Estructura argumental y red de construcciones en la codificación de relaciones parte/todo

Chapter (PDF Available) · January 2010with 92 Reads 
How we measure 'reads'
A 'read' is counted each time someone views a publication summary (such as the title, abstract, and list of authors), clicks on a figure, or views or downloads the full-text. Learn more
In book: Lingüística e hispanismo
Cite this publication
Abstract
Esta comunicación es una aproximación al estudio de construcciones clausales caracterizadas por presentar entre sus constituyentes elementos que mantienen una relación inherente de carácter parte/todo. Algunos de los trabajos que han mostrado especial interés por este tipo de cuestiones parten de la consideración de explicar las construcciones que entran en juego basándose principalmente en las alternancias que suscitan, de tal modo que una expresión como la besé en la mejilla es analizada por su vinculación con otras como besé su mejilla o le besé la mejilla. Asumiendo la innegable relación que se establece entre los ejemplos citados, uno de los propósitos del presente estudio es el de ampliar el foco de atención para dar cabida a otras expresiones afines que, desde mi punto de vista, pueden ayudar a explicar mejor las características propias de cada una de las construcciones alternantes.
Figures - uploaded by Gael Vaamonde
Author content
All content in this area was uploaded by Gael Vaamonde
Content may be subject to copyright.
ESTRUCTURA ARGUMENTAL Y RED DE CONSTRUCCIONES EN LA CODIFICACIÓN DE
RELACIONES PARTE
/
TODO
:
LA CONSTRUCCIÓN SUJ
-
PRED
-
CDIR
TODO
-
CPREP
(
EN
)
PARTE
Gael dos Santos Vaamonde
Universidad de Vigo
gaelv@uvigo.es
RESUMEN
Esta comunicación es una aproximación al estudio de construcciones clausales caracterizadas por
presentar entre sus constituyentes elementos que mantienen una relación inherente de carácter parte/todo.
Algunos de los trabajos que han mostrado especial interés por este tipo de cuestiones parten de la
consideración de explicar las construcciones que entran en juego basándose principalmente en las
alternancias que suscitan, de tal modo que una expresión como la besé en la mejilla es analizada por su
vinculación con otras como besé su mejilla o le besé la mejilla. Asumiendo la innegable relación que se
establece entre los ejemplos citados, uno de los propósitos del presente estudio es el de ampliar el foco de
atención para dar cabida a otras expresiones afines que, desde mi punto de vista, pueden ayudar a explicar
mejor las características propias de cada una de las construcciones alternantes.
ABSTRACT
This paper aims to be an approach to the research of clausal constructions that show elements linked by
an inherent part/whole relation. Several researchers that have focused on this matter tend to account for
the different constructions involved mainly in terms of the alternate syntactic patterns in which they can
occur, so that a sentence like la besé en la mejilla (I kissed her on the check) is analyzed regarding other
sentences like besé su mejilla (I kissed her check) o le besé la mejilla (lit. To her I kissed the check).
Despite of the undeniable relationship between the exemples above, one of the goals of this paper is to
extend the focus of attention to other expressions I suggest that can help us to explain in a better way the
own features of each alternative construction.
P
ALABRAS CLAVE
:
ALTERNANCIAS
,
CONSTRUCCIÓN
,
ESTRUCTURA ARGUMENTAL
,
RELACIÓN PARTE
/
TODO
KEYWORDS
:
ALTERNATIONS
,
CONSTRUCTION
,
ARGUMENT STRUCTURE
,
PART
/
WHOLE RELATION
1. Alternancias verbales
Son numerosos los estudios de lingüística que se han centrado y siguen centrándose
actualmente en la problemática que implica la interfaz entre léxico y sintaxis,
concretamente en las conexiones establecidas entre verbos y construcciones. Uno de los
retos fundamentales que deben afrontar estos estudios tiene que ver con el problema de
las alternacias verbales o alternancias de diátesis, es decir, la capacidad que tienen los
verbos de aparecer en diferentes configuraciones sintáctico-semánticas, capacidad que,
por otro lado, parecer ser la regla y no la excepción [cf.
J
.
M
.
GARCÍA
-
MIGUEL
2005:177].
Algunos de los casos de alternancias más ampliamente conocidos y que han suscitado
una mayor cantidad de escritos son los que se recogen a continuación a partir de
ejemplos del inglés, sin duda alguna la lengua más estudiada en este sentido
1
:
(1) Alternancia activa/pasiva
a. John cooked the dinner
b. The dinner was cooked by John
(2) Alternancia causativa
a. The door opened
b. John opened the door
(3) Alternancia de dativo
a. John gave a present to Mary
b. John gave Mary a present
(4) Alternancia locativa transitiva (spray/load-alternation)
a. We loaded the track with hay
b. We loaded hay onto the track
(5) Alternancia locativa intransitiva (swarm-alternation)
a. Bees swarm in the garden
b. The garden swarms with bees
(6) Ascensión del poseedor (Possessor raising)
a. John hit Mary’s head
b. John hit Mary on the head
Todos los casos mencionados podrían ser susceptibles de una clasificación ulterior en
función de diferentes aspectos claramente reconocidos. Así, si atendemos a las
repercusiones formales que presenta el verbo al entrar en alternancia tendríamos una
distinción evidente entre (1), donde la categoría gramatical de voz marca una distinción
1
Para un estudio preliminar sobre verbos y alternancias en ingés, véase
B
.
LEVIN
[1993]
formal en el verbo según sea su uso activo o pasivo, y el resto de ejemplos, donde no
hay variación formal de ningún tipo
2
.
Por otro lado, si nos centramos en los actantes que aparecen en cada esquema,
tendríamos que diferenciar entre aquellas alternancias que motivan un cambio en el
número de actantes que acompañan al verbo (valencia cuantitativa), tal como ocurre en
(2) y (6), de aquellas otras que no implican modificación alguna en este sentido. En
cualquier caso, un rasgo común a todos los tipos de alternancias es el cambio producido
en relación a las correspondencias entre referentes, funciones sintácticas y papeles
semánticos [cf.
J
.
M
.
GARCÍA
-
MIGUEL
1995: 108].
La mayor parte de los casos mencionados anteriormente tendrían, en mayor o en menor
grado, una equivalencia en español. Estríctamente hablando, tan sólo el ejemplo (3a)
carecería de una traducción literal en nuestra lengua, que no contempla la construcción
con doble objeto. El resto de las alternancias identificadas, modificando si acaso alguno
de los ejemplos expuestos, podrían aplicarse al español sin mayores problemas. Este
trabajo, de hecho, toma como punto de partida lo que vendría a ser la equivalencia en
castellano de la alternancia verbal apuntada en (6), caracterizada por presentar dos
elementos léxicos entre los que se establece una relación semántica de carácter
poseedor/poseído:
(7) a. Juan golpeó la cabeza de María
b. Juan golpeó a María en la cabeza
Además, y a diferencia de lo que ocurre en inglés, el español cuenta con una
construcción adicional relacionada con la codificación de relaciones posesivas al nivel
de la cláusula, generalmente conocida como construcción de dativo posesivo. La
existencia de este dativo posesivo, representado en el ejemplo de (8), ha sido vista por
muchos autores como un mecanismo común a todas las lenguas románicas
3
para
expresar la noción de posesión inalienable:
2
Nótese que en español la alternancia equivalente a (2) llevaría generalmente la marca se (marca de voz
media) en el esquema intransitivo.
3
Para
M
. H
ASPELMATH
[1999], la construcción con dativo posesivo sería un rasgo compartido por la
mayoría de las lenguas europeas, independientemente de su filiación genética.
(8) Los aficionados le hirieron la ceja a un asistente
En este breve estudio, sin embargo, me centraré básicamente en la relación de posesión
inalienable más estricta, la que se establece entre el todo y la parte, y que presenta como
caso más prototípico los nombres de partes del cuerpo. Por lo tanto, la naturaleza misma
de este tipo de relación da lugar en español a tres posibilidades construccionales,
apuntadas ya por
R
.
CANO AGUILAR
[1981: 64], a saber:
(9) a. SUJ-PRED-CDIR
Parte+Todo
Los aficionados hirieron la ceja de un asistente
b. SUJ-PRED-CDIR
Todo
-CPREP(en)
Parte
Los aficionados hirieron a un asistente en la ceja
c. SUJ-PRED-CDIR
Parte
-CIND
Todo
Los aficionados le hirieron la ceja a un asistente
Téngase en cuenta que cada uno de los tres esquemas oracionales mencionados en (9)
puede verse como una alternancia construccional respecto de los otros dos, de tal forma
que si asignamos una letra a cada esquema tal que (9a) = A, (9b) = B y (9c) = C,
obtendríamos las tres posibilidades de alternancia siguientes:
(10) Alternancia I (construcciones A-B)
a. Los aficionados hirieron la ceja de un asistente
b. Los aficionados hirieron a un asistente en la ceja
(11) Alternancia II (construcciones A-C)
a. Los aficionados hirieron la ceja de un asistente
b. Los aficionados le hirieron la ceja a un asistente
(12) Alternancia III (construcciones B-C)
a. Los aficionados hirieron a un asistente en la ceja
b. Los aficionados le hirieron la ceja a un asistente
Algunos de los estudios que han mostrado cierto interés por este tipo de construcciones
suelen centrar su atención fundamentalmente en explicar ciertos cambios
transformacionales al nivel de la sintaxis que permitirían obtener una construcción
“derivada” a partir de otra más “básica”. Tal es el caso de los trabajos de D. M.
Perlmutter y P. M. Postal a principios de la década de los 80 acerca de la noción de
possesor ascension (= possessor raising, possessor promotion) dentro del marco teórico
de la Gramática Relacional.
Frente a ello, un importante número de estudios parten de la idea de que cualquier
cambio producido en la sintaxis ha de conllevar necesariamente un cambio semántico,
negando así la posibilidad de que la alternancia implique equivalencia semántica y
analizando las posibles motivaciones de significado que subyacen a cada alternativa
construccional [e.g.
A
.
G
.
HATCHER
1944;
K
.
NOJIMA
1981;
B
.
J
.
BLAKE
1990;
M
.
SHIBATANI
1994;
H
.
CHAPPEL
&
W
.
MCGREGOR
1996;
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
1999].
Siguiendo en parte esta última línea de investigación pero a partir de trabajos como los
de
L
.
MICHAELIS
&
RUPPENHOFER
[2001] o
A
.
GOLDBERG
[2002, 2006], la idea central
del presente artículo sostiene que el análisis de expresiones como las de (9) no se agota
aludiendo a sus respectivas paráfrasis, sino que se hace necesaria una explicación
basada en las características intrínsecas de cada construcción, que es entendida en sus
propios términos. En concreto, este trabajo trata de ser una aproximación al estudio de
construcciones como (9b), SUJ-PRED-CDIR
todo
-CPREP(en)
parte
. Partiendo de ciertas
particularidades semánticas y formales que la aproximan a otras expresiones afines, se
intentarán mostrar una serie de relaciones entre construcciones que permiten obtener
una visión acaso más esclarecedora de aquélla, independientemente de la(s)
alternacia(s) en la(s) que puede llegar a participar.
2. La alternancia posesiva. Ascensión del poseedor y posesión externa
Antes de establecer qué construcciones pueden mantener una relación semántica o
estructural con (9b), conviene repasar brevemente el tratamiento que ha recibido esta
construcción, así como la de dativo posesivo ejemplificada en (9c), desde el punto de
vista de su alternancia con (9a), pues esta ha sido la perspectiva que se ha tomado con
mayor frecuencia no sólo para el español sino, aun con anterioridad, para un número
importante de lenguas diversas que presentan construcciones hasta cierto punto
equivalentes o de características similares.
Dentro del marco teórico de la Gramática Generativa se ha aludido en numerosas
ocasiones al análisis tranformacional que permite la obtención de una expresión como la
de (13b) a partir de (13a):
(13) [
N
.
CHOMSKY
1981: 79]
a. It seems that John is here
b. John seems to be here
El proceso derivacional que permite dicha transformación, conocido como raising
(elevación), asume que un argumento que pertenece semánticamente a una cláusula
subordinada se realice sintácticamente como un constituyente directo de la cláusula
principal. En el ejemplo citado, John es el argumento “elevado” desde la posición de
sujeto de la clásula subordinada to be here a la posición de sujeto del verbo principal
seems, es decir, John es el sujeto semántico de la cláusula subordinada, pero se realice
sintácticamente como sujeto de la cláusula principal
4
.
Un caso específico de raising es el que se produce cuando el argumento que se supone
ascendido se refiere a un poseedor, que pasa de ocupar una posición subordinada dentro
de una frase nominal como modificador de la entidad poseída, a realizarse directamente
como un constituyente al nivel de la cláusula:
(14) Lardil [
B
.
J
.
BLAKE
1990: 99]
a. Ngithun relka kalka kun
mi:gen cabeza doler event
“Me duele la cabeza” [lit. mi cabeza duele]
b. Ngata kalka kun relka
Yo doler event cabeza
“Tengo dolor de cabeza” [lit. Yo doler la cabeza]
Expresiones como las de (14b) son conocidas generalmente con el nombre de possessor
raising (possessor ascension, possessor promotion) o construcciones de poseedor
4
La expresión de (13b) ejemplifica una elevación de sujeto a sujeto, frente a otras construcciones
similares que permiten una elevación de objeto a sujeto o bien de sujeto a objeto. Para una explicación
detallada del fenómeno de raising, véase
P
.
POSTAL
[1974],
N
.
CHOMSKY
[1981] y
R
.
LANGACKER
[1995],
inter alia
ascendido. La ascensión del poseedor, que en un primer momento se interpretó como un
rasgo poco corriente y asociado a un reducido grupo de lenguas “exóticas”, fue
adquiriendo una presencia mayor con el paso del tiempo. Diferentes estudios han
documentado construcciones de poseedor ascendido para lenguas habladas en territorios
tan alejados como Norteamérica, Asia, África o, como prueba el ejemplo citado,
Australia.
5
Sin embargo, no todos los autores están de acuerdo en qué considerar possessor raising
y qué no. La versión más estricta de este concepto quizás sea la que parte de los
primeros trabajos realizados en el campo de la Gramática Relacional [
D
.
M
.
PERLMUTTER
&
P
.
M
.
POSTAL
1983], según la cual todo proceso de raising o ascensión debe cumplir la
siguiente generalización:
The Relational Succession Law
An ascendee assumes within the clause into which it ascends the
grammatical relation of its host NP (the NP out of wich it ascends)
[…] We propose that the Relational Succession Law is not just a
generalization about certain derivations in English, but rather a
constraint on posible rules in human languages.
Una explicación detallada de esta ley (RSL) y de los presupuestos teóricos y
metodológicos de la Gramática Relacional quedaría fuera del alcance del presente
artículo. Por lo que se refiere a las construcciones de poseedor ascendido, lo que
debemos concluir de la formulación anterior es que la función sintáctica desempeñada
por éste debe ser la misma que la desempeñada por la frase nominal desde la que
ascendió. En (14), tanto la frase nominal en la que se inserta el poseedor (ngithun relka)
como el poseedor ascendido (Ngata) realizan la función de sujeto en relación con el
verbo (kalka).
Teniendo en cuenta lo dicho hasta ahora, la noción de possessor raising implicaría el
cumplimiento de tres condiciones básicas:
5
Para una enumeración de los trabajos más relevantes en este sentido véase
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
[1999: 5 y ss.]
1. Una relación semántica entre un poseedor y un poseído.
2. El poseedor ascendido adquiere la función sintáctica de su host (la frase nominal
desde la que ascendió).
3. Se asume que las dos construcciones, la de poseedor interno y la de poseedor
ascendido, presentan una equivalencia semántica y difieren únicamente en su
estructura sintáctica.
Debe hacerse notar que la tercera condición es consustancial al análisis derivacional de
estas construcciones Muchos autores que se posicionan en teorías no derivacionales o
monoestratales, sin embargo, han asumido el término de possessor raising como una
etiqueta cómoda y de claro poder descriptivo sin que ello implique por supuesto una
interpretación transformacional de las construcciones estudiadas [e.g.
M
.
SHIBATANI
1994;
H
.
CHAPPELL
&
W
.
MCGREGOR
1996;
M
.
HASPELMATH
1999;
M
.
POLINSKY
&
B
.
COMRIE
1999;
V
.
I
.
PODLESSKAYA
&
E
.
V
.
RAKHILINA
1999]
En cualquier caso, independientemente de esta última observación, la aplicación de las
condiciones arriba expuestas a las construcciones españolas de (9) nos induce a
considerar como construcciones de poseedor ascendido ejemplos como los de (9b)
[=15b], pero no así ejemplos como los de (9c) [=15c], que contradicen claramente la
RSL:
(15) a. Los aficionados hirieron la ceja de un asistente
CDIR
b. Los aficionados hirieron a un asistente en la ceja
CDIR
c. Los aficionados le hirieron la ceja a un asistente
CIND
En efecto, en (15b) el poseedor ascendido adquiere la función sintáctica del
constituyente en el que funcionaba como poseedor interno, que es la de CDIR, mientras
que en (15c) la función asignada al poseedor ya no es la de CDIR sino la de CIND. Ante
ejemplos como éste, que se dan típicamente en las lenguas románicas
6
, algunos autores
6
Véase la nota 3
optan por establecer una subdivisión dentro de las construcciones de poseedor
ascendido, distinguiendo entre aquellas que cumplen la RSL y aquellas otras en las que
el poseedor asume una función sintáctica diferente, generalmente CIND. Dicha
distinción se recoge, inter alia, en
B
.
ELSON
&
S
.
A
.
MARLETT
[1983],
B
.
J
.
BLAKE
[1984]
y
H
.
CHAPPELL
&
W
.
MCGREGOR
[1996]. Otros autores, como
M
.
RIEGEL
[2001], asumen
la distinción aunque sin aludir explícitamente al concepto de poseedor ascendido. Por
último,
M
.
HASPELMATH
[1999] reserva el término de possessor raising únicamente para
estructuras que cumplen la RSL, como las de (15b), y se vale de la noción más neutra de
external possession para las construcciones de dativo posesivo como las de (15c), en las
que el poseedor desempeña una función diferente (CIND) de la ocupada por su host
(CDIR)
Esta última etiqueta, external possession o construcción de poseedor externo, es
utilizada por no pocos autores que evitan así las posibles connotaciones derivacionales
acarreadas por términos como raising o ascensión. Sin embargo, tampoco existe
unanimidad en el alcance referencial de este concepto. La interpretación más restringida
del término asume que las construcciones de poseedor externo deben cumplir cuatro
características básicas:
1. Expresar una relación entre un poseedor y un poseído.
2. El poseedor es codificado por una función sintáctica central (SUJ, CDIR o CIND).
3. El poseedor y el poseído aparecen en constituyentes independientes.
4. El poseedor no está previsto por el marco argumental del verbo en cuestión
Esta concepción de la expresión de poseedor externo, aunque restringida, pretende
englobar tres tipos de construcciones: construcciones de dativo como las de (15c),
construcciones en las que la entidad poseída se incorpora al verbo para formar una única
unidad léxica [cf.
M
.
BAKER
1999] y construcciones en las que el verbo adquiere un afijo
aplicativo que modifica la valencia verbal [cf.
R
.
ZAVALA
1999]. Para el caso que nos
ocupa, la aplicación de los criterios arriba mencionados a los ejemplos de (15b) y (15c)
nos obliga a considerar como caso de external possession tan sólo el segundo de ellos,
como veremos a continuación.
Tanto en (15b), Los aficionados hirieron a un asistente en la ceja, como en (15c), Los
aficionados le hirieron una ceja al asistente, tenemos dos entidades entre las que se
establece una relación posesiva, codificadas en constituyentes separados y donde el
poseedor desempeña una función sintáctica central, CDIR en (15b) y CIND en (15c). En
(15c), además, dicho poseedor es una argumento extra en el sentido de que no está
previsto por el marco argumental del verbo herir que, como verbo bivalente, se
construye básicamente con dos actantes, el que hiere y el (lo) que es herido.
Se podría afirmar, por lo tanto, que las construcciones con dativo posesivo del estilo de
(15c) representan un caso claro de construcción de poseedor externo, idea defendida por
ejemplo en
J
.
VERGNAUD
&
M
.
L
.
ZUBIZARRETA
[1992],
E
.
KÖNIG
&
M
.
HASPELMATH
[1997],
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
[1999] o
M
.
HASPELMATH
[1999].
Frente a ello, en (15b) el poseedor (a un asistente) aparece como un argumento previsto
por el verbo, ya que asume el rol de paciente en la construcción. Poseedor y paciente en
(15c) coinciden en una misma función, por lo que no existe un argumento extra para la
expresión del primero, como se puede observar en la figura siguiente:
Figura 1. Correspondencias entre marco argumental, función del poseedor y argumento
extra para las construcciones (15c) y (15b)
Esta distinción entre una estructura y otra ha llevado a algunos autores a partir de una
definición menos limitada del concepto external possession. Es el caso de
M
.
SINGER
[1999], para quien el criterio de la codificación del poseedor mediante un argumento
extra en las construcciones de poseedor externo es un rasgo destacado pero no
obligatorio de éstas. Por su parte,
M
.
VELÁZQUEZ
-
CASTILLO
[1999, 2000] asume una
definición bastante más general al usar el término «in a broad sense that includes any
construction in wich a possessor (PR) NP is coded in a syntactic constituent different
from that which contains the possessum (PM).» Dicha definición, que evita cualquier
mención a la argumentabilidad del poseedor externo, englobaría no sólo expresiones
Marco argumental del verbo Argumento extra
(15c) SUJ PRED CDIR CIND
Pos.
(15b) SUJ PRED CDIR
Pos.
CPREP
como Le atravesó el corazón o La golpeó en el codo sino también otras como Cerré los
ojos o Tenía las piernas delgadas, que carecen de paráfrasis con poseedor interno
semejantes a (15a).
Por último, conviene aclarar que nociones como las de possessor raising o external
possesion son las más frecuentemente utilizadas en la aproximación al estudio de este
tipo de construcciones, pero no las únicas. Las diferencias sintáctico-semánticas entre
unas construcciones y otras han llevado a algunos autores a proponer etiquetas
específicas para referirse a expresiones equivalentes a las españolas de (15).
En su estudio sobre la posesión inalienable en rumano,
M
.
MANOLIU
-
MANEA
[1996]
parte de una distinción básica entre construcciones centradas en la parte y
construcciones centradas en el todo, mientras que
P
.
DURST
-
ANDERSEN
[2001] propone
para el ruso una dicotomía basada en la oposición entre possessum-oriented versus
possessor-oriented constructions. Desde una perspectiva tipológica y partiendo de
ciertas relaciones entre jerarquías lingüísticas,
C
.
LEHMANN
et al. [2000] establece una
división de alcance interlingüístico entre person foregrounding y person backgrounding
constructions, dependiendo del carácter más o menos prominente que presente el
constituyente que codifica la persona (el poseedor o el todo para el caso que nos ocupa).
Digamos, a modo de recapitulación, que al estudiar construcciones como las de (15b) y
(15c) una parte importante de trabajos han acudido bien al concepto de ascensión bien al
concepto de poseedor externo. Y en cualquiera de los dos casos se han tomado
principalmente dos vías de aproximación: una interpretación restringida y una
interpretación más generalizadora o abarcadora.
La perspectiva restringida de la noción de possessor raising deja fuera de estudio
construcciones como las de (15c), Los aficionados le hirieron la ceja a un asistente,
aludiendo a la incompatibilidad que presentan las estructuras de dativo posesivo con la
RSL. Por su parte, la interpretación restringida del término external possession asume,
entre otros, el criterio de la argumentabilidad extra del poseedor en relación con la
valencia verbal, por lo que en este caso serían expresiones como (15b), Los aficionados
hirieron a un asistente en la ceja, las que quedarían fuera de estudio.
Frente a estas aproximaciones, otros autores han preferido partir de una base más
flexible que permita abarcar ambos tipos de construcciones.
La comparación entre unos trabajos y otros nos puede llevar a veces por caminos
sinuosos en los se echa en falta a menudo una terminología precisa que valga como
herramienta estable para el estudio de unas construcciones y otras.
Sea como fuere, el punto de encuentro entre todos estos acercamientos viene dado a
partir de la explicación de construcciones del estilo de (15b) o (15c) como paráfrasis o
alternativas lingüísticas de otras como (15a). Definir una estructura como ascensión del
poseedor implica necesariamente la alusión a aquella expresión desde la que se produce
dicha ascensión. Hablar de construcciones de poseedor externo obliga a remitir a otras
en las que el poseedor aparece codificado “dentro de” un constituyente superior.
En los siguientes apartados, me centraré en la comparación de construcciones como
(15b) con otras estructuras afines, independientemente de cualquier tipo de alternancia
posible. Con ello, pretendo demostrar que el estudio de tales expresiones debe tomar en
consideración no sólo las pertinentes paráfrasis sino también otra serie de relaciones
formales y semánticas que surgen a raíz de analizar cada construción en sus propios en
términos.
3. La construcción SUJ-PRED-CDIR
Todo
-CPREP(en)
Parte
3.1. Relaciones de semejanza formal
Una alternativa al estudio de una expresión a partir de su(s) posible(s) paráfrasis es la
propuesta por
A
.
GOLDBERG
[2002, 2006] dentro del marco teórico conocido como
Gramática de Construcciones. La hipótesis de partida es que existen generalizaciones de
mayor poder descriptivo entre dos estructuras formalmente semejantes que las que se
pueden llegar a establecer a partir de derivaciones o transformaciones. En palabras de la
propia autora:
There are typically broader syntactic and semantic generalizations
associated with a surface argument structure form than exist between
the same surface form and a distinct form that it is hypothesized to be
syntactically derived from.
Valiéndose de ejemplos como los que entran en juego en la alternancia locativa
transitiva, Goldberg hace notar que (16a) y (17a) ejemplifican construcciones diferentes
con una estructura argumental específica en cada caso.
(16) a. Pat loaded the hay onto the wagon
b. Pat put the hay on the wagon
c. Pat shoveled the hay into the wagon
(17) a. Pat loaded the wagon with hay
b. Pat adorned the tree with lights
c. Pat wrapped the present with tin foil
El ejemplo de (16a) se relaciona formalmente con los ejemplos de (16b-c), y todos ellos
ejemplifican a su vez un caso concreto de la construcción de movimiento causado
(caused-motion construction). Por su parte, (17a) mantiene una semejanza formal con
(17b-c) desde el momento en que todos ellos pueden ser analizados, según Goldberg, a
partir de la combinación de dos estructuras: la construcción causativa y una
construcción independiente encabezada por with, que se caracterizaría por funcionar «as
an intermediary in the causal chain» [
A
.
GOLDBERG
2002: 14].
La aplicación de esta idea al tipo de expresiones que responden al esquema SUJ-PRED-
CDIR
todo
-CPREP(en)
parte
, (SDP, de aquí en adelante) nos lleva a determinar en primer
lugar hasta qué punto podemos establecer o no generalizaciones capaces de abarcar en
una única construccion expresiones como las siguientes:
(18) Los aficionados hirieron a un asistente en la ceja
(19) El jugador dejó el balón en el punto de penalty
(20) El camarero puso la bandeja en la barra
Dicho de otro modo, se trata de comprobar si se pueden entablar relaciones entre la
construcción SDP
y otras expresiones que presentan la misma estructura superficial,
hecha abstracción de los rasgos semánticos inherentes de los argumentos implicados.
Para ello, habrá que intentar delimitar el significado de la construcción SUJ-PRED-
CDIR-CPREP(en) en español. Sin embargo, podemos ir adelantando que tal nivel de
esquematización es de difícil consideración. Como veremos en el apartado 3.2.,
expresiones como las de (18) presentan cierta particularidad que nos obligan a tratarla
conjuntamente con otro tipo de expresiones antes que con aquellas con las que comparte
una misma estructura superficial.
3.1.1. Localización frente a contacto
Siguiendo a
J
.
M
.
GARCÍA
-
MIGUEL
[2005: 178], «el valor de una construcción se
comprueba observando con qué verbos se combina y con qué significados se asocia
frecuentemente». Partiendo de la información que permite obtener una base de datos
como ADESSE
7
(Alternancias de Diátesis y Esquemas Sintáctico-Semánticos del
Español), podemos ordenar una lista con las clases verbales que se asocian con mayor
frecuencia al esquema SUJ-PRED-CDIR-CPREP(en). Dicha lista aparece reflejada en la
tabla siguiente:
Clase verbal
Argumentos
[SUJ-CDIR-CPREP(en)]
Nº de
cláusulas
Nº de
verbos
Localización [Iniciador-Móvil-Lugar] 639 44
Percepción [Percepción-Percibido-Lugar] 163 8
Desplazamiento
[Iniciador-Móvil-Dirección/Lugar]
150 9
Posesión [Poseedor-Posesión-Lugar] 66 1
Unión [Iniciador-Entidad-Lugar] 56 10
Tiempo [Existente-Duración-Lugar] 51 2
Contacto [Agente-Poseedor A2-Contactado] 35 5
Tabla 1. Clases verbales más frecuentes para el esquema SUJ-PRED-CDIR-CPREP(en)
en ADESSE
Lo que se aprecia a raíz de estos datos es que, pese a haber varias clases verbales de
diferente naturaleza asociadas al esquema citado, el dominio semántico prototípico
7
El proyecto ADESSE (http://webs.uvigo.es/adesse/) está siendo financiado por el Ministerio de Ciencia
y Tecnología (HUM2005-01573) y tiene como objetivo ofrecer una base de de datos para el estudio
empírico de la interacción entre verbos y construcciones sintácticas. Actualmente, pertenecen al equipo
investigador del proyecto, además del firmante de este texto, José Mª García-Miguel (I.P.), Antonio
Rifón, Vanessa Dacosta, Inmaculada Anaya, Ángel Rodríguez Gallardo, Mª del Carmen Méndez, Fita
González y Iago Crespo.
parece ser claramante el de la localización
8
, algo que se corrobora estadísticamente tanto
si atendemos al número de cláusulas o frecuencia de ejemplares (token frequency) como
si atendemos al número de verbos o frecuencia de tipos (type frequency). Además, el
verbo que presenta un mayor número de ejemplos registrados con dicho esquema es el
verbo poner (115 cláusulas), del que podemos afirmar que representa el caso típico de
verbo de localización, del mismo modo que dar lo representa para verbos de
transferencia o ver para verbos de percepción.
Por lo tanto, podríamos asociar la construcción SUJ-PRED-CDIR-CPREP(en) con un
significado general que implica la presencia de una entidad, llamémosla Iniciador (el
camarero), que provoca que otra entidad, un Móvil (la bandeja), se localiza en un
espacio determinado, un Lugar (en la barra), y este significado construccional está
directamente relacionado con verbos de localización (poner, colgar, colocar, guardar,
meter, dejar, …).
El problema estriba en que interpretar el esquema SDP como un subtipo del esquema
más general SUJ-PRED-CDIR-CPREP nos obliga a asumir que en Los aficionados
hirieron a un asistente en la ceja estamos ante el mismo significado construccional, lo
cual es del todo erróneo. Frente al significado “X hace que Y se localice en Z”, en SDP
tenemos una semántica completamente diferente, que podría recogerse
esquemáticamente como “X contacta con Y y lo hace mediante el contacto de X sobre
Z, que es una parte de Y”. En el primer caso se expresa la localización de una entidad.
En el segundo, pese a haber localización, implicada por la preposición en, se está
expresando el contacto entre dos entidades, y la construcción está directamete
relacionada con verbos que implica algún tipo de contacto físico (besar, golpear, tocar,
arañar, morder, …)
9
. La aplicación del significado construccional de (20) a expresiones
como las de (18) es totalmente inviable.
8
Por cuestiones de espacio, se evitará un análisis detallado de la interacción entre el esquema locativo y
cada una de clases semánticas apuntadas en la Tabla 1, algo que sin duda merece un estudio propio pero
que quedaría fuera del tema del presente artículo.
9
La relación entre la construcción SDP y los verbos de contacto físico ha sido apuntada en numerosas
ocasiones (cf.
J
.
M
.
GARCÍA
-
MIGUEL
[1992: 396],
B
.
LEVIN
[1993: 71],
E
.
PALANCAR
[1999],
D
.
KEMMERER
[2003: 18 y ss.],
J
.
L
.
CIFUENTES HONRUBIA
[2004] inter alia). Sería propio de un estudio aparte, sin
embargo, el intentar resolver porqué claros verbos de contacto no entran en dicha construcción (abrazar)
La razón de esta incompatibilidad, a mi modo de ver, debemos buscarla en cierta
particularidad asociada con la construcción SDP que la caracteriza frente a otras con
idéntica forma superficial pero diferente estructura argumental. En (20) contamos con
tres constituyentes sintácticos al nivel de la cláusula, cada uno de los cuales se asocia
con un participante en la situación designada por el verbo en cuestión: Iniciador, Móvil
y Lugar. Sin embargo, en (18) no se da esa correspondencia entre constituyentes
sintácticos y partipantes implicados en el evento. Pese a que sigue habiendo tres
constituyentes dependiendo del predicado, sólo existen dos paticipantes en la situación
designada por éste, uno de los cuales ha sido desdoblado para poder especificar la parte
específica en la que se ha realizado la acción verbal. Por tanto nos encontramos ante dos
estructuras claramente distintas, a saber:
Figura 2. Correspondencias entre constituyentes y participantes para las expresiones de
(18) y de (20)
Habrá que concluir, por lo tanto, que, pese a la existencia de coincidencia formal, no
estamos ante dos casos que puedan remitir en última instancia a un mismo patrón
esquemático sino ante dos construcciones diferentes que responden a lo que podríamos
llamar ambigüedad u homonimia construccional. Veremos a continuación, sin embargo,
que el criterio de la semejanza formal no es la única vía para poder relacionar
construcciones más allá de las alternancias que presenten. Otro tipo de estructuras deben
mientras que otros que no implican contacto físico sí pueden permitirla (mirar). Para una aproximacion a
este último caso, véase
J
.
L
.
CIFUENTES HONRUBIA
[2004] y
J
.
M
.
GARCÍA
-
MIGUEL
[2005]
(20) Constituyentes SUJ CDIR CPREP(en)
Participantes
Iniciador Móvil Lugar
El camarero puso la bandeja en la barra
(18) Constituyentes
SUJ CDIR CPREP(en)
Todo Parte
Participantes
Agente Paciente
Los aficionados hirieron a un asistente en la ceja
ser tenidas en cuenta por su relación con la construcción estudiada, empezando por
aquellas que muestran una discrepancia similar entre elementos sintácticos y entidades
participantes.
3.2. Desdoblamiento de papeles
Acabamos de ver en el apartado anterior que, a pesar de que la construcción SDP
comparte la misma forma superficial con el esquema locativo SUJ-PRED-CDIR-
CPREP(en), ambos responden a significados propios y difícilmente relacionables entre
sí y que la razón de esta divergencia semántica debe buscarse a nivel construccional en
cierta particularidad que presentan expresiones como las de (18), en las que un
participante ha sido desdoblado semánticamente en dos constituyentes clausales. Esta
característica, sin embargo, no es exclusiva de la codificación de partes del cuerpo.
Fijémonos un momento en expresiones como las siguientes:
(21) a. Te sentí extraño y tus bofetadas ni siquiera me dolieron
b. Veo a los paracaidistas hacer sus prácticas
c. Observo a Pedro al fondo de la sala
Casos como estos, que presentan un verbo de percepción con un predicativo, (23), una
construcción de infinitivo, (24), o un locativo, (25-26), nos encontramos, al igual que en
el caso de (18), ante un elemento adicional en relación con los procesos designados.
Obsérvese que también en estos casos podemos parafrasear los ejemplos, obteniendo
alternancias construccionales como las siguientes:
(22) a. Sentí que estabas extraño y tus bofetadas ni siquiera me dolieron
b. Veo que los paracaidistas hacen sus prácticas
c. Observo que Pedro está al fondo de la sala
Como apunta
J
.
M
.
GARCÍA
-
MIGUEL
[2005], expresiones como los de (21), frente a las de
(22) responden en última instancia a la posibilidad de desdoblar la entidad percibida
otorgando mayor o menor prominencia a diferentes partes o facetas de ésta. Además,
esta misma posibilidad la encontramos con otros verbos fuera de la percepción:
(23) a. No dejas de imitarle los gestos a Paco
b. Pues bien, ciudadanos, imitemos a nuestros antepasados
c. David imitaba muy bien aquel acento especial
(24) [
J
.
G
.
GARCÍA
-
MIGUEL
2007: 30]
a. No tengo fuerzas ni deseos de cambiar mi vida
b. El mal sabor de ese recuerdo le cambió la vida
c. Los invitados lo cambiaban de lugar para que no estorbara
A la luz de expresiones como estas, la construcción SDP puede concebirse como un
ejemplo más del desdoblamiento de un participante En definitiva, expresiones
alternativas responden a conceptualizaciones alternativas de una situación única y
dichas conceptualizaciones surgen como resultado de la elección del hablante, que
puede optar por una u otra construcción en función de qué considere o que codifique en
cada caso como más prominente.
3.3. Formas sintéticas frente a formas analíticas
Otras de las vías por las que podemos delimitar un conjunto de expresiones que
entablan una relación con la construcción SDP
es atendiendo al significado léxico del
verbo.
Veíamos anteriormente como la mayor parte de los verbos que permiten esta
construcción describen algún tipo de contacto físico entre dos entidades. Pero, además,
muchos de ellos pueden ser parafraseados por una expresión similar en la que se
conceptualiza el proceso bien como la realización de una acción (herir/hacer una herida)
bien como la transferencia de un determinado suceso (golpear/dar un golpe). En
J
.
L
.
CIFUENTES HONRUBIA
[1999, 2004], de hecho, la presencia de estos verbos en lo que el
propio autor denomina construcciones de acusativo partitivo (la aquí llamada SDP) se
interpreta como un caso de «incorporación conceptual de la figura en un proceso de
localización» [
J
.
L
.
CIFUENTES HONRUBIA
2004:
111].
Tenemos, por tanto, una relación
entre construcciones sintéticas y construcciones analíticas, pudiendo ser estas últimas
bien del tipo hacer+nombre deverbal bien del tipo dar+nombre deverbal:
(25) a. Herir a alguien en la ceja / hacer una herida a alguien en la ceja
b. Quemar a alguien en la pierna / hacer una quemadura a alguien en la pierna
c. Arañar a alguien en la espalda / hacer un arañazo a alguien en la espalda
(26) a. Golpear a alguien en la ceja / dar un golpe a alguien en la ceja
b. Besar a alguien en la mejilla / dar un beso a alguien en la mejilla
c. Morder a alguien en el cuello / dar un mordisco a alguien en el cuello
Estas expresiones analíticas ayudan a arrojar un poco más de luz sobre la construcción
SDP. Desde esta óptica, ejemplos como Los aficionados hirieron a un asistente en la
ceja y El camarero puso la bandeja en la barra no parecen tan alejados, pues en ambos
casos podríamos entender tres participantes en la situación designada, dos de los cuales
comparten una relación de localización equivalente en uno y otro caso:
(27) Los aficionados hirieron a un asistente en la ceja
La herida está en la ceja
(28) El camarero puso la bandeja en la barra
La bandeja está en la barra
No quiero decir con esto que estamos finalmente ante dos instancias de una
construcción única. Pero lo que sí parece evidente es que la alusión a otras expresiones
semejantes nos permite obtener una descripción más amplia de la construcción
estudiada y nos ayuda a perfilar mejor las posibles relaciones que se establecen entre
unas estructuras y otras.
3.4. Variabilidad preposicional
En
A
.
GOLDBERG
[2002, 2006] se apunta la posibilidad de que las diferencias entre
ejemplos que responden a una misma estructura superficial se deban directamente a los
diferentes verbos y argumentos implicados. Sin embargo, ya hemos visto que para
explicar las divergencias semánticas entre expresiones como Los aficionados hirieron a
un asistente en la ceja y El camarero puso la bandeja en la barra no basta con aludir a
los diferentes elementos implicados, puesto que en realidad se trata de dos estructuras
sintáctico-semánticas independientes que presentan homonimia construccional y no de
dos ejemplos que puedan explicarse a partir de un mismo esquema generalizador.
Esta coincidencia puramente formal entre pares de expresiones como el citado se
observa de manera análoga en otros ejemplos donde varía la preposición del tercer
constituyente:
(29) a. Agarré a la Emilia por la muñeca y corrimos hacia el portal
b. Si este niño me molesta lo arrojaré por la ventana
(30) a. Se me ocurrió cogerla de la mano e invitarla a conocer la torre
b. Lo saqué a rastras del armario
La relación entre ejemplos como (27a) y (28a) y la construcción SDP es más que
evidente. En todos los casos se expresa el contacto entre dos entidades, sólo que ahora
al significado de “X contacta con Y y lo hace mediante el contacto de X sobre Z, que es
una parte de Y” hay que añadir un matiz de control aportado por verbos como agarrar,
coger, asir, tomar, … Ese significado adicional de control permite la aparición de otras
preposiciones para codificar la parte contactada, que ya no se entiende sólo como la
entidad en la que se localiza el contacto sino también como la entidad controlada
directamente por el agente del proceso expresado.
Frente a ello, los ejemplos de (27b) y (28b) vuelven a reflejar nuevamente un caso de
homonimia construccional. Comparten con los ejemplos anteriores una misma superfice
sintáctica, pero la estructura argumental es bien diferente: un Iniciador provoca el
movimiento de una entidad, un Móvil, especificando bien el trayecto del movimiento
(27a), bien el punto de origen de éste (27b).
4. Conclusiones
A lo largo del presente artículo he querido mostrar que el estudio de expresiones que
codifican una relación de carácter parte/todo, en concreto de la expresión SDP, no se
debe centrar de manera exclusiva en una explicación a partir de ciertas construcciones
alternantes, sino que debemos ampliar el foco de atención para dar cabida a otras
expresiones con las que se establecen diferentes relaciones lingüísticas. Así, frente a
otros trabajos que aluden a nociones como ascensión del poseedor o posesión externa,
podemos interpretar una alternancia simplemente como un un caso más entre varios, un
caso relevante pero no exclusivo que ayuda a detallar las características propias de una
construcción específica. Si partimos de esta idea lo que obtenemos al final es una
especia de red construccional en la que tienen cabida diferentes expresiones
relacionadas de alguna forma con la construcción que se tome como punto de partida.
La siguiente figura recoge esa red de relaciones tomando como centro la construcción
SDP
estudiada en este trabajo:
Figura 3. Red de construcciones para el esquema SDP
Por supuesto, para analizar con profundidad una construcción no basta con delimitar
todas las construcciones restantes con las que se establecen relaciones de algún u otro
tipo. Habrá que ver con mayor detalle hasta qué punto tenemos rasgos semejantes entre
una y otras y qué aspectos las caracterizan y las diferencian, ahondando así en cada uno
de los “nodos” que presenta la red. Sin embargo, creo que partir desde un primer
momento de dicha red, superando los límites de una perspectiva que tome en
consideración únicamente dos expresiones alternantes, es un primer paso importante en
la descripción de una construcción, o lo es al menos en la descripción de aquellas que
codifican una relación inherente como es la relación entre el todo y la parte.
SUJ-PRED-CDIR
todo
-CPREP(en)
parte
Los aficionados hirieron a un asistente en la ceja
Los aficionados le hirieron
la ceja
a
un asistente
Los aficionados hirieron la
ceja de un asistente
Alternancias
Desdoblamiento
de papeles
Veo a los paracaidistas hacer sus prácticas
Observo a Pedro al fondo de la sala
Otras preposiciones
Agarré a la Emilia por la muñeca
Se me ocurrió cogerla de la mano
Formas analíticas
Hacer una herida en la ceja
Homonimia construccional
El camarero puso la bandeja en la barra
Dar un golpe en la cabeza
Bibliografía
BAKER
,
M
.
(1999), “External Possession in Mohawk: Body Parts, Incorporation, and
Argument Structure”, en
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
(eds.), External Possession,
Amsterdam, John Benjamins, págs. 293-323
BLAKE
,
B
.
J
.
(1984), “Problems for possessor ascension: some Australian examples”,
Linguistics, 22, págs. 437-453
BLAKE
,
B
.
J
.
(1990), Relational Grammar, London, Routledge
CANO AGUILAR
,
R
.
(1981), Estructuras sintácticas transitivas en el español actual,
Madrid, Gredos
CHAPPELL
,
H
.
&
W
.
MCGREGOR
(1996), “Prolegomena to a theory of inalienability”, en
H
.
CHAPPELL
&
W
.
MCGREGOR
(eds.), The Grammar of Inalienability. A Typological
Perspective on Body Parts Terms and the Part-Whole Relation, Berlin, New
York, Mouton de Gruyter, págs. 3-30
CHOMSKY
,
N
.
(1982), Lectures on Government and Binding, Dordrecht, Foris
CIFUENTES HONRUBIA
,
J
.
L
.
(1999), Sintaxis y semántica del movimiento. Aspectos de
semántica cognitiva, Alicante, Instituto de Cultura "Juan Gil-Albert”
CIFUENTES HONRUBIA
,
J
.
L
.
(2004), “Verbos locales estativos en español”, en Estudios de
lingüística: el verbo, Alicante, Universidad de Alicante, págs. 73-18
DURST
-
ANDERSEN
,
P
.
(2001), “Possessum-oriented and possessor-oriented constructions
in Russian”, en
I
.
BARON
,
M
.
HERSLUND
&
F
.
SORENSEN
(eds.), Dimensions of
Possession, Amsterdam, John Benjamins, págs. 99-113
ELSON
,
B
.
&
S
.
A
.
MARLETT
(1983), “Popoluca evidence for syntactic levels”, en
D
.
C
.
DERBYSHIRE
(ed.), Work Papers of Summer Institute of Linguistics, North
Dakota Session 27, págs 107-134
GARCÍA
-
MIGUEL
,
J.
M.
(1992), Aspectos de la estructura de la cláusula: Transitividad y
complementación preposicional en español, Santiago de Compostela,
Universidad
GARCÍA
-
MIGUEL
,
J
.
M
. (1995), Las relaciones gramaticales entre predicado y
participantes, Santiago de Compostela, Universidade (Lalia, Series Maior, nº 2)
GARCÍA
-
MIGUEL
,
J
.
M
. (2005), “Aproximación empírica a la interacción de verbos y
esquemas construccionales, ejemplificada con los verbos de percepción”,
Estudios de Lingüística Universidad de Alicante (ELUA), 19, págs. 169-191
GARCÍA
-
MIGUEL
,
J
.
M
. (2007), “Potencial valencial y tipología de argumentos”, en
I
.
CASTELLÓN Y A
.
FERNÁNDEZ
(eds.), Perspectivas de análisis de la unidad verbal,
Barcelona, Universidad de Barcelona, págs. 21-33
GOLDBERG
,
A
.
(2002), “Surface Generalizations: an alternative to alternations”,
Cognitive Linguistics, 13/4, págs. 327-356
GOLDBERG
,
A
.
(2006), Constructions at work. The nature of generalization in language,
New York, Oxford University Press
HASPELMATH
,
M
.
(1999), “External Possession in a European Areal Perspective”, en
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
(eds.), External Possession, Amsterdam, John Benjamins,
págs. 109-135
HATCHER
,
A
.
G
.
(1944), “Il me prend le bras vs. il pren mon bras”, The Romanic Review,
35/2, págs. 156-164
KEMMERER
,
D
.
(2003), “Why can you hit someone on the arm but not break someone on
the arm? a neuropsychological investigation of the English body-part possessor
ascension construction”, en Journal of Neurolinguistics, 16, págs. 13-36.
LANGACKER
,
R
.
(1995), Raising and Transparency, Language, 71, págs. 1-62
LEHMANN
,
C
.,
Y
.
SHIN
&
E
.
VERHOEVEN
(2000), Person prominence and relation
prominence. On the typology of syntactic relations with special reference to
Yucatec-Maya, München, Lincom-Europa
LEVIN
,
B
.
(1993), English Verb Classes and Alternations: A Preliminary Investigation,
Chicago, University of Chicago Press
MANOLIU
-
MANEA
,
M
.
(1996), “Inalienability and topicality in Romanian: Pragma-
semantics of syntax”, en
H
.
CHAPPELL
&
W
.
MCGREGOR
(eds.), The Grammar of
Inalienability. A Typological Perspective on Body Parts Terms and the Part-
Whole Relation, Berlin, New York, Mouton de Gruyter, págs. 711-743
MICHAELIS
,
L
.
A
.
&
J
.
RUPPENHOFER
(2001), Beyond alternations: a constructional model
of the German applicative Pattern, Stanford, CSLI Publications
NOJIMA
,
K
(1981), “’Body-part Object’ versus ‘Person’ Object”, en
T
.
KONISHI
(ed.),
Studies in Grammar and Language, Kenkyusa, Tokio, págs 209-219
PALANCAR
,
E
(1999), “What do we give in Spanish when we hit? A constructionist
account of hitting expressions”, Cognitive Linguistics, 10/1, págs. 57-92
PAYNE
,
D
.
L
.
&
I
.
BARSHI
(1999), “External Possession. What, Where, How and Why”,
en
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
(eds.), External Possession, Amsterdam, John
Benjamins, págs. 3-29
PERLMUTTER
,
D
.
&
P
.
POSTAL
(1983), “The Relational Succession Law”, en
D
.
PERLMUTTER
(ed.), Studies in Relational Grammar 1, Chicago, University of
Chicago Press, págs. 30-80
PODLESSKAYA
,
V
.
I
.
&
E
.
V
.
RAKHILINA
(1999), “External Possession, Reflexivization and
Body Parts in Russian”, en
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
(eds.), External Possession,
Amsterdam, John Benjamins, págs. 505-521
POLINSKY
,
M
&
B
.
COMRIE
(1999), “Possessor Raising in a Language that Does Not Have
Any”, en
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
(eds.), External Possession, Amsterdam, John
Benjamins, págs. 523-542
POSTAL
,
P
.
(1974), On raising. One rule of English Grammar and its theoretical
implications, Cambridge, MA, The MIT Press
RIEGEL
,
M
.
(2001), “The grammatical category ‘Possession’ and the part-whole relation
in French”, en
I
.
BARON
,
M
.
HERSLUND
&
F
.
SORENSEN
(eds.), Dimensions of
Possession, Amsterdam, John Benjamins, págs.187-200
SHIBATANI
,
M
.
(1994), “An Integrational Approach to Possessor Raising, Ethical Datives
and Adversative Passives”, Berkeley Linguistics Society, 20, págs. 461-485
SINGER
,
M
.
(1999), “External Possession and Language Processes”, en
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
(eds.), External Possession, Amsterdam, John Benjamins, págs. 33-43
VELÁZQUEZ
-
CASTILLO
,
M
.
(1999), “Body-Part EP Constructions: A Cognitive/Functional
Analysis”, en
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
(eds.), External Possession, Amsterdam,
John Benjamins, págs. 77-107
VELÁZQUEZ
-
CASTILLO
,
M
.
(2000), “Posesión inalienable en español: niveles de
tematicidad e individualización”, en
R
.
MALDONADO
(ed.), Estudios
Cognoscitivos del Español, Volumen monográfico de la Revista Española de
Lingüística Aplicada (RESLA), págs. 83-109
ZAVALA
,
R
.
(1999), “External Possessor in Oluta Popoluca (Mixean): Applicatives and
Incorporation of Relational Terms”, en
D
.
L
.
PAYNE
&
I
.
BARSHI
(eds.), External
Possession, Amsterdam, John Benjamins, págs. 339-372
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.