Conference PaperPDF Available

Abstract and Figures

En las zonas rurales del piedemonte amazónico, en donde largas distancias separan unas tierras de otras, la familia ––y no el individuo–– se presenta como la unidad social mínima de subsistencia. En su interior, se evidencian dinámicas asociativas y de división del trabajo muy sólidas que contrastan fuertemente con comportamientos más individualistas, reflejados hacia el exterior de este núcleo so pretexto de la protección de los intereses de cada uno de ellos. Esta estructura, aunque tácita y espontánea en esencia, se interpone en la construcción y el fortalecimiento del capital social de las comunidades rurales, hecho que dificulta dinámicas de producción sostenible y responsable que pueden traducirse en aumento de la percepción de bienestar común. En respuesta a este escenario, nace el proyecto Rocío en la región nororiental del departamento del Caquetá, producto de una alianza entre la Universidad de los Andes y el Fondo Patrimonio Natural de Colombia. Desde el programa Conservación y Gobernanza, el proyecto Rocío busca robustecer la producción de la región mediante el fortalecimiento de las redes sociales internas y externas usando tecnologías financieras y de la información. Partimos de la premisa de que esta producción debe ser sostenible y así satisfacer tanto las necesidades básicas de las familias, como las necesidades ambientales del territorio en que estas se encuentran. Para reflexionar en torno a la asociatividad como elemento clave de la dinámicas sociales, diseñamos una juego de mesa ––llamado Cosecha–– basado en el juego de Matt Leacock, Forbidden Island (2010). El objetivo del juego es conseguir una serie de conocimientos para llevarlos a la vereda, mientras que turno a turno, diferentes eventualidades van acabando con los terrenos de cultivos. La dinámica propicia que los participantes desarrollen estrategias de colaboración y asociación para poder finalizar el juego. Tal cual como sucede en sus vidas cotidianas, dicha colaboración grupal aparece solo cuando el panorama se complica, y entonces surge la reflexión principal: ¿por qué esperar al momento caótico para trabajar conjuntamente si es posible hacerlo desde el inicio? Siendo estas conductas producto y reflejo de la prelación de lo individual ––familiar–– por sobre lo colectivo, Cosecha aparece como una herramienta reflexiva, vivencial y experimental que busca hacer evidente la importancia del trabajo conjunto: ahora sabemos que no sólo la unión hace la fuerza, sino que la unión promueve el bienestar.
Content may be subject to copyright.
III Congreso de Investigación Interdisciplinaria en Arquit ectura, Diseño, Ciudad y Territorio
11 | 12 | 13 diciembre 2018
Métodos, proyecto y didáctica
Cosecha: juego de mesa que promueve dinámicas asociativas
Catalina Ramírez Díaz, Fondo Patrimonio Natural de Colombia, Programa Conservación y Gobernanza.
Leidy Lorena Rodríguez Pinto, Universidad de los Andes, Maestría en Diseño.
Santiago de Francisco Vela, Universidad de los Andes, Departamento de Diseño.
Miguel Navarro-Sanint, Universidad de los Andes, Departamento de Diseño.
Palabras clave: asociatividad, capital social comunitario, desarrollo rural, dinámicas lúdicas, diseño participativo.
1. INTRODUCCIÓN
Al norte del municipio de San Vicente del Caguán, en zonas rurales del piedemonte amazónico colombiano, El Fondo
Patrimonio Natural (FPN) patrocinado por USAID trabaja desde el Programa Conservación & Gobernanza para reducir la
deforestación y conservar la biodiversidad por medio de la promoción de procesos de producción sostenible
1
. En estas
comunidades, la familia y no el individuose presenta como la unidad social mínima de subsistencia pues, en su interior,
se evidencian dinámicas asociativas y de división del trabajo muy sólidas (capital social grupal
2
) que contrastan con
comportamientos más individualistas reflejados hacia el exterior de este núcleo, so pretexto del cuidado de su propio
bienestar (capital social individual
3
). Dentro de esta estructura social, los recursos naturales son reconocidos como parte
fundamental de la producción agrícola, pero ante una débil expresión del capital social comunitario, entendido como la
forma de institucionalidad social del conjunto (comunidad local) en la que se plantea como objetivo el bien común
4
, una
comunidad puede caer en la Tragedia de los comunes
5
hasta agotar los recursos que le permiten una estabilidad productiva
hecho que pone en riesgo su bienestar.
En escenarios con las características antes mencionadas, “la asociatividad comunitaria es un eslabón fundamental en la
cadena que conecta el hogar individual con la institucionalidad pública”
6
, por lo que se hace importante fortalecer la
agencia colectiva
7
que “permite a las personas transcender los límites que generan sus preocupaciones individuales de
bienestar”. Dicha agencia no puede ser impuesta: generalmente surge a través de un proceso de aprendizaje
8
basado en
interacciones entre personas
9
o de la reiteración de situaciones en las que la confianza es puesta a prueba
10
.
1
"Conservación Y Gobernanza Patrimonio Natural, "Patrimonio Natural Trabajamos Por El Patrimonio Natural De Colombia.”
2
Relaciones en “donde emerge la posibilidad de trabajar en equipo”. En la región, este tipo de capital se observa a nivel familiar en tanto cooperación a la
hora de cultivar, distribuir la tierra, vender productos, intercambiar semillas, entre otras. Véase Durston, El Capital Social Campesino, 141.
3
“Redes ego centradas de reciprocidad difusa”. Ibíd. 27.
4
El capital social comunitario no garantiza que el bien común se pueda alcanzar, pero se presenta como patrón que las comunidades prósperas han
desarrollado expr esiones fuertes de dicho tipo de capital. Ibíd. 27.
5
Uso excesivo y respectivo agotamiento de los recursos comunes, sin tener intención alguna de hacerlo. ase Hardin, Tragedy of the Commons.
6
Durston, El Capital Social Campesino, 47.
7
El término agencia es etendido como la capacidad de actuar con propósito (Inglehart, “Agency, Values and Well Being,” 44). En ese caso, la agencia
colectiva se encuentra estrechamente ligada al concepto de capital social comunitario. Véase Pelenc, y otros, “Sustainable Human Development,” 88.
8
Para involucrarse con los demás, es fundamental encontrar formas de imaginarse en el mundo de otra persona. Sin embargo, esto no significa que los
individuos que participan quieran ser el otro. Más bien, quieren aprender de las prácticas de los demás para construir una relación más estrecha entre
dichas prácticas”. Véase Gunn y Donovan, “Design Anthropology: An Introduction,” 22.
9
Pelenc, y otros, “Sustai nable Human Development,” 87.
10
Durston, El Capital Social Campesino, 16.
III Congreso de Investigación Interdisciplinaria en Arquit ectura, Diseño, Ciudad y Territorio
11 | 12 | 13 diciembre 2018
Buscando hacer parte de ese proceso de aprendizaje, el proyecto Rocío
11
parte del principio de bienestar en comunidad,
comprendido como el “grupo de asuntos sociales, económicos, ambientales, culturales y políticos que una comunidad
identifica como pilares de su prosperidad”
12
. Mediante la articulación de estos pilares se buscan estrategias que permitan
una producción sostenible en la región fortaleciendo las redes sociales internas y externas.
Durante una primera fase
13
de levantamiento de datos y reconocimiento del territorio en la inspección de Las
Guacamayas
14
, se identificaron mecanismos de gobernanza
15
, aún débiles, para “organizar la acción colectiva en pro del
logro de objetivos comunes”; entre los cuales se destacan las Juntas de Acción Comunal (JAC), las asociaciones de
diferentes gremios productivos y los grupos de mujeres, entre otros. Si bien el potencial productivo de la región se refleja
en sus productos, prácticas productivas, medios de transporte y formas de intercambio, los habitantes cuentan
actualmente con un reducido acceso a mercados (e.i. San Vicente del Caguán y tres pueblos cercanos).
Sabiendo que el desarrollo rural
16
se entorpece cuando las organizaciones se integran únicamente de manera vertical con el
mercado, y no de manera horizontal mediante amplias bases de apoyo comunitario
17
, nace Cosecha como dinámica de
juego que propicia la asociatividad comunitaria mediante abstracciones de la realidad
18
, abriendo un espacio de interacción
para evidenciar cómo el aumento de capital social comunitariocoloca al grupo o comunidad en un plano de superioridad
con respecto al del individuo aislado”
19
.
2. METODOLOGÍA
En el marco de los principios del diseño participativo
20
como metodología que propicia la intervención de los individuos y
las herramientas de juegos
21
que permiten hacer una abstracción de la realidad, se buscaba acortar la brecha entre las
diferentes comprensiones y/o intereses de los involucrados
22
, la primera versión de Cosecha fomentaba la agencia colectiva
desde la dinámica y mecánica del “Monopolio”
23
. Este juego buscaba propiciar acciones colectivas, simulando el
abastecimiento de un mercado por parte de la comunidad: en vez de propiedades, las casillas tenían productos de la región,
y el objetivo del juego era recolectar ciertas cantidades de producto para satisfacer la demanda del mercado (Fig. 1).
11
Oficialmente el proyecto se titula “Tecnologías financieras y de la información para la conservación ambiental: Rocío”.
12
Sung y Phillips, “Conceptualizing a Community Well-Being,” 07.
13
Son cuatro fases: observación, interpretación, delimitación y proposición. El detalle en Beckman y Barry, “Innovation as a Learning Process,” 28, 30.
14
Y sus respectivas veredas, El Caimán, La Granada, El Nogal, Las Guacamayas (pueblo), Filo Largo, La Música, El Porvenir y La Argentina (perteneciente a
la inspección contigua “Troncales”) aparecen como foco principal del proyecto y se ubican en San Vicente del Caguán en el departamento de Caquetá.
15
Definición de gobernanza en Serna de la Garza, “El Concepto de Gobernanza,” 36-37.
16
El enfoque “desde arriba hacia abajo” que caracterizó la acepción de este concepto migró, desde finales de los años setenta, al enfoque “desde abajo
hacia arriba” que privilegia la participación y el empoderamiento de los actores de la sociedad civil. Véase Sepúlveda, y otros, Desarrollo Rural.
17
Flores y Rello, “Capital social rural,” 180.
18
Beckman y Barry, “Innovation as a Learning Process,”.
19
Flores y Rello, “Capital social rural,” 27.
20
“El diseño participativo se convirtió en una etiqueta para los procesos de diseño y desarrollo en la que los usuarios finales fueron invitados a participar y
contribuir, no simplemente como críticos y evaluadores de los conceptos de productos y sistemas, sino como co-diseñadores”. Véase Buur y Matthews,
Participatory Innovation”, 257.
21
Los juegos como herramientas de diseño extraen un aspecto de la realidad y lo refuerzan. Veáse Habraken y Gross, “Concept Design Games,” 152.
22
Brandt y Messeter, “Facilitating Collaboration through Design Games,” 129.
23
Magie, Monopolio.
III Congreso de Investigación Interdisciplinaria en Arquit ectura, Diseño, Ciudad y Territorio
11 | 12 | 13 diciembre 2018
Figura 1. Pobladores jugando la primera aproximación de la dinámica de juego. 23 octubre 2017 (Curiel, 2017).
Para que el foco recayese de nuevo en la asociatividad y no en la productividad, esto es, que la dinámica de juego y su
reflexión no dependieran en su mayoría de habilidades individuales, se replanteó la dinámica de tal forma que la
construcción de alianzas fuese indispensable a la hora de alcanzar el objetivo final: ahora, no se trataría de un “todos contra
todos”, sino de un todos contra el juego”.
Así pues, la iteración del juego se enfocó en propiciar acciones colectivas, esta vez, simulando situaciones adversas a las que
suelen enfrentarse en la cotidianidad como comunidad (e.g. fenómenos naturales, enfermedades de cultivo). Tomando
como referente el juego Forbidden Island
24
, una serie de eventualidades iba acabando con sus terrenos (de cultivos de
productos locales) impidiendo a los jugadores desplazarse para concretar el objetivo del juego.
3. RESULTADOS
Cosecha es un juego para reflexionar en torno a la asociatividad como elemento clave del desarrollo de una comunidad. Allí,
los jugadores deben moverse por los cuadros de productos que conforman el terreno que forman el tablero (Fig.2) para
conseguir fichas circulares de colores que les permiten obtener una serie de conocimientos (financiero, agrícola, ambiental
y tecnológico): diferentes jugadores tendrán que ir a recogerlos en la casilla del “mercado” y posteriormente llevarlos hasta
la casilla vereda.
24
Leacock, Forbidden Island
III Congreso de Investigación Interdisciplinaria en Arquit ectura, Diseño, Ciudad y Territorio
11 | 12 | 13 diciembre 2018
El juego acaba cuando todos los participantes logran llegar a la vereda con todos los conocimientos; la dificultad se presenta
porque turno a turno, diferentes eventualidades (i.e. tarjetas de enfermedades de cultivo) van acabando con los terrenos
del tablero (Fig.3) impidiendo el paso de los jugadores a través de este.
Figura 2. Disposición del tablero al inicio del juego. 30 noviembre 2017 (De Francisco, 2017)
Figura 3. Un g rupo recupera sus t erreno s con la ayu da de lo s conocim ientos adquirid os. 30 noviembre 2017 (De Francisco, 2017)
III Congreso de Investigación Interdisciplinaria en Arquit ectura, Diseño, Ciudad y Territorio
11 | 12 | 13 diciembre 2018
En ese sentido, es este un juego corto que, de jugarse individualmente, se torna irresoluble. Plantea dilemas que
trascienden el ideal asociativo porque su vinculación con la producción, contextualiza de manera perspicaz su realidad
cotidiana. Empiezan los participantes a enfrentar el juego de manera individual, hasta que las adversidades les permiten
concluir que sólo trabajando conjuntamente es posible alcanzar ciertos objetivos comunes mediante estrategias de
cooperación en donde la confianza y la reciprocidad
25
deben estar presentes.
4. CONCLUSIONES
Es común que los jugadores, en su individualidad, llevan el juego al extremo permitiendo que casi todos los terrenos del
tablero desaparezcan En medio de la encrucijada, aparecen dinámicas colectivas que regulan las decisiones individuales
(fortalecimiento del capital social comunitario
26
). Lo anterior dio lugar a una reflexión adicional: no es necesario esperar
hasta el peor escenario, si trabajando en conjunto desde el inicio se pueden evitar las situaciones desfavorables extremas.
Ante lo mencionado, una herramienta reflexiva, vivencial y experimental como Cosecha, permite hacer evidente la
importancia del trabajo conjunto a la hora de buscar el bienestar en comunidad porque propicia un espacio de interacción
cercano a sus realidades, y porque la confianza es puesta a prueba: en cada turno el jugador que corresponda, debe decidir
entre una acción encaminada a su bienestar o al de todos los jugadores en la mesa.
Siendo conscientes de las limitaciones que presenta la dinámica, Cosecha se convierte en un insumo que aporta a la
implementación de futuros proyectos en la línea del desarrollo rural, y para entidades como FPN, este tipo de herramientas
sirven como instrumentos facilitadores para quien modera el trabajo con las comunidades en contextos rurales. Ad portas
de la fase de proposición, y en paralelo a las actividades correspondientes, un próximo paso contempla la capacitación de
personal de monitoreo del FPN para comprobar la herramienta en otros contextos y así, dar trámite a una continua
iteración y adaptación de la misma para ser difundida como una herramienta de uso en campo.
5. AGRADECIMIENTOS
Esta investigación ha sido posible gracias al apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional
(USAID), bajo el Programa Conservación y Gobernanza en el Piedemonte Amazónico, puesto en marcha por el Fondo
Patrimonio Natural y en alianza con la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad de los Andes. Su contenido es
responsabilidad de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad de los Andes y no refleja necesariamente la
opinión de USAID o el gobierno de los Estados Unidos ni del Fondo Patrimonio Natural.
6. REFERENCIAS
BECKMAN, Sarah; BARRY, Michael. 2007. «Innovation as a Learning Process: Embeeding Design Thinking.»
California Management Review 50 (1): 25-56.
25
De acuerdo con Durston “la confianza, la reciprocidad y la cooperación constituyen el contenido de las relaciones y de las instituciones sociales del
capital social”. El desarrollo en Durston, El Capital Social Campesino, 16.
26
En las normas institucionales, los beneficios personales quedan circunscritos, a veces de manera explícita, a aquellos beneficios que no dañan los
intereses de la colectividad”. Ibíd. 34
III Congreso de Investigación Interdisciplinaria en Arquit ectura, Diseño, Ciudad y Territorio
11 | 12 | 13 diciembre 2018
BRANDT, Eva; MESSETER, Jörn. 2004. «Facilitating Collaboration Through Design Games.» Proceedings
Participatory Design Conference 2004. Toronto. 121-131.
BUUR, Jacob; MATTHEWS, Ben. 2008. «Participatory Innovation.» International Journal of Innovation
Management (Imperial College Press) 12 (3): 255-273.
DURSTON, Jhon. 2002. El Capital Social Campesino en la Gestión del Desarrollo Rural: Díadas, Equipos, Puentes y
Escaleras. Santiago de Chile: Naciones Unidas.
FLORES, Margarita; RELLO, Fernando. 2002. Capital Social Rural: Experiencias de México y Centroamérica.
México D.F.: Plaza y Valdés.
GUNN, Wendy; DONOVAN, Jared. 2012. «Design Anthropology: An Introduction.» En Design And Anthropology:
Theory and Practice, de Wendy Gunn, Ton Otto y Rachel C Smith, 1-16. Londres: Bloomsbury Publishing Plc.
HABRAKEN, John; GROSS, Mark D. 1988. «Concept Design Games.» Design Studies 9 (3): 150-158.
HARDIN, Garrett. 1968. «The Tragedy of the Commons.» Science 162: 1243-1248.
INGLEHART, Ronald. 2010. «Agency, Values and Well-Being: A Human Development Model.» Social Indicators
Research 97: 43-63.
LEACOCK, Matt. 2010. «Forbidden Island.» Newton, MA: Gamewright Games.
MAGIE, Elizabeth. 1904. The Landlord's Game. Estado Unidos Patente 748626. 05 de Enero.
PELENC, Jérôme; LOMPO, Minkieva K; BALLET, Jérôme; DUBOIS, Jean-Luc. 2013. «Sustainable Human
Development and the Capability Approach: Integrating Environment, Responsibility and Collective Agency.»
Journal of Human Development and Capabilities 14 (1): 77-94.
SEPÚLVEDA, Segio; RODRÍGUEZ, Adrían; ECHEVERRY, Rafael; PORTILLA, Melania. 2003. Enfoque Territorial del
Desarrollo Rural. San José: IICA.
SERNA DE LA GARZA, José María. 2010. El Concepto de Gobernanza. Vol. 158, de Globalización y Gobernanza:
Las Transformaciones del Estado y sus Implicaciones para el Derecho Público, de José María Serna de la Garza,
21-51. México D.F.: Serie Estudios Jurídicos.
SUNG, HeeKyung; PHILLIPS, Rhonda. 2016. «Conceptualizing a Community Well-Being and Theory Construct.» En
Social Factors and Community Well-Being, de Youngwha Kee, Seung J Lee y Rhonda (eds) Phillips, 1-12. Suiza:
Springer International Publishing.
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Chapter
Full-text available
Design Anthropology is an emerging field and consists of multiple practices. In terms of university educations the institutional context fosters different approaches to teaching Design Anthropology. At SPIRE we worked together as part of a collaborative research team involving researchers with backgrounds in anthropology, design, engineering, language and communication, business and innovation studies. Design Anthropology practices within this context aim towards instigating different ways of designing across different scales and sites.
Article
Full-text available
The purpose of this paper is to address three major shortcomings of Sen’s capability approach with regard to sustainability: (i) First, the weakness of the ecological dimension of the capability framework. This can be overcome by devising a place where it is possible to relate the intrinsic and instrumental values of Nature; (ii) Second, the issue of responsibility, which is only considered from a consequentialist viewpoint by Sen (i.e. ex-post responsibility). Such a restrictive view can be extended by adding the exante dimension of responsibility; (iii) Third, the relationship between the individual and collective levels. This can be overcome by introducing the idea of collective agency. Overcoming these limitations makes it possible to fully integrate the ecological dimension into an extended vision of the capability approach which makes it consistent with strong sustainability, and which leads to a new definition of the agent as a responsible person acting so as to generate sustainable human development
Article
Full-text available
This paper argues that feelings of agency are linked to human well-being through a sequence of adaptive mechanisms that promote human development, once existential conditions become permissive. In the first part, we elaborate on the evolutionary logic of this model and outline why an evolutionary perspective is helpful to understand changes in values that give feelings of agency greater weight in shaping human well-being. In the second part, we test the key links in this model with data from the World Values Surveys using ecological regressions and multi-level models, covering some 80 societies worldwide. Empirically, we demonstrate evidence for the following sequence: (1) in response to widening opportunities of life, people place stronger emphasis on emancipative values, (2) in response to a stronger emphasis on emancipative values, feelings of agency gain greater weight in shaping people's life satisfaction, (3) in response to a greater impact of agency feelings on life satisfaction, the level of life satisfaction itself rises. Further analyses show that this model is culturally universal because taking into account the strength of a society's western tradition does not render insignificant these adaptive linkages. Precisely because of its universality, this is indeed a 'human' development model in a most general sense.
Article
Full-text available
An increasing number of corporations engage with users in co-innovation of products and services. But there are a number of competing perspectives on how best to integrate these understandings into existing corporate innovation development processes. This paper maps out three of the dominant approaches, compares them in terms of goals, methods and basic philosophy, and shows how they may beneficially enrich one another. We will present an industrial innovation case that has been instrumental to the development of what we have termed "Participatory Innovation". Based on this, we will list the challenges such an approach sets to innovation management, and discuss research directions of what we see as fundamental to the development of the field of user-driven innovation.
Chapter
This chapter focuses on a comprehensive understanding of the concept of community well-being and develops a construct based on several common characteristics. Building on theoretical approaches, this construct helps explain aspects of community well-being. The basic premise of this paper is that community well-being is a comprehensive concept covering other related life and community aspects. The term community well-being encompasses comprehensive and integrated concepts developed by synthesizing research constructs related to residents’ perceptions of the community, residents’ needs fulfillment, observable community conditions, and the social and cultural context of the community. Related terms such as well-being, happiness, and quality of life take on crucial roles in constructing community well-being. The construct presented is inspired by well-established theoretical analysis such as systems theory, bottom-up spillover theory, social capital and needs theory. Community well-being is a relatively new idea in social science, in this modern rendition of its applications. It still lacks the theoretical structure to explain or predict, and the exploration of related theoretical basis is important for fostering understanding of its application and structure. This chapter strives to help develop a construct for promoting further understanding.
  • Garrett Hardin
HARDIN, Garrett. 1968. «The Tragedy of the Commons.» Science 162: 1243-1248.
  • L A Serna De
  • José Garza
  • María
SERNA DE LA GARZA, José María. 2010. El Concepto de Gobernanza. Vol. 158, de Globalización y Gobernanza: Las Transformaciones del Estado y sus Implicaciones para el Derecho Público, de José María Serna de la Garza, 21-51. México D.F.: Serie Estudios Jurídicos.