ArticlePDF Available

HidroItuango: El fracaso de un gran negocio impuesto en medio de asesinatos, desapariciones y destrucción masiva de la naturaleza

Authors:

Abstract and Figures

Los anuncios que durante años élites dominantes y políticos oficiales prometieron sobre las supuestas ventajas del “desarrollo” principalmente con la inversión de infraestructura han terminado por convertirse en anuncios recurrentes de calamidades
No caption available
… 
No caption available
… 
Content may be subject to copyright.
HidroItuango: El fracaso de un gran negocio impuesto en
medio de asesinatos, desapariciones y destrucción masiva
de la naturaleza.
KAVILANDO
CREADO: 21 MAYO 2018
Por: Héctor Alejandro Zuluaga Cometa*, Daniel Libreros Caicedo**, Alfonso Insuasty
Rodríguez***
Los anuncios que durante años elites dominantes y políticos oficiales prometieron
sobre las supuestas ventajas del “desarrollo” principalmente con la inversión de
infraestructura han terminado por convertirse en anuncios recurrentes de
calamidades
Los anuncios que durante años elites dominantes y políticos oficiales
prometieron sobre las supuestas ventajas del “desarrollo” principalmente con la
inversión de infraestructura han terminado por convertirse en anuncios
recurrentes de calamidades en la que una noticia trágica aparece encubriendo
otra anterior hasta que esa secuencia informativa termina por convertirse en una
amalgama informativa que no logramos descifrar.
Hoy estamos recibiendo en un comunicado oficial de los propios directivos de
la EPM el parte informativo de que colapsó la sala de máquinas de
Hidroituango, abriendo la posibilidad de que el caudal del Río Cauca rompa el
muro de la represa, lo que causaría una tragedia humanitaria en los municipios
aledaños y una destrucción de la naturaleza a gran escala.
Unas pocas semanas atrás fuimos informados del derrame de crudo en el pozo
de Lizama 158 de ECOPETROL (3 de marzo del 2018) y en los inicios del año
tuvimos conocimiento del desplome del puente de Chirajara en la carretera
Bogotá-Villavicencio.
Medellín tampoco es la excepción. El llamado “desarrollo” ha terminado por
precipitar una serie de afectaciones en la ciudad. Tal es el caso de la Vereda
El Naranjal la cual ha sufrido múltiples daños derivados de la construcción
del Túnel Juan Gomez Martinez (occidente) que ya cuenta con más de 10 años
de haberse inaugurado y las indemnizaciones aún no se han hecho efectivas.
Más aún, las autoridades locales han autorizado el inicio de la construcción de
un segundo Túnel que a no dudarlo causará un número mayor de afectaciones a
las ya maltrechas comunidades que habitan en los vecindarios (Junta de Acción
Comunal-Barrio El Naranjal-2018). La construcción del Tranvía de Ayacucho
dejó setenta familias con problemas habitacionales, causados por el
agrietamiento de sus casas. Este problema aún no ha sido resuelto. (El barrio
como rostro de ciudad., 2018), Igual ocurre con la Paralela (Ríos Fernández,
2017), el Metrocable del Picacho (David Alejandro, 2018), para ejemplicar.
Hidroituango en cifras.
Hidroituango fue presentado como un proyecto de “interés nacional” y el más
ambicioso en la generación de Energía. Ahora, cuando ha colapsado, los
voceros de la empresa y del gobierno departamental reducen las explicaciones
a la responsabilidad de las aseguradoras y de las Empresas Públicas de Medellín
en el resarcimiento de los daños causados, supuestamente ninguno de los
costos de este fracaso los asumirán los usuarios. Sin embargo, los hechos
apuntan en otra dirección pues, la experiencia de lo que ha ocurrido en
situaciones similares es la de que los usuarios y la ciudadanía en general
termina pagando los daños causados.
El primero de ellos fue la decisión de inundar la sala de máquinas que
acarre un deterioro de los equipos que como en el caso de los generadores
ascienden a 400.000 millones de pesos, unos U$ 150 millones., aduciendo que
era necesaria para evitar una avalancha de las aguas sobre las comunidades y el
ecosistema (que de hecho ya están muy afectados), la cual puede arrastrar a
Valdivia, Tarazá, Caucasia y los otros nueve municipios ubicados en el área de
influencia de la rivera del rio Cauca y en la vía al mar.
El grupo de inversionistas que en primera instancia deben responder, aparecen
registrados en la página oficial del proyecto discriminado conforme a su
participación accionaria es el siguiente:
Accionista
Número de acciones
suscritas
% de participación
accionaria
Instituto para el Desarrollo de
Antioquia (IDEA)
30.539.584.791
50,741261%
Empresas Públicas de
Medellín E.S.P.
27.885.783.007
46,331992%
Departamento de Antioquia
1.291.495.015
2,145808%
Central Hidroeléctrica de
Caldas S.A. E.S.P. (CHEC)
85.934.593
0,142780%
La Nación
46.490.817
0,077244%
Financiera Energética
Nacional S.A. (FEN)
21.619.223
0,035920%
Accionistas Minoritarios
315.978.185
0,524995%
TOTAL
60.186.885.631
100,000000
Elaboración propia con datos http://www.hidroituango.com.co/hidroituango/accionistas/32
Hidroituango: efectos sobre el factor humano.
Vale recordara que desde que Álvaro Uribe Vélez, quien fue elegido
gobernador de Antioquia en 1995, firmó la ordenanza que oficializó el inicio
de las obras, han ocurrido aproximadamente sesenta masacres (Contagio Radio
2018) que siguen en la impunidad. Incluimos las más conocidas: Las Juntas-
Valdivia 31 de Marzo de 1996, asesinadas 4 personas; La Granja-Ituango 11 de
Junio de 1996, asesinadas cuatro personas; El Aro-Ituango 25 y 31 de Octubre
de 1997, asesinadas 15 personas; Oro Bajo-Sabanalarga, 12 de Julio de 1997,
asesinadas 8 personas y 2 desaparecidas; Cristobal-Liborina , 18 de Abril de
1997, asesinadas 5 personas; El Playón-Liborina 26 de Julio de 1997,
asesinadas 3 personas; Liborina 11 de Mayo de 1998, asesinados 9
campesinos; Peque 4 al 12 de Julio del 2001, asesinadas 10 personas; Ochalí-
Yarumal, 18 de Enero del 2000, asesinados 9 campesinos; Chorrillos-
Briceño 5 de Mayo del 2002, asesinadas 6 personas; Briceño, 12 de Mayo del
2000, asesinados tres campesinos y 1 desaparecido; El Hoyo-San Andrés de
Cuerquia 4 de Septiembre del 2003 asesinadas 4 personas (Revista Semana 28
de Octubre del 2014) .
A ello debe sumase el comportamiento agresivo de la fuerza pública.
Igualmente a manera de ejemplo, en el año 2013, “327 personas, en su mayoría
agricultores y mineros tradicionales, llegaron a la capital antioqueña
provenientes de 5 municipios del Norte y Occidente de Antioquia[i], según
ellos, buscando mejores condiciones de seguridad para adelantar su protesta
contra el megaproyecto energético. “… Ello ocurrió después de que intentaron
realizar una manifestación pacífica en el corregimiento de El Valle del
Municipio de Toledo la cual fue reprimida por la Policía Nacional, lo que
produjo la detención arbitraria de 77 personas y la judicialización de 12 de
ellas…”. Las razones que motivaron este desplazamiento incluyeron el daño
a cultivos, viviendas y caminos tradicionales causados por las obras de la
represa. (Hernandez Cifuentes, 2013).
En la implementación de esta política represiva jugaron un papel importante los
gobiernos departamentales y nacionales, desde el año 2008, cuando Álvaro
Uribe Vélez ya era Presidente de la República y Luis Alfredo Ramos, acusado
actualmente en los tribunales judiciales por paramilitarismo, oficiaba como
gobernador de Antioquia.
El inicio de la obra fue acompañado de desplazamientos masivos de
campesinos, en el 2013 el entonces gobernador y actual candidato presidencial
de la llamada “Coalición Colombia”, Sergio Fajardo en una operación leonina
y transgrediendo toda exigencia legal, entregó a EPM mediante un contrato de
usufructo, la parte de las acciones que en la Sociedad Hidroituango pertenecían
a la gobernación y al Instituto para el desarrollo de Antioquia-IDEA- por US$
35 millones.
Por causa de estos hechos, en el año 2011 el tribunal de Justicia y Paz solicitó
investigar hasta qué punto acciones militares de las Autodefensas Unidas de
Colombia- Auc- beneficiaron este proyecto energético: “.. a la par que
evolucionaba el proyecto, el avance paramilitar también lo hacía. La Fiscal 15
detalló que entre 1996 y 1998 se perpetraron por lo menos 15 masacres en los
municipios de influencia de la futura hidroeléctrica. Las primeras tres
ocurrieron en 1996; en 1997, se perpetraron cuatro más; y en 1998, se
realizaron ocho asesinatos masivos. Los municipios afectados fueron Ituango,
Liborina, Sabanalarga, Toledo, Briceño, Olaya, Yarumal y San Andrés de
Cuerquia, entre otros. Luego, hasta el año 2002, la constante fue asesinar
campesinos de manera selectiva, acusados de auxiliar a las guerrillas de las
Farc y el Eln.”(Verdad Abierta, 2011).
Y la persecución a los líderes sociales continua su marcha. En este año, dos
miembros de la organización Ríos Vivos fueron asesinados.
A continuación, presentamos una georreferenciación realizada por la
organización “Rios Vivos” sobre del delito de desaparición forzada en los
municipios aledaños al proyecto, estudio que fue realizado y por el c solicitaron
aplazar el llenado de la Represa como una acción humanitaria, hasta que
aparecieran los cadáveres de los desaparecidos, que por información
suministrada por las propias comunidades, se sabe a ciencia cierta que se
encuentran enterradas en fosas comunes. (Grisales Gonzalez & Insuasty
Rodriguez, 2016):
Fuente: http://debatehidroituango.blogspot.com.co/2014/02/intercambio-de-opiniones-con-
relacion.html
El fracaso de Hidroituango viene significado un riesgo enorme para las
comunidades, el medio ambiente y tamibén para los once mil trabajadores y el
personal de ingeniería que en jornadas extenuantes de doce horas laboran en
medio del temor de que el río rompa el muro de la presa, lo que constituye una
afectación humanitaria, una más, de las que conoció el territorio circundante en
el período de su construcción.
Hidroituango: efectos ambientales y culturales.
La comunidad indígena Nutabe de Orobajo, que milenariamente ha habitado en
esa región denunció en comunicado público el desastre ambiental y cultural
producido por Hidroituango.
En dicho comunicado mencionan que Hidroituango ha devastado el Territorio
Ancestral desde cuando se inició el taponamiento de uno de los túneles de
desviación del río Cauca, el 28 de abril pasado y denuncian que la causa de
ese taponamiento causas del taponamiento ha sido “la acumulación de árboles
talados y derrumbes de tierra”. Esta declaración confirma que EPM no ha dado
ni siquiera cumplimiento a los requerimientos ambientales exigidos en las
licencias oficiales. A pesar de ello, el Ministerio de Medio Ambiente mediante
Resolución 432 del 6 junio 2001 exoneró a los responsables del proyecto de
presentar un diagnóstico ambiental de alternativas.
Reclaman que las inundaciones le impiden al pueblo Nutabe realizar las
actividades tradicionales de caza, pesca, agricultura y barequeo, negándoles el
acceso a recursos vitales lo que coloca en riesgo la pervivencia física de la
comunidad.
Denuncian la inundación de sus sitios sagrados (cementerios) lo que constituye
una transgresión a su cultura y la forma como EPM ha objetado la realización
del derecho a la consulta previa.
El pueblo Nutabe cierra su comunicado llamando a la solidaridad con todos los
pueblos afectados en la región exigiendo a las autoridades nacionales atender la
grave situación humanitaria y una investigación seria sobre los hechos
ocurridos.
Igualmente sobre el tema de los daños ambientales existen informes
técnicos de la Universidad Nacional de Colombia en los que, desde hace más
de ocho años, dictaminaron la inviabilidad de la represa dada la poca
estabilidad de los suelos en la cordillera y la posibilidad de que nuevamente
ocurriera el deslizamiento del Guácimo que ya había sido detectado en la
margen izquierda del río desde la década del setenta.
Más allá de estos estudios técnicos, es evidente que una represa de 225 metros
de altura que produciría un espejo de agua de 3.800 hectáreas, alargado en 79
kilómetros en el propio cauce del río (Hidroelectrica Ituango, 2016) y que ya
inundó un bosque seco tropical con una extensión de por lo menos 68 Kms,
destruyendo un ecosistema natural constituye una gran tragedia ambiental. Igual
caracterización debe predicarse para los casos de El Quimbo y de
Hidrosogamoso.
Estas represas significan despojo, desplazamientos de las poblaciones de
territorios que históricamente han ocupado que incluyen asesinatos y
persecuciones de líderes sociales, así como destrucción masiva de la naturaleza.
Es falsa la tesis de que las hidroeléctricas constituyen una fuente de “energía
limpia” diferente a aquellas basadas en la energía fósil. Es necesario propugnar
porque no vuelvan a construirse más represas y porque se cierren las que están
en funcionamiento abriendo una transición hacia fuentes de energía amables
con la naturaleza y consensuadas con las comunidades.
En Hidroituango se ha confirmado igualmente, una vez más, que la avaricia por
la entabilidad de los negocios privados está por encima de cualquier otra
consideración. Los responsables del proyecto cerraron dos de los túneles de
desvío y construyeron un tercero sin las condiciones técnicas mínimas exigidas
para el efecto, para culminar el llenado de las aguas en menos tiempo, tratando
de impedir una multa por morosidad que la CREG había anunciado de
aproximadamente US$45 millones y para cumplir con los
compromisos de los intermediarios financieros. Negocios privados a costa
de la destrucción de la humanidad y la naturaleza. Es una de las constantes del
extractivismo neoliberal.
Mientras escribimos este artículo, siguen llegando más y más comunidades
damnificadas, muchas de ellas sin las ayudas que se anuncia por medios están
recibiendo. Por su parte, EPM anuncia que está bajando el nivel del agua, pero
en el norte y en el occidente el agua sigue subiendo. No hay atención
humanitaria seria, no hay alimentos, albergues, medicinas. Están confesando
que no tienen control sobre la situación que se ha presentado.
Las administraciones municipales dicen que corresponde a EPM la
responsabilidad sobre los desplazados y nadie responde por las comunidades
que lo perdieron todo, que no tienen otros medios de subsistencia.
Se anuncia la declaratoria de calamidad pública en Antioquia, para facilitar uso
de los recursos públicos para atender esta tragedia, pero acaso : ¿los que deben
responder en porcentajes, no serían todos los accionistas?
Pronto los perfiles falsos de la denominada bodega de Fico en redes sociales
llamaran a la solidaridad con la junta directiva de EPM mientras la comunidad
continuará siendo estigmatizada y todos aquellos que reclamemos en contra este
despojo tal como lo hizo la Gobernación de Antioquia bajo el mando de Sergio
Fajardo, ¿señalará como avivatos a todos los que busquemos una ayuda estatal
y digan algunas verdades?.
Necesitamos unificar las resistencias territoriales levantando una plataforma
común contra estos atropellos para impedir que eso ocurra.
Otra pregunta:
Los grupos económicos de la ciudad lograron la privatización parcial de EPM
cuando se escindió de esta empresa el área de telefonía entregando en venta
el 50% a la empresa MILLICOM en 2013, lo que dio inicio a la compañía que
hoy conocemos como UNE (Valderrama A, 2013) y a no dudarlo ¿el argumento
de los enormes costos que significará el fracaso de Hidroituango les servirá
de justificación para intentar la privatización total de la misma, aduciendo
la incapacidad fiscal a futuro, de EPM y la tantas veces repetida “ineficiencia”
de lo público?. ¿La forma para lograr esta privatización puede ser la de la
descapitalización de la empresa causada por el pago de las fallas del
proyecto?. El grupo Empresarial Antioqueño (GEA) argumentará que dispone
de la capacidad económica para realizar las “operaciones de salvamento”
apropiándose de una empresa pública que viene generando una rentabilidad
anual de 4 billones (Benavides, 2018) en los últimos dos años?
Referencias bibliográficas:
Benavides, L. M. (21 de marzo de 2018). La República. Obtenido
dehttps://www.larepublica.co/empresas/con-alza-de-25-ganancias-del-grupo-
epm-llegaron-a-23-billones-2612648
Contagio Radio. (22 de enero de 2018). 62 Masacres en los 12 municipios donde
se desarrolla el proyecto Hidroituango. Obtenido de Contagio
Radio: http://www.contagioradio.com/62-masacres-los-12-municipios-donde-
se-desarrolla-proyecto-hidroituango-articulo-50767/
David Alejandro , M. P. (2 de mayo de 2018). Familias afectadas por cable
Picacho y tranvía critican reasentamiento. Obtenido de
Kavilando:http://www.eltiempo.com/colombia/medellin/familias-afectadas-
de-cable-picacho-y-tranvia-de-ayacucho-critican-modelo-de-reasentamiento-
212488
El barrio como rostro de ciudad. (10 de mayo de 2018). Diálogo de la concejal
Luz María Múnera y vecinos de Doce de Octubre y la Paralela afectados por
Metrocable Picacho. Obtenido de Kavilando: http://kavilando.org/lineas-
kavilando/territorio-y-despojo/6159-dialogo-de-la-concejal-luz-maria-munera-
y-vecinos-de-doce-de-octubre-y-la-paralela-afectados-por-metrocable-picacho
Grisales Gonzalez, D., & Insuasty Rodriguez, A. (2016). Minería. Conflictos
territoriales y derechos de las víctimas en Colombia. Medellín: Kavilando.
Obtenido de
biblioteca.clacso.edu.ar/Colombia/kavilando/20160910120507/O.pdf
Hernandez Cifuentes, Y. C. (24 de octubre de 2013). Iniciará retorno de
desplazados de Hidroituango, refugiados en la UdeA. Obtenido de
IPC:http://www.ipc.org.co/agenciadeprensa/index.php/2013/10/24/iniciara-
retorno-de-desplazados-de-hidroituango-refugiados-en-la-udea/
Hidroelectrica Ituango. (2016). Hidroituango. Obtenido
dehttp://www.hidroituango.com.co/hidroituango
Juanta de Acción Comunal El Naranjal. (10 de marzo de 2018). Nuevas
irregularidades de DEVIMAR, reitera su atropello a la comunidad. Vereda El
Naranjal. Medellín. Obtenido de Kavilando: http://kavilando.org/lineas-
kavilando/territorio-y-despojo/6068-nuevas-irregularidades-de-devimar-
reitera-su-atropello-a-la-comunidad-vereda-el-naranjal-medellin
Proyecto Hidroeléctrico Ituango. (2016). Hidroeléctrica Ituando. Obtenido de
Proyecto Hidroeléctrico
Ituango: http://www.hidroituango.com.co/hidroituango
Restrepo, J. D. (28 de octubre de 2014). Las sombras de Hidroituango. Obtenido
de Semana:https://www.semana.com/opinion/articulo/las-sombras-de-
hidroituango-opinion-juan-diego-restrepo/407314-3
Ríos Fernández, A. F. (15 de junio de 2017). Habitantes del barrio La Paralela
temen que se repita la misma historia de Medellín. Obtenido de
Kavilando: https://www.las2orillas.co/habitantes-del-barrio-la-paralela-temen-
se-repita-la-misma-historia-medellin/
Valderrama A, F. L. (31 de octubre de 2013). La venta de UNE a MILLICOM.
Obtenido de Las2Orillas:https://www.las2orillas.co/la-venta-de-une-millicom/
Verdad Abierta. (26 de diciembre de 2011). Investigarán si ‘paras’ favorecieron
proyecto Hidroituango. Obtenido de Verdad
Abierta: https://verdadabierta.com/investigaran-si-paras-favorecieron-
proyecto-hidroituango/
_____________________
*Investigador Grupo Kavilando, integrante de la Red Interuniveritaria por la Paz -
REDIPAZ-
**Docente invetigador Uniersidad Nacional de Colombia - Bogotá
**Docente Invetigador Universidad de San Buevaventura, integrante del Grupo de
investigación y Editorial Kavilando, miembro de la Red Interuniversitaria por la Paz -
REDIPAZ-
PUBLICADO EN:
http://kavilando.org/lineas-kavilando/territorio-y-despojo/6187-hidroituango-el-fracaso-de-un-
gran-negocio-impuesto-en-medio-de-asesinatos-desapariciones-y-destruccion-masiva-de-la-
naturaleza
Preprint
Full-text available
Resumen. El fin que debe alcanzar cualquier proyecto de desarrollo, es el mejorar de un modo sustentable el bienestar humano y el equilibrio ambiental, es decir, producir un avance significativo en el desarrollo humano, sobre una base que sea viable económica, equitativa y ambientalmente sustentable. Si la realidad evidencia que efectivamente esto no ocurre, construir otras opciones se constituye en el horizonte ético, político y económico viable, lo que excluye a las grandes represas como lo corrobora el caso: "Crisis de Hidroituango". Palabras clave. desarrollo; destrucción; capitalismo; territorio; comunidades; victimas del desarrollo; hidroeléctricas, conflicto armado. Abstract. The "end" that any development project must achieve is to sustainably improve human well-being and environmental balance, that is to say, to produce significant progress in human development, on a basis that is economically viable, equitable and environmentally sustainable. If reality shows that this does not actually happen, building other options is on the viable ethical, political and economic horizon, which excludes large dams as corroborated by the Hidroituango case.
Article
Full-text available
Resumen. El fin que debe alcanzar cualquier proyecto de desarrollo, es el mejorar de un modo sustentable el bienestar humano y el equilibrio ambiental, es decir, producir un avance significativo en el desarrollo humano, sobre una base que sea viable económica, equitativa y ambientalmente sustentable. Si la realidad evidencia que efectivamente esto no ocurre, construir otras opciones se constituye en el horizonte ético, político y económico viable, lo que excluye a las grandes represas como lo corrobora el caso: "Crisis de Hidroituango".
Preprint
Full-text available
Frente a los impactos sociales causados se evidencian efectos negativos no valorados y que abarcan vidas, la salud, la estabilidad socioeconómica, la subsistencia de las comunidades que dependen de los ambientes de los ríos afectados por las represas - Segundo Informe Sala de Crisis Social presentado en el Debate de control político en el Concejo de Medellín el pasado 24 de julio de 2018
Article
Full-text available
Frente a los impactos sociales causados se evidencian efectos negativos no valorados y que abarcan vidas, la salud, la estabilidad socioeconómica, la subsistencia de las comunidades que dependen de los ambientes de los ríos afectados por las represas - Segundo Informe Sala de Crisis Social presentado en el Debate de control político en el Concejo de Medellín el pasado 24 de julio de 2018-.
Article
Full-text available
Desde el pasado 28 de abril de 2018, luego de un derrumbe en el túnel de desviación de la Represa Hidroituango se dio inicio a una nueva tragedia para la población que habita la zona de influencia de esta obra considerada una de las más importantes para Antioquia y para el País, en tanto se espera genere energía para exportación. Esta situación ha puesto en evidencia muchas fallas de orden técnico, diseño, toma de decisiones, entre otras, aun siendo muy prematura una conclusión sobre lo ocurrido y que alerta sobre los responsables de esta ya incalculable afectación al erario, al presente y futuro de la misma obra, las implicaciones para el sector energético, para la región para el país.
21 de marzo de 2018)
  • L M Benavides
Benavides, L. M. (21 de marzo de 2018). La República. Obtenido dehttps://www.larepublica.co/empresas/con-alza-de-25-ganancias-del-grupoepm-llegaron-a-23-billones-2612648
62 Masacres en los 12 municipios donde se desarrolla el proyecto Hidroituango
  • Contagio Radio
Contagio Radio. (22 de enero de 2018). 62 Masacres en los 12 municipios donde se desarrolla el proyecto Hidroituango. Obtenido de Contagio Radio: http://www.contagioradio.com/62-masacres-los-12-municipios-dondese-desarrolla-proyecto-hidroituango-articulo-50767/
Familias afectadas por cable Picacho y tranvía critican reasentamiento
  • M P David Alejandro
David Alejandro, M. P. (2 de mayo de 2018). Familias afectadas por cable Picacho y tranvía critican reasentamiento. Obtenido de Kavilando:http://www.eltiempo.com/colombia/medellin/familias-afectadasde-cable-picacho-y-tranvia-de-ayacucho-critican-modelo-de-reasentamiento-212488
Diálogo de la concejal Luz María Múnera y vecinos de Doce de Octubre y la Paralela afectados por
  • El
El barrio como rostro de ciudad. (10 de mayo de 2018). Diálogo de la concejal Luz María Múnera y vecinos de Doce de Octubre y la Paralela afectados por
Minería. Conflictos territoriales y derechos de las víctimas en Colombia. Medellín: Kavilando. Obtenido de biblioteca
  • Grisales Gonzalez
  • D Rodriguez
Grisales Gonzalez, D., & Insuasty Rodriguez, A. (2016). Minería. Conflictos territoriales y derechos de las víctimas en Colombia. Medellín: Kavilando. Obtenido de biblioteca.clacso.edu.ar/Colombia/kavilando/20160910120507/O.pdf
Iniciará retorno de desplazados de Hidroituango, refugiados en la UdeA
  • Y C Hernandez Cifuentes
Hernandez Cifuentes, Y. C. (24 de octubre de 2013). Iniciará retorno de desplazados de Hidroituango, refugiados en la UdeA. Obtenido de IPC:http://www.ipc.org.co/agenciadeprensa/index.php/2013/10/24/iniciararetorno-de-desplazados-de-hidroituango-refugiados-en-la-udea/
Hidroeléctrica Ituando
  • Proyecto Hidroeléctrico Ituango
Proyecto Hidroeléctrico Ituango. (2016). Hidroeléctrica Ituando. Obtenido de Proyecto Hidroeléctrico Ituango: http://www.hidroituango.com.co/hidroituango
Las sombras de Hidroituango
  • J D Restrepo
Restrepo, J. D. (28 de octubre de 2014). Las sombras de Hidroituango. Obtenido de Semana:https://www.semana.com/opinion/articulo/las-sombras-dehidroituango-opinion-juan-diego-restrepo/407314-3
Habitantes del barrio La Paralela temen que se repita la misma historia de Medellín
  • Ríos Fernández
Ríos Fernández, A. F. (15 de junio de 2017). Habitantes del barrio La Paralela temen que se repita la misma historia de Medellín. Obtenido de Kavilando: https://www.las2orillas.co/habitantes-del-barrio-la-paralela-temense-repita-la-misma-historia-medellin/
La venta de UNE a MILLICOM
  • A Valderrama
Valderrama A, F. L. (31 de octubre de 2013). La venta de UNE a MILLICOM. Obtenido de Las2Orillas:https://www.las2orillas.co/la-venta-de-une-millicom/