ArticlePDF Available

Abstract and Figures

El presente informe presenta un panorama general de la actividad huelguista en Chile entre 2000 y 2018. Al igual que en versiones anteriores, este pone énfasis en las disparidades que se observan entre tipo de huelgas (legales y extra-legales), ramas económicas y sectores público y privado. Asimismo, en línea con el último informe, en este se entrega evidencia para países OCDE, a fin de poner el caso chileno en contexto comparado. En esta versión 2019 se analizan, además, las variaciones observadas post-2016, haciendo hincapié en los efectos potenciales de la última reforma laboral aprobada por la presidenta Michelle Bachelet ese mismo año.
Content may be subject to copyright.
A preview of the PDF is not available
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Full-text available
Article
Collective bargaining in Chile is both underdeveloped and weak, resulting in very limited coverage. However, up to now, there is no exist an official percentage. The Labor Office, which is the state institution that collects the information about collective bargaining in Chile has systematically reported the percentage of salaried involved in collective instruments that start their validity every year, but not the percentage that considers workers involved in all the valid collective instruments (not only the starters). This is surprising and constitutes a research gap that has an impact on the public debate. In this backdrop, a recent OECD report has shown the Chilean collective bargaining coverage developments between 1990 and 2015. While the Labor Office reported in 2015 a coverage (considering only the starters) of 7.2%, the OECD has published 18.9%. Which is the real number? apparently, something has changed or works better in Chile based on such report. In this paper, we show that those figures are far to be accurate. Through a multi-step process, we correct the official numbers and estimate a collective bargaining coverage which oscillates between 11.1% and 6.9% in 2015.
Full-text available
Book
This report provides descriptive evidence of shifts in trade union membership and density at the aggregated level in 32 European countries since 2000, with a particular focus on the current age structure within trade unions. Substantial cross-country variation in unionisation levels remains, and the least unionised countries in the 2000s have largely stayed at the bottom of the ‘unionisation league’ in the 2010s, while countries with a medium and high average level have maintained their positions in the middle or at the top, irrespective of developments in unionisation. Countries with a moderate to high union density have generally been able either to limit membership shrinkage, or to increase membership. Yet, overall, membership and density rates are heading downwards in most countries, and very drastically in Central and Eastern Europe. Trade unions are not only struggling to keep membership developments in line with growing employment rates but are also ‘greying’. While the unionisation gap between younger and older workers is not new, fewer young people have joined a union over the past ten years in most European countries. The average age of union members is increasing and is higher than the average age of wage- and salary-earners in general. Simultaneously, while young people generally hold positive views about trade unions, they lack knowledge about them. With the loss in membership going hand in hand with a decrease in revenues, it remains to be seen to what extent and how trade unions will address the membership and generational challenges. Much will depend on trade union identities and the framing of the challenges, unions’ conception of membership, and their reliance on membership dues for their organisational sustainability. Whatever the case, the magnitude of the generational and member challenges is also leading other players to help bolster union security, in combination with unions’ own (recruitment and organising) initiatives.
Full-text available
Article
En base a la tesis del control territorial marginal de los trabajadores en la empresa capitalista, hemos investigado en Chile experiencias de territorialidad sindical en dos escenarios de trabajo paradigmáticamente opuestos, a saber, minería y supermercados. Mediante un estudio de casos comparados intra-sector y comparación de casos extremos entre sectores, hemos encontrado tres tácticas significativas de territorialidad sindical: (i) la producción de espacios seguros en la empresa, (ii) la creación de sindicatos en retaguardia territorial respecto de la propiedad y (iii) el control coyuntural en movilizaciones huelguistas. Concluimos subrayando la relevancia de los espacios seguros para la emergencia del sindicalismo ante regímenes laborales antisindicales, brindándole protección y relativa estimulación a la conciencia de clase trabajadora; y en especial los espacios seguros externos a la empresa, los cuales, políticamente, sugieren como tesis de revitalización contemporánea la construcción de «barrios sindicales». / Based on the thesis on marginal territorial control of workers in capitalist enterprise, we have investigated in Chile experiences of trade union territoriality in two paradigmatically opposed workplaces, namely, mining and supermarkets. Through a study of intra-sector comparative cases and extreme cases comparison between sectors, we have found three significant tactics of union territoriality: (i) production of safe spaces at the company, (ii) creation of unions in territorial rearguard regarding property, and (iii) conjuncture control in strikes mobilizations. We conclude by emphasizing the importance of safe spaces for emergence of trade unionism in front of anti-union labour regimes, providing protection and relative stimulation to working-class consciousness - and especially safe spaces external to company, which, politically, suggest as a thesis of contemporary revitalization the construction of "labour districts".
Full-text available
Article
El presente artículo identifica y analiza las distintas determinantes-en términos de tipos de poderes de negociación de los trabajadores-que contribuyen a que una huelga laboral sea eficaz para los trabajadores que la realizan, en relación a los resultados económicos y organizacionales que estos alcanzan cuando la acción finaliza. Se identifican tres grandes poderes a partir de Wright (2000): de asociación, estructural de mercado y estructural en el lugar de trabajo. Estos se operacionalizan a partir de Silver (2005; 2013) y algunas teorías de los recursos de poder de los trabajadores (Frege & Kelly, 2004). El efecto de los poderes de los trabajadores en los frutos de las paralizaciones laborales se observa en diez casos de huelgas ocurridas en Chile entre los años 2006 y 2016, de distintos sectores de la economía y que tuvieron diversos resultados. Se concluye que el poder estructural en el lugar de trabajo es el que más determina los resultados eficaces de las huelgas, especialmente cuando esta acción se realiza por fuera de la institucionalidad laboral, dura poco tiempo y cuenta con apoyos sociales y políticos activos.
Full-text available
Article
Depuis dix ans, le Chili connaît une augmentation de la conflictualité du travail, dans laquelle les travailleurs mobilisés par des grèves illégales jouent un rôle prépondérant. À partir d’entretiens avec 43 leaders de grèves menées en 2014, complétés par des données statistiques, nous proposons trois conclusions montrant ce que cette conflictualité du travail révèle de l’état actuel du syndicalisme. 1) L’observation des acteurs et des alliances formées lors des grèves montre une distinction claire entre le syndicalisme du secteur privé, isolé politiquement, et celui du secteur public, fortement tributaire de ses alliances avec les centrales et les partis politiques ; 2) La possibilité de s’affranchir des cadres institutionnels du travail, dans les grèves du secteur privé, dépend de la capacité des syndicats à mobiliser les travailleurs en interne ; 3) C’est dans les secteurs clés du modèle primo-exportateur que cette force syndicale interne et autonome s’est développée le plus vite.
Full-text available
Article
Las ciudades en Chile han vivido una fase de expansión al inicio del presente siglo relacionada con actividades de exportación. Si bien un auge exportador puede producir efectos negativos sobre otros rubros, también genera importantes impulsos en las economías urbanas, debido a la demanda por servicios considerados no exportables o a través de la inversión de renta y el circuito secundario del capital. Contrastando de manera cuantitativa ciudades chilenas en auge y sin auge, se identifican diferentes explicaciones para las tendencias de empleo en tres rubros relevantes para la economía urbana. Así, en las ciudades en auge se observan importantes efectos positivos del empleo minero y de sus remuneraciones sobre el empleo en construcción y comercio. Por otro lado, en ciudades sin auge la minería pierde este rol protagónico, mientras que el gasto público y la industria no metálica, en parte procesando productos agrícolas, tienen importancia al explicar tendencias del empleo urbano.
Full-text available
Article
Desde la apertura de la democracia hasta los tiempos actuales, la huelga extralegal ha adquirido un rol destacado en los conflictos laborales de Chile, fundamentalmente por la mayor cantidad de trabajadores que se moviliza en comparación a los que participan de la huelga legal. Sin embargo, los diversos estudios existentes al respecto, al enfocarse en descripciones y tendencias generales, no han profundizado en los determinantes de su ocurrencia; como consecuencia, se desconocen los factores que pueden estar incidiendo en que sea posible la existencia específica de la huelga extralegal. Si se entiende a la huelga laboral como un evento analítico fundamental para comprender las relaciones de poder en la empresa capitalista, la revisión de literatura internacional ayuda a superar el problema anterior, pues propone modelos de análisis estadísticos a nivel nacional de tipo económico (ciclos de la economía), de organización sindical (afiliación y tamaño de los sindicatos) y de régimen de trabajo (fragmentación y precarización laboral); así como un segundo análisis a nivel de empresa de estos últimos dos modelos. Con base en una estadística sobre las huelgas que se realizaron en Chile durante el periodo 1990-2015 y un análisis de regresión logístico binario, se ha analizado en el sector privado de la economía (en el que se puede optar por una u otra modalidad de huelga) el peso de cada uno de estos modelos estadísticos por separado y el de todos en conjunto. Los resultados demuestran que el modelo de organización sindical y el de régimen de trabajo poseen mayor poder de determinación respecto a las huelgas extralegales, y que el modelo económico pierde significación cuando se incluyen sus variables al modelo completo. Finalmente, se exponen las conclusiones acerca de la relevancia de la distinción entre huelgas legales y extralegales para el caso chileno, en función de trabajadores que no representan únicamente sujetos carentes de derecho, sino también actores con cierta autonomía de la legalidad. En este sentido, estas movilizaciones llevan a estudiar el poder organizativo que determinados trabajadores han mostrado ante condiciones externas adversas (tanto en la ley como en las nuevas formas del trabajo), dentro del debate táctico sobre cómo revitalizar el sindicalismo chileno.
Full-text available
Thesis
Esta investigación indaga en la respuesta del Estado mediante la acción policial frente a las huelgas, en un contexto de elevada conflictividad laboral y un sindicalismo debilitado. Se utilizó la base de huelgas del Observatorio de Huelgas Laborales(UAH-COES) para indagar en dos momentos: la presencia policial mediante un análisis binomial logístico multinivel; y el nivel de violencia con que actúan una vez en el evento a través de un análisis ordinal. Los resultados indican, por un lado, que la decisión sobre cuándo enviar a carabineros a las huelgas tiene un carácter político-económico que responde a un interés de salvaguardar el control y el orden de la producción capitalista. Las huelgas realizadas en posiciones estratégicas de la economía con alta participación de trabajadores, que demandan un mayor control del proceso de trabajo mediante el uso de tácticas disruptivas son más amenazantes a la estabilidad económica, atentando indirecta-mente a la legitimidad del gobierno. Por otro lado, la acción que ejercen los policías una vez en la huelga es ad hoc a las circunstancias, donde la cantidad de huelguistas y las tácticas empleadas aumentan el nivel de violencia. Por último, las huelgas de trabajadores externos son más reprimidas mediante enfrentamientos y arremetidas.
Article
Workers face a common dilemma when exercising their right to strike. For the worst-off workers to go on strike with some reasonable chance of success, they must use coercive strike tactics like mass pickets and sit-downs. These tactics violate some basic liberties, such as contract, association, and private property, and the laws that protect those liberties. Which has priority, the right to strike or the basic liberties strikers might violate? The answer depends on why the right to strike is justified. In contrast to liberal and social democratic arguments, on the radical view defended here, the right to strike is a right to resist oppression. This oppression is partly a product of the legal protection of basic economic liberties, which explains why the right to strike has priority over these liberties. The radical view thus best explains why workers may use some coercive, even lawbreaking, strike tactics.