ResearchPDF Available

Abstract

Observatorio de Huelgas Laborales (OHL), de la Universidad Alberto Hurtado (UAH) y el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).
Observatorio de Huelgas Laborales (OHL)
Universidad Alberto Hurtado (UAH) y
Centro de Estudios de Conflicto
y Cohesión Social (COES)
INFORME
HUELGAS LABORALES
EN CHILE 2017
Agosto 2018
Título:
Informe Huelgas Laborales en Chile 2017
Junio, 2018
Disponible en página web OHL-COES:
• OHL-COES -http://www.coes.cl/observatorio-de-huelgas-laborales/
• OHL - http://www.observatoriodehuelgas.cl
• UAH-FEN -http://fen.uahurtado.cl/
Contacto:
• observatorio.huelgas@gmail.com
• www.facebook.com/observatorio.huelgas.laborales
3
PARTICIPANTES
Autores:
Francisca Gutiérrez
Rodrigo Medel
Domingo Pérez
Diego Velásquez
Dirección:
Francisca Gutiérrez
Se agradece contribución a:
Eduardo Abarzúa
Kirsten Sehnbruch
Mauricio Araneda
Ignacio Cáceres
4
5
Resumen ejecutivo
Como se viene haciendo desde el 2015, el presente informe ofrece un panorama detallado
de la actividad huelguista durante el 2017, con los datos recolectados por el Observatorio
de Huelgas Laborales (OHL). A diferencia de otras iniciativas con propósitos similares, el
OHL define la huelga en términos amplios e incorpora información sobre conflictos que
ocurren al margen del proceso de negociación colectiva reglada.
Este año, el informe se estructura en torno a tres objetivos. Primero, confirmar si el 2017
marca un cambio en las tendencias observadas durante los años anteriores, donde se
identificaba un ciclo de conflictividad laboral ascendente. Segundo, analizar la influencia
que tuvo la implementación de la reforma laboral en dicho cambio. Tercero, situar la
actividad laboral observada en Chile en el contexto internacional.
Entre los resultados del informe destaca la caída global de la actividad huelguista durante
el 2017. Respecto del 2016, en el sector privado, el número de huelgas legales disminuyó
en un 35% y el de las huelgas extra-legales en un 45%. En el sector público, la tendencia
fue similar, pasando de 127 a 118 huelgas. La cantidad de trabajadores comprometidos
en las distintas modalidades de huelga también experimentó un declive respecto del año
anterior.
El informe confirma que la implementación de la reforma laboral estuvo relacionada con el
cambio observado en las huelgas legales. Ahora bien, el informe sugiere que este efecto
no sería “estructural” y que los actores sociales modificarán sus comportamientos en la
medida que adquieran conocimientos para manejar estratégicamente la nueva normativa.
Bajo este supuesto, la disminución de las huelgas legales durante el 2017 se explicaría por
la incertidumbre de empresas y trabajadores respecto de las posibles implicaciones de la
normativa en los procesos de huelga. En este sentido, el informe señala que es muy pronto
para anunciar el fin del ciclo de conflictividad laboral ascendente iniciado el 2006.
Para aportar a la discusión mientras se esperan los datos necesarios para un análisis de los
efectos estructurales de la reforma, el informe mide el influjo de la legislación en la actividad
huelguista de 28 países de ingreso medio-alto. Como muestra el análisis, más derecho
a huelga no necesariamente implica mayor nivel de conflictividad laboral. Comparado
con otros países de ingresos medio-alto, Chile presenta un nivel de actividad huelguista
elevado (5to lugar), a pesar de que impone más limitaciones al derecho a huelga que
otros países de la muestra con un nivel de conflictividad menor.
En términos generales, el informe continúa insistiendo en la importancia de repensar la
institucionalidad laboral, pues las huelgas extra-legales ocupan un lugar central en el
sistema de relaciones laborales de Chile. En el año 2017, por cada huelga legal realizada,
se registraron 1,5 huelgas extra-legales. Esta proporción es levemente superior a la del año
anterior (1,3) y demuestra que el fenómeno observado en los informes anteriores del OHL
sigue plenamente vigente. Como se ha señalado en otras ocasiones, la legislación impone
límites que no siempre calzan con las reglas que operan en la práctica. La comparación
internacional sugiere que la solución para disminuir esta brecha no pasa necesariamente
por una mayor restricción legal.
6
Glosario básico
Huelga
Toda disrupción deliberada del proceso de trabajo, organizada por un grupo de
trabajadores, para el logro de una reivindicación común.
Negociación colectiva reglada
Corresponde a la negociación entre trabajadores y empleador que se efectúa con sujeción
a todas y cada una de las normas de carácter procesal establecidas en el Libro IV del
Código del Trabajo y da lugar a los derechos, prerrogativas y obligaciones previstas en
dicho cuerpo legal resolviéndose a través de un contrato colectivo o un fallo arbitral. Este
tipo de negociación contempla la posibilidad que los trabajadores recurran a la huelga.
Huelga legal
Corresponden a aquellas huelgas que se realizan en el marco de la negociación colectiva
reglada. Este tipo de huelgas son reglamentadas por el Código del Trabajo y contabilizadas
por la Dirección del Trabajo de Chile.
Huelga extra-legal
Son aquellas huelgas que son realizadas por fuera del marco de la negociación colectiva
reglada. También son conocidas como huelgas ilegales o huelgas de hecho.
Trabajadores comprometidos (TC)
Es la cantidad de trabajadores que participaron en una huelga.
Promedio de Trabajadores Comprometidos (PTC)
Corresponde a la suma total de trabajadores comprometidos en el año, dividido por el
total de huelgas registradas para el mismo período.
Días perdidos (DDPP)
Días de trabajo perdidos, producto de la duración de la huelga. Se analiza si sábado o
domingo es día de trabajo según la naturaleza de la empresa o sector económico.
Días-Persona Trabajo Perdidos (DPTP)
Es un indicador del costo económico de las huelgas para la empresa. Se calcula
multiplicando la cantidad de trabajadores comprometidos en la huelga por los días de
trabajo perdidos, descontando los días no hábiles. Así por ejemplo, si 20 trabajadores
estuvieron 3 días hábiles en huelga, generaron un DPTP de magnitud 60.
Tácticas
Son acciones complementarias a la huelga que se realizan para visibilizar la causa o
maximizar las oportunidades de éxito de la huelga.
7
Tabla de contenido
Resumen ejecutivo............................................................................................................................5
Glosario básico..................................................................................................................................6
Introducción........................................................................................................................................9
¿Un giro en las tendencias de la última década? Las huelgas durante el 2017........................11
Menos actividad huelguista........................................................................................................................11
Gráfico 1: Número de huelgas en el sector privado y público según legalidad (1990-2017)................11
Gráfico 2: Número de huelgas por cada 100 mil trabajadores en el sector
privado y público según legalidad (1990-2017)..................................................................................................12
Menos trabajadores movilizados en huelgas.......................................................................................13
Gráfico 3: Promedio de trabajadores comprometidos en huelgas
en el sector privado (1990-2017)..............................................................................................................................17
Gráfico 4: Promedio de trabajadores comprometidos en huelgas
en el sector público (1990-2017)..............................................................................................................................14
Tabla 1. Número de huelgas y de Trabajadores comprometidos, según sector 2017...........................14
Huelgas más extensas.................................................................................................................................15
Gráfico 5: Días perdidos en huelgas del sector privado y público según
legalidad (1990-2017)..................................................................................................................................................15
Desigual acceso de las ramas económicas a los procesos reglados.........................................15
Gráfico 6: Número de huelgas por rama de actividad económica y legalidad
en el sector privado (2017).........................................................................................................................................16
Leve recuperación del peso de las huelgas en la gran empresa..................................................16
Gráfico 7 - Porcentaje de huelgas según tamaño de empresa en el sector (2010-2017)...................17
Diversificación de los motivos del conflicto...........................................................................................17
Gráfico 8: Porcentaje de huelgas en el sector privado según
motivo del conflicto (2010-2017)...............................................................................................................................18
Gráfico 9: Porcentaje de huelgas en el sector público según
motivo del conflicto (2010-2017)..............................................................................................................................19
Huelgas pacíficas..........................................................................................................................................19
Gráfico 10: Porcentaje de huelgas en el sector privado, según
tácticas utilizadas (2010-2017)................................................................................................................................20
Gráfico 11: Porcentaje de huelgas en el sector público, según
tácticas utilizadas (2010-2017).................................................................................................................................21
Los efectos de la reforma laboral en la actividad huelguista....................................................22
Impacto significativo en la frecuencia de las huelgas legales......................................................22
Gráfico 12: Modelo de regresión para medir impacto de reforma en
número de huelgas legales.......................................................................................................................................23
Gráfico 13: Modelo de regresión para medir impacto de reforma en tasa de huelgas
extralegales (sector privado)....................................................................................................................................25
8
Impacto significativo en el volumen de las huelgas legales..........................................................25
Gráfico 14: Modelo de regresión para medir impacto de reforma en tasa de trabajadores
comprometidos en huelgas legales......................................................................................................................26
Gráfico 15: Modelo de regresión para medir impacto de reforma en tasa de trabajadores
comprometidos en huelgas extra-legales..........................................................................................................27
Las conquistas económicas de los trabajadores...............................................................................27
Gráfico 16: Resultados económicos de las huelgas 2016 y 2017..................................................................28
Sindicatos más debilitados tras las huelgas.......................................................................................29
Gráfico 17: Resultados organizacionales de las huelgas 2016 y 2017.........................................................29
Comunicación sindicato-empresa afectada.....................................................................................30
Gráfico 18: Represalias o sanciones de las huelgas 2016 y 2017.................................................................30
Chile en el contexto mundial. La influencia de la legislación.....................................................32
Gráfico 19: Promedio del DPTP por cada mil trabajadores (2010-2016)...................................................32
Gráfico 20: Promedio del DPTP por cada mil trabajadores (2010-2016)
e índice de derecho a huelga.................................................................................................................................34
Tabla 2: Modelo de regresión influencia índice de derecho a huelga en
DPTP por cada mil trabajadores............................................................................................................................35
Conclusiones....................................................................................................................................36
Bibliografía.......................................................................................................................................39
Anexo Metodológico.......................................................................................................................40
Datos sobre actividad huelguista en Chile..........................................................................................40
Análisis del efecto de la reforma en la actividad huelguista........................................................40
Tabla 3: Estadísticas descriptivas y fuentes de variables de control........................................................41
Análisis comparación internacional........................................................................................................42
Tabla 4: Resumen datos conflictividad países de ingresos medios altos...............................................44
Análisis impacto de reforma en tasas mensuales..............................................................................46
Tabla 5: Regresión tasa mensual número huelgas..........................................................................................46
Tabla 6: Regresión tasa mensual trabajadores comprometidos................................................................47
9
Introducción
El Observatorio de Huelgas Laborales (OHL) es una iniciativa del Centro de Estudios de Conflicto
y Cohesión Social (COES) y de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Alberto
Hurtado (UAH) que surge en 2014 con la finalidad de estudiar en profundidad la conflictividad
laboral en el Chile contemporáneo. Como parte de las estrategias para alcanzar este objetivo,
el OHL ha llevado a cabo un registro sistemático de las huelgas realizadas en el país desde
el 2010, continuando con el trabajo realizado por el profesor Alberto Armstrong entre 1979 y
20091 .
Si bien las huelgas son sólo una de las tantas expresiones posibles del conflicto entre empleados
y empleadores, representan una entrada privilegiada para el análisis del sistema de relaciones
laborales. Las huelgas permiten observar puntos de cristalización de las tensiones sociales al
interior de dicho sistema. La intensidad de la experiencia favorece la expresión de ideologías y
patrones de comportamiento normalmente imperceptibles, los cuales sustentan las relaciones
sociales dentro de las organizaciones productivas. Asimismo, las huelgas son uno de los mejores
barómetros de la capacidad de organización y cohesión de los trabajadores. Por lo mismo,
permiten evaluar el peso de los sindicatos y su relación de fuerzas con los empleadores.
A diferencia de otras iniciativas con objetivos similares, el OHL define de manera amplia el
concepto de huelga, como toda disrupción deliberada del proceso de trabajo, organizada
por un grupo de trabajadores para el logro de una reivindicación común. De esta manera,
se interesa tanto en las huelgas legales realizadas en el marco de la negociación colectiva
reglada, como en las huelgas extra-legales que tienen lugar fuera de estos procesos o sin
apego a las reglas de procedimiento establecidas en la normativa laboral2 . Las huelgas
extra-legales representan un porcentaje importante de las huelgas que ocurren en el país,
entre otras razones, porque contemplan todas las paralizaciones que tienen lugar en el
sector público, donde este tipo de acciones se encuentra legalmente prohibido. A pesar de
lo anterior, las huelgas extra-legales han quedado al margen del radar de la Dirección del
Trabajo y otras agencias que dan seguimiento a la conflictividad laboral en el país. Por esta
razón, el registro que lleva a cabo el OHL resulta particularmente relevante para el debate
público y la investigación científica en materia de relaciones laborales.
1 Una parte de la recolección de datos sobre huelgas en el 2017 fue posible gracias al convenio
establecido con el Consejo Laboral Superior, el cual incluyó la elaboración de un informe sobre el
impacto de la reforma en las huelgas extra-legales disponible en http://www.dialogosocial.gob.cl/
wp-content/uploads/2018/05/Informe-Consejo-Superior-Laboral-sobre-Reforma-Laboral-final.
pdf
2 El OHL utiliza el apelativo de “extra-legal” para subrayar el hecho de que estas formas de protesta
no son necesariamente “ilegales” aun cuando no se encuentran explícitamente reglamentadas en
el Código del Trabajo para los trabajadores del sector privado, o se encuentren prohibidas por la
Constitución para los trabajadores del sector público. La firma de los convenios de la Organización
Internacional del Trabajo (OIT) sobre libertad sindical por parte del Estado chileno y la jurisprudencia
en los últimos años, han llevado a los expertos a afirmar que existe una contradicción en la legislación
chilena respecto de este tipo de huelga. En este sentido, el concepto de “extra-legal” busca subrayar
la ambigüedad legal de estos eventos.
10
El presente documento resume los principales rasgos de la actividad huelguista durante el 2017.
El primer objetivo es confirmar si el año en cuestión marca un giro en la tendencia observada
en los informes anteriores (2014, 2015 y 2016), la cual indicaba un ciclo de conflictividad laboral
ascendente iniciado el 2006. Cualquiera sea su resultado, este examen permitirá seguir
avanzando en la identificación del modelo actual de relaciones laborales y sus diferencias
con respecto al modelo observado durante los años 1990.
El segundo propósito del presente informe es revisar las consecuencias que tuvo la
aplicación de la reforma laboral en abril del 2017. La reforma introdujo cambios en
materia de derechos colectivos para el sector privado. Entre los más relevantes pueden
mencionarse la eliminación del reemplazo a huelga, el establecimiento de servicios
mínimos obligatorios, la regulación de la negociación de sindicatos inter-empresa, entre
otros. ¿Cómo impactaron estos cambios la actividad huelguista en el país? ¿Existe una
relación entre la nueva normativa y las tendencias observadas durante este año?
Por último, el presente informe ofrece un panorama internacional de la actividad huelguista
durante los últimos años. De esta manera, pretende situar en un contexto más amplio el alza
de la conflictividad laboral observada en Chile, y entregar herramientas a los actores sociales e
investigadores para sopesar la importancia de los datos entregados. El informe pone especial
énfasis en la relación que existe entre la legislación laboral y el nivel de actividad huelguista
mostrado para cada país estudiado. De esta manera, pretende contribuir al debate político
sobre la institucionalidad laboral en Chile.
11
¿Un giro en las tendencias de la última década?
Las huelgas durante el 2017
Los informes anteriores del OHL dieron cuenta de la existencia de un nuevo ciclo de conflictividad
que se habría iniciado en el 2006 y que se caracterizaría por un número mayor de huelgas. Este
ciclo se distinguía del observado durante el periodo 1990-2005, donde la actividad huelguista
tendió más bien a perder fuerza, sobretodo en el sector privado. ¿Qué cambios introduce el
2017 en el ciclo reciente?
Menos actividad huelguista
El Gráfico 1 muestra las tendencias históricas del número de huelgas, incorporando los datos
relativos al 2017. Como se observa, el año en cuestión marca un quiebre en el ciclo previo. En
todas sus modalidades, las huelgas se hicieron menos numerosas. La caída más acentuada
ocurrió en el sector privado. En específico, mientras que en el 2016 se registraron 198 huelgas
legales y 134 huelgas extralegales en este sector, en el 2017 estas cifras bajaron a 128 y 74
respectivamente3. Esto representa una disminución del 35% y el 45%. Como se argumenta en
el segundo capítulo, esta disminución puede explicarse, en parte, por la incertidumbre que
provocó la implementación de la nueva reforma.
Gráfico 1: Número de huelgas en el sector privado
y público según legalidad (1990-2017)
3 Las diferencias de un punto en las cifras respecto al informe 2016 responden a la corrección
realizada en labase.
250-
200-
150-
100-
50-
Número de huelgas
1990-
1991-
1992-
1993-
1994-
1995-
1996-
1997-
1998-
1999-
2000-
2001-
2002-
2003-
2004-
2005-
2006-
2007-
2008-
2009-
2010-
2011-
2012-
2013-
2014-
2015-
2016-
2017-
Público Privado legal Privado extra-legal
12
Las huelgas en el sector público también se hicieron menos numerosas, de 127 en el 2016
a 118 en el 2017. Sin embargo, la cifra sigue siendo más elevada que en todos los años
del ciclo 1990-2006, por lo que no modifica sustancialmente el diagnóstico presentado
en los informes anteriores. En este sector, la disminución de la conflictividad puede tener
relación con el año electoral. Un inminente cambio de gobierno dificulta la consecución
de acuerdos con las asociaciones de funcionarios, ya que la Administración saliente no
está en condiciones de comprometerse con medidas futuras. En este contexto, las huelgas
resultan menos atractivas porque no pueden asegurar que los acuerdos resultantes se
cumplan.
Por otra parte, los cambios en las tendencias descritas afectaron la composición de la
conflictividad laboral nacional. El número de huelgas legales sigue siendo casi el doble
que el número de huelgas extra-legales en el sector privado. Sin embargo, el peso de
los sectores se modificó, siendo la conflictividad en el sector público relativamente más
preponderante durante el 2017 que durante el año 2016.
Para despejar dudas respecto al nivel de actividad huelguista, este informe agrega un
indicador nuevo: el número de huelgas por cada 100 mil trabajadores ocupados. De esta
manera, se pretende identificar si las variaciones en el número de huelgas se explican
por los cambios de volumen de la fuerza laboral. El Gráfico 2 resume la información sobre
este nuevo indicador. Como puede observarse, las tendencias anteriormente descritas se
mantienen, aunque se suaviza el aumento de la actividad huelguista observado entre el
2006 y el 2016 en ambos sectores.
Gráfico 2: Número de huelgas por cada 100 mil trabajadores en el sector
privado y público según legalidad (1990-2017)
5-
4-
3-
2-
1-
Número de huelgas
1990-
1991-
1992-
1993-
1994-
1995-
1996-
1997-
1998-
1999-
2000-
2001-
2002-
2003-
2004-
2005-
2006-
2007-
2008-
2009-
2010-
2011-
2012-
2013-
2014-
2015-
2016-
2017-
Público Privado legal Privado extra-legal
13
Menos trabajadores movilizados en huelgas
La evolución del promedio de trabajadores comprometidos en huelgas (PTC) desde
que se inició el actual ciclo de conflictividad en el 2006 ha sido más variable que
la evolución del número de huelgas, esto tanto en el sector privado como público.
Como mostró el informe anterior del OHL, el PTC disminuyó en ambos sectores
durante el 2016. En el caso del sector privado, esta tendencia a la baja podía
observarse desde el 2014.
Los Gráficos 3 y 4 resumen la evolución del PTC en el sector privado y público
respectivamente. Como indican estas figuras, durante el 2017 las huelgas se
hicieron aún más pequeñas, registrándose una nueva caída en el PTC. En cualquier
caso, hay que subrayar que el PTC en las huelgas del sector público sigue siendo
ampliamente superior al de las huelgas del sector privado. Esto tiene que ver, en
parte, con la mayor fuerza movilizadora de las asociaciones de funcionarios. En
efecto, casi la totalidad de los servicios de la Administración Central cuentan con al
menos una asociación de funcionarios. Estas organizaciones se encuentran mucho
más articuladas entre sí que los sindicatos del sector privado, como lo ilustra la
alta tasa de afiliación de las asociaciones a federaciones, confederaciones y la
ANEF (Gutiérrez, Chamorro y Abarzúa, 2018). Además, los procesos de negociación
en el sector privado ocurren en distintos niveles, no estando limitados al servicio o
unidad base, como en el caso del sector privado. Por lo mismo, es frecuente que los
conflictos superen el nivel del servicio, abarquen un ministerio o a los funcionarios
en su totalidad.
Gráfico 3: Promedio de trabajadores comprometidos en huelgas
en el sector privado (1990-2017)
2500
2000
1500
1000
500
0
Trabajadores comprometios promedio
1990-
1991-
1992-
1993-
1994-
1995-
1996-
1997-
1998-
1999-
2000-
2001-
2002-
2003-
2004-
2005-
2006-
2007-
2008-
2009-
2010-
2011-
2012-
2013-
2014-
2015-
2016-
2017-
Legal Extra-legal
14
Gráfico 4: Promedio de trabajadores comprometidos
en huelgas en el sector público (1990-2017)
Desde el punto de vista de la frecuencia, el peso de las huelgas del sector público es
relativamente elevado en el contexto nacional, puesto que representa un poco menos de
un tercio del total de huelgas ocurridas en el país durante el 2017. Por su parte, en términos
de trabajadores comprometidos (TC), el peso de las huelgas del sector público es aún
mayor, representando más de la mitad del total de trabajadores involucrados en huelgas
durante el año en cuestión (Tabla 1).
Tabla 1. Número de huelgas y de Trabajadores comprometidos,
según sector 2017

4 Estas cifras excluyen las huelgas nacionales y regionales que no permiten diferenciar entre trabajadores
del sector público y privado.
Número de huelgas TC
Huelgas sector público 118 47.683
Total de huelgas extra-legales 202 61.961
Total de huelgas4320 80.734
2500
2000
1500
1000
500
0
Trabajadores comprometios promedio
1990-
1991-
1992-
1993-
1994-
1995-
1996-
1997-
1998-
1999-
2000-
2001-
2002-
2003-
2004-
2005-
2006-
2007-
2008-
2009-
2010-
2011-
2012-
2013-
2014-
2015-
2016-
2017-
15
Huelgas más extensas
La duración de las huelgas constituye otro parámetro con el que puede evaluarse el nivel
de conflictividad laboral. En informes anteriores, se destacó la variación relativamente
errática de este indicador, puesto que no se observaba una tendencia clara como ocurre
en el número de huelgas. El Gráfico 5 muestra el promedio de días perdidos en huelgas
(DDPP) desde 1990 hasta el 2017. Como muestra la figura, durante el 2017, las huelgas fueron
en promedio más largas que las ocurridas durante el 2016, tanto en el sector privado como
público (de 3,6 a 4,4). El aumento más marcado del DDPP afectó a las huelgas extra-legales
en el sector privado, pasando de 2,2 menos días en el 2016 a 3,7 en el 2017.
Más allá de este cambio, se mantienen ciertas características estructurales en la duración
de las huelgas durante el 2017. En efecto, las huelgas legales siguen siendo más largas que
las huelgas extra-legales, lo que ha sido una constante desde que se registran estos datos.
Gráfico 5: Días perdidos en huelgas del sector privado y público
según legalidad (1990-2017)
Desigual acceso de las ramas económicas
a los procesos reglados
La desagregación de las huelgas por rama de actividad económica permite observar cómo
se distribuye el conflicto en los distintos sectores del proceso productivo. El Gráfico 6 muestra
la información del número de huelgas desagregada por ramas y legalidad.
Como se observa, en el 2017, la rama de la industria presenta el mayor número de conflictos
(38), seguida por transporte y almacenamiento (34), y luego por enseñanza (29). Este dato
confirma la presencia histórica de la actividad huelguista en estos sectores. En contraste,
las otras trece ramas presentaron menos de 20 huelgas durante el año en cuestión. En
comparación al 2016, destaca la pérdida de importancia relativa del conflicto en el sector
de la minería (décimo puesto).
12-
9-
6-
3-
Días de duración promedio
1990-
1991-
1992-
1993-
1994-
1995-
1996-
1997-
1998-
1999-
2000-
2001-
2002-
2003-
2004-
2005-
2006-
2007-
2008-
2009-
2010-
2011-
2012-
2013-
2014-
2015-
2016-
2017-
Público Privado legal Privado extra-legal
16
Gráfico 6: Número de huelgas por rama de actividad económica y legalidad
en el sector privado (2017)
Analizando la legalidad de las huelgas, se confirma el predominio absoluto de la extra-
legalidad en algunas ramas económicas como agricultura y pesca (85%); actividades
profesionales, científicas y técnicas (100%) y servicios administrativos y de apoyo (100%).
Como se observó en el informe del 2016, la conflictividad en estos sectores suele desplegarse
por fuera de los procedimientos establecidos por el Código del Trabajo. Estos datos llaman
a preguntarse por los obstáculos que encuentran los trabajadores en estos sectores para
negociar de manera reglada.
Leve recuperación del peso de las huelgas en la gran empresa
Como se ha señalado en los informes anteriores, la gran empresa concentra regularmente
el mayor porcentaje de huelgas. Esto se explica, en gran medida, por los quorum legales
requeridos para constituir sindicatos, lo que hace que los trabajadores de empresas
pequeñas tengan menores posibilidades de organizarse y, por ende, de conducir
negociaciones colectivas y huelgas. En efecto, las grandes empresas presentan un nivel
de densidad sindical mucho mayor que las empresas de menor tamaño (ENCLA, 2014).
17
El Gráfico 7 muestra el porcentaje de huelgas de trabajadores dependientes según el
tamaño de empresa5 . Como se observa, el porcentaje de huelgas en la gran empresa el
2017 creció respecto del 2016, recuperando el promedio del periodo 2010-2015.
Gráfico 7 - Porcentaje de huelgas según tamaño de empresa en el sector
(2010-2017)
Diversificación de los motivos del conflicto
El análisis de las reivindicaciones que motivan las huelgas permite identificar las
problemáticas que generan más tensiones entre trabajadores organizados y empleadores
en el país. Los Gráficos 8 y 9 muestran el porcentaje de huelgas según su motivo principal, en
el sector privado y público respectivamente. Los motivos se agrupan en cuatro categorías
según se refieren a remuneraciones (ej. ajuste de salarios o bonos); condiciones de trabajo
(ej. seguridad, higiene o características del espacio de trabajo); organización del trabajo
(ej. jornadas, despidos, o malos tratos de los superiores); y situaciones externas a la unidad
de trabajo (ej. oposición o apoyo a proyectos de ley o autoridades públicas).
Como se ha observado en informes anteriores, las huelgas por motivos remuneracionales
dominan ampliamente el panorama en el sector privado a lo largo del periodo estudiado.
Esto puede deberse a las restricciones de la legislación nacional respecto a otros temas
susceptibles de negociarse. También puede estar ocasionado por elementos culturales
5 Se identifica el tamaño de empresa en función de las utilidades declaradas en el Servicio de Impuestos
Internos: MYPE, de 0,01 UF a 25 mil UF anuales; Mediana, de 25 mil a 100 mil UF anuales; y Gran empresa,
desde 100 mil UF anuales.
18
propios del asalariado chileno; o a la desigualdad salarial y bajos salarios existentes en
el país. No obstante, el 2017 se observa una mayor diversificación de los motivos de los
conflictos respecto del 2016, lo que se expresa en el aumento relativo del porcentaje de
huelgas causadas por problemas relacionados con la organización del trabajo (de 16,6% a
25,4%) y, en menor medida, a situaciones externas a la organización (de 5,1% a 9,4%).
Gráfico 8: Porcentaje de huelgas en el sector privado según
motivo del conflicto (2010-2017)
A diferencia de lo que sucede en el sector privado, las huelgas en el sector público son
principalmente motivadas por problemas relacionados con la organización del trabajo.
Esto ha sido una constante en el periodo estudiado, alcanzando el 51,9% de las huelgas
en el 2017. El hecho que los salarios en el sector público sean fijados anualmente por el
Congreso limita las oportunidades de las asociaciones de funcionarios para reivindicar
ajustes salariales, lo que podría explicar el bajo peso de las huelgas remuneracionales
en este sector. Las movilizaciones remuneracionales se concentran al final de cada año,
cuando se discute el presupuesto nacional y el ajuste salarial de los funcionarios en la Mesa
del Sector Público. Si bien las asociaciones al nivel de cada servicio continúan negociando
estas materias durante el año, no pueden reconocer abiertamente estas negociaciones
pues son informales y no necesariamente reconocidas a nivel superior (Gutiérrez et. al.,
2018).
Sin perjuicio de lo anterior, y como sucedió en el sector privado, en el sector público también
se observa una mayor diversificación de los motivos de los conflictos durante el 2017. El
porcentaje de huelgas motivadas por temas remuneracionales aumentó de un 9,1% el 2016
a un 21,7% el año en cuestión. Cabe preguntarse si esto tuvo relación con el año electoral,
pues es posible pensar que la incertidumbre política y el eventual empeoramiento de las
condiciones de negociación durante los próximos años aumentaron la necesidad de las
asociaciones de presionar por un ajuste salarial importante.
19
Gráfico 9: Porcentaje de huelgas en el sector público según
motivo del conflicto (2010-2017)
Huelgas pacíficas
Para caracterizar las huelgas en Chile, el OHL recolecta información sobre variables
tradicionales como el número de eventos, trabajadores comprometidos, duración y motivos
de las huelgas. No obstante, también se interesa en características menos exploradas en
la literatura sobre trabajo. Un ejemplo son las tácticas complementarias o acciones que
utilizan los trabajadores movilizados durante la huelga para aumentar la visibilidad o las
probabilidades de éxito de esta estrategia (véase Medel y Somma, 2016). En específico, el
OHL identifica un listado de 49 tácticas complementarias, las cuales se agrupan en tres
categorías según el nivel de violencia que conllevan. Al grupo de acciones más pacíficas
se le denomina “tácticas convencionales y/o culturales”. En esta categoría se agrupan
acciones como las marchas, piquetes fuera de la empresa, ollas comunes, u otras tácticas
que en general no están impedidas por la ley. Al segundo grupo de acciones se le denomina
“tácticas disruptivas”. Aquí se contabilizan acciones como interrupción del libre tránsito
(dentro o fuera de la propiedad de la empresa), tomas u ocupaciones de edificios de la
empresa, interrupción de reuniones, etc. El tercer grupo de acciones se cataloga como
“tácticas violentas” puesto que ponen en riesgo la vida o integridad de los manifestantes
o terceros. Ejemplos de ello pueden ser ataques a transeúntes o contra-manifestantes,
enfrentamientos con fuerzas policiales y huelgas de hambre.
20
Como muestra el Gráfico 10, la mayoría de las huelgas en el sector privado durante el
2017 son pacíficas, ya sea porque no presentan acciones complementarias de ningún
tipo (31,2%) o porque contemplan tácticas convencionales (56,4%). Sólo un 11,4% de los
conflictos presentó acciones disruptivas y un 1%, acciones abiertamente violentas. Estas
últimas cifras son incluso más pequeñas que durante el 2016. El carácter pacífico de las
huelgas en el sector privado ha sido una constante durante el periodo estudiado
(2010-2017).
Gráfico 10: Porcentaje de huelgas en el sector privado,
según tácticas utilizadas (2010-2017)
Como muestra el Gráfico 11, las huelgas en el sector público también suelen ser
mayoritariamente pacíficas, registrándose el 2017 un 67,8% de huelgas con recurso a
tácticas convencionales y un 6,8% sin acciones complementarias. En comparación al 2016,
el año en cuestión mostró una disminución del porcentaje de huelgas disruptivas y un leve
aumento de las huelgas violentas.
A diferencia de las huelgas en el sector privado, los conflictos en el sector público suelen
implicar más a menudo tácticas complementarias (en específico, 93,2% contra un 68,8%
de las veces), tendencia que se ha acentuado a lo largo de los últimos tres años. Esta
diferencia entre los sectores puede deberse al estatuto jurídico de la huelga en el sector
público. La falta de garantías legales para la huelga en el sector público puede promover
que las asociaciones busquen maneras creativas de llamar la atención, presionar a las
autoridades y evitar sanciones durante las paralizaciones.
21
Gráfico 11: Porcentaje de huelgas en el sector público,
según tácticas utilizadas (2010-2017)
22
Los efectos de la Reforma Laboral en la actividad huelguista
El posible efecto de la reforma laboral en la actividad huelguista ha sido una preocupación
permanente en los empresarios, trabajadores y algunos sectores políticos desde que se
implementó la ley en abril del 2017. Uno de los temores es que la eliminación del reemplazo
a huelga favorezca una mayor conflictividad, la que a su vez dañe a las empresas y al
crecimiento económico del país.
En marzo del presente año, el Consejo Superior Laboral (CSL) presentó un informe con
datos que atenuaron esta preocupación6 . Tanto las huelgas legales como extra-legales
disminuyeron entre abril y diciembre del 2017, en contra de las predicciones de los sectores
más opuestos a la reforma. El OHL suministró los análisis relativos a las huelgas extra-
legales contenidos en dicho informe. En este capítulo, se complementan algunos de estos
análisis.
Como se señaló anteriormente, el 2017 marca un giro en algunas de las tendencias
observadas desde el 2006. Particularmente, llama la atención la disminución del número
de eventos y trabajadores comprometidos en huelgas legales y extra-legales. ¿En qué
medida esta atenuación de la conflictividad laboral se explica por la implementación
de la reforma laboral? Cabe señalar que la actividad huelguista depende de múltiples
factores. La situación económica del país, el nivel de los salarios, la coyuntura política y
el despliegue de otros movimientos sociales, entre otros, pueden afectar la disposición
de los trabajadores a paralizar la producción o la actitud de las empresas frente a la
negociación. En este sentido, la caída de la conflictividad laboral observada el 2017 puede
ser resultado de otros procesos concomitantes a la reforma. Por esta misma razón, resulta
necesario realizar un análisis estadístico más fino de los datos entregados.
Adicionalmente, en este capítulo se entrega información sobre los posibles efectos de la
reforma en los resultados de las huelgas. En particular, se analizan los cambios producidos
en relación con los logros económicos de los trabajadores, la fuerza de la organización
sindical y las represalias o sanciones contra los huelguistas al término de este tipo de
conflictos. Con el fin de recolectar esta información que no aparece en prensa, el OHL
condujo un proceso piloto de encuesta a dirigentes sindicales que participaron en
paralizaciones antes y después de la aplicación de la reforma (81 en total) (ver “Apartado
metodológico”). Si bien la muestra final no permite extraer conclusiones definitivas, los
datos proveen algunas pistas significativas que pueden guiar futuras investigaciones.
Impacto significativo en la frecuencia de las huelgas legales
Se utilizó la técnica de análisis de series de tiempo para identificar la influencia real de la
reforma en la actividad huelguista. El primer análisis considera como variable dependiente
la tasa mensual de huelgas legales y extra-legales, entre enero del 2005 y diciembre del
2017, en el sector privado. Para aislar el efecto propio de la reforma sobre esta variable,
se controla por otros factores que, teóricamente, pueden haber incidido en la dinámica
huelguista (Franzosi,1989).
6 El informe puede ser descargado en: http://www.dialogosocial.gob.cl/wp-content/uploads/2018/05/
Informe-Consejo-Superior-Laboral-sobre-Reforma-Laboral-final.pdf
23
Estas variables de control son de dos tipos: económicas (número de ocupados, tasa de
desempleo e inflación) y organizacionales (tasa de sindicalización). Asimismo, se incluyen
como variables de control los meses del año puesto que las huelgas pueden tener un
comportamiento asociado a factores temporales (más detalles en Anexo metodológico).
Los Gráficos 12 y 13 resumen el resultado de este análisis para las huelgas legales y
extra-legales respectivamente. Cada variable incluida en el análisis figura en el eje
vertical (y). El coeficiente de regresión de cada variable sobre la tasa mensual de huelgas
se muestra gráficamente con un punto, el cual, si está situado a la derecha de la línea
vertical “0” indica una contribución positiva, y si aparece a la izquierda de la línea “0”, un
efecto negativo. Los intervalos de confianza se indican con una línea que se extiende a
la izquierda y a la derecha de cada punto. Sólo cuando los intervalos de confianza no se
cruzan con la línea vertical “0” se trata de un factor significativo (con un 95% de nivel de
confianza)7 .
Como muestra el Gráfico 12, controlando por las variables económicas, organizacionales y
temporales se puede afirmar que la reforma sí tuvo un efecto estadísticamente significativo
en la tasa mensual de huelgas8 . En otras palabras, la disminución observada en el número
de huelgas legales durante el 2017 se explica, en parte, por la implementación de la nueva
legislación.
Gráfico 12: Modelo de regresión para medir impacto de reforma
en número de huelgas legales
7 *** p<0.001, ** p<0.01, * p<0.05
8 Para revisar el detalle de las regresiones, ver tabla 5 en anexos
24
Este resultado puede interpretarse de varias maneras. En primer lugar, el efecto de la
reforma puede atribuirse al contenido de ésta. Las normas favorables a los sindicatos,
como la eliminación del reemplazo a huelga, pueden haber fomentado una actitud
más extrema por parte de la empresa. Por un lado, el rechazo absoluto de los procesos
de negociación colectiva reglada y, por ende, de cualquier oportunidad para que los
trabajadores ejerzan el derecho a huelga. Por otro lado, una actitud complaciente hacia
las demandas de los sindicatos durante los procesos de negociación reglada, con el
propósito de evitar extremar el conflicto. Cualquiera sea el caso, el resultado sería el mismo
pues la probabilidad de la huelga legal disminuiría.
No obstante, existe una segunda interpretación posible que parece más acertada y que
considera lo reciente de la implementación de la reforma. Es plausible pensar que una parte
importante de las empresas y sindicatos desconocía el detalle de la nueva normativa, o
las oportunidades que esta les ofrecía durante el 2017. Ante este desconocimiento, los
actores pueden haber optado por la inacción, postergando los procesos de negociación
o recurriendo a estrategias alternativas de resolución de conflictos para evitar someterse
a los nuevos procedimientos que regulan la huelga. Resulta razonable suponer que los
sindicatos y las empresas tomaron el 2017 como un año de aprendizaje o de espera, lo que
explicaría la disminución del número de huelgas. Siguiendo este argumento, cabría pensar
que la influencia real del contenido de la reforma en la conflictividad sólo se expresará
totalmente en algunos años más.
Los resultados del análisis de serie de tiempo son sustancialmente diferentes para la
tasa mensual de huelgas extra-legales. Como muestra el Gráfico 13, controlando por
otras variables, la reforma no presenta un efecto estadísticamente significativo sobre el
número de huelgas extra-legales. En otras palabras, no se puede atribuir con certeza la
disminución del número de huelgas que ocurren al margen del proceso de negociación
reglada, a la nueva normativa. Esto cuestiona que la nueva legislación pueda solucionar
el problema de la informalidad de buena parte de la conflictividad laboral que ocurre en
el sector privado, cuestión que podría esperarse si la nueva normativa facilitara, como
propuso, los procesos de negociación colectiva reglada. La evidencia no permite observar
un efecto de este tipo, al menos en lo inmediato. Sin embargo, por las razones esgrimidas
anteriormente, cabe ser cautelosos y esperar que finalice el periodo de aprendizaje y
ajuste de los actores a la nueva legislación para evaluar el efecto de esta normativa en la
informalidad.
25
Gráfico 13: Modelo de regresión para medir impacto de reforma
en tasa de huelgas extralegales (sector privado)
Impacto significativo en el volumen de las huelgas legales
Utilizando la misma técnica estadística, se analiza el impacto de la reforma en el número de
trabajadores que participaron en huelgas desde abril del 2017. La variable dependiente, en
este caso, es definida como la tasa mensual de trabajadores comprometidos en huelgas.
En el modelo, se incluyen las mismas variables de control señaladas en el apartado anterior.
Los Gráficos 14 y 15 resumen el resultado de este análisis para las huelgas legales y extra-
legales respectivamente. Como se indicó anteriormente, sólo cuando los intervalos de
confianza no se cruzan con la línea vertical “0”, se trata de un factor que tiene influencia
estadísticamente significativa en la variable dependiente.
26
Como puede observarse, las conclusiones del análisis son similares que para la variable
dependiente anterior. Tal como lo ilustra el Gráfico 14, la reforma tiene un efecto
estadísticamente significativo en la tasa mensual de trabajadores comprometidos en
huelgas legales. En efecto, controlando por las variables económicas, organizacionales y
temporales, se puede afirmar que la reforma sí es responsable, en parte, de la reducción
del volumen de las huelgas legales durante el 20179.
Gráfico 14: Modelo de regresión para medir impacto de reforma en tasa de
trabajadores comprometidos en huelgas legales
Diferente resulta el análisis de los trabajadores comprometidos en huelgas extra-legales.
Como muestra el Gráfico 15, controlando por variables económicas, organizacionales y
temporales, la reforma no presenta una influencia estadísticamente significativa sobre la
tasa de trabajadores comprometidos en huelgas extra-legales. En otras palabras y tal
como señala el informe del CSL, la caída observada en el volumen de las huelgas extra-
legales no es necesariamente atribuible a la nueva legislación.
9 Para revisar el detalle de las regresiones, ver Tabla 6 en anexos.
27
Gráfico 15: Modelo de regresión para medir impacto de reforma en tasa de
trabajadores comprometidos en huelgas extra-legales
Estos resultados pueden interpretarse de una manera similar a los casos anteriores. Más
que el contenido de la nueva normativa, es la reciente implementación y la incertidumbre
que esta situación genera, lo que puede explicar por qué los actores se mostraron más
reticentes a involucrarse en huelgas legales durante el 2017. La ausencia de una relación
estadísticamente significativa entre la reforma y los trabajadores involucrados en huelgas
extra-legales se puede deber a que éstos no consideraron la reforma, al menos hasta
la fecha, como una oportunidad para encauzar sus demandas en los procedimientos
establecidos por la ley. En cualquier caso, esta hipótesis deberá confirmarse con datos
relativos a la actividad huelguista durante los próximos años.
Las conquistas económicas de los trabajadores
Las encuestas a dirigentes sindicales permitieron recolectar información sobre los logros
económicos que obtuvieron los trabajadores al término de las huelgas el 2016 y 2017. En la
encuesta, se incluyeron tres preguntas relativas a estos logros: ¿Se obtuvo un ajuste salarial
luego de la huelga? ¿Se obtuvo un bono de término de conflicto? ¿Se extendieron los
beneficios a los trabajadores no involucrados en la negociación colectiva? Para identificar
el influjo de la reforma en la probabilidad de los trabajadores de obtener estos logros, se
comparan las respuestas de los dirigentes que condujeron huelgas antes y después de la
implementación de esta normativa.
28
El Gráfico 16 resume los resultados de esta comparación. Si el punto se ubica arriba
de la línea punteada que indica cero, entonces la diferencia es positiva, es decir,
el porcentaje de dirigentes que condujeron huelgas después de la aplicación de la
reforma y que respondió positivamente a estas preguntas es mayor que el porcentaje
de dirigentes que condujeron huelgas antes de la reforma y respondieron de la
misma manera. En palabras sencillas, esta situación sugiere que la reforma aumentó
el porcentaje de huelgas que culminó en un ajuste salarial, un bono de término de
conflicto y/o la extensión de los beneficios. Por el contrario, si el punto se ubica
debajo del cero, entonces el gráfico sugiere que la diferencia es negativa y que la
reforma disminuyó el porcentaje de huelgas que cumplen con estas condiciones.
Adicionalmente, el gráfico muestra si los resultados son estadísticamente
significativos. Si la línea vertical que indica el intervalo de confianza toca el cero,
entonces la diferencia en las respuestas de ambos grupos no es significativa. En
otras palabras, es menos probable que la diferencia observada en los resultados
económicos de las huelgas se deba a la reforma.
Gráfico 16: Resultados económicos de las huelgas 2016 y 2017
Como muestra el Gráfico 16, el grupo de dirigentes sindicales que condujo una huelga
después de la aplicación de la reforma declaró con menos frecuencia que estos conflictos
culminaron en un ajuste salarial o una extensión de los beneficios para los trabajadores
no involucrados en la negociación colectiva. Sin embargo, sólo la diferencia en materia
de extensión de beneficios es estadísticamente significativa. Por otra parte, la diferencia
de las respuestas respecto de la obtención de bonos de fin de conflicto es casi nula. En
otras palabras, no es posible zanjar con estos datos si la implementación de la reforma
aumentó la efectividad de las huelgas para incrementar los ingresos de los trabajadores.
29
Sindicatos más debilitados tras las huelgas
Las huelgas pueden producir otro tipo de logros para los trabajadores, los cuales
no necesariamente se relacionan con una mejora directa en sus condiciones de
trabajo. Por ejemplo, pueden ayudar a la organización sindical a ganar mayor
fuerza y, de esta manera, potenciar su intervención en las decisiones futuras de la
empresa. Evidentemente, el sindicato también puede verse debilitado, si es que los
trabajadores evalúan mal su gestión durante el conflicto.
Cabe preguntarse si la reforma cambió la probabilidad de que la huelga termine
fortaleciendo o debilitando a los sindicatos. Para medir este influjo, se preguntó
a los dirigentes que condujeron huelgas antes y después de la aplicación de la
reforma, si el número y la participación de los socios habían aumentado al término
del conflicto declarado. El Gráfico 17 resume las diferencias en las respuestas de
ambos grupos. Como se señaló anteriormente, el punto indica la orientación de la
diferencia y la línea vertical, si esta diferencia es estadísticamente significativa.
Como se observa, el grupo de dirigentes sindicales que condujo una huelga
después de la implementación de la reforma declaró con más frecuencia que el
número de socios aumentó después de la huelga y con menos frecuencia que
aumentó la participación en el sindicato. No obstante, solo este último resultado es
significativo. En otras palabras, estos datos sugieren que desde la implementación
de la reforma, las huelgas se han vuelto relativamente más perjudiciales para los
sindicatos, puesto que afectan más notoriamente su capacidad de comprometer
a los trabajadores en el sindicato.
Gráfico 17: Resultados organizacionales de las huelgas 2016 y 2017
30
Comunicación sindicato-empresa afectada
Por último, la encuesta conducida por el OHL indagó en las relaciones sindicato-empresa
tras las huelgas. Específicamente, preguntó a los dirigentes sindicales por las medidas
que tomaron las empresas a modo de represalia o sanción en contra de los trabajadores
movilizados al término del conflicto. Para medir la influencia de la reforma en este tipo
de comportamiento, se realiza una comparación de las respuestas de los dirigentes
encuestados que condujeron huelgas antes y después de la implementación de la nueva
normativa, tal como en las secciones anteriores. El Gráfico 18 resume los resultados de este
análisis.
Como se observa, de las diez medidas de las empresas examinadas en la encuesta,
solo una exhibe respuestas estadísticamente diferentes entre el grupo de dirigentes que
condujeron huelgas antes y después de la implementación de la reforma. Se trata de la
disminución de la comunicación o diálogo con el sindicato”. En específico, los dirigentes
que participaron en huelgas tras la implementación de la reforma declaran con más
frecuencia que la empresa cerró los canales de comunicación con el sindicato tras los
conflictos. Esto sugiere que, desde la implementación de la reforma y hasta diciembre
2017, las huelgas fueron un poco más traumáticas para las relaciones entre empresas y
sindicatos.
Gráfico 18: Represalias o sanciones de las huelgas 2016 y 2017
31
En suma, todos estos resultados cuestionan que la reforma haya favorecido
necesariamente a los sindicatos y trabajadores movilizados. Los datos sugieren
que, desde la implementación de la nueva normativa, las huelgas se han vuelto un
poco más costosas para estos actores. Sin embargo, cabe insistir que la muestra
de huelgas cubiertas por la encuesta sigue siendo muy pequeña para sacar
conclusiones generales. Asimismo, resulta prudente esperar el próximo año para ver
si estas tendencias responden a un efecto estructural de la reforma o si se deben a
la incertidumbre que generaron las nuevas reglas del juego.
32
Chile en el contexto mundial. La influencia de la legislación.
Si bien el 2017 muestra una disminución en la actividad huelguista, ésta sigue siendo
superior a la observada para el ciclo de conflictividad 1990-2006. Resulta útil analizar la
conflictividad en perspectiva comparada para evaluar si la actividad huelguista en Chile
también destaca a nivel mundial.
Con este objetivo, se recolectaron datos de una muestra de 28 países de ingresos medios-
altos, a partir de la información publicada por la Organización Internacional del Trabajo
(detalles en Anexo metodológico). En particular, se tomó como indicador de comparación
los “DPTP por cada mil trabajadores”. Este indicador presenta la ventaja de considerar,
al mismo tiempo, los días de trabajo perdidos y el número de trabajadores involucrados
en huelgas. Asimismo, ajusta esta información al número de trabajadores que existe en
cada país. Por esta razón, suele ser el indicador utilizado en los estudios comparativos
sobre conflictividad laboral en Europa y otras partes del mundo (ej. Creigh, 1982; Gall, 2013;
Vandaele, 2016). En palabras sencillas, a mayor DPTP por cada mil trabajadores, mayor
es el nivel de actividad huelguista, porque mayores son los días perdidos y el porcentaje
de trabajadores del país que participa en este tipo de acciones (ver detalles en Anexo
metodológico).
El Gráfico 19 presenta los países de la muestra ordenados según el nivel de actividad
huelguista promedio en el periodo 2010-2016 (DPTP * mil trabajadores). Como puede
observarse, Chile se encuentra entre los países con una mayor actividad huelguista
promedio durante el periodo considerado, ocupando el quinto lugar. Cabe señalar que
los datos mostrados en todos los casos consideran huelgas del sector privado y público.
Gráfico 19: Promedio del DPTP por cada mil trabajadores (2010-2016)
33
Este resultado resulta interesante pues sugiere que el nivel de actividad huelguista no
depende necesariamente del nivel de apertura que posee la legislación respecto de
la huelga. En efecto, la normativa chilena es comparativamente restrictiva en materia
de derecho a huelga: este tipo de acción colectiva se encuentra constitucionalmente
prohibida en el sector público y restringida a los trabajadores involucrados en procesos
de negociación reglada en el sector privado. Más aún, durante el periodo considerado en
el gráfico, aún no se implementaba la reforma que eliminó el reemplazo de trabajadores
en huelga, otro desincentivo a este tipo de acción colectiva. Pese a estas características
legales, Chile presenta un nivel de actividad huelguista similar al de países como Canadá
donde los trabajadores gozan de mayores garantías para llevar a cabo huelgas.
La supuesta relación entre legislación y conflictividad sigue siendo uno de los argumentos
más utilizados en contra de la ampliación de los derechos laborales colectivos. La
prevención de los conflictos constituye a menudo el objetivo central de la política laboral
y de la limitación del derecho a huelga. En efecto, como se señaló en el capítulo anterior,
este argumento ha sido frecuente desde la presentación del proyecto de reforma laboral
en el 2015. Para explorar más a fondo la relación entre legislación y conflictividad, se realizó
un análisis estadístico complementario que presentamos en el gráfico y tabla dispuestos
a continuación.
El Gráfico 20 presenta la muestra de países ordenados según el índice de derecho a
huelga. Este índice se construyó a partir de la información sobre las restricciones legales
que existen en esta materia en cada país, tanto en el sector privado como público (detalle
en Anexo metodológico). Específicamente, a mayor es el valor obtenido por el país en el
índice, menores son las restricciones que impone la legislación nacional al derecho de
huelga. Adicionalmente, el gráfico muestra el promedio de actividad huelguista (DPTP
por cada mil trabajadores) para el grupo de países con valor similar en el índice. Como
puede observarse, el grupo de países con una legislación más favorable a la huelga
(Reino unido, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Finlandia, entre otros), no presenta el promedio
más alto de conflictividad en la muestra. Por el contrario, el promedio de DPTP por cada
mil trabajadores es más bajo en este grupo que aquel encontrado en países con una
legislación relativamente desfavorable a la huelga, donde se encuentra Chile (20,8
contra 115,5). No obstante, el gráfico sugiere que tampoco existe una relación lineal entre
legislación y conflictividad laboral, pues el grupo de países con un valor menor en el índice
de derecho a huelga es también el grupo con menos actividad de este tipo.
34
Gráfico 20: Promedio del DPTP por cada mil trabajadores (2010-2016)
e índice de derecho a huelga
Más precisión entrega la siguiente tabla. Para medir la influencia del índice de derecho
a huelga en el nivel de actividad huelguista (DPTP por cada mil trabajadores), se llevó a
cabo un análisis de regresión lineal. Con el propósito de evitar conclusiones espurias, se
incorporó al cálculo la tasa de sindicalización, desempleo, inflación y pertenencia a la
ex Unión Soviética como variables de control. Como muestra la Tabla 2, controlando por
estas variables, la influencia del índice de derecho a huelga en el nivel de DPTP resulta
negativa. En otras palabras, los países que presentan una legislación más favorable a
la huelga tienden a presentar un menor nivel de actividad huelguista. Sin embargo, esta
influencia no es estadísticamente significativa por lo que no se puede afirmar con certeza
que la legislación tiene un impacto en la conflictividad.
35
Tabla 2: Modelo de regresión influencia índice de derecho a huelga en DPTP
por cada mil trabajadores
En suma, los datos cuestionan la existencia de una relación clara entre una legislación
favorable a la huelga y el nivel de conflictividad laboral en el país. Más derecho a huelga
no implica necesariamente mayor actividad huelguista o mayor conflicto entre empleados
y empleadores.
(Intercept) -21.412
(59.208)
Promedio.inflación..2010.2016. 26.518***
(7.068)
Promedio.desempleo..2010.2016. -0.243
(3.783)
Indice -0.840
(16.543)
Tasa.sindicalización 0.815
(1.011)
exurss: Si/No -43.541
(39.598)
R-squared 0.4
adj.R-squared 0.3
sigma 91.6
F 3.3
p 0.0
Log-likelihood -204.5
Deviance 243317.4
AIC 423.0
BIC 433.9
N 35
36
Conclusiones
El patrón de las relaciones laborales chilenas ha cambiado respecto a la década
del 90. Como mostró el OHL en sus informes anteriores, la actividad huelguista
aumentó ligeramente entre el 2006 y el 2016, indicando una mayor inclinación de los
trabajadores a enfrentar abierta y colectivamente a sus empleadores. Asimismo, la
Dirección del Trabajo registró un incremento semejante de la tasa de sindicalización
durante el mismo periodo. ¿Suponen estos datos una crisis del modelo de relaciones
laborales que surgió tras la transición a la democracia en 1990? Dicho modelo
privilegiaba las relaciones individuales de trabajo y restringía el conflicto abierto
entre trabajadores y empleadores.
Evidentemente, existen continuidades importantes entre el periodo que se inicia en
1990 y el que se desarrolla a partir de la mitad de los años 2000. De hecho, la mayor
parte de los trabajadores continúa careciendo de organización sindical (Dirección
del Trabajo, 2018) y canaliza sus demandas laborales de manera individual en
este segundo periodo. Quizás habría que caracterizar este último como el de la
contención del proceso de debilitamiento sindical observado durante los 1990, más
que como un ciclo de mayor acción colectiva. Pero incluso en este último caso, lo
cierto es que algo cambió en los trabajadores. La apuesta del OHL ha sido poner
el foco de atención en estas discontinuidades, sin por ello negar los aspectos más
estructurales de la conflictividad. En específico, esta opción busca redinamizar
el debate sobre las relaciones laborales, a menudo demasiado centrado en las
comparaciones con el periodo previo al golpe militar de 1973 y menos atento a los
cambios más recientes.
Con el propósito de seguir avanzando en esta línea, el presente informe ofrece
una radiografía de la actividad huelguista durante el 2017. Esta revisión tiene el
interés adicional de permitir evaluar el efecto de la reforma laboral reciente en
la conflictividad. La nueva legislación, ¿marca una variación respecto de las
tendencias registradas en el ciclo de protesta 2006-2016?
En materia de huelgas, los datos muestran que el primer año de la reforma fue
menos intenso que el año anterior. El número de huelgas legales disminuyó en un 35%
y el de las huelgas extra-legales en un 45% en el sector privado. Una caída similar
experimentó el número de trabajadores comprometidos en ambas modalidades
de huelga. Controlando por otras variables, el análisis confirma que las variaciones
en la frecuencia y volumen de las huelgas legales respondieron, en parte, a la
influencia de la nueva legislación.
Es difícil interpretar la disminución de las huelgas legales como un efecto “estructural”
de la reforma. Independiente de las innovaciones introducidas por la nueva
legislación, lo cierto es que los cambios legales suponen necesariamente procesos
de aprendizaje en los actores. En otras palabras, es probable que empresas y
trabajadores ajusten sus comportamientos durante un tiempo, en función de los
conocimientos y habilidades que adquieran en el uso de la nueva legislación. Por eso,
parece sensato interpretar la disminución de la actividad huelguista durante el 2017
como un resultado provisorio, asociado más a la incertidumbre que a la legislación
37
propiamente tal. En otras palabras, parece apresurado afirmar que la reforma puso
fin al ciclo de conflictividad ascendente indicado en los informes anteriores del
OHL. Más prudente parece esperar que los actores se adapten a las nuevas reglas
del juego, para evaluar si estas han modificado de manera permanente la forma e
intensidad con que se expresan las tensiones entre ellos.
En espera de dicho momento y para avanzar en la discusión política actual, el
presente informe mide el influjo de la legislación en la conflictividad laboral de
varios países de ingresos medio-alto. El resultado sugiere que un mayor derecho
a huelga no necesariamente implica más paralizaciones en el país. Chile presenta
un nivel de actividad huelguista alto a pesar que presenta un derecho a huelga
más limitado que la mayor parte de los países de la muestra. Estas conclusiones
refuerzan la hipótesis que la reforma reciente no generará necesariamente un
aumento de la actividad huelguista.
El presente informe confirma que algunas tendencias observadas en el ciclo de
protesta (2006-2016) se mantuvieron el 2017, a pesar del cambio normativo. Por
ejemplo, muestra que los motivos de las huelgas legales continúan diversificándose,
tanto en el sector privado como público. Si bien las huelgas provocadas por
motivos salariales continúan siendo ampliamente mayoritarias en el sector privado,
se observa un peso creciente de las huelgas motivadas por demandas ligadas a
la organización del trabajo en este sector, al menos desde que se registra esta
información en el 2010. A la inversa, los datos muestran un aumento del porcentaje
de huelgas salariales en el sector público durante el 2017, tal como se ha visto en
años anteriores.
Desde su primer informe, el OHL ha insistido en la importancia de registrar las
huelgas que ocurren al margen del proceso de negociación colectiva reglada
pues estas ocupan un lugar central en el sistema chileno de relaciones laborales.
Como ya lo había identificado el profesor A. Armstrong, la informalidad es uno de
los rasgos estructurales de la conflictividad laboral en el país, al menos desde que
se registra información sobre huelgas extra-legales en 1979 (Armstrong, 1997). En el
año 2017, por cada huelga legal realizada, se registraron 1,5 huelgas extra-legales.
Esta proporción es levemente superior a la del año anterior (1,3) y demuestra que
el fenómeno observado por el profesor Armstrong y los informes anteriores del OHL
sigue plenamente vigente. Como se ha señalado en otras ocasiones, la legislación
impone límites que no siempre calzan con las reglas que operan en la práctica.
Sin duda, el peso de la actividad huelguista extra-legal en el país impone desafíos
importantes para la política pública. El OHL apuesta porque la solución a este
problema no pasa necesariamente por ampliar las restricciones a la huelga. Como
sugieren los análisis realizados en este informe y otros estudios (c.f.. Hebdon y
Stern, 2010; Gutiérrez, 2017), los conflictos entre trabajadores y empleadores suelen
encontrar otras formas de expresión que pueden ser incluso más costosas para
las empresas y el país. La búsqueda de una disminución de la informalidad en la
conflictividad laboral exige explorar otras alternativas.
38
39
Bibliografía
ARMSTRONG, Alberto (1997) Tendencias, magnitud y causas de las huelgas de trabajadores
dependientes de un empleador en Chile. Estudios de Administración 4 (1) 1-78
CREIGH, Stephen. (1982). Strikes in OECD countries. Industrial Relations Journal, 13(3), 67-71.
DIRECCIÓN DEL TRABAJO (2018): Compendio estadístico 2016. Santiago: Gobierno de
Chile.
ENCLA (2015): Encla 2014. Informe de Resultados Octava Encuesta Laboral. Santiago:
Dirección del Trabajo – Gobierno de Chile.
GALL, Gregor. (2013). Quiescence continued? Recent strike activity in nine Western European
economies. Economic and Industrial Democracy, 34(4), 667-691.
GUTIÉRREZ CROCCO, Francisca (2017): Coping with neoliberalism through Legal Mobilization:
The Chilean Trade Union Movement’s New Tactics and Allies. En VON BULOW, M y DONOSO,
S. Post-Transition Social Movements in Chile, Palgrave, USA
GUTIÉRREZ CROCCO, Francisca; CHAMORRO, Catalina y ABARZÚA: Relaciones laborales
en el Estado más allá de la regulación. Hallazgos derivados del caso chileno. Revista del
CLAD Reforma y Democracia (70)
HEBDON, Robert y Stern, Robert (1998). Tradeos among expressions of industrial conflict:
Public sector strike bans and grievance arbitrations. ILR Review, 51(2), 204-221.
MEDEL, Rodrigo y PÉREZ, Domingo (2017): “Tres modelos de conflicto laboral en Chile: el
peso de la economía, la organización sindical y el régimen de trabajo en las tendencias
de la huelga extralegal”, Revista Colombiana de Sociología.
MEDEL, Rodrigo y SOMMA, Nicolás (2016): “¿Marchas, ocupaciones o barricadas? Explorando
los determinantes de las tácticas de la protesta en Chile”. Política y gobierno, 23(1), 163-199.
PÉREZ, Domingo; MEDEL, Rodrigo; y VELÁSQUEZ, Diego (2017): Radiografía de las huelgas
laborales en el Chile del neoliberalismo democrático (1990-2015): masividad del conflicto
por fuera de la ley en un sindicalismo desbalanceado. En PONCE, José; SANTIBÁÑEZ,
Camilo; y PINTO, Julio (compiladores): Trabajadores y trabajadoras. Procesos y acción
sindical en el neoliberalismo chileno, 1979-2017. Valparaíso: Editorial América en Movimiento
[en imprenta].
VANDAELE, Kurt. (2016). Interpreting strike activity in western Europe in the past 20 years:
the labour repertoire under pressure. Transfer: European Review of Labour and Research,
22(3), 277-294.
40
Anexo Metodológico
Datos sobre actividad huelguista en Chile
La metodología desarrollada por el OHL para medir la actividad huelguista en el país se
basa en la técnica llamada “Análisis de Eventos de Protesta”. Esta técnica es corrientemente
utilizada en los estudios sobre movimientos sociales y consiste en la construcción de una
base de datos a partir de información sobre eventos ocurridos y reportados en una muestra
sistemática de prensa. Cada evento representa una fila de la base y sus propiedades se
describen en las columnas.
Para el caso de las huelgas en Chile, el OHL revisa 18 periódicos electrónicos desde el
2010 (ver lista en Instructivo metodológico OHL). La selección de estos medios se realizó en
función de: a. La representación de la prensa nacional y regional; b. La representación de
distintas sensibilidades ideológicas; c. La accesibilidad a través de internet
Cuando la información requerida no aparece en prensa, el OHL utiliza como fuente
alternativa los sitios web de los sindicatos o empresas. Adicionalmente, el OHL coteja la
información recolectada con la de los registros oficiales de la Dirección del Trabajo (DT).
Como se señaló en la introducción, el OHL define huelga en un sentido más amplio que
la ley chilena, por lo que recolecta información tanto de huelgas legales como extra-
legales. Estas últimas no son registradas por la DT. Asimismo, el OHL reúne información
sobre características de las huelgas que generalmente son ignoradas en los reportes
oficiales y estudios nacionales, tales como las tácticas de movilización, los motivos y la
presencia policial en las huelgas. Con esto, el OHL continúa y profundiza la base de huelgas
desarrollada por el profesor Alberto Armstrong, la cual comprende el período 1979-2009.
Análisis del efecto de la reforma en la actividad huelguista
La segunda parte de este informe está destinada a discutir los efectos de la reforma
laboral en la actividad huelguista durante el 2017. Para ello se utilizan dos estrategias:
- Un análisis de series de tiempo con los datos de la base del OHL
- Estadística descriptiva en base a una encuesta realizada durante el 2018 a una
muestra de sindicatos involucrados en huelgas
Parte de los resultados de estos análisis fueron presentados al Consejo Superior Laboral e
incorporados en el informe que este organismo emitió en marzo del 2018. En este informe,
se actualizan algunos datos y se entrega información adicional sobre las huelgas legales.
El análisis de serie de tiempo permite evaluar la influencia de la reforma sobre la dinámica
de las huelgas. En este caso, se definen como variables dependientes las tasas mensuales
de los eventos y trabajadores comprometidos en huelgas del sector privado durante el
201710 . En particular, se construyen estas variables de la siguiente manera:
Yt=log (Xt)-log (Xt-1)
41
Adicionalmente, el análisis de serie de tiempo permite controlar por un conjunto de
variables que podrían explicar esta variación, independientemente de la reforma. En
palabras sencillas, permite zanjar si los cambios observados en la actividad huelguista se
deben a la nueva normativa laboral o, por el contrario, a otros factores concominantes.
Se incluyen cuatro variables de control: número de ocupados, inflación, desempleo y tasa
de sindicalización. La tabla 3 muestra las estadísticas descriptivas y fuentes donde se
extrae la información sobre estas variables adicionales.
Tabla 3: Estadísticas descriptivas y fuentes de variables de control
Fuente: Elaboración propia. Una tabla similar es presentada en el informe remitido al Consejo
Superior Laboral
Como algunas de las variables de control se encuentran solo disponible desde el 2005, se
toma este año como primera referencia, salvo en el análisis de algunos indicadores que
existen en la base del OHL exclusivamente a partir del 2010.
La variable independiente para medir el efecto de la reforma es una variable binaria (o
dummy) que considera los meses desde los cuales empezó a regir la reforma y la contrasta
con los meses anteriores. Cuando dicha variable resulta significativa, quiere decir que
durante esos meses hubo un efecto relevante en la variable dependiente.
10 Se excluyen de la muestra las huelgas del sector público, y los paros regionales o nacionales que
involucran sector privado y público
Variable
N° Empresas
Tasa de Sind.
Tasa de Ocupación
Tasa de Desempleo
IPC
N
155
155
155
155
155
Media
978.517
15,493
7.252.179
7,332
0,285
Desd.St.
82.735
0,581
726.610
1,239
0,412
Min.
863.105
14,600
6.112.840
5,7
-1,200
Max.
1.116.666
16,607
8.387.810
10,8
1,500
Fuente
Servicio Impuestos Internos
(SII)
Dirección del Trabajo
INE
INE
Banco Central
42
La información sobre resultados de las huelgas no aparece normalmente en prensa. Para
recolectar estos datos y analizar el efecto de la reforma sobre ellos, se diseñó una encuesta
que se aplicó a dirigentes sindicales que participaron en huelgas antes y después de abril
2017. En particular, el grupo control fue definido a partir del marco muestral de huelgas
locales que fueron dirigidas por organizaciones sindicales en el sector privado durante el
201611. El grupo experimental fue definido a partir del marco muestral de huelgas ocurridas
el 2017 luego de la aplicación de la reforma en abril12 . Para seleccionar los casos de ambos
grupos, se realizó un muestreo aleatorio simple. En total, 100 huelgas fueron seleccionadas
para cada grupo.
Se aplicó la encuesta a un(a) dirigente de la organización sindical por huelga seleccionada.
El contacto del dirigente fue obtenido de la base de datos de la DT, del sitio web o
facebook de la organización sindical. El instrumento fue aplicado vía telefónica por un(a)
encuestador(a) capacitado para ello.
En total, se alcanzaron 47 casos para el grupo control y 34 para el grupo experimental. Este
nivel de respuesta impide que los resultados puedan ser considerados estadísticamente
representativos de la realidad nacional. Sin embargo, se incorporan algunos resultados para
alimentar la discusión y el interés científico sobre estas dimensiones de la conflictividad.
Para identificar posibles efectos de la reforma, se realiza un cálculo de las diferencias de
medias en las respuestas de los dirigentes del grupo control y experimental.
Análisis comparación internacional
Para realizar un análisis comparativo de la conflictividad laboral, se recolecta información
sobre 28 países de ingresos medios-altos13 para los cuales hubieran datos disponibles. En
específico, se registra información sobre el número de huelgas y DPTP por cada 100 mil
ocupados, de distintas fuentes (ver Tabla 4)
El DDPP por cada 100 mil ocupados se calcula multiplicando la cantidad de trabajadores
comprometidos en la huelga por los días de trabajo perdidos, descontando los días no
hábiles. La cifra resultante se divide por el número de ocupados en el país y se multiplica
por 100.
Con el fin de identificar la relación que existe entre legislación y conflictividad, se construye
un modelo de regresión lineal. En particular, interesa medir el efecto del “índice general de
derecho a huelga” sobre el DPTP por cada 100 mil trabajadores.
11Se excluyen del marco muestral las huelgas conducidas por grupos negociadores, huelgas del sector
público, paros regionales y nacionales.
12El grupo de huelgas está definido de la misma manera que para el 2016
13Se estableció como corte, países con más de 20 mil dólares per cápita
43
El “índice de derecho a huelga” es una variable creada por Ebbinghaus y Visser (2000).
El índice se construye en base a información registrada en la base de datos ICTWSS14 y
contempla cuatro valores:
0: no existe derecho a huelga
1: Existe derecho a huelga, pero con restricciones mayores (ej. sindicato monopólico,
arbitraje o conciliación forzosa, restricciones en ciertos temas o contenidos, varios grupos
excluidos)
2: Existe derecho a huelga pero con restricciones menores (sindicato reconocido, votación,
proporcionalidad, respeto de la obligación de paz)
3: Existe derecho a huelga sin restricciones
El índice se aplica al sector público y privado por separado. Para obtener un valor único
que considere ambos sectores, en este informe consideramos la sumatoria simple de los
valores obtenidos para cada sector.
El análisis de regresión permite medir la influencia de la variable independiente en la
variable dependiente, controlando por variables que pueden afectar dicho efecto. En este
caso, se definen como variables de control la inflación, la tasa de ocupación y la tasa de
sindicalización. La información sobre la primera se obtuvo del Banco mundial. El resto de
los datos fueron extraídos de ILOSTAT. La Tabla siguiente resume los datos para todos los
países de la muestra, así como información sobre los datos de huelga considerados
14 http://www.uva-aias.net/en/ictwss
44
Tabla 4: Resumen datos conflictividad países de ingresos medios altos
País Índice
s.público Índice
s.privado Suma
índice
DPTP*
c/1000
(2010-2016)
Promedio
DPTP*c/1000
delgrupo Fuentesdatos
Alemania 1 3 4 18 37,9 ETUI
Argentina 1 2 3 623,2 115,5 ILOSTAT
Australia 1 1 2 10,8 10,3 ILOSTAT+OCDE
Chile 1 2 3 88,3 115,5 OHL
Eslovaquia 1 3 4 0 37,9 ETUI
EstadosUnidos 1 2 3 4,5 115,5 ILOSTAT+OCDE
Israel 1 3 4 89,4 37,9 ILOSTAT+OCDE
Noruega 1 2 3 75 115,5 ETUI
Turquía 1 2 3 9,1 115,5 ILOSTAT+OCDE
Bélgica 2 3 5 100 32,1 ETUI
Canadá 2 2 4 86,2 37,9 ILOSTAT+OCDE
Dinamarca 2 3 5 60 32,1 ETUI
Eslovenia 2 2 4 19 37,9 ETUI
España 2 3 5 49 32,1 ETUI
Estonia 2 3 5 9 32,1 ETUI
Finlandia 2 3 5 44 32,1 ETUI
Francia 2 3 5 125 32,1 ETUI
Hungría 2 3 5 5 32,1 ETUI
Irlanda 2 3 5 16 32,1 ETUI
Lithuania 2 3 5 5 32,1 ETUI
Malta 2 3 5 6 32,1 ETUI
NuevaZelanda 2 3 5 10 32,1 ILOSTAT+OCDE
PaísesBajos 2 3 5 9 32,1 ETUI
Portugal 2 2 4 15 37,9 ETUI
Rusia 2 3 5 11,6 32,1 ILOSTAT
Sudáfrica 2 3 5 28,5 32,1 ILOSTAT
Suecia 2 3 5 3 32,1 ETUI
ReinoUnido 3 3 6 20,8 20,8 ETUI
45
Observaciones Promedio
inación
(2010-2016)
Promedio
desempleo
(2010-2016)
Tasa
sindicalización ex-urss
Huelgasylockout 1,19 5,3 18 No
SóloHuelgas.Excluyelasdemenosde2
trabajadores. 10,22 7,49 30 No
Huelgasylockout.Mínimode10DPTP 2,23 5,59 16,6 No
Sólohuelgas 3,15 6,93 17 No
Huelgasylockout 1,28 12,94 13,2 Si
Mínimode1000trabajadores
comprometidos.Seexcluyenlashuelgas
políticas
1,62 7,21 11 No
Huelgasylockout,desde10DPTP 1,24 6,39 26,5 No
Excluidoelsectorpúblico 2,04 3,67 52,8 No
Seexcluyenlashuelgasnacionaleso
políticas 7,96 9,61 7,4 No
Huelgasylockout.Seexcluyenlashuelgas
conrespectoalosmarinerosenlamarina
mercanteylaindustrianaviera
1,79 8,01 54,5 No
Huelgasylockout,desde20DPTP 1,66 7,26 28,9 No
Huelgasylockout.Datosexcluyenhuelgas
deapoyo. 1,36 6,86 69,1 No
Huelgasylockout 1,09 8,71 26,6 Si
Huelgasylockout.Seexcluyeinformación
deempresasdemenosde10empleados. 1,14 22,61 16,2 No
Huelgasylockout 2,03 9,71 6,1 Si
Huelgasylockout 1,44 8,43 66,7 No
Sólohuelgas.Duraciónalmenos1DPTP.
Agriculturayserviciocivilexcluido. 1,03 9,69 8 No
SóloHuelgas.Almenos10trabajadores
involucrados.Excluyehuelgaspolíticas. 2,33 9 10 Si
Huelgasylockout.Almenos10dptp 0,53 12,11 29,1 No
Sólohuelgas. 1,39 12,3 8,7 Si
Huelgasylockout 1,43 5,99 52,3 Si
Huelgasylockout.Almenos20dptp 1,61 5,74 19,7 No
Huelgasylockout 1,49 6,11 18,4 No
SóloHuelgas.Huelgasnacionales
excluidas. 1,27 13,23 18,2 No
Últimosdatosdisponibles2015 8,22 5,87 32,9 Si
Últimosdatosdisponibles2014 5,38 25,06 28,9 No
Huelgasylockout.Algunashuelgas
públicasexcluidasparalosaños2010,
2012,2013
0,82 7,81 67,5 No
Huelgasylockout 2,19 6,77 25,4 No
46
Análisis impacto de reforma en tasas mensuales
Tabla 5: Regresión tasa mensual número huelgas
Intercepto -5.26 9.90
(7.31) (9.45)
Desempleo -0.06 -0.13
(0.06) (0.07)
Inación -0.22*  0.07
(0.09) (0.12)
Reforma -0.38*  -0.09
(0.16) (0.21)
Tasa de Sind. -0.05 0.10
(0.12) (0.15)
Ocupados 0.98 -1.04
(0.94) (1.22)
feb  -0.68***
(0.13)
jun  0.38** 0.45***
(0.13) (0.17)
jul  0.77*** 0.44**
(0.13) (0.17)
ago  0.39**  0.43*
(0.13) (0.17)
sep  0.43**
(0.13)
oct  0.39**
(0.13)
nov  0.48*** 0.46**
(0.13) (0.17)
dic  0.50*** 0.31
(0.13) (0.17)
mar    0.40*
(0.17)
abr    0.41*
(0.17)
may    0.66***
(0.17)
R- squared 0.5 0.2
adj.R-squared 0.5 0.1
sigma 0.4 0.5
F 10.8 2.2
P 0.0 0.0
N 156 156
Huelgas
Legales
Huelgas
Extralegales
47
Tabla 6: Regresión tasa mensual trabajadores comprometidos
Intercepto -16.12  -51.18*
(12.15) (24.00)
Ocupados 2.57  8.61**
(1.57) (3.11)
Desempleo -0.06 0.13
(0.10) (0.19)
Inación -0.13  -0.08
(0.15) (0.28)
Reforma -0.87** -0.96
(0.27) (0.54)
TasadeSind. 0.05 -1.21**
(0.20) (0.40)
feb  -0.71**
(0.22)
mar  0.71**
(0.22)
jun  0.52*
(0.22)
jul  0.74*** 0.96*
(0.22) (0.41)
ago  0.67**
(0.22)
sep  0.66**
(0.23)
oct  0.54*    
(0.22)
nov  0.73**    
(0.22)
dic  0.87***
(0.23)
may    0.85*
(0.40)
R- squared 0.5 0.2
adj.R-squared 0.4 0.2
sigma 0.7 1.4
F 9.2 5.0
P 0.0 0.0
N 156 156
Huelgas
Legales
Huelgas
Extralegales
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Full-text available
Article
Desde la apertura de la democracia hasta los tiempos actuales, la huelga extralegal ha adquirido un rol destacado en los conflictos laborales de Chile, fundamentalmente por la mayor cantidad de trabajadores que se moviliza en comparación a los que participan de la huelga legal. Sin embargo, los diversos estudios existentes al respecto, al enfocarse en descripciones y tendencias generales, no han profundizado en los determinantes de su ocurrencia; como consecuencia, se desconocen los factores que pueden estar incidiendo en que sea posible la existencia específica de la huelga extralegal. Si se entiende a la huelga laboral como un evento analítico fundamental para comprender las relaciones de poder en la empresa capitalista, la revisión de literatura internacional ayuda a superar el problema anterior, pues propone modelos de análisis estadísticos a nivel nacional de tipo económico (ciclos de la economía), de organización sindical (afiliación y tamaño de los sindicatos) y de régimen de trabajo (fragmentación y precarización laboral); así como un segundo análisis a nivel de empresa de estos últimos dos modelos. Con base en una estadística sobre las huelgas que se realizaron en Chile durante el periodo 1990-2015 y un análisis de regresión logístico binario, se ha analizado en el sector privado de la economía (en el que se puede optar por una u otra modalidad de huelga) el peso de cada uno de estos modelos estadísticos por separado y el de todos en conjunto. Los resultados demuestran que el modelo de organización sindical y el de régimen de trabajo poseen mayor poder de determinación respecto a las huelgas extralegales, y que el modelo económico pierde significación cuando se incluyen sus variables al modelo completo. Finalmente, se exponen las conclusiones acerca de la relevancia de la distinción entre huelgas legales y extralegales para el caso chileno, en función de trabajadores que no representan únicamente sujetos carentes de derecho, sino también actores con cierta autonomía de la legalidad. En este sentido, estas movilizaciones llevan a estudiar el poder organizativo que determinados trabajadores han mostrado ante condiciones externas adversas (tanto en la ley como en las nuevas formas del trabajo), dentro del debate táctico sobre cómo revitalizar el sindicalismo chileno.
Full-text available
Article
This article provides a comparative overview of developments in strike activity in western Europe since the mid-1990s. It uses various indicators to analyse discernible trends over time in levels and patterns of strike activity across sectors and countries. The article argues that strikes are generally blending into a broader palette of workers’ repertoire of collective action. This possible blending applies in particular to a context in which the institutional logic of collective bargaining is underdeveloped or has been undermined.
Full-text available
Article
La protesta colectiva creció recientemente en Chile, pero sabemos poco sobre las características y los determinantes de las tácticas empleadas. Analizando más de 2 300 eventos de protesta entre 2000 y 2012, exploramos los determinantes de la adopción de cuatro tipos de tácticas: convencionales, culturales, disruptivas y violentas. Las regresiones multivariadas muestran que: 1) la protesta contra el Estado suscita tácticas convencionales, pero la protesta contra empresas privadas suscita tácticas disruptivas y violentas; 2) los trabajadores se “especializan” en tácticas disruptivas pero no violentas; 3) la presencia de organizaciones formales en la protesta aumenta las tácticas convencionales y disminuye las tácticas disruptivas y violentas, y 4) los eventos con un menor número de participantes exhiben tácticas disruptivas y violentas en mayor medida que los eventos más masivos.
Full-text available
Article
This examination of industrial conflict in over 9,000 bargaining units in Ontario, Canada, in 1988 yields robust cross-sectional evidence of a trade-off between legal strike bans and forms of industrial conflict other than strikes. Within Ontario's health care and provincial government services sectors, the incidence of grievance arbitrations, especially those concerning economic issues, was significantly higher where striking was prohibited than where it was permitted. The authors argue that researchers and policy makers should be aware that there may be unanticipated changes in expressions of industrial conflict when legal changes restrict specific actions such as strikes. In particular, research and policy models of industrial conflict should be specified to include more than one form of conflict expression at a time. (Abstract courtesy JSTOR.)
Article
This article examines whether the downward trajectory in strike activity in nine Western European economies has continued over recent years. In doing so, it considers the nature of the dominant forms of extant strike activity and how these relate to systems of collective bargaining and political exchange. The main findings are three-fold. First, while there has been a general decline in aggregate strike activity, this has often been punctuated by sharp peaks. Second, the dominant nature of the strike activity, especially the sharp peaks, has become increasingly concerned with mounting demonstrative collective mobilizations in the political, rather than industrial, arena. Consequently, much strike activity is increasingly being deployed as a tool of political leverage with governments rather than as a tool of industrial leverage with (private sector) employers. Third, official data on strikes are becoming increasingly unreliable as they contain ever more significant exclusions, raising not so much the prospect of an end to quiescence but an over-estimation of the extent of decline.
Article
In this research note the author sets out and tests a model of the relationships between consumer price inflation, unemployment and strike incidence in twenty OECD countries.
Article
El presente ariculo analiza las principales características, tendencias y causas de las huelgas ocurridas en Chile durante el periodo 1979-1995 como así mismo las diferencias más importantes entre huelgas legales e ilegales.
Coping with neoliberalism through Legal Mobilization: The Chilean Trade Union Movement's New Tactics and Allies
  • Gutiérrez Crocco
GUTIÉRREZ CROCCO, Francisca (2017): Coping with neoliberalism through Legal Mobilization: The Chilean Trade Union Movement's New Tactics and Allies. En VON BULOW, M y DONOSO, S. Post-Transition Social Movements in Chile, Palgrave, USA