ArticlePDF Available

Abstract and Figures

p>El objetivo de este artículo es avanzar en el desarrollo de un marco para el análisis de la asignatura Trabajo de Fin de Grado (TFG) que pueda adaptarse a un número amplio de áreas de conocimiento. Se atiende a cuatro elementos clave: los fines perseguidos, los instrumentos disponibles, las modalidades de TFG y los estilos de tutorización. El carácter diferenciado de esta asignatura reside, básicamente, en el proceso seguido para alcanzar los fines: utilizando los instrumentos disponibles (formación previa, materiales específicos y apoyo tutorial) el estudiante debe “producir” un trabajo académicamente riguroso con un grado de autonomía notable. Centramos, por ello, la atención en dos factores que condicionan dicho proceso: las modalidades de TFG y los estilos de tutorización. Ponemos de manifiesto la necesidad de ampliar el abanico de modalidades en todos los elementos que conforman el procedimiento del TFG y presentamos una posible clasificación. A continuación, dado que parece resultar crucial para el alumno, ponemos el foco de atención en el papel del tutor y proponemos una clasificación de los estilos de tutorización. Atendiendo a la intervención del tutor en las distintas fases de elaboración de los TFG, distinguimos tres estilos de tutorización: conductora, orientadora y supervisora. Aunque la elección del estilo de tutorización más adecuado depende de múltiples factores, concluimos que, en general, la tutorización orientadora y la supervisora son más apropiadas para el TFG.</p
Content may be subject to copyright.
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
159
Vol. 16(2), julio-diciembre 2018, 159-175
ISSN: 1887-4592
Fecha de recepción: 10-05-2018
Fecha de aceptación: 29-11-2018
El Trabajo de Fin de Grado:
nes, modalidades y estilos
de tutorización
Díaz-Vázquez, R.
Universidad de Sanago de Compostela
(España)
García-Díaz, A.
Universidad Internacional de Valencia (España)
Maside Sanz, J.M.
Vázquez-Rozas, E.
Universidad de Sanago de Compostela
(España)
Resumen
El objevo de este arculo es avanzar en
el desarrollo de un marco para el análisis
de la asignatura Trabajo de Fin de Grado
(TFG) que pueda adaptarse a un número
amplio de áreas de conocimiento. Se
aende a cuatro elementos clave: los nes
perseguidos, los instrumentos disponibles,
las modalidades de TFG y los eslos de
tutorización. El carácter diferenciado de
Undergraduate
Dissertation: goals, types
and supervisory styles
Díaz-Vázquez, R.
Universidad de Sanago de Compostela
(España)
García-Díaz, A.
Universidad Internacional de Valencia (España)
Maside Sanz, J.M.
Vázquez-Rozas, E.
Universidad de Sanago de Compostela
(España)
Abstract
The aim of this paper is to progress towards
the development of a framework to
analyse undergraduate dissertaons. We
pay aenon to four key elements and
the relaonships between them: the goals
to be achieved, the available means, the
types of nal-year dissertaons and the
supervisory styles. The disncve feature
of the undergraduate dissertaon is the
El Trabajo de Fin de Grado: nes, modalidades y estilos de tutorización
160
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
process followed to achieve the nal goals:
the student must produce a high-quality
work with high level of autonomy using the
available resources (the previous training,
the specic materials and the support of
a supervisor). Taking this into account,
we focus on two factors which condion
the process: the types of dissertaons (or
projects) and the styles of supervision. It
is acknowledged the need to broaden the
range of opons available for each element
creang the procedure for each of them.
Also, suggesng a classicaon for them.
Finally, aenon is paid to the role of the
supervisor since it is considered crucial
for students. Therefore, it is proposed a
classicaon for the styles of supervision.
According to the contribuon of the
supervisor at each stage of the process, we
idenfy three supervisory styles: director,
advisor and supervisor. Although the
choice of the most suitable style depends
on many factors, we conclude that, in
most cases, advisor and supervisor are the
most appropriate for the undergraduate
dissertaon.
Key words: Undergraduate dissertaon,
supervision, skills, higher educaon,
innovaon, quality of educaon.
esta asignatura reside, básicamente, en
el proceso seguido para alcanzar los nes:
ulizando los instrumentos disponibles
(formación previa, materiales especícos
y apoyo tutorial) el estudiante debe
“producir” un trabajo académicamente
riguroso con un grado de autonomía
notable. Centramos, por ello, la atención
en dos factores que condicionan dicho
proceso: las modalidades de TFG y los
eslos de tutorización. Ponemos de
maniesto la necesidad de ampliar
el abanico de modalidades en todos
los elementos que conforman el
procedimiento del TFG y presentamos
una posible clasicación. A connuación,
dado que parece resultar crucial para el
alumno, ponemos el foco de atención
en el papel del tutor y proponemos una
clasicación de los eslos de tutorización.
Atendiendo a la intervención del tutor
en las disntas fases de elaboración
de los TFG, disnguimos tres eslos de
tutorización: conductora, orientadora y
supervisora. Aunque la elección del eslo
de tutorización más adecuado depende
de múlples factores, concluimos que, en
general, la tutorización orientadora y la
supervisora son más apropiadas para el
TFG.
Palabras clave: Trabajo de Fin de Grado,
tutorización, competencias, educación
superior, innovación, calidad en la
educación.
1. Introducción
El trabajo de n de grado (en adelante, TFG) se introduce como acvidad formava
obligatoria en las tulaciones de Grado españolas con el Real Decreto 1393/2007. Este
establece que (Art. 12.7) “tendrá entre 6 y 30 créditos, deberá realizarse en la fase nal
del plan de estudios y estar orientado a la evaluación de competencias asociadas al
tulo”.
DÍAZ-VÁZQUEZ, R., GARCÍA-DÍAZ, A., MASIDE SANFIZ, J.M., VÁZQUEZ-ROZAS, E. 161
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
Dado que poco más se dice del TFG en el Real Decreto, conviene detenerse
en tratar de denir su carácter. Atendiendo a su denominación, se dene por dos
caracteríscas: primera, el resultado debe ser un “trabajo”, una “obra”, un producto de
la acvidad del alumno, de forma que el papel de este no va a ser el de mero receptor
sino el de generador y, segunda, se trata de una asignatura de término, de culminación,
lo que no implica que deba interpretarse necesariamente como un “nal de vía” sino
que podría también observarse como una materia de tránsito hacia niveles superiores.
Aunque los TFG pueden tener rasgos comunes con otros trabajos de tulaciones
superiores como los de n de máster o las tesis doctorales, lo cierto es que presentan
muchas caracteríscas diferenciadas que hacen que requieran una consideración
especíca. Algunas de ellas son: los disntos requisitos intelectuales y calendarios
(Anderson, Day y McLaughlin, 2008); el gran número de estudiantes que un supervisor
debe atender en el grado y el poco empo disponible para ello, limitándose la interacción
a “breves encuentros” (Rowley y Slack, 2004); al no tener experiencia previa en el
trabajo independiente en proyectos de invesgación, las necesidades de aprendizaje
de los estudiantes del grado son también diferentes, determinando sus expectavas
y su demanda de ayuda. El rol de experto adquiere mayor signicación en los niveles
posgraduados (Grant, 2005). Para subrayar las diferencias, Healey, Lannin, Sbbe y
Derounian (2013) disnguen entre “supervisión” (supervision) en los niveles de posgrado
y “asesoramiento” (advising) en el grado. Además, todas estas restricciones relavas
al empo, necesidades de aprendizaje y recursos introducen serias limitaciones en la
oportunidad para los estudiantes del grado de vincularse a un proceso de producción de
conocimiento.
Cada vez es más amplia la literatura sobre el TFG en España. Un número creciente
de arculos analiza los procesos de tutorización (Cremades, García, Ramírez y Miraores,
2016; Díez, 2015; Fernández, 2015; Hernández-Leo et al., 2013; Merino, 2014; Merino,
Pinedo y Gómez, 2014; Rebollo y Espiñeira, 2017; Rekalde, 2011; Roiss, 2015; Serrano
et al., 2017; Zumaquero, 2015 y Vera y Briones, 2015) y de evaluación (Álvarez y Pascual,
2012; Donoso, Serrano y Camúñez, 2016; Mateo, Escofet, Marnez-Olmo, Ventura y
Vlachopoulos, 2012; Rullán, Fernández, Estapé y Márquez, 2010; Freire et al., 2015;
Hernández-Leo et al., 2013; Zamora y Sánchez, 2014; Orz-Repiso, García, Pacios y
Vianello, 2014; Puigcerver, Marn y Antón, 2013 y Vera y Briones, 2015).
Otros trabajos analizan las diferentes líneas temácas seguidas en los TFG
(Caicedo, 2015 y Garrote, 2015 en ciencias jurídicas); o modalidades o enfoques parcu-
lares de interés como, por ejemplo, Estapé-Dubreuil, Aroztégui, Tomás, Ayuso y Cebrián
(2016), que se deenen en orientaciones de po profesional; Román-Suero, Sánchez-
Marn y Zamora-Polo (2013) en aspectos écos relacionados con la cooperación y el de-
sarrollo; Marnez, Formoso y Sanjuan (2018) en proyectos de aprendizaje-servicio para
la asignatura TFG y Faura-Marnez, Marn-Castejón y Lafuente-Lechuga (2017) analizan
la elaboración de un proyecto de empresa real en un contexto colaboravo y apoyado
en el uso de las TICs. Por su parte, Pereira (2014) analiza los problemas de género en la
elección del TFG en los estudios de Ingeniería Geológica.
En su mayoría, estas invesgaciones se centran en una tulación o en un área de
conocimiento concreta. Sin embargo, también son de interés los estudios que abarcan
varias disciplinas y estos se encuentran, frecuentemente, con la dicultad de aproximarse
El Trabajo de Fin de Grado: nes, modalidades y estilos de tutorización
162
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
de manera homogénea a diferentes experiencias de TFG. Por ello, consideramos
necesario disponer de un marco general que facilite la ubicación tanto de los elementos
comunes como de las diversas modalidades.
El objevo de este arculo es contribuir al desarrollo de un marco para el análisis
de la asignatura TFG desde una perspecva amplia que permita adaptarse al mayor
número posible de áreas de conocimiento. En el cuadro 1, representamos las líneas
generales del marco que proponemos. Comenzaremos deniendo los nes úlmos y
presentando los instrumentos; posteriormente, considerando que es el proceso el que
dene el carácter de la asignatura, nos detendremos en dos factores que lo condicionan:
las modalidades de TFG y los eslos de tutorización; y, nalmente, expondremos las
principales conclusiones.
Cuadro 1. Marco de análisis de la asignatura TFG
Fuente: Elaboración propia
2. Fines últimos e instrumentos
Fines últimos
¿Qué nes últimos se persiguen con esta nueva asignatura? Como se indica en el Real
Decreto 1993/2007, el TFG debe estar orientado a la evaluación de competencias
asociadas al tulo (no necesariamente todas). Para homogeneizarlas de algún modo
entre tulos, pueden tomarse como referencia las competencias básicas, comunes a
todos los grados españoles, que se enumeran en el Anexo I del Real Decreto 861/2010.
Ahora bien, las competencias asociadas al tulo pueden ser objeto de evaluación
en cualquiera de sus asignaturas. Por tanto, cabe plantearse qué elementos diferenciales
pueden juscar la introducción de un trabajo de culminación en el currículum del
estudiante. Hay, al menos, tres. Primero, como ya indicamos, el alumno adquiere el papel
de productor. Segundo, un trabajo de n de tulación abre la posibilidad a que el alumno
relacione e integre los conocimientos y habilidades adquiridos en el resto de la tulación.
Por úlmo, si efecvamente el alumno “ya ha adquirido” las competencias previstas,
debería desarrollar el trabajo con un elevado grado de autonomía (mazaremos este
punto en el epígrafe sobre tutorización).
Por tanto, la diferencia esencial con las restantes materias de la tulación no está en
los nes úlmos (evaluar competencias del grado) sino en el proceso que necesariamente
se ha de seguir para alcanzarlos: “producir” un trabajo académicamente riguroso con un
CUADROS
Cuadro 1. Marco de análisis de la asignatura TFG
Fuente: Elaboración propia
INSTRUMENTOS
Formación
previa.
Materiales
específicos.
Apoyo tutorial.
PROCESO
Elaborar un
trabajo con alto
grado de
autonomía
Dependencia vs.
Independencia:
estilos de
tutorización
PRODUCTO
Tipos de TFG
Documento escrito
Audiovisual
Otros
FINES ÚLTIMOS
Evaluar
competencias de
la titulación
¿Cuáles?
¿Cómo?
DÍAZ-VÁZQUEZ, R., GARCÍA-DÍAZ, A., MASIDE SANFIZ, J.M., VÁZQUEZ-ROZAS, E. 163
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
grado de autonomía notable. Es posible que en otras asignaturas se desarrollen procesos
similares, pero el TFG es la única en la que es una condición intrínseca, no una opción,
lo que permite también considerar dicho proceso no sólo como un medio para lograr los
nes sino también como una competencia evaluable y, por tanto, como un objevo de la
asignatura en sí mismo (todo ello implica también diferencias en la evaluación, aunque
no nos detendremos en ellas en este trabajo). Hemos puntualizado que el trabajo debe
ser “académicamente riguroso” porque, entendemos, es una cualidad consustancial a la
acvidad universitaria.
Instrumentos
Las herramientas que las tulaciones ponen a disposición del alumnado se pueden
clasicar en dos grandes grupos:
a. Conocimientos y competencias adquiridos durante el resto de la tulación.
Cabe esperar que, cuanto más se adapten estos a los que se evalúan en el TFG,
mayor la probabilidad de superar con éxito el reto.
b. Recursos a disposición del alumnado vinculados directamente al TFG.
Disnguimos aquí dos pos:
- Materiales y cursos especícos.
Guías, sesiones informavas, páginas web, cursos, planllas, rúbricas de
evaluación, etcétera.
- El apoyo tutorial.
Sin menoscabo de los materiales citados, un repaso a la literatura pone en
evidencia que el principal apoyo del que dispone el alumno en el TFG es el tutor,
llegando incluso a vincularlo al éxito o fracaso del trabajo (Heinze y Heinze,
2009). Del tutor puede esperar guía, discur las diferentes perspecvas del
problema y plantear las dudas.
3. Marco del proceso: modalidades de TFG
Una vez establecidas las competencias que van a evaluarse, se elige la modalidad de
TFG más adecuada para alcanzarlas en cada tulación o, en otras palabras, se diseña
el procedimiento. No es un aspecto irrelevante ya que, aunque las decisiones sobre
el procedimiento no alteran el proceso en lo sustancial, lo condicionan, puesto que
establecen el marco que lo delimita.
Esta cuesón se soslaya frecuentemente dado que suele haber una idea
preconcebida de lo que es un TFG. La mayoría tendemos a asociarlo a un trabajo escrito,
realizado por un alumno con la supervisión de un tutor académico, que debe defenderse
ante un tribunal y que, dependiendo de las tulaciones, ene carácter de introducción
a la invesgación o de proyecto profesional. Este era el modelo tradicional en el ámbito
anglosajón y responde también, en líneas generales, al de los proyectos n de carrera
El Trabajo de Fin de Grado: nes, modalidades y estilos de tutorización
164
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
de las tulaciones técnicas españolas. Además, aunque en el resto de las tulaciones
en España no había tradición de TFG, muchas de ellas ulizaron como referencia, en
su implantación, la praxis habitual en las tesinas y las tesis doctorales, la cual responde
plenamente al modelo descrito.
Sin embargo, hay múlples factores que han ido impulsando el cambio en dicho
modelo, no sólo en el panorama español. Healey et al. (2013) citan algunos:
- Pocos estudiantes universitarios connuarán con una carrera académica,
por lo que las universidades deben formar para el desempeño de disntas
funciones en la sociedad.
- Los perles de los estudiantes son ahora muy diversos y los TFG deberían
permir el desarrollo de un amplio abanico de talentos, habilidades y
experiencias.
- Se están produciendo cambios en la naturaleza de la invesgación,
aceptándose como tal un conjunto más amplio de acvidades.
- Crece la tendencia en la educación hacia una concepción interdisciplinar y
enfocada hacia el mundo real, en reconocimiento a los problemas complejos
a los que se enfrenta la humanidad en el siglo XXI.
- En etapas de crisis se cuesona el sendo de la enseñanza superior. ¿Su
nalidad debe ser contribuir a incrementar la sasfacción de los graduados
con su vida?, ¿transformar la sociedad?, ¿incrementar el crecimiento
económico? Mientras aparecen respuestas, nuevas formas de TFGs pueden
ayudar a aplicar las diferentes visiones a la realidad.
A estos factores se añade otro, de importancia no menor, que es el elevado número
de alumnos que realiza en la actualidad estudios superiores y, como consecuencia, la
presión que un modelo de TFG basado en la atención personalizada ejerce sobre la
dedicación del profesorado (Healey et al., 2013:59).
De lo expuesto se deduce que ha habido cambios en el acceso a la enseñanza
superior y en las competencias que la sociedad exige a los tulados y que el modelo
tradicional no es siempre el mejor mecanismo para evaluarlas. No lo es, por ejemplo,
para evaluar la competencia trabajo en equipo, no permite evaluar la capacitación para
la comunicación audiovisual ni ene en cuenta contenidos directamente orientados a
la acvidad profesional fuera de la universidad. Asimismo, puede no ser adecuado un
tutor único cuando se trata de un trabajo en el que se integran varias disciplinas; o ser
conveniente que en la evaluación parcipen agentes sociales o profesionales del ámbito
empresarial si el objeto del trabajo puede ser relevante para esos colecvos; o que,
cuando son muchos alumnos, la defensa se haga en un formato congreso, desarrollando
sesiones paralelas con presentaciones po comunicación o póster (lo que también
favorece la difusión y la parcipación).
En este contexto de cambio, hemos asisdo a una ampliación de las modalidades
de TFG a medida que se han ido adaptando a las caracteríscas especícas de cada
tulo (y de cada centro). Hill, Kneale, Nicholson, Waddington, y Ray (2011), Healey et al.
DÍAZ-VÁZQUEZ, R., GARCÍA-DÍAZ, A., MASIDE SANFIZ, J.M., VÁZQUEZ-ROZAS, E. 165
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
(2013) y Estapé-Dubreil et al. (2016) describen un amplio abanico de experiencias en los
trabajos de n de tulación. Con el objeto de sistemazar las diferentes opciones, en el
cuadro 2 presentamos una clasicación de las modalidades que se abren para cada uno
de los principales elementos que conforman el procedimiento del TFG.
Cuadro 2. Elementos que conforman el procedimiento del TFG y posibles modalidades.
Elemento Modalidades
Autoría - Individual
- En equipo
Periodo de elaboración - Último curso de la titulación
- Comienza ya en cursos anteriores
Formato - Memoria escrita
- Arculo revista académica
- Documento audiovisual (documental, audio,…)
- Otros
Contenido - Introducción a la invesgación
- Introducción a la acvidad docente (unidad didácca,
memoria docente…)
- Informe o proyecto profesional (informe técnico, dictamen
jurídico, plan de empresa…)
- Aprendizaje-servicio
- Prácca en empresa
- Otros
Disciplinas abarcadas - Unidisciplinar
- Interdisciplinar
Organización de la tutoría - Personalizada
- En grupo
Número de tutores - Único
- Equipo de tutores
Perl de los tutores - Académico
- Empresa privada
- Sector público
- Otras organizaciones
- Alumnos de niveles más avanzados
Entorno de tutorización - Presencial
- A distancia (video conferencia, mail, aula virtual…)
Defensa - Exposición oral ante tribunal o tutor
- Congreso –comunicaciones
- Congreso - póster
Responsables evaluación
(total o parcialmente)
- Tribunal académico
- Tutor
- Tribunal con parcipación profesional
- Por pares
Difusión - Biblioteca o repositorio instucional
- Actas de congreso
- Revista académica
- Publicación del póster
- Web
- Redes sociales
Fuente: elaboración propia
El Trabajo de Fin de Grado: nes, modalidades y estilos de tutorización
166
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
4. Desarrollo del proceso: estilos de tutorización
Dependencia versus independencia
Como ya indicamos, el carácter especíco de la asignatura reside básicamente en el proceso
seguido para alcanzar los nes úlmos: ulizando los instrumentos disponibles (formación
previa, materiales especícos y apoyo tutorial) el estudiante debe elaborar un trabajo con
un grado de autonomía notable.
Ahora bien, ¿qué nivel de autonomía podemos exigir a un alumno de n de grado?
Esta cuesón no es en absoluto irrelevante puesto que si el TFG debe estar orientado a la
“evaluación de competencias asociadas al tulo”, una intervención excesiva o determinante
del tutor(es) puede desvirtuar el proceso en lo sustancial, ya que se estaría evaluando al
tutor y no al estudiante.
Como ya planteaban Todd, Bannister y Clegg (2004:336), el desao “es proporcionar
el apoyo suciente para culvar la autonomía al mismo empo que se reconoce que muchos
estudiantes pueden no senrse plenamente preparados para esta forma de estudio”.
Ciertamente, el alumno estará más o menos preparado para ese desempeño
autónomo dependiendo de la formación que haya recibido a lo largo del grado en las
competencias que nalmente se evalúen en el TFG.
Ahora bien, no siempre las exigencias del TFG coinciden totalmente con la formación
recibida en el resto de la tulación, incluso aunque se haya cumplido toda la programación
prevista. Hay varias razones que lo explican. Primera, debe tenerse en cuenta que aquellas
competencias que señalábamos como caracteríscas diferenciales de la asignatura TFG -
esto es, la capacidad para elaborar una “obra”, la capacidad para integrar conocimientos de
las diferentes materias y la autonomía – pueden no haber sido desarrolladas plenamente
en el resto del grado, dado que no son intrínsecas a las restantes materias.
Segunda, no es infrecuente que en el TFG las exigencias den un salto cualitavo
que va más allá de las competencias y conocimientos que el alumno debería adquirir
durante el grado. Entre las razones que pueden explicarlo destaca el hecho de que, como
ya indicamos, la asignatura también puede ser considerada como una materia de tránsito,
lo que se traduce en que acaban incorporándose exigencias propias de niveles superiores
(académicos o de otras profesiones). Por ejemplo, no es infrecuente que, en los TFG con
perl de introducción a la invesgación, se exija al alumno que genere conocimiento como
si se tratase de un trabajo de n de máster o de una tesina, cuando la formación, el empo
y los medios son aquí mucho más limitados. Finalmente, cabe añadir que en el proceso de
implantación de una materia novedosa para gran parte del sistema universitario español,
la falta de experiencia ha supuesto que se hayan tenido que ir ajustando las expectavas
tanto del alumnado como del profesorado.
Como consecuencia de todo lo anterior, el estudiante puede verse obligado a poner
en prácca competencias que no habría tenido la posibilidad de adquirir en el resto de la
tulación, en cuyo caso no estaría capacitado para desenvolverse con total autonomía.
De ahí que el papel del tutor adquiera tanta importancia, lo que, como se aprecia en la
literatura citada, no es un rasgo caracterísco únicamente del sistema universitario español.
DÍAZ-VÁZQUEZ, R., GARCÍA-DÍAZ, A., MASIDE SANFIZ, J.M., VÁZQUEZ-ROZAS, E. 167
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
Papel del tutor
Como ya indicamos, algunos alumnos vinculan el éxito de su trabajo al papel del tutor.
Una cuesón de interés sobre la que el análisis empírico de los TFG puede aportar luz es
hasta qué punto la intervención del tutor determina los resultados obtenidos (bien las
calicaciones logradas en la evaluación bien las competencias adquiridas percibidas por
el estudiante) independientemente de la cualicación previa del estudiante. Para poder
avanzar en este po de análisis es necesario ser más precisos sobre dos cuesones
vinculadas entre sí: el papel del tutor y cuál es el estilo de tutorización adecuado.
La literatura sobre la tutorización en educación es muy amplia y, en concreto,
en la relacionada con la autorregulación del aprendizaje, se insiste en la necesidad de
que el tutor sea consciente de las fases y elementos de la autorregulación y de que guíe
al alumno a través de ellos, realizando un seguimiento cercano al estudiante (Pintrich,
2000; Zimmerman, 2000 y 2002).
Ahora bien, la tutorización de los TFG ene caracteríscas que la diferencian
tanto del procedimiento en niveles de formación superiores (doctorado, máster), como
inferiores (restantes materias de la tulación y niveles pre-universitarios). Las diferencias
con los primeros ya se describieron en la introducción. En cuanto a las diferencias con
los segundos, se derivan de su carácter de trabajo de culminación ya que, si el alumno
previamente ha adquirido las competencias que se van a evaluar o gran parte de ellas, la
tutorización debería dar mucho mayor protagonismo a la autonomía del alumno. Es por
ello que consideramos importante prestar una atención especíca al papel del tutor y a
los eslos de tutorización en el TFG.
Como ya hemos indicado en estudios anteriores, el papel del tutor en el TFG no
está claramente denido ni en la literatura ni en la prácca (Río, Díaz-Vázquez y Maside,
2017), en parte debido a esa mixtura que se produce en el mismo entre asignatura de
“n de vía” y asignatura de “tránsito”. Esta indenición se traduce con frecuencia en
un conicto dependencia-independencia, esto es, entre lo que el alumno demanda del
tutor y lo que recibe, lo que puede desembocar en la insasfacción del estudiante ante
las expectavas no cumplidas sobre el papel del tutor. MacKeogh (2006:22) deende
que las expectavas deben estar claras tanto para el tutor como para el estudiante, de
forma que puedan así ser gesonadas correctamente.
Es frecuente encontrar en la literatura listas de los roles que desempeña el
tutor en el TFG. Todd et al. (2004) los resumen en cuatro: proporcionar guía académica
(seleccionar metodologías de invesgación, estructurar el estudio); movar (establecer
tareas y calendarios); poseer (y comunicar) competencia académica en el área del
trabajo; y ayudar en la redacción del trabajo. MacKeogh (2006:20) amplía algo más
la lista: experto en la materia; guardián de los estándares académicos; especialista y
consejero bibliográco; “comadrona” de la disertación; director, jefe de proyecto,
formador; montador de andamios y apoyo; editor; promotor de la autoconanza del
estudiante. Muchas de ellas se repiten en la enumeración de Rowley y Slack (2004:10):
proporciona competencia en la materia y acceso rápido a la literatura sobre el tema;
proporciona acceso a contextos de invesgación (p.ej. organizaciones); mentor, para
esmular la reexión durante el proceso; actúa como director o gestor de proyecto para
conducir al estudiante a través de los pasos del proceso en un orden lógico, y en el plazo
de ejecución; aconseja sobre metodologías de invesgación, tanto en la selección de
El Trabajo de Fin de Grado: nes, modalidades y estilos de tutorización
168
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
la más apropiada como sobre aspectos concretos del diseño; actúa como orientador
o profesor ayudando en el acceso a la literatura; y actúa como editor, ayudando a
estructurar y redactar el trabajo.
Como cabe esperar, el tutor parcipa de un modo u otro en todas las fases de
elaboración del trabajo. Atendiendo a la literatura descrita, podemos enumerar las tareas
especícas del trabajo en las que parcipa el tutor aportando su competencia académica
(dejamos aquí al margen las contribuciones de carácter más netamente emocional, no por
ello menos importantes): i) Denición de objevos; ii) Búsqueda de información/datos;
iii) Elección de la metodología; iv) Estructuración del trabajo; v) Planicación temporal;
vi) Análisis de información/datos; vii) Elaboración de conclusiones; viii) Redacción del
trabajo; ix) Edición del documento; y x) Revisión/Corrección. Además de en estas tareas,
muchos tutores también actúan en la evaluación, aunque no siempre es así.
De los estudios parece deducirse que el papel del tutor es especialmente clave
en la fase inicial (Derounian, 2011). Todd et al. (2004) indican en su estudio, realizado
a estudiantes del úlmo curso de ciencias sociales, que el supervisor fue esencial en la
denición del tema (considerado un momento críco), en la selección de la metodología
apropiada y al estructurar el trabajo. Además, muchos estudiantes encontraron
dicultades para manejar adecuadamente el empo y agradecían que el tutor les
estableciese un calendario con fechas y tareas, porque les ayudaba a organizar el trabajo
y les movaba.
Estilos de tutorización
Muy ligada a la cuesón del papel del tutor está la de los eslos de tutorización. Como
recogen Jamieson y Gray (2006:39), Anderson (1988) dene cuatro eslos de tutorización:
Acvo directo (tomando la iniciava, realizando crícas, indicando, dirigiendo)
Acvo indirecto (solicitando opiniones y sugerencias, pidiendo explicaciones o
juscaciones a las armaciones del estudiante)
Pasivo indirecto (escuchando, esperando a que el estudiante piense las cosas por
sí mismo/resuelva sus propios problemas)
Pasivo (sin aportación al trabajo, siendo indiferente a la aportación del estudiante)
Ciertamente, el eslo pasivo no puede considerarse una tutorización en sendo
estricto. Atendiendo a esta clasicación, MacKeogh (2006) indicaba que el eslo
acvo indirecto y el pasivo indirecto eran los más adecuados para las undergraduate
dissertaons si lo que se pretende es esmular la autonomía, aunque considera que el
segundo produce menos sasfacción en los estudiantes.
Ahora bien, para valorar este po de armaciones, consideramos necesario denir
con mayor precisión los eslos de tutorización. Aunque la clasicación presentada resulta
úl para aproximarse a la cuesón, se apoya en unas descripciones algo genéricas que
pueden resultar confusas o diciles de diferenciar, especialmente en los casos intermedios.
Por tanto, si queremos valorar la inuencia del eslo de tutorización en la adquisición de
competencias, en los resultados del trabajo, en la sasfacción del estudiante o cualquier
otro impacto de este po, deberíamos disponer de unas deniciones más claras que
DÍAZ-VÁZQUEZ, R., GARCÍA-DÍAZ, A., MASIDE SANFIZ, J.M., VÁZQUEZ-ROZAS, E. 169
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
permitan idencar con mayor precisión los eslos de tutorización para evitar conclusiones
erróneas, tanto en el análisis empírico como en el teórico. Además, es necesario tener
en cuenta que, como se apuntaba anteriormente, el papel del tutor (o tutores) puede ir
modicándose a lo largo del proceso o, incluso, en cada una de las tareas desarrolladas.
Por ello, proponemos una clasicación de los eslos de tutorización basada en el
momento de la intervención académica del tutor en cada una de las fases del proceso.
Disnguimos dos modos básicos de intervención: en el primero, el tutor aconseja o indica
al alumno lo que debe hacer en esa fase de elaboración (diremos que el tutor toma la
iniciava) mientras que, en el segundo, el tutor deja que previamente el alumno busque,
tome decisiones y actúe para, entonces, pronunciarse en cada fase sobre la viabilidad o
adecuación de la decisión (diremos que el alumno toma la iniciava). En este segundo
modo sólo se incluyen las actuaciones que permiten al alumno responder o modicar
posteriormente su trabajo ya que, si no es así y el tutor sólo se pronuncia al nal de todo
el proceso, estaría adoptando una actud pasiva y, por tanto, no respondería a lo que se
enende por tutorización sino que su rol sería más bien el de evaluador.
Basándonos en los criterios descritos, disnguimos dos polos en los eslos de
tutorización: la tutorización conductora, cuando la iniciava en todas las fases (o en la
gran mayoría) es del tutor y la tutorización supervisora, cuando la iniciava en todas las
fases (o en la gran mayoría) es del alumno. Entre estas dos caben múlples pos, pero
nos limitaremos a destacar uno de ellos, teniendo en cuenta la importancia, ya indicada,
del papel del tutor en las fases iniciales del proceso. Sería el caso en el que el tutor actúa
como conductor en las fases iniciales, para encauzar al alumno, pero como supervisor
en las fases posteriores, eslo al que denominaremos tutorización orientadora.
Representamos, en el cuadro 3, estos tres eslos de tutorización ulizando como
fases del proceso aquellas tareas especícas en las que parcipa el tutor aportando su
competencia académica, ya enumeradas anteriormente. El esquema que proponemos
permite, en caso necesario, adaptar la lista de tareas a las especícas de cada TFG y
ampliar el abanico de eslos de tutorización considerando disntas combinaciones.
Ciertamente, el eslo de tutorización más adecuado en cada caso dependerá
de múlples factores. Podemos indicar tres: primero, la preparación previa que haya
recibido el alumno en cada una de las fases del proceso; segundo, la relevancia que se
dé a la competencia “autonomía”; y, tercero, el empo del que el alumno disponga. Si
el estudiante ha recibido la preparación necesaria relava a todas las fases del proceso,
si se considera importante evaluar su capacidad para desenvolverse con autonomía y si
dispone del empo suciente, el eslo más adecuado sería la tutorización supervisora.
Pero sí, como es frecuente, el empo disponible fuera muy limitado, una tutorización
orientadora reduciría los empos de elaboración, ya que se evitaría parte del proceso de
ensayo-error que implica la tutorización supervisora. Además, ese po de tutorización se
ajustaría a la importancia que dan los alumnos a la intervención del tutor en las primeras
fases del proceso. Por su parte, la tutorización conductora no parece a priori muy
adecuada para un trabajo de n de carrera; sólo lo sería en aquellos casos en los que el
alumno no esté familiarizado con el po de trabajo que ha de realizar o en modalidades
de TFG muy innovadoras.
El Trabajo de Fin de Grado: nes, modalidades y estilos de tutorización
170
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
Cuadro 3. Eslos de tutorización en función del modo de parcipación del tutor en cada fase del proceso
de elaboración del TFG.
ESTILOS DE TUTORIZACIÓN
Fase Tarea CONDUCTORA ORIENTADORA SUPERVISORA
Diseño
Denición de objevos Iniciava tutor Iniciava tutor Iniciava alumno
Búsqueda de información/
datos
Iniciava tutor Iniciava tutor Iniciava alumno
Elección de la metodología Iniciava tutor Iniciava tutor Iniciava alumno
Estructuración del trabajo Iniciava tutor Iniciava tutor Iniciava alumno
Planicación temporal Iniciava tutor Iniciava tutor Iniciava alumno
Desarrollo
Análisis de información/
datos
Iniciava tutor Iniciava alumno Iniciava alumno
Elaborar conclusiones Iniciava tutor Iniciava alumno Iniciava alumno
Redacción del trabajo Iniciava alumno Iniciava alumno Iniciava alumno
Edición Edición del documento Iniciava tutor Iniciava alumno Iniciava alumno
Revisión
Revisión/Corrección El tutor corrige los
errores ortográ-
cos, de redac-
ción…
El tutor advierte
de la existencia
de errores orto-
grácos, de redac-
ción…
El tutor advierte
de la existencia
de errores orto-
grácos, de re-
dacción…
Fuente: Elaboración propia
De lo expuesto cabe suponer que, cuanto menor sea la cualicación y preparación
previa del estudiante en los comedos de cada una de las fases del proceso y menor el
empo disponible, mayor será la dependencia de sus resultados del eslo de tutorización.
Por otra parte, como ya hemos mencionado anteriormente, es importante
ajustar bien las expectavas desde el momento inicial del proceso. El desajuste entre
el eslo de tutorización esperado por el alumno y el desarrollado por el tutor puede
inuir en la sasfacción del primero con su experiencia de TFG. También puede generar
insasfacción en el tutor la discordancia entre sus expectavas sobre cuál debería ser su
eslo y el que nalmente se puede ver obligado a desarrollar.
5. Conclusiones
Cada vez son más en España los estudios sobre el TFG. Pero en muchas ocasiones se
asientan sobre la experiencia en áreas de conocimiento concretas y presentan dicultades
para extenderse a otras experiencias o tulaciones. En este trabajo hemos avanzado
en el desarrollo de un marco amplio de análisis para el TFG que pueda adaptarse a un
gran número de tulaciones de grado y que facilite la ubicación tanto de los elementos
comunes como de las diversas modalidades.
De nuestro análisis concluimos que la diferencia entre las restantes asignaturas
y el TFG no reside en los nes úlmos (evaluar las competencias del grado) sino en el
proceso: “producir” un trabajo académicamente riguroso con un grado de autonomía
notable. Este proceso es intrínseco al TFG, no una opción, lo que convierte también
DÍAZ-VÁZQUEZ, R., GARCÍA-DÍAZ, A., MASIDE SANFIZ, J.M., VÁZQUEZ-ROZAS, E. 171
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
al proceso en una competencia evaluable y, por tanto, en un n. Para enfrentarse a
esa tarea, el estudiante dispone de los siguientes instrumentos: los conocimientos
y competencias adquiridos durante la tulación, los materiales especícos que se le
proporcionan en la asignatura y el apoyo tutorial. Este úlmo parece resultar crucial
para el alumno, especialmente en las primeras fases de elaboración.
Una vez establecidas las competencias a evaluar y los instrumentos disponibles,
debe decidirse el marco del proceso, esto es, la modalidad de TFG más adecuada para
alcanzar los nes úlmos. Sin restar valor al modelo tradicional de TFG, los cambios
en las universidades y en las competencias que la sociedad exige a los tulados están
impulsando una ampliación del abanico de modalidades. Las variaciones afectan a todos
los componentes del procedimiento, desde el formato y contenidos del trabajo a los
sistemas de evaluación, pasando por los pos de tutoría. Con el n de sistemazar las
diferentes opciones, hemos presentado una clasicación de las modalidades que se
abren para cada uno de los principales elementos que conforman el procedimiento del
TFG.
Finalmente, considerando su importancia en el desarrollo del proceso, hemos
puesto el foco de atención en el trade o que se produce entre el desempeño autónomo
del estudiante y su dependencia del tutor. Con la nalidad de claricar la intervención
del tutor, hemos propuesto una clasicación de los eslos de tutorización según la
parcipación del tutor en las disntas fases de elaboración de los TFG, desde aquella
en la que la iniciava en la mayor parte del proceso la toma el tutor, que denominamos
conductora, pasando por una parcipación media que llamamos orientadora, hasta el
eslo de tutorización en el cual la iniciava es mayoritariamente del alumno, denominada
supervisora. Nuestra conclusión es que el eslo de tutorización más adecuado para el
TFG dependerá al menos de tres factores: la preparación previa del alumno, la relevancia
que se entre los nes a la competencia “autonomía” y el empo del que el alumno
disponga. A priori, los eslos orientador y supervisor son los más apropiados para este
po de trabajo, independientemente de la orientación académica o profesional del
mismo. Los alumnos parecen requerir al menos una intervención orientadora, según se
deduce de la literatura sobre el tema.
Referencias bibliográcas
Álvarez, M. y Pascual, M.M. (2012). Propuesta de evaluación del trabajo de n de grado
en derecho. Aula Abierta, 1(40), 85-102. Recuperado de hps://dialnet.unirioja.
es/servlet/arculo?codigo=3791876 [úlmo acceso: .mayo 2018]
Anderson, J. (1988). The supervisory process in speech language pathology and audiology.
Boston: College Hill Press and Lile Brown.
Anderson, C., Day, K. y McLaughlin, P. (2008). Student perspecves on the dissertaon
process in a masters degree concerned with professional pracce. Studies in
Connuing Educaon, 30(1), 33-49. hps://doi.org/10.1080/01580370701841531
Caicedo, N. (2015). Trabajos de n de grado: modalidades, objevos y competencias a
validar. La experiencia de la facultad de derecho de la universidad de Barcelona.
Docencia y Derecho, Revista para la Docencia Jurídica Universitaria, 9, 1-11.
Recuperado de hps://www.uco.es/docencia_derecho/index.php/reduca/
issue/view/15 [úlmo acceso: mayo de 2018]
El Trabajo de Fin de Grado: nes, modalidades y estilos de tutorización
172
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
Cremades, R., García, D., Ramírez, E. y Miraores, E. (2016). Acción tutorial en
estudiantes de las menciones de educación sica y música del grado de maestro
en educación primaria. Revista de Invesgación Educava, 34(2), 417-433.
hps://doi.org/10.6018/rie.34.2.237931
Derounian, J. (2011). Shall we dance? The importance of sta-student relaonships to
the pursuit of undergraduate dissertaons. Acve Learning in Higher Educaon,
12(2), 91-100. hps://doi.org/10.1177/1469787411402437
Díez, L. (2015). Las responsabilidades del profesor en la dirección de los trabajos de n
de grado. Docencia y Derecho, Revista para la Docencia Jurídica Universitaria, 9,
1-19. Recuperado de hps://www.uco.es/docencia_derecho/index.php/reduca/
issue/view/15 [úlmo acceso: mayo de 2018]
Donoso, J.A., Serrano, F. y Camúñez, J.A. (2016). Trabajo de Fin de Grado a Debate entre
los profesores del Área de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad de
Sevilla. EDUCADE, 7, 41-58.
Estapé-Dubreuil, G., Aroztégui, J. P., Tomás, M. J. E., Ayuso, M. J. M. y Cebrián, M. D. M.
(2016). Impulsando TFG de orientación profesional: del análisis de experiencias
concretas. Jornadas RED-U 2016, 11-12 noviembre 2016. UNED, Madrid.
Faura-Marnez, Ú., Marn-Castejón, P. J. y Lafuente-Lechuga, M. (2017). Un modelo
conceptual para la realización del Trabajo Fin de Grado apoyado en el uso de las
TICs. Revista de Educación a Distancia, 53. hps://doi.org/10.6018/red/53/7
Fernández, R.M. (2015). La implicación del docente en el trabajo n de grado:
responsabilidades y reconocimiento académico. Docencia y Derecho, Revista
para la Docencia Jurídica Universitaria, 9, 1-13. Recuperado de hp://helvia.uco.
es/handle/10396/13625 [úlmo acceso: mayo de 2018]
Freire, M. P., Díaz, R., Marnez, F., Maside, J. M., del Río, M. L. y Vázquez, E. (2015). Valoración
del proceso de enseñanza-aprendizaje en el Trabajo Fin de Grado. REDU. Revista de
Docencia Universitaria, 13(2), 323-344. hps://doi.org/10.4995/redu.2015.5451
Garrote, M. (2015). El TFG: sus modalidades, objevos y competencias a validar.
Reexiones a parr de la experiencia de la facultad de derecho de la UCM.
Docencia y Derecho, Revista para la Docencia Jurídica Universitaria, 9, 1-14.
Recuperado de hp://helvia.uco.es/xmlui/handle/10396/13626 [úlmo acceso:
mayo 2018]
Grant, B. M. (2005). Fighng for space in supervision: Fantasies, fairytales, cons and
fallacies. Internaonal Journal of Qualitave Studies in Educaon, 18(3), 337-54.
hps://doi.org/10.1080/09518390500082483
Healey, M., Lannin, L., Sbbe, A. y Derounian, J. (2013). Developing and enhancing
undergraduate nal-year projects and dissertaons. York, The Higher Educaon
Academy. University of Gloucestershire.
Heinze, A. y Heinze, B. (2009). Blended e-learning skeleton of conversaon:
Improving formave assessment in undergraduate dissertaon
supervision. Brish Journal of Educaonal Technology, 40(2), 294-305.
hps://doi.org/10.1111/j.1467-8535.2008.00923.x
DÍAZ-VÁZQUEZ, R., GARCÍA-DÍAZ, A., MASIDE SANFIZ, J.M., VÁZQUEZ-ROZAS, E. 173
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
Hernández-Leo, D., Moreno Oliver, V., Camps, I., Clarisó, R., Marnez-Monés, A., Marco-
Galindo, M.J. y Melero, J. (2013). Implementación de buenas práccas en los
trabajos n de grado. REDU. Revista de Docencia Universitaria, (Número especial)
(11), 259-278. hps://doi.org/10.4995/redu.2013.5556
Hill, J., Kneale, P., Nicholson, D., Waddington, S. y Ray, W. (2011). Re-framing the
geography dissertaon: A consideraon of alternave, innovave and creave
approaches. Journal of Geography in Higher Educaon, 35(3), 331-349.
hps://doi.org/10.1080/03098265.2011.563381
Jamieson, S. y Gray, C. (2006). The supervision of undergraduate research students:
expectaons of student and supervisor. Pracce and Evidence of Scholarship of
Teaching and Learning in Higher Educaon, 1(1), 37-59.
MacKeogh, K. (2006). Supervising undergraduate research using online and peer
supervision. En Huba, M. (Ed.) 7th Internaonal Virtual University Conference
Braslava, 14-15 December, 19-24. Braslava: Technical University Braslava
Marnez, S., Formoso, F. y Sanjuán., A. (2018). Efectos y proceso de la metodología
del aprendizaje-servicio en comunicación audiovisual. Internaonal Journal of
Educaonal Research and Innovaon (IJERI), 9, 72-89.
Mateo, J., Escofet, A., Marnez-Olmo, F., Ventura, J. y Vlachopoulos, D. (2012). Evaluaon
Tools in the European Higher Educaon Area (EHEA): an assessment for evaluang
the competences of the Final Year Project in the social sciences. European Journal
of Educaon, 47(3), 435-447. hps://doi.org/10.1111/j.1465-3435.2012.01536.x
Merino, E. (2014). El tutor del trabajo n de grado: Nuevos desaos para el profesor de
universidad. Internaonal Journal of Developmental and Educaonal Psychology,
1(4), 239-244. Recuperado de hp://www.infad.eu/RevistaINFAD/OJS/index.
php/IJODAEP/arcle/view/608 [úlmo acceso: mayo de 2018].
Merino, E., Pinedo, R. y Gómez, I.M. (2014). Aportaciones de la psicología humanista
a la función del tutor del trabajo n de grado. Revista de Análisis Transaccional
y Psicología Humanista, 71, 211-227. Recuperado de hp://com.aespat.es/
Revista/Revista_ATyPH_71.pdf [úlmo acceso: mayo de 2018].
Orz-Repiso, V., García, C., Pacios, A.R., y Vianello, M. (2014). Planicación y evaluación
del trabajo de n de grado: el caso del grado en información y documentación
de la universidad Carlos III de Madrid. Revista General de Información y
Documentación, 24(2), 279-304. hps://doi.org/10.5209/rev_RGID.2014.v24.
n2.47237
Pereira, D. (2014). Improving female parcipaon in professional engineering
geology to bring new perspecves to ethics in the geosciences. Internaonal
Journal of Environmental Research and Public Health, 11(9), 9429–9445.
hps://doi.org/10.3390/ijerph110909429
Pintrich, R. P. (2000).The role of goal orientaon in self-regulated learning. En Boekaerts,
M.; Pintrich, P.R. y Zeidner, M. (Eds.), Handbook of self-regulaon, 451-502. San
Diego: Academic Press. hps://doi.org/10.1016/B978-012109890-2/50043-3
Puigcerver, M. C., Marn, P. J. y Antón, M. (2013). Los benecios de la coordinación
horizontal en la realización de los TFG para los alumnos de Grado en Administración
y Dirección de Empresas. Revista de Invesgación en Educación, 11, 97-117.
El Trabajo de Fin de Grado: nes, modalidades y estilos de tutorización
174
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
Rebollo, N. y Espiñeira, E.M. (2017). La tutoría durante el proceso de desarrollo del TFG
y TFM: análisis del grado de ulidad y sasfacción del alumnado. Educao S XXI,
356(2), 161-180. hps://doi.org/10.6018/j/298561
Rekalde, I. (2011). ¿Cómo afrontar el trabajo de n de grado? Un problema o una
oportunidad para culminar con el desarrollo de las competencias. Revista
Complutense de Educación, 22(2), 179-193.
Río, M. L. del; Díaz-Vázquez, R., Maside, J.M. (2017). Sasfacon with the supervision of
undergraduate dissertaons. Acve Learning in Higher Educaon, 19(2). hps://
doi.org/10.1177%2F1469787417721365
Roiss, S. (2015). El trabajo de n de grado en el grado de traducción e interpretación:
evaluación de competencias y contenidos asociados al tulo. Estudio analíco y
consecuencias didáccas. Quaderns, Revista de Traducció, 22, 273-288. Recuperado
de hp://hdl.handle.net/10366/126618 [ulmo acceso: mayo de 2018]
Román-Suero, S., Sánchez-Marn, J. y Zamora-Polo, F. (2013). Opportunies given
by nal degree dissertaons inside the EHEA to enhance ethical learning in
technical educaon. European Journal of Engineering Educaon, 38(2), 149-158.
hps://doi.org/10.1080/03043797.2012.755498
Rowley, J. y Slack, F. (2004). What is the future for undergraduate dissertaons? Educaon
+ Training, 46(4), 176-181. hps://doi.org/10.1108/00400910410543964
Rullán, M., Fernández, M., Estapé, G. y Márquez, M. D. (2010). La evaluación de
competencias transversales en la materia trabajos de n de grado. Un estudio
preliminar sobre la necesidad y oportunidad de establecer medios e instrumentos
por ramas de conocimiento. REDU. Revista de Docencia Universitaria, 8(1), 74-
100. hps://doi.org/10.4995/redu.2010.6218
Serrano, R., Huertas, C. A., Osuna, M., Rosas, M., Sánchez, A., Sánchez, M., Pérez,
I., Torres, P., Palacios, F. J. y Murillo, D. (2017). La tutoría piramidal como
estrategia de aprendizaje para el diseño y desarrollo del Trabajo Final de Grado
en Educación. Revista de innovación y buenas práccas docentes, 3, 68-75.
hps://doi.org/10.21071/ripadoc.v3i0.9966
Todd, M., Bannister, P. y Clegg, S. (2004). Independent inquiry and the undergraduate
dissertaon: percepons and experiences of nal-year social science
students. Assessment and Evaluaon in Higher Educaon, 29(3), 335-355.
hps://doi.org/10.1080/0260293042000188285
Vera, J. y Briones, E. (2015). Students’ perspecves on the processes of supervision and
assessment of undergraduate dissertaons/Perspecva del alumnado de los
procesos de tutorización y evaluación de los trabajos de n de grado. Cultura y
Educación, 27(4), 726-765. hps://doi.org/10.1080/11356405.2015.1089391
Zamora, F., Sánchez, J. (2014). Los Trabajos Fin de Grado: una herramienta de desarrollo
de competencias transversales en la Educación Superior. REDU. Revista de
Docencia Universitaria, 13(3), 197-211. hps://doi.org/10.4995/redu.2015.5426
Zimmerman, B.J. (2000). Aainment of self-regulaon: A social cognive perspecve.
En Boekaerts, M.; Pintrich, P.R. y Zeidner, M. (Eds.), Handbook of self-regulaon,
13-39. San Diego: Academic Press.
DÍAZ-VÁZQUEZ, R., GARCÍA-DÍAZ, A., MASIDE SANFIZ, J.M., VÁZQUEZ-ROZAS, E. 175
REDU. Revista de Docencia Universitaria, 2018, 16(2), 159-175
Zimmerman, B.J. (2002). Becoming a Self-regulated learner: An Overview. Theory into
Pracce, 41(2): 64-70. hps://doi.org/10.1207/s15430421p4102_2
Zumaquero, L. (2015). La acción tutorial en los trabajos de n de grado: análisis de
su funcionamiento en la tulación de grado de derecho de la universidad de
Málaga. Docencia y Derecho, Revista para la Docencia Jurídica Universitaria, 9,
1-14. Recuperado de hp://hdl.handle.net/10396/13628 [úlmo acceso: mayo
de 2018]
Artículo concluido el 19 de noviembre de 2018
Díaz-Vázquez, R., García-Díaz, A., Maside Sanz, J.M. y Vázquez-Rozas, E. (2018). El
trabajo de n de grado: nes, modalidades y eslos de tutorización. REDU. Revista de
Docencia Universitaria, 16(2), 159-175.
hps://doi.org/10.4995/redu.2018.10178
Rosario Díaz-Vázquez
Universidad de Sanago de Compostela
rosario.diaz@usc.es
Doctora en Economía y profesora contratada-doctora del departamento de Economía
Aplicada de la Universidad de Sanago de Compostela
Ana García-Díaz
Universidad Internacional de Valencia
agarciad@universidadviu.com
Doctora en Educación por la Universidad Complutense de Madrid. Imparte docencia en el Más-
ter de Formación del profesorado de Educación Secundaria, Bachillerato, Formación Profesio-
nal y Enseñanza de Idiomas en la Universidad Internacional de Valencia
José Manuel Maside Sanz
Universidad de Sanago de Compostela
josemanuel.maside@usc.es
Doctor en Economía Financiera y Contabilidad y profesor tular del Departamento de Economía
Financiera y Contabilidad de la Universidad de Sanago de Compostela
Emilia Vázquez-Rozas
Universidad de Sanago de Compostela
emilia.vazquez@usc.es
Doctora en Economía y profesora tular del Departamento de Economía Cuantava de
la Universidad de Sanago de Compostela.
... The establishment of the European Higher Education Area led to the UD becoming an essential requirement for completing the training of undergraduate students (Caicedo Camacho, 2015;Díaz-V azquez et al., 2018;Estapé Dubreuil, 2018). This requirement was intended, among other things, to promote the students employability (Vicario-Molina et al., 2020). ...
... However, the UD should not be understood as any other subject of the degree (Fern andez Riveira, 2015). It requires the students to be much more involved (Rodriguez-Moreno et al., 2019), precisely because they must carry out a piece of rigorous academic work through an individual process that requires a remarkable autonomy (Díaz-V azquez et al., 2018). For this reason, the UD could be tied in largely with each of the domains of professional identity proposed by Hanna et al. (2020). ...
... This has happened because of the growing concern and involvement of the Faculty in trying to recover, in part, the prestige lost by the teaching profession (Punakallio and Dervin, 2015;Dahl, 2017), which is seen as a profession without sufficient social impact, good working conditions, simplicity of both the tasks and functions performed and whose academic requirements for certification are considered less demanding (Villard on-Gallego, 2018) and of a lower academic level than other undergraduate degrees. Given the importance that the experiences during the initial training of teachers have in the development of their professional identity (Serrano-Rodríguez, 2013), this higher exigency to achieve the excellence could be reflecting a stronger identity of those students that reach it, because they need a strong commitment with their work, a considerable degree of autonomy, self-regulation and development of the competences worked during the undergraduate degree (Díaz-V azquez et al., 2018;Styles and Radloff, 2001). Therefore, those UDs considered as excellent could give an insight about the future professional interest and identity of the student, taking into account the motivation they have needed to complete it, the self-image and self-efficacy they should have developed to carry it out and the perception of the chosen task and topic as relevant; it is to say, the four domains of the professional identity (Hanna et al., 2020). ...
Purpose The undergraduate dissertation (UD) can be considered to be a reflection of the influence of the sustainable developmental goals (SDG) and the professional identity of the students. The purpose of this paper is to analyse the extent to which the topics of the UD reflect the SDG, considering, moreover, that they may be related to the professional identity developed by the students throughout the degree. Design/methodology/approach This work researches the topic of 308 UDs graded as “Excellent” in the Faculty of Education of Bilbao (FEB), using a lexical analysis method. Findings The results show two main branches: one associated with Childhood and Social Education Degrees (related to gender equality and socio-educational transformation); and another linked to the Primary Education Degree (language learning, innovation and new technologies). These analyses show the influence of the 5th (40.8%) and 4th (38.4%) SDGs in the topics chosen for the UDs. Research limitations/implications The findings provide valuable insights into the current state of Education for Sustainable Development in the Faculty, but should be complemented with an analysis of the topics of all the UDs, to have a more real vision of the situation. Originality/value This study analyses, for the first time, the topics of the UDs from the perspective of sustainability, taking into account the dissertations that reach a standard of excellence in the FEB. These results provide relevant information that can be very helpful to detect the specific needs for the design and implementation of an awareness-raising action that will lead to working on sustainability in a transversal way in the education degrees of the FEB.
... En ocasiones resulta difícil, incluso para el propio profesorado, diferenciar estos trabajos de culminación de una titulación universitaria de los trabajos fin de máster o de las tesis doctorales (Díaz-Vázquez et al., 2018). Objetivos y competencias deben ser un referente diferenciador. ...
... Circunstancias como la de ser un trabajo de una amplitud inusual si se compara con otras prácticas requeridas durante el grado, que se desarrolla en plazos de tiempo escasos y que requiere de aprendizajes y recursos no siempre disponibles por parte del alumnado. Dificultades que limitan las oportunidades del estudiantado de vincularse a un auténtico proceso de generación de conocimiento (Díaz-Vázquez et al., 2018). ...
... Se identificaron distintos niveles de análisis que abarcan tres tipos de datos (Palomares-Montero y Chisvert-Tarazona, 2014): unidades de muestreo (registros documentales que conforman la realidad a investigar, es decir, las guías docentes de la asignatura de TFG en los grados analizados), unidades de contexto (texto que identifica la información que se utiliza para describir las unidades de registro, es decir, secciones recurrentes que aparecen en las guías docentes: características generales, tipología, formato, metodología, competencias, relación con prácticum y evaluación de los TFG) y unidades de registro (contenido que puede ser codificado, cuya selección en el presente estudio se basó en la concreción de palabras clave atendiendo otras propuestas de la literatura como Díaz-Vázquez et al. (2018), Fraile et al. (2018), Manzanares-Moya y Sánchez-Santamaría (2016) y Sánchez et al. (2016). La Tabla 2 muestra las unidades de registro aplicadas en el estudio tras su validación en estudio piloto previo por parte del equipo de investigación. ...
Article
Full-text available
El Trabajo Fin de Grado (TFG) se considera la experiencia de aprendizaje más relevante de un programa académico, de hecho, incluso se utiliza como indicador de la calidad del grado en su conjunto. Dada su relevancia, el objetivo de este estudio es analizar el planteamiento que realizan las universidades públicas y privadas en España de la asignatura de TFG de los grados en Maestro/a en Educación Infantil y/o Primaria, en Educación Social y en Pedagogía. Para alcanzar este objetivo se ha llevado a cabo un análisis de contenido de las 173 guías docentes de la asignatura de TFG en los grados del ámbito de la educación de las universidades españolas; y se ha realizado un grupo de discusión en el que han participado siete expertos en gestión y/o investigación en TFG. Los resultados ponen en evidencia diferencias significativas entre universidades públicas y privadas en aspectos como la carga de créditos de la asignatura, los elementos evaluables del trabajo, así como los agentes que lo evalúan. Los expertos participantes en el grupo de discusión consideran que el TFG debe ser un instrumento que ponga en evidencia si las competencias del grado han sido adquiridas. El análisis global de los resultados sugiere la necesidad de planificar el currículum de la asignatura de TFG de forma flexible, adaptar la carga de créditos a las exigencias del trabajo a realizar, así como diversificar la tipología de TFG para que los estudiantes escojan cuál realizar. Se concluye el interés de acordar las directrices generales de la labor tutorial, adoptar un modelo de evaluación formativa que proporcione un feedback valioso para el alumnado y tomar como referente del TFG el perfil profesional, para promover un aprendizaje facilitador del desempeño en el contexto laboral.
... En ocasiones resulta difícil, incluso para el propio profesorado, diferenciar estos trabajos de culminación de una titulación universitaria de los trabajos fin de máster o de las tesis doctorales (Díaz-Vázquez et al., 2018). Objetivos y competencias deben ser un referente diferenciador. ...
... Circunstancias como la de ser un trabajo de una amplitud inusual si se compara con otras prácticas requeridas durante el grado, que se desarrolla en plazos de tiempo escasos y que requiere de aprendizajes y recursos no siempre disponibles por parte del alumnado. Dificultades que limitan las oportunidades del estudiantado de vincularse a un auténtico proceso de generación de conocimiento (Díaz-Vázquez et al., 2018). ...
... Se identificaron distintos niveles de análisis que abarcan tres tipos de datos (Palomares-Montero y Chisvert-Tarazona, 2014): unidades de muestreo (registros documentales que conforman la realidad a investigar, es decir, las guías docentes de la asignatura de TFG en los grados analizados), unidades de contexto (texto que identifica la información que se utiliza para describir las unidades de registro, es decir, secciones recurrentes que aparecen en las guías docentes: características generales, tipología, formato, metodología, competencias, relación con prácticum y evaluación de los TFG) y unidades de registro (contenido que puede ser codificado, cuya selección en el presente estudio se basó en la concreción de palabras clave atendiendo otras propuestas de la literatura como Díaz-Vázquez et al. (2018), Fraile et al. (2018), Manzanares-Moya y Sánchez-Santamaría (2016) y Sánchez et al. (2016). La Tabla 2 muestra las unidades de registro aplicadas en el estudio tras su validación en estudio piloto previo por parte del equipo de investigación. ...
Article
Full-text available
El Trabajo Fin de Grado (TFG) se considera la experiencia de aprendizaje más relevante de un programa académico, de hecho, incluso se utiliza como indicador de la calidad del grado en su conjunto. Dada su relevancia, el objetivo de este estudio es analizar el planteamiento que realizan las universidades públicas y privadas en España de la asignatura de TFG de los grados en Maestro/a en Educación Infantil y/o Primaria, en Educación Social y en Pedagogía. Para alcanzar este objetivo se ha llevado a cabo un análisis de contenido de las 116 guías docentes de la asignatura de TFG en los grados del ámbito de la educación de las universidades españolas; y se ha realizado un grupo de discusión en el que han participado siete expertos en gestión y/o investigación en TFG. Los resultados ponen en evidencia diferencias significativas entre universidades públicas y privadas en aspectos como la carga de créditos de la asignatura, los elementos evaluables del trabajo, así como los agentes que evalúan el trabajo. Los expertos participantes en el grupo de discusión consideran que el TFG debe ser un instrumento que ponga en evidencia si las competencias del grado han sido adquiridas. El análisis global de los resultados sugiere la necesidad de planificar el currículum de la asignatura de TFG de forma flexible, adaptar la carga de créditos a las exigencias del trabajo a realizar, así como diversificar la tipología de TFG para que los estudiantes escojan cuál realizar. Se concluye el interés de acordar las directrices generales de la labor tutorial, adoptar un modelo de evaluación formativa que proporcione un feedback valioso para el alumnado y tomar como referente del TFG el perfil profesional, para promover un aprendizaje facilitador del desempeño en el contexto laboral.
... Other studies explored student's perspectives on assessment (Díaz-Vázquez et al., 2018;Izci & Caliskan, 2017; Reyes-García & Díaz-Megolla, 2020; Moreno-Oliver & Hernández-Leo, 2015;Rodríguez-Moreno, Molina-Jaén, & Colmenero-Ruiz, 2019;Expósito-Díaz et al., 2018) and assessment and integration of competencies in the FYP (Rekalde-Rodríguez, 2011;Rekalde-Rodriguez, Ruiz de Gauna Bahíllo, & Bilbao, 2018;Rullán et al., 2010;Valderrama et al., 2010;Bonilla-Delgado & Martín-López, 2012;Rubio et al., 2018;Reguant, Martínez-Olmo, & Contreras-Higuera, 2018). Expósito-Díaz et al. (2018) study depicted that students considered highly the accomplishments of several competencies, including autonomous learning, and organization capacity, and valued less competencies such as team working, social and environmental problems sensitivity, creativity and innovation capacity, ethic, and oral communication. ...
Article
Full-text available
While research on competence-based assessment has grown, scholars have conducted fewer studies on an integrative view of competence acquisition, in the context of the final year project, that have particularly addressed the meta-competence approach. This paper examines undergraduate business students’ perceived acquisition of competencies during the development of their final year project and tries to determine relevant differences among the set of competencies students’ value most. The study gathered quantitative data by using a questionnaire applied to students after their presentation of the final degree project at a Spanish Business School. The findings show the emergence of three profiles of students based on their competencies acquisition. The profiles display an interconnected relation and put forward some shortfalls in competence acquisition as well as propose an emerging profile of the meta-competent student.
... 23.1, 2020, pp. 125-145 de esta asignatura: el proceso de evaluación (Freire et al, 2015); la mejora del proceso de valoración de los resultados (Díaz-Vázquez, García-Díaz, Maside & Vázquez-Rozas, 2018); y sobre evaluación y tutorización (Vera & Briones, 2015). En el contexto iberoamericano las publicaciones consultadas sobre la evaluación del TFG, denominado tesis de pregrado, se centran fundamentalmente en las dificultades que tiene el estudiantado para terminar su trabajo de licenciatura debido a la falta de tutorización continuada y la falta de formación metodológica (Sáez, 2005). ...
Article
Full-text available
Uno de los principios fundamentales del enfoque de evaluación alternativo demandado desde el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) es desarrollar una evaluación participativa. Evaluar el aprendizaje desde este enfoque, de manera integral y formativa, implica recoger la información desde las diferentes perspectivas de los agentes que intervienen en la evaluación. Los agentes evaluadores es un tema que, cobra una especial importancia en la asignatura del Trabajo Fin de Grado (TFG) dadas las características particulares de esta asignatura. Por ello, nuestro trabajo se centra en ofrecer una propuesta de evaluación participativa y analizar los agentes evaluadores que establece la normativa de las universidades públicas españolas para comprobar, si ésta potencia una evaluación participativa y democrática cómo se reclama desde el EEES. Para ello se realizó un estudio descriptivo mediante el análisis de documentos y se emplearon como unidades de análisis las normativas que regulan la evaluación del TFG en las universidades públicas españolas. Los resultados de este estudio indican que el marco normativo de la evaluación del TFG no fomenta una evaluación participativa, ya que, en la mayor parte de las universidades la responsabilidad recae en el tribunal. Mientras que el alumnado como agente evaluador es ignorado y la figura del tutor desempeña únicamente una función formativa, siendo solo unas pocas normativas universitarias las que señalan la función sumativa del tutor en la evaluación. Por este motivo, las universidades españolas tienen un reto de cara al futuro: modificar la normativa del TFG y orientarla hacia la promoción de una evaluación participativa.
Chapter
The objective of the work collected in this chapter is to compile and describe support resources for the preparation of the end-of-degree project (EDP) prepared by Spanish university libraries. For this, the websites of 47 public university libraries were analyzed. As a work tool that facilitates the collection and analysis of information, an Excel template was created with six columns: location, access address (URL), type of access, name/format, type of content, content structure. The content of this template also help to understand the characteristics and scope of each resource.
Chapter
Full-text available
La implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) en el marco de la enseñanza universitaria ha llevado consigo una serie de reformas estructurales, curriculares y organizativas que se han visto reflejadas en el planteamiento de las titulaciones, el sistema de créditos, las modalidades de evaluación y las competencias del alumnado en este nivel educativo, entre otros muchos aspectos. Una de las modificaciones más relevantes, regulada por el Real Decreto 1393/2007 de 29 de octubre, es la obligatoriedad de realizar un trabajo de fin de título como culminación del proceso formativo del estudiante; un proyecto orientado a la evaluación de competencias específicas y transversales de cada titulación que se realiza bajo la supervisión de un profesor-tutor. Si bien su tutorización se realiza de manera unidireccional (profesor-alumno), su enfoque tradicionalista debería combinarse con otras modalidades de dirección más dinámicas que fomenten el intercambio de ideas entre el alumnado y la retroalimentación vertical (docente-alumno) como horizontal (entre iguales). De esta manera, el estudiantado se implicará más en su proceso de aprendizaje (y el de sus compañeros), lo cual impactará en el nivel de motivación e interés con el que se enfrentará a estas materias. Este trabajo pretende, pues, reflexionar sobre la tutoría piramidal (Serrano et al., 2017), una modalidad de tutorización aplicable a las asignaturas de Trabajo de Fin de Grado (TFG) y Trabajo de Fin de Máster (TFM) que fomenta el desarrollo de unas competencias concretas, difíciles de alcanzar con otro tipo de acompañamiento docente (trabajo en equipo, capacidad de liderazgo, autonomía, etc.). Explorar nuevas propuestas metodológicas en el marco de la tutorización del alumnado universitario ayudará al profesorado a mejorar la calidad de su docencia, y al estudiante a encontrar sentido a estas materias impuestas por decreto.
Article
Full-text available
Este artículo, de carácter exploratorio y descriptivo, realiza un diagnóstico general sobre el estado de la docencia y la investigación en periodismo deportivo dentro de los másteres de la especialidad que ofertan las universidades españolas. Tomando esta radiografía como punto de partida, evalúa en qué medida la producción de los Trabajos Fin de Máster responde a objetivos de investigación o a fines profesionales en función del plan de estudios y perfil de profesorado de esas titulaciones. Para ello se ha procedido a una exhaustiva recogida de datos de los ocho centros universitarios que han impartido másteres de la especialidad en los dos últimos cursos académicos, entre 2017 y 2019. Así se han analizado el volumen, las temáticas y las tipologías de TFM desarrollados. La recogida de datos se ha complementado con cuestionarios y consultas a directores y coordinadores de los másteres objeto de estudio. Los resultados confirman que los TFM en los másteres de periodismo deportivo, al ser todos excepto uno títulos propios y al contar en un alto porcentaje con profesores procedentes del ámbito profesional con menor formación investigadora, apenas inciden en teorías y metodologías ni en temáticas que abran nuevas vías hacia la producción científica en este campo de especialización
Article
Full-text available
El objetivo de este trabajo es ofrecer orientaciones y modos prácticos de abordar la tarea de tutorizar la elaboración del Trabajo de Fin de Grado, culmen del proceso formativo de cualquier estudiante. Las reflexiones que se recogen en este texto son fruto de las opiniones de los estudiantes tutorizados, así como de la dirección a lo largo de los últimos años de más de medio centenar de TFG, y, aunque resultan útiles en general para cualquier tipo de Trabajo de Fin de Grado, tienen especial utilidad para los del área jurídica. Las buenas prácticas que aquí se desarrollan pretenden colmar buena parte de los problemas manifestados por los estudiantes y se agrupan en torno a tres bloques diferenciados: las relativas a la reunión inicial entre el tutor y el estudiante, las que conciernen a la operativa de la labor tutelar durante la confección del TFG y las atinentes a la fase que tiene lugar tras su conclusión.
Article
Full-text available
La Declaración de Bolonia (1999) y la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (2010) en el marco de la universidad española han supuesto una serie de cambios significativos que, quienes nos dedicamos a la Educación Superior, hemos analizar y valorar con el objetivo de comprometernos a mejorar. En este contexto, la inserción de los Trabajos Fin de Grado en el sistema universitario español ha sido una de las novedades más sobresalientes en este nuevo marco educativo. Así, la mayoría de los centros de Educación Superior tuvieron que hacer un esfuerzo ingente por diseñar, adecuar y darle sentido a una asignatura completamente nueva y que irrumpía con fuerza en el panorama universitario. El Trabajo Fin de Grado se constituye como un espacio y un tiempo propicio para que el alumnado, al final de su proceso de formación, vuelque y demuestre su capacitación como profesional. Tras las experiencias previas desarrolladas, el diseño y desarrollo del Trabajo Fin de Grado está siendo una tarea que demanda una gran coordinación por parte de los equipos docentes. Por ello, hemos querido hacer nuestra esta preocupación, poniendo en marcha una actividad de innovación docente encaminada a que el alumnado trabaje en grupo para perfeccionar el diseño de sus trabajos finales en las diferentes titulaciones que se imparten en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Córdoba, incorporando la tutoría piramidal en el proceso de seguimiento del proyecto. Esta innovadora propuesta de trabajo colaborativo ha supuesto la planificación, diseño y corrección de más de 30 Trabajos Fin de Grado que, en su fase final de evaluación, han obtenido unos resultados excelentes en el conjunto de las defensas llevadas a cabo en las convocatorias de julio y septiembre de dicha Facultad.
Article
Full-text available
p>El artículo ofrece una reflexión sobre la evaluación de los Trabajos Fin de Grado (TFG) y en particular sobre la evaluación de las competencias transversales en los mismos. En primer lugar se recogen los resultados de un estudio efectuado sobre el tipo y el número de competencias transversales establecidas como evaluables dentro de la materia TFG para 64 Grados de la Universitat Autònoma de Barcelona. Su análisis, agrupando los Grados según la rama de conocimiento a la que se adscribe cada uno, muestra la existencia de diferencias en la selección de las competencias transversales en función de dicha rama. En segundo lugar, se presenta un modelo de evaluación para los TFG, con el que se aborda el diseño de indicadores para algunas competencias transversales, así como medios e instrumentos para evaluarlos. Los resultados obtenidos sugieren que la rama de conocimiento es un factor a tener en cuenta en el diseño de la evaluación por competencias, aún en el caso de considerar únicamente las competencias transversales, que por definición son comunes a todas las disciplinas. El trabajo ha sido desarrollado en el seno del grupo interdisciplinario de innovación docente GI-IDES:TFG de la Universitat Autònoma de Barcelona.</p
Article
Full-text available
p>Realizar el Trabajo Final de Grado (TFG) es, con los nuevos planes de estudio, obligatorio para el colectivo estudiantil de grado (independientemente de la universidad y disciplina en la que se formen). El papel fundamental que tiene el TFG es facilitar un contexto de trabajo y evaluación el que queden integradas las competencias tanto específicas como transversales trabajadas y desarrolladas a lo largo la formación. Aunque cada universidad decide la carga de créditos de esta asignatura, es, por lo general, un proyecto de envergadura considerable. Este artículo presenta el estudio realizado en tres universidades españolas, concretamente en estudios de ingeniería y que contaba con un total de 21 TFGs. El número de prácticas experimentadas fue de 9 y estaban relacionadas con aspectos tanto del seguimiento del trabajo como de su evaluación, contemplando el qué, cómo, quién y cuándo y, por tanto, dando respuesta a las competencias, metodología, agentes y momentos. Los resultados apuntan a una serie de prácticas que han demostrado ser especialmente útiles como por ejemplo la combinación de una evaluación formativa y sumativa, la combinación de agentes evaluadores -tutor y tribunal-, el uso de rúbricas como instrumento de seguimiento y evaluación, el establecimiento de un seguimiento pautado del trabajo del estudiante, etc. Por último, y como elemento considerado en el estudio desarrollado y por tanto, en el presente trabajo, se analiza el potencial de transferencia de estas prácticas a otros estudios y contextos. </p
Article
Full-text available
Los cambios introducidos por la creación del Espacio Europeo de Educación Superior y las exigentes demandas de la globalización y de la sociedad del conocimiento hacen que la orientación se deba erigir como un pilar fundamental. El propósito del presente estudio se centra en conocer el grado de utilización y satisfacción de la tutoría universitaria, concretamente durante el proceso de elaboración del Trabajo de Fin de Grado (TFG) y Trabajo de Fin de Máster (TFM) por parte de una muestra de egresados de los grados y másteres que se imparten en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidade da Coruña. Se realiza, para ello, un estudio de carácter descriptivo, mediante la técnica de encuestación, aplicando un instrumento elaborado ad hoc sobre el mencionado proceso. Los resultados nos han permitido conocer y describir los perfiles del estudiantado durante su periodo formativo, comprobar que la percepción que tienen sobre la utilidad de la tutoría es óptima y finalmente determinar que su nivel de satisfacción con dicha tutoría es elevado. El análisis realizado sobre el estado de la cuestión junto con los resultados obtenidos ponen de manifiesto la necesidad de seguir avanzando en esta temática, ya que quedan aspectos ligados a los retos de la labor docente como la definición del perfil idóneo del profesorado tutor para afrontar esta tarea.
Article
Full-text available
p>La Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la USC está entre las pioneras en la implantación del Trabajo Fin de Grado en la universidad española. En este artículo analizamos la valoración de los agentes implicados (alumnado y profesorado tutor). El trabajo se estructura en cinco ejes clave del proceso de enseñanza-aprendizaje: los elementos de apoyo (tutor, información y actividades formativas), el procedimiento de asignación de temas y tutores, las competencias desarrolladas, la dedicación requerida y el procedimiento de evaluación. Utilizamos datos procedentes de una encuesta realizada a 115 alumnos/as y 56 tutores/as, durante los cursos 2011-2012 y 2012-2013, en los Grados de Economía y ADE. Los resultados indican que el TFG se percibe como una materia con una metodología adecuada para lograr las competencias planteadas y en la que el 82,6% de los estudiantes no considera necesarias actividades formativas complementarias. Los criterios de evaluación utilizados son adecuados según la opinión aportada por el 78,6% del profesorado y el 44,3% del alumnado (el 55,7% restante introduciría variaciones muy poco significativas). Las valoraciones sobre el sistema de asignación de temas y tutores son menos robustas, presentando una fuerte dispersión. El tutor tiene un papel protagonista como transmisor de información. Es él quien demanda información por otras vías, que para el alumnado pueden considerarse subsidiarias. En conclusión, los resultados permiten describir al TFG como una materia con una metodología adecuada para adquirir las competencias planteadas, pero que exige un esfuerzo elevado -y escasamente reconocido- a todos los agentes que participan en ella.</p
Article
Full-text available
La entrada en vigor del Espacio Europeo de Educación Superior obliga a la elaboración y defensa de un Trabajo de Fin de Grado (TFG), lo cual supone una gran novedad en los planes de estudios de las enseñanzas que ofrecen las Facultades de Economía y Empresa. En este trabajo analizamos una propuesta que consiste en adecuar las competencias, metodología y evaluación del TFG. Además supone crear una línea de coordinación entre los docentes de varias áreas de conocimiento. Así, la propuesta contiene un tema integrador de las competencias adquiridas durante el periodo de realización del Grado. En segundo lugar, un calendario de tutorías. Y finalmente, las rúbricas para evaluar las competencias desarrolladas durante el trabajo y las correspondientes a los instrumentos de evaluación del TFG (memoria escrita y defensa oral).
Article
Full-text available
En el actual escenario del ámbito universitario las herramientas de la tecnología y la comunicación (TIC) están siendo empleadas para favorecer nuevos enfoques metodológicos con un matiz claramente colaborativo proporcionando una importante proyección en los procesos de innovación educativa. Este trabajo describe una experiencia desarrollada en el ámbito universitario, cuyo objetivo es crear un modelo conceptual que refleje la influencia del trabajo colaborativo generado a través de las tutorías grupales y el uso de las TICs en el rendimiento académico en la elaboración del Trabajo Fin de Grado (TFG). Participaron estudiantes de los Grados en Administración y Dirección de Empresas y Marketing de la Universidad de Murcia durante tres cursos académicos. El 100% de los estudiantes que siguieron esta metodología superaron con éxito la evaluación del TFG. El 40% obtuvo una nota superior a 9, el 23,3% entre 8 y 9 y un 20% superó la evaluación con matrícula de honor. Se concluye que esta forma de desarrollar el proyecto basada en las tutorías grupales, el trabajo colaborativo y el uso de TIC favorece la elaboración del TFG, obteniendo unos resultados excelentes, produciéndose menos diferencias en las notas obtenidas y no hallándose ninguna influencia del sexo en dichos resultados.
Article
Full-text available
p>Este artículo profundiza en la singularidad de los Trabajos Fin de Grado (TFG) como espacio formativo para desarrollar competencias de tipo transversal en la educación universitaria. A partir de tres casos (dos proyectos fin de carrera de enseñanzas técnicas y un trabajo fin de grado en educación primaria) se evalúa la transversalidad y el grado de consecución de cada uno de los objetivos inicialmente programados. De los resultados aquí expuestos, se puede deducir que los TFG plantean un sustrato interesante para trascender la enseñanza meramente académica y acometer metas más complejas como puede ser la educación integral y ciudadana de los estudiantes universitarios. Una formación, necesaria y demandada tanto por los empleadores como por la propia sociedad. </p
Article
The undergraduate dissertation is characterized by a conflict between autonomy and support, in which the role of the supervisor is outlined; however, this role is not consistently defined either in the literature or in practice. As a result, a mismatch may arise between the dedication of the supervisor and the dedication expected from the student, which may affect both their satisfaction with the supervisor and the competences developed during the process. A structural equation model was used to test these relationships, concluding that the students who reported having acquired skills from the interaction with their respective supervisors are significantly more satisfied with them, and that the roles attributed to the supervisor by the student influence the skills developed. These findings suggest that it may be important to clarify the role of the supervisor in advance, according to the skills that are intended to be developed.