Conference PaperPDF Available

Un Flanco Sur Profundo: El Arco de Inestabilidad de África Occidental

Authors:

Abstract

África Occidental se ha convertido en zona de actuación de redes delictivas y terroristas que aprovechan la permeabilidad de las inabarcables fronteras, la incapacidad de las fuerzas de seguridad y la corrupción de los servidores públicos para operar sin restricciones geográficas. La fachada atlántica de la región se ha convertido en la ruta de paso de la cocaína sudamericana rumbo a España. Por su parte, el Sahel se ha convertido en la retaguardia de Al Qaeda en el Magreb Islámico. La zona es lugar de reclutamiento y alberga campamentos de entrenamiento itinerantes desde donde lanzar ataques en Mauritania y Argelia. Lejos de ser fenómenos que sólo afectan a África, las conexiones de las redes delictivas y terroristas con las implantadas en España convierten a la zona en un área de interés estratégico para nuestro país.
Un Flanco Sur Profundo:
El arco de inestabilidad de África Occidental
v1.02
III Congreso Internacional de Seguridad y Defensa.
Granada. 12, 13 y 14 de noviembre 2008
Resumen:
África Occidental se ha convertido en zona de actuación de redes delictivas y terroristas que
aprovechan la permeabilidad de las inabarcables fronteras, la incapacidad de las fuerzas de seguridad y la
corrupción de los servidores públicos para operar sin restricciones geográficas. La fachada atlántica de la
región se ha convertido en la ruta de paso de la cocaína sudamericana rumbo a España. Por su parte, el
Sahel se ha convertido en la retaguardia de Al Qaeda en el Magreb Islámico. La zona es lugar de
reclutamiento y alberga campamentos de entrenamiento itinerantes desde donde lanzar ataques en
Mauritania y Argelia. Lejos de ser fenómenos que sólo afectan a África, las conexiones de las redes
delictivas y terroristas con las implantadas en España convierten a la zona en un área de interés estratégico
para nuestro país.
Palabras claves: Narcotráfico, Terrorismo, África Occidental, Sahel, Sáhara
Jesús Pérez
jperez.analisis@ucglobal.es
Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental
1. España y el “Flanco Sur”
La percepción española de las amenazas a la defensa nacional siempre miró al sur. Por un lado las
reivindicaciones marroquíes sobre la soberanía de Ceuta y Melilla y por otro el hecho de que tanto Argelia
como Libia en tiempos de la Guerra Fría tuvieran estrechos vínculos con la Unión Soviética. La definición de
los intereses estratégicos de España como el control del eje Baleares-Estrecho-Canarias coincidía con el
denominado “Flanco Sur” de la OTAN [Barbé, 1984].
Esa perspectiva sigue aún hoy vigente cuando se alerta sobre un hipotético “rearme
marroquí” [Rodríguez Costa, 2002] y se insiste en que en una época de proclamadas amenazas difusas la
defensa de España se ha de configurar teniendo en mente a Marruecos como enemigo [Fontenla Ballesta,
2008]. En el caso de Argelia la dependencia energética española hacia el gas natural que de allí proviene
lleva a un especial seguimiento de la modernización de sus fuerzas armadas financiada con una alianza
energética con Rusia [Pérez, 2008]. Mientras tanto, suceden mucho más al sur acontecimientos influidos por
unos mismos problemas estructurales. Logran alcanzar los titulares de los medios de comunicación
españoles sólo de forma aislada, sin generar conciencia de la importancia estratégica para España. El
propósito de este trabajo es llamar la atención sobre cómo más allá del Magreb existe un “Flanco Sur
Profundo” cuyos problemas están afectando a España y ante los que es preciso reaccionar.
2. África Occidental
Según la nomenclatura de la O.N.U. la región de África Occidental comprende los siguientes dieciséis
países: Benin, Burkina Faso, Costa de Marfil, Cabo Verde, Gambia, Ghana, Guinea-Conakry, Guinea-
Bissau, Liberia, Mali, Mauritania, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona y Togo. La O.N.U. incluye la isla de
Santa Elena, un territorio británico de ultramar en el Atlántico Sur, pero que aquí no consideraremos. De los
países soberanos mencionados todos, a excepción de Mauritania, forman parte de la organización regional
ECOWAS (Economic Community of West African States). La mayoría de los países de la zona
corresponden a lo que en la época colonial se conoció como el África Occidental Francesa mientras que
Gambia, Sierra Leona, Ghana y Nigeria en cambio fueron colonias británicas. Guinea Bissau y Cabo Verde
fueron colonias portuguesas. La excepción la marca Liberia que nació como país independiente donde
ubicar esclavos libertos traídos desde EE.UU.
La práctica totalidad de los países de la región tienen una fachada marítima orientada al Océano
Atlántico, exceptuando Burkina Faso, Mali y Níger. La característica más notable de estos dos últimos,
desde una perspectiva geográfica, es que forman parte del Sahel: El borde meridional del Sáhara donde el
desierto da paso a una zona de matorral bajo. La fachada atlántica y el Sahel conforman el escenario de los
fenómenos a tratar en este trabajo.
2.1 Subdesarrollo, estados fallidos y guerra.
Atendiendo a los indicadores socioeconómicos África Occidental presenta un panorama desolador. Según
Jesús Pérez – UC Global - 2 -
Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental
los datos del Human Development Report 2007-2008 [UNDP, 2007] de los 177 países considerados, entre
los 22 países considerados como de “bajo desarrollo humano” encontramos diez países de África
Occidental con cinco de ellos cerrando la clasificación: Mali, Níger, Guinea Bissau, Burkina Faso y Sierra
Leona. De Liberia ni siquiera existen datos.
Existe una extensa bibliografía en torno a la quiebra de los Estados poscoloniales africanos que
coinciden en caracterizarlos como entidades políticas impuestas a los pueblos africanos. El resultado es que
medio siglo después del proceso de descolonización un buen número de países africanos responde a la
definición de “estado fallido”. The Fund for Peace y la revista Foreign Policy elaboran cada año su Índice de
Estados Fallidos que de menos a más estables agrupa los países en cuatro categorías. En la clasificación
del año 2007 encontramos a cinco países de África Occidental dentro del grupo de los 32 países con un
aparato estatal más colapsado: Costa de Marfil (6º), Guinea Conakry (9º), Nigeria (17º), Sierra Leona (23º),
Liberia (27º) y Níger (32º).
Mientras excepciones como Senegal y Ghana han logrado cierta estabilidad política desde el
momento de su independencia, los países de la zona han experimentado un buen número de guerras civiles
desde el fin de la Guerra Fría. A pesar de su carácter intraestatal las guerras civiles en África Occidental han
afectado a los países limítrofes y han sido testigos de la intervención de un buen número de actores
internacionales externos a África: Los cascos azules de Naciones Unidas han sido enviados a Liberia y
Sierra Leona, mientras que Francia, Reino Unido y Portugal han intervenido militarmente en antiguas
colonias de la región.
El ciclo de guerras civiles en África Occidental arranca el 24 de diciembre de 1989, mes y medio
después de la caída del Muro de Berlín. En esa fecha las fuerzas del Frente Nacional Patriótico de Liberia
de Charles Taylor entraban en el país desde Costa de Marfil iniciando así la primera de dos guerras civiles
(1989-1996 y 1999-2003) que terminarían afectando a la región. Las guerras civiles de Liberia propiciarían
una operación multinacional de la ECOMOG, el brazo militar de la organización regional ECOWAS, que
entraría en el juego de la explotación de los recursos naturales del país [Ruiz-Giménez, 2003: 23-60].
La presencia de tropas de Sierra Leona en el contingente de ECOMOG llevó a Taylor como
represalia a apoyar al Frente Revolucionario Unido contra el gobierno de Freetown, desestabilizando a otro
país de la región. Sierra Leona entraría así en su propio ciclo de conflictos que duraría nueve años [Gberie,
2005]. El 23 de marzo de 1991 el FRU lanzó su primer ataque en el país tras cruzar la frontera procedente
de Liberia. Su líder, Foday Sankoh, había coincidido en campos de entrenamiento libios con Charles Taylor.
Al igual que en el caso de Liberia, los recursos naturales de Sierra Leona, en este caso diamantes, fueron
convertidos en el motor económico del conflicto [Campbell, 2003]. Y al igual que en el caso de Liberia una
misión internacional de ECOMOG fue desplegada en el país para terminar convirtiéndose en un actor más
del conflicto participando en el tráfico de diamantes. El gobierno de Sierra Leona llegó a recurrir a los
servicios de una empresa militar privada sudafricana, Executive Outcomes, que rodeada de polémica
demostraría una capacidad que fuerzas de paz supuestamente bien intencionadas no lograron [Pérez
Triana, 2006]. En 1999 se estableció la United Nations Mission in Sierra Leona (UNAMSIL) que sustituyó a
Jesús Pérez – UC Global - 3 -
Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental
las fuerzas de ECOMOG. La inoperancia de los cascos azules llegó al Reino Unido a la ejecución en 2000
de una misión unilateral de protección y evacuación de civiles que una vez sobre el terreno terminó
enfrentándose al FRU y pacificando el país.
Guinea Bissau vivió su propio episodio de guerra civil entre los años 1998 y 1999, convirtiéndose el
país en un tablero de juego de las influencias portuguesa y francesa en la zona [Rodrigues Zeverino, 2005:
62-85] que llevaría a sendas intervenciones armadas. Misma suerte corrió Costa de Marfil, hogar de la más
importante comunidad francesa en la región por su estabilidad. Como en Guinea Bissau un intento de
deponer al presidente en 2002 degeneró en un conflicto civil que dividió al país en dos y dio paso a una
intervención francesa seguida de fuerzas de ECOMOG.
2.2 ¿La anarquía que viene?
Los países de África Occidental fueron el destino de una serie de viajes del periodista estadounidense
Robert D. Kaplan cuyas conclusiones tomaron forma en el artículo “La Anarquía que viene” [2000, 17-74],
publicado originalmente en la revista “The Atlantic” en febrero de 1994. La tesis principal de Kaplan es que
fuera del privilegiado mundo desarrollado, donde se había establecido la idea de que el fin de la Guerra Fría
suponía una nueva era de paz, se abría una nueva era de conflictos propiciados por el colapso de los
estados, la presión demográfica y la escasez de recursos naturales.
La perspectiva de Kaplan ha sido altamente influyente y está en la línea de quienes consideran que
los conflictos armados fuera del mundo desarrollado en la posguerra fría han entrado en un nueva era de
“nuevas guerras” de odios étnicos [Kaldor, 2001] en las regiones del planeta de espaldas al mundo
cosmopolita y globalizado. Frente a la idea de que los problemas de África se deben a una “desconexión de
la globalización” coincidimos con Manuel Castells [2001:119] en que “África no está fuera de la economía
global. Por el contrario, está desarticulada por su incorporación fragmentada a la economía global”. Y como
veremos los fenómenos que abordamos en este trabajo se caracterizan por una conexión perversa de África
a redes globales de terrorismo y crimen organizado en la lógica descrita por Naim [2006] y Glenny [2008].
3. La nueva ruta africana de la droga.
Históricamente las principales rutas de la cocaína colombiana hacia Europa cruzaban el Atlántico desde el
Caribe hasta Holanda o la península Ibérica vía los archipiélagos de Azores, Madeira y Canarias. Con el
tiempo, aumentó la eficacia de las fuerzas del orden en la persecución del narcotráfico debido a una serie
de medidas como la mejor vigilancia de las costas gallegas, el aumento de los controles en los aeropuertos
holandeses y la mayor colaboración entre países [UNODC, 2007:6] En un momento de aumento del
consumo en Europa, las redes de narcotráfico han buscado rutas más fáciles para la introducción de la
droga en Europa y se han fijado en la fachada atlántica de África Occidental.
3.1 La autopista de la droga.
En la zona, la capacidad de operar de las organizaciones criminales frente a las fuerzas de seguridad
Jesús Pérez – UC Global - 4 -
Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental
pública se incrementa en comparación con lo que sucede en la Europa Occidental y el Caribe. Sus recursos
tecnológicos, por ejemplo navegación y comunicación por satélites, no tienen competencia con los
empleados por las fuerzas públicas de los países de África Occidental. La capacidad de las organizaciones
criminales de corromper autoridades, jueces y policías, dado el nivel de los salarios locales, es muchísimo
mayor al manejar sumas millonarias de dinero. Además, la extensión del territorio y los recursos limitados de
las fuerzas del orden locales también facilita la operación en la zona de las redes de narcotráfico. En
palabras de Amado Philip de Andrés [2008: 204], representante adjunto regional para África Occidental y
Central de la Oficina de Naciones Unidas para las Drogas y el Crimen (UNDOC) “[l]as duras condiciones
económicas y sociales, la extendida corrupción, los escenarios de conflictos y postconflictos, las
administraciones estatales en colapso y una creciente cultura de impunidad alimentan las prácticas
criminales en la región” .
La droga que llega a Europa vía África Occidental procede fundamentalmente de América Latina,
partiendo desde Venezuela o Brasil en barco o avión para realizar el cruce del Océano Atlántico por rutas en
torno al paralelo 10 al que se conoce como “autopista 10”. En el caso del traslado por mar se hace en
barcos que sólo navegan por la noche y por el día se mantienen al pairo cubiertos con lonas azules,
tardando así cuatro o cinco noches en cruzar el Atlántico. Los traslados por aire se hace en aviones
pequeños al que se le instalan depósitos suplementarios para aumentar su autonomía de vuelo y que
aterrizan en pistas poco vigiladas en los países de destino. Los países de África Occidental se emplazan
como almacenes temporales donde se reparte la droga en cargamentos más pequeños para introducirlos en
Europa. Las organizaciones criminales disminuyen así riesgos realizando la última etapa con cargamentos
más pequeños y de menor valor.
Se emplean varias rutas: Por tierra en África hasta Marruecos para aprovechar los canales
habituales de entrada del hachís. Por mar mediante barcos de recreo, pesqueros, lanchas rápidas, etc. Por
avión mediante aviones pequeños de la misma manera que se hace para cruzar el Atlántico. Un caso
notorio es el de un bimotor Cessna con 106 kilos de cocaína pilotado por dos alemanes que fueron
detenidos en el pequeño aeródromo segoviano de Fuentemilanos. El avión había partido de alguna pista
desconocida entre Senegal y Guinea Bissau. Los organizadores del vuelo pretendían aprovechar la falta de
control del pequeño aeródromo segoviano, que se empleaba normalmente para el vuelo sin motor [Duya,
2007]. Y por último se emplean “mulas” que tratan de introducir en Europa través de vuelos comerciales
llevando paquetes de droga en las ropas, el equipaje o el cuerpo. Según datos de Interpol, el 21% de la
droga confiscada en aeropuertos europeos durante el año 2006 tenía como origen África [AFP, 2007].
Si la presencia en la zona de acaudalados ciudadanos colombianos protegidos en sus grandes
mansiones con guardias armados ya es notoria [Vulliamy, 2008], se ha detectado además la presencia de
organizaciones asiáticas que estarían empezando también a usar la zona como plataforma de introducción
en Europa y EE.UU. de heroína [Hesterman, 2008].
3.2 El desigual combate contra el narcotráfico.
Las estadísticas sobre tráfico de drogas presentan el problema, como el análisis de todo tráfico
Jesús Pérez – UC Global - 5 -
Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental
ilícito, de que sólo podemos aspirar a realizar cálculos aproximados a partir de las incautaciones. Pero es ya
significativo que se haya disparado esa cantidad. Entre 2005 y 2007 en la región de África Occidental las
fuerzas del orden interceptaron 33 toneladas de cocaína en 23 operaciones [Johansen, 2008:6]. Hasta aquel
momento la suma para todo el continente rara vez llegaba a la tonelada. Y las estimaciones de Interpol
hablan de que hasta dos tercios de la cocaína que llega a Europa podría estar haciéndolo vía África
Occidental [McConell, 2008].
Reflejo de la incapacidad de los gobiernos de la zona es que buena parte de los alijos incautados
localmente sean de forma accidental. Y que las sumas anuales en realidad representan unos pocos
cargamentos de gran tamaño. Así en 2006 la captura de 1,9 toneladas de cocaína en Ghana y 600 kilos en
Guinea Bissau constituyeron el 90% de todas las capturas del continente [UNODC, op. cit.: 5]. Además el
grueso de las estadísticas en los países africanos se lo llevan las capturas hechas por España y Reino
Unido. Por ejemplo, en 2005 la totalidad de los 53 países africanos incautaron una suma de 2,5 toneladas
de cocaína mientras las autoridades españolas en julio de ese año detuvieron un buque con bandera de
Ghana transportando 3 toneladas [UNODC, op. cit.: 6].
No deja de llamar por tanto la atención que Naciones Unidas señalara a Guinea Bissau como el
primer “narco estado” africano. La guerra civil de finales de los años 1998 a 1999 llevaron a la mayoría de
países a evacuar sus delegaciones diplomáticas y atender las relaciones con Guinea Bissau desde la vecina
Senegal. Los informes internacionales sobre corrupción y colapso de la administración pública local
además han llevado a las instituciones internacionales a no proveer al país de fondos de ayuda. Con sus
350 kilómetros de costa y cerca de 90 islas ofrece muchas bahías recónditas donde descargar los
cargamentos de barcos con drogas. Además las fuerzas del orden locales y el sistema judicial han
demostrado ser bastante inoperantes [Vulliamy, op. cit.]
4. Yihad en el Sahel
El 23 de febrero de 2007 el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate argelino hizo pública su
transformación en Al Qaeda en el Magreb Islámico. En un fenómeno paralelo a la conversión de las fuerzas
yihadistas del jordano Al Zarqawi en Iraq, un grupo terrorista de ámbito local se convertía de la noche a la
mañana en una rama regional de Al Qaeda.
El giro transnacional del GSPC podría considerarse una estrategia de superación de la pérdida de
arraigo en Argelia tras años de sangrienta guerra civil. Pero suponía la plena constatación del signo de los
tiempos dónde, más allá de las fronteras estatales de países con una larga historia de desconfianza mutua,
Al Qaeda en el Magreb Islámico emerge como un actor trasnacional. Desde entonces la nueva organización
ha atentado principalmente en Argelia, empleando los países con los que tiene frontera al sur como
retaguardia.
Los miembros de Al Qaeda en el Magreb Islámico se mueven en un arco que abarca desde
Mauritania a Chad, pasando por Mali y Níger, en una zona tradicionalmente usada por contrabandistas
Jesús Pérez – UC Global - 6 -
Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental
donde trapichean y roban con la ayuda de nómadas, pastores y cheijs locales a los que proporcionan
dinero y vehículos todo terreno[Irujo, 2007]. Aprovechan la dificultad de vigilar las extensas fronteras por
parte de gobiernos con escasos recursos y la corruptibilidad de los agentes públicos de la misma manera
que los narcotraficantes en los países de la costa atlántica.
A pesar del aparente aislamiento en el desierto, la existencia de Al Qaeda en el Magreb Islámico no
sólo afecta a los países de la zona. Se ha descubierto que la organización ha financiado sus actividades
terroristas mediante robos en viviendas en España [Rodríguez y Yoldi, 2008], mientras que se sospecha que
se han reclutado voluntarios entre la comunidad musulmana en España para ser enviados a campamentos
de instrucción en el Sahel [Irujo, op. cit.]
4.2 Mauritania, el eslabón débil
El 6 de agosto de 2008 un golpe de estado militar cortó de raíz el esperanzador proceso democrático
mauritano [Ojeda García, 2008]. Los líderes del golpe han justificado su acción en la ineficaz acción del
gobierno elegido democráticamente que liberó muchos presos militantes islamista [Copnall, 2008].
Paradójicamente, junto a la condena internacional, Al Qaeda en el Magreb Islámico hizo un llamamiento a
una yihad contra el nuevo régimen al que consideran un aliado de EE.UU. en la zona [Adams, 2008].
Mauritania se ha convertido en el único país fuera de Argelia donde Al Qaeda en el Magreb Islámico
ha actuado repetidamente. En junio de 2005 un ataque contra una base militar se saldó con 15 muertos
cuando la organización todavía era el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate. En diciembre 2007
se produjeron dos ataques: Uno en el que murieron tres soldados y otro contra cuatro turistas que
resultaron muertos en la ciudad de Aleg. En febrero 2008 se produjo un ataque sin daños personales contra
la embajada de Israel.
Las amenazas tras el golpe de estado de agosto de 2008 se convirtieron en realidad el 15 agosto
2008 con un ataque al 80 kilómetros al este de la ciudad minera de Zouerat en el que murieron 12 soldados
[Cembrero, 2008]. En la zona la empresa estatal SNIM extrae hierro, convirtiendo a Mauritania en el séptimo
suministrador mundial del metal. Se sospecha que los ataques a turistas y a las zonas mineras forman parte
de una estrategia de estrangulamiento económico del país [Fertley, 2008a]. Ante el aislamiento internacional
el nuevo régimen se ha planteado acudir a las monarquías petroleras del Golfo Pérsico [Fertley, 2008ba], lo
que podría llevarnos a un realineamiento de la política exterior mauritana y a la entrada del wahabismo en el
país de la mano de la ayuda saudí.
Jesús Pérez – UC Global - 7 -
Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental
5. Conclusiones.
Hasta ahora África aparecía en los medios de comunicación españoles como escenario de tragedias
capaces de generar conmiseración y con suerte solidaridad. Pero siempre el impacto que se percibía en la
sociedad española era nulo. África estaba muy lejos. Los ejes principales de la política exterior española
apuntaban a la Unión Europa como proyecto de futuro y a Hispanoamérica por los vínculos históricos. Ese
momento ha pasado. La realidad del continente africano, o al menos la de una región del mismo, tiene
ahora mismo consecuencias en España que van más allá de la llegada desde 2000 de inmigrantes
irregulares por vía marítima [Naranjo, 2006:33].
Los fenómenos descritos en este trabajo no han pasado desapercibidos para el gobierno español. El
Ejército del Aire ha donado aviones de vigilancia marítima a Mauritania, Senegal y Cabo Verde por un lado
[De Rituerto, 2007]. Mientras, el Ministerio del Interior se ha ofrecido a colaborar con las autoridades de Mali
en la vigilancia de sus fronteras. Siendo reseñable que se haya pasado a la acción, cabe preguntarse si
existe una visión de conjunto para realizar una labor coordinada entre las distintas ramas del gobierno. Los
tráficos ilícitos y el terrorismo no encajan en las amenazas convencionales tradicionales. Entran en un
terreno difuso propio del siglo XXI que requiere un enfoque integral y la labor coordinada de diferentes
administraciones públicas. Además, si en el caso del “Flanco Sur” tradicional se estudiaban los intereses y
las acciones de los distintos gobiernos magrebíes, en África Occidental un factor determinante es la
debilidad de los Estados que ha propiciado que los actores a tener en cuenta sean subestatales y
transnacionales.
Se decida o no España a actuar de forma decidida en África Occidental el continente se ha
convertido en el escenario de un nuevo Gran Juego entre estadounidenses y chinos [Michel, 2008] con los
recursos naturales como meta, en especial el petróleo [Ghazvinian, 2007]. La creación del mando regional
AFRICOM es un signo a cuenta, estableciendo un modelo de acción interagencias en el que inspirarse.
Jesús Pérez – UC Global - 8 -
Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental
6. Bibliografía.
ADAMS, Johathan, “Mauritania hunts Al Qaeda militants”, The Christian Science Monitor, 19 septiembre
2008: http://www.csmonitor.com/2008/0918/p99s01-duts.html [Consultado el 29/10/08]
AGENCE FRANCE-PRESSE, “West Africa becoming key cocaine transit route to Europe: Interpol”, 7
noviembre 2007:
http://www.africasia.com/services/news/newsitem.php?area=africa&item=071107202533.8hhx0bic.php
[Consultado el 08/11/07]
BARBÉ, Esther, “La región mediterránea (III). La aportación española en materia de seguridad” en Afers
Internacionals, Otoño-Invierno 1984, ps. 5-23.
CAMPBELL, Greg, Diamantes sangrientos, Paidós, Barcelona, 2003.
CASTELLS, Manuel “La Era de la Información” Vol. III, 3ª edición, Alianza, Madrid, 2001.
CEMBRERO, I., “Al Qaeda mata a 12 soldados mauritanos”, El País, 16 septiembre 2008.
COMPNALL, James, “How real is Mauritania's terror threat?”, BBC News, 26 agosto 2008:
http://news.bbc.co.uk/2/hi/africa/7581082.stm [Consultado el 29/10/08].
DE ANDRÉS, Amado Philip, “West Africa Under Attack: Drugs, Organized Crime and Terrorism As The New
Threats To Global Security” en UNISCI Discussion Papers, nº16 Enero/Febrero 2008, ps. 203-228.
DE RITUERTO, Ricardo M., “España da aviones a Mauritania, Cabo Verde y Senegal para frenar la
inmigración”, El País, 30 septiembre 2007. [Consultado el 22/05/2008].
DUYA, Jesús, “La cocaína llega de África”, El País, 15 julio 2007.
FERTEY, Vincent, “Latest al Qaeda attack ratchets up Mauritania risk”, Reuters, 17 septiembre 2008:
http://www.reuters.com/article/idUSLH2972620080917 [Consultado el 20/10/08]
FERTEY, Vincent, “Mauritania says will turn to Arabs if West shuns it”, Reuters Africa, 30 septiembre 2008:
http://africa.reuters.com/top/news/usnJOE48T0JQ.html [Consultado el 8 de octubre de 2008]
FONTENLA BALLESTA, Salvador, “La defensa de España y el flanco sur” en Fuerzas de Defensa y
Seguridad, nº 335, septiembre 2008, ps. 28-37.
GBERIE, Lansana, “A Dirty War In West Africa”, Indiana University Press, Bloomington, 2005.
GHAZVINIAN, John, “Untapped. The Scramble For Africa's Oil”, Harcourt, Orlando, 2007.
GLENNY, Mischa, “McMafia”, Destino, Barcelona, 2008
HESTERMAN, Jenni, “The Drug War Expands to Western Africa” en “In Homeland Security”, julio 2008:
http://inhomelandsecurity.com/2008/07/the_drug_war_expands_to_wester.html [Consultado el 19/08/08].
INTERNATIONAL CRISIS GROUP, “Côte d'Ivoire: No Peace in Sight”, Dakar/Bruselas, julio 2004:
http://www.crisisgroup.org/library/documents/africa/west_africa/082_cote_d_ivoire_no_peace_in_sight.pdf
[Consultado el 29/10/08]
IRUJO, José María, “Al Qaeda entrena en el desierto del Sahel a yihadistas reclutados en España”, El País,
11 febrero 2007.
JOHANSEN, Raggie, “Guinea Bissau: A new hub for cocaine trafficking” en UNODC Perspectives, nº5 mayo
2008, ps. 4-7.
KALDOR, Mary, “Las nuevas guerras”, Tusquets, Barcelona, 2001.
MCCONELL, Tristan, “West Africa now key cocaine hub for Europe”, The Christian Science Monitor, 23
noviembre 2007: http://www.csmonitor.com/2007/1123/p06s01-woaf.html
[Consultado el 20/10/2008]
Jesús Pérez – UC Global - 9 -
Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental
NAIM, MOISÉS, “Ilícito”, Destino, Madrid, 2006.
NAVARRO, José, “Cayucos”, Debate, Barcelona, 2006.
OJEDA GARCÍA, Raquel, “Mauritania tras el golpe de Estado de agosto de 2008: continuidades y cambios”.
Real Instituto Elcano, ARI Nº 94/2008.
PÉREZ TRIANA, Jesús, “Executives Outcomes: Una compañía militar privada pionera y las posibilidades de
la pacificación privada”, II Congreso Internacional de Seguridad y Defensa, Granada, 8, 9 y 10 de noviembre
2006.
PÉREZ, Jesús, “La modernización de la fuerza aérea argelina (I)” en Fuerzas de Defensa y Seguridad, nº
335, septiembre 2008, ps. 38-43.
RODRIGUES ZEVERINO, Guilherme Jorge, “O Conflicto Político-militar na Guiné-Bissau”, Instituto
Português de Apoio ao Desenvolvimento, Lisboa, 2005.
RODRÍGUEZ, COSTA, Rodrigo, “El rearme marroquí” en War Heat Internacional, nº1 julio 2002, ps. 22-27.
RODRÍGUEZ, Jorge A. y YOLDI, José, “Hemos eliminado a 25 infieles”, El País, 25 octubre 2008.
RUIZ-GIMÉNEZ, Itziar, “El colapso del estado poscolonial en la década de los noventa. La participación
internacional” en PEÑAS, Francisco Javier (ed.), “África en el sistema internacional”, Los Libros de la
Catarata, Madrid, 2000, ps. 165-208.
RUIZ-GIMÉNEZ, Itziar, “Las buenas intenciones”, Icaria, Barcelona, 2003.
MICHEL, Serge, “Cuando China encontró a África” en Foreign Policy Edición Española, nº27 junio/julio
2008, ps. 41-48.
THE FUND FOR PEACE Y FOREING POLICY, “The Failed States Index 2007”, julio/agosto 2007:
http://www.foreignpolicy.com/story/cms.php?story_id=3865 [Consultado el 29/10/08]
UNITED NATIONS OFFICE ON DRUGS AND CRIME, “Cocaine Trafficking In Western Africa”, octubre 2007:
www.unodc.org/documents/data-and-analysis/Cocaine-trafficking-Africa-en.pdf [Consultado el 29/10/08].
UNITED NATIONS DEVELOPMENT PROGRAMME, “Human Development Report 2007/2008”, 2007:
http://hdr.undp.org/en/reports/global/hdr2007-2008/ [Consultado el 29/10/08]
VULLIAMY, Ed, “How a tiny West African country became the world's first narco state”, The Observer, 8
marzo 2008: http://www.guardian.co.uk/world/2008/mar/09/drugstrade
[Consultado el 10/03/2008]
Jesús Pérez – UC Global - 10
-
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Article
Tema: El proceso de democratización abierto en Mauritania tras el golpe de Estado de agosto de 2005 representó un cambio sustancial con respecto al régimen del anterior presidente Uld Taya. La valoración positiva de ese período de transición comenzó a quedar en entredicho tras la remodelación gubernamental de mayo de 2008. El golpe de Estado militar, perpetrado el 6 de agosto de 2008, plantea un escenario político en el que se pone fin a la vía democrática iniciada en 2007. El nomadismo político y la vertebración de los intereses a través de las tribus son algunas de las características que persisten en la vida política de Mauritania. Resumen: En este ARI se analizan los principales cambios acontecidos en Mauritania desde el golpe de Estado de agosto de 2005, incluidas las implicaciones internas de las remodelaciones gubernamentales de mayo y junio de 2008. Asimismo, se estudian las causas del golpe de Estado del 6 de agosto de 2008, así como las primeras reacciones nacionales e internacionales. El período abierto tras el incruento golpe de Estado de 2005 supuso una transformación con respecto al régimen político instaurado por el anterior presidente, Maauiya Sid Ahmed Uld Taya. La victoria de Sidi Mohamed Ould Cheikh Abdellahi en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, celebradas en marzo de 2007, y el nombramiento del tercer candidato más votado, Zein Ould Zeidán, como primer ministro crearon muchas expectativas entre la población. Sin embargo, sólo había transcurrido poco más de un año cuando Ould Zeidán presentó su dimisión el 6 de mayo de 2008. El período de inestabilidad política parece haberse cerrado con el golpe de Estado del 6 de agosto de 2008, y con él se han desvanecido las esperanzas de consolidar un régimen democrático en Mauritania. Análisis: El golpe de Estado del 3 de agosto de 2005 se inscribió en la lógica política de Mauritania. Los jefes de Estado han emergido tradicionalmente entre los militares a través del uso de la fuerza desde 1978, fecha en la que se expulsó del poder a Moktar Ould Daddah, el primer jefe de Estado tras la independencia de Mauritania en 1961. El propio Maauiya Sid Ahmed Uld Taya llegó al poder en 1984 a través de un golpe de Estado. En 2003, antes de la convocatoria de unas elecciones presidenciales, se produjo otro intento. Sin embargo, en la actuación del 3 de agosto de 2005, dos militares próximos a Uld Taya: el comandante del batallón de la seguridad presidencial, el coronel Mohamed Ould Abdelaziz, y el director de la seguridad nacional, Ely Ould Mohamed Vall, se hicieron con el poder mientras Uld Taya asistía en Arabia Saudí a los funerales del rey Fahd. En esa ocasión se rompió con la trayectoria golpista mauritana porque se trató de una actuación bien organizada e incruenta, y porque encontró una reacción favorable por parte de la población y de las fuerzas de la oposición.
Article
Traducción de: New and old wars. Organized violence in a global era Incluye bibliografía e índice
Article
The author provides an overview on the current situation in West Africa with regard to drug trafficking (cocaine, heroin and hashish), organized crime (from human trafficking to diamond trade and its link with terrorism financing) and terrorism.
West Africa becoming key cocaine transit route to Europe: Interpol
  • Agence France-Presse
AGENCE FRANCE-PRESSE, "West Africa becoming key cocaine transit route to Europe: Interpol", 7 noviembre 2007:
España da aviones a Mauritania, Cabo Verde y Senegal para frenar la inmigración
  • Ricardo M De Rituerto
DE RITUERTO, Ricardo M., "España da aviones a Mauritania, Cabo Verde y Senegal para frenar la inmigración", El País, 30 septiembre 2007. [Consultado el 22/05/2008].
La cocaína llega de África
  • Jesús Duya
DUYA, Jesús, "La cocaína llega de África", El País, 15 julio 2007.
Mauritania says will turn to Arabs if West shuns it
  • Vincent Fertey
FERTEY, Vincent, "Mauritania says will turn to Arabs if West shuns it", Reuters Africa, 30 septiembre 2008: http://africa.reuters.com/top/news/usnJOE48T0JQ.html [Consultado el 8 de octubre de 2008]
La defensa de España y el flanco sur" en Fuerzas de Defensa y Seguridad, nº 335, septiembre
  • Fontenla Ballesta
FONTENLA BALLESTA, Salvador, "La defensa de España y el flanco sur" en Fuerzas de Defensa y Seguridad, nº 335, septiembre 2008, ps. 28-37.
The Drug War Expands to Western Africa" en "In Homeland Security
  • Jenni Hesterman
HESTERMAN, Jenni, "The Drug War Expands to Western Africa" en "In Homeland Security", julio 2008: http://inhomelandsecurity.com/2008/07/the_drug_war_expands_to_wester.html [Consultado el 19/08/08].