ArticlePDF Available

Conducción distraída, un problema creciente para la seguridad vial, 2017

Authors:

Abstract and Figures

Conducción distraída...
Content may be subject to copyright.
CIENCIA UANL / AÑO 20, No. 86 octubre-diciembre 2017
12
En el último reporte emitido por la Organización
Mundial de la Salud (OMS, 2015) sobre la situación
mundial de la seguridad vial, se observa que más
de 1.25 millones de personas muere cada año en las
carreteras del mundo, además de los millones de
personas que resultan lesionadas de gravedad. Aun
a pesar de que el número de muertes pareciera ha-
berse estabilizado a partir de 2007; en el caso de los
países con ingresos medios y bajos, este comporta-
miento no ha sido el mismo, ya que la problemática
sigue creciendo (World Health Organization, 2015).
Esta epidemia se torna aún más grave cuando
las estadísticas muestran que los accidentes viales
son la primera causa de muerte en personas jóve-
nes en edad productiva, de entre 15 y 29 años de
edad (World Health Organization, 2015; Andrada y
Bertone, 2017). Aunado a las muertes y las lesiones
causadas por los accidentes viales, existen otras dos
problemáticas relacionadas con los vehículos auto-
motores: la congestión del tránsito y las emisiones
de los escapes de los autos, lo que indirectamente
repercute en la disminución de la actividad física
(caminar, andar en bicicleta, etcétera) (World Health
Organization, 2015).
El panorama para México muestra que, en 2015,
se registraron al menos 378,232 accidentes de trán-
sito en los que, en más de 90% de los casos, la causa
fue un error humano. Esto considerando que los ac-
cidentes viales pueden ser causados por cuestiones
inherentes al propio vehículo, al camino, humanas y
otras. Siendo los accidentes la cuarta causa de mor-
talidad en la población general y la primera en el
grupo de 15 a 24 años de edad. En ese mismo año,
en el mismo rubro, se reportaron 106,718 personas
heridas y 4,601 decesos (INEGI, 2016).
En el caso de Nuevo León (2015), se registraron
al menos 86,110 accidentes de tránsito (22% del to-
tal nacional), siendo el estado que ocupa la primera
posición con el número más alto de accidentes en
los últimos años. Mientras que el número de perso-
nas heridas ascendió a 9,429, perdieron la vida 224.
Sin embargo, en 2016 se registró un incremento
en el número de muertos de alrededor de 20% con
respecto a 2015, cabe señalar que los datos corres-
pondientes a 2016 son considerados aún de manera
preliminar (gura 1) (INEGI, 2016).
Figura 1. Panorama de accidentes de tránsito en Nuevo León,
2014-2016 (INEGI, 2016).
En la gura 2 se observa que de los 75,931 ac-
cidentes de tránsito reportados para Nuevo León
en 2016, al menos 3,327 accidentes (4%) fueron
ocasionados por otra causa, la cual no se especica
dentro de este informe.
Figura 2. Causas de accidentes de tránsito en Nuevo León, 2016
(INEGI, 2016).
CIENCIA UANL / AÑO 20, No. 86 octubre-diciembre 2017 13
CONDUCCIÓN DISTRAIDA
Si bien conducir es una tarea compleja que requiere la
ejecución de habilidades cognitivas, físicas, sensoria-
les y psicomotoras (Bp España, 2012), en la actualidad
no es inusual observar cada vez con más frecuencia a
conductores envueltos en otras actividades ajenas a la
conducción
Considerando que los accidentes viales pueden ser
ocasionados por diversas causas, entre ellas cuestiones
humanas, del propio vehículo, del camino, entre otros
(CNS/Segob, 2015); dentro de los aspectos inherentes
al individuo se encuentra la distracción del conductor,
lo cual representa un problema creciente para la seguri-
dad vial. De acuerdo con Regan (2007), la distracción
ocurre cuando el conductor se involucra en una activi-
dad secundaria que interere en el desempeño de la ta-
rea principal que es la conducción. Este autor propone
cuatro tipos de distracciones: visual (ocurre cuando el
conductor mira un mapa u otro lugar que no sea la ca-
rretera), cognitiva (cuando el conductor aparta su men-
te de la carretera o escucha una conversación de pasaje-
ros), física (cuando el conductor sostiene un dispositivo
como un teléfono móvil en lugar de conducir con las
dos manos, o bien cuando manipula la radio, consume
alimentos, etcétera), auditiva (cuando los dispositivos
de audio se ponen a alto volumen pueden enmascarar
otros sonidos como sirenas de ambulancia, silbatos de
tren, etcétera) (Regan, 2007).
Sin embargo, las distracciones también se pueden
clasicar en internas (ocurren al interior del vehículo)
y externas, las que ocurren hacia el exterior del vehí-
culo, por ejemplo, mirar a la gente, los accidentes, los
edicios, vallas publicitarias y otros anuncios ubicados
al borde de la carretera (OMS, 2011). Algunas de las
fuentes de distracción interna consisten en comer/be-
ber, manipular el celular, la radio o los controles del
clima, conversar con otros pasajeros, fumar, arreglarse,
etcétera. Sin embargo, la mayor preocupación se enfo-
ca en los aparatos portátiles, entre ellos los teléfonos
celulares, los dispositivos de almacenamiento de músi-
ca, sistemas de navegación no integrados (por ejemplo
GPS), entre otros (OMS, 2011).
De las distracciones internas, una de las más estu-
diadas en países como Australia y Estados Unidos ha
sido el uso de los teléfonos móviles durante la conduc-
ción, demostrando cómo el uso del teléfono perjudica
la conducción, ya que provoca que el conductor no se
mantenga en una posición correcta dentro de su carril,
le impide mantener una velocidad apropiada, sus tiem-
pos de reacción son más largos para detectar y respon-
der a eventos inesperados, se reduce el campo visual
funcional, no percibe lo que ocurre alrededor, tiene una
reacción de frenado lenta, se incrementa el tiempo de
reacción ante señales de tráco, no se respetan los cru-
ces o intersecciones, se cometen errores al ceder el paso
a otro vehículo, se dan giros inapropiados e inespera-
dos, se reduce la distancia de seguridad, se calcula de
manera inapropiada el espacio necesario para incorpo-
rarse a la circulación de forma segura y, por ende, au-
menta la participación en accidentes. Cabe resaltar que
algunos de estos estudios se han efectuado con simula-
dores (Yannis et al., 2014; Kass, Cole y Stanny, 2007).
Por todo lo anterior, el teléfono móvil se ha conver-
tido en un dispositivo que ha revolucionado el desarro-
llo y la innovación tecnológica, pues se ha convertido
en una herramienta necesaria para la vida al permitir
realizar diversas actividades como localizar informa-
ción, monitorear correos, documentos, el manejo de
las redes sociales, compartir fotos y videos, escribir
mensajes y realizar llamadas, e incluso realizar tran-
sacciones y localizar lugares, todas esas características
y utilidades del mismo, aunado al ritmo de vida de las
personas, fomentan su uso, incluso de manera errónea
durante la conducción (OMS, 2011).
ESTUDIOS SOBRE
DISTRACTORES EN MÉXICO
Al recopilar datos en materia de distractores en Mé-
xico, encontramos al menos dos investigaciones rela-
cionadas con el tema, de las cuales una se enfocó en
medir el uso del celular en conductores de vehículos
en tres ciudades, reportando una resultado de 10.7%, y
otro midió la frecuencia de uso del teléfono móvil entre
motociclistas (Vera-López et al., 2012; Pérez-Núñez et
al., 2014).
Por otro lado, es importante mencionar que a nivel
nacional existe el Stconapra (Secretariado Técnico del
Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes),
una unidad administrativa de la Secretaría de Salud,
quienes son los responsables de dirigir la política na-
cional en materia de prevención de lesiones ocasiona-
das por accidentes, y quienes han emitido algunas re-
comendaciones para evitar el uso del celular durante la
conducción, las cuales consisten en no usar dispositi-
vos de manos libres, colocar el celular fuera del alcance
y en silencio mientras se conduce, si se va acompañado
de un copiloto entregarle el teléfono celular para que se
encargue de contestar llamadas y mensajes. O incluso,
si es muy necesario realizar una llamada o mandar un
CIENCIA UANL / AÑO 20, No. 86 octubre-diciembre 2017
14
mensaje de texto, orillarse y estacionarse. Asimismo,
se pueden utilizar aplicaciones que detectan cuando el
dispositivo está en movimiento y redirecciona las lla-
madas entrantes a un buzón de voz (Stconapra, 2017).
ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN
Como se pudo observar, los accidentes viales siguen
cobrando muchas vidas y dejando lesionada a una gran
cantidad de personas, y México no es la excepción.
Lamentablemente, quienes resultan más afectados por
este problema son los jóvenes en edad productiva, lo
cual signica una carga económica para la persona, la
familia y el sistema de salud, aunado al daño psicoló-
gico del suceso.
El avanzado desarrollo tecnológico en materia de
comunicación ha permitido que dispositivos como el
teléfono celular se conviertan cada día en accesorios
de máxima necesidad para la vida, y que su uso inclu-
so durante la conducción sea un hábito cada vez más
observado, pero pobremente estudiado sobre todo en
nuestro país.
Nuevo León es uno de los estados que contribuye
con un buen número de accidentes a nivel nacional,
como se pudo apreciar en la información recabada. Sin
embargo, se observa que las estadísticas disponibles
por parte del INEGI no arrojan las causas de los acci-
dentes de manera tan especíca como en el caso de la
conducción distraída. Y los estudios que se reportan en
la bibliografía se han enfocado en medir la prevalencia
de uso del celular durante la conducción, mas no como
una causa de accidentes viales, además de que fueron
publicados en otro idioma.
CONCLUSIÓN Y
RECOMENDACIÓN
Conducir distraído es un problema poco abordado en
nuestro país; sin embargo, no es ajeno a nuestra reali-
dad, por tal motivo es necesario estudiar esta problemá-
tica también en Nuevo León.
Resulta difícil comprobar que un conductor que
participa en un accidente automovilístico manejaba
de forma distraída, independientemente de la acción
secundaria que estuviera realizando. Por lo que, con-
secuentemente, las estadísticas relacionadas con las
causas de accidentes viales no reejan de manera espe-
cíca la causa real inherente al conductor.
Es importante reconocer que es un problema com-
plejo de abordar y medir, por tal motivo requerirá del
diseño y aplicación de estudios especícos que permi-
tan evidenciar el problema.
REFERENCIAS
Andrada, M., y Bertone, C. (2017). Análisis de las defuncio-
nes por accidentes de tránsito en los registros ociales de La
Rioja-Argentina. Periodo 2011-2013. Memorias del Instituto
de Investigaciones en Ciencias de la Salud, 15(2), 6-13
Bp España. (2012). RACE y BP-CASTROL contra las dis-
tracciones al volante. Bp España. Disponible en: http://
www.bp.com/es_es/spain/prensa/notas-de-prensa/2013/ra-
ce-y-bp-castrol-contra-las-distracciones-al-volante.html
Comisión Nacional de Seguridad. Secretaría de Gobernación.
(2015). Accidentes y sus factores. Distrito Federal. Disponi-
ble en http://www.cns.gob.mx/portalWebApp/appmanager/
portal/desk?_nfpb=true&_pageLabel=portals_portal_page_
m2p1p2&content_id=830068&folderNode=830052&folder-
Node1=810277
Instituto Nacional de Estadística y Geografía. (2015). Acci-
dentes de tránsito terrestre en zonas urbanas y suburbanas.
Información de 1997 a 2016. Disponible en: http://www.
inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/registros/economicas/
accidentes/descripciones.aspx#.
Kass, S.J., Cole, K.S., y Stanny, C.J. (2007). Effects of dis-
traction and experience on situation awareness and simulated
driving. Transp. Res. Part F Trafc Psychol. Behav. 10, 321-
329.
Organización Mundial de la Salud. (2011). Uso del celular al
volante: un problema creciente de distracción del conductor.
Ginebra: OMS, pp. 1-52.
Pérez-Núñez, R., et al. (2014). The prevalence of mobile pho-
ne use among motorcyclists in three Mexican cities. Trafc
injury prevention, 15(2), 148-150.
Regan, M. (2007). Driver distraction: Reections on the past,
present and future. In: I.J. Faulks, et al. (Eds.). Distracted
driving. Sydney, NSW: Australasian Collegue of Road Safe-
ty. Pages 29-73.
Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Preven-
ción de Accidentes (2017). Disponible en http://conapra.sa-
lud.gob.mx/Nosotros/Quienes_Somos.html
Vera-López, J. D., et al. (2012). Distracted driving: mo-
bile phone use while driving in three Mexican cities. In-
jury prevention, injuryprev-2012. DOI: 10.1136/in-
juryprev-2012-040496.
World Health Organization. (2015). Informe sobre la situa-
ción mundial de la seguridad vial 2015. Ginebra, Suiza:
OMS, pp.1-340.
Yannis, G., et al. (2014). Impact of texting on young drivers’
behavior and safety on urban and rural roads through a simu-
lation experiment. J. Safety Res. 49, 25-31.
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Article
Problem This research aims to investigate the impact of texting on the behavior and safety of young drivers on urban and rural roads. Method A driving simulator experiment was carried out in which 34 young participants drove in different driving scenarios; specifically, driving in good weather, in raining conditions, in daylight and in night were examined. Lognormal regression methods were used to investigate the influence of texting as well as various other parameters on the mean speed and mean reaction time. Binary logistic methods were used to investigate the influence of texting use as well as various other parameters in the probability of an accident. Results It appears that texting leads to statistically significant decrease of the mean speed and increase of the mean reaction time in urban and rural road environment. Simultaneously, it leads to an increased accident probability due to driver distraction and delayed reaction at the moment of the incident. It appeared that drivers using mobile phones with a touch screen present different driving behavior with respect to their speed, however, they had an even higher probability of being involved in an accident. Discussion The analysis of the distracted driving performance of drivers who are texting while driving may allow for the identification of measures for the improvement of driving performance (e.g., restrictive measures, training and licensing, information campaigns). Practical applications The identification of some of the parameters that have an impact on the behavior and safety of young drivers concerning texting and the consequent results can be exploited by policy decision makers in future efforts for the improvement of road safety.
Article
Objective: To quantify the prevalence of mobile phone use among motorcyclists in 3 Mexican cities and to identify associated factors. Methods: Two rounds of roadside observations were conducted in Guadalajara-Zapopan, León, and Cuernavaca from December 2011 to May 2012. Observation sites were selected randomly and all motorcyclists circulating at those sites were recorded. Motorcyclists observed talking into a phone (either handheld or hands-free) or texting were recorded as using a mobile phone while driving. Results: A total of 4244 motorcyclists were observed. The overall prevalence of mobile phone use was 0.64 percent (95% confidence interval [CI]: 0.42-0.92); it was highest in Guadalajara-Zapopan (1.03%; 95% CI: 0.61-1.63) and among motorcyclists not using a helmet (1.45% versus 0.4%; P = .000) and those riding on 1-lane roads (1.6% versus 0.8% on 2-lane roads and 0.5% in 3- to 5-lane roads; P = .046). Conclusions: To our knowledge this is the first study that reports the prevalence of mobile phone use while driving among motorcyclists. The observed prevalence is higher than the prevalence stated in a previous report from China on electric bicycle riders. This risk factor should be monitored in the future given the growing popularity of motorcycles and the availability of mobile devices. Current legislation should be enforced to avoid potential injuries and deaths attributable to this risk factor.
Article
This study examined the impact of cell phone conversation on situation awareness and performance of novice and experienced drivers. Driving performance and situation awareness among novice drivers ages 14–16 (n = 25) and experienced drivers ages 21–52 (n = 26) were assessed using a driving simulator. Performance was measured by the number of driving infractions committed: speeding, collisions, pedestrians struck, stop signs missed, and centerline and road edge crossings. Situation awareness was assessed through a query method and through participants’ performance on a direction-following task. Cognitive distractions were induced through simulated hands-free cell phone conversations. The results indicated that novice drivers committed more driving infractions and were less situationally aware than their experienced counterparts. However, the two groups suffered similar decrements in performance during the cell phone condition. This study provides evidence of the detrimental effects of cell phone use for both novice and experienced drivers. These findings have implications for supporting driving legislation that limits the use of cell phones (including hands-free) in motor vehicles, regardless of the driver’s experience level.
Análisis de las defunciones por accidentes de tránsito en los registros oficiales de La Rioja-Argentina
  • M Andrada
  • C Bertone
Andrada, M., y Bertone, C. (2017). Análisis de las defunciones por accidentes de tránsito en los registros oficiales de La Rioja-Argentina. Periodo 2011-2013. Memorias del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud, 15(2), 6-13
RACE y BP-CASTROL contra las distracciones al volante
  • Bp España
Bp España. (2012). RACE y BP-CASTROL contra las distracciones al volante. Bp España. Disponible en: http:// www.bp.com/es_es/spain/prensa/notas-de-prensa/2013/race-y-bp-castrol-contra-las-distracciones-al-volante.html
Uso del celular al volante: un problema creciente de distracción del conductor. Ginebra: OMS
  • Salud Organización Mundial De La
Organización Mundial de la Salud. (2011). Uso del celular al volante: un problema creciente de distracción del conductor. Ginebra: OMS, pp. 1-52.
Distracted driving. Sydney, NSW: Australasian Collegue of Road Safety
  • M Regan
Regan, M. (2007). Driver distraction: Reflections on the past, present and future. In: I.J. Faulks, et al. (Eds.). Distracted driving. Sydney, NSW: Australasian Collegue of Road Safety. Pages 29-73.
Distracted driving: mobile phone use while driving in three Mexican cities. Injury prevention
  • J D Vera-López
Vera-López, J. D., et al. (2012). Distracted driving: mobile phone use while driving in three Mexican cities. Injury prevention, injuryprev-2012. DOI: 10.1136/injuryprev-2012-040496.
Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2015. Ginebra, Suiza: OMS
World Health Organization. (2015). Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2015. Ginebra, Suiza: OMS, pp.1-340.