ArticlePDF Available

¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa

Authors:

Abstract and Figures

En el año 2010 se considera que existieron 231 mil mujeres faltantes en el Ecuador debido a factores de discriminación y exclusión. Esto fue más marcado para las mujeres que se auto consideran negras, montubias y mulatas. Entre estas etnias, se encuentra una mayor ausencia de mujeres a medida que aumenta la edad mientras que en el rango de edad de 19 a 34 años la población negra es la que menor proporción tiene con sólo 0,78 mujeres por cada hombre. Al analizar el sexo de la migración, se observa que entre entradas y salidas internacionales han salido más hombres, con lo cual este no sería un factor explicativo y se confirma la problemática de mujeres faltantes.
Content may be subject to copyright.
Analíti a
k
16
Volumen
Revista de Análisis Estadístico
Journal of Statistical Analysis
ISSN 1390 - 6208
e-ISSN 1390 - 7867
Número 2 - 2018
Julio a Diciembre
Comi Editorial Internacional
Comi Editorial Nacional - Ecuador
Francisco Venegas Marnez Ph.D.
Instituto Politécnico Nacional -
México
Rolando Sáenz Ph.D.
Universidad Central del Ecuador
Juan Fernández Sastre Ph.D.
Facultad Latinoamericana de
Ciencias Sociales
Borys Álvarez Ph.D.
Universidad Central del Ecuador
Silviu Glavan Ph.D.
IE University - España
Petronio Álvarez Ph.D.
Universidad Central del Ecuador
Adriana Uquillas Ph.D.
Banco Itau - Unibanco - Brazil
Carlos Machicado Ph.D.
Instituto de Estudios Avanzados en
Desarrollo - Bolivia
Juan Carlos García M.Sc.
Universidad de las Américas
Ricardo Castro Santis Ph.D.
Universidad del Bío-Bío - Chile
María Luisa Granda Kuffó Ph.D.
Escuela Superior Politécnica del
Litoral - ESPOL
David Tomás Jacho-Chávez Ph.D.
Emory University
Pablo Samaniego M.Sc.
Pontificia Universidad Católica
del Ecuador
Paúl Carrillo Maldonado Ph.D (c)
Facultad Latinoamericana de
Ciencias Sociales
Paúl Ernesto Carrillo Ph.D.
George Washington University
, ,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
Editor - Director Cientíco
María Gabriela Palacio, Ph.D.
Leiden University, La Haya, Países Bajos
Comité Editorial Internacional Comité Editorial Nacional - Ecuador
Analítika*Volumen 16*Número 2*Julio a Diciembre 2018*Año 8*Quito-Ecuador.++
Revista semestral cientíca del Instituto Nacional de Estadística y Censos del Ecuador. Publicación
internacional bilingüe de investigaciones teóricas y empíricas que aplican métodos cuantitativos al estudio
de la economía, la política y, en general, todos los aspectos relativos al sistema social. Las ideas y opiniones
expresadas en las colaboraciones son de exclusividad de las autoras y autores.
www.ecuadorencifras.gob.ec/Analitika/
Edición en : Ph.D. Andrés Mideros Mora
Universidad de Maastricht – Ph.D. en
Economía y Análisis de Política Pública
Profesor de Desarrollo Económico - PUCE
16
PRESENTACIÓN
Estimados lectores,
En el Instituto Nacional de Estadística y Censos tenemos la rme convicción de que la generación de
conocimiento contribuye de manera sustancial a mejorar la sociedad en la que nos desenvolvemos.
Entendemos a la investigación y su difusión como un aporte fundamental para que las personas podamos
entender mejor la realidad que nos rodea y, sobre ésta, contribuir a un mejor entorno para todos y todas.
Conamos también en la importancia de contar con estudios especializados para la toma de decisiones en el
ámbito público y privado que permitan avanzar hacia una sociedad del conocimiento. En este sentido, desde
el año 2011, el INEC ha puesto a disposición de la sociedad en general la revista cientíca indexada Analitika,
y en esta ocasión nos complace compartir con ustedes su Volumen 16, compuesta por cuatro artículos que
abordan distintas temáticas y estamos seguros servirán para profundizar su discusión y análisis:
Subsidios regresivos o transferencias progresivas: Una evaluación ex-ante de los efectos de eciencia y
equidad en el caso del subsidio al gas para el Ecuador.
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa.
Brechas salariales por género con un enfoque de ocupación y tamaño de empresa: descomposición por
cuantiles.
Factores relacionados a la supervivencia empresarial evidencia para Ecuador.
MSc. Roberto Castillo A.
Director Ejecutivo INEC
CONTENIDO
Subsidios regresivos o transferencias progresivas: Una evaluación ex-ante de los
efectos de eciencia y equidad en el caso del subsidio al gas para el Ecuador
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
Brechas salariales por género con un enfoque de ocupación y tamaño de empresa:
descomposición por cuantiles
Factores relacionados a la supervivencia empresarial evidencia para Ecuador
5
43
69
117
¿Quiénes son las mujeres
faltantes en el Ecuador?
Una aproximación cuantitativa
Katiuska King
José Luis Morales
Analíti a
k
Brindar tu
conocimiento
Cuenta
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
45
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
1
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador?
Una aproximación cuantitativa
Katiuska King1 José Luis Morales2
Resumen
En el año 2010 se considera que existieron 231 mil mujeres faltantes en el Ecuador debido
a factores de discriminación y exclusión. Esto fue más marcado para las mujeres que se
auto consideran negras, montubias y mulatas. Entre estas etnias, se encuentra una mayor
ausencia de mujeres a medida que aumenta la edad mientras que en el rango de edad de
19 a 34 años la población negra es la que menor proporción tiene con sólo 0,78 mujeres
por cada hombre. Al analizar el sexo de la migración, se observa que entre entradas y
salidas internacionales han salido más hombres, con lo cual este no sería un factor
explicativo y se confirma la problemática de mujeres faltantes.
Palabras clave: mujeres faltantes, discriminación, migración, autoidentificación étnica,
Ecuador
Abstract
In Ecuador two hundred and thirty one thousand (231,000) women were considered
missing in 2010 due to factors of discrimination and exclusion. This was most remarkable
amongst women who consider themselves black, “montubias” or mulattos. Among these
ethnic groups, the absence of women increases with age; in the age group 19 to 34 years,
the black population has the lowest proportion, with only 0,78 women for each man. This
cannot be explained by migration as when this is analyzed according to sex, using the
information of international entries and exits, more men than women have left the
country, a fact that confirms the existence of the problem of missing women.
Key words: missing women, discrimination, migration, ethnic self-identification,
Ecuador.
Clasificación JEL: C13, I31, J15, J16

1DocentedelaFacultaddeCienciasSocialesyHumanasdelaUniversidadCentraldelEcuador.
2EstudiantedelaFacultaddeCienciasSocialesyHumanasdelaUniversidadCentraldelEcuador.
1
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador?
Una aproximación cuantitativa
Katiuska King1 José Luis Morales2
Resumen
En el año 2010 se considera que existieron 231 mil mujeres faltantes en el Ecuador debido
a factores de discriminación y exclusión. Esto fue más marcado para las mujeres que se
auto consideran negras, montubias y mulatas. Entre estas etnias, se encuentra una mayor
ausencia de mujeres a medida que aumenta la edad mientras que en el rango de edad de
19 a 34 años la población negra es la que menor proporción tiene con sólo 0,78 mujeres
por cada hombre. Al analizar el sexo de la migración, se observa que entre entradas y
salidas internacionales han salido más hombres, con lo cual este no sería un factor
explicativo y se confirma la problemática de mujeres faltantes.
Palabras clave: mujeres faltantes, discriminación, migración, autoidentificación étnica,
Ecuador
Abstract
In Ecuador two hundred and thirty one thousand (231,000) women were considered
missing in 2010 due to factors of discrimination and exclusion. This was most remarkable
amongst women who consider themselves black, “montubias” or mulattos. Among these
ethnic groups, the absence of women increases with age; in the age group 19 to 34 years,
the black population has the lowest proportion, with only 0,78 women for each man. This
cannot be explained by migration as when this is analyzed according to sex, using the
information of international entries and exits, more men than women have left the
country, a fact that confirms the existence of the problem of missing women.
Key words: missing women, discrimination, migration, ethnic self-identification,
Ecuador.
Clasificación JEL: C13, I31, J15, J16

1DocentedelaFacultaddeCienciasSocialesyHumanasdelaUniversidadCentraldelEcuador.
2EstudiantedelaFacultaddeCienciasSocialesyHumanasdelaUniversidadCentraldelEcuador.
Katiuska King; José Luis Morales
46
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
2
1. Introducción
Existen realidades que, por su naturaleza invisible y fragmentada, no se comprenden y,
por tanto, no se reconocen. Este artículo buscar aportar a los estudios y discusiones de
género y exclusiones sociales que se presentan en el Ecuador, una aproximación
cuantitativa que estima con datos censales, las mujeres faltantes, partiendo de la vida
como el principal derecho humano3 a ser respetado y sobre el que existen dificultades
para relacionarlo con factores asociados a la discriminación de género, salvo en casos
explícitos de feminicidios. Para Rodríguez Zepeda la discriminación es “una conducta,
culturalmente fundada, y sistemática y socialmente extendida, de desprecio contra una
persona o grupo de personas sobre la base de un prejuicio negativo o un estigma (…), y
que tiene por efecto (intencional o no) dañar sus derechos y libertades fundamentales”.
(2008, 26).
Si las mujeres son discriminadas de forma sutil en el cuidado que se les da, pueden existir
mujeres faltantes. Esto conduce a la existencia de menos mujeres de las que podrían
existir de acuerdo con la proporción que prevalece en países en los que la discriminación
hacia la mujer es menor.
Es por tanto menester tener presente que la discriminación es un fenómeno sutil y de
difícil medición. Se la puede estudiar de forma cualitativa o se la puede medir en sus
dimensiones productivas a través de diferencias en salarios percibidos para los mismos
niveles de escolaridad y controlando por otras variables como experiencia, entre otras o
a través de la participación de mujeres en puestos directivos o en cargos de representación
política. La estimación de diferencias salariales se realiza a través de la descomposición
de Blinder-Oaxaca, en base a las propuestas de Blinder (1973) y Oaxaca (1973), así como
desarrollos posteriores. Para la cuantificación de las mujeres en cargos directivos o
representaciones políticas se puede recurrir a registros administrativos de instituciones
públicas, mientras que en temas laborales, existen las encuestas de empleo y desempleo
(Enemdhu) que levanta el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC). Para las
dimensiones reproductivos se dispone de encuestas de uso del tiempo recopiladas también
por el INEC.

3 El artículo 3 de la Declaración de Derechos Humanos de (Naciones Unidas 2015, 8) establece
que: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”.
2
1. Introducción
Existen realidades que, por su naturaleza invisible y fragmentada, no se comprenden y,
por tanto, no se reconocen. Este artículo buscar aportar a los estudios y discusiones de
género y exclusiones sociales que se presentan en el Ecuador, una aproximación
cuantitativa que estima con datos censales, las mujeres faltantes, partiendo de la vida
como el principal derecho humano3 a ser respetado y sobre el que existen dificultades
para relacionarlo con factores asociados a la discriminación de género, salvo en casos
explícitos de feminicidios. Para Rodríguez Zepeda la discriminación es “una conducta,
culturalmente fundada, y sistemática y socialmente extendida, de desprecio contra una
persona o grupo de personas sobre la base de un prejuicio negativo o un estigma (…), y
que tiene por efecto (intencional o no) dañar sus derechos y libertades fundamentales”.
(2008, 26).
Si las mujeres son discriminadas de forma sutil en el cuidado que se les da, pueden existir
mujeres faltantes. Esto conduce a la existencia de menos mujeres de las que podrían
existir de acuerdo con la proporción que prevalece en países en los que la discriminación
hacia la mujer es menor.
Es por tanto menester tener presente que la discriminación es un fenómeno sutil y de
difícil medición. Se la puede estudiar de forma cualitativa o se la puede medir en sus
dimensiones productivas a través de diferencias en salarios percibidos para los mismos
niveles de escolaridad y controlando por otras variables como experiencia, entre otras o
a través de la participación de mujeres en puestos directivos o en cargos de representación
política. La estimación de diferencias salariales se realiza a través de la descomposición
de Blinder-Oaxaca, en base a las propuestas de Blinder (1973) y Oaxaca (1973), así como
desarrollos posteriores. Para la cuantificación de las mujeres en cargos directivos o
representaciones políticas se puede recurrir a registros administrativos de instituciones
públicas, mientras que en temas laborales, existen las encuestas de empleo y desempleo
(Enemdhu) que levanta el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC). Para las
dimensiones reproductivos se dispone de encuestas de uso del tiempo recopiladas también
por el INEC.

3 El artículo 3 de la Declaración de Derechos Humanos de (Naciones Unidas 2015, 8) establece
que: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”.
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
47
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
3
Amartya Sen (1993) hizo uso de la mortalidad diferencial por sexo como un indicador no
monetario para realizar una aproximación cuantitativa a la discriminación hacia las
mujeres a través del cálculo de las mujeres faltantes que se cuentan en base a una
proporción de mujeres sobre hombres en países donde esta discriminación es menor. En
palabras de Sen (2007), las mujeres en su gran mayoría sufren una “inclusión desigual”
(2007, 29), sin embargo, qué sucede cuando esta inclusión desigual se traduce en
exclusión a la vida. Este artículo considera cómo la discriminación afecta al derecho a la
vida de la mujer.
De este planteamiento se deriva que calcular la proporción de mujeres a hombres sirve
como un indicador que resume las discriminaciones entre los sexos durante toda la vida
y que ocasionan escenarios de exclusión y muerte de mujeres.
Las “mujeres faltantes” se definen así como mujeres que mueren a causa de la
discriminación de género por fenómenos sutiles y de difícil medición. Esta definición se
diferencia de los feminicidios y se vincula con otras situaciones de discriminación. Para
medir cuántas mujeres faltan en el país, se compara la proporción entre hombres y mujeres
en los países con una menor discriminación con la misma proporción en el Ecuador.
2. Marco teórico
El marco teórico para la cuantificación de mujeres faltantes parte de dos hechos con
evidencia científica: el nacimiento de más niños que niñas y las menores tasas de
mortalidad entre las niñas.
Nacen más niños debido a que durante la gestación hasta el nacimiento, la mortalidad
femenina total es superior a la mortalidad masculina total (Orzack, Stubblefield, Akmaev,
Colls, Munné, Scholl, Steinsaltz & Zuckerman, 2015, E2102)4. La proporción sexual
primaria (PSR) está ligeramente sesgada a favor de los niños en 0,502 (2015, E2103),
luego de esto la cohorte de proporción de sexos demuestra que el desarrollo muy
temprano es más peligroso para los niños que para las niñas, ya que los niños sufren de
más anormalidadescariotípicas graves que causan la muerte del embrión. Mientras que
durante la sexta y la veinteava semana, la muerte de fetos femeninos tiende a aumentar
por anomalías que causan abortos espontáneos durante los dos primeros trimestres del
embarazo (2015, E2108).

4ElestudiodeOrzacketal.(2015)contieneel“conjuntodedatosmásexhaustivoygrandejamás
ensamblado”.
3
Amartya Sen (1993) hizo uso de la mortalidad diferencial por sexo como un indicador no
monetario para realizar una aproximación cuantitativa a la discriminación hacia las
mujeres a través del cálculo de las mujeres faltantes que se cuentan en base a una
proporción de mujeres sobre hombres en países donde esta discriminación es menor. En
palabras de Sen (2007), las mujeres en su gran mayoría sufren una inclusión desigual”
(2007, 29), sin embargo, qué sucede cuando esta inclusión desigual se traduce en
exclusión a la vida. Este artículo considera cómo la discriminación afecta al derecho a la
vida de la mujer.
De este planteamiento se deriva que calcular la proporción de mujeres a hombres sirve
como un indicador que resume las discriminaciones entre los sexos durante toda la vida
y que ocasionan escenarios de exclusión y muerte de mujeres.
Las “mujeres faltantes” se definen así como mujeres que mueren a causa de la
discriminación de género por fenómenos sutiles y de difícil medición. Esta definición se
diferencia de los feminicidios y se vincula con otras situaciones de discriminación. Para
medir cuántas mujeres faltan en el país, se compara la proporción entre hombres y mujeres
en los países con una menor discriminación con la misma proporción en el Ecuador.
2. Marco teórico
El marco teórico para la cuantificación de mujeres faltantes parte de dos hechos con
evidencia científica: el nacimiento de más niños que niñas y las menores tasas de
mortalidad entre las niñas.
Nacen más niños debido a que durante la gestación hasta el nacimiento, la mortalidad
femenina total es superior a la mortalidad masculina total (Orzack, Stubblefield, Akmaev,
Colls, Munné, Scholl, Steinsaltz & Zuckerman, 2015, E2102)4. La proporción sexual
primaria (PSR) está ligeramente sesgada a favor de los niños en 0,502 (2015, E2103),
luego de esto la cohorte de proporción de sexos demuestra que el desarrollo muy
temprano es más peligroso para los niños que para las niñas, ya que los niños sufren de
más anormalidadescariotípicas graves que causan la muerte del embrión. Mientras que
durante la sexta y la veinteava semana, la muerte de fetos femeninos tiende a aumentar
por anomalías que causan abortos espontáneos durante los dos primeros trimestres del
embarazo (2015, E2108).

4ElestudiodeOrzacketal.(2015)contieneel“conjuntodedatosmásexhaustivoygrandejamás
ensamblado”.
Katiuska King; José Luis Morales
48
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
4
Es preciso mencionar que “la implantación sesgada hacia los hombres no explica por sí
misma una proporción de nacimientos sesgada en favor de [ellos]” (2015, E2109,
traducción propia), es durante la gestación cuando las muertes de los fetos son los que
determinan la proporción de sexos en la concepción (2015, E2109).
Por otro lado, las niñas tienen menores tasas de mortalidad hasta los cinco años frente a
los niños de la misma edad debido a factores biológicos, ambientales y sociales
(Drevenstedt et al. 2008, 5016). Incluso, menores esperanzas de vida de los hombres
pueden ser atribuidas parcialmente a las diferencias en la mortalidad infantil (2008, 5016).
Las tasas de mortalidad en la niñez para los dos sexos, según este estudio se han reducido
en los últimos dos siglos (2008, 5017).
Este estudio realizado en quince países industrializados5 encuentra los mismos patrones
entre países en los dos períodos, el primero en el cual desde 1751 hasta 1970 se produjo
una desventaja masculina en la mortalidad infantil y un período de pronunciado
mejoramiento de esta desventaja desde 1970. En estos países entre 1900 y 1968
disminuyó en cuatro veces las muertes infantiles causadas por infecciones, mientras que
las muertes por razones perinatales aumentaron en más del doble (2008, 5018).
La reducción en el exceso de mortalidad infantil en los hombres después de 1970, en
cambio, se atribuye a mejoras en las prácticas obstétricas y cuidado neonatal ya que los
infantes hombres son más propensos a ser prematuros o a tener menor peso al nacer (2008,
5019), y en las últimas décadas sobreviven más por mejoras en las condiciones de
cuidado, aunque esto puede tener implicaciones en su salud a lo largo de la vida.
La disminución de las muertes por infecciones se produjo por mejoras en las condiciones
de vida, higiene y calidad del agua. Mientras que, por otro lado, aumentaron los partos
institucionalizados y la atención profesional durante el parto. Todo esto junto con avances
médicos y una mejor nutrición de madres e hijos, contribuyó a disminuir la mortalidad
infantil.
Por todas estas razones y dado que los niños son más susceptibles de morir hasta los cinco
años, habrá menos diferencias en las tasas de mortalidad que deberían traducirse en una
mayor proporción de mujeres sobre hombres, salvo que los avances antes expuestos
modifiquen las proporciones de mortalidad infantil hacia las niñas.

5 Los 15 países son: Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidas, Finlandia,
Francia, Holanda, Inglaterra y Gales, Italia, Japón, Noruega, Suecia y Suiza.
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
49
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
5
3. Metodología
Sen (1993, p. 46) propone calcular el sesgo por género a través de los diferenciales de
mortalidad entre hombres y mujeres.
El autor promueve incluso el uso de la mortalidad como indicador económico (Sen 2007,
112), teniendo en cuenta que el éxito económico puede ser considerado como la habilidad
de una nación para extender y mejorar la calidad de vida. Estos cambios “se relacionan
con evitar la muerte prematura de lactantes, niños y adultos jóvenes o de mediana edad”,
es decir con “el número de muertes que se pueden prevenir” (Sen 2007, 84).
La información de mortalidad se puede usar para investigar una manifestación elemental
de los efectos de la discriminación. La data de mortalidad provee información del
resultado de lasprivaciones económicas que van más allá del enfoque convencional en
ingresos y medios financieros (Sen 1993, 47) que se suele utilizar en indicadores de
pobreza y condiciones sociales.
El objetivo del artículo es cuantificar las mujeres faltantes en el Ecuador en el período
1990-2010 y desagregarla por etnias. La hipótesis planteada es que la discriminación de
género en el Ecuador se ha reducido en este período, pero esto no es homogéneo y existen
diferencias entre etnias.
Para ello, primero se verificará con la información disponible si existe una reducción en
las tasas de mortalidad de la niñez tal como ha sucedido en países industrializados, la
proporción de niños y niñas en esta mortalidad, así como en las estadísticas de
nacimientos.
Luego se realizaun análisis temporal de la discriminación entre 1990 y 2010 y,
transversal por etnias para los años 2001 y 2010. Para el último año se desagregará por
grupos etarios, inmigración y emigración. La fuente de información utilizada son los
Censos de Población y Viviendas levantados por el INEC para los años 1990, 2001 y
2010.
Cabe notar que la variable etnia o autoidentificación según su cultura y costumbres, no
tiene las mismas categorías en los Censos 2001 y 2010. En el primero se preguntó
indígena, negro (afro-ecuatoriano), mestizo, mulato, blanco u otro mientras que en el
segundo se indagó lo siguiente: indígena, afroecuatoriano o afrodescendiente, negro,
mulato, montubio, mestizo, blanco u otro.
Katiuska King; José Luis Morales
50
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
6
Justamente en el Censo del 2001 el objetivo fue “identificar, cuantificar, localizar y
caracterizar a los grupos étnicos de la población(Rivadeneira y Zumárraga 2014, 40)
mientras que en el 2010 se planteó su utilidad “como un ejercicio de derechos” (2014,
47), se incluyó la categoría montubio y se dividió las formas de identificación afro y
negra.
Siguiendo el marco teórico, las diferencias en las tasas de mortalidad significan que
debería existir una mayor proporción de mujeres sobre hombres. En países en los que hay
mejores condiciones sociales, sanitarias y una menor discriminación contra la mujer, la
proporción de mujeres sobre hombres fue del 1,05 en los años noventa que será el
referente utilizado en los presentes cálculos (Sen 1993, 46). Esta proporción se puede
calcular de la siguiente manera:
Fórmula 1: Proporción de mujeres sobre hombres
ó)=)
)
Siendo:
) el número de mujeres en el período t.
) el número de hombres en el período t.
Mientras que para el cálculo de mujeres faltantes se utiliza la siguiente fórmula:
Fórmula 2: Calculo de mujeres faltantes
)= )×  − )
)
Siendo:
) las mujeres faltantes en el período t.
) el número de mujeres en el período t.
) el número de hombres en el período t.
 el valor de referencia utilizado, en este caso 1,05.
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
51
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
7
4. Resultados
4.1 Mortalidades y nacimientos
En el Ecuador ha habido una paulatina y sistemática reducción en la tasa de mortalidad
en niños menores de 5 años (TMM5) entre 1970 y el 2015.
Gráfico1: Tasa de mortalidad de menores de 5 años entre 1970 y el 2015
Fuente: Quattri 2016, 154.
Elaboración: Propia.
La TMM5 pasó de 138 en 1970 a 22 por cada 1000 habitantes en el año 2015. Por tanto,
se confirma que existe una reducción de la mortalidad infantil.
Si se compara la información de la tasa de mortalidad en menores de cinco años para el
año 2015 por sexo con el nivel mundial y el de América Latina y el Caribe, se encuentra
lo siguiente.
Katiuska King; José Luis Morales
52
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
8
Gráfico2: Tasa de mortalidad de menores de 5 años en el mundo,
América Latina y el Caribe y Ecuador
Fuente: Quattri 2016, 118, 121.
Elaboración: Propia.
La tasa de mortalidad de 22 por cada 1000 habitantes para el año 2015 fue de 24 para
niños y de 19 para niñas con una diferencia de 5 puntos (Quattri 2016, 118, 121). También
se confirma el segundo postulado teórico en el cual existe más mortalidad para los niños
que para las niñas hasta los cinco años de vida.
Sin embargo, cabe indicar que la tasa de mortalidad en Ecuador es inferior al valor
mundial que tiene una diferencia menor de 3 puntos entre niños y niñas y es mayor que
el valor registrado para América Latina que tiene una diferencia de 4 puntos entre niños
y niñas.
Cuando se analiza las estadísticas de nacidos vivos, para el año 2010, se encuentra que la
proporción de sexos en los nacidos vivos en el 2010 fue de 0,96 mujeres por cada hombre,
siendo el número de nacidos vivos hombres de 179.059 y de mujeres 172.471 (INEC
2013). Por tanto, se confirma el tercer postulado teórico en el Ecuador que nacen más
niños que niñas en el Ecuador.
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
53
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
9
4.2 Evolución temporal de proporción mujeres-hombres
Cuando se analiza la evolución temporal de la proporción mujeres - hombres de acuerdo
a la metodología propuesta por Sen, se encuentra que en 1990 esta fue de 1,012, de 1,020
en el 2001 y 1,018 en el 2010. En el 2010, la relación hombres mujeres empeoró
levemente respecto al 2001 tal como se observa en el gráfico 3.
Gráfico 3: Evolución temporal de la proporción mujeres - hombres en el Ecuador
Fuente: INEC - Censos de Población y Vivienda 1990, 2001 y 2010.
Elaboración: Propia
Con esta información se cumple parcialmente la hipótesis planteada ya que en el 2010, la
relación empeoró levemente. De esta diferencia de proporción se calculan cuantas
mujeres podría haber para la cantidad de hombres existentes.
Katiuska King; José Luis Morales
54
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
10
4.3 Cálculo de mujeres faltantes a nivel nacional y por etnia
En Ecuador en el 2010 hubieron 7’177.683 de hombres lo que supone que
proporcionalmente deberían haber 7'536.567 mujeres. Sin embargo, en Ecuador sólo se
registraron 7’305.816 mujeres. Por lo que para el año 2010, tomando como referencia el
1,05 de los países con menor discriminación y utilizando la fórmula 2, se registraron en
números absolutos 230.751 mujeres faltantes.
La pregunta por responder es quienes son estas mujeres y para ello, como fue propuesto
en la metodología, se realiza el análisis de proporción por autoidentificación étnica,
teniendo en cuenta que esta puede permitir realizar identificaciones sociales por culturas
y costumbres. Es decir no se busca crear “diferencias donde no las hay” (Sen 2007, 41) o
como dice Bourdieu (1993, 161) olvidar que las “diferencias (...) que nosotros aceptamos
como evidentes (...) están basadas en imposiciones sociales”.
La comparación de mujeres faltantes con la etnia sirve como recurso a la
interseccionalidad, ya que existen varios factores de discriminación, causados por el sexo
y la autoidentificación étnica. Este desglose sirve para reconocer si otros factores de
discriminación ajenos al género afectan a las mujeres que faltan.
En el gráfico 4 se presenta un análisis desglosado de frecuencias absolutas de las mujeres
faltantes por etnia.
Gráfico 4: Distribución de mujeres faltantes por etnia en el Ecuador para el año 2010
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2010.
Elaboración: Propia.
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
55
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
11
Cuando se desagregan las mujeres faltantes por etnia, se encuentra que en primer lugar se
encuentra la población que se considera montubia con un 42,9%.
Si bien en términos relativos entre la población que se considera mestiza hay una menor
proporción de mujeres faltantes, como se verá más adelante, pero dado el peso de la
población mestiza en la población total, las mujeres faltantes mestizas tienen la segunda
importancia relativa más alta con un 30,2% del total.
En tercer lugar, se encuentra la población que se autodefine como negra con un 7,3% del
total de mujeres faltantes.
4.4 Cálculo de la proporción mujeres - hombres temporal y por etnia
A continuación, se realiza un análisis temporal y relativo de las proporciones de mujeres
hombres por etnia. Dado que como ya se mencionó en el apartado metodológico, solo
en los Censos realizados en los años 2001 y 2010, se incluye una pregunta de
autoidentificación étnica por cultura y costumbres, se considera solo esos años. Para el
año 2001 se presentan los resultados en el gráfico 5.
Gráfico 5: Relación mujeres - hombres por autoidentificación étnica en
el Ecuador para el año 2001
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2001.
Elaboración: Propia.
11
Cuando se desagregan las mujeres faltantes por etnia, se encuentra que en primer lugar se
encuentra la población que se considera montubia con un 42,9%.
Si bien en términos relativos entre la población que se considera mestiza hay una menor
proporción de mujeres faltantes, como se verá más adelante, pero dado el peso de la
población mestiza en la población total, las mujeres faltantes mestizas tienen la segunda
importancia relativa más alta con un 30,2% del total.
En tercer lugar, se encuentra la población que se autodefine como negra con un 7,3% del
total de mujeres faltantes.
4.4 Cálculo de la proporción mujeres - hombres temporal y por etnia
A continuación, se realiza un análisis temporal y relativo de las proporciones de mujeres
hombres por etnia. Dado que como ya se mencionó en el apartado metodológico, solo
en los Censos realizados en los años 2001 y 2010, se incluye una pregunta de
autoidentificación étnica por cultura y costumbres, se considera solo esos años. Para el
año 2001 se presentan los resultados en el gráfico 5.
Gráfico 5: Relación mujeres - hombres por autoidentificación étnica en
el Ecuador para el año 2001
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2001.
Elaboración: Propia.
11
Cuando se desagregan las mujeres faltantes por etnia, se encuentra que en primer lugar se
encuentra la población que se considera montubia con un 42,9%.
Si bien en términos relativos entre la población que se considera mestiza hay una menor
proporción de mujeres faltantes, como se verá más adelante, pero dado el peso de la
población mestiza en la población total, las mujeres faltantes mestizas tienen la segunda
importancia relativa más alta con un 30,2% del total.
En tercer lugar, se encuentra la población que se autodefine como negra con un 7,3% del
total de mujeres faltantes.
4.4 Cálculo de la proporción mujeres - hombres temporal y por etnia
A continuación, se realiza un análisis temporal y relativo de las proporciones de mujeres
hombres por etnia. Dado que como ya se mencionó en el apartado metodológico, solo
en los Censos realizados en los años 2001 y 2010, se incluye una pregunta de
autoidentificación étnica por cultura y costumbres, se considera solo esos años. Para el
año 2001 se presentan los resultados en el gráfico 5.
Gráfico 5: Relación mujeres - hombres por autoidentificación étnica en
el Ecuador para el año 2001
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2001.
Elaboración: Propia.
Katiuska King; José Luis Morales
56
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
12
En el 2001, se encuentra una mayor discriminación hacia las mujeres negras, mulatas y
mestizas, en menor proporción. Las mujeres que se consideraban blancas tenían una
proporción de 1,12 con respecto a los hombres y las mujeres indígenas se encontraban
justo en el valor de referencia.
En el año 2010, se incluyó una categoría que hace referencia a la cultura montubia que es
propia de las poblaciones de la costa ecuatoriana (León Franco 2009, 7) y (Mies 2014,
14). Los resultados para el año 2010 se presentan en el Gráfico 6 a continuación.
Gráfico 6: Relación mujeres - hombres por autoidentificación étnica en el Ecuador
para el año 2010
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2010.
Elaboración: Propia.
En el 2010 había mayor discriminación hacia las mujeres negras, montubias, mulatas y
levemente hacia las afroecuatorianas. También se distingue una mejora en la proporción
de mujeres – hombres para las personas que se consideran mestizas y una situación más
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
57
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
13
cerca al referente de 1,05 para las personas que se consideran blancas, mestizas e
indígenas.
5. Discusión de resultados
Es preciso anotar que las mujeres que se reconocen como afroecuatorianas o
afrodescendientes se encuentran en una mejor situación relativa que las mulatas así como
las que se consideran negras. Tal como se mencionó en el apartado metodológico, en el
Censo del 2001, se juntaron las categorías negro y afroecuatoriano, lo que no permite
realizar un análisis comparativo temporal de las mismas categorías de la variable etnia ya
que en el 2010, esta se encuentra más desagregada.
En uno de los primeros estudios sobre el racismo en el Ecuador elaborado por Jhon Antón
Sánchez (2005), se mencionaba respecto a lo afroecuatoriano que: “la televisión recurre
a situaciones ambiguas como lo demuestra el comercial de un detergente que asocia al
color blanco del producto con la piel "negra" de una mujer afro, la cual es relacionada
con el trabajo doméstico y de lavandería” (2005, 6).
Un estudio más reciente de Antón Sánchez (2018) realiza un recorrido de los derechos
establecidos en la Constitución (2018, 75-85) y las políticas implementadas en los últimos
años a través de las nuevas leyes (2018, 95-100). Se señala también que si bien algunos
indicadores han mejorado para los pueblos afrodescendientes y se ha ampliado el
reconocimiento a través de ciertas políticas, no se ha modificado la condición estructural
de los pueblos afrodescendientes en el Ecuador.
A diferencia de los indígenas que asumieron en los años noventa una reivindicación más
colectiva, los pueblos afroecuatorianos se insertaron socialmente de forma individual
como por ejemplo, con la figura política de Jaime Hurtado (Antón Sánchez 2018, 256) y,
por tanto, con niveles de identidad heterogéneos como lo muestran los resultados de
autoidentificación en el Censo.
El imaginario colectivo hacia lo afro se modifica parcialmente con la presencia masiva
de jugadores afrodescendientes en la selección ecuatoriana de fútbol, sobre todo cuando
la selección ganaba partidos de las eliminatorias a los campeonatos mundiales, sin que
eso quiera decir que el racismo desaparecía en comentarios de hinchas o televidentes,
pero si reconocía y valoraba su presencia, aunque sólo fuera por interés en los resultados
obtenidos. Esto cambió de alguna forma el reconocimiento y la visibilización de los
pueblos afrodescendientes en el Ecuador.
Katiuska King; José Luis Morales
58
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
14
Este reconocimiento parcial de lo afrodescendiente en la sociedad ecuatoriana también
puede explicar el hecho de que las mujeres sean menos valoradas al interior de los hogares
afros y, por tanto, reciban menos cuidado que un potencial jugador hombre que tienen un
posible valor futuro para las familias. Esta es una explicación que cabría explorar
cualitativamente6 más a fondo.
Cabe notar la diferencia identitaria entre la población que se considera afroecuatoriana o
afrodescendiente y quienes lo hacen como negros, donde los primeros tienen más asumida
su identidad que los segundos y tienen mayor población que los segundos, añadiendo a
esto el hecho de que considerarse negro es asumir las discriminaciones raciales y en
algunas casos también las luchas del mismo pueblo, resignificando el término negro
mientras que autoidentificarse como afro supone traspasar la clasificación racial (CEPAL
2017).
A diferencia de los indígenas que cuentan con una organización nacional como la Conaie,
así como un partido político, Pachakutik, los afros cuentan con más de 300 organizaciones
pero diversas y fragmentadas al mismo tiempo (Antón Sánchez 2018, 319). Una de las
primeras organizaciones según Antón Sánchez (2018, 258-59) fue la Asociación de
Negros del Ecuador (Asone) en 1992.
En términos de participación política, no han existido “prácticas de inclusión a los
afroecuatorianos” (2018, 254) en los partidos y movimientos políticos, y cuando se han
producido, ha sido sin una clara noción de defensa de los intereses afro (2018, 278).
En cambio, en relación a una posible explicación de lo encontrado para la etnia montubia,
en un estudio sobre un programa de televisión ecuatoriano (León Franco 2009) encuentra
que: “las mujeres son tratadas como objetos sexuales y amas de casa” (...), las mujeres
'sensuales’ son ‘apetitosas’ para los hombres” [lo que] potencia el racismo y estereotipa
la vida montubia (2009, 110). En algunos trabajos se ha resaltado que los montubios son
machistas ya que lo encuentran cercano a la masculinidad, presente en los amorfinos
(Jalón 2017, 737) y (Cevallos Ruales 2017, 10). Esto junto con los dichos populares que,
reivindican la belleza de las mujeres de la Costa, de alguna manera, convierte a las
mujeres en objetos. Estas sutiles formas de trato a mujeres montubias podrían incidir en
hechos de violencia doméstica o intrafamiliar hacia las mujeres que se consideran
montubias.

6ActualmenteexisteunainiciativadeCátedrasobreAfrodescendientesenEcuadorimpulsadaporla
FundacióndeDesarrolloSocialAfroecuatorianayelInstitutodeInvestigacionesdeGéneroyDerechos
(Iniged)delaUniversidadCentraldelEcuador.
14
Este reconocimiento parcial de lo afrodescendiente en la sociedad ecuatoriana también
puede explicar el hecho de que las mujeres sean menos valoradas al interior de los hogares
afros y, por tanto, reciban menos cuidado que un potencial jugador hombre que tienen un
posible valor futuro para las familias. Esta es una explicación que cabría explorar
cualitativamente6 más a fondo.
Cabe notar la diferencia identitaria entre la población que se considera afroecuatoriana o
afrodescendiente y quienes lo hacen como negros, donde los primeros tienen más asumida
su identidad que los segundos y tienen mayor población que los segundos, añadiendo a
esto el hecho de que considerarse negro es asumir las discriminaciones raciales y en
algunas casos también las luchas del mismo pueblo, resignificando el término negro
mientras que autoidentificarse como afro supone traspasar la clasificación racial (CEPAL
2017).
A diferencia de los indígenas que cuentan con una organización nacional como la Conaie,
así como un partido político, Pachakutik, los afros cuentan con más de 300 organizaciones
pero diversas y fragmentadas al mismo tiempo (Antón Sánchez 2018, 319). Una de las
primeras organizaciones según Antón Sánchez (2018, 258-59) fue la Asociación de
Negros del Ecuador (Asone) en 1992.
En términos de participación política, no han existido “prácticas de inclusión a los
afroecuatorianos” (2018, 254) en los partidos y movimientos políticos, y cuando se han
producido, ha sido sin una clara noción de defensa de los intereses afro (2018, 278).
En cambio, en relación a una posible explicación de lo encontrado para la etnia montubia,
en un estudio sobre un programa de televisión ecuatoriano (León Franco 2009) encuentra
que: “las mujeres son tratadas como objetos sexuales y amas de casa” (...), las mujeres
'sensuales’ son ‘apetitosas’ para los hombres” [lo que] potencia el racismo y estereotipa
la vida montubia (2009, 110). En algunos trabajos se ha resaltado que los montubios son
machistas ya que lo encuentran cercano a la masculinidad, presente en los amorfinos
(Jalón 2017, 737) y (Cevallos Ruales 2017, 10). Esto junto con los dichos populares que,
reivindican la belleza de las mujeres de la Costa, de alguna manera, convierte a las
mujeres en objetos. Estas sutiles formas de trato a mujeres montubias podrían incidir en
hechos de violencia doméstica o intrafamiliar hacia las mujeres que se consideran
montubias.

6ActualmenteexisteunainiciativadeCátedrasobreAfrodescendientesenEcuadorimpulsadaporla
FundacióndeDesarrolloSocialAfroecuatorianayelInstitutodeInvestigacionesdeGéneroyDerechos
(Iniged)delaUniversidadCentraldelEcuador.
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
59
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
15
5.1 Cálculo de proporción mujeres - hombres por grupos etarios y etnia
Para indagar comportamientos entre distintas poblaciones, se realiza un análisis por
grupos etarios y etnia. En el gráfico 7 se puede observar el comportamiento de la
proporción mujeres sobre hombres por grupos etarios y categorías de autodefinición
étnica, confirmando que nacen más niños que niñas para todas las etnias.
Gráfico 7: Proporción de mujeres - hombres en el Ecuador por auto identificación
étnica y grupos etarios para el año 2010
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2010.
Elaboración: Propia.
Cuando se analiza esta información por grupos etarios se encuentra que la proporción de
mujeres – hombres es mayor entre las personas que se consideran blancas y menor entre
las montubias. En la población negra, incluso se encuentra que justo en el grupo etario de
19 a 34 años la proporción de mujeres - hombres es la más baja.
Katiuska King; José Luis Morales
60
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
16
Entre las personas que se consideran afroecuatorianos se encuentra un declive en la
proporción entre la población de 35 a 54 años, así como entre la población indígena.
Entre las mujeres auto-consideradas montubias, la relación empeora con el tiempo y para
el rango de edad de más de 55 años se encuentra el menor valor de 0,81. Como lo
menciona, Boaventura de Sousa Santos (2018), “tenemos el derecho a ser iguales cuando
la diferencia nos inferioriza y el derecho a ser diferentes cuando la igualdad nos
descaracteriza”. Las diferencias étnicas ponen de manifiesto realidades particulares que
encubren comportamientos de un cuidado diferenciado a hombres y mujeres que puede
incluso terminar en la muerte.
Tal como menciona Nancy Fraser (2016, 40) “tanto el género como la «raza» constituyen
comunidades bivalentes paradigmáticas. Aunque cada una de ellas tiene peculiaridades
propias, ambas abarcan dimensiones económico-políticas y dimensiones de valoración
cultural.”
Este artículo calcula las desapariciones en las mujeres que a su vez están transversalizadas
por exclusiones étnicas y geográficas que se presentan en los Anexos 1 y 2.
5.2 Sexo de las migraciones
Una posible respuesta a los resultados obtenidos es que en el Ecuador hay menos mujeres
producto de la migración ocurrida en los años noventa y principios de los 2000 a raíz de
la crisis económica de 1999 así como de olas migratorias hacia Ecuador por parte de otras
nacionalidades. Por ello, en este apartado se realiza una caracterización por sexo de la
emigración e inmigración para saber si podría agravar o aligerar la situación de mujeres
faltantes en el Ecuador.
Con información del Censo de Población y Vivienda del año 2001 y 2010, se encuentran
658.315 migrantes entre 1996 y el 2010 (sumando las dos operaciones estadísticas), con
un peso mayor en el Censo del 2001.
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
61
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
17
Gráfico 8: Porcentaje de mujeres y hombres emigrantes ecuatorianos entre 1996 y 2010
Fuente: INEC - Censos de Población y Vivienda 2001 y 2010.
Elaboración: Propia.
Con la información acumulada se halla que se fueron 14,5% más hombres que mujeres.
Es decir, la emigración que registran los últimos dos Censos fue proporcionalmente más
masculina.
En cambio, cuando se analiza a inmigración, se encuentra que, sumando la información
de los últimos dos Censos, estos representan menos de la mitad de quienes emigraron y
que tienen un mayor porcentaje de hombres, pero en un 3,9%, y que equivale a una
relación mujeres – hombres de 0,97 menor que la misma relación para la emigración que
es de 0,87.
Gráfico 9: Porcentaje de mujeres y hombres inmigrantes en el Ecuador al año 2010
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2010.
Elaboración: Propia.
17
Gráfico 8: Porcentaje de mujeres y hombres emigrantes ecuatorianos entre 1996 y 2010
Fuente: INEC - Censos de Población y Vivienda 2001 y 2010.
Elaboración: Propia.
Con la información acumulada se halla que se fueron 14,5% más hombres que mujeres.
Es decir, la emigración que registran los últimos dos Censos fue proporcionalmente más
masculina.
En cambio, cuando se analiza a inmigración, se encuentra que, sumando la información
de los últimos dos Censos, estos representan menos de la mitad de quienes emigraron y
que tienen un mayor porcentaje de hombres, pero en un 3,9%, y que equivale a una
relación mujeres – hombres de 0,97 menor que la misma relación para la emigración que
es de 0,87.
Gráfico 9: Porcentaje de mujeres y hombres inmigrantes en el Ecuador al año 2010
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2010.
Elaboración: Propia.
17
Gráfico 8: Porcentaje de mujeres y hombres emigrantes ecuatorianos entre 1996 y 2010
Fuente: INEC - Censos de Población y Vivienda 2001 y 2010.
Elaboración: Propia.
Con la información acumulada se halla que se fueron 14,5% más hombres que mujeres.
Es decir, la emigración que registran los últimos dos Censos fue proporcionalmente más
masculina.
En cambio, cuando se analiza a inmigración, se encuentra que, sumando la información
de los últimos dos Censos, estos representan menos de la mitad de quienes emigraron y
que tienen un mayor porcentaje de hombres, pero en un 3,9%, y que equivale a una
relación mujeres – hombres de 0,97 menor que la misma relación para la emigración que
es de 0,87.
Gráfico 9: Porcentaje de mujeres y hombres inmigrantes en el Ecuador al año 2010
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2010.
Elaboración: Propia.
17
Gráfico 8: Porcentaje de mujeres y hombres emigrantes ecuatorianos entre 1996 y 2010
Fuente: INEC - Censos de Población y Vivienda 2001 y 2010.
Elaboración: Propia.
Con la información acumulada se halla que se fueron 14,5% más hombres que mujeres.
Es decir, la emigración que registran los últimos dos Censos fue proporcionalmente más
masculina.
En cambio, cuando se analiza a inmigración, se encuentra que, sumando la información
de los últimos dos Censos, estos representan menos de la mitad de quienes emigraron y
que tienen un mayor porcentaje de hombres, pero en un 3,9%, y que equivale a una
relación mujeres – hombres de 0,97 menor que la misma relación para la emigración que
es de 0,87.
Gráfico 9: Porcentaje de mujeres y hombres inmigrantes en el Ecuador al año 2010
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2010.
Elaboración: Propia.
Katiuska King; José Luis Morales
62
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
18
Es decir, en valores netos (restando los hombres que llegaron de los que se fueron), se
fueron más hombres que mujeres y si se toma este efecto, entonces la situación de las
mujeres desaparecidas sería más grave, ya que en términos relativos habría menos
mujeres.
6. Conclusiones
En 2010 en el Ecuador existen aproximadamente 231 mil mujeres faltantes debido a
factores de discriminación hacia la mujer o en palabras de Sen debido a una “inclusión
desigual”. Esto fue más marcado para las mujeres que se auto consideran negras,
montubias y mulatas. Entre estas etnias, se encuentra mayor ausencia de mujeres a medida
que aumenta la edad y en el rango de edad de 19 a 34 años la población negra es la que
menor proporción tiene con sólo 0,78 mujeres por cada hombre, de ahí vuelve a mejorar
la proporción. Las mujeres que se identifican como afroecuatorianas o afrodescendientes
presentan una mejor situación relativa que quienes se consideran mulatas o negras. Entre
las mujeres montubias, en cambio la relación mujeres - hombres no mejora con el tiempo,
sino que se mantiene.
Tanto la emigración como la inmigración ha sido masculina lo que implica que, si esas
personas no hubiesen salido del país, la situación de mujeres faltantes sería aún más grave.
7. Futuros trabajos
Los resultados obtenidos en este estudio son importantes y se pueden combinar con
información cualitativa que dé más luces sobre las posibles explicaciones de las aquí
expuestas. Un tema por analizar es si existen diferencias de género entre las
autoidentificaciones al interior del hogar o comunidad, que podrían explicar parcialmente
los resultados por etnias.
8. Agradecimientos
Los resultados iniciales de este artículo fueron presentados en el III Congreso
Internacional de Innovación en Educación Superior organizado por la Universidad
Central del Ecuador en el mes de noviembre de 2018. Se agradecen los comentarios
recibidos, los errores son de nuestra responsabilidad.
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
63
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
19
9. Anexos
En este apartado, se presenta el detalle de la proporción de mujeres - hombres por
provincias (Anexo 1), en el cual se encuentra que la población con menores proporción
de mujeres a hombres son provincias donde los trabajadores se movilizan por temas
laborales, pero no viven en estas provincias como es el caso de la Amazonía o existe una
mayor presencia de la población que se considera afroecuatoriana, negra, mulata y
montubia. También se encuentra que la proporción empeora en provincias de mayor
presencia de población negra, mulata y montubia (Anexo 2).
Katiuska King; José Luis Morales
64
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
20
Anexo 1: Relación de mujeres - hombres en el Ecuador al año 2010 por provincias.
Hombre Mujer Total
Proporción
de mujeres a
hombres
% de población autodefinida como:
afro
Negra
mulata
montubia
Cañar
105.235
119.949
225.184
1,14 3,4% 3,4% 3,4% 3,4%
Azuay
337.044
375.083
712.127
1,11 1,7% 1,7% 1,7% 1,7%
Chimborazo
219.401
239.180
458.581
1,09 17,1% 17,1% 17,1% 17,1%
Cotopaxi
198.625
210.580
409.205
1,06 8,9% 8,9% 8,9% 8,9%
Imbabura
193.664
204.580
398.244
1,06 10,1% 10,1% 10,1% 10,1%
Tungurahua
244.783
259.800
504.583
1,06
6,1%
6,1%
6,1%
6,1%
Pichincha
1.255.711
1.320.576
2.576.287
1,05 13,5% 13,5% 13,5% 13,5%
Bolívar
89.875
93.766
183.641
1,04 4,6% 4,6% 4,6% 4,6%
Carchi
81.155
83.369
164.524
1,03 0,6% 0,6% 0,6% 0,6%
Loja
220.794
228.172
448.966
1,03 1,6% 1,6% 1,6% 1,6%
Guayas
1.815.914
1.829.569
3.645.483
1,01 4,5% 4,5% 4,5% 4,5%
Santo Domingo
de los Tsáchilas
183.058
184.955
368.013
1,01 0,6% 0,6% 0,6% 0,6%
Manabí
689.299
680.481
1.369.780
0,99 0,2% 0,2% 0,2% 0,2%
Pastaza
42.260
41.673
83.933
0,99 3,3% 3,3% 3,3% 3,3%
Morona
Santiago
74.849
73.091
147.940
0,98 7,0% 7,0% 7,0% 7,0%
El Oro
304.362
296.297
600.659
0,97 0,4% 0,4% 0,4% 0,4%
Esmeraldas
271.312
262.780
534.092
0,97 1,5% 1,5% 1,5% 1,5%
Santa Elena
156.862
151.831
308.693
0,97
0,4%
0,4%
0,4%
0,4%
Napo
52.774
50.923
103.697
0,96 5,8% 5,8% 5,8% 5,8%
Los Ríos 39
8.099
380.016
778.115
0,95 0,5% 0,5% 0,5% 0,5%
Zamora
Chinchipe
47.452
43.924
91.376
0,93 1,4% 1,4% 1,4% 1,4%
Galápagos
13.021
12.103
25.124
0,93 0,2% 0,2% 0,2% 0,2%
Sucumbíos
92.848
83.624
176.472
0,90 2,3% 2,3% 2,3% 2,3%
Orellana
72.130
64.266
136.396
0,89 4,3% 4,3% 4,3% 4,3%
Zonas No
Delimitadas
17.156
15.228
32.384
0,89 0,0% 0,0% 0,0% 0,0%
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2010.
Elaboración: Propia
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
65
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
21
Anexo 2: Relación de mujeres - hombres según etnia en el Ecuador al año 2010 en
las tres provincias relaciones más bajas.
Provincia Población
autodefinida
Proporción
de mujeres a
hombres
Negro
Guayas
36.434
0,80
Pichincha
12.779
0,83
Esmeraldas
56.571
0,94
Mulato
Pichincha
38.385
0,94
Guayas
111.372
1,00
Esmeraldas
54.864
1,03
Montubio
Guayas
410.991
0,86
Los Ríos
272.701
0,89
Manabí
262.738
0,91
Fuente: INEC - Censo de Población y Vivienda 2010.
Elaboración: Propia
Katiuska King; José Luis Morales
66
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
22
10. Referencias bibliográficas:
Antón Sánchez, Jhon. 2005. «Racismo y discriminación racial en Ecuador 2004». Quito:
Sistema de Indicadores Sociales del Pueblo Afroecuatoriano - Sispae.
http://www.siise.gob.ec/siiseweb/PageWebs/pubsis/pubsis_F038.pdf.
———. 2018. Afroecuatorianos y políticas de inclusión en la revolución ciudadana. Quito:
Abya Yala.
Blinder, Alan S. 1973. «Wage Discrimination: Reduced Form and Structural Estimates».
The Journal of Human Resources 8 (4): 436-55. https://doi.org/10.2307/144855.
Bourdieu, Pierre. 1993. Sociology in Question. London: Sage.
CEPAL. 2017. «Situación de las personas afrodescendientes en América Latina y desafíos
de políticas para la garantía de sus derechos | Repositorio Digital | Comisión
Económica para América Latina y el Caribe». 2017.
https://repositorio.cepal.org/handle/11362/42654.
Cevallos Ruales, Fernando. 2017. «La cultura montubia, patrimonio inmaterial del Ecuador
una oportunidad para el turismo cultural». En Repositorio PUCESA I Congreso de
Ciencia, Sociedad e Investigación Universitaria. Ambato.
http://repositorio.pucesa.edu.ec/handle/123456789/2097.
Drevenstedt, Greg L., Eileen M. Crimmins, Sarinnapha Vasunilashorn, y Caleb E. Finch.
2008. «The Rise and Fall of Excess Male Infant Mortality». Proceedings of the
National Academy of Sciences 105 (13): 5016-21.
https://doi.org/10.1073/pnas.0800221105.
Fraser, Nancy. 2016. «¿De la redistribución al reconocimiento? Dilemas de la justicia en la
era “postsocialista”». En Redistribución o reconocimiento: un debate entre
marxismo y feminismo, traducido por Cristina Vega Solís y Marta Malo de Molina.
Madrid: Traficantes de sueños.
INEC. 1990. «Censo de Población y Vivienda 1990».
http://www.ecuadorencifras.gob.ec/censo-de-poblacion-y-vivienda/.
INEC. 2001. «Censo de Población y Vivienda 2001».
http://www.ecuadorencifras.gob.ec/censo-de-poblacion-y-vivienda/.
INEC. 2010. «Censo de Población y Vivienda 2010».
http://www.ecuadorencifras.gob.ec/censo-de-poblacion-y-vivienda/.
INEC. 2013. «Estadísticas de Nacimientos 2010».
http://anda.inec.gob.ec/anda/index.php/catalog/262/get_microdata.
¿Quiénes son las mujeres faltantes en el Ecuador? Una aproximación cuantitativa
67
16
Analiti a, Revista de análisis estadístico, Vol. 16 (2), 2018
23
Jalón, Alicia. 2017. «La cultura montubia y sus tradiciones: aporte para el turismo rural en
la costa ecuatoriana». En Actas XI Congreso Virtual Internacional Turismo y
Desarrollo/ VII simposio virtual Internacional Valor y Sugestión del Patrimonio
Artístico y Cultural. virtual. http://www.eumed.net/libros-
gratis/actas/2017/turismo/58-la-cultura-montubia-y-sus-tradiciones.pdf.
León Franco, Dayana Litz. 2009. «Imaginarios de género en Mi recinto: programa de la
televisión ecuatoriana». http://repositorio.flacsoandes.edu.ec/handle/10469/350.
Mies. 2014. Igualdad, diversidad y discriminación en los medios de comunicación. El
Telégrafo. https://www.inclusion.gob.ec/wp-
content/uploads/downloads/2014/04/LIBRO-Igualdad-Medios-web-vale.pdf.
Naciones Unidas, NU. 2015. «Declaración Universal de los Derechos Humanos». Naciones
Unidas. http://www.un.org/es/documents/udhr/UDHR_booklet_SP_web.pdf.
Oaxaca, Ronald. 1973. «Male-Female Wage Differentials in Urban Labor Markets».
International Economic Review 14 (3): 693-709. https://doi.org/10.2307/2525981.
Orzack, Steven Hecht, J. William Stubblefield, Viatcheslav R. Akmaev, Pere Colls,
Santiago Munné, Thomas Scholl, David Steinsaltz, y James E. Zuckerman. 2015.
«The human sex ratio from conception to birth». Proceedings of the National
Academy of Sciences 112 (16): E2102–E2111.
https://doi.org/10.1073/pnas.1416546112.
Quattri, Maria. 2016. Estado mundial de la infancia 2016 Una oportunidad para cada niño.
New York: Unicef.
Rivadeneira, Liliana, y Magnolia Zumárraga. 2014. «Evolución de las variables
investigadas en los Censos de Población y Vivienda del Ecuador 1950, 1962, 1974,
1982, 1990, 2001 y 2010». Quito: INEC.
Rodríguez Zepeda, Jesús. 2008. Un marco teórico para la discriminación. Colección
Estudios 2. México: Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.
Sen, Amartya. 1993. «The Economics of Life and Death». Scientific American 268 (5): 40-
47.
———. 2007. Primero la gente: una mirada desde la ética del desarrollo a los principales
problemas del mundo globalizado. Barcelona: Deusto.
Sousa Santos, Boaventura de. 2018. «Explicar la igualdad al 1 % más rico del mundo».
América Latina en movimiento, 2018. https://www.alainet.org/es/articulo/196890.
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Full-text available
Article
Significance The human sex ratio has long interested cell biologists, developmental biologists, demographers, epidemiologists, evolutionary biologists, gynecologists, and statisticians. Nonetheless, the trajectory of the human sex ratio from conception to birth has been poorly characterized. We present the most comprehensive analysis of this trajectory ever done. Our dataset is the largest ever assembled to estimate the sex ratio at conception and is the first, to our knowledge, to include data from 3- to- 6-d-old embryos, induced abortions, chorionic villus sampling, amniocentesis, and fetal deaths and live births. Our results indicate that the sex ratio at conception is unbiased, the proportion of males increases during the first trimester, and total female mortality during pregnancy exceeds total male mortality; these are fundamental insights into early human development.
Full-text available
Article
The male disadvantage in infant mortality underwent a surprising rise and fall in the 20th century. Our analysis of 15 developed countries shows that, as infant mortality declined over two centuries, the excess male mortality increased from 10% in 1751 to >30% by approximately 1970. Remarkably, since 1970, the male disadvantage in most countries fell back to lower levels. The worsening male disadvantage from 1751 until 1970 may be due to differential changes in cause-specific infant mortality by sex. Declines in infant mortality from infections and the shift of deaths to perinatal conditions favored females. The reduction in male excess infant mortality after 1970 can be attributed to improved obstetric practices and neonatal care. The additional male infants who survived because of better conditions were more likely to be premature or have low birth weight, which could have implications for their health in later life. This analysis provides evidence of marked changes in the sex ratio of mortality at an age when behavioral differences should be minimal. • birth weight • sex differences • mortality trends
Article
Regressions explaining the wage rates of white males, black males, and white females are used to analyze the white-black wage differential among men and the male-female wage differential among whites. A distinction is drawn between reduced form and structural wage equations, and both are estimated. They are shown to have very different implications for analyzing the white-black and male-female wage differentials. When the two sets of estimates are synthesized, they jointly imply that 70 percent of the overall race differential and 100 percent of the overall sex differential are ultimately attributable to discrimination of various sorts.
Article
Mortality data can be used to analyze economic performance. Such information can illuminate critical aspects of the economic organization of society.
  • Pierre Bourdieu
Bourdieu, Pierre. 1993. Sociology in Question. London: Sage.
«La cultura montubia, patrimonio inmaterial del Ecuador una oportunidad para el turismo cultural
  • Cevallos Ruales
Cevallos Ruales, Fernando. 2017. «La cultura montubia, patrimonio inmaterial del Ecuador una oportunidad para el turismo cultural». En Repositorio PUCESA I Congreso de Ciencia, Sociedad e Investigación Universitaria. Ambato. http://repositorio.pucesa.edu.ec/handle/123456789/2097.
«¿De la redistribución al reconocimiento? Dilemas de la justicia en la era "postsocialista"». En Redistribución o reconocimiento: un debate entre marxismo y feminismo, traducido por Cristina
  • Nancy Fraser
Fraser, Nancy. 2016. «¿De la redistribución al reconocimiento? Dilemas de la justicia en la era "postsocialista"». En Redistribución o reconocimiento: un debate entre marxismo y feminismo, traducido por Cristina Vega Solís y Marta Malo de Molina. Madrid: Traficantes de sueños.
«La cultura montubia y sus tradiciones: aporte para el turismo rural en la costa ecuatoriana». En Actas XI Congreso Virtual Internacional Turismo y Desarrollo/ VII simposio virtual Internacional Valor y Sugestión del Patrimonio Artístico y Cultural
  • Alicia Jalón
Jalón, Alicia. 2017. «La cultura montubia y sus tradiciones: aporte para el turismo rural en la costa ecuatoriana». En Actas XI Congreso Virtual Internacional Turismo y Desarrollo/ VII simposio virtual Internacional Valor y Sugestión del Patrimonio Artístico y Cultural. virtual. http://www.eumed.net/librosgratis/actas/2017/turismo/58-la-cultura-montubia-y-sus-tradiciones.pdf.