ArticlePDF Available

LÉXICO PATRIMONIAL MIRANDÉS: ANÁLISIS COMPARATIVO

Authors:

Abstract

The following contribution comprises the research on the patrimonial Mirandese lexicon, or, more precisely, the analysis of six Mirandese terms which have been collected from a recent literary work. A brief historical analysis of each word will be presented, based on its translation into Portuguese and Spanish and on the consultation of various etymological dictionaries.
Dialectologia 24 (2020), 23-42.
ISSN: 2013-2247
23
Received 22 April 2018.
Accepted 26 August 2018.
LÉXICO PATRIMONIAL MIRANDÉS: ANÁLISIS COMPARATIVO
Vicente ÁLVAREZ VIVES & Melanie AZEVEDO SAMPAIO
Universität Paderborn **
alvarez@mail.upb.de / melanie.sampaio@web.de
Resumen
La siguiente contribución se dedica al estudio del léxico patrimonial mirandés, concretamente, al
análisis de seis términos mirandeses que han sido recopilados en una obra literaria actual. A través de su
traducción en portugués y en español, y tras la consulta en varios diccionarios etimológicos, se ha trazado
un breve análisis histórico de cada término.
Palabras clave
mirandés, lenguas en contacto, variedades, diccionarios, regionalismos
MIRANDESE LEXICON: COMPARATIVE ANALYSIS
Abstract
The following contribution comprises the research on the patrimonial Mirandese lexicon, or, more
precisely, the analysis of six Mirandese terms which have been collected from a recent literary work. A brief
historical analysis of each word will be presented, based on its translation into Portuguese and Spanish and
on the consultation of various etymological dictionaries.
Keywords
Mirandese language, languages in contact, varieties, dictionaries, regionalism
** Institut für Romanistik. Faculty of Arts and Humanities. University of Paderborn. Warburger Str. 100,
33098 Paderborn. Germany.
©Universitat de Barcelona
Vicente ÁLVAREZ & Melanie AZEVEDO
24
1. Introducción
A propósito de las variedades fronterizas, en el marco de lenguas en contacto,
Medina López (22002: 31) señala que existen «amplias zonas de toda la frontera
portuguesa-española con dialectos de base leonesa como el de Ermisende (Zamora),
Riodonor (Zamora-Braganza), Guadramil (Braganza), Miranda y Sendim (Portugal)».
Se trata de regiones en las que la frontera lingüística no coincide con la frontera
político-administrativa, sea del país, sea de la región, y en las que se emplean dos o
más lenguas o variedades. Incluso, se puede llegar a crear «una nueva «modalidad de
frontera» constituida por elementos de las dos lenguas» (Medina López 22002: 29).
En el extremo nordeste de Portugal, en el distrito de Braganza, se encuentran
algunos dialectos o falares (hablas) no gallegoportugueses que, a pesar de su
aislamiento geográfico y escaso número de hablantes, consiguieron sobrevivir desde
sus orígenes en la Edad Media hasta la actualidad: el riodonorés, el guadramilés y el
mirandés. El presente artículo
1
se ocupa exclusivamente de la lhéngua mirandesa, ya
que ha recibido una atención especial en los últimos años por haber sido reconocida
oficialmente en 1999 como lengua minoritaria de Portugal. Debido al hecho de que el
mirandés es hablado en una región portuguesa que colinda con España, se observan
en su sistema lingüístico abundantes coincidencias tanto con el portugués como con
el español. A principios del siglo XX, José Leite de Vasconcelos (1901: 3-4) dio a
conocer la existencia del mirandés como variedad lingüística, y ya anotó la relación
entre las tres lenguas que entran en contacto en estos territorios: «[A]chamos que o
mirandês tem a + b em commum com o português, e e + f em commum com o
hespanhol»
2
(Leite de Vasconcelos 1901: 67-68):
1
Basado en un trabajo escrito por Melanie Azevedo Sampaio, realizado como Trabajo de Fin de Grado
(TFG Bachelor of Education) en el Departamento de Lenguas y Literaturas Románicas de la
Universidad de Paderborn en el año 2017, dirigido por Vicente Álvarez Vives y titulado: «L mirandés: El
desarrollo de una variedad lingüística en la frontera hispano-portuguesa».
2
La palabra hespanhol con <h> responde a la ortografía portuguesa de finales del siglo XIX.
©Universitat de Barcelona
Dialectologia 24 (2020), 23-42.
ISSN: 2013-2247
25
a + b + c + d = A é o português,
c + d + e + f = B é o hespanhol,
a + b + e + f = C é o mirandês
Según la anterior representación esquemática, el mirandés sería una lengua
solamente formada por rasgos portugueses y españoles. Sin embargo, hoy en día, un
siglo después de los estudios de Leite de Vasconcelos sobre el mirandés, se
encuentran no solo palabras que se asemejan a las lenguas prestigiosas, sino también
varios términos o características lingüísticas que contribuyen a la individualización del
idioma mirandés. Además, según Azevedo Maia (1996: 165), el hecho de que el
mirandés incluso permite estructurarse en tres subvariedades diatópicas
(subvariedad central, subvariedad rayana y sendinés) no solo pone de relieve su
diversidad, sino también su vitalidad.
A continuación, se dará, en primer lugar, una concisa descripción del origen,
contexto, geografía y de la situación actual del mirandés. En segundo lugar, se
analizarán seis términos mirandeses a partir de una obra literaria, originalmente
escrita en portugués por el padre José Telmo Ferraz en 1960, y que, en 2016, fue
publicada en una versión bilingüe (portugués-mirandés), titulada O Lodo e as Estrelas
/ L Lhodo i las Streilhas, traducción firmada por Fracisco Niebro. Esta versión nos
permite contrastar los equivalentes del mirandés con los del idioma portugués.
2. El mirandés: variedad fronteriza
Como se ha comentado anteriormente, en el distrito de Braganza (Portugal), en la
región de Trás-os-Montes, se encuentra la ciudad de Miranda do Douro y, tanto allí
como en sus alrededores, en las freguesias
3
del concejo de Vimioso y de Miranda, se
habla un idioma que históricamente no forma parte del sistema gallegoportugués: l
3
En Portugal, el término freguesia equivale al de parroquia en español (GDLP: 165).
©Universitat de Barcelona
Vicente ÁLVAREZ & Melanie AZEVEDO
26
mirandés (Merlan 2009: 55-57). Se trata de una variedad lingüística perteneciente a
la familia de las lenguas asturleonesas que es hablada por cerca de 10.000 personas.
4
2.1 Contexto y geografía
A lo largo del tiempo, particularmente en los siglos XIX y XX, ha habido filólogos
(Leite de Vasconcelos 1882; Menéndez Pidal 1906) que se han cuestionado ¿cómo es
posible la existencia de una variedad, que no es la gallegoportuguesa, en territorio
lusitano? Cabe destacar que la presencia de dicha variedad no es evidente a primera
vista, ya que ésta se debe a motivos históricos que nos remontan a muchos siglos
atrás. Sin embargo, existe la tesis histórica de Menéndez Pidal (1906: 132), según la
cual, la Terra de Miranda, donde se hablan los dialectos no portugueses ya
mencionados, no formaba parte del convento jurídico de Bracara Augusta en la
Hispania Romana, sino del convento de Asturica Augusta. En los siglos posteriores,
entre los siglos VII y XII, la iglesia de Braganza estuvo adscrita a la diócesis de Astorga
en lugar de a la de Braga, lo cual intensificó el intercambio lingüístico. Solamente a
partir del año 1143, cuando Portugal consiguió independizarse del Reino de León,
tuvo lugar la desmembración de la diócesis astorgana por la dificultad de estar ligada
a reinos distintos (Menéndez Pidal 1906: 132). Esta breve mirada histórica explica la
presencia del mirandés, entendiéndolo como un enclave lingüístico asturleonés en el
rincón nordeste de la República Portuguesa.
Aún hoy, casi un milenio después de que Portugal se desligara del Reino de
León, el mirandés sigue viviendo, si bien en un área más pequeña, en la extremidad
norte del país lusitano. Transmitido exclusivamente por el lenguaje oral de
generación en generación hasta el año 1884 y siempre oponiéndose al prestigioso
portugués, cabe preguntarse cómo el «astur-leonés de Portugal» (Ferreira 2010), que
solamente es hablado por menos del 1% de la población portuguesa, ha conseguido
mantenerse durante tanto tiempo. Hay abundantes razones que contribuyeron y
todavía contribuyen a la conservación del mirandés; sin embargo, en este artículo se
4
Este número aproximado también incluye los 5.000 emigrantes de las últimas décadas (Merlan 2009:
77-78).
©Universitat de Barcelona
Dialectologia 24 (2020), 23-42.
ISSN: 2013-2247
27
tratarán los factores esenciales. En primer lugar, la posición geográfica de la Terra de
Miranda desempeña un papel importante. Por ser la región más alejada del centro de
Portugal, fue siempre habitual para sus habitantes entrar en contacto con las
regiones fronterizas contiguas, especialmente con la gente de Aliste y Sayago, en vez
de relacionarse con los portugueses (Merlan 2009: 68-69). Otro aspecto
indispensable en el mantenimiento de la variedad autóctona es el rol y el desarrollo
de la economía de Miranda. Mientras que la mayor parte de Portugal pasó de una
economía agraria basada en el trabajo campesino y ganadero a una economía
industrial en el siglo XIX, el territorio mirandés se opuso al proceso de
industrialización y quedó casi inalterado (Merlan 2009: 69-70). Por último, aparte de
los motivos geográficos y económicos, resulta imprescindible mencionar la vitalidad
frente a la riqueza cultural y tradicional del mirandés. Este pequeño territorio vivió
durante siglos relativamente aislado y conservó fiel e intensamente sus propias
costumbres, su idioma y su estilo de vida rural. A pesar de la ausencia de una
literatura escrita en mirandés hasta 1884, se consiguió transmitir oralmente de una
generación a otra dichos componentes culturales. Por eso aún hoy en día las
identidades de los mirandeses están marcadas por la historia y los rasgos culturales
de su tierra natal (Merlan 2009: 442).
2.2 Situación actual
Mirando retrospectivamente hacia las últimas décadas, se nota claramente que
la lhéngua mirandesa, a diferencia del riodonorés y del guadramilés, ha recibido cada
vez más atención debido a los siguientes eventos especiales: la introducción de
enseñanza del mirandés como disciplina optativa (1986), el reconocimiento como
lengua oficial de Portugal (1999) y la convención ortográfica del mirandés (1999).
Con respecto a la enseñanza, el mirandés ya existía en varios colegios
trasmontanos como asignatura optativa más de diez años antes de la aceptación
oficial como lengua minoritaria. No obstante, desde la normalización se enseña el
mirandés no solo en algunos colegios de Miranda, sino «em todas as escolas do
©Universitat de Barcelona
Vicente ÁLVAREZ & Melanie AZEVEDO
28
concelho de Miranda do Douro, da pré-primária ao 12° ano, como disciplina de
opcão» (Ferreira 2010).
Además, el reconocimiento oficial del mirandés por la República de Portugal, o
sea la entrada en vigor de la Ley núm. 7/99, no solo reguló asuntos escolares de la
Terra de Miranda, sino que también aclaró la falta de precisión sobre la
denominación del mirandés. A lo largo de los siglos XIX y XX, se utilizaban varios
términos en la dialectología para referirse al mirandés como co-dialecto del
portugués (Leite de Vasconcelos,
5
citado en Lindley Cintra 1983: 125-126), dialecto
leonés (Menéndez Pidal 1906: 132) o falares ‘hablas’, entre otras cosas debido a su
bajo prestigio social en relación al portugués (Merlan 2009: 54). Aunque el mirandés
ya era una lengua antes del año 1999 por tener una estructura gramatical, un
vocabulario, propios rasgos lingüísticos, etc.,
6
fue la ley, la que oficialmente introdujo
la designación de lengua o lengua minoritaria y la que contribuyó a que en la
actualidad goce de mayor vitalidad (Merlan 2009: 89-95).
Otro evento que también jugó un papel decisivo para el camino evolutivo del
idioma mirandés fue la publicación de la Convenção Ortográfica da Língua Mirandesa
sólo poco después de la entrada en vigor de la Ley núm. 7/99. Los principales
objetivos de dicha convención eran establecer «critérios unitários, sistemáticos,
claros e económicos para escrever e ler em mirandês» (Barros y Raposo 1999: 6). A
pesar de que ya existen textos escritos en mirandés desde 1884,
7
se puede decir que
el reconocimiento oficial y la convención contribuyeron al auge de publicaciones
mirandesas, tanto impresas como en línea, a principios del siglo XXI. El escritor e
investigador mirandés Amadeu José Ferreira estuvo implicado en la mayoría de estas
publicaciones: traducciones de Astérix y Obélix, crónicas, el primer Dicionário de
Mirandês-Português (DMP) disponible en la red, etc. En cuanto al boom de
publicaciones en línea, hay que mencionar que la mayor parte de las páginas web o
5
José Leite de Vasconcelos fue un filólogo e investigador lingüístico portugués que destacó la
existencia del mirandés a fines del siglo XIX: «Não é o português a única língua usada em Portugal [...];
fala-se aquí também o mirandês» (Leite de Vasconcelos 1882: 7-8).
6
Canal de História (2008).
7
Por ejemplo, la antología poética de José Leite de Vasconcelos, publicada en 1884 y titulada Froles
Mirandezas.
©Universitat de Barcelona
Dialectologia 24 (2020), 23-42.
ISSN: 2013-2247
29
bien ya no existe, o bien no es actualizada regularmente.
8
Las páginas web, en
cambio, que son modernizadas con frecuencia (por ejemplo la Biquipédia o el blog
frolesmirandesas.blogspot.com) ofrecen una variedad de información tanto sobre la
cultura, literatura y tradición mirandesa como sobre la historia (Ferreira 2010).
3. Léxico patrimonial mirandés: análisis del corpus
El siguiente apartado se dedica al análisis de palabras escogidas de un corpus
representativo del mirandés contemporáneo, concretamente de la obra titulada O
Lodo e as Estrelas/L Lhodo i las Streilhas (42016) de José Telmo Ferraz. Como hemos
anotado en la introducción, se trata de una obra bilingüe, publicada en 2016,
originalmente escrita en portugués en el año 1960. Consiste en una colección de
poemas del padre José Telmo Ferraz que incluye una traducción mirandesa realizada
por el escritor mirandés Fracisco Niebro, pseudónimo de Amadeu Ferreira.
9
Resulta obvia la afirmación de que la lengua mirandesa guarda claras
semejanzas con el portugués y el español. De hecho, un gran número de palabras
mirandesas son idénticas o bien a las del español,
10
o bien a las del portugués.
11
Incluso hay casos en que los tres idiomas comparten la misma ortografía.
12
Si bien la
palabra mirandesa es idéntica al español o portugués, en la mayoría de los casos las
tres lenguas muestran similitudes, por lo menos con respecto a la representación
escrita.
A continuación, tras esbozar la metodología de análisis aplicada (§3.1.), se
analizarán las palabras de la lectura mirandesa y se harán algunos comentarios
8
Algunas incluso desde hace más de diez años.
9
Amadeu Ferreira ha sido considerado como uno de los especialistas del mirandés, destacando su
labor como defensor y cuidador de la lengua, así como también la figura de escritor e investigador de
la variedad mirandesa.
10
Del análisis de O Lodo e as Estrelas / L Lhodo i las Streilhas se extrae que forman parte del léxico
mirandés palabras como, por ejemplo: palabra, tiempo, sangre, miedo, mano, arena, pan, etc.
11
Palabras coincidentes entre mirandés y portugués son, por ejemplo: nome, a gralha, moço, abraçar,
chaga, fumo, punho, etc.
12
Algunos de los términos idénticos recogidos en mirandés, portugués y español son: música, sabor,
triste, mina, tacho, casa, etc.
©Universitat de Barcelona
Vicente ÁLVAREZ & Melanie AZEVEDO
30
léxicos a partir de la consulta en varios diccionarios (§3.2.). El análisis compara los
términos del mirandés sólo con el portugués y el español; por el momento, no se ha
considerado el contraste con otras lenguas románicas, ya que estas dos lenguas
muestran la mayor conexión lingüística con el mirandés. Para las correspondencias
portuguesas se ha tomado la traducción que nos ofrece la lectura. Con respecto a los
equivalentes españoles, se ha utilizado el Dicionário Online PONS Espanhol-Português
(PONS).
3.1 Metodología de análisis
A partir de un análisis léxico dividido en cuatro aspectos (Azevedo Sampaio
2017: 23-41), a saber, a) palabras mirandesas con rasgos del portugués y/o del
español, b) lusismos en mirandés, c) hispanismos en mirandés y d) regionalismos, se
van a comentar los escasos ejemplos de este último grupo, esto es, el de las palabras
regionales que solamente aparecen en el texto mirandés.
El procedimiento de análisis ha sido el siguiente: primero, se ha presentado el
conjunto de las palabras mirandesas (Tabla 1: origen, mirandés, portugués, español)
que no solo contiene los étimos latinos, sino que también incluye sus
correspondientes traducciones al español y al portugués.
13
Además, también se ha
utilizado el Dicionário de mirandês-português (DMP) para encontrar por ejemplo la
familia léxica de ciertas palabras, sinónimos, etc.; después, se ha comentado el
probable origen de estas palabras. Debido a la inexistencia de un diccionario
etimológico mirandés, se han consultado diccionarios etimológicos de las lenguas en
su entorno (español y portugués) para observar si comparten la misma procedencia.
Con respecto al portugués, se ha tenido como base el Dicionário etimológico da
língua portuguesa (DELP) de Machado y en el caso del español se ha usado el
Diccionario crítico etimológico de la lengua castellana (DELC) de Corominas.
Aparte de los diccionarios mencionados, también se han consultado los
siguientes corpus lingüísticos: el Corpus del Nuevo Diccionario Histórico del Español
13
Cabe mencionar que se han empleado tanto los equivalentes portugueses traducidos en la obra,
como el diccionario PONS para buscar los equivalentes en español.
©Universitat de Barcelona
Dialectologia 24 (2020), 23-42.
ISSN: 2013-2247
31
(CDH) y el Corpus Lexicográfico do Português (DICIweb) para tener en cuenta la
documentación antigua, así como el Corpus del Español del Siglo XXI (CORPES) y el
Corpus do Português (CdP)
14
para los testimonios actuales. En estas bases de datos no
aparece ninguno de los seis casos analizados, lo cual, nos ha permitido establecer la
hipótesis de que se trata de regionalismos, es decir, de mirandesismos.
3.2 Léxico patrimonial mirandés: mirandesismos
Según el Diccionario de la Lengua Española (DLE), el adjetivo patrimonial en el
ámbito lingüístico se refiere a: «Dicho de una palabra: Que, a diferencia de los
cultismos, ha seguido en su evolución las leyes fonéticas propias del idioma». Tras la
observación de las palabras mirandesas con las portuguesas y con las españolas, y, a
partir del análisis etimológico e histórico contrastivo, pueden clasificarse como léxico
patrimonial mirandés los casos que se analizan a continuación.
En la Tabla 1 se encuentran los seis vocablos, que corresponden a las palabras
mirandesas
15
que muestran divergencias respecto a las formas léxicas portuguesas y
españolas. Se trata de los casos que pueden asignarse al grupo de los regionalismos.
Bajo este término se entiende, según el Diccionario del español actual (DEA) de Seco,
Andrés y Ramos (2005: 3868): “Palabra o rasgo idiomático propios de una región”. En
un estudio de los años sesenta, de Moura Santos (1967: 129) destacó que existía «un
vigoroso “regionalismo lingüístico”» en la Terra de Miranda. Ella afirmó que éste
surgió del orgullo que el pueblo mirandés tenía y todavía tiene ante sus costumbres y
su lenguaje. A propósito de la existencia de regionalismos en mirandés, se han
analizado las siguientes palabras (aguemitar bózio bardeiro quaijeque
merujeiro prainada) y se han apuntado algunas notas sobre su probable
procedencia y composición:
14
Este corpus consta de dos partes: la primera parte ofrece textos publicados entre 1300-1900,
mientras que la segunda presenta documentos a partir del siglo XX.
15
En mirandés, como es propio de las variedades fronterizas, frecuentemente se utilizan términos
similares a palabras de los idiomas en su entorno, aunque a veces modifican ciertas palabras con sus
propios rasgos peculiares (p. ej. lat. vivĕre > mir. bibéncia; port. vivência; esp. vivencia).
©Universitat de Barcelona
Vicente ÁLVAREZ & Melanie AZEVEDO
32
latín
mirandés
portugués
español
vomĭtāre
vōx, vōcis
verrĕre
quăsĭ
plŭvĭa
planu
aguemitar
bózio
bardeiro
quaijeque
merujeiro
prainada
vomitar [vumiˈtar]
grito [ˈgritu]
vassoura [vɐˈsorɐ]
quase [ˈkwazə]
chuva miudinha [ˈʃuvɐ]
planície [plɐˈnisjə]
vomitar
grito
escoba
casi
llovizna
planicie
Tabla 1. Origen, mirandés, portugués, español.
Dado que no existe ningún diccionario etimológico y mucho menos uno
histórico del mirandés–, y teniendo en cuenta que la situación lexicográfica del
mirandés tampoco goza de sólidos fundamentos ni de recopilación ni de descripción
del léxico, en algunos casos, como en aguemitar, se han bosquejado algunas
propuestas a partir de la observación y de la crítica contrastiva entre la forma en
mirandés y sus equivalentes en portugués y en español.
3.2.1 aguemitar (mir.): vomitar (port.) – vomitar (esp.)
El vocablo mirandés aguemitar destaca por haber evolucionado de manera
diferente en los otros idiomas: vomitar. Mientras que vomitar fue transmitido al
castellano y portugués por vía culta, aguemitar presenta una «estropiação de
palavras cultas» (Braga 2015).
Vemos, a continuación, el primero de los ejemplos obtenido del corpus. En la
primera columna aparece la palabra mirandesa, mientras que en la segunda columna
se observa la frase en portugués (Traducción al español: «El Zeca vomitó sangre. Una
sangre viva»):
Palabra portuguesa (Telmo, 42016: 16)
O Zeca vomitou sangue. Um sangue
vivo.
Tabla 2. aguemitou (mirandés) vomitou (portugués)
Aunque aguemitar también ha conservado la conjugación latina -are, se
aprecian marcadas diferencias respecto a la raíz y a las dos primeras sílabas de la
palabra: a-gue-mi-tar. Si la palabra hubiera seguido el mismo camino evolutivo que el
©Universitat de Barcelona
Dialectologia 24 (2020), 23-42.
ISSN: 2013-2247
33
portugués y el español, quizás habría surgido la palabra *bomitar u otra forma
similar. A causa de que no haya ninguna otra lengua románica que tenga la misma
grafía que el mirandés, se ofrecen tres hipótesis que pueden servir para entender la
constitución de dicha palabra. Hay que tener en cuenta que, frecuentemente, en
mirandés se tiende a conservar vocablos antiguos del portugués o del español (p. ej.
suidade, tembrar, sumana, etc.). Dicho esto, aguemitar no se recoge en ninguno de
los corpus ni diccionarios consultados, aunque su presencia, en la lengua mirandesa,
puede haber sido ejercida por la variante gomitar, que tenía un uso corriente durante
los siglos XVI y XVII en España y también en Portugal. La forma con <g-> incluso
sobrevivió «como vulgarismo usual en Aragón, Santander y muchas partes de
España» (DELC: 761). Suponiendo que la palabra realmente se hubiera constituido
por influjo de gomitar, quedaría por justificar la prótesis de la a-.
Una segunda posibilidad puede ser que el término mirandés se formara por la
influencia de palabras semejantes que entran en el contexto de vomitar: angustia,
angustiar, agonía, agoniar ‘sentir náusea o mareo’ (término port.), etc. Esto
explicaría por lo menos la existencia de la consonante <g>, así como el desarrollo de
la a- inicial.
Por último, un tercer supuesto puede encontrarse en la relación que se
establece entre vómito con la palabra agua, entendidos elementos líquidos. Las
primeras dos sílabas de aguemitar reflejan nítidamente una asociación con la palabra
agua.
3.2.2 bózio (mir.): grito (port.) – grito (esp.)
La segunda palabra de la Tabla 1 es el sustantivo mirandés bózio. Su
correspondencia en portugués y español es grito. Tanto en el caso anterior, como en
éste, coinciden los equivalentes en ambas lenguas.
Esta palabra aparece en el siguiente contexto (traducción al español: «Vamos
callados. Este silencio despertará a los que duermen porque es el grito acusador, que
no es violento, pero que clama por justicia»:
©Universitat de Barcelona
Vicente ÁLVAREZ & Melanie AZEVEDO
34
Palabra mirandesa (Telmo 42016: 125)
Bamos calhados. Este silenço spertará
ls que drúmen porque ye l bózio
acusador, que nun ye biolento, mas
bózia por justícia.
Tabla 3. bózio (mirandés) grito (portugués)
A primera vista parece que las palabras no estén relacionadas entre sí, pero al
consultar el DELC de Corominas, se advierte claramente que existe una cierta
conexión lingüística: el término grito derivó del verbo gritar y éste proviene del latín
quiritāre ‘dar grandes voces’. La raíz de bózio parece ser el sustantivo boç- ‘voz’ y este
también aparece en la definición de gritar. Según Corominas (DELC: 791-792), el
castellano y el portugués se individualizan por poseer el término grito, el cual aparece
menos frecuentemente en los restantes idiomas romances.
En el caso del vocablo mirandés bózio (derivado del verbo boziar) se observa
que no surgió del latín quiritāre, sino del latín vōx, vōcis (Leite de Vasconcelos 1901:
172). Por lo tanto, la lengua mirandesa se distancia del portugués y del español por
tener étimos distintos respecto a esta palabra. En suma, se puede decir que en
mirandés se produjo el término bózio,
16
así como boziar ‘gritar, vocear’ y bozeiron
vozarrón’, a partir de la raíz sustantiva boç-
17
‘voz-’, mientras que el portugués y el
español no construyeron el sustantivo equivalente a bózio a partir de esta raíz, sino
que prefirieron, como ha sido señalado anteriormente, conservar grito.
3.2.3 bardeiro (mir.): vassoura (port.) – escoba (esp.)
Este sustantivo (bardeiro) equivale al portugués vassoura y al español escoba.
En este tercer caso, no coinciden tampoco las formas portuguesa ni española.
El ejemplo, lo encontramos en el siguiente contexto (traducción al español:
«Ella puso, en una esquina, la escoba»:
16
Se trata del fenómeno ortográfico del mirandés por el cual se sustituye la letra <v> por la letra <b>
en todas las palabras de origen latino.
17
Durante la Baja Edad Media existían las dos grafías boz y voz en España (DELC: 764).
©Universitat de Barcelona
Dialectologia 24 (2020), 23-42.
ISSN: 2013-2247
35
Palabra portuguesa (Telmo 42016: 48)
Ela poisou, a um canto, a vassoura de
giesta.
Tabla 4. bardeiro (mirandés) vassoura (portugués)
Debido al hecho de que, a primera vista, no se verifique ninguna relación entre
los tres equivalentes, se analiza el término mirandés con respecto a su raíz y su
probable formación. En primer lugar, es necesario separarlo en sílabas: bar-dei-ro. La
primera sílaba bar- se puede asociar con el verbo barrer (port. varrer; esp. barrer)
que proviene del latín verrĕre y cuyo significado equivale al del portugués y del
español. Mientras que en portugués sólo hubo un cambio vocálico de verr- en varr-,
en mirandés y en español se observa además un cambio fonético (verr- > barr-)
(DELC: 411).
De acuerdo con que bardeiro se formara a partir de la raíz verbal barrer, se
puede suponer que los mirandeses crearan una nueva palabra que definiera el objeto
que se necesita para barrer, añadiendo el sufijo -eiro
18
a la raíz. Aunque no es
evidente a primera vista, el término portugués vassoura también se formó de manera
semejante al mirandés, es decir, a partir del mismo étimo: vassoura < *versōrĭa < lat.
verrĕre (DELP: 378). Escoba, por el contrario, surgió de un étimo distinto (lat. scōpa
‘arbusto, conjunto de ramos de planta’) y se desarrolló durante los últimos siglos
hasta alcanzar su significado actual (DELC: 350).
Por último, hay que mencionar que entre la familia de palabras de barrer o
varrer existen algunos sustantivos, tanto en portugués como en español, que se
aproximan a la grafía de bardeiro, pero no a su sentido: barredero, barrendero (port.
varredor).
18
Según Gómez Bautista (2013: 203-205), este sufijo generalmente se encuentra en nombres de
plantas y árboles, designaciones de algunas profesiones y en nombres gentilicios.
©Universitat de Barcelona
Vicente ÁLVAREZ & Melanie AZEVEDO
36
3.2.4 quaijeque (mir.): quase (port.) casi (esp.)
Otro caso es el adverbio mirandés quaijeque que según Gómez Bautista (2013:
273-274), puede ser denominado como «composición ortográfica» por consistir en la
unión de un adverbio (quaije) y de una conjunción (que). El portugués y el español
presentan los semicultismos quase y casi que proceden del latín quăsĭ ‘como si’
(DELC: 718).
El contexto en el que aparece la palabra es el siguiente (traducción al español:
«Apuntes simples, en lo cotidiano, de cosas tan simples, casi banales – pero apuntes
nuestros, reales.»):
Palabra portuguesa (Telmo 42016: 14)
Apontamentos simples, no quotidiano,
de factos tão simples, quase banais
mas nossos, reais.
Tabla 5. quaijeque (mirandés) quase (portugués)
Se observa la existencia de una variante gráfica de este término mirandés
porque la lectura no solo ofrece quaijeque (por ejemplo, Telmo 42016: 17), sino
también quaije (por ejemplo, Telmo 42016: 45) y en ambos casos es traducido por
quase ‘casi’. El vocablo podría ser un regionalismo, ya que no se encuentra en otra
lengua y tampoco en las variantes antiguas del portugués y del español: cuasi, quassi,
casy, caise, caisi (DELC: 718; DELP: 11).
Quizá la existencia de la forma aglutinada quaijeque al lado de quaije se deba al
elemento de composición culta quase- ‘como si, dado que’ que sobrevivió en algunos
contextos del portugués, como, por ejemplo: quase-contrabando, quase-contrato
(DELP: 11). Debido a la carencia de un diccionario etimológico del mirandés, el origen
y la composición de esta palabra sigue siendo un caso no resuelto.
©Universitat de Barcelona
Dialectologia 24 (2020), 23-42.
ISSN: 2013-2247
37
3.2.5 merujeiro (mir.): chuva miudinha (port.) – llovizna (esp.)
En cuanto al próximo término merujeiro, cabe destacar que tanto el texto como
la consulta en el DMP ofrecen una traducción al portugués que está compuesta de
dos palabras: chuva miudinha. En español, llovizna parece ser el término más
adecuado para expresar el sentido de ‘lluvia menuda que cae blandamente’ (DLE).
La palabra aparece en el siguiente contexto (traducción al español: «Noche sin
estrellas. Una llovizna. Las luces del barrio relucían»):
Palabra mirandesa (Telmo 42016: 125)
Nuite sien streilhas. Un merujeiro. Las
lhuzes de l bárrio relhuzien.
Tabla 6. merujeiro (mirandés) chuva miudinha (portugués)
A causa de que las etimologías de las palabras lluvia y chuva (< lat. plŭvĭa) no
sirven para poder explicar la formación de merujeiro, cabe considerar la búsqueda de
sinónimos y términos que podrían estar relacionados con este vocablo. A propósito
del portugués, el sustantivo chuveiro ‘ducha’, por ejemplo, puede guardar cierta
conexión lingüística con merujeiro, puesto que la salida del agua al ducharse puede
compararse a la acción de ‘proyección de agua’
19
(DLE). Esta palabra portuguesa por
lo menos permite una aproximación a la presencia del sufijo -eiro.
Con respecto a la parte inicial de la palabra (meru-), se coteja una gran
semejanza ortográfica con el adjetivo mero (esp. y port.). Ahora cabe preguntarse si
el vocablo merujeiro puede haber surgido a partir de este adjetivo, por ejemplo, en
frases como la mera chuva ‘la mera lluvia’, y por influjo de chuveiro, alcanzando su
grafía y valor semántico actuales.
19
En algunas variedades del español, también la palabra lluvia puede ser equivalente de ducha, como se
indica en la acepción número 4 del DLE para el español de Argentina y de Uruguay (DLE).
©Universitat de Barcelona
Vicente ÁLVAREZ & Melanie AZEVEDO
38
3.2.6 prainada (mir.): planície (port.) – planicie (esp.)
Por último, se analiza concisamente el término mirandés prainada que no se ha
encontrado en ninguna otra lengua iberorrománica. El portugués y el español
comparten la misma palabra con casi la misma grafía (port. planície; esp. planicie).
En el corpus, la palabra aparece en el siguiente contexto (traducción al español:
«En aquella hora, allá lejos, las senaras extendían las mantas en la planicie, para
dormir la noche de un solo sueño.»:
Palabra portuguesa (Telmo 42016: 48)
Naquela hora, longe, as searas
estendiam as mantas na planície, para
dormirem a noite dum só sono.
Tabla 7. prainada (mirandés) planície (portugués)
Es posible que la formación de prainada se explique por influjo de términos
sinonímicos del portugués y del español, es decir, palabras que encajen con el
significado ‘terreno llano, especialmente de gran extensión’ (DLE): esp. llanada; port.
praino.
Sin duda alguna, existen otros sinónimos de planicie; sin embargo, las grafías de
estos dos vocablos parecen ser útiles para especular sobre la probable formación y
procedencia de prainada. El primer sinónimo llanada, que antiguamente tenía el
duplicado planada (DELC: 156), puede explicar el sufijo -ada que según Gómez
Bautista (2013: 192) es «muy productivo en mirandés». En cuanto al término
portugués praino, que también forma parte del léxico mirandés en el sentido de
‘altiplano’, cabe mencionar que se trata de una forma alterada de plaino, término
epentético de plano < lat. plānus, según nos indica el Novo dicionário da língua
portuguesa (NDLP: 1097; 1125) de Buarque de Holanda Ferreira.
Aunque la mayoría de las palabras portuguesas del grupo inicial latino pl-
muestran un desarrollo hacia el grupo ch-, hay casos en los cuales se mantuvo pl- y
otros que evolucionaron a pr-. Según este último grupo, considerado como propia
característica del gallegoportugués, resulta obvia la conservación de dicha
©Universitat de Barcelona
Dialectologia 24 (2020), 23-42.
ISSN: 2013-2247
39
característica en algunos vocablos modernos del portugués e incluso del mirandés
(Teyssier 21984: 14-15). Por lo tanto, debido al hecho de que el mirandés también
posee la palabra praino, es muy posible que ésta fuera importada por la influencia de
los portugueses.
Con respecto al sufijo -ada, parece apropiado barajar la posibilidad del influjo
del término español llanada (duplicado antiguo planada). Por otro lado, quizás los
mirandeses simplemente añadieran -ada a la raíz sustantiva praino, ya que este sufijo
aparece con alta frecuencia en su idioma.
4. Conclusión
El objetivo de este estudio ha sido exponer y observar las palabras regionales
recopiladas de un texto literario en mirandés, producto de una traducción original
portuguesa y que nos ha llevado a una investigación de carácter contrastivo. Este
análisis nos ha permitido comprobar que se muestran preferencias opuestas a los
equivalentes de sus lenguas en contacto (portugués y español).
Los seis vocablos analizados pueden clasificarse como regionalismos
mirandeses dado que no existen en ninguna otra variedad, por lo menos en cuanto a
su forma escrita; por tanto, la morfología de estas palabras expresa e indica cierta
peculiaridad, en este caso, del léxico patrimonial mirandés.
Al igual que puede hablarse de lusismos e hispanismos mirandeses, cabe
preguntarse si se pueden designar estas palabras como mirandesismos. Aunque este
término no lo hemos encontrado definido en ningún diccionario, fue utilizado por
Leite de Vasconcelos (1901: 21 y 305) en la obra Estudos de philologia mirandesa. El
autor utiliza este término para referirse a palabras cuyas formaciones no están claras
o que indican un cambio evolutivo distinto al español y/o al portugués. Debido a la
presencia de vocablos propios del mirandés, podría justificarse la denominación de
mirandesismos, al igual que se aplican también los conceptos de lusismos e
hispanismos, en casos similares, para hablar de términos peculiares de Portugal y
©Universitat de Barcelona
Vicente ÁLVAREZ & Melanie AZEVEDO
40
España. Por otro lado, somos conscientes de que no hay que confundir esta
nomenclatura lingüística con otras posibilidades que se ofrecen a partir de la
búsqueda en internet: el término mirandesismo también se encuentra, en el ámbito
del deporte, para referirse a todos los seguidores del equipo de fútbol de Miranda de
Ebro, otra ciudad española, que se encuentra en la provincia de Burgos y que
comparte el mismo topónimo.
Como se ha señalado a lo largo de este estudio, la lengua mirandesa carecía de
una literatura escrita hasta finales del siglo XIX, por lo que tampoco había recibido
atenciones por parte de los lingüistas. A pesar de una creciente vitalidad literaria,
cultural y administrativa en el siglo siguiente, en el cual diversos investigadores se
ocuparon del origen y de las similitudes del mirandés respecto a las lenguas con las
que ha entrado en contacto, los regionalismos mirandeses han sido y siguen siendo
elementos desatendidos en la lingüística. Debido a esto, la presente investigación ha
pretendido señalar esta carencia de estudios y dedicar estas líneas al análisis de esta
parcela del léxico mirandés, tomando como corpus una obra literaria actual.
Referencias bibliográficas
AZEVEDO MAIA, Clarinda de (1996) «Mirandés», in Manuel Alvar (dir.), Manual de dialectología
hispánica. El español de España, Barcelona: Ariel, 159-170.
AZEVEDO SAMPAIO, Melanie (2017) L mirandés. El desarrollo de una variedad lingüística en la
frontera hispano-portuguesa, Trabajo Fin de Grado (TFG Bachelor of Education),
Universidad de Paderborn.
BARROS FERREIRA, Manuela y Domingos RAPOSO (coords.) (1999) Convenção Ortográfica da
Língua Mirandesa, Miranda do Douro/Lisboa: Câmara Municipal de Miranda do
Douro/Centro de Linguística da Universidade de Lisboa.
BECKER, Ídel (1983) Grande dicionário latino-americano português-espanhol, Sao Paulo: Nobel
[GDLP].
BRAGA, Franklim (2015) «Sobre “O Falar de Riba Côa” Letra A». Capeia Arraiana,
[http://capeiaarraiana.pt/2015/04/10/sobre-o-falar-de-riba-coa-letra-a/] (Consulta:
23/02/2018).
©Universitat de Barcelona
Dialectologia 24 (2020), 23-42.
ISSN: 2013-2247
41
BUARQUE DE HOLANDA FERREIRA, Aurélio (1985) Novo dicionário da língua portuguesa, Rio de
Janeiro: Nova Fronteira [NDLP].
CANAL DE HISTÓRIA (2008) «Mirandês outra língua (1de7)». Youtube, 2:26-2:42,
[https://www.youtube.com/watch?v=3SIv2sF5jOM] (Consulta 23/02/2018).
CENTRO DE LINGUÍSTICA DA UNIVERSIDADE DE LISBOA / UNIVERSIDADE DE AVEIRO: Corpus Lexicográfico
do Português, [http://clp.dlc.ua.pt/Inicio.aspx] (Consulta 23/02/2018) [DICIweb].
COROMINAS, Joan (1976) Diccionario crítico etimológico de la lengua castellana, Madrid:
Gredos [DELC].
DAVIES, Mark y Michael J. FERREIRA (2006-) O Corpus do Português: 45 milhões de palavras,
1300s-1900s, [http://www.corpusdoportugues.org/xp.asp] (Consulta 23/02/2018)
[CdP].
Dicionário Online PONS Espanhol-Português, [http://pt.pons.com/tradu%
C3%A7%C3%A3o/portugu%C3%AAs-espanhol] (Consulta 23/02/2018) [PONS].
FERREIRA, Amadeu y José Pedro CARDONA FERREIRA (2007) Dicionário de Mirandês-Português,
[http://www.mirandadodouro.com/dicionario/] (Consulta 23/02/2018) [DMP].
FERREIRA, Amadeu (2010) «O mínimo sobre a língua mirandesa», Revista do Festival
Intercéltico, [http://studosmirandeses.blogs.sapo.pt/1294.html] (Consulta
23/02/2018).
GÓMEZ BAUTISTA, Alberto (2013) El mirandés: contexto y procesos de formación de palabras,
Tesis doctoral, Universidad Complutense de Madrid.
INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN RAFAEL LAPESA DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (2013) Corpus del nuevo
diccionario histórico (CDH), [http://web.frl.es/CNDHE/view/inicioExterno.view]
(Consulta 23/02/2018) [CDH].
LEITE DE VASCONCELOS, José (1882) O dialecto mirandês. Contribução para o estudo da
dialectologia românica no domínio glotológico hispano-lusitano, Porto: Livraria
Portuense.
LEITE DE VASCONCELOS, José (1901) Estudos de Philologia Mirandesa, vol. II, Lisboa: Imprensa
Nacional.
LINDLEY CINTRA, Luís Filipe (1983) Estudos de dialectologia portuguesa, Lisboa: Sá da Costa.
MACHADO, José Pedro (1977) Dicionário etimológico da língua portuguesa: com a mais antiga
documentação escrita e conhecida de muitos dos vocábulos estudados, Lisboa: Livros
Horizonte [DELP].
MEDINA LÓPEZ, Javier (22002) Lenguas en contacto, Madrid: Arco/Libros.
©Universitat de Barcelona
Vicente ÁLVAREZ & Melanie AZEVEDO
42
MENÉNDEZ PIDAL, Ramón (1906) «El dialecto leonés», Revista de archivos, bibliotecas y
museos, XIV, 128-172.
MERLAN, Aurelia (2009) El mirandés: situación sociolingüística de una lengua minoritaria en la
zona fronteriza portugués-española, Uviéu: Academia de la Llingua Asturiana.
MOURA SANTOS, María José de (1967) Os falares fronteiriços de Trás-os-Montes, Coimbra:
Instituto de Estudos Românicos.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORPES XXI). Corpus del Español del Siglo XXI,
[http://web.frl.es/CORPES/org/publico/pages/cita/cita.view] (Consulta 23/02/2018)
[CORPES].
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (232014) Diccionario de la lengua española, Madrid: Espasa [DLE].
SECO, Manuel, ANDRÉS, Olimpia y Gabino RAMOS (2005[1999]) Diccionario del español actual,
Madrid: Aguilar [DEA].
TELMO FERRAZ, José (42016[1960]) O Lodo e as Estrelas / L Lhodo i las Streilhas, traducción al
mirandés de Fracisco Niebro, Lisboa: Âncora.
TEYSSIER, Paul (21984) História da língua portuguesa, Lisboa: Sá da Costa.
©Universitat de Barcelona
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Article
N o primeiro número da Revista de Filoloxía Asturiana, 2001, pp. 232-240, o Professor Fernando Álvarez-Balbuena García dedica uma recensão crítica à Convenção Ortográfica da Língua Mirandesa (Miranda do Douro / Lisboa, 1999). Ela pode vir a marcar, finalmen-te, o verdadeiro início de um desejável e possível diálogo científico que já tinha sido timidamente esboçado em 1995, após a publicação da Proposta de Convenção Ortográfica Mirandesa. Apesar de tardia, esta crítica é ainda extremamente útil, na medida em que é mais um ele-mento a alertar para a necessidade de uma segunda edição da Con-venção de 99. De facto, a intensa prática de escrita que foi provocada pelo seu aparecimento veio pôr em evidência problemas que até então nunca se haviam colocado e que exigem ser revistos no seu conjunto. Parece-me ser ainda demasiado cedo para introduzir alterações de fun-do, dado que os problemas de escrita que têm surgido não resultam daquilo que está estipulado mas sim de todos os aspectos que não se chegou a abordar e que são causadores de soluções improvisadas, de polémicas inter-dialectais e de novos focos de variação. Venho responder como co-coordenadora da Convenção. Não sou mirandesa e desde o princípio estive consciente de que a minha origem podia colocar sob suspeita sociolinguística o facto de ter despoletado a sua feitura e de ter participado em todo o processo. Porém isso não fez senão tornar-me mais aliciante o desafio. Agora, no momento de «pas-sar o testemunho», creio ser conveniente intervir mais uma vez, assu-mindo culpas que certamente me cabem e explicitando as razões de al-gumas opções. Os aspectos focados pelo Professor Álvarez-Balbuena são de diferen-tes tipos, agrupados em três grandes grupos: 1.-«Erros técnicos» (de te-or linguístico); 2.-Soluções normativas consideradas criticáveis; 3.-Questões de planificação linguística. Sigo a ordem pela qual foram apresentados.
Manual de dialectología hispánica
  • Azevedo Maia
  • Clarinda De
AZEVEDO MAIA, Clarinda de (1996) «Mirandés», in Manuel Alvar (dir.), Manual de dialectología hispánica. El español de España, Barcelona: Ariel, 159-170.
L mirandés. El desarrollo de una variedad lingüística en la frontera hispano-portuguesa, Trabajo Fin de Grado
  • Azevedo
  • Melanie Sampaio
AZEVEDO SAMPAIO, Melanie (2017) L mirandés. El desarrollo de una variedad lingüística en la frontera hispano-portuguesa, Trabajo Fin de Grado (TFG -Bachelor of Education), Universidad de Paderborn.
Grande dicionário latino-americano português-espanhol
  • Ídel Becker
BECKER, Ídel (1983) Grande dicionário latino-americano português-espanhol, Sao Paulo: Nobel [GDLP].
O mínimo sobre a língua mirandesa
  • Amadeu Ferreira
FERREIRA, Amadeu (2010) «O mínimo sobre a língua mirandesa», Revista do Festival Intercéltico, [http://studosmirandeses.blogs.sapo.pt/1294.html]
El mirandés: contexto y procesos de formación de palabras, Tesis doctoral
  • Gómez Bautista
GÓMEZ BAUTISTA, Alberto (2013) El mirandés: contexto y procesos de formación de palabras, Tesis doctoral, Universidad Complutense de Madrid.