ArticlePDF Available

LA EDUCACIÓN AMBIENTAL, SU REVISIÓN E IMPLEMENTACION EN LA ARGENTINA

Authors:

Abstract

Resumen—. La educación ambiental es un eje dinamizador para modificar las actitudes de las personas de manera que éstas sean capaces de evaluar los problemas de desarrollo sostenible o sustentable y abordarlos desde su propio entorno a la vez que favorezcan la participación comunitaria. Además de lograr identificar y aceptar las relaciones de interacción e interdependencia que se dan entre los elementos naturales allí presentes y mantener una relación armónica entre los individuos, los recursos naturales y las condiciones ambientales. Bajo este contexto, el objetivo principal de este trabajo es mostrar los avances acerca del conocimiento y la implementación de la educación ambiental en Argentina con énfasis en la provincia de Tucumán. A partir de esto, se proponen técnicas metodológicas que permitan garantizar una buena calidad de vida para las generaciones presentes y futuras, adquiriendo la capacidad de autocrítica, con lo cual llevaría a una toma de conciencia asegurando un cambio de comportamiento positivo hacia el medio. Palabras clave: Educación Ambiental, métodos de implementación, conciencia ciudadana. INTRODUCCIÓN A mediados del siglo XX nace una creciente preocupación por la grave situación del medio ambiente a escala local, regional y global. Es así, que la sociedad le da un claro privilegio a las cuestiones ambientales. Actualmente la educación incorpora las cuestiones ambientales en la agenda curricular y de esta forma, contribuye a la educación para el cambio en las distintas asignaturas. Hoy en día la educación ambiental está incluida en las curriculas oficiales en todos los niveles educativos brindando herramientas para la conservación y cuidado del ambiente. La tendencia a desarrollar experiencias de educación ambiental toma aún mayor impulso desde su inclusión en la Ley N° 26.206 de Educación Nacional en 2006, en el artículo 89: " El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, en acuerdo con el Consejo Federal de Educación, dispondrá las medidas necesarias para proveer la educación ambiental en todos los niveles y modalidades del Sistema Educativo Nacional, con la finalidad de promover valores, comportamientos y actitudes que sean acordes con un ambiente equilibrado y la protección de la diversidad biológica; que propendan a la preservación de los recursos naturales y a su utilización sostenible y que mejoren la calidad de vida de la población. A tal efecto se definirán en dicho ámbito institucional, utilizando el mecanismo de coordinación que establece el artículo 15 de la Ley N° 25.675, las políticas y estrategias destinadas a incluir la educación ambiental en los contenidos curriculares comunes y núcleos de aprendizaje prioritario, así como a capacitar a los/as docentes en esta temática. " Gracias a esto, la incorporación de las cuestiones ambientales en la agenda escolar produce diversas perspectivas teóricas y metodológicas que guían las actividades docentes acerca de problemáticas relevantes para trabajar, cuáles son los conceptos centrales de la problemática, qué materiales son apropiados, cuál es el objetivo de trabajar problemas ambientales, qué cambio o qué reflexiones se espera generar en los alumnos, etc. El presente informe trata de aclarar a los distintos actores institucionales de los niveles educativos los elementos teóricos que permitan promover y sostener responsablemente acciones de educación ambiental, buscando generar reflexiones acerca de su inclusión en las aulas y plasmar cómo se trabaja con la educación ambiental en los distintos escalones jerárquicos de la educación en nuestro país. DIVERSOS SIGNIFICADOS DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL El concepto de educación ambiental (EA) se reconoce oficialmente a nivel mundial en la década de los 70. Desde ese momento, su significado ha ido cambiando hasta la actualidad, en función de la evolución del pensamiento acerca del tema, de diversas concepciones teóricas y políticas institucionales. Las definiciones en nuestro país y alrededores, se podrían resumir en:  La Educación ambiental " ...es un proceso de aprendizaje permanente, basado en el respeto a todas las formas de vida… tal educación afirma
5, 6 y 7 de octubre de 2016. Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
XII Jornadas Nacionales y VII Congreso Internacional de Enseñanza de la Biología
Volver a las fuentes: La resignificación de la enseñanza de la Biología en aulas reales
LA EDUCACIÓN AMBIENTAL, SU REVISIÓN E IMPLEMENTACION EN
LA ARGENTINA
Pomares, Miguel A.; Lagoria, Maria de los A.; Avila Herrera, Gimena M.D.; Alderete, Mariela del C.; Sirombra,
Martin G.
pomaresmiguel@gmail,com
Cátedra Ecología General. Facultad de Ciencias Naturales e IML. Universidad Nacional de Tucumán. Miguel Lillo 205. San
Miguel de Tucumán, Tucumán, Argentina. 4000.
Resumen. La educación ambiental es un eje dinamizador
para modificar las actitudes de las personas de manera que
éstas sean capaces de evaluar los problemas de desarrollo
sostenible o sustentable y abordarlos desde su propio entorno a
la vez que favorezcan la participación comunitaria. Además de
lograr identificar y aceptar las relaciones de interacción e
interdependencia que se dan entre los elementos naturales allí
presentes y mantener una relación armónica entre los
individuos, los recursos naturales y las condiciones
ambientales. Bajo este contexto, el objetivo principal de este
trabajo es mostrar los avances acerca del conocimiento y la
implementación de la educación ambiental en Argentina con
énfasis en la provincia de Tucumán. A partir de esto, se
proponen técnicas metodológicas que permitan garantizar una
buena calidad de vida para las generaciones presentes y
futuras, adquiriendo la capacidad de autocrítica, con lo cual
llevaría a una toma de conciencia asegurando un cambio de
comportamiento positivo hacia el medio.
Palabras clave: Educación Ambiental, métodos de
implementación, conciencia ciudadana.
INTRODUCCIÓN
A mediados del siglo XX nace una creciente
preocupación por la grave situación del medio ambiente
a escala local, regional y global. Es así, que la sociedad
le da un claro privilegio a las cuestiones ambientales.
Actualmente la educación incorpora las cuestiones
ambientales en la agenda curricular y de esta forma,
contribuye a la educación para el cambio en las distintas
asignaturas. Hoy en día la educación ambiental está
incluida en las curriculas oficiales en todos los niveles
educativos brindando herramientas para la conservación
y cuidado del ambiente. La tendencia a desarrollar
experiencias de educación ambiental toma aún mayor
impulso desde su inclusión en la Ley N° 26.206 de
Educación Nacional en 2006, en el artículo 89:
El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, en
acuerdo con el Consejo Federal de Educación,
dispondrá las medidas necesarias para proveer la
educación ambiental en todos los niveles y modalidades
del Sistema Educativo Nacional, con la finalidad de
promover valores, comportamientos y actitudes que sean
acordes con un ambiente equilibrado y la protección de
la diversidad biológica; que propendan a la
preservación de los recursos naturales y a su utilización
sostenible y que mejoren la calidad de vida de la
población. A tal efecto se definirán en dicho ámbito
institucional, utilizando el mecanismo de coordinación
que establece el artículo 15 de la Ley N° 25.675, las
políticas y estrategias destinadas a incluir la educación
ambiental en los contenidos curriculares comunes y
núcleos de aprendizaje prioritario, así como a capacitar
a los/as docentes en esta temática.”
Gracias a esto, la incorporación de las cuestiones
ambientales en la agenda escolar produce diversas
perspectivas teóricas y metodológicas que guían las
actividades docentes acerca de problemáticas relevantes
para trabajar, cuáles son los conceptos centrales de la
problemática, qué materiales son apropiados, cuál es el
objetivo de trabajar problemas ambientales, qué cambio
o qué reflexiones se espera generar en los alumnos, etc.
El presente informe trata de aclarar a los distintos actores
institucionales de los niveles educativos los elementos
teóricos que permitan promover y sostener
responsablemente acciones de educación ambiental,
buscando generar reflexiones acerca de su inclusión en
las aulas y plasmar cómo se trabaja con la educación
ambiental en los distintos escalones jerárquicos de la
educación en nuestro país.
DIVERSOS SIGNIFICADOS DE LA EDUCACIÓN
AMBIENTAL
El concepto de educación ambiental (EA) se reconoce
oficialmente a nivel mundial en la década de los 70.
Desde ese momento, su significado ha ido cambiando
hasta la actualidad, en función de la evolución del
pensamiento acerca del tema, de diversas concepciones
teóricas y políticas institucionales. Las definiciones en
nuestro país y alrededores, se podrían resumir en:
La Educación ambiental “...es un proceso de
aprendizaje permanente, basado en el respeto a
todas las formas de vida… tal educación afirma
5, 6 y 7 de octubre de 2016. Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
XII Jornadas Nacionales y VII Congreso Internacional de Enseñanza de la Biología
Volver a las fuentes: La resignificación de la enseñanza de la Biología en aulas reales
valores y acciones que contribuyen a la
transformación humana y social y a la preservación
ecológica. Ella estimula la formación de sociedades
socialmente justas y ecológicamente equilibradas,
que conserven entre una relación de
interdependencia y diversidad»” (Tratado de
Educación Ambiental para Sociedades Sustentables
y Responsabilidad Global, La EA después de Río
92, Agenda 21).
“La educación ambiental constituye el instrumento
básico para generar en los ciudadanos, valores,
comportamientos y actitudes que sean acordes con
un ambiente equilibrado, propendan a la
preservación de los recursos naturales y su
utilización sostenible, y mejoren la calidad de vida
de la población”. (Argentina, Ley General del
Ambiente Nº 25.675 de 2002, Art. 14).
“... defínase a la Educación Ambiental como un
proceso de formación continuo y planificado que
promueve en los habitantes habilidades,
concepciones y actitudes comprometidas con un
modelo de desarrollo, producción y consumo
sustentables para el pleno ejercicio del derecho a un
ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo
humano”. (Proyecto de Ley Régimen para la
implementación de la Educación Ambiental,
Cámara de Diputados de la Nación Argentina,
2006)
“… existe cierto nivel de consenso en que la
Educación Ambiental se concreta en generar
experiencias de aprendizaje que permitan a las
personas identificar la dimensión ambiental,
caracterizarla por sus componentes y actores,
comprender las relaciones de los seres humanos con
el medio, la dinámica y las consecuencias de esta
interacción, promoviendo la participación activa y
solidaria en la búsqueda de soluciones a los
problemas planteados” (Gobierno de la Ciudad de
Buenos Aires, 2006; 17).
Estas y otras definiciones presentan algunos elementos
en común, que pueden agruparse en las siguientes ideas:
• Conciencia acerca de la importancia del ambiente,
formación de ciudadanos conscientes y conocedores de
los problemas ambientales.
• Formación de valores, comportamientos y actitudes
para la preservación del ambiente.
• Preservación ecológica y de los recursos naturales.
• Búsqueda de soluciones a los problemas ambientales.
Cabe aclarar que sólo en las definiciones más recientes
se hace mención a cuestiones vinculadas al
mejoramiento de la calidad de vida de la población y el
desarrollo humano.
¿PARA QUE ENSEÑAR EDUCACIÓN
AMBIENTAL EN LAS ESCUELAS?
Uno de los principales objetivos de la educación
ambiental es la conservación del medio ambiente donde
los seres humanos coexisten y desarrollan todas sus
actividades, lo cual requiere acciones como:
• Tomar conciencia
• Participar responsablemente
• Conocer modelos de intervención
• Tomar decisiones
• Elaborar, gestionar e implementar proyectos
• Concertar con otros actores, sin perder de vista la
solidaridad global y la equidad social.
Las instituciones educativas fueron creadas con una
función sustantiva que las diferencia de otras
instituciones: la transmisión de saberes socialmente
significativos.
Para esta función los docentes son los encargados de
acercar a los alumnos los saberes o contenidos de
aprendizaje. Podemos decir entonces que todo proceso
de enseñanza y de aprendizaje se caracteriza por la
interacción social en tres vértices que constituyen un
triángulo que se denomina escena didáctica o
triangulación didáctica: Contenidos de aprendizaje,
docente y estudiante.
La EA puede brindar la posibilidad de una mirada más
allá de la que ofrecen las disciplinas convencionales en
el currículo. Son innumerables las actividades que se
pueden desarrollar con los estudiantes, es así que existen
registros de experiencias escolares muy valiosos sobre
huertas escolares, reciclado de papel o latas descartables,
construcción de hornos de barro, plantación de árboles,
etc. Esta es una posibilidad de HACER, pero hay otras
que se van esbozando al abrir el abanico de la diversidad
y la complejidad de la educación ambiental.
LA EDUCACIÓN AMBIENTAL EN ARGENTINA
Como manifiestan Tello & Pardo (1996), el Ministerio
de Cultura y Educación, a través del Sector Curricular
(R.S.E. 268/82) propuso una actualización curricular sin
cambio de planes ni de programas, que incluía la
Educación Ambiental junto con otros temas, la cual
encontró cierta resistencia en los distintos niveles.
En 1991 se adopta un Acuerdo entre la Presidencia de la
Nación y el Ministerio de Cultura y Educación, así como
un Convenio entre el citado Ministerio y las ONGs,
apoyando la Educación Ambiental. Estos convenios
fueron acompañados de cursos dirigidos a docentes de
los distintos niveles y modalidades del sistema educativo
5, 6 y 7 de octubre de 2016. Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
XII Jornadas Nacionales y VII Congreso Internacional de Enseñanza de la Biología
Volver a las fuentes: La resignificación de la enseñanza de la Biología en aulas reales
con el fin de reforzar el conocimiento medioambiental
en las diferentes áreas y niveles, así como potenciar la
publicación de guías didácticas específicas para los
niveles de primaria y secundaria.
En el período 1992-1994 se pone en marcha en 21
provincias una experiencia institucional o Red Nacional
de Educación Ambiental impulsada a través de talleres;
en esta experiencia colabora la Embajada de Estados
Unidos y otras instituciones del país. La Ley Federal de
Educación de 1993 y la Constitución de 1994 completan
el marco institucional de la Educación Ambiental.
En la actualidad se está en un proceso de cambio y
transformación, dentro de la citada Ley Nacional de
Educación (2006) y con los documentos consensuados
por el Consejo Federal de Educación, en el que
participan los ministerios de Educación de las provincias
y sus distintos actores.
Los principales temas abordados son: la crisis ambiental,
el hombre, el medio y sus circunstancias, los problemas
ambientales globales, etc. La Educación Ambiental no se
considera en ningún caso disciplina independiente. Ya
en los contenidos básicos comunes de la Ley Federal de
Educación y también en los Núcleos de Aprendizaje
Prioritarios (NAP) de la enseñanza general básica y
orientada se hace referencia a la Educación Ambiental
como tema transversal, con un enfoque que recibe el
aporte de diferentes campos de conocimiento.
En los diseños curriculares provinciales, elaborados a
partir de los contenidos básicos comunes, se observa una
actitud favorable hacia la Educación Ambiental, aunque
no existe un avance real respecto del tradicional enfoque
ecológico.
Desde el punto de vista metodológico se proponen
técnicas y métodos didácticos que permitan satisfacer la
creatividad, participación, trabajo en equipo,
clarificación y confrontación de valores, idiosincrasia o
el fomento de acciones locales.
La EA en Argentina encara muy débilmente el análisis
de las cuestiones ambientales, tanto ecológica como
socialmente. Por este motivo, no resulta posible
profundizar en las relaciones sociales, en el campo
económico y en el poder que guían decisiones sobre la
apropiación, uso y distribución de las riquezas de los
recursos naturales en sus diversas escalas: mundial,
regional, nacional, local, etc. Así mismo, es importante
priorizar los problemas locales, con la adecuada
interrelación de lo que sucede localmente con los
procesos originados a otras escalas y que atraviesan
problemas como falta de planificación territorial,
tenencia de la tierra, etc. Como ejemplo, se puede
mencionar el uso de sustancias toxicas para cultivo, uso
indebido de agua y contaminación de la misma,
deforestación por crecimiento de zona urbana,
implantación de especies no aptas para ciertos suelos,
entre otros.
LA EDUCACIÓN AMBIENTAL EN TUCUMÁN
En la provincia de Tucumán no se ha elaborado una
propuesta articulada de educación ambiental. Sólo en el
año 2011, con la Secretaría de Ambiente y Desarrollo
Sustentable de la Nación, a través de la Unidad de
Coordinación de Educación Ambiental, se diseñó la
Estrategia Nacional de Educación Ambiental (ENEA),
que es el proceso que posibilita construir
participativamente los lineamientos de la política
nacional de educación ambiental, así como también
permite crear las condiciones para programar y concretar
acciones sobre la base de un conocimiento suficiente de
la realidad actual de la EA en Argentina y desarrollar
programas de manera conjunta y coordinada con las
reparticiones oficiales nacionales, provinciales y
municipales, así como con las ONGs y OSCs que
trabajan en el campo de la EA.
Una de las principales acciones, dentro de esta
estrategia, fue la elaboración -en forma colaborativa
entre el Ministerio de Educación y la Secretaría de
Ambiente de la Nación junto con el aporte de la
Fundación Educambiente-, de los Manuales de
Educación Ambiental “Ideas y Propuestas para
docentes”, que responden a una demanda creciente de
los docentes y estudiantes, ante la actualidad y
reconocimiento que los temas ambientales tienen en el
presente.
Así fue como, en el marco de esta propuesta, se firmó un
Convenio Provincial entre la Secretaría de Estado de
Medio Ambiente y el Ministerio de Educación, el cual
tiene por objeto la promoción y el desarrollo de la
Educación Ambiental en Tucumán.
En el Convenio se manifiesta que las actividades a
desarrollar en el ámbito de la cooperación podrán ser:
elaboración y desarrollo de proyectos educativos
ambientales destinados a los niveles inicial, primario y
secundario; programas de capacitación docente sobre
educación ambiental; participación en iniciativas y
experiencias regionales, nacionales o internacionales de
educación ambiental; intercambio de información,
documentación y publicaciones; y toda actividad
necesaria para el cumplimiento del objeto del convenio.
PROPUESTA METODOLÓGICA
Si se entiende al conocimiento como una comprensión
temporal de la realidad en lugar de una verdad absoluta y
universal, podemos asumir que la EA constituye un
proceso filosófico- metodológico fundamental que
5, 6 y 7 de octubre de 2016. Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
XII Jornadas Nacionales y VII Congreso Internacional de Enseñanza de la Biología
Volver a las fuentes: La resignificación de la enseñanza de la Biología en aulas reales
impulsa procesos de aprendizaje, tiene como finalidad
promover nuevas formas de reflexión y participación e
intenta generar en las personas conciencia de su
capacidad para transformar el mundo mostrando
posibilidades de construir alternativas.
Las propuestas metodológicas serán debidamente
apropiadas en función al contexto donde se las aplique, a
las características de los participantes y los objetivos del
proceso de enseñanza aprendizaje.
La estrategia más adecuada para un proceso de
enseñanza y aprendizaje en las instituciones educativas,
es el “taller” (aunque no es la única), ya que favorece las
condiciones de aprendizaje para la formación ambiental.
Los talleres son espacios que posibilitan el intercambio,
privilegian el vínculo, la participación, la comunicación,
la creatividad y la construcción de conocimientos con el
objeto de provocar una modificación en el modo de
entender el lugar donde uno vive y con ella al mundo.
Como lo afirma Barreiro Telma (1988), el taller “Intenta
una aproximación al conocimiento que rescata
fundamentalmente lo grupal, cierta forma de elaboración
colectiva y participativa del conocimiento, a la vez que
incorpora no sólo lo intelectual sino también lo
vivencial, a partir de un encuadre dinámico y
movilizador del trabajo grupal.”
El trabajo grupal permite reflexionar sobre la relatividad
del propio punto de vista, orientando la construcción
colectiva de conocimientos, basada en una
problematización de la realidad local y/o mundial.
Al hablar de la realización de un taller también se
propone la realización de salidas al campo a reservas
naturales o áreas protegidas, donde se podrá poner en
practica los conocimientos asimilados teóricamente.
CONCLUSIÓN
Para buscar una posible solución a todos los problemas
ambientales tanto regionales, nacionales como
mundiales, la EA es una herramienta indispensable.
Siempre es importante tener en cuenta el contexto en el
que se trabaja, así las estrategias, métodos y análisis para
trabajar son empleadas correctamente.
El tratamiento de las cuestiones ambientales en las
instituciones educativas permite abrir numerosas puertas
a los docentes y estudiantes, en cuanto al conocimiento
de nuevos contenidos y a nuevas metodologías de
abordaje, como también a nuevas visiones del mundo en
el que viven, y cuál es y cuál puede ser su rol en el
mismo, como afirma Gonzales Muñoz (1996) “… el
desarrollo de la Educación Ambiental en el sistema
educativo sólo será posible si este sistema es capaz de
adaptarse a sus necesidades y si ella, a su vez, consigue
obligarlo a un profundo cambio que replantee desde los
contenidos y metodología de sus enseñanzas; interacción
creadora que redefina, en fin, el tipo de persona que
queremos formar y los escenarios futuros que deseamos
para la humanidad”.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Aldea. Programa De Educación Ambiental. (1992).
Orientaciones didácticas para la educación ambiental en
la E. Secundaria. Junta de Andalucía. Agencia del Medio
Ambiente. Sevilla.
Barreiro, T. (1988) Los grupos de reflexión, encuentro y
crecimiento: Una propuesta para el perfeccionamiento
docente. Rev. Argentina de Educación, Buenos Aires, año
VI Nº 1, p. 77-94.
Giufré, L. (2004) “Los objetivos de desarrollo del
milenio y la educación ambiental”, en Revista de la
Facultad de Agronomía Nº 24, Universidad de Bs As.
González Gaudiano, E. (2005) “Educación Ambiental
para el desarrollo Sustentable en América Latina y el
Caribe”, en Priotto, G. -comp.- Educación Ambiental para
el Desarrollo Sustentable, Buenos Aires, Miño y Dávila
Editores.
González Muñoz, M. del C. (1996) “Principales
tendencias y modelos de la Educación Ambiental en el
sistema escolar”, en Revista Iberoamericana de Educación
Nº 11, Pag, 14 Biblioteca Virtual OEI
Gurevich, R. (2005) “Educación ambiental: un diálogo
entre el mundo de la cultura y el mundo de la naturaleza”,
en Priotto, G. -comp.- Educación Ambiental para el
Desarrollo Sustentable, Bs As, Miño y Dávila Editores.
Leff, E. (2005) “Educación Ambiental: perspectivas
desde el conocimiento, la ciencia, la cultura, la sociedad y
la sustentabilidad”, en Priotto, G. -comp.- Educación
Ambiental para el Desarrollo Sustentable, Buenos Aires,
Miño y Dávila Editores.
Núñez, F. y F. Varela -Eds.- (2003) Guía Metodológica
de Educación Ambiental, Secretaría de Estado de Medio
Ambiente y Recursos Naturales (República Dominicana) y
Fundación Moscoso Puello.
PNUMA. Red de Formación Ambiental para América
Latina y el Caribe (2003) Manifiesto por la Vida. Por una
Ética para la Sustentabilidad, México D.F.
República Argentina, Gobierno de la Ciudad de Buenos
Aires, Secretaría de Educación, Dirección General de
Educación (2006) Apuntes para pensar la educación
ambiental, 1ª ed., Buenos Aires.
Tello Blanca & Pardo Alberto. (1996), Presencia de la
Educación Ambiental en el nivel medio de enseñanza de
los países iberoamericanos Revista Iberoamericana De
Educación. Nº 11 págs. 113-151
.
Article
Full-text available
La comprensión del desarrollo sostenible para su promoción en el Eldorado, Misiones, Argentina Resumen El concepto de desarrollo sostenible, propuesto en el año 1987 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el Informe "Nuestro futuro común", es frecuentemente utilizado en el discurso formal e informal, público y privado, y en la legislación. Sin embargo luego de 33 años, la implementación de acciones prácticas para la promoción del proceso es aún limitada, debida fundamentalmente a la falta de comprensión suficiente o comprensión errónea del concepto por parte de los actores en general. El objetivo del presente trabajo es analizar el concepto de desarrollo sostenible para promover su comprensión para la aplicación práctica en el municipio de Eldorado. Con relación a la metodología, se realizaron análisis de antecedentes, revisión bibliográfica, entrevistas a actores clave, reflexión crítica sobre el concepto y el proceso de su aplicación práctica. Como resultados, se determinaron la falta de comprensión suficiente y la comprensión errónea del concepto de desarrollo sostenible, o sustentable, en la Argentina en general y en Eldorado en particular. Se concluye que la falta de comprensión suficiente y la comprensión errónea del concepto de desarrollo sostenible afectan los modos de relación entre las sociedades humanas y su ambiente, y por lo tanto dificulta la promoción del desarrollo sustentable; siendo necesario realizar actividades de educación en general y ambiental en particular, para promover la correcta comprensión del concepto y su aplicación holística, sistémica y antrópica a todas las actividades humanas para promover el proceso del desarrollo sustentable de la Argentina en general y del municipio de Eldorado en particular, de acuerdo con la propuesta de la ONU en 1987.
ResearchGate has not been able to resolve any references for this publication.