ChapterPDF Available

Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial

Authors:

Abstract and Figures

Hacer un análisis del comportamiento empresarial durante y después del proceso de apertura aporta nuevos aspectos sobre los escenarios competitivos que los empresarios enfrentan, dados los constantes cambios en el país. Lamentablemente, el mayor reto es la inconsistencia metodológica entre los diferentes censos económicos realizados por el gobierno. Dicha inconsistencia deriva en una lista cada vez menor de aspectos a comparar entre un censo económico y otro. Por otra parte, son pocos los estudios independientes al Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática que abordan la situación económica del territorio nacional.
Content may be subject to copyright.
Política macroeconómica
para el fortalecimiento
de la competitividad
JOSÉ SÁNCHEZ GUTIÉRREZ
TANIA ELENA GONZÁLEZ ALVARADO
JUAN GAYTÁN CORTÉS
JORGE PELAYO MACIEL
(Coordinadores)
Primera edición, 2017
D.R. © 2017, Universidad de Guadalajara CUCEA
Av. Periférico Norte 799, Edificio G-306
Núcleo Los Belenes
Zapopan, Jalisco
45100, México
Tel-fax: +52 (33) 3770 3343 ext. 25608.
© D.R. 2017 Fondo Editorial Universitario
Carrer La Murta 9-18
07820 San Antonio de Portmany
Ibiza, España
ISBN: 978-84-17075-65-1
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
José Sánchez Gutiérrez; Tania Elena González Alvarado; Juan Gaytán Cortés;
Jorge Pelayo Maciel (coordinadores)
Universidad de Guadalajara
Esta obra es producto de los miembros de la Red Internacional de Investigado-
res en Competitividad (RIICO) con contribuciones externas. Los resultados,
interpretaciones y conclusiones expresados en este libro no necesariamente
reflejan el punto de vista de la Universidad de Guadalajara, ni de RIICO.
Todas las fotos incluidas en este libro corresponden a Unsplash. Unsplash es
una plataforma con fotos de acceso libre y con alta definición. Unsplash, Inc es
una corporación canadiense que opera el sitio web unsplash.com (el “sitio”) y
todo lo relacionado con el mismo.
Contenido
Prólogo……………..…………………………………………….. 5
Capítulo 1………………………………………………………… 9
Derramas tecnológicas e inversión extranjera directa
en México: análisis en la industria manufacturera
Francisco Javier Ayvar Campos, Enrique Armas Arévalos y
José César Lenin Navarro Chávez
Capítulo 2………………………………………………………… 33
Innovación en América Latina: impacto en la
competitividad registrada en indicadores internacionales
Emma Frida Galicia Haro, Ana Lilia Coria Páez e Irma Cecilia
Ortega Moreno
Capítulo 3………………………………………………………… 55
Neoinstitucionalismo y competitividad en la
MIPYME colombiana
Jaime Peña, Alberto Ruano y Adriana Segovia
Capítulo 4…………………………………………………………. 85
Apertura comercial e importación de leche en México
Carlos Francisco Ortiz Paniagua, Alejandro Javier López Villaseñor y
Priscila Ortega Gómez
Capítulo 5…………………………………………………………105
Factores individuales de confianza-utilidad que motivan
la decisión de compra por Internet
María de los Angeles Briceño Santacruz, Guadalupe Juárez Gómez,
Beatriz Eugenia Salas Parada y Werner H. Varela Castro
Capítulo 6…………………………………………………………131
Comercio desleal y competitividad en la industria del
calzado en México
Andrés Morales Alquicira, Araceli Rendón Trejo y
Luis Miguel Valdivia Santa María
Capítulo 7…………………………………………………………155
Consumo colaborativo: impacto en la adquisición de
bienes y servicios en los millennials
Montserrat Sánchez Espinosa y Laura Mayela Ramírez Murillo!
Capítulo 8…………………………………………………………181
Financiamiento y ciclo de vida de la microempresa
metalmecánica del Estado de Hidalgo
Suly Sendy Pérez Castañeda, Dorie Cruz Ramírez,
Beatriz Sauza Ávila y Claudia Beatriz Lechuga Canto
Capítulo 9…………………………………………………………199
Balanced Scorecard: caso en la industria textil en
Guanajuato, México
Marco Alberto Valenzo Jiménez, Guillermo Cazares Vázquez y
Jaime Apolinar Martínez Arroyo
Capítulo 10………………………………………………………..217
Percepción del cambio climático por los
administradores de la región centro de Coahuila
Juan Hermilo Zúñiga Cortez, Jesús Emilio González Guajardo,
Leonor Gutiérrez González y Valeria Anahí Jiménez González
Capítulo 11………………………………………………………..237
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro
años: estadística de la apertura comercial
Tania Elena González Alvarado
Capítulo 12………………………………………………………..265
SERVPERF: medición de la satisfacción del
servicio en un hospital público
Antonio de Jesús Vizcaíno, Vanessa del Pilar Vizcaíno Marín,
Juan Antonio Vargas Barraza y Juan Gaytán Cortés
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
4
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
Capítulo ONCE
Empresa mexicana en los últimos
veinticuatro años: estadística de la
apertura comercial
Por Tania Elena González Alvarado
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro
años: estadística de la apertura comercial
Tania Elena González Alvarado
Universidad de Guadalajara, México
INTRODUCCIÓN
La desregulación, la descentralización y la liberalización comerciales; así
como el ingreso de México a la Organización Mundial de Comercio (GATT),
cambiaron a México en múltiples
dimensiones. Hacer un análisis
del comportamiento empresarial
durante y después del proceso
de apertura aporta nuevos
aspectos sobre los escenarios
competitivos que los
empresarios enfrentan, dados
los constantes cambios en el
país. Lamentablemente, el
mayor reto es la inconsistencia
metodológica entre los
diferentes censos económicos realizados por el gobierno. Dicha
inconsistencia deriva en una lista cada vez menor de aspectos a comparar
entre un censo económico y otro. Por otra parte, son pocos los estudios
independientes al Instituto Nacional de Estadística, Geografía e
Informática que abordan la situación económica del territorio nacional. A
pesar de que el intenso cambio trajo como consecuencia tasas
diferenciales de crecimiento en cada entidad federativa, configurando una
nueva geografía económica (Ruiz y Dussel, 1999, pág. 14).
Ruiz y Dussel (1999), clasificaron a los estados con base en su nivel de
especialización en siete grupos: Frontera (Baja California, Sonora,
Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas), Reconversión industrial
(Jalisco, Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato y San Luis Potosí), DF y
su entorno (DF, Puebla, Morelos, Estado de México, Tlaxcala e Hidalgo),
Estados petroleros (Veracruz, Tabasco y Campeche), Estados del sur
(Guerrero, Oaxaca y Chiapas), Estados Turísticos (Yucatán, Quintana Roo
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
237
y Baja California), y Estados de materias primas (Sinaloa, Nayarit,
Durango, Michoacán, Colima y Zacatecas).
El proceso de especialización tecnológica fue mucho mayor en los
Estados Fronterizos y de Reconversión Industrial, en los que se realizó una
fuerte inversión por parte de empresas extranjeras, mientras que los
estados de materias primas lograron especializarse en sectores
tradicionales como son alimentos y muebles. (Ruiz y Dussel, 1999, pág.
19)
En el caso de los Estados del Sur -caracterizados por un sector
empresarial débil, la actividad artesanal y la exportación de productos
agrícolas- el desarrollo fue lento y centrado en actividades comerciales.
Los estados de materias primas lograron una especialización en sectores
tradicionales (como son los alimentos) y la utilización de sus recursos
forestales para la producción de muebles (Ruiz y Dussel, 1999, pág. 20).
El caso del DF y su Entorno sufrió un descenso en sus índices de
especialización. Para analizar los factores del crecimiento, Ruiz y Dussel
(1999, pág. 24) consideraron las siguientes variables: niveles de
exportaciones estatales, llegada de turistas extranjeros, inversión
extranjera, gasto público, inversión pública, financiación y formación de
capital humano. Estas variables las concentraron en cuatro grandes
grupos:
1) Factores de crecimiento hacia fuera, alta exportación como
proporción del PIB estatal, alta inversión extranjera como proporción del
PIB, alto empleo maquilador como proporción del empleo manufacturero y
turismo; 2) factores de apoyo gubernamental, alto gasto público como
proporción del PIB estatal, a lo que se sumaba una alta inversión pública
en el estado; 3) factores de desarrollo empresarial: alta proporción de
financiación bancaria como proporción del PIB estatal y; 4) factores de
apoyo al desarrollo del capital humano, grado de escolaridad básico
completo (medido como terminación del ciclo de nueve años de educación
básica), indicadores de salud e indicadores de patrimonios familiares.
En el primer grupo, factores de crecimiento hacia fuera, se encontró
que dichos factores fueron importantes de manera consistente tanto en
los Estados de la frontera, ligados a la exportación y a la maquila, com en
los Estados turísticos. El segundo grupo se formó por aquellos estados
que realizaron una renovación industrial importante atrayendo capitales
extranjeros y maquila, formando nuevos clusters industriales. (Ruiz y
Dussel, 1999 pág. 26)
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
238
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
El tercero, lo formaron los estados que tuvieron una fuerte incidencia
del gasto y la inversión pública como proporción del PIB, como es el caso
de Oaxaca, Chiapas y Guerrero. Campeche. El cuarto grupo lo
constituyeron los estados en torno al DF, donde se consolidó el núcleo
DF-Estado de México y se reforzó el desarrollo industrial de Hidalgo,
Tlaxcala, Puebla y Morelos, que incrementaron la inversión nacional y
extranjera, y la maquila en el sector textil. (Ruiz y Dussel, 1999, pág. 27)
Este análisis y la regionalización incrustada estudiada por Bendesky
(1994) mostraron en su momento la acentuada desigualdad económica
entre los diferentes estados de México. El bajo nivel de desarrollo
repercute en la competitiva de las empresas (Lira, 2003; Sánchez et al.,
2008; Maldonado, et al., 2013; Mejía y Sánchez, 2014; Mayorga et al.,
2014;), al mismo tiempo que el sector empresarial ejerce influencia sobre
el desarrollo local (Ocampo, 2001; Kantis et al., 2002; Llorens et al.,
2002). Por esto último, México cuenta con entidades en las que se ubican
ciudades con alto nivel de desarrollo, entidades que coexisten en el
territorio nacional con otras cuya característica principal es el
estancamiento económico.
La mayor parte las empresas han quedado rezagadas, dependen de la
demanda local mientras que compiten localmente con empresas
extranjeras. La internacionalización ha tomado por sorpresa a la mayoría
de los empresarios locales.
Además, muchas empresas están activas en el sector informal (Portes,
1995; Tokman, 2001; Freije, 2002), el cual ha tenido un crecimiento
acelerado desde la apertura comercial. Tan sólo en el primer trimestre de
2012, 13.7 millones de mexicanos se ubicaban en el sector informal
(INEGI, 2013). Las actividades del sector informal mexicano se vinculan a
las formales. El analizar la situación actual de la empresa mexicana
ignorando dicha relación conduce a un panorama parcial de la situación
empresarial.
Roubaud (1995) explica que existe una vinculación entre las empresas
mexicanas del sector informal con el resto de la economía. Esto en
ocasiones se da a través de la subcontratación porque se puede ejercer
sin un mínimo de presiones legales, y permite reducir costos. Sin
embargo, el vínculo más directo es por medio del comercio. La materia
prima que obtiene el sector informal proviene de las grandes empresas,
mientras que su consumidor final es el ciudadano, quien probablemente
cuenta con un empleo legalmente formalizado. La hipótesis de este autor
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
239
es que el sector informal subsiste en los espacios que dejan las empresas
formales, en satisfacción de la demanda final.
Por otra parte, las empresas que se encuentran en el sector formal son
aquellas que mantienen sus actividades en el margen de la legalidad, lo
que facilita su descripción y estudio. Empresas a las cuales se remite el
siguiente espacio.
1. DATOS ESTADÍSTICOS SOBRE LA EMPRESA MEXICANA EN LOS ÚLTIMOS
VEINTICUATRO AÑOS.
De acuerdo con el INEGI, el rastreo de negocios de forma exhaustiva se
realiza sólo en las zonas urbanas, no en las zonas rurales. Tal como si el
territorio mexicano fuese más urbano que rural. En el caso de las zonas
rurales, sólo se realiza un “muestreo representativo”. En función de
dichos resultados, “entre lo exhaustivo y el exhaustivo” se presenta
periódicamente el informe del censo económico que habrá de influir en la
toma de decisiones de los gobiernos tanto municipales como locales, así
como en los programas de desarrollo. Los datos recabados para las zonas
rurales distan de acercarse a una realidad exhaustiva de las mismas.
A esto se añade que el Banco de México, puntualiza que la red
financiera ofrece financiamiento a los negocios mexicanos, con excepción
de los agropecuarios. Segundo punto que muestra la desventaja en la que
se colocan a las empresas ubicadas en territorio no urbano. Al divorcio
entre el sector financiero y el productivo (Pinto, 1968; Solís, 1997;
Aglietta, 2000), que ya viene impactando de forma negativa en el apoyo
financiero a las empresas de menor tamaño; se agrega el “muestreo” de
las zonas rurales y la excepción de financiamiento para el sector
agropecuario. Estos tres factores influyen en la visión de quienes toma
decisiones tanto en el nivel gobierno como empresarial. A pesar de ello,
los datos presentados por INEGI en los últimos 24 años muestran el
comportamiento del sector empresarial mexicano por tamaño de
empresas y por regiones. Considerando las regiones bajo la dinámica
competitiva y, por tanto, bajo los grupos propuestos por Ruíz y Dussel
(1999).
Las empresas micro y pequeña en el sector manufacturero (tabla 1)
tuvieron un mayor aumento en el período 1989-1994 que en 1994-1999,
el cambio más drástico se observó en las microempresas. El número de
empresas de tamaño micro se incrementó un 97,70% para 1994 en
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
240
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
relación con el año 1989, mientras que sólo tuvo un incremento del
30,47% para 1999 en relación con 1994. En el caso tanto de la pequeña
como mediana empresa, no hubo una variación significativa entre un
período y otro, es decir, continuó aumentando en número casi al mismo
ritmo en ambos periodos. La gran empresa manufacturera aumentó más
aceleradamente en este período. Aumentó un 11,67% para 1994 en
relación con 1989 y un 45,09% para 1999 en relación con 1994. Aún
con un mayor aumento de la gran empresa y un menor aumento en la
microempresa, esta última continuó representando, para el último censo
económico (1999), el 95,36% de las empresas en el sector
manufacturero.
Este comportamiento se vio revertido en el periodo 1999-2003. En
este periodo, las empresas microempresas disminuyeron un 8.98%, al
mismo tiempo que la pequeña alcanzó un aumento del 115% y la gran
empresa 122%. Los siguientes dos períodos, el aumento en unidades fue
muy pequeño comparado a los períodos anteriores.
Tabla 1
Empresas del sector manufacturero por tamaño (1989-2013)
Fuente: elaboración propia con base en INEGI (2001, 2009, 2014).
Las empresas micro, pequeña y grande en el sector comercial tuvieron
un mayor aumento en cantidad en el primer periodo (1989-1994) que en
el segundo (tabla 2). Para el segundo periodo las empresas micro y
pequeña aumentaron sólo una tercera parte en comparación con el primer
período.
Las microempresas aumentaron en el periodo 1994-1998 un 19,42%
mientras que en el periodo previo 1989-1994 aumentaron un 61,79%.
Las empresas pequeñas en el segundo periodo aumentaron un 15,62%
mientras que en el primer periodo aumentaron un 40,88%. La empresa
grande aumentó menos de la mitad en el segundo periodo (26,94%) en
comparación al primero (42,54%). La mediana se mantuvo con un
1989
1994
1999
2003
2008
2013
1994/
1989
1999/
1994
2003/
1999
2003/
2008
2008/
2013
Total
138835
265427
344118
328718
436851
489530
91.18%
29.65%
-4.48%
32.90%
12.06%
Micro
127225
251524
328160
298678
404156
458096
97.70%
30.47%
-8.98%
35.31%
13.35%
Pequeña
7004
8414
9147
19754
22349
20455
20.13%
8.71%
115.96%
13.14%
-8.47%
Mediana
3758
4542
5431
7235
7113
7431
20.86%
19.57%
33.22%
-1.69%
4.47%
Grande
848
947
1374
3051
3233
3548
11.67%
45.09%
122.05%
5.97%
9.74%
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
241
porcentaje de aumento similar en ambos periodos. En cuanto a la
composición del sector comercial por tamaño de empresa es casi el
mismo en ambos periodos, siendo el 94,6% de las empresas que lo
conforman de tamaño micro para el año 1999.
En el tercer periodo (1999-2003), la pequeña y mediana empresa
disminuyó en número de unidades, mientras que las empresas grandes
aumentaron en un 60.27%. Esto pudiera deberse al crecimiento de las
empresas ante la expansión del mercado. Los dos últimos periodos, el
crecimiento en el número de unidades para cada tamaño de empresa fue
menor, incluso en el cuarto periodo (2003-2008) se mantienen casi en el
mismo porcentaje de aumento todos los tamaños de empresa. En el
quinto periodo (2008-2013), las empresas micro y pequeña aumentan en
menor número que las empresas mediana y grande. Esto pudiera deberse
a un mayor crecimiento en las empresas ya establecidas.
Tabla 2
Empresas del sector comercio por tamaño (1989-2013)
Fuente: elaboración propia con base en INEGI (2001, 2009, 2014).
El sector servicios tuvo una gran expansión en el nivel mundial, sin
embargo, no tuvo un crecimiento tan acelerado durante 1994-1999 en
México. Durante el primer período (tabla 3), 1989-1994, el número de
empresas aumentó en un 71,84%. Sin embargo, en el período 1994-1999
tuvo un aumento mucho menor, de sólo un 32,39%. Las empresa menos
afectadas dentro del sector servicios y que continuaron aumentando al
mismo ritmo en ambos periodos fueron las pequeñas y grandes. En el
periodo 1999-2003 el número de empresas pequeñas aumentó un 243%,
mientras que las micro casi no aumentaron, siendo un posible indicio del
crecimiento de las empresas micro, al mismo tiempo que de la creación de
nuevas empresas. El cuarto periodo (2008-2003) presenta un
crecimiento global del 34.88%, mientras que en el quinto período
1989
1994
1999
2003
2008
2013
1994-
1989
1999-1
994
2003-
1999
2008-
2003
2013
-200
8
754848
1210184
1443676
1580587
1858550
2042641
60.32%
19.29%
9.48%
17.59%
9.91%
Micro
708783
1146752
1369478
1533865
1803799
1978887
61.79%
19.42%
12.00%
17.60%
9.71%
Pequeña
35818
50460
58341
33031
38779
43967
40.88%
15.62%
-43.38%
17.40%
13.38%
Mediana
8966
11146
13539
9976
11619
14454
24.31%
21.47%
-26.32%
16.47%
24.40%
Grande
1281
1826
2318
3715
4353
5333
42.54%
26.94%
60.27%
17.17%
22.51%
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
242
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
(2008-2013) el aumento disminuyó a la mitad, y hubo un decremento en
el número de empresas pequeñas y medianas. Esto posiblemente se deba
al cierre de empresas en el sector servicios y a la reducción del tamaño de
las existentes como estrategia de supervivencia. Dicha situación no aplica
para la empresa grande que mantuvo su aumento en el número de
unidades casi igual para los dos últimos periodos. Aunque a partir de la
apertura su aumento ha ido en descenso.
Se observa que el período de 1989-1994, antes de las crisis cambiaria y
financiera, y en pleno proceso de apertura comercial, fue favorable para
la creacn, crecimiento y desarrollo de las empresas en México. Después de
la crisis, los procesos de globalización y de regionalización continuaron
favoreciendo algunos sectores empresariales en detrimento de otros.
Tabla 3
Empresas del sector servicios por tamaño (1989-2013)
Fuente: elaboración propia con base en INEGI (2001, 2009, 2014).
Este análisis por tamaño de empresa se complementa por el análisis por
regiones, con base en Ruiz y Dussel (1999). En estos grupos regionales
se nota que el número de empresas aumentó más durante el proceso de
apertura, siendo mayor el surgimiento de empresas en las regiones más
favorecidas que en aquellas en las cuales el sector empresarial no estaba
preparado para dicha apertura.
La tabla 4 presenta la variación en el número de empresas en el sector
manufacturero. En esta parte encontramos que el número de las mismas
aumentó en forma considerable (255,27%) en los Estados Turísticos
durante el periodo 1989-1994 para después presentar una disminución
del 17% en el segundo periodo (1994-1998), siendo el estado de
Yucatán el que presentó un mayor aumento en el primer periodo pero
también una drástica disminución en el segundo periodo. En el periodo
2008-2013 fueron los Estados del Sur y los Turísticos los que mayor
1989
1994
1999
2003
2008
2013
1994/
1989
1999/1
994
2003/
1999
2008/
2003
2013/
2008
Total
412571
708947
938572
1013743
1367287
1637362
71.84%
32.39%
8.01%
34.88%
19.75%
Micro
402784
694585
919016
960135
1291080
1560949
72.45%
32.31%
4.47%
34.47%
20.90%
Pequeña
6458
9146
12749
43835
64310
64274
41.62%
39.39%
243.83%
46.71%
-0.06%
Mediana
1961
3062
3724
5179
6555
5923
56.14%
21.62%
39.07%
26.57%
-9.64%
Grande
1368
2154
3083
4594
5342
6216
57.46%
43.13%
49.01%
16.28%
16.36%
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
243
aumento tuvieron en el número de empresas. Los Estados de la Frontera
presentaron un aumento en el número de empresas de apenas 4.36%.
Tabla 4
Unidades económicas del sector manufacturero por regiones y estados
Fuente: elaboración propia con base en INEGI (2001, 2009, 2014).
Coahuila tiene en el pedido más reciente (2008-2013) un aumento del
0.03 y Tamaulipas presenta una disminución del .81%.
1989
1994
1999
2008
2013
1994/1989
1999/1994
2013/2008
Frontera
20469
38192
45894
52669
54966
86,58
20,17
4.36%
Baja California
2023
4099
4813
5993
7320
102,62
17,42
22.14%
Sonora
2386
5381
6480
9760
10458
125,52
20,42
7.15%
Chihuahua
3748
7204
8219
8014
8328
92,21
14,09
3.92%
Coahuila
3136
5918
6828
7889
7891
88,71
15,38
0.03%
Nuevo León
6050
9682
12491
12632
12656
60,03
29,01
0.19%
Tamaulipas
3126
5908
7063
8381
8313
89,00
19,55
-0.81%
Reconversión
Industrial
24188
44096
62741
71314
81848
82,31
42,28
14.77%
Aguascalientes
1567
3276
3636
4174
4678
109,06
10,99
12.07%
Guanajuato
7680
14219
20746
23112
28036
85,14
45,90
21.30%
Jalisco
10204
18002
27784
29991
33609
76,42
54,34
12.06%
San Luis Potosí
3320
5545
6575
8113
8852
67,02
18,58
9.11%
Querétaro
1417
3054
4000
5924
6673
115,53
30,98
12.64%
Región Sur
12490
28143
42154
64457
80594
125,32
49,79
25.04%
Guerrero
3480
8416
13773
23272
26774
141,84
63,65
15.05%
Chiapas
4007
8183
9832
13726
16856
104,22
20,15
22.80%
Oaxaca
5003
11544
18549
27459
36964
130,74
60,68
34.62%
D. F. y su entorno
51067
86869
114075
141723
154533
70,11
31,32
9.04%
Distrito Federal
22087
28059
31068
30934
31413
27,04
10,72
1.55%
Estado de México
12279
22616
35318
48357
52022
84,18
56,16
7.58%
Puebla
10975
24164
29459
36526
41114
120,17
21,91
12.56%
Tlaxcala
1584
3065
5589
7959
9551
93,50
82,35
20.00%
Hidalgo
2263
4887
6895
9735
11849
115,95
41,09
21.72%
Morelos
1879
4078
5746
8212
8584
117,03
40,90
4.53%
Estados
Petroleros
10599
20414
26975
31651
33189
92,60
32,14
4.86%
Tabasco
1264
2899
4195
4577
5075
129,35
44,71
10.88%
Veracruz
8491
14749
20774
23669
24674
73,70
40,85
4.25%
Campeche
844
2766
2006
3405
3440
227,73
-27,48
1.03%
Edos. De Materias
Primas
15408
31321
38726
51781
56165
103,28
23,64
8.47%
Sinaloa
2222
4957
5568
8171
8969
123,09
12,33
9.77%
Colima
677
1906
1967
2523
2580
181,54
3,20
2.26%
Nayarit
1667
2315
2843
3567
4159
38,87
22,81
16.60%
Durango
1997
3632
4435
4858
4981
81,87
22,11
2.53%
Zacatecas
1849
3632
4182
4970
5254
96,43
15,14
5.71%
Michoacán
6996
14879
19731
27692
30222
112,68
32,61
9.14%
Estados Turísticos
4614
16392
13553
23256
28235
255,27
-17,32
21.41%
Baja California Sur
536
1178
1340
2012
2558
119,78
13,75
27.14%
Quintana Roo
544
1812
2168
2802
3043
233,09
19,65
8.60%
Yucatán
3534
13402
10045
18442
22634
279,23
-25,05
22.73%
Total
138835
265427
344118
372394
408936
91,18
29,65
9.81%
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
244
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
Los Estados que durante el proceso de apertura tuvieron un mayor
crecimiento en su tejido empresarial, veinticuatro años después presentan
un crecimiento mucho más lento en el mismo. Sin embargo, no ha dejado
de crecer el número de unidades empresariales manufactureras que
operan en el país, con excepción de Tamaulipas. Si bien, el crecimiento
cada vez es menor para todos las regiones. (tabla 4)
En el caso del sector servicio (tabla 5), también ha disminuido el
aumento en el número de empresas a través de los años, aunque de
forma más lenta y uniforme. No hay un estado que presente decremento
en el número de empresas en ninguno de los períodos analizados, siendo
los Estados Petroleros los que aumentaron menos en el último periodo
(2008-2013), y los Estados de Reconversión Industrial los que tuvieron
un mayor aumento en este último período.
En la tabla 5 se observa el comportamiento en el número de empresas
por estado del sector servicios. Se identifica un menor aumento durante
el periodo de apertura, comparado con el sector manufacturero (tabla 4),
sin embargo, existe un comportamiento similar, el número de empresas
aumentó más durante el primer periodo que durante el segundo.
Los Estados Turísticos mantuvieron un aumento mucho mayor con
respecto a las otras regiones. El estado de Quintana Roo tuvo un aumento
sobresaliente (140,5%) durante el primer periodo (1989-1994) en
comparación con los demás Estados que conforman el país.
Dicho comportamiento se confirma en el sector comercial (tabla 6) en
el que Quintana Roo aumenta en el primer periodo el número de empresas
participantes en un 102,4%. En los tres sectores, el DF y su entorno
mantienen los porcentajes más bajos de crecimiento en ambos periodos.
En relación con los datos estadísticos presentados por INEGI para el
2004, pierden consistencia con las tres encuestas anteriores, debido a
que en el 2002 se modificó la clasificación de empresas. La evidencia
recuperada a través de las encuestas económicas y publicada cuenta con
un rango de 21 a 50 empresas (INEGI, 2009). Esto último no
permite tomar dicho rango y reclasificar a las empresas en micro y
pequeña de acuerdo a los criterios de clasificación utilizados hasta el año
2002.
Una posible solución sería sumar ambos grupos en los cinco censos
analizados; pero esto diluiría el análisis de la empresa pequeña al
confundirle con la microempresa, dado que esta última en número de
unidades que conforman la población es mucho mayor. Adicionalmente,
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
245
esto no afecta el análisis sobre el impacto y más bien, se toman los
nuevos datos para comprender la estructura empresarial en la segunda
década después de la apertura comercial. Por esta razón el comparativo
para las regiones no consideró dos periodos, 2003-1999 y 2008-2003.
Tabla 5
Unidades económicas del sector servicios por regiones y estados
Fuente: elaboración propia con base en INEGI (2001, 2009, 2014).
1989
1994
1999
2008
2013
1994/1989
1999/19
94
2013/
2008
Frontera
75161
133314
169798
234318
267014
77,37
27,37
13.95%
Baja California
10035
19801
25201
36952
45422
97,32
27,27
22.92%
Sonora
9899
17688
23860
35291
40090
78,68
34,89
13.60%
Chihuahua
12278
22801
28420
35623
41760
85,71
24,64
17.23%
Coahuila
10807
18228
22396
31597
35109
68,67
22,87
11.11%
Nuevo León
17287
29947
38005
52428
59449
73,23
26,91
13.39%
Tamaulipas
14855
24849
31916
42427
45184
67,28
28,44
6.50%
Reconversión
Industrial
64426
112059
152145
230800
295647
73,93
35,77
28.10%
Aguascalientes
4182
8378
10851
16802
20936
100,33
29,52
24.60%
Guanajuato
17428
29851
41059
62965
84583
71,28
37,55
34.33%
Jalisco
28829
49303
68046
98153
125007
71,02
38,02
27.36%
San Luis Potosí
9266
15368
19967
30595
36480
65,85
29,93
19.24%
Querétaro
4721
9159
12222
22285
28641
94,01
33,44
28.52%
Región Sur
31529
55439
79149
125319
153954
75,83
42,77
22.85%
Guerrero
9100
16322
23722
38444
42572
79,36
45,34
10.74%
Chiapas
12188
20690
27704
43161
54813
69,76
33,90
27.00%
Oaxaca
10241
18427
27723
43714
56569
79,93
50,45
29.41%
D. F. y su entorno
145190
242954
319971
446779
531240
67,34
31,70
18.90%
Distrito Federal
75590
108598
127966
151017
169936
43,67
17,83
12.53%
Estado de México
34631
67623
102570
155506
190239
95,27
51,68
22.34%
Puebla
18788
35231
45173
67874
83660
87,52
28,22
23.26%
Tlaxcala
3086
5986
9064
14615
18263
93,97
51,42
24.96%
Hidalgo
6655
11976
17501
28948
36527
79,95
46,13
26.18%
Morelos
6440
13540
17697
28819
32615
110,25
30,70
13.17%
Estados Petroleros
38326
63437
83738
119024
133401
65,52
32,00
12.08%
Tabasco
5065
10077
13615
20427
24740
98,95
35,11
21.11%
Veracruz
30295
48126
63688
87845
96132
58,86
32,34
9.43%
Campeche
2966
5234
6435
10752
12529
76,47
22,95
16.53%
Edos. de Materias
Primas
44566
77207
102095
156134
186697
73,24
32,24
19.57%
Sinaloa
10255
17787
22600
32719
40444
73,45
27,06
23.61%
Colima
2708
5385
6802
11074
13338
98,86
26,31
20.44%
Nayarit
5739
8006
9879
16105
20712
39,50
23,39
28.61%
Durango
5373
9486
12105
17455
20815
76,55
27,61
19.25%
Zacatecas
5020
9506
12772
17955
20046
89,36
34,36
11.65%
Michoacán
15471
27037
37937
60826
71342
74,76
40,32
17.29%
Estados Turísticos
13373
24537
31676
54913
69409
83,48
29,09
26.40%
Baja California Sur
2647
4032
5278
9471
12863
52,32
30,90
35.81%
Quintana Roo
2645
6351
9378
16788
21405
140,11
47,66
27.50%
Yucatán
8081
14154
17020
28654
35141
75,15
20,25
22.64%
Total
412571
708947
938572
1367287
1637362
71,84
32,39
19.75%
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
246
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
Tabla 6
Unidades económicas del sector comercial por regiones y estados
Fuente: Elaboración propia con base en INEGI (2001, 2009, 2014).
Adicionalmente, INEGI facilitó una tabla que presenta por número de
unidades las empresas de los tres sectores analizados, comparando 1998,
2003 (2002) y 2008. En este se muestra que las unidades económicas
dedicadas a las actividades de manufactura, servicios y comercio
1989
1994
1998
2008
2013
1994/1
989
1999
/199
4
2013/
2008
Frontera
115430
197125
225019
266375
273748
70,77
14,15
2.77%
Baja California
12296
23277
27390
35880
41502
89,31
17,67
15.67%
Sonora
15299
24794
29990
35789
37906
62,06
20,96
5.92%
Chihuahua
19152
34094
39383
44304
45553
78,02
15,51
2.82%
Coahuila
17358
29783
33439
39930
39407
71,58
12,28
-1.31%
Nuevo León
30239
50267
53405
61849
61265
66,23
6,24
-0.94%
Tamaulipas
21086
34910
41412
48623
48115
65,56
18,63
-1.04%
Reconversión
Industrial
123117
200557
241419
311465
355877
62,90
20,37
14.26%
Aguascalientes
7390
12996
14990
19425
21255
75,86
15,34
9.42%
Guanajuato
36569
61635
74163
92070
108616
68,54
20,33
17.97%
Jalisco
53339
84274
103682
133439
151648
58,00
23,03
13.65%
San Luis Potosí
16894
26930
30109
39310
41640
59,41
11,80
5.93%
Querétaro
8925
14722
18475
27221
32718
64,95
25,49
20.19%
Región Sur
68017
110763
143176
203556
224449
62,85
29,26
10.26%
Guerrero
20629
35359
43285
63727
63563
71,40
22,42
-0.26%
Chiapas
22918
36427
46938
70892
81377
58,94
28,85
14.79%
Oaxaca
24470
38977
52953
68937
79509
59,28
35,86
15.34%
D. F. y su entorno
280692
428978
519037
664949
746514
52,83
20,99
12.27%
Distrito Federal
132042
168001
179999
196293
210621
27,23
7,14
7.30%
Estado de México
76110
136195
182670
250351
290148
78,94
34,12
15.90%
Puebla
37415
63870
78074
108481
123920
70,71
22,24
14.23%
Tlaxcala
7897
13696
18603
26404
29990
73,43
35,83
13.58%
Hidalgo
13267
22144
29278
41938
49246
66,91
32,22
17.43%
Morelos
13961
25072
30413
41482
42589
79,59
21,30
2.67%
Estados Petroleros
64252
98354
113552
148720
156901
53,08
15,45
5.50%
Tabasco
8984
14730
18508
24819
27197
63,96
25,65
9.58%
Veracruz
49616
74420
84989
109423
114401
49,99
14,20
4.55%
Campeche
5652
9204
10055
14478
15303
62,85
9,25
5.70%
Edos. de Materias
Primas
54234
94930
110011
198626
214593
75,04
15,89
8.04%
Sinaloa
15838
26506
29031
36764
40475
67,36
9,53
10.09%
Colima
4227
8268
8848
11601
12354
95,60
7,01
6.49%
Nayarit
7740
12484
13572
17914
20315
61,29
8,72
13.40%
Durango
9614
16184
18628
22120
23909
68,34
15,10
8.09%
Zacatecas
9819
16609
20201
24661
25814
69,15
21,63
4.68%
Michoacán
6996
14879
19731
85566
91726
112,68
32,61
7.20%
Estados Turísticos
23952
41452
46585
64859
70559
73,06
12,38
8.79%
Baja California Sur
3549
5629
6856
9800
11377
58,61
21,80
16.09%
Quintana Roo
4857
9852
13482
18516
20501
102,84
36,85
10.72%
Yucatán
15546
25971
26247
36543
38681
67,06
1,06
5.85%
Total
729694
1172159
1398799
1858550
2042641
60,64
19,34
9.91%
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
247
presentaron una tendencia positiva en el número de establecimientos.
INEGI señala que de 1998 a 2008 las unidades económicas aumentaron
34,2 % (Tabla 7).
Con base en el tamaño, los aumentos más importantes se registraron
en los estratos de las unidades que ocupan de 3 a 5 personas con 57,1%
de incremento en unidades económicas (INEGI, 2009, pág. 17). Este
análisis publicado por INEGI guarda una diferencia de 3610 unidades en el
total para 1998 (1999), en relación con el informe publicado en 2001 -
que en su momento sirviera de base para el análisis sobre el impacto de la
apertura comercial y la reconfiguración territorial presentada en párrafos
anteriores.
Tabla 7
Evolución de las unidades económicas por estratos de persona ocupado
1998, 2002 y 2008, México
Industrias manufactureras, comercio y servicios
Fuente: INEGI (2009).
La industria manufacturera mexicana para el 2009 se caracterizaba por
su diversificación. Coexistiendo actividades altamente concentradas,
Estratificación
censal
1998
2002
2008
1998-
2003
2003-
2008
Total nacional
2729976
2923048
3662688
7,1
25.3
0 a 2
2068401
2078213
2389447
0,5
15
3 a 5
433427
569014
894028
31,3
57,1
6 a 10
116095
145451
215560
25,3
48,2
11 a 15
36937
42848
58199
16
35,8
16 a 20
18402
21309
27633
15,8
29,7
21 a 50
83359
38432
46298
15,2
20,5
51 a 100
11097
13042
15379
17,5
17,9
101 a 250
7698
9039
10075
17,4
11,5
Más de 250
4660
5700
6069
22,31
6,47
2008
2013
2008-2013
Total Nacional
3724019
4230745
13.61%
0 a 2
2408422
3055960
26.89%
3 a 5
903670
776204
-14.11%
6 a 10
224086
203739
-9.08%
11 a 15
63623
62428
-1.88%
16 a 20
31311
32966
5.29%
21 a 30
30346
31161
2.69%
31 a 50
24688
27178
10.09%
51 a 100
18668
19405
3.95%
101 a 250
12029
13929
15.80%
251 a 500
4136
4506
8.95%
más de 250
3040
3269
7.53%
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
248
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
como la industria siderúrgica, la automotriz, cementera, cervecera; junto
con industrias atomizadas, como son la fabricación de productos de
herrería, elaboración de pan, de tortillas de maíz, purificación de agua
entre otras. El sector manufacturero es el más importante en producción
bruta total (44,3%), concentra el 11,7% de las unidades económicas y
23,2% de personal ocupado. (INEGI, 2009, pág. 23).
Las unidades económicas de Comercio en el periodo 2003-2008
registraron un crecimiento de 17,6% siendo los establecimientos micro (0
a 10 personas ocupadas) los que contribuyeron en términos absolutos
con el mayor número. El incremento en número de personas ocupadas
fue de 22,8%. Los puestos de trabajo en la microempresa en 2003
representaba el 62,1% del total de Comercio, para 2008 aumentó al
65,1%, mientras que el personal que laboró en las tras estratificaciones
de empresas disminuyó su participación (INEGI, 2009, pág. 69).
Durante el periodo 2003-2008, las unidades económicas prestadoras
de servicios mantuvieron su estructura de participación porcentual por
tamaño casi igual. En relación con el personal ocupado, existieron
pequeños incrementos en la participación de las micro y pequeña
empresas, en tanto que el personal ocupado total de las empresas
grandes disminuyó su participación, al pasar de 33,6% a 32,5%. (INEGI,
2009, pág. 114)
Tabla 8
Evolución de las unidades económicas por estratos de persona ocupado
2008 y 2013, México
Industrias manufactureras, comercio y servicios
Fuente: INEGI (2014).
En el período 2008-2013 las empresas continuaron aumentando pero
no con el mismo ritmo que durante la apertura comercial. El número de
unidades con 3 a 15 empleados presenta disminución, mientras que el
mayor aumento (26.89%) se ubica en el auto empleo (cero empleados) y
máximo dos empleados. Las empresas con 101 a 250 empleados
aumentaron un 15.8 por ciento. (tabla 8)
Adicionalmente, la maquiladora ha sido decisiva en las transformaciones
no sólo internas sino externas, al jugar un papel muy importante en el
establecimiento de vínculos económicos entre México y otras regiones.
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
249
Aunque en cifras la maquiladora contribuyó al crecimiento del país, no
favoreció el desarrollo en el mismo.
2. ENTRE LA INDUSTRIA MAQUILADORA DE EXPORTACIÓN Y LA
DEPENDENCIA ESTADOUNIDENSE
Las maquiladoras aumentaron de 1500 hasta más de 3000 en sólo
nueve años (1990-1999), convirtiéndose en uno de los sectores más
importantes de exportación del país. El problema de éstas residió en la
poca atracción sobre la industria nacional. Se tenían grandes volúmenes
de exportación pero también de importación de componentes, lo cual
constituyó cifras y porcentajes que se agregaron al comercio de México
pero con incidencia limitada sobre el empleo, la producción y el consumo
(López y Uscanga, 2000, págs. 87-90).
En cuanto a la maquila, la CEPAL (2002, pág. 12) confirmó la baja
contribución del valor agregado manufacturero a la economía en su
conjunto, a pesar del crecimiento del sector de maquila (cuadro 8),
situación distinta a la de los países que lideran este proceso en Asia.
Además, el sector manufacturero, y en especial el subsector electrónico,
excluida la maquila, registró un sistemático déficit comercial a partir de
1988. Estos datos reflejan la falta de eslabonamientos del sector
manufacturero, tanto internos al propio sector como con el resto de la
economía.
Tabla 9
Valor agregado (VA) de la manufactura y de la maquila para la exportación
según componentes del valor bruto de la producción (VBP), México
Fuente: Cepal (2002)
Años
VA de la
manufactura
en relación
con el VA del
país
VA de la maquila
en relación con el
VA de la
manufactura del
país
Insumos
importados en
el VBP de la
producción de
la maquila
Insumos
locales en el
VBP de la
maquila
Remuneraci
ones en el
VBP de la
maquila
Otros
gastos
en el
VBP
Utilidades
en el VBP
de la
maquila
1980
19,7
2,0
30,7
1,2
18,2
6,2
5,1
1985
20,9
3,4
24,9
0,7
12,8
6,6
4,8
1990
20,9
7,1
25,2
1,3
13,0
6,8
4,1
1995
20,8
9,5
19,2
1,4
9,4
5,6
2,8
1996
21,5
10,0
18,6
1,7
9,0
5,5
2,4
1997
21,4
11,6
20,2
1,8
10,0
5,7
2,7
1998
21,3
13,2
21,6
2,2
10,5
5,9
3,0
1999
21,1
14,9
23,4
2,4
11,4
6,4
3,3
2000
20,7
16,1
24,4
2,4
12,4
6,9
2,7
2001
18,5
17,8
26,9
2,7
13,3
7,5
3,5
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
250
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
En la tabla 9 se observa que el valor agregado de la maquila con
relación al valor agregado de la manufactura del país fue en aumento.
Esto muestra que en el país el valor agregado de la manufactura
retrocedió en relación con el de la maquila. También refleja la falta de
eslabonamientos internos del sector manufacturero (Oliveras, 1987;
Stumpo, 1996; González, 2008; Kuwayama y Lima, 2003; Bustillo y
Ocampo, 2003), dentro de su propio ámbito y con el resto de la
economía. El valor agregado de la manufactura no muestra un crecimiento
paralelo al de la maquila (CEPAL, 2002, pág. 12).
Al examinar más detenidamente la tabla 9 en los componentes del valor
bruto de la producción de la maquila en México se aprecia que el valor
agregado de esta actividad aumentó gradualmente hasta alcanzar el
26,9% del valor bruto que se registró en el 2001, un nivel similar al
alcanzado en el año 1990. La CEPAL señaló que los insumos importados
representaron entre el 70% y el 80% del valor bruto de la producción de
la maquila, mientras que las remuneraciones tuvieron una proporción muy
baja (13,3%) en el último año.
La tabla 9 muestra que otros componentes del valor agregado, las
adquisiciones de insumos locales, los gastos y utilidades representaron
apenas un 2,7% del valor bruto de la producción de la maquila en 2001.
Esto muestra la ausencia de eslabonamiento entre el sector
manufacturero mexicano y las empresas maquiladoras que operan dentro
del país.
Con respecto a las exportaciones mexicanas, el destino principal en el
2001 fue Estados Unidos, representando casi el 90% de la exportación
total (tabla 9). La tendencia en la canasta de exportación era
especializarse en tres sectores: confecciones (baja tecnología), área
automotriz (tecnología intermedia) y equipos electrónicos (alta
tecnología). Esta situación no ha cambiado en los últimos dieciséis años,
Estados Unidos continúa siendo el socio principal.
Los datos en la tabla 10 son una expresión numérica de la dependencia
económica de México hacia Estados Unidos (Alegría, 1989; Castillo et al.,
2004; Garcés, 2006). En este cuadro se observa el menor intercambio
comercial de México con otras regiones: Japón, 6,76% en importaciones y
0,39% en exportaciones; Asia, 11,98% y 0,87% respectivamente; para el
resto de América Latina, 3,53% y 3,30%. Este intercambio con terceros
países que se encuentran fuera del Tratado de Libre Comercio con
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
251
América del Norte se caracterizó por un mayor valor en importaciones
ante un menor valor en las exportaciones mexicanas hacia estos países.
Tabla 10
Importaciones y exportaciones de bienes por México hacia el resto del mundo,
2001 (En miles de dólares y porcentajes)
Fuente: elaboración propia con base en datos de la CEPAL (2002).
En cuanto a las exportaciones mexicanas a la UE, estas sólo
representaban en 2001 el 3,16% del total mexicano (tabla 10);
porcentaje poco significativo si se considera la proporción que va dirigida
a Estados Unidos. En los últimos años, el valor de las exportaciones hacia
la UE ha aumentado en cifras pero en porcentaje con respecto al total de
las exportaciones se ha mantenido.
En 1997 las exportaciones de México a la UE alcanzaron la cifra de
3.883.554.000 dólares, lo que representó el 3,53% del total de las
exportaciones mexicanas (109.889.791.000 dólares). Para el 2001 las
exportaciones en cifras fueron 5.013.184.000 dólares representando un
aumento en dólares, sin embargo, el porcentaje de participación en
relación con el total de las exportaciones mexicanas para ese año
(158.628.465.000) fue de 3,16%. (CEPAL 2002)
En lo concerniente a las importaciones, éstas aumentaron, no sólo en
cifras sino en porcentaje de participación, pasando de un 9,32%, en 1997
-año en que se firmó el Acuerdo de Asociación Económica, Concertación
Política y Cooperación con la UE, y en el que el valor total de exportaciones
mexicanas era de 3.868.400.000 de dólares y el de las importaciones
provenientes de la UE era de 10.427.539.000 lares-, a un 11,22% para
el 2001.
De las importaciones mexicanas con origen europeo sobresalieron los
bienes industrializados, los cuales representaban el 98,49% de dichas
importaciones (17.522.472.000 de dólares vs 17.791.749.000 de
dólares del total) y la cifra fue cinco veces mayor a la de las
exportaciones mexicanas hacia la UE en este mismo concepto
(5.013.184.000 de dólares). Estos datos son posible resultado de la
Importaciones
%
Exportaciones
%
Total UE
17.791.749
11,22
5.013.184
3,16
Total EEUU
127.465.186
80,35
140.645.735
88,66
Total Japón
10.720.380
6,76
622.874
0,39
Total Asia
19.011.409
11,98
1.376.127
0,87
Total América Latina
5.593.310
3,53
5.230.286
3,30
Otros
9.294.147
5,86
5.740.259
3,62
Total mundial
189.876.181
100
158.628.465
100
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
252
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
inversión directa europea en México y de la transferencia tecnológica, lo
cual no es sorpresa, si se considera que México fue atractivo como
plataforma para que las empresas de la UE penetraran en el mercado
norteamericano bajo las ventajas que el TLCAN les brindaba.
Por otra parte, como se observa en la tabla 10, México frente a la
región asiática tuvo un intercambio comercial aparentemente bajo y sin
importancia en comparacn con América del Norte -de acuerdo a la
CEPAL, las exportaciones mexicanas cuyo destino es Asia para el 2001
representaron apenas el 0,87% con un total de 1.376.127.000 dólares,
mientras que las exportaciones cuyo destino era Estados Unidos fueron en
porcentaje el 88,66% y en cifras 140.645.735.000 dólares.
No está de más hacer notar que las exportaciones mexicanas a Estados
Unidos continúan siendo mayores a las importaciones, mientras que en el
caso de Asia las exportaciones mexicanas son menores, es decir, se
importan más productos asiáticos de los que se exportan a esa región y
es más lo que se vende a Estados Unidos que lo que se compra. No
existen cambios importantes en los últimos once años, salvo el hecho de
que aumentaron las importaciones asiáticas en detrimento de las
estadounidenses (tabla 11).
Tabla 11
Comparación de importaciones y exportaciones de bienes por México hacia el
resto del mundo, 2000 y 2010 (En porcentajes)
Fuente: elaboración propia con base en datos de la CEPAL (2011).
Estas cifras reflejan que la inversión extranjera directa que entró a
México durante el periodo analizado fue parte una estrategia empresarial
para usarle de plataforma y entrar al mercado norteamericano porque las
importaciones mexicanas que provienen de los países que están fuera del
TLCAN han aumentado al igual que en el caso de las exportaciones
mexicanas hacia Estados Unidos. La situación en los últimos seis años ha
sufrido pocos cambios, aunque sí existen algunos matices.
Por ejemplo, en el primer trimestre de 2017 el valor de las
exportaciones de América Latina y el Caribe creció a una tasa interanual
Región
Importaciones
Exportaciones
2000
2010
2000
2010
Asia y el Pacífico
9,7
32,5
1,4
4,0
Estados Unidos
71,2
48,2
88,2
80,1
Unión Europea
8,4
10,8
3,5
4,9
América Latina y el Caribe
2,6
4,3
3,6
7,0
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
253
estimada en torno al 17%. El resultado consolidó el cambio de tendencia
de los últimos meses y marcó una discontinuidad con el 2016, cuando las
ventas externas habían caído 2,9%. Sin embargo, al analizar el trimestre
el nivel de las exportaciones se encontraba aún 10% por debajo del
máximo alcanzado antes del derrumbe iniciado a mitad de 2014.
(Giordano, 2017)
La mejora del desempeño exportador de la región se debe
principalmente a la evolución de los precios de los productos básicos. La
tendencia alcista en los mercados de materias primas que benefició
principalmente a los países sudamericanos fue acompañada por una
demanda real más firme de los Estados Unidos que favoreció las
exportaciones manufactureras de Mesoamérica. (Giordano, 2017)
México y Perú son los únicos países que registraron un crecimiento
sostenido de las exportaciones reales desde 2015. Las exportaciones de
México disminuyeron 1,8% en 2016 afectadas por la evolución negativa
de los mercados estadounidense y regional. En el primer trimestre de
2017 se verificó un nítido viraje en todos los destinos, reflejado en un
sólido crecimiento interanual de las ventas externas totales (11%). La
variación de los envíos a Estados Unidos (9%) que tuvo un peso
determinante fue reforzada por una notable expansión de las colocaciones
en China (44%) y en el resto de los mercados asiáticos (91%), que en
conjunto explican un cuarto del aumento total. Solo un quinto del
incremento es atribuible al rubro petrolero beneficiado por el alza del
precio del crudo, mientras que las manufacturas no automotrices dan
cuenta de la mitad del aumento. (Giordano, 2017)
Un análisis del comportamiento exportador de mercancías por regiones,
comparando los últimos ocho años, muestra que los Estados de la
Frontera mantienen un mayor dinamismo en comparación con las otras
regiones. La gráfica 1 contiene las exportaciones en cifras anuales (miles
de dólares) de acuerdo con las distintas regiones. En ella se observa un
comportamiento similar entre cada región y hasta 2014, con excepción
de los Estados Petroleros. Seis regiones tienden a recuperarse de la caída
de las exportaciones en 2009. No así en el caso de los Estados
Petroleros, que muestran una recuperación en los 2010 y 2011, para
descender en los siguientes años.
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
254
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
Gráfica 1
Exportaciones por región de estudio (2007-2014)
Fuente: elaboración propia con base en INEGI (2016).
De acuerdo con la tabla 12, las exportaciones de mercancías disminuyeron
en los Estados del Sur (33.90%), D.F. y su entorno (4.99 %), y los
Estados Petroleros (43.41%). Los Estados de la Frontera, de
Reconversión Industrial y Turísticos aumentaron menos que el período
anterior. Mientras que los Estados de Materias Primas muestran una
recuperación tras una disminución del 5.53% en el periodo anterior.
Frontera Reconversión Industrial Región Sur
D. F. y su entorno Estados Petroleros Edos. De Materias Primas
Estados Turísticos
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
255
Tabla 12
Comportamiento de las exportaciones de mercancías por regiones
(2007-2015)
Fuente: elaboración propia con base en INEGI (2016).
Como señalan López y Uscanga (2000, pág. 83), los sectores
intensivos en mano de obra, como son la agricultura y la industria ligera,
no se han beneficiado a un mayor grado de la apertura comercial porque
el poder económico se ha concentrado en los productores más eficientes
y con poder financiero. Esto último también ha disminuido o
prácticamente anulado los beneficios que la PYME mexicana pudiera
obtener. Como resultado, México ha crecido pero no ha impactado en el
desarrollo local, más bien, la desigualdad entre las distintas regiones que
lo conforman se ha acentuado (Castells, 1999; Delgadillo, 2008). Otra
situación que ha ido en aumento y que puede resultar en un impacto
negativo a mediano plazo es la dependencia alimentaria que tiene México
con el exterior. Esta dependencia ha sido fomentada ante la eliminación
de toda práctica proteccionista al sector agrícola.
Las empresas transnacionales tienen su lugar en dicho intercambio
porque cuentan con una proyección mundial y tienen un papel
preponderante en cada uno de los países en donde se establecen o con
los que se relacionan. Así, mientras en un país producen, en otro diferente
venden y en otro más obtienen la materia prima, cumpliendo con las
obligaciones fiscales que derivan de sus utilidades en aquel país cuyo
sistema facilite sus intereses (Centro Nuevo Modelo de Desarrollo, 1997).
López y Usacnga (1997) les denominan el segundo propulsor de la
globalización en el mundo y citan como ejemplo a Japón donde las
principales nueve empresas comercializadoras manejan casi el 60% de
todo el comercio exterior en dicho país.
Requeijo (1998, págs. 4, 5) señala cuatro características importantes
en el intercambio internacional. La primera es que los países
2008 vs
2007
2009 vs
2008
2010 vs
2009
2011 vs
2010
2012 vs
2011
2013 vs
2012
2014 vs
2013
2014 vs
2015
Frontera
5.56%
-21.18%
28.07%
10.67%
7.14%
4.70%
8.18%
1.42%
Reconversión Industrial
4.11%
-9.05%
33.04%
1.48%
17.24%
9.19%
12.75%
11.68%
Estados del Sur
54.85%
-9.28%
14.93%
23.58%
-6.59%
7.16%
-0.75%
-33.90%
D. F. y su entorno
15.59%
-24.36%
30.52%
34.11%
10.30%
-0.25%
9.56%
-4.99%
Estados Petroleros
13.62%
-39.47%
37.50%
36.30%
-4.78%
-6.49%
-13.88%
-43.41%
Edos. De Materias Primas
32.18%
-27.85%
38.59%
26.23%
13.40%
6.24%
-5.53%
4.67%
Estados Turísticos
-1.57%
-6.14%
17.45%
10.46%
-3.74%
-7.20%
13.55%
4.75%
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
256
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
industrializados son los grandes exportadores; la segunda es que el
grueso del comercio mundial tiene lugar en el propio seno de dichos
países, estamos hablando de la mitad de los intercambios totales; tercera,
la importancia del comercio intraindustrial que se lleva a cabo
expansivamente dentro de la UE; y como cuarta, el peso creciente del
comercio de servicios o, dicho de otra forma, del comercio invisible
(transporte, comunicaciones en la actividad financiera y producción
intelectual entre otros).
Este autor enlista cinco razones principales que explican la gran
expansión comercial: primera, los beneficios derivados del comercio sobre
la producción, el consumo y la competencia; segunda, la existencia de un
compromiso global para reducir la protección de los mercados nacionales;
tercera, las necesidades de las empresas multinacionales; cuarta, el
perfeccionamiento de los medios de transporte; y quinta, el desarrollo de
las comunicaciones. (Requeijo, 1998, pág. 7)
Algunos empresarios se han concentrado sólo en el mercado local, sin
embargo, la entrada de competidores extranjeros en su mercado les exige
que tengan una perspectiva más amplia. La globalización, como proceso
que tiende a la liberalización de las finanzas y el comercio, orilla a las
empresas a competir en el nivel internacional; aún cuando estas empresas
no se propongan incursionar en el mercado extranjero.
El desequilibrio existente entre la apertura comercial y financiera (De la
Dehesa, 2003) alimenta las crisis financieras, convirtiendo en un reto
para las empresas el hacer frente a los problemas derivados de dichas
crisis (escasez de crédito, hiperinflación, contracción del mercado interno,
entre otras). Además, el actual sistema capitalista ha provocado la
creación de empresas de supervivencia ante el aumento de la desigualdad
económica y la pobreza.
Esto ocurre mientras que la integración regional como proceso ha
contribuido a la reestructuración de los espacios económicos, ha
provocado la creación de barreras comerciales y ha conducido a las
empresas a modificar sus estrategias de actuación local con la finalidad de
crear vínculos con nuevos competidores, clientes y proveedores derivados
de la integración económica.
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
257
CONCLUSIONES
En el caso de México existe un proceso de integración incrustado en el
proceso de globalización que afecta a las empresas mexicanas y que va a
contribuir a un mayor desarrollo en algunas regiones, marcando aún más
la desigualdad entre las diferentes regiones que conforman el país.
La globalización económica y la integración regional presentan retos
para las empresas, particularmente, para las de menor dimensión. Ejemplo
de esto ha sido la Política Agrícola Común Europea, que de ser un
instrumento de integración regional ha pasado a convertirse en un
propulsor de las exportaciones agroindustriales europeas y una barrera
comercial para los exportadores de terceros países que desean incursionar
en el mercado comunitario.
Mientras las grandes empresas se subvencionan optimizando la creación
de infraestructuras, minimizando los impuestos, externalizando los costes
del desempleo, recibiendo subvenciones y eludiendo al fisco del estado
nacional; las empresas micro, pequeña y mediana, que generan gran parte
de los puestos de trabajo se ven atosigadas y asfixiadas por las infinitas
trabas y gravámenes de la burocracia fiscal. Pero junto con estos retos
las empresas de menor dimensión pueden detectar algunas oportunidades
y obtener ventajas de ambos procesos. Prueba de ello es que aún en
países en desarrollo como es el caso de México existen zonas
geoeconómicas en las que el sector empresarial ha salido beneficiado de
ambos procesos.
En la medida que el empresario comprenda dichos retos establecerá
mejores estrategias para vencerlos o para sobrevivir con ellos. Si el
empresario no está consciente de esto último difícilmente podrá
aprovechar los programas, ya de por limitados, que han sido creados
para insertarle en el proceso de globalización. Estos dos procesos que
coexisten han conducido a que el sector empresarial mexicano se
reestructure a las nuevas exigencias económicas. La reconversión
industrial de algunas zonas del país, la integración transfronteriza y la
expansión del sector servicios son una respuesta a dichos cambios.
Así mismo, el sistema económico ha dado una lección importante para
los que establecen políticas económicas encaminadas al desarrollo: no
está en manos de los agentes económicos que tienen como fin primordial
aumentar su competitividad y sus ganancias el resolver la desigualdad, la
pobreza y aumentar el bienestar de la oblación en general. Las
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
258
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
trasnacionales que se establecieron en México durante estos últimos años
buscaban lo que por lógica del mismo sistema les corresponde, generación
de valor económico para mismas. Se requiere que los gobiernos tengan
una intervención constante, que se apueste por empresas más localizadas
y que sea la población local quienes protagonicen los cambios.
REFERENCIAS
Aglietta, M. (2000). Macroeconomía financiera. Editorial Abya Yala.
Alegría, T. (1989). La ciudad y los procesos transfronterizos entre México
y Estados Unidos. Frontera norte, 1(2), 53-90.
Bendesky, L. (1994). Economía regional en la era de la globalización.
Comercio exterior, 44(11), 982-989.
Bustillo, I., y Ocampo, J. A. (2003). Asimetrías y cooperación en el Área
de Libre Comercio de las Américas (Vol. 13). United Nations
Publications.
Castillo, R., Díaz, A., y Fragoso, E. (2004). Sincronización entre las
economías de México y Estados Unidos: el caso del sector
manufacturero. Comercio Exterior, 54(7), 620-627.
Castells, M. (1999). Globalización, identidad y estado en América Latina.
Santiago de Chile: PNUD.
Centro Nuevo Modelo de Desarrollo (1997). Norte-Sur: la fábrica de la
pobreza. Popular.
CEPAL (2002). Panorama de la inserción internacional de América Latina y
el Caribe, 2002. Santiago de Chile: CEPAL.
CEPAL (2011). Panorama de la inserción internacional de América Latina y
el Caribe, 2002. Santiago de Chile: CEPAL.
Dehesa, G. (2003). Globalización, desigualdad y pobreza (No. 339.9).
Alianza.
Delgadillo, J. (2008). Desigualdades territoriales en México derivadas del
tratado de libre comercio de América del Norte. Eure (Santiago),
34(101), 71-98.
Freije, S. (2002). El empleo informal en América Latina y el Caribe:
causas, consecuencias y recomendaciones de política. Inter-American
Development Bank.
Garcés, D. (2006). La relación de largo plazo del PIB mexicano y sus
componentes con la actividad económica en Estados Unidos y el tipo de
cambio real. Economía Mexicana. Nueva Época, 15(1).
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
259
Giordano, P. (2017). Estimaciones de las tendencias comerciales. América
Latina y El Caribe. Banco Interamericano de Desarrollo.
González, A. (2008). Reflexiones sobre el comportamiento del comercio
exterior en el sector manufacturero. Norteamérica, 3(1), 229-244.
Gutiérrez, J., Rodríguez, J., y Magdaleno, J. (2008). La gestión del
conocimiento como generador de competitividad: aplicación en PyMEs
de la zona metropolitana de Guadalajara. Mercados y Negocios, (18),
5-24.
INEGI (2001). Micro, pequeña, mediana y gran empresa. Estratificación de
los establecimientos. Censos económicos 1999. México: INEGI.
INEGI (2009). Micro, pequeña, mediana y gran empresa. Estratificación de
los establecimientos. Censos económicos. México: INEGI.
INEGI (2014). Micro, pequeña, mediana y gran empresa. Estratificación de
los establecimientos. Censos económicos. México: INEGI.
INEGI (2013). Mujeres y hombres en México 2012. México: Instituto
Nacional de Estadística y Geografía.
INEGI (2016). Exportaciones por Entidad Federativa. México: Instituto
Nacional de Estadística y Geografía. Link: http://www.inegi.org.mx/est/
contenidos/proyectos/registros/economicas/exporta_ef/default.aspx
Kantis, H., Ishida, M., y Komori, M. (2002). Empresarialidad en economías
emergentes: Creación y desarrollo de nuevas empresas en América
Latina y el Este de Asia. Inter-American Development Bank.
Kuwayama, M., y Lima, J. (2003). La calidad de la inserción internacional
de América Latina y el Caribe en el comercio mundial (Vol. 26). United
Nations Publications.
Lira, I. (2003). Disparidades, competitividad territorial y desarrollo local y
regional en América Latina (Vol. 33). United Nations Publications.
López, V., y Uscanga, C. (2000). México frente a las grandes regiones del
mundo. Siglo XXI.
Llorens, J., Alburquerque, F., y Del Castillo, J. (2002). Estudios de casos
de desarrollo económico local en América Latina. Inter-American
Development Bank.
Maldonado, G., Sanchez, J., Mejia, J., y Gaytán, J. (2013). La flexibilidad
de la logística como una estrategia empresarial en la industria del
mueble de España. European Scientific Journal, ESJ, 9(1).
Mayorga, P., Sánchez, J., y González, E. (2014). La responsabilidad social
y los impactos que influyen en la competitividad de las pymes
manufactureras de Guadalajara. Mercados y Negocios, 15(2).
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
260
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
Mejía, J., y Sánchez, J. (2014). Factores determinantes de la innovación
del modelo de negocios en la creación de ventaja competitiva. Revista
del Centro de Investigación de la Universidad la Salle, 11(42), 105-128.
Ocampo, J. (2001). Retomar la agenda. REVISTA DE LA CEPAL, 74, 7.
Oliveras, F. (1987). Apunte en torno de las economías de alcance. El
Trimestre Económico, 54(216 (4)), 927-932.
Pinto, A. (1968). Raíces estructurales de la inflación en América Latina. El
Trimestre Económico, 35(137 (1), 63-74.
Portes, A. (1995). En torno a la informalidad: ensayos sobre teoría y
medición de la economía no regulada. FLACSO Mexico.
Requeijo, J. (1999). Economía mundial. McGraw Hill.
Roubaud, F. (1995). La economía informal en México: de la esfera
doméstica a la dinámica macroeconómica.
Ruiz, C., y Dussel, E. (1999). Dinámica regional y competitividad
industrial. México, DF: UNAM.
Solís, L. (1997). Evolución del sistema financiero mexicano hacia los
umbrales del siglo XXI. México: Siglo XXI.
Stumpo, G. (1996). Encadenamientos, articulaciones y procesos de
desarrollo industrial (No. 36). Naciones Unidas Comisión Económica para
América Latina y el Caribe (CEPAL).
Tokman, V. (2001). De la informalidad a la modernidad. Economía,
24(48), 153-178.
Empresa mexicana en los últimos veinticuatro años: estadística de la apertura comercial
González, T.
261
Política macroeconómica para el fortalecimiento de la competitividad
262
Sánchez, J.; González, T.; Gaytán, J.; Pelayo, J. (coord.)
Política macroeconómica para
el fortalecimiento de la competitividad
se terminó de imprimir en agosto de 2017
www.edicionesdelanoche.com
View publication statsView publication stats
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Book
Full-text available
Text in Spanish. Ten chapters on "glocal" territorial development in Mexico, specifically in manufacturing, including international cases of territorial development: conceptual framework (Clemente Ruiz Durán), international experiences (Enrique Dussel Peters), the region of Saltillo-Ramos Arizpe (Jorge Eduardo Mendoza C.), Jalisco (Bernardo Brito), the garment chain (Jorge Vera García), Zacoalco and Ocotlán (Josué A. Rodríguez Galán), the footwear chain (Alejandro Morales Quintero), technology in territorial development (Adrián de León Arias), the automobile chain (Fernando Camacho Sandoval), and a statistical perspective on regional development (Lorena Acosta Colsa and Marco Antonio Ledón Macías).
Article
Full-text available
This document is a result of a literature review that describes the importance of factors that determine the Business Model Innovation (BMI) creating competitive advantage. Thus, the contribution is to introduce the reader from the basics of what is a business model, sustainability recommendations, why are there better models than others, their archetypes from the financial point of view and the customer value added. After this, the document describes what is the BMI, its importance for the competitive advantage, what promotes it, how it is designed, different models BMI, how it is implemented, barriers and future in the acquisition of competitive advantage.
Article
Full-text available
In a highly globalized market in which companies are currently developing, logistics appears as one business stategy applied in various organizations to achieve competitive advantage and stay in the market. Market pressure to reduce the costs of goods and increasingly customized products and services, are leading companies to adopt new business strategies, and logistics seems to be a good strategy to achieve their goals. Therefore, in this study with a sample of 322 companies in the furniture industry of Spain examines the impact that these companies flexibility in their logistics processes. The results show that physical supply flexibility, the flexibility of shopping, l to physical distribution flexibility and flexibility of demand management positively impact the flexibility of logistics companies, which can be considered as a good business strategy. Resumen En un mercado altamente globalizado como en el que se desarrollan actualmente las empresas, la logística aparece como una estrategia empresarial que aplican diversas organizaciones para lograr una ventaja competitiva y su permanencia en el mercado. La presión del mercado por reducir los costos de los bienes y personalizar cada vez más los productos y servicios, están conllevando a las empresas a adoptar nuevas estrategias
Article
Full-text available
The coming into force of the North American Free Trade Agreement (NAFTA) from 1994 consolidated a phase of Mexican economic liberalization that had begun in 1982. The systematic operationalization of the NAFTA in different sectors of the economy (incorporated into this commercial agreement) was also accompanied by favorable spatial impacts in some cases, and unfavorable impacts for a significant number of regions and states of the Mexican federation. Fourteen years on, this article analyzes the processes of spatial restructuring that have been generated, the regional disparities associated with the new international scenario, and explains the economic relations that run in opposition to the current stage of the dominant neoliberal model, which has excluded other traditional forms of organization and has kept many areas of Mexico in a condition of social marginalization.
Article
Full-text available
La expansión del empleo informal en las últimas décadas ha venido acompañada por una falta de protección social y un empleo de baja productividad y bajos salarios. En este informe se resumen las características y los principales aspectos del sector informal en América Latina y el Caribe. En la sección 2 se ilustra el tamaño y la tendencia del sector informal en la región y se describen las características del empleo y los salarios de los trabajadores informales. En las secciones 3 y 4 se examinan las causas y las consecuencias de la informalidad. Por último, en la sección 5 se presentan las conclusiones y recomendaciones de política.
Article
Referida por diferentes autores como la nueva forma de capital, así como la única fuente de ventaja competitiva sostenible, la gestión de conocimiento es un proceso esencial para las empresas, las cuales hoy en día se ha desarrollan en entornos sumamente competitivos. Este trabajo analiza el grado de gestión del conocimiento en 112 pequeñas y medianas empresas de la zona metropolitana de Guadalajara, México. El estudio se efectuó aplicando una encuesta a los niveles directivos de las organizaciones.El resultado final, al que se llegó gracias al análisis multivariable de los datos obtenidos en las encuestas aplicadas, es que en las empresas analizadas no existe un grado aceptable de gestión del conocimiento, por lo que su nivel de competitividad es bajo. actividades de creación de conocimiento
Article
La responsabilidad social corporativa (Rsc) es el rol que le toca desempeñar a las empresas a favor del desarrollo sostenible, es decir, a favor del equilibrio entre el crecimiento económico, el bienestar social y el aprovechamiento de los recursos naturales y el medio ambiente. Este equilibrio es vital para la operación de los negocios. Las empresas deben pasar a formar parte activa de los retos que tienen como parte de la sociedad, por su propio interés de tener un entorno más estable y próspero. Por lo tanto, el enfoque que se pretende en el siguiente trabajo es la Rsc dentro de las pymes manufactureras de la zona metropolitana de Guadalajara y los efectos que produce en la competitividad, para obtener empresas más productivas, competitivas y con mejor posicionamiento internacional. Lo anterior se comprobó mediante el uso de un instrumento de medición (escala de Likert) cuyos resultados fueron analizados mediante los softwares spss y eqs.
Article
El estudio analiza seis iniciativas de interés en desarrollo económico local en América Latina (Córdoba en Argentina; Gran ABC de São Paulo y Banco del Nordeste en Brasil; Jalisco en México; Antioquia en Colombia y Cajamarca en Perú) y recoge además referencias de otros diez casos relevantes, examinados a partir de estudios preexistentes (Rafaela e Instituto de Desarrollo Empresario de Buenos Aires en Argentina; Buena Vista en Bolivia; Ceará y Porto Alegre en Brasil; Rancagua en Chile; Sierra de Cuchumatanes en Guatemala; Valle de Sula en Honduras y Villa El Salvador en Perú). El análisis de casos presta atención especial al examen de la génesis y motivación de los procesos, la delimitación del ámbito de actuación, el liderazgo en su desarrollo, los objetivos perseguidos, los planteamientos y el alcance de las actividades, las formas de articular la concertación social y el papel desempeñado por los agentes sociales y productivos.