ChapterPDF Available

Gobernanza migratoria en América del Sur: ¿hacia una nueva oleada restrictiva?

Authors:
Diego Acosta - Diana Arias Henao - Juan José Arteaga
Magdalena Bas Vilizzio - Lincoln Bizzozero Revelez
Leiza Brumat - Santiago Caetano - Isaac Caro
Gonzalo Castillo - Alicia Cebada Romero - Adriana Chiancone
Olivier Dabène - Melisa Deciancio - Marco Degaut -
Dimitrios Drosos - Oscar Fernández Guillén - Wilson Fernández Luzuriaga
Natalia Ferreira Coimbra - Gustavo Alejandro Girado
Miriam Gomes Saraiva - Daniela Guerra - Lorena Herrera Vinelli
Gerardo Honty - Jorge Jure - José Kechichián - Diego Larrauri
Enrique Martínez Larrechea - Frédéric Massé - María Cecilia Míguez
Carlos Moneta - Rodrigo Páez Montalbán
Marcelo Passini Mariano - Nicolás Pose
Andrés Raggio - Sylvia Ruiz Moreno - María Inés Terra
Carolina Urigüen - Marcia Vera Espinoza - Sophie Wintgens
Lincoln Bizzozero Revelez - Wilson Fernández Luzuriaga (Eds.)
“One Belt, One Road”
Alcances y repercusiones de la propuesta
China en un entorno de proteccionismos
y retracción de Occidente
ISSN: 2393-6924
ANUARIO
POLÍTICA
INTERNACIONAL
&
POLÍTICA
EXTERIOR
2017-2018
Lincoln Bizzozero Revelez - Wilson Fernández Luzuriaga (Eds.)
ANUARIO POLÍTICA INTERNACIONAL
&
POLÍTICA EXTERIOR
2017-2018
“One Belt, one road”
Alcances y repercusiones de la propuesta china en un entorno de
proteccionismos y retracción de occidente
Diego Acosta - Diana Arias Henao - Juan José Arteaga
Magdalena Bas Vilizzio - Lincoln Bizzozero Revelez
Leiza Brumat - Santiago Caetano - Isaac Caro
Gonzalo Castillo - Alicia Cebada Romero - Adriana Chiancone
Olivier Dabène - Melisa Deciancio - Marco Degaut -
Dimitrios Drosos - Oscar Fernández Guillén - Wilson Fernández Luzuriaga
Natalia Ferreira Coimbra - Gustavo Alejandro Girado
Miriam Gomes Saraiva - Daniela Guerra - Lorena Herrera Vinelli
Gerardo Honty - Jorge Jure - José Kechichián - Diego Larrauri
Enrique Martínez Larrechea - Frédéric Massé - María Cecilia Míguez
Carlos Moneta - Rodrigo Páez Montalbán
Marcelo Passini Mariano - Nicolás Pose
Andrés Raggio - Sylvia Ruiz Moreno - María Inés Terra
Carolina Urigüen - Marcia Vera Espinoza - Sophie Wintgens
© Lincoln Bizzozero Revelez - Wilson Fernández Luzuriaga
Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos en la ley y bajo los apercibi-
mientos legales previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier
medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el
alquiler o cualquier forma de cesión de la obra sin la autorización previa y por escrito
del titular del copyright.
ISSN: 2393-6924
Queda hecho el depósito que marca la ley
Impreso en Tradinco, noviembre 2018
7
ÍNDICE
Presentación del Anuario 2017-2018 .......................................................................... 11
Parte primera
Sistema mundial / internacional
Sucesos del Sistema Internacional y en las regiones-mundo
Daniela Guerra ........................................................................................................ 19
Belt and road... And beyond: a china e a construção de uma nova, e
iliberal, ordem mundial
Marco Degaut .......................................................................................................... 26
El papel de China en el sector energético latinoamericano
Gerardo Honty .........................................................................................................34
Testeando los límites del liberalismo: la inversión china en Estados
Unidos y Europa Occidental
Nicolás Pose ............................................................................................................. 41
Fundamento político de la “Belt and Road Iniciative
Gustavo Alejandro Girado ......................................................................................... 47
El posicionamiento comercial de China y la nueva ruta de la seda
Natalia Ferreira Coímbra ........................................................................................ 54
Estados Unidos y el Acuerdo de París: ambiente e inversión extranjera
Diego Larrauri ......................................................................................................... 63
Comercio mundial: tendencias y perspectivas
María Inés Terra ...................................................................................................... 69
Redes de mujeres mediadoras: construcción descentralizada de la paz
Alicia Cebada Romero .............................................................................................77
Turquía. Límites de los emergentes
Lincoln Bizzozero Revelez ........................................................................................ 83
8
Parte segunda
Regiones mundo
REGIÓN MUNDO. América Latina/Caribe ...................................................... 89
El efecto Trump en América Latina: ¿Una nueva situación regional?
Olivier Dabène ......................................................................................................... 89
La política exterior de la alianza cambiemos (2017-2018)
María Cecilia Miguez .............................................................................................. 95
O Brasil de Temer: incertezas domésticas e política externa
Marcelo Passini Mariano ........................................................................................ 104
La difícil implementación de los Acuerdos de Paz en Colombia
Frédéric Massé ........................................................................................................ 110
Venezuela y la “reelección” presidencial: una salida con reacciones divergentes.
Oscar E. Fernández-Guillén. ................................................................................... 117
México 2018: Elecciones generales atípicas y el futuro incierto del Tlcan
Rodrigo Páez Montalbán ......................................................................................... 124
De Correa a Moreno: un giro en la política exterior de Ecuador
Carolina Urigüen .................................................................................................. 129
Argentina y el G20
Melisa Deciancio ................................................................................................... 133
REGIÓN MUNDO. Asia/Pacíco .................................................................. 141
El “cinturón y camino de la seda”: una virtuosa combinación china de
política, economía y geografía
Carlos Moneta ........................................................................................................ 141
El rostro de la necesidad: el canal de Nicaragua entre océanos,
continentes y viejos y nuevos expansionismos
Jorge Luis Jure ....................................................................................................... 148
Panamá: el pivote de las “nuevas rutas de la seda” china en América
Latina y el Caribe
Sophie Wintgens ..................................................................................................... 155
Obor y un juego de piezas para armar: las relaciones entre China y el
Mercosur en el siglo xxi
Andrés Raggio ......................................................................................................... 162
REGIÓN MUNDO. África .............................................................................. 169
Acontecimientos destacados de África 2017-2018
Gonzalo Exequiel Castillo Gasco ............................................................................. 169
9
REGIÓN MUNDO. Árabe - Musulmán - Israel .............................................. 176
Medio Oriente 2017-2018
Isaac Caro ............................................................................................................. 176
REGIÓN MUNDO. Europa ............................................................................ 183
Rusia en el orden regional euroasiático
Santiago Caetano .................................................................................................. 183
Empantanados en la política: la postergada reforma de la Eurozona
Nicolás Pose ........................................................................................................... 189
La cuestión de Macedonia en el mundo hispano: de Yugoeslavia de Tito a
la actualidad
Dimitrios Drosos .................................................................................................... 195
REGIÓN MUNDO. Intersticios - Fronteras - Flujos ........................................ 205
Gobernanza migratoria en América del Sur: ¿hacia una nueva oleada restrictiva?
Leiza Brumat | Diego Acosta | Marcia Vera-Espinoza ............................................. 205
Ecuador ante el régimen internacional de solución de controversias
inversor-estado: historia de una marcha atrás
Magdalena Bas Vilizzio .......................................................................................... 212
Franjas y rutas de la Educación Superior Internacional
Enrique Martínez Larrechea ................................................................................... 219
La Tercera Conferencia Regional de Educación Superior: Universidad,
mercantilización y papel de la ciencia
Lincoln Bizzozero Revelez ...................................................................................... 226
Liderazgo internacional y sustentabilidad
Adriana Chiancone ................................................................................................ 231
La religión en la política internacional
José Kechichián ...................................................................................................... 237
Parte tercera
Política exterior
Argentina: la evidencia de problemas estructurales
Sylvia Amalia Ruiz Moreno .................................................................................... 243
Mudança e baixo ativismo: a política externa brasileira para América do
Sul do governo de Michel Temer
Miriam Gomes Saraiva .......................................................................................... 249
10
Política exterior colombiana 2017-2018
Diana Patricia Arias Henao ................................................................................... 256
Perú: inestabilidad internacional ¿estabilidad externa?
Juan José Arteaga .................................................................................................... 262
La política internacional del Ecuador: Escenarios, matices y perspectivas
en el período 2017-2018
Lorena Herrera-Vinelli ........................................................................................... 267
El Frente Amplio y un documento consensuado en política exterior en el
nal de su tercer gobierno
Wilson Fernández Luzuriaga .................................................................................. 273
El acuerdo de comercio preferencial con Chile: giro en la política exterior
económica del Uruguay
Nicolás Pose ........................................................................................................... 281
205
REGIÓN MUNDO
Intersticios - Fronteras - Flujos
GOBERNANZA MIGRATORIA EN AMÉRICA DEL SUR:
¿HACIA UNA NUEVA OLEADA RESTRICTIVA?
Leiza Brumat 1 | Diego Acosta 2 | Marcia Vera-Espinoza 3
La gobernanza regional de las migraciones en Suramérica nunca ha sido lineal.
Si bien en las últimas dos décadas se caracterizó por ideas compartidas en torno a
la migración como un proceso inherentemente positivo, que vinculaba migraciones
con desarrollo y expansión de derechos, en un contexto marcado por grandes núme-
ros de emigrantes suramericanos residiendo principalmente en Europa (España) y
Estados Unidos, durante el siglo XX, principalmente durante las décadas de los 70 y
80, la política migratoria en la región estaba caracterizada por un enfoque restrictivo
y de seguridad. Durante el 2017 y los primeros meses de 2018, hemos presenciado
el resurgimiento de un enfoque restrictivo basado en un discurso que privilegia la
‘gestión y el ‘control’ de las migraciones. El desarrollo de esta nueva etapa puede
ser explicada en relación a cuatro aspectos relevantes: el incremento en los ujos
migratorios, principalmente de venezolanos, el cambio político en la región, el de-
bilitamiento de algunos proyectos de integración regional, y el posicionamiento de
los países suramericanos en la negociación del Pacto Global de Migraciones a nivel
mundial.
Contexto y Antecedentes
Desde inicios del siglo XXI, la gobernanza de las migraciones en Suramérica
se había caracterizado por discursos y, en menor medida, desarrollo de marcos nor-
mativos, que privilegiaban los derechos humanos4 en un contexto marcado por una
1 European University Institute.
2 University of Bristol.
3 Queen Mary University of London.
4 Para profundizar sobre estos desarrollos político-normativos, ver el artículo de Juan Artola
en el Anuario 2017.
206
enorme emigración de ciudadanos suramericanos principalmente hacía Europa, en
particular España y Estados Unidos. Dicho discurso se tradujo en algunos avances
normativos a nivel legislativo tanto a nivel nacional (leyes de migraciones en Argen-
tina (2004), Uruguay (2008), Bolivia (2013), Brasil, Ecuador y Perú (2017)), como
a nivel regional, de manera principal con la adopción y posterior implementación del
Acuerdo de Residencia MERCOSUR. Al contexto de grandes números de emigran-
tes suramericanos fuera de la región se unía un muy bajo porcentaje de inmigrantes
en Suramérica, por debajo del 2%, caracterizado además por ser principalmente una
inmigración de carácter regional.
Sin embargo, con los cambios de gobierno en varios países y particularmente en
Argentina, Brasil y Chile, se puede vericar un cambio en el rol, la importancia, los
discursos y el lugar que ocupa el regionalismo sudamericano en las agendas políticas.
Así como el llamado ‘regionalismo poshegemónico/posneoliberal’ había sido pro-
fundamente crítico del anterior modelo de integración neoliberal, los nuevamente
electos gobiernos neoconservadores rechazan la opción ´posneoliberal’. El marcado
carácter ‘político’ que adquirió el Mercosur a inicios de siglo, materializado en el
desarrollo de la agenda social y el ingreso de Venezuela, está en el centro de dichos
reproches. Al igual que sucedía en los noventa, estas administraciones ven a la inte-
gración como un mero instrumento de incremento comercial entre países. Lo ‘políti-
co’ es presentado como ineciente y, desde este punto de vista, el estancamiento de la
integración económica sería el ejemplo más fehaciente de esto. El modelo ‘eciente’
de integración sería aquel enfocado puramente en lo económico y en el incremento
del comercio con el resto del mundo. Es decir, un modelo abierto, con instituciones
y compromisos exibles, comparable a la Alianza del Pacíco.
Uno de los principales exponentes de esta visión de la región es la actual admi-
nistración argentina, lo cual tiene enormes consecuencias para la agenda migratoria
regional. Argentina fue el país que presentó la mayor cantidad de propuestas (inclui-
do el Acuerdo de Residencia) al resto de sus socios, y actuó como líder en política
migratoria, asumiendo los costos por la creación de un régimen regional para la
movilidad de las personas (por ejemplo, aplicando el Acuerdo de Residencia a toda la
región unilateralmente). Esto le resultaba funcional, tanto para la gestión migratoria
doméstica, al ser el principal país receptor, como para adquirir y mantener su reputa-
ción en foros regionales e internacionales. Sin embargo, la actual administración ha
abandonado casi completamente este rol, dejando un vacío que no ha sido llenado
por ningún otro país.
Además de los cambios políticos en la región y sus consecuencias en los pro-
yectos de integración regional, también ha habido cambios en los ujos migratorios.
Si bien Suramérica es una región de origen, destino y tránsito de migrantes, se ha
experimentado un incremento en la movilidad intra-regional, principalmente debido
al ‘éxodo de venezolanos (ver cifras infra.). En los últimos cinco años, también se
ha registrado un cierto crecimiento en la población extra regional, en especial desde
207
Haití, República Dominicana y Cuba, y con un aumento o mantenimiento también
del número de ciudadanos europeos y de Estados Unidos.
Si bien el número de migrantes en la región es aún mucho menor al número de
suramericanos viviendo en el exterior, ha habido una creciente visibilización y expo-
sición política del fenómeno migratorio que ha inuenciado a la opinión pública. En
respuesta a estas dinámicas, se están materializando algunas medidas crecientemente
restrictivas5, unidas a otras más abiertas, y se observa el estancamiento de propuestas
para profundizar la libre circulación de ciudadanos suramericanos en la región.
Acontecimientos que marcaron el 2017 e inicios del 2018
El giro restrictivo en la gobernanza de las migraciones en Suramérica ha sido
inuenciado por una serie de factores internos que ha afectado a varios países de la
región, como son el resurgimiento de gobiernos conservadores, las crisis de goberna-
bilidad y presiones económicas y sociales, entre otros. Por ejemplo, con la asunción
de gobiernos de derecha en Argentina, Brasil y Chile a partir de 2015, se han regis-
trado cambios normativos pero también a nivel discursivo.
Argentina es un ejemplo relevante. En 2016 comenzaron a surgir los primeros
indicios de un giro restrictivo en su política migratoria que se consolidaron en enero
de 2017 cuando el Ejecutivo liderado por Mauricio Macri emitió el decreto 70/2017
que limita derechos fundamentales en el nombre de la lucha contra el crimen. El de-
creto, adoptado mediante un procedimiento de urgencia sin intervención del Con-
greso, fue justicado alegando la necesidad de luchar contra el crimen organizado,
particularmente el narcotráco, y la supuesta dicultad para deportar criminales en
el marco de la ley de migraciones de 2004. ONGs y medios de comunicación, in-
cluyendo algunos internacionales como el propio New York Times, denunciaron la
falsedad de los datos utilizados por el gobierno argentino para realizar estas asevera-
ciones.
El caso argentino ejemplica el desarrollo de una tendencia restrictiva en la
región, que se repite con distintos matices en varios países. Desde la perspectiva de
la gobernanza emergen dos temas relevantes: la politización de las migraciones y el
surgimiento de nuevos actores.
Politización de las migraciones
Si bien muchos gobiernos de derecha no se oponen en principio a la migración,
ya que lo ven como un componente del desarrollo económico, diversos ejecutivos
están usando las migraciones como un capital político útil para antagonizar discursos
progresistas u opositores. Siguiendo la tendencia mundial, la reacción a las migracio-
5 Hemos escrito algunas reecciones sobre estas medidas para los casos argentino, brasileño
y chileno en el blog del proyecto MIGPROSP https://blogs.eui.eu/migrationpolicycentre/
category/migprosp/
208
nes ha surgido como respuesta a una situación económica deteriorada y a diferentes
crisis sociales y políticas. En Argentina, Brasil y Chile, por ejemplo, algunos funcio-
narios gubernamentales comenzaron a acusar a los migrantes de ser los responsables
de varios problemas sociales. El aumento de los ujos migratorios efectivamente ha
puesto presión en algunas capitales y ciudades fronterizas, contribuyendo al surgi-
miento de voces anti migración que se han visto validadas a través del discurso ocial.
La politización de las migraciones viene de la mano con un enfoque de seguri-
dad, utilizado en muchos casos para enmendar el marco jurídico. Dichas modica-
ciones llevadas a cabo en varios países de la región a sus leyes migratorias nos mues-
tran un panorama complejo en el cual se combinan prácticas de apertura (como por
ejemplo la regularización temporal de más de 400 mil venezolanos en Colombia) con
medidas restrictivas. Dichas medidas se pueden dividir entre aquellas que intentan
evitar la llegada de nuevos extranjeros al país, por ejemplo a través de la imposición
de visado para ciudadanos haitianos en Argentina o Chile, o a través del requisito de
pasaporte para la entrada de venezolanos en Perú o Ecuador (en este último estado
violando de manera agrante su propia ley de movilidad humana de 2017), y las
medidas que intentan facilitar la expulsión de extranjeros del territorio estatal, como
por ejemplo el mencionado Decreto en Argentina de enero de 2017 cuya constitu-
cionalidad será decidida en breve por la Corte Suprema.
Aparición de nuevos actores
El surgimiento de un enfoque restrictivo en tensión con un discurso, posición
regional y políticas migratorias regionales apegadas a los derechos humanos también
tiene relación con la diversicación de actores en materia migratoria. La relevancia
política y mediática de la migración no sólo genera interés y opiniones diversas, tam-
bién mueve recursos, procesos e incluye a nuevos actores en Argentina, Brasil, Chile
o Ecuador. El ejemplo de Brasil es paradigmático. Diversos actores estatales con una
agenda en el área de seguridad tales como la Policía Federal, el Ministerio de Defensa
y el Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia han retomado un rol pre-
ponderante en la agenda migratoria. De acuerdo a algunos de nuestros entrevistados,
esta nueva conguración de poder es el resultado de inestabilidad en el Ministerio
de Justicia, que sufrió muchos cambios en varios puestos clave, y del debilitamiento
del Conselho Nacional de Imigração (CNIg), basado en el Ministerio de Trabajo, que
solía ser clave para regulaciones administrativas migratorias. Estos nuevos actores
jugaron un rol crucial para que el Presidente vetara artículos clave de la nueva ley de
migraciones del país en 2017.
El “éxodo” venezolano
Desde el 2014 el número de venezolanos que han dejado su país ha aumentado
de manera dramática como consecuencia de la crisis política, económica y huma-
nitaria. Si bien las estadísticas no son precisas, se estima que entre 1.6 millones y 4
209
millones de venezolanos han emigrado (Freier y Paret 2018). La mayor parte de ellos
se han desplazado a países de la región, particularmente a Colombia, Perú, Chile,
Argentina, Ecuador y Brasil. De acuerdo a las cifras de la Agencia de la ONU para
los Refugiados, en los primeros meses del 2018 se han tramitado más de 117 mil so-
licitudes de asilo, sobrepasando el total de solicitudes del 2017. Más de 507 mil per-
sonas han recibido algún otro tipo de protección complementaria (UNHCR 2018).
Sin embargo, un gran número de venezolanos se encuentran en situación irregular lo
cual genera situaciones de extrema vulnerabilidad.
Las respuestas jurídicas que han tomado los diversos países de Sudamérica tie-
nen, de manera general, tres características principales. Primero, se trata de instru-
mentos ad hoc que son sólo aplicables a determinadas categorías de venezolanos, por
ejemplo, los que hayan llegado antes de una determinada fecha. Segundo, se trata de
medidas de rango infra-legal adoptadas por los ejecutivos, con poca o nula interven-
ción de los parlamentos, y que contienen numerosas cláusulas que otorgan discrecio-
nalidad a la administración. Tercero, se otorgan permisos de residencia temporales lo
cual genera incertidumbre jurídica para el individuo.
Los países suramericanos pueden dividirse en tres grupos en función del tipo
de respuesta que han adoptado. En primer lugar, tanto Bolivia como Paraguay han
decidido no crear ningún tipo de categoría migratoria especial para los ciudadanos
venezolanos. En segundo lugar, Argentina, Brasil y Uruguay han optado por una
extensión unilateral del acuerdo de Residencia de Mercosur para los venezolanos.
Ecuador, si bien no ha llevado a cabo dicha extensión unilateral, estableció en su ley
de movilidad humana de 2017 la categoría de ciudadano suramericano bajo la cual
se acogen los venezolanos.
En tercer lugar, se encuentran los países que han adoptado instrumentos jurídi-
cos ad hoc. Chile ha creado en 2018 la visa de responsabilidad democrática que debe
ser requerida en Caracas y otorga una residencia temporal de un año, renovable por
un año más. Colombia creó inicialmente el Permiso Especial de Permanencia (PEP)
ofreciendo residencia temporal a los venezolanos que hubiesen arribado al país entre
julio de 2017 y febrero de 2018, así como la tarjeta de movilidad fronteriza que per-
mitía la circulación en las áreas de frontera entre ambos países. Ambos permisos se
dejaron de otorgar en febrero de 2018 y se procedió al registro del resto de residentes
venezolanos que se encontraban en situación irregular. Los mismo, 442 mil según
dicho registro, pueden optar a partir de nales de agosto a un permiso temporal de
residencia de un máximo de dos años para regularizar su situación administrativa.
Por último, Perú también ha creado un Permiso Temporal de Permanencia al
cual los venezolanos han podido optar desde enero de 2017. Perú llevó a cabo dos ex-
tensiones de dicho permiso que, en principio, podía ser pedido hasta junio de 2019
para aquellos que hubiesen entrado al país hasta nales de 2018. Sin embargo, en
agosto de 2018, y coincidiendo con la imposición de pasaporte para los venezolanos
que quisiesen entrar al país, Perú limitó las solicitudes a las que tengan lugar antes de
210
nales de 2018 para aquellos que hayan entrado al país hasta el 31 de octubre de este
año. Según datos ociales, de los 400 mil venezolanos que se encontraban residiendo
en el país para nales de agosto de 2018, tan sólo 75 mil habían obtenido un PTP.
Esto es fruto de las enormes demoras para la obtención de citas y trámites que se dan
en el país y que también afectan a otros estados en la región.
Negociaciones del Pacto Global para las Migraciones de Naciones Unidas
Uno de los principales logros en la agenda migratoria del regionalismo pos-
hegemónico/ posneoliberal fue la adopción de una posición regional común para
negociar en los foros internacionales. Esta visión es consecuente con el discurso que
caracteriza a la migración como un proceso inherentemente positivo, destacando
el aporte de los migrantes a las sociedades de recepción y que incluso dene a la
migración como un derecho humano. Esta es la posición defendida por la región en
las negociaciones por el Pacto Global para las Migraciones y es, quizás, uno de los
legados más concretos de la década anterior que permanecen en esta y concuerda con
el hecho de que la región sigue teniendo una gran cantidad de nacionales residiendo
en Europa y Estados Unidos. Esto lleva a situaciones contradictorias: mientras se
deende una postura aperturista y progresista a nivel internacional, se restringen
crecientemente las migraciones a nivel nacional. El ejemplo de Chile defendiendo
en el Pacto a la regularización como una importante herramienta de gestión de las
migraciones, mientras que a nivel interno proponía prohibir dichas regularizaciones
en el proyecto de ley de migraciones del gobierno de Piñera, es un ejemplo paradig-
mático de estas contradicciones.
Perspectivas
Con la hiperinación más alta de la historia latinoamericana, el 80% de la
población en situación de pobreza extrema (Freire y Parent 2018) y sin acceso a
medicinas y alimentos básicos, la emigración venezolana se mantendrá constante y,
probablemente, aumentará durante 2019. En este contexto, las respuestas regionales
serán cruciales para contribuir a la mejora o al empeoramiento de la crisis y es muy
factible que mantengan la dualidad entre aperturismo y restricción que las ha carac-
terizado siempre, buscando ‘controlar’ el estatus legal de los migrantes o ‘gestionar de
manera más eciente’ los ingresos.
Esta dualidad histórica6 deriva, principalmente, de pujas de poder entre diver-
sos actores estatales con distinta capacidad de inuencia dependiendo del momento
político. Mientras que en el periodo 2000-2015, la agenda migratoria fue paulatina-
mente distanciada de la de seguridad, en la actualidad los Ministerios del Interior y
otros nuevos actores enfocados en el control vuelven a ganar terreno.
6 Ver Acosta (2018).
211
Es en este escenario político de gran complejidad, con numerosas modicaciones
jurídicas a marcos normativos llevadas a cabo por los ejecutivos sin intervención de los
parlamentos, es donde el poder judicial puede emerger como un importante garante
de los avances en materia de derechos obtenidos durante el siglo XXI. Ciertamente los
ejecutivos demuestran con muchas de sus normas de rango infra-legal un enorme ape-
go a la discrecionalidad del Estado en temas migratorios y una relación compleja con
la idea de construcción de una ciudadanía sudamericana que parece haber pasado a un
segundo plano. Como ejemplo de lo primero, se puede mencionar el artículo 4 de la
Resolución 6370 de 1 de agosto adoptada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de
Colombia y que permite la cancelación de un PEP cuando “la presencia del extranjero
en territorio nacional se considere inconveniente”. Dicha falta de claridad en la redac-
ción de cláusulas que afectan de manera central a la vida de ciudadanos regionales es
reveladora. Del mismo modo, el bombo y platillo con el que Chile anuncia la expulsión
de 51 ciudadanos colombianos, algunos de los cuales no habían cometido ningún de-
lito en territorio chileno, presenta un enorme interrogante sobre la construcción no ya
sólo de una ciudadanía regional, sino de un área de libre movilidad regional mediana-
mente funcional. El recurso de amparo presentado frente a dichas expulsiones delante
de las cortes nacionales, así como importantes casos que han sido recientemente deci-
didos, o que los serán en los próximos meses, por tribunales en Brasil, por las Cortes
Constitucionales de Ecuador y Colombia, así como la Corte Suprema de Argentina
son ilustrativos de otra variable crucial para denir el escenario futuro. Nos muestran
que el poder judicial y los actores, sobre todo no gubernamentales y la academia, que
crecientemente presentan recursos ante estas cortes y alzan la voz contra las restriccio-
nes y las contradicciones de las políticas, emergerán seguramente en los próximos años
como una última barrera de contención para el mantenimiento de avances legales que
se habían obtenido en la última década.
La gobernanza de las migraciones en Suramérica se encuentra en un momento
clave, balanceado entre un enfoque restrictivo y de control y el legado aperturista
de la década pasada. El rol de los distintos actores en el manejo de los discursos y
procedimientos en las respuestas a un ujo migratorio, que se espera no disminuirá
en los próximos años, será crucial no solo para las experiencias de los migrantes, pero
también para denir el proyecto de región que queremos construir.
Bibliografía
Acosta, D. (2018). e National versus e Foreigner in South America. 200 Years of Migration
and Citizenship Law. Cambridge: Cambridge University Press.
Freire, L.F., and Parent, N. (2018) A South American Migration Crisis: Venezuelan Outows Test
Neighbors’ Hospitality. Washington, DC: Migration Policy Institute.
UN High Commissioner for Refugees (UNHCR). 2017. Venezuela Situation Update: June 2018.
Available online https://data2.unhcr.org/en/documents/download/65016
El Anuario Política Internacional & Política Exterior
2017-2018 tiene como tena central la propuesta de la
República Popular China. El título “One Belt, One
Road”: alcances y repercusiones de la propuesta China
en un entorno de proteccionismos y retracción de
Occidente plantea dos ejes centrales referidos a
la iniciativa One Belt, One Road y a la per-
cepción de una retracción de Occidente
en el sistema mundial.
El Anuario es una iniciativa del
Programa de Estudios Internacionales
de la Facultad de Ciencias Sociales
de la Universidad de la República,
que pudo ser llevada a cabo con la
contribución de múltiples colegas,
amigos y colaboradores con quie-
nes los integrantes del Programa
comparten redes académicas, pro-
gramas, actividades y proyectos.
El Anuario está dividido en
tres partes Sistema Mundial/
Internacional, Regiones/Mundo y
Política Exterior, que posibilitan un
abordaje diferenciado en el marco
de una evolución de cercanías de la
humanidad. Los temas se atraviesan,
entrecruzan y permean debates que se
plantean en los distintos niveles de or-
ganización de las sociedades humanas. Eso
hace posible las cercanías de cada uno de no-
sotros con lo que ocurre en otros ámbitos y re-
giones/mundo.
Ciencias Sociales
Universidad de la República
URUGUAY
... The responses to the COVID-19 crisis are intensifying a trend that has been taking place since the mid-2010s: the power increase of "securitist" actors (Brumat et al., 2018), particularly the military. In order to enforce quarantines and border closures, many countries have militarized their borders and even cities, particularly during curfews, thus militarizing immobility (Verdes-Montenegro, 2020). ...
... Third, the economic and political consequences of the COVID-19 crisis may emphasize existing securitization trends in the region (Brumat et al., 2018). As the economic situation becomes more precarious and millions of people fall below the poverty line (ECLAC FAO, 2020), the situation of Venezuelans, one of the most vulnerable groups of migrants, could get worse. ...
... These amendments, if approved, would contradict and even regress many of the human-rights-oriented policies adopted in the early XXI century. However, we have to bear in mind that the coexistence of "securitist" and "human rights-oriented" policy approaches to migration characterizes regional governance in South America (Acosta, 2018;Brumat, 2020a;Brumat et al., 2018). The prevalence of one of the two approaches depends on the political orientation of the governments that are in office and the power position of various actors at domestic level. ...
Article
Full-text available
During the XXI century, South America has been the epicenter of vibrant discussions on human mobility. A new vocabulary emerged with legal principles such as the non-criminalization of irregular migration or the right to migrate as a fundamental right taking central stage. The combination of the arrival of COVID-19 together with the important emigration of Venezuelans in the region, as well as economic and political crisis are putting into question some of these advances and present a complex scenario of migration governance in the region for the years to come.
... Moreover, if, on the one hand, solidarity can be said to be a guiding principle of refugee protection in Latin America, the acknowledgment of its limitations also sheds light on other logics currently at play in the region. First, Latin America has not been exempted from global trends and is experiencing an increase of anti-immigrant sentiment alongside increases in xenophobia and discrimination 18 (Brumat, Acosta, and Vera Espinoza 2018;Jubilut, Vera Espinoza, and Mezzanotti 2019). ...
... Third, nationalistic and populist governments that do not positively value migration and have adopted, if not practices, at least a rhetoric against migrants in general 24 (which can directly impact refugee protection) are in power in the region. 25 This has generated a general politicization of migration that has infl uenced debates and policies around migration and displacement (Brumat, Acosta, and Vera Espinoza 2018;Jubilut, Vera Espinoza, and Mezzanotti 2019) However, and on the other hand, there are still positive examples in the region, such as the resettling of persons from the NCA to Uruguay 26 and to Brazil 27 as well as national practices of interiorization (i.e., national relocations) 28 in light of large fl ows of refugees, which are being justifi ed as tools for migration management and for better chances of integration (see Jarochinski Silva, Castro, and Sampaio in this volume). ...
... Moreover, if, on the one hand, solidarity can be said to be a guiding principle of refugee protection in Latin America, the acknowledgment of its limitations also sheds light on other logics currently at play in the region. First, Latin America has not been exempted from global trends and is experiencing an increase of anti-immigrant sentiment alongside increases in xenophobia and discrimination 18 (Brumat, Acosta, and Vera Espinoza 2018;Jubilut, Vera Espinoza, and Mezzanotti 2019). ...
... Third, nationalistic and populist governments that do not positively value migration and have adopted, if not practices, at least a rhetoric against migrants in general 24 (which can directly impact refugee protection) are in power in the region. 25 This has generated a general politicization of migration that has infl uenced debates and policies around migration and displacement (Brumat, Acosta, and Vera Espinoza 2018;Jubilut, Vera Espinoza, and Mezzanotti 2019) However, and on the other hand, there are still positive examples in the region, such as the resettling of persons from the NCA to Uruguay 26 and to Brazil 27 as well as national practices of interiorization (i.e., national relocations) 28 in light of large fl ows of refugees, which are being justifi ed as tools for migration management and for better chances of integration (see Jarochinski Silva, Castro, and Sampaio in this volume). ...
Chapter
Full-text available
Looking at refugee protection in Latin America, this landmark edited collection assesses what the region has achieved in recent years. It analyses Latin America’s main documents in refugee protection, evaluates the particular aspects of different regimes, and reviews their emergence, development and effect, to develop understanding of refugee protection in the region. Drawing from multidisciplinary texts from both leading academics and practitioners, this comprehensive, innovative and highly topical book adopts an analytical framework to understand and improve Latin America’s protection of refugees.
... Migrants in Chile today are mainly from Venezuela (30.7 per cent), followed by Peru (16.3 per cent), Haiti (12.5 per cent), Colombia (11.4 per cent), and Bolivia (8.5 per cent) (INE, and DEM 2021). The Chilean state experienced a 'punitive turn' with a right-wing political coalition that led to more state violence against migrants amidst major changes in migratory patterns (Domenech 2017;Brumat, Acosta, and Vera-Espinoza 2018). Consequently, deportations have increased dramatically. ...
Article
In the context of rising South-South migration to Chile, this article examines how Chileans redefine and claim whiteness in a multicultural working-class neighborhood in Santiago. It contributes to regional racial studies by analyzing how whiteness is constructed in multicultural neighborhoods where different national and racialized identities that share a colonial past converge, and where the nation-state has historically pursued a progressive whitening through the adoption of racist state policies. Drawing on ethnographic fieldwork, I show how Chileans construct a white racial identity vis-à-vis the presence of, and through ordinary interactions with, Latin American and Caribbean migrants. As is the case elsewhere, in contemporary Chile whiteness is an ongoing everyday social construct that is not only conveyed as a discourse, but also through the practice or performance of power in the social textures of urban life. Making and enacting whiteness becomes a way in which racial hierarchies of belonging are materialized to achieve a higher status in an unequal racialized society. This study reveals how Chileans claim to be ‘white(r)’ than the South-South migrants they interact with, reproducing a Chilean hegemonic discourse about national identity, through the many practices of everyday life. The article’s main argument is that making whiteness through these ordinary occurrences reproduces anti-indigenous and anti-black racism.
... As happened in the neoliberal years, if worker unions do not get responses to their demands, they could return to regional institutions. At the same time, and in line with the neoliberal model of integration that prevailed during the 90s, securitist actors could (re)gain power, pushing for increasing securitist measures at the national level (Brumat et al. 2018). ...
Chapter
Migration within and between countries in the Global South is an increasingly significant factor in the social and economic development of developing countries. While this strategy has benefited millions of internal and international migrants, it has also given rise to exploitative working conditions, as booming markets and rapid urbanization have led to a constant demand for cheap labor. These exploitative working conditions, when left unchecked, can range from payment under minimum wage and discrimination, to more severe kinds of exploitation, resulting in situations of forced labor, through a process of human trafficking. This chapter introduces Apprise, a system we have developed and are currently piloting in Thailand to support a sentinel surveillance approach to identify patterns of exploitation. It describes the design and evaluation of Apprise to support frontline responders to consistently and proactively screen for and identify victims of exploitation among vulnerable populations, including migrant workers. The chapter argues that by storing screening responses, these records can become a critical resource to inform migration policy, by providing a nuanced understanding of trends and patterns of exploitation. This data can be used by policymakers to formulate responses in order to prevent new cases of exploitation, protect victims, and to prosecute exploiters.
... As happened in the neoliberal years, if worker unions do not get responses to their demands, they could return to regional institutions. At the same time, and in line with the neoliberal model of integration that prevailed during the 90s, securitist actors could (re)gain power, pushing for increasing securitist measures at the national level (Brumat et al. 2018). ...
Chapter
Global migration, influenced by environmental and climate crises, has seen a steep rise in the past three decades. Socio-economic and climatic vulnerability and socio-political volatilities in the developing regions and emerging economies of/in the Global South closely connect with the human migration flows worldwide. Interlinkages between water and climate crisis and human migration trends and patterns are complex and multidimensional and call priority planning and action. For instance, migration has not received formal status as a coping strategy in water security planning or climate change adaptation programs and policies. Also, regional and national actors and agencies, global institutions, do properly acknowledged ‘water’ and ‘climate’ crisis as a push factor for human displacement. As such crises intensify, the need for a better understanding of the complex set of drivers and dynamics that influence decisions to migrate is crucial, especially for the Global South.
Article
Full-text available
Regional Consultative Processes (RCPs) have become a central component of migration governance; these are the loci of interstate migration policy discussions. Currently 15 RCPs meet worldwide in every region, except the Caribbean, to form non-binding agreements and to coordinate migration policy approaches. Building on previous reports, migration governance literature, and existent thematic analyses specific to the region, we evaluate RCPs' multilevel migration policy coordination by comparing national laws to regional topics and accords. We compare two decades of national legislation in all 12 South American countries to regional discussion at the South American Conference on Migration (SACM) since its first annual meeting in 2000. We find synergies and discrepancies between translating regional migration governance strategies from the RCP into national-level migration management. The SACM has reinforced the member states' focus on regional integration and provided a space for dialog to agree on approaches and best practices. Yet, countries have not uniformly incorporated these into national legislation. Our multilevel analysis reveals the complexities that RCPs face in overcoming regional-national discrepancies in immigration policy coordination.
Article
During the Covid-19 pandemic in 2020, (im)mobility policies affected individuals' citizenship rights and movement within countries and across international borders. Prior to the pandemic, the mobility regime in South America was relatively open for regional migrants, bolstered on free residence and equal rights. In this analysis, we focus on human mobility and citizenship rights in South America by examining local and national government responses to Covid-19 between March and August 2020. Using databases, newspaper columns, government websites, and legislation, we outline the region's travel restrictions and exceptions, closures and militarization of borders, internal movement procedures, and economic subsidies to ease Covid-19's impact. While the regional mobility regime had already been under stress since 2015, exceptions to border closures and internal mobility further stratified people based on legal and economic statuses. Deeply affecting individual-state relations, access to mobility and citizenship rights such as labor, housing, and healthcare varied between nationals and non-nationals and between regular and irregular migrants. Reactions may have longer term effects, especially for Venezuelans, since the crisis created new inequalities and contradictions within the regional mobility regime, originally aimed at reducing them. (OPEN ACCESS)
Article
Full-text available
Objetivo/contexto: las democracias latinoamericanas del siglo XXI enfrentan una tensión entre “proteger” la soberanía estatal con políticas inmigratorias más restrictivas y adscribirse a los diálogos y acuerdos internacionales más liberales, que promocionan los derechos y la movilidad humana. Una mayor migración intrarregional, especialmente desde Venezuela, ha llevado a varios países a restringir derechos y libertades previamente reconocidos. Nuestro objetivo es profundizar en este giro hacia la restrictividad mediante un análisis empírico de las tendencias e intenciones legislativas de inmigración en Chile. Metodología: desde 2018, el Gobierno de Chile ha promovido medidas para “ordenar” y “regular” la inmigración. Entre estas, modificar la Ley de Migraciones de 1975. Empleamos el índice de políticas de inmigración en comparación (IMPIC), utilizando el proyecto de Ley 8970-06 y la Ley 20430 de refugiados. Conclusión: la administración chilena presenta intenciones legislativas de una mayor restrictividad frente a la inmigración económica y la reunificación familiar, que se direccionan a constreñir la movilidad humana. Originalidad: el artículo extiende el uso de IMPIC en 2010 a 2019, y lo aplica por primera vez en las intenciones legislativas de un gobierno incumbente para comprender mejor los cambios en las estrategias del país como un Estado migratorio.
Chapter
Full-text available
In the last two decades, South America created a regional regime for human mobility that is regarded as the most developed one after the EU. This regime is characterized by equal social and economic rights, working conditions and family reunion, as well as the right to reside and work in other Member States.
ResearchGate has not been able to resolve any references for this publication.