ArticlePDF Available

Abstract and Figures

Resumen La pérdida de suelo por erosión en la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda es un problema y creciente, a pesar de ser una zona para la protección del ambiente y de la biodiversidad de la región. El objetivo de este trabajo fue la evaluación de las funciones ambientales de un perfil de suelo de la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda en el estado de Guanajuato. Se tomaron muestras de un perfil de un suelo conservado y fueron analizadas en el laboratorio. La evaluación de la capacidad de retención de agua disponible y el contenido de carbono orgánico se evaluaron con el software Soil & Environment, considerando dos escenarios de erosión: a) una pérdida del horizonte A de 0 a 14 (cm) y b) una pérdida de los horizontes A y AB (de 0 a 39 cm). El análisis del Chromic Endoskeletic Luvisol (Cutanic, Humic, Epiloamic) en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda revela que: a) el suelo contiene un total del 7568.7 t ha-1 , con un volumen de 8000 m 3 ; b) una erosión severa, con la pérdida del horizonte A, disminuye en un 27.56% la retención de humedad y una erosión en niveles superiores la disminución alcanza un 58.29%; c) la retención de carbono orgánico en el Luvisol se pierde por erosión del 20.1% al 58.22%. Introducción La degradación del suelo puede ser descrita también como el deterioro de su calidad o la pérdida parcial o total de una o más funciones del suelo (van Lynden et al., 2004). Por otro lado, la degradación del suelo no suele preocupar tanto como la degradación del agua o la del aire debido a que no se conocen o no son obvias las repercusiones en la vida humana. Sin embargo, en los últimos años se ha venido gestando un movimiento internacional para la protección de los suelos, debido a que la degradación ha ido avanzando de manera alarmante. Una de las formas de degradación del suelo es la erosión, tema sobre el cual se ha estudiado y escrito mucho, tanto a nivel internacional como a nivel nacional. Se sabe que la erosión es uno de los principales problemas del país como consecuencia del deficiente manejo del suelo. Los problemas que se generan por la erosión del suelo suelen no ser contundentes, debido a que la pérdida de un número cualquiera de toneladas por hectárea parece no ser relevante.
Content may be subject to copyright.
Los costos ambientales de la pérdida de suelo en la Reserva de la Biosfera
Sierra Gorda de Guanajuato
Bausta Francisco1, Alma Barajas1, José Luis Cortés1,
Luis D. Olivares1, Ángeles Gallegos1,2, Azucena Pérez3
1Centro de Invesgaciones en Geograa Ambiental, Universidad Nacional Autónoma de México,
Angua carretera a Pátzcuaro SN, Morelia Michoacán, México, leptosol@ciga.unam.mx,;
2Scienc Knowledge In Use, Ciudad de México, México, www.actswithscience.com;
3Departamento de Geomáca e Hidráulica, División de Ingenierías, Universidad de Guanajuato.
Resumen
La pérdida de suelo por erosión en la zona de amorguamiento de la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda
es un problema y creciente, a pesar de ser una zona para la protección del ambiente y de la biodiversidad
de la región. El objevo de este trabajo fue la evaluación de las funciones ambientales de un perl de suelo
de la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda en el estado de Guanajuato. Se tomaron muestras de un perl
de un suelo conservado y fueron analizadas en el laboratorio. La evaluación de la capacidad de retención
de agua disponible y el contenido de carbono orgánico se evaluaron con el soware Soil & Environment,
considerando dos escenarios de erosión: a) una pérdida del horizonte A de 0 a 14 (cm) y b) una pérdida
de los horizontes A y AB (de 0 a 39 cm). El análisis del Chromic Endoskelec Luvisol (Cutanic, Humic,
Epiloamic) en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda revela que: a) el suelo conene un total del 7568.7 t
ha-1, con un volumen de 8000 m3; b) una erosión severa, con la pérdida del horizonte A, disminuye en un
27.56% la retención de humedad y una erosión en niveles superiores la disminución alcanza un 58.29%; c)
la retención de carbono orgánico en el Luvisol se pierde por erosión del 20.1% al 58.22%.
309
GEOS, Vol. 36, No. 2 (2016)
Introducción
La degradación del suelo puede ser descrita
también como el deterioro de su calidad o la
pérdida parcial o total de una o más funciones
del suelo (van Lynden et al., 2004). Por otro lado,
la degradación del suelo no suele preocupar
tanto como la degradación del agua o la del aire
debido a que no se conocen o no son obvias las
repercusiones en la vida humana. Sin embargo,
en los úlmos años se ha venido gestando un
movimiento internacional para la protección de
los suelos, debido a que la degradación ha ido
avanzando de manera alarmante.
Una de las formas de degradación del suelo es
la erosión, tema sobre el cual se ha estudiado y
escrito mucho, tanto a nivel internacional como
a nivel nacional. Se sabe que la erosión es uno
de los principales problemas del país como
consecuencia del deciente manejo del suelo.
Los problemas que se generan por la erosión del
suelo suelen no ser contundentes, debido a que
la pérdida de un número cualquiera de toneladas
por hectárea parece no ser relevante.
La degradación, y parcularmente la erosión
de los suelos, se liga de manera clara con
sus funciones ambientales, más allá de los
tradicionales ámbitos agrícola, pecuario y forestal
(Bouma, 2009). Las funciones ambientales de los
suelos son: amorguación de los contaminantes
(Bouma, 2009); limpieza del agua (Bausta et
al., 1995; Aguilar y Bausta, 2011); reserva para
la biota silvestre (Lehmann, 2006; Lehmann et
al., 2008, 2010); archivo geológico, histórico y
cultural (Bouma, 2009); jación y reserva de
carbono (Bouma, 2009; Pérez-Ramírez et al.,
2013).
310
Bausta et al., Los costos ambientales de la pérdida de suelo en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda de Guanajuato
El paso del conocimiento de las propiedades
sicas, químicas y biológicas del suelo a su
expresión como funciones ambientales requiere
la correcta interpretación, considerando las
propiedades del perl del suelo a evaluar (Gallegos
et al., 2014). En acvidades agrícolas a menudo
se evalúa solo el horizonte supercial. Pero para
la evaluación de las funciones ambientales se
deben considerar las propiedades del perl de
suelo completo.
El paso de la evaluación de las propiedades del
suelo por horizonte requiere “hacer las cuentas”
para todo el perl, ulizando una supercie
estándar, como el metro cuadrado o la hectárea,
para de esta manera calcular la candad de
agua, nutrimentos, carbono, metales pesados,
aire, entre otros, que el suelo puede contener,
adsorber o liberar.
Para que quienes toman decisiones y el público
en general reaccionen ante las consecuencias de
la pérdida de suelo, se hace necesario expresar
el daño que la erosión ocasiona en el ambiente,
como la pérdida de las funciones ambientales
de los suelos, es decir, las repercusiones en la
calidad del agua, del aire, de la vida humana en
general.
El objevo de este trabajo fue la evaluación de
las funciones ambientales de un perl de suelo
de la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda en el
estado de Guanajuato.
Materiales y métodos
Ulizamos un Luvisol que se encuentra en un
bosque de encinos o Quercus en la Sierra Gorda
de Guanajuato (Figura 1). El uso del suelo es
forestal de tala selecva. In situ no se observó
ninguna evidencia de erosión y el perl ene
un drenaje interno que puede considerarse
bueno. El perl de suelo se describió siguiendo el
manual de descripción de suelos en campo de la
FAO (2006). En campo se midió el espesor de los
horizontes, se calculó la pedregosidad y se evaluó
la forma, tamaño y estabilidad de los agregados.
Figura 1. Zona de estudio en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda del estado de Guanajuato
311
Análisis de laboratorio
Se realizaron los siguientes análisis: a) distribución
del tamaño de parculas (Okalebo et al., 1993), b)
densidad aparente por el método de la parana,
pH 1:2.5 (Lean, 1982), c) materia orgánica por
oxidación ácida con dicromato de potasio (Nelson
y Sommers, 1982), d) capacidad de intercambio
de caones por el método del acetato de amonio
pH 7, con los caones intercambiables (USDA,
1996).
Análisis de datos
Para esmar la capacidad de retención de agua
disponible (Cuadro 1) es necesario conocer
el po de textura y la densidad aparente por
horizonte del perl de suelo. La evaluación de
la capacidad de retención de agua disponible se
realiza a parr de intervalos de valores en L m-2,
por lo que es necesario converr la esmación
obtenida en porcentaje de volumen para calcular
la capacidad de retención de agua disponible por
horizonte con la siguiente ecuación:
dCC(Lm-2)=dCC[Vol.%]*(100-piedras[Vol.%])
*espesor[dm]
Donde:
dCC [L m-2] = capacidad de retención de agua
disponible por horizonte en L/m2;
dCC [Vol. %] = capacidad de retención de agua en
porcentaje de volumen;
piedras [Vol. %] = volumen de piedras;
espesor [dm] = espesor del horizonte en
decímetros.
GEOS, Vol. 36, No. 2 (2016)
Textura DA < 1.2 DA ≥ 1.2 - DA ≤ 1.4 DA > 1.4
A 16 11 11
AC 20 16 14
L 28 26 -
DA ≤ 1.0 DA > 1.0 - DA ≤ 1.4 DA > 1.4
CA 24 20 17
CL 27 24 21
C 20 15 13
CRA 15 12 10
CRL 20 16 14
CR 16 12 9
DA ≤ 1.0 DA > 1.0 - DA ≤ 1.6 DA > 1.6
R 16 12 -
RA 16 12 9
RL 15 11 7
DA: Densidad aparente; A: Arenosa, AC: Arenosa franca, CA: Franco arenosa, L: Limosa, CL: Franco
limosa; C: Franca, CRA: Franco arcillo arenosa, CRL: Franco arcillo limosa, CR: Franco arcillosa, R:
Arcillosa, RA: Arcillo arenosa, RL: Arcillo limosa. Fuente: Siebe et al., (2006).
Cuadro 1. Esmación de la capacidad de retención de agua disponible (% Vol.).
312
Bausta et al., Los costos ambientales de la pérdida de suelo en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda de Guanajuato
La sumatoria de los horizontes es el resultado de
la capacidad de retención de agua disponible
en el suelo. De acuerdo con Siebe et al. (2006),
un valor de capacidad de retención de agua
disponible menor a cincuenta es considerado
muy bajo; un valor igual a cincuenta y menor a
noventa es bajo; si el valor es mayor o igual a
noventa y menor a ciento cuarenta es mediano,
si es mayor o igual a ciento cuarenta y menor que
doscientos es alto; por úlmo si el valor es mayor
a doscientos, la capacidad de retención de agua
disponible es muy alta.
El carbono orgánico del suelo se calcula con la
siguiente ecuación:
Donde:
COSt [Mg ha-1] = carbono orgánico del perl
completo
BDi [Mg m-3] = Densidad aparente del horizonte i
THi [m] = Espesor del horizonte i
CR [Vol. %] = Volumen de fragmentos gruesos del
horizonte i o pedregosidad
Ci [%] = porcentaje de carbono orgánico del
horizonte i
Se esmaron dos escenarios de degradación por
erosión, teniendo en cuenta las observaciones
de campo. La información del perl del suelo
se capturó en el soware Soil and Environment
(Gallegos et al., 2016) y se calcularon las funciones
ambientales de los suelos (Bausta et al., 2016;
Gallegos et al., 2016). Para esmar la pérdida
de las funciones de los suelos se recalcularon
las funciones ambientales considerando una
pérdida del horizonte A de 0 a 14 (cm) con una
cobertura de matorral secundaria; en el segundo
caso se simuló un suelo con uso pecuario, con
una pérdida de los horizonte A y AB (de 0 a 39
cm).
Cuadro 1. Propiedades del perl GTO-006 esmadas en campo y la candad de erra na por horizonte calculada con S&E.
Profundidad
(cm)
Pedregosidad
(%)
Forma de
agregados
Tamaño de agre-
gados
Estabilidad de
agregados
Tierra Fina
(t ha-1)
0 14 2 Bloques
subangulares
Gruesos Alta 1400
14 39 15 Bloques
angulares
Muy gruesos Baja 2210
39 65 15 bloques
subangulares
Medios Muy baja 2807
65 80 40 Bloques
angulares
Muy gruesos Moderada 1152
C
(%)
MO
(%)
DA
(g cm3)
pH Arena
(%)
Limo
(%)
Arcilla
(%)
Textura CIC Ca Mg
cmol kg-1
Na K
5.07 8.74 0.64 5.70 31.08 42 26.92 C 28.8 3.8 3.18 0.4 1.3
4.05 6.99 1.04 6.37 20.36 40 39.64 CR 28.5 2.66 3.02 0.3 0.6
2.57 4.44 1.27 6.37 25.08 30 44.92 R 33.8 7.35 3.28 0.4 0.5
1.32 2.29 1.28 6.13 20.72 30 49.28 R 31.9 5.36 4.2 0.4 0.5
Cuadro 2. Propiedades del perl GTO-006 medidas en laboratorio.
C= carbono orgánico; MO= materia orgánica; DA= densidad aparente; Textura: C Franco; CR Franco arcilloso y R Arcilloso;
CIC= capacidad de intercambio de cationes.
313
GEOS, Vol. 36, No. 2 (2016)
Resultados
El perl de suelo de acuerdo con la WRB (IUSSS,
2014) y ulizando los calicadores, corresponde
a un Chromic Endoskelec Luvisol (Cutanic,
Humic, Epiloamic).
El suelo conene un total del 7568.7 t ha-1,
con un volumen de 8000 m3; si la erra de una
hectárea se vendiera como erra de jardín a $
500 el m3, entonces el suelo valdría $ 4000 000 y
el terreno quedaría con aoramiento rocoso, sin
retención de humedad y toda el agua de lluvia
sería de escorrena. Además, sin ora ni fauna
silvestre ni microorganismos, perdería su poder
de retención de nutrimentos y de adsorción/
descomposición de contaminantes.
También podría calcularse el costo del desazolve
de presas y ríos si el costo de sacar un metro
cúbico de sedimento fuera de $50 pesos. El costo
por desazolvar el equivalente a una hectárea sería
de $ 400 000, pero los volúmenes de desazolve
de las presas a menudo rebasan los 6 millones de
metros cúbicos con un costo de alrededor de los
300 millones de pesos.
Cuando un Luvisol ene una cubierta de bosque
de Quercus puede retener más de 120 L m-2
de agua, sin embargo, cuando se erosiona y
pierde su horizonte A pierde alrededor de 40L
m-2 de capacidad para almacenar agua. En
casos extremos, donde el suelo puede estar
cubierto por bosque o por pasto, la diferencia es
signicava, pues pierde más de la mitad de su
capacidad para retener agua y el agua (Figura 2).
Si este suelo se ulizara de manera agrícola
cuidándolo y disminuyendo la erosión, entonces
el agua de lluvia podría ser captada por el suelo
y ulizarse para el crecimiento de las plantas. De
la misma manera, el suelo conservado protege
de mejor forma los acuíferos al limpiar el agua.
Podríamos decir que un suelo conservado
signica mayor candad y mejor calidad de agua
en los acuíferos.
La capacidad de un suelo para almacenar carbono
orgánico es un tema de relevancia internacional,
porque los suelos reenen más carbono que las
plantas y la atmósfera. Cuando un Luvisol cambia
de cubierta forestal a paszal pierde 129 Mg ha-
1de carbono orgánico y, cuando pasa de forestal a
matorral, pierde 44 Mg ha-1 (Figura 2), o 44 t ha-1.
El carbón orgánico se pierde, ya sea
acompañando a los sedimentos, o integrándose
a la atmósfera en forma de CO2, que es un gas de
efecto invernadero. La conservación del carbono
en el suelo signica atenuación del cambio
climáco, mayor pago por captura de carbono y
cumplimiento de las medidas de migación.
Figura 2. Evaluación del carbono orgánico del suelo
314
Bausta et al., Los costos ambientales de la pérdida de suelo en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda de Guanajuato
Conclusión
Las funciones ambientales del suelo se pierden
por erosión. En este trabajo sólo se evaluó la
pérdida en la retención de humedad y el contenido
de carbono orgánico, y quedó pendiente la
evaluación de la pérdida de la ferlidad, la
capacidad de retención de metales pesados, la
capacidad de adsorción de nutrimentos y el resto
de las funciones ambientales de los suelos.
Agradecimientos
A la empresa Skiu por facilitarnos una versión
gratuita del soware S&E y a los árbitros y
revisores por sus valiosas observaciones.
Referencias
Aguilar, Y. y Bausta, F., 2011, Extrapolang
the suitability of soils as natural reactors
using an exisng soil map: applicaon of
pedotransfer funcons, spaal integraon
and validaon procedures.Tropical and
Subtropical Agroecosystems, 13, 221- 232.
Bausta, F., Luna, P. V. M., Durán, B. C., 1995 El
suelo, un reactor químico muy interesante.
Educación química, 6(4), 226–230.
Bausta F., A. Gallegos, A, Pacheco, 2016, Análisis
de las funciones ambientales de los suelos
con datos de perles (Soil & Environment).
Skiu. México D.F., México. 69 pp.
Figura 2. Evaluación del carbono orgánico del suelo
Blum, W. E. H., 2005, Funcons of soil for
society and the environment. Reviews in
Environmental Science and Bio/Technology,
4(3), 75-79. Doi: 10.1007/s11157-005-
2236-x
Bouma, J., 2009, Soils are back on the global
agenda: Now what?.Geoderma, 150, 224–
225. Doi:10.1016/j.geoderma.2009.01.015
Food and Agriculture Organizaon of the United
Naons (FAO), 2006, Guidelines for soil
descripon (Fourth edion): Rome, 111 pp.
Gallegos-Tavera, Á., Bausta, F., Álvarez, O.,
2014, Soware para la evaluación de
las funciones ambientales de los suelos
(Assofu). Revista Chapingo. Serie Ciencias
Forestales y del Ambiente, 20(2), 237-249.
Doi: 10.5154/r.rchscfa.2012.11.060.
Gallegos A., F. Bausta, I. Dubrovina, 2016,
«Soil & Environment» - Soware for the
evaluaon of soil environmental funcons.
Programmnye produk I sistemy (Soware
and Systems) 2 (114): 195-200 (en ruso).
IUSSS (Internaonal Union of Soil Science
Sociees) working group WRB. 2015.
World reference bases for soil resources
2014, update 2015. Internaonal soil
classicaon system for naming soils and
creang legends for soil maps. World Soil
Reports, FAO (106). FAO, Rome, Italy.
Lean, E.O., 1982, Soil pH and lime requirement.
En: Page, A. L., Miller, R.H., Keeney, D. R.
(Eds.), Methods of soil analysis, Part 2.
Chemical and microbiological properes.
American Society of Agronomy and Soil
Science Society of America. Madison, WI,
pp. 199-224.
Lehmann, A., 2006, Technosols and other
proposals on urban soils for the WRB
(World Reference Base for soil resources).
Internaonal Agrophysics, 20(2), 129–134.
315
GEOS, Vol. 36, No. 2 (2016)
Lehmann, A., David, S., K. Stahr, 2008, Technique
for Soil Evaluaon and Categorizaon for
Natural and Anthropogenic Soils.University
of Hohenheim: Stugart
Lehmann, A. y Stahr, K., 2010, The potenal of
soil funcons and planner-oriented soil
evaluaon to achieve sustainable land use.
Journal of Soils and Sediments, 10(6), 1092–
1102. Doi: 10.1007/s11368-010-0207-5.
Nelson, D.W. and Sommers, L. E., 1982, Total
carbon, organic carbon and organic maer.
En: Page, A.L., Miller, R.H., Keeney, D. R.,
(Eds.), Methods of soil analysis. Part 2.
Chemical and microbiological properes.
American Society of Agronomy and Soil
Science Society of America. Madison, WI.
pp. 535-577.
Okalebo, R., Gathua, K.W., Woomer, P.L., 1993,
Laboratory methods of soil and plant
analysis: A working manual. KARI, SSEA,
TSBF, UNESCO, Nairobi, Kenya, 88 pp.
Pérez-Ramírez, S., Ramírez, M. I., Jaramillo-
López, P. F., Bausta, F., 2013, Contenido de
carbono orgánico en el suelo bajo diferentes
condiciones forestales: reserva de la
biosfera mariposa monarca, México. Revista
Chapingo. Serie Ciencias Forestales y del
Ambiente, 19(1) 157-173. Doi:10.5154/r.
rchscfa.2012.06.042.
Siebe, C., Jahn, R., y Stah,r K., 1996, Manual para
la descripción y evaluación ecológica de
suelos en el campo, publicación especial 4:
Chapingo, Sociedad Mexicana de la Ciencia
del Suelo, A.C., 30 pp.
USDA (United State Department of Agriculture),
1996, Soil survey laboratory methods
manual. Soil survey invesgaons report
No. 42 version 3.0. United State Department
of Agriculture, Natural Resources
Conservaon Service, Naonal Soil Survey
Center. Washington D.C., 693 pp.
van Lynden G.W.J. and Oldeman L.R., 1997, The
assessment of the Status of Human-Induced
Soil Degradaon in South and South East
Asia. Internaonal Soil Reference and
Informaon Centre. Wageningen, Holanda.
35 pp.
van Lynden, G.W.J.; Mantel, S., van Oostrum A.,
2004, Guiding principles for the quantave
assessment of soil degradaon. FAO. Rome.
73 pp.
Manuscrito recibido: 25 enero de 2016
Recepción del manuscrito corregido: 5 enero de 2017
Manuscrito aceptado: 10 enero de 2017
... The environmental functions of the nine soil profiles were evaluated (Table 3), and three scenarios were modeled: (a) a degradation scenario for each soil profile considering the loss of horizon A by simulating an agricultural use; (b) a degradation scenario for each soil profile simulating the loss of horizon A and half of horizon B as a result of livestock use; and (c) a conservation scenario for each soil profile in which the thickness of horizon A increases up to 40 cm to represent a forest use [33]. The aptitude graphs to perform the environmental functions from the modeled scenarios were generated using the Soil and Environment software with a scale of I to V-where V represents a very high soil aptitude, IV refers to high aptitude, III is an intermediate aptitude, II represents a low aptitude, and I is a very low aptitude to perform the environmental soil function [16]. ...
... To assess the aquifer recharge function, the capacity of soils to filter and infiltrate water was evaluated. This environmental function assesses hydraulic conductivity using the (a) field capacity to infer water quality and (b) aeration capacity to estimate the amount of natural recharge water [20,33]. These soils have the peculiarity of having a high-water retention capacity, which is reflected in the high values of the field capacity. ...
... The Soil & Environment software evaluated soil properties that can be associated with ecosystem support services, regulation, culture, and soil provision services [14,46,49,50]. The evaluations carried out using the Soil & Environment software were based on a quantitative, objective analysis of the ecosystem services of the soil, considering the entire soil profile, not only the arable layer or the surface horizons of conserved sites [16,17,33]. ...
Article
Full-text available
Abstract: Making quantitative evaluations of the environmental functions of the soil in a quantitative way is an urgent necessity for transitioning towards the sustainable use of soils. The objective of this work was to use and improve the Soil and Environment software for soils of volcanic areas, for which the software was not designed to work on. The study was conducted in the volcanic area of Michoacan, Mexico. Nine soil profiles were described; samples were taken from each horizon and the physical and chemical properties of each sample were analyzed. The Soil and Environment software was used to conduct pedoecological evaluations of the soil samples and, subsequently, an evaluation of the environmental functions of the soils and the modeling of scenarios was carried out. The soil profiles studied showed variable properties of hydraulic conductivity, field capacity, air capacity, effective cation exchange capacity, and soil organic carbon. The soils showed very high nutrient retention, high naturalness and sorption of heavy metals, and low cultural and natural archive properties. The Soil and Environment software generally works well with soils of volcanic areas; however, we suggest improvements in the evaluation method of the following functions: naturalness and agricultural quality. Additionally, the estimating method of aeration capacity and hydraulic conductivity should be calibrated for the properties of the volcanic soils. The modeling of scenarios allowed us to identify the soil profiles that are most vulnerable to degradation. The modeling of scenarios provided a clear idea of the negative and positive effects that a change in soil use would have.
... Pero bajo las condiciones del estudio, estas inclinaciones de la pendiente del terreno están siendo utilizadas, a pesar de la dificultad de trabajar y al mayor riesgo de accidentes. Por lo que es importante implementar prácticas de conservación que permita mantener las funciones ambientales del suelo (Bautista et al. 2016a, Gallegos et al. 2019. Es necesario considerar que la producción de café en la Mixteca Alta está inmersa en un paisaje www.ujat.mx/era ...
Article
Full-text available
Most of the soils of the Mixteca Alta show high levels of degradation. A strategy for its management and conservation is through integrating local knowledge and spatial analysis to delimit areas suitable for coffee production. The objective was to evaluate the aptitude of the lands to grow coffee in the Mixteca Alta, Oaxaca State, considering local knowledge and geographic information systems. A land suitability model for coffee cultivation was developed based on the analysis of the altitude, the steepness of the slope and the soil. The unsuitable coffee plantations are located in the areas with the lowest altitude, which were also the warmest and with the highest presence of rust. Also, the altitude of the land higher than 2200 meters above sea level is not suitable for growing coffee due to the presence of frost. The slope of the land greater than 80º is not suitable for growing coffee. The very suitable lands occupy only 258.1 ha; the suitable 2 030.4 ha; the moderately suitable 3 162.3 ha; marginally suitable occupy 2 558.8 ha; and the unsuitable 5 123.9 ha. The suitable coffee plantations have deep soils with loamy-clay-sandy textures and an average leaf thickness of 5 cm. This work can serve as a reference for land evaluation in areas with scarce geographic information on the physical environment.
Article
Full-text available
Un reactor es aquel equipo en el que se lleva a cabo una reacción, para lo cual se necesita: a) la materia que se va a transformar, b) energía para llevar a cabo las reacciones, la maquinaria que canalice la energía y, finalmente, c) los productos del proceso. Cuando se escucha la palabra reactor imaginamos rápidamente ...
Article
Full-text available
Soil degradation is a part of total ecological crisis due to the fact that soil is the link of any ecosystem. The soil loses its environmental functions (EF) under the comprehensive loads. One of the key topics of nature protection in the last decade is the evaluation and accounting ecosystem services in human economic activity. Therefore, the search and development of spatial planning tools for areas based on their EF is very important. The article considers the software for evaluation of EF using TUSEC algorithms (Technique for Soil Evaluation and Categorization). The technique implies a score evaluation of basic environmental functions of natural and anthropogenic soils. EF evaluation allows keeping a balance of benefits and losses at a spatial planning as a result of lower environmental impacts on soil functions. The central component of the software is a relational DBMS Derby designed in Java using IDE Eclipse. Data on the site, field description and analysis of soil profiles are stored in the database using input tools. Intermediate calculations and evaluation of EF is based on input data by TUSEC algorithms. The forcasting modeling tool allows calculating the change of EF ranks for different types of land use. The evaluation results of EF and predictive models can be presented by graphs. Export of tabular and graphical information is possible as well as the spatial reference data into the GIS. Friendly interface for data input and output and database management is designed for users who do not know SQL query language.
Book
Full-text available
Soil & Environment es un software, una herramienta de utilidad para geógrafos, edafólogos, biólogos, agricultores, forestales, urbanistas, empresarios agrícolas, arquitectos, expertos y no expertos en los suelos. Soil & Environment fue diseñado para: 1. Evaluar las funciones ambientales de los suelos con un conjunto mínimo de datos • -Permite decidir la selección de los mejores sitios para la construcción de vivienda. • -Identifica los suelos con mayor aptitud para producción de alimentos. • -Ayuda a reconocer los sitios ideales para la recarga de los acuíferos. • -Identifica los suelos que más almacenan carbono orgánico contribuyendo así a mitigar el cambio climático. • -Valora los suelos de importancia geológica y arqueológica. 2. S&E sirve para evaluar las funciones ambientales de los suelos que se ganan por recuperación de suelo o lo que se pierde por su degradación. La información generada con S&E es de fácil comprensión y utilidad en la agricultura, ganadería, salud humana, previsión de riesgos de desastres y en la planeación urbana. Para más información visita la página www.actswithscience.com
Article
Full-text available
Globally, the soil stores twice as much carbon as the atmosphere and nearly twice the amount stored in vegetation. Carbon storing capacity of the soil depends on its properties and land use. The aim of this study was to analyze the soil organic carbon content under different forest conditions within mountainous forests of the Monarch Butterfly Reserve in Mexico. We defined six sampling groups based on three forest conditions (conserved, harvested and disturbed) and two vegetation types (sacred fir and pine-oak). We calculated the carbon stock of four complete soil profiles in each group (N=24), starting with the A horizon. Results show differences in SOC content in soils under different forest types and forest conditions. Conserved sacred fir stands have an average SOC of 153 MgC·ha-1, while harvested and disturbed stands have 95 and 125 MgC·ha-1, respectively. In the pine-oak forests, average SOC content of conserved stands is 103 MgC·ha-1, while harvested and disturbed stands are 39 and 13 MgC·ha-1, respectively. Conserved forests hold 40-80 % of SOC within the A horizons. Therefore, SOC content should be taken into consideration when assessing the impact of forest management or any other forest conservation policy.
Article
Sociedad Mexicana de la Ciencia del Suelo, A.C. Publicación Expecial 4. 57 S., Chapingo