Conference PaperPDF Available

Crónicas digitales de la migración tecnocientífica venezolana: Proyecto VES y Sondeo Histórico Digital

Authors:

Abstract

El estudio de la vida de los profesionales de las tecnociencias que migraron desde y hacia Venezuela constituye una valiosa oportunidad para la comunicación pública de la ciencia y la tecnología: permite presentar los tipos de ciencia y tecnología que desarrollaron; sus historias de vida, además de ser modelos referentes para los jóvenes, posibilita reconstruir la forma cómo la academia venezolana se alimentó de inmigrantes y permite reseñar y destacar los éxitos de la reciente emigración tecnocientífica venezolana. Aquí se presentan los aportes a la historia de la ciencia y la tecnología en Venezuela realizados por el autor desde el programa de investigación independiente 'Proyecto VES', utilizando 'Sondeo Histórico Digital' (SHD); una metodología creada para poner internet y las redes sociales al servicio de la investigación histórica. VES es un acrónimo con significado doble: VES-inmigración: (Vinieron, Educaron y Sembraron) y VES-emigración: (Viajaron, Emigraron y Surgieron). Las investigaciones del Proyecto VES han producido 29 perfiles biográficos sobre un conjunto de científicos inmigrantes extranjeros y varios talentos venezolanos emigrados publicados en nuestro portal Chegoyo.com y artículos publicados en revistas arbitradas. Adicionalmente, con las investigaciones del Proyecto VES se rescataron testimonios, material fotográfico y documental inédito que recobra una parte de la memoria histórica de dos instituciones universitarias. Por otra parte, la aplicación de SHD a la vida del químico venezolano Vicente Marcano (1848-1891) ha permitido hacer nuevos aportes a la historia de la ciencia y tecnología del siglo XIX.
Caracas, 8 de diciembre del 2017
La asociación Investigadores Venezolanos de la Comunicación (Invecom) y el comité
organizador del VI Congreso de Invecom arbitraron y admitieron el artículo Crónicas
digitales de la migración tecnocientífica venezolana: Proyecto VES y Sondeo Histórico
Digital, elaborado por José G. Álvarez-Cornett, para ser publicado en el ebook que recoge
los trabajos expuestos en el VI Congreso de Invecom, evento realizado del 24 de mayo al 7
de junio del 2017.
Atentamente,
María Eugenia Peña de Arias
Presidente del VI Congreso de Invecom
Teléfono: 0058-212-2325255. Ext: 209
Correo electrónico: marias@uma.edu.ve
de mayo
de junio
de 2017
INVESTIGADORES VENEZOLANOS
DE LA COMUNICACIÓN
Crónicas digitales de la migración
tecnocientífica venezolana: Proyecto VES
y Sondeo Histórico Digital
José G. Álvarez-Cornett
Investigador Principal, Proyecto VES; Escuela de Física, Facultad de
Ciencias, Universidad Central de Venezuela (UCV); y Colaborador
de Estudios de la Ciencia, Instituto Venezolano de Investigación
Científica (IVIC)
josecornett2000@marshall.usc.edu
El estudio de la vida de los profesionales de las tecnociencias que
migraron desde y hacia Venezuela constituye una valiosa oportunidad
para la comunicación pública de la ciencia y la tecnología: permite
presentar los tipos de ciencia y tecnología que desarrollaron; sus
historias de vida, además de ser modelos referentes para los jóvenes,
posibilita reconstruir la forma cómo la academia venezolana se
alimentó de inmigrantes y permite reseñar y destacar los éxitos de la
reciente emigración tecnocientífica venezolana.
Aquí se presentan los aportes a la historia de la ciencia y la tecnología
en Venezuela realizados por el autor desde el programa de
investigación independiente 'Proyecto VES', utilizando 'Sondeo
Histórico Digital' (SHD); una metodología creada para poner internet y
las redes sociales al servicio de la investigación histórica. VES es un
acrónimo con significado doble: VES-inmigración: (Vinieron, Educaron
y Sembraron) y VES-emigración: (Viajaron, Emigraron y Surgieron).
Las investigaciones del Proyecto VES han producido 29 perfiles
biográficos sobre un conjunto de científicos inmigrantes extranjeros y
varios talentos venezolanos emigrados publicados en nuestro portal
Chegoyo.com y artículos publicados en revistas arbitradas.
Adicionalmente, con las investigaciones del Proyecto VES se rescataron
testimonios, material fotográfico y documental inédito que recobra
una parte de la memoria histórica de dos instituciones universitarias.
Por otra parte, la aplicación de SHD a la vida del químico venezolano
Vicente Marcano (1848-1891) ha permitido hacer nuevos aportes a la
historia de la ciencia y tecnología del siglo XIX.
Palabras claves:migración, ciencia, tecnología, historia, Proyecto VES
Introducción
En Venezuela, tanto la historia de la tecnología como la historia de las
ciencias físico-matemáticas (consideradas aquí de forma amplia para
incluir también a la química, la computación y las ingenierías) han sido
poco estudiadas. En su mayoría, los fundadores de estas disciplinas en
el país fueron científicos e ingenieros extranjeros quienes, entre los
años de 1936 y 1980, inmigraron a Venezuela y, una vez instalados en
el país, ayudaron a forjar nuestras instituciones tecnocientíficas,
formaron talentos e implantaron la cultura científica.
A este personal calificado de origen extranjero le debemos la creación
y dirección de gran parte de los primeros tiempos de nuestra
institucionalidad científica y una buena parte de nuestra producción
científica temprana. Sin embargo, sus contribuciones a la ciencia y la
tecnología y sus perfiles de vida son prácticamente desconocidos por la
sociedad. Además, con frecuencia, también se da el caso de que
muchas de nuestras universidades y centros de investigación han
perdido la memoria institucional sobre quienes fueron estas personas.
El proceso de la inmigración en Venezuela ha sido estudiado por varios
autores tanto por épocas (siglos XIX y XX) (Mille, 1965; Troconis de
Veracoechea, 1986; Berglund, 1997; Berglund y Hernández Calimán,
1985; y Cartay 2005) como por los orígenes o nacionalidades de los
inmigrantes (por ejemplo, Vannini de Gerulewicz, 1978; Morales,
1992; Cunill Grau, 1994; Krispin, 2005; Silva-Díaz, 2012; y Banko,
2016). La inmigración profesional calificada también ha sido estudiada
para los casos de algunas nacionalidades (notablemente la inmigración
republicana española) y algunas áreas profesionales como la
administración pública, arquitectura, agronomía, biomedicina,
educación y geología (Martín Frechilla, 1998, 2006 y 2010; Sureda y
Martín Frechilla, 2002; Texera Arnal, 1998, 2011, 2014 y 2015; y
Troconis, 2006 y 2009). El caso del aporte extranjero a las ciencias
físico-matemáticas carece de suficientes trabajos que permitan
establecer el impacto de la inmigración tecnocientífica.
Entre los años de 1976-78, utilizando datos de una encuesta realizada
a 473 científicos de la Universidad Central de Venezuela (UCV),
Universidad Simón Bolívar (USB) e Instituto Venezolano de
Investigación Científica (IVIC) — pertenecientes a las ciencias
naturales y exactas (220), ingeniería y arquitectura (74), agronomía y
medicina veterinaria (64), medicina y farmacia (61) y humanidades y
ciencias sociales (53)— , Marcel Roche y Yajaira Freites (1997)
encontraron que en este grupo de científicos el 34,1% era de origen
extranjero (16,5% extranjero y 17,6% naturalizado). Estos autores
también citan a otros dos trabajos: uno del año 1978, en donde se
encuestaron a 384 investigadores de diez universidades nacionales
seleccionados al azar de los cuales el 27,5% resultó ser de origen
extranjero y el otro del año 1980, realizado sobre 136 investigadores
de la Universidad de Los Andes (ULA) (dentro de un personal docente
de 1.634 profesores), en donde el porcentaje de investigadores
extranjeros resultó ser del 41,1%. En la Escuela de Física y
Matemáticas de la UCV, durante el año académico 1959-1960, el
100% de la plantilla profesoral era extranjera (Lindorf, 2008; p.149).
A pesar de estos trabajos y otros como los realizados sobre la
mobilidad de los científicos en Venezuela (De la Vega, 2003a, 2003b, y
2005), la tarea de cuantificar y caracterizar la inmigración
tecnocientífica físico-matemática en el país es una tarea que todavía
está por hacerse (*1). En base a los trabajos mencionados, podemos
decir que, entre 1960 y 1980, el porcentaje extranjero en estas
disciplinas varía aproximadamente entre el 30% y 100% dependiendo
de la institución y de la época.
Reconstruir la forma como la academia venezolana — en las disciplinas
físico-matemáticas — se alimentó de inmigrantes es una tarea
necesaria e ineludible. Para ello, tener los perfiles biográficos es un
primer paso para conocer los detalles de este valioso aporte extranjero
a la vida académica venezolana. Igualmente, las historias de vida — de
lucha, vicisitudes, fracasos y éxitos de estos tecnocientíficos
inmigrantes son excelentes modelos referentes para las jóvenes
generaciones.
Por otra parte, desde finales de los años setenta y principios de los
años ochenta del siglo XX, debido a problemas de orden
socioeconómico y político, en el país se inició la emigración de
científicos, ingenieros y tecnólogos venezolanos. Debemos resaltar que
muchos de ellos fueron formados en universidades venezolanas por la
inmigración tecnocientífica extranjera, aunque no todos ya que otros
fueron formados en el exterior con becas otorgadas por algunos
programas creados por el Estado venezolano (Ruíz Calderón, 1990 y
1997).
La emigración venezolana, y, en particular, la intelectual
tecnocientífica, ha sido estudiada por diversos autores para
cuantificarla y conocer sus características principales (Garbi, 1991; De
la Vega, 2003a, 2003b, 2005 y 2008; De la Vega y Vargas, 2014;
Freitez, 2011; Subero, 2012; Páez Bravo, 2015; y Requena y Caputo,
2016)(*2). Sin embargo, existen escasos estudios enfocados sobre las
vidas de los profesionales de las ciencias e ingeniería que habiendo
emigrado lograron destacarse en el exterior. El éxito notable alcanzado
por muchos de los tecnocientíficos venezolanos en el exterior
representa otra oportunidad, hasta ahora poco aprovechada, para la
comunicación pública de la ciencia y la tecnología. Sus historias de
éxito, si se escriben y comunican, también son otra fuente de modelos
referentes para las nuevas generaciones.
Proyecto VES
En el segundo semestre del 2013, con el objetivo de estudiar la
historia de la ciencia y la tecnología en Venezuela a partir de los
perfiles de vida de la migración tecnocientífica venezolana para
ofrecerle a la sociedad modelos referentes que puedan servir de guía,
en especial para las jóvenes generaciones, se creó un programa de
investigación independiente llamado 'Proyecto VES ' el cual tiene como
característica principal que la mayoría de las investigaciones se hacen
utilizando internet y las redes sociales (es decir, sin recurrir a la
consulta de archivos físicos para la búsqueda y rastreo de información
sobre los sujetos o instituciones estudiadas), por medio de una
metodología de trabajo que hemos desarrollado y llamado 'Sondeo
Histórico Digital' (SHD) (Álvarez Cornett, 2013 y 2014).
Los orígenes del Proyecto VES se remontan a julio-agosto del 2012. En
ese entonces, motivados por el hecho de que la historia fundacional de
la Escuela de Física y Matemáticas de la Facultad de Ciencias,
Universidad Central de Venezuela (UCV) aún no se había escrito
(Freites, 2004; p. 25), concebimos la idea de elaborar desde internet
los perfiles biográficos de aproximadamente 35 profesores fundadores
de los estudios en física en dicha institución quienes en su mayoría
eran extranjeros que habían emigrado a Venezuela desde países como
España, Argentina, Alemania, Austria, Hungría, Polonia y las repúblicas
socialistas de Ucrania y Georgia de la extinta URSS.
El proyecto para llevar a cabo esta idea lo llamamos La Escuela de
Física que no conocí (1946-1971): Revelaciones de un sondeo histórico
digital (EDF-SHD). Los perfiles biográficos eran publicados en
infoCIUDADANO.com, un portal que dejó de operar a finales del 2014,
y los enlaces de cada ensayo publicado en infoCIUDADANO eran luego
agregados en un portal de la plaforma Scoop.it el cual funciona como
la ventana web para la comunicación y difusión del proyecto (*3).
Posteriormente, motivados por el deseo de financiar el proyecto
EDF-SHD vía crowdfunding (financiamiento colectivo), nos dimos
cuenta que, dado lo limitado del tema de investigación (solo una
disciplina científica y referida a una sola dependencia de la UCV), las
posibilidades de éxito de la campaña de crowdfunding iban a ser muy
bajas. Entonces, en el segundo semestre del 2013, se decidió expandir
la investigación a las ciencias físico-matemáticas (incluyendo las
ingenierías) y extenderla a todas las universidades y centros de
investigación en el país. Así surgió la idea del proyecto VES (Vinieron,
Educaron y Sembraron): las buenas semillas de la inmigración en
ciencia y tecnología en Venezuela. A este nuevo proyecto se le creó un
logo y un portal en Scoop.it (*4) y se empezó a promocionar por las
redes sociales. Pero muy pronto nos dimos cuenta que el proyecto,
aunque el tema de investigación había sido ampliado, tampoco era
capaz de generar la emoción necesaria para hacer que la campaña de
crowdfunding fuera exitosa. Entonces, al darnos cuenta de que la
emigración científico-técnica venezolana que empezó en los años
1980, en buena parte, estaba relacionada con la inmigración de
científicos e ingenieros extranjeros que ocurrió entre 1936 y 1980,
emergió la idea para una segunda gran línea de investigación en el
programa VES. No queriendo en ese entonces alterar la imagen del
proyecto en las redes sociales, se usó la misma palabra VES con un
segundo sentido VES (Viajaron, Emigraron y Surgieron): los buenos
frutos de la emigración venezolana en ciencia y tecnología. La meta
inicial del proyecto, ahora promocionado en las redes como Proyecto
VES, es crear 50 perfiles biográficos (25 historias por cada aspecto de
VES).
Las historias de vida de estas dos migraciones, la que vino a
Venezuela, educó y sembró las semillas del conocimiento, y la otra
que, cuando las condiciones del país cambiaron, salió al exterior para
crear conocimientos y tecnologías en otras latitudes, establecen un
lazo de continuidad entre el ir y venir de los flujos migratorios
venezolanos. Ellas son parte de una misma historia que bien vale la
pena contar. Hoy en día, Proyecto VES adsorbió al proyecto EDF-SHD
(en progreso: 35 perfiles, 19 completados) y, además, incluye nuevas
líneas de investigación (esto se debe a que la metodología SHD (ver
más abajo) es más efectiva mientras mayor es el número de casos que
se estudian simultáneamente):
(1) VES Perfiles de vida (en progreso: 50 perfiles, 10 completados).
Incluye las sublíneas: VES Inmigración (con el subproyecto VES
Europa central (La influencia de científicos nacidos en la Europa central
Austria, Checoslovaquia, Hungría y Polonia en las ciencias físicas
en Venezuela; 13 perfiles) (*5) y VES Emigración (5 completados).
(2) Patentadas: las mujeres y la propiedad intelectual del Instituto de
Tecnología Venezolana para el Petróleo (Intevep) (estudio en
progreso: 36 perfiles). En Venezuela, el papel de la mujer en la
producción de tecnología lejos de ser secundario ha sido más bien
protagónico. Sin embargo, la mayoría de los perfiles de vida
estudiados en el Proyecto VES original (VES Perfiles de vida y
EDF-SHD) son perfiles de vida masculinos. Buscando alternativas para
incorporar más perfiles de vida de mujeres para producir también
variados modelos referentes femeninos, exploramos la historia de la
ciencia y la tecnología en Venezuela para dar con un concepto o idea
con cabida dentro de los parámetros generales que definen al
Proyecto VES. Encontramos que cerca del 47% de las patentes del
Intevep tienen participación de la mujer (al 18/11/2015 de 337
patentes otorgadas al Intevep por el USPTO — la oficina de patentes
de EE. UU— , 157 tienen participación de la mujer para un total de 76
mujeres de las cuales se seleccionaron 36 para ser estudiadas en
Patentadas) (ver nota 8.2). Debido al desmantelamiento del Intevep
en el 2003 (Requena, 2003, y 2005), la mayoría de estas mujeres
forzozamente tuvieron que emigrar;
(3) VES Tecnológico, con los subproyectos: Los aportes a la ciencia y
al arte digital del Centro Científico IBM Venezuela, y el Laboratorio de
Telecomunicaciones del Centro de Entrenamiento en Telecomunica-
ciones (CET) de la Cantv; y
(4) VES Siglo XIX: Relaciones científicas atlánticas decimonónicas,
que, por ahora, tiene un único subproyecto, titulado: Las redes
franco-venezolanas del químico Vicente Marcano (1848-1891).
Las líneas de investigación 3 y 4 se derivan de ejercicios realizados
para extender los ámbitos de aplicabilidad de SHD. En un caso, al
estudio centrado en instituciones olvidadas (no de personas) y, en el
otro, al siglo XIX (anteriormente, todos los casos estudiados eran del
siglo XX). En diciembre del 2014, el portal infoCIUDADANO dejó de
operar como lo venía haciendo lo que nos obligó a crear nuestro propio
portal (Chegoyo.com) para recoger los ensayos VES y EDF-SHD (*6).
Sondeo Histórico Digital (SHD)
Al iniciar el proyecto EDF-SHD nos encontramos con diversas
dificultades para acceder a la información necesaria para desarrollar
los perfiles biográficos de los profesores (bibliotecas cerradas, archivos
no bien preservados y registros con la información requerida
distribuidos en varios países europeos) lo que nos forzó a utilizar la
web y las aplicaciones disponibles en ella como un mecanismo
alternativo para obtener información sobre los individuos a estudiar.
Después de la elaboración de una docena de perfiles biográficos
usando solo internet y las redes sociales, constatamos que en el
proceso de elaboración de los perfiles, de una forma natural, habíamos
desarrollado una metodología de trabajo para hacer una aproximación
desde la web a la historia de la ciencia contemporánea.
Para dar a conocer esta metodología de trabajo se acuñó el término,
'Sondeo Histórico Digital' (SHD). Esta metodología se puede utilizar no
solo para crear perfiles biográficos sino también institucionales. La
metodología SHD ha sido descrita en detalle en varios trabajos
(Álvarez Cornett, 2013 y 2014), aquí solo presentaremos los aspectos
principales.
Utilizar internet es una forma rápida y eficiente que produce resultados
de buena calidad pero aproximados. Toda información recabada en
internet es útil siempre y cuando pueda ser confirmada con otras
fuentes digitales o físicas, y, con frecuencia, cuando el dato no puede
ser confirmado, este nos puede señalar el camino hacia donde seguir
buscando.
En la metodología SHD (ver figura 1) no solo se utiliza los motores de
búsqueda (en inglés, search engines) sino que también se hacen
búsquedas remotas en la web profunda ( se refiere a las bases de
datos digitales que, aunque son accesibles por internet, son opacas a
los motores de búsqueda como, por ejemplo, los catálogos en línea
que no están indexados o documentos que no tienen OCR— optical
character recognition). Igualmente, SHD hace un uso intenso del
correo electrónico para solicitar información sobre personas e
instituciones (por ejemplo, solicitudes a bibliotecas en EE. UU., Europa
y países del cono sur). Cuando los individuos a ser biografiados
tienen un perfil digital bajo (en ocasiones este puede ser nulo),
los motores de búsqueda no arrojan resultados relevantes (null
search), entonces se puede recurrir a las redes sociales (las
personales, y las plataformas de Twitter, Facebook, Linkedin,
Skype etc.) para ubicar información sobre los biografiados,
incluyendo a sus parientes, compañeros de estudio y amigos,
quienes luego son contactados vía chats, Skype, o correos
electrónicos. Las búsquedas en SHD son activas (un analista frente a
la computadora buscando) y persistentes (algoritmos que buscan en
las redes y cuando encuentran algo alertan enviando mensajes). Se
recomienda usar SHD en los casos cuando se conoce poco o nada de la
historia de vida de una persona, o, mejor, cuando los desconocidos
son un grupo de personas, como ocurre, por ejemplo, con los
miembros fundadores de una institución cuya historia fundacional es
desconocida. Por otra parte, debido a que al interrogar la redes no se
tienen garantías de obtener una pronta y oportuna respuesta, la
aplicación de SHD es más eficiente cuando se trabaja al mismo tiempo
con muchos casos.
Figura 1. Esquema de la metodología SHD. Tomado de
Álvarez Cornett (2013).
Haciendo una analogía con la arqueología, la metodología SHD consiste
en usar la conectividad a Internet, los motores búsqueda, y las
herramientas y el espíritu de apertura de las redes sociales (social
media openness (*7)) para explorar los vastos territorios virtuales en
busca de los fragmentos digitales sobre la vida y obra de los
personajes biografiados (Prospección); ubicados los yacimientos
digitales, hurgar en las redes sociales y en las bases de datos para
extraer los fragmentos digitales (Excavación); limpiar los fragmentos
digitales rescatados – ordenarlos e igualar formatos – y validar que
sean confiables (Análisis); y, luego, ensamblarlos en una narrativa
coherente para mostrarlos al público (Exhibición).
Resultados
Los fragmentos digitales encontrados en internet con la aplicación de
SHD han sido empleados para escribir 29 ensayos biográficos sobre un
conjunto de científicos extranjeros y varios talentos venezolanos
emigrados que fueron publicados en el portal Chegoyo.com, dos
artículos publicados en revistas arbitradas (Álvarez Cornett, 2013 y
2014) y un tercer artículo enviado a arbitraje (Álvarez Cornett, 2017).
Reportes del progreso de las investigaciones realizadas fueron
presentados en los simposios organizados por el Grupo Venezolano de
Historia y Sociología de la Ciencia (GVHSC) (*8) y en seminarios
nacionales e internacionales (*9).
En concreto, además de los perfiles biográficos mencionados
(disponibles en internet en acceso abierto para servir como modelos
referentes para los jóvenes), con las investigaciones del Proyecto VES
se han rescatado testimonios, material fotográfico y documental
inédito que han servido para recuperar parte de la memoria
histórica de dos instituciones. En el caso de la UCV, por ejemplo, las
investigaciones permitieron redescubrir el rol desempeñado por el
físico austríaco Johannes ("Juan") Gschwendtner en la fundación de los
estudios y la investigación en hidrometeorología en Venezuela (Álvarez
Cornett, 2013); el hecho olvidado de que la primera profesora de
Física de la UCV es la profesora jubilada Hajnal Ildikó Fényes
(*10); las investigaciones encontraron lo que hasta la fecha parece
ser la primera publicación arbitrada del Departamento de Física de
la Escuela de Física y Matemáticas (un trabajo publicado por Víctor
Sánchez-Girón Núñez y otros en 1960 y que revela una estrecha
colaboración, hoy perdida, entre las Facultades de Ciencias e
Ingeniería); y un documento encontrado en los archivos digitales
personales del físico español Víctor Sánchez-Girón Núñez relatando
su experiencia como profesor en la UCV entre 1959-1961 y en
donde se describe el ambiente de la época y se menciona la
competencia que existía ente los físicos españoles y argentinos
por mostrar cual grupo dominaba mejor la física (*11). Por otra
parte, en el caso de la Universidad de Oriente (UDO), Proyecto VES
abordó el rescate de la memoria sobre una experiencia exitosa
de física experimental en la provincia venezolana que estaba en
camino de ser olvidada: el Laboratorio de Dispositivos
Semiconductores, Escuela de Ciencias, Núcleo Sucre, fundado por el
profesor punjabi Amar Singh (*12). Igualmente, se estudiaron algunos
aspectos fundacionales sobre los inicios de la Física en la UDO y, desde
internet, se rescataron testimonios y material fotográfico de la época.
A mediados de los años sesenta del siglo XX, a las costas caribeñas de
la ciudad de Cumaná, estado de Sucre, llegaron un grupo de científicos
desde Lawrence, Kansas, EE.UU. como parte del plan de intercambio
Universidad de Kansas (KU) - Universidad de Oriente (UDO)
(denominado Plan KUUDO; este programa de asistencia contemplaba
el intercambio de profesores venezolanos sin posgrado para que
fueran a Kansas a realizar su posgrado por profesores
estadounidenses con doctorado o maestrías; el convenio con la
Universidad de Kansas fue financiado por la Fundación Ford y la UDO).
Proyecto VES ubicó a varios de estos profesores extranjeros y logró
obtener de ellos sus testimonios y material fotográfico inédito (*13).
Adicionalmente, con la línea de investigación 'Patentadas', Proyecto
VES reconoce y rescata el papel de la mujer en la producción de
tecnología en Venezuela. Otro aporte resultó al aplicar por primera vez
la metodología SHD a un caso del siglo XIX. Las investigaciones
realizados sobre el químico decimonónico venezolano Vicente Marcano
(1848-1891) permitieron aportar nuevos datos sobre su vida y
encontrar cinco patentes relacionadas con su descubrimiento de la
enzima bromelina (cuatro de ellas otorgadas al propio Vicente Marcano
y una otorgada a la empresa Mosquera-Julia Food Company; un
emprendimiento en Detroit, EE. UU. iniciado con la propiedad
intelectual que resultó de las investigaciones hechas por Marcano en
Venezuela, una prueba de que la innovación tecnológica ha estado con
nosotros desde el siglo XIX) (ver nota 8.1) (Álvarez Cornett, 2017).
Todavía quedan muchos fragmentos digitales por analizar y perfiles
biográficos por investigar y escribir. También está la idea de crear
micros radiales con el contenido de los ensayos biográficos publicados.
Notas
(*1) Según Susan Berglund, en el Diccionario de Historia de Venezuela (1997,
Tomo 2, pp. 793-98) entre 1832 y 1900, aproximadamente, ingresaron al país
unos 67.000 extranjeros (principalmente isleños de las Islas Canarias y
españoles peninsulares, y, en mucho menor grado, alemanes, italianos y
franceses corsos). En el siglo XX, antes de la Segunda Guerra Mundial,
Venezuela recibió muy poca inmigración: «Unas 28.000 personas llegaron entre
1936 y 1940 pero, con la Segunda Guerra Mundial la inmigración se paralizó».
Posteriormente, hacia finales del gobierno del General Isaías Medina Angarita
(1941-1945), se inician planes para traer como inmigrantes a europeos
refugiados desplazados por la Segunda Guerra Mundial (entre enero y octubre de
1945 entraron al país 7.218 inmigrantes con visas de residentes). En 1946,
durante la Junta de Gobierno que sucede a la administración de Medina Angarita,
se nombró la Comisión Nacional de Inmigración para diseñar las políticas
migratorias. Esta comisión llegó a enviar a tres grupos de trabajo a Europa para
seleccionar a los inmigrantes. Sin embargo, como lo expresan Susan Berglund y
Humberto Hernández Calimán, en "Los de afuera: un estudio analítico del
proceso migratorio" (1985), la política inmigratoria del período 1945-1948 no
buscaba de preferencia a la inmigración calificada, no quería traer a gente
especializada que no encontrara trabajo en el país, ni a personas que le hicieran
competencia a la incipiente clase media venezolana: «las preferencias se
otorgaron a agricultores, sirvientas, mecánicos, zapateros, panaderos, sastres,
albañiles, carpinteros, cocineros, etc. El gobierno no buscaba abogados,
economistas, dentistas, marineros, carniceros, maestros ni empleados de
comercio que no hablaran español». Sin embargo, algunos tecnocientíficos como
Iván Fényes (Hungría), Nicolás Molina (Islas Canarias, vino illegal en los llamados
botes fantasmas) y Juan Gschwendtner (Austria), entre otros, llegaron en esos
años. La inmigración europea se hace masiva entre los años de 1950 y 1961, en
particular durante los gobiernos del general Marcos Pérez Jiménez (1952-1958)
—y su política de puertas abiertas: «Abra usted las puertas de la República a
todo europeo que reúna las condiciones convenientes a su juicio» (Troconis de
Veracoechea, 1986; p. 275) — y Rómulo Betancourt (1959-1964). Susan
Berglund señala que en el lapso comprendido entre 1948 y 1961 ingresaron al
país cerca de 800.000 extranjeros pero que no todos se quedaron. «El censo
nacional de 1961 enumeró solo a 526.188 extranjeros incluyendo 64.604 que se
habían naturalizado. Esto indica que por lo menos la tercera parte había dejado
el país para esa fecha. Según el mismo censo de 1961, la participación de los
extranjeros en la fuerza de trabajo se destacó en la artesanía y la manufactura
(26.9%), la construcción (27%) y el comercio (24.3%). El aspecto sobresaliente
fue que una de cada 2 personas en la categoría de gerentes, administradores,
directores y propietarios era extranjera».
En los años setenta, con la bonanza producida por el aumento de los precios del
petróleo, se inicia una segunda oleada inmigratoria como lo recuerda Rafael
Cartay (2005): «Esta segunda oleada inmigratoria del siglo XX fue diferente a la
primera: esta vez la inmigración procedente de los países sudamericanos superó
a la europea y además ingresó de manera ilegal. No se trataba solamente de la
inmigración colombiana, importante desde el siglo XIX por su condición de país
fronterizo... A ella se agregaron, primero, los argentinos, chilenos y uruguayos,
expulsados por las dictaduras militares que gobernaron de manera cruel esos
países y, luego, los inmigrantes peruanos, ecuatorianos y dominicanos, en
procura de empleo y mejores condiciones de vida.... El censo nacional de
población de 1981 arrojó la cifra de 1.074.629 extranjeros en una población total
de 14.516.735 habitantes». Muchos de los físicos, matemáticos y computistas
argentinos, chilenos y uruguayos vinieron en esos años. Iván de la Vega (2003a)
ha dividido la migración intelectual en Venezuela en tres olas de inmigración (de
1936 a 1949, de 1950 a 1958 y de 1959 a 1982) y una cuarta ola de emigración
que «comenzó a partir del año 1983 cuando afloraron los problemas de orden
socioeconómico, político y cultural en Venezuela». ¿De toda esta inmigración
recibida en el siglo XX, cuántos eran físicos, matemáticos, computistas, químicos
e ingenieros? Eso aún no lo sabemos.
(*2) Iván de la Vega (2009) ha estimado que hay nueve mil profesionales
nacidos en Venezuela trabajando en EE. UU. en actividades vinculadas a la
ciencia y tecnología. Requena y Caputo (2016) han calculado que desde 1960
hasta la fecha 1783 científicos,responsables del 31% de todas las publicaciones
científicas del país, han dejado Venezuela.
(*3) http://www.scoop.it/t/la-escuela-de-fisica-de-la-ucv-que-no-conoci
(*4) http://www.scoop.it/t/proyecto-ves
(*5) En el subproyecto 'VES Europa central', que es en parte una colaboración
con el IVIC dado que varios científicos centroeuropeos contribuyeron al
desarrollo de las ciencias físico-matemáticas en esta institución, se estudian
algunos casos de forma traditional (con investigación en archivos físicos dado
que los individuos objeto de estudio tienen una traza digital muy baja lo que
hace que SHD sea inaplicable). Esta colaboración con el IVIC incluye el caso del
científico coreano Dr. Seung-Am Cho quien desarrolló las ciencias de los
materiales en el IVIC (su caso pertenece a la línea VES Inmigración pero al igual
que varios de los centroeuropeos en el estudio también tiene una traza digital
muy baja).
(*6) http://chegoyo.com/category/escuela-de-fisica/
http://chegoyo.com/category/proyecto-ves/
Proyecto VES también opera un portal en Facebook:
https://www.facebook.com/Proyecto.VES/
(*7) SHD depende, en parte, de la apertura con que las personas, no solo
comparten información en las redes sociales, sino que además están
dispuestas a investigar y buscar información para otras personas (aún si
ellas les son desconocidas) si la información requerida está dentro de sus
áreas motivacionales o de interés. Para detalles ver la nota 5 en Álvarez Cornett
(2013) y en JARVIS, Jeff (2011). Public Parts: How Sharing in the Digital
Age Improves the Way We Work and Live, Simon & Schuster.
(*8) Participaciones en los simposios del GVHSC (los enlaces contienen los
resúmenes de las ponencias):
8.1 Simposio GVHSC LXVI: VICENTE MARCANO (1848-1891), SU RED
FRANCO-ALSACIANA Y LAS PATENTES DE LA BROMELINA.
http://www.saber.ula.ve/bitacora-e/eventos/simposio_lxvi.html
8.2 Simposio GVHSC LXV: (i) PATENTADAS: LA PARTICIPACIÓN DE LAS
MUJERES EN EL DESARROLLO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL DEL INSTITUTO
DE TECNOLOGÍA VENEZOLANA PARA EL PETRÓLEO (INTEVEP) y (ii) ANDRÉS
JOSÉ KÁLNAY Y LA MECÁNICA CLÁSICA CONTEMPORÁNEA EN VENEZUELA.
http://www.saber.ula.ve/bitacora-e/eventos/simposio_lxv.html
https://www.slideshare.net/jachegoyo/patentadas-intevep-mujeres-y-patentes
http://chegoyo.com/proyecto-ves/patentadas-una-saga-sobre-las-inventoras-del-intevep/
https://www.slideshare.net/mobile/jachegoyo/andres-kalnay-asovac-gvhsc-2015
http://chegoyo.com/proyecto-ves/andres-jose-kalnay-1932-2002/
8.3 Simposio GVHSC LXIV: CINCO ROSTROS DEL PROYECTO VES.
http://www.saber.ula.ve/bitacora-e/eventos/simposio_lxiv.html
8.4 Simposio GVHSC LXIII: (i) CONECTIVIDAD DIGITAL Y REDES SOCIALES
COMO HERRAMIENTAS PARA INVESTIGAR LA HISTORIA DE LA CIENCIA
CONTEMPORÁNEA y (ii) RADIOGRAFÍA DE UN SONDEO HISTÓRICO DIGITAL: EL
CASO DEL FÍSICO JUAN GSCHWENDTNER
http://www.saber.ula.ve/bitacora-e/eventos/simposio_lxiii.html
(*9) (i) Seminario sobre migraciones. Postgrado en Historia,UCAB.
https://www.slideshare.net/jachegoyo/sondeo-historico-digital-presentacion-ucab
(ii) Seminario Comunidad en Internet de Historia de la Ciencia y la Tecnología en
América Latina (CIHCyTAL) https://www.slideshare.net/jachegoyo/webinar-quipu
https://www.slideshare.net/jachegoyo/andrs-klnay-y-la-mecnica-de-nambu-en-venezuela
(*10) http://chegoyo.com/escuela-de-fisica/hajnal-ildiko-fenyes-ucv/
(*11)
http://chegoyo.com/escuela-de-fisica/victor-sanchez-giron-nunez-1922-2009-ucv/
(*12) Laboratorio de Dispositivos Semiconductores
http://chegoyo.com/proyecto-ves/ves-i-amar-singh-y-el-laboratorio-de-dispositiv
os-semiconductores-parte-i/
(*13) Plan KUUDO, fotos y testimonios
http://chegoyo.com/kuudo-testimonials/
http://chegoyo.com/proyecto-ves/fisica-ku-udo-ves-shd/
Referencias (**)
ÁLVAREZ CORNETT, J. (2013). Juan Gschwendtner, físico e
hidrólogo: perfil de su vida profesional creado con la
metodología de sondeo histórico digital, Bitácora-e, Revista
Electrónica Latinoamericana de Estudios Sociales, Históricos y
Culturales de la Ciencia y la Tecnología, No. 2.
http://www.saber.ula.ve/handle/123456789/38151
ÁLVAREZ CORNETT, J. (2014). Sondeo Histórico Digital: Creando
historias de vida desde la web. Actas IX Congreso de Investigación y
Creación Intelectual de la Universidad Metropolitana,19 al 23 de mayo.
http://ares.unimet.edu.ve/academic/IX-congreso/documentos/116.pdf
ÁLVAREZ CORNETT, J. (2017). Vicente Marcano (1848-1891),
redescubierto. Parte I: la educación de un científico venezolano del
siglo XIX, (trabajo por publicar).
BANKO, C. (2016). Un refugio en Venezuela: los inmigrantes de
Hungría, Croacia, Eslovenia, Rumania y Bulgaria. Tiempo y Espacio,
34(65).
BERGLUND, S., & CALIMÁN, H. H. (1985). Los de afuera: un estudio
analítico del proceso migratorio en Venezuela; 1936-1985. CEPAM
Centro de Estudios de Pastoral y Asistencia Migratoria.
BERGLUND, S. (1997). Diccionario de Historia de Venezuela, Fundación
Polar.
CARTAY, R. (2005). Aportes De Los Inmigrantes A La Conformación
Del Régimen Alimentario Venezolano En El Siglo XX. Agroalimentaria,
10(20), 43-55. Recuperado en 08 de abril de 2017, de
http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1316-03
542005000100003&lng=es&tlng=es.
CUNILL GRAU, P. (1994). Italian Presence in Modern Venezuela:
Socioeconomic Dimension and Geo-cultural Changes 1926-1990 en
Tomasi, L. F., Gastaldo, P., & Row, T. (1994). The Columbus People:
Perspectives in Italian Immigration to the Americas and Australia. New
York: Center for Migration Studies, pp. 152-172.
DE LA VEGA, I. (2003a). Cuatro oleadas de migración calificada en
Venezuela.LIII CONVENCION ANUAL DE LA ASOVAC. Maracaibo, 27 de
Noviembre, 2003. SIMPOSIO: El Programa de la Ciencia Académica en
Venezuela. Homenaje a: Marcel Roche,
DE LA VEGA, I. (2003b). Emigración intelectual en Venezuela: el caso
de la ciencia y la tecnología. Interciencia, 28(5),259-267.
DE LA VEGA, I. (2005). Mundos en movimiento: movilidad y migración
de científicos y tecnólogos venezolanos. Fundación Polar.
DE LA VEGA, I. (2009). Científicos en fuga.El caso de Venezuela.
http://www.asovac.org/wp-content/uploads/2011/04/Presentacion-FugadeCerebroHappyHour.pdf
DE LA VEGA, I., & VARGAS, C. (2014). Emigración intelectual y general
en Venezuela: una mirada desde dos fuentes de información.
Bitácora-e Revista Electrónica Latinoamericana de Estudios Sociales,
Históricos y Culturales de la Ciencia y la Tecnología, No. 1.
DE LA VEGA, I. (2008). ¿Diásporas o emigración intelectual en
Venezuela? Manual de Indicadores de Ciencia y Tecnología en
Iberoamérica. RICYT.
FREITES, Yajaira (2004). Rastreando la física en Venezuela
(1827-1961), Saber y Tiempo. Revista de Historia de la Ciencia.
18, 7-40.
FREITEZ, A. (2011). La emigración desde Venezuela durante la última
década. Revista temas de coyuntura, (63).
GARBI, E. (1991). La fuga de talento en Venezuela. Ediciones IESA
KRISPIN, K. (2005). Alemania y Venezuela: 20 testimonios, Fundación
para la Cultura Urbana.
LINDORF, Helga (2008). Primeros Tiempos de la Facultad de
Ciencias de la Universidad de Venezuela, Caracas: Fondo Editorial
de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela.
MARTÍN FRECHILLA, J. J. (1998). Los olvidados: Fernando Salvador y
la arquitectura sanitaria en Venezuela. Tecnología y construcción,
1(14), enero-junio, pp. 21-34.
MARTÍN FRECHILLA, J. J. (2006). Forja y crisol: la Universidad Central,
Venezuela y los exiliados de la Guerra Civil española: 1936-1958.
CDCH UCV.
MARTÍN FRECHILLA, J.J. (2010). August Pi i Sunyer y José Royo
Gómez. Balance de sus aportes a la investigación científica en
Venezuela en Barona Vilar, J.L., El exilio científico republicano.
Universitat de València.
MILLE, N. (1965). 20 [ie Veinte] años de" musiues": aspectos
históricos, sociológicos y jurídicos de la inmigración europea de
Venezuela, 1945-1965. Editorial Sucre.
MORALES, M. J. F. (1992). La emigración española a Venezuela (Tesis
Doctoral, Universidad Complutense de Madrid).Vilar, J. L. B. (Ed.)
REQUENA, J., & CAPUTO, C. (2016). Pérdida de talento en Venezuela:
migración de sus investigadores. Interciencia, 41(7), 444.
REQUENA, J. (2003). Desmantelamiento tecnológico en Venezuela.
Interciencia, 28(2), 65-67.
REQUENA, J. (2005). Desmantelamiento tecnológico en Venezuela II.
Interciencia, 30(6), 313-315
ROCHE, M. & FREITES, Y. (1997). Auge y crepúsculo de la comunidad
científica en Venezuela, en Marcel Roche, Perfil de la ciencia en
Venezuela, Tomó 2, Fundación Polar
RUÍZ CALDERÓN, H. (1990). Una vieja historia: los becarios de
Venezuela en el exterior (1900-1954), Interciencia,Vol. 15, Nº 1:8-14.
RUÍZ CALDERÓN, H. (1997). Tras el fuego de Prometeo: Becas en el
exterior y modernización en Venezuela (1900-1996). Nueva Sociedad,
Caracas, 283.
SILVA-DÍAZ, María Cristina (2012). 20 Austríacos en Venezuela,
Embajada de Austria,Caracas.
SUREDA, S. M., & MARTÍN FRECHILLA, J. J. (2002). La labor educativa
de los exiliados españoles en Venezuela. Fondo Editorial Humanidades,
Universidad Central de Venezuela.
TEXERA ARNAL, Y. (1987). Exploradores botánicos europeos en
Venezuela durante el siglo XIX. Quipu, 4(2), 185-211.
TEXERA ARNAL, Y. (1998). La modernización difícil: Henri Pittier en
Venezuela, 1920-1950. Fundación Polar.
TEXERA ARNAL, Y. (2015). La construcción de conocimiento científico
en Venezuela: contribución de geólogos petroleros del exterior
(1936-1958). Cuadernos del CENDES, 32(88), 39-56.
TEXERA ARNAL, Y. (2014). Especialistas del exterior en el Ministerio de
Agricultura y Cría de Venezuela. 1936-1958. Bitácora-e Revista
Electrónica Latinoamericana de Estudios Sociales, Históricos y
Culturales de la Ciencia y la Tecnología, No. 2.
TEXERA ARNAL, Y. (2011). La participación de especialistas
extranjeros en el proceso de modernización del sector público en
Venezuela 1930-1958. Cuadernos del CENDES, 28(76), 137-140.
TROCONIS DE VERACOECHEA, E. (1986). El proceso de la inmigración
en Venezuela (Vol. 41). Academia Nacional de la Historia.
TROCONIS, G. P. (2006). Ciencias agrícolas, modernización e
inmigración en Venezuela, 1908-1948. Agroalimentaria, (23), 85-100.
TROCONIS, G. P. (2009). Ciencias agrícolas, agricultura y
modernización en Venezuela 1908-1957. La introducción
extranjera. Culturales,(1),2.
VANNINI DE GERULEWICZ, M. (1979). Aportes de la inmigración
italiana a la Venezuela Contemporánea.
SUBERO, C. (2012). La alegría triste de emigrar: venezolanos que se
fueron a Norteamérica. C. Subero.
PÁEZ BRAVO, T. (2015). La voz de la diáspora venezolana. Catarata.
(**) Todos los enlaces mencionados en este trabajo fueron revisados
el 13 de abril de 2017 y encontrados activos.
Article
Full-text available
Esta investigación está dedicada a la memoria de Marcel Roche Dugand (1920-2003), médico, científico, gerente de la ciencia y fundador de los Estudios Sociales de la Ciencia en Venezuela. Aunque no llegué a conocerlo, su obra y ejemplo influyen en mi quehacer. ¡Gracias, Marcel! Resumen: Vicente Marcano fue un hombre de ciencia multidimensional y un ciudadano venezolano decimonónico ejemplar quien está considerado como el precursor de las ciencias experimentales en Venezuela. Marcano cultivó diversas disciplinas: la química agrícola y, lo que hoy llamaríamos la ciencia de los alimentos y la geoquímica. Además, hasta la segunda mitad del siglo XX, Vicente Marcano tenía el record de mayor número de cuevas exploradas en Venezuela, también hizo aportes a la antropología y la etnografía, incursionó en la literatura escribiendo relatos, promovió la creación de asociaciones literarias y participó en la vida política nacional. Vicente Marcano realizó la mayor parte de sus investigaciones en laboratorios fundados por él mismo en Venezuela, publicó en revistas nacionales e internacionales y obtuvo varias patentes de invención las cuales fueron utilizadas para crear un emprendimiento exitoso en los Estados Unidos de América. Sin embargo, su vida tan solo ha sido parcialmente estudiada y, aunque sus restos reposan en el Panteón Nacional, nuestro pueblo conoce muy poco sobre sus aportes a la ciencia y a la cultura venezolana. Este trabajo es el primero de una serie de artículos correspondientes a un proyecto de investigación cuyo objetivo es redescubrir la vida de Vicente Marcano utilizando mayormente fuentes digitales. Esta es la primera vez que Sondeo Histórico Digital (SHD) se aplica a un caso de estudio del siglo XIX. SHD es una metodología creada por el autor para utilizar internet y las redes sociales para hacer crónicas biográficas e institucionales. En este artículo se revisa el perfil biográfico de Vicente Marcano haciendo una proyección de sus orígenes y del ambiente en el cual vivió y, con el
Article
Full-text available
Juan Gschwendtner, físico e hidrólogo: perfil de su vida profesional creado con la metodología de sondeo histórico digital Juan Gschwendtner, physicist and hydrologist: his professional life profile created using the digital historical sounding methodology Juan Gschwendtner ha sido hasta ahora un personaje desconocido para los anales de la Historia de la Ciencia y la Tecnología en Venezuela. Nació en Viena, Austria (1916), se doctoró en Física Experimental en la Universidad de Viena (1940) y murió en el Estado de Nueva York, Estados Unidos de América (1996). Su verdadero nombre Johannes von Gozdava Gschwendtner fue redescubierto por la investigación presentada en este trabajo. Por al menos diez años (1950- 1960), y puede que por más tiempo, Gschwendtner fue profesor de Física e Hidrología en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y, en 1959, fue nombrado miembro suplente de la Comisión Venezolana de Normas Industriales (COVENIN). A principios de los años sesenta emigró a los Estados Unidos y se desempeño como profesor de Física en varias universidades de la costa este de ese país. Este artículo presenta una aplicación de la metodología, Sondeo Histórico Digital (SHD), la cual es una herramienta de trabajo que utiliza Internet y las Redes Sociales para hacer desde la Web bosquejos de vidas o perfiles biográficos de personajes contemporáneos (Siglos XX y XXI) relacionados con el desarrollo de la ciencia y tecnología. En poco tiempo, contando para empezar con escasa información inicial sobre el sujeto se logró construir un perfil de la vida profesional del profesor Gschwendtner. SHD es una metodología particularmente útil cuando los perfiles biográficos de las personas estudiadas son completamente desconocidos. Up to now, Juan Gschwendtner has been an unknown person in the annals of the Venezuelan History of Science and Technology. He was born in Vienna, Austria (1916), earned a doctorate degree in Experimental Physics from the University of Vienna (1940), and died in the State of New York, USA (1996). His real name, Johannes von Gozdava Gschwendtner, was uncovered by this research work. For at least ten years (1950-1960), and maybe for a longer time, he was professor of Physics and Hydrology at Central University of Venezuela (UCV). In 1959, he was named alternate member of COVENIN (a Spanish acronym for the Venezuelan Commission of Industrial Norms). In the early sixties, he emigrated to the United States of America where he became a faculty member of several East Coast universities. This paper presents an application of the Historical Digital Sounding (HDS) methodology, which is a work scheme that makes use of the Internet and Social Media Networks to make Web sketches or biographical profiles of the life of modern people (XX and XXI centuries) connected with developments in science and technology. In a short time, and having as an input little initial informational knowledge about the subject, it was possible to create a professional life profile of professor Gschwendtner. HDS is particular useful methodology when the biographical profiles of the people studied are completely unknown.
Article
This article analyses the policy of the Ministry of Public Works (Mines and Petrol), since the death of Juan Vicente Gómez in 1936 to the end of the dictatorship of Marcos Pérez Jiménez in 1958. In this period actions were developed to increase the experience and scientific and technical knowledge on the geology in the country, in order to conquer medium and long-term, control over the oil industry. In particular we try to analyze the relationships between technical units of these agencies and foreign geologists working in oil companies settled in Venezuela or in foreign institutions that stood out for their contributions to the geology of the country through their participation in Venezuelan geological congresses and other activities developed by the Venezuelan government.
Article
Abstract In the past two decades Venezuela has suffered the greatest emigration process in its history and this marks the progressive deterioration of the country's socio-economic, political and cultural fields. A contradictory element in the so-called era of the global knowledge society is the lack of official data emanating from the Venezuelan competent bodies on migration since 2000. The objectives of this work are: 1) To Identify the number of Venezuelans registered abroad in the Permanent Electoral Registration (REP for its Spanish acronym) in order to exercise their right to universal suffrage in each of the past five presidential elections in other countries. 2) To establish the number of Venezuelans censused in other countries from 1990 to 2014. 3) Correlate the growth of Venezuela's REP Outside Venezuela with the growth of Venezuelan nationals registered in other countries in the study period. The search methods of the data refer to primary sources of information: National Electoral Council (CNE) and Census by country. For the literature review of the theoretical part specialized literature was used. The results show a steady increase in the migration of people born in the country in the last 20 years and a widening distribution of Venezuelan citizens in other countries. Key words: Emigration. Venezuela. Elections. Census.
Article
En el presente trabajo se analiza la emigración de científicos y tecnólogos venezolanos a raíz del deterioro progresivo del país en los ámbitos socioeconómico y político y las implicaciones que ello conlleva para la competitividad del país en el futuro. Se explican las condiciones particulares de Venezuela como país receptor de inmigrantes durante parte del siglo XX y se examinan los factores más relevantes que inciden en el posterior proceso de emigración de parte de ese capital humano. Se exponen datos sobre el comportamiento de los EUA como país receptor de estudiantes, científicos y tecnólogos, así como del número de profesionales venezolanos vinculados a la ciencia y la tecnología que se encuentran trabajando en esa nación. Se cruzan la base de datos del Programa de Becas del FONACIT con la de científicos y tecnólogos venezolanos radicados en el exterior que elaboró la Fundación Polar con la finalidad de conocer cuantos exbecarios se han radicado fuera del país. Se concluye con una discusión sobre algunas de las alternativas para enfrentar este fenómeno en Venezuela.