Technical ReportPDF Available

Glaciar Bernal: Informe de seguimiento 2017

Authors:

Abstract and Figures

El 24 y 25 de marzo de 2017 se continuaron y ampliaron los estudios realizados en el Glaciar Bernal desde el año 2007, en el marco del estudio apoyado por Naviera y Turismos Skorpios y el colaborador habitual C. Rada, tambieén en acuerdo al plan de trabajo presentado a la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en octubre 2007. Se repitieron las dos medidas geodésicas del nivel central del glaciar, utilizando un GPS doble frecuencia y obteniendo medidas con un error vertical estimado de 10 cm, con las que se ha calculado un adelgazamiento del glaciar de -25,5 m en torno a la cota 100 m (punto 1), y de -12,3 m por año en torno a la cota 150 m (punto 2) desde el año 2008 hasta el 2017, es decir, tasas de -2,8 m por año para el punto 1 y -1,4 m por año para el punto 2 en el periodo 2008-2017. Asimismo, tras una revisión de los datos de 2007, 2008 y 2012, se encontró un retroceso medio del frente glaciar de 16,6 m/año entre 2007 y 2017 (equivalente a 1,6 ± 0,2 Ha de superficie), con un retroceso máximo de 165,8 m y pérdida de área de 5,8 ± 0,4 Ha entre el periodo 2007-2017. Finalmente, se realizó una nueva prospección con el fin de identificar más especies vegetales presentes en la zona, la ubicación de las comparaciones fotográficas y la exploración de la morrena terminal.
Content may be subject to copyright.
!
1
Informe de seguimiento
Glaciar Bernal
2017
Eñaut Izagirre E.1 & Camilo Rada G.2
1 Dirección de Programas Antárticos y Subantárticos, Universidad de Magallanes, Punta Arenas (Chile).
2 Department of Earth and Ocean Sciences, University of British Columbia, Vancouver (Canada).
RESUMEN
El 24 y 25 de marzo de 2017 se continuaron y ampliaron los estudios realizados en el Glaciar Bernal desde el año 2007,
en el marco del estudio apoyado por Naviera y Turismos Skorpios y el colaborador habitual C. Rada, también en
acuerdo al plan de trabajo presentado a la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en Octubre 2007. Se repitieron las
dos medidas geodésicas del nivel central del glaciar, utilizando un GPS doble frecuencia y obteniendo medidas con un
error vertical estimado de 10 cm, con las que se ha calculado un adelgazamiento del glaciar de -25,5 m en torno a la
cota 100 m (punto 1), y de -12,3 m por año en torno a la cota 150 m (punto 2) desde el año 2008 hasta el 2017, es decir,
tasas de -2,8 m por año para el punto 1 y -1,4 m por año para el punto 2 en el periodo 2008-2017. Asimismo, tras una
revisión de los datos de 2007, 2008 y 2012, se encontró un retroceso medio del frente glaciar de 16,6 m/año entre 2007
y 2017 (equivalente a 1,6 ± 0,2 Ha de superficie), con un retroceso máximo de 165,8 m y pérdida de área de 5,8 ± 0,4
Ha entre el periodo 2007-2017. Finalmente, se realizó una nueva prospección con el fin de identificar más especies
vegetales presentes en la zona, la ubicación de las comparaciones fotográficas y la exploración de la morrena terminal.
!!
!
1. Introducción
Las inhóspitas áreas que se extienden hacia el oeste
del eje principal de la cordillera andina y entre las
localidades magallánicas de Puerto Natales y Puerto Edén
(Región de Magallanes), cuentan todavía con una
multitud de lugares prístinos y de escasa afección
humana. Esta singularidad, acentuada por las duras
condiciones meteorológicas, terreno escarpado y un
extenso laberinto de fiordos y canales, genera un
magnífico laboratorio natural donde es posible
implementar proyectos de investigación científica
continuada de la mano del potencial turístico y su
desarrollo sostenible.
Este estudio continúa con los trabajos comenzados
por Camilo Rada en 2007 para la Naviera y Turismos
Skorpios dentro del convenio establecido con la
Corporación Nacional Forestal (CONAF) de la XII
Región. El trabajo de terreno se realizó gracias al apoyo
ofrecido por el crucero turístico M/N Skorpios III, en su
ruta Exploradores Kaweskar.
2. Geografía del Glaciar Bernal
El Glaciar Bernal (51º52’ S, 73º21’ W), con una
superficie aproximada de 12 km2 y 6,1 km de longitud
hacia el E, es un glaciar temperado ubicado en la
Cordillera Sarmiento de Gamboa y perteneciente a la
Reserva Nacional Alacalufes y el Parque Nacional
Bernardo O’Higgins (Fig. 1).
Debido al paulatino retroceso frontal en las últimas
décadas, la laguna proglacial se ha ido expandiendo entre
la morrena terminal que limita la línea de costa del Fiordo
de las Montañas y el frente del glaciar, que a día de hoy
se encuentra a una distancia mínima de 560 m de la orilla.
La laguna cuenta con dos partes unidas entre sí, ya que se
ha abierto un desagüe en la morrena frontal formada
previa al año 2008, conectando ambas secciones. Por ello,
el área total de la laguna es de 1,46 km2 en condiciones
de máximo llenado, lo cual ocurre cuando se dan días
continuos de lluvia intensa (como se observó). Sin
embargo, el amplio sistema de riachuelos que drenan la
laguna provoca que su superficie y nivel vuelva a
condiciones normales en pocas horas (24-48 h),
resaltando además que los puentes instalados en el
sendero no alteran el flujo del agua.
El frente del glaciar, tiene una longitud de 566 m
(medida GPS con 40 puntos, en marzo de 2017), y la base
se encuentra a una elevación promedio de 10 m,
completamente anclado a los sedimentos subglaciales y
frontales depositados por el glaciar. La cota xima del
glaciar es de 1.563 m y contiene el 75 % de su superficie
por encima de los 860 metros, siendo la zona de
acumulación más escarpada que la lengua en el valle.
!
2
Fig. 1. (A) Principales zonas montañosas donde se concentran los glaciares de la Patagonia Austral, de Norte a Sur: Campo de Hielo
Patagónico Norte (CHPN), Campo de Hielo Patagónico Sur (CHPS), Cordillera Sarmiento de Gamboa (CSG) en la Patagonia
continental, y Cordillera Darwin (CD) separado por el Estrecho de Magallanes en Tierra del Fuego. (B) Extensión aproximada del
glaciar Bernal en la CSG (recuadro rojo a la izquierda) y principales cumbres montañosas de la cordillera.
3. Trabajos realizados y resultados
A continuación se resaltan los principales trabajos
realizados durante el trabajo de terreno realizado los días
24 y 25 de marzo de 2017, y algunos resultados
preliminares obtenidos.
3.1 Medidas geodésicas y adelgazamiento de la lengua
El 24 de marzo de 2017 se realizaron dos medidas
geodésicas utilizando una unidad GPS de doble
frecuencia Topcon Hiper SR, en dos puntos sobre el eje
central del glaciar; en el primero ubicado a 200 m del
frente, recolectó datos durante 1 hora a un intervalo de 2
segundos, y en el segundo a 400 m del frente, el tiempo
de registro fue de 1h con mismo intervalo de registro
(Fig. 2).
Tras un análisis de post-proceso con órbitas exactas y
datos de las estaciones de Santiago, Concepción y
O’Higgins, se obtuvieron los siguientes datos, con un
error estimado menor a 10 cm (Tabla 1).
Tabla 1. Datos obtenidos por el GPS Diferencial (DGPS) en
dos puntos sobre el eje central del glaciar Bernal.
Punto 1
Punto 2
Latitud (S)
51.86814
51.86844
Longitud (W)
73.32164
73.32513
Altitud
75,09
129,48
Desv. St. máx.
0,75
0,05
Datum
WGS 84
Fig. 2. Fotografías de las ubicaciones donde se tomaron las
medidas geodésicas: Punto 1 a 200 metros del frente y
aproximadamente 62 metros de elevación (A), y Punto 2 a 400
m del frente y 118 metros de elevación (B).
!
3
Las altitudes entregadas son elipsoidales, en orden de
convertirlas en altitudes geoidales (respecto del nivel
medio del mar) se debe restar 13,38 m. Por consiguiente,
se pueden comparar los datos de 2017 con los
anteriormente obtenidos por C. Rada en 2008 y 2012,
subrayando los siguientes resultados (Fig. 3):
En el punto 1, el glaciar ha adelgazado ~13,2 m desde
2012 y ~25,5 m desde 2008.
En el punto 2, el glaciar ha adelgazado ~3,2 m desde
2012 y ~12,3 m desde 2008.
Fig. 3. Ilustración aproximada del frente del glaciar Bernal y los
elementos que se observan en él y en los alrededores. Se señalan
los dos puntos donde se han tomado medidas geodésicas desde
el año 2008 y los perfiles aproximados del glaciar para los años
2008 y 2012, en referencia al adelgazamiento observado.
Estos resultados señalan los cambios superficiales de
la lengua glaciar en la zona de ablación, valor clave para
estudiar el balance de masa, ya que las fluctuaciones de
un glaciar de este tipo (que terminan en tierra y no
cuentan con una espesa cubierta de detritos) son una
reacción de los esfuerzos climáticos. Por tanto, si
monitoreamos mejor el balance masa del glaciar en el
futuro, conoceremos la respuesta directa del mismo a las
condiciones atmosféricas anuales, mientras que el cambio
longitudinal del frente (avance o retroceso) marcará la
respuesta indirecta, retrasada, depurada pero también
ampliada señal de un cambio en el clima.
3.2 Retroceso del frente glaciar entre 2007 y 2017
Utilizando un GPS navegador portátil de frecuencia
simple Garmin Etrex 30, se trazó el perfil del frente del
glaciar Bernal el 24 de marzo de 2017.
Aunque el ancho del frente presentaba ciertas
dificultades para realizar la longitud total, se pudieron
conseguir 40 puntos georeferenciados, con errores
menores a 5 metros. Después, estos puntos han sido
unidos en una sola línea que da una posición bastante
exacta del frente del glaciar, omitiendo así las dificultades
surgidas por la aparición de diferentes afluentes de agua
que salían por debajo del glaciar, pero sin afectar a la
línea, ya que se cruzaron estos ríos para obtener puntos
georeferenciados a ambos lados de los mismos (Fig. 4).
Fig. 4. Fotografías del frente del glaciar Bernal el 24 de marzo
de 2017: E. Izagirre obteniendo un punto georeferenciado antes
de disponerse a cruzar el afluente principal del glaciar (A), y la
boca de salida del afluente con C. Marchant en la imagen (B).
Partiendo de la posición frontal de 2017, se puede
comparar el retroceso del frente en los últimos años a
partir de las mediciones realizadas por C. Rada en abril
2007, abril 2008 y marzo 2012 (Fig. 5). Los resultados
denotan que el retroceso medio del frente glaciar es de
16,6 m/año entre 2007 y 2017 (equivalente a 1,6 ± 0,2 Ha
de superficie), mientras que el retroceso máximo es de
165,8 m y la pérdida de área total de 5,8 ± 0,4 Ha durante
el mismo periodo 2007-2017.
3.3 Inventario de flora con nuevos descubrimientos
Las especies de flora que se han identificado hasta el
momento en torno al glaciar han sido inventariados por
C. Rada desde 2007, siendo los más característicos:
- Coigüe (Nothofagus dombeyi)
- Lenga (Nothofagus pumilio)
- Panguecillo (Gunnera magellanica)
- Parrilla de Magallanes (Ribes magellanicum)
- Chaura (Pernettya mucronata)
- Siete camisas (Escallonia sp.)
!
4
Fig. 5. Posiciones del glaciar Bernal en las temporadas 2007,
2008, 2012 y 2017. Asimismo, se añaden las geolocalizaciones
de los puntos donde se han repetido las fotografías previamente
tomadas por C. Rada en 2007, 2008 y 2009.
Entre otras especies menos frecuentes, pero que han
sido identificadas gracias a la captura fotográfica y
posterior observación de J.C. Aravena, se encuentra la
mata verde chica (Baccharis magellanica). Esta especie
es la primera planta colonizadora que crece en el entorno
recientemente expuesto por el glaciar y muestra una gran
adaptación a cualquier tipo de terreno, prefiriendo los
suelos de sedimento glacial fino (till) e introduciendo sus
raíces para buscar la humedad necesaria que aún
preservan este tipo de depósitos (Fig. 6).
Fig. 6. Fotografía de mata verde chica (Baccharis magellanica)
en los alrededores del glaciar Bernal, en un entorno
recientemente expuesto debido al retroceso del frente glaciar.
3.4 Comparaciones fotográficas y ubicaciones
Otra de las actividades realizadas fue la de repetir
algunas de las fotografías más características que fueron
anteriormente tomadas por C. Rada en las temporadas
2007, 2008 y 2009 (Fig. 5). Cabe citar que no fue un
trabajo fácil, ya que hubo que acertar su posición exacta
observando dichas fotografías en un dispositivo de mano,
y cuando se creía estar en el lugar acertado, se
georeferenciaron los puntos para que en el futuro se
pueda seguir realizando este trabajo, que además puede
contar con la ayuda de la tripulación del Skorpios III
(Tabla 2).
Tabla 2. Información de la geolocalización para la repetición
de fotografías comparativas. Las coordenadas están en
DATUM WGS 84 (grados, minutos con decimales).
Código
Latitud (S)
Longitud (W)
Altura (m)
1
FOTO-6014
51º52.170’
73º18.663’
3,8
2
FOTO-3205
51º52.172’
73º18.673’
1,8
3
FOTO-6017
51º52.106’
73º18.848’
2,8
4
FOTO-6019
51º52.089’
73º18.888’
2,7
5
FOTO-6020
51º52.039’
73º18.915’
3,9
6
FOTO-6026
51º52.102’
73º18.981’
6,2
7
FOTO-3235
51º52.001’
73º19.069’
3,5
8
FOTO-6021
51º51.971’
73º19.076’
10,3
9
FOTO-3134
51º51.983’
73º19.147’
9,3
10
FOTO-3218
51º51.986’
73º19.158’
6,3
11
FOTO-3228
51º51.984’
73º19.162’
7,9
12
FOTO-3208
51º52.206’
73º19.249’
34
13
FOTO-3211
51º52.235’
73º19.238’
45,4
Con la comparación de estas fotografías, se pueden
observar los intensos cambios que están ocurriendo en el
entorno del frente glaciar en un periodo relativamente
corto, dando un resultado visual que puede ser de utilidad
para las charlas abordo (Fig. 7).
Fig. 7. Comparación visual de fotografías tomadas en abril
2007, marzo 2011 y marzo 2017 en el punto nº 8. Las letras de
color rojo ayudan a identificar formas del relieve para comparar.
3.5 Exploración de la morrena terminal del Bernal
El 25 de marzo de 2017 se llevó a cabo la exploración
y estudio de la morrena terminal del glaciar Bernal, la
cual divide la línea de costa del Fiordo de las Montañas
de la laguna proglacial del glaciar, además de cartografiar
la geomorfología glacial de forma preliminar (Fig. 8).
!
5
Fig. 8. Cartografía de la geomorfología glacial del sector proglacial del glaciar Bernal, con la ilustración gráfica del perfil transversal
A-A’ y las fotografías más características obtenidas en terreno: (a) Morrena lateral reciente que conecta con la morrena frontal
(previo al año 2007) del glaciar Bernal; es apreciable el notable cambio en la vegetación entre la parte interna de la morrena lateral
sin apenas vegetación, y la parte externa con el paulatino desarrollo de árboles jóvenes. (b) Sedimentos glaciales recientes cerca del
frente del glaciar y la laguna proglacial dividida por la morrena frontal (< 2007) y apresada por la morrena terminal. (c) Vista de la
laguna proglacial desde la morrena terminal interior, donde se aprecia el desarrollo de árboles jóvenes entre dicha morrena y el sector
más cercano a la morrena frontal (< 2007). (d) Bloque errático estriado en la cresta de la morrena terminal exterior (55 m) donde el
bosque cuenta con un amplio desarrollo y los árboles tienen una edad avanzada.
Comenzando desde el frente del glaciar Bernal, se
observó una evidente morrena lateral en la parte sur que
conecta claramente con la morrena frontal más reciente
del glaciar a unos 170 m del frente actual (Fig. 8-a), y que
mediante el análisis de imágenes satelitales sabemos que
corresponde a la estabilidad del glaciar en ese sector
previo al año 2007. Es esta misma morrena frontal la que
cedió mediante un desagüe conectando las pozas cercanas
al frente glaciar en 2008, 2009 y 2012 (citadas en los
informes previos de C. Rada) con la laguna proglacial, y
aumentando su tamaño de forma significativa.
Esta laguna proglacial inunda la llanura glacio-fluvial
formada al exterior de la morrena frontal (< 2007) donde
los sedimentos son cubiertos en mayor o menor superficie
dependiendo del nivel de agua en la laguna (Fig. 8-b).
Por otro lado, es en el sector septentrional del
perímetro proglacial donde se observan las formas del
relieve o geoformas mejor conservadas, siendo éstas parte
de un complejo de morrenas terminales que limitaron la
extensión del glaciar Bernal durante gran parte de su
historia glacial durante el Holoceno. Principalmente, se
observan una primera cresta de morrena terminal a una
cota de 20 m aproximados, que ha sido denominado
como interior, y otra más externa a una cota mayor de 55
m y que ha sido denominado como exterior.
La morrena terminal interior muestra una importante
diferencia en el desarrollo del bosque, ya que al interior
de la misma los árboles son jóvenes y todavía no muestra
un gran desarrollo (Fig. 8-c). Esta morrena terminal
podría estar relacionada con el último avance neoglacial
!
6
referente a lo que se conoce como Pequeña Edad de
Hielo, que dio lugar al avance de los glaciares a escala
global entre los siglos XIV y XIX, si bien la máxima
intensidad en la Patagonia ocurrió entre los siglos XVII y
XIX. El diámetro medido entre los árboles jóvenes de
esta morrena concuerdan con otros medidos en la región
para el mismo periodo, pero una mayor prospección y
toma de muestras es necesaria para conocer sus edades.
Sin embargo, al exterior de esta morrena terminal
interior y ascendiendo a la prominente morrena terminal
(denominada como exterior), el bosque va tomando
mayor forma y el diámetro de los árboles muestra un gran
desarrollo, apreciando además algunos bloques erráticos
de gran tamaño y el desarrollo de la turba, lo cual
demuestra que este sector ha estado deglaciado durante
mucho más tiempo (Fig. 8-d). Esta morrena podría haber
limitado el glaciar Bernal durante gran parte del
Holoceno (< 12.800 años aproximadamente), ya que las
profundas aguas del Fiordo de las Montañas (-180/-155 m
en el eje central próximo al glaciar Bernal) señalan el
posible retroceso repentino de la lengua de hielo que
cubría el fiordo durante la fase de Deglaciación (hace
18.000-14.600 años atrás), confinando así el glaciar
Bernal al interior de la mencionada morrena terminal.
Esta hipótesis de terreno necesita de un riguroso estudio
científico que pueda ofrecer más datos al respecto, par así
poder dilucidar la historia glacial del glaciar Bernal desde
que tributaba a la lengua principal del Fiordo de las
Montañas.
4. Plan futuro y nuevas propuestas
En este último apartado se proponen pautas a realizar
en los próximos años, para tener un mayor conocimiento
científico del glaciar Bernal y seguir con su monitoreo
comenzado en el año 2007:
(1) Con la ayuda de la tripulación del Skorpios III repetir
las fotografías comparativas del glaciar Bernal.
(2) A comienzos o finales de temporada, cuando la
afluencia de pasajeros sea menor, obtener la mayor
cantidad de puntos georeferenciados con GPS
navegador del frente del glaciar Bernal.
Asimismo, cuando alguno de los autores u otros
compañeros investigadores puedan embarcar en el
Skorpios III, sería oportuno seguir con los siguientes
trabajos e incluso llevar a cabo nuevas prospecciones:
(3) Realizar las mediciones geodésicas sobre los dos
puntos superficiales del glaciar para conocer las tasas
de adelgazamiento.
Para finalizar, si existe la posibilidad de postular a
fondos que apoyen proyectos científicos y con la
inestimable colaboración de la Naviera y Turismos
Skorpios, se podrían tener en cuenta las siguientes
propuestas:
(4) Instalación de balizas para estudiar el balance de masa
del glaciar Bernal y conocer su velocidad de
movimiento.
(5) Investigar la zona del complejo de morrenas
terminales para tener un mejor conocimiento de la
historia glacial del glaciar Bernal desde el pasado
hasta el presente.
Agradecimientos
Este proyecto de investigación fue posible gracias a la
Naviera y Turismos, con especial gratitud a C. Miller, al
Capitán L. Kochifas y Primer Piloto M. Villarroel, y a
toda la tripulación del Skorpios III. E. Izagirre quiere
agradecer a M.J. Marchant por toda la ayuda ofrecida en
el terreno, a R. Bahamóndez por todos los materiales y
equipos prestados, y a J.C. Aravena por asumir la recarga
del teléfono satelital. CONAF emitió el permiso de
acceso al Parque Nacional Bernardo O’Higgins y las
empresas Fantástico Sur, TentMeals y Skout Backcountry
surtieron de equipamiento y comida para el terreno.
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
ResearchGate has not been able to resolve any references for this publication.