ArticlePDF Available

Tendencias de la innovación mediática en Estados Unidos | Media Innovation Trends in the United States

Authors:

Abstract

El mercado de la comunicación está siendo objeto de continuas transformaciones. La implantación de nuevas tecnologías y dispositivos, los cambios en los hábitos de consumo de la audiencia, y la actual situación económica obligan a los medios de comunicación a innovar para continuar desempeñando un papel relevante en la sociedad. En el mercado mediático estadounidense, existen entidades como la Knight Foundation, que promueven la innovación, y que, junto a la voluntad renovadora de muchas empresas, provocan que los medios norteamericanos sean vistos como una referencia a nivel mundial. Este artículo analiza cuáles son las principales tendencias de la innovación seguidas por los medios de comunicación de Estados Unidos. Para ello, se ha seleccionado una muestra de casos relevantes. Posteriormente, se emplea una metodología propuesta por Carvajal et al., que clasifica la innovación periodística en cuatro áreas: producto, procesos, organización empresarial y comercialización. Este método fue creado para valorar las innovaciones también según su grado de ruptura con los patrones del mercado. Sin embargo, el presente trabajo no tiene en cuenta este factor, por lo que la metodología ha sido adaptada a los objetivos de la investigación: identificar tendencias generales de innovación periodística. Además, la investigación ofrece una mirada crítica hacia el mercado mediático español, pues otro de los objetivos es comparar la innovación implementada en él con aquellas iniciativas adoptadas por los medios de comunicación estadounidenses. Cabe destacar a este respecto la utilización del informe Ranking de Innovación Periodística 2014, publicado por el Grupo de Investigación en Comunicación de la Comunidad Valenciana, de la Universidad Miguel Hernández de Elche.
161
Tendencias de la innovación mediática en Estados Unidos
José María Valero Pastor | jose.valeropa@gmail.com
Universidad Miguel Hernández de Elche
________________________________________________________________________________
Resumen
El mercado de la comunicación está siendo objeto de continuas
transformaciones. La implantación de nuevas tecnologías y dispositivos, los
cambios en los hábitos de consumo de la audiencia, y la actual situación
económica obligan a los medios de comunicación a innovar para continuar
desempeñando un papel relevante en la sociedad. En el mercado mediático
estadounidense, existen entidades como la Knight Foundation, que
promueven la innovación, y que, junto a la voluntad renovadora de muchas
empresas, provocan que los medios norteamericanos sean vistos como una
referencia a nivel mundial. Este artículo analiza cuáles son las principales
tendencias de la innovación seguidas por los medios de comunicación de
Estados Unidos. Para ello, se ha seleccionado una muestra de casos
relevantes. Posteriormente, se emplea una metodología propuesta por
Carvajal et al., que clasifica la innovación periodística en cuatro áreas:
producto, procesos, organización empresarial y comercialización. Este
método fue creado para valorar las innovaciones también según su grado de
ruptura con los patrones del mercado. Sin embargo, el presente trabajo no
tiene en cuenta este factor, por lo que la metodología ha sido adaptada a los
objetivos de la investigación: identificar tendencias generales de innovación
periodística. Además, la investigación ofrece una mirada crítica hacia el
mercado mediático español, pues otro de los objetivos es comparar la
innovación implementada en él con aquellas iniciativas adoptadas por los
medios de comunicación estadounidenses. Cabe destacar a este respecto la
utilización del informe Ranking de Innovación Periodística 2014, publicado
por el Grupo de Investigación en Comunicación de la Comunidad Valenciana, de la Universidad Miguel Hernández de
Elche.
_______________________________________________________________________________________
Forma de citar este artículo en las bibliografías
José María Valero Pastor (2015): “Tendencias de Innovación Mediática en los Estados Unidos, en Miguel Hernández
Communication Journal, nº6, páginas 161 a 193. Universidad Miguel Hernández, UMH (Elche-Alicante). Recuperado
el __ de ____________ de 20__ de: [link del artículo en mhjournal.org]
Palabras clave
innovación mediática, Estados Unidos,
mercados comunicativos, tecnologías de la
información, organización empresarial
Sumario
1. Introducción
2. Marco teórico 2.1. Concepto de
innovación 2.2. Tipologías de la innovación
mediática
3. Metodología 3.1. Panel de expertos 3.2.
Criba y selección de casos 3.3. Análisis
cualitativo de las iniciativas
4. Resultados 4.1. Base de la innovación 4.2.
Objeto de la innovación 4.2.1.
Innovaciones en el producto 4.2.2.
Innovaciones en los procesos de producción
y distribución 4.2.3. Innovaciones en la
organización empresarial 4.2.4.
Innovaciones en la comercialización
5. Conclusiones
6. Bibliografía
MHCJ nº 6 | Año 2015
Artículo nº 7 (68)
Páginas 161 a 193
mhjournal.org
162
Media innovation trends in the United States
José María Valero Pastor | jose.valeropa@gmail.com
Universidad Miguel Hernández de Elche
________________________________________________________________________________
Abstract
In recent years, media market undergoes continuous transformations.
The implementation of new technologies and devices, the changes in
consumption patterns of the audience and the current economic
situation force media to innovate in order to continue to perform a
significant role in society. In the United States media market, there are
organizations such as the Knight Foundation, that promote innovation,
and that, along with the renewal willingness of many companies, cause
North American media are seen as a global benchmark in this area.
This final degree work analyzes the main trends of innovation adopted
by the media in the United States. The first step in order to do this is to
select a sample of startups and media to undergo the analysis. A
methodology proposed by Carvajal et al. is employed afterwards. This
methodology classifies the journalistic innovation into four broad areas:
product, production and distribution processes, business organization
and marketing. This method was created with the additional aim of
evaluating the innovations according to their degree of rupture with
market patterns. However, this study does not take into account this
factor, so the methodology has been adapted to the research objectives:
identify general trends in media innovation.
In addition, this research offers a critical look at the Spanish media
market, as one of the stated objectives is to compare the innovative
initiatives implemented in it with those innovations adopted on a regular
basis by the United State media. It is noteworthy the use of Ranking de
Innovación Periodística 2014 report, published by the Grupo de
Investigación en Comunicación de la Comunidad Valenciana of Elche’s Miguel Hernández University. This
document is used as the main reference for the conclusions of the work in order to establish the similarities and
differences between both media markets.
_______________________________________________________________________________________
How to cite this paper in bibliographies
José María Valero Pastor (2015): Media innovation trends in the United States”, en Miguel Hernández
Communication Journal, nº6, pages 161 to 193. Universidad Miguel Hernández, UMH (Elche-Alicante). Recuperado
el __ de ____________ de 20__ de: [link del artículo en mhjournal.org]
Keywords
media innovation, United States, media
markets, information technologies,
business organization
Sumary
1. Introduction.
2. Theoretical Framework. 2.1. Innovation
Concept 2.2. Media Innovation Typology
3. Methodology 3.1. Expert Panel 3.2. Filter
and Selection of Cases 3.3. Qualitative
Analysis of the Initiatives
4. Results 4.1. Innovation Base 4.2.
Innovation Object 4.2.1. Product Innovation
4.2.2. Production and Distribution
Processes Innovation 4.2.3. Business
Innovation 4.2.4. Marketing Innovation
5. Conclusions
6. Bibliography
MHCJ nº 6 | Year 2015
Paper nº 7 (68)
Pages 161 to 193
mhjournal.org
163
1. Introducción
La presente investigación tiene como objeto principal de estudio la innovación en los medios
de comunicación estadounidenses. La innovación se entiende en la actualidad como la mayor
baza en la lucha por conseguir la supervivencia de la industria mediática en un contexto
económico y social nada favorable para la continuidad de las viejas prácticas periodísticas.
En este contexto, la rápida implantación de Internet juega un papel importante, pues es
señalado como uno de los causantes de la crisis de los modelos periodísticos tradicionales.
Según el Libro blanco de la prensa diaria 2014, publicado por la Asociación de Editores de Diarios
Españoles (AEDE), el número de españoles que consumen medios de comunicación
exclusivamente en internet ha aumentado de 144.000 en 2001 a cuatro millones en 2014. Este
dato contrasta con las cifras de difusión de diarios impresos, que muestran un decremento del
29,6% desde el año 2001.
En Estados Unidos, la venta de prensa escrita también retrocede, incluso entre los medios con
más relevancia. El diario de referencia, The New York Times, disminuyó su difusión de los 1,1
millones de ejemplares en las ediciones diarias en 2002 a los 928.000 en 2009. Contrasta con
estas cifras el dato aportado por Arthur O. Sulzberger, editor del diario, que en mayo de 2014
aseguraba en una charla en IESE Business School que la edición digital de The New York
Times había alcanzado los 65 millones de visitantes únicos al mes. The Washington Post
también registró un descenso en la difusión, que en 2002 era de 768.000 ejemplares, mientras
que en 2009 la cifra cayó a 582.000 (Martínez Molina, 2010).
Esta tendencia al alza de Internet en detrimento de los medios en formato papel se percibe
también en términos de inversión publicitaria. Según demuestra el informe State of the News
Media, elaborado por Pew Research Center, los ingresos por patrocinio en prensa escrita han
descendido más de un 4% hasta situarse en 16.400 millones de dólares en 2014, mientras que
en 2005 se alcanzaba una cifra de 47.400 millones. Al mismo tiempo, la publicidad digital
aumenta un 18%, con lo que los ingresos se sitúan en 50.700 millones de dólares. Dentro de
esta cifra, tiene un peso relevante la publicidad en dispositivos móviles, que supone un 37%
de toda la publicidad digital, doce puntos porcentuales más que en el año 2013.
La aparición de nuevos dispositivos como smartphones y tablets modifican los hábitos de
consumo del periodismo (Carvajal, 2012). La penetración de estos aparatos es cada vez mayor.
La Encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de comunicación e información en los hogares 2014 del
Instituto Nacional de Estadística muestra que, por primera vez, “el principal tipo de conexión
a Internet por banda ancha es la conexión móvil a través de un dispositivo de mano (…) con
un 67,2% de los hogares con acceso”.
En Estados Unidos, según una encuesta sobre el uso de los smartphones en 2015 realizada
por Pew Research Center para su informe State of News Media, un 46% de la población que está
en posesión de un teléfono inteligente afirma que “no podría vivir sin él”. Además, la misma
164
investigación revela que el móvil es ya el primer soporte de acceso a medios de comunicación
en Internet, pues 39 de cada 50 sitios de noticias reciben más tráfico desde estos dispositivos
que desde ordenadores.
Estas circunstancias, además de otros factores económicos, sociológicos o de hábitos de
consumo, dan lugar a un nuevo panorama mediático. Los medios de comunicación deben
superar la crisis en la que se han visto inmersos durante los últimos años. Por ello se hace
necesario innovar, entendiendo la innovación como una creación de valor añadido para que el
producto periodístico aparezca atractivo a los ojos del consumidor, pero también como la
búsqueda de un modelo que permita la rentabilidad económica y el ahorro de costes de
producción y distribución. Por este motivo, se hace necesario innovar y, por consiguiente,
estudiar y comprender el concepto de innovación para poder implantarlo.
Sin embargo, y aunque a veces la relación sea estrecha, no se debe confundir innovación con
emprendimiento. Empresas mediáticas altamente arraigadas en el mercado como The New
York Times o The Washington Post han entendido la necesidad de innovar para que su
producto perdure. A este respecto, uno de los documentos más notorios en el ámbito de la
innovación mediática en 2014 fue el Media Innovation Report. Se trata de un informe filtrado a la
prensa especializada en el que un equipo de The New York Times analiza las claves del cambio
del mercado mediático estadounidense, y ofrece unas pautas sobre cómo la dama gris debe
adaptarse a él.
Los medios estadounidenses fueron los primeros en percibir algunas de las necesidades del
nuevo mercado de la comunicación. Cabeceras tradicionales hiperlocales como el News &
Observer habían conseguido ya en 2008 una convergencia total entre las redacciones impresa
y digital, así como la creación de una red de blogs asociados a su marca (González Esteban,
2009), algo que sus homólogos españoles todavía no han conseguido plenamente en la
actualidad. Por lo tanto, cabe pensar que las claves de la innovación periodística que se acaban
adoptando en España vienen definidas por la actuación de los medios norteamericanos; o al
menos, estas podrían servir de pauta de actuación para los próximos años.
Por último, estos esfuerzos por entender el concepto y las tendencias de la innovación han
tenido un hito relevante que sirve de marco y guía para el presente trabajo. El 20 de enero de
2015, el Grupo de Investigación en Comunicación de la Comunidad Valenciana (GICOV)
publicó su Ranking de innovación periodística 2014. En él se identifican las principales iniciativas
innovadoras en los medios de comunicación españoles, mediante lo cual se ofrece al lector un
boceto del ecosistema mediático en España. El informe emplea una metodología que
sistematiza el análisis de la innovación periodística de una forma holista, que pretende abarcar
todas las áreas en las que es posible innovar en los medios.
El propósito de este trabajo es definir con claridad las tendencias innovadoras perfiladas por
los medios de comunicación estadounidenses en los últimos años.
165
Para cumplir los objetivos anteriormente citados, se analizarán de forma pormenorizada las
iniciativas innovadoras adoptadas por los medios de comunicación de Estados Unidos. Se
adoptará para ello una metodología de análisis conveniente, que se adapte a las necesidades y
las peculiaridades del tema tratado y de las metas estipuladas.
2. Marco teórico
Como se explica en la introducción, el ecosistema mediático se encuentra sumido en un
contexto metamórfico en los últimos años. Por ello, la atención de la comunidad académica
periodística se dirige, cada vez más, hacia el fenómeno de la innovación en medios de
comunicación (Bleyen et al., 2014). Los esfuerzos de los investigadores se centran en definir
qué es innovación en el sentido estricto del término, además de conseguir un modelo de análisis
que ayude a sistematizar su estudio. En este epígrafe, el presente trabajo revela qué entienden
los académicos por innovación, además de qué métodos proponen para su análisis.
2.1 Concepto de innovación
A continuación, el presente trabajo se centra en definir qué es la innovación, y qué tiene de
especial este concepto aplicado a la industria de los medios de comunicación. Para ello, se
revisan las definiciones correspondientes a innovación y, en concreto, a innovación mediática,
aportada por los académicos y profesionales del sector.
Joseph Schumpeter fue uno de los primeros economistas en abordar el concepto de
innovación, en 1934. Para él, la innovación significa una nueva forma de combinar factores
productivos ya existentes. Sin embargo, autores más actuales como Dogruel critican esta
definición, pues de ser cierta, “cada nuevo título de película respondería a los atributos de una
innovación, ya que se agrupa una configuración única de factores de producción (ej. actores,
contenido, organización)” (2014: 4). Poco después, el profesor Peter Drucker. Este autor
definía la innovación como “la búsqueda, organizada y con un objetivo, de cambios, y el
análisis sistemático de las oportunidades que ellos pueden ofrecer para la innovación social o
económica” (1997: 64).
Por su parte, la Guía para la recogida e interpretación de datos sobre innovación, elaborada en 2006 por
la OCDE y el Eurostat, innovación es “la introducción de un nuevo, o significativamente
mejorado, producto (bien o servicio), de un proceso, de un nuevo método de comercialización
o de un nuevo método organizativo, en las prácticas internas de la empresa, la organización
del lugar de trabajo o las relaciones exteriores”. Esta definición de inspiración schumpeteriana
revela, además, aquellas facetas en las que se puede innovar en cualquier materia comercial,
según el organismo internacional.
166
Storsul y Krumsvik (2013) aportan otro matiz al concepto. Para ellos, la innovación consiste
en “introducir algo nuevo al sistema socioeconómico” (p. 14), y añaden que no es necesario
que ese ítem novedoso sea un “invento”, sino que basta con que se trate de una nueva
combinación de ideas existentes, siempre y cuando se abran nuevas posibilidades en el
mercado. Se acota con esta puntualización la amplia definición de Schumpeter, por lo que se
consiguen superar las críticas.
José Alberto García Avilés (2014), profesor titular de periodismo en la Universidad Miguel
Hernández, explica en un artículo publicado en el blog del Máster en Innovación en
Periodismo que “innovar consiste en detectar un problema o necesidad, encontrar una
solución original y desarrollarla de forma exitosa”. Este autor establece siete áreas en las que
se puede innovar: contenido, audiencia, servicio, producto, tecnología, marketing y modelo de
negocio. Para que se pueda considerar que existe innovación en un proyecto, es necesario que
este presente cambios en, al menos, dos de los ámbitos de los mencionados. Para exponer su
tesis, García Avilés cita varios ejemplos. Uno de ellos es el medio español Acuerdo, que
introduce cambios en cuanto a sus contenidos y su modelo de negocio, por lo cual puede ser
considerado un medio innovador.
En cuanto al estudio de la innovación, Fagerberg (2005) afirma que, a pesar de no ser un
fenómeno nuevo, el concepto no ha recibido toda la atención que se merece por parte de la
comunidad académica. No obstante, el autor explica que el interés es creciente y que, por ello,
en la primera década del milenio se ha observado una tendencia al alza en el número de
publicaciones que tienen a la innovación como objeto. Además, se percibe un viraje del punto
de vista de las investigaciones académicas hacia el cruce de disciplinas. Ya no solo se estudia la
innovación como un fin en mismo, o en relación con la tecnología, sino que se aplica el
concepto a otras ciencias sociales y humanas, como la comunicación.
Leyla Dogruel (2014) reivindica la necesidad de establecer un campo de investigación
diferenciado para la innovación en comunicación, ya que esta presenta unos rasgos como
objeto de estudio que la alejan de otros tipos de innovación. Estas características son cuatro:
en primer lugar, en el mercado mediático existe una necesidad constante de innovación porque
los productos suelen tener ciclos de vida cortos; en segundo lugar, la innovación mediática
presenta un alto riesgo, pues los costes de adopción de iniciativas suelen ser altos y los ingresos
dependen de una audiencia volátil; en tercer lugar, la innovación mediática es fruto de una
estrecha interacción entre las ideas creativas y los aspectos tecnológicos y organizacionales; y,
por último, la frontera entre innovación en el producto e innovación en el proceso pueden ser
difusas e inidentificables.
Los esfuerzos de los académicos por establecer un estudio de la innovación en el ámbito del
periodismo consiguen sus frutos con la aparición de investigaciones, tanto académicas como
de la industria periodística, para definir qué iniciativas son más convenientes para su adopción
en el mercado de la comunicación. En cuanto a los análisis realizados por grupos de
167
investigadores, destacan el State of the News Media, realizado por el Pew Research Center desde
su fundación en 2004, o el Ranking de innovación periodística de la Universidad Miguel Hernández,
publicado por primera vez en 2014.
2.2 Tipologías de la innovación mediática
La comunidad académica pretende alcanzar una metodología que unifique los criterios de
investigación sobre innovación en el mercado mediático, pero que a la vez tenga la suficiente
maleabilidad para adaptarse a cada caso concreto. Los expertos en la materia han producido
un alto volumen de literatura especializada orientada a estos fines. A continuación, se hará una
revisión bibliográfica para revelar qué métodos han sido propuestos y en qué objeto se centra
cada uno de los sistemas.
Kamprath y Mietzner (2009) ofrecen una tipología en torno al concepto de innovación
tecnológica aplicada al periodismo. Para ellos, existen dos grandes grupos de innovaciones: la
innovación en el contenido, que tiene que ver con las “emociones”; y la innovación en
tecnología. Esta última se ramifica, por un lado, en tecnologías de transmisión o distribución
del producto, y por otro, en tecnologías del contenido, concepto que hace referencia a aquellos
recursos aportados por la tecnología que sirven para aumentar el interés del contenido, como
las ilustraciones, los efectos visuales, o la ludificación (p. 6).
Eugenia Siapera (2012) propone una clasificación de la innovación periodística que se basa en
tres grandes áreas. En primer lugar, la organización, área en la que es posible innovar en lo
relativo a convergencia, multitarea y concepción multiplataforma de las empresas. En segundo
lugar, el área de los contenidos, que se subdivide en personalización, ludificación e integración
de perspectivas múltiples. Por último, el área del público, en la que se clasifica el aumento del
consumo de noticias en red, y la consolidación de los “produsuarios”, neologismo creado por
Axel Bruns (2006) para definir al sujeto consumidor y receptor de información en la Web 2.0.
Lindmark et al. (2013), plantean otro modelo distinto, que tiene como peculiaridad la existencia
de dos ejes o dimensiones: el tipo de innovación, y el aspecto temporal. En la primera, se
diferencian las innovaciones en el contenido (que pueden darse tanto en el mensaje como en
la forma), en la manera de consumir el producto, en la producción y distribución de los
contenidos, y en el modelo de negocio y la organización de la empresa. En cuanto al aspecto
temporal, las innovaciones se clasifican, dependiendo de su madurez, en corto, medio o largo
plazo (p.131).
Francis y Bessant (2004) introducen una metodología para el análisis de la innovación en el
ámbito del marketing. Los cuatro tipos de innovación reconocidos por estos autores hacen
referencia al producto, cuando lo que cambia es el bien o servicio que la empresa ofrece; el
proceso, cuando lo novedoso se encuentra en la forma de producir o distribuir el producto; la
posición, cuando la innovación afecta a la segmentación del mercado; y la innovación
168
paradigmática, cuando se produce una modificación de la filosofía de la empresa o el modelo
de negocio (Storsul et al., 2013).
Storsul y Krumsvik (2013) adoptan el patrón de Francis y Bessant para su modelo de
clasificación de las innovaciones periodísticas. Sin embargo, lo consideran insuficiente, por lo
que le añaden una nueva posibilidad: la innovación social. Este tipo de innovación es descrito
por los propios autores como aquella que “entiende las demandas sociales y mejora la vida de
la gente” (p. 17).
Por su parte, Bleyen, Lindmark, Ranaivoson y Ballon (2014) establecen una tipología diferente,
basada en la clásica distinción importada del ámbito tecnológico, entre innovación en el
proceso e innovación en el producto (Schweitzer, 2003; Fagerberg, 2003). Para estos autores,
existen cinco categorías: modelo de negocio; producción y distribución; consumo y medio;
“inner form”, referido a los cambios en el estilo o formato en el que se presentan los
contenidos a la audiencia; y “core”, que guarda relación con las modificaciones en los mensajes
o temas del producto. Según esta clasificación, los dos primeros tipos serían abarcados por la
innovación en el proceso, los dos últimos, por la innovación en el producto, mientras que los
cambios en el consumo y el medio podrían pertenecer a cualquiera de las dos grandes áreas.
Trappel (2015) establece cinco niveles para aquellos estudios que analicen la innovación en el
mercado de la comunicación. En primer lugar, las condiciones estructurales (políticas,
económica, legales, etc.), y cómo estas afectan a las iniciativas innovadoras que puedan llevarse
a cabo en el mercado. En segundo lugar, la producción de contenido, que tiene relación con
las rutinas de trabajo, la ética en las redacciones o la interacción con los usuarios en redes
sociales. En tercer lugar, la comunicación y la economía, que se basa en el marketing y en las
nuevas formas de obtención de recursos. En cuarto lugar, la distribución de los contenidos a
través de canales novedosos. Y por último, la experiencia de usuario, que se centra en retratar
los hábitos de consumo de la audiencia y cómo los medios se adaptan a ellos (p. 9-11).
Carvajal et al. (2014) proponen una metodología para estudiar los distintos casos de innovación
dentro de las organizaciones periodísticas. Con este modelo, los autores pretenden
homogeneizar los criterios de análisis en torno a cuatro grandes áreas de innovación: el
producto o servicio; los procesos de producción y/o distribución; la naturaleza de la
organización de la empresa; y las acciones de comercialización y/o marketing. Estas cuatro
ramas amplias quedan subdivididas en decenas de apartados que sirven de descriptores
pormenorizados para aquellas iniciativas que se enmarquen en cualquiera de ellos. Así, por
ejemplo, una iniciativa innovadora que tenga como base la red social Twitter, se introducirá en
la sección de distribución, y a su vez en el subapartado “redes sociales” (p. 8-13).
El modelo de Carvajal et al. es uno de los más integradores y pormenorizados, pues además
de incluir la clasificación por tipo de innovación, también tiene en cuenta el grado de ruptura
(incremental o radical), la base (tecnológica propia, tecnológica ajena o no tecnológica), y la
finalidad de las innovaciones (penetración de mercado, desarrollo de producto, desarrollo de
169
mercado o diversificación). Por ello, fue tenido en cuenta por los investigadores del Grupo de
Investigación en Comunicación de la Comunidad Valenciana para la elaboración de su Ranking
de la innovación periodística 2014, y además será empleado en el presente trabajo para el
análisis de la innovación en los medios de comunicación con base en Estados Unidos.
3. Metodología
3.1 Panel de expertos
El modelo propuesto por Carvajal et al., y adoptado por el Grupo de Investigación en
Comunicación de la Comunidad Valenciana analiza la innovación desde dentro de los propios
medios de comunicación. Por ello, es necesario establecer, en primer lugar, un método de
selección de casos. Estos casos se corresponderán con aquellos proyectos informativos cuyas
iniciativas innovadoras serán halladas y estudiadas posteriormente de manera pormenorizada.
Una vez analizadas las iniciativas, se identificarán unas tendencias generales innovadoras en el
mercado periodístico estadounidense.
Para determinar qué medios de comunicación eran aptos para ser analizados en el presente
estudio, se realizó un sondeo entre expertos en el ámbito del mercado mediático
norteamericano, tanto académicos como periodistas y editores. El cuestionario, remitido por
correo electrónico a quince expertos, constaba de una sola pregunta: “P1. ¿Cuáles son los
proyectos periodísticos más innovadores en Estados Unidos en términos de creación de
contenido, marketing, modelos de financiación, organización del trabajo o relación con la
audiencia? Puede nombrar diez empresas como máximo”. Finalmente, de los quince
entrevistados, nueve respondieron a la cuestión: Erin Kissane, Justin Ellis, James T. Hamilton,
Jonathan Taplin, Adam Schweigert, Sean Branagan, Amy Eisman, Mathew Ingram y John
Pavlik.
3.2 Criba y selección de casos
Una vez obtenidos los nombres de los medios de comunicación que, según los expertos, son
merecedores de someterse a este análisis, se procede a ordenarlos según diferentes criterios de
relevancia. Tras esta jerarquización, se eliminan aquellos casos que menos trascendencia
presentan, obteniendo así una muestra definitiva de 10 casos para su posterior examen.
El procedimiento empleado para la criba de medios de comunicación fue tomado del informe
del Ranking de innovación periodística 2014, pues se considera que los criterios utilizados por el
Grupo de Investigación en Comunicación de la Comunidad Valenciana son los que mejor
resumen y cuantifican la relevancia de cada caso concreto. Además, se obtiene una visión
poliédrica de la importancia de cada medio, al tener en cuenta variables tanto académicas como
a nivel profesional y de usuario.
170
Esta metodología de selección parte de tres apartados, ponderados de forma idéntica entre
ellos (33%): a) la fórmula de relevancia social, basada en los datos de los medios en las redes
sociales e internet; b) la fórmula de relevancia profesional, que hace referencia a la penetración
e interés que cada caso suscita entre los profesionales de la comunicación; y c) la fórmula de
relevancia experta, que viene marcada por la cuantificación de los votos emitidos por los
expertos previamente referidos. La Figura 1 muestra los porcentajes y datos tenidos en cuenta
por el filtro utilizado para cribar los medios que se van a analizar. Todos los datos que
constituyen cada una de las fórmulas fueron recogidos en una semana de referencia (semana
del 23 de febrero de 2015).
La fórmula de relevancia social se emplea para medir la aceptación del medio entre los usuarios
de la red. Se calcula a partir del puesto que ocupa la web del medio en el ranking nacional de
Estados Unidos en Alexa, el número de seguidores que tiene cada caso en Twitter, el ratio de
retuits (calculado con la tecnología de Twitonomy), y la cifra de seguidores y el ratio de
engagement en Facebook (obtenido con la herramienta Likeanalyzer). La ponderación de cada
uno de los ítems vendría definido por la siguiente fórmula, aparecida en el mencionado
informe: “posición en Alexa [Estados Unidos] (20%) + seguidores en Twitter (15%) + ratio
RTs (30%) + fans Facebook (10%) + ratio engagement Facebook (25%)”.
La fórmula de relevancia profesional se utiliza para asegurar otra visión de la relevancia de los
medios: su trascendencia para los analistas y profesionales de la comunicación. Para llevarla a
cabo, se crea un motor de búsqueda en Google en el que se agregan como fuentes los blogs y
páginas web de referencia relevantes en el sector del mercado de los medios de comunicación.
El motor de búsqueda personalizado de Google funciona de la misma manera que el buscador
general, pero solamente actúa sobre los sitios web que el usuario introduzca.
En nuestro caso, las páginas agregadas al motor de búsqueda de Google son PressThink
(www.pressthink.org), Buzzmachine (www.buzzmachine.com), Tow Center
(www.towcenter.org), The Verge (www.theverge.com), ReCode (www.recode.net), la página
personal del periodista y analista mediático Jim Romenesko (www.jimromenesko.com),
TechCrunch (www.techcrunch.com), Gigaom (www.gigaom.com), Nieman Lab
(www.niemanlab.org), Poynter (www.poynter.org), el blog de Felix Salmon en la web de
Reuters (blogs.reuters.com/felix-salmon/) y el blog de The Media Equation en la web de The
New York Times (www.nytimes.com/column/the-media-equation).
Una vez creado el motor, se procede a hacer una búsqueda por cada uno de los medios de
comunicación en proceso de filtrado. Para la recuperación de resultados, se tienen en cuenta
los operadores boleanos AND, OR y NOT, y los términos entrecomillados, mediante lo cual
podemos asegurarnos de que obtenemos las entradas adecuadas, y que nuestro trabajo no
incurre en fallos por exceso o defecto de información. Una vez realizada la búsqueda, se
cuentan los resultados obtenidos, pues este será el indicador que muestre la relevancia
profesional de los medios, y que haga posible su cuantificación.
171
La fórmula de relevancia experta sirve para conocer cuál es la importancia de cada medio de
comunicación para los expertos en el ámbito del mercado comunicativo. Los resultados de
esta área se obtienen de manera sencilla, pues el único proceso empleado es la atribución de
valor numérico a los votos emitidos por el panel de expertos ya realizado.
Tras obtener todos los datos e introducirlos en una matriz de Microsoft Excel en la que
previamente hemos incluido las fórmulas para calcular la puntuación de cada medio,
seleccionamos los diez primeros casos. Estos serán los diez medios de comunicación que van
a ser objeto de nuestro análisis cualitativo pormenorizado.
Figura 1. Filtro de relevancia mediática. Fuente: elaboración propia. Datos: GICOV
Filtro
Fórmula de relevancia
social (33%)
Seguidores (15%)
Ratio RTs (30%)
Seguidores (10%)
Ratio Engagement
(25%)
Fórmula de relevancia
profesional (33%)
Resultados en el motor
Fórmula de relevancia
experta (33%)
Voto expertos
La Figura 2 presenta los resultados de la fórmula de relevancia mediática aplicada a los casos
citados por los expertos. Los datos se muestran clasificados en orden descendente.
Figura 2. Resultado ordenado del filtro de relevancia. Fuente: elaboración propia
The New York Times
7,374971405
Buzzfeed
5,69926105
Vox
4,633830622
Quartz
4,361382795
Vice
3,101197039
ProPublica
2,890182324
Gawker
2,479259082
Texas Tribune
2,258616843
Breaking News
2,193351081
Circa
2,16205532
Grantland
2,141120856
The Guardian
2,048031044
News Deeply
1,951948466
Yahoo News Digest
1,829224163
Los Angeles Times
1,749368008
172
The Atlantic (Atlantic Media)
1,736977815
Politico
1,73261822
Medium
1,633714214
Fivethirtyeight
1,613347449
WNYC
1,612165502
Minn Post
1,590831248
Modern Farmer
1,386969024
Center for Investigative Reporting
1,382912885
Ushahidi
1,312957578
Investigative Reporting Workshop
1,235786978
Symbolia
0,6732428074
Según los resultados expuestos anteriormente, los diez medios de comunicación que superaron
esta última criba, y cuyas iniciativas innovadoras, por lo tanto, serán estudiadas en el presente
trabajo son: Breaking News (NBC), Buzzfeed, Circa News, Gawker, Propublica, Quartz, The
New York Times, The Texas Tribune, Vice y Vox.
3.3 Análisis cualitativo de las iniciativas
El modelo de Carvajal et al., que se va emplear a continuación, fue adoptado por el Grupo de
Investigación en Comunicación de la Comunidad Valenciana para la elaboración del Ranking
de innovación periodística 2014 (p. 16-17). No obstante, el presente artículo no pretende cuantificar
las iniciativas de cada medio, ya que su principal objetivo no es el de establecer un ranking,
como en el citado informe, sino que procura extraer unas tendencias generales de carácter
cualitativo. Por ello, la metodología empleada será ligeramente modificada para que se adapte
completamente a los objetivos estipulados.
En primer lugar, el análisis desarrollado por el GICOV tenía como objetivo la consecución de
un ranking que cuantificara la innovación dentro de cada medio para su posterior clasificación.
El presente trabajo no pretende ordenar los medios cuantitativamente, sino identificar las
tendencias generales del mercado comunicativo estadounidense. Por ello, se considera
conveniente prescindir en nuestra indagación del campo “Grado de innovación”, que servía al
grupo de investigadores de la Universidad Miguel Hernández para atribuir un valor numérico
a cada iniciativa dependiendo de su grado de ruptura con las costumbres mediáticas.
En segundo lugar, se observa que el campo “Finalidad u objetivo de la innovación” no tuvo
trascendencia para el resultado final en el informe del Ranking de innovación periodística 2014 tal
y como aparece en el modelo propuesto por Carvajal et al. En lugar de subdvidirse el apartado
en “penetración de mercado”, “desarrollo de producto”, “desarrollo de mercado” y
“diversificación”, en el trabajo del GICOV se utiliza el campo para describir de forma libre el
objetivo de la iniciativa innovadora. Se considera que para el presente trabajo será más útil
emplear el descriptor de este modo.
173
4. Resultados
4.1 Base de la innovación
En este epígrafe, la presente investigación analizará si la base sobre la que se asientan las
iniciativas emprendidas por los medios de comunicación tiene un carácter tecnológico o si, por
el contrario, la innovación no está necesariamente asociada a las herramientas tecnológicas.
Además, en el caso de identificar una iniciativa como tecnológica, se especificará si los recursos
con los que se ha creado pertenecen a la propia empresa (tecnológica propia) o si han sido
importados desde otras corporaciones o proyectos (tecnológica ajena). En la Figura 4 se
muestra la cuantificación para cada una de las bases de innovación en cada medio, así como
los totales correspondientes.
Figura 4. Base de las innovaciones. Fuente: elaboración propia
Medio
Tecnológica propia
Tecnológica ajena
No tecnológica
Total
Breaking
News
6
4
3
13
Buzzfeed
8
4
6
17
Circa
7
1
3
11
Gawker
5
0
5
10
Propublica
6
5
10
21
Quartz
15
2
10
27
The New York
Times
25
2
8
35
The Texas
Tribune
10
3
12
25
Vice
8
3
8
19
Vox
7
1
7
15
Total
97
25
72
194
Entre el total de innovaciones con base tecnológica (122), sobresale el grupo de iniciativas cuya
base es la tecnología propia, que cuenta con 97 entradas, frente a los 25 registros hallados para
el conjunto de las iniciativas fundamentadas en la tecnología de otras empresas. Es decir, que
un 79,51 % de las iniciativas tecnológicas se asientan en recursos desarrollados por las mismas
empresas que las implementan. Como muestran los datos, los medios de comunicación
estadounidenses prefieren diseñar ellos mismos sus propias herramientas para que, de este
modo, se amolden completamente a las necesidades, particularidades y estrategias definidas
para cada uno de sus proyectos.
Según el Ranking de innovación periodística 2014, entre las iniciativas adoptadas por los medios de
comunicación españoles, prevalecen, con un 59,63 %, aquellas con base tecnológica ajena. Por
lo tanto, la actual investigación refleja que las empresas mediáticas estadounidenses están más
preparadas y dispuestas para introducir sus propias tecnologías en el mercado, mientras que
174
las españolas prefieren aprovechar los recursos habilitados por terceros (redes sociales, GIFs,
etc.).
The New York Times es el medio de comunicación que más innova en lo referente a tecnología
propia (25 registros), seguido de lejos por Quartz (15) y The Texas Tribune (10). El éxito del
diario neoyorquino en esta faceta reside, sobre todo, en la creación de recursos que favorecen
la personalización de los contenidos y el engagement de la audiencia. Algunos ejemplos son
los buscadores avanzados de artículos, la ludificación por medio de la creación de concursos
de preguntas y respuestas sobre actualidad, o la implementación de bases de datos de servicios
externos (restaurantes, viviendas para venta y alquiler, u oferta y demanda de trabajo, entre
otros). Estas medidas creadas con tecnología desarrollada por el propio medio favorecen la
cercanía con la audiencia y la experiencia de consumo de los usuarios.
El informe The New York Times Innovation Report, elaborado por un equipo de expertos de la
empresa norteamericana con el objetivo de impulsar la innovación en el seno de la dama gris,
recoge como propuesta de futuro la potenciación, más si cabe, de tecnologías de desarrollo
interno para atraer a la audiencia: “Mejorar la tecnología nos proporciona más y mejores
herramientas para asegurarnos de que nuestro trabajo llegue a los lectores correctos, en el lugar
correcto y en el momento correcto” (p. 26).
En cuanto a las iniciativas con base tecnológica ajena, destaca ProPublica (5), con un pírrico
margen sobre Breaking News y Buzzfeed, cuyos registros se sitúan en 4. Las innovaciones con
base tecnológica ajena adoptadas por ProPublica se fundamentan en el uso de herramientas
para hacer posible el crowdsourcing (recepción de datos o noticias desde fuentes ciudadanas).
La habilitación de una cuenta de Whatsapp para recibir información de los ciudadanos, o la
petición a las fuentes de que envíen sus noticias al buzón ciudadano Secure Drop Server a
través del navegador Tor Browser (que no rastrea la IP de los usuarios) son ejemplos de estas
prácticas.
Ya en 2013, Richard Tofel, fundador y director general de ProPublica, comentaba en una
entrevista para Nieman Lab la importancia de tener en cuenta a la ciudadanía a la hora de hacer
periodismo: “Siempre he soñado con tratar de aprovechar el potencial de la multitud. Es muy
desafiante. Hemos hecho algunos experimentos sobre esto. Pienso que estamos encontrando
una manera de hacerlo”. Como muestran los datos, en 2015 la entidad sin ánimo de lucro
continúa avanzando en la búsqueda de canales que exploten la relación con la audiencia.
Muchos de estos canales se hacen posible gracias a las plataformas o servicios ofrecidos por
terceros.
Las innovaciones sin carácter tecnológico son 72, con lo que suponen un 37,11 % de las 194
iniciativas anotadas en total. A pesar de quedarse muy por debajo de los datos referidos a
iniciativas con base tecnológica (que agregan tecnología propia y ajena), suponen un porcentaje
notable. Por ello se deduce que, cuando se habla de innovación en los medios de
175
comunicación, cabe desterrar la idea de que esta solamente se produce en el ámbito
tecnológico. No siempre es así. De hecho, las iniciativas adoptadas en el terreno no tecnológico
pueden llegar a ser más influyentes. A menudo, las innovaciones no tecnológicas consisten en
alianzas de producción y distribución, creación de laboratorios tecnológicos y de ideas, o
decisiones estratégicas acerca del producto o su comercialización, que son más determinantes
para el éxito o fracaso de la empresa.
Entre los medios de comunicación estudiados, el más destacable en materia de innovaciones
no tecnológicas es The Texas Tribune, que presenta 12 iniciativas, por delante de ProPublica
y Quartz, que cuentan con 10 innovaciones cada uno. Las iniciativas adoptadas por The Texas
Tribune e incluidas en este apartado consisten, en su mayoría, en modelos de negocio para
financiar su actividad (microdonaciones, contenido patrocinado, etc.), alianzas con otras
organizaciones para la creación de contenidos, como el acuerdo firmado con la University of
Texas para ofrecer información sobre el mundo estudiantil, o iniciativas en favor de la
transparencia y la filosofía open source (fuentes abiertas).
4.2 Objeto de la innovación
A continuación, la presente investigación se centra en analizar cuantitativamente el objeto de
las innovaciones adoptadas por los medios de comunicación. Las innovaciones se pueden
clasificar, según el modelo propuesto por Carvajal et al., en cuatro grupos, que dependen del
objeto de las iniciativas: innovaciones propias del producto, del proceso de producción o
distribución, de la organización de la empresa, o de la comercialización de los productos o
servicios.
En próximos epígrafes, se estudiarán de manera pormenorizada los cuatro apartados, para
definir qué iniciativas se adoptan en los medios de comunicación con más frecuencia dentro
de cada grupo. En esta parte del trabajo, se ofrecen unas ligeras pinceladas de lo que será
expuesto más adelante. Sin embargo, el objetivo principal en este punto es el de averiguar
cuáles son los objetos de innovación más comunes. Además, se identifican los medios
estadounidenses que más innovan en cada área. En la Figura 5 se encuentran los datos
referentes al objeto de las innovaciones en cada medio, así como los totales correspondientes.
Figura 5. Objeto de las innovaciones. Fuente: elaboración propia
Medio
Producto
Producción/
Distribución
Organización
Comercialización
Total
Breaking
News
4
6
1
2
13
Buzzfeed
5
9
1
3
18
Circa
2
6
0
3
11
Gawker
5
4
1
0
10
Propublica
5
10
0
6
21
Quartz
7
5
3
12
27
176
The New
York Times
13
9
6
7
35
The Texas
Tribune
4
12
0
9
25
Vice
6
6
0
7
19
Vox
5
3
1
6
15
Total
56
70
13
55
194
En Estados Unidos, las innovaciones cuyo objeto es el proceso de producción o distribución
suponen el grupo más numeroso, con un 36,08% del total (70 de 194). Le siguen las áreas de
producto, con 56 iniciativas (28,87 % del total), y de comercialización, con 55 innovaciones
(28,35 % del total). Por último, el ámbito de la organización empresarial es el apartado menos
abultado, pues cuenta con 13 iniciativas, que conforman el 6,7 % restante.
Según las iniciativas recogidas en el análisis cualitativo del presente trabajo, la ventaja de los
medios estadounidenses en cuanto a innovaciones en el proceso de producción o distribución
podrían explicarse atendiendo a tres factores clave. En primer lugar, la abundancia de
colaboraciones entre medios de comunicación para la creación, adquisición o distribución de
contenidos. En segundo lugar, la proliferación de iniciativas que conciben a la audiencia como
algo más que un sujeto pasivo: produsers que, además de recibir la información, la interpretan y
hasta la producen. Y en tercer lugar, el auge de las redes sociales, que multiplica las maneras
en las que los contenidos llegan al usuario, con lo que se revolucionan los procesos de
distribución de contenidos.
En lo referente a la organización empresarial, se observa que el valor es muy reducido en
comparación con los demás objetos. Esto podría deberse a que los cambios en la forma de
hacer las cosas dentro de las empresas tienen más repercusión para la corporación que
innovaciones con otro objeto. Es decir, que son iniciativas poco numerosas pero de una gran
envergadura a nivel cualitativo, pues están relacionadas con la filosofía, los valores o la forma
de concebir el periodismo y la propia innovación de una corporación. Además, el modelo de
análisis propuesto por Carvajal et al. se basa en la observación, por lo cual es complicado
identificar innovaciones en la organización, pues estos cambios se producen en sustratos más
profundos y menos observables de la empresa.
A continuación, el presente trabajo procede a identificar los medios con las iniciativas más
innovadoras en cada uno de los objetos. Estos casos se analizarán con más detalle en los
próximos epígrafes, que se centrarán en cada uno de los objetos en concreto.
El medio norteamericano que más innova en su producto es The New York Times, con trece
iniciativas encaminadas, como se ha mencionado anteriormente, a incrementar el engagement
con la audiencia. Quartz, con siete innovaciones, es el medio que más se aproxima. Este nativo
177
digital orienta sus iniciativas en el área del producto a conseguir un diseño de página más
limpio, usable, atractivo y moderno, además de historias que, por su formato, tengan más
posibilidades de ser leídas por los usuarios.
Sus doce iniciativas en el proceso de producción y distribución hacen que The Texas Tribune
se sitúe a la cabeza de la innovación en esa área. Como se ha señalado anteriormente para el
medio regional, estas iniciativas corresponden a los acuerdos de producción con colectivos de
la sociedad civil, y a la transparencia en la relación con el usuario. The New York Times y
Buzzfeed presentan nueve modificaciones en este ámbito. Estas iniciativas se basan en el
empleo de las redes sociales para alcanzar a la audiencia, así como al uso de newsletters.
En el área de organización empresarial, el más innovador vuelve a ser el New York Times (seis
iniciativas) seguido por Quartz (tres iniciativas). Las modificaciones se centran, sobre todo, en
la creación de laboratorios de ideas y nuevas formas de gestionar los procesos de trabajo dentro
de las redacciones.
Por último, en el apartado de comercialización, el medio estadounidense más destacable es
Quartz, con doce innovaciones. Estas se basan en el cuidado de la apariencia de su sitio web,
así como en la diversificación de canales para la obtención de financiación. The Texas Tribune
también recurre a la innovación para conseguir los fondos que aseguren su correcto
funcionamiento. Por ello, es el segundo medio de comunicación en el área de comercialización,
con nueve iniciativas.
En los siguientes epígrafes, la investigación analiza en profundidad cuáles son las principales
tendencias innovadores en el mercado americano para cada uno de los objetos de innovación
(producto, proceso, organización empresarial y comercialización).
4.2.1 Innovaciones en el producto
A continuación, el trabajo presenta un análisis sobre un objeto concreto de la innovación: el
producto. Para llevar a cabo esta exposición, se tiene en cuenta la base (tecnológica propia,
ajena o no tecnológica) de las iniciativas que se enmarcan en el área del producto. Además, se
identifican los conjuntos de ideas con similar naturaleza que más se repiten para determinar
cuáles son las tendencias innovadoras en el ámbito del producto con mayor trascendencia en
el mercado mediático estadounidense en la actualidad. La Figura 6 recoge los resultados
referidos al área del producto, clasificados según su base.
Figura 6. Innovaciones en el producto clasificadas por base. Fuente: propia
Medio
Tecnológica
propia
Tecnológica
ajena
No tecnológica
Total
Breaking News
2
1
1
4
Buzzfeed
3
1
1
5
178
Circa
0
1
1
2
Gawker
3
0
2
5
Propublica
4
1
0
5
Quartz
5
0
2
7
The New York Times
11
0
2
13
The Texas Tribune
4
0
0
4
Vice
3
2
1
6
Vox
3
0
2
5
Total
38
6
12
56
Se observa que la mayoría de las innovaciones en el producto se basan en tecnología propia de
las empresas, con un porcentaje del 66,07 %, muy por encima del 21,43 % que presentan las
no tecnológicas, y del 10,71% de las tecnológicas ajenas. Este dato evidencia que los medios
de comunicación estadounidenses prefieren servirse de sus propios recursos, tanto
tecnológicos como analógicos, a la hora de modificar su producto.
Entre las innovaciones que tienen el producto como objeto, se aprecia una presencia
importante de iniciativas centradas en la gestión de los comentarios vertidos por los usuarios
en los artículos del medio, ya sea por el lugar en el que se sitúan, por el espacio que ocupan o
por la importancia que se les otorga. Se percibe, por tanto, que los medios digitales más
innovadores apuestan por implementar cambios destinados a reconocer y aprovechar la gran
relevancia de la audiencia para el nuevo sistema mediático.
En este sentido, es especialmente revolucionario el sistema de comentarios empleado por
Gawker, Kinja, en el que se introducen cambios constantemente. La tecnología, lanzada por
la propia empresa en 2012, concede al usuario un papel importante dentro del medio, ya que
le permite crear su propio blog dentro de la red de Kinja. En este espacio, la audiencia podrá
publicar sus propias historias, se guardarán los comentarios que haga en otros blog de la red,
y podrá mantener conversaciones tanto con los periodistas como con otros usuarios de igual
a igual. El dueño de Gawker, Nick Denton, aseguraba en una entrevista para ReCode que la
interacción con los usuarios es una “condición previa” para que las empresas mediáticas
digitales puedan alcanzar el éxito.
El sistema de comentarios utilizado por Quartz también merece una especial atención por su
carácter innovador. Este medio de comunicación estadounidense sitúa un botón a la derecha
de cada párrafo en sus artículos. Presionando este botón, el usuario puede introducir
comentarios, que se guardan como anotaciones a la derecha del párrafo seleccionado. Mediante
este sistema, se cambia sustancialmente el modo de comentar los artículos, pues la audiencia
ya no tiene que esperar al final para ofrecer sus puntos de vista, sino que puede hacerlo justo
al lado del contenido o dato publicado por el medio de comunicación.
179
La ludificación de los contenidos sirve también para aumentar la interacción con el usuario y
conseguir así su fidelización. Es decir, introducir a los contenidos un componente de reto hace
que la audiencia juegue y se divierta. Uno de los máximos valedores de estas innovaciones es
Buzzfeed, que dedica una sección entera, Quizzes, a cuestionarios y concursos.
El periodismo explicativo también es una nueva tendencia entre las innovaciones adoptadas
en el ámbito del producto. La tecnología permite a los medios de comunicación utilizar cada
vez más mapas, gráficos e infografías para explicar de la forma más sencilla posible datos y
realidades complejas. En este contexto destacan iniciativas como la de The Texas Tribune,
consistente en la creación del apartado Tribpedia dentro de la web del medio. Esta sección
sirve como enciclopedia de actualidad, en la que el usuario puede consultar, por ejemplo, quién
es cualquier personaje aparecido en informaciones del Texas Tribune.
The Upshot es el blog de periodismo explicativo de The New York Times. Nacido bajo el
paraguas del gigante mediático norteamericano, el sitio cubre la ausencia del pionero en la
especialidad, FiveThirtyEight, que pertenecía a la edición digital de la dama gris desde agosto
de 2010, pero fue adquirido y relanzado por la ESPN entre finales del año 2013 y principios
de 2014.
Vox es un medio de comunicación enteramente dedicado al periodismo explicativo. La
empresa propietaria de este medio, Vox Media, lo define en su página web como “el sitio al
que se puede ir para entender las noticias y el mundo que nos rodea”. De hecho, el medio
cuenta con una sección llamada Explainers, en la que los periodistas de Vox exponen de forma
sencilla y esquematizada aquellos temas de actualidad que presentan cierto nivel de
complejidad para el lector medio.
La adaptación de los contenidos al formato digital y a los hábitos de consumo de la audiencia
son preocupaciones latentes para los medios de comunicación innovadores. Las iniciativas que
buscan mejorar el producto ofrecido en este sentido son abundantes. Mediante la
jerarquización de la información, los buscadores avanzados o la fragmentación de las historias,
se facilita la navegación del usuario a través de la página web del medio. Además, todos los
sitios web estudiados son adaptables a dispositivos móviles, lo cual facilita en gran medida la
navegación.
Circa presenta uno de los formatos más innovadores de todos los medios analizados. Además
de emplear los dispositivos móviles como su plataforma nativa, todas sus historias se lanzan a
la audiencia fragmentadas, lo que da lugar a una nueva forma de leer y entender las noticias.
Breaking News destaca también en cuanto al formato de presentación de contenidos, pues el
medio consiste en un feed infinito de microposts (similar a la red social Twitter). En él se van
publicando al segundo informaciones que provienen de periodistas de la NBC, dueña de
Breaking News, y de diversas agencias de noticias.
180
La consolidación del streaming informativo y el podcast también se hacen evidentes en este
grupo de iniciativas tecnológicas propias de producto. En el caso del streaming, se empieza a
introducir en ámbitos locales (como hace el Texas Tribune con su sección Livestream), pero
sobre todo, se desarrolla su reproducción en aplicaciones para teléfonos inteligentes. La NBC
ya ofrece vídeo en directo de los eventos más importantes a través de la aplicación de Breaking
News para iOS.
La utilización del vídeo en las informaciones digitales es un hecho afianzado incluso para los
medios de comunicación más tradicionales. Sin embargo, el formato evoluciona en algunos
casos para ofrecer un producto más innovador y útil para la audiencia. Es el caso de Vox, que
produce vídeos con infografías integradas. Por ejemplo, en la segunda semana de febrero de
2015, el medio publicó una entrevista con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama,
en la que van apareciendo datos, gráficos, y otros tipos de piezas infográficas que ilustran las
palabras del mandatario.
4.2.2 Innovaciones en el proceso de producción o distribución
En este punto del análisis, el presente trabajo desgrana las claves de la innovación
fundamentada en los procesos de producción y distribución del producto. La Figura 7 muestra
los datos correspondientes a las iniciativas innovadoras cuyo objeto es el proceso. Estos
resultados están clasificados, además, según su base.
Figura 7. Innovaciones en los procesos clasificadas por base. Fuente: propia
Medio
Tecnológica
propia
Tecnológica
ajena
No tecnológica
Total
Breaking News
4
2
0
6
Buzzfeed
5
3
1
9
Circa
5
0
1
6
Gawker
2
0
2
4
Propublica
0
4
6
10
Quartz
1
1
3
5
The New York Times
6
2
1
9
The Texas Tribune
2
3
7
12
Vice
2
1
3
6
Vox
1
1
1
3
Total
28
17
25
70
En estos datos se puede observar que, a pesar de que las innovaciones tienen en su mayoría
una base tecnológica propia (40 %), el grupo de las iniciativas no tecnológicas no se queda
atrás (35,71 %). El apartado que menos innovaciones presenta es el de la base tecnológica
ajena, aunque se observa que el registro no es bajo y que, de hecho, el objeto que más
innovaciones tecnológicas ajenas presenta es el de los procesos de producción y distribución.
181
De entre las innovaciones tecnológicas propias, tienen una presencia notable (25% de las 28
iniciativas) aquellas referidas al envío de newsletters a los usuarios que se suscriban para ello.
Se pretende con esto fidelizar a la audiencia, ofrecer un seguimiento de los temas más
relevantes, y aprovechar absolutamente todas las plataformas para la publicación de los
contenidos del medio. Además, en la mayoría de los medios existe la posibilidad de suscribirse
a una sección solamente. Por ejemplo, The New York Times permite recibir en el correo
electrónico historias de la sección de cocina únicamente. Buzzfeed, por su parte, cuenta con
16 secciones diferentes que envían newsletter a los suscriptores.
El Brief de Quartz es un exponente relevante de newsletter que consiste en un resumen de
actualidad que se envía a los suscriptores a primera hora de la mañana. Gracias a su éxito,
influyó en el rediseño de la homepage del medio, en agosto de 2014. Gideon Lichfield, editor
de Quartz, afirmaba en junio de 2014 en The New York Times que otro medios han rechazado
el email como “algo que la gente antigua usa”. Sin embargo, aseguraba que “en los últimos
años, hemos empezado a ver el correo electrónico como algo igual a plataformas de
publicación, como Twitter, Facebook y la web”.
El Quartz Global Executive Study, un informe elaborado por el equipo de mercadotecnia de
la empresa, titula uno de sus epígrafes con la siguiente frase: “El buzón de entrada del correo
electrónico es la nueva homepage para los ejecutivos”. La afirmación se asienta en el dato de
que el 60 % de este segmento de población consulta el correo electrónico como una de sus
tres fuentes de noticias diarias, muy por encima del 46 % que supone el navegador web y las
redes sociales, y el 28 % de las aplicaciones de noticias.
Los datos reflejan un número abultado de iniciativas no tecnológicas dentro del área de los
procesos de producción y distribución. Las tendencias mediáticas que lo provocan son las
alianzas de producción y distribución con otras empresas, colectivos y plataformas; la
transparencia empresarial y laboral dentro de los propios medios; y la promoción de la filosofía
open data (datos libres y a disposición del usuario).
Las alianzas de producción y distribución constituyen una de las tendencias más relevantes
tanto en la innovación mediática estadounidense. Estas iniciativas permiten a los medios aunar
recursos y esfuerzos para conseguir metas que de otra manera serían inalcanzables. La alianza
múltiple entre Mashable, Quartz, Mother Jones, Digg y Breaking News para la creación de
Ukraine Desk, una cuenta de Twitter generada para informar sobre la situación política en
Ucrania durante las revueltas del Euromaidan, es un ejemplo claro de este tipo de
innovaciones.
Estas innovaciones también permiten aumentar la exclusividad del producto. La alianza entre
Samsung y Vice tiene como objetivo que los vídeos editados del programa en streaming On
the line, emitido por el medio norteamericano, solo puedan ser reproducidos en dispositivos
de dicha marca.
182
The Texas Tribune es un referente en cuanto a la adopción de acuerdos con otras entidades
para ofrecer al ciudadano servicios útiles. Su colaboración con Southwestern Medical Center
para publicar información sanitaria en la sección Trib+Health, el acuerdo con la University of
Texas para la creación del espacio Trib+Edu, donde se comunican noticias del ámbito
estudiantil, y la estrecha relación con el diario The Washington Post para la cofinanciación de
charlas y eventos, son algunos de los ejemplos más relevantes.
En lo referente a la transparencia, se observa que son muchos los medios de comunicación
estudiados que incluyen un apartado de fe de erratas en el que se muestran los errores
cometidos por los periodistas, incluso en la edición digital. Una de las empresas que más énfasis
pone en este sentido es el New York Times, que busca mantener el rigor de su cabecera. Estas
iniciativas no suponen grandes cambios tecnológicos ni de infraestructura, pues el concepto
es bastante simple. Sin embargo, es impensable que los medios de comunicación españoles,
sobre todo los tradicionales, evidencien sus propios errores y publiquen cuándo y por qué se
corrigen los artículos de su edición digital.
Existen iniciativas innovadoras relacionadas con la transparencia que son incluso más
comprometidas. En enero de 2015 surgió un conato de conflicto en la redacción de Gawker
entre los directivos y los trabajadores de Jezebel, el espacio del medio dedicado a la mujer. El
blog The Awl, editado por el ex editor de Gawker Choire Sicha, filtró un plano de la redacción
donde se podía ver qué escritorio pertenece a cada periodista. Según los trabajadores, el gráfico
filtrado en favor de la transparencia podría poner en peligro la seguridad de la plantilla después
de los atentados en la revista francesa Charlie Hebdo.
The Texas Tribune es uno de los medios que más destacan en el ámbito de la transparencia.
El diario digital publica en su página web el nombre de todos sus anunciantes y mecenas, y
presenta, en la sección de Donantes y miembros, el estado actualizado de sus cuentas.
También es habitual que los medios de comunicación innovadores en Estados Unidos
expliquen con naturalidad las modificaciones sufridas por su producto cuando se hacen
rediseños de sus páginas web. La aplicación Circa tiene un espacio en la red de blogs Medium
destinada, únicamente, a presentar los cambios en su medio de comunicación, así como las
razones que los motivan. Gawker y Quartz también innovan en este aspecto, pues ambos
medios de comunicación publicaron sendos artículos tras sus respectivos rediseños para
explicar a su audiencia los motivos del cambio.
En relación con los puntos anteriormente expuestos, los medios innovadores suelen promover
la apertura de datos (open data), y de códigos de programación (open source). Es decir, que
abogan por compartir sus recursos. Por ejemplo, ProPublica tiene la sección Steal Our Stories,
donde se permite que los usuarios republiquen los artículos, siempre y cuando se cite que
proceden de este medio. En este sentido, son más abundantes las innovaciones no
183
tecnológicas, pues lo realmente rompedor es el concepto de compartir y no la forma en que se
hace. Además, medios como The New York Times, Quartz o Propublica emplean la tecnología
ajena, como la plataforma Github, para compartir sus repositorios.
Quartz es un ejemplo altamente destacable de empresa que favorece la filosofía open source,
pues pone a disposición de la audiencia la herramienta para crear gráficos Chartbuilder, un
software creado por los desarrolladores del propio medio de comunicación norteamericano.
En cuanto a las iniciativas tecnológicas ajenas, las innovaciones que más presencia tienen están
relacionadas con la creación, por parte de los medios de comunicación, de perfiles en redes
sociales que no son habituales para la difusión de noticias. Es decir, que las empresas no se
limitan a publicar en Twitter y Facebook, sino que muchas de ellas mantienen actualizado su
Pinterest, Instagram, Tumblr o Google +.
Es llamativo el caso de The Texas Tribune. El medio regional tiene una cuenta en Instapaper,
una red social que permite compartir artículos y contenidos periodísticos con tus seguidores.
Esta plataforma todavía cuenta con muy poca implantación entre las empresas mediáticas y la
audiencia.
Las cuentas de The New York Times en Instagram y Tumblr son especialmente interesantes.
El medio norteamericano presta mucha atención a estas redes sociales, en las que publica
imágenes de gran valor plástico e informativo, y aprovecha el espacio destinado al texto para
contextualizarlas con historias cuidadas y llamativas, que enganchen a los usuarios de la
plataforma.
Snapchat se ha convertido recientemente en una red social en la que los medios de
comunicación quieren publicar sus contenidos, dejando atrás la idea de que la plataforma servía
únicamente a un público adolescente. El diario The New York Times también es un caso a
destacar en este aspecto, pues utiliza la aplicación para crear historias nativas, y ya está
planificando la cobertura de las elecciones de 2016 a través de dicha plataforma.
Facebook ha sabido percibir la creciente dependencia de los medios de comunicación en las
redes sociales, por lo cual ha lanzado Instant Articles en colaboración con diversas empresas
mediáticas, entre las que se encuentran Buzzfeed y The New York Times. Instant Articles es
una herramienta incorporada a la aplicación de Facebook para dispositivos móviles que
permite a los publicadores ofrecer sus artículos de manera más rápida e interactiva. Los
contenidos se cargarán de la misma manera que en la actualidad lo hacen las fotos y vídeos,
por lo que el tiempo de espera será menor, y además, se ofrecerán características
complementarias, como cápsulas de sonido para que el autor explique un artículo.
184
4.2.3 Innovaciones en la organización empresarial
En este epígrafe, la investigación se centra en el objeto de las innovaciones de la organización
empresarial. Todas las innovaciones aquí presentes estarán asociadas a las modificaciones de
la estructura interna de las empresas. La Figura 8 muestra los datos correspondientes a esta
área de la innovación clasificada también por su base.
Figura 8. Innovaciones en la organización clasificadas por base. Fuente: propia
Medio
Tecnológica
propia
Tecnológica
ajena
No tecnológica
Total
Breaking News
0
0
1
1
Buzzfeed
0
0
1
1
Circa
0
0
0
0
Gawker
0
0
1
1
Propublica
0
0
0
0
Quartz
1
1
1
3
The New York Times
4
0
2
6
The Texas Tribune
0
0
0
0
Vice
0
0
0
0
Vox
0
0
1
1
Total
5
1
7
13
A primera vista, la presente investigación revela que el grupo más numeroso de innovaciones
en lo referente a la organización empresarial es el de base no tecnológica, seguido por el de
base tecnológica propia y, a continuación, el de base tecnológica ajena. Sin entrar a
pormenorizar cuáles son las tendencias más rompedoras en esta área, se percibe que las
iniciativas no tecnológicas guardan relación con la organización del personal dentro de la
redacción; las tecnológicas propias, con la creación de laboratorios de experimentación; y la
tecnológica ajena, con herramientas externas para la gestión de la información en las plantillas.
La incorporación de desarrolladores, programadores y diseñadores las redacciones o, en su
defecto, la contratación de periodistas que tengan un alto nivel de conocimiento en estas
materias es una tendencia innovadora especialmente relevante, en lo referente al ámbito no
tecnológico en materia de organización empresarial.
Medios como Buzzfeed presentan rutinas de trabajo diferentes de las tradicionales, en las que
los periodistas se dedicaban únicamente a un formato, ya fuera audio, vídeo, escrito o digital.
Por el contrario, en estas redacciones se cuenta con periodistas capaces de elaborar todo tipo
de informaciones, pues tienen conocimientos suficientes sobre las técnicas y tecnologías
necesarias en todos los procesos productivos.
La innovación mediática se persigue como una obsesión en la cúpula directiva de las empresas,
por lo que es cada vez más común que se creen cargos con el objetivo de promoverla. En este
sentido, The New York Times ha introducido el puesto del Innovation Editor, que asegura la
185
constante renovación de sus formatos y contenidos. Cuando se confirmó la toma de posesión
de Kinsey Wilson en este puesto, en noviembre de 2014, Dean Banquet, director ejecutivo del
Times, aseguraba que el medio de comunicación se encuentra “en una época crucial, al tiempo
que aceleramos nuestra transformación en una organización periodística que distribuye
periodismo de calidad en todas las plataformas".
The New York Times ha implementado también una iniciativa para modernizar los procesos
internos para la toma de decisiones. Esta innovación es la adopción de las Dean´s Lists, dos
listas de noticias digitalizadas que ayudan a jerarquizar las informaciones en la web del medio.
Esta iniciativa agiliza el proceso de elegir qué temas aparecerán en la portada de la siguiente
edición, suprimiendo con ello las tradicionales reuniones en la redacción, más propias de una
época predigital.
Los medios de comunicación crean laboratorios internos con tecnología propia para
experimentar con nuevos formatos y decidir qué iniciativas se podrían incorporar al producto
final. Destaca en este sentido el diario The New York Times, que tiene una red de laboratorios
entre los que se encuentran Idea Lab, Beta620 o R&D Lab.
Quartz también es innovador en este sentido, pues este medio de comunicación creó Glass,
un laboratorio de la televisión y los formatos audiovisuales que, aunque en la actualidad no
publica contenidos en su blog original por decisión empresarial, continúa su actividad en su
perfil de Twitter.
Buzzfeed ha anunciado que a finales del verano de 2015 empezará a funcionar el Open Lab
for Journalism Technology and the Arts. Este laboratorio tiene como objetivo “lanzar nuevas
herramientas y tecnologías tanto software como hardware que beneficien al reporterismo
y al periodismo”, según han explicado en un artículo publicado en la web de Buzzfeed el 27
de mayo Mat Honan, jefe de la oficina de la compañía en San Francisco, y Johan Peretti,
fundador de la corporación. Esta innovación no se recoge en la presente investigación, pues
se implementará fuera del período de análisis. Sin embargo, se considera relevante que una de
las compañías punteras en el ámbito digital cree su propio laboratorio de recursos para la
innovación.
En el grupo de las innovaciones de tecnología ajena, se encuentra la utilización por parte de
Quartz de Slack, una herramienta que ayuda a gestionar las plantillas de trabajadores, pues
organiza la redacción y contribuye a solucionar problemas que puedan surgir en grupos de
trabajadores. Esta aplicación web innova en la forma en la que los trabajadores se comunican
e interactúan entre ellos.
186
4.2.4 Innovaciones en la comercialización
A continuación, el presente trabajo analiza las innovaciones que tienen como objeto la
comercialización. Este término debe entenderse en sentido amplio, pues en esta área se
estudian todas aquellas iniciativas que contribuyen a la financiación de las empresas que las
implementan, ya sea con la comercialización directa del producto, como con cualquier otra
estrategia empresarial para conseguir ingresos o posicionar su marca. La Figura 9 muestra las
iniciativas correspondientes a este objeto de innovación. Además, se clasifican también
dependiendo de su base.
Figura 9. Innovaciones en la comercialización clasificadas por base. Fuente: propia
Medio
Tecnológica
propia
Tecnológica
ajena
No tecnológica
Total
Breaking News
0
1
1
2
Buzzfeed
0
0
3
3
Circa
2
0
1
3
Gawker
0
0
0
0
Propublica
2
0
4
6
Quartz
8
0
4
12
The New York Times
4
0
3
7
The Texas Tribune
4
0
5
9
Vice
3
0
4
7
Vox
3
0
3
6
Total
26
1
28
55
Según los datos ofrecidos por la investigación para el área de comercialización, la mayoría de
las innovaciones tienen base tecnológica propia y no tecnológica. A la hora de innovar, la
mayoría de las iniciativas se fundamentan en acuerdos con anunciantes, cambios en la forma
de patrocinio o actividades al margen de la web. Sin embargo, cuando se adoptan cambios en
el contexto digital, la mayor parte de las modificaciones surgen de los recursos tecnológicos
del propio medio, y no de otras empresas.
Anteriormente, la presente investigación identificaba las newsletters como procesos de
distribución en los cuales las empresas comunicativas estadounidenses innovan en la
actualidad. Además de esto, estos correos electrónicos también sirven como fuentes de
ingresos, pues a menudo son patrocinados por alguna entidad o marca. Medios como Vox o
Vice utilizan esta vía de ingresos para conseguir más financiación.
La publicación de contenido patrocinado por otras empresas y entidades es una tendencia
creciente entre los medios de comunicación norteamericanos en la búsqueda de formas de
publicidad no invasivas. Por ejemplo, la entidad financiera Discover patrocina una sección
completa en Vox. Otro ejemplo es la reproducción de música en el blog Noisey, de Vice, que
está patrocinada por la conocida marca de snacks Doritos.
187
La investigación revela los esfuerzos de algunas de las empresas por implementar una
publicidad nativa, tratando de dejar atrás la antigua tendencia digital de los banners y los
anuncios estáticos. Vice también destaca en este sentido, pues ha creado el laboratorio para la
publicidad AdVice Networks. En este espacio, los diseñadores y programadores del medio
proponen diferentes modelos de anuncios comerciales para que los usuarios puedan
interactuar con ellos y valorar su nivel de eficacia y utilidad.
Buzzfeed centra sus esfuerzos por encontrar una publicidad nativa y poco invasiva en el
product placement. Es decir, que incluye a las marcas patrocinadoras como información de
contexto en algunos de los contenidos que se publican en su página web. Jonathan Perelman,
vicepresidente de Buzzfeed Motion Pictures explicaba en una entrevista para el portal AdWeek
que “si se produce un buen contenido, no solo va a dar igual que se incluya un anuncio, sino
que se apreciará como marca comercial”.
El crowdfunding y las donaciones de particulares y colectivos son otra forma de obtener
ingresos para los medios de comunicación innovadores en Estados Unidos. The Texas Tribune
y Propublica, los dos medios sin ánimo de lucro estudiados, se financian a través de este tipo
de aportaciones. La causa principal detrás de este dato es que ambos medios sirven como
instrumentos de control para evitar abusos por parte de los poderes públicos y las grandes
corporaciones. Mediante este sistema de financiación, los diarios se aseguran la independencia
de su línea editorial, y así seguir trabajando por el ciudadano.
El micromecenazgo es una variante de este tipo de financiación. Se utiliza de forma extendida
en las empresas mediáticas americanas, y consiste en donaciones que se realizan con un
objetivo concreto (un proyecto, una adquisición, etc.) y no por el mero hecho de ayudar a la
supervivencia del medio de comunicación.
La organización de eventos y charlas con miembros relevantes de la sociedad civil es otra forma
de conseguir ingresos, pero sobre todo, es una buena manera para posicionar la marca de la
cabecera que los promueve y coordina. The Texas Tribune y el Washington Post colaboran
entre sí para la cofinanciación de eventos que ofrezcan un servicio a la comunidad, y con ello
mejoren la relación entre su marca y su audiencia.
Aunque no puede ser considerado un evento en el sentido estricto de la palabra, el diario The
New York Times organiza viajes que pueden ser contratados por los lectores. Aquellas
personas que lo deseen pueden desplazarse a diferentes destinos alrededor de todo el mundo
acompañadas por periodistas de The New York Times. Estos profesionales son conocedores
de la cultura autóctona de los lugares que se visitan, por lo que ayudan a los turistas a
comprender sus costumbres y su historia.
188
La viralidad de los contenidos es una estrategia efectiva para el posicionamiento de las marcas
en el mercado. Buzzfeed es el medio de comunicación que mejor ha sabido explotar este tipo
de iniciativas en el mercado estadounidense. En esta empresa, los contenidos están
completamente orientados a conseguir una tasa elevada de publicación en redes sociales.
Buzzfeed acepta la publicación en su web de contenidos que generen emociones en la
audiencia aunque no cumplan una función informativa esencial. Además, los redactores del
medio escriben los titulares como si fueran a ser publicados automáticamente como tuits en la
red social Twitter. La estructuración de los datos e historias que componen cada artículo en
listas enumeradas contribuye también a que los contenidos se hagan virales.
La apuesta editorial de un medio es una seña de identidad esencial a la hora de posicionar su
marca, pues esta es su orientación en la búsqueda de un nicho que permita al medio dirigir su
producto hacia un cierto sector de la población. Esta segmentación se puede producir con
respecto a los intereses de la audiencia, o a raíz de las características demográficas de la misma.
Entre los medios de comunicación estudiados, se encuentran sobre todo medios con apuesta
editorial demográfica. Por ejemplo, Vice y Buzzfeed tienen una línea editorial destinada a la
población joven. En el caso de Vice, sobre todo a los jóvenes más subversivos y críticos con
el sistema. Quartz también cuenta con una apuesta editorial destacable, pues sus contenidos
están destinados a ejecutivos o personas relacionadas con el ámbito de los negocios.
En la actualidad, la aplicación de noticias Circa no está obteniendo los resultados esperados
tras su lanzamiento en 2013. Frédéric Filloux aseguraba en un artículo para la web sobre
medios, tecnología y modelos de negocio Monday Note en mayo de 2015, que una de las
causas de este “fiasco” es la indefinición editorial del medio: “la diferenciación editorial es un
factor clave. Y Circa no la tenía. Un buen continente es una cosa, pero no puede mantener a
un medio sin la ayuda de una línea editorial original, específica e identificable”. Se puede
apreciar aquí la importancia de tener una apuesta editorial definida como estrategia de
posicionamiento de la marca.
Por último, la prestación de servicios no relacionados con la comunicación también sirve como
fuente de ingresos y como estrategia de posicionamiento de marca. Por ejemplo, el diario The
New York Times ofrece servicios inmobiliarios por los que obtiene dinero. Además, con estas
acciones, la marca también adquiere una nueva dimensión, y aquellos usuarios que los utilicen,
intensificarán su relación con el medio.
5. Conclusiones
A raíz de los resultados anteriormente expuestos, la investigación aporta una serie de claves
que permiten entender cómo está evolucionando la innovación en el mercado mediático
estadounidense.
189
En primer lugar, los medios de comunicación de Estados Unidos emplean tecnología propia
a la hora de innovar. Por ello, en estas empresas los periodistas trabajan en redacciones
integradas junto con desarrolladores y programadores.
En segundo lugar, medios tradicionales como The New York Times se colocan a la cabeza de
la innovación en Estados Unidos, creando laboratorios y apostando fuerte por implementar
modificaciones significativas. Mientras tanto, en España, los medios tradicionales llegan tarde
incluso a la convergencia digital.
En tercer lugar, el contenido generado por la audiencia (produsers) es una materia a tener en
cuenta para los medios innovadores estadounidenses, pues una correcta gestión del mismo
puede traducirse en un aumento del engagement y la interactividad.
En cuarto lugar, la ludificación de los contenidos es una innovación que contribuye a mejorar
la relación de la audiencia con la cabecera del medio.
En quinto lugar, se percibe la adopción de innovaciones que permitan el desarrollo del
periodismo explicativo por parte de algunos medios como Propublica, The Texas Tribune o
Vox. Este consiste en la utilización de recursos infográficos para mejorar la comprensión de
la actualidad y la realidad que nos rodea.
En sexto lugar, se observa que los medios de comunicación más innovadores aprovechan las
posibilidades del formato digital para estructurar los contenidos de acuerdo con los ritmos
acelerados de la actualidad. Además, el diseño de todas las páginas web es adaptable a todos
los dispositivos.
En séptimo lugar, la investigación muestra la proliferación del streaming y el podcast, incluso
en dispositivos móviles.
En octavo lugar, los medios de comunicación mezclan los diferentes formatos existentes para
crear nuevas formas de periodismo, aprovechando las posibilidades digitales en favor de una
mayor comprensión de las noticias, como hizo Vox en la entrevista a Barack Obama.
En noveno lugar, las newsletters son utilizadas en Estados Unidos de forma altamente
extendida, pues la mayoría de los medios de comunicación cuentan con uno o varios
resúmenes que se envían periódicamente a la audiencia suscrita a estos fines. Además de
conseguir aumentar el tráfico en la página web del medio, estas iniciativas significan un
patrocinio diferente que permite abrir una nueva vía de financiación.
En décimo lugar, las empresas emplean la transparencia como vehículo para hacer que la
audiencia sienta al medio de comunicación de manera más cercana. Empresas como The Texas
Tribune o Propublica marcan la pauta en este sentido.
En undécimo lugar, debido a la escasez de recursos con la que cuentan la mayoría de las
empresas mediáticas en la actualidad, los medios adoptan acuerdos de producción y/o
distribución. Mediante estas alianzas, los medios de comunicación pueden hacer llegar a los
ciudadanos informaciones que de otra manera no sería posible.
En duodécimo lugar, el presente estudio revela que los medios estadounidenses innovadores
están abiertos a compartir contenidos y datos (open data), así como recursos de programación
(open source).
En decimotercer lugar, los medios de comunicación estadounidenses utilizan redes sociales
que no suelen ser habituales para empresas de noticias.
190
En decimocuarto lugar, en Estados Unidos los medios crean cargos directivos y asumen
procesos de organización de las redacciones que agilizan la toma de decisiones y fomentan la
innovación, así como la integración en el ecosistema digital.
En decimoquinto lugar, es frecuente para los medios norteamericanos innovadores con más
recursos la creación de laboratorios para explorar nuevos formatos, narrativas rompedoras e
incluso formas de publicidad nativa.
En decimosexto lugar, la mayoría de los medios de comunicación innovadores tiene una línea
editorial marcada, que les permite posicionarse con éxito en el mercado. Los medios que
carecen de esta línea tienen muy difícil encontrar su público objetivo para sobrevivir. En el
caso de Estados Unidos, encontramos un ejemplo en la aplicación Circa.
En decimoséptimo lugar, algunos medios de comunicación de Estados Unidos, como
Buzzfeed, conceden gran importancia a la viralidad de sus contenidos. Su estrategia de
redacción de las informaciones es la previsión del efecto que tendrán las publicaciones en redes
sociales.
En decimoctavo lugar, la publicidad nativa y no invasiva es una de las preocupaciones más
frecuentes de los medios de comunicación estadounidenses en lo relativo a la financiación. El
product placement, los anuncios interactivos y el contenido patrocinado son algunos de los
sistemas empleados por las empresas.
En decimonoveno lugar, las donaciones y micromecenazgos sirven a los medios
estadounidenses para la financiación de proyectos manteniendo una línea independiente del
poder político y económico.
En vigésimo lugar, las empresas mediáticas norteamericanas organizan eventos y charlas con
personajes relevantes para posicionar su marca.
6. Bibliografía
Asociación de Editores de Diarios Españoles (2015): Libro blanco de la prensa diaria. Recuperado
el 15 de abril de 2015 de http://www.aede.es/nota-de-prensa/libro-blanco- de-la-prensa-
diaria-6/
Bleyen, V.A., Lindmark, S., Ranaivoson, H., Ballon, P. (2014): “A typology of media
innovations: Insights from an exploratory study”. The Journal of Media Innovations 1(1), Noruega,
pp. 28-51.
Bruns, Axel (2006): “Towards Produsage: Futures for User-Led Content Production” en
VVAA, Cultural Attitudes towards Communication and Technology 2006 (Coords. Sudweeks, Fay,
Hrachovec, Herbert, Ess y Charles). Tartu, Estonia.
Carvajal, M. (2012): “Estrategias de distribución del contenido periodístico en dispositivos
móviles. Análisis comparativo de los principales editores de prensa española”, en VVAA, Actas
IV Congreso Internacional Latina de Comunicación Social. Tenerife: Universidad de La Laguna.
- y Arias, F., Negredo, S.,
Amoedo, A. (2014). “Aproximación metodológica al estudio de la innovación en periodismo”.
Observatorio. Lisboa: Obercom
Dogruel, L. (2014): “What is so Special about Media Innovations? A Characterization of the
Field”. The Journal of Media Innovations 1(1), Noruega, pp. 52-69.
191
Drucker, P. (1995): “Managing in a Time of Great Change”. Harvard Business Press.
Fagerberg, J. (2004): “Innovation. A Guide to Literature”, en VVAA, The Oxford Handbook of
Innovation (Coords. J. Fagerberg, D. C. Mowery, R. R. Nelson). Oxford: Oxford University
Press.
Filloux, F. (2015): “Circa: What Went Wrong”, en la revista online Monday Note, Francia,
mayo: http://www.mondaynote.com/2015/05/04/circa-what-went-wrong/ (recuperado el
20/05/2015).
Francis, D., Bessant, J. (2005): “Targeting innovation and implications for capability
development”. Technovation 25, Países Bajos, pp. 171-183.
García Avilés, J. A. (2014): “Breve radiografía de la innovación en periodismo”, en el blog MIP
UMH, España, mayo: http://mip.umh.es/blog/2014/05/22/radiografia- innovacion/
(recuperado el 20/04/2015).
González Esteban, J. L. (2009): “Modelos de periodismo local y estrategias ante la crisis: el
caso del News & Observer”. Revista Latina de Comunicación Social, 64, España, pp. 151-160.
Grupo de Investigación en Comunicación de la Comunidad Valenciana (2015): Ranking de
Innovación Periodística 2014. Recuperado el 10 de enero de 2015 de
http://www.amic.media/media/files/file_352_723.pdf
Instituto Nacional de Estadística (2014): Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de
Información y Comunicación en los Hogares. Recuperado el 25 de abril de 2015 de:
http://www.ine.es/prensa/np864.pdf
Kamprath, M., Mietzner, D. (2009): “The Nature of Radical Media Innovation - Insights from
an Explorative Study”, en VVAA, 2nd ISPIM Innovation Symposium - "Stimulating Recovery - The
Role of Innovation Management". Nueva York: The Fashion Institute of Technology.
Lindmark, S., Ranaivoson, H., Donders, K., Ballon, P. (2013): “Innovation in Small Regions’
Media Sectors. Assessing the Impact of Policy in Flanders”, en VVAA, Media Innovations. A
Multidisciplinary Study of Change (Coords. T. Storsul y A. Krumsvik). Göteborg: Nordicom, pp.
127-144.
Martínez Molina, M. (2010): “En un escenario complejo de transformación. La crisis de los
grandes periódicos”. Infoamérica 2, España, pp. 139-148.
OCDE, Eurostat (2006): Guía para la recogida e interpretación de datos sobre innovación. Recuperado
el 22 de abril de 2015 de
http://www.uis.unesco.org/Library/Documents/OECDOsloManual05_spa.pdf
Pew Research Center (2015): State of the News Media 2015. Recuperado el 15 de febrero de 2015
de http://www.journalism.org/files/2015/04/FINAL-STATE-OF-THE- NEWS-
MEDIA1.pdf
Schweitzer, T. S. (2003): “Managing interactions between technological and stylistic innovation
in the media industries”. Technology Analysis & Strategic Management 15(1), Reino Unido, pp. 19-
41.
Siapera, E. (2012): Understanding New Media. Londres: SAGE.
Storsul, T., Krumsvik, A. (2013): “What is Media Innovation”, en VVAA, Media Innovations. A
Multidisciplinary Study of Change (Coords. T. Storsul y A. Krumsvik). Göteborg: Nordicom, pp.
13-26.
192
The New York Times (2014). The New York Times Innovation Report. Recuperado el 10 de marzo
de 2015 de http://mashable.com/2014/05/16/full-new-york-times- innovation-report/.
Trappel, J. (2015): “What to study when studying media and communication innovation?
Research design for the digital age”. The Journal of Media Innovations 2(1), Noruega, pp. 7-22
193
Licencia Creative Commons
Miguel Hernández Communication Journal
mhcj.es
________________________________________________________________________
Forma de citar este artículo en las bibliografías
José María Valero Pastor (2015): “Tendencias de la innovación mediática en Estados Unidos en
Miguel Hernández Communication Journal, nº6, páginas 161 a 193. Universidad Miguel
Hernández, UMH (Elche-Alicante). Recuperado el __ de ____________ de 20__ de: [link del
artículo en mhjournal.org]
... Based on the study of Francis and Bessant [62], Storsul and Krumsvik introduced a model to describe the various aspects of media innovation [50,61]. This model took the form of a holistic framework whereby media innovations are categorized in terms of product/service innovation, process, position, as well as paradigmatic and social innovations [63,64]. ...
Article
Full-text available
This study explores the value of media innovation strategies for driving business success within the Iranian e-market of music downloads. It argues that the context of music e-markets in emerging countries differs markedly from that of developed economies by highlighting the political and cultural challenges that local e-music platforms in Iran are continuously facing. As literature is scarce in this specific area, and this study is one of the first attempting to gain a comprehensive understanding, a qualitative approach has been applied, and 14 digital music industry experts were interviewed in Iran. Data were collected through semi-structured face-to-face interviews and then analyzed with a qualitative coding approach. This paper revealed that issues such as copyright challenges and governmental permission barriers are limiting the capabilities of digital music distributors to reach a sustainable competitive advantage.
... A la hora de elegir un medio a través del cual informarse, la tendencia es similar. Según un estudio del Pew Research Center (Shearer y Gottfried, 2017) sobre el consumo de medios en Estados Unidos -donde arrancan la mayoría de las tendencias del sector que luego trascienden al mercado español (Valero Pastor, 2015)-, la televisión cae como soporte informativo en casi todos los grupos de edad, mientras que los medios digitales y las redes sociales crecen en este ámbito. De nuevo, se percibe el patrón con mayor nitidez entre la población joven: el 52% de los estadounidenses entre 18 y 29 años se informa online, frente al 23% que accede a las noticias a través de la televisión. ...
Chapter
Full-text available
La televisión está en horas bajas, sobre todo entre el público más joven. Según muestra la última edición del Marco General de los Medios en España (AIMC, 2018), la penetración de la pequeña pantalla cayó en 2017 al 85,2%, el peor dato desde hace 35 años. El descenso es todavía más pronunciado y profundo en los grupos de entre 14 y 34 años, donde la cifra rondaba el 85% hace tres años y ahora se sitúa en el 79%. Por el contrario, la penetración de internet no ha parado de crecer desde su in-clusión en el estudio, y se ha convertido, desde 2014, en el medio favorito para la Generación Millennial y la Generación Z. A la hora de elegir un medio a través del cual informarse, la tendencia es similar. Según un estudio del Pew Research Center (Shearer y Gott-fried, 2017) sobre el consumo de medios en Estados Unidos-donde arrancan la mayoría de las tendencias del sector que luego trascienden al mercado español (Valero Pastor, 2015), la televisión cae como soporte informativo en casi todos los grupos de edad, mientras que los medios di-gitales y las redes sociales crecen en este ámbito. De nuevo, se percibe el patrón con mayor nitidez entre la población joven: el 52% de los estadounidenses entre 18 y 29 años se informa online, frente al 23% que accede a las noticias a través de la televisión. Además, como se aprecia de la comparación de estos datos con los obtenidos en informes anteriores, la tendencia no se suaviza conforme las generaciones maduran, sino que incluso se hace más acusada. Los nuevos hábitos de consumo se consolidan con el tiempo.
... El presente estudio lleva a cabo un estudio temático, tipológico y tecnológico para exponer los formatos que está desarrollando el medialab de El Diario de Navarra. Dicho estudio se suma a los numerosos análisis sobre innovación periodística que se están llevando a cabo en la actualidad -Manfredi, 2013; Flores y Salinas, 2013; Carvajal et al., 2014;Valero, 2015; por citar solo algunos-. Es innegable que los medios digitales han propiciado una ampliación en la paleta de narrativas que exploran y utilizan de forma novedosa los recursos de texto, imagen y audio. ...
Conference Paper
Full-text available
Los laboratorios de innovación o medialabs son los encargados de implementar todas las novedades que surgen en el nuevo periodismo digital. Esto es, sin duda, especialmente evidente en lo que atañe a la introducción de nuevos lenguajes narrativos y formatos periodísticos, sin duda facilitados por los acelerados cambios tecnológicos. Así, los medios más inquietos e innovadores están implementando dentro de sus estructuras medialabs que rastrean las últimas tendencias en producción periodística y ayudan a poner en marcha nuevos proyectos aprovechando las posibilidades de la tecnología digital. Por tanto, no se trata tanto de crear nuevos periodismos que reinventen la esencia de la profesión (la tecnología no altera las buenas prácticas profesionales), sino únicamente de adaptar y de contrastar aquellas oportunidades que ofrecen las redes sociales, los dispositivos móviles, la lectura multipantalla y la permanente conexión a Internet (por mencionar algunas de las principales claves) para producir piezas periodísticas contemporáneas (Canavilhas et al., 2016).
... La web 2.0, a través de los algoritmos de las redes sociales (Bucher, 2016), convierte a los usuarios en prescriptores de contenidos para ellos mismos y para sus contactos. Otras herramientas de curación de contenidos, como las newsletter (Valero Pastor, 2015), constituyen formas diversas de acceder a las piezas periodísticas de manera fragmentada y dirigida por los intereses del usuario. Arias Robles (2015: 70) explica a este respecto que, debido a la proliferación de los medios de autocomunicación de masas, se ha diluido la mediación que antes ejercían las empresas informativas. ...
Chapter
Full-text available
Internet es un medio de comunicación con entidad propia y con características que difieren de las de la prensa escrita, la radio y la televisión (Salaverría, 2005). Para poder continuar su desarrollo, el periodismo digital requiere unas rutinas productivas específicas que se adapten a las demandas y posibilidades del nuevo medio. Este trabajo tiene como objetivo mostrar cómo la innovación en la organización de las empresas mediáticas y, sobre todo, en las redacciones guarda una estrecha relación con la creación de un producto informativo que se adapte al medio digital. En concreto, la investigación analiza la influencia mutua entre la creación de equipos de trabajo multidisciplinares y flexibles dentro de las redacciones, y la forma de organizar los contenidos dentro de los propios medios. Algunos proyectos innovadores ya han prescindido de las secciones, que han sido sustituidas por obsesiones o temas de interés en torno a los que agrupar a periodistas polivalentes y con un perfil de especialización temática complementaria entre sí. Se ofrece así una información más completa y contextualizada a los usuarios. En este artículo se repasan, por medio de observaciones y entrevistas, los casos de Quartz y eldiario.es, medios que han seguido este camino en mayor o menor medida.
Conference Paper
El 30 de enero de 1933 Adolf Hitler se convierte en Canciller de Alemania, imponiendo a continuación un régimen totalitario que trajo consigo una de las mayores catástrofes de la historia. Guiado por un agresivo expansionismo territorial y una ideología supremacista, el “nuevo orden” encarnado por el Tercer Reich y su búsqueda de la hegemonía territorial en Europa condujo al estallido de un conflicto global. Este trabajo pretende analizar el tratamiento informativo que el histórico periódico castellano y decano de la prensa española, El Norte de Castilla, dio a los episodios más importantes del nazismo desde el ascenso del Führer a la cancillería hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial (1933-1939). Una etapa que coincide en España con los años finales de la II República y la Guerra Civil. La prensa del momento, eminentemente política, experimentará un notable cambio en sus contenidos y en su forma de representar la actualidad a consecuencia de la situación interna española (democracia-guerradictadura). Se trata de estudiar la perspectiva desde la que El Norte mostró la realidad de la Alemania nazi y si esta estuvo condicionada por el enfrentamiento armado en España, así como por la amistad entre el país germano y el bando franquista.
Book
Full-text available
Los informativos de TV se hallan en pleno proceso de reinvención. Internet y las redes sociales han transformado los modos de producción, distribución y consumo de la información. El consumo de TV disminuye en un 3-4% de media desde 2012, según un estudio del Reuters Institute for the Study of Journalism. Y los roles periodísticos en la producción audiovisual han cambiado. El desafío de los informativos radica en comprender el modo en que la audiencia demanda información. Esto plantea dos grandes retos: por un lado, conseguir fidelizar a los espectadores que valoran la credibilidad y confianza de ese producto informativo, y por otro, captar a la audiencia entre los 16 y 35 años que ya no consume TV. Este libro recoge propuestas innovadoras sobre cómo las televisiones pueden ofrecer información que se adapte a los hábitos de consumo, lo que implica la creación de formatos innovadores.
Article
Full-text available
La industria mediática está inmersa en un proceso de constante cambio. Las empresas informativas deben adaptarse a las nuevas tecnologías y hábitos de consumo. Sin embargo, las grandes infraestructuras y la rigidez de los procesos y mentalidades en la mayoría de medios dificultan esta adaptación y dejan espacio para nuevos actores innovadores y flexibles: las startups. En este artículo se emplea el método del estudio de casos para analizar cuatro iniciativas en el ámbito español, Politibot, Cuonda, Datadista y Newskid. Se emplean cuestionarios realizados a sus fundadores y al estudio del alcance de los proyectos mediante documentación. Se aprecia que estas empresas apuestan por explorar nuevos formatos, canales de distribución y vías de ingreso mediante el uso de la tecnología y dirigen sus esfuerzos a nichos temáticos. Se realza así la importancia de la flexibilidad, la mentalidad abierta y los equipos de trabajo multidisciplinares.
Article
Full-text available
This article presents a methodology to study journalism innovation in the industry trying to overcome the perspective of innovation as a technology adoption. We aim to adapt the standard typology of industrial innovation into the area of journalism. Therefore, our tool elaborates on the following four areas: a) the product or service itself, b) production and distribution processes, c) the overall organization of the company or the team, and d) marketing strategies and actions. These four areas are consistent with the tradition of economic and industrial theory and with the review of specific literature in journalism. The classification that we propose takes the shape of a form that feeds a database collecting individual journalism innovations, and a complementary form to gather data about the companies that implement them. With this descriptive methodology, researchers will be able to not only describe and depict individual innovations, but also to measure the origin, the strategy, the nature and the degree of disruption of those initiatives in the field of journalism.
Article
Full-text available
Since the final two decades of the 20th century technology mediated communication transforms from analogue into digital with serious implications on human communication. This process is usually called (digital) innovation. This article revisits the scholarly understanding of innovation in the field of media and communication from a normative point of view and subsequently develops an innovation research agenda which builds on this concept. This research agenda is built on the requirements of a democratic public sphere and consists of five levels: structural conditions, content production, communication and media economics, distribution and delivery as well as usage and user experience. Communication Innovation Studies (CIS) should undertake interdisciplinary research on communication innovation to evaluate and measure improvements or deteriorations of democratic values such as freedom, equality, diversity, solidarity and participation.
Article
Full-text available
The concept and phenomenon of media innovation is gaining some attention in the academic community, policy circles and among practitioners. However, the phenomenon is still poorly defined and not well understood. This paper therefore first analyses how media innovation is framed in the literature on media economics and media management. Then it considers to what extent the standard analysis of innovation could be applied to the media field, considering, on the one hand, the traditional view on innovation policy and, on the other hand, some of the most common indicators of innovation. Based on this information, the paper suggests a novel conceptualisation of media innovation. Furthermore, an analysis of statistical indicators on R&D expenditure leads to three assumptions related to media innovation, namely (1) that the Media and Content Industries (MCIs) are much less innovative than the ICT industries, or/and (2) that R&D statistics do not properly capture the innovativeness of the MCIs, or/and (3) that the innovative activities in media and content are largely taking place elsewhere (for instance in the ICT sector). Whereas the statistical indicators point towards the second explanation, a small round of expert interviews in Flanders revealed that there is a case for assumptions (1) and (3) as well. First of all, it was shown that all forms of innovation defined in our typology exist in the media field, but not with the same importance. The most important ones from the media industries’ point of view seems to be the innovation related to the product, notably concerning the core (e.g. creation of new types of TV shows) and business model innovation. There is also technological innovation taking place in the media industries, for instance concerning new ways to access and interact with the content but this innovation comes from out the media sector (e.g. HD-TV, search engines) and at best the media industries try to adapt to this rapidly changing technological context.
Chapter
Full-text available
In order to understand and explain current developments in the media landscape, using the lens of innovation and innovation theory adds value to media research. This chapter gives a theoretical introduction to the concept of innovation. It argues that media innovations may be related to product innovation, process innovation, position innovation, paradigmatic innovation and social innovation, and that innovation may involve different degrees of novelty. The chapter also highlights key influences on innovation in the media: (1) technology, (2) market opportunities and user behaviour, (3) behaviour of competitors, (4) regulation, (5) industry norms, (6) company strategy, (7) leadership and vision, (8) organisational structure, (9) capacity and resources, and (10) culture and creativity.
Conference Paper
Full-text available
For a long time innovation management have been focusing on radical or disruptive innovations caused by their potential to create extraordinary economic growth. Especially the TIME sectors (Telecommunication, Information, Media and Entertainment) are places of radical innovations. Although innovations in the TIME sectors influence daily life, media innovations, particular radical media innovations, its sources and impacts are understand differently in theory and practice. In this study the character, effects and the source of (radical) media innovations are discussed. The study shows that radical media innovations do not only take place on a technological level but also on the content level of media products. But the arguments for radical content-based media innovations demand for a completely different understanding of innovation. Moreover, the two levels technology and content interact strongly with each other and need to be interlinked to an integrated model of radical innovation in the media industry. Based on a deep literature review and case study research a model of measuring media innovations is introduced.
Article
Full-text available
Innovation is often described in terms of changes in what a firm offers the world (product/service innovation) and the ways it creates and delivers those offerings (process innovation). Arguably this definition is insufficient since it does not take into account two other areas where innovation is possible-market position and business models. Market position relates to the situation where an established product/service produced by an established process is introduced to a new context; here the innovation management challenge is concerned with issues like adoption behaviour and technology transfer. Business model innovation relates to the situation in which a reframing of the current product/service, process and market context results in seeing new challenges and opportunities and letting go of others.Each of these poses challenges for the ways in which innovation is organised and managed—what we term innovation management capability. The paper explores some of these challenges and also looks at the additional issues raised by discontinuous innovation, moving beyond the steady state conditions of ‘doing what we do but better’ to a new set of conditions in which ‘doing different things in different ways’ becomes the norm.
Article
Los grandes diarios de referencia del mundo están perdiendo difusión e ingresos por publicidad. La caída, lenta y contínua, ha sido acelerada por la actual crisis económica. Los profetas del mundo digital ya dan como seguro el fin de la prensa. El autor argumenta que no sólo la prensa sino todos los medios de comunicación están en medio de una revolución tecnológica. La televisión abierta, por ejemplo, pierde espectadores a una velocidad mucho mayor que la prensa pierde difusión. Paradójicamente, los grandes diarios nunca han tenido tanta influencia y alcance como ahora. La prensa cometió un grave error al ofrecer la lectura gratis de su contenido digital en la red sacrificando su versión en papel. Ahora estudia las maneras de cobrar por ese acceso. Los diarios de referencia que consigan convencer a los lectores de la relevancia de su contenido tendrán más posibilidades de enfrentar el futuro.
Article
Based on existing research in media economics, media management, as well as media history, this paper analyzes the characteristics of media innovations. These media-specific attributes help distinguish media innovation from other types of innovation and justify the necessity to establish a distinct field of research on media innovation. As a result, eight attributes are presented. These attributes refer to media innovations both as products and as processes. They characterize media innovations as multidimensional and risky products and highlight the importance of approaching media innovation development as interactive, ong-term processes that go beyond the control of particular media organizations. In conclusion, implications with respect to studying media innovations from an interdisciplinary perspective are derived.
Article
The processes of technological innovation have been widely researched, but their interactions with another type of innovation that is particularly important in sectors like the fashion and the media content industries have been neglected: stylistic innovation. This paper puts forward the idea that a better understanding of such interactions between content and technology in the media industries might help explaining differences in the receptiveness of firms towards new technological opportunities. The nature of the interactions, so it is argued in this paper, depends on three groups of key factors at the level of the product, the organization and the industry: among them, first, the locations of the different types of innovation in the media product's components; second, organizational factors like the identity and the reputation of a firm with respect to the above types of innovation; and third, the industry-specific characteristics of the certification environment in which the firms operate. Awards are discussed as specific instantiations of micro certification environments indicating quality with respect to stylistic and/or technological product features. To round off the theoretical part, a definition of stylistic innovation is developed with reference to the key concepts discussed in this paper. Within the media sector the literary publishing industry has been chosen to provide the subject of the empirical part. Two cases related to the introduction of eBook technology are presented: one is a study of the first digital literary publisher in Europe and the other is a case study of the first international eBook award, which mixes technological and stylistic criteria. Theory and cases lead to a number of hypotheses offered as potential departure points for future research into the interactions between innovation in style and technology.