ArticlePDF Available

Perfiles políticos en Twitter: el uso electoral del término educación

Authors:
  • Universidad Internacional de Valencia (VIU)

Abstract and Figures

This paper analyses outstanding political parties' Twitter profiles that contested the Spanish general elections in 26th June, 2016. The compilation of data takes the last 3,200 tuits from each account. The objectives of the study seek, on the one hand to review the discursive structure of the tuits published by the parties' accounts (PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos and IU); on the other hand, the objectives try to determine what the qualitative use that these political profiles give to the term education is, a relevant concept in general elections of 2016, when it was linked to the need for innovation, to the regular protests against the Organic Law on Education (LOMCE), and to the long-term rejection of budget cuts. Critical Discourse Analysis (CDA) is applied to a sample of 20 tuits from among the 339 tuits that use this term prominently to determine the discursive meanings that underlie in these messages. The main results indicate a use of the term which is more linked to the political leaders' personalities and to electoral interests than to a social use or to the dissemination of political programmes. At the same time, ideological meanings that are not evident on the textual surface emerge with this deeper analysis.
Content may be subject to copyright.
Otoño (Julio-Diciembre 2018) Número 21. Págs. 8
Perfiles políticos en Twitter: el uso electoral del
término educación.
Political profiles on Twitter: the electoral use of the word education.
Joan M. Oleaque Moreno
Universidad Internacional de Valencia (VIU)
Juanmanuel.oleaque@campusviu.es
Fecha presentación: 26/11/2018| Aceptación: 10/12/2018 |Publicación: 21/12/2019
Resumen
Este trabajo analiza los perfiles en Twitter de importantes partidos políticos que concurrían a las elecciones generales
del 26 de junio de 2016. La exportación de datos toma los últimos 3200 tuits de cada cuenta. Los objetivos del
estudio persiguen, inicialmente, revisar la estructura discursiva de los tuits publicados por las cuentas de los partidos
(PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos e IU) en unas elecciones es en las que se consolidaba el uso político español de esa
red social. Por otra, pretenden determinar cuál es el uso cualitativo que estos perfiles le dan al término educación, un
concepto de gran relevancia en unas elecciones generales en las que se vinculaba a la necesidad de innovación, a las
regulares protestas contra la LOMCE y al rechazo continuo a largos tiempos de recortes. Se aplica el análisis crítico del
discurso (ACD) sobre una muestra de 20 tuits de entre los 339 que utilizan de modo destacado este término, para
determinar los significados discursivos que subyacen en estos tuits. Los principales resultados indican una utilización
del término más ligada al personalismo de los líderes y a unos intereses electorales determinados que a un uso social
o a la difusión de los planes políticos sobre materia educativa. Emergiendo, además, determinadas intenciones
ideológicas que no resultaban evidentes en la lectura superficial de estos mensajes de Twitter.
Palabras clave: Twitter; Redes sociales; Educación; Partidos Políticos; Elecciones generales; Análisis crítico del
discurso.
Resum
Aquest treball analitza els perfils en Twitter d'importants partits polítics que concorrien a les eleccions generals
espanyoles del 26 de juny en 2016. L'exportació de dades pren els últims 3200 tuits de cada compte. Els objectius de
l'estudi persegueixen, inicialment, revisar l'estructura discursiva dels tuits publicats pels comptes dels partits (PP,
PSOE, Ciutadans, Podemos i IU) en unes eleccions és en les quals es consolidava l'ús polític espanyol d'aqueixa xarxa
social. Per una altra, pretenen determinar quin és l'ús qualitatiu que aquests perfils li donen al terme educació, un
concepte de gran rellevància en unes eleccions generals en les quals es vinculava a la necessitat d'innovació, a les
regulars protestes contra la LOMCE i al rebuig continu front a llarg temps de retallades econòmiques. S'aplica l'anàlisi
crítica del discurs (ACD) sobre una mostra de 20 tuits dels 339 que utilitzen de manera destacada aquest terme, per a
determinar els significats discursius que subjauen. Els principals resultats indiquen una utilització del terme educac
més lligada al personalisme dels líders i a uns interessos electorals determinats que no a un ús social o a la difusió
dels plans polítics sobre matèria educativa, emergint, a més, determinades intencions ideològiques que no resultaven
evidents en la lectura superficial d'aquests missatges.
Paraules clau: Twitter; Xarxes socials; Educació; Partits Polítics; Eleccions generals; Anàlisi crítica del discurs.
Abstract
This paper analyses outstanding political parties' Twitter profiles that contested the Spanish general elections in 26th
June, 2016. The compilation of data takes the last 3,200 tweets from each account. The objectives of the study seek,
on the one hand to review the discursive structure of the tweets published by the parties' accounts (PP, PSOE,
Ciudadanos, Podemos and IU); on the other hand, the objectives try to determine what the qualitative use that these
political profiles give to the term education is, a relevant concept in general elections of 2016, when it was linked to the
need for innovation, to the regular protests against the Organic Law on Education (LOMCE), and to the long-term
rejection of budget cuts. Critical Discourse Analysis (CDA) is applied to a sample of 20 tweets from among the 339
tweets that use this term prominently to determine the discursive meanings that underlie in these messages. The main
Oleaque Moreno, J. M. (2018). Perfiles políticos en Twitter: el uso electoral del término educación. @tic revista
d’innovació educativa, 21, 23-30.
Depósito legal: V-5051-2008 | ISSN: 1989-3477 | https://doi.org/10.7203/attic.21.13429
results indicate a use of the term which is more linked to the political leaders' personalities and to electoral interests
than to a social use or to the dissemination of political programmes. At the same time, ideological meanings that are
not evident on the textual surface emerge with this deeper analysis.
Key Words: Twitter; Social networks; Education; Political parties; General elections; Critical Discourse Analysis.
Este artículo forma parte del Proyecto PRODIS-NET: Procesos discursivos en internet: confluencia de partidos, medios y
ciudadanos, Ref. FFI2015-67668-R, financiado por MINECO/FEDER.
1. Introducción
Este estudio se integra en un proyecto que contempla
cómo se construye discursivamente la subjetividad
política en España en la red social Twitter. En el presente
artículo, se ofrecen diferentes resultados referidos a la
revisión de la estructura discursiva que da forma a los
mensajes publicados en la red social por los partidos
políticos. Y, a cómo, a través de esa estructura, aparece
reflejado uno de sus grandes campos temáticos
electorales más básicos y transversales, como es el de la
educación, especialmente a través de un elemento tan
innovador como es el de las redes sociales.
La comunicación política se ha abocado, de hecho, a las
redes sociales. Los candidatos relevantes fueron
apostando por Facebook o Twitter para darse a conocer
de un modo más metódico y paulatino, y más directo, a
través de canales sobre los que los políticos tuvieran una
mayor sensación de control sobre lo que se emitía, dado
que es un medio que facilita la desintermediación, y por
tanto, la potencial conexión directa con el simpatizante,
o el potencial votante. La sofisticación progresiva de las
campañas electorales digitales ha supuesto un nuevo
salto comunicacional (Dader, 2017). De tal manera que
la gestión comunicativa de la campaña digital, y muy
especialmente la gestión de las redes sociales, se
convierte en nueva esencia de los procesos discursivos
electorales. El comienzo del uso intensivo de las redes
sociales en la esfera política tiene su origen tras la
exitosa ciber-campaña de Barack Obama en las
elecciones presidenciales de 2008 en Estados Unidos
(Juvkova-Semova, Requeijo-Rey y Padilla-Castillo, 2017).
Desde entonces, se ha conseguido superar la centralidad
estratégica del marketing político tradicional.
En España, se entiende que las redes sociales se
introdujeron en la comunicación política en las
elecciones generales de 2011 (Castillejo y Semova,
2012). Las elecciones generales de 2015 en España
estuvieron marcadas por el uso de Twitter por parte de
los principales partidos y líderes políticos. Paso a paso,
los políticos adaptaron cada vez más sus estrategias
comunicativas al entorno digital, otorgándole un peso
cada vez más destacado a las redes sociales (Miquel-
Segarra, Alonso-Muñoz, y Marcos-García, 2017). Twitter
llega a ser la plataforma perfecta para que los actores
políticos puedan compartir información sobre sus
actividades de campaña respondiendo de inmediato a
cualquier asunto que les alude, y que esquivan, así, el
cedazo de los periodistas (Enguix, 2017). De hecho,
abundantes políticos lo utilizan incluso para transmitir
ellos mismos noticias de gran alcance, como hizo este
otoño la antaño muy poderosa María Dolores de
Cospedal, del PP, al anunciar a través de Twitter que
abandonaba irremediablemente su escaño de diputada
en el Congreso. Cabría esperar, por tanto, que el uso de
Twitter también sea de especial importancia a la hora de
tratar políticamente grandes temas de avance e impacto
social.
2. Planteamiento
Más allá del papel del político como individuo que usa
Twitter, está el de las formaciones políticas. La inmersión
en Twitter por parte de los partidos políticos implica una
adaptación tecnológica, junto a una habilidad discursiva,
referida a la presentación y al encuadre
informativo/cognitivo (Gallardo, 2014; Gallardo, Enguix y
Oleaque, 2018) de los mensajes en la red. Desde este
planteamiento, nos interrogamos sobre cómo se
desarrolla ese uso especializado en los perfiles de los
partidos políticos en Twitter. Nos detenemos en la
estructura discursiva de los tuits publicados por las
cuentas de PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos e IU en la
precampaña e inicio de campaña de las elecciones
generales del 26 de junio de 2016 (a las que Podemos e
IU concurrían juntos). Y nos interrogamos sobre cómo se
trata, a través de ellas, uno de los conceptos clave que
resultaron de gran importancia en esas elecciones, y que
se encuentra, de hecho, unido en muchos aspectos al
avance en la innovación que suponen las redes sociales.
Se trata del concepto de educación, especialmente
sensible ante aquellos comicios por diferentes factores:
la implantación de la LOMCE en 2013, la incidencia de la
crisis económica sobre los recursos públicos y la larga
intensidad de las protestas sociales que derivaron de los
dos factores expuestos. De hecho, la educación, como
tema, formó parte muy relevante de los programas en
todos los partidos (“Comparamos los programas de los
partidos políticos de cara al 26J”, 2016) y de constantes
discursos de la oposición que reclamaban innovación
educativa frente a los recortes. Para nuestro artículo, en
consecuencia, se han revisado tuits que incluyen el
término léxico y temático educación para analizar el
significado que se encierra en esos mensajes, dentro del
discurso de cada formación política.
A partir de lo expuesto, resumimos las cuestiones
principales que nos planteamos: ¿Cuál es la estructura
semiótica de los tuits publicados por las cuentas de los
partidos?, ¿Hasta qué punto las cuentas de los partidos
han desarrollado un discurso propio y diferenciado, y de
carácter ciudadano?, y ¿Cómo utilizan esas cuentas un
concepto programático de gran relevancia social como
es el de educación para llegar a la gente?
3. Material y método: la estructura discursiva
Se ha tenido en cuenta para la revisión de la estructura
discursiva de los tuits de los partidos, una muestra
obtenida a partir de la aplicación twDocs. La exportación
de datos se realizó el 14 de junio de 2016, y cubría
hasta los últimos 3.200 tuits de cada cuenta.
Tabla 1: Detalles de los datos del corpus analizado.
Fuente: Elaboración propia.
Oleaque Moreno, J. M. (2018). Perfiles políticos en Twitter: el uso electoral del término educación. @tic revista
d’innovació educativa, 21, 23-30.
Depósito legal: V-5051-2008 | ISSN: 1989-3477 | https://doi.org/10.7203/attic.21.13429
Tras la revisión, se advierten cuatro estructuras posibles
de tuit:
Texto; el tuit solo incorpora texto escrito.
Texto + video; texto acompañado de vídeo.
Texto acompañado de una imagen fija.
Texto + url; texto acompañado de enlace.
En cifras globales, el corpus muestra un 54,5% de tuits
de solo texto, y el 45,5% de tuits con algún tipo de apoyo
visual. En cualquier caso, queda claro que el texto escrito
juega un papel relevante, pero también se convierte en
una realidad la imagen en una red social que, en su
origen, basaba su entidad en la sucesión pura y nuclear
de mensajes escritos, breves y continuos.
3.1. La particularidad de los tuits con imagen
La gestión de las cuentas de Twitter de los partidos,
como se ha dicho, da importancia a la imagen, pero la
encuadra siempre de algún modo mediante texto; la red
social se utiliza con la intención de transmitir mensajes
específicos, pero no se confían completamente a la
capacidad interpretativa del receptor, sino que, en
repetidas ocasiones, se orientan combinando texto e
imagen.
Figura 1. Tuit del perfil de Ciudadanos. En él, la imagen y
el texto se conjugan.
La utilización de la imagen ha ido creciendo
progresivamente en las redes sociales, y las cuentas de
los partidos políticos participan de esta tendencia. Los
medios de comunicación han contribuido a imponerla, y,
a su vez, se han visto presionados por la idea, difundida
sobre todo por los gestores de Facebook (Enguix 2017),
de que el usuario se detiene más en las publicaciones
con fotografía. Y aunque el vídeo también está presente,
y cada vez más, también los gif, es la imagen fija la que
se ha consolidado. Quizás porque la imagen del político
se usa como tarjeta de presentación del partido (Castells
2008) en un Twitter donde Usher (2016) entiende las
imágenes de los políticos en sus perfiles de redes
sociales como micro-celebridades. Esta imagen fija, se
divide en la red social en:
1. Texto y fotografía instantánea, compartida en
Twitter.
2. Texto e imagen o fotografía editada, que
implica algún tipo de elaboración (estilo power
point o cartel).
3. Texto e infografía.
Entre todos los tuits que publican texto e imagen fija, los
tuits con fotografía son los más habituales para las cinco
cuentas, con valores que están entre el 47,5% del PSOE
y el 78,1% de Ciudadanos.
3.2. Las funciones discursivas de los tuits
Revisamos ahora la función discursiva de los mensajes
que se publican en cada perfil de partido. Se detectan
tres tipos, a los que llamamos: tuits de cita, tuits de
agenda y la voz del partido.
Figura 2: Asignación de funciones a los tuits del corpus.
Fuente: Elaboración propia.
Todas las cuentas de los partidos dan protagonismo a la
voz de sus líderes. La mayoría lo hacen reproduciendo lo
que dicen, mediante los tuits de cita, donde se
reproducen fragmentos de sus palabras en actos
públicos. Cuando estos tuits se apoyan en la imagen, lo
hacen para ilustrar las palabras citadas, o para
complementarlas de un modo que amplíe la información.
Podemos, Ciudadanos y PSOE dedican a esta función
más del 70% de sus tuits propios.
Los tuits de agenda son el segundo gran grupo.
Contemplan situaciones referidas, efectivamente, a la
agenda de los líderes. Pueden contener un acto que
emplaza a los seguidores a determinado acto (“¡te
esperamos!”), una entrevista al candidato, o una petición
del partido. En ocasiones estos mensajes se acompañan
con algún reclamo visual. Todas las cuentas utilizan
estos tuits de agenda, que describen la actividad
prevista para sus líderes y, constantemente, sus
apariciones en medios de comunicación.
Figura 3. Ejemplo de tuit del PSOE con función de
agenda.
En tercer lugar, destacan los tuits que introducen la voz
del partido. Nos referimos así a los que hablan de
medidas políticas sin vincularlas explícitamente a
declaraciones de sus líderes; son el grupo menos
numeroso, lo que parece indicar que las cuentas no
están siendo gestionadas, realmente, como perfiles de
partido, sino como opción para reproducir todo lo
referido a lo que han dicho, o a lo que concierne a sus
Oleaque Moreno, J. M. (2018). Perfiles políticos en Twitter: el uso electoral del término educación. @tic revista
d’innovació educativa, 21, 23-30.
Depósito legal: V-5051-2008 | ISSN: 1989-3477 | https://doi.org/10.7203/attic.21.13429
candidatos. Además, muchos de estos tuits se
completan con imágenes de los líderes, lo que distancia
de los receptores la imagen del partido como institución,
y la reduce a la cara del candidato. El PSOE (21%) es el
partido que más recurre a este tipo de tuits,
normalmente vinculados a trazos del programa electoral
o a determinadas intenciones.
Por último, una parte mínima de los tuits son tuits
propios, que se utilizan con otras funciones. Afectan por
encima de todo a IU, con un 46,3% de tuits propios que
desarrollan funciones diversas. Por ejemplo, la función
reactiva, dentro de la que publica tuits que interpelan a
los seguidores; o la autorreferencial, en la que los tuits
hablan de la actividad de gestionar la cuenta (a veces de
modo satírico) y en la que cobra protagonismo el equipo
community manager de la cuenta.
3.2.1 Especificidad en cada partido
Estas diferentes funciones discursivas marcarán el uso
político que se hace de Twitter. Así, en la cuenta de
Podemos se dedican 318 mensajes a anunciar la
agenda de actos (un 9,9% de los tuits) y 1.634 a citar las
palabras de los líderes, sobre todo de Pablo Iglesias (860
menciones). Los mensajes que difunden la voz general
del partido son 202 (el 6,3%). Los siguientes gráficos
incluyen también los retuits, una forma de función
subordinada, que suelen ser de la cuenta propia de los
líderes de los partidos.
Figura 4. Funciones de los tuits en la cuenta de
Podemos; se incluye también el % de retuits (RT).
Fuente: Elaboración propia.
Respecto al resto de formaciones, lo más evidente de la
cuenta de Ciudadanos es su concepción exclusiva del
perfil de Twitter como altavoz del líder, con un amplísimo
protagonismo de Albert Rivera, al que se dedican un
55,5% de los tuits, ya sea como sujeto emisor (tuits de
cita, sobre todo) o como protagonista de la política (tuits
de agenda). Sin embargo, no hay apenas mensajes en
los que quepa reconocer una voz de partido. De hecho, el
14% de los retuits son de la cuenta de Albert Rivera, con
lo que la identificación del partido con la voz directa de
su líder es clara y relevante.
Figura 5. Funciones de tuits en la cuenta de Ciudadanos;
se incluye también el % de retuits (RT).
Fuente: Elaboración propia.
En la cuenta del PP, la función predominante es la de
reproducir citas de los líderes políticos del partido y dar
cuenta de sus agendas electorales. Como ocurre con la
cuenta de Ciudadanos, gran parte de los retuits (un 21%)
se concentra en la cuenta personal de Mariano Rajoy.
Figura 6. Funciones de los tuits en la cuenta del PP; se
incluye también el % de retuits (RT).
Fuente: Elaboración propia.
El PSOE rentabiliza los eslóganes de campaña para
introducir en los tuits la voz del partido, consolidándose
como una cuenta que no solo traslada mensajes de
líderes concretos. De ahí que sea el perfil que más tuits
dedica la difusión de aspectos de su programa (13,2%).
Como ocurre con el PP, hay abundantes tuits que
enlazan a la web propia para ampliar información.
Figura 7. Funciones de los tuits en la cuenta del PSOE;
se incluye también el % de retuits (RT).
Fuente: Elaboración propia.
Por último, la cuenta de IU llama la atención por la gran
cantidad de tuits que, como se ha dicho, se dedican a las
funciones de frivolización como estrategia apelativa para
el seguidor; la utilización como transmisión de las citas
del líder se reduce al mínimo del corpus (un 17,3% de los
tuits, frente al máximo del 51,5% en Podemos). No
quiere decir, sin embargo, que no exista el personalismo
en torno a la figura de Alberto Garzón, sino que se
explota de otras maneras, convirtiéndolo en protagonista
de los mensajes, sean cuales sean. Esto se explica,
como ya se ha adelantado, con otro rasgo característico
del perfil de IU, y es el protagonismo del equipo
community manager de la cuenta. En esta estrategia, el
léxico marcado impone un sesgo de edad que, si bien
puede tener efectos excluyentes, lo apuesta todo hacia
un sector que simpatice con un estilo supuestamente
rebelde y juvenil, dando por supuesta la coincidencia
ideológica. Este rasgo se ajusta con las conclusiones de
Gallardo (2017) sobre la ausencia general de una
proclama ideológica abierta como parte de muchos
Oleaque Moreno, J. M. (2018). Perfiles políticos en Twitter: el uso electoral del término educación. @tic revista
d’innovació educativa, 21, 23-30.
Depósito legal: V-5051-2008 | ISSN: 1989-3477 | https://doi.org/10.7203/attic.21.13429
mensajes políticos a los seguidores de Twitter.
Figura 8. Funciones de los tuits en la cuenta del PP; se
incluye también el % de retuits (RT). Elaboración propia.
4. Análisis y resultados en torno al uso del término
educación
Una vez definidos los diferentes aspectos de la
estructura discursiva de los tuits en cada cuenta,
analizamos, tal como se ha definido en el planteamiento
de este estudio, el comportamiento a través de las
mismas del término educación. Para ello, en primer
lugar, detectamos de entre el total del corpus, el
conjunto de tuits en los que se utiliza el referido término.
Esto reduce el corpus específico a 339 tuits. Esta
reducción del corpus resulta muy llamativa, tanto por la
importancia y actualidad de la educación como campo
temático, como por todo lo que envolvía los recortes
económicos públicos que la afectaban y por las
necesidades de inversión ligadas a innovación en este
ámbito. Sin embargo, el reflejo de todo ello en Twitter es
muy inferior a lo que podía esperarse en una
precampaña o inicio de campaña electoral. El PSOE es el
partido que más mensajes emite sobre este ámbito, con
178 tuits. Le sigue Ciudadanos (77), PP (56), y, con igual
número, Podemos e IU (14 cada formación, que
mantienen su especificidad en Twitter pese a la
candidatura Unidos Podemos).
Ocasionalmente se da uso de la imagen en los referidos
tuits. En el PSOE se da en 53 casos, predominando la
variante formal del texto más vídeo. En el PP, en 28
casos, con predominio también del vídeo. En
Ciudadanos, en 23 ocasiones, con uso del texto más
fotografía (incluyendo como parte el formato cartel). En
Podemos, en 10 casos, con predominio del texto más
fotografía fija. Y lo mismo para IU, con 5 casos. Pero el
dominio claro en este corpus específico dedicado a la
educación es el del uso eminente y sencillo del texto, o
de texto más enlace, algo que sugiere poca inversión, o
poco esfuerzo, en la elaboración formal de los tuits
dedicados al ámbito educativo.
Para entender los significados que predominan en los
usos de educación, seleccionaremos una muestra de
cuatro tuits aleatorios (emitidos entre el 1 y el 14 de
junio) de cada perfil (20 tuits en total, combinando tuits
de texto con tuits que también utilicen imagen). Sobre
ellos plantearemos un análisis cualitativo más detenido.
En él, profundizaremos en las creencias que subyacen
tras la apariencia de los tuits. Lo haremos dentro del
marco del análisis crítico del discurso (ACD) para
comprobar qué significados hay enterrados bajo la
superficie textual. El ACD es un enfoque crítico, que tiene
en cuenta la importancia del contexto social, y político,
aparte del periodístico. En su base está el estudio de la
ideología (de las creencias de un grupo) como forma de
influencia y voluntad de dominio. El ACD no compone
una teoría, sino un movimiento internacional de
investigación, que ha buscado desvelar, a través de
enfoques variados, la reproducción discursiva del poder
(o de la intención de tenerlo, o de aplicarlo), y del uso del
lenguaje como forma del mismo (Reisigl y Wodak, 2015).
En nuestro caso, dentro del ACD, para revisar qué hay
oculto tras el uso superficial de educación como
concepto, llevaremos a cabo la aplicación de aspectos
determinados del llamado encuadre ideológico,
impulsado por Van Dijk (2003), un enfoque que intenta
mostrar las creencias e intenciones sociales y políticas
que subyacen en los discursos (algo especialmente
intrincado en el uso político de Twitter, dada su eventual
tendencia a esquivar una apariencia ideológica
evidente).
Utilizaremos para ello dos grandes categorías que
resultan habituales en este encuadre: la primera, la auto-
presentación positiva de nosotros y la presentación
negativa de los otros; y la segunda, el recurso a la
suposición. La primera consiste en legitimar o
deslegitimar los intereses de uno u otro grupo,
basándose en hablar o escribir de nuestros aspectos
positivos (es decir, los del grupo emisor del mensaje) y
de sus aspectos negativos (los de los rivales o
competidores). Esta estrategia se refuerza de diferentes
maneras, como con el hecho de no hablar de nuestros
aspectos negativos o de no hablar de sus aspectos
positivos. Es decir, de poner o de quitar énfasis en
aquello que interesa al grupo emisor.
En cuanto a la suposición, es un tipo específico de
implicación semántica que se toma por cierta tanto si lo
que se plantea es verdadero como si no (Machin y Mayr,
2012). De hecho, de esta forma indirecta se afirman
proposiciones cuya veracidad se da por supuesta. Es el
caso de todas las formas de conocimiento compartido o
de fundamento común, un cuerpo de conocimiento que
puede incluir abundantes estereotipos socio-culturales,
que nunca se cuestionan, y que se presuponen en la
interacción y el discurso diarios. No determinamos en la
aplicación de nuestro análisis la carga de intencionalidad
que pueda haber en la transmisión de significados a
través de estos recursos, puesto que no es relevante a la
hora de establecer si los discursos pueden ser, por
ejemplo, discriminatorios (Van Dijk, 2002; 2003). Su
aplicación la concretaremos en una serie de ejemplos
que numeraremos dentro de los apartados que siguen a
continuación.
4.1. La auto-presentación positiva y la presentación
negativa de los otros
En todos los perfiles aparece regularmente el recurso a
la auto-presentación positiva y, sobre todo en los
partidos de izquierda, la presentación negativa de los
otros. El primer ejemplo, es de un tuit del PSOE:
1.“Lo decimos muy claro: sanidad y educación públicas,
universales, gratuitas y sin #copago”,
En él, la visión positiva de nosotros apunta a qué
sucederá si gobiernan los socialistas (universalización de
la educación, etc.); la presentación negativa del rival (PP)
se concreta, de manera más sutil e indirecta, en la
referencia directa al copago farmacéutico instaurado por
Rajoy, que implica también una política de recortes, y de
involución, en la educación.
Por contra, el PP, consolidará la auto-presentación
positiva sin sugerir presentaciones negativas de sus
contrincantes, en lo que parece ser una estrategia de no
contestar ataques para no buscarse más complicaciones
(el Gobierno estaba muy afectado por la corrupción, el
desgaste, y la mala prensa), y generar, al mismo tiempo,
una imagen de gobernantes solemnes. Se muestra en el
siguiente tuit del partido conservador:
2.“Hemos preservado el Estado del Bienestar. Con más y
mejor empleo, fortaleceremos la sanidad y la educación
públicas”.
La auto-presentación se concreta en una primera frase
que defiende aquello que supuestamente se ha hecho,
Oleaque Moreno, J. M. (2018). Perfiles políticos en Twitter: el uso electoral del término educación. @tic revista
d’innovació educativa, 21, 23-30.
Depósito legal: V-5051-2008 | ISSN: 1989-3477 | https://doi.org/10.7203/attic.21.13429
para profundizar luego en lo que el PP hará si recibe el
apoyo electoral. Se trata, por tanto, de una exposición de
la auto-legitimación a costa del uso de la educación, y de
todo lo que sugiere: un concepto que siempre va a
aparecer como parte clave en los tuits que analizamos,
pero sin una explicación añadida de lo que se va a hacer
para potenciar su mejora, su innovación o su avance,
más allá de lemas o deseos de aroma propagandístico.
La actitud de Ciudadanos, por su parte, se asemejará a
la del PP, pero adaptándola a su particularidad como
partido neo-conservador de aspiración regeneracionista,
que sin haber estado en el poder real, se auto-erige lejos
de su contaminación, mostrándose especialmente
práctico. Se advierte en el siguiente tuit:
3.“En C’s apostamos por vincular la economía a la
educación y al conocimiento”.
En él, como algo positivo de la perspectiva del partido, se
rinde culto a la economía como medida práctica del
funcionamiento de las grandes materias sensibles de
cualquier gobierno, como lo es la educativa. Se hace,
pese a que es la economía la que ha marcado todos los
recortes en este campo que se han acometido desde el
inicio de la crisis en la segunda mitad de la década de
2000. Para ofrecer importancia a esta reflexión dentro
del tuit, Ciudadanos acompaña el texto con una imagen
fija, que se muestra tras estas líneas. Una fotografía que
refuerza esa auto-presentación positiva con la
instantánea de un acto público en la que el líder del
partido, Albert Rivera, ofrece una imagen cercana (en
mangas de camisa), aunque con gesto serio,
comprometido, como plasmación de lo que se quiere
transmitir del partido,
Figura 9. Tuit de Ciudadanos, que reproduce palabras de
Albert Rivera.
Podemos, a continuación, erigirá una auto-presentación
positiva que no se acompaña con ningún tipo de
presentación negativa de otras formaciones rivales:
4. “Mediante la recuperación de empleo en educación y
sanidad queremos generar un efecto multiplicador en la
economía”.
Pero IU, sin embargo, hará lo contrario: basará su auto-
presentación positiva en el sufrimiento. Es decir, en una
presentación muy negativa de los gobernantes en el
poder, auto-presentándose como parte de aquellos que
han padecido intensamente las consecuencias de esas
políticas negativas.
5.“Sufrimos la despoblación porque se han cargado
nuestro futuro, nuestra sanidad, nuestra educación”.
En este caso, pesa una contraposición verbal. La
observamos en el contraste entre sufrimos, que hace
referencia a que en la formación política está viviendo el
dolor, y se han cargado, una acción que indica que otros
(el poder que gobernaba España, el PP, aunque no se le
nombra directamente) les están causando ese dolor.
Nuestra educación, queda, pues, en un vehículo para
orquestar la auto-presentación de modo muy impactante,
en vez de en un elemento que pueda ayudar a entender
las políticas reales que se tengan previstas si se ganan
las elecciones. Algo que también se ha producido,
aunque de manera menos contundente, en los otros
casos expuestos.
4.2. La estrategia discursiva de la suposición
Revisamos ahora la estrategia discursiva de la
suposición. A través de ella, la referencia a la materia
educativa va a ser también un canalizador para reforzar i
intenciones de los partidos sobre sus seguidores a través
de Twitter. Es así en el siguiente tuit del PSOE:
6.“Vamos a universalizar la educación de 0 a 18
años#UnSíPorLaEducación”.
En él se da por supuesto que la educación hasta la
mayoría de edad no es universal en España; y también,
que el Gobierno del PP representa lo contrario a ello: la
negativa a que esa educación universal se produzca, lo
contrario a lo que se presenta como un derecho para
todos. Esto último queda, según la suposición,
directamente en manos de que el PSOE llegue a
gobernar en España. La suposición también influye en lo
contrario del hastag que utilizan los socialistas: sugiere
que el PP es un No por la Educación, ya que el PSOE
representa plenamente el Sí.
El PP, no obstante, ofrecerá un punto de vista propio con
otro tuit:
7.“Hay que innovar en educación para adaptarse a las
nuevas profesiones”.
El uso de la suposición empuja ahora hacia un
significado latente: el de que las muy criticadas reformas
educativas llevadas a cabo por el PP se han realizado en
realidad por el bien de todos como innovación para
adaptarse al mercado. Con lo que se infiere que aquellos
que las han criticado están en contra de la adaptación a
esas nuevas profesiones, y están, por tanto,
perjudicando a la sociedad. Como era previsible, en todo
ello no se especifica nada sobre esas profesiones ni
sobre cómo debe innovarse. Como tampoco en el
anterior tuit del PSOE se concretaba de qué modo se iba
a llevar a cabo la misión de universalizar. El resultado es
que el usuario de Twitter recibe intenciones de los
partidos políticos, pero no los pasos ni explicaciones
para llevarlas adelante. Si bien la capa superficial de los
tuits, por tanto, parece podada de voluntad política
determinada, esa ideología, sin embargo, mantiene su
pálpito en el significado interno, envuelta por el recurso a
las suposiciones.
Se advierte también en los mensajes de Ciudadanos,
como el del siguiente tuit:
Oleaque Moreno, J. M. (2018). Perfiles políticos en Twitter: el uso electoral del término educación. @tic revista
d’innovació educativa, 21, 23-30.
Depósito legal: V-5051-2008 | ISSN: 1989-3477 | https://doi.org/10.7203/attic.21.13429
8."Es intolerable que en España se esté haciendo un
debate partidista sobre la educación”.
El partido de Rivera descalifica lo que hacen otros, sin
precisar quiénes son, cómo lo hacen ni qué hacen en
realidad. La suposición encadenada es que, si gobierna
Ciudadanos, Rivera parará algo que está resultando
intolerable. Este recurso transmite un significado que
revierte en el habitual discurso de este partido: la
ubicación constante en una especie de centro político
puro que (supuestamente) lo aleja de tendencias
partidistas clásicas.
Finalmente, se dará una particularidad en las dos
fuerzas políticas restantes de nuestro análisis, que
concurrían juntas a la cita electoral. Tanto IU como
Podemos utilizan la suposición, pero, en este caso de un
modo esencialmente más auto-legitimador propio, que
deslegitimador del resto. Se observa en este tuit de IU:
9.“Representante marea verde defiende la escuela
pública en #Asamblea IU garantizando la educación
constitucionalmente”.
El tuit está acompañado de una fotografía en blanco y
negro, con un mensaje, insertado en la imagen:
“construimos izquierda”. Ese lema, de hecho, refuerza la
suposición de que la marea verde (el movimiento de
protesta a favor de la escuela pública) sólo tiene sentido
con la izquierda, y que ésta, a su vez, es IU. Por tanto, la
conexión de suposiciones deriva en que IU garantiza la
educación de modo constitucional, por encima de
cualquier otro partido.
De modo similar lo aplicará Podemos en el tuit que se
observa en el siguiente tuit:
10.“Sanidad y educación son derechos fundamentales
para todo ser humano que asientan el futuro de un país.
#Debate13J”
La suposición permite inferir, lógicamente, y de manera
reflexiva, que Podemos sí considera estas materias como
derechos fundamentales, destacando en esto, al
manifestarlo tan abiertamente, por encima del resto de
formaciones. Se infiere también que, con ello, va a
ayudar a asentar el futuro de España. Una suposición
ética y patriótica que contradice los constantes ataques
contra esta formación, que la presentan como parte de
una izquierda radical y anti-sistema. Este mensaje
expande, la idea contraria. De hecho, como puede verse
a continuación, en la imagen editada que complementa
el tuit, hasta la fotografía del líder Pablo Iglesias es
amigable, y parece dar la bienvenida de manera
constructiva a ese futuro del que habla el tuit.
Figura 10. Tuit del perfil de Podemos, con Pablo Iglesias
como imagen.
Con ello, utilizando el concepto clave de la educación, se
transmite una creencia interesada. La cual, como en
otros ejemplos antes vistos, empuja hacia la transmisión
de un concepto ideológico y político determinados, en
busca de un camino triunfante en las inminentes
elecciones. Pero, una vez más, no aparecen indicaciones
de cómo hacer avanzar el campo educativo y su
innovación o de cómo tratar las cuestiones complejas
que lo han venido afectando.
5. Conclusiones
Tras haber estudiado el uso de Twitter en las cuentas de
cinco partidos políticos españoles presentes en la
campaña electoral de 2016, y el uso en ellas de
‘educación’ como léxico destacado, una de las
conclusiones respecto a su funcionalidad, es que estas
cuentas replican las palabras de los líderes políticos. La
revisión de tuits muestra que las cuentas de las
formaciones políticas en Twitter no evidencian un uso
realmente institucional, o social, sino que se ponen al
servicio de la personalización, cediendo la voz (de
manera directa, o rindiéndoles tributo) a los líderes,
empezando por los candidatos. La excepción eventual es
el PSOE, cuya cuenta da más protagonismo a la voz del
partido, al punto de vista institucional expresado de
manera también institucional. No obstante, y pese a
ciertos matices, en general se revela una poca
profesionalización del manejo de las redes sociales en
las cuentas de los partidos, ya que no son, en muchas
ocasiones, una fuente emisora primaria, sino que
aparece subordinada a los mensajes calcados
estrictamente de sus líderes.
Dentro de la estructura formal de los mensajes, en los
que abunda el formato-texto esencial, se detectan pocas
variantes también cuando se da el eventual uso de
imagen, ya que es mucho más lo que las cuentas tienen
en común. Es en este contexto de similitudes en el que el
concepto relativo a la educación se repite una y otra vez.
Pero no aparece desarrollado en forma de explicación
del papel que puede cumplir como tema clave, en el
programa electoral: la aplicación que hemos llevado a
cabo del llamado encuadre ideológico, dentro del ACD,
ha demostrado que su uso es predominantemente como
vehículo, o como canal, para hacer llegar al usuario de
Twitter determinados efectos textuales, deseos políticos,
o proclamas variadas.
En este sentido, los partidos eluden explicar el
compromiso que puedan tener con el ámbito educativo,
al que sólo muestran consideración para generar un
mensaje con intencionalidad electoral evidente, y no
necesariamente relacionado con lo que significa ese
concepto, ni con su mejora o innovación. De hecho, el
análisis realizado nos indica que las ideologías de los
partidos, en tanto a creencias sociales y políticas, se
mueven bajo las estructuras formales de los tuits,
transmitiendo significados subyacentes que interesan a
los partidos que las emiten. Twitter pierde, con ello, el
uso informativo característico que tuvo en sus inicios. Y
educación se consolida simplemente como un anexo
conceptual de determinadas transmisiones de
significado. Transmisiones que pueden acabar teniendo
formas no esperadas, con partidos que pueden no
deslegitimar de manera directa o totalmente clara a sus
contrincantes sino que eventualmente se refuerzan a
ellos mismos con auto-presentación positiva muy
trabajada. Pero que, en suma, parecen más conectados
en el uso de Twitter a la expansión constante de
Oleaque Moreno, J. M. (2018). Perfiles políticos en Twitter: el uso electoral del término educación. @tic revista
d’innovació educativa, 21, 23-30.
Depósito legal: V-5051-2008 | ISSN: 1989-3477 | https://doi.org/10.7203/attic.21.13429
tradicionales efectos propagandísticos, que a los actos
de mejora plausible de la educación como interés
público y materia de futuro para innovar en aras del bien
social.
6. Bibliografía
Castells, M. (2008): Comunicación, poder y
contrapoder en la sociedad red (I). Los medios y la
política, Telos, 74. Recuperado de
https://telos.fundaciontelefonica.com/archivo/nume
ro074/
Castillejo, B., y Semova, D. (2012). Elecciones
Generales y redes sociales en el caso de España,
2011, International Review of Information Ethics,
18(12), 144-149. Recuperado de http://www.i-r-i-
e.net/inhalt/018/Castillejo-Semova.pdf
Comparamos los programas de los partidos políticos
de cara al 26J (21 de junio de 2016). Los
Replicantes. Recuperado de
https://www.losreplicantes.com/articulos/programa-
partidos-politicos-26j
Dader, J. L. (2017). Campañas políticas ‘online’: la
realidad española frente al horizonte internacional
del ‘tecnocabildeo’, en J.L. Dader y E. Campos
(Coords): La búsqueda digital del voto.
Cibercampañas electorales en España 2015-2016.
València: Tirant Lo Blanch, 11-73.
Enguix Oliver, S. (2017). Impacto político e informativo
de las redes sociales: esferas de actuación y
comparación con los médios, Anàlisi. Quaderns de
Comunicació i Cultura, 56, 71-85.
https://doi.org/10.5565/rev/analisi.3090
Gallardo Paúls, B. (2014). Usos políticos del lenguaje.
Un discurso paradójico. Barcelona:
Anthropos/Siglo XXI.
Gallardo Paúls, B (2017): Pseudopolítica en la red:
indicadores discursivos de desideologización en
Twitter, Pragmalingüística, 25, 189-210.
https://doi.org/10.25267/Pragmalinguistica.
Gallardo Paúls, B., Enguix Oliver. S, y Oleaque
Moreno, J.M (2018). Estilos de gestión de los
perfiles políticos en Twitter: imagen y texto en las
cuentas de los partidos en la campaña del 26J,
Revista de investigación lingüística, 21 (en
prensa).
Jivkova-Semova, D., Requeijo-Rey, P. y Padilla-
Castillo, G. (2017). Usos y tendencias de Twitter
en la campaña a elecciones generales españolas
del 20D de 2015: hashtags que fueron trending
topic, El profesional de la información, 21(5), 824-
837. https://doi.org/10.3145/epi.2017.sep.05 .
Machin, D. y Mayr, A. (2012). How to do Critical
Discourse Analysis. London, Thousand Oaks, New
Delhi, Singapore: Sage.
Miguel-Segarra, S., Alonso-Muñoz, L. y Marcos-
García, S. (2017). Buscando la interacción de
partidos y candidatos en Twitter durante las
elecciones generales de 2015, Prisma Social,
junio-noviembre. Recuperado de
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=3537518200
02
Reisigl, M. yWodak, R (2015). The discourse historical
approach (DHA), en R.Wodak y M. Meyer. (Eds).
Methods of Critical Discourse Studies. Third
Edition. London, Thousand Oaks, New Delhi,
Singapore: Sage, 23-61
Usher, B. (2016). ME, YOU, And US: Constructing
political persona on social networks during the
2015 UK General Election. Persona Studies, 2(2),
19-41.
https://doi.org/10.21153/ps2016vol2no2art608.
Van Dijk, T. A. (2002). Discurso y racismo. Persona y
Sociedad, 16(3), 191-205. Recuperado de
http://www.discursos.org/oldarticles/Discurso%20y
%20racismo.pdf
Van Dijk, T.A. (2003). Ideología y discurso. Barcelona:
Ariel.
| Cita recomendada de este artículo
Oleaque Moreno, J. M. (2018). Perfiles políticos en Twitter: el uso electoral del término educación. @tic revista
d’innovació educativa, 21, 23-30. https://doi.org/10.7203/attic.21.13429
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Article
Full-text available
En este trabajo analizamos dos aspectos de las cuentas de los partidos políticos en Twitter durante la campaña del 26J: la estructura semiótica de los tuits y su función comunicativa. El análisis de estas dos variables permite concluir que 1) las cuentas de los partidos carecen en general de voz institucional y tienen sobre todo carácter ecoico respecto a las cuentas de los líderes, especialmente los candidatos; 2) existe equilibrio entre el uso de texto e imagen; 3) la función predominante es el tuit de cita; 4) las cuentas son uniformes, solo destaca la de IZQUIERDA UNIDA por su alto índice de espectacularización de la política. No hay, en definitiva, un estilo de gestión específico para la comunicación del partido en la red social. Two aspects of the accounts of political parties on Twitter during the 26J campaign are analyzed: the semiotic structure of the tweets and its communicative function.The analysis of these two variables allows to conclude that 1) the accounts of the parties lack in general of an institutional voice, and have an echoic character over the accounts of the leaders, especially the candidates; 2) there is a balance between the use of text and image; 3) the predominantfunction is the quote tweet; 4) the accounts are uniform, only highlights IZQUIERDA UNIDA for its high rate of spectacularization of politics. In short, there is not a specific management style for the party’s communication in the social network.
Article
Full-text available
This research analyzes the use of Twitter by the four main Spanish political parties in the electoral campaign of December 2015. It delves into the tendencies of the tweets, published from the official accounts of the parties and the candidates, and those hashtags or tags that became national trending topics. It discovers that they emphasize the stylistic role of the candidate and use quinine humor, with the aim of humanizing the candidate and bringing him closer to the audience. According to the conclusions, getting the most virality does not ensure electoral victory, but the trends of the studied period yield interesting recommendations for political communication.
Article
Full-text available
En este trabajo se desarrolla un ensayo teórico sobre las esferas de actuación de las empresas de redes sociales que plantea la hipótesis de que estas, como los medios, tienen naturaleza de actores políticos y no son simples canales. Para analizar esta hipótesis utilizamos una metodología descriptiva que se apoya en el análisis bibliográfico y en la visión que ofrecen los medios sobre el impacto de las redes sociales contemporáneas. En primer lugar, se revisa el cumplimiento de los cuatro rasgos señalados por Borrat (1989) a propósito del periódico como actor político; en segundo lugar, se proponen cuatro grandes esferas de actuación política e informativa de estas empresas: 1) la creación de comunidades, 2) la difusión de contenidos, 3) las actividades de filtro y de jerarquización de tales contenidos, y 4) la financiación directa o indirecta de partidos políticos. Estos cuatro ámbitos tienen, sin duda, efectos políticos en la sociedad, unos efectos que, constatamos, pueden redundar tanto en el refuerzo de la calidad democrática de nuestras sociedades como en su detrimento. Sin embargo, y con referencia al modelo de Borrat sobre el periódico, estas funciones se alejan claramente del papel de los medios respecto a la independencia y a su condición de objeto de críticas, así como al hecho de no generar contenidos propios, lo cual es definitorio de los medios.
Article
Full-text available
En las últimas campañas electorales el uso del Twitter ha tenido un papel relevante en las estrategias de comunicación planteadas por los actores políticos. Al igual que otras redes sociales, Twitter promueve nuevas dinámicas de participación ciudadana en las que la posibilidad de interacción y bidireccionalidad suponen un cambio a la hora de emitir y difundir los mensajes. El objetivo de esta investigación es analizar las características de los mensajes emitidos por partidos políticos y líderes según el nivel de interacción de los usuarios para conocer las diferencias y similitudes entre ellos y si se produce un patrón común. Con esta finalidad se recurre a la técnica del análisis de contenido, a través de la cual se analizan las características de los mensajes con mayor nivel de interacción sobre una población compuesta por 8.398 tuits publicados durante la campaña electoral de 2015. Los resultados demuestran que los usuarios interactúan de manera distinta con los tuits emitidos por los partidos frente a los publicados por los líderes. También se observa cómo la inclusión de enlaces en los mensajes no condiciona el grado de interacción, sobre todo en los candidatos, mientras que la aparición de hashtags y menciones, disminuye las posibilidades de reacción.
Article
Full-text available
p>This article offers statistical and discourse analysis of political leaders’ profile pages during the 2015 UK General Election ‘short campaign’ as a means to better understand the construction of political persona on Social Network Sites (SNS). It examines this as a group production and promotional activity that variously used patterns and routines of both traditional and digital media to display leaders as party branded selves. Performances strived for balance between authority and authenticity, using the political self as a spectacle to direct microelectorates to specific actions. This study demonstrates how self-storytelling is shaped by the coded conventions or “house rules” of SNS, which are viewed as inescapable institutions for maintaining public visibility. It examines how linguistic and visual elements, linked to different political ideologies, chimed with Twitter and Facebook users and looks to the impact on political campaigning.</p
Article
This study aims to describe the development of Metapragmatic awareness in children between the ages of 7 and 12, who have been diagnosed with Specific Language Impairment (SLI) and Attention Deficit Disorder (ADD). In order to do so, they are compared to a control group of children with Typical Development (TD). To this end, the Metapragmatic Consciousness Assessment Test (CMP, for its acronym in Spanish) is used. The results show that children with SLI have epipragmatic behaviour in all age ranges studied. In contrast, children with ADD, as they age, develop similarly to the control group, achieving metapragmatic behaviours in most test items. As for the different types of exercises that make up the CMP test, a significant difference is observed in the dialogue item between the SLI and TD groups. The aforementioned result/evidence shows that not all items present the same level of difficulty for the assessed children.
Campañas políticas 'online': la realidad española frente al horizonte internacional del 'tecnocabildeo
  • J L Dader
Dader, J. L. (2017). Campañas políticas 'online': la realidad española frente al horizonte internacional del 'tecnocabildeo', en J.L. Dader y E. Campos (Coords): La búsqueda digital del voto. Cibercampañas electorales en España 2015-2016. València: Tirant Lo Blanch, 11-73.
Usos políticos del lenguaje. Un discurso paradójico
  • B Gallardo Paúls
Gallardo Paúls, B. (2014). Usos políticos del lenguaje. Un discurso paradójico. Barcelona: Anthropos/Siglo XXI.
How to do Critical Discourse Analysis
  • D Machin
  • A Mayr
Machin, D. y Mayr, A. (2012). How to do Critical Discourse Analysis. London, Thousand Oaks, New Delhi, Singapore: Sage.
The discourse historical approach (DHA), en
  • M Reisigl
  • R Ywodak
Reisigl, M. yWodak, R (2015). The discourse historical approach (DHA), en R.Wodak y M. Meyer. (Eds). Methods of Critical Discourse Studies. Third Edition. London, Thousand Oaks, New Delhi, Singapore: Sage, 23-61