ArticlePDF Available

Esclareciendo la Homeopatía

Authors:
  • University of São Paulo, School of Medicine

Abstract

Mucha gente tiene un concepto equivocado de la Homeopatía, debido a que no profundiza en algunos de sus elementos básicos. Hay que empezar por entender el principio de los semejantes: “toda sustancia capaz de provocar determinados síntomas en una persona sana puede curar estos mismos síntomas en una perso-na enferma”, para luego analizar un poco más en los síntomas físicos, mentales y generales del paciente. La Homeopatía apuesta por la individualización y por una verdadera cura, que significa alcanzar un óptimo estado de equilibrio general del paciente y no solamente la desaparición de los síntomas. (PDF) Esclareciendo la Homeopatía. Available from: https://www.researchgate.net/publication/323104936_Esclareciendo_la_Homeopatia [accessed Feb 20 2019].
23
LA HOMEOPATÍA DE MÉXICO. Volumen 86, número 710, septiembre-octubre 2017, p. 21-23.
Esclareciendo la Homeopatía
*Esclareciendo la Homeopatía
Resumen
Mucha gente tiene un concepto equivocado de la Homeopatía, debido a que no
profundiza en algunos de sus elementos básicos. Hay que empezar por entender
el principio de los semejantes: “toda sustancia capaz de provocar determinados
síntomas en una persona sana puede curar estos mismos síntomas en una perso-
na enferma”, para luego analizar un poco más en los síntomas físicos, mentales y
generales del paciente.
La Homeopatía apuesta por la individualización y por una verdadera cura,
que signica alcanzar un óptimo estado de equilibrio general del paciente y no
solamente la desaparición de los síntomas.
**Marcus Zulian Teixeira
*Publicado originalmente en
el sitio Homeopatía: Ciencia,
Filosofía y Arte de Curar. Di-
rección electrónica: http://www.
homeozulian.med.br/index.asp
**Médico homeópata; doctor
en Ciencias Médicas y coor-
dinador de la materia optativa
“Fundamentos de Homeopatía”
de la Facultad de Medicina de
la Universidad de Sao Paulo
(FMUSP), Brasil; integrante de
la Cámara Técnica de Homeo-
patía del Consejo Regional de
Medicina del Estado de Sao
Paulo (CREMESP).
Ensayo
www.latindex.unam.mx periodica.unam.mx lilacs.bvsalud.org/es/
PALABRAS CLAVE:
Medicamento homeopático, Naturaleza homeopática, Síntomas físicos, Síntomas mentales,
Síntomas generales.
www.imbiomed.com
Many people have a wrong concept of homeopathy, because it does not delve
into some of its basic elements. We must begin by understanding the principle of
similar: “any substance capable of causing certain symptoms in a healthy person
can cure these same symptoms in a sick person,” and then analyze a little more in
the physical, mental and general symptoms of the patient .
Homeopathy is committed to individualization and a true cure, which means
achieving an optimal state of general balance of the patient and not just the
disappearance of symptoms.
Abstract
KEYWORDS:
Homeopathic medicine, Homeopathic nature, Physical symptoms, Mental symptoms, General
symptoms.
24 LA HOMEOPATÍA DE MÉXICO. Volumen 86, número 710, septiembre-octubre 2017, p. 21-23.
Marcus Zulian Teixeira
Existe una gran incomprensión respecto a la es-
pecialidad médica denominada Homeopatía, con-
fundida por la mayoría de las personas con la totera-
pia, que es la utilización de plantas medicinales para
el tratamiento de enfermedades y que se asemeja
más a un tratamiento convencional que a un modelo
homeopático, como veremos a continuación.
Desde la Grecia antigua, la medicina posee
dos corrientes terapéuticas, fundamentadas en el
principio de los contrarios y en el principio de los se-
mejantes. En consecuencia, del principio de los con-
trarios surgieron la llamada alopatía (enantiopía) y la
propia toterapia, que buscan suprimir las señales o
síntomas de las enfermedades con sustancias (sinté-
ticas o naturales) que actúan “contrariamente” a los
mismos (“anti”). Por ejemplo: antiinamatorio para la
inamación, antiácido para la acidez, antidepresivo
para la depresión, antipirético para la ebre, etcétera.
Basándose en el principio de los semejan-
tes, en 1796 el médico alemán Samuel Hahneamann
fundó la Homeopatía (tratamiento a través de sus-
tancias que causan síntomas “semejantes” a los de
la enfermedad que va a ser tratada), apoyándose en
la observación experimental de que “toda sustancia
capaz de provocar determinados síntomas en una
persona sana puede curar estos mismos síntomas
en una persona enferma. Contrario a lo que se pien-
sa, la Homeopatía es un sistema cientíco denido,
con una metodología de investigación propia, apoya-
da en datos de experimentación farmacológica de los
medicamentos en individuos humanos (sanos) repro-
ducida a lo largo de los siglos.
El médico homeópata tiene como nalidad
encontrar un medicamento que sea capaz de causar
en individuos sanos síntomas semejantes (homeo) a
los que se desea combatir en individuos enfermos,
estimulando al organismo a reaccionar contra su
enfermedad. Las ultradiluciones de las sustancias
(medicamento dinamizado) se utilizan con el n de
disminuir el poder patógeno de las mismas, evitan-
do una posible agravación de los síntomas cuando
se administran dosis elevadas de una sustancia que
causa síntomas similares a los del paciente, de forma
análoga a las dosis innitesimales de la inmunotera-
pia clásica.
Cada medicamento homeopático experimen-
tado en individuos humanos (sanos) provoca una se-
rie de signos y síntomas (mentales, generales y físi-
cos) que deben ser similares a los signos y síntomas
del individuo enfermo, para que se consiga traerlo de
vuelta al estado de salud (equilibrio homeostático).
En vista de ello, es indispensable el conocimiento de
los signos y síntomas objetivos y subjetivos del pa-
ciente, a n de encontrar el medicamento que más le
parezca (medicamento individualizado). Es por eso
que el médico homeópata se interesa por peculiari-
dades individuales, considerado extraño por quien no
entienda el modelo homeopático.
Por lo tanto, es imperioso realizar un interro-
gatorio exhaustivo y minucioso, en el cual el médico
homeópata busca comprender la totalidad sintomá-
tica característica del individuo, maniesta en la for-
ma de ser y reaccionar frente a las situaciones co-
tidianas, al medio y a las personas que lo rodean.
Todo lo que concierne al paciente expresa el estado
de su vitalidad, desde los contenidos imaginarios y
fantásticos, pasando por los sueños, sensaciones,
sentimientos y pensamientos, incluyendo las carac-
terísticas generales y físicas que lo caracterizan. El
médico homeópata espera que el paciente exprese
sus susceptibilidades físicas, psíquicas y emociona-
les de forma espontánea, sincera y detallada, en un
clima de comprensión mutua.
Para ello, se vuelve fundamental para el
paciente y los que le acompañan la observación mi-
nuciosa de su modo de pensar, sentir y actuar, bus-
cando entender las causas profundas que le hicieron
enfermar y renovando en sí mismo el diálogo interior
en la práctica de la enseñanza griega: “conocerse a
mismo”. Debemos subrayar que el entendimiento
íntimo del ser humano es un trabajo difícil e inusual,
pero puede ser adquirido gradualmente según el es-
fuerzo que cada uno emplea en esa tarea de auto-
análisis, estando en ese contenido de sufrimientos y
conictos (susceptibilidades), generalmente, el factor
desencadenante para la instalación de gran parte de
las enfermedades y enfermedades humanas, como
atestiguan los estudios de la moderna psicosomática
(interacción mente-cuerpo).
En vista de ese grado de complejidad del ser
humano (equilibrio bio-psico-socio-espiritual), que
debe orientar la elección del medicamento homeopá-
tico individualizado, el tratamiento puede ser más o
menos largo, considerando la gravedad y la duración
de la enfermedad.
Para los síntomas físicos, con los que esta-
mos más familiarizados según la medicina conven-
cional, debemos observar todas las particularidades
o modalidades que los hacen característicos a cada
individuo: tipo de dolor o sensación; localización e
25
LA HOMEOPATÍA DE MÉXICO. Volumen 86, número 710, septiembre-octubre 2017, p. 21-23.
Esclareciendo la Homeopatía
irradiación; época y hora de surgimiento; factores de
mejoría o empeoramiento; síntomas o sensaciones
concomitantes, etcétera.
En cuanto a los síntomas generales, que
representan las características generales del orga-
nismo y que se relacionan con los varios síntomas,
mejorándolos o agravándolos, debemos valorar las
siguientes modalidades: posiciones o movimientos;
temperatura, clima o estación del año; condiciones
atmosféricas y del tiempo; comidas y bebidas; trans-
piración, eliminaciones, evacuaciones, etcétera.
La gran importancia dada por Hahnemann a
los síntomas mentales, es decir, a las características
relacionadas al pensar y al sentir, al carácter y a la
moral, muestra la comprensión amplia que tenía del
binomio enfermo-enfermedad, por abordar un tema
(psicosomática) que sólo recientemente comienza a
ser valorado por la medicina convencional. Esos son
los síntomas más difíciles de ser relatados, por cons-
tituir un plan más importante de la individualidad y por
delatar nuestras “limitaciones” y “debilidades” (sus-
ceptibilidades) que, por defensa, buscamos esconder
a toda costa. Sin embargo, estos mismos síntomas
están directamente relacionados con los desequili-
brios siológicos (sistema integrativo psico-neuro-
inmuno-endocrino-metabólico) que predisponen el
surgimiento de las diversas clases de enfermedades
(“mente sana en cuerpo sano”).
En la elección del medicamento individua-
lizado para el binomio enfermo-enfermedad, la Ho-
meopatía unicista busca abarcar con un único medi-
camento la totalidad característica de los síntomas,
buscando en la comprensión íntima del individuo
las susceptibilidades mentales, generales y físicas
que lo hacen enfermar. Es importante resaltar que
la Homeopatía no es inocua, pudiendo causar daño
al organismo cuando es mal empleada, debiéndose
evitar la automedicación o la prescripción laica poco
prudente.
Es de fundamental importancia que el pa-
ciente (y sus acompañantes) observe la aparición de
cualquier cambio signicativo después de la inges-
tión del medicamento, en todos los niveles (mental,
general y físico), anotando sus características parti-
culares, época de surgimiento, duración, intensidad,
etcétera. Algunas veces pueden ocurrir reacciones
pasajeras (agravación inicial de los síntomas, retorno
de síntomas antiguos, episodios febriles benignos,
eliminación o exoneración a través de la piel, de las
secreciones o por vías enunciatorias naturales), las
cuales indican que el organismo está reaccionando
en la búsqueda de su equilibrio y, por lo tanto, deben
respetarse.
Es importante resaltar que, cuando ocurren,
esas reacciones benécas son breves y acompaña-
das de una mejoría del cuadro general, volviéndose a
menudo imperceptibles. El surgimiento de síntomas
nuevos e incómodos que antes no existían, además
de las reacciones intensas y prolongadas, deben ser
comunicados al médico, de forma análoga a los efec-
tos adversos-colaterales de los tratamientos conven-
cionales.
Con estas breves aclaraciones, deseamos
auxiliar a los individuos a comprender aspectos -
sicos del modelo terapéutico homeopático, familia-
rizándolos con conceptos y conductas diversas del
modelo terapéutico alopático o convencional.
Para nalizar, recordemos que según la com-
prensión homeopática del proceso salud-enfermedad,
la verdadera cura no signica la simple desaparición
de éste o de aquel síntoma en sí; se requiere que el
paciente haya alcanzado un óptimo estado de equili-
brio general, físico, emocional y psíquico:
“En el estado de salud, la fuerza vital inma-
terial, que dinámicamente anima el cuerpo material,
reina con poder ilimitado y mantiene todas sus partes
en admirable actividad armónica, en sus sensacio-
nes y funciones, de manera que el espíritu dotado de
razón que reside en nosotros pueda libremente dis-
poner de ese instrumento vivo y sano para atender
los más altos nes de nuestra existencia” (Samuel
Hahnemann, Organon del arte de curar, § 9).
Preprint
Abstract: This publication aims at introducing some issues related to the scientific status of homeopathy and the critical discourses that questioning their validity. The most popular skeptical authors were identified: the main topics in their discourses were epistemology, anthropology of religion and natural sciences. Much of the content of arguments was rhetorical in nature and in derogative tone. Finally, the author presents a critical appraisal of the main arguments against homeopathy.
Article
To analyze the benefits and risks of three common treatments, we randomly assigned 179 patients with Graves' hyperthyroidism as follows: 60 patients, 20-34 yr of age (young adults), received antithyroid drugs for 18 months (medical) or subtotal thyroidectomy (surgical), and 119 patients, 35-55 yr of age (old adults), received medical, surgical, or radioiodine (iodine-131) treatment. The follow-up time was at least 48 months. Antithyroid drugs, surgery, or iodine-131 treatment normalized the mean serum hormone levels within 6 weeks. The risk of relapse was highest in the medically treated young and old adults (42% vs. 34%), followed by that in those treated with iodine-131 (21%) and that in the surgically treated young and old adults (3% vs 8%), respectively. Elevated TSH receptor antibodies at the end of medical therapy or increasing TSH receptor antibodies values after medical or surgical treatment increased the probability of relapse. Development or worsening of ophthalmopathy was not associated with relapse per se. Ninety percent of the subjects in all groups were satisfied with the treatment they received. No significant difference in sick-leave due to Graves' or other diseases was seen during the first 2 yr after initiation of therapy. The increased risk of ophthalmopathy in patients with high serum T3 levels, especially when treated with iodine-131, and the relatively high frequency of relapse after treatment with antithyroid drugs are important factors to consider when selecting therapy for Graves' disease.
Agranulocitosis por antitiroideos, a propósito de cuatro casos
  • Garcia Sabina
  • A Pérez Casar
  • C Botana López
  • M Arias Sampedro
  • J De Matías Leralta
  • J Ma
  • A De Andres Jacob
Garcia Sabina, A., Pérez Casar, M.a C., Botana López, M.,Arias Sampedro, J., De Matías Leralta, J. Ma, De andres Jacob, A.,: "Agranulocitosis por antitiroideos, a propósito de cuatro casos", Farmacovigilancia, Farm. Hosp. 1998; 22 (4): 213-215
Compendio de Materia Medica Homeopática
  • León Vannier
Vannier, León: Compendio de Materia Medica Homeopática. Ed. Porrúa, 13º edición, México, 1996.
Tratado de Materia Medica Homeopática
  • Bernardo Vijnovsky
Vijnovsky, Bernardo: "Tratado de Materia Medica Homeopática", Buenos Aires, 1980.