Conference PaperPDF Available

Propuesta educativa del movimiento maker como herramienta para generar estrategias de aprendizaje de matemáticas. Tecnologías aplicables a la educación: innovación educativa

Authors:

Abstract and Figures

Resumen. Partimos de la búsqueda de lograr aprendizaje del alumno, lo cual como docentes nos implica encontrar mejores formas de enseñanza. Para esto necesitamos adoptar un carácter proactivo y definir las estrategias o prácticas a emplear para alcanzar esta meta. En el documento se describe el movimiento maker y sus características para las cuales se deriva el sustento teórico de su aplicabilidad pedagógica. Hacer, apoyar, compartir y aprender, elementos por adoptar como estrategia que permita al docente la construcción de objetos para el aprendizaje en el alumno, encontrando que implementar el movimiento maker al aprendizaje tiene una potencial aplicabilidad apoyada por el construccionismo. Esta teoría educativa desarrollada por Seymour Papert, en términos generales, considera la construcción de artefactos, que son facilitadores de aprendizaje, planteando que los sujetos al estar activos mientras aprenden construyen sus propias estructuras de conocimiento. Palabras Clave: Movimiento maker, Construccionismo, Educación, Pedagogía, Innovación. Abstract. We begin to get achieve student learning, like teachers, it involves finding better ways of teaching. For this we need to adopt a proactive and define strategies or practices to be used for achieving the objectives. In this document describes the movement maker and its characteristics which the theoretical basis of their applicability pedagogic is derived. Make, support, share and learn are elements to adopt like strategy that allows the teacher to the construction of objects for learning in the student, finding that implement the maker movement has potential applicability learning supported by constructionism. This educational theory developed by Seymour Papert, in general terms, involves the construction of artifacts, which are facilitators of learning, suggesting that the subjects to be active while learning construct their own knowledge structures.
Content may be subject to copyright.
Propuesta educativa del movimiento maker como herramienta
para generar estrategias de aprendizaje de matemáticas
Tecnologías aplicables a la educación: innovación educativa
M. en C. Martín Santiago Domínguez González, Dr. Daniel Mocencahua Mora
Facultad de Ciencia de la Electrónica, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
Edif. 109B, Ciudad Universitaria, 18 Sur y Av. San Claudio, San Manuel, C.P. 72570, Puebla, Pue.
daniel.mocencahua@correo.buap.mx
Resumen. Partimos de la búsqueda de lograr aprendizaje del alumno, lo cual como docentes nos implica
encontrar mejores formas de enseñanza. Para esto necesitamos adoptar un carácter proactivo y definir las
estrategias o prácticas a emplear para alcanzar esta meta. En el documento se describe el movimiento maker y
sus características para las cuales se deriva el sustento teórico de su aplicabilidad pedagógica. Hacer, apoyar,
compartir y aprender, elementos por adoptar como estrategia que permita al docente la construcción de objetos
para el aprendizaje en el alumno, encontrando que implementar el movimiento maker al aprendizaje tiene una
potencial aplicabilidad apoyada por el construccionismo. Esta teoría educativa desarrollada por Seymour Papert,
en términos generales, considera la construcción de artefactos, que son facilitadores de aprendizaje, planteando
que los sujetos al estar activos mientras aprenden construyen sus propias estructuras de conocimiento.
Palabras Clave: Movimiento maker, Construccionismo, Educación, Pedagogía, Innovación.
Abstract. We begin to get achieve student learning, like teachers, it involves finding better ways of teaching.
For this we need to adopt a proactive and define strategies or practices to be used for achieving the objectives.
In this document describes the movement maker and its characteristics which the theoretical basis of their
applicability pedagogic is derived. Make, support, share and learn are elements to adopt like strategy that
allows the teacher to the construction of objects for learning in the student, finding that implement the maker
movement has potential applicability learning supported by constructionism. This educational theory
developed by Seymour Papert, in general terms, involves the construction of artifacts, which are
facilitators of learning, suggesting that the subjects to be active while learning construct their own
knowledge structures.
1 Introducción
Hoy en día, la tecnología computacional aplicada a la educación, tiene un amplio desarrollo que en cierta medida
tanto profesores como alumnos ya aprovechan. Esta tecnología computacional está conformada por: hardware, que
son los componentes electrónicos, y el software, que son los programas que se ejecutan en el primero, integrados
en la computadora personal, protagonista junto con el internet, donde se han desarrollado programas, aplicaciones
y sitios en la web. Que pueden ser de multimedia, simulación, base de datos, telecomunicaciones, entre otras y
mejor conocida como desarrollos con las tecnologías de información y comunicación (TIC). Existe muchos
desarrollos sobre las TIC aplicables a la educación, que han permitido a los alumnos acceder a la información de
diversas maneras, como las redes sociales, ambientes virtuales, simulación, videos, tutoriales, por citar algunos.
Evidente es que, gracias a esto, la información y los saberes han llegado a más lugares que antes. Junto a esto las
redes sociales y el acceso, cada vez más, de sistemas abiertos de hardware y software, ha permitido a las
personas: hacer, crear, desarrollar, inventar y reinventar cosas en el ámbito de la electrónica, la computación, la
mecánica, la robótica entre otras áreas. Todo esto en comunidades de apoyo con una cultura de compartir, como se
manifiesta en el Movimiento Maker, cambiando así la relación entre la tecnología y la sociedad; propiciando el
desarrollo en áreas de oportunidad tanto en los negocios como en la educación.
Con el presente documento deseamos poner de manifiesto que el movimiento social, Movimiento Maker
posee características aplicables a la educación, que permitirá generar una propuesta educativa basada en hacer,
apoyar, compartir y aprender. Hacer artefactos, apoyar y compartir generando ambientes colaborativos para
obtener nuestro objetivo que es el aprender. Esto es sustentado en el construccionismo, teoría de aprendizaje
propuesta por Seymour Papert en la que afirma que el aprendizaje se relaciona de forma intrínseca con la
producción de artefactos que funcionan como elementos activadores del proceso de construcción del
conocimiento.
2 Movimiento maker
El Movimiento maker, de acuerdo a Pepler [1], es una cultura en crecimiento que está redefiniendo la
relación de la sociedad y la tecnología, en donde todos comparten el qué, cómo y por qué. El énfasis del
movimiento es aprender a través de la experiencia y aunque tiene como estandarte el concepto del hazlo tú mismo
DIY = Do It Yourself, que promueve el trabajo en equipo, la obtención y producción de conocimiento en
comunidad y la anulación del individualismo en pro del hazlo con otros “DIWO = Do It With Others”. Este
movimiento busca catapultar la investigación para nuevas aplicaciones de tecnología en computación, diseño,
robótica, entre otras disciplinas y pretende lograr que la interacción entre las personas suceda más allá del plano
virtual. Por otra parte Pepler [1], existe un reconocimiento cada vez mayor del potencial del movimiento para
transformar cómo y por qué las personas aprenden sobre ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y de otras
áreas disciplinares.
El ser humano desde sus orígenes tuvo necesidades de hacer cosas, como: cazar, preparar sus alimentos,
hacer su propia ropa, con los medios con los que se contaban y siempre hasta nuestros tiempos. Esto nos dice que
en esencia todos somos makers, hacemos cosas con nuestras propias manos: cambiar un foco, una llanta,
prepararnos los alimentos, lavar la ropa, reparar alguna manguera, poner un botón, pintar la puerta, etc., y
compartimos el conocimiento: por la tradición, la imitación, la escritura, los libros e internet por correos, videos, y
tutoriales. Hacer cosas siempre ha existido, sin embargo el movimiento social, Movimiento Maker se formalizo
con la vinculación de la tecnología contemporánea y la idea básica de compartir en sociedad; el origen del llamado
Movimiento maker según Dougherthy [2], nace en 2005 con el lanzamiento de la revista Make Magazine,
California en la que se publicaban proyectos DIY de computación, electrónica, robótica entre otros. En 2006 la
revista organiza la primera Feria Maker, la Maker Faire donde se presentan las primeras exhibiciones del
movimiento. Y tras estos se crearon reglas que lo caracterizan. Descritas en un manifiesto Hatch [3], quien
sugiere que se lleven a cabo al pie de letra, estos cambios por uno mismo:
Haz: Hacer es fundamental para lo que significa ser humano. Debemos hacer, crear y expresarnos para sentirnos
plenos. Hay algo único sobre de hacer cosas físicas. Estas cosas son como pequeños pedazos de nosotros y
parecen encarnar porciones de nuestra alma.
Comparte: Compartir con los demás lo que has hecho y lo que sabes sobre la fabricación, es el método por el
cual se logra la sensación de plenitud de un maker. No puedes hacer y no compartir.
Regala: Existen pocas cosas más desinteresadas y satisfactorias que regalar algo que hayas hecho. El acto de
hacer, coloca un pequeño pedazo de ti en el objeto. Regalar éste a alguien más es como darle a alguien una
pequeña parte de ti mismo. Este tipo de cosas son a menudo los detalles más preciados que poseemos.
Aprende: Tienes que aprender a hacer. Siempre debes tratar de aprender más sobre tu creación. Puedes
convertirte en un maestro constructor o maestro artesano, pero seguirás aprendiendo, querrás aprender y te
exigirás aprender nuevas técnicas, materiales y procesos. Construir un camino de aprendizaje para toda la vida
asegura una rica y gratificante vida maker y, sobre todo, le permite a uno compartir.
Equípate: Debes tener acceso a las herramientas adecuadas para el proyecto en cuestión. Invierte en las
herramientas que necesitas para desarrollar la creación que quieres hacer. Las herramientas de creación nunca
han sido más baratas, más fáciles de usar, o más potentes.
Juega: Sé juguetón con lo que estás haciendo, y estarás sorprendido, emocionado y orgulloso de lo que
descubras.
Participa: Únete al Movimiento maker y contacta a aquellos que te rodean y que están descubriendo la alegría
del hacer. Organiza seminarios, fiestas, eventos, días maker, ferias, expos, clases y cenas con, y para, los otros
makers en tu comunidad.
Apoya: Este es un movimiento, y requiere apoyo emocional, intelectual, financiero, político e institucional. La
mejor esperanza para mejorar el mundo somos nosotros, y somos responsables de hacer un futuro mejor.
Cambia: Abraza el cambio que se producirá naturalmente a medida que avanzas a través de tu aventura maker.
Puesto que hacer es fundamental para lo que significa ser humano, te convertirás en una versión más completa
de ti mientras haces.
Alrededor de este movimiento existen elementos que han permitido su desarrollo en gran medida:
La aparición de herramientas digitales para el diseño y la fabricación
El equipo industrial ha estado computarizado desde hace décadas, pero ahora esas máquinas han aterrizado en el
escritorio. Las herramientas de fabricación de escritorio incluyen a la impresora 3D, el cortador láser, el escáner
3D y el software CAD (diseño asistido por computadora). Todas estas herramientas industriales antiguamente
caras y complejas, ahora están disponibles en tamaño personal, con costos más accesibles.
Los medios digitales colaborativos
Cuando las herramientas de creación se hicieron digitales, también lo hicieron los diseños, mismos que ahora se
pueden compartir fácilmente en línea. De este modo, los makers pueden tomar ventaja de la innovación
colaborativa en la web, aprovechando las prácticas de arquitecturas o códigos abiertas “open source” y el resto
de las fuerzas sociales que han surgido en nea. Impulsados por sitios de financiamiento crowdfunding, los
makers pueden incluso utilizar su red para recaudar dinero. El viejo modelo de aficionados haciendo cosas solos
en su sótano, está dando el paso a un movimiento mundial de personas que trabajan juntas en línea. Los talleres
alrededor del mundo ahora están conectados.
El surgimiento de la fábrica para alquiler
Hoy en día las fábricas de todo el mundo son cada vez más accesibles en la red, abiertas a órdenes de cualquier
tamaño para cualquier persona, a cualquier escala.
2.1 Construccionismo
De acuerdo a Tesconi [4], La idea que el aprendizaje surge de experiencias significativas en un contexto social así
como de la interacción con un entorno y sus artefactos no es nueva en la historia de la pedagogía. Papert elabora
una teoría del aprendizaje, conocida como construccionismo, en la que afirma que el aprendizaje se relaciona de
forma intrínseca con la producción de artefactos que funcionan como elementos activadores del proceso de
construcción del conocimiento. En la teoría se atribuye una gran importancia a la interacción con los medios
educativos tecnológicos que favorecen el desarrollo de formas de expresión múltiples acorde con los diferentes
intereses y estilos de aprendizaje de cada aprendiz. Y que la actividad creativa a través de la tecnología, según
Papert, tiene un enorme potencial de transformación de las prácticas educativas entendida como fomento de
actitudes activas, críticas y creativas en la interacción con artilugios y aplicaciones tecnológicas.
Las computadoras, las aplicaciones y las maquinas pueden ser usados para diseñar, programar y crear
artefactos; juegan un papel muy importante, pero el rol fundamental pertenece al educador, donde puede educar al
alumno como solo simple usuario de tecnología o puede brindarle la oportunidad de realizarse como creador,
fomentando el desarrollo de competencias digitales profundas y actitudes activas, críticas y participativas en la
interacción con los tecnologías.
Los procesos de enseñanza-aprendizaje no están relacionados con lo que el maestro enseña, sino con lo que
el estudiante comprenda y éste comprenderá solo lo que le interese o lo emocione. Las representaciones y las
descripciones que hacen los estudiantes están ligadas a los procesos de comprensión e interpretación de lo real que
cada uno elabora.
Por otra parte, en la teoría construccionista de Papert se encuentran implícitos, entre otros, tres concepto
según Badilla [5], que se consideran instrumentales para brindar a los estudiantes las mejores oportunidades de
construcción: objetos con los cuales pensar, entidades públicas y micromudos.
Lo que Papert denomina como “objeto para pensar” es un objeto que pueda ser utilizado por un sujeto, para
pensar sobre otras cosas, utilizando para ello su propia construcción de dicho objeto. Papert tiene un especial
interés en el papel que juegan los objetos físicos en el desarrollo del pensamiento. Él dice que creamos nuestro
entendimiento del mundo al crear artefactos, experimentar con ellos, modificarlos y ver cómo funcionan.
Otro de los conceptos del construccionismo son las entidades públicas. Papert señala que el aprendizaje
tiende a ser más robusto y ocurre de manera especialmente provechosa cuando el aprendiz está conscientemente
involucrado en una construcción de tipo más público, es decir, que puede ser mostrada, discutida, examinada,
probada o admirada desde un castillo de arena o una casa de Lego, hasta el diseño de una página web o un
programa de computadora.
Es necesario hacer notar que un micromundo constituye por mismo una entidad pública y que se utiliza
como herramienta para su construcción objetos para pensar. Papert considera que para aprender algo los
aprendices necesitan como prerrequisito, tener experiencias directas y físicas, obtener los medios para
conceptualizar y capturar el mundo de este conocimiento, y encontrar maneras para facilitar la aprobación
personal del conocimiento; es decir, crear un microcosmos, un lugar para esto. Literalmente, un micromundo es un
mundo pequeño, simulado o escenificado, dentro del cual el aprendiz puede explorar alternativas, probar hipótesis
y descubrir hechos que son verdad en relación con ese mundo.
2.2 Propuesta
En la actualidad, como país inmerso en un proceso de cambio en los procesos de enseñanza y aprendizaje, el papel
del docente implica mayores esfuerzos para desarrollar competencias de su profesión, con ello la necesidad de
innovar en sus prácticas o estrategias para llevar aprendizaje al alumno.
¿Qué aspectos podemos adoptar del movimiento maker para el desarrollo de estrategias de aprendizaje?
Hacer, apoyar, compartir y aprender son las características del movimiento maker que considero aplicables a la
pedagogía en la construcción de estrategias para el aprendizaje.
Hacer, característica que implica construir el objeto de conocimiento, basada en la filosofía del movimiento
maker: hazlo por ti mismo.
Apoyar, característica que implica un ejercicio de ambiente colaborativo, basada en la filosofía del movimiento
maker: hazlo con otros, no estás solo, posiblemente no poseemos las mismas competencias pero seremos
apoyados para lograr los objetivos.
Compartir, con los demás lo que has hecho y como lo has hecho, esto también implica también un ejercicio de
ambiente colaborativo.
Aprender, objetivo que deseamos logar.
Si bien el movimiento maker está relacionado a diversas áreas del conocimiento, tiene un mayor auge en la
construcción de artefactos como robots o sistemas digitales dedicados. Por lo que a pesar de ser evidente la el
tener conocimientos de materias como electrónica, computación, mecatrónica y telecomunicaciones, también son
necesarias las matemáticas y la física. Dado este contexto la aplicabilidad pedagógica está en comprender los
temas de estas materias, por ejemplo; hacer un robot que se desplace sobre ruedas implica movimiento, tema
relacionado con la física al mismo tiempo que se realizan operaciones numéricas, relación con las matemáticas.
Un transductor, elemento electrónico de conversión de energía que puede ser empleado para la construcción de un
sistema digital, basa su funcionamiento en comportamientos físicos como la temperatura, movimiento, luz, sonido,
etc., y su comportamiento está establecido por una ecuación matemática. Por lo que el aprovechamiento de esta
aplicabilidad pedagógica se sugiere a la comprensión de las matemáticas, además por abarcar una mayor
población de alumnos que no necesariamente fueran de ingeniería, como estrategia para potencializar su
aprendizaje.
Las matemáticas son de gran importancia en toda la existencia humana, todos los avances científicos y
tecnológicos están sustentados en ella y aunada a otras disciplinas, determina en gran medida el desarrollo
tecnológico, industrial y social de cada uno de los países. Por lo que, el desarrollo de habilidades matemáticas en
el alumno, es de imperante atención. Ningún esfuerzo de parte de la actividad docente y sus actores involucrados
es en vano y es sumamente necesario para atraer la atención del alumnado hacia esta disciplina. Sabemos del alto
índice de reprobación con que se cuenta a nivel nacional, que provoca la deserción en las escuelas de ingeniería.
Hoy en día para la mayoría de los estudiantes, el aprendizaje de las matemáticas continua siendo complejo. La
tarea del docente nunca ha sido sencilla y aunque haya diversos factores que inciden en este problema, la
propuesta pretende proporcionar una utilidad tangible y establecer la dependencia de los conceptos matemáticos
para que se confirmen, que sin ellos no sería posible armar lo que estas creando, dándole así una motivación para
el entendimiento de los temas de la materia.
Innovar nos refiere a: mudar o alterar algo, introduciendo novedades. De acuerdo a Llinares [6], en estos
momentos la innovación educativa adquiere una relevancia mayor ya que los cambios en la sociedad en la que
vivimos nos hacen cuestionarnos sobre los objetivos de la educación en general y sobre los objetivos de la
enseñanza de las matemáticas en particular. Llinares [6]:
El significado del término innovación educativa nos permite enfatizar aspectos que implican que el
significado dado a la producción de cosas nuevas o desconocidas en la enseñanza de las matemáticas va
más allá del diseño de actividades innovadoras. En este sentido, el diseño y producción de actividades y
materiales innovadores en la enseñanza de las matemáticas, como una de las actividades visibles de la
innovación educativa, debe complementarse con el cambio necesario en los patrones de interacción que se
generan en las aulas de matemáticas y en los significados que adscribimos a la idea de ciudadano
matemáticamente competente. Es decir, cambios epistemológicos y sociales que son necesarios para que las
nuevas herramientas de las que disponemos o podemos disponer para la enseñanza de las matemáticas sean
eficazmente utilizadas para conseguir los objetivos educativos pretendidos en el ámbito de la formación
matemática del estudiante. (p. 8)
A manera de especificar los elementos que se involucran en la búsqueda de un modelo para obtener
aprendizaje en el alumno se muestra en la figura 1, primeramente el movimiento maker integrado por la relación de
la tecnología y la sociedad, que se integra con la educación para obtener el movimiento maker en la educación,
rescatando la aplicación de las características del mismo: hacer, apoyar, compartir y aprender. Siguiendo el proceso,
se debe hacer la vinculación con las matemáticas y buscar un modelo pedagógico, que tendrá como resultado el
apoyo para el aprendizaje del alumno. Cómo podemos apreciar del modelo pedagógico obtenido se retroalimenta al
movimiento maker, continuando así con la filosofía de compartir el resultado las comunidad que dio origen a esta
nueva propuesta.
Fig. 1. Concepción general de la propuesta para la búsqueda del aprendizaje del alumno.
3 Conclusiones y trabajos futuros
Consideramos creativa e innovadora esta propuesta, con sustento teórico en el construccionismo, basada en un
movimiento social: el movimiento maker, que promueve la colaboración, compartir conocimientos y habilidades,
provocando aprendizajes significativos con el desarrollo de artefactos, inclusive usando materiales de reciclado y
aprovechando los recursos de diversos tipos que se encuentran disponibles como los sistemas abiertos de
“hardware y software”, aplicaciones, tutoriales, videos, etc.
Podemos decir que enfrentamos varios retos, el primero de ellos fue la búsqueda de información, ya que
debido a que es un tema de recién concepción y hay poca investigación formal sobre el tema relacionado con
educación. Otra es que no hay propiamente una cultura con la filosofía del Movimiento Maker aquí en México:
existen adaptaciones con fines de lucro y otras un tanto elitistas de quien podríamos considerar presumibles
facilitadores, puesto que la idea está siendo aprovechada como nichos de oportunidad para hacer negocios de
ventas de kits para armado de robots o incubadoras de negocios, por mencionar algunas.
Actualmente en nuestro país estamos inmersos en el proceso de implantación en una reforma educativa,
avanzando con el desarrollo de competencias, esto implica adaptarse e innovar sobre esta realidad en el campo de
la educación. El docente juega el rol principal, el de facilitador de procesos creativos y de investigación; por lo
que es indudable para el docente, se replantee su desarrollo profesional en la búsqueda de mejores habilidades y
herramientas que facilite el aprendizaje del alumno.
Referencias
1. Peppler, K., Bender, S. (2013). Maker movement spread innovation one project at a time. Recuperado de
http://www.kyliepeppler.com/Docs/2013_Peppler_Maker_Movement.pdf
2. Dougherthy, D. (2012). The maker movement. Innovations, 7(3), 1114. Recuperado de
http://www.mitpressjournals.org/doi/pdf/10.1162/INOV_a_00135
3. Hatch, M. (2014). The maker movement manifesto. (Versión 1.0). Recuperado de
http://www.techshop.ws/images/0071821139%20Maker%20Movement%20Manifesto%20Sample%20Chapter.p
df
4. Tesconi, S. (2015). Crear artefactos para generar conocimiento compartido: el modelo de aprendizaje del
movimiento maker como herramienta de formación del profesorado. Comunicación y pedagogía: Nuevas
tecnologías y recursos didácticos, (283), 40-47. Recuperado de
https://www.researchgate.net/publication/283205995_Crear_artefactos_para_generar_conocimiento_compartido
_El_modelo_de_aprendizaje_del_movimiento_maker_como_herramienta_de_formacion_del_profesorado
5. Badilla Saxe, E. Chacón Murillo, Alejandra. (2004). Construccionismo: objetos para pensar, entidades públicas
y micromundos. Actualidades investigativas en educación, 4(1). Recuperado de
http://revista.inie.ucr.ac.cr/index.php/aie/article/view/41/40
6. Llinares, S. (2013). Innovación en la educación matemática: más allá de la tecnología. Modelling in Science
Education and Learning, 6(1), 13. Recuperado de
http://polipapers.upv.es/index.php/MSEL/article/view/1819/1941
Article
Full-text available
The maker movement consists of a growing culture of hands-on making, creating, designing, and innovating. A hallmark of the maker movement is its do-it-yourself (or do-it-with-others) mindset that brings individuals together around a range of activities, both high- and low-tech, all involving some form of creation or repair. The movement's shared commitment to open exploration, intrinsic interest, and creative ideas can help to transform STEM and arts education. The authors profile several forms of making, makerspaces, and maker networks, and conclude with some ways the movement spreads innovation, providing potential guidance for educational reform.