ArticlePDF Available

Abstract

Del bilateralismo al multilateralismo. De la apuesta por el ‘poder duro’ al tradicional apego al ‘poder blando’. El idealismo canadiense rebosa pragmatismo en el escenario internacional. La política exterior de Trudeau corrige lo esencial del giro intentado por Harper.
07/08/2018 Regresar al multilateralismo
https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/regresar-al-multilateralismo/ 1/4
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso
que hacemos de las cookies.
ACEPTAR Más información
POLÍTICA EXTERIOR nº 178 - julio-agosto 2017
Regresar al multilateralismo
MARC-OLIVIER CANTIN
07/08/2018 Regresar al multilateralismo
https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/regresar-al-multilateralismo/ 2/4
Del bilateralismo al multilateralismo. De la apuesta por el ‘poder duro’ al tradicional apego al ‘poder
blando’. El idealismo canadiense rebosa pragmatismo en el escenario internacional. La política
exterior de Trudeau corrige lo esencial del giro intentado por Harper.
Hemos vuelto”. Con esta afirmación inequívoca en su discurso inaugural, el primer ministro de
Canadá, Justin Trudeau, reclamaba un sitio en la mesa internacional, anunciando un cambio respecto
a la política exterior de su predecesor, Stephen Harper. Han pasado casi dos años y existen múltiples
líneas de ruptura entre el concepto westfaliano de los asuntos mundiales que tenía Harper y el
internacionalismo desinhibido de Trudeau. Desde octubre de 2015, la anterior política exterior
intergubernamental y orientada al poder duro del Partido Conservador ha dado un giro bajo el
liderazgo del joven y popular Trudeau, quien ha adoptado un enfoque verdaderamente transnacional.
La renovación de la agenda internacional de Canadá ha quedado patente en las iniciativas más
recientes que ha emprendido el país. El cambio tal vez más evidente es la reafirmación del
compromiso de Canadá con el multilateralismo. Durante su mandato de nueve años, Harper se mostró
escéptico en cuanto a las tribunas internacionales, y se inclinó por los canales bilaterales en
detrimento de lo que consideraba unas plataformas ineficaces y corruptas. Las profundas reservas de
Harper hacia las Naciones Unidas y, más en general, hacia el multilateralismo, se debían a una
Donald Trump y Justin Trudeau en la Casa Blanca (Washington, 13 de febrero de 2017). ADAM
SCOTTI/OFICINA DEL PRIMER MINISTRO DE CANADÁ
07/08/2018 Regresar al multilateralismo
https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/regresar-al-multilateralismo/ 3/4
mezcla de ideología política y de necesidades electorales en la medida en que el programa
progresista de las organizaciones internacionales era contrario a los valores y a los intereses de la
base política conservadora. Al darle la espalda a la tradicional visión internacionalista de Canadá,
Harper se distanciaba claramente de la mayoría de sus predecesores, para quienes la cooperación
multilateral era la piedra angular de la política exterior del país. La visión del mundo de Harper se
apreciaba especialmente en su enfoque hostil en las negociaciones sobre el cambio climático, en su
predisposición a formar parte de las coaliciones “de la voluntad” dirigidas por Estados Unidos y, de
manera más general, en su tensa relación con la ONU. Trudeau, en cambio, parece tener mucha fe en
la promesa de las organizaciones internacionales y ha reiterado en numerosas ocasiones la adhesión
de su gobierno a los valores esenciales de la ONU y la OTAN, por ejemplo, reafirmando así que
Canadá ha recuperado la confianza en los foros multilaterales.
Este nuevo compromiso se puso de manifiesto en la primera cumbre de la OTAN a la que acudió
Trudeau, en julio de 2016, en la que prometió que Canadá reunirá y dirigirá los nuevos batallones de
la Alianza en los países bálticos y en el este de Polonia para frenar el intervencionismo de Rusia en la
región. En la reciente cumbre de la OTAN, celebrada en Bruselas en abril, Trudeau prometió adoptar
“importantes medidas [para] promover la paz y la seguridad internacionales y para ayudarnos a
responder mejor a las preocupaciones en materia de seguridad en todo el mundo”, afirmando al mismo
tiempo que Canadá “seguirá siendo un aliado fuerte y fiable, ahora y en el futuro”. Este compromiso
renovado en favor del multilateralismo también se ha puesto de manifiesto en el uso que hace Canadá
de la ONU como principal catalizador para sus aspiraciones internacionales. De hecho, desde su
llegada al poder, Trudeau ha emprendido significativos esfuerzos para conseguir uno de los puestos
rotatorios en el Consejo de Seguridad de la ONU en 2021, un logro que podría incrementar la
proyección internacional de Canadá y que, al mismo tiempo, proporcionaría al país –que a menudo
tiene dificultades para transformar sus deseos en hechos– una poderosa fuente de influencia política.
La carrera para obtener uno de los dos asientos en el Consejo de Seguridad, en la que Canadá
compite con Noruega e Irlanda, parece ser una prioridad fundamental para el gobierno liberal de
Trudeau, que contempla una inversión económica notable para este fin…
07/08/2018 Regresar al multilateralismo
https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/regresar-al-multilateralismo/ 4/4
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
ResearchGate has not been able to resolve any references for this publication.