a poco
limitado en su actividad física, a la vez que se acumula la
grasa en su cuerpo.
Para luchar contra este problema, se han hecho
esfuerzos por "educar" desde la infancia para que los niños
aprendan a llevar una alimentación saludable, igualmente
y de forma complementaria a lo largo de secundaria y a
nivel universitario muchos centros imparten formación
específica sobre la buena alimentación, resaltando los
trastornos asociados que pueden presentarse tales como la
Juan Moisés de la Serna
43
anorexia o la obesidad entre otros, pero ¿deben de
modificarse los programas de salud asociados a la
obesidad?
Esto es lo que ha tratado de averiguarse desde la
Universidad de Calgary junto con los Servicios de Salud de
la Universidad de Alberta (Canadá) (Russell-Mayhew et
al., 2016).
En el estudio se analizaron 67 programas de toma de
conciencia sobre los problemas de la alimentación
impartidos en secundaria y universidad, repartido por todo
el país, con lo que se analizó el contenido de cada uno de
estos cursos para comprobar el modo en que se trataba el
problema específico de la obesidad.
Los resultados muestran una total descoordinación
entre ellos, en cuanto a la temática y la forma de abordarlo,
así únicamente el 30% contemplaban la obesidad como un
problema de salud pública.
Estando el 85% de los mismos orientados a temáticas
de enfermería en el ámbito de su desempeño laboral;
mientras que únicamente un 15% de los programas incluía
información sobre promoción de la salud mediante
nutrición y ejercicios adecuados, siendo escasos los
programas que resaltan los problemas sociales y de
discriminación que sufren este tipo de pacientes con
obesidad.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
44
Hay que tener en cuenta que la toma de conciencia
entre la población es el primer paso para lograr algún tipo
de cambio social, pero si los programas que se supone, van
encaminados a dicha labor, se muestran insuficientes,
difícilmente se va a conseguir paliar el problema de la
obesidad, pues lo mismo sucede cuando se quieren cambiar
los hábitos comportamentales o prevenir las adicciones
futuras donde es importante dar una información clara y
precisa haciendo especial hincapié en los aspectos
psicológicos que van a mediar, de forma que la persona
comprenda que aquello se le dice por su bien y su salud
futura.
Juan Moisés de la Serna
45
Listado de Ilustraciones
Ilustración 1. Tweet Crisis Humanitarias .................................... 10
Ilustración 2 Casos de contagiados a 7 de Marzo 2020 .............. 12
Ilustración 3 Casos de contagiados a 19 de Marzo del 2020 ..... 12
Ilustración 4 Evolución de termino de búsqueda ........................ 13
Ilustración 5 Búsqueda por Países ................................................. 14
Ilustración 6 Términos en Google relacionados con el COVID 15
Ilustración 7. Búsqueda de Coronavirus por países ................... 16
Ilustración 8. Tweet Denominación del COVID-19 .................... 21
Ilustración 9. Tweet Imagen del COVID.19 ................................. 24
Ilustración 10 Tweet Prohibición de Hábitos ............................... 26
Ilustración 11 Tweet Relación Rayos UVA y Cáncer ................. 29
Ilustración 12 Tweet Prohibición Publicidad Tabaco ................. 33
Ilustración 13 Tweet Prohibición Publicidad de Juego .............. 37
Ilustración 14 Tweet Consecuencias de la Obesidad .................. 41
Aspectos Psicológicos del COVID-19
46
Tweets referenciados
@adgs125. (2019). Alfonso Gajardo en Twitter: “Los rayos UVA
produce cancer https://t.co/iI5wbJdMCn” / Twitter.
Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/adgs125/status/1162239591237079041
@CNPT_E. (2017). CNPT en Twitter: “El #EmpaquetadoNeutro
elimina la publicidad del tabaco y ayudaria a reducir la
prevalencia del tabaquismo en España
https://t.co/F3gWsuRIgW https://t.co/CDGucMDvx3” /
Twitter. Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/CNPT_E/status/885086317775925251
@consumogob. (2020). Ministerio de Consumo en Twitter: "?El
ministro de Consumo, @agarzon: "En materia de juego
hemos detectado que había un creciente consumo de juego
de apuestas online. Por eso hemos prohibido la publicidad
del juego en cualquier soporte publicitario, con. Retrieved
April 4, 2020, from
https://twitter.com/consumogob/status/1245327935768313
857
@CSIC. (2020). CSIC en Twitter: "El nuevo #coronavirus se
llama SARS-CoV-2 y la enfermedad que causa es la COVID-
19 (Coronavirus Disease 2019). En la imagen, virus de la
familia Coronaviridae, a la que pertenece el nuevo
coronavirus. (Foto tomada por el virólogo Luis En.
Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/CSIC/status/1236045267947970561
Juan Moisés de la Serna
47
@MinInteriorAR. (2020). Ministerio del Interior en Twitter:
“Cuidá tu salud y la de tu familia. Recordá siempre no
compartir el mate, la vajilla y demás objetos de uso
personal. Conocé más en https://t.co/EA3CGrbV1U
#ArgentinaUnida #CuidarteEsCuidarnos
https://t.co/9OefkoFYX7” /. Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/MinInteriorAR/status/12438704524574
26946
@NTN24ve. (2018). NTN24 Venezuela en Twitter: “Venezuela
entra en la lista de países con crisis humanitaria
encabezada por África https://t.co/yb0jKBntG6
https://t.co/mExcSuh9W9” / Twitter. Retrieved April 4,
2020, from
https://twitter.com/NTN24ve/status/100558155571923763
3
@ONU_es. (2019). Naciones Unidas en Twitter: "La obesidad es
uno de los principales desencadenantes de la diabetes.
América tiene más del doble de adultos con sobrepeso que
el promedio mundial. Aprende más sobre los factores de
riesgo en este #DíaMundialDeLaDiabetes: htt. Retrieved
April 4, 2020, from
https://twitter.com/ONU_es/status/1194918142167932928
@radioyskl. (2020). Radio YSKL en Twitter: "El director de la
Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom
Ghebreyesus, anunció que se cambió el nombre del
coronavirus a “COVID-19”. Una abreviación de la
enfermedad que causó la muerte de más de 1.000 personas.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
48
La p. Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/radioyskl/status/1227296755986903040
Juan Moisés de la Serna
49
Referencias
Cash, T. F., Fleming, E. C., Alindogan, J., Steadman, L., &
Whitehead, A. (2002). Beyond body image as a trait: The
development and validation of the body image states scale.
Eating Disorders, 10(2), 103113.
https://doi.org/10.1080/10640260290081678
de-Magistris, T., López-Galán, B., & Caputo, V. (2016). The
impact of body image on the WTP values for reduced-fat and
low-salt content potato chips among obese and non-obese
consumers. Nutrients, 8(12).
https://doi.org/10.3390/nu8120830
Flint, A. J., Gearhardt, A. N., Corbin, W. R., Brownell, K. D.,
Field, A. E., & Rimm, E. B. (2014). Food-addiction scale
measurement in 2 cohorts of middle-aged and older women.
American Journal of Clinical Nutrition, 99(3), 578586.
https://doi.org/10.3945/ajcn.113.068965
Google Trend. (2020). COVID-19 - Explorar - Google Trends.
Retrieved March 7, 2020, from
https://trends.google.es/trends/explore?date=today 1-
m&geo=ES&q=COVID-19
Johns Hopkins CSSE. (2020). Coronavirus COVID-19 (2019-
nCoV). Retrieved March 7, 2020, from
https://www.arcgis.com/apps/opsdashboard/index.html#/bd
a7594740fd40299423467b48e9ecf6
Jung, K., Shavitt, S., Viswanathan, M., & Hilbe, J. M. (2014).
Female hurricanes are deadlier than male hurricanes.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
50
Proceedings of the National Academy of Sciences of the
United States of America, 111(24), 87828787.
https://doi.org/10.1073/pnas.1402786111
Li, W. Q., McGeary, J. E., Cho, E., Flint, A., Wu, S., Ascherio, A.,
… Qureshi, A. A. (2017). Indoor tanning bed use and risk of
food addiction based on the modified Yale Food Addiction
Scale. Journal of Biomedical Research, 31(1), 3139.
https://doi.org/10.7555/JBR.31.20160098
O.M.S. (2020). Coronavirus (COVID-19) events as they happen.
Retrieved March 7, 2020, from
https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-
coronavirus-2019/events-as-they-happen
O.N.U. (2014). La OMS y UNICEF son las agencias más
respetadas en el mundo. Retrieved March 20, 2020, from
Noticias ONU website:
https://news.un.org/es/story/2014/05/1301751
Poon, S. T. F. (2016). Identifying and Comparing Mystery and
Honesty as Emotional Branding Values in Brand
Personality Design. International Journal Of Recent
Scientific Research, 7(3), 92419248.
Russell-Mayhew, S., Nutter, S., Alberga, A., Jelinski, S., Ball, G.
D. C., Edwards, A., Forhan, M. (2016). Environmental
Scan of Weight Bias Exposure in Primary Health Care
Training Programs. The Canadian Journal for the
Scholarship of Teaching and Learning, 7(2).
https://doi.org/10.5206/cjsotl-rcacea.2016.2.5
Wilson, A., Kim, W., Raudenbush, B., Kreps, G., Kim, M., &
Juan Moisés de la Serna
51
Wilson, A. L. (2017). The Effects Of Emotional Vs. Logical
Anti-Smoking Advertisements On Smoking
Discouragement, Depression And Self-Esteem. Asian
Journal of Educational Research, 5(2). Retrieved from
www.multidisciplinaryjournals.com
World Meteorological Organization. (2020). Tropical Cyclone
Naming. Retrieved March 7, 2020, from
https://public.wmo.int/en/About-us/FAQs/faqs-tropical-
cyclones/tropical-cyclone-naming
Capítulo 2. Reacciones ante el COVID-19
Una de las mayores dificultades a las que se enfrentan
las autoridades es sobre cómo manejar a la población de
forma que cumplan con las recomendaciones e indicaciones
encaminadas a superar un problema de salud con el menor
número de contagiados y fallecidos.
Indicar que hay países que históricamente han sido
más castigados que otros con respecto al padecimiento de
un problema de salud pública, así en los países asiáticos y
en los africanos han surgido en varias ocasiones brotes de
mayor o menor gravedad, de ahí que en esos países la
población tenga una mayor conciencia sobre la importancia
del cumplimiento de las medidas establecidas por su
gobierno, y por tanto estén mejor preparados para hacer
frente a la enfermedad en comparación con aquellos países
que hace mucho que no han tenido una emergencia
sanitaria. Con respecto a las medidas recomendadas por
parte de la O.M.S. para hacer frente a la propagación del
COVID-19, se han realizado una serie de sugerencias que
han sido divulgadas por los gobiernos a sus ciudadanos
como medidas para prevenir la expansión del virus y con
ello tratar de controlar el número de afectados (@minsalud,
2020) (ver Ilustración 15).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
54
Ilustración 15 Medidas frene al COVID-19
Juan Moisés de la Serna
55
Si bien estas medidas se presentan como básicas y
esenciales, no tienen en cuenta un fenómeno descrito por la
literatura como efecto IKEA, por el cual el consumidor se
siente mejor y más realizado si lleva a cabo actuaciones de
un nivel de dificultad medio con aquello que adquiere, como
es el montaje de un armario prefabricado siguiendo las
instrucciones incluidas.
Fenómeno descubierto al realizarse una investigación
conjunta entre la Escuela de Negocios de Harvard, la
Universidad de Yale y la Universidad de Duke (Norton,
Mochon, & Ariely, 2012), cuando trataban de analizar por
qué empresas como IKEA habían tenido tanto éxito en los
últimos años.
Para ello después de comprobar multitud de variables,
los investigadores se dieron cuenta que la implicación del
cliente en las tareas de "construcción" a través del armado
de elementos según un esquema previo a seguir, parece ser
que crea cierto grado de satisfacción personal por haber
completado una actividad creativa.
Para comprobarlo utilizaron varias tareas en donde
participaban voluntarios, a los cuales se les solicitaba que
valorasen económicamente el producto final, de cada una
de las tareas encomendadas, ya fueran estas las más
próximas a la actividad “natural” de un producto de IKEA,
como la de armar una caja, frente a otras como la de hacer
Aspectos Psicológicos del COVID-19
56
una figura de papel, empleando la técnica del Origami.
Los resultados informan que los “constructores”
valoraban más su obra, siempre y cuando se les hubiese
dejado concluir, incluso comparada con la realizada por
expertos, que a pesar de poder quedar mejor no producían
el mismo nivel de satisfacción.
Así pues, la implicación con aquello que se hace, se ha
comprobado como incrementa el valor subjetivo de lo
construido, con nuestras propias manos, incluso aunque no
esté bien montado, frente a lo que podemos comprar ya
armado.
Este efecto bautizado como efecto IKEA por la marca
que popularizó el "hazlo tú mismo", ya se ha visto también
en otras marcas y compañías que ofrecen esta experiencia
creativa de participación en la construcción del producto
final.
Es decir y basado en estos resultados, en la medida en
que la población adopte acciones para frenar el contagio del
COVID-19, y estas impliquen un nivel de dificultad medio,
la ciudadanía se sentirá más satisfecha sintiendo que está
contribuyendo efectivamente a la detención del avance de
la enfermedad, en cambio, si únicamente se solicita a la
población realizar acciones de dificultad baja como lavarse
las manos o mantener la distancia, esto va a provocar cierto
sentimiento de falta de implicación con respecto a dichas
Juan Moisés de la Serna
57
medidas de salud, ya que va a tener la sensación de que
“todo está en manos del gobierno”, pudiendo provocar con
ello, no solo insatisfacción ante la situación, sino una falta
de adhesión a dichas medidas.
Aspectos psicológicos que por desconocimiento o por
falta de previsión por parte de las autoridades pueden estar
detrás de que la eficacia de las campañas encaminadas a la
adopción de conductas de salud sea limitada en muchos
casos.
Así, y por ejemplo a la hora de adoptar medidas de
confinamiento, lo cual no supone ninguna actividad
“especial”, ello puede llevar a un cierto sentimiento de
desilusión, al pensarse que no se está haciendo nada
mientras se ve que otros profesionales, principalmente los
sanitarios y cuerpos y fuerzas de seguridad están
trabajando en ocasiones por encima de sus posibilidades
contra esta pandemia.
De ahí que cuando han surgido iniciativas particulares
para contribuir desde el propio domicilio, por ejemplo entre
los usuarios de impresoras en 3D para la impresión de
equipos para los hospitales, o incluso en el caso de la
elaboración de mascarillas, los ciudadanos se han volcado
en dicha labor, con un sentimiento de que realmente ahora
sí están haciendo algo para combatir los efectos negativos
del COVID-19 (@Newtral, 2020) (ver Ilustración 16).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
58
Ilustración 16 Tweet Voluntarios Impresoras 3D
Juan Moisés de la Serna
59
Acciones solidarias que no han quedado ahí, ya que
algunas personas de forma voluntaria y altruista se han
organizado para realizar compras y repartirlas entre los
domicilios de las personas mayores con lo que les evita que
tengan que salir a la calle y se expongan al contagio, ya que
según algunas estadísticas este es el colectivo más
desprotegido ante los efectos negativos del COVID-19.
Si bien se está viviendo una situación excepcional,
anualmente la población está expuesta al fenómeno de la
gripe estacional, la cual tiene un importante efecto sobre
todo entre los colectivos más desprotegidos, así con la
llegada de la temporada de frío, los medios de comunicación
siguiendo las indicaciones del Ministerio de Salud divulgan
una serie de recomendaciones encaminadas a la prevención
del contagio, además de informar sobre la conveniencia de
vacunarse para evitar la gripe especialmente entre los
grupos de riesgo, algo a lo que se está acostumbrado, pero
que lleva detrás un gran trabajo de análisis psicológico
sobre cómo responden los distintos colectivos.
Así las campañas encaminadas a aumentar entre la
población la toma de conciencia sobre determinados
hábitos saludables conlleva una planificación y estudio
para conocer el objetivo perseguido y el destinatario de las
mismas que suelen ser los colectivos con mayor riesgo, e
intentar acercarlos lo más posible.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
60
A este respecto se ha avanzado mucho en cuanto a la
aplicación de técnicas de venta o publicidad como medio de
"llegar" al ciudadano, pero cuando se trata de salud no es
tan fácil.
Las grandes marcas, con una exposición repetida de
anuncios pueden "facilitar" que adquiramos o compremos
un producto o servicio, pero ¿funciona igual con la salud?
Cuando las instituciones de la salud como la O.M.S. o
los departamentos de los gobiernos quieren implementar
una campaña para fomentar hábitos saludables, ya sean de
ejercicio, alimentación o de vacunación, se encuentran con
un importante problema, el limitado efecto de sus
campañas.
Entre las teorías explicativas está la “dificultad” que
presentan los adultos para cambiar sus bitos y
costumbres, ya que existe una tendencia a repetir aquello
que hemos aprendido sin cuestionarnos si es lo mejor o no,
por lo que después de repetirlo año a año, si alguien trata
de cambiarlo, va a existir una gran “resistencia” a pesar de
que dicha recomendación sea en pro de la salud del usuario.
Así, y con vistas a solventar esta dificultad, algunas
veces se opta por orientar dichas campañas hacia los más
jóvenes, con el "deseo" de educarlos desde pequeños para
que mantengan los buenos hábitos el resto de su vida
(@maestrocarlosef, 2019) (ver Ilustración 17).
Juan Moisés de la Serna
61
Ilustración 17 Tweet Campaña contra la obesidad infantil
Aspectos Psicológicos del COVID-19
62
La principal limitación de este tipo de intervenciones
es que no se puede evaluar el beneficio a largo plazo, porque
se requeriría de un seguimiento de años e incluso de
décadas, para comprobar los cambios en la población.
Además, estas campañas deben de "luchar" contra todo
tipo de creencias falsas o "habladurías" que se extienden a
mayor velocidad que las propias campañas de toma de
conciencia sobre los hábitos saludables.
Tal es el caso de las vacunas, y de cómo "se habla" sin
ningún rigor sobre sus efectos en la aparición de trastornos
como el Autismo; o en el caso de la vacuna de la gripe, que
se piensa que “es cosa de mayores” o que “como ya se la
puso hace un año sus efectos deben durar”, pero ¿hasta qué
punto son efectivas las campañas de vacunación?
Esto es precisamente lo que ha tratado de averiguarse
con una investigación realizada conjuntamente desde el
Departamento de Salud y Ciencias del Comportamiento de
la Universidad de Denver Colorado; el Centro de
Modelización y Análisis de Enfermedades Infecciosas de la
Escuela de Salud Pública de Yale; el Departamento de
Psicología de la Universidad de Rutgers (EE.UU.) junto con
el Departamento de Epidemiología y Enfermedades
Contagiosas de la Escuela de Londres de Medicina Tropical
e Higiene (Inglaterra) (Li, Taylor, Atkins, Chapman, &
Galvani, 2016).
Juan Moisés de la Serna
63
El objetivo del estudio ha sido el de analizar el efecto
de la campaña de vacunación a través de Internet entre los
usuarios, para comprobar si existe un cambio de tendencia.
En el estudio participaron 4.023 mayores de dieciocho
años, de cinco países (Brasil, China, Francia, Israel, Japón,
EE. UU., Inglaterra y Sur África).
A los cuales se les asignó a cuatro grupos
experimentales según distintos tipos de campañas
publicitarias, donde en unos casos se usaba a "actores"
jóvenes y en otros mayores; en unas situaciones los actores
eran víctimas de los efectos de la gripe y en otros no;
evaluándose tres aspectos, la simpatía que despertaba el
anuncio, el contenido prosocial del mismo y la intención de
vacunarse.
Los resultados muestran una mayor simpatía hacia las
escenas de ctimas de la gripe, siendo esta mayor ante
actores ancianos. Con respecto al contenido prosocial
evaluado como hasta qué punto estaría dispuesto a donar
para esa causa, se observó una mayor disposición ante
actores que mostraban las consecuencias de la no
vacunación, no existiendo diferencias entre actores jóvenes
y mayores; por último, sobre la intención de vacunarse, no
se produjeron cambios significativos en ninguno de los
grupos, siendo el mejor predictor, el haberse o no vacunado
con anterioridad.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
64
Según los resultados del estudio, las personas son poco
flexibles a cambiar su opinión con respecto a temas de
salud; por lo que habría que trabajar en "educar" a la
población y "combatir" las falsas creencias como parte de
las estrategias de toma de conciencia.
Volviendo a las recomendaciones sobre el COVID-19,
hay medidas que pueden parecer básicas y fáciles de
asumir, como lavarse las manos repetidamente, o
mantener una distancia de un metro con respecto a los
demás.
En cambio, otras medidas a adoptar por los gobiernos
no son tan fáciles de asumir por parte de la ciudadanía, tal
y como sucede con el caso del confinamiento en el propio
domicilio cuando así se requiere, donde la persona debe de
evitar salir a la calle y hacerlo únicamente en caso
justificado ya que, si no puede ser detenido y llevado preso,
o recibir una fuerte multa por ello.
Práctica del confinamiento que se inició por primera
vez en China y para asombro del mundo, donde quedó
recluida en sus casas la población de una provincia en la
que viven millones de ciudadanos, algo que hasta ese
momento se pensaría que era imposible por la cantidad de
personas que supone, decisión que fue adoptada el 24 de
enero del 2020 (@shildalys, 2020) (ver Ilustración 18).
Juan Moisés de la Serna
65
Ilustración 18 Tweet sobre la cuarentena en China
Aspectos Psicológicos del COVID-19
66
Decisión polémica en cuanto a la limitación que supone
con respecto a los derechos individuales de movimiento e
incluso de trabajo, pero que son necesarias adoptar en
tiempos de crisis de salud si se piensa en el bien de la
colectividad, realizado con la finalidad de detener la
propagación de la enfermedad entre la ciudadanía.
Aspecto no siempre comprendido, de ahí que desde los
gobiernos se hayan invertido millones en campañas de
publicidad a través de los medios de comunicación y las
redes sociales para “modificar” la visión sobre esta medida
restrictiva, como necesaria en base a las circunstancias que
se están viviendo en ese momento.
Con posterioridad a la decisión adoptada por China y
basado en el creciente número de casos que se empezaban
a detectar, Italia llevó a cabo las mismas medidas
restrictivas en cuanto a movimiento se refiere en algunas
de las regiones del norte, decisión adoptada el día 7 de
marzo del 2020 (ver Gráfico 7), pasando a continuación la
medida a todo el país, y de ahí en prevención de los efectos
de las consecuencias del COVID-19, cada país ha ido
adoptando medidas similares, decidiendo en cada caso el
cierre parcial o total de las actividades no esenciales, o
cerrando literalmente el país para evitar que los
extranjeros “contagiados” puedan traer la enfermedad
(@Renzo_Utili, 2020) (ver Ilustración 19).
Juan Moisés de la Serna
67
Ilustración 19 Tweet sobre la cuarentena de Italia
Aspectos Psicológicos del COVID-19
68
Pero quizás en China la medida más polémica, a parte
del confinamiento es la establecida por parte de las
autoridades quienes recomiendan a la población que
cuando alguien tenga los síntomas provocados por el
COVID-19 acuda a los centros de atención hospitalaria, e
igualmente si alguien conoce de un familiar o simplemente
un vecino que lo sufra que lo comunique a las autoridades
sanitarias.
Una situación que es una medida de salud
imprescindible para poder atender a los contagiados, pero
que puede llegar a provocar un dilema moral en esa
persona que debe de comunicar de un posible caso a las
autoridades.
Por un lado, se trata de una medida sanitaria en donde
el paciente va a ser atendido en un hospital y además se
evita la propagación del virus a otros ciudadanos, pero el
hecho es que se lo llevan y los pacientes no regresan.
Los motivos de ello pueden ser varios, desde que haya
fallecido, hasta que esté en cuidados intensivos e incluso
que haya superado la enfermedad, pero a pesar de ello
quieran tenerle en observación, para lo que puede llevar
semanas de aislamiento del paciente de sus familiares y
vecinos, los cuales no reciben ningún tipo de comunicación
sobre su estado de salud ni los avances o no en la
recuperación de la enfermedad.
Juan Moisés de la Serna
69
Esta desinformación puede provocar cierto nivel de
miedo entre los ciudadanos que cuando tienen a uno de sus
familiares o conocidos con alguno de los síntomas que
provoca esta enfermedad se plantean un dilema, sobre si
comunicar o no a las autoridades el caso, lo cual provoca
“sentimientos enfrentados”, aspecto que ha sido campo de
estudio de los psicólogos sociales quienes han tratado de
explicar éste fenómeno, que no es novedoso en la historia
de la naturaleza humana, muy relacionado con el propio
desarrollo moral de la persona.
Así desde la Universidad de Northwestern se ha
analizado la facilidad o no de denunciar a otro (Dungan,
Young, & Waytz, 2019), en concreto se ha estudiado en el
ámbito de la empresa frente a lo que se podría denominar
como una injusticia manifiesta. En el estudio se ha hallado
que la respuesta de denuncia de los trabajadores se basa
exclusivamente en su propia moral, y en concreto en dos
conceptos como son, la lealtad y la justicia.
Lealtad, en este contexto, a la empresa en donde se
trabaja y de la cual se cobra, a la vez que a los jefes y
compañeros a pesar de que cometan irregularidades.
Justicia, en denunciar aquello que es inadecuado y
contrario a la moral, independientemente de quién lo lleve
a cabo, y del riesgo que conlleve sobre el propio empleo y en
sus consecuencias económicas.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
70
En el estudio se informa sobre que las personas tienen
ciertas "tendencias" morales por las que se rigen, así
alguien que se guíe por la lealtad, nunca denunciará; en
cambio, aquella persona que se rige por la justicia,
denunciará cuando se presente una irregularidad en su
empresa.
El estudio además trata de comprobar cómo de
"rígidas" son las convicciones morales, para lo cual se pidió
a 293 participantes que escribieran un breve ensayo sobre
la justicia o la lealtad, según en el grupo que les hubiera
tocado, y posteriormente tenían que resolver una situación
en donde debían adoptar una decisión sobre denunciar o no
una irregularidad.
Los resultados indicaron que aquellos participantes
que tuvieron la tarea de escribir sobre la justicia, tomaron
mayoritariamente la decisión de denunciar; mientras que
aquellos que tuvieron que escribir sobre la lealtad, casi
todos decidieron no denunciar las irregularidades.
A pesar de ser un estudio experimental, las
conclusiones que se plantean parecen claras, así la moral
va a jugar un papel fundamental a la hora de “denunciar”
a un familiar o vecino cuando este empieza a presentar
síntomas asociados a la enfermedad siguiendo las
recomendaciones realizadas por las autoridades de salud
competentes.
Juan Moisés de la Serna
71
Hay que tener en cuenta que todos los días tenemos que
enfrentarnos a distintas decisiones y lo hacemos en función
de los conceptos morales interiorizados durante nuestra
infancia, pero ésta moral puede ir cambiando en función de
nuestras nuevas experiencias, ya sean directas o vicarias,
es decir, aprendemos también de las experiencias que
observamos en otros.
Además, en estas experiencias van a influir las
demandas del exterior, esto es, las normas de conducta,
manual de comportamiento y reglas establecidas; así como
la información y publicidad recibida por parte de los medios
de comunicación masiva, que pueden hacer variar
"temporalmente" nuestra propia moralidad en favor de un
comportamiento u otro.
Tal y como se ha indicado, aunque el componente moral
no es parte de la personalidad, sí va a tener un desarrollo
parecido, en cuanto a que los primeros años van a ser
determinantes para interiorizar las normas y reglas de la
sociedad en la que se vive; pero a diferencia de la
personalidad, la moral va a ser más variable, susceptible
de ser flexible o rígida en función de las experiencias que
en cada momento se van teniendo, y maleables desde el
exterior sobre todo por parte de instituciones o personas
que sean los referentes, o por los medios de comunicación
masivos.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
72
El estudio presentado revela la "debilidad" de nuestra
moral expuesta a las demandas sociales, con lo que se
esperaría que el número de “denuncias” de familiares y
vecinos sea más elevada que la que hubiese ocurrido en una
situación en donde no existiese una emergencia de salud.
Denuncia ciudadana que si bien adoptó inicialmente
China, dada la propagación del virus, los gobiernos de los
países donde se han producido casos de afectados, han ido
adoptando medidas similares de confinamiento, instando a
la ciudadanía a denunciar a aquel que incumple con la
cuarentena (@SeremiSaludRM, 2020) (ver Ilustración 20).
En este caso las recomendaciones por parte de las
autoridades de salud no van tanto encaminadas a que se
denuncien a familiares o vecinos con sintomatología que
haga sospechar de estar contagiados por el COVID-19, sino
de aquellos que incumplen la cuarentena, saliéndose del
domicilio sin una causa justificada, exponiéndose con ello
al contagio con el consiguiente peligro sobre su salud y
sobre la de aquellos con los que convive.
Una situación, la del confinamiento de la que están
exentos el personal sanitario, los cuerpos y fuerzas de
seguridad, y trabajadores de otras actividades, personal
esencial para combatir el COVID-19 pero que han sido
increpados por sus propios vecinos, acusándoles de
ponerles en riesgo.
Juan Moisés de la Serna
73
Ilustración 20 Tweet Denuncia en Cuarentena
Aspectos Psicológicos del COVID-19
74
A pesar de que hasta ahora se ha empleado el concepto
de Moral como unívoco, es posible estudiar esta desde
distintas perspectivas, así se puede hablar de juicio moral;
razonamiento o emoción morales entre otras.
Desde hace tiempo se conoce que el desarrollo moral va
evolucionando con la maduración de la persona, a medida
que esta tiene más experiencia con respecto a las normas y
costumbres de una localidad. Algo que se pone en tela de
juicio cuando se sale al extranjero y se pueden observar
formas de ser y comportarse “raras”, “extravagantes” e
incluso “trasgresoras” aceptadas socialmente en este
destino, y que de ninguna forma sería permitida en la
sociedad de procedencia, y, al contrario, formas de pensar
y actuar aceptadas en nuestra sociedad que sorprende y
extraña a los habitantes de otros lugares.
Muchas son las variables que se han analizado en
relación con la moral, tal y como se ha presentado en el
estudio anterior donde se ha destacado la gran influencia
de agentes externos, ya sean instituciones o personas de
referencia, pero ¿es independiente el Desarrollo Moral del
nivel de inteligencia de la persona?
Esto es lo que se ha tratado de averiguar con una
investigación realizada desde el Departamento de
Educación y Desarrollo Humano, del Instituto Alemán
para la Educación Internacional (Alemania) (Beißert &
Juan Moisés de la Serna
75
Hasselhorn, 2016).
En el estudio participaron 129 menores, con edades
comprendidas entre los 6 a 8 años, de los cuales 52 eran
niñas. Para evaluar el nivel de inteligencia se empleó el
Culture Fair Intelligence Tests - Scale 1 (Weiß, Osterland,
& Cattell, 1977) mientras que para evaluar el desarrollo
moral se les presentaron cuatro imágenes que
representaban situaciones que transgredían las normas
sociales, sobre los cuales se realizaban diversas preguntas
sobre su forma de pensar y sentir frente a aquellas escenas.
Los resultados no encuentran diferencias significativas
entre el nivel de inteligencia y el desarrollo moral del
menor, no mostrándose diferencias entre los datos
obtenidos entre niños y niñas.
Tal y como señalan los autores, estos datos contradicen
a las teorías establecidas que marcaban un desempeño en
paralelo entre la inteligencia operacional y la moral,
basado en la teoría del desarrollo moral (Kohlberg, 1969),
según esta teoría para tener una moral establecida,
previamente ha de conformarse unos niveles mínimos de
desarrollo personal, incluida la inteligencia; por tanto, y
basado en estos datos, el acto de “denuncia” y el
cuestionamiento moral de cada uno a la hora de hacerlo o
no, va a ser independiente de su nivel de inteligencia.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
76
Decisiones ante el COVID-19
La toma de decisiones es un proceso complejo, ya que
no se trata únicamente de elegir entre dos o más opciones,
sino que implica toda una cascada de funciones
neuropsicológicas que va a facilitar dicha decisión.
Si nos centramos inicialmente en el funcionamiento a
nivel neuronal se puede indicar que la información
proveniente del exterior va a pasar por un primer tamiz, en
el cual el sistema límbico debe de “dar el visto bueno” antes
de ser consciente de ello.
En éste sistema la amígdala juega un papel destacable,
para identificar si los estímulos entrantes representan
algún tipo de peligro o no, de serlo pone en marcha al
organismo para que pueda dar lo antes posible una
respuesta de huida o evitación, es decir, “quitarse de en
medio” del peligro, o de quedarse “helado”, intentando así
que ese peligro “no le vea”, lo cual son restos de nuestros
ancestros que tenían que enfrentarse a animales que
únicamente les podían ver en movimiento.
Alegría, tristeza, rabia, culpa, son sentimientos que
van a “teñir” nuestra forma de ser y pensar, y en definitiva
guiar nuestro comportamiento, de hecho la publicidad
busca precisamente incidir en las emociones del
consumidor, asociándolas con un determinado producto o
Juan Moisés de la Serna
77
servicio, de forma que cuando vea éste, recuerde la emoción
que le provocó el anuncio y con ello tenga una mayor
predisposición a adquirirlo, pero el mundo de las
emociones, y por tanto la influencia del sistema límbico va
mucho más allá de servir como filtro o para “sentir”
emociones, ya sean estas positivas o negativas (Wukmir,
1967), además juega un papel fundamental en la atención,
el aprendizaje o la toma de decisiones.
La atención se ve inmediatamente captada por aquellos
estímulos afectivamente cargados, frente a los “neutros”,
además de entre ellos, se atiende antes y con más
intensidad a los que tienen una carga negativa, es decir,
aquellos que pueden suponer un peligro para la persona y,
por ende, requieren de una respuesta más inmediata para
su supervivencia.
Una vez captada la atención, por parte del estímulo
afectivo, es más fácil que aprendamos, o que estemos
dispuestos a tomar la decisión, por lo que se trata de un
proceso básico, necesario y previo a cualquier otro, que se
produce de forma “instintiva”, sin poder elegir aquello que
nos llama la atención o no, aunque con posterioridad si se
puede decidir, una vez que seamos consciente de lo que
sucede a nuestro alrededor, seguir prestando atención o
dejar de atenderlo.
El aprendizaje, cuando pensamos en ello, lo hacemos en
Aspectos Psicológicos del COVID-19
78
los estudios “reglados”, donde se debe uno sentar delante
de un libro para “engullir” lo allí escrito. Lejos de ser algo
monótono y repetitivo, se puede aprender “de todo”, no sólo
nombres, datos y fechas que es lo que se denomina
conocimiento explícito, sino también a cómo realizar las
cosas, por ejemplo, conducir, denominado conocimiento
implícito. Todo lo anterior puede ser estimulado en un
ambiente afectivo afable, agradable y positivo, o
entorpecido, cuando no se dan las condiciones anteriores.
Además, cualquier situación que vivamos o que nos
hayan contado, va a quedar fuertemente registrada y por
tanto aprendida, cuando ésta va acompañada de estímulos
cargados afectivamente, así todo el mundo puede describir
multitud de detalles que se produjeron alrededor de
aquellos acontecimientos positivos, como por ejemplo la
boda, el nacimiento del primer hijo...; aspectos que por
muchos años que pasen, estarán “tan vívidos como el
primer día”.
Igualmente, un acontecimiento desagradable como un
robo, un accidente de tráfico... va a hacer que recordemos
esos momentos y los detalles de las circunstancias que lo
rodearon, durante mucho tiempo. De ahí que a veces a las
personas les cueste superar el duelo, por un familiar o
amigo perdido, ya que tiene vívidos recuerdos de todo
aquello durante largo tiempo, lo que le provocará un daño
Juan Moisés de la Serna
79
psicológico continuado.
Una vez expuesto el papel relevante de las emociones
tanto en la atención como en el aprendizaje cabe indicar
que la toma de decisiones, lejos de ser algo “frío y
calculado”, en que se busca el máximo beneficio para la
persona, está mayoritariamente influido por el mundo
emocional de la misma.
Si nos ponemos a pensar en las grandes decisiones de
nuestra vida, con quién compartimos pareja, qué estudios
realizamos, dónde adquirimos la vivienda…, podemos
“autoengañarnos” pensando que era la mejor opción y por
eso la elegimos, si reflexionamos sobre ello, nos daremos
cuenta de que existieron multitud de aspectos emocionales,
implicados en dichas decisiones; ya sean sentidas por
nosotros mismos, como aconsejadas por personas que
nosotros estimamos y valoramos. En estos tiempos de crisis
sanitaria a diario se deben de tomar decisiones relativas a
cómo usar los recursos disponibles, o cómo priorizar estos;
igualmente se están adoptando decisiones de cerrar
temporalmente empresas o posponer sin fecha
determinados eventos nacionales o internacionales. Así de
los primeros que se adoptaron a pesar de la gran
repercusión económica y social que iba a tener fue la
cancelación de las Fallas y actos festivos de la Comunidad
Valenciana (@VicentGrimalt, 2020) (ver Ilustración 21
Aspectos Psicológicos del COVID-19
80
Tweet Cancelación de FallasIlustración 21).
Ilustración 21 Tweet Cancelación de Fallas
Juan Moisés de la Serna
81
Una decisión muy difícil para sus organizadores, que
tenían que elegir entre mantener los eventos siguiendo la
costumbre o atender a las recomendaciones sanitarias
sobre el potencial peligro para sus habitantes y los turistas
que llegasen al evento, pero ¿qué variables entran en juego
ante este tipo de decisiones?
En un estudio realizado conjuntamente por la
Universidad de Cambridge (Inglaterra), la Universidad de
Radboud y la U.M.C. St. Radboud (Países Bajos) (van den
Bos, Jolles, & Homberg, 2013) se realiza una exhaustiva
revisión de los artículos publicados sobre la toma de
decisión.
Así se analizan los distintos factores que influyen a la
hora de decidir entre varias opciones, prestando especial
atención a la influencia social del contexto como modulador
de nuestras propias decisiones, ya sea desde el aprendizaje
de conductas y valores dado por el aprendizaje social, como
por fenómenos como la presión grupal, el conformismo
social, la cooperación y el estrés social entre otros, todo ello
modulado por el campo de las emociones.
Tal y como se muestra en el estudio, lo que más suele
“pesar” a la hora de tomar una decisión incluso las que
tienen una mayor repercusión en la ciudadanía, por
ejemplo, por ser adoptada por un gobierno, va a ser “el qué
Aspectos Psicológicos del COVID-19
82
dirán”, es decir, cómo va a acogerse dicha decisión.
En el ámbito de la política esto puede que se vea más
claro en cuanto que en ocasiones parece que se toman las
decisiones para “contentar” al electorado, o para no perder
votos, pero en ambos casos estamos hablando de la misma
explicación de tener en cuenta “el qué dirán”.
Pero si bien estas decisiones en tiempos de crisis
sanitarias van encaminadas a la protección de la salud de
la ciudadanía para evitar la propagación del virus, desde
hace tiempo se han estado tomando decisiones con
finalidad altruista que ha podido permitir que otra persona
siga viviendo cuando llegue el momento de morir, tal es el
caso de las donaciones de órganos.
Son muchos los profesionales sanitarios y asociaciones
que tratan de concienciar a la población de la necesidad de
tener donantes, y es a través de un sencillo gesto como el
sacarse el carné de donante como se puede expresar la
aceptación de la donación.
Dependiendo de aspectos culturales, existe un mayor o
menor porcentaje de donantes entre la población,
mostrándose grandes diferencias de un país a otro, lo que
indica la mayor o menor conciencia que hay sobre dicho
gesto y las consecuencias positivas futuras que tiene en el
receptor, que de otra forma se ve abocado a seguir
esperando a que le comuniquen una próxima intervención,
Juan Moisés de la Serna
83
sabiendo que cada día que pasa sin recibir el órgano que le
falla, su calidad de vida va empeorando.
Con respecto al perfil de las personas más dispuestas a
ser donantes de órganos estas son precisamente los
familiares de los receptores de donación, ya que tienen una
mayor conciencia de la necesidad, pero también de la
utilidad de compartir los órganos una vez que estos ya no
nos sirven.
El testimonio de receptores y donantes facilita que
otros puedan concienciarse de esta problemática, y
convertirse ellos mismos en donantes expresado a través de
un carné, donde se indica la voluntad de ayudar después de
la vida.
A pesar de lo anterior, no todas las personas pueden ser
donantes, ni tampoco todos los órganos en un momento
dado son viables para la donación, es por ello que el
personal sanitario debe de determinar si se puede realizar
la donación o no, pero si la persona no tiene el carnet de
donación ni ha expresado en vida su deseo o intención de
ser donante, es más difícil para los profesionales poder
encontrar órganos sanos que puedan ser donados, de ahí
que se hagan grandes esfuerzos en los medios de
comunicación y a través de charlas y jornadas de
concienciación para ayudar a las personas a ver la
problemática, y una vez consciente de ella, poder
Aspectos Psicológicos del COVID-19
84
convertirse ellos mismos en donantes pero, ¿se puede
predecir si alguien tomará la decisión de ser donante de
órganos?
Esto es precisamente lo que se ha tratado de averiguar
con una investigación realizada conjuntamente desde la
Universidad de Martin-Luther y la Escuela de Medicina
M.S.H. de Hamburgo (Alemania) (Hübner, Mohs, &
Petersen, 2014); en este estudio participaron 78 personas,
estudiantes universitarios con edades comprendidas entre
los 19 a 33 años, de las cuales 37 eran mujeres,
A todos ellos se les preguntó sobre la intención de
convertirse en donante de órganos, igualmente se les pasó
una prueba sobre intenciones a través de pruebas
implícitas, empleando el test denominado Implicit
Associate Test (Egloff, Schwerdtfeger, & Schmukle, 2005;
Greenwald, McGhee, & Schwartz, 1998) donde se ha de
valorar entre dos estímulos presentados en la pantalla.
El estudio comparó los resultados de las respuestas
explicitas, es decir, aquellas que expresaban de viva voz,
con las implícitas, evaluadas mediante el ordenador. Así se
pudo comprobar cómo la expresión de la voluntad de ser
donante se correspondía con el acto de sacarse el carné de
donante, y por tanto era mejor predictor que las pruebas
implícitas empleadas.
Algo que contradice los resultados habituales de otros
Juan Moisés de la Serna
85
ámbitos como es el de la publicidad, donde se entrevistan y
realizan distintas pruebas a los participantes para
averiguar su opinión sobre un nuevo servicio o producto,
siendo habitual que aquello que dicen, no se corresponda
siempre con la consecuencia de comprar o adquirir el
producto.
Quizás la diferencia principal es que cuando uno tiene
que afrontar este tipo de decisiones no lo hace a la ligera,
sino que medita y recapacita sobre ello, por lo que cuando
a alguien se le pregunta, su respuesta ya está
suficientemente establecida en la persona, lo que con
posterioridad se constata en la conducta de sacarse el carné
de donante, como un paso más y natural a la decisión
personal adoptada al respecto. En el estudio faltaría
comprobar qué mecanismos psicológicos pueden estar
implicados en el cambio de opinión, para poder emplearlos
en las distintas campañas de sensibilización que se
realizan anualmente y así incrementar el efecto de estas
consiguiendo un mayor número de personas dispuestas a
donar sus órganos al final de sus vidas y con ello, y es lo
más importante poder dar salud y alargar la vida de otras
personas necesitadas de esos órganos; así ante el COVID-
19 existen decisiones que hay que adoptarse en pro de un
“bien mayor” tal y como las que están tomando los
gobiernos al tener que elegir entre la vida y la muerte de
Aspectos Psicológicos del COVID-19
86
sus ciudadanos (@SilenciosoVox, 2020) (ver Ilustración 22).
Ilustración 22 Tweet Decisiones ante el Covid-19
Juan Moisés de la Serna
87
Con respecto a la publicidad hay que indicar que
estamos diariamente expuestos a los anuncios, ya sean en
prensa, radio, televisión o Internet que tratan de modificar
nuestra forma de sentir sobre un determinado producto o
servicio, de manera que cuando tengamos que elegir entre
varios escojamos aquel que hemos oído o visto anunciado.
Es por ello por lo que las empresas de publicidad
invierten millones en ofrecer un anuncio "espectacular",
que "deje huella" y sobre todo que se diferencie del resto, lo
que le garantiza un incremento de las ventas de ese
producto o servicio anunciado.
El objetivo final pues de estos anuncios es crear en
nosotros “micro emociones” suficientemente significativas
para que seamos capaces de recordarlo cuando nos
enfrentemos a una situación “real” de elección, donde
además del producto o servicio anunciado vamos a tener
una amplia gama de alternativas, de parecidas
características y de precios similares, lo que hace que ante
similares opciones nos decantemos por aquel que ya nos
había “removido” algo por dentro, cuando vimos o
escuchamos el anuncio, pero ¿qué tan efectivos son estos
anuncios emitidos durante unos escasos minutos como
para provocarnos una emoción que sea lo suficientemente
impactante y con ello influir sobre nuestras decisiones
finales de compra?
Aspectos Psicológicos del COVID-19
88
Esto es lo que ha tratado de averiguarse con un estudio
realizado por la Universidad de Tel-Hai (Israel) (Lazar &
Pearlman-Avnion, 2014), en cuya investigación han
participado 294 adultos, de las cuales 119 eran mujeres.
A una parte se le presentaba la estimulación de forma
auditiva, bien positiva o negativa, y los participantes
debían de valorar aquello mediante una escala
estandarizada tipo Likert.
A otra parte se le pasaba la tarea anterior, pero
cambiando la estimulación, en vez de ser auditiva, ahora se
presentaba visualmente.
En ambos grupos se registraba qué tan agradable o
desagradable habían resultado los estímulos (valencia), así
como si había provocado un mayor o menor impacto
emocional (arousal).
Los resultados informan de que tal y como cabría
esperar, los estímulos tanto positivos como negativos, ya
sean presentados de forma visual como sonora provocan en
los participantes las emociones esperables. Con lo que se
puede concluir que en nuestras decisiones tanto la valencia
como el arousal van a tener un papel predominante, es
decir, nos debe de agradar, pero además debe de ser mucho
lo que nos guste para que al final nos decantemos por ese
producto o servicio y no por otro con similares
características y precio.
Juan Moisés de la Serna
89
Comportamiento irracional
Uno de los aspectos s temidos por los gobernantes
son los movimientos en masa no controlados, ya que esto
puede generar caos y poner en peligro la propia
supervivencia de la sociedad.
Si bien el movimiento de masas es aspecto de estudio y
análisis por parte de la sociología, existe un componente
psicológico fundamental, las emociones, las cuales son
parte de nuestra vida, seamos conscientes o no de ello, y
están presentes en cada una de las acciones y decisiones
que tomamos, de ahí la importancia de su estudio.
Entre los teóricos de las emociones, existen dos
principales corrientes, aquellos que consideran a las
emociones como un concepto unívoco e inseparable que se
extiende desde los afectos positivos hasta los negativos, en
un continuo; y aquellos que lo consideran como un concepto
multidimensional, compuesto por elementos cognitivos,
conductuales y fisiológicos.
La emoción puede considerarse como un “estado”
particular del sujeto, que le permite percibir y responder al
medio ambiente (al modo del arousal). Simplificando,
podríamos considerar tres estados posibles, el positivo
(alegría o felicidad), el neutro (indiferencia) y el negativo
(tristeza, displacer o infelicidad).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
90
Se trataría por tanto de un modo de percibir y
responder ante el ambiente, pero cuando este estado se
hace crónico, pasa a considerarse como un “rasgo” de la
personalidad, es decir, el individuo lo convierte en su modo
habitual de respuesta ante la estimulación interna o
externa.
Cuando los estados emocionales cronificados se
“desajustan”, aparecen desviaciones anómalas del
procesamiento emocional que van desde la acentuación de
rasgos ansiosos o fóbicos, a patologías como el Trastorno
por Ansiedad Generalizada o el Trastorno Depresivo
Mayor. Además, hay que tener en cuenta que el ambiente
puede impactar en la propia emoción, en cómo percibimos
y sentimos, así cuanto más “grave” sea ese ambiente, por
ejemplo, que ponga en peligro nuestra vida o la de nuestros
seres queridos, mayor probabilidad de que dicho
acontecimiento vaya a “marcar” emocionalmente a la
persona. Circunstancia que hace que ante una crisis de
salud como la que actualmente se vive se tenga que tener
especial cuidado a los aspectos emocionales, para evitar
que las personas confinadas puedan sufrir algún tipo de
disfunción a nivel emocional precisamente por la
circunstancia que viven, de ahí que algunos gobiernos
realicen recomendaciones al respecto (@sanidadgob, 2020b)
(ver Ilustración 23).
Juan Moisés de la Serna
91
Ilustración 23 Emociones y COVID-19
Aspectos Psicológicos del COVID-19
92
Otra aproximación a la emoción es considerarla como
un procedimiento adaptativo de reacción cognitiva,
fisiológica y conductual ante la estimulación ambiental o
interna que puede ser positiva o negativa; por tanto, la
emoción influye en nuestros pensamientos, en nuestro
organismo y nuestra conducta.
Entre las “funciones” de la emoción destacamos:
coordina el sistema de respuesta conductual; modifica la
jerarquía de conductas; proporciona mecanismos de
comunicación y vinculación social; detiene o retiene
brevemente los procesos cognitivos; y facilita el
almacenamiento y recuperación de información.
Además, se pueden distinguir dos procesos implicados
en el procesamiento de la emoción, la percepción y
experiencia emocional; así el primero implica un
procesamiento cognitivo considerado como de bajo nivel,
donde se percibe y evalúa el estímulo emocional sin
implicar toma de conciencia ni procesamiento cognitivo
alguno; mientras que el segundo implica un procesamiento
cognitivo considerado de alto nivel, en el que se
contextualiza lo percibido, y se interpreta según las
experiencias previas.
A priori estos parecen ser procesos independientes, por
lo que el procesamiento de la percepción emocional puede o
no involucrar una experiencia emocional.
Juan Moisés de la Serna
93
Pero si bien hasta este momento se ha contemplado a
la estimulación afectiva como un concepto unitario, se
puede descomponer a las emociones en tres dimensiones, la
valencia, el arousal y el dominio (Lang et al., 1997).
La dimensión valencia, haría referencia a la calidad de
estímulo en su componente placentero o displacentero
(positivo o negativo). Esta dimensión es medida mediante
una escala tipo Likert de nueve puntos de corte, desde 1
hasta 9, correspondiente el valor 1 a la valoración s
negativa, el 5 a una valoración neutra y el 9 a la valoración
más positiva. Los indicadores que correlacionan
positivamente con esta dimensión son las expresiones
faciales, las pruebas de sobresalto, la tasa cardiaca y la
experiencia subjetiva como agradable o desagradable.
La dimensión nivel de activación (arousal), se refiere a
la intensidad o excitabilidad provocada por un estímulo
definido como activante o relajante (alto o bajo arousal), la
cual emplea la misma escala anterior, es decir de 1 a 9,
correspondiendo el valor 1 a un bajo arousal, el 5 a un
arousal intermedio y el 9 a un alto arousal. Los indicadores
que covarían positivamente con esta dimensión son la tasa
de interés, el tiempo de inspección, la conductancia de la
piel, la amplitud del componente P300 de los Potenciales
Evocados Relacionados a Eventos y la activación de la
corteza occipital empleando Resonancia Magnética
Aspectos Psicológicos del COVID-19
94
Funcional.
La tercera dimensión dominancia, hace referencia a la
fuerza de sumisión o dominancia que provoca el estímulo,
dimensión sobre la que existen muy pocos estudios.
A nivel neuronal se ha reportado que la amígdala
desempeña un papel fundamental en el procesamiento de
las emociones, encontrándose que puede influir en las
áreas corticales mediante tres vías (Holland & Gallagher,
1993, 1999): las de retroalimentación proveniente de
señales propioceptivas, viscerales y hormonales (lo que
permitiría al organismo prepararse para la acción, bien de
orientación o de huida); las de proyección a redes de
activación general o arousal (pudiendo poner al organismo
en alerta y con ello captar con mayor nitidez los estímulos
amenazantes); y la de interacción con la corteza prefrontal
medial (lo que la llevaría a una orientación de los recursos
atencionales hacia el estímulo emocional presente,
limitando el resto de procesos cognitivos).
Por su parte la corteza prefrontal envía distintas
proyecciones a la amígdala permitiendo a las funciones
cognitivas (integradoras de la información del
procesamiento del estímulo emocional y del contexto)
regular el papel que juega la amígdala sobre el
procesamiento de las emociones.
En otras palabras, respondemos de forma brusca
Juan Moisés de la Serna
95
(respuesta de sobresalto y huida) ante la visión de un
animal peligroso, como por ejemplo un oso (procesamiento
emocional); pero no producimos estas reacciones cuando
vemos el mismo oso detrás de una jaula, en el contexto de
una tarde relajada de domingo durante una visita familiar
al zoológico de la ciudad (procesamiento cognitivo).
Las emociones son quizás de los elementos más
estudiados dentro de las neurociencias, ya que es una
característica diferenciadora, entre los humanos y los
animales, los cuales se ven dominados por sus instintos, no
pudiendo controlar ni “cultivar” sus emociones.
A pesar de que, en los primeros años de vida, se ha
equiparado el desarrollo “instintivo” humano al de
cualquier otro animal, este poco a poco va separándose, a
medida que surge el lenguaje, pero sobre todo el control de
las emociones.
Actualmente se entiende, desde la neurociencia, que la
mayoría de las decisiones que se adoptan son de carácter
emocional, y que es a través de las emociones cómo “se ve
el mundo” en primer lugar, y luego se pueden racionalizar
las decisiones adoptadas, al menos es así como
funcionamos a la hora de enfrentarnos ante diferentes
alternativas de las cuales sólo se puede elegir una opción
descartando el resto de las mismas.
En el caso de la masa desde hace mucho, se conoce que
Aspectos Psicológicos del COVID-19
96
las emociones movilizan a las personas para decantarse en
un sentido u otro, así los grupos de poder pueden “dirigir”
a sus seguidores a cumplir o no las normas establecidas, de
ahí la importancia de que los grupos políticos e
instituciones civiles y religiosas mantengan un mismo
discurso que no vaya a “fraccionar” la sociedad en una
situación de crisis.
Esto es, independientemente de las propias creencias,
los líderes designados o “naturales” llegan a movilizar a las
personas en función de las respuestas afectivas positivas
que genera dicho líder, haciendo desconfiar de lo que diga
cualquier otra persona.
De hecho, ante la necesidad imperiosa de buscar
información, y de la falta de respuestas en algunos casos de
las autoridades, han sido varios los youtubers que con
anterioridad nadie los escuchaba ni seguían que se han
convertido en líderes naturales, ofreciendo información y
explicación para “colmar” la curiosidad, aunque sus
palabras no siempre se ajusten al discurso oficial de las
autoridades sanitarias, y aprovechando estas “brecha de
información” se ha producido un aumento exponencial de
bulos sobre el COVID-10, su transmisión o cómo “curarlo”
por lo que desde Sanidad ha realizado toda una campaña
en contra de la desinformación (@sanidadgob, 2020a) (ver
Ilustración 24).
Juan Moisés de la Serna
97
Ilustración 24 Campaña de Información
Aspectos Psicológicos del COVID-19
98
Pero cuando se trata de comportamientos irracionales
estaríamos hablando de un componente cognitivo donde se
actuaría de forma diferente a lo esperado según las
circunstancias y la sociedad en la que se encuentra.
En donde se puede producir en las masas el “contagio”
emocional cuando se extienden más o menos sin control
determinadas creencias que generan un determinado
sentimiento sea este positivo o negativo, siendo este mayor
en cuanto afecte a las emociones de alta activación como la
euforia, el cólera o la ira, y sobre todo que se relacionen con
las emociones primarias, la de cólera, la alegría, el miedo y
la tristeza.
Al respecto las redes sociales están jugando un papel
decisivo estos días a la hora de diseminar determinados
mensajes, los cuales actualmente están siendo
monitorizados y filtrados por las grandes compañías de
internet como Facebook, Twitter o YouTube, para evitar
que se extiendan determinadas imágenes o comentarios.
Todo ello encaminado a evitar la propagación de las
noticias falsas o fake news que tanto “daño” ha estado
haciendo en los últimos años a las distintas sociedades,
habiéndose demostrado cómo estas han llegado a influir en
la tendencia de voto de millones de electores, si bien no es
una realidad nueva, sí lo es el impacto que una noticia
puede tener a nivel mundial gracias a las redes sociales.
Juan Moisés de la Serna
99
Es por ello y dada la capacidad de contagio emocional
de estas redes por lo que continuamente se están
monitorizando los contenidos que sobre ellas se vuelcan,
supervisando y “filtrando” las imágenes, vídeos o mensajes
para detectar y eliminar aquellos que “aprovechando” la
situación quieran promover sentimientos primarios,
principalmente negativos y con ello propiciar una situación
socialmente difícil de asumir por parte de las autoridades
competentes.
Igualmente, y en esta línea se está viendo cómo aún y
en tiempos de crisis de salud, se usan las redes sociales
para tratar de sacar rédito político tanto desde un bando
como del contrario, así los simpatizantes del gobierno
aplauden los esfuerzos que se están realizando por parar y
contener el virus; en cambio por parte de los opositores se
focalizan en realizar criticas ante las duras medidas que se
están adoptando.
Por su parte desde los gobiernos, y usando esas mismas
redes sociales lanzan campañas encaminadas a
tranquilizar a la población e intentar que se centren en los
aspectos “positivos” en vez de en los negativos, adoptando
medidas sancionadoras contra aquellos que tratan de
aprovechar la situación para divulgar bulos, informaciones
no contrastadas o directamente información falsa
(@RSF_ES, 2020) (ver Ilustración 25).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
100
Ilustración 25 Tweet sobre Noticias Falsas
Juan Moisés de la Serna
101
El racismo ante el COVID-19
El racismo es la posición que supone sentirse
identificado con una raza, normalmente la propia,
considerando al resto de las mismas “inferiores” o cuanto
menos “diferentes”. Basado en ese racismo históricamente
en algunos países se han “justificado” todo tipo de acciones
más o menos violentas, sustentadas en el sentimiento de
grupo racial otorgado por el color de la piel.
Si bien se puede considerar como “instintivo”, se trata
de un aspecto cultural y aprendido tal y como lo muestran
los lugares con un ambiente multicultural, con mezclas de
razas, donde los pequeños crecen viendo “normal”
cualquier raza o mestizaje de la misma. Muchos son los
países que han tenido que “aprender” a aceptar a personas
de otras razas, ya sea por una circunstancia u otra se han
convertido en un ciudadano más y, por tanto, con el tiempo
y la educación se debería de llegar a verlos como a cualquier
otro.
Así los pueblos eminentemente formados por
receptores de emigrantes, son los que están más
acostumbrados a esta convivencia multicultural, a pesar de
ello, entre sus miembros siempre hay quien siente que su
raza o color de piel le otorga una especie de estatus
“superior” al resto.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
102
Algo difícil de evaluar, ya que en estas culturas está
“mal visto” mostrarse con sentimientos de racismo, por lo
que se trata de disimular por lo menos para mantener las
apariencias, pero ¿puede la amígdala delatar el racismo?
Esto es lo que ha tratado de averiguarse con una
investigación realizada conjuntamente desde la
Universidad de Nueva York, el Instituto Tecnológico de
Massachusetts y la Universidad de Yale (EE.UU.) (Phelps
et al., 2000), para ello se llevaron a cabo dos estudios, en el
primero participaron 14 adultos, de los cuales la mitad
eran mujeres, mientras que en el segundo estudio
participaron 13 adultos de los cuales 6 eran mujeres, todos
ellos, tanto los hombres como las mujeres eran de raza
blanca.
En el primer estudio se presentaron rostros de
personas blancas y de color sin ningún tipo de emoción, y
todas desconocidas para los participantes; en el segundo se
presentaron rostros de personajes conocidos, figuras
destacadas del deporte, la música o el cine tanto negros
como blancos.
A todos los participantes se les realizó una medida de
la actividad neuronal mediante resonancia magnética
funcional; igualmente se evaluó la respuesta de sobresalto
ante el estímulo presentado a través de la evaluación del
parpadeo empleando para ello la electromiografía; además
Juan Moisés de la Serna
103
se les hizo pasar por un procedimiento de evaluación de las
actitudes implícitas mediante el Implicit Association Test
(Egloff et al., 2005; Greenwald et al., 1998).
Los resultados muestran una sobreactivación de la
amígdala ante la presencia de imágenes de rostros de
personas del color contrario al del participante, no
mostrándose esta sobre activación cuando las imágenes de
rostros contemplados se correspondían con la raza del
participante.
Esto no quiere decir que ante una cara conocida o de la
misma raza, no vaya a reaccionar, si no que la reacción
emocional provocada es superior cuando la imagen de la
persona es de una raza diferente al del participante.
A pesar de que en el reconocimiento del rostro
intervengan otras regiones cerebrales, únicamente resultó
significativa la activación de la amígdala en función de la
raza de los estímulos presentados.
Igualmente se obtuvieron correlaciones positivas entre
las evaluaciones de la resonancia magnética funcional, el
Implicit Association Test y la electromiografía, por tanto,
el uso de cualquiera de los tres sería válido para la
detección del racismo.
Como novedad en los resultados, se encontró que la
familiaridad de los personajes, relacionados con aspectos
positivos, ya que eran famosos en su ámbito, muestra una
Aspectos Psicológicos del COVID-19
104
reducción del racismo en la evaluación, es decir, las
experiencias positivas con una raza hacen que estas se
vean menos diferentes que si no se tienen dichas
experiencias.
Hay que destacar que después de décadas luchando
contra el racismo en un país eminentemente de
inmigrantes como es EE. UU. todavía perdura entre su
población este sentimiento “inconfesable” que está en la
base de las conductas discriminatorias.
Así, aunque la persona no sea consciente, le será más
fácil ayudar e incluso contratar a otro de su misma raza
antes que a uno de otra raza, algo que parece “lógico” entre
las minorías como forma de mantenerse como “pueblo” y de
dar oportunidades de desarrollo a “los suyos”, que en otras
circunstancias sería difícil, pero que va en detrimento de la
integración, ya que cuanto más se fortalezca el sentimiento
de grupo de una comunidad, hay menos oportunidades a
que esta se abra a nuevos miembros.
Además, la posibilidad de conocer que nuestro cerebro
responde a la “verdad” frente al convencionalismo social
permite comprender hasta qué punto son efectivas o no las
campañas antirracismo, y en caso de no funcionar estas,
habría que pensar cómo mejorarlas para que poco a poco se
fuese diluyendo este racismo.
Independientemente de este racismo más o menos
Juan Moisés de la Serna
105
arraigado en la sociedad, se pueden producir
circunstancias que aumenten este sentido de pertenencia
social, marcando diferencias con los que no son de la
misma, o de aquellos que aun viviendo en dicha sociedad
desde hace tiempo se ven señalados y discriminados por su
color de piel u otra característica.
Aspecto que también es usado por determinados
partidos políticos que se basan en esa identidad frente a los
demás para difundir sentimientos nacionalistas, por
ejemplo, echando la “culpa” de los problemas internos de
seguridad o económicos a los que no pertenecen a dicha
sociedad, tal y como sucede con los inmigrantes.
Acusaciones que calan en el pensamiento de los
ciudadanos que votan a dichos partidos y que aumenta el
sentimiento discriminatorio hacia estos colectivos, que en
algunos casos son los más desprotegidos.
En otras ocasiones estas actitudes se producen por
circunstancias ajenas a la población objeto de la
discriminación, así y en el contexto actual de la crisis
sanitaria, donde se sabe que el origen de la enfermedad se
produjo en una provincia de China, se ha podido asistir a
un incremento de actos violentos en contra de aquellas
personas con rasgos orientales independientemente de su
procedencia, e incluso a otras que han tratado de
defenderlos (@informativost5, 2020) (ver Ilustración 26).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
106
Ilustración 26 Tweet Racismo en tiempos del COVID-19
Juan Moisés de la Serna
107
Comportamiento, el de salir a defender a otra persona,
aún con la posibilidad de poner en riesgo la propia
integridad da cuenta de un alto nivel de altruismo y
compasión.
En una sociedad preocupada por los resultados
individuales, en ocasiones "damos la espalda" al desarrollo
de la compasión, la cual es vista en muchas culturas como
una "debilidad" del ser humano; pero si nos paramos a
pensar, esto es precisamente lo que nos distingue de
muchos animales.
Cuando hay una persona anciana, enferma o
discapacitada, se "activa" en nosotros la compasión, y
tendemos a ofrecer ayuda y protección; algo que ya se ha
observado desde nuestros ancestros, al encontrar en
enterramientos a personas con huesos fracturados
cicatrizados, señal de que el grupo atendió y cuidó al
accidentado el suficiente tiempo como para que se curase.
Estas personas con altos niveles de compasión se
implican también en causas solidarias, sobre todo cuando
sucede un problema social o catástrofe, y se recibe ayuda
de verdaderos desconocidos.
Además, la compasión puede ser considerada como un
protector contra las emociones negativas como la ansiedad,
el enfado o el miedo, fomentando la amistad, y las
relaciones sociales.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
108
Un constructo que está asociado con el de la empatía,
la capacidad de entender las emociones del otro y ponernos
en su situación, pero igualmente, está presente en nuestra
vida diaria, y lo podemos usar en mayor o menor medida
según nuestro desarrollo emocional, pero ¿quiénes son s
compasivos, los hombres o las mujeres?
Esto es lo que se ha tratado de responder con una
investigación realizada por el Departamento de
Comunicación de la Universidad Estatal de California
(EE.UU.) (Salazar, 2016).
En el estudio participaron 613 estudiantes
universitarios, con edades comprendidas entre los 18 a 42
años, de los cuales 310 eran mujeres. A todos ellos se les
administraron una serie de cuestionarios estandarizados,
así para conocer el nivel de compasión se empleó el
Compassion Scale (Pommier, Neff, & Tóth-Király, 2020);
para evaluar el nivel de tensión personal a la hora de
comunicarse se usó el Personal Report of Communication
Apprehension (Levine & Mccroskey, 1990); para evaluar el
nivel de neuroticismo se administró el Hypersensitive
Narcissism Scale (Hendin & Cheek, 1997); y por último
para evaluar el nivel de agresividad verbal habitualmente
empleado se usó el Verbal Aggressiveness Scale (Infante &
Wigley, 1986). Como factores principales, los resultados
muestran diferencias significativas en función del género
Juan Moisés de la Serna
109
en cuanto a la compasión, siendo más elevada en mujeres.
También se encontraron diferencias significativas en
cuanto al nivel de tensión en la comunicación y en el uso de
la agresividad verbal, siendo en ambos casos mayor en
hombres, y, por último, no se han encontrado diferencias
en cuanto al narcisismo en función del género.
Como factores de interacción se halló que cuanto se es
más compasivo, se exhiben niveles más bajos de tensión en
la comunicación, de agresividad verbal y narcisismo.
Pero volviendo sobre las agresiones a los viandantes
orientales, en algunos casos esto ha estado relacionado con
que utilizaban mascarillas sin una aparente razón, aunque
estos ciudadanos, ya sean turistas o nacionalizados, suelen
seguir las recomendaciones del gobierno de su país en
cuanto al uso de las mascarillas, normas que no siempre
coinciden con las indicaciones de las autoridades del lugar
en donde se encuentran. Así en algunos países de Europa y
debido a la escasez de mascarillas se ha recomendado que
esta sólo se usen cuando la persona tenga los síntomas
como forma de no propagar la enfermedad, por lo que si se
ve a un asiático por la calle con mascarilla, es fácil tender
a pensar que es alguien contagiado, lo que puede llenar de
miedo a los ciudadanos y conducir a tratar de agredir o
expulsar a aquella persona de dicha localidad (@Cahora,
2020) (ver Ilustración 27).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
110
Ilustración 27 Tweet Xenofobia contra chino
Juan Moisés de la Serna
111
Con lo que se estaría hablando de un comportamiento
de agresividad motivado por sentimientos de miedo al
contagio y de “defensa” del territorio y de los suyos.
Una conducta beligerante que en cualquier otra
circunstancia no sería aceptada por sus coetáneos, pero que
cuando en una sociedad se implanta el miedo, puede llevar
a “justificarlo todo”.
Al respecto existe una discusión abierta en el ámbito de
la ciencia del comportamiento sobre la esencia de la
naturaleza del ser humano; ¿es un animal racional que en
ocasiones tiene destellos de emociones; o un animal
emocional que voluntariamente renuncia a esa parte para
regirse por las normas sociales y la lógica?, es decir ¿es
eminentemente emocional o eminentemente reflexivo?
Tres han sido las posturas principales que
tradicionalmente se han adoptado para dar respuesta a la
predominancia de las emociones sobre la razón a la hora de
guiar el comportamiento humano, o, al contrario.
Así hay quienes defienden que, en determinadas
circunstancias, las emociones bloquean y anulan la
cognición, siendo precisamente las habilidades y
capacidades afectivas, el rasgo que caracteriza a los
humanos, en comparación con el simple procesamiento
matemático o categorial de datos que sucede en un
ordenador.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
112
Se trataría por tanto de un mecanismo evolutivo en
donde se priorizan las emociones por encima de la
cognición, útil a la hora de responder ante un peligro, donde
la persona huye o se queda paralizada, en ambos casos
antes de que sea capaz de "pensar" en la situación.
Esto se puede observar por ejemplo en el fenómeno de
la estampida, que tantos problemas genera en los grandes
eventos, donde se sabe que, si no se toman las medidas
oportunas, cualquier problema, como una explosión de un
petardo puede generar un aluvión de personas intentando
escapar del lugar al mismo tiempo, como si de una
estampida humana se tratase.
Un movimiento de masa guiado por el “sálvese quien
pueda” que lleva a pasar incluso por encima de otras
personas, sin siquiera percatarse de que están ahí, es decir
se contagia un sentimiento de miedo que impide pensar a
la masa, que simplemente actúa buscando alejarse del
peligro lo más rápidamente posible.
Así si se pregunta a cualquiera de los que han
conseguido huir por el motivo por el que corrían, no son
capaces de dar una respuesta más o menos coherente,
argumentando que simplemente debían de hacerlo pues
sentían que su vida podía estar ante un peligro inminente
(@PanamericanaTV, 2020) (ver Ilustración 28).
Juan Moisés de la Serna
113
Ilustración 28 Tweet Estampida Humana
Aspectos Psicológicos del COVID-19
114
Algo que lejos de ser una anécdota, cuesta la vida cada
año a cientos de peregrinos que se reúnen en la Meca a
rezar y eso a pesar de los continuos cambios de seguridad
que se realizan para que no suceda.
La postura opuesta, defiende que aquello que define al
humano y por tanto le hace diferente de los animales, son
los procesos cognitivos superiores, dejando relegadas las
emociones a procesos secundarios, irracionales y casi
siempre equívocos, propios de los animales. En esta
postura estarían aquellos que defienden que nuestras
decisiones las adoptamos realizando cálculos de coste-
beneficios, tal y como lo haría una supercomputadora.
Esta forma de pensar se basa en que es una habilidad
que se va desarrollando donde se puede aprender a
anteponer la razón ante comportamientos impulsivos a la
hora de tomar decisiones, e igualmente se puede educar,
por ejemplo, a aquellas personas que no se paran a pensar,
se les entrena a poner por escrito los pros y contra de cada
decisión, para adoptar la que más beneficios la pueda
ofrecer.
De hecho, las computadoras inicialmente se
desarrollaron para facilitar estos cálculos, debido a la
multitud de variables implicadas que debían de ser tenidas
en cuenta. Actualmente se busca que la inteligencia
artificial sea creativa, y no tanto lógica, para poder
Juan Moisés de la Serna
115
aproximarse a la humana.
Una tercera aproximación sería aquella que considera
a ambos procesos como independientes, pero que en
determinadas circunstancias trabajan de forma conjunta,
postura que parece tener recientes apoyos gracias a los
avances en el campo de las neurociencias.
Así y basado en este último enfoque se puede concluir
que el comportamiento del ser humano en ocasiones se ve
guiado por el razonamiento, mientras que en otras
ocasiones lo hace por las emociones.
Sea como fuere lo que queda claro es que el mundo
emocional está ahí y forma parte de nuestro ser, y se va a
ver reflejado en todas las decisiones que a diario tengamos
que adoptar, sean estas más o menos importantes.
Así y volviendo sobre el tema del miedo el cual puede
ser visto como un generador de respuestas puntuales en un
individuo como forma de supervivencia, se puede llegar a
dudar que dicha reacción pueda tener mayores
consecuencias sociales, aspecto que entra en contradicción
con los datos arrojados por parte de un campo
aparentemente tan alejado como es el de la política, aspecto
analizado desde la psicología política en donde se trata de
comprender cómo y porqué votan las personas.
Teniendo en cuenta que cada elección tiene sus propias
peculiaridades, en ocasiones con nuevos programas,
Aspectos Psicológicos del COVID-19
116
candidatos o partidos, aunque en la mayoría de los casos
suelen estar las opciones limitadas a unas pocas elecciones,
mucho más en aquellos sistemas en que existe una
"segunda vuelta", donde solo se puede elegir entre los
candidatos de los partidos que hayan conseguido un
mínimo de votos en la primera vuelta.
Los psicólogos que asesoran en las campañas
electorales para optimizar los resultados analizan las
distintas elecciones y la forma en que la población va
"respondiendo", buscando de esta manera variables
relevantes y patrones que ayuden a ganar al candidato en
las próximas elecciones.
En ocasiones estas se realizan sobre aspectos
"especiales" difícilmente repetibles, por lo que no existe un
conocimiento previo al respecto, tal y como sucedió para
decidir si pertenecer o no a la Organización del Tratado del
Atlántico Norte en España, o para salir de la Unión
Europea por parte de Inglaterra en lo que se ha conocido
como Brexit, cuyas elecciones se celebraron en junio del
2016, pero ¿han influido los componentes emocionales en el
Brexit?
Esto es lo que ha tratado de averiguarse con una
investigación realizada desde el Departamento de
Psicología de la Universidad Anglia Ruskin; el
Departamento de Psicología Clínica, Educacional y de
Juan Moisés de la Serna
117
Salud de la Universidad de Londres (Inglaterra); junto con
el Centro de Psicología Médica de la Universidad Perdana
(Malasia); y el Departamento de Liderazgo y Conducta
Organizacional de la Escuela de Negocios de Noruega
(Noruega) (Swami, V., Barron, D., Weis, L.& Furnham,
2018).
En el estudio participaron 303 adultos entre 18 a 74
años, de ellos el 92,4% eran de descendencia "blanca", de
los cuales el 58,7% fueron mujeres.
A todos se les administró una entrevista realizada tres
meses antes de las votaciones donde se les preguntó sobre
su intención de voto; la identificación con grupos
nacionalistas mediante el Collective Self-Esteem Scale
(Luhtanen & Crocker, 1992); la percepción con respecto a
la inmigración musulmana; la creencia de las teorías
conspirativas sobre la islamofobia; y sobre la islamofobia
directamente, mediante el Islamophobia Scale (Lee,
Gibbons, Thompson, & Timani, 2009); sobre sus creencias
en las teorías conspiratorias mediante el Generic
Conspiracist Beliefs Scale (Brotherton, French, &
Pickering, 2013); y sobre la tolerancia a la ambigüedad,
mediante el Tolerance for Ambiguity Scale (Herman,
Stevens, Bird, Mendenhall, & Oddou, 2010).
Los resultados informan de una relación significativa
entre la creencia de las teorías de conspiración y la
Aspectos Psicológicos del COVID-19
118
islamofobia, siendo dicha relación la que media en el voto
sobre la salida de Inglaterra de la Unión Europea.
Así los autores destacan que la intención de voto en
esta muestra no estaba guiada por un sentimiento de
euroescepticismo o de nacionalismo, si no que venía
mediada por el miedo generada por las teorías
comparativas con respecto al islamismo.
Por tanto, y según los datos presentados, a pesar de que
los votantes debían de elegir entre seguir o no en la Unión
Europea, ellos estaban votando, si querían seguir
recibiendo islamistas que ponían en riesgo su seguridad y
modo de vida, o no querían seguir recibiéndolos.
Y es ese miedo, generado por la creencia hacia las
teorías conspirativas las que movilizaban al electorado a
decir "No" a Europa, sin que existiese ningún tipo de
rechazo a Europa, sus instituciones o a la población
europea, ni siquiera debido a una exacerbación del
sentimiento patrio o nacionalista, tal y como trataban de
"vender" las campañas a favor de la salida de la Unión
Europea (@RevistaSemana, 2020) (ver Ilustración 29).
Por tanto y tal y como se muestra en esta investigación
el miedo, hacia la inseguridad, en este caso, movilizó al
electorado hacia decantarse por la opción que le ofrecía a
priori más “seguridad”, al frenar con la salida de Europa la
llegada masiva de ciudadanos con creencias islámicas.
Juan Moisés de la Serna
119
Ilustración 29 Tweet Manipulación del Brexit
Aspectos Psicológicos del COVID-19
120
Es decir, y uniéndolo a lo ya descrito, el miedo es una
emoción primaria que se puede generar y contagiar de
forma rápida provocando comportamientos “irracionales”
que pueden incluso ir en contra de las normas establecidas,
pudiendo llegar a poner en peligro la integridad de parte
de la sociedad, por ejemplo, manifestándose con agresiones
hacia los de raza asiática atribuyéndoles la responsabilidad
de la propagación del virus por el mundo.
Con ello no se trata de justificar ningún
comportamiento, pero poner en perspectiva que las
personas llevadas por emociones contagiadas socialmente
pueden llegar a expresar sus miedos de manera agresiva.
Si bien esta sería una perspectiva negativa, este
contagio también se puede producir con respecto a las
emociones positivas, tal sería el caso de los movimientos
solidarios a los que “se apunta” la gente sin saber muy bien
sobre sus motivaciones, simplemente porque creen que es
lo que hay que hacer en ese momento, sin darse cuenta de
que es por un contagio emocional. Hay que realizar una
puntualización con respecto al tema de las razas
anteriormente comentada, y es que desde la biología se
descarta que existen diferentes razas, al no hallarse una
base genética o fenotípica que pueda diferenciarse entre
ellas, considerándolo por tanto un concepto ambiguo y que
lleva a error (@CRCiencia, 2018) (ver
Juan Moisés de la Serna
121
Ilustración 30).
Ilustración 30 Tweet Biología y Raza
Aspectos Psicológicos del COVID-19
122
Aunque las sociedades suelen estar conformadas por
individuos con características genéticas y físicas más o
menos similares, lo que los hace identificarse como país o
nación es precisamente los aspectos ideológicos, como
creencias, valores y por supuesto una cultura compartida.
Si bien es cierto que existen "rasgos" que se comparten
por pertenecer a la misma especie, la mayoría están
mediados por la cultura que se aprende desde pequeño,
aspecto que se evidencia cuando se viaja, al observar cómo
"lo normal" o "lo esperable" en una localidad no es igual en
otra.
Al respecto existe cierta polémica en cuanto a si las
emociones son universales, o estas pueden variar en
función de la localidad en la que se encuentre, es decir si es
algo cultural o de alguna forma sustentada en una base
genética.
En cuanto al comportamiento está ampliamente
aceptado el papel predominante que tiene el aprendizaje al
observarse diferencias en función de la sociedad, así lo más
simple como asentir con la cabeza para decir que sí, o
moverla de lado a lado para negar o decir que no, se ha
observado cómo no es universal, ya que existen distintas
variaciones de este según el país en donde se encuentre,
como en el caso de Bulgaria (@RafaelPoulain, 2018) (ver
Ilustración 31).
Juan Moisés de la Serna
123
Ilustración 31 Modismo en Bulgaria
Aspectos Psicológicos del COVID-19
124
Dentro de estos estudios culturales, se enmarca el
análisis de los componentes sociales, como el
reconocimiento de gestos o de rostros siendo estos
esenciales en la comunicación no verbal.
Si bien, no tenemos dificultad en reconocer los rasgos
de una persona de nuestro país, nos cuesta más en cuanto
vamos alejándonos geográficamente, de ahí el dicho de
"todos los chinos son iguales", ya que tenemos especial
dificultad en identificar los rasgos distintivos en su
expresión e incluso en su rostro, pero ¿por qué todos los
chinos nos parecen iguales?
Esto es lo que ha tratado de responderse con una
investigación realizada desde la Facultad de Psicología y
Ciencia Cognitiva de la Universidad Normal del Este de
China; y la Facultad de Educación de la Universidad de
Zhejiang (China); junto con el Departamento de Psicología
de la Universidad Estatal de Humboldt (EE.UU.); y el
Instituto de Neurociencias y Psicología de la Universidad
de Glasgow (Reino Unido) (Wang et al., 2019).
La investigación se realizó en tres etapas, en la
primera, se seleccionaron 50 hombres y 50 mujeres todos
chinos, a los cuales se les realizó seis fotografías del rostro;
luego 10 hombres y 22 mujeres evaluaron la emoción de los
rostros para quedar únicamente con aquellos que fuesen
neutros; por último, 10 hombres y 10 mujeres debían de
Juan Moisés de la Serna
125
identificar hasta 14 rasgos del rostro en una escala tipo
Likert del 1 al 7, siendo el 1, baja presencia del rasgo y el
7, alta presencia del rasgo.
Los resultados muestran que hay dos rasgos que
explican el 85% de la varianza, el primero el de
accesibilidad/valencia, mientras que el segundo era la
cordialidad.
En investigaciones anteriores se ha comprobado cómo
el primer caso, el rasgo de accesibilidad/valencia también
es usado por la población occidental, y daría cuenta de una
cara afable e "inofensiva".
Con respecto al segundo rasgo, el de cordialidad, no es
un elemento que se emplee para distinguir los rostros por
parte de los occidentales, siendo un rasgo distintivo en el
procesamiento de los rostros entre los asiáticos.
Por todo lo anterior se puede concluir que existe un
componente cultural en el procesamiento del rostro que
permite a unos fijarse más en unos rasgos que en otros a la
hora de diferenciarlos.
Una vez comentado sobre la “dificultad” para distinguir
entre individuos de otra raza, e incluso entre poblaciones
con rasgos parecidos, como por ejemplo entre filipinos,
chinos o coreanos, todos ellos con la piel de color
amarillenta y los ojos rasgados, cabe analizar el problema
de la violencia hacia este colectivo.
Aspectos Psicológicos del COVID-19
126
Al respecto se ha de realizar un análisis donde se tenga
en cuenta la personalidad o salud mental del atacante,
como sobre sus características sociodemográficas, laborales
e incluso de relaciones sociales, e igualmente se ha de
analizar el ambiente más próximo para lograr
"comprender" cuál podría ser el detonante de estos ataques
a dicha población.
Mucho se ha hablado del odio entre razas, de factores
asociados a la inmigración o a un erróneo sentimiento de
"protección" nacional, pero todo han sido conjeturas;
igualmente ha habido acusaciones de tipo política, en el
sentido de señalar a uno u otro como "responsable" de
ciertos sentimientos extremistas.
Algunos analistas han indicado cómo en las redes
sociales se ha ido radicalizando las opiniones, y
concretando en ideas específicas de cómo atentar, dejando
de lado las discusiones más teóricas, y que precisamente
esa concreción podría haber sido la "fuente de inspiración"
de alguno de estos agresores, por lo que, sin llegar a
ninguna conclusión, las ideas predominantes en estos
momentos para poder "explicar" el hecho son de tipo
político y de uso tecnológico, pero ¿sirven las redes sociales
al radicalismo?
Esto es lo que ha tratado de responderse con una
investigación realizada desde la Universidad de Princeton
Juan Moisés de la Serna
127
y la Universidad de Ithaca; con el Instituto de cómputo de
la Universidad de Maxon, y la Universidad de Indiana
(EE.UU.); junto a la Universidad de Qtar (Qtar) (Alizadeh,
Weber, Cioffi-Revilla, & Science, 2019).
En este caso se trata de una investigación basada en
las publicaciones de Twitter, una de las redes sociales más
activas en cuanto a expresión de emociones se refiere.
En el estudio se incluyeron a 10.000 cuentas de
usuarios, la mitad de ellos se autodenominaban a
mismos como liberales y la otra mitad como conservadores.
Se realizó un análisis de sus textos excluyendo los links
y los Retweets, clasificándolos en función del nivel de
"extremismo" comparando entre los más y menos
extremistas de la misma opción política, frente a los de la
otra opción política.
Los resultados indican que aquellos que se muestran
más extremistas independientemente de su opción política
comparten menos emociones positivas y más negativas
frente a los no extremistas, aunque dicha diferencia no
resultó significativa. Igualmente hallaron que los liberales
tienden a expresarse de una forma más ansiosa que los
conservadores. Entre las limitaciones del estudio hay que
señalar que los autores excluyeron los Retweets, esto es,
aquellos que no fueron originariamente elaborados por los
participantes, aspecto que excluye buena parte de la
Aspectos Psicológicos del COVID-19
128
comunicación política, basada precisamente en "repetir"
las consignas de los líderes de opinión, ya sean estos los
propios políticos o el personal de las campañas electorales.
Igualmente, a la hora de seleccionar a los participantes
se asumió que cada cuenta pertenecía a una única persona,
aspecto que no siempre se corresponde ya que, en
ocasiones, los individuos, especialmente los más activos
tienen varias cuentas con las que divulgar sus ideas y
emociones, por lo que al no controlar este aspecto podría
estar aumentando el efecto encontrado. A pesar de lo
anterior se trata de una manera innovadora de afrontar el
problema de extremismo divulgado por redes sociales.
En tiempos del COVID-19 las comunidades chinas de
distintos países han solicitado que no se les estigmatice,
insulte o agreda, debido a que han estado sufriendo este
tipo de vejaciones, acusándoles de los efectos de una
enfermedad que se inició a miles de kilómetros de donde
vivían. Así en algunos países han sufrido actos vandálicos
en contra de sus establecimientos, lo que ha llevado a que
por prevención de una escalada sean ellos mismos los que
han decidido cerrar temporalmente (@PensandoValdem2,
2020) (ver Ilustración 32) y “aislarse” de la población,
similar a lo acontecido en algunos colegios donde padres
chinos han decidido no llevar a sus hijos a las escuelas para
evitar “malentendidos”.
Juan Moisés de la Serna
129
Ilustración 32 Cierre de "chinos"
Aspectos Psicológicos del COVID-19
130
Listado de Ilustraciones
Ilustración 1 Medidas frene al COVID-19 ................................ 54
Ilustración 2 Tweet Voluntarios Impresoras 3D ...................... 58
Ilustración 3 Tweet Campaña contra la obesidad infantil ...... 61
Ilustración 4 Tweet sobre la cuarentena en China .................. 65
Ilustración 5 Tweet sobre la cuarentena de Italia ................... 67
Ilustración 6 Tweet Denuncia en Cuarentena ......................... 73
Ilustración 7 Tweet Cancelación de Fallas .............................. 80
Ilustración 8 Tweet Decisiones ante el Covid-19 ..................... 86
Ilustración 9 Emociones y COVID-19 ....................................... 91
Ilustración 10 Campaña de Información .................................. 97
Ilustración 11 Tweet sobre Noticias Falsas ........................... 100
Ilustración 12 Tweet Racismo en tiempos del COVID-19 ...... 106
Ilustración 13 Tweet Xenofobia contra chino ......................... 110
Ilustración 14 Tweet Estampida Humana ............................. 113
Ilustración 15 Tweet Maniuplación Brexit ............................ 119
Ilustración 16 Tweet Biología y Raza ..................................... 121
Ilustración 17 Modismo en Bulgaria ...................................... 123
Ilustración 18 Cierre de "chinos" ............................................ 129
Juan Moisés de la Serna
131
Tweets referenciados
@Cahora. (2020). Canarias Ahora en Twitter: “?? Arranca de un
mordisco un trozo de oreja a un hombre que le recriminó un
comentario xenófobo hacia un trabajador chino #SUCESOS
#GRANCANARIA https://t.co/Q38MF6fP8T
https://t.co/rwZc8HdH7H” / Twitter. Retrieved April 4,
2020, from
https://twitter.com/Cahora/status/1234787142020325376
@CRCiencia. (2018). CRCiencia en Twitter: “La raza es una idea
de agrupamiento social > desde la biología y la genética
solo existe una única raza, la humana
https://t.co/iqskDVs7ad #Biologia
https://t.co/3hWJmhMWx4” / Twitter. Retrieved April 4,
2020, from
https://twitter.com/CRCiencia/status/105443725188993433
7
@informativost5. (2020). Informativos Telecinco en Twitter:
“Temor al coronavirus: le propinan un puñetazo por
defender a su amiga china https://t.co/ogWSEkZS71” /
Twitter. Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/informativost5/status/12315730286911
52896
@maestrocarlosef. (2019). PRoFe CaRLoS en Twitter: "Y llegó el
día, hoy 12 de noviembre de 2019 celebramos el Día contra
la obesidad infantil desde el proyecto del
@CaMiNoPieFCiToS con la campaña DA UN SALTO
Aspectos Psicológicos del COVID-19
132
CONTRA LA OBESIDAD INFANTIL en la que llenaremos
los centros educativos d. Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/maestrocarlosef/status/1194108678288
396291
@minsalud. (2020). Ministerio de Salud en Twitter: “El país se
mantiene a cero casos sospechosos y cero casos confirmados
de coronavirus (COVID-19). Unámonos a la prevención de
esta enfermedad siguiendo estas recomendaciones:?
https://t.co/7S4oeZJ9cb / Twitter. Retrieved April 4, 2020,
from
https://twitter.com/minsalud/status/1233958380710043651
@Newtral. (2020). Newtral en Twitter: “Mascarillas, viseras e
incluso respiradores. Miles de personas con impresoras 3D
están intentando ayudar al personal sanitario creando
material EPI en sus casas. https://t.co/lSVH3rjmMF
https://t.co/peyLSQDWDP” / Twitter. Retrieved April 4,
2020, from
https://twitter.com/Newtral/status/1244782470580576257
@PanamericanaTV. (2020). Panamericanatv en Twitter: “Níger:
estampida humana durante entrega de alimentos deja al
menos 20 muertos https://t.co/I1sVi3aBjb
https://t.co/tZAld1tAMb” / Twitter. Retrieved April 4, 2020,
from
https://twitter.com/PanamericanaTV/status/122981547558
6113536
@PensandoValdem2. (2020). PensandoValdemoro en Twitter:
"Cierran los comercios “chinos” de #Valdemoro. La llegada
Juan Moisés de la Serna
133
del #coronavirus a nuestra ciudad parece estar detrás de la
causa de este cierre. Los pocos que permanecen abiertos
atiende a sus clientes con mascarilas https://t.co/. Retrieved
April 4, 2020, from
https://twitter.com/PensandoValdem2/status/12362109619
39337217
@RafaelPoulain. (2018). Rafael Poulain en Twitter: “En Bulgaria
la gente mueve lo cabeza de arriba a abajo para decir ‘No’ y
de un lado a otro para decir ‘Sí’. #RaFacts
https://t.co/EFwRsDnknm” / Twitter. Retrieved April 4,
2020, from
https://twitter.com/RafaelPoulain/status/101389634344044
9537
@Renzo_Utili. (2020). Renzo en Twitter: “??? ITALIA aisla en
rígida Cuarentena a 16 Millones de personas, nadie podrá
salir o entrar solo por motivos muy urgentes: mapa
https://t.co/jOCVj3DtrS” / Twitter. Retrieved April 4, 2020,
from
https://twitter.com/Renzo_Utili/status/12366207250181161
01
@RevistaSemana. (2020). Revista Semana en Twitter: "Un
tribunal de Londres decidió este miércoles convocar al
excanciller @BorisJohnson, candidato favorito para
reemplazar a la primera ministra Theresa May, acusado de
haber mentido deliberadamente durante la campaña del
referénd. Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/RevistaSemana/status/1133704540409
Aspectos Psicológicos del COVID-19
134
040896
@RSF_ES. (2020). RSF España en Twitter: "COSTA DE
MARFIL | Fuertes multas para dos periodistas por
publicar “noticias falsas”. RSF expresa su preocupación por
este paso atrás en un país que llevaba varios años
mejorando en libertad de prensa // Inglés, web de
@RSF_inter h. Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/RSF_ES/status/1246139604132077570
@sanidadgob. (2020a). Ministerio de Sanidad en Twitter: "?La
limpieza adecuada y frecuente de las manos es más eficaz
que el uso de guantes, porque: Usarlos durante mucho
tiempo hace que se ensucien y puedan contaminarse
Quitarse los guantes sin contaminarse las manos no.
Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/sanidadgob/status/12459835625093079
04
@sanidadgob. (2020b). Ministerio de Sanidad en Twitter:
"Nuestras vidas han cambiado de la noche a la mañana con
la crisis del #COVID19 en el mundo Es importante:
󰀱󰀲Reconoce tus emociones 󰀱󰀲Genera una rutina
󰀱󰀲Céntrate en lo que puedes hacer 󰀱󰀲Cuídate
󰀱󰀲Desconecta 󰀱󰀲Mantén con. Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/sanidadgob/status/12435684628087316
58
@SeremiSaludRM. (2020). Seremi de Salud RM en Twitter:
“#CuidémonosEntreTodos . Respeta la cuarentena en tu
Juan Moisés de la Serna
135
hogar. Hazlo por ti y tu familia. Denuncia en??
https://t.co/TMt3CLXiGV para quienes no lo respeten.
https://t.co/juLHxEDxEz / Twitter. Retrieved April 4, 2020,
from
https://twitter.com/SeremiSaludRM/status/1243929339248
300032
@shildalys. (2020). hildaly en Twitter: "#coronoavirus 24 d
enero 2020: #China pone en cuarentena 8 ciudades más en
la provincia d Hubei, atrapando a 35 millones de residentes
en sus ciudades. Al cierre d esta edición, 2019-nCoV ha
matado a 26 pacientes, todos en China. En. Retrieved April
4, 2020, from
https://twitter.com/shildalys/status/1220867654560468998
@SilenciosoVox. (2020). Vamos a vencer al virus󰀦?? en
Twitter: “Holanda eres de PM https://t.co/N13ErnNhJO” /
Twitter. Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/SilenciosoVox/status/124362320590820
1472
@VicentGrimalt. (2020). Vicent Grimalt en Twitter:
"Finalmente, la crisis por el coronavirus nos obliga, por
razones obvias de prevención, a aplazar la celebración de
las Fallas también en #Dénia, según ha acordado el Govern
de la Generalitat. Entendemos la decepción y la preocu.
Retrieved April 4, 2020, from
https://twitter.com/VicentGrimalt/status/12374999636780
89216
Aspectos Psicológicos del COVID-19
136
Referencias
Alizadeh, M., Weber, I., Cioffi-Revilla, C., & Science, S. F. (2019).
Psychology and morality of political extremists: evidence
from Twitter language analysis of alt-right and Antifa.
Springer. Retrieved from
https://link.springer.com/article/10.1140/epjds/s13688-019-
0193-9
Beißert, H. M., & Hasselhorn, M. (2016). Individual Differences
in Moral Development: Does Intelligence Really Affect
Children’s Moral Reasoning and Moral Emotions? Frontiers
in Psychology, 7(DEC), 1961.
https://doi.org/10.3389/fpsyg.2016.01961
Brotherton, R., French, C. C., & Pickering, A. D. (2013).
Measuring Belief in Conspiracy Theories: The Generic
Conspiracist Beliefs Scale. Frontiers in Psychology,
4(MAY), 279. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2013.00279
Dungan, J. A., Young, L., & Waytz, A. (2019). The power of moral
concerns in predicting whistleblowing decisions. Journal of
Experimental Social Psychology, 85, 103848.
https://doi.org/10.1016/j.jesp.2019.103848
Egloff, B., Schwerdtfeger, A., & Schmukle, S. C. (2005).
Temporal stability of the Implicit Association Test-Anxiety.
Journal of Personality Assessment, 84(1), 8288.
https://doi.org/10.1207/s15327752jpa8401_14
Greenwald, A. G., McGhee, D. E., & Schwartz, J. L. K. (1998).
Measuring individual differences in implicit cognition: The
Juan Moisés de la Serna
137
implicit association test. Journal of Personality and Social
Psychology, 74(6), 14641480. https://doi.org/10.1037/0022-
3514.74.6.1464
Hendin, H. M., & Cheek, J. M. (1997). Assessing hypersensitive
narcissism: A reexamination of Murray’s Narcism Scale.
Journal of Research in Personality, 31(4), 588599.
Herman, J. L., Stevens, M. J., Bird, A., Mendenhall, M., &
Oddou, G. (2010). The Tolerance for Ambiguity Scale:
Towards a more refined measure for international
management research. International Journal of
Intercultural Relations, 34(1), 5865.
https://doi.org/10.1016/j.ijintrel.2009.09.004
Holland, P. C., & Gallagher, M. (1993). Effects of Amygdala
Central Nucleus Lesions on Blocking and Unblocking.
Behavioral Neuroscience, 107(2), 235245.
https://doi.org/10.1037/0735-7044.107.2.235
Holland, P. C., & Gallagher, M. (1999, February 1). Amygdala
circuitry in attentional and representational processes.
Trends in Cognitive Sciences, Vol. 3, pp. 6573.
https://doi.org/10.1016/S1364-6613(98)01271-6
Hübner, G., Mohs, A., & Petersen, L. E. (2014). The Role of
Attitude Strength in Predicting Organ Donation Behaviour
by Implicit and Explicit Attitude Measures. Open Journal
of Medical Psychology, 03(05), 355363.
https://doi.org/10.4236/ojmp.2014.35037
Infante, D. A., & Wigley, C. J. (1986). Verbal aggressiveness: An
interpersonal model and measure. Communication
Aspectos Psicológicos del COVID-19
138
Monographs, 53(1), 6169.
https://doi.org/10.1080/03637758609376126
Kohlberg, L. (1969). Stage and sequence; The cognitive-
developmental approach to socialization.
Lang, P., Bradley, M., Cuthbert, B., Lang, P., Bradley, M.,
Cuthbert, B., Simons, R. (1997, January 1). Motivated
attention: affect, activation and action.
Lazar, J. N., & Pearlman-Avnion, S. (2014). Effect of Affect
Induction Method on Emotional Valence and Arousal.
Psychology, 05(07), 595601.
https://doi.org/10.4236/psych.2014.57070
Lee, S. A., Gibbons, J. A., Thompson, J. M., & Timani, H. S.
(2009). The Islamophobia scale: Instrument development
and initial validation. Ethics and Behavior, 19(2), 92105.
https://doi.org/10.1080/10508610802711137
Levine, T. R., & Mccroskey, J. C. (1990). Measuring Trait
Communication Apprehension: A Test Of Rival
Measurement Models Of The Prca-24. Communication
Monographs, 57(1), 6272.
https://doi.org/10.1080/03637759009376185
Li, M., Taylor, E. G., Atkins, K. E., Chapman, G. B., & Galvani,
A. P. (2016). Stimulating influenza vaccination via prosocial
motives. PLoS ONE, 11(7), e0159780.
https://doi.org/10.1371/journal.pone.0159780
Luhtanen, R., & Crocker, J. (1992). A collective self-esteem scale:
Self-evaluation of one’s social identity. Personality and
Social Psychology Bulletin, 18(3), 302318.
Juan Moisés de la Serna
139
https://doi.org/10.1177/0146167292183006
Norton, M. I., Mochon, D., & Ariely, D. (2012). The IKEA effect:
When labor leads to love. Journal of Consumer Psychology,
22(3), 453460. https://doi.org/10.1016/j.jcps.2011.08.002
Phelps, E. A., O’Connor, K. J., Cunningham, W. A., Funayama,
E. S., Gatenby, J. C., Gore, J. C., & Banaji, M. R. (2000).
Performance on indirect measures of race evaluation
predicts amygdala activation. Journal of Cognitive
Neuroscience, 12(5), 729738.
https://doi.org/10.1162/089892900562552
Pommier, E., Neff, K. D., & Tóth-Király, I. (2020). The
Development and Validation of the Compassion Scale.
Assessment, 27(1), 2139.
Salazar, L. R. (2016). The relationship between compassion,
interpersonal communication apprehension, narcissism
and verbal aggressiveness. The Journal of Happiness and
Well-Being, 4(1), 114. Retrieved from
http://www.journalofhappiness.net/article/the-
relationship-between-compassion-interpersonal-
communication-apprehension-narcissism-and-verbal-
aggressiveness
Swami, V., Barron, D., Weis, L.& Furnham, A. (2018). To Brexit
or not to Brexit: The roles of Islamophobia, conspiracist
beliefs, and integrated threat in voting intentions for the
United Kingdom European Union. British Journal of
Psychology, 109(1), 156179.
https://doi.org/10.1111/bjop.12252
Aspectos Psicológicos del COVID-19
140
van den Bos, R., Jolles, J. W., & Homberg, J. (2013, June 5).
Social modulation of decision-making: A cross-species
review. Frontiers in Human Neuroscience, Vol. 7, p. 301.
https://doi.org/10.3389/fnhum.2013.00301
Wang, H., Han, C., Hahn, A. C., Fasolt, V., Morrison, D. K.,
Holzleitner, I. J., … Jones, B. C. (2019). A data-driven study
of Chinese participants’ social judgments of Chinese faces.
PLoS ONE, 14(1).
https://doi.org/10.1371/journal.pone.0210315
Weiß, R. H., Osterland, J., & Cattell, R. B. (1977).
Grundintelligenztest Skala 1: CFT 1. Westermann.
Wukmir, V. J. (1967). Emoción y sufrimiento: endoantropología
elemental. Editorial Labor.
Juan Moisés de la Serna
141
Capítulo 3. Salud Mental y Confinamiento
Si bien el confinamiento puede ser una de las medidas
más mediáticas e incluso impopulares, sobre todo cuando
por primera vez en la historia el gobierno chino llegó a
clausurar una de sus provincias impidiendo la libre
circulación de sus habitantes, y dictaminando que se
encerrasen en sus casas permitiéndoles salir únicamente
para conseguir víveres con los que alimentarse.
Situación inédita hasta la fecha, pero que está
justificada desde las autoridades sanitarias como forma de
combatir la expansión del COVID-19 y con ello reducir la
posibilidad de contagiar a otros ciudadanos, además de
esta manera se “protege” al resto del país de la expansión
del mismo.
Medida que fue adoptada por Italia cuando el número
de afectados creció descontroladamente, y luego por otros
muchos países con una mayor o menor restricción.
Si nos ponemos en la piel de un ciudadano de a pie de
dicha localidad, nos daremos cuenta de lo que implica que
de la noche a la mañana te veas limitado en tus
desplazamientos, encerrado en tu propia casa por días y
días, sin saber cuánto durará la situación y ni siquiera si
es efectiva.
Además, sólo aquellos que tienen recursos económicos
Aspectos Psicológicos del COVID-19
142
e incluso que trabajan por internet pueden sentirse
aliviados de la situación de tener que enfrentarse al dilema
sobre cómo pagar una vez que se les hayan acabado el poco
dinero que tenga, ya que de ninguna forma van a poder
acudir a trabajar, pues todo está cerrado.
Al menos esta es la situación que ha vivido millones de
habitantes durante meses, con la incertidumbre añadida
de desconocer cómo se transmite el virus, y si ellos mismos
están contagiados o no.
Una situación de estrés mantenida en el tiempo, que va
a marcar de forma diferente a cada uno en virtud de sus
propias características psicológicas, lo que en algunos casos
va a tener consecuencias a medio y largo plazo una vez
superada la cuarentena.
Así es previsible que se vaya a producir un mayor
número de casos de depresión o de estrés postraumático
frente a la población que no tuvo que pasar por dicho
encierro domiciliario, tal y como se ha visto entre los
aislados en el caso del Síndrome Respiratorio Agudo Grave,
el cual es de la familia de los coronavirus que provoca
neumonía grave cuya aparición se produjo en el 2003
(Luna, 2020).
De ahí que desde los organismos internacionales y los
colegios profesionales de psicólogos se estén ofreciendo
recomendaciones encaminadas a preservar la salud mental
Juan Moisés de la Serna
143
de aquellos que tienen que estar confinados en sus casas
durante meses.
Así se ha tratado de ocupar mediante actividades de
ocio a los ciudadanos, además de recomendar llevar una
vida ordenada en cuanto a alimentación, higiene y deporte
se refiere, adaptado a cada edad. Al respecto, seguro que
habrás escuchado esa expresión de "mens sana in corpore
sane", que viene a significar que para tener una adecuada
salud mental también hay que cuidar el cuerpo físico,
aspecto que en ocasiones no se tiene demasiado en cuenta,
pero que a la hora de querer hacerlo surgen una serie de
preguntas, ¿hay que realizar ejercicio diariamente?, ¿qué
tipo de ejercicio sería el más conveniente?, o ¿cuánto tiempo
se ha de dedicar al ejercicio?, son cuestiones habituales que
han de responderse.
Si bien con anterioridad a la aparición del COVID-19
cuando alguien era preguntado por la calle por
entrevistadores que recogían información sobre los hábitos
saludables de los ciudadanos, estos atribuían a la falta de
tiempo como la principal causa para no realizar ejercicio
físico a diario, pero en las circunstancias actuales de
confinamiento, el tiempo ya no es excusa, tal y como lo
reflejan las recomendaciones oficiales (@ConsejoCOLEF,
2020) (ver Ilustración 33).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
144
Ilustración 33 Tweet Deporte en Confinamiento
Juan Moisés de la Serna
145
Si hay algo claro es en cuanto a los muchos beneficios
de la práctica diaria de ejercicios a nivel moderado, ya sea
en la oxigenación del organismo, además de ayudarle a
tonificar y mantener una adecuada flexibilidad, pero
¿realmente el ejercicio ayuda al cerebro?
Esto es lo que ha tratado de resolverse mediante una
investigación realizada desde el Hospital Punan Shanghái;
la Universidad del Deporte de Shanghái y la Universidad
del Deporte de Tianjin (China) (Pi et al., 2019).
En el estudio participaron 46 varones, con edades
comprendidas entre los 19 a 22 años, siendo 21 de ellos
profesionales del baloncesto que se entrenaban de
promedio seis horas al día, durante cinco días a la semana,
y el resto eran estudiantes universitarios que no
practicaban habitualmente ningún deporte los cuales
pertenecerían al grupo control.
A todos ellos se les realizó un análisis mediante tensor
de difusión donde se obtiene la densidad de la sustancia
blanca la cual permite la interconectividad entre áreas,
regiones y hemisferios.
Los resultados de la comparación entre los deportistas
y los no deportistas, muestra que los expertos tienen rutas
más cortas entre regiones, lo que les facilita ser más
eficaces en sus ejecuciones, observándose como los circuitos
implicados en las tareas asociadas a dicha práctica
Aspectos Psicológicos del COVID-19
146
deportiva están especialmente optimizados para la
atención y el procesamiento visual.
Aspectos fundamentales en este deporte, donde no sólo
consiste en tirar a canasta, para lo cual hay que “ver bien”
la canasta, si no que en un partido la mayoría del tiempo
se emplea en pasar o quitar el balón del contrario, por lo
que hay que estar atento a las señales de los compañeros
que le van a pasar el balón, a las indicaciones del
entrenador y en ver las trayectorias de los balones en
manos de los contrarios para interceptarlos.
Además, el resultado anterior se relaciona
significativamente con el número de años de
entrenamiento, así a más años de entrenamiento, mayor
rendimiento a nivel cerebral.
Por tanto, y sin llegar a la necesidad de ser un
deportista profesional, sí cabe afirmar que la práctica
diaria, aunque sea moderada va a ayudar a nuestro cerebro
a optimizar diversos procesos, en función del deporte
seleccionado.
Por lo que es recomendable llevar a cabo algún tipo de
actividad, con lo que mejorar y tonificar el cuerpo además
de mantener un cerebro “sano” y optimizado, reduciendo
así las horas de sedentarismo el cual se ha visto asociado
con determinados problemas de salud, con lo que el
ejercicio también va a permitir prevenir estos.
Juan Moisés de la Serna
147
Emociones durante el Confinamiento
Si algo ha caracterizado a la sociedad occidental,
especialmente en la última década ha sido en la búsqueda
de la felicidad, al respecto se han escrito cientos de
manuales de autoayuda, tratando de enseñar a descubrir
la felicidad personal.
Aunque cada autor la ha definido de forma diferente, y
ha establecido un “camino” distinto para alcanzarlo, han
coincidido en entender que se trata de una necesidad social,
a la que hay que dar respuesta, donde parece que todos
deberían alcanzar la felicidad, como si de una norma social
se tratase, pero ¿quién no querría ser feliz?
Muchas son las exigencias sociales que se establecen
para llevar una “buena vida”, no siendo suficiente con tener
un trabajo, una casa o un coche, si bien este es el
planteamiento que se podía hacer uno, cuando las
circunstancias cambian, como por ejemplo con las medidas
de confinamiento adoptados, en donde los objetivos y
deseos que se tenían con anterioridad parecen ahora “poco
realistas” y la incertidumbre sobre la enfermedad y del qué
pasará después hacen mella en las personas, entonces
cabría preguntarse ¿no alcanzar la felicidad por la que se
ha estado trabajando y luchando durante tanto tiempo
puede llevar a la depresión?
Aspectos Psicológicos del COVID-19
148
Esto es precisamente lo que se ha tratado de averiguar
mediante una investigación desde la Escuela de Psicología
de la Universidad de Nueva Gales del Sur, junto con la
Universidad Católica Australiana (Australia) y el
Departamento de Psicología de la Universidad de Leuven
(Bélgica) (Bastian et al., 2015).
En el estudio participaron 200 universitarios belgas,
con un rango de edad entre los 17 a 24 años, de los cuales
110 eran mujeres, extraídos de una muestra de 786
voluntarios. De todos ellos se evaluaron las expectativas
sociales, especialmente en lo que respecta a las emociones
negativas, como ante la soledad, depresión, tristeza o
ansiedad; así se midió la presencia de sintomatología
depresiva mediante la escala estandarizada denominada
Center for Epidemiological Studies Depression (Radloff,
1977); e igualmente se evaluó el nivel de soledad percibida
mediante la U.C.L.A. Loneliness Scale (Russell, 1996).
Además, todos los participantes pasaron por una
situación donde se les manipulaba emocionalmente,
haciendo sentir al estudiante mejor o peor con sigo mismo.
Los resultados muestran que aquellos alumnos que
tienen mayores expectativas sociales para alcanzar la
felicidad son los que peor soportan no lograrlo, provocando
en ellos sentimientos de soledad y depresión. En cambio,
los alumnos que tenían bajas expectativas sociales sobre la
Juan Moisés de la Serna
149
posibilidad de alcanzar la felicidad, resultaron ser los más
tolerantes ante el hecho de no lograrlo, no presentándose
de forma tan acusada los sentimientos de soledad y
depresión.
Resultados que permiten reflexionar sobre las
exigencias sociales, y cómo estás en ocasiones en vez de
facilitar el camino hacia la felicidad, lo entorpecen, al pedir
más de lo que la persona puede conseguir, convirtiéndolo
en un "fracasado social", lo que acarrea sentimientos
negativos que pueden conducir a la depresión.
Exigencias interiorizadas, y en el caso actual de
muchos países de confinamiento, hace que aquellas
personas que han perdido su empleo puedan experimentar
sentimientos negativos y pensamientos de fracaso
personal, debido a que siguen midiéndose por los mismos
criterios de “éxito social” anteriores al confinamiento.
Situación que ha afectado a los trabajadores que por la
temporalidad de sus contratos o por que las características
de sus ocupaciones son difícilmente reconvertibles al
teletrabajo, no hacen sino agravar la situación de
precariedad que viven, haciendo que el confinamiento
pueda ser el detonante de un problema de salud mental,
que se puede iniciar con la aparición de la sintomatología
depresiva unido a un fuerte sentimiento de infelicidad
personal (@diariodeburgos, 2020) (ver Ilustración 34).
Aspectos Psicológicos del COVID-19
150
Ilustración 34 Tweet Paro ante el Confinamiento
Juan Moisés de la Serna
151
Una variable importante y fundamental a la hora de
relacionar las experiencias vitales con las emociones es la
Inteligencia Emocional, así una adecuada formación
durante la infancia, le va a permitir a la persona tener las
herramientas necesarias para afrontar la frustración que
provoca no poder llegar a las expectativas sociales de la
felicidad, cuando esta no se alcanza.
La felicidad, tal y como se ha visto, está
intrínsecamente relacionada con las emociones, pero ¿qué
pasa con la felicidad cuando la persona se ve sometida a
alteraciones emocionales?
El estado de ánimo es la forma en la que uno se
enfrenta a las actividades diarias, y cómo se responde ante
las dificultades que van surgiendo.
Lo saludable es ir adaptando el estado a las
circunstancias, así en un momento determinado se puede
requerir de un cierto nivel de actividad superior, bien para
dar una respuesta rápida o enérgica; en cambio, en otros
momentos estas deben ser calmadas y pausadas.
Por lo que cada uno a lo largo del día suele pasar por
casi todos los estados de ánimo, con momentos de mayor o
menor intensidad de activación personal en función de las
circunstancias que rodean al individuo.
Pero cuando estos estados se ven alterados, se está
respondiendo de forma desajustada a los requerimientos
Aspectos Psicológicos del COVID-19
152
del momento,