ArticlePDF Available

Abstract and Figures

El presente artículo es la construcción teórica entre estudiantes del curso de economía ambiental e integrantes del semillero de investigación “Bioeconomía y Cambio Climático” de la Universidad de San Buenaventura, sede Bogotá, que tiene como objetivo general analizar desde una metodología cualitativa y un método de revisión documental la bioeconomía o economía ecológica. La principal conclusión es que existen tanto divergencias como convergencias en esta teoría o, como dicen algunos autores, enfoques para poder solventar las problemáticas del siglo xxi frente a la contaminación, la extinción de especies, la sobrepoblación humana, etc.
Content may be subject to copyright.
Revista Estudiantil de Investigación
e-issn 2619-452X
xpresiones
E
8
Vol. 4
número
jul-dic, 2017
rector
Fray Carlos Alberto Villabona Vargas, 
vicerrector de investigaciones
Julio César León Luquez
director de investigaciones
Mauricio Rincón Moreno
coordinador de investigaciones
David Alejandro Guerrero
coordinadora de publicaciones
Ruth Elena Cuasialpud Canchala
proceso editorial
Daniela Echeverry Ortiz, Corrección de estilo
Pedro Gutiérrez J., Diseño editorial y diagramación
editores
Mariana Valderrama Leongómez
Edgar Mauricio Moreno
Vicerrectoría de Investigaciones,
Universitaria Agustiniana
e- 2619-452X
vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017
Revista Estudiantil de Investigación
xpresiones
E
autores
[En este número]
Dustin Tahisin Gómez Rodríguez, Julián David Pava Quinguirejo, Brayan Julián Remicio Aroca, Natalia Cañas Gue-
vara, Angie Sotelo Quiroga, Leidy Laura Morales, Diana Sofía Soto, Julián Felipe Reyes, Oscar Agustín Llanos
Vargas, Natalye Velasco Castañeda, Mariana Arciniegas Cruz, Adriana Katheryn Prieto Berroterán, Matt García
Feo, Ignacio Taboso, Néstor Andrés Jamaica Paipa, Leidy Cristina Muñoz Bonilla, Vanesa Segura Martínez, Mó-
nica Adriana Campos Pinzón, Nayibe Cuartas Márquez, Daniel Eugenio Cepeda Robles, Ángela Yurani Burgos,
Yussely Matta Perez, Eddy Santiago Parada, Nicolás Mora
correspondencia y contacto
Expresiones, Revista Estudiantil de Investigación
Vicerrectoría de Investigaciones
Universitaria Agustiniana
Avenida Ciudad de Cali # 11B-95
Bogotá, Colombia
Tel. (57) 1 419 32 00 ext. 1070
coor.publicaciones@uniagustiniana.edu.co
Todas las opiniones emitidas en esta revista son responsabilidad exclusiva de los autores
y no comprometen a la Universitaria Agustiniana.
La revista Expresiones se adhiere a la iniciativa de acceso abierto y permite libremente la consulta, descarga, reproducción
o enlace para uso de sus contenidos, bajo las condiciones de la licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-
SinObraDerivada 4.0 Internacional. http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/
Directores de programas académicos
Facultad de artes, comunicación y cultura
Heidy Piza
Arquitectura
Wilson Mottato Ramírez
Tecnología en Gastronomía
Gloria Elsa Duque
Hotelería y Turismo
Fabián Guillermo Oliveros Murillo
Cine y Televisión y Comunicación Social
Facultad de humanidades,
ciencias sociales y educación
Marco Antonio Ramírez
Licenciatura en Teología
Alejandro Farieta Barrera
Licenciatura en Filosofía
Facultad de ingenierías
Nidia Stella García Roa
Ingeniería en Telecomunicaciones
y Tecnología en Desarrollo de Software
Yenny Martínez Ramos
Ingeniería Industrial e Ingeniería Mecatrónica
Facultad de ciencias económicas
y administrativas
Nancy Yaneth Gordillo Ramírez
Negocios Internacionales
Omar Augusto Puerto Abella
Contaduría Pública
Clara Ángela Castaño
Administración de Empresas
Martha Obregón Argüello
Mercadeo
7 Presentación
9 Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura
especializada con estudiantes universitarios
Dustin Tahisin Gómez Rodríguez, Julián David Pava Quinguirejo,
Brayan Julián Remicio Aroca, Natalia Cañas Guevara, Angie Sotelo Quiroga,
Leidy Laura Morales, Diana Sofía Soto, Julián Felipe Reyes,
Oscar Agustín Llanos Vargas y Natalye Velasco Castañeda
31 La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
Mariana Arciniegas Cruz, Adriana Katheryn Prieto Berroterán, Matt García Feo
43 El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional
con las marcas
Ignacio Taboso
53 Plan estratégico de comunicación online para distribuciones de la Empresa X
Néstor Andrés Jamaica Paipa, Leidy Cristina Muñoz Bonilla,
Vanesa Segura Martínez, Mónica Adriana Campos Pinzón
63 Energía renovable: una solución para Colombia
Daniel Eugenio Cepeda Robles
67 ¿Qué ventajas y desventajas tiene la globalización en el desarrollo de un país?
Ángela Yurani Burgos
71 Exportaciones de Colombia
Yussely Matta Perez
77 El aborto: tema de muerte o muerte
Eddy Santiago Parada
83 El uso y el aumento de los productos transgénicos
Nicolás Mora
87 Normas para la presentación de textos
Contenido
Expresiones se reinventa. El lector, a partir
de esta entrega, encontrará una revista, ya
no un boletín, orientada a la formación de
futuros académicos e investigadores. De
ahora en más, Expresiones toma distancia
de la difusión de artículos de divulgación
y se enfoca en la publicación de la produc-
ción investigativa, tanto de los estudian-
tes de la Universitaria Agustiniana como
de estudiantes externos pertenecientes a
otras instituciones de educación superior.
Pretendemos recoger aquí los mejores traba-
jos que emerjan al interior de los diferentes
espacios investigativos, como los semilleros,
en aras de ofrecer un insumo para el trabajo
en las distintas disciplinas e instituciones.
Del mismo modo, pretendemos consolidar
a la Revista Expresiones como un lugar que
reconoce y valora la producción estudiantil
y le da lugar a su difusión, apostándole a la
consolidación de la escritura de artículos de
investigación como el horizonte de futuro
del quehacer académico.
Así, buscamos también movilizarnos
de la publicación digital a la versión im-
presa, en procura de hacer más visible la
producción estudiantil, fortalecer la circu-
lación efectiva del conocimiento que se pro-
duce al interior de las aulas, y darle un lugar
relevante a la voz del estudiante, que sue-
le a veces quedarse al interior de los salo-
nes. Con la revista Expresiones queremos,
nalmente, expresar el voto de conanza
que tenemos en los jóvenes investigadores,
ofreciéndoles un lugar donde iniciar sus ca-
rreras como investigadores y dar a conocer
sus valiosos aportes al universo del conoci-
miento y la academia.
Mariana Valderrama Leongómez
Editora
Expresiones, Revista Estudiantil de
Investigación
Presentación
Resumen
El presente artículo es la construcción teórica entre estudian-
tes del curso de economía ambiental e integrantes del semi-
llero de investigación “Bioeconomía y Cambio Climático” de
la Universidad de San Buenaventura, sede Bogotá, que tiene
como objetivo general analizar desde una metodología cua-
litativa y un método de revisión documental la bioeconomía
o economía ecológica. La principal conclusión es que exis-
ten tanto divergencias como convergencias en esta teoría o,
como dicen algunos autores, enfoques para poder solventar
las problemáticas del siglo  frente a la contaminación, la
extinción de especies, la sobrepoblación humana, etc.
Palabras clave: bioeconomía, cambio climático, economía
ecológica, escritura, lectura.
Divergencias y convergencias de la
bioeconomía: revisión de literatura
especializada con estudiantes universitarios
Dustin Tahisin Gómez Rodríguez*, Julián David Pava Quinguirejo,
Brayan Julián Remicio Aroca, Natalia Cañas Guevara, Angie Sotelo Quiroga,
Leidy Laura Morales, Diana Sofía Soto, Julián Felipe Reyes,
Oscar Agustín Llanos Vargas y Natalye Velasco Castañeda
Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas
Universidad de San Buenaventura
¿Cómo citar en apa?
Gómez Rodríguez, D. T., Pava Quinguirejo, J. D., Remicio Aroca, J. R., Cañas Guevara, N., Sotelo Quiroga, A., Morales, L. L., et
al. (2017). Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios.
Expresiones, Revista Estudiantil de Investigación, 4(8), 9-30.
*Autor principal: dgomez@usbbog.edu.co
10 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Introducción
El presente artículo es el diálogo fraterno
que resulta de la construcción del conoci-
miento entre varios actores educativos. En
efecto, es el trabajo de equipo de los estu-
diantes del curso de Economía Ambiental
del Programa de Economía de la Facultad
de Ciencias Económicas y Administrativas
de la Universidad de San Buenaventura,
sede Bogotá (). Así mismo, cuenta
con la participación activa de algunos de
los integrantes del semillero de investiga-
ción Bioeconomía y Cambio Climático
del mismo programa. Precisamente el artí-
culo se deriva de los proyectos de investi-
gación de dos universidades: la Fundación
Universitaria de la Cámara de Comercio
de Bogotá (Uniempresarial) y la .
De la segunda se toma como derrotero
argumentativo tanto el proyecto sobre la
utilización del suelo del departamento del
Magdalena, realizado en conjunto con el
Instituto Geográco Agustín Codazzi (-
, 2015, p. 163), como el del semillero
antes mencionado “Utilización del suelo
del municipio de Aracataca Magdalena
desde la perspectiva de la economía ecoló-
gica”, ambos en primera etapa. En el mis-
mo sentido, se cuenta con el proyecto de
la Uniempresarial: “Revisión documental.
Mejoramiento de las competencias en lec-
tura y escritura en universitarios”, que se
encuentra en segunda etapa.
Por lo tanto, este artículo puede enten-
derse como el resultado de la comunicación
fraterna entre disciplinas para poder generar
un mayor impacto, en virtud de que repre-
senta transferencia de conocimiento, dado
que se suscriben en un curso tres proyec-
tos y un semillero; en realidad, es una co-
laboración interinstitucional que concibe
que es imperativo superar las disciplinas
(Maldonado, 2014). Por ello, busca que va-
rios autores, con diferentes etapas de for-
mación, no solo visualicen la investigación
como una concurrencia que promueva y for-
talezca la innovación y la creatividad de las
personas (De Soussa Santos, 2011), sino que
además ayuden a fortalecer las competen-
cias de los futuros investigadores que reali-
zan sus procesos (, 2010a, p. 47). Por
consiguiente, se hace imperativo entender
cómo analizar la importancia de los códigos
lingüísticos verbales y no verbales (Carlino,
2005), para poder sintonizarse con una so-
ciedad en la que cada vez más prima el cono-
cimiento, es decir, el capitalismo cognitivo
(Maldonado, 2007). Por lo tanto, es necesa-
rio estar tanto estructurando como desequi-
librando su cognición desde los postulados
de la psicología educativa de Vigotsky (1986,
1978). Sin embargo, no se debe olvidar la ne-
cesidad del mercado laboral, en virtud del
intercambio incesante de capital intangible
y tangible, en un mundo que tiende a ser
globalizado y que se sintoniza con un capi-
tal humano más competitivo, más adaptado
a la coyuntura económica, tanto en la polí-
tica nacional como internacional (Gómez,
Rincón y Niño, 2017; Gómez y Rincón,
2016; Gómez, 2014a, 2014b, 2015a, 2015b;
Gómez y Rincón, 2015; Gómez y Barbosa,
2014; “Informe de mercado laboral”, 2012).
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 11
Ahora bien, en el presente año se con-
tinuaron los procesos del semillero al avalar
los proyectos por las universidades, refor-
zando la tarea de conversar entre estos y bus-
car comunicación con los estudiantes y con
todo aquel que quisiera y pudiera colabo-
rar en esta idea. En consecuencia, se buscó
con este proceso fortalecer la relación do-
cente-estudiante en virtud de la pedagogía
franciscana (, 2010b), acotando que
las relaciones de poder en el conocimiento,
desde los postulados de Bourdieu (1984),
son consumadas desde los diferentes acto-
res educativos, en este caso con los estudian-
tes del curso de economía ambiental y los
integrantes del semillero de Bioeconomía y
Cambio Climático.
Precisamente, la metodología que se
utilizó es de corte cualitativo a través del mé-
todo de la revisión documental, por medio
de concatenar las divergencias y las conver-
gencias de las fuentes, para así poder gene-
rar hilos conductores que reejen la revisión
sistemática de la literatura escogida (Gómez,
Carranza y Ramos, 2017). Así, el presente
documento entiende la lectura y la escritu-
ra desde los postulados de González y Vega
(2010, 2013), Larrosa (2003), y Coromoto
y Gutiérrez (2012), entre otros. De igual
modo, se toman como derroteros de la econo-
mía ecológica o bioeconomía a Georgescu-
Roegen (1975, 1994, 1996), Gómez (2016,
2017) y Passet (1996) entre otros. También
se contó con la colaboración del docto-
rante Camilo Andrés Ramos Pineda de la
Uniminuto y la licenciada en Preescolar
y especialista en Didáctica con Énfasis
en Competencias en Lectura y Escritura
de la Universidad de San Buenaventura,
sede Bogotá, Yeimmy Carranza Abella del
Colegio Cafam Floresta.
Para terminar, el artículo se divide en
la introducción ya expuesta, siguiendo con
la revisión documental realizada por los ac-
tores educativos (estudiantes del curso de
economía ambiental y algunos integrantes
del semillero de investigación), en la que el
primer apartado son las convergencias de la
bioeconomía o economía ecológica, prosi-
guiendo con las divergencias, para terminar
con unas breves conclusiones del ejercicio.
Procedimiento
Teniendo como derrotero el plan de estudio
de economía ambiental y los proyectos, tan-
to del semillero como el realizado en con-
junto con el Instituto Geográco Agustín
Codazzi (), ambos desde economía
ecológica o bioeconomía, se utilizó el es-
pacio del tercer corte del curso y el tiempo
que lleva el semillero en fortalecer los con-
ceptos y categorías, es decir, entender pri-
mero la teoría, en virtud que se conciben,
primero, los marcos epistemológicos que
conlleva toda investigación (Capra, 1992;
Maturana, 2002). Decididamente los estu-
diantes del curso trabajaron por medio de
la indagación de fuentes dedignas avaladas
por Colciencias, como Dialnet y Redalyc,
e indagando información que les llamará
la atención sobre el curso, desarrollando la
revisión documental para entregar los in-
formes nales (Gómez, Carranza y Ramos,
2017).
12 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
En el mismo sentido, en cada sesión se
realizaban pequeñas charlas sobre los infor-
mes que se debían remitir al correo insti-
tucional del profesor, para así poder revisar
los adelantos y las líneas argumentativas de
estos. En consecuencia, se inicia con unos
breves diagnósticos de las competencias
blandas y gruesas de los estudiantes, a tra-
vés de preguntas dialécticas y mayéuticas
que contribuyan a tener una idea de cómo se
encontraban los educandos. Luego de ello,
se explica con ejemplos y teoría las normas
; después con lecturas especícas, de las
cuales deben sustentar una tesis en un pá-
rrafo para luego presentar un documento en
el que concatenen las fuentes escogidas con
la tesis (Gómez y Carranza, 2014; Gómez,
2013; Freire, 1997). Eventualmente se reali-
za una nueva revisión y se da el visto bueno
para que el educando lo suba a su perl de
investigación en reserchgate.net antes crea-
do y genere su propio working paper, el cual
es hilado como un trabajo colaborativo, lo
cual refuerza sus competencias tanto en lec-
tura y escritura como en la utilización de
fuentes dedignas y la identicación de las
normas APA, sin olvidar el desarrollo de ar-
gumentos a partir de las fuentes escogidas
(Ibagón, Gómez y Santamaría, 2016).
Ahora bien, es necesario aclarar que
los semilleristas iniciaron con más tiempo
por sus acercamientos desde el 2016 con los
conceptos y categorías tanto de bioecono-
mía desde el enfoque de la economía ecoló-
gica como de la perspectiva desde la nueva
economía. Por otro lado, a diferencia del
curso que se desarrolló desde la economía
ambiental, el semillero tiene mayor núme-
ro de espacios y estudiantes que eligieron
estar en él. Por consiguiente, han realiza-
do acercamientos en los que conuyen tan-
to las charlas y los debates propiciados en el
semillero como las lecturas escogidas por el
asesor, en las que sintetizan tanto el curso y
la utilización de fuentes avaladas por el rec-
tor de la investigación, Colciencias, como las
divergencias y convergencias de los autores,
en este caso la bioeconomía o la economía
ecológica (Sampieri, Fernández y Baptista,
2006).
Revisión de literatura
especializada
Convergencias de la bioeconomía
o economía ecológica
En un planeta de recursos nitos, donde la
fuente de la riqueza, es decir la naturaleza,
no tiene segunda oportunidad, y en don-
de el concepto de economía pierde su idea
y concepción, se daría a entender que son
pocas las alternativas, que ha llegado el mo-
mento de cambiar, modicar o alterar los
modelos presentes de producción basados
en la competitividad y la productividad,
para dar paso a un desarrollo eciente en
función de la naturaleza; así pues, se pasaría
de un modelo basado en dichos factores a
uno en el que se tomen en cuenta discipli-
nas y situaciones de las ciencias naturales y
humanas.
Por estos motivos se podría llegar a to-
mar el biodesarrollo como una alternativa
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 13
necesaria a los modelos del presente, ya que
ajustando y realizando cambios se podrá lo-
grar un desarrollo sostenible que permitirá
la eciencia y máximo aprovechamiento de
los recursos, sin que haya un gran impac-
to en el planeta en materia ecológica. De
esta manera, se conseguiría un sistema coo-
perativo en función de la vida y no de la
economía de mercado y de grandes indus-
trias, en el que el concepto de economía se
expande a la “interdisciplinariedad de ma-
nera irreversible y se encuentra con ciencias
y disciplinas como las ciencias de la tierra,
la ecología, la biología y las ciencias de la
vida” (Maldonado, 2012b, p. 17), creando
conciencia social y natural que fomentará el
cuidado por la naturaleza y el ser.
En efecto, el objetivo de la bioecono-
mía, según Maldonado (2012b), es alcanzar
una economía sostenible a partir de sistemas
alternativos de consumo, intercambio y pro-
ducción, al llegar a una utilización de recur-
sos responsable, dejando de lado costumbres
que pueden llegar a ser innecesarias, pues en
el presente se trabaja a partir de un modelo
neoliberal que ha impulsado a una econo-
mía consumista, en la que se busca la satis-
facción de las generaciones del presente sin
importar el daño que se puede generar a lar-
go plazo.
Precisamente, la bioeconomía busca
solucionar problemas económicos y sociales
actuales, ya que en los últimos tiempos nace
la necesidad de realizar
[…] una crítica y ruptura ideológica, polí-
tica y epistémica de la Economía Ecológi-
ca con la racionalidad económica, pues es
desde esta donde se fundamenta el proyec-
to de civilización occidental y la noción
ortodoxa de sustentabilidad, así como la
contradicción estructural entre sociedad y
naturaleza. (Fuente, 2008, p. 77)
La economía contemporánea no pro-
pone o da alternativas ecientes para com-
batir los problemas actuales que han surgido
por culpa del sistema, como lo son la incer-
tidumbre, la inequidad, entre otros. La eco-
nomía ecológica entrará al debate de cómo
solucionar dichos inconvenientes que afec-
tan a gran parte de la población para no
heredar estas problemáticas a generaciones
futuras (Gómez, Rincón y Ibagón, 2015;
Losada y Trujillo, 2017).
En el mismo sentido, Castiblanco
(2007, p. 11) pregona que la economía con-
temporánea se basa en el tiempo, la cual
se encuentra fundada en la circulación de
capital y en las tasas de intereses; por este
motivo, tanto el mercado como las presio-
nes políticas y sociales son las encargadas de
controlar la economía, ya que poseen más
importancia que la naturaleza en este mo-
delo. Por otro lado, la economía ecológica o
bioeconomía
[…] es controlada por el ritmo de la natu-
raleza (el tiempo de crecimiento del corral
o de formación de yacimientos de petróleo),
lo cual conere a los procesos un ritmo
inexorable y de carácter irreversible, que se
podría dar en un evento histórico. (Casti-
blanco, 2007, p. 12)
Así, cobra relevancia un desarrollo a lo
largo del tiempo, que llevará a tener efectos
14 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
permanentes en el futuro dependiendo de
cómo se usen dichos elementos.
Por consiguiente, la economía desde la
perspectiva del discurso hegemónico es
Mecanicista, reduccionista y alejada de los
valores morales y del contexto físico y na-
tural […] en consecuencia, el conocimien-
to va adoptando un enfoque atomista y se
centra en aislar los elementos del universo
observado y estudiar sus propiedades, olvi-
dándose del estudio de las relaciones entre
ellos. Se da, en denitiva, una parcialización
del conocimiento. (Teruel, 2003, p. 75)
Por estos y otros motivos, la economía
ecológica podría ser una alternativa para el
desarrollo sostenible en el futuro, ya que de-
bido a la “falta de respuestas de la economía
neoclásica a los crecientes problemas am-
bientales producto de las actividades eco-
nomías que han comenzado a desarrollarse
se crean nuevas visiones” (Correa, 2006, p.
13), las cuales son las necesarias para cam-
biar problemas de índole social y ecológica
que existen hoy en día.
Ahora bien, cada país, tiene una canti-
dad de recursos que se observan como una
oportunidad para producir bienes; el proble-
ma no es extraer los bienes, sino la manera
como se extraen y se cuidan las zonas don-
de estos se encuentran, por eso “la crecien-
te atención sobre la necesidad de proteger la
Naturaleza y sus recursos ha desembocado
en las propuestas de desarrollo sostenible”
(Gudynas, 2002, p. 46). Este está basado en
un decrecimiento económico, en el cual no
se busque la necesidad de producir bienes y
servicios en masa, sino comprender el desa-
rrollo con base en “la equidad, distribución,
ética y procesos culturales, elementos cen-
trales para la sustentabilidad. Es por lo tan-
to una visión sistemática y transdiciplinaria
que transciende el actual paradigma econó-
mico” (Hauwermeiren, 1999, p. 75).
Así pues, seg ún la Comisión Económica
para América Latina y el Caribe (1994, p. 5),
se puede entender que la búsqueda de de-
cisiones de carácter ambiental está directa-
mente ligada a la subsistencia a largo plazo,
por lo tanto, la economía ecológica tendrá
la tarea de unir el crecimiento económico,
la equidad y el ámbito social, todo basado
en un modelo de sustentabilidad ambien-
tal para garantizar la sostenibilidad a largo
plazo.
Por otro lado, desde la perspectiva his-
tórica del nacimiento de la bioeconomía, se
puede mencionar que su pionero, Georgescu
Roegen (1906 -1994), fue u n matemático, es-
tadístico y economista rumano, quien pro-
puso en los años sesenta y setenta una teoría
económica alternativa en la que evidencia
la ausencia de la energía en la teoría econó-
mica convencional. Reciamente, Georgescu
Roegen junto con Kenneth Boulding inter-
pretan el sistema económico como un sub-
sistema concreto dentro de un sistema más
general que es la biosfera, y, por lo tanto, la
percepción teórica de los procesos de pro-
ducción y consumo y sus límites no pueden
estar al margen de las leyes que gobier-
nan el funcionamiento de la propia biosfe-
ra (Carpintero, 2005). Por ello, Georgescu
comienza a hablar del biodesarrollo, que en
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 15
términos generales se basa en el concepto
bios, es decir de la vida en general. Por con-
siguiente, en este no hay diferencias de natu-
raleza sino de grados de organización entre
los seres vivos e inertes. En pocas palabras lo
que se pretende con el biodesarrollo es dejar
de un lado la economía antrópica y relacio-
narla de manera directa a la vida en gene-
ral que existe en el planeta (Gómez, Rojas y
Barbosa, 2016).
Así mismo, Roegen realiza una críti-
ca a la teoría económica neoclásica, ya que
su objetivo es la optimización y maximiza-
ción de recursos; aquí aparecen conceptos
fundamentales como escases, competen-
cia, equilibrio, especialización, y términos
como especie-industria, evolución-progre-
so, mutualismo-intercambio, los cuales para
Hirsheleifer tenían más o menos signi-
cados análogos. Este mismo autor indi-
ca que la nalidad de un organismo es el
crecimiento del número de especies mas no
el equilibrio, y hace un análisis al término
Homo oeconomicus que describe al hombre
como un ser egoísta y consumidor insacia-
ble perfecto, dejando a un lado al ser lúdico,
pasional, solidario, amistoso, egoísta, ven-
gativo, es decir, un ser humano complejo,
tal como lo describía Morín (Gómez, 2016;
Aguilera-Prado, 2011). Por esta razón, las
teorías como estas son las que han perdura-
do en el tiempo, sin darnos cuenta de la ma-
nera en la que se está generando una gran
afectación al medioambiente, viéndolo úni-
camente por su valor de uso, sin negar que
para poder superar la contradicción de capi-
tal-naturaleza y volverse más amigables con
el ambiente se debe modicar las formas de
producción (Carpintero, 2012; Andrade,
1994-1996).
Así mismo, en la economía ecológica
o bioeconomía propuesta por Roegen apa-
recen nuevos término, como los órganos en-
dosomáticos, que para él son algo innato del
ser humano, por ejemplo, sus órganos vita-
les (ojos, corazón, brazos piernas etc.), con-
texto bajo el cual todos somos iguales, y los
órganos exosomáticos, que se entiende como
los elementos del entorno, es decir, que no
forman parte de la herencia genética de la
humanidad pero que la ayudan a vencer las
restricciones biológicas del entorno (autos,
maquinas, martillo etc.). Este último tipo de
órganos conlleva a ciertas dicultades como
la desigualdad y el conicto social, que son
el resultado del mal uso de los recursos na-
turales, lo cual aumenta la producción de
órganos exosomáticos o que un pueblo evo-
lucione axiomáticamente más rápido que
otro; una última dicultad es la adicción
incurable que posee la humanidad hacia la
construcción de instrumentos exosomáticos
más inútiles, lo que genera que no sea solo
un problema económico sino también bio-
lógico, ya que esto tiene como consecuencia
el desgaste de recursos naturales. Es este tipo
de ser antropocentrista del que siempre se
habla en la economía convencional (Gómez,
2016; Hinkelammert y Mora, 2008).
Adicionalmente, otro de los apor-
tes más importantes de Roegen es la inclu-
sión de la segunda ley de la termodinámica,
la ley de la entropía, que dice que siempre
hay parte de la energía que se degrada y se
16 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
pierde para el aprovechamiento humano,
lo cual impide volver al estado original con
igual cantidad de energía (irreversibilidad)
(Goergescu-Roegen, 1996). Roegen se apo-
ya en Alfred J. Lotka para denir términos
como irreversibilidad e irrevocabilidad: por
ejemplo, cuando un árbol pierde sus hojas
al pasar de una estación a otra es un hecho
irreversible, ya que las vuelve a recuperar; sin
embargo, explica que cuando se puede pasar
por un determinado estado solo una vez es
un proceso irrevocable, como una pieza de
carbón en una caldera, cuya baja entropía
hace que se pierda y no pueda ser recupera-
da (Carpintero, 2005). Así, en esa entropía
está implícito el deterioro de la vida y sus
consecuencias llevan a establecer ciertos cri-
terios en torno a la ecología política, como
que la crisis no es únicamente nanciera o
comercial, económica o política, sino que es
de concepción de vida y de forma de vivir
(Passet, 1996).
Evidentemente, el diálogo entre eco-
nomía y complejidad es la bioeconomía que
dará lugar a la “economía ecológica”, una
cara cuya contrafase es la “ecología política”
(Maldonado, 2005). En el mismo sentido, el
profesor Roegen enfatiza que la energía solar
es el principal soporte para la producción de
agricultura e industria, sin embargo, estos
procesos se han industrializado, logrando
un aumento de la entropía y una demanda
signicativa de recursos naturales; lo ante-
rior lo plasmó en una ecuación para poder
tener una visión un poco más clara: (S = r
x t), donde S es el stock de recursos natura-
les, r la tasa media a la que se pueden des-
acumular dichos recursos y t el tiempo de
duración de la especie humana, de lo que se
puede deducir que entre mayor sea el con-
sumo de S menor será el tiempo de los se-
res humanos. Este consumo, según Roegen,
puede aumentarse por dos razones: la pri-
mera debido al aumento de la población, y
la segunda es que la población siga constan-
te pero la demanda de elementos exosomá-
ticos aumente para satisfacer necesidades de
manera exagerada (Murray, 2008).
Por consiguiente, en homologación se
toma como una fuente principal de parti-
da en la revolución del paradigma clásico de
la economía la economía ecológica, que tie-
ne una fuente principal de interdisciplina-
riedad formulada por el precursor de este
apartado cientíco: Georgescu. En efecto,
promueve la economía ecológica como un
factor de complemento con las leyes termo-
dinámicas, tanto en la primera que establece
que la energía es una y no se puede alterar,
se transforma y transciende pero no se eli-
mina, y la segunda ley entrópica de la ter-
modinámica, que supone la degradación, el
deterioro y el n de la energía en un proce-
so de un sistema:
Precisamente por ello se habla de entro-
pía térmica o calórica (todos los cuerpos
tienden a enfriarse), entropía gravitacional
(todos los cuerpos siempre terminan siendo
atraídos por otros de mayor masa), entro-
pía informacional (la información siempre
tiende a desaparecer y olvidarse). (Restrepo,
2006, p. 28)
Estos conceptos de termodinámica,
desde el factor de energía entrópica, hablan
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 17
de una echa del tiempo preconcebido por la
termodinámica clásica que parte de un equi-
librio supuesto de los microsistemas entró-
picos: “Mientras que la termodinámica del
no-equilibrio la echa de la evolución, o de
los fenómenos y procesos alejados del equi-
librio. El nombre que le otorgará Prigogine
a los fenómenos es el de estructuras disipa-
tivas” (Restrepo, 2006, p. 29).
Divergencias de la bioeconomía
o economía ecológica
Se concibe a la economía como una cien-
cia social que integra el análisis matemático
con el análisis social, estableciendo modelos
que buscan interpretar la realidad constitu-
yendo leyes y comportamientos especiales
de los grupos sociales en el detalle de cre-
cimiento y desarrollo económico-social; de
allí parte la importancia del concepto de
economía como un pilar para el desarrollo
humano tanto en su diario vivir como en
su rol como ser vivo en el ecosistema y en
la vida (Schumpeter, 1967; Martínez, 2001).
Partiendo de ello, se han conocido di-
ferentes perspectivas que llevan a interpre-
tar la economía como una ciencia compleja
en el sentido de su impacto en la sociedad,
dado que desde la ortodoxia se implementó
una fragmentación del conocimiento clásico
para integrarla como un todo, desde su divi-
sión general como microeconomía y macro-
economía (Naredo, 2003). De allí se aborda
la importancia que se predispuso en la eco-
nomía clásica para el uso adecuado de los re-
cursos con el n de satisfacer las necesidades
del ser humano, teniendo en cuenta la visión
del presente como uno de los daños más no-
torios en nuestros contextos, pues no se han
generado procesos adecuados de producción
que realmente brinden un retorno de resi-
duos al medio ambiente, sino que, al contra-
rio, los deteriora por completo (Maldonado,
2012a; Durán, 2010).
Por ello, “se plantea que es necesario
re direccionar la gestión de la relación eco-
nomía-medio ambiente” (Restrepo, 2006,
p. 13) dado que “la visión de la economía
ortodoxa tiende a ignorar el carácter limi-
tado de los recursos naturales y la vulnera-
bilidad del ambiente” ante las decisiones de
consumo que se presentan en la contempo-
raneidad, como el detrimento de los recur-
sos, volviéndolos residuos irreversibles ante
la oportunidad del reciclaje, pues “el actual
sistema urbano-agro-industrial pone en mo-
vimiento cada año un tonelaje de materias
primas muy superior a cualquier fuerza geo-
lógica” (Durán, 2010, p. 8).
Se reconoce entonces esta necesidad
o problemática de la economía ortodoxa,
que ha predispuesto dentro de sus modelos
de desarrollo, “el modelo clásico, el mode-
lo neoclásico, las economías de escala y el
modelo de desarrollo humano, igualmen-
te llamado modelo de desarrollo humano
o de sostenibilidad” (Maldonado, 2012a,
p. 3). Todo esto suscita el contexto capita-
lista, además, en el ujo de la economía se
plantean como factores adicionales de pro-
ducción correspondientes a los ciclos eco-
nómicos de los agentes, por ello también se
induce al reconocimiento de la importancia
18 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
del medioambiente en los planes de desa-
rrollo económicos que se fomentan a ni-
vel mundial, con el cuidado en detalle de
la interacción economía-ecología (Instituto
Nacional de Ecología, 1997):
De acuerdo con la teoría neoclásica, el creci-
miento puede continuar indenidamente,
pues el valor de cambio abstracto no tiene
dimensión física. Las anomalías ambien-
tales que se producen, tales como agota-
miento de los recursos o degradación del
ambiente, son meramente denidas como
externalidades, que se ubican fuera del cir-
cuito económico. (Restrepo, 2006, p. 27)
Por otra parte, cuando se utiliza el ujo
económico, se plantean los siguientes agen-
tes económicos dentro del sistema: mercado
de bienes y servicios que son demandados
por las familias, las cuales, a su vez, ofertan
en los mercados de factores de producción
como tierra y trabajo para que las empresas
les brinden lo que demandan, que son estos
servicios iniciales, haciendo del circuito un
ente económico cerrado que no tiene una
entrada y una salida. Sin embargo, hay un
concepto de economía ecológica que se basa
en el detalle de la energía inicial que ingre-
sa y permite que los factores de insumos de
producción necesarios consuman de ésta, lo
que explicará un sistema abierto que real-
mente permitirá un desarrollo mínimamen-
te sostenible. Este se divide en una entrada,
como lo es la energía solar, dentro de la cual
interactúan los mismos detalles anteriores
de un sistema cerrado, solo que de la energía
endosmótica que requiere el humano para
producir los bienes de trabajo se consume
un grado de energía, convirtiéndola así en
una energía degradada, y por el lado de pro-
ducción de bienes y servicios se ingresan
materias primas, es decir, residuos materia-
les, que, junto con el reciclaje, se busca inte-
grar un residuo de consumo integrado en la
energía (Durán, 2010; Naredo, 2012; Alier,
Roca y Sánchez, 1998; Ballestero, 2008).
Esto se toma directamente del conoci-
miento de dos factores que interponen el de-
sarrollo ortodoxo de la economía, siendo,
la bioeconomía un proyecto y al mismo
tiempo una visión situada dentro de la na-
rrativa neoliberal del crecimiento econó-
mico y de la competitividad, habla de una
nueva economía basada en la manipulación,
explotación y apropiación tecnológica de la
materia viviente. (Pavone, 2012, p. 2)
Esta es una perspectiva revolucionaria
de la ciencia económica, teniendo en cuenta
un detalle de interdisciplinariedad dado que
“el método transdisciplinario permite a los
juicios formados dentro de las ciencias —
duras y blandas— apartarse de la concep-
ción neutral de su labor cientíca” (Rosas,
Jiménez y Juárez, 2014, p. 4) y, así, dentro
del concepto de interdisciplinariedad co-
nocer los procesos de concentración de la
producción e idealización de nuevos deta-
lles de desarrollo a través del reconocimien-
to del medioambiente en la economía (De
Carvalho, 2017).
Así pues, las actividades de produc-
ción y consumo han aumentado, ocasio-
nando una “grave crisis ecológico-social”
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 19
(Riechmann, González Reyes, Herrero y
Madorrán, 2012, p. 9) en la que las relaciones
de las sociedades humanas han perturbado
el equilibrio de los demás seres vivos, indi-
cando de manera inmediata una respuesta.
Es ahí donde es primordial la reconstruc-
ción del papel que juegan las ciencias econó-
micas en la sociedad (Montoya y Montoya,
2008), al acotar que unos pocos son dueños
de los medios de producción y del capital
(Stiglitz, 2010). En efecto, la desigualdad es
otro factor que acaba con el medioambien-
te. Aunque Óscar Carpintero lo vea como
algo positivo (Murray, 2008), ya que ase-
gura que cuando exista menos desigualdad
los daños al ambiente serán menores, la des-
igualdad podrá seguir por la necesidad que
tiene la raza humana de crecer al ser la es-
pecie más importante del planeta, es decir,
por el antropocentrismo y antropomorsmo
(Andrade, 2011).
Así, la economía ecológica forma par-
te de un nuevo estudio entre las relaciones
naturales y las relaciones humana; es aquí
donde “emerge como una disciplina orien-
tada al estudio de dicha relaciones e inte-
racciones, por lo que integra elementos de
la economía, la ecología, la termodinámica,
la ética y otras ciencias naturales y sociales”
(Castiblanco, 2007, p. 2), con el propósito
de generar nuevas ideas que evalúen el com-
portamiento a favor de la toma de decisiones
que lleven al uso responsable de los recur-
sos naturales (Montoya y Montoya, 2008,
p. 457). Sin embargo, para que la econo-
mía ecológica logre incorporar estos nue-
vos paradigmas, es importante enfrentar los
retos construidos dentro del círculo vicioso
de la acumulación de capital y de las econo-
mías de mercado orientadas al consumismo
(Rosas et al., 2014, p. 90).
Lo anterior signica la reconstrucción
del hombre cegado por el consumo (com-
pra-venta), y acumulación de riqueza y
poder, que lo ha llevado a la completa ig-
norancia (Ugarte, 2011, p. 221), con el n
de que la economía ecológica pueda esta-
blecer armonía con la naturaleza y las ac-
tividades humanas en pro de construir una
sociedad íntegra. Por esto es necesaria la
trasformación del pensamiento y los ám-
bitos educativos para el desarrollo de nue-
vos conocimientos y poder constituir la
estabilidad humana, pero como una “inte-
gración interdisciplinaria en el uso y apro-
vechamiento de esos recursos. Siendo que el
estudio y tratamiento posmoderno del me-
dio ambiente y de los seres vivos engendra
un espectro de la mayor prioridad” (Caro-
Ramírez, 2016, p. 178).
Es indiscutible que para afrontar “la
problemática anteriormente esbozada no
son sucientes los economistas. Es precisa
la colaboración de los especialistas más di-
versos (ecólogos, médicos, ingenieros, soció-
logos, sicólogos, lósofos y otros), y la más
amplia participación ciudadana” (Ugarte,
2011, p. 227). Para ello, el economista debe
abrirse a nuevas expectativas y así poder
plantear nuevas estrategias que comprendan
la realidad, “no solo el proceso económico,
desde una visión sistémica, transdiscipli-
nar y coevolutiva, en la que la dimensión
física, los valores, las reglas del juego y la
20 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
intuición adquieren un papel predominan-
te” (Velázquez, 2013, p. 8), sino también en
la fundamentación de una sociedad colecti-
va y cooperativa en vez de una sociedad in-
dividualista y competitiva (Rodela, Ecker y
Siebenhüner, 2016).
Desde otra perspectiva, estos cambios
están sujetos a las relaciones humanas con
los diferentes ecosistemas y replanteamien-
to de los mercados, entonces el “subsistema
económico encuadrado en una estructu-
ra institucional y social está sometido a las
leyes de la materia y la energía (la prime-
ra y la segunda ley de la termodinámica)
(Castiblanco, 2007, p. 11)”, es decir que todo
proceso tiene un cambio, especialmente los
procesos económicos (producción y consu-
mo de bienes y servicios), los “cuales gene-
ran residuos y calor, es decir, dichos procesos
generan grandes cantidades de contamina-
ción” (Castiblanco, 2007, p. 11); entonces,
como lo plantea Georgescu- Roegen (Citado
en Castiblanco, 2007)
Hay un comienzo, una historia y UN n
(ley de la entropía); puesto que se nos colo-
ca frente al problema de la irreversibilidad
y aún más grave de la irrevocabilidad: la
destrucción de un ser vivo o inerte ocurre
una única vez. Cuando algo se destruye, se
destruye energía disponible, información y
tiempo. (p. 12)
De este modo, la economía requiere
trabajar con un nuevo fundamento basado
en los propios ritmos de la naturaleza, es de-
cir, se debe abandonar “los principios, clasi-
caciones y conceptos” (García, 2003, p. 72)
que tiene el discurso hegemónico de la eco-
nomía de mercado para poder gestionar los
recursos naturales hacia perspectiva de in-
novación de conocimiento adquirido por las
diferente sociedades, desde el punto de vista
de libertad hacia una humanidad de subsis-
tencia de la vida misma, y así poder mante-
ner los estados dinámicos entre la ecología y
la economía (García, 2003, p. 75).
La economía ha ignorado que los re-
cursos son limitados, lamentablemente solo
se ha ocupado de las relaciones de la espe-
cie humana y ha obliterado el potencial de
cualquier recurso que no tenga una aplica-
ción tecnológica y comercial inmediata, por
lo cual utiliza como unidades de medida y
comparación únicamente las monetarias, y
promueve patrones de producción y consu-
mo depredadores de la naturaleza. Por ello
se requiere un replanteamiento de las rela-
ciones sociales y de la humanidad con la na-
turaleza, en el que se incorporen criterios
ecológicos, biofísicos y sociales por encima
de criterios basados en las preferencias indi-
viduales (Castiblanco, 2007, p. 8).
Así pues, la economía ecológica está en
oposición a ese sistema, ya que este “enfatiza
el hecho de que los mercados no pueden asig-
nar valores a los recursos naturales y arma
que los sistemas productivos campesinos son
energéticamente más ecientes y generan un
menor impacto” (Baños, 2013, p. 2), por lo
que se debe contabilizar el verdadero costo
de utilización de los recursos biológicos, la
degradación del medioambiente y la pérdi-
da de biodiversidad (Mohammadian), es de-
cir, se debe hacer un ajuste de calidad y dar
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 21
impacto en el valor de uso, ya que el buen
aprovechamiento de esos recursos está en
el buen manejo del medioambiente (Caro-
Ramírez, 2016, p. 178).
De otra manera la economía ambiental
tiene la característica de realizar el análisis
del medioambiente en términos económicos
y cuantitativos (Observatorio Económico
Latinoamericano, 2013), es decir, identica
los fallos del mercado como causantes de los
problemas ambientales en este si stema, por lo
que se han desarrollado técnicas que permi-
ten la valoración de los bienes y los servicios
ambientales, que en la actualidad no poseen
precios en el mercado, para que se puedan
comparar con esos bienes y servicios que sí
disponen de un precio en el mercado, con el
n de considerar una planicación y toma
de decisiones a favor del medioambiente
(Gómez, Martínez y Romero, 2009, p. 51);
así mismo, las personas encuentran un valor
a los recursos ecológicos, es decir, dan una
valoración monetaria de los bienes y costos
ambientales (Figueroa, 2005) por lo que la
economía ambiental incentiva el uso racio-
nal de los recursos naturales (Observatorio
Económico Latinoamericano, 2013).
Por este motivo, se debe efectuar un de-
sarrollo sostenible, pero desde el punto de
vista del no crecimiento, ya que algunos au-
tores han desarrollado una reexión sobre el
decrecimiento económico, la cual concluye
que la economía debe decrecer físicamente,
en términos de las toneladas de ujos de ma-
teriales, de la energía y también del uso del
agua; además, deben decrecer los indicado-
res físicos de presión sobre el ambiente, lo
que conlleva a un decrecimiento en el ,
pero este debe ser internacional, con el n
de lograr políticas correctas para que haya
una justicia ambiental (Medellín, Avalos y
Nieto, 2011, p. 9):
Los ecologistas de esta especie encuentran
oportunidades para construir alianzas en
temas como la deuda por emisiones de car-
bono y los pasivos ambientales de origen
industrial, la biopiratería, el comercio eco-
lógico desigual, la contaminación química,
los cambios de uso de la tierra, la pérdida de
biodiversidad, la pobreza y la marginación,
que consideran deben ser incluidos en todas
las agendas de discusión. (Medellín, Avalos
y Nieto, 2011, p. 9)
Por ende, enfrentar los retos planeta-
rios en los estudios de economía ambien-
tal es hablar de la ciencia de la complejidad
de los problemas socioambientales, la cual
está proporcionando una visión sistemática
de la relación sociedad-economía-ambiente
(Observ atorio Económ ico Lat inoamer icano,
2013), ya que el deterioro de los ecosistemas,
la diversidad de los problemas de salud, el
crecimiento de las ciudades y los cambios en
los sistemas productivos demandan nuevas
formas de enfrentamiento cientíco-tecno-
lógico, lo cual requiere una asociación con
la relación que se establece entre un sujeto,
consiente y actuante, y un objeto en inte-
racción con él (Tarride, 1995, pp. 46-47).
Además, se habla de sistemas y comporta-
mientos no lineales, complejidad crecien-
te, autoorganizados y que en su estructura
y evolución ganan cada vez más grados de
22 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
libertad (Maldonado, 2012a, p. 89), por lo
que la economía ambiental se debe tratar
como un problema del sistema, con el cual
debe “traer un nuevo modo de actuar que
no ordene, sino organice, que no manipule,
sino comunique, que no dirija, si no anime”
(Tarride, 1995, p. 62). Entonces se debe po-
ner atención a sus ambientes, componentes y
relaciones, que cada día crecen en cantidad y
complejidad, con el objetivo de otorgar me-
jor calidad de vida (Tarride, 1995, p. 46),
por lo que el manejo de la complejidad aquí
obliga a efectuar descomposición y recom-
posición del sistema (Tarride, 1995, p. 63).
Conclusiones
La economía ecológica es una respuesta a la
economía neoliberal, ya que para la protec-
ción del medioambiente se necesita de dife-
rentes procesos sociales, ecológicos y demás
que satisfagan a las poblaciones a costa de
un decrecimiento económico. Debido a
que la explotación de recursos y el consu-
mismo están alcanzando un crecimiento
apresurado, se debe poner en consideración
el cuidar la naturaleza, es decir, los recursos
nitos que posee la raza humana, cambian-
do esquemas y patrones de la sociedad para
garantizar un futuro en el que, a partir de
un desarrollo sostenible, se pueda alcanzar
una equidad y repartición sostenible de las
riquezas naturales.
En el mismo sentido, deben surgir nue-
vas alternativas que vayan a favor de la eco-
nomía ambiental y ecológica, no del sistema
capitalista, ya que este está confrontando a
la naturaleza, lo que llevará al menoscabo de
la vida para el ser humano. En consecuen-
cia, se deben generar nuevas alternativas que
promuevan la calidad de vida y se imple-
mente una búsqueda de propuestas dirigidas
al biodesarrollo sostenible (Caro-Ramírez,
2016, p. 179).
En efecto, los postulados de Georgescu
Roegen muestran que la gran demanda de
recursos naturales que se presenta ha eviden-
ciado un cambio en el clima, ocasionando
desastres naturales que afectan entornos y
ecosistemas. Debido a esto cada día es co-
mún escuchar temas como la crisis ambien-
tal que se está viviendo, el calentamiento
global, el décit ecológico, la pérdida de
biodiversidad y el aumento del efecto inver-
nadero (que es necesario para que la tierra
conserve su calor pero dentro de un límite,
el cual, por supuesto, se supera hace mucho
tiempo). Un ejemplo tácito es la tempera-
tura de Colombia, exactamente en una ciu-
dad como Bogotá que durante los últimos
cuarenta años se ha elevado en 0,5 grados
Celsius, según el Instituto de Hidrología
Meteorología y Asuntos Ambientales
(Ideam); esto conlleva a que plantas y ani-
males de climas templados estén creciendo
en la parte alta o en páramos de esta ciu-
dad, como las gramíneas, que son plantas
que crecen en lugares entre 300 a 1500 me-
tros sobre el nivel del mar (“Bogotá se está
calentando”, 2015). Con cosas tan sencillas
como el crecimiento de esta planta en un lu-
gar donde no es común encontrarla, o cosas
más extremas como la modicación de los
ecosistemas de algunas especies, lo que las
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 23
pone en riesgo y vía de extinción, nos damos
cuenta de que lo que pretendía Roegen en
ese momento era hacernos tomar concien-
cia de lo importante que es la inclusión de la
energía como variable en la economía con-
vencional y, adicionalmente, que no somos
la especie más importante del planeta; tal
como lo citó en su libro, “Es como si la espe-
cie humana pareciera decidida a llevar una
vida corta pero extravagante” (Carpintero,
2006, citado en Murray, 2008). Por con-
siguiente, la raza humana es una especie
más y, por lo tanto, debe respetar al máxi-
mo todos los elementos y seres del plane-
ta, superando el egoísmo que la caracteriza,
y tratar de minimizar el daño que se está
ocasionando.
De igual modo, una parte importan-
te de consolidar una economía ecológica es
partir de una sostenibilidad, es decir, el res-
peto mutuo entre ambas ramas, de manera
que se constituya un crecimiento continuo
(Naredo, 2012). No obstante, la economía
ecológica debe valorar los diferentes me-
canismos, considerando el uso responsable
de los recursos naturales y la recuperación
y reutilización de estos, porque, cabe acla-
rar, son fuente indispensable para el vivir del
hombre, pero eso no da derecho a erradicar-
los por completo.
Cuando el ser humano interviene los
recursos naturales, se generan alteraciones
que forman parte natural de las relaciones
especícas del ser humano con su ecosiste-
ma, pero la magnitud de estas interacciones
no solo afectan al ser humano, sino también
las características bióticas y abióticas del
ecosistema, y por ende a todos los indivi-
duos que habitan en él. Es en esta situación
que se evidencian problemáticas tan verídi-
cas como la polución, la contaminación del
agua y el calentamiento global, con todo lo
que implica. En consecuencia, cuando se
evalúa el sujeto de estudio de la economía
desde la perspectiva de otras áreas del cono-
cimiento, como la biología, se observa que es
un proceso inviable; ya desde la contabilidad
se observa que la humanidad está generan-
do efectos negativos, por lo que es impera-
tivo comprender el objeto de estudio de la
economía de una manera diferente y tocar
las puertas de otras ciencias para abordar de
manera integral las problemáticas que ago-
bian a la humanidad, y si no se logra eso, la
economía podría fracasar como ciencia.
El cambio de miradas puede impulsar
nuevas formas económicas o, en su defecto,
nuevas iniciativas cientícas para el aprove-
chamiento de los recursos. Por ello se podría
plantear nuevas oportunidades de nego-
cio que aprovechen mejor los recursos, por
ejemplo, la innovación de nuevas fuentes de
bioplásticos, la innovación en procedimien-
tos de aprovechamiento de residuos en la in-
dustria papelera, y, en el campo energético,
la utilización de biomasa y energías renova-
bles. Sin embargo, esto sin el apoyo público
es complicado que pueda ser posible; se ne-
cesita generar movimientos bioeconómicos
para llevarlos a las personas que gobiernan,
quienes se eligen en virtud de la relación in-
trínseca entre lo político y lo económico.
En el mismo seno de la sociedad de
mercado existen grupos que buscan cambiar
24 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
la cultura del despilfarro, de la producción y
del consumo desenfrenados, por una cultura
más amigable con el medioambiente, en la
que los encargados de la producción tengan
como pilares la Madre Tierra y el respeto ha-
cia ella, teniendo en cuenta que gracias a to-
dos sus recursos tienen la facilidad de darle
un origen a los artículos que venden para ser
utilizados por una población determinada.
Cuando los bienes que se producen llegan a
su n —en un tiempo muy corto, teniendo
como punto de partida su procesamiento—,
son desechados por la población, haciendo
del planeta un sumidero, es decir, además
de destruir el planeta para producir, tam-
bién se desecha lo que queda de los artículos
o servicios en él; muchos de los desechos se
vuelven tóxicos con el pasar del tiempo, ya
que se descomponen, y otros son quemados
y generan gases con altos grados de toxici-
dad gracias a la cantidad de químicos desa-
rrollados por el hombre a través de los siglos.
Citando a Mohammadian (2004), la bioe-
conomía es atreverse a ir contra la corrien-
te y los valores y tendencias dominantes, es
decir materialismo, consumismo, globalis-
mo, colonialismo; son todos estos ismos las
bases de la contemporaneidad poco huma-
nista, sin sentido de pertenencia, con el con-
cepto de desarrollo planteado de la forma
“crecimiento material” y no “satisfacción en
el presente y cuidado para el futuro”.
El presente artículo evidencia la cons-
trucción del conocimiento a partir de
una metodología cualitativa y un méto-
do de revisión documental de los estu-
diantes del curso de economía ambiental y
algunos integrantes del semillero de inves-
tigación Bioeconomía y Cambio Climático
de la Facultad de Ciencias Económicas
y Administrativas de los programas de
Economía y Administración de Empresas de
la Universidad de San Buenaventura, sede
Bogotá. Así mismo, ratica la importancia
de la trazabilidad de los procesos investiga-
tivos, en virtud que son derivados de pro-
yectos de investigación tanto del semillero
como de la facultad, que conciben la nece-
sidad del diálogo fraterno entre docentes y
educandos en aras de fortalecer y ampliar
el acervo cientíco del Estado colombiano,
con producciones de calidad que demues-
tren la investigación formativa y aplicada.
Referencias
Aguilera-Prado, M. (2011). Economía ecológica
nota sobre el corpus Teórico-Metodológico.
Revista Páginas, 8, 77-84.
Alier, J., Roca, J. y Sánchez, J. (1998). Curso de
economía ecológica. México ..: Programa
de las Naciones Unidas para el Medio Am-
biente.
Andrade, E. (2011). La ontogenia del pensamien-
to evolutivo. Bogotá: Editorial Universidad
Nacional de Colombia.
Andrade, L. (1994-1996). Analogías entre las teo-
rías sobre la materia, la evolución biológica
y la sociedad. Memorias del Seminario de
Ciencias Teóricas, conferencias 1994-1996.
Colección Memorias, 8, 1-32. Recuperado
de https://www.academia.edu/2630885/
ANALOGIAS_MATERIA_-EVOLU-
CION_-SOCIEDAD_ACCEFN_Colec-
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 25
ci%C3%B3n_Memorias_No_8_1996?au-
to=download
Ballestero, M. (2008). Economía ambiental y
economía ecológica: un balance crítico de
su relación. Economía y Sociedad, 33 y 34,
55-65.
Baños, R. (2013). Nueva Ruralidad desde dos vi-
siones de progreso rural y sustentabilidad:
economía ambiental y economía ecológica.
Polis Revista Latinoamericana, 34, 2-13.
Bourdieu, P. (1984). Distiction: a social critique of
the judgment of taste. R. Nice (Trad.). Cam-
bridge: Harvard University Press.
Carlino, P. (2005). Escribir, leer y aprender en la
universidad. Una introducción a la alfabeti-
zación académica. Buenos Aires: Fondo de
Cultura Económica.
Caro-Ramírez, E. (2016). Economía ecológica.
Paradigmas de la Economía. Persona y Bioé-
tica, 20(2) 175-191.
Castiblanco, C. (2007). La economía ecológica:
una disciplina que busca el autor. Gestión y
Ambiente, 10(3), 7-22.
Capra, F. (1992). El punto crucial. Ciencia, socie-
dad y cultura naciente. Buenos Aires: Tro-
quel S.A.
Carpintero, O. (2005). El imperialismo eco-
nómico de la escuela de chicago frente
a la bioeconomía de Georgescu Roegen.
El Desafío de la Bioeconomía. Recupe-
rado de http://biblioteca.hegoa.ehu.es/
downloads/15698/%2Fsystem%2Fpdf%-
2F3820%2FEl_Desao_de_la_Bioecono-
mia.pdf
Carpintero, Oscar. (2012). Kenneth E. Boul-
ding: Más allá de la Economía. Economía
Crítica, 303 - 319. Recuperado de http://
revistaeconomiacritica.org/sites/default/
les/revistas/n14/Clasicos1-Oscar-Carpin-
tero.pdf
Correa, F. (2006). Antecedentes y evolución de
la economía ecológica. Semestre Económico,
13-41.
Informe de mercado laboral 2012 (2012). Da-
vivienda. Recuperado de https://www.davi-
vienda.com/wps/wcm/connect/e6842 eb3-
5c4a-474f-b2096e2d3228e7/Mercado+
Laboral+2012.pdf?MOD=AJPERES&-
CACHEID=e6842eb474f-b209-6e2d-
3229f8e7
De Carvalho, C. (2017). Bioeconomy in Brazil
and in the world: current situation and
prospects. Revista Virtual de Química, 9(1),
410-430.
Durán, R. (2010). El antropoceno: la crisis ecoló-
gica se hace mundial. La expansión del capi-
talismo global choca con la biosfera. Madrid:
Ecologistas.
De Soussa Santos, B. (2011). Una epistemología
del sur. Buenos aires: Clacso Ediciones.
Bogotá se está calentando y su naturaleza está
cambiando (27 de febrero del 2015). El
Tiempo. Recuperado de http://www.el-
tiempo.com/archivo/documento/CMS-
15308403
Figueroa, J. (2005). Valoración de la biodiversi-
dad: perspectiva de la economía ambien-
tal y la economía ecológica. Recupera-
do de http://www.scielo.org.ve/scielo.php?
script=sci_arttext&pid=S0378-18442005
000200011&lng=es&nrm=iso
Freire, P. (1997). Pedagogía de la autonomía. Mé-
xico ..: Siglo  Editores.
26 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Fuente, C. (2008). La economía ecológica ¿un
paradigma para abordar la sustentabilidad?
Nueva Época, 75-99.
García, M. (2003). Apuntes de economía
ecológica. Recuperado de https://bi-
bliotecadigital.usb.edu.co:2379/servlet/ar-
ticulo?codigo=500649
Georgescu-Roegen, N. (1996). La ley de la entro-
pía y el proceso económico. Madrid: Funda-
ción Argentaria.
Georgescu-Roegen, N. (1994). Qué puede ense-
ñar a los economistas la termodinámica y la
biología. En F. Aguilera Klink, V. Alcántara
(Comp.), De la Economía Ambiental a la
Economía Ecológica. (pp.188-198). Barce-
lona: : 
Georgescu-Roegen, N. (1975). Energy and eco-
nomic myths. Energy and Economic Myths,
3-36.
Gómez, D., Rincón, M. y Niño, L. (2017). Re-
tornos a la educación. Breve análisis com-
parativo de los salarios de los profesionales
y ocupaciones entre 2010-2014 desde la
perspectiva del capital humano. En Retail
merchandising y estudio de caso. Bogotá: Edi-
torial Bonaventuriana.
Gómez, D. (2017). Críticas a la bioeconomía.
Madrugadas Rurales [Ponencia]. Bogotá:
Universidad Agraria de Colombia.
Gómez, D., Rojas, W. y Barbosa, E. (2016). El
biodesarrollo como ruptura de la categoría
desarrollo. Ciencias Económicas, 13(2), 75-
87.
Gómez, D., Carranza, Y. y Ramos, C. (2017).
Revisión documental, una herramienta
para el mejoramiento de las competencias
de lectura y escritura en estudiantes univer-
sitarios. Chakiñan, Revista de Ciencias So-
ciales y Humanidades, (1), 46-56.
Gómez, D. y Rincón, M. (2 al 4 de octubre del
2016). Perspectivas de cambio organizacional
y aprendizaje en las organizaciones, una revi-
sión de autores y teorías. Encuentro de inves-
tigación en el marco de la Asamblea Anual
de Cladea 2016 y Ascolfa.
Gómez, D. (2016). Ponencia. La bioeconomía
como integración: innovación frente al cambio
climático. Webinario de la Red Latinoame-
ricana de Investigadores sobre Integración
Red (). Bogotá: .
Gómez, D. (2015a). ¿La política exterior del
Estado colombiano permea los procesos
económicos? Breve análisis comparativo
entre 2002-2012. Revista Escenarios, 4(4),
131-152.
Gómez, D. (2015b). Introducción: neolibera-
lismo y educación. En Neoliberalismo y
educación ¿trasformación social y desarrollo?
Bogotá: Corporación Unicada de Educa-
ción Superior ().
Gómez, D. y Rincón, M. (2015). Análisis de los
retornos a la educación de algunos ocios y
operarios que laboral en el comercio al detal
y de las grandes supercies. Revista Punto de
Vista, 6(10), 75-86.
Gómez., D., Rincón, M. y Ibagón, J. (2015).
Breve análisis de la Carta Encíclica Laudato
Si’ del Santo Padre Francisco sobre el cui-
dado de la casa común desde la bioecono-
mía y Biodesarrollo. Revista Criterios, 8(2),
133-153.
Gómez, D. y Barbosa, E. (2014). Situación la-
boral de los docentes colombianos desde la
perspectiva del capital humano 2009-2012
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 27
(tesis inédita de maestría). Universidad de la
Salle, Bogotá, Colombia.
Gómez, D. y Carranza, Y. (2014). Análisis com-
parativo de la aplicación de la Collatio
Académica en dos grupos de la asignatura
Visión Internacional, del programa de Ne-
gocios Internacionales de la . Revista
Internacional de Evaluación y Medición de la
Calidad Educativa, 1(2), 33-41.
Gómez, D. (21, 22 y 23 de agosto del 2013).
Aplicación de la Collatio Académica en la
asignatura Visión Internacional, del progra-
ma de Negocios Internacionales, jornada de
la mañana. II Congreso Internacional de
Evaluación de la Calidad de la Educación
y de la Investigación Universitaria de Inves-
tigación y Desarrollo (). Bucaramanga,
Colombia.
Gómez, D. (2014a). Análisis de los retornos a
la educación de los ingenieros colombianos
desde la perspectiva del capital humano
(2009-2012). Revista Sinapsis, (6), 3-15.
Gómez, D. (2014b). La competitividad. La paz y
el ambiente regulatorio en Colombia. Revis-
ta opinión pública, (2), 34-41.
Gómez, I., Martínez, P. y Romero, R. (2009).
Evaluación de la viabilidad del uso de los
métodos de valoración económico-ambien-
tal en un contexto espacial. , 49-57.
González, B. y Vega V. (2013). Lectura y escritura
en la educación superior colombiana: He-
rencia y deconstrucción. Revista Interacción,
12, 195-201.
González, B. y Vega V. (2010). Prácticas de lec-
tura y escritura en cinco asignaturas de di-
ferentes programas de la universidad Sergio
Arboleda. Civilizar 10(18), 101-116
Gudynas, E. (2002). Ecología, economía y ética del
desarrollo sostenible. Montevideo: Claes.
Hinkelammert, F. y Mora, H. (2008). Hacia una
economía para la vida. Preludio para una
reconstrucción de la economía. San José de
Costa Rica: Editorial Tecnológica de Costa
Rica
Hauwermeiren, S. (1999). Manual de economía
ecológica. Santiago de Chile: Ildis, Abya
Yala.
Ibagón, J., Gómez, D. y Santamaría, J. (2016).
Introducción: pensar la educación de Amé-
rica Latina. En J. Ibagón, D. Gómez y J.
Santamaría, Pensar la educación de América
Latina (pp. 13-23). Bogotá: Departamento
de Comunicaciones, Mercadeo y Publica-
ciones.
Instituto Nacional de Ecología. (1997). Econo-
mía ambiental: lecciones de América Latina.
México D.F.: Instituto Nacional de Eco-
logía.
Larrosa, J. (2003). La experiencia de la lectura.
Estudios sobre literatura y formación. Nueva
edición aumentada y revisada. México D.F.:
Fondo de Cultura Económica.
Losada, D. y Trujillo, H. (2017). Extractivismo
y tensiones del desarrollo en la Amazonía
colombiana. Lectura desde la economía eco-
lógica y la decolonialidad. Bogotá: Editorial
Bonaventuriana.
Maldonado, C. (2014). Biodesarrollo y comple-
jidad. Propuesta de un modelo teórico. En
M. Eschenhaguen, Alternativas al desarrollo
(pp. 71-94). Bogotá: -.
Maldonado, C. (20 de septiembre del 2012a).
Bioeconomía-economía ecológica. Suple-
mento de Economía Cooperativa y Solidaria,
28 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
(5), 16-18. Recuperado de http://www.
carlosmaldonado.org/articulos/suplemen-
tosolidario5.pdf
Maldonado, C. (2012b). Bioeconomía, ciencia y
lenguaje. Bogotá: Desde Abajo.
Maldonado, E. (2007). Complejidad: ciencia,
pensamiento y aplicación. Bogotá: Universi-
dad Externado de Colombia.
Maldonado, C. (2005). Ciencias de la compleji-
dad, ciencias de los cambios súbitos. Odeon,
51-74.
Maturana, H. (2002). El sentido de lo humano.
Madrid: Océano.
Martínez, C. (2001). Breve historia del pensa-
miento económico. Recuperado de http://
www.eumed.net/cursecon/1c/pensamien-
to-economico.htm
Mohammadian, M. (2004). La bioeconomía: un
nuevo paradigma socioeconómico para el
siglo . Revista BA.19, 12.
Montoya, I. y Montoya, L. (2008). Una propues-
ta de formación de precios para la economía
ecológica, mediante un sistema de equili-
brio general. Recuperado de http://www.
scielo.org.co/pdf/agc/v26n3/v26n3a18.pdf
Medellín, P., Avalos, J. y Nieto, L. (2011). Más
allá de la economía ecológica, la construc-
ción de nichos de sostenibilidad. Polis, 2-22.
Murray, I. (2008). La bioeconomía de Georgescu
Roegen por Óscar Carpintero. Ecología polí-
tica, 147-149. Recuperado de http://www.
ecologiapolitica.info/novaweb2/wp-con-
tent/uploads/2016/05/035_Murray_2008.
pdf
Naredo, J. (2003). La economía en evolución.
Historia y perspectiva de las categorías básicas
del pensamiento de la economía. Barcelona:
Siglo  Editores.
Naredo, J. (2012). Economía y sostenibilidad:
la economía ecológica en perspectiva. Polis
Revista Latinoamericana, 2. Recuperado de
http://polis.revues.org/7917
Observatorio Económico Latinoamericano
(OBELA). (2013). Medio Ambiente y Eco-
nomía. Recuperado de http://www.obela.
org/contenido/medio-ambiente-economia
Passet, R. (1996). Principios de bioeconomía. Ma-
drid: Fundación Argentaria.
Pavone, V. (2012). Ciencia, neoliberalismo y bioe-
conomía. Recuperado de https://www.hks.
harvard.edu/sdn/articles/les/Pavone%20
-%20ciencia,%20neoliberalismo%20
y%20bioeconomia.pdf
Rosas, M., Jiménez, M. y Juárez, L. (2014). Eco-
nomía ecológica y solidaria en el currículo
del siglo : el caso de la Maestría en Ges-
tión de Proyectos para el Desarrollo Solida-
rio del . Revista de la Educación Superior,
43(170), 89-112. Recuperado de http://
bibliotecadigital.usb.edu.co:2057/science/
article/pii/S0185276015000205
Restrepo, F. (2006). Antecedentes y evolución de
la economía ecológica. Semestre Económico,
9(17), 13-41.
Riechmann, J., González, L., Herrero, Y. y Ma-
dorrán, C. (2012). Qué hacemos hoy cuando
nos encontramos frente a la amenaza de una
crisis mayor que la económica: la ecológica.
Recuperado de http://bibliotecadigital.usb.
edu.co:2152/visor/27976
Rodela, R., Ecker, F. y Siebenhüner, B. (2016).
La investigación del aprendizaje social en la
economía ecológica. Recuperado de http://
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 29
bibliotecadigital.usb.edu.co:2057/science/
article/pii/S1462901115300794
Sampieri, R., Fernández, C. y Baptista, P. (2006).
Metodología de la investigación. México
D.F.: McGraw-Hill.
Schumpeter, P. (1967). Teoría del desarrollo eco-
nómico. México D.F.: Fondo de Cultura
Económica.
Stiglitz, J. (2010). Caída libre. El libre mercado
y el hundimiento de la economía mundial.
México D.F.: Taurus.
Tarride, M. (1995). Acerca del ver, pensar, actuar
y salud (Tesis doctoral). Escuela Nacional de
Salud Pública. Sao Paulo: Brasil
Teruel, M. (2003). Apuntes de economía ecoló-
gica. Boletín ice Económico, 1-75.
Universidad de San Buenaventura, sede Bogotá
() (2015). Informe de autoevalua-
ción acreditación institucional multicam-
pus Universidad de San Buenaventura sede
Bogotá. Recuperado de http://www.usb-
bog.edu.co/images/documentos/AIM/4_
Informe_de_Autoevaluacion_Sede %20
Bogota.pdf
Ugarte, A. (2011). La reconversión ecológica de
la economía. Recuperado de http://biblio-
tecadigital.usb.edu.co:2093/ehost/detail/
detail?sid=978eb667-3360-4d9e-bf74d17
e6f6ae1d3%40sessionmgr101&vid=0 &hi-
d=130&bdata=Jmxhbmc9ZXMmc2 l0ZT-
1laG9zdC1saXZl#db=fua&AN=66254161
Universidad de San Buenaventura, sede Bogotá
() (2010a). Proyecto Educativo
Bonaventuriano (). Recuperado de
http://www.usbbog.edu.co/images/docu-
mentos/PEB-2010.pdf
Universidad de San Buenaventura, sede Bogotá
() (2010b). Modelo pedagógico.
Referentes conceptuales, lineamientos cu-
rriculares y de exibilidad. Recuperado de
http://www.usbbog.edu.co/images/docu-
mentos/modelopedagogico.pdf
Velázquez, E. (2013). ¡Atrevámonos a rom-
per los viejos paradigmas! Recuperado de
http://bibliotecadigital.usb.edu.co:2093/
ehost/detail/detail?sid=7c84cf5f-8f94-
4d80-87a6-0e5c80baad1c%40sessionmgr
104&vid=0&hid=130&bdata=Jmxhbmc-
9ZXMmc2l0Z T1laG9zdC1saXZl#db=-
fua&AN=91613269
Vigostky, L. (1986). Pensamiento y lenguaje. Bue-
nos Aires: La Pléyade.
Vigostky, L. (1978). El desarrollo de los procesos
psicológicos superiores. Barcelona: Grijalbo.
30 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Divergencias y convergencias de la bioeconomía: revisión de literatura especializada con estudiantes universitarios
Nota. Elaboración propia
Anexo. Perfil de investigación y contribuciones de los estudiantes
Nombres Contribución Enlace
Julián David Pava Quinguirejo El desarrollo ecológico
desde la bioeconomía
https://www.researchgate.net/prole/Julian_
Pava_Quinguirejo
Natalye Velasco Castañeda Aportes de Georgescu
Roegen a la bioeconomía
https://www.researchgate.net/prole/Natalye_
Velasco
Brayan Julián Remicio Aroca Economía ecológica https://www.researchgate.net/prole/Brayan_
Remicio_Aroca
Angie Sotelo Quiroga La importancia de la
economía ecológica
https://www.researchgate.net/prole/Angie_
Sotelo
Leidy Laura Morales Análisis de la relación
sociedad, economía y
medioambiente
https://www.researchgate.net/prole/Leidy_
Morales2
Oscar Agustín Llanos Vargas Bioeconomía https://www.researchgate.net/prole/Oscar_
Llanos
Diana Sofía Soto Economía ecológica https://www.researchgate.net/prole/Diana_
Soto11
Natalia Cañas Guevara Aportes de Mansour
Mohammadian a la
bioeconomía
https://www.researchgate.net/prole/Brayan_
Remicio_Aroca
Resumen
La inuencia en la comunicación es un fenómeno viral que
está presente en el siglo . Los adolescentes son el grupo
que se ha visto más vulnerable a esto, por ello es importante
conocer qué tanto inuyen los medios masivos en la toma de
decisiones en los adolescentes de estrato tres y cuatro de la
ciudad de Bogotá y cómo impactan en su vida diaria, identi-
cando cuáles de esos factores se consideran más llamativos
para inuir en este proceso de toma decisiones. Para ello se
realizó un estudio de investigación de tipo cualitativo y cuan-
titativo, y se creó un focus group, herramientas que facilitaron
la recolección de datos para el análisis llevado a cabo. Así, ob-
servamos que el impacto de la publicidad inuye mucho en
las decisiones de los adolescentes y sus marcas representativas
son McDonald’s, Dominos’s Pizza y Coca-Cola.
Palabras clave: adolescentes, inuencia, llamativos, medios de
comunicación, decisiones.
La inuencia de los medios de
comunicación en los adolescentes
Mariana Arciniegas Cruz*, Adriana Katheryn Prieto Berroterán, Matt García Feo
Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas
Universitaria Agustiniana
¿Cómo citar en apa?
Arciniegas Cruz, M., Prieto Berroterán, A. K. y García Feo, M. (2017). La influencia de los medios de comunicación en los
adolescentes. Expresiones, Revista Estudiantil de Investigación, 4(8), 31-41.
*Autor principal: mariana.arciniegas@uniagustiniana.edu.co
32 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
Introducción
La investigación sobre la inuencia de los
medios de comunicación en los adolescen-
tes es de suma relevancia, principalmente
para los estudiantes enfocados en la rama
del mercadeo, ya que podrán crear nuevas
combinaciones que ayuden a que las orga-
nizaciones ofrezcan alimento a los adoles-
centes y consumidores mediante avisos más
informativos, en los que se pueda identi-
car correctamente la comida que se quiere
comprar, y se realicen campañas exitosas
a través de los medios de comunicación,
ya que la preadolescencia y la adolescencia
son etapas del desarrollo humano en las que
aparecen o se consolidan patrones de com-
portamiento de gran trascendencia para la
salud a corto y largo plazo (Luciano et al.,
2002). Se tuvo en cuenta que las nuevas
generaciones son más vivenciales y su expe-
riencia con los productos puede ser afectada
por la forma en la que se les muestra el pro-
ducto y cómo se les comunique la propuesta
de valor (Quiñones, 2013). Por otra parte,
las empresas deben pensar en el cambio ge-
neracional y cómo ha cambiado la forma de
comunicarse gracias a los avances tecnológi-
cos y, principalmente, cómo los jóvenes es-
tán manejando las nuevas tecnologías, por
lo que las nuevas estrategias de publicidad
están enfocándose a los canales interactivos
y de comunicación por Internet (Kotler y
Armstrong, 2013).
Tras esta introducción se encontrarán
los aportes teóricos y metodológicos que
ayudaron en la realización del proyecto, en
los que se describe qué tipo de técnicas de
recolección se utilizaron en el desarrollo de
la investigación, y se encontrarán los resul-
tados arrojados de la prueba piloto y del fo-
cus group, con el n de identicar qué tanto
inuyen estos medios de comunicación en
los adolescentes de estratos tres y cuatro en
Bogotá.
Marco teórico
La preadolescencia y la adolescencia son eta-
pas en los que se adquieren diversos com-
portamientos relevantes para la salud tanto
en un sentido negativo (comportamientos
de riesgo: abuso de drogas, fumar, beber al-
cohol, etc.), como en uno positivo (hábitos
de salud: actividad física regular, patrones
adecuados de alimentación, de higiene, de
descanso, etc.). Igualmente, en este perio-
do se forman y consolidan los valores y las
creencias implicados en la regulación del
comportamiento relacionado con la salud,
y en el que los controles sociales, las rela-
ciones interpersonales y los modelos cam-
bian radicalmente, perdiendo relevancia los
típicos de la infancia (padres y familiares),
y ganándola otros (compañeros, modelos
adultos extrafamiliares, etc.). También en
este periodo de la vida se produce el acceso
a ciertas actividades y oportunidades que
suponen un determinado grado de riesgo
potencial (como vehículos, lugares relacio-
nados con el alcohol y la diversión, sustan-
cias psicoactivas legales e ilegales, etc.), y
se desarrolla el sentido de responsabilidad
como individuo ante el cumplimiento de
La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 33
leyes, normas y costumbres (aspecto que
representa la oportunidad de aprovechar su
encauzamiento hacia la instauración de res-
ponsabilidades respecto a la propia salud en
su sentido más amplio).
En el contexto de la categoría de a limen-
tos para el segmento juvenil, las organizacio-
nes deben decidir cómo realizar la mezcla
promocional de tal manera que el mensa-
je llegue al público objetivo, lo cual impli-
ca saber cuál es el medio de comunicación
que ofrece no solo la mejor cobertura sino
el acceso al segmento seleccionado (Kotler
y Armstrong, 2013). Particularmente en la
categoría de alimentos para adolescentes, las
organizaciones están optando por comuni-
carse a través de experiencias y publicidad
más personalizada (Below e Line o ),
teniendo en cuenta que las nuevas genera-
ciones son más vivenciales y su experiencia
con los productos puede ser afectada por la
forma en la que se les muestre el producto y
cómo se les comunique la propuesta de valor
(Quiñones, 2013). Por otra parte, las empre-
sas deben pensar en el cambio generacional,
cómo se ha modicado la forma de comu-
nicarse gracias a los avances tecnológicos y,
principalmente, cómo los jóvenes están ma-
nejando las nuevas tecnologías, por lo que las
estrategias de publicidad están enfocándose
a los canales interactivos y de comunicación
por Internet (Kotler y Armstrong, 2013).
Todo lo anterior está enmarcado en el
planteamiento de que es posible un cam-
bio social a través de un esfuerzo empren-
dido y orientado por una organización que
busca persuadir a un grupo a que acepte,
modique o abandone ciertas ideas, actitu-
des, práctica s y conductas (Kotler y Roberto,
1992). En ese sentido, se debe buscar que la
publicidad y las actividades de mercadeo se
realicen de una manera veraz, legal, hones-
ta y leal, es decir de un modo responsable.
Lazarsfeld y Merton (1997) plantean,
después de varios experimentos sociales do-
cumentados, que sí es posible cambiar com-
portamientos a través de spots publicitarios,
pero para ello debe haber tres condiciones
para que las campañas sean exitosas: una es
la monopolización, que se reere a que las
campañas deben monopolizar los medios y
no debe haber campañas en contra de la idea
principal u otras campañas sociales alternas;
segundo, debe haber una canalización, que
se reere a una actitud favorable de parte
del público objetivo, por lo que la tarea bá-
sica de la campaña no debe ser un cambio de
actitudes o conductas, entonces se sugiere,
ante todo, concientizar al público objetivo
de lo que está bien y lo que está mal; nal-
mente, debe haber una complementariedad
que se oriente a que las campañas tengan un
componente de comunicación directo cara a
cara y no solo por los medios masivos.
Marco metodológico
Tipo
La investigación tiene un enfoque mixto,
en el que la primera fase es cualitativa de
tipo exploratorio-descriptivo, en la medida
que pretende indagar inicialmente los con-
tenidos de la publicidad en la categoría de
34 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
alimentos, e identicar la dinámica de con-
sumo alimentario de los adolescentes y el
impacto de dichos hábitos en su calidad de
vida. Según Hernández et al. (2010), el ob-
jetivo primordial de la investigación explo-
ratoria es facilitar una mayor penetración
y comprensión del problema que enfrenta
el investigador, en este caso, reconocer los
contenidos publicitarios de la categoría ali-
mentos en el segmento seleccionado.
Así mismo, la segunda fase es de tipo
cuantitativo de orden correlacional, en la
medida que pretende valorar el impacto de
la publicidad en los hábitos alimenticios de
los adolescentes, estableciendo las variables
de mayor impacto en las decisiones de con-
sumo de alimentos. Para Hernández (2007),
la investigación correlacional busca deter-
minar si dos variables están relacionadas,
lo que signica que el aumento o disminu-
ción en una variable puede coincidir con el
aumento o disminución de otra variable; es
importante aclarar que una correlación no
signica necesariamente causalidad. La uti-
lidad de esta investigación tiene que ver con
cómo varía el comportamiento de una varia-
ble conociendo el comportamiento de una u
otras variables relacionadas. En el presente
proyecto se busca determinar cómo la publi-
cidad (variable independiente) inuye en los
hábitos alimenticios de los adolescentes (va-
riable dependiente) y la relación que se pue-
de encontrar entre los dos.
Fases
El estudio se dividirá en dos fases. La fase
uno es un estudio de carácter cualitativo
exploratorio-descriptivo cuyo objetivo es
identicar la dinámica de consumo alimen-
tario de los adolescentes, determinando los
inuenciadores (enfocado hacia los medios
de comunicación), los hábitos y las tenden-
cias alimentarias, y el impacto de estos en su
calidad de vida. Para este estudio se aplicará
la técnica del focus group. Por otra parte, en
esta misma fase se realizará la revisión do-
cumental de todos los modelos asociados al
estudio del impacto de la publicidad, y lue-
go se identicarán contenidos publicitarios
en las categorías de alimentos dirigidos al
segmento estudiado.
La fase dos es una investigación cuan-
titativa, en la que se lleva a cabo un estudio
de tipo correlacional para establecer cuáles
son las variables de mayor impacto en las de-
cisiones de consumo alimentario en los ado-
lescentes. Esta fase tiene como insumo las
variables y la dinámica alimentaria identi-
cadas en la primera. Se aplicarán encuestas y
se realizará el análisis con el software SPSS.
A partir del resultado se diseñará un mode-
lo de regresión lineal que permitirá predecir
la conducta alimentaria de los adolescen-
tes y el medio de comunicación de mayor
inuencia.
Instrumentos
Se utilizaron los siguientes instrumentos en
los focus group para determinar las variables
y dar forma y organización a la información.
• Lista de chequeo: registro de los pará-
metros seleccionados a identicar en la
La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 35
publicidad en los productos alimenticios
ofertados en Bogotá.
• Registro anecdótico: corresponde a breves
descripciones de los comportamientos
observados en un grupo de adolescentes
en situaciones variadas. Estas descripcio-
nes deben referirse a hechos signicati-
vos, ya sea porque son característicos en
el individuo o porque se estima que son
excepcionales y sorprendentes en él. Se
debe evitar el uso de juicios en la descrip-
ción del incidente por parte de la persona
que realiza la observación.
• Lista de cotejo: corresponde a un listado
de palabras, frases u oraciones que seña-
lan con especicidad ciertas tareas, des-
empeños, acciones, procesos, productos
de aprendizaje, y conductas positivas o
negativas. Debe especicarse el orden o
secuencia en que se realice una serie de
acciones o procedimientos, en caso de
que ello resulte fundamental para el jui-
cio valorativo. Frente a cada frase, pala-
bra y oración se incluyen dos columnas
—Sí/No, Logrado/No logrado, etc.— en
las cuales el observador anotará si lo que
allí se plantea está o no presente en lo que
realiza el adolescente observado.
• Escala de apreciación: este instrumento es
muy similar al anterior, pero permite, a
diferencia de la lista de cotejo que posee
una escala dicotómica, detectar el grado
en que un sujeto presenta el rasgo eva-
luado, desde su ausencia o escasa pre-
sencia hasta la posibilidad de tener el
máximo de este o de una determinada
actitud o conducta (mediante una escala
gráca, categórica o numérica).
Definición del tamaño de la
muestra: determinación de
parámetros
Para calcular el tamaño de la muestra, se
parte de la población objetivo del presente
estudio, que son adolescentes bogotanos de
los estratos socioeconómicos uno a cuatro.
Teniendo en cuenta que el último censo
poblacional realizado en el país fue el del
2005, no se cuenta con datos cien por ciento
conables al respecto. Sin embargo, el 
tiene unas proyecciones de crecimiento de la
población por edades que son tomadas para
este tipo de trabajos.
Se encuentran diferencias en la litera-
tura respecto al rango de edades entre las
que se enmarca la etapa de la adolescen-
cia, sin embargo, para nuestros efectos se
considera pertinente tomar el parámetro
más universalmente aceptado, que es de la
Organización Mundial de la Salud (),
según el cual se considera adolescente a to-
das aquellas personas cuyas edades osci-
lan entre los diez y los diecinueve años de
edad (Sociedad Venezolana de Puericultura
y Pediatría, 2009).
Según las proyecciones de población
2005-2020 del , el 2015 habría cerra-
do con un total de 635.571 adolescentes se-
gún edades quinquenales y simples, y por
sexo (, 2010). Teniendo en cuenta que
esta información incluye la totalidad de
los adolescentes bogotanos y no los clasi-
ca por estrato socioeconómico, se hace un
proxys para depurar dicha cifra, procedi-
miento para el cual se utilizó la información
36 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
suministrada en la encuesta multipropósi-
to del  (, 2010), de la cual pudi-
mos calcular que el 84,85% de las familias
bogotanas pertenecen a los estratos socioe-
conómicos uno, tres y cuatro, con lo cual
se llegó a una cifra aproximada de 539.294
adolescentes que formarían nuestra pobla-
ción objetivo.
Partiendo de este proxy, procedimos
a establecer el tamaño mínimo de la mues-
tra para nuestro estudio, considerando un
margen de conanza del 95%, una proba-
bilidad de ocurrencia del 50%, teniendo en
cuenta que no se encontró evidencia de estu-
dios anteriores frente al tema de estudio y un
margen de error del 5%, se procede al cál-
culo utilizando la fórmula para una pobla-
ción innita (con tamaño superior a 50.000
individuos).
En consecuencia, debería realizarse el
estudio sobre un total de 384 adolescentes
de los estratos socioeconómicos dos, tres y
cuatro de Bogotá.
Colegios estudiados de los estratos
tres y cuatro de Bogotá
• Colegio Agustiniano Sede Tagaste
• Reino Británico
• Gimnasio Modelia Real
• Gimnasio Campestre Marie Curie
Resultados
Prueba piloto
n= Z2 X p X q
e2
n= 1,962 X 0,5 X0,5 = 384 (1)
0,052
La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 37
En la prueba piloto realizada entre los
estudiantes de grado sexto a once de edades
entre doce y dieciséis años se puede eviden-
ciar que su mayor inuencia en sus decisio-
nes de compra han sido sus padres, seguido
de sus amigos.
El medio masivo de comunicación más
usado por ellos es el celular, con aplicaciones
principales como Facebook, WhatsApp e
Instagram, que son las más empleadas por
ellos, seguidas de YouTube.
Las marcas más recordadas por me-
dio de publicidad en Facebook, Twitter,
Snapchat, YouTube y Ask son McDonald’s
y Subway.
Figura 1. características de la población objetivo.
38 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
Focus group
Tabla 1.
Hábitos de consumo en niños y niñas de 9, 10 y 11 años
Comidas más
importantes Ejes Observación y respuestas (entre semana)
Desayuno
Horario 4:30 – 6:15 am. / 4:30 a 6:00 am (se confunde la hora de levantada con la de
desayuno) / 4:00 a 5:30 am.
Comidas
Huevos, café, pan chocolate, caldo, cereal, sándwich, avena, arepa, cereal,
fruta con queso.
2 personas no desayunan / Cereales, café, huevos, carbohidratos, fruta,
chocolate con pan, huevos, jugo de naranja. Una niña no desayuna porque
es muy temprano / Algunos no desayunan, los que desayunan consumen:
chocolate, huevos, fruta, pan.
Marcas No se mencionan marcas igual / No mencionan marcas
Snack
Horario 9:15 – 9:45 / 9:50
Comidas
Galletas, sándwich (mortadela, pollo) chocoramo, jugo, avena, agua, papas,
gala, ensalada de frutas, brownie, chocolates / Si yogur, dulces, jugos, avenas,
ponqué, algo pequeño, galletas y jugo, lácteos con galletas, fruta y jugo,
batido de proteína, jugo natural, compra algo de la cafetería (galletas, pon-
qué, pandebono, empanada) / Nuggets, jugos naturales, avena, fruto, batido
de frutas, galletas, lácteos.
Marcas Ramo, del Valle, tosh, fritolay, festival / No nombran marcas / No mencio-
nan marcas
Almuerzo
Horario 1:00 – 2:00 / 11:50
Comidas
Pizza, pollo, arroz, milanesa, carne, carne en salsa, pasta, queso, leche, gluten.
Carve, frijol, verdura, frutas, arroz con pollo, pechuga, salmón, agua, postre
de chocolate. / Trae el almuerzo de la casa (pollo, pescado, pocas carnes rojas,
arroz, plátano y ensalada, jugos variados). Pollo, arroz, plátano, papa, pastas y
jugo o gaseosa comprada en el colegio. Los que comen en el colegio pueden
elegir el menú. Una niña no pide jugos sino agua, no postre, ni solo carbohi-
dratos. Lo que le sirvan, no tiene preferencias ni inconveniente. Le falta sazón
a la comida, le falta sal/ Pescado, pollo, pastas, arroz, jugo natural, gaseoso,
postre (chocolatinas).
Marcas No se mencionan marcas / No mencionan marcas / No mencionan marcas.
(continua)
La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 39
En el focus group realizado en los distintos
colegios se pudo concluir lo siguiente:
Niños y niñas de grados sexto, séptimo
y octavo, entre doce y catorce años
En estas edades los niños recordaron espe-
cialmente las marcas como McDonald’s,
Coca-Cola, Postobón, Papas Margarita,
Alpina, Bimbo, Chocolatinas Jet, Do-
minos’s Pizza, Super Ricas, Mimos, Subway,
Ponqués Ramo y Crepes & Waes. Les
gustan los anuncios creativos, llamativos
y divertidos, y desean que la mayoría de
anuncios publicitarios cumpla con estas dos
características. Al ver estos anuncios la ma-
yoría experimenta sensaciones de provoca-
ción, ansiedad, felicidad, fantasía y hambre.
Comidas más
importantes Ejes Observación y respuestas (entre semana)
Onces
Horario 4:00 – 5:00
Comidas
Fruta, jugo, galletas, agua, granola / Uno almuerza a las cuatro, cena ponqué,
se la pasa comiendo. Pollo, proteínas, no carbohidratos. No come. Comen
algo suave (agua panela y queso, pasta y pollo). Leche y pan. Se cena lo
mismo del almuerzo, jugo natural. 3 de 5 noches come. La hora de la cena
varía de acuerdo al pico y placa. Algunos de ellos no cenan porque en el día
comen bastante, pollo, agua de panela, queso, lo mismo del almuerzo algunas
veces, carne, lo mismo del almuerzo algunas veces, carne, arroz.
Marcas Jeno’s pizza, Cocheros, Club social, Crepes & Waes/ No nombran marcas.
Dicen que comen maní y arándanos/No mencionan marcas.
Comidas más
importantes Ejes Observación y respuestas (nes de semana)
Desayuno
Horario
6: 00-7: 00 am (sábado), 8: 00, 10:00, 11: 00-12: 00 (domingo)/ Todos los
días a la misma hora por costumbre. Tienen preicfes los sábados, por lo que
madrugan igualmente. Domingos 9: 00 am/ 4: 30-9:00 (sábado), 6:00-7:30
am (Domingo)
Comidas
Caldo, Huevos, huevos con mazorca, chocolate, ponqué, pan, arepa, panque-
ques, jugo, carne en bistec/ Desayunan lo mismo que entre semana. Caldo,
arepa, tamal, chocolate. Pan, huevos variados, chocolates. Con el papá hace
chocolate, huevos, chocolate, frutas o yogurt. De vez en cuando un tamal.
No come por los entrenamientos, come algo (no especica)/ Queso, huevos,
pan, chocolate, fruta.
Marcas No se mencionan marcas/ No se nombran marcas/ No se mencionan marcas.
Snack
Horario N/a
Comidas N/a
Marcas N/a
(viene)
40 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
También le dan valor, importancia y rele-
vancia a que un anuncio publicitario descri-
ba verídicamente lo que posee el producto
sin lugar a engaños o promoción cticia.
Hacen uso frecuente de las redes sociales
como Facebook, WhatsApp y YouTube, y
perciben con bastante frecuencia anuncios
publicitarios en estas. En el tema de elección
de comida saludable o no, las opiniones es-
tán divididas, ya que algunos preeren las
comidas no saludables por lo que son más
atractivas, pero otros preeren la comida
saludable por los benecios que les brindan
a sus cuerpos.
Nota. No se ha denido el concep-
to de la palabra “llamativo” para los niños
encuestados.
Niños y niñas de grados noveno, décimo
y once, entre quince y diecisiete años.
En estas edades los niños recuerdan es-
pecialmente las marcas de McDonald’s,
Dominos’s Pizza, Coca-Cola, Crepes &
Waes, Super Ricas, Chocorramo, Galletas
Oreo, Pepsi, Papas Margarita, Subway y
Helado Drácula. Les gustan los anuncios
llamativos y divertidos, y desean que la
mayoría de comerciales cumpla con estas
dos características. Lo que más les atrae de
los anuncios publicitarios de estas marcas
son los colores, el eslogan, la creatividad y
la descripción del producto. Entre las di-
ferentes sensaciones que experimentan al
momento de ver los anuncios publicitarios
de estas marcas se encuentran el hambre, la
felicidad, la ansiedad y la alegría. Desearían
que estos anuncios fueran más llamativos,
haciendo uso no solo del canal visual sino
también de otros estímulos como el audi-
tivo; también les gustaría que los anuncios
publicitarios tuvieran un mayor parecido
con el producto entregado. Hacen uso de
las redes sociales (Facebook, Instagram,
WhatsApp) y también de la televisión, y
expresan que por los dos medios de comu-
nicación han visto anuncios publicitarios
acerca de estas marcas, además de vallas pu-
blicitarias y tiendas. Frente a la preferencia
por comida saludable o no, las opiniones
están dividas, pero buena parte da pie a las
comidas no saludables ya que generan más
deseos de consumirla, mientras que la otra
parte preere la saludable por los benecios
que obtiene para su cuerpo.
Conclusión
Para concluir, se determinó que la in-
uencia de los medios de comunicación en
los adolescentes de estratos tres y cuatro en
Bogotá es sumamente importante, ya que
están inuenciados o por sus amigos o sus
padres y utilizan medios como Facebook
o WhatsApp, por los cuales son afectados
por los anuncios más llamativos y de mayor
acierto hacia sus productos.
Referencias
. (2014). Proyecciones nacionales y depar-
tamentales de población 2005 – 2020. Re-
cuperado de https://www.dane.gov.co/
files/investigaciones/poblacion/proyepo-
bla06_20/7Proyecciones_poblacion.pdf
La inuencia de los medios de comunicación en los adolescentes
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 41
Hernández, R., Fernandez, C. y Baptista, P.
(2010). Metodología de la investigación. Mé-
xico: McGraw Hill.
Kotler, P., y Armstrong, G. (2013). Fundamentos
de Marketing. México: Pearson Educación.
Kotler, P., y Roberto, E. L. (1992). Marketing
social: estrategias para cambiar la conducta
pública. Madrid: Ediciones Díaz de Santos.
Lazarsfeld, P., y Merton, R. (1977). Comuni-
cación de masas, gusto popular y acción
social organizada. En H. Muraro. (comp.).
La comunicación de masas. Buenos Aires:
Centro Editor de América Latina.
Luciano, C., Gómez, I., y Valdivia, S. (2002).
Consideraciones acerca del desarrollo de
la personalidad desde un marco funcio-
nal-contextual. International Journal of
Psychology and Psychological erapy, 2,
173-197.
Quiñones, C. (2013). Desnudando la Mente del
Consumidor, Consumer Insigths en el Mar-
keting. Perú: Editorial Planeta Perú S.A.
Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría.
(2009). Nutrición temprana para la salud a
corto y largo plazo. II Congreso Venezolano de
Nutrición Pediátrica. Recuperado de http://
www.svpediatria.org/repositorio/consen-
sos-normas-y-pautas/nutricion/segundo_
consenso_venezolano_nut_pediatrica.pdf
Resumen
Aunque los consumidores interactúan con cientos de pro-
ductos y marcas a lo largo de sus vidas, desarrollan un intenso
apego emocional con tan solo algunos de ellos. La posibili-
dad de que los consumidores puedan desarrollar un fuerte
vínculo emocional con las marcas es interesante, dado que la
teoría del apego en psicología sugiere que el grado del vínculo
emocional del individuo con el objeto predice la naturaleza
de la interacción del individuo con ese objeto. Por ejemplo,
aquellos que tienen un fuerte apego a una persona tienen más
probabilidades de estar comprometidos y de hacer sacricios
por ella. Si hacemos una analogía, el vínculo emocional de
los consumidores podría predecir su compromiso con la mar-
ca y su predisposición de hacer sacricios económicos para
obtenerlo.
Palabras clave: amor a la marca, apego, afecto, vínculo
afectivo, marca.
El amor como sentimiento para la creación
del vínculo emocional con las marcas
Ignacio Taboso*
Mercadeo
Universitaria Agustiniana
¿Cómo citar en apa?
Taboso, I. (2017). El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional con las marcas. Expresiones, Revista
Estudiantil de Investigación, 4(8), 43-52.
*ignacio.taboso@uniagustiniana.edu.co
44 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional con las marcas
Introducción
El primer trabajo sobre el apego fue reali-
zado por Bowlby (1979) en lo referente a la
relación de los padres con los hijos. Dene
el apego como un lazo psicológico con una
fuerte carga emocional entre una persona y
un objeto especíco.
El apego varía en cuanto a la fuerza;
fuertes apegos están asociados a sentimien-
tos fuertes de conexión, afecto, amor y pa-
sión (Sternberg, 1986). El deseo de obtener
un fuerte vínculo emocional es una nece-
sidad humana básica que comienza en los
niños con su mamá y continúa en la etapa
adulta por medio de las relaciones de amor
y amistad (Trinkle y Bartholomew, 1997).
Los seres humanos podemos desarro-
llar un vínculo emocional a una variedad
de objetos, mascotas, lugares o celebridades
(Hirschman, 1994); la investigación rela-
cionada con el marketing revela que tam-
bién a los regalos, los lugares de residencia
y, por supuesto, las marcas (Schouten y
McAlexander, 1995).
De hecho, la noción de que dicho apego
reeja un vínculo emocional está recogida
en la investigación sobre el comportamien-
to del consumidor (Shimp y Maiden, 1998).
Por ejemplo, Slater (2000) documenta una
amplia variedad de emociones que caracte-
riza una colección de clases de vínculo emo-
cional con Coca-Cola o Hallmark. Trabajos
relacionados con ello sugieren que emocio-
nes como el amor (Klane y Kernan, 1989)
clasican sentimientos del consumidor ha-
cia objetos de consumo.
En primer lugar, se ha de denir la na-
turaleza del vínculo emocional a la marca.
Después, se han de identicar los anteceden-
tes de ese vínculo y, por último, distinguir
cuáles de esos antecedentes son controlables.
En lo referente al primer punto,
omson, MacInnis y Whan Park (2005)
desarrollan una primera investigación en
la que dene el vínculo emocional con las
marcas. Mencionan así una medida cona-
ble y válida del constructo entendido como
un elemento compuesto por diferentes va-
riables. De esta manera, el concepto podría
denirse como un elemento determinante y
signicante de la lealtad del consumidor ha-
cia la marca.
Oliver (1999) propone un profun-
do compromiso psicológico como una ruta
afectiva a la lealtad. Describe la manera más
fuerte de ese compromiso como inherente-
mente emocional, incluyendo afección, de-
voción y adoración. Este enfoque es muy
diferente a otros más cognitivos, como los
de Becker (1960) o Crosby y Taylor (1983).
En este sentido, se podría armar que se ha
hecho poca investigación en la óptica radi-
cal defendida por Oliver, por lo que habría
un campo de estudio interesante para ahon-
dar en la relación emocional del consumidor
con la marca.
omson et al. (2005) desarrollan
el trabajo empírico fundamental sobre el
vínculo emocional con las marcas. Desde
la teoría del apego, denen dicho vínculo
como un fuerte lazo cargado de emoción en-
tre una persona y una marca, caracterizado
por fuertes sentimientos de conexión, afecto
El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional con las marcas
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 45
y pasión. Además, ofrecen evidencia cuan-
titativa sobre la abilidad y la validez de su
concepción y operación. La medida eviden-
cia correlación válida con el deseo de man-
tener proximidad y seguridad emocional, y
una fuerte validez predictiva en lo que a in-
tenciones leales se reere.
El vínculo emocional en el
terreno de la mercadotecnia
Los mercadólogos pueden construir el vín-
culo emocional con las marcas como es-
trategia para hacer realidad la recompensa
económica de la verdadera lealtad. Ello re-
quiere comprensión de los antecedentes del
apego, particularmente de aquellos que son
controlables, factor que intentan describir y
estudiar a profundidad Grisae y Nguyen
(2010), basándose en el estudio de omson
et al. (2005) ya mencionado.
El desarrollo de la lealtad de marca es
un foco de atención de los académicos y de
los profesionales del mercadeo (Härtel y
Russell-Bennett, 2010). A pesar del incesan-
te interés de las emociones en el marketing
y de que la lealtad emocional es vista como
el santo grial de la mercadotecnia (ya que se
piensa que el consumidor que tiene un vín-
culo emocional con la marca comprará más
y hablará a quienes le rodean sobre dicha
marca [Anon, 2007]), hay una evidencia li-
mitada de la investigación de las emociones
en el terreno de la lealtad.
Härtel y Russell-Bennet (2010) di-
ferencian la lealtad emocional y la leal-
tad cognitiva. Denen la primera como la
preferencia psicológica de comprar una mar-
ca, la cual consiste en sentimientos positivos
y apego afectivo para continuar haciéndolo.
Por otro lado, se reeren a la lealtad cogniti-
va, como la preferencia psicológica, que con-
siste en creencias y pensamientos positivos.
Desde el punto de vista de la psicolo-
gía de las marcas, sustentada por Schimtt
(2011) en su modelo de marcas de psicolo-
gía del consumidor, el vínculo emocional es
uno de los factores clave, junto con la acti-
tud frente a la marca y la creación de comu-
nidad en torno a ella, para la creación de la
conexión y la relación bidireccional con el
consumidor.
En el marco de este modelo y su vi-
sión del vínculo emocional hay otra apro-
ximación para estudiar dicha relación,
enfocada en los sentimientos de apego y
amor (Carroll y Ahuvia, 2006). Esta visión
se centra en la importancia del constructo
brand love en la creación de fuertes relacio-
nes marca-consumidor.
Emoción en el marketing
La emoción se dene como un estado men-
tal de disposición que nace de una valora-
ción cognitiva de eventos o ideas, además
de presentar un aspecto fenomenológico,
acompañado por procesos psicológicos;
también es expresada de manera física (ges-
tos, postura, gestos faciales), y puede re-
sultar en acciones especícas para armar
o manejar la emoción, dependiendo de su
naturaleza y el signicado para la persona.
46 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional con las marcas
Por otro lado, Wukmir (1967) den
emoción como una respuesta inmediata del
organismo que informa del grado de favora-
bilidad de un estímulo o situación. Si la si-
tuación le parece favorecer su supervivencia,
experimenta una emoción positiva y, si no,
experimenta una emoción negativa.
Teniendo claro el concepto de emo-
ción, es necesario destacar que estas se pue-
den clasicar de manera jerárquica: en el
nivel más general se encuentra la clasica-
ción positiva y negativa, el siguiente nivel
está compuesto por las emociones más bá-
sicas (negativas: enojo, miedo, tristeza, ver-
güenza, y positivas: alegría, felicidad, amor
y orgullo) y en el último nivel se encuen-
tran un grupo de emociones que se des-
prenden de las del segundo nivel (Laros y
SteenKamp, 2005).
Este concepto ha sido tomado en con-
sideración en marketing debido a que se ha
detectado la importancia que tiene en el pro-
ceso de elección de compra. Especícamente
para el proceso de decisión, el modelo de
elección afectivo se desarrolla para reejar
los procesos de decisión de productos de
alta implicación que no se prestan al pro-
cesamiento de información extensivo. Este
concepto contrasta con el convencional mo-
delo de procesamiento de la información.
Cuanto más expresivo sea el producto, ma-
yor probabilidad para ser evaluado median-
te el modelo de elección afectivo (Mittal,
1994).
Por otro lado, según Gardner (1985),
los estados de ánimo de los consumidores
inuyen en sus evaluaciones del producto,
conrmándose mayores evaluaciones posi-
tivas cuando el consumidor tiene un esta-
do de ánimo positivo (Clark e Isen, 1982).
Según lo anterior, se puede considerar
las emociones una herramienta de vital im-
portancia para las empresas, debido a que la
pueden utilizar para aumentar sus ventas y
la percepción que el cliente tiene respecto a
la marca.
Diferencia entre emoción, afecto,
estado de ánimo y actitud
Cabe resaltar que este estudio pretende me-
dir las emociones, debido a que estas se pre-
sentan ante un desencadenante próximo o
estímulo especíco, siendo, por tanto, una
respuesta especíca a eventos particulares
(Abeele y Maclachlan, 1994; Frijda, 1993;
Machleit y Eroglu, 2000; Neumann y
Strack, 2000), lo cual permite identicarlas
en el momento del estudio, caso contrario
al estado de ánimo, ya que los desencade-
nantes eventuales se sitúan más retrospecti-
vamente alejados en el tiempo, lo que hace
sea más difuso y generalizado (Holbrook y
Gardner, 2000; Schwarz y Clore, 1988).
Es necesario diferenciar entre estos tres
conceptos que se tienden a utilizar como si-
nónimos. Inicialmente tenemos el afecto,
que es el más general; Bagozzi (1997) lo de-
ne como “la expresión que abarca a un con-
junto de procesos mentales más especícos,
incluyendo las emociones, estados de ánimo
y (posiblemente) las actitudes”. Es decir, el
término afecto agrupa los anteriores concep-
tos y presenta otra característica importante:
El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional con las marcas
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 47
puede presentar tono o valencia, la cual
puede ser negativa o positiva (Holbrook y
Gardner, 2000).
El estado de ánimo es muy similar a
la emoción y tiende a confundirse. La prin-
cipal diferencia radica en que el estado de
ánimo presenta mayor duración (desde un
par de horas a días) y mayor intensidad que
la emoción; otro aspecto que los diferencia
es el hecho de que los estados de ánimo ge-
neralmente son no intencionales y globales
(Bagozzi, Gopinath y Nyer, 1999).
Adicional a esto, se presenta la actitud,
que tiende a utilizarse en lugar del afecto,
sin embargo, algunos autores la diferencian
deniéndola como juicios de valor (buenas
o malas reacciones) y no como estados emo-
cionales (Bagozzi, Gopinath y Nyer, 1999).
Metodología
Dado el objetivo perseguido, se implemen-
tó una metodología cuantitativa, de tipo
exploratorio, la cual “usa la recolección de
datos para probar hipótesis, con base en la
medición numérica y el análisis estadístico,
para establecer patrones de comportamien-
to y probar teorías” (Hernández, Batista y
Fernandez-Collado, 2006, p. 4).
Según lo anterior, el estudio se reali-
zó por medio de encuestas, a una muestra
de 90 personas en un rango de edad de 18 a
32 años, con preguntas abiertas en las cuales
se cuestionaba inicialmente qué entendían
por conceptos como emoción, sentimiento,
amor, además de preguntarles lo que les ha-
cía feliz y lo que les daba miedo; por último,
se les pidió que relacionaran una marca a la
cual aman, y luego de mostrarles tres for-
matos de publicidad (uno basado en el pro-
ducto y los otros basados en estilos de vida,
amor romántico y amor sociable), se les pi-
dió que mencionaran las emociones que les
despertaba este tipo de publicidad.
Con la información recolectada se rea-
lizó un análisis estadístico de datos textua-
les mediante el software Spad, con el que se
realizó un análisis lexicométrico, y un aná-
lisis de concordancias, segmentos repetidos
y tablas léxicas de contingencia.
48 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional con las marcas
Se identicaron dos segmentos
Resultados
Figura 1.
Figura 2.
el amor. Además, es importante destacar
que se observa un mayor poder adquisitivo,
ya que las personas de estrato tres se encuen-
tran asociadas a esta marca.
En este primer segmento, se observa que la
marca Tennis, al presentar un tipo de publi-
cidad que se basa en el amor romántico, es
más atractiva para las mujeres, ya que tien-
den a inclinarse más por sentimientos como
casado
casado
amistad
libertad
tristeza
unión libre
felicidad ninguna
amor
28-31
si
24-27
3
1
tennis sorpresa
tranquilidad
totto
alegría
soltero no
adidas
kenzo
ropa diversión
abril
intriga
interés
curiosidad
ansiedad 2
18-23
deseo
hombre
nike
marca
mujer
casado
casado
amistad
libertad
unión libre
felicidad ninguna
amor
28-31
si
24-27
3
1
tennis sorpresa
tranquilidad
totto
alegría
soltero no
adidas
kenzo
ropa diversión
abril
intriga
interés
curiosidad
ansiedad 2
18-23
deseo
hombre
nike
marca
mujer
El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional con las marcas
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 49
En este segundo segmento se observa la
relación que se tiene hacia la marca Abril, la
cual tiene más relación con los solteros, te-
niendo en cuenta el tipo de publicidad que
se basa en la amistad y en la diversión con los
amigos. Además, se relaciona con un públi-
co objetivo de ingresos de estrato dos.
Figura 3.
Figura 4.
ninguna
1
tranquilidad
totto
alegría
soltero no
adidas
kenzo
ropa diversión
abril
intriga aburrimiento
interés
curiosidad
ansiedad 2
18-23
deseo
hombre
nike
marca
50 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional con las marcas
Discusión
Los resultados obtenidos por medio del
 nos permiten identicar la relación
entre temas socioculturales, aspectos como
el hecho de ser soltero y estar entre los 18 y
23 años se relacionan con el deseo y cómo
este se relaciona directamente con la marca
Adidas, ya que la publicidad de esta mar-
ca “ha sacado partido al héroe que vive en
nuestro interior […] que no es otra que la
del largo camino del deportista hasta que
logra el triunfo en la competición” (López,
2007, p. 30).
Adicional a esto se observa el vínculo
que tiene este segmento de hombres entre 18
y 23 años, el cual se asocia a la alegría y la di-
versión, aspectos en los cuales se basa la pu-
blicidad de Abril, debido a que a los jóvenes
de esta edad buscan principalmente eso. Sin
embargo, se puede observar también cómo
se relaciona el término ansiedad, el cual se
puede interpretar como referente al futuro y
a las decisiones que deben tomar con su vida
en aspectos profesionales y laborales.
En relación con lo anterior, se evidencia
la importancia de que la marca que va diri-
gida a este segmento de mercado se base en
transmitir seguridad y conanza para alcan-
zar las metas, sin dejar de lado la diversión.
Las mujeres de más de 24 años se aso-
cian con aspectos más románticos como el
amor, la amistad y la libertad. Teniendo en
cuenta que vivimos en una sociedad patriar-
cal en la que aún se evidencia la desigualdad
de género, las mujeres buscan ser más inde-
pendientes. Es por esto que se crean vínculos
emocionales más fuertes con aquellas mar-
cas que, a través de sus productos, logran
transmitir esa libertad, así como también as-
pectos de amor y amistad.
Es necesario destacar la importancia de
las emociones en el campo del marketing, ya
que estas inuyen en la preferencia que tie-
ne un consumidor a la hora de escoger una
marca, y las marcas que logran identicar y
potenciar ese vínculo emocional delizan a
sus clientes.
Cabe resaltar la importancia de esta
investigación teniendo en cuenta que es la
primera vez (que se tenga constancia) que
se emplea el análisis estadístico de datos
textuales para detectar las emociones del
consumidor, lo cual demuestra ser una he-
rramienta muy útil que aporta resultados
importantes para el campo del marketing
emocional.
Los estudios al respecto se limitan al
ámbito de Estados Unidos, por lo que hay
que tener muy en cuenta las diferencias cul-
turales; por ejemplo, los estudios basados en
la teoría de las relaciones personales (Beall
y Sternberg, 1995) muestran que la cultura
inuye en la conceptualización y las dimen-
siones del amor como constructo.
Para una futura investigación se pre-
tende estudiar el concepto amor hacia una
marca y sus dimensiones como elementos
fundamentales para la creación del víncu-
lo emocional con ella, explorando su natu-
raleza y sus principales dimensiones en una
muestra signicativa en el ámbito bogotano.
Dado que la cultura afecta los resulta-
dos, se tratará de compararlos en el ámbito
El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional con las marcas
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 51
local con lo arrojado en estudios anteriores
fuera de las fronteras colombianas, como
con el estudio elaborado por Albert (2008).
Referencias
Abeele, P.V. y Maclachlan, D.L. (1994). Process
Tracing of Emotional Responses to TV Ads:
Revisiting the Warmth Monitor. Journal of
Consumer Research, Vol. 20, 4, 586-600.
Albert, N. (2008). When consumers love their
brands: exploring the concept ant its di-
mensions. Journal of Business Research, 61,
1062-1075.
Anon, D. V. (2007). Brand loyalty: brands need
to get emotional. Brand Strategy, vol. 12,
36.
Bagozzi, R. P. (1997). Goal-directed behaviors in
Marketing: e Role of Emotion, Volition
and Motivation. Psychology & Marketing, 4
(3), 309-313.
Bagozzi, R. P., Gopinath, M. y Nyer, P. U.
(1999). e role of emotions in marketing.
Journal of e Academy of Marketing Science,
27, 184-206.
Beall, A. E. y Sternberg, R. J. (1995). e social
construct of love. Journal of Social Research,
12, 417-438.
Becker, H. (1960). Notes on the concept of com-
mitment. AM J Sociol, 66, 32-42.
Bowlby, J. (1979). e making and breaking of
affectional bonds. London: Tavistock.
Carroll, B. y Ahuvia, A. (2006). Some anteced-
ents and outcomes of brand love. Marketing
Letters, 17, 79-89.
Clark, M. S., & Isen, A. M. (1982). Towards un-
derstanding the relationship between feel-
ing states and social behavior. En A. Hastorf
& A. M. Isen (Eds.), Cognitive social psy-
chology, 73-108. NewYork: Elsevier.
Crosby, L. A. y Taylor J. R.(1983). Psychological
Commitment and its eects on post-deci-
sion evaluation and prefenrece stability
among voters. Journal of Consumer Research,
9, 413-431.
Frijda, N. H. (2008) e place of appraisal in
emotion. Cognition and Emotion, 7:3-4,
357-387
Gardner, M.P. (1985)Mood States and Consu-
mer Behavior: A Critical Review. Journal of
Consumer Research, Vol. 12, 3, 281–300
Grisae, D. y Nguyen, H. (2010). Antecedents
of emotional attachment to brands. Journal
of Business Research, 64, 1052-1059.
Härtel, C. y Russell-Bennett, R. (2010). Heart
vs mind: the functions of emotional and
cognitive loyalty. Australasian Marketing
Journal, 18, 1-7.
Hernández, R. , Batista, C. y Fernandez-Collado,
M. P. (2010) Metodlogía de investigación,
ed. México: McGraw-Hill.
Holbrook, M. B.; Gardner, M. P. (2000): Illus-
trating a Dynamic Model of the Mood-Up-
dating Process in Consumer Behavior,
Psychology & Marketing, vol. 17, 3, 165-
194.
Hirschman, E. C. (1994). Consumers and their
animal companions. Journal of Consumer
Research, 20, 616-633.
Klane, S. y Kernan, J. B. (1989). ese are a few
of my favorite things- Toward an explica-
tion of attachment as a consumer- behavior
construct. Advances in Consumer Research,
16, 359-366
52 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
El amor como sentimiento para la creación del vínculo emocional con las marcas
Laros, F.J.M y Steenkamp, J.E.M. .(2005). Emo-
tions in consumer behavior: a hierarchical
approach. Journal of Business Research, Vol.
58, 10, 1437-1445
López, B. (2007) Publicidad Emocional: Estrate-
gias Creativas. Madrid: ESIC Eitorial.
Mittal, B. (1994). A Study of the Concept of
Aective Choice Mode For Consumer De-
cisions. Advances in Consumer, Vol. 21, 1,
256-263.
Machleit, K. A. y Eroglu, S.A. (2000) Describ-
ing and Measuring Emotional Response to
Shopping Experience. Journal of Business
Research, Vol. 49, 2. 101-111.
Neumann, R. y Strack, F. (2000). “Mood con-
tagion”: the automatic transfer of mood
between persons. Journal of Personality and
Social Psychology.2000, Vol. 79, 2, 211-223.
Oliver, R. (1999). Whence consumer loyalty? e
Journal of Marketing, 63, 33-44.
Schimtt, B. (2011). e consumer psychology
of brands. Journal of Consumer Psychology,
22, 7-17.
Schouten, J. W. y McAlexander, J. H. (1995).
Subcultures of consumption: an ethnogra-
phy of the new bikers. Journal of Consumer
Research, 22, 43-61.
Schwarz, N. y Clore, G. L. (1988): How Do 1
Feel about It? e Informative Function of
Aective States, en K. Fiedler y J. Forgas
[eds.]: Affect, Cognition and Social Behavior,
pp. 44-62. Toronto: Hogrefe.
Shimp, T.A. y Maiden, T.J. (1998). Consu-
mer-object relations: a conceptual fra-
mework based analogously on Sternbg´s
triangular theory of love. Advances in Con-
sumer Research, 15, 163-168.
Sternberg, R. J. (1986). A triangular theory of
love. Psycological Review, 93, 119-135.
omson, M., .MacInnis, D. y Whan Park, C
(2005). e ties that bind: measuring the
strength of consumers’ emotional attach-
ment to brands. Journal of Consumer Psy-
chology, 15, 77-91.
Trinkle, S. J. y Bartholomew, K. (1997). Hiera-
chies of attachment relationships in young
adulthood. Journal of Social and Personal
Relationships, 15, 603-625.
Wukmir (1967) . Emoción y sufrimiento. Labor_:
Barcelona
Resumen
La comunicación se ha convertido en uno de los elementos más relevantes que permite
que cualquier tipo de organización se sostenga en estos entornos tan diversos y compe-
titivos, y es a través de ella que la empresa se da a conocer y se posiciona en el mercado.
Sin embargo, a pesar de la relevancia que tiene la comunicación no siempre las organiza-
ciones tienen estructurado un plan, lo cual lleva a desaprovechar mercados que pueden
volverse potenciales. Este es el caso de distribuciones Empresa X, una compañía con una
trayectoria de más de 25 años dedicados a la distribución nacional de productos lácteos.
Su modelo de negocio es ser proveedores de productos lácteos en el canal tradicional; su
método básico de comercialización le ha permitido a la empresa crecer, pero este creci-
miento no ha sido tan alto como se espera. Por este motivo, el proyecto de investigación
está enfocado en mejorar la relación con sus clientes a través de un plan de comunicación,
cuyas estrategias están orientadas en diagnosticar a través de encuestas que determinen la
opinión que tienen los clientes, y desarrollar un plan online que busca ofrecer un servicio
más óptimo y ágil, transformando su método tradicional de comercialización a uno más
moderno, e implementando herramientas tecnológicas de comunicación que les facilite a
los clientes acceder a los productos para así incrementar las ventas de la empresa.
Palabras clave: plan de comunicación, distribuidora, tenderos, aplicación móvil, sitio web.
Plan estratégico de comunicación online
para distribuciones de la Empresa X
Néstor Andrés Jamaica Paipa, Leidy Cristina Muñoz Bonilla,
Vanesa Segura Martínez, Mónica Adriana Campos Pinzón*
Mercadeo
Universitaria Agustiniana
¿Cómo citar en apa?
Jamaica Paipa, N. A., Muñoz Bonilla, L. C., Segura Martínez, V., y Campos Pinzón. M. A. (2017). Plan estratégico de comunicación
online para distribuciones de la Empresa X. Expresiones, Revista Estudiantil de Investigación, 4(8), 53-61.
*Autores: nestor.jamaica@uniagustiniana.edu.co; leidy.munoz@uniagustiniana.edu.co; vanesa.segura@uniagustiniana.edu.co;
monica.camposp@uniagustiniana.edu.co
54 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Plan estratégico de comunicación online para distribuciones de la Empresa X
Introducción
Actualmente el mundo de los mercados
tiene entornos cada vez más competitivos,
dominados por múltiples productos y ser-
vicios, por esta razón las empresas se han
replanteado nuevas e innovadoras formas
de llegarles a sus consumidores, buscando
generar valor a sus marcas. La forma de es-
tructurar dicha gestión con lógica, coheren-
cia, propósito y efectividad es a través de la
elaboración de un plan estratégico de comu-
nicación (Aljure, 2015). Para las compañías
resulta cada vez más relevante diseñar es-
trategias de comunicación que promuevan
relaciones con sus diversos públicos, pro-
poniendo nuevos canales y tecnologías mo-
dernas que permitan que los consumidores
conozcan y adquieran los productos.
Hoy en día las plataformas tecnológi-
cas están teniendo una inuencia importan-
te en la sociedad, ya que las personas usan
este medio de comunicación como una he-
rramienta diaria para sus vidas, para estar
en contacto con personas, comunidades o
empresas. Por esta razón la propuesta que se
plantea a continuación es una estrategia de
comunicación online que aumente las ven-
tas y el reconocimiento de la Empresa X.
Distribuciones Empresa X es una com-
pañía dedicada a la distribución al por me-
nor de productos congelados en Bogotá, que
ofrece su servicio logístico de distribución
y transporte. Sin embargo, en el trascurso
de este tiempo la compañía se ha enfocado
más en la prestación del servicio manejan-
do métodos muy tradicionales, con lo cual
descuidan y desaprovechan plataformas
tecnológicas que le podrían ser útiles en su
labor, de tal forma que pudiera ofrecer un
servicio más rentable y rápido.
La investigación se llevó a cabo con la
intención de identicar y establecer un plan
de comunicación con estrategias online que
mejoren la relación y el concepto que tienen
sus clientes de la marca.
Marco teórico
El proyecto de investigación se realiza bajo
conceptos especícos, los cuales permiten
identicar la importancia de implementar
diferentes plataformas de comunicación
que servirán para mejorar el servicio que
presta la compañía.
Un punto importante que se logra iden-
ticar es que cualquier organización, ya sea
de carácter público o privado, requiere estar
en constante comunicación con los diversos
públicos para alcanzar sus objetivos. La for-
ma de gestionar con efectividad esta relación
entre empresa-público es a través de un plan
estratégico de comunicación. De esta mane-
ra ninguna empresa puede realizar acciones,
ni utilizar medios o herramientas de comu-
nicación si no conoce qué objetivos quiere
alcanzar, a dónde quiere llegar y cuál es la
situación actual. Esto se logra a través de la
estrategia de comunicación (Aljure, 2015).
Por esta razón, la estrategia online se
tomó en cuenta según el documento acerca
de social media en la estrategia de comunica-
ción de Sánchez (2012), en el que se plantea
que en la actualidad es indispensable tener
presencia en la red social, siendo esto algo
útil, ya que son bastantes las marcas que no
Plan estratégico de comunicación online para distribuciones de la Empresa X
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 55
son conscientes de que esto es necesario. Es
importante estar ahí ya que dichos sitios son
los más utilizados actualmente, es decir que
si los clientes siguen la página, miran e in-
teractúan con ella se interesarán en las acti-
vidades que se están publicando, mejorando
así la comunicación con cada uno de ellos.
De igual manera, para el proyecto de
investigación se tomaron en cuenta algunos
conceptos que se presentan a continuación.
Mix de comunicación
El mix de comunicación se reere a la com-
binación de las diferentes herramientas que
son utilizadas para informar, persuadir y
recordar los productos o servicios, creando
una buena imagen de la organización entre
sus consumidores.
Las actividades de comunicación se
clasican en cinco tipos: venta personal,
publicidad, promoción de ventas, relaciones
públicas y marketing directo.
Red social
“Una red social es un conjunto de herra-
mientas y plataformas gratis en línea que las
personas utilizan para publicar, conversar,
y compartir contenido en línea” (Chaey y
Ellis-Chadwick, 2014).
Comercio electrónico
El comercio electrónico se puede denir
como cualquier forma de transacción co-
mercial en la que un suministrador provee
de bienes o servicios a un cliente a cambio
de un pago, donde ambas partes interac-
túan electrónicamente en lugar de hacerlo
por intercambio o contacto físico directo.
(Alonso Conde, 2004)
El comercio electrónico se conoce
como un intercambio de productos o servi-
cios utilizando diferentes medios electróni-
cos, el cual se puede realizar por medio de
diferentes aplicaciones, como email, catálo-
gos y carrito de compras. Existen diferentes
tipos de e-commerce (B2C, B2B, C2C, P2P
y M-Commerce).
Metodología
El proyecto está enfocado en diseñar un
plan estratégico de comunicación online
para Distribuciones Empresa X, el cual
tiene un enfoque de carácter mixto: la fase
inicial corresponde a una investigación de
tipo cualitativa, la cual proporcionará la
información necesaria acerca de la compa-
ñía, como sus rutas, zonas, productos, en-
tre otras. El instrumento que se utilizará
en esta fase será la entrevista directa al ge-
rente general de Distribuciones Empresa X
(Heriberto Ayala).
Para continuar, la segunda fase co-
rresponde a una investigación de tipo des-
criptiva de carácter cuantitativo, en la que
se realizará una encuesta a los tenderos por
medio de un cuestionario en el cual se ten-
drá la información necesaria acerca del ser-
vicio que Empresa X ofrece, evaluando el
nivel de satisfacción de los usuarios y las po-
sibles quejas que tienen acerca del servicio
56 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Plan estratégico de comunicación online para distribuciones de la Empresa X
recibido. De igual manera, se cuestiona
acerca del manejo que se les da a las diferen-
tes plataformas de comunicación por parte
de los tenderos.
Para sustentar este tipo de investiga-
ción se tienen en cuenta los conceptos de al-
gunos autores, como Grajales (2000), quien
comenta que la investigación descriptiva
consiste en buscar una hipótesis y analizar
las relaciones, obteniendo la información
necesaria y actual de la empresa, con lo que
se dene qué comunicación online maneja
la organización.
Fases de la investigación
Fase I
En esta fase inicial se realizará una entrevis-
ta al gerente de la compañía Distribuciones
Empresa X, con el n de poder conocer un
poco más acerca de la empresa, cuáles son
sus principales estrategias, qué productos
y puntos de distribución tiene, cómo es la
comunicación con sus clientes y el manejo
de comunicación online, identicando ven-
tajas y falencias de la compañía.
Fase II
En esta siguiente fase se realizará una en-
cuesta, ya que es un método probabilístico
aplicado para contactar a los clientes más
representativos de la compañía, en la cual se
identicarán falencias actuales y las opor-
tunidades que tendría la Empresa X para la
mejora de su comunicación con los clientes,
Resultados
Entrevista
Según la entrevista se lograron identicar
aspectos relevantes, entre ellos, que la com-
pañía lleva prestando su servicio por 25
años, durante los cuales su único cliente ha
sido Alpina, entregando sus productos en la
zona norte y Suba. La entrega del pedido se
realiza en un lapso de 24 horas después de
la toma inicial de este. De igual manera se
evidencia la falta de un área de mercadeo
dentro de sus procesos, pues aún no se eva-
lúa dicha implementación.
y de este modo seguir creciendo en la pres-
tación del servicio.
Para la realización de las encuestas, se
realiza una muestra de estraticación por
conveniencia, teniendo en cuenta un gru-
po especíco de la zona norte, tomando a
Verbenal, San Antonio y Lijacá como refe-
rencia, identicando un total de cincuenta
encuestas, como se ve en la tabla 1.
Tabla 1
Muestreo
Barrios Total tiendas % Muestra
Verbenal 70 43,75 21,8
San Antonio 40 25 12,5
Lijaca 50 31,25 15,6
Total 160 100 49,9/50
Plan estratégico de comunicación online para distribuciones de la Empresa X
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 57
También se evidenció que la Empresa X
desea introducir algunos medios tecnológi-
cos para mejorar operaciones internas en la
compañía, reduciendo el tiempo de entrega
para así aumentar la cantidad de productos
ordenados, ser conocidos dentro del merca-
do y a aumentar sus clientes.
Encuestas
Para ana lizar la s encuestas, se deb e tener en
cuenta algunos puntos esenciales, permi-
tiendo conocer más a fondo la percepción
de los clientes en cuanto a la prestación
del servicio que ofrece Distribuciones
Empresa X.
• ¿Cómo calica usted el servicio que le
ofrece la Empresa X al momento de la
toma de pedido?
Para los clientes el servicio que presta la
Empresa X es eciente en cuanto la entrega
de pedidos, según 27 tenderos, que repre-
sentan el 54%; sin embargo, de esas 50 per-
sonas, 8 dijeron que era poco eciente (16%)
debido a que en algunas oportunidades el
pedido no les llega completo (gura 2).
Muy bueno
16%
Bueno
48%
Regular
30%
Malo
6%
Figura 1. Servicio Empresa X
De los 50 encuestados, 48% considera
que la toma de pedido es bueno (represen-
tan 24 personas), aunque para algunos no es
tan bueno puesto que la atención por parte
de los trabajadores a los tenderos es de una
manera poco amable (gura 1).
• ¿Qué tan eciente es el método que la
Empresa X maneja para la toma de su
pedido?
Muy Eciente
28%
Eciente
54% Poco Eciente
16%
Decie nt
e
2%
Figura 2. Eciencia en el servicio
58 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Plan estratégico de comunicación online para distribuciones de la Empresa X
Los tenderos encuestados señalan que
para la realización de los pedidos la mayoría
se comunica telefónicamente (20 personas,
que representan el 40%), y muy pocos espe-
ran su próxima visita para volver a ordenar
los productos buscado (6 personas, que re-
presentan el 12%) (gura 3).
• ¿Maneja con frecuencia diferentes plata-
formas de comunicación?
Continuando con las encuestas se evi-
dencia que 39 personas (78%) utilizan di-
ferentes redes sociales en sus dispositivos
como plataforma de comunicación, pero el
22% (11 personas) aún no las utilizan por-
que pierden tiempo en su trabajo viéndolo
como algo innecesario (gura 4).
• ¿Utilizaría otra plataforma para la toma
de pedido?
• ¿Actualmente cuál es el procedimiento
que usted realiza para adquirir los pro-
ductos que la Empresa X distribuye?
Figura 3. Procedimiento para adquirir el producto
Figura 4. Manejo plataformas
Contactar el
distribuidor
16%
Contactar el pr ovee dor
32%
Telefonic amente
40%
Espera su
próxima visita
12%
SI
78%
NO
22%
Figura 5. Plataformas para la toma de pedido
SI
72%
NO
28%
Plan estratégico de comunicación online para distribuciones de la Empresa X
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 59
Del total de encuestados un 72% (36
personas) estuvo de acuerdo con utilizar otra
plataforma para la toma del pedido, el res-
tante 28% (representado por 14 personas)
no, debido a que le parece mejor seguir con
lo tradicional por términos de conanza (-
gura 5).
• Según estas plataformas de comunica-
ción, ¿cuál cree usted que sería la mejor
opción para la toma de pedido?
Los encuestados que respondieron
“No” se les terminó automáticamente la en-
cuesta, continuando con un total de 36 per-
sonas; la mayoría contestó que por medio de
aplicación móvil, el cual representa un 45%
(16 personas) puesto que el celular lo mane-
jan con mayor frecuencia, sin embargo, el
medio por el que menos les gusta realizar
pedidos es manualmente (3 personas, repre-
sentando un 8%) por el tiempo que demora
en realizar los pedidos.
Propuesta
Con base en los resultados arrojados tanto
en la entrevista al gerente como en las en-
cuestas, se encontraron hallazgos relevantes
para mejorar la prestación del servicio, lo-
grando así la satisfacción de sus clientes, las
cuales se mencionan en la tabla 2.
Manual
8%
Aplicac ión movil
45%
Página Web
25%
Telefónic amente
22%
Figura 6. Mejor opción para la toma de pedido
Tabla 2
Propuesta
ALTERNATIVA CREACIÓN
Página web
(continua)
60 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Plan estratégico de comunicación online para distribuciones de la Empresa X
En la tabla anterior se pueden identi-
car tres alternativas: la primera es la pá-
gina web de Distribuciones Empresa X, la
cual servirá para tener una mayor facilidad
de encontrar, comunicarse y contar con in-
formación acerca de la compañía; la siguien-
te alternativa es la creación de un fanpage en
Facebook con el n de informar a los clien-
tes de benecios y promociones que ofrece
la empresa; para nalizar, la implementa-
ción de una aplicación móvil para realizar
la toma de pedido, dejando atrás los méto-
dos tradicionales que utiliza actualmente
Distribuciones Empresa X.
ALTERNATIVA CREACIÓN
Facebook
Aplicación móvil
(viene)
Conclusiones
Para concluir, se puede decir que sin plata-
formas digitales una compañía estaría en
riesgo, puesto que no se prestaría un ser-
vicio de calidad, ya que los clientes lo que
buscan es que se esté innovando, logrando
satisfacer cada una de sus necesidades. Por
lo tanto, la empresa debe contar con un área
encargada de investigar ya que el mercado
no funciona con la trayectoria que se ten-
ga, sino con la realización de buenas labo-
res para atender de una mejor manera a sus
clientes.
Plan estratégico de comunicación online para distribuciones de la Empresa X
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 61
Por tal motivo, la distribuidora Empresa
X está interesada en el plan de comunica-
ción, porque le muestra la importancia de
implementar herramientas que permitan
atraer la conanza de sus clientes, ya que
comprenden que si la empresa no existe den-
tro de la web no podrá crecer como se desea.
Sin embargo, no solo es contar con presencia
en Internet, sino eliminar todos los métodos
antiguos con los que cuenta la compañía, lo
cual le impide avanzar dentro del mercado
en el que la tecnología cumple un rol impor-
tante interno y externo.
Para nalizar, se debe tener en cuenta
que para prestar un servicio de alta calidad
se debe contar con una comunicación ópti-
ma y cercana con los clientes, ya que si se tie-
ne una imagen negativa no se podrá seguir
creciendo dentro del mercado, pero si hay
un contacto más directo con ellos, la percep-
ción que se tenga frente a la compañía será
ideal para que el cliente pueda recomendar
los servicios que esta ofrece.
Referencias
Aljure, A. (2015). Plan estratégico de comunica-
ciones. Barcelona: Editorial de la Universitat
Oberta de Catalunya.
Alonso Conde, A. B. (2004). Comercio electróni-
co: antecedentes, fundamentos y estado actual.
Dykinson, S.L.
Chaey, D. y Ellis-Chadwick, F. (2014). Mar-
keting digital: estrategia, implementación y
práctica. México D.F.: Pearson.
Grajales, T. (2000). El origen de una investigación.
Recuperado de http://tgrajales.net/investo-
rigen.pdf
Sánchez, E. (2012). El social media en la estra-
tegia de comunicación. En: adComunica.
Revista Científica de Estrategias, Tendencias
e Innovación en Comunicación, nº3. Cas-
tellón: Asociación para el Desarrollo de la
Comunicación adComunica, Universidad
Complutense de Madrid y Universitat
Jaume I, 221- 222. DOI: http://dx.doi.
org/10.6035/2174-0992.2012.3.16
Resumen
En el documento se presentan las potencialidades y ventajas
de las Fuentes No Convencionales de Energías Renovables
() en Colombia, así como las dicultades del sistema
energético actual. Además, se presenta parte del aprovecha-
miento que se le da a las mismas en el contexto nacional en
la actualidad.
Palabras clave: recurso, hidroeléctrica, energía renovable no
convencional, electricidad, sol, aire.
Energía renovable: una solución para Colombia
Daniel Eugenio Cepeda Robles*
Mercadeo
Universitaria Agustiniana
¿Cómo citar en apa?
Cepeda, D. (2017). Energía renovable: una solución para Colombia. Expresiones, Revista Estudiantil de Investigación, 4(8), 63-65.
* daniel.cepedar@uniagustiniana.edu.co
64 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Energía renovable: una solución para Colombia
Las fuentes de energía no renovables (com-
bustibles fósiles) poco a poco se van agotan-
do. Más del 60% de las emisiones de gases
efecto invernadero que causan el cambio
climático viene de la quema de combusti-
bles fósiles. Además, los problemas energé-
ticos que se han presentado en las plantas
hidroeléctricas debido a los fenómenos
climáticos del niño y la niña nos exigen
aumentar la implementación de energías
renovables en Colombia. Para ello, es im-
portante desarrollar proyectos con el n de
aumentar el uso de energías renovables no
convencionales.
Según la Unidad de Planeación Minero
Energética (), la energía eléctrica es ma-
yoritariamente limpia: 70% hidroeléctrica,
30% térmica y solo 6% son fuentes energías
renovables no convencionales () (-
 en Colombia, s.f.): “al ser dependientes
del agua, los fenómenos de variedad climáti-
ca, como el niño o la niña, afectan el sistema
por abundancia o por escasez” (Monsalve,
2016). Por ello es necesario implementar
nuevos proyectos que logren disminuir la
dependencia de la energía hidroeléctrica y
aumentar el uso de las .
“Una de las principales razones por las
que el país le debe meter la cha a las -
 es por su enorme potencial” (Monsalve,
2016). Ahora bien, según la , los recur-
sos disponibles a nivel nacional tienen un
gran potencial, pues hay “irradiación solar
promedio de 194 w/m2 para el territorio na-
cional, los vientos localizados de velocidades
medias en el orden de 9 m/s (a 80 m de altu-
ra para el caso particular del departamento
de la Guajira), y potenciales energéticos del
orden de 450.000 TJ por año en residuos de
biomasa” ( citado en Celedón, 2015).
Según la misma publicación, estos datos re-
sultan muy atractivos comparados con los
de otros países ( citado en Celedón,
2015).
La ley que argumenta las  (Ley
1715 del 2014) tiene una serie de fallos,
como lo dice Fernando Rico, gerente de
Isagen: “estas energías no dan conabili-
dad, por el modelo vigente no permite que
estos proyectos tengan cierres nancieros y
habría que plantearse otros esquemas” (cita-
do en Monsalve, 2016).
Aun así, en la actualidad las 
desarrolla una serie de proyectos a largo y
mediano plazo, los cuales consisten en desa-
rrollar parques eólicos en zonas potenciales
de Colombia, como en la Guajira, desarro-
llar sistemas de energía solar a pequeña y
mediana escala en zonas estratégicamente
distribuidas del país, el desarrollo de proyec-
tos de cogeneración a partir del aprovecha-
miento de la biomasa con nes energéticos y
la utilización de zonas para la energía geotér-
mica, como es el caso del volcán del Nevado
del Ruiz. Estos fueron escogidos estratégica-
mente con el n de aprovechar los recursos
energéticos del país y así poder explotarlos
de una forma limpia y rentable.
Referencias
Celedón, N (2015, septiembre 18). Invertir en
energías renovables generará us $775 mi-
llones. Portafolio Recuperado de http://
Energía renovable: una solución para Colombia
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 65
www.portafolio.co/economia/finanzas/
invertir-energias-renovables-generara-us-
775-millones-26616
 en Colombia (s.f.). Normas energía renova-
ble. Recuperado de https://normascolener-
giasrenovables.wordpress.com/acerca-de/
Ley 1715 del 2014 (13 de mayo). Por medio de
la cual se regula la integración de las ener-
gías renovables no convencionales al Siste-
ma Energético Nacional. Diario Oficial n.º
49.150.
Monsalve, M. M. (2016, julio 20). ¿Está enre-
dado el camino de las energías renovables
en Colombia? El Espectador. Recuperado
de http://www.elespectador.com/noticias/
medio-ambiente/esta-enredado-el-cami-
no-de-energias-renovables-colombia-ar-
ticulo-644422
Resumen
En el presente ensayo se analizan las ventajas y desventajas
de la globalización para los países ricos y pobres en términos
culturales y económicos, con el n de dar a conocer las con-
secuencias que este fenómeno puede llegar a crear en nuestra
sociedad.
Palabras clave: globalización, riqueza, pobreza, consecuencias,
antiglobalización, cultura.
¿Qué ventajas y desventajas tiene la
globalización en el desarrollo de un país?
Ángela Yurani Burgos*
Negocios Internacionales
Universitaria Agustiniana
¿Cómo citar en apa?
Burgos, A. (2017). ¿Qué ventajas y desventajas tiene la globalización en el desarrollo de un país? Expresiones, Revista Estudiantil
de Investigación, 4(8), 67-69.
* angela.burgosc@uniagustiniana.edu.co
68 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
¿Qué ventajas y desventajas tiene la globalización en el desarrollo de un país?
En este ensayo voy a tratar las ventajas y
desventajas que tiene la globalización como
proceso en el desarrollo de una nación, ar-
gumentando los aspectos relevantes para
poder dar a entender la inuencia que tiene
este proceso en una sociedad.
La globalización básicamente es un
proceso que tiene gran impacto en un país,
en aspectos sociales, económicos, políticos,
culturales y tecnológicos; en la actualidad
se evidencia la unión de diferentes culturas
gracias al intercambio de mercados y, por
lo tanto, la llegada de nuevas costumbres
de otros países que se van arraigando cada
vez más gracias a la globalización, pero esto
también trae la perdida de nuestra cultura
de origen.
Los aspectos tanto malos como bue-
nos que tiene la globalización poseen gran
impacto en un país y, por tanto, afectan su
desarrollo, es por eso también que varias
personas apoyan este proceso y otras están
en contra. Así, podemos tomar diferentes
puntos de vista en este proceso global.
La globalización es un proceso de in-
tegración entre varias naciones que consiste
en la creciente comunicación de estas y trae
cambios en aspectos sociales, culturales, tec-
nológicos, políticos y económicos que afec-
tan en gran medida la forma de vivir de un
país (Cruz, 2010).
En la actualidad el mundo está cada
vez más interconectado en un tipo de “aldea
global”, en donde las innovaciones tecnoló-
gicas, los avances, la unión de naciones y la
integración de mercados promueven un de-
sarrollo a gran escala; la globalización trae la
disminución del aislamiento de numerosos
países en un mercado internacional, como
lo explica Joseph Stiglitz (2002) en su libro
El malestar de la globalización, mostrando la
conectividad de las naciones. Este proceso
permite obtener benecios en términos de
expansión de mercados nancieros, nuevas
fuentes de trabajo para los habitantes y de
mercados para los empresarios, y nuevas po-
sibilidades para la educación.
A medida que se extiende la globaliza-
ción, se benecian las grandes potencias del
mundo, es decir, los países más desarrolla-
dos, los que tienen más riqueza, mientras
que los países en vía de desarrollo apenas se
pueden sostener con los pocos ingresos que
les llegan; para simplicar esto es preciso de-
cir que los países ricos se hacen cada vez más
ricos y los pobres cada vez más pobres. Este
hecho se evidencia en que la mayoría de las
inversiones internacionales van a las nacio-
nes desarrolladas, en las que se ve oportuni-
dad de expansión y la población es grande,
y a los países pobres solo los ven como una
fuente de recursos a explotar y son muy po-
cas las inversiones que reciben para que su
economía pueda surgir poco a poco.
La inversión extranjera es una de las
consecuencias de la globalización y gracias a
esta varias empresas de diferentes países lle-
gan a otro país con la intención de abrir nue-
vas puertas al comercio, de ser reconocidas y,
por tanto, que su cultura a medida del tiem-
po se introduzca en la de este nuevo país.
Según Herrera Vergara y Franco (2007), la
multiculturalidad ha constituido siempre
un valor para la humanidad la diversidad
¿Qué ventajas y desventajas tiene la globalización en el desarrollo de un país?
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 69
étnica, social, cultural, racial, pero esto po-
dría suponer una dicultad para el plura-
lismo con los procesos de globalización. Lo
anterior muestra una clara desventaja de este
proceso ya que a medida que nuevas culturas
se mezclan con otras se llega a la pérdida de
las identidades tradicionales con el enfoque
en una cultura global que se adapta princi-
palmente por los países más desarrollados,
ya que son quienes más intercambio reali-
zan y abarcan más mercados.
En conclusión, la globalización es un
proceso que tiene grandes repercusiones en
la economía de un país y, por tanto, en su
desarrollo, que se caracteriza por aspectos
buenos y malos, ventajas y desventajas que
se evidencian en la sociedad en los ámbitos
social, cultural, político, económico y tec-
nológico. Se genera también la internacio-
nalización de los mercados, el aumento de
la inversión extranjera, los grandes avances
tecnológicos que nos han permitido estar
cada vez más cerca de otras culturas, y los
grandes tratados que se han logrado alrede-
dor del mundo para poder generar más co-
mercio, pero también se denota la pobreza
de los países que son cada vez más pobres;
esto afecta directamente a las personas y a la
sociedad misma, y es por eso que existen los
movimientos antiglobalización y velan por-
que las grandes potencias no se enriquezcan
cada vez más. Por lo anterior, hoy en día es
importante conocer los diferentes cambios
que nos trae este proceso, porque nos afec-
tan aunque no sea directamente a un corto
plazo, lo harán a medida que pasa el tiempo,
entonces es necesario saber los benecios o
problemas que nos puede traer.
Referencias
Cruz. N. E. (2010). El efecto de los tratados de
libre comercio en el crecimiento económi-
co de los países integrados a los acuerdos
del mercado común del sur (Mercosur) y
la Unión Europea. Revista Empresarial Inter
Metro, 6 (1), 1-41.
Herrera Vergara, J., y Venegas Franco, A.
(2007).Globalización laboral y de la segu-
ridad social(Colección textos de jurispru-
dencia). Bogotá: Editorial Universidad del
Rosario.
Stiglitz, J. (2002).El malestar en la globalizacion.
Bogotá: Taurus.
Resumen
En el presente artículo se analiza la relación comercial entre
Estados Unidos y Colombia, viendo en particular la posición
de este país en el más reciente Tratado de Libre Comercio
entre ambas naciones, a la luz además de las políticas econó-
micas del presidente Donald Trump.
Palabras clave: exportación, café, Trump, comercio, TLC,
economía.
Exportaciones de Colombia
Yussely Matta Perez*
Mercadeo
Universitaria Agustiniana
¿Cómo citar en apa?
Matta, Y. (2017). Exportaciones de Colombia. Expresiones, Revista Estudiantil de Investigación, 4(8), 71-75.
* yussely.mattap@uniagustiniana.edu.co
72 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Exportaciones de Colombia
El intercambio de productos y el ujo del
libre comercio son un día a día del merca-
do colombiano. Aunque Colombia no es
un país completamente desarrollado y está
en un proceso constante para llegar a serlo,
no es un misterio que exporta productos de
gran magnetismo a nivel mundial, como
el café; además, hay productos que se ex-
portan a la mayor parte del mundo como
el petróleo, el carbón, la fauna y la ora, y
productos agrícolas que en otros países no
hay. ¿Pero Colombia realmente se benecia
con la exportación?
Colombia aprovecha sus recursos na-
turales al 100% para su economía, y trans-
forma o produce nuevos productos para
exportar al mercado internacional. El ca
es uno de los productos más importantes y
representativos de Colombia a la hora de ex-
portar. Es representado por la Federación
Colombiana de Cafeteros, que delega del
comercio del café colombiano en el merca-
do internacional.
En los últimos años el café colombia-
no ha reejado una alta demanda en varios
países del mundo, según la revista Dinero,
en el artículo de economía “Colombia ex-
porta café a los mayores consumidores del
mu ndo”:
Colombia se ha destacado por ser uno de
los países con el mejor café del mundo.Se-
gún la Organización Mundial del Café (,
por la sigla en inglés) en promedio, desde
el año 2000, Colombia ha sido el tercer
mayor exportador de café en el mundo con
9,59 millones de sacos, precedido por Brasil
(27,81 millones de sacos) y Vietnam (15,63
millones de sacos).
Según cifras del Departamento Adminis-
trativo Nacional de Estadística () en
2014 las exportaciones de café representa-
ron el 5,3% de las exportaciones totales na-
cionales.Cerca de US$2.893 millones. Los
principales destinos de exportaciones de
café de Colombia fueronEstados Unidos,
Japón y Bélgica,con una participación del
41,3%, 9,3% y 8,2%. (“¿Colombia exporta
café a los mayores consumidores del mun-
do?”, 2015)
Colombia está en el puesto 53 a nivel de
exportación en el mundo y, aparte del ca
con un porcentaje considerable de exporta-
ción para el país, según el Observatorio de
Complejidad Económica:
Las principales exportaciones de Colombia
son Petróleo Crudo ($12,7Miles de millo-
nes), Briquetas de Carbón ($5,36Miles de
millones), Flores Cortadas ($1,3Miles de
millones) yOro($1,3 Miles de millones),
según la clasicación del Sistema Armoni-
zado (HS). Sus principales importaciones
sonRenado de petróleo ($5,08Miles de
millones),Aviones, Helicóptero o de nave
espacial ($2,23Miles de millones),Coches
($2,1Miles de millones). (, s.f.)
Para exportar se necesita un intercam-
bio de comercio, y en el caso de Colombia el
mayor comprador o beneciario es Estados
Unidos, con un benecio económico del
“10,4Miles de millones” (, s.f.).
El tratado de libre comercio () es
un reejo de las alianzas comerciales que
Exportaciones de Colombia
Vol. 4, n.º 8, jul-dic, 2017 Expresiones :: 73
tiene Colombia con el país norteamericano,
pero este tiene ventajas y grandes desven-
tajas para el territorio nacional. En prime-
ra medida, según Procolombia, “pasamos
de un escenario unilateral, a una relación
estable y permanente. A partir de ahora,
nuestros exportadores podrán proyectar los
negocios a largo plazo y generar más em-
pleo para Colombia” (“Importancia del 
para Colombia”, s.f.); también es un ins-
trumento que no tiene la necesidad de ha-
cer renovaciones periódicas, lo que genera
estabilidad. Pero, ¿cuáles son las desventa-
jas de este  para Colombia? Desde un
inicio se ha observado desigualdad total en
el Tratado, lo que trae grandes desventajas
para Colombia, como lo explica el aboga-
do de la Universidad Nacional Diego David
Aldana Carrillo:
Resulta imposible negar que las asimetrías
existentes entre las partes, sobre todo en las
capacidades de inuencia de los países ricos
en las políticas internas de aquellos con los
que negocia, y el poder que estos detentan
(representado por el nivel de desarrollo
económico, la capacidad política global, las
dotaciones y el manejo de recursos), pueden
inuir positiva o negativamente en el proce-
so de negociación y terminar desequilibran-
do los resultados que inicialmente buscaba
una de las partes. (“Colombia, en franca
desventaja en el TLC con EE.UU.”, 2015)
También nos dice que “Colombia es
un país que se deja inuenciar por la alta
tecnología de ., sus fuertes inuen-
cias políticas, porque no contamos con las
herramientas sucientes para competir en
términos comerciales con la potencia nor-
teamericana” (“Colombia, en franca desven-
taja en el TLC con EE.UU.”, 2015).
En la actua lidad es más de lo que expor-
ta Colombia de lo que importa con Estados
Unidos, con el presidente Donald Trump y
sus anuncios de eliminar los tratados comer-
ciales, ya que para él no benecian econó-
micamente a su país. Colombia se puede ver
muy afectado con esta decisión puesto que
el mandatario quiere que el mayor expor-
tador sea Estado Unidos y no otros países,
pero hay que esperar a ver qué tan afecta-
da va a estar Colombia con las decisiones de
este magnate. En la revista Portafolio, María
Claudia Lacouture, ministra de industria y
comercio, dijo:
Todo el tiempo estamos trabajando muy de
la mano con este mercado en políticas que
son muy positivas para los dos países. Nues-
tro logro más reciente con Estados Unidos
es que entramos en la recta nal para que se
empiece aimportar aguacate colombiano,
Estados Unidos es nuestro principal socio
comercial y no prevemos cambios drásticos
en la relación comercial con Colombia; por
el contrario, lo que hay son oportunidades
para seguir estrechando nuestros lazos. (Ci-
tada en Acosta, 2016)
Ahora hay que esperar si es necesario
negociar este acuerdo comercial con el presi-
dente de Estados Unidos y que Colombia no
se vea más afectada en su economía, puesto
que el país norteamericano es el mayor re-
ceptor de productos colombianos, “con una
74 :: Expresiones Revista Estudiantil de Investigación
Exportaciones de Colombia
participación de 32,8%” (Café de Colombia,
s.f.). No hay que dejar de lado que Colombia
también tiene más tratados de libre comer-
cio con otros países que están basados en
objetivos diferentes, y que hay unos que tie-
nen más ventajas que otros. Para 2017, según
el Departamento Administrativo Nacional
(),
En febrero de 2017 las exportaciones regis-
traron una variación de 15,8%, explicada
principalmente por el grupo de Combusti-
bles (40,5%), se destacan las variaciones de
Petróleo y productos derivados del petróleo
con 36,6% y Hulla, coque y briquetas con
49,1%. […] En febrero de 2017 las expor-
taciones de manufacturas presentaron una
variación de -10,2% al pasar de US$582,8
millones  en el mes de febrero de 2016
a US$523,2 millones  en el mismo mes
de 2017.
Lo anterior se explica por la caída en Ventas
externas de productos medicinales y farma-
céuticos que registraron una variación de
-47,4%, Ferroníquel de -97,5% y Manufac-
turas de minerales no metálicos de -33,1%.
En febrero de 2016 las exportaciones del
grupo Manufacturas registraron una varia-
ción de -12,4%. (“Exportaciones”, 2017)
Hay una variación con respecto al año
anterior en la que, por la caída de ciertos