ArticlePDF Available

APLICACIÓN DE LA TÉCNICA ETNOGRÁFICA EN LA INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA CLÍNICA FORENSE.

Authors:

Abstract

Se presenta una propuesta de aplicación de la técnica etnográfica a la investigación en la psicología forense, promoviendo en el lector claridad de material al que tendrá acceso, que será la experticia realizada por el psicólogo clínico forense, momento de la investigación en que será pertinente esta aproximación, pasos a seguir, alcances y limitaciones de la técnica. Palabras claves: etnografía, psicología clínica forense.
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
444
APLICACIÓN DE LA TÉCNICA ETNOGRÁFICA EN LA
INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA CLÍNICA FORENSE.
Tahirí Rojas De Astudillo (*)
(*) Especialista en Psicología Clínica. Doctorante en Ciencias Humanas en la Universidad de los
Andes. Psicólogo clínico forense del Servicio de Medicina y Ciencias Forenses, Mérida Venezuela.
Tahirirojas@gmail.com
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
445
Resumen:
Se presenta una propuesta de aplicación de la técnica
etnográfica a la investigación en la psicología forense,
promoviendo en el lector claridad de material al que tendrá
acceso, que será la experticia realizada por el psicólogo clínico
forense, momento de la investigación en que será pertinente
esta aproximación, pasos a seguir, alcances y limitaciones de la
técnica. Palabras claves: etnografía, psicología clínica forense.
Abstract:
This is an approach of ethnographic technique application
focused on making research into forensic psychology area,
promoting in the reader a clear idea of material to which one
will has access, it will be the expertise made by a forensic clinical
psychologist, moments of research in which this approach
would be suitable, steps to follow, and limitations of this
technique.Keywords: ethnography, forensic clinical psychology
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
446
1. ETNOGRAFÍA EN LA CONSULTA CLÍNICA COMO ANTECEDENTE.
Al situarse en la definición de etnografía sería satisfactorio el concepto propuesto
por Aguirre (1995:3), quien la comprende como “La etnografía es el estudio descriptivo de
la cultura de una comunidad, o de alguno de sus aspectos fundamentales, bajo la
perspectiva de comprensión global de la misma.”
Lo anterior, parece circunscribirse específicamente al área de la Antropología y el
estudio de grupos étnicos, prejuicio que se reforzaría fácilmente, cuando Gómez (1995)
plantea que la etnografía es la etapa inicial de la investigación en Antropología, donde se
recogen datos descriptivos, que serán interpretados posteriormente con técnicas
etnológicas para ser transformadas en teoría antropológica.
La descripción inicial, fácilmente podría desinflar las expectativas de aproximarse a
un objeto de estudio a través de la etnografía a cualquier investigador formado en
ciencias diferentes a la antropología, lo cual, en épocas actuales, donde la investigación
transdisciplinaria ha tomado los espacios de pensamiento, podría dejar un mal sabor de
boca. Sin embargo, desde hace más de dos décadas, diferentes autores vienen pensando
en la utilización de la etnografía aplicada a diversas áreas del conocimiento.
En 1995, Cencillo plantea algunas ideas sobre la etnografía de la consulta clínica,
mostrando preocupación por la construcción de la vida inconsciente de los individuos, que
según sus investigaciones se encuentra determinado por la cultura de cada persona. Este
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
447
autor plantea interés por el desarrollo conjunto de la consulta clínica y la etnografía que
permita el progreso de ambos métodos de aproximación al ser humano.
Por su parte, García (2001) manifiesta diversas inquietudes sobre la recolección de
datos, su objetividad y pertinencia en la consulta clínica. Del mismo modo que refiere
duda sobre la posibilidad de la comprensión de un ser humano sin estudiar su entorno.
Estas reflexiones han abierto campo a la posibilidad del intercambio metodológico
entre ambas disciplinas, encontrando soluciones y tropiezos en función de cada
aplicación. Por ejemplo, Cortés, Uribe y Vásquez (2006) realizaron una aproximación a
pacientes con Trastorno Obsesivo-Compulsivo, utilizando metodología etnográfica y
encontrando que la aproximación subjetiva permite una mayor comprensión del paciente
aportando elementos que repercuten positivamente en el proceso de terapia de los
mismos, así como en la comprensión de los orígenes de su diagnóstico.
Sin embargo, no es la consulta clínica lo que nos atañe en el presente trabajo, por
tanto, corresponde comprender un poco el funcionamiento de la psicología clínica forense
antes de adentrarnos en el tema a presentar.
2. LA EXPERTICIA DE PSICOLOGÍA CLÍNICA FORENSE EN VENEZUELA.
Los Psicólogos Clínicos Forenses en Venezuela reciben a diario evaluados que son
enviados por un tribunal o fiscalía en asociación a un delito, bien sea en condición de
víctima o victimario, porte de drogas, evaluación de beneficio procesal, custodia de un
menor, etc.
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
448
Se realiza un informe de cada una de las personas evaluadas, el cual cumple con el
siguiente formato de datos referentes al evaluado:
I.- DATOS DE IDENTIFICACIÓN. II.- MOTIVO DE REFERENCIA. III.- ANTECEDENTES
FAMILIARES RELEVANTES. IV.- ANTECEDENTES PERSONALES RELEVANTES. V.-
INSTRUMENTOS UTILIZADOS. VI.- RESULTADOS. VII.- DIAGNÓSTICO (Según CIE-10). VIII.-
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES.
Las experticias de adultos son de acceso público y pueden ser solicitadas en las
fiscalías que llevan el caso.
Para lograr estas experticias, el psicólogo clínico forense se somete a diversos
procesos de formación previos a la atención de los consultantes. A la hora de la
evaluación, se lleva a cabo una entrevista semiestructurada y se aplican diversas pruebas
psicológicas determinadas por las particularidades de cada caso.
Se arrojan conclusiones que intentan explicar el funcionamiento psíquico del
consultante, tanto para el momento de la evaluación como predicciones de su
funcionamiento anterior y posible funcionamiento futuro. Se trata de conclusiones
técnicas, que deben explicarse a mismas y ser interpretables por cualquier profesional
del área.
La experticia antes mencionada, ofrece una amplia y nutrida información sobre
cada evaluado, la cual puede abrir las puertas a numerosas investigaciones con dichos
datos.
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
449
Es importante resaltar que existe una diferencia abismal entre la consulta clínica y
la consulta forense, en tanto a objetivos y estrategias. En la consulta forense, el
profesional está enfocado en desarrollar un informe descriptivo de la persona y
determinar la existencia de algún diagnóstico de enfermedad mental según el manual CIE
10. Sin embargo, luego de haberse logrado este objetivo con cada caso, se puede utilizar
el material para diferentes estudios grupales.
Si bien, lo que determina la semejanza entre todos los consultantes es la
asociación a un hecho punible, la práctica diaria coloca en evidencia otros elementos
comunes, tales como grupos etarios y género, tipos de delitos, niveles socio cultural, entre
otros. Lo anterior, permite tornar la mirada hacia las experticias de psicología clínica
forense como un grupo cultural que tendrá diversas formas de aproximarse y ofrecer
información.
3. DISCUSIONES ESTÉRILES VS POSIBILIDADES DE APLICACIÓN.
Las ciencias humanas, se han visto envueltas en discusiones sobre objetividad de
las investigaciones, modos de recolección de datos objetivos, etc. A esto, se le suma la
severa preocupación presentada por diversos autores como García (2001), sobre la
posición del observador, los procesos de recolección de datos, las variaciones cuando el
dato pasa a través la interpretación del investigador, etc.
La actual propuesta, es una visión pragmática de aplicación de la técnica
etnográfica a la psicología clínica forense, por lo que se considera pertinente dejar de lado
discusiones etéreas y muchas veces sin respuestas que ofrezcan consenso, a fin de
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
450
avanzar en el desarrollo de la investigación y comprender que no existirá recolección de
datos objetiva, pues, ni se recogen datos sobre objetos ni lo hacen objetos. La experticia
en psicología clínica forense responde a un ser humano que es interpretado por otro, por
tanto, se presupone la subjetividad, sin embargo, se trata de una subjetividad útil,
reconocida por instituciones importantes del funcionamiento estatal y utilizado para la
toma de decisiones jurídicas, es decir, se cuenta con validez y confiabilidad en los expertos
que realizan el informe, por tanto, se considera que el contenido encontrado en dichas
experticias es de utilidad para investigación.
En cuanto a la observación y la participación del observador, se tiene que el
consultante que asiste a una evaluación en psicología clínica forense conoce que será
sometido a una serie de pruebas a fin de tener una comprensión de mismo que será
utilizada por un tribunal, por tanto tratará de mostrarle al evaluador lo que desea reflejar
a fin de un objetivo. Por otra parte, el evaluador se encuentra adecuadamente entrenado
para identificar los elementos requeridos en el consultante independientemente de lo que
intente mostrar, es decir, el evaluador es un observador neutral participante que no
intenta interactuar con el observado más allá de un objetivo determinado. Sin embargo, el
observado va con una intencionalidad de mostrar algo particular. El evaluador (a pesar de
su formación) es susceptible de ser engañado por el evaluado, siendo esto una variable
imposible de controlar.
De la interacción entre los dos sujetos descritos, surge un nuevo material, que
podrá ser estudiado por un tercer observador que realizará una recolección de datos en
función de experticias que puede o no haber sido realizadas por él.
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
451
Así se entiende, que hay dos observadores, el que realiza la experticia y el que
recoge los datos, ambos en diferentes momentos. En relación al momento de recolección
de datos, corresponde comprender las experticias como un grupo y aproximarse a ellas
como un observador no participante (se explicará a detalles más adelante) a fin de
alcanzar el objetivo descriptivo de la técnica etnográfica en esta área.
Otro elemento de preocupación identificado por la antropología (según Bastidas,
2017) ante el trabajo en psicología y psiquiatría es que la información recabada radica
únicamente en el paciente, sin ir a su entorno familiar ni social. En la psicología clínica
forense, esto se hace patente también, siendo el consultante únicamente el objeto de
estudio, y recurriendo a información de otros significativos sólo en casos muy específicos,
en los que de igual modo se busca únicamente información al respecto del consultante.
Entonces, a la hora de hacer recolección de datos etnográficos en psicología clínica
forense es importante no perder de vista que: 1) los datos serán recabados de una fuente
subjetiva, 2) los cuales han pasado por una recolección e interpretación previa, 3) refieren
únicamente al consultante y su narrativa de sí mismo, la cual es interpretada por un
profesional formado en el área.
A esto se enfrenta el investigador que intenta hacer etnografía de las experticias
en psicología clínica forense. Es fundamental que lo tenga presente, pues si le preocupan
las discusiones anteriores, esta fuente de investigación tal vez, no es apropiada a su visión.
4. PROCESO DE RECOLECCIÓN DE DATOS ETNOGRÁFICOS EN PSICOLOGÍA
CLÍNICA FORENSE.
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
452
Antes de realizar una recolección de datos etnográficos de experticias de psicología
clínica forense, el investigador debe tener claridad de lo que desea investigar, es decir
responder ¿Cuál es su objeto de estudio? Posteriormente, el investigador que ha
encontrado interés en un objeto de estudio que puede ser abordado desde la presente
técnica, debe seguir los siguientes pasos:
1. Es recomendable que el investigador realice un análisis de minería
de datos que le permitan una visión global de su objeto de estudio, y así
aproximarse a la siguiente fase con algunas interrogantes y expectativas. Para ello,
debe solicitar estadísticas al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, el
cual, debe ofrecerlas, ya que son información pública, pero, si los datos que el
investigador requiere no han sido recogidos, debe realizar una carta solicitando su
futura recolección.
2. En caso de tener interés en recolectar datos de adultos, debe dirigir
una carta al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, solicitando acceso a
las experticias, explicando los fines para los que las requiere y especificando datos
relevantes, tales como periodo de tiempo, características de los sujetos de interés,
etc. En caso de no recibir la información requerida por parte del servicio al que la
solicitó, puede dirigirse a las fiscalías especializadas en su objeto de estudio, ya que
los expedientes jurídicos son de acceso público. Esta segunda opción será más
trabajosa, pero accesible a un investigador comprometido.
3. En caso de tener interés en recolectar datos de menores de edad, el
investigador debe tener presente que se encontrará ante un estudio más
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
453
complicado, pues debe lograr receptividad en el Servicio Nacional de Medicina y
Ciencias Forenses, para que el psicólogo clínico forense haga firmar a cada
consultante y su representante una carta de consentimiento informado. De otro
modo no podrá acceder a la información.
4. En investigador debe tener claridad sobre el abordaje con el que
desea mediar la recolección etnográfica de datos que está a punto de recabar, por
ejemplo, si desea conocer el funcionamiento psíquico de un grupo o individuo,
identificar actitudes, creencias y valores o describir tendencias, el análisis de
contenido puede ofrecerle respuesta (Fernández, 2002). Si desea darle asignación
de sentido al discurso, entonces, debe aproximarse a través de un análisis de
discurso (Santander, 2011).
5. Una vez determinado el tipo de técnica a utilizar, sería
recomendable que el investigador se aproximara a un experto en el área que le
oriente en el proceso de generar categorías, definir unidades temáticas, etc, en
función de lo que se encuentra buscando.
6. Ahora, el investigador debe definir en cual o cuales partes de la
experticia se encuentran los elementos que le interesa recabar. Por ejemplo, si
está interesado en un evento pre mórbido, se puede recurrir a antecedentes
personales y familiares; pero si el interés es discursivo, se enfocaría en el motivo
de consulta.
7. Posteriormente, el investigador debe recoger datos de cada una de
las experticias seleccionadas en las áreas determinadas, clasificándolas con la
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
454
técnica escogida. En este punto, el investigador se convierte en un observador no
participante, que se aproxima al objeto de estudio sin modificarlo. Sin embargo, es
posible, que en el proceso de recolección de datos, las categorías o intereses se
modifiquen, lo cual es esperable en el proceso de aproximación cualitativa a
objetos de estudios. El investigador debe tener en cuenta que si cuando ha
realizado la mitad del trabajo decide agregar o modificar una categoría, debe
regresar sobre las ya evaluadas para evitar perder datos significativos.
8. Posterior a la recolección de datos, el investigador debe ofrecer una
descripción de su objeto de estudio, la cual dependerá de la técnica utilizada, por
ejemplo, en el caso de generar categorías para análisis de contenido, se puede
lograr una cuantificación estadística e incluso ofrecer análisis descriptivos y
correlacionales. Pero esta última fase de presentación de resultados, dependerá
de la técnica a través de la cual la descripción etnográfica sea mediada.
5. EJEMPLO DE RECOLECCIÓN ETNOGRÁFICA CON ANÁLISIS DE CONTENIDO
EN EXPERTICIAS DE PSICOLOGÍA CLÍNICA FORENSE.
Se realizó una aproximación a la comprensión del funcionamiento psíquico
de la víctima reincidente (Rojas, 2017, aún sin publicar), utilizando el 100% de las
experticias realizadas a víctimas reincidentes, adultas atendidas en el Servicio Nacional de
Medicina y Ciencias Forenses del estado Mérida, durante los meses de agosto y
septiembre de 2017. Se trató de 46 experticias, en las cuales se analizaron los datos de
identificación referentes a género y edad, el motivo de consulta, antecedentes personales,
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
455
diagnóstico según CIE 10 y aspectos descriptivos de los diagnósticos reflejados en las
conclusiones.
Entre los datos relevantes se encontró que el 100% de las experticias
analizadas fueron realizadas a mujeres adultas, de las cuales el 66.7% de los casos son
víctimas reincidentes de agresión que proviene de una pareja o expareja. El 100% de los
casos refieren violencia verbal. Se encuentra actitud pasiva cuando la violencia es ejercida
por la pareja o expareja, así como tendencia a la agresión física asociada al agresor antes
mencionado. Lo anterior permitió hipotetizar dificultades en el manejo de apegos y
límites en las víctimas reincidentes, invitando a profundizar la investigación cualitativa a
fin de alcanzar una comprensión explicativa del objeto de estudio.
El presente ejemplo, permite mostrar el tipo de información descriptiva que ofrece
la presente técnica, la cual abre al investigador camino para lograr una posterior
comprensión más profunda de su objeto de estudio.
6. CONCLUSIONES.
La recolección de datos etnográficos trasciende su aplicación a grupos étnicos e
investigación antropológica. Puede ser una herramienta a usar en una visión
transdiciplinaria de investigación.
En el ámbito de la psicología clínica forense, es posible realizar estudios
descriptivos realizando recolección de datos etnográficos, que permitan al investigador
alcanzar conocimiento inicial de su objeto de estudio. Sin embargo, es importante que el
investigador se sobreponga al interés de tener datos objetivos y lo transforme en el
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
456
interés de tener datos útiles, del mismo modo, debe tener en cuenta que realizará una
recolección de datos basada en la interpretación previa que ha hecho un profesional
especializado sobre una persona asociada a un delito, es decir, no tendrá acceso a la
persona, sino a la interpretación que ha hecho el psicólogo clínico forense de la misma.
Teniendo estos elementos en cuenta, el investigador interesado en algún aspecto
de los consultantes atendidos en psicología clínica forense puede comenzar a abrirse
espacios de investigación siguiendo los pasos antes mencionados y recordando que en la
investigación cualitativa, los pasos son guías flexibles que se van construyendo y
transformando en la medida en que se intentan seguir, lo que puede fácilmente asustar a
un investigador formado en el paradigma positivista, pero si se sobrepone al miedo, su
aporte al área de la ciencia de su interés podría transformar el conocimiento.
7. REFERENCIAS
Aguirre, A. (1995). 1 Etnografía. En Aguirre Baztán (ed), Etnografía. Metodología
cualitativa en la investigación sociocultural. (pp. 3-20). México: Alfaomega.
Bastidas, Luis. “La etnografía su ubicación en el campo de la antropología”. Etnografía
Aplicada, técnicas y epistemología. Universidad de los Andes. Doctorado en
Ciencias Humanas. 20 de octubre de 2017.
Cencillo, L. (1995). 32 Etnografía de la consulta clínica. En Aguirre Baztán
(ed), Etnografía. Metodología cualitativa en la investigación sociocultural. (pp. 337-
343). México: Alfaomega.
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-
AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum
457
Cortes, C. Uribe, C, Vásquez, R (2006). Etnografía clínica y narrativas de enfermedad de
pacientes afectados con trastorno obsesivo-compulsivo. Revista colombiana de
psiquiatría. Volumen XXXIV (numero2 2006); pp. 190-219. Recuperado de:
http://www.scielo.org.co/pdf/rcp/v34n2/v34n2a03.pdf
Fernández, F. (2002). El análisis de contenido como ayuda metodológica para la
investigación. Revista de ciencias sociales. Universidad de Costa Rica. Volumen II
(número 96). Páginas 35-53. Recuperado de:
http://www.redalyc.org/pdf/153/15309604.pdf
García, M (2001). La Clínica y Etnografía como Métodos de Investigación. Revista
PSUKHE. Volumen 10 (numero2 2001); pp. 77-86. Recuperado de:
file:///C:/Users/Tahiricita/Downloads/778-1753-1-PB.pdf
Gómez, E. (1995). 2 La evolución del concento de etnografía. En Aguirre Baztán
(ed), Etnografía. Metodología cualitativa en la investigación sociocultural. (pp. 21-
46). México: Alfaomega.
Santander, P. 2011. Por qué y cómo hacer análisis de discurso. Revista de epistemología
en ciencias sociales. Cinta moebio 41. Páginas 207-244. Recuperado de:
http://www.facso.uchile.cl/publicaciones/moebio/41/santander.pd
Rojas, T. (2017). Aproximaciones al funcionamiento psíquico y responsabilidad de la
víctima reincidente. Análisis de contenido. (Artículo en arbitraje.). Universidad de
los Andes, Doctorado en Ciencias Humanas. Venezuela.
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Article
Full-text available
En el interés por comprender el funcionamiento psíquico de la víctima reincidente, se realiza un análisis de contenido de las experticias realizadas a todas las víctimas reincidentes adultas atendidas durante Agosto y Septiembre de 2017 en el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses Mérida. Se entiende por victima reincidente personas que han sido víctimas del mismo hecho punible más de una vez, denunciado o no, por el mismo agresor u otro. Se encuentra que en el 66.7% de los casos la agresión proviene de una pareja o expareja. El 100% de los casos refieren violencia verbal. Se encuentra actitud pasiva cuando la violencia es ejercida por la pareja o expareja, así como tendencia a la agresión física asociada al agresor antes mencionado. Se hipotetiza dificultades en el manejo de apegos y límites en las víctimas reincidentes y se invita a profundizar la investigación cualitativa a fin de alcanzar una comprensión explicativa del objeto de estudio.
Article
Full-text available
Using life histories and the methods of clinical ethnography, this article illustrates a variety of illness narratives that patients affected with obsessive-compulsive disorder construct to detail their symptoms and how these narratives are related to the life experiences and cultural context of each patient, that is, how the narratives are related to personal biographies.The article underlines the therapeutic value of illness narratives as each narrative, in its own right, brings forth useful interpretative material in understanding the illness, for both clinician and patient. This specific approach to personal explanation and understanding of obsessive-compulsive disorder may significantly influence therapy outcomes.
La etnografía su ubicación en el campo de la antropología
  • Luis Bastidas
Bastidas, Luis. "La etnografía su ubicación en el campo de la antropología". Etnografía Aplicada, técnicas y epistemología. Universidad de los Andes. Doctorado en Ciencias Humanas. 20 de octubre de 2017.
32 Etnografía de la consulta clínica
  • L Cencillo
Cencillo, L. (1995). 32 Etnografía de la consulta clínica. En Aguirre Baztán (ed), Etnografía. Metodología cualitativa en la investigación sociocultural. (pp. 337-343). México: Alfaomega.
  • Revista Fermentum
  • Venezolana De Sociología Y Antropología
FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología y Antropología, VOLUMEN 28, AÑO 2018, NÚMERO 82, MAYO-AGOSTO. ISSN 07983069, Editada por el HUMANIC de la ULA, Mérida, Venezuela, www.saber.ula.ve/fermentum 457
La Clínica y Etnografía como Métodos de Investigación
  • M García
García, M (2001). La Clínica y Etnografía como Métodos de Investigación. Revista PSUKHE. Volumen 10 (numero2 -2001); pp. 77-86. Recuperado de: file:///C:/Users/Tahiricita/Downloads/778-1753-1-PB.pdf
2 La evolución del concento de etnografía
  • E Gómez
Gómez, E. (1995). 2 La evolución del concento de etnografía. En Aguirre Baztán (ed), Etnografía. Metodología cualitativa en la investigación sociocultural. (pp. 21-46). México: Alfaomega.
Por qué y cómo hacer análisis de discurso. Revista de epistemología en ciencias sociales. Cinta moebio 41
  • P Santander
Santander, P. 2011. Por qué y cómo hacer análisis de discurso. Revista de epistemología en ciencias sociales. Cinta moebio 41. Páginas 207-244. Recuperado de: http://www.facso.uchile.cl/publicaciones/moebio/41/santander.pd