ArticlePDF Available

Shocks externos y política económica: el caso peruano 1979-1982

Authors:
Apuntes 28 Primer Semestre 1991 21
SHOCKS EXTERNOS Y POLITICA ECONOMICA:
El caso peruano 1979-1982*
Guillermo Berastain
Manuel Cortés-Fontcuberta
RESUMEN
Paísescomo los nuestros, donde una parte muy importan-
te de sus exportaciones están compuestas por productos prima-
•:os, están expuestos a fuertes variaciones en los precios de los
mismos, es decir, a shocks externos.
Entonces, el presente articulo tratará de mostrar los posi-
bles efectos de un shock externo positivo (centrándose en los
temporales) sobre la economía y delinear las posibles acciones de
: il/tica económica para enfrentar y aprovechar de una manera
vtima estos fenómenos a partir de la experiencia vivida en el Perú
en 1979.
ABSTRACT
Latin American countries, where a very important part
of their exports are comtnodities, are exposed to strong fluctua-
tions in export prices, i.e. external shocks.
The present article tries to show the possible ejects of a
positive external shock (mainly temporary) over the economy and
delineate the possible economic policies to face and to take advan-
tage in the best way from this phenomenon, based on the past
Peruvian experience in 1979.
"Los países exportadores de bienes prima-
rios se han encontrado, muchas veces, en
una situación mucho peor luego de un
"boom" que antes de éste debido a la apli-
cación de una mala política fiscal. Un buen
control fiscal durante el "boom" puede ace-
lerar temporalmente la tasa de crecimiento
de la economía".1
Hasta la década del setenta, la teoría
económica puso mucho énfasis en tratar de
resolver el problema del desarrollo desde el
punto de vista interno de cada país. Es recién
a fines de los setentas cuando el problema
macroeconómico central cambió, no porque
-e resolvieran los problemas anteriores, sino
porque surgió un tipo de evento que hasta ese
momento no había sido estudiado en su real
dimensión, los shocks externos. Los problemas
macroeconómicos predominantes ya no fueron
la inflación y el desempleo, sino la manera
cómo los países debían ajustarse a los shocks
externos que afectaban los ingresos por expor-
taciones o los gastos por importaciones.
Estos shocks son muchas veces cam-
bios no anticipados que alteran las restric-
ciones o expectativas de los agentes,
ocasionando efectos macroeconómicos y
microeconómicos. 2 De este modo, un error
de percepción por parte de éstos llevará al
país que lo enfrente a una situación delica-
da frente a la que vivía antes, por lo que las
expectativas serán el elemento central para
delinear la política económica frente a este
fenómeno.
Kl presente artículo es un extracto de la tesina "l os Shocks Externos y la Política Económica: El Caso Peruano
W9-1982" para obtener el grado de Hachilleren la Universidad del Pacífico.
22 ARTICULOS
I. Los Shocks Externos
El desarrollo teórico de los efectos de
los shocks externos sobre la economía es am-
plio y muchos son los modelos utilizados para
analizarlos. Muchos son construidos en fun-
ción de las características de cada economía y
del shock, tales como el tiempo de duración del
shock (temporal o permanente) y las causas del
mismo. Causas como el incremento de las coti-
zaciones internacionales de los principales pro-
ductos primarios de exportación o
importación, el descubrimiento de nuevos ya-
cimientos de materias primas o el incremento
de la productividad en la explotación de dichos
recursos por cambios tecnológicos importan-
tes.
El primer caso moderno estudiado fue
el referido a los efectos que tuvo el descubri-
miento, en los setentas, de grandes depósitos
de gas en Holanda. Después de los beneficios
iniciales, este hecho tuvo efectos adversos so-
bre algunos sectores como la industria. Esto
dio el nombre a la teoría que los iba a estudiar:
La Teoría del "Dutch Disease" o Enfermedad
Holandesa.
1.1 Los Shocks Permanentes
La teoría anterior fue desarrollada en
la década del 70 para entender los efectos sobre
la economía del descubrimiento de un recurso
natural y/o un cambio tecnológico importante,
es decir, se basa en el estudio de un shock
permanente. El modelo que desarrolla esta teo-
a plantea la existencia de tres sectores en la
economía, dos sectores transables donde los
precios están determinados internacionalmen-
te y un sector no transable cuyos precios se
determinan por oferta y demanda interna. Ca-
da uno de estos tres sectores serán identificados
como:
El sector transable en boom. Normalmen-
te es un sector primario (petróleo, mine-
ría, etc).
El sector transable rezagado. Normal-
mente se trata del sector manufacturero
y/o agrícola transable, los cuales serán
loss afectados por el boom.
El sector no transable, que incluye el sec-
tor servicios, la construcción y el agrícola
no transable.
Los efectos que un shock externo posi-
tivo tiene sobre la economía son resultado de
los denominados "efecto movimiento de facto-
res" y "efecto gasto".
El efecto movimiento de factores se
puede descomponer en dos partes:
Primero, dado un tipo de cambio real
constante 4, la demanda por mano de obra del
sector en boom se incrementa en un monto
proporcional a la magnitud del boom. Enton-
ces, si el stock de capital no varía, el salario se
incrementará ocasionando que el trabajo salga
del sector transable rezagado y del no transable
y se dirija al sector en boom. s Este efecto se
denomina desindustrialización directa porque
no involucra al sector no transable ni implica
una apreciación del tipo de cambio real.
Segundo, de mantenerse el tipo de
cambio real constante, el efecto movimiento de
factores ocasionará un exceso de demanda por
no transables como consecuencia de la dismi-
nución en la producción debida a la salida del
factor trabajo hacia el sector en boom. Enton-
ces, para retornar al equilibrio se requiere de un
aumento del precio de los no transables y, por
ende, una apreciación del tipo de cambio real
para eliminar el exceso de demanda por no
transables y disminuir la caída en su pro-
ducción.
El efecto gasto actúa como resultado
del aumento en el ingreso real debido a los
mayores ingresos por exportaciones de los bie-
nes primarios. Si el país es un exportador neto,
el incremento en el ingreso es gastado directa-
mente por los dueños de los factores de produc-
ción e indirectamente, a través del gasto del
gobierno financiado con la recaudación pro-
ducto del boom. 6
Bajo el supuesto generalmente acepta-
do de que los bienes no transables son bienes
normales en términos agregados, es decir, su
elasticidad-ingreso es mayor a cero, la deman-
da por no transables se incrementará con el
ingreso proveniente del boom. Entonces, exis-
tirá un exceso de demada, por lo que debe
ocurrir una apreciación del tipo de cambio real,
G. Berastain y M. Cortés-Fontcuberta: Shocks externos y política económica 23
así como un aumento de producción en los no
transables producto de la reasignación de re-
cursos del sector transable rezagado hacia este
sector. Este desplazamiento de recursos provo-
ca una caída en la producción de transables
rezagados conocida como desindustrialización
indirecta.
Cuando ambos efectos son combina-
dos, se da una apreciación del tipo de cambio
real mucho mayor: el punto de equilibrio fi-
nal estará determinado por un nivel de pre-
cios de bienes no transables mayor que el
equilibrio inicial. Cabe resaltar que mientras
el efecto movimiento de factores tiende a re-
ducir la producción de no transables, el efecto
gasto tiende a aumentarla, por lo que la pro-
ducción final de estos bienes depende de la
magnitud de los dos efectos. En cambio, la
producción de los bienes transables rezagados
se contrae de todas maneras.
El efecto sobre el salario es incierto.
Por un lado, el efecto gasto permite un incre-
mento de la producción de no transables y
ocasiona una caída del salario medido en tér-
minos de no transables y por otro lado permite
que el salario se incremente en términos de
bienes transables por la apreciación del tipode
cambio. El salario real es menor cuantos
fuerte es el efecto gasto frente al efecto movi-
miento de factores y cuantos grande es la
proporción de consumo de bienes no transa-
bles por parte de los asalariados.
En conclusión, esta teoría 7 predice que
ante un shock externo positivo, la producción
y el empleo en el sector transable rezagado y el
tipo de cambio real caen por efecto, tanto del
efecto gasto como del efecto movimiento de
factores, mientras que la producción final de no
transables dependerá de la magnitud de ambos
efectos.
La teoría desarrollada hasta el momen-
to parte de la existencia de un shock permanen-
te; sin embargo, la mayoría de shocks que han
afectado a los países en desarrollo han sido
temporales. Es a partir de ello que surge una
teoría como respuesta a las limitaciones de
la teoría del Mal Holandés. A esta teoría se
le conoce como Teoría del Boom en Cons-
trucción. 8
1.2 Los Shocks Temporales
La Teoría del Boom en Construcción
parte de dos relaciones claves:
Primero, la existencia de una relación
entre el shock externo y la inversión. En esta
relación existen dos canales, uno es la forma en
que se altera la propensión marginal a ahorrar
Cuadro No. 1
LOS TIPOS DE SHOCK Y SUS EFECTOS SOBRE LA INVERSION 12
TIPO DE SHOCK Tipo de
Expectativas
Efecto EMgl Efecto sobre
el Ahorro
Efecto Neto
POSITIVO
No Revisadas
Revisadas
Totalmente
Débil +
Fuerte +
Positivo
Cero
Positivo
Positivo
NEGATIVO
No Revisadas
Revisadas
Totalmente
Débil +
Fuerte +
Negativo
Cero
Ambiguo
Positivo
24 ARTICULOS
y el otro es la forma en que se altera la Eficiencia
Marginal de la Inversión (EMI). 9
Segundo, existe una relación entre la
demanda de inversión y los sectores que ofer-
tan bienes de capital.
El Efecto sobre el Ahorro
El rol que juegan las expectativas den-
tro de este modelo es muy importante. De
acuerdo a las expectativas de los agentes, los
shocks se pueden clasificar en:10
Consistentes con las expectativas pasadas
o shocks esperados, es decir, los agentes
saben que va a ocurrir un shock externo
pero no pueden precisar el momento ni la
magnitud del mismo.
No consistentes con las expectativas pa-
sadas o shocks con expectativas "no incor-
poradas". Existen, a su vez, dos tipos de
expectativas "no incorporadas": En pri-
mer lugar están las expectativas "no revi-
sadas" que suponen que los agentes
perciben el shock como temporal. Por lo
tanto, el ingreso permanente crece sólo en
la medida que las ganancias inesperadas
sean invertidas. En segundo lugar se tie-
nen las expectativas "revisadas", en las
que, al igual que en el caso anterior, los
cambios no son esperados, pero una vez
sucedidos, se espera que persistan en el
tiempo (Shock permanente). En este caso
el ingreso permanente y el corriente cre-
cen en la misma magnitud.
En países con acceso a mercados de
capitales perfectos, el ahorro proveniente de las
ganancias inesperadas puede ser invertido en
activos extranjeros y la inversión doméstica po-
dría permanecer inalterada, por lo que cambios
en la propensión a ahorrar podrían no afectara
la inversión doméstica. En cambio, en países
subdesarrollados, donde el capital es escaso
y en gran medida importado, el costo de éste
se halla castigado por riesgo, así como por
fuertes restricciones a su movilidad, lo que
eleva el costo de los préstamos externos. Es
por ello que los ahorros inesperados financia-
n la inversión lo que llevaría a que la tasa
de interés se acercaras a los niveles interna-
cionales.
El Efecto sobre la Eficiencia Marginal de la
Inversión
Una vez ocurrido el shock, el precio
de los no transables aumentará como conse-
cuencia de los efectos gasto y movimiento de
factores. Debido al cambio en precios relati-
vos, el producto marginal del capital en el
sector no transable aumentará en unidades
de bienes transables, efecto que será reforza-
do por el efecto movimiento de factores. Esto
llevará a que la inversión se dirija a este sector
para equilibrar la relación de productos mar-
ginales. Por lo tanto, cuando ocurre el shock,
la inversión se dirige al sector no transable
porque la eficiencia marginal de la inversión
aumenta tanto en unidades de bienes no tran-
sables (por la caída del ratio capital-trabajo
en el sector) como en unidades de bienes
transables (por la caída del precio relativo
de éstos).
El Efecto sobre la Inversión
Tomando en cuenta los efectos del
shock sobre la propensión a ahorrar y sobre
la eficiencia marginal a invertir, en el Cuadro
No. 1 se resumen los efectos de un shock
sobre la inversión. Si las expectativas son
totalmente revisadas, es decir, si el shock es
positivo y se lo toma como permanente, el
cambio en el ingreso corriente es igual al cam-
bio en el ingreso permanente, por lo que el
mayor ingreso se dirige al consumo y al aho-
rro de acuerdo con las propensiones existen-
tes antes del shock.
Si el shock es negativo y permanente,
el análisis cambia. Bevan, Collier y Cunning 11
suponen que todo el ajuste del shock se da a
través de una reducción del consumo, pro-
ducto de la disminución del ingreso perma-
nente, manteniéndose inalterada la
proporción del ahorro. Pero si el ingreso está
cercano al nivel de subsistencia, no todo el
ajuste se dará a través de una disminución del
G. Berastain y M. Cortés-Fontcuberta: Shocks externos y política económica 25
consumo, sino también a través de una dismi-
nución del ahorro.
Un resultado central de la Teoría del
B<x)m en Construcción es que un shock externo
positivo incrementa el precio relativo de los
bienes de capital no transables porque un cam-
bio en la propensión a invertir altera la deman-
da por bienes de capital relativa a la de bienes
de consumo. Esto implica que un shock exter-
no tiene un efecto asimétrico sobre la demanda
de estos bienes, por lo que se requiere una
desagregación entre bienes de consumo y de
capital. La teoría del Boom en Construcción, de
acuerdo a Bevan y otros (1990), separa los bie-
nes en cuatro sectores:
En este caso el precio relativo de los
bienes manufacturados en relación con las ma-
quinarias está determinado por el mercado in-
ternacional, mientras que esta relación es sólo
crítica para los bienes de capital y de consumo
no transables (salvo que exista un tipo de cam-
bio diferenciado). Un incremento en la deman-
da de bienes de capital aumenta tanto la
demanda por bienes de capital transables como
por bienes no transables. La oferta de bienes de
capital transables es totalmente elástica frente
al precio mundial, pero la oferta de construc-
ción depende de su capacidad de atraer recur-
sos, por lo que el precio relativo de la
construcción se debe incrementar.
De acuerdo a lo visto hasta el momen-
to, las teorías de la Enfermedad Holandesa y
del Boom en Construcción se diferencian en
que esta última dice que: "...los shocks positivos
tenderán a incrementar el precio relativo de la
construcción como resultado de una mayor de-
manda dirigida hacia los bienes de capital",
mientras que la teoría de la Enfermedad Ho-
landesa predice que: "...los shocks positivos
llevaran a incrementar los precios relativos de
los no transables, como resultado de una mayor
oferta externa dirigida hacia los transables". 13
En resumen, la teoría del Boom en
Construcción, al diferenciar dentro de los bie-
nes no transables a los bienes de capital y los de
consumo permite analizar efectos que la teoría
de la Enfermedad Holandesa no analizaba o
que, en su defecto conducía a conclusiones am-
biguas.
Los efectos de un shock externo positi-
vo, comparando las Teorías de la Enfermedad
Holandesa y del Boom en Construcción, sepue-
den resumir en el Cuadro No. 3.
Sin embargo, la magnitud final del
efecto del boom en construcción será determi-
nada por las restricciones que imponga el go-
bierno a los demás agentes económicos, tal
como lo señala Bevan:
"Hay importantes indicios para sospechar
que muchos de los booms en construcción
recientes han sido excesivos porque los
agentes privados han sido restringidos por
controles gubernamentales".
Esto, porque el gobierno puede influir
a través de controles cambiarios, comerciales y
tributarios. Dentro de los primeros, el gobierno
puede establecer restricciones a la salida de
capitales, de tal forma que todos los ingresos
del boom sean ahorrados y esto se transmita a
una mayor inversión. Sin embargo, se corre el
riesgo de que se produzca un fuerte incremento
en la oferta monetaria. Por otro lado, el gobier-
no al poseer una mayor cantidad de recursos,
los puede ahorrar o gastar y al gastarlos los
puede destinar a inversión o a consumo.
Los controles comerciales pueden ser
arancelarios o para-arancelarios. En caso de
mantener las políticas seguidas antes de que se
produzca el boom, la variación de precios rela-
tivos que se da, generará efectos no deseados.
Una liberalización comercial deberá realizarse
con prudencia, puesto que el shock es temporal
y podría producirse un boom de importaciones
no deseadas. El gobierno debe intervenir en la
Cuadro No. 2
CLASIFICACION DE LOS BIENES
Transables No Transables
Bienes de
Consumo
Manufactura Servicios
Bienes de
Capital
Maquinaria Construcción
26 ARTICULOS
Cuadro No. 3
DIRECCION DEL CAMBIO DEL PRECIO DE LOS NO-TRANSABLES/TRANSABLES
TIPO DE
SHOCK
TIPO DE
EXPECTATIVA
TEORIA DEL
MALHOLANDES
TEORIA DEL
BOOM EN CONSTRUCCION
POSITIVO
No revisadas No las considera Se incrementa
Pc/Ps se incrementa
POSITIVO No Incorp.
Revisadas
totalmente
Se eleva Se incrementa
Pc/Ps se incrementa
NEGATIVO
No revisadas No las considera Ambiguo
Pc/Ps ambiguo
NEGATIVO
No Incorp.
Revisadas
Totalmente
Se reduce
Ambiguo
Pc/Ps ambiguo
economía cuando las ganancias producidas
por el boom no son manejadas de manera ópti-
ma por el sector privado (por imperfecciones
del mercado, error en la percepción del boom,
etc). El boom produce un aumento automático
de los ingresos del gobierno; sin embargo, el
comportamiento del gasto dependerá de cómo
tome el gobierno estos mayores ingresos. Si se
produce un aumento en el gasto, los resultados
dependerán del destino que se le.
A manera de conclusión, luego de un
shock temporal se espera que el ahorro se incre-
mente en proporción al aumento del ingreso
corriente. El destino de estos fondos determi-
nará, en gran medida, la magnitud con que el
boom afectará a la economía. Así, en la medida
en que los fondos sean ahorrados en activos
externos, parte del boom se esterilizará, redu-
ciendo el impacto monetario. Por otro lado, el
boom en la inversión será gradual, permitiendo
que la eficiencia marginal d