ArticlePDF Available

La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013) / The labour mobility of immigrant women in Spain (2007-2013)

Authors:

Abstract

The aim of this article is to identify the more representative labour trajectories of foreign women workers who are living in Spain, during the economic crisis, between 2007-2013 years. More specifically the article analyses how gender is shaping contract and professional labour trajectories of workers, using the Continuous Work History Sample for the period 2007- 2013. The main results have to do, firstly, with a differentiating trajectory for foreign women characterised by contractual and occupational immobility. Secondly, the better position of women during the crisis comparing to men, due to, fundamentally the importance of this group in the social care sector. However, this more advantageous situation is still part of the bad employment norm.
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
RESUMEN
El objetivo de este artículo es la identificación de
las trayectorias laborales más representativas de
las mujeres trabajadoras inmigrantes en España
durante la crisis económica de los años 2007-2013.
A partir de la Muestra Continua de Vidas Laborales
de los años 2007 y 2013 se analiza el papel que
desempeña la variable género en la configuración
de las trayectorias contractuales y profesionales
de los/las trabajadores/as asalariados/as inmi-
grantes. Los principales resultados se refieren, en
primer lugar, a una trayectoria diferencial femeni-
na caracterizada por la inmovilidad contractual y
ocupacional y, en segundo lugar, aunque dentro de
la norma del mal empleo, una mejor posición de las
mujeres durante la crisis en comparación con los
varones debido fundamentalmente al peso de este
colectivo en el sector de los cuidados.
Palabras clave: Trayectorias laborales, desigual-
dades de género, inmigración, segmentación labo-
ral, Muestra Continua Vidas Laborales.
ABSTRACT
The aim of this article is to identify the more re-
presentative labour trajectories of foreign women
workers who are living in Spain, during the econo-
mic crisis, between 2007-2013 years. More speci-
fically the article analyses how gender is shaping
contract and professional labour trajectories of
workers, using the Continuous Work History Sam-
ple for the period 2007- 2013. The main results
have to do, firstly, with a differentiating trajectory
for foreign women characterised by contractual
and occupational immobility. Secondly, the better
position of women during the crisis comparing to
men, due to, fundamentally the importance of this
group in the social care sector. However, this more
advantageous situation is still part of the bad
employment norm.
Key words: Labour trajectories, gender inequali-
ties, immigration, labour market segmentation,
Continuous Work History Sample.
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)/
The labour mobility of immigrant women in Spain (2007-2013)
*José María Arranz
Departamento de Economía. Universidad de Alcalá. España/Spain
josem.arranz@uah.es
Concepción Carrasco
Departamento de Economía. Universidad de Alcalá. España/Spain
concha.carrasco@uah.es
Matilde Massó
Departamento de Sociología y Ciencias de la Comunicación. Universidade da Coruña. España/Spain
m.masso@udc.es
Recibido / Received: 30/11/2016
Aceptado / Accepted: 23/01/2017
*Autor para correspondencia / Corresponding author: José María Arranz. Universidad de Alcalá. Facultad de Ciencias Económicas, Empresariales y
Turismo. Departamento de Economía. Plaza de la Victoria, 2. Alcalá de Henares. 28803.Madrid.
Sugerencia de cita / Suggested citation: Arranz, J. M., Carrasco, C., Massó, M. (2017) La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España
(2007-2013). Revista Española de Sociología, 26 (3), 329-344.
(doi:10.22325/fes/res.2017.26)
Revista Española de Sociología (RES) 2017 © Federación Española de Sociología doi:10.22325/fes/res.2017.26
330
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
INTRODUCCION
La reciente crisis económico-financiera ha afec-
tado de manera significativa al empleo y las condi-
ciones laborales. Su desregulación y creciente preca-
rización se ha traducido en una progresiva quiebra
de derechos, y la aparición de nuevos discursos
legitimadores de la pérdida de calidad del empleo
(Arnal y Prieto, 2012). En este trabajo nos centramos
específicamente en el estudio de la movilidad laboral
del colectivo de mujeres inmigrantes que residen en
España durante el periodo de crisis económica. Más
concretamente, nuestro objetivo es analizar en primer
lugar, la especificidad de los patrones de movilidad
laboral femeninos con respecto a los masculinos,
teniendo en cuenta las características estructurales
del mercado de trabajo español y sus efectos en la
configuración de la estructura social. En segundo
lugar, analizar cómo la crisis económico-financiera
ha afectado de manera diferencial a los colectivos
de hombres y mujeres inmigrantes, y sus efectos en
los patrones de movilidad laboral.
Dicho análisis se aborda en el marco de las
contribuciones más recientes sobre los procesos de
movilidad laboral (véase López-Andreu y Verd, 2016)
y su estratificación según el género. En estas contri-
buciones, se aprecia un proceso de renovación con-
ceptual, característico de los periodos definidos por
un intenso cambio social. Este ha sido el caso de los
estudios sobre movilidad social que en la década de
los 90 dieron lugar a conceptos como los de contra-
movilidad o trayectoria social (Cachón, 2001) o a las
modalidades de transición establecidas por Casal
(1997; et al., 2011) para el caso de los jóvenes. Más
recientemente esta innovación conceptual se refleja
en conceptos como los de inserción segmentada en el
mercado de trabajo (Aysa-Lastra y Cachón, 2013a),
discontinuidad femenina o temporalidad crónica
(López-Andreu y Verd, 2016).
Cuando la inmovilidad constituye la norma social
y cuando se generaliza un nuevo patrón de perma-
nencia basado en la inestabilidad en el mercado de
trabajo, es cuando se hace necesario el desarrollo de
nuevos recursos conceptuales adecuados al objeto
de investigación. Ello es más acuciante para ciertos
colectivos determinados por el género y la etnicidad,
el caso de las mujeres inmigrantes no comunitarias,
con una situación de vulnerabilidad social en el con-
texto de las características estructurales de la so-
ciedad receptora y al margen de sus características
individuales (Parella, 2003; Solé, 2008).
En esta dirección, son varias las autoras/es (Del
Río y Alonso Villar, 2010; Fachelli y López Roldán,
2015) que han señalado las diferencias de los pro-
cesos de movilidad social y laboral de los hombres
y las mujeres. Una diferencia que indica la existen-
cia de un patrón femenino específico de comporta-
miento que sin embargo, mayoritariamente se ha
venido abordando como un fenómeno subsidiario
de la movilidad masculina (véase Fachelli y López
Roldán, 2015).
De la misma manera, la especificidad del mo-
delo de inserción de las mujeres inmigrantes en el
ámbito del trabajo reproductivo de cuidados re-
quiere un estudio específico que dé cuenta de los
patrones de movilidad que caracterizan a este co-
lectivo y su participación en un mercado de trabajo
sexualmente segregado.
Teniendo en cuenta este punto de partida, el
artículo aborda, desde el punto de vista teórico y
partiendo de una perspectiva de género, la relación
entre los conceptos de movilidad social y trayecto-
ria de clase, todo ello enmarcado en el enfoque de
la segmentación del mercado de trabajo.
Las hipótesis centrales que se contrastarán
empíricamente apuntan al efecto diferencial de la
crisis en la movilidad laboral, contractual y ocupa-
cional, del colectivo de mujeres y varones inmigran-
tes. Al respecto, entendemos que, si bien la crisis
ha comportado una destrucción del empleo para
ambos grupos, las mujeres inmigrantes constitu-
yen, en el marco de la norma del mal empleo, un
colectivo capaz de reproducir trayectorias de preca-
riedad en el sector de los cuidados.
La primera hipótesis establece que la crisis ha
comportado, para el caso de las mujeres, un efecto
mayoritario de reforzamiento de los patrones de in-
movilidad contractual mientras que para los varo-
nes un proceso de movilidad descendente o bloqueo
caracterizado por la expulsión de empleo.
La segunda hipótesis plantea analizar com-
parativamente, según el género, los efectos de la
crisis económica en la reproducción de patrones de
movilidad ocupacional entre segmentos de ocupa-
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
331
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
ción para el caso de las mujeres. En el caso de los
hombres la crisis ha comportado mayoritariamente
la reproducción de patrones de movilidad descen-
dente mientras que para el caso de las mujeres,
patrones de inmovilidad en los segmentos de ocu-
pación de menor cualificación.
Para el análisis empírico se ha utilizado la
muestra Continua de Vidas Laborales (en adelan-
te, MCVL) elaborada por la Seguridad Social. Con
esta base de datos se ha tratado de identificar los
patrones de movilidad laboral dominantes durante
el período de la crisis económica 2007-2013, para
el colectivo de las mujeres inmigrantes, y particu-
larmente las trayectorias contractuales y profesio-
nales que responden a una particular configuración
del mercado de trabajo.
El texto aborda, en primer lugar, el contexto teó-
rico de la movilidad sociolaboral y las trayectorias
laborales de las mujeres inmigrantes, analizando
las aportaciones teóricas y empíricas de los prin-
cipales trabajos existentes para el caso español.
En segundo lugar, se realiza un análisis empírico
de las trayectorias contractuales y profesionales
de ese mismo colectivo, utilizando la mencionada
MCVL. Finalmente, el último apartado contiene las
principales conclusiones del estudio.
¿MOVILIDAD SOCIAL O TRAYECTORIA DE CLASE?
El significado del concepto de movilidad social
adolece de una gran indeterminación en el campo
de la Sociología, a la hora fundamentalmente de
especificar si la movilidad social afecta a indivi-
duos frente a familias, ocupaciones frente a clases
o posiciones frente a estratos. Una indeterminación
a la que se añade la invisibilidad de la especifici-
dad femenina, dado que los estudios clásicos sobre
movilidad social se han centrado en el análisis de
la población masculina (Salido, 2001).
En primer lugar, si la movilidad social implica
desplazamiento, es necesario aclarar de acuerdo
con Cachón (2008) quién se desplaza, teniendo en
cuenta que las pautas de movilidad social de cada
sexo responden a mecanismos que operan de forma
diferente en una estructura ocupacional y de em-
pleo sexualmente segmentada.
En segundo lugar, cabe aclarar en qué medida
este desplazamiento implica un cambio de posición
con respecto a la ocupación, el estatus o bien un
cambio con respecto a la clase social de origen
(véase Carabaña, 1999).
Desde un enfoque funcionalista la movilidad
puede definirse como un movimiento significativo, a
lo largo de un sistema ordenado de posiciones, que
forman un continuo social (Parsons, 1967). En este
esquema, la ocupación constituye el indicador por
excelencia para aproximarse al concepto de movi-
lidad social, dándose el salto para la identificación
de ésta con la movilidad ocupacional o profesional.
Sin embargo, este enfoque se basa en la asunción
implícita de un solo mercado de trabajo que ga-
rantiza el libre intercambio de individuos y puestos
sociales, de acuerdo con el mérito y la capacidad.
Más recientemente y desde un enfoque cla-
ramente crítico con el paradigma funcionalis-
ta, diversos autores (López Andreu y Verd, 2016;
Martínez-Pastor, 2014) han sustituido el concepto
de movilidad social por el de trayectoria. Se asu-
me así que si la movilidad es parte integrante de
los enfoques que abordan la estratificación social
desde perspectivas mayoritariamente funciona-
listas en su planteamiento implícito o explícito,
las trayectorias socio-laborales y su encuadre en
las variedades de Estado de Bienestar, mercados
de trabajo, y sistemas institucionalizados de des-
igualdad social, son parte integrante de las clases
sociales. El análisis de las trayectorias sociales se
inscribe, de esta manera, en el marco más amplio
del análisis del sistema de desigualdad social, en
el que nuevamente la dimensión de otras fuentes
de desigualdad, como el género y la etnia, vuelven
a estar mayoritariamente ausentes.
Desde esta perspectiva, la ocupación es elegida
como el indicador de clase por su papel de conexión
entre otros aspectos fundamentales de la estratifi-
cación social, como son el estatus económico y el
nivel educativo. El mercado de trabajo constituye,
sin duda, el mecanismo de asignación de puestos
de trabajo y clases sociales en la estructura social,
junto con otros mecanismos como son la familia, el
sistema educativo y el Estado. En este caso nos cen-
traremos exclusivamente en el mercado de trabajo,
pero teniendo en cuenta que éste está segmentado y
332
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
que los ámbitos de circulación en que se mueve un
grupo social, las mujeres inmigrantes en este artí-
culo, están en íntima relación con la estructura de
clases y con la estrategia que cada clase o fracción
de clase desarrolla para reactivar la estructura de su
capital patrimonial.
En este contexto, la ocupación laboral y la re-
lación de empleo que se configura a partir de ésta
adquieren gran relevancia en la determinación de la
clase social, de tal manera que la trayectoria labo-
ral u ocupacional deviene en trayectoria de clase. La
profundización en la comprensión del concepto de
trayectoria laboral debe, por tanto, realizarse a través
del conocimiento del contexto laboral y sus efectos en
la integración laboral de la población inmigrante.
Trayectorias laborales segmentadas
El análisis de las trayectorias laborales de los
inmigrantes en España utilizando datos de la MCVL
(Miguélez et al., 2011) ha aportado información
muy valiosa en el ámbito de la movilidad laboral
avalando el enfoque de la segmentación (Piore,
1975).
En este sentido, Carrasco y García-Serrano
(2015), analizando datos de la Encuesta de Po-
blación Activa (EPA) para el período de crisis
2008-2013, avalan para el colectivo de extranje-
ros nacidos fuera de España la existencia de una
estructura ocupacional segmentada hacia puestos
de naturaleza manual (tanto cualificada como no
cualificada), empleo que disminuye en las etapas
de crisis (especialmente el trabajo manual cualifi-
cado en construcción e industria) potenciando una
pérdida de ocupación en la biografía laboral de las
cohortes de individuos más jóvenes (principalmen-
te varones) en el periodo recesivo. Adicionalmente,
Muñoz-Comet (2014), analizando los datos de flu-
jos de la EPA para el período 2005-2010, concluye
que haber ocupado posiciones de baja cualificación
(mayor proporción entre la población extranjera)
incrementa el riesgo de volver a trabajar en ellas
entre un 25 % y un 30 %, con independencia de la
fase del ciclo económico. Entre las mujeres extran-
jeras, las procedentes de Latinoamérica son las que
mayor probabilidad tienen de descender de ocupa-
ción durante la recesión. Además, durante la crisis
la clave que explica las mayores pérdidas de tra-
bajo entre los extranjeros (en comparación con los
autóctonos) se encuentra en la ocupación y en los
tipos de contrato, en detrimento de explicaciones
fundamentadas en el capital humano (Muñoz-Co-
met y Mooi-Reci, 2016).
En este contexto la mujer está expuesta a una
triple discriminación en condición de mujer, traba-
jadora y extranjera (Parella, 2003). Discriminacio-
nes que permiten reflexionar sobre las causas de la
concentración de las mujeres inmigrantes en ocu-
paciones de baja cualificación y feminizadas.
Evidencias de una triple discriminación
Los estudios longitudinales disponibles hasta
el momento en el caso de España sitúan mayorita-
riamente a las mujeres en las denominadas trayec-
torias de discontinuidad femenina (López- Andreu y
Verd, 2016), caracterizadas por una fuerte presen-
cia de la inactividad y el desempleo y configuradas
mayormente por mujeres con estudios básicos y se-
cundarios. El protagonismo de las mujeres en este
tipo de trayectorias se explica por el predominio
de una concepción social del empleo y el trabajo
femenino como algo subordinado y secundario al
trabajo de los hombres, en el marco de un mode-
lo familiar tradicional conocido como “male bread
winner” (Blossfield and Drobnic, 2001). En esta lí-
nea autoras como Carrasquer (2002) o Lallement
(2007) destacan el carácter subsidiario y “comple-
mentario” de la actividad laboral de las mujeres en
el marco de un modelo laboral fordista, presente
todavía en determinados sectores productivos. La
denominada trayectoria de precariedad caracteri-
zada por una alta presencia de períodos de des-
empleo, temporalidad y bajos salarios, también
está mayoritariamente protagonizada por mujeres,
en este caso jóvenes y con baja cualificación, aun-
que también en menor porcentaje afecta a mujeres
cualificadas. Este conjunto de contribuciones, ilus-
tran claramente el concepto de interseccionalidad
entendido como aquellas situaciones en las cuales
una clase concreta de discriminación, en nuestro
caso el género interactúa con dos o más grupos de
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
333
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
discriminación, inmigrante no comunitaria, crean-
do una situación única (Expósito, 2012), marcada
en este caso por el acceso segmentado a determi-
nados perfiles ocupacionales y contractuales.
En el caso de las mujeres inmigrantes, Solé et
al., (2008) utilizan para explicar los patrones de
movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en
España, el denominado “modelo U-shape” elabo-
rado por Chiswick et al., (2002). Dicho modelo se
ha concebido para explicar las pautas de movilidad
laboral de la población masculina y femenina inmi-
grante en Australia. Según estas autoras, debido a
una imperfecta transferencia de competencias1, se
produce un declive en el logro ocupacional de este
colectivo, comparando el último trabajo en el país
de origen y el primer trabajo en el país de destino.
A su vez, debido también a la inversión (en capital
humano y social) posterior a la migración se pro-
duciría una movilidad ocupacional ascendente (en
forma de “U”), esto es, una recuperación del esta-
tus ocupacional, o bien una situación de inmovili-
dad que resulta en el mantenimiento de un estatus
inferior al del país de origen (forma de “L”).
En España, como apuntan diversas autoras
(Martínez-Buján, 2011; Torns et al., 2012) el traba-
jo doméstico es la puerta de entrada más habitual
de las trabajadoras extranjeras no comunitarias en
el mercado de trabajo. Como afirma Martínez-Buján
(2011) los cuidados personales se consolidan como
un nicho laboral para las mujeres inmigrantes.
Esta evidencia de estancamiento permite cuestio-
nar el modelo de “U” antes mencionado. En este
sentido los autores Aysa-Lastra y Cachón (2013b)
sugieren matizar los planteamientos de la pauta en
forma de U (de Chiswick et al., 2002) e introducen
la idea de una pauta segmentada en forma de “U”,
es decir, que existirían pautas sólidas de no fluidez
ocupacional fuera de los segmentos, siendo muy
escasa la movilidad entre los segmentos secunda-
rio y primario.
Precisamente, en este artículo se parte de la
hipótesis de Aysa-Lastra y Cachón de la no fluidez
1 Por imperfecta transferencia de competencias las auto-
ras entienden que no todo el capital social y humano de
las migrantes (experiencia o nivel de estudios alcanza-
dos, por ejemplo) es transferible inmediatamente en el
lugar de destino.
ocupacional para el caso de las mujeres trabajado-
ras inmigrantes, concretamente en sus trayectorias
contractuales y profesionales, que son analizadas
en el apartado siguiente. La evidencia teórica ex-
puesta permitiría apoyar esta hipótesis de estan-
camiento y no fluidez entre segmentos, ya que el
acceso de la población inmigrante al mercado de
trabajo se produce en aquellos segmentos caracte-
rizados por una baja cualificación y escasa seguri-
dad en el empleo.
BASE DE DATOS: LA MCVL
El análisis de las trayectorias laborales de las
mujeres inmigrantes en España se ha realizado a
partir de la información disponible de la Muestra
Continua de Vidas Laborales (MCVL) para el perio-
do 2007-2013. La versión de la MCVL utilizada en
este estudio contiene información basada en los
registros informatizados de la Seguridad Social, de
los datos del Padrón Municipal Continuo del Insti-
tuto Nacional de Estadística (INE) y de los datos
fiscales, en la que colabora la Agencia Tributaria
aportando información procedente de la consigna-
da en el Modelo 190. Esta base de datos ofrece
información anual de más de un millón de perso-
nas que han tenido algún tipo de relación laboral
con la Seguridad Social (SS) desde el año 2004,
cualquiera que fuera su duración y tipo de relación
con la SS. La muestra de cada año está formada
por el 4 % de las personas que pertenecen a la po-
blación de referencia y sólo es representativa de la
población que se relaciona con la Seguridad Social
en el año de referencia2. La población de referencia
se corresponde no sólo con los trabajadores que
están de alta laboral en la SS sino también con
los perceptores de pensiones y de prestaciones por
desempleo contributivas y no contributivas. No se
encuentran incluidos los demandantes de empleo
cuando no reciben prestaciones y los inactivos
(distintos de los pensionistas), además de los
2 Al ser la MCVL una extracción aleatoria simple del 4 %
de la población, el número de observaciones debe mul-
tiplicarse por 25 para conocer la población total de per-
sonas. Las observaciones expuestas en nuestro análisis
son datos ponderados.
334
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
trabajadores que tienen un sistema de previsión
social distinto de la SS como los funcionarios de
Clases Pasivas o no tienen ninguno como quienes
trabajan en la economía informal o sumergida3.
En Arranz y García-Serrano (2011), Arranz et al.,
(2013) y Lapuerta (2010) se detalla de manera
más extensa las características, dificultades prác-
ticas y limitaciones de esta base de datos. Entre
algunas de las limitaciones de la MCVL, que son
relevantes para nuestro análisis es que los extran-
jeros nacionalizados figuran en los archivos de la
Seguridad Social como nacionales, por lo que los
datos infra estiman la población inmigrante (Ar-
gimón y González, 2006). Sin embargo, al disponer
de la información sobre el lugar de nacimiento
de las personas en la MCVL, en nuestro análisis
trataremos de minimizar ese sesgo incorporando
dentro del colectivo de inmigrantes no solo los no
nacionales sino también los nacionales no nacidos
en España4.
La muestra seleccionada para el análisis es de
trabajadores asalariados inmigrantes (nacionales
no nacidos en España y no nacionales) entre 16 y
65 años de edad que están en la MCVL en los años
2007 y 2013. La Tabla 1 proporciona la información
de los trabajadores para ambos años indicando si
están en uno o dos de los años mencionados. La
primera fila contiene la distribución de asalaria-
dos inmigrantes en 2007, de los cuales la prime-
ra columna “un año” indica si sólo está presente
en 2007 (por lo cual desaparecen en 2013), y la
columna “los dos años” indica que está presente
en ambos años 2007 y 2013. El mismo análisis se
3 No existe un criterio común para cuantificar el empleo
sumergido de inmigrantes en el mercado de trabajo es-
pañol. González- Enríquez (2009) calculan que en el año
2008 un 10 % de los inmigrantes residentes en España
no tenía permiso de residencia y por tanto es posible que
formen parte del empleo sumergido y no se encuentran
registrados en las encuestas y registros administrativos
oficiales.
4 Malo y Garrido (2010) en su análisis con la MCVL de
2008 observan que las características de los inmigran-
tes extranjeros en los registros de la Seguridad Social
(ámbito vinculado a la legalidad) muestra caracterís-
ticas esperables y semejantes a las que en otras fuen-
tes se describen para toda la población de inmigrantes
extranjeros.
puede hacer para la segunda fila al contener la
información de asalariados inmigrantes en 2013.
Así, la primera columna (de la segunda fila) “un
año” indica asalariados en 2013 (que no estaban
en 2007), la segunda columna “los dos años” que
están en 2007 y 2013.
En la Tabla 1 se puede observar que en 2013
hay un descenso notable del número de asalariados
inmigrantes en comparación con el año 2007 debi-
do a la recesión económica. En particular, en el año
2013 hay alrededor de 1,8 millones de asalariados
inmigrantes mientras que en el año 2007 eran unos
3,4 millones de asalariados inmigrantes. Sólo 714
mil asalariados inmigrantes permanecen entre am-
bos años (un 20,6 % del total de 2007 y 39,3 %
del año 2013). En 2013 cerca de 1,1 millones de
asalariados inmigrantes no lo eran en 2007, y cerca
de 2,7 millones lo eran en 2007 y no en 2013.
La Tabla 2 contiene la misma información que
la Tabla 1 pero desagregando por género. El número
de asalariados varones es mayor que el de mujeres
en ambos años, 3,051 millones de varones frente
a 2,237 millones de mujeres. Con un mayor peso
de asalariados tanto de varones como de mujeres
en 2007 que en 2013. Alrededor de 1,6 millones de
varones inmigrantes lo son solo en 2007 (y no en
2013), frente al 1,1 millones de mujeres inmigran-
tes en esa misma situación. El número de varones y
mujeres inmigrantes asalariados que aparecen en
2013 y que no estaban en 2007, es muy similar 559
mil de varones y 544 mil de mujeres.
La gran pérdida de empleos entre la población
inmigrante, en el intervalo de tiempo analizado,
permite en primer lugar, constatar una vez más los
graves efectos de la crisis económica sufrida y que
ha afectado de manera muy profunda a esta pobla-
ción (Carrasco y García Serrano, 2012). En segundo
lugar, los datos ponen en evidencia la concentra-
ción en ocupaciones de baja cualificación y escasa
seguridad (hipótesis de Martín-Artiles, et al., y de
Aysa-Lastra y Cachón), siendo éstas las que más
pérdidas de empleo han sufrido durante la crisis5.
5 En la misma línea, Miyar y Muñoz (2015) señalan que el
perfil de los inmigrantes que han abandonado el país no
es aleatorio sino que es mayor entre los desempleados y
los que tienen menor nivel educativo.
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
335
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
Tabla 1. Distribución de trabajadores asalariados inmigrantes. MCVL 2007-2013
Un año Dos años Total
2007 Casos 2 756 325 714 450 3 470 775
% fila 79,4 20,6 100
% col 71,4 50,0 65,6
2013 Casos 1 103 450 714 450 1 817 900
% fila 60,7 39,3 100
% col 28,6 50,0 34,4
% col 3 859 775 1 428 900 5 288 675
Total % fila 73,0 27,0 100
% col 100 100 100
Fuente: Elaboración propia con los datos de la MCVL
Tabla 2. Distribución de trabajadores asalariados inmigrantes por género. MCVL 2007-2013
Varones Mujeres
Un año Dos años Total Un año Dos años Total
2007 Casos 1 641 950 425 100 2 067 050 1 114 375 289 350 1 403 725
% fila 79,4 20,6 100 79,4 20,6 100
% col 74,6 50 67,8 67,2 50 62,7
Casos 559 275 425 100 984 375 544 175 289 700 833 875
2013 % fila 56,8 43,2 100 65,3 34,7 100
% col 25,4 50 32,3 32,8 50 37,3
Casos 2 201 225 850 200 3 051 425 1 658 550 579 050 2 237 600
Total % fila 72,2 27,9 100 74,1 25,9 100
% col 100 100 100 100 100 100
Fuente: Elaboración propia con los datos de la MCVL
336
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
Tabla 3. Distribución y transiciones de cada tipo de trabajador por tipo de contrato y por género.
Asalariados inmigrantes presentes en 2007 y 2013. MCVL (datos ponderados). Panel A. Varones
A 2013
Tipo contrato Indefinido temporal y/o indefinido Temporal Total
Desde 2007
Indefinido
Casos 148 150 9 550 35 625 193 325
% fila 76,6 4,9 18,4 100
% col. 64,0 37,1 22,9 46,8
Temporal y/o
indefinido
Casos 29 200 5 700 22 375 57 275
% fila 51,0 10,0 39,1 100
% col. 12,6 22,1 14,4 13,9
Temporal
Casos 54 100 10 525 97 500 162 125
% fila 33,4 6,5 60,1 100
% col. 23,4 40,8 62,7 39,3
Total Casos 231 450 25 775 155 500 412 725
% fila 56,1 6,3 37,7 100
% col. 100 100 100 100
Fuente: Elaboración propia con los datos de la MCVL
LAS TRAYECTORIAS LABORALES DE LAS MUJERES
INMIGRANTES EN ESPAÑA CON LA MCVL
Trayectorias contractuales
En este apartado se calculan las transiciones
entre tipos de contratos referidos a las mismas
personas (varones y mujeres) asalariadas inmi-
grantes que están presentes en un mismo periodo
de tiempo 2007 y 2013. Las Tablas 3 y 4 contienen
la distribución y los tránsitos de los mismos va-
rones y mujeres asalariados entre el año 2007 y
2013 atendiendo a su tipo de contrato (temporal,
indefinido o combinación de ambos en el año). Es-
tas Tablas presentan el número de individuos, %
por fila y % por columna para cada tipología de
asalariado definida. Las filas reflejan los valores
o estado inicial en el año 2007 y las columnas los
valores o estados finales en 2013. Para entender
el cuadro, la última columna “total” indica la dis-
tribución de ocupados en 2007 desagregando por
tipo de contrato, y la última fila “total”, la misma
distribución de ocupados por tipo de contrato para
el año 2013.
En primer lugar, en el panel superior de la Tabla
se observa que el total de varones asalariados en
cada año es de cerca 412 mil cada año en 2007 y
2013. En el año 2007 la mayoría eran contratos in-
definidos (47 %) y temporales (39 %). Alrededor del
14 % de los asalariados varones de este año combi-
nan un contrato temporal y/o indefinido en 2007.
Siguiendo la trayectoria de estos mismos va-
rones asalariados entre 2007 y 2013, observamos
que en 2013 aumenta el número de asalariados va-
rones con contratos indefinidos al pasar de 193 mil
a 231 mil (aumentan un 19 % respecto a 2007),
pasando a ser el 56 % de la distribución de con-
tratos. Por el contrario, caen un 4 % el número de
contratos temporales (pasan de 162 mil a 155 mil)
entre 2007 y 2013, y caen también más de la mitad
(55 %) entre aquellos varones que combinan un
contrato temporal y/o indefinido en el año.
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
337
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
En segundo lugar, respecto a las mujeres (Ta-
bla 4), recordemos el significativo punto de parti-
da explicado en el apartado anterior en el que se
indicaba que sólo el 20,7 % de las mujeres que
estaban en el 2007 permanecen en el mercado
de trabajo en el 2013. El total de asalariadas en
ambos años es de 278 mil, casi la mitad que los
varones, lo que indica una clara desigualdad en el
acceso al trabajo asalariado.
En el año 2007 la mayoría tenían solo contra-
tos indefinidos (49 %) y algo menos temporales
(36 %) y el resto, un 15 % combinan contratos
temporales y/o indefinidos. Alrededor de 31 mil
mujeres acceden a un contrato indefinido entre
2007 y 2013 porque se pasa de 136 mil a 177 mil
(un 29 % más que respecto a 2007). El núme-
ro de contratos temporales cae un 14 % (de 100
mil a 84 mil) entre 2007 y 2013, y disminuyen las
mujeres que combinan dentro del año contratos
temporales e indefinidos, pasan de 41 mil a 16
mil (una caída del 61 %).
De las 100 mil mujeres que tenían un contra-
to temporal en 2007, cerca de 41 mil (un 41 %)
acceden a un contrato indefinido en 2013, y cerca
de la mitad continúan atrapadas con un contrato
temporal (52 mil). De las mujeres que tenían un
contrato indefinido en 2007, un 80 % (110 mil) lo
mantienen en 2013, pero en cambio un 15 % (20
mil) pasan a tener uno temporal.
En cuanto al número de asalariados inmi-
grantes que abandonan la temporalidad, de los
162 mil varones que tenían un contrato temporal
en 2007, cerca de 54 mil (un 33 %) acceden a un
contrato indefinido en 2013. Por su parte, cerca
de un 60 % continúan con un contrato temporal
ambos años. Por último, un 76,6 % de los va-
rones que tenían un contrato indefinido en 2007,
que como se ha mencionado anteriormente cons-
tituían un 49 % de la muestra, lo siguen teniendo
en 2013. En cambio, un 18 % de los que tenían
contrato indefinido pasan a ser temporales.
Tabla 4. Distribución y transiciones de cada tipo de trabajador por tipo de contrato y por género.
Asalariados inmigrantes presentes en 2007 y 2013. MCVL (datos ponderados). Panel A. Mujeres
A 2013
Tipo contrato Indefinido temporal y/o indefinido Temporal Total
Desde 2007
Indefinido
Casos 110 150 6 275 20 325 136 750
% fila 80,6 4,6 14,9 100
% col. 62,2 38,4 24,0 49,1
Temporal y/o
indefinido
Casos 25 575 3 625 12 050 41 250
% fila 62,0 8,8 29,2 100
% col. 14,4 22,2 14,2 14,8
Temporal
Casos 41 350 6 450 52 500 100 300
% fila 41,2 6,4 52,3 100
% col. 23,4 39,5 61,9 36,0
Total Casos 177 075 16 350 84 875 278 300
% fila 63,6 5,9 30,5 100
% col. 100 100 100 100
Fuente: Elaboración propia con los datos de la MCVL
338
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
Estos datos parecen reproducir el conocido
efecto Mateo (Merton, 1968), que aplicado al
empleo reproduciría el patrón de comportamien-
to según el cual, aquellas mujeres mejor situa-
das en el mercado de trabajo, que son aquellas
que persisten en los años 2007 y 2013, mayo-
ritariamente permanecen en las mismas condi-
ciones contractuales, ya sea de forma indefinida
(el 80 %), combinando contratos indefinidos con
temporales (62 %) o bien en condiciones de tem-
poralidad (52,3 %).
Adicionalmente, la hipótesis de la trayectoria
de precariedad (Carrasquer, 2002 y Lallement,
2007) también se constata, en el caso de las
mujeres, más de la mitad de asalariadas que-
dan atrapadas en la temporalidad (entre 2007
y 2013) y un porcentaje del 18 % que tenían
contrato indefinido en 2007, pasan a tenerlo
temporal.
Trayectorias profesionales
Un aspecto relevante de la calidad de los
puestos de trabajo es la capacidad de ofrecer
a los trabajadores posibilidades de mejora y
avance profesional. Este avance se va a medir
en términos de cambio del grupo ocupacional al
que pertenece el puesto de trabajo, en la idea de
que un movimiento, desde un puesto, hacia otro
que requiere un mayor nivel de cualificación o de
competencias, implica un avance. Por tanto, se
va a tratar de conocer las trayectorias profesio-
nales de los trabajadores inmigrantes entre el
año 2007 y 2013 para conocer si se ha movido
hacia puestos pertenecientes a grupos ocupacio-
nales con mayor contenido de cualificación.
La Tabla 5 contiene información de la clave
y denominación de cada grupo de cotización en
la MCVL6. Los grupos con numeración baja se co-
rresponden a los de mayor cualificación y los de
mayor numeración menor cualificación.
Las Tablas 5 y 6 contienen la distribución,
y tránsitos entre grupo de cotización por género
de asalariados inmigrantes para los años 2007
a 2013. En la Tabla 5 se observa que en 2007 los
varones con mayor frecuencia en la distribución
de datos eran los correspondientes al grupo de
cotización 8 “Oficiales de 1.ª y 2.ª” con un 30 %
de la muestra seguidos de cerca por los “Peones
y asimilados” (grupo 10) con cerca de un 26 % y
los “Oficiales de 3.ª y asimilados” (grupo 9) con
un 17 %. La suma de estos tres colectivos (gru-
pos 8, 9 y 10), asalariados manuales de baja,
media o alta cualificación suma el 74 % del total
de varones en 2007. Del resto, los no manuales
de alta cualificación (“Ingenieros, licenciados,
alta dirección”) rondan el 5 %, igual magnitud
que los “Oficiales Administrativos” (grupo 5) y
“Auxiliares Administrativos” (grupo 7). El resto
de grupos no superan el 2-3 %.
En cuanto a la evolución de los grupos de
cotización de las mujeres (véase Tabla 6), en el
año 2007 son muy frecuentes los contratos con
grupos de cotización correspondientes a trabajos
manuales de cualificación baja como el grupo 10
“Peones y asimilados” con un 23 %, seguidos
por los de cualificación media del grupo 9 “Ofi-
ciales de 3.ª y especialistas” con un 17 % y alta
del grupo 8 “Oficiales 1.ª y 2.ª” con un 10 %,
sumando los tres grupos representan el 51 %
de la muestra. Sin embargo, a diferencia de los
varones, las mujeres es más común que tengan
contratos dentro del grupo “Auxiliares Adminis-
trativos” (grupo 7) con un 20 % y de ”Oficiales
Administrativos” (grupo 5) con un 11 %. Del res-
to de grupos, los trabajos no manuales de alta
cualificación del grupo 1 “Ingenieros, licencia-
dos, alta dirección” son similares a las mujeres
al rondar el 5 %. El resto de grupos no superan
el 2-4 %.6
6 Se puede observar diferencias entre el número de
observaciones totales del Cuadro II por género y
Cuadros V y VI porque en estos últimos cuadros no
se han incorporado el grupo de cotización 11 (traba-
jadores mayores de 18 años y no cualificados) y un
porcentaje de asalariados que no consta su grupo
de cotización. Ambos no superan el 1,6 % de la
muestra.
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
339
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
Tabla 5. Tránsitos entre grupos de ocupación de asalariados inmigrantes entre 2007 y 2013. Varones presentes en
ambos años. MCVL.
AÑO 2013
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Total
AÑO 2007
118 100 475 675 225 475 125 175 175 175 100 20 700
87.4 2.3 3.3 1.1 2.3 0.6 0.9 0.9 0.9 0.5 100.0
76.9 5.5 4.7 2.0 1.8 0.7 0.8 0.1 0.2 0.1 5.0
2 1150 5200 300 125 225 50 175 25 75 25 7350
15.7 70.8 4.1 1.7 3.1 0.7 2.4 0.3 1.0 0.3 100.0
4.9 60.3 2.1 1.1 0.8 0.3 0.8 0.0 0.1 0.0 1.8
3 1425 575 7700 425 675 200 375 550 400 200 12 525
11.4 4.6 61.5 3.4 5.4 1.6 3.0 4.4 3.2 1.6 100.0
6.1 6.7 53.5 3.7 2.5 1.1 1.6 0.5 0.5 0.2 3.0
4 425 200 775 5025 500 275 350 700 550 475 9275
4.6 2.2 8.4 54.2 5.4 3.0 3.8 7.6 5.9 5.1 100.0
1.8 2.3 5.4 43.7 1.8 1.6 1.5 0.6 0.7 0.5 2.3
5 825 675 1400 775 13 825 425 1625 1950 1000 725 23 225
3.6 2.9 6.0 3.3 59.5 1.8 7.0 8.4 4.3 3.1 100.0
3.5 7.8 9.7 6.7 50.9 2.4 7.0 1.6 1.3 0.8 5.6
6 75 150 275 150 525 7550 625 1175 725 925 12 175
0.6 1.2 2.3 1.2 4.3 62.0 5.1 9.7 6.0 7.6 100.0
0.3 1.7 1.9 1.3 1.9 42.5 2.7 1.0 1.0 1.0 3.0
7 675 475 825 725 3700 875 9450 2050 1425 1525 21 725
3.1 2.2 3.8 3.3 17.0 4.0 43.5 9.4 6.6 7.0 100.0
2.9 5.5 5.7 6.3 13.6 4.9 40.7 1.7 1.9 1.7 5.3
8 450 350 1300 1600 3000 2650 3525 77 025 16 275 18 375 124 550
0.4 0.3 1.0 1.3 2.4 2.1 2.8 61.8 13.1 14.8 100.0
1.9 4.1 9.0 13.9 11.1 14.9 15.2 63.2 21.6 20.6 30.2
9 275 225 700 1075 1975 1925 3125 17 850 32 825 11 450 71 425
0.4 0.3 1.0 1.5 2.8 2.7 4.4 25.0 46.0 16.0 100.0
1.2 2.6 4.9 9.4 7.3 10.8 13.5 14.6 43.6 12.8 17.3
10 150 300 450 1375 2250 3700 3775 20 475 21 925 55 375 109 775
0.1 0.3 0.4 1.3 2.1 3.4 3.4 18.7 20.0 50.4 100.0
0.6 3.5 3.1 12.0 8.3 20.8 16.3 16.8 29.1 62.1 26.6
Total 23 550 8625 14 400 11 500 27 150 17 775 23 200 121 975 75 375 89 175 412 725
5.7 2.1 3.5 2.8 6.6 4.3 5.6 29.6 18.3 21.6 100.0
100 100 100 100 100 100 100 100 100 100 100
Nota: Elaboración propia con los datos de la MCVL. Grupo 1: Ingenieros, licenciados, alta dirección. Grupo 2: Ingenieros
técnicos, peritos y ayudantes titulados; Grupo 3: Jefes administrativos y de taller. Grupo 4: Ayudantes no titulados. Grupo
5: Oficiales administrativos. Grupo 6: Subalternos. Grupo 7: Auxiliares administrativos. Grupo 8: Oficiales 1.ª y 2.ª. Grupo 9:
Oficiales 3.ª y especialistas. Grupo 10: Peones y asimilados
340
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
Tabla 6. Tránsitos entre grupos de ocupación de asalariados inmigrantes entre 2007 y 2013. Mujeres presentes en
ambos años. MCVL
AÑO 2013
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Total
AÑO 2007
1 12125 800 325 175 500 75 475 100 50 0 14625
82.9 5.5 2.2 1.2 3.4 0.5 3.3 0.7 0.3 0.0 100
68.5 5.9 3.7 2.2 1.3 0.6 1.0 0.3 0.1 0.0 5.3
2 1175 9300 325 200 250 25 275 75 25 75 11725
10.0 79.3 2.8 1.7 2.1 0.2 2.4 0.6 0.2 0.6 100
6.6 69.0 3.7 2.6 0.7 0.2 0.6 0.2 0.1 0.1 4.2
3 875 625 3800 150 550 100 300 175 175 100 6850
12.8 9.1 55.5 2.2 8.0 1.5 4.4 2.6 2.6 1.5 100
4.9 4.6 43.6 1.9 1.5 0.8 0.6 0.6 0.4 0.2 2.5
4 250 225 350 2725 350 225 450 400 600 500 6075
4.1 3.7 5.8 44.9 5.8 3.7 7.4 6.6 9.9 8.2 100
1.4 1.7 4.0 34.8 0.9 1.7 0.9 1.3 1.4 0.9 2.2
5 1075 600 1200 775 19975 600 3775 950 1250 1000 31200
3.5 1.9 3.9 2.5 64.0 1.9 12.1 3.0 4.0 3.2 100
6.1 4.5 13.8 9.9 52.6 4.6 7.8 3.1 2.8 1.8 11.2
6 100 200 125 400 575 5675 1400 450 525 975 10425
1.0 1.9 1.2 3.8 5.5 54.4 13.4 4.3 5.0 9.4 100
0.6 1.5 1.4 5.1 1.5 43.8 2.9 1.5 1.2 1.7 3.8
7 1275 875 1450 1400 9575 1800 29475 2625 3200 4125 55800
2.3 1.6 2.6 2.5 17.2 3.2 52.8 4.7 5.7 7.4 100
7.2 6.5 16.6 17.9 25.2 13.9 60.8 8.6 7.3 7.3 20.1
8 250 275 550 650 1700 750 2700 13200 4850 4100 29025
0.9 1.0 1.9 2.2 5.9 2.6 9.3 45.5 16.7 14.1 100
1.4 2.0 6.3 8.3 4.5 5.8 5.6 43.0 11.0 7.3 10.4
9 375 325 300 525 2225 1600 4175 7050 23350 7900 47825
0.8 0.7 0.6 1.1 4.7 3.4 8.7 14.7 48.8 16.5 100
2.1 2.4 3.4 6.7 5.9 12.4 8.6 23.0 52.9 14.0 17.2
10 200 250 300 825 2250 2100 5450 5675 10100 37600 64750
0.3 0.4 0.5 1.3 3.5 3.2 8.4 8.8 15.6 58.1 100
1.1 1.9 3.4 10.5 5.9 16.2 11.2 18.5 22.9 66.7 23.3
Total 17700 13475 8725 7825 37950 12950 48475 30700 44125 56375 278300
6.4 4.8 3.1 2.8 13.6 4.7 17.4 11.0 15.9 20.3 100
100 100 100 100 100 100 100 100 100 100 100
Nota: Véase nota Tabla 5
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
341
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
Cuando a estas mujeres asalariadas en 2007
las observamos en 2013, su distribución es muy
similar a la de 2007, continúan siendo muy fre-
cuentes los trabajos manuales de cualificación
baja, media y alta como “Peones y Asimilados”
(20,3 %), seguidos por los “Oficiales de 3.ª y
Especialistas” (15,9 %) y Oficiales de 1.ª y 2.ª
(11 %), respectivamente. Segundo, entre 2007 y
2013 las ocupaciones manuales de cualificación
baja y media como los “Peones” caen cerca de un
13 % entre 2007 y 2013 (de 64 mil en 2007 pasan
a 56 mil en 2013) y aumentan las ocupaciones no
manuales tanto de alta cualificación (grupos 1 y
2) con cerca de un 21-14 % entre ambos años,
también las no manuales de cualificación media
(grupos 3 y 4) un 27-28 % y de cualificación baja
(grupos 5, 6) con un 21-24 % entre ambos años.
Por el contrario, caen los puestos de trabajo de
mujeres “Auxiliares Administrativos” cerca de un
14 % entre ambos años.
Tercero, las mujeres no manuales, tanto de alta
cualificación, de cualificación media o baja, per-
manecen, con mayor frecuencia, en sus grupos de
cotización entre ambos años, rondando el 82 % y
79 % en los dos primeros, y el 55 % en este últi-
mo. En cambio, las mujeres asalariadas son menos
estables en sus grupos de cotización de trabajado-
res manuales (de cualificación baja, media o alta),
de hecho solo un 58 % de las mujeres “Peones”
en 2007 siguen siéndolo en 2013, y un 48 % de
“Oficiales de 3.ª y Especialistas”. Finalmente, para
acabar este análisis resaltar que al igual que los
varones los mayores tránsitos entre grupos de co-
tización se producen entre los grupos de cotización
más próximos, casi siempre para mejorar. Las mu-
jeres del grupo 10 transitan al grupo 9 y 8, respec-
tivamente, y del grupo 2 al grupo 1.
La hipótesis de Aysa-Lastra y Cachón de la no
fluidez ocupacional fuera de los segmentos prima-
rio y secundario se evidencia con los datos obteni-
dos de escasa movilidad ocupacional.
CONCLUSIONES
En este artículo hemos analizado el carácter
diferencial de los modelos de movilidad laboral,
para el caso de las mujeres y hombres trabajadores
asalariados inmigrantes en España, durante el pe-
riodo 2007-2013, utilizando datos de la MCVL. Di-
cho análisis se ha desarrollado teniendo en cuenta
dos dimensiones diferentes, esto es, la movilidad
contractual y la movilidad profesional.
Primeramente, cabe destacar el significativo
impacto de la crisis económico- financiera en el
mercado de trabajo asalariado para el colectivo de
mujeres y hombres inmigrantes. Como hemos se-
ñalado en este artículo, tan sólo un 20 % de las
mujeres y los hombres presentes en el mercado de
trabajo en el 2007 también lo estaban en el 2013,
lo que indica un doble proceso de destrucción de
empleo, por un lado, y abandono del mercado de
trabajo y, posiblemente retorno a los países de ori-
gen o a un tercer país por otro.
En segundo lugar, y teniendo en cuenta la re-
ducida muestra de la población inmigrante de am-
bos sexos, que persiste en el mercado de trabajo
en el período analizado, destaca la existencia de
un patrón de movilidad contractual diferente para
el caso de las mujeres y los hombres, ya señalado
por Fachelli y López Roldán (2016) para el caso de
la movilidad intergeneracional en España. De esta
manera, el porcentaje de contratados/as indefini-
dos en el 2013 crece con respecto al 2007 para am-
bos sexos, pero dicho crecimiento es ligeramente
mayor para el caso de las mujeres. Bajo el efecto de
la crisis, las mujeres inmigrantes, que conservan
su empleo, parecen hacerlo en mejores condicio-
nes que los hombres inmigrantes. Esto refleja lo ya
apuntado en este artículo, en el que indicamos que
las actividades con mejor comportamiento econó-
mico, desde el estallido de la crisis, eran aquellas
precisamente relacionadas con el sector de los
cuidados y las “actividades sanitarias”, altamen-
te feminizadas (véase Martínez-Buján, 2011). Por
tanto, la crisis ha comportado, para el caso de las
mujeres, un efecto mayoritario de reforzamiento de
los patrones de inmovilidad contractual mientras
que para los varones un proceso de movilidad des-
cendente o bloqueo caracterizado por la expulsión
de empleo.
En tercer lugar, respecto a la movilidad pro-
fesional indicativa del tipo de puestos de trabajo
y ocupaciones en los que se emplea a hombres y
342
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
mujeres inmigrantes, hemos observado un patrón
común característico de aquellos/as que ocupan
profesiones no manuales, que podríamos caracteri-
zar como de inmovilidad, contrastando la hipótesis
del estancamiento y la no fluidez entre segmentos.
De esta manera, la distribución de ambos grupos
permanece relativamente estable entre 2007 y
2013, no siendo así para el caso de las ocupaciones
manuales que tanto en el caso de hombres como
mujeres son las más castigadas por la crisis y en
consecuencia las que disminuyen en mayor propor-
ción.
En definitiva, los datos analizados parecen con-
firmar un doble efecto según el cual, por un lado,
las mujeres y los hombres inmigrantes constituyen
un colectivo altamente afectado por la destrucción
del empleo, al tiempo que, por otro lado, de entre la
minoría que permanece en el mercado de trabajo, el
colectivo de mujeres constituye el grupo mejor po-
sicionado, desde el punto de vista de la movilidad
contractual. Ello se debe a la alta presencia del co-
lectivo de las mujeres en el sector de los cuidados y
el empleo doméstico que aparece como el precario
“salvavidas” en el que las mujeres inmigrantes
configuran su experiencia laboral.
BIBLIOGRAFÍA
Argimón, I.; González, C. I. (2006). La Muestra Con-
tinua de Vidas Laborales de la Seguridad So-
cial. Boletín Económico. Banco de España, 5,
39-54.
Arnal, C.; Prieto C. (2012). Quality of Employment:
Strategies and Interpretations of Spanish Em-
ployers and Trade Unions. Revista Internacional
de Organizaciones, 9, 45-67.
Arranz, J.M.; García-Serrano, C. (2011). Are the
MCVL tax data useful? Ideas for mining. Haci-
enda Pública Española, 199(4), 151-186.
Arranz, J.M.; García-Serrano, C.; Hernanz, V. (2013).
How do we pursue labourmetrics? An applica-
tion using the MCVL. Revista de Estadística
Española, 55(181), 231-254.
Arranz, J.M.; García-Serrano, C.; Hernanz, V. (2016).
La medición del empleo en la economía sumer-
gida. España: Mimeo.
Aysa-Lastra, M.; Cachón, L. (2013a). Determinantes
de la movilidad ocupacional segmentada de los
inmigrantes no comunitarios en España. Revis-
ta Internacional de Sociología, 71(2), 383-413.
Aysa-Lastra, M.; Cachón, L. (2013b). Movilidad
ocupacional segmentada: el caso de los inmi-
grantes no comunitarios en España. Revista
Española de Investigaciones Sociológicas, 144,
23-47.
Blossfield H. P.; Drobnic S. (2001). Careers of cou-
ples in contemporary society: from male bread-
winner to dual earner families. Oxford: Oxford
University Press.
Cachón, L. (2001). ¿Movilidad social o trayectorias
de clase? Elementos para una crítica de la so-
ciología de la movilidad social. Madrid: CIS.
Carabaña, J. (1999). Dos estudios sobre movilidad
intergeneracional. Madrid: Argentaria-Visor.
Carrasco, C.; García-Serrano, C. (2012). Inmigra-
ción y mercado de trabajo. Informe 2011. Docu-
mentos del Observatorio Permanente de la In-
migración, n.º 28. Madrid: Ministerio de Empleo
y Seguridad Social.
Carrasquer, P. (2002). ¿En los límites de la moder-
nidad? Trabajo y empleo femenino precario en
España. Sistema, 167, 73-99.
Casal, J. (1997). Modalidades de transición pro-
fesional, mercado de trabajo y condiciones de
empleo. Cuadernos de Relaciones Laborales,
11, 20-54.
Casal, J.; Merino, R.; García, M. (2011). Pasado y
futuro del estudio sobre la transición de los jó-
venes. Papers, 96 (4), 1139-1162.
Chiswick, B. R.; Liang Lee, Y.; Millar, P. W. (2002).
Longitudinal Analysis of Immigrant Occupa-
tional Mobility: A Test of the Immigrant As-
similation Hypothesis. Economics Discussion
/ Working Papers 02-08. Australia: The Uni-
versity of Western Australia, Department of
Economics.
Fachelli, S.; López-Roldán, P. (2015). ¿Somos más
móviles incluyendo a la mitad invisible? Análi-
sis de la movilidad social intergeneracional en
España en 2011. Revista Española de Investi-
gaciones Sociológicas, 150, 41-70.
González-Enríquez, C. (2009). Undocumented Mi-
gration. Counting the Uncontable. Data and
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
343
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
Trends across Europe. Country Report Spain.
Research D.G. European Commission.
Lallement, M. (2007). Tiempo, trabajo y sujeto. Ba-
lance, cuestiones clave y perspectivas de las
transformaciones contemporáneas. En Prieto C.
(ed.) Trabajo, género y tiempo social (pp. 49-
63). Madrid: Editorial Complutense-Editorial
Hacer.
Lapuerta, I. (2010). Claves para el trabajo con la
Muestra Continua de Vidas Laborales. Docu-
mento de Trabajo. Universidad Pompeu Fabra.
http://hdl.handle.net/10230/6337.
López-Andreu, M; Verd, J. M. (2016). Employment
instability and economic crisis in Spain:
what are the elements that make a diffe-
rence in the trajectories of younger adults?
European Societies, 18 (4), 315-335. DOI:
10.1080/14616696.2016.1207791.
López-Roldán, P. (2011). La Muestra Continua de
Vidas Laborales: posibilidades y limitaciones.
Aplicación al estudio de la ocupación de la po-
blación inmigrante. Metodología de Encuestas,
13(1), 7-32.
Malo, M. A.; Garrido, L. (2010). La inmigración ex-
tranjera y la Seguridad Social: Una aproxima-
ción con la Muestra Continua de Vidas Labora-
les. Presupuesto y Gasto Público, 61,71-91.
Martín-Artiles, A.; López Roldán, P.; Molina, O.;
Moreno, S.; Fernando Osvaldo, E. (2011).
Movilidad ascendente de la inmigración en
España: ¿asimilación o segmentación ocu-
pacional? Papers, Revista de Sociología, 96
(4), 1335-1362.
Martínez-Buján, R. (2011). La reorganización de los
cuidados familiares en un contexto de migra-
ción internacional. Cuadernos de Relaciones
Laborales, 29(1), 128-149.
Martínez-Pastor, J. I. (2014). Fixed-term contracts:
does nationality matter? Journal of Ethnic and
Migration Studies, 40 (5), 814-828.
Merton R. K. (1968). The Mathew Effect in Science.
Science, 159 (3810), 56-63.
Miguélez, F.; Martín, A.; De Alós-Moner, R.; Este-
ban, F.; López Roldán, P.; Molina, O.; Moreno,
S. (2011). Trayectorias laborales de los inmi-
grantes en España. Barcelona: Obra Social “la
Caixa”.
Miyar-Busto, M.; Muñoz-Comet, J. (2015). La salida
de inmigrantes en contextos de declive econó-
mico ¿Cambia la autoselección durante fases
recesivas? Revista Española de Investigacio-
nes Sociológicas, 152(1), 87-102.
Osvaldo, F.; López-Roldán, P.; Martín, A. (2011). Tra-
yectorias Laborales de autóctonos e inmigran-
tes en España. Arxius, 24, 59-76.
Parella, S. (2003). Mujer, inmigrante y trabajadora.
La triple discriminación. Barcelona: Anthropos.
Parsons, T. (1967). Clases sociales y conflictos en-
tre clases a la luz de la reciente teoría socio-
lógica. Ensayos de teoría Sociológica. Buenos
Aires: Paidós.
Piore, M. (1975). Notas para una teoría de la es-
tratificación del mercado de trabajo. En Toha-
ria, L. (Ed.), El mercado de trabajo. Teorías y
aplicaciones (pp. 193-222). Madrid: Alianza
Editorial.
Salido, O. (2001). La movilidad ocupacional de las
mujeres en España. Madrid: CIS.
Solé, C.; Parella, S.; Ortega, E.; Pávez, I.; Sabadí,
M. (2008). Las trayectorias sociales de las mu-
jeres inmigrantes no comunitarias en España.
Factores explicativos de la diversificación de la
movilidad laboral intrageneracional. Informe
final de investigación.
Torns, T.; Borràs, V.; Moreno, S.; Recio, C. (2012). El
trabajo de cuidados un camino para repensar
el bienestar. Papeles de relaciones ecosociales
y cambio global, 119, 93-101.
NOTAS BIOGRÁFICAS
Jose María Arranz holds a Ph.D. in economics by
the University of Alcalá, 1999 for his doctoral thesis
entitled “Multiple states and multiple spells dura-
tion data models: theory and applications”. He has
been a Lecturer in the Department of Economics at
the University of Alcalá since 1999. He currently
teaches modules in econometrics. His research in-
terest are applied microeconometrics; labour eco-
nomics and public economic.
Concepción Carrasco holds a PhD in Economic
Science awarded by the University of Alcalá for her
344
RES n.º 26 (3) (2017) pp. 329-344. ISSN: 1578-2824
La movilidad laboral de las mujeres inmigrantes en España (2007-2013)
doctoral thesis entitled ‘The Labour Markets of Eco-
nomic Immigrants’ (1998). She has been a Lecturer
in the Department of Principles of Economics and
Economic History at the University of Alcalá, in the
area of Sociology, since 1999. She currently teaches
modules in economic sociology and the sociology of
education.
Matilde Massó es doctora en Sociología por la Univer-
sidad Autónoma de Barcelona. Es actualmente profe-
sora contatado doctor en la Universidade da Coruña e
investigadora Marie Curie en la Universidad de Leeds
(Reino Unido). Su actual trabajo se centra en la socio-
logía económica, la sociología del trabajo y los proce-
sos de financiarización y sus efectos en el empleo.
Article
Full-text available
This article examines the socio-occupational integration of the immigrant population in Spain for a time span that, for the first time, includes the post-crisis period. Using the Spanish Labour Force Survey and conducting a socio-occupational analysis, we predict the probability that a migrant would be employed in one socio-occupational class over another in three periods: before, during and after the crisis. Our main research questions are as follows: (1) To what extent do migrants tend to be located in certain socio-occupational classes? (2) To what extent does the likelihood of belonging to a certain socio-occupational class differ according to immigrants’ places of origin? (3) Can differences be found in the likelihood of belonging to a certain socio-occupational class according to the places of origin before, during and after the Great Recession? The results show a very unequal distribution of immigrants in the socio-occupational structure according to their origin. While immigrants from Schengen Europe and North America are better located in the occupational structure, those from Eastern Europe and Africa are over-represented in the lower socio-occupational classes.
Article
Full-text available
This article analyses the role of different types of social capital in the integration of immigrants into the labour market of Catalonia (Spain), according to the geographical distribution and ethnic characteristics of immigrants’ contacts. It aims to test the role of social networks, human capital and the ethno-stratification of the labour market in immigrants’ labour market performance; and to contribute to understanding the often overlooked but complex interactions between these factors and gender inequalities. Results show that transnational ties constitute a weak resource in obtaining job benefits, that labour-intensive ethnic occupational niches confine immigrants to low-skilled positions to a great extent and that, even controlling for human capital and industrial sectors, having supportive links with native-born Spaniards has a positive effect on migrants’ occupational status. Finally, gendered differences are also evident in respect of returns on social capital, indicating that the sexually segregated occupational structure of the Spanish labour market makes social capital a weaker resource for women immigrants.
Article
Full-text available
This paper studies the outflows of the foreign-born population resident in Spain; specifically, it examines the variations in the probability of emigrating and the intensity of self-selection during the different phases of the economic cycle. In order to do this, survival analysis models were calculated using data from the Spanish Labour Force Survey between 2005 and 2010. The results show, on the one hand, an increase in the probability of emigrating from the start of the recession; and on the other hand, that the probability of emigrating is higher among immigrants with worse employment outcomes and a poorer educational background, as suggested by Neo-classical Economics. However, the effect of unemployment and of the deficit in human capital has been decreasing since 2008. That is, during the recession, negative self-selection is reduced compared to the period of economic growth.
Article
Full-text available
El envejecimiento de la poblacion, los cambios en los deseos socioprofesionales de las mujeres y la perdida de redes sociales que apoyen los cuidados familiares han desafiado la labor de la proteccion social y han evidenciado nuevas formulas de atencion personal en los hogares. La aprobacion de un marco estatal de regulacion de la dependencia y la proliferacion de transferencias economicas han sido las respuestas institucionales para la provision de cuidados de larga duracion. La contratacion de una empleada de hogar como cuidadora ha sido la alternativa seguida por las familias, en algunos casos, animadas por el auge de estos subsidios monetarios. Ello ha supuesto un cambio en el regimen de cuidados espanol, donde la reorganizacion de los cuidados no pasa por una division sexual y generacional mas equilibrada en las tareas asistenciales, sino en la mercantilizacion de estos trabajos. La aceleracion de llegadas de poblacion inmigrante, feminizada y en situacion irregular, ha propiciado que este sector de cuidados dentro del servicio domestico, se convierta en un nicho laboral para las personas extranjeras. El articulo explora las conexiones existentes entre la naturaleza de la proteccion social y la mercantilizacion de la asistencia, comparando las estrategias de provision de cuidados de personas mayores en cada una de las comunidades autonomas segun la implicacion del estado, el modelo migratorio y la incorporacion laboral femenina.
Article
Full-text available
El objetivo del artículo es presentar los resultados obtenidos en una investigación sobre la movilidad ocupacional intergeneracional en España utilizando la Encuesta de Condiciones de Vida del INE del 2011. Se compara la ocupación entre origen (padres) y destino (hijos), que tradicionalmente se ha realizado con la población masculina, proponiendo responder la siguiente pregunta: ¿en qué medida los resultados de los análisis sobre movilidad relativa en España cambian al tomar a la población femenina tanto en origen como en destino? Como resultado mostramos que la inclusión de las mujeres en los modelos de movilidad cambia la conclusión habitual sobre la fl uidez constante en el tiempo: existe una mayor fl uidez, no invariante en el tiempo, que revela el nuevo papel que la mujer ha ido adquiriendo en nuestra sociedad en las últimas décadas.
Article
Full-text available
Resumen El artículo muestra el estado de la cuestión acerca de los enfoques teóricos en sociología de la juventud. Los autores presentan la sociología de la juventud bajo tres paradigmas o enfoques (el ciclo vital, la generación y la biografía) y toman opción por el tercer enfoque. El primero es muy parejo al desarrollo del funcionalismo, el segundo es muy parejo a los conflictos generacionales a partir de los años sesenta y el tercero es más afín a la sociedad actual y está basado en un enfoque que refuerza una perspectiva próxima al individualismo metodológico y a la segmentación social y cultural de los jóvenes. Los autores mantienen que la perspectiva de la transición profesional y familiar de los jóvenes es un punto de referencia para la sociología de la juventud. Palabras clave: juventud; transición; biografía; trayectoria; itinerario; inserción; emanci-pación. Abstract. Past and Future of the Research on the Transition of Young People This paper presents the state of the art concerning theoretical approaches in the sociology of youth. In this paper, the authors outline three paradigms or approaches in the sociol-ogy of youth – the lifecycle approach, the generational approach, and the biographical approach – and argue in favour of the third approach. The first approach is closely related to the development of functionalism. The second approach is related to the generational conflicts emerging from the 1960s onwards. Finally, the third approach best approximates current society, and adopts a perspective that reinforces methodological individualism and the social and cultural segmentation of youth. The authors maintain that the professional and family transition of young adults is a key point of reference in the sociology of youth.
Article
This article examines the different discourses of trade unions and employers on quality of employment in Spain. The study takes a qualitative approach, using discussion groups to obtain discursive information about the meanings of quality, assessments and the different strategies employed by social agents. Trade unions use the ‘quality discourse’ as a reason to examine and reconstruct their current role, extending their main concerns and paradigms from those which defend workers’ interests to those which consolidate their criticism of a reprehensible Spanish employer class. Employers’ discourse, on the other hand, is aimed at highlighting the market’s productive purpose, and sustaining their privileged position in labour management, whilst disassociating and distancing themselves from the employment decisions they make.
Article
The article analyses the factors that have had a differential effect on the labour trajectories of individuals up to 40 years old during the economic and employment crisis in Spain. To this end, the study specifically examines labour trajectories in the period 2007–2011 using data from a longitudinal panel for Catalonia. First, it uses cluster analysis to classify the types of labour trajectory that were developed by the population aged under 40. Second, it uses a multinomial logit model to distinguish the individual, sectoral and familial characteristics influencing the development of a particular trajectory. The results show the importance of traditional lines of segmentation of the Spanish labour market, such as age and gender. However, they also highlight the importance of variables associated to social background (parents’ educational level and occupation). It is concluded that the factors linked to the different types of labour trajectories are similar to those identified in the literature for previous periods, although the role of family background seems to be more important than in the past, especially in trajectories marked by temporary employment.