ArticlePDF Available

Habituarnos a Vivir con el Terrorismo: Que Significa esto en el País de 'La Vida en Rosa'? [Get Used to Live with Terrorism: What Does it Mean in the Country of 'La Vie en Rose'?].

Authors:
Este artículo es una publicación de la Corporación Viva la Ciudadanía
Opiniones sobre este artículo escribanos a:
HHUsemanariovirtual@viva.org.coUH
Hwww.viva.org.coU
“Habituarnos a vivir con el terrorismo”, ¿qué
significa esto en el país de la vida en rosa?
Mientras el terrorismo islámico se lleva la vida de víctimas
inocentes, al mismo tiempo genera el caldo de cultivo para
derechizar al país y debilitar los valores republicanos. Como lo
afirma Charlie Hebdo, aunque ya cargado de testosterona, el
debate de las próximas elecciones será aún más viril.
Sonia Garzón Ramírez
Candidata a Doctorado Central European University-Budapest
Tenemos que habituarnos a vivir con el terrorismo1, ha reiterado Manuel Valls.
La primera vez que el primer ministro francés afirmo esto fue en el contexto de
los ataques de Charlie Hebdo en enero de 2015. Hace un par de días, en
reacción al atentado terrorista perpetrado en Nice, Valls retomaba su afirmación2.
Otros se han referido a la necesidad de fomentar una cultura de seguridad en la
sociedad francesa, mientras otros afirman que es necesario vivir en estado
alerta. ¿Pero qué es lo que estos mensajes representan para la sociedad
francesa?
Yo, como muchos otros colombianos que hemos crecido en medios urbanos, nos
hemos visto poco a poco sumergidos por una cultura de seguridad que, a nombre
de combatir el terrorismo, se ha ido instalando al menos desde la década de los
90. Iniciada con los atentados protagonizados por los carteles de la droga, de
una parte, y continuada con la amenaza de atentados protagonizados por grupos
guerrilleros y paramilitares, de otra, este temor a vernos confrontados con el
terrorismo nos ha significado aprender a vivir en medio de la sospecha, de la
alerta y a multiplicar los medios materiales y simbólicos para protegernos. Pero
a lo largo de estos años esta amenaza y el temor nos han llevado también a
ceder en el respeto de los derechos civiles, y a percibir como de sentido común
medidas que ponen en entredicho la igualdad ciudadana.
No es exagerado afirmar que en nombre de una cultura de seguridad frente al
terrorismo, la sociedad colombiana urbana se ha visto envuelta en una espiral
sin punto de inflexión, y aun sin punto de retorno. Ejemplos de esta espiral de
seguridad abundan y los hay de todo tipo. Para citar solo uno, basta con
referirnos a la manera sistemática en que adolecentes, preferiblemente de sexo
masculino, de clases sociales más bajas, o de minorías étnicas y sexuales son
1 Valls aux lycéens: “Votre génération doit s'habituer à vivre avec” le terrorisme Consultado Julio
18, 2016.
2 VIDÉO – Attentat à Nice: “La France va devoir vivre avec le terrorismo”, déclare Manuel Valls
Consultado Julio 18, 2016.
sometidos con mayor frecuencia que otros conciudadanos a controles de
identidad y requisas en las estaciones de Transmilenio3.
Pero volviendo al escenario francés, desde los atentados de Charlie Hebdo, gran
parte de la sociedad francesa se resiste a dejarse intimidar por el miedo y lo
demuestra a través de pequeñas y significativas maneras. Pasar el tiempo en la
terraza de un café, publicar una caricatura de carácter satírico, vindicar el
derecho a la blasfemia o escribir una columna crítica se han convertido en actos
de resistencia, en maneras de defender los principios republicanos a los que
estos atentados parecen apuntar. La libertad de expresión, la laicidad son sin
lugar a duda los valores del espíritu francés que han convertido a este país en
un target específico del terrorismo islámico. No es un azar que el atentado en
Nice haya tenido lugar el 14 de julio, cuando muchos franceses celebraban en
familia el día nacional y reivindicaban, con ello, ser el país de la libertad y de los
derechos humanos. Pero esta violencia también se ha volcado sobre aquellos
que representan o defienden el derecho a vivir su orientación sexual, la igualdad
ciudadana y otras libertades que han hecho de Francia el país de la vida en rosa.
Sin embargo, paralelo a esta resistencia, hay también signos que hacen eco al
llamado por una sociedad securitaria y síntomas de la emergencia de una espiral
proteccionista como la experimentada por la sociedad colombiana. Por ejemplo,
mientras las cifras del desempleo general en Francia se muestran casi inmunes
a los esfuerzos del gobierno, a partir del atentado de 2015 el empleo en el sector
de la seguridad privada ha mostrado un alza significativa4. Esto hasta el punto
que en marzo de 2016 y con ocasión de la Eurocopa, se estimó que los empleo
en seguridad privada crecerían un 2.6%5. A ello se añade la ejecución de
requisas por parte de agentes de seguridad privada a la entrada de lugares
comerciales, algo que en Bogotá es ya un ritual común, pero que en Francia
comenzó a hacerse rutina después del atentado en el Bataclan en noviembre
2015.
Pero más allá de este tipo de manifestaciones, hay otras que amenazan con
dividir y tornar hacia la derecha el país de la igualdad y la libertad. Una de ellas
ha sido el polémico intento de inscribir en la constitución la revocación de la
nacionalidad francesa a personas condenadas por actos terroristas. Propuesta
por el presidente Hollande en noviembre de 2015 y finalmente abandonada en
abril de 2016, la medida desató bastantes controversias incluso al interior del
partido socialista. Por ejemplo, porque de un lado la reforma ponía en juego el
principio de igualdad ciudadana, mientras que para otros representaba una
media racista. Otros, como la ex ministra de Justicia Christiane Taubira quien la
rechazo tajantemente6, afirmaron que la medida era ineficaz y contraproducente
ya que podría conducir a que las familias de personas reclutadas por grupos
jihadistas dejaran de acudir a los servicios del gobierno en busca de ayuda.
3 Requisas, ¿a discreción? Consultado Julio 18, 2016.
4 Les métiers de la sécurité privée Consultado Julio 18, 2016.
5 French security sector grows with terrorism threat
6 Christiane Taubira publie un réquisitoire contre la déchéance de nationalité Consultado Julio
18, 2016.
Pero, ni las manifestaciones de esta cultura de seguridad, ni las controversias se
han detenido allí. La adopción del estado de emergencia, decretado después del
atentado en el Bataclan el 13 noviembre de 2015, ha sido de una parte fuente de
discordia entre las izquierdas, y de otra, un escenario político del que las
derechas han sabido sacar partido. Renovado el pasado 19 de mayo, el estado
de urgencia debería terminar el próximo 26 de julio, pero después del atentado
en Nice, el presidente François Hollande ha decidido reconducirlo7 por seis
meses más8. El estado de emergencia otorga mayores poderes a la policía y a
las autoridades administrativas, y entre otras cosas permite el registro
domiciliario sin autorización judicial. Mientras los grupos y el partido ecologista
llaman la atención sobre el peligro de convertir a Francia en un estado de
vigilancia y policivo, los militantes de derechos humanos denuncian el retroceso
de la democracia, afirmando por ejemplo: “mi Francia de los derechos, ¿Dónde
estás?” O, “estado de emergencia, ¿hasta cuándo? ¿Hasta el fin de Isis?
¿Nunca?”9
En enero de 2016, se afirmaba que un 76% de la población francesa estaba de
acuerdo con la prolongación del estado de emergencia10. Ahora, en la antesala
del debate electoral presidencial, la derecha Sarkorzysta estima que el gobierno
no ha implementado las medidas de seguridad necesarias, pone en duda la
eficacidad de la medida y propone estrategias que rayan en la militarización de
la sociedad civil. Mientras tanto, la derecha dura de Marine le Pen reencaucha
su discurso nacionalista pidiendo el cierre de las fronteras y la renuncia del
ministro del Interior. Lo cierto es que mientras el terrorismo islámico se lleva la
vida de víctimas inocentes, al mismo tiempo genera el caldo de cultivo para
derechizar al país y debilitar los valores republicanos. Como lo afirma Charlie
Hebdo, aunque ya cargado de testosterona, el debate de las próximas elecciones
será aún más viril
11. La agenda republicana para hacer efectiva la libertad,
igualdad, y la fraternidad, no será reemplazada ni siquiera por el discurso
tecnócrata sobre la competitividad y el crecimiento económico. En su lugar, la
agenda electoral será hecha a la medida de la derecha extrema, es decir:
“marcial, securitaria e identitaria”12.
Edición 504 – Semana del 22 al 28 de Julio de 2016
7 Attentat de Nice: l'état d'urgence sera prolongé de trois mois. Consultado Julio 18, 2016.
8 Attentat de Nice: l'état d'urgence sera prolongé de trois mois Consultado Julio 18, 2016.
9 Thousands march to protest state of emergency in France Consultado Julio 18, 2016.
10 Ibíd.
11 https://charliehebdo.fr/ Consultado Julio 18, 2016.
12 Ibíd.
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Attentat de Nice: l'état d'urgence sera prolongé de trois mois
Attentat de Nice: l'état d'urgence sera prolongé de trois mois. Consultado Julio 18, 2016.