ArticlePDF Available

Relación entre la presencia de Malassezia pachydermatis y los signos clínicos encontrados en cuadros de otitis crónicas caninas en una población de perros de raza Podenco Canario

Authors:

Abstract

El papel que desempeña Malassezia pachydermatis como factor perpetuante en las otitis externas caninas ha sido muy discutido. Dada la problemática que presentan las otitis en la clínica veterinaria, hemos intentado determinar la relación existente entre las manifestaciones clínicas de otitis externas crónicas caninas, y la presencia de esta levadura en los oídos de perros de raza Podenco canario. A los perros se les realizó una exploración física general, toma de muestras de ambos conductos auditivos externos, video otoscopia, y toma de biopsias de dichos conductos. Se realizó un contaje de M. pachydermatis por campo en cada una de las muestras a mil aumentos, y con objetivo de inmersión. Los resultados citológicos fueron comparados con los obtenidos de los cultivos en placa, los signos y lesiones encontrados en la exploración y con los hallados en las biopsias. Más de la mitad dé los perros estudiados padecían otitis crónica, siendo la forma eritematosa-ceruminosa la más comúnmente diagnosticada. Se aisló M. pachydermatis en el 54'28% de los conductos auditivos externos (CAE) con signos clínicos o lesiones. Como conclusión, comprobamos que el contaje por campos de esta levadura a mil aumentos en los frotis de las muestras, es un método bastante fiable para determinar el papel patógeno de M. pachydermatis en los cuadros de otitis crónicas caninas, y para decidir si instaurar o no un tratamiento antifúngico frente a las mismas a la espera de pruebas diagnósticas más concluyentes.
Relación entre la presencia de Malassezia pachydermatis y
los signos clínicos encontrados en cuadros de otitis
crónicas caninas en una población de perros de raza
Podenco canario .
J.L.
MARTÍN*, M.T. 'fEJEDOR*,
P.
LUPIOLA*, M. MORALEs**,
Z.
GONZÁLEZ*.
*
Departamento de Microbiología, Facultad de Veterinaria, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
Apartado de Correos 550, 35080 Las Palmas de Gran Canaria.
**
Departamento de Patología Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
Resumen. El papel que desempeña Malassezia pachydermatis como factor perpetuante en las otitis externas
caninas ha sido muy discutido. Dada la problemática que presentan las otitis en la clínica veterinaria, hemos
intentado determinar la relación existente entre las manifestaciones clínicas de otitis externas crónicas caninas,
y la presencia de esta levadura en los oídos de perros de raza Podenco canario.
A los perros se les realizó una exploración física general, toma de muestras de ambos conductos auditivos
externos, video otoscopia, y toma de biopsias de dichos conductos. Se realizó un contaje de M. pachydermatis
por campo en cada una de las muestras a mil aumentos, y con objetivo de inmersión. Los resultados citológicos
fueron comparados con los obtenidos de los cultivos en placa, los signos ylesiones encontrados en la explora-
ción y con los hallados en las biopsias.
Más de la mitad dé los perros estudiados padecían otitis crónica, siendo la forma eritematosa-ceruminosa la
más comúnmente diagnosticada. Se aisló M. pachydermatis en el 54'28% de los conductos auditivos externos
(CAE) con signos clínicos o lesiones. Como conclusión, comprobamos que el contaje por campos de esta leva-
dura a mil aumentos en los frotis de las muestras, es un método bastante fiable para determinar el papel patóge-
no de M. pachydermatis en los cuadros de otitis crónicas caninas, y para decidir si instaurar o no un tratamiento
antifúngica frente a las mismas a la espera de pruebas diagnósticas más concluyentes.
Palabras clave: Otitis crónica canina; Malassezia pachydermatis; Perro.
Introducción
Podemos definir la otitis externa crónica como una
serie de cuadros caracterizados por inflamación recu-
rrente o continua del conducto auditivo externo, duran-
te un periodo igualo superior a 6 meses
(I)
.Se conside-
ra una enfermedad de etiología multifactorial cuyas
causas, en un esquema tradicional de clasificación, se
agrupan en predisponentes, primarias y perpetuantes.
Entre las principales causas primarias se encuentran
Otodectes cynotis, Demodex canis, pulgas, hipotiroi-
dismo, seborrea idiopática primaria, cuerpos extraños,
hiperplasia glandular ceruminosa, lupus eritematoso,
pénfigo foliáceo y dermatitis solar. En los casos agu-
dos, el diagnóstico y tratamiento temprano de la causa
primaria nos permiten disponer de un pronóstico favo-
rable. El problema aparece cuando concurren los facto-
res perpetuantes, siendo éstos los máximos responsa-
bles de la escasa respuesta a la terapia, y como conse-
cuencia, cronificando el cuadro.
Los veterinarios dedicados a la clínica de pequeños
animales son conocedores de la enorme tendencia que
tienen las otitis a cronificarse, convirtiéndose en una
patología desesperante para propietarios y clínicos.
La mayoría de las veces se instauran tratamientos
antiinfecciosos empíricos, y se logra controlar la sinto-
matología durante un periodo relativamente corto, pero
luego vuelve a presentarse el cuadro. Otras veces se
prescribe un tratamiento más preciso en función de los
aislamientos bacterianos y sus correspondientes patro-
nes de sensibilidad, pero aún así a menudo la terapia
fracasa si no se identifican y tratan los factores perpe-
tuantes subyacentes.
Dentro de los factores perpetuantes, Malassezia
,.
'l!OIvcnmnt.An:tlmOIWI
de
Barcelona
Servei q~
BibliotegUe~
Biblioteca de Veterinària
Clin Vel Pequeños Anim Vol. 21
n"
2 2001 J.L. MARTÍN BARRASA; M.T. Tf.JEDOR JUNCO;
P.
LUPIOLA GóMEZ; M. MORALES DORESTE; Z. GONZÁLEZ LAMA
pachydermatis es una de las causas más comunes en la
cronificación de las otitis externas, pudiendo redundar
en la aparición de infecciones secundarias después de
la antibioterapia. Así, muchos autores la describen
'como el microorganismo mayoritario aislado de casos
de otitis crónicas, con porcentajes que llegan al 90%
(2).
Algunos autores han descrito la relación existente entre
la patogenicidad de M. pachydermatis en canales auditi-
vos y el exceso de líquido y exudado en el mismo'ê".
Dado que dicha levadura es parte integrante de la
flora saprófita de la piel de mamíferos (labios, zona
interdigital, oídos, mucosa vaginal...) el dilema para los
clínicos consistirá en determinar el posible papel de
esta levadura como responsable de patología en los ais-
lados de otitis en perros
(5,6,7).
El propósito de este estudio ha sido determinar la
relación existente entre sintomatología y lesiones en
otitis externas caninas crónicas y la presencia de M.
'pachydermatis, en una población de perros de raza
Podenco canario, que viven en hábitats con graves
deficiencias higiénico-sanitarias.
Material y métodos
Se estudiaron 41 perros de raza Podenco canario (29
hembras y 12 machos) pertenecientes a cinco perreras
de la isla de Gran Canaria con deficientes condiciones
higiénico sanitarias. Los animales, de diferentes eda-
des, fueron sometidos a anamnesis, reconocimiento
físico general, exploración del conducto auditivo exter-
no con otoscopio manual tradicional y espéculo esteri-
lizado en una solución desinfectante de cloruro de ben-
zalconio. En este primer examen fueron considerados
como pacientes con otitis externa crónica todos aque-
llos perros que presentaban uno o alguno de los
siguientes signos, de manera continua o recurrente
durante un período mínimo de seis meses: dolor a la
palpación en la base de la oreja, exudado ótico, infla-
mación del conducto auditivo externo (c.a.e.), eritema
en pabellón auditivo y sacudidas de cabeza.
A estos pacientes se les practicó una video-otoscopia
con toma de biopsia del c.a.e. bajo sedación profunda
con propofol y butorfanol.
Asimismo, se recogieron dos muestras de cada oído
(canal horizontal) con hisopos estériles humedecidos
en solución salina estéril, incluidos luego en medios de
transporte AMIES (Difco). Las muestras se conserva-
ron refrigeradas a 4°C hasta su procesamiento, que se
realizó en las cinco horas siguientes a su recogida.
Una de las muestras se sembró en Agar sangre
(Difco), Agar McConkey (Difco), Agar Sabouraud
--------- 104
CÚNICA VETERINARIA
DE PEQUEÑOS
AN1MALEs,
REVISTA OFICIAL DE
AVEPA
Dextrosa (Difco) y Agar glucosa Sabouraud +Cloran-
fenicol (Cultimed) suplementado con aceite de oliva
(2%) y Tween 80 (0'2%). Las placas fueron incubadas
a 37°C durante 18-24 horas, excepto el Agar Sabouraud
suplementado con aceite de oliva que se incubó duran-
te 48 horas.
A los cocos Gram positivos se les realizó la prueba de
la catalasa y de la coagulasa (Bacto Coagulase Plasma
EDTA, Difco).
Con la segunda muestra se realizó el examen
citológi-
ca y la confirmación visual de la presencia de levaduras
en el canal horizontal. Para ello, el hisopo se rotó varias
veces por la superficie de un porta, se fijó al calor, y se
tiñó con cristal violeta (Gram Crystal Violet, Difco)
durante un minuto.
Las preparaciones fueron examinadas al microscopio
a mil aumentos con objetivo de inmersión con la finali-
dad de identificar morfológicamente M. pachydermatis
(levadura ligeramente ovalada, con gemación unipolar
que le hace adquirir una forma semejante a un cacahue-
te y ausencia de micelio) y contar el número de levadu-
ras por campo, calculándose la media, entre un total de
10 campos examinados por muestra
(1,6).
Los resultados citológicos fueron comparados con los
resultados de los cultivos en placas, los signos y lesiones
encontrados durante la exploración, así como con los
hallazgos anatomopatológicos de las biopsias tomadas.
Resultados
Los datos de sexo, edad y lesiones encontrados en la
exploración física, están recogidos en la Tabla
1.
Los machos suponen el 29'3% y las hembras el
70'7% de los animales estudiados. La edad media de la
población fue de 3' 8 años. Basándonos en la anamne-
sis, signos clínicos y examen otoscópico tradicional,
pudimos distinguir dos formas básicas de inflamación
ótica: inflamación eritematosa-ceruminosa del c.a.e. e
inflamación supurativa del c.a.e.
Estudios clínicos
1. Otitis eritematosa-ceruminosa (OEC)
Este tipo de otitis se diagnosticó en 19 perros (46' 34%).
Todos los casos presentaban curso crónico con exudados
ceruminosos de color marrón oscuro, olor a grasa rancia,
prurito intenso, acompañado con frecuencia de eritema
en la superficie interna del conducto auditivo externo, en
algunos casos dolor a la manipulación del pabellón audi-
tivo e hiperplasia de la superficie interna de la pinna
Relación entre la presencia de
Malassezia pochydermatis
y
los signos clínicos encontrados en cuadros de otitis crónicas caninas en una población de perros de raza Podenco canario
Tabla
I.
Lesiones encontradas en cada caso (C) (n=41).
eEdad (años) Sexo Lesiones
I
2
3
4
5
6
7
8
9
10
LI
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
I
1
4
2
4
2
4
6
3
4
6
0'5
4
4
7
8
6
6
6
7
6
6
2
6
4
2
0'5
1
3
4
2
3
5
3
5
1
7
2
2
3
4
H
M
H
H
H
H
H
H
H
H
M
H
M
M
H
M
M
H
H
H
H
H
H
H
H
H
M
H
H
M
M
M
H
H
H
H
M
H
H
H
M
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
D
I
I : Exudado ceruminoso marrón
+
eritema en c.a.e
D
I
I : Leve exudado ceruminoso
I: Abundante exudado ceruminoso +eritema en c.a.e.
No se observan Lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan Lesiones macroscópicas
D
I
I: Abundante exudado ceruminoso marrón
D
I
I: Exudado ceruminoso +eritema +dolor a
la
palpación
D: Exudado ceruminoso marrón
D:
Abundante exudado ceruminoso
D: Exudado mucopurulento
No se observan lesiones macroscópicas
D
I
I: Exudado ceruminoso marrón
D
I
I:
Exudado mucopuruLento de color marrón cremoso
D
I
I: Exudado ceruminoso marrón
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
D
I
I: Abundante exudado ceruminoso marrón +eritema en c.a.e.
D
I
I:
Leve exudado ceruminoso
No se observan lesiones macroscópicas
D
I
I:
Exudado ceruminoso marrón
y
dolor a la palpación
No se observan lesiones macroscópicas
D:
Exudado ceruminoso marrón
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
I: Exudado ceruminoso marrón
No se observan lesiones macroscópicas
I: Eritema Leve en c.a.e.
D
I
I:
Exudado ceruminoso marrón
No se observan lesiones macroscópicas
D
I
I: Exudado ceruminoso marrón
D
I
I:
Leve exudado ceruminoso
D
I
I:
Leve exudado ceruminoso
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
h: hembra, m: macho. D: canal auditivo externo dcho., I: canal auditivo externo izdo.
vantes a lo largo de los últimos 10 meses anteriores al
muestreo.
Se caracterizaban por la presencia a través del c.a.e.,
de una supuración de naturaleza mucopurulenta o
mucoceruminosa de color amarillento, muy fétida
(Fig.2) y, en uno de los casos, con lesiones de tipo ulce-
rativo en la superficie del c.a.e.
(Fig. 1). Las otitis de este tipo fueron bilaterales en 13
casos (31'7%) y unilaterales en 6 casos (14'6%).
2. Otitis supurativa (OS)
Sólo se diagnosticaron 2 perros (4' 8%) con este tipo
de otitis. En ambos casos se trataba de cuadros recidi-
105 ----------
Clin Vet Pequeños Anim Vol. 21
n"
2 200 1
J.L. MARTÍN BARRASA; M.T. TEJEDOR JUNCO;
P.
LUPIOLA GÓMEZ; M. MORALES DORESTE;
Z.
GONZÁLEZ LAMA
Fig.1. Otitis eritematosa--ceruminosa (OEC).
A: Acúmulo de exudado ceruminosa marrón en la entrada del con-
ducto auditivo externo.
B: Eritema intenso
y
engrosamiento de la epidermis del conducto
auditivo externo.
En un caso se trataba de una otitis externa bilateral,
mientras que en el otro, sólo estaba afectado el oído
derecho,
Resultados de los cultivos
No se observó crecimiento de bacterias Gram negati-
vas en ninguna de las muestras analizadas (n
=
82). En
18 perros (43'9%) no se aislaron
M.
pachydermatis ni
estafilococos coagulasa
(+).
Sólo uno de estos 18
perros presentó un leve exudado ceruminoso. El resto
de los animales eran asintomáticos.
Se aislaron un total de 17 estafilococos coagulasa (+)
que correspondían a 3 perros con otitis bilateral, ya11
perros con otitis unilateral.
El crecimiento de M. pachydermatis era más abun-
106
CÚMCA VETERINARIA DE PEQUEÑOS
ANiMALEs,
REVISTA OFlCIAL DE AVEPA
Fig. 2. Imagen vídeo-otoscópica de uno de los casos de otitis supu-
rativa (OS), en la que podemos observar la presencia de exudado
mucopurulento de color amarillento, en el interior del conducto
auditivo externo.
dante ymás rápido cuando se utilizaba Agar Sabouraud
Cloranfenicol con aceite de oliva que cuando se utiliza-
ba el Agar Sabouraud sin suplementar. En el primer
medio, las colonias se observaban a las 24 horas de
incubación, mientras que en el segundo se necesitaban
entre 48 y72 horas. Por otra parte, numerosos cultivos
con abundante crecimiento de M. pachydermatis en
Agar Sabouraud Cloranfenicol con aceite de oliva te-
nían un escaso crecimiento, o no existía crecimiento
alguno en Agar Sabouraud sin suplementar.
En este medio suplementado con aceite de oliva,
pudimos distinguir dos tipos de colonias de
M.
pachy-
dermatis, unas grandes de aspecto seco yceroso ycolor
crema, yotras más pequeñas yachatadas también del
mismo aspecto ycolor.
Los tipos de otitis crónicas externas relacionados con
las lesiones encontradas ycon los microorganismos
aislados en cada caso, se presentan en la Tabla Il.
Globalmente se aislaron 27 cepas de esta levadura que
correspondían a 10 perros (24'39%) de forma bilateral
y
I
a 7 perros (l7' 7%) de forma unilateral. De los 10
perros
en los que se aisló
M.
pachydermatis de forma bilateral, 1
(lO %) no padecía otitis, 2 (20%) padecían otitis crónica
supurativa (uno bilateral yotro unilateral) y7 (70%)
padecían otitis crónica eritematosa ceruminosa bilateral.
Estudios citológicos
Siguiendo el método descrito por algunos autores (1)
clasificamos las muestras examinadas en aquellas que
presentaban 4 o más M. pachydermaus por campo, las
Relación entre la presencia de
Malassezia pacltydermatis
y
los signos clínicos encontrados en cuadros de otitis crónicas caninas en una población de perros de raza Podenco canario
Tabla IT. Tipos de otitis externas (OE) encontrados, lesiones que aparecen
y
relación con el aislamiento de Malassezia
y
de estafilococos
coagulasa (+).
CCrecimiento coag (+)
DE
Lesiones
I
No se observan lesiones macroscópicas
2
No se observan lesiones macroscópicas
3
No se observan lesiones macroscópicas
7
No se observan lesiones macroscópicas
8
No se observan lesiones macroscópicas
9
No se observan lesiones macroscópicas
15
No se observan lesiones macroscópicas
19
No se observan lesiones macroscópicas
20
No se observan lesiones macroscópicas
21
DNo se observan lesiones macroscópicas
22
Dch:** Izd:** No se observan lesiones macroscópicas
23
No se observan lesiones macroscópicas
26
DNo se observan lesiones macroscópicas
28
Dch:* No se observan lesiones macroscópicas
30
No se observan lesiones macroscópicas
31
Izd:** No se observan lesiones macroscópicas
33
DNo se observan lesiones macroscópicas
36
No se observan lesiones macroscópicas
40
Dch:** No se observan lesiones macroscópicas
41
No se observan lesiones macroscópicas
4
Dch:** Izd:** OEC D / I : Exudado ceruminoso marrón + eritema en c.a.e
5
OEC D / I : Leve exudado ceruminoso
6
DOEC I: Abundante exudado ceruminoso + eritema en c.a.e.
10
Dch:** Izd:* OEC D / I :Abundante exudado ceruminoso marrón
11 Dch:** OEC D / I: Exudado ceruminoso + eritema + dolor a la palpación
12 Dch:** Izdo:** D/l OEC D: Exudado ceruminoso marrón
13
OEC D: Abundante exudado ceruminoso
16
Dch:*** Izd:* OEC D / I: Exudado ceruminoso marrón
18
Izd:** OEC D/
I:
Exudado ceruminoso marrón
24
Dch:** Izd:** DOEC D / I: Abundante exudado cerurninoso marrón + eritema en c.a.e.
25
OEC D/
I:
Leve exudado ceruminoso
27
Izd:* OEC D / I: Exudado ceríiminoso marrón
y
dolor a la palpácion
29
Dch:*** D/l OEC D: Exudado cerurninoso marrón
32
Dch:** Izd:** DOEC I: Exudado ceruminoso marrón
34
OEC I: Eritema leve en c.a.e.
35
Dch:*** Izd:*** DOEC D / I: Exudado ceruminoso marrón
37
OEC D / I: Exudado ceruminoso marrón
38
OEC D / I: Leve exudado ceruminoso
39
OEC D / I: Leve exudado ceruminoso
14
Dch:*** Izd:** OS D: Exudado mucopurulento
17
Dch:*** Izd:*** D/l OS D / I: Exudado mucopurulento de color marrón cremoso
Dch.: Cepa de Malassezia pachydermatis aislada en c.a.e. derecho.
Izd.: Cepa de Malassezia pachydermatis aislada en c.a.e. izquierdo.
Crecimiento pobre (O), abundante (00), o muy abundante (000), de Malassezia pachydermatis en Agar Sabouraud suplementado con aceite de oliva.
Coag (+): Aislamientos de cepas de
StaphY/OCOCCllS spp.
coagulasa (+), en c.a.e. izdo.
(1),
dcho. (D), o en ambos a la vez (DII).
que tenían un número inferior a 4 células de esta levadu-
ra por campo, y en las que no se observó ninguna
M.
pachydermatis por campo.
De este modo tuvimos 14 muestras en las que había
un número mayor o igual a cuatro M. pachydermatis
por campo (Fig. 3) (2 oídos sin sintomatología y 12 con
otitis externa crónica), 29 muestras con menos de cua-
tro M. pachydermatis por campo y 39 muestras en las
que no se observó ninguna levadura. De estas 39 mues-
tras en las que no se observaron levaduras, 30 (76,9%)
correspondían a oídos sanos y 9 (23,07%) correspon-
dían a oídos con un leve exudado ceruminoso.
107 --'--------
Relación entre la presencia de
Maiassezia pacliydennatis
y
los signos clínicos encontrados en cuadros de otitis crónicas caninas en una población de perros de raza Podenco canario
..
...
Fig. 3. Imagen a
mil
aumentos con objetivo de inmersión correspon-
diente al frotis (teñido con cristal violeta) de una muestra pertenecien-
te a un caso de otitis crónica eritematosa-ceruminosa, en la que se
observa un número de M. pachydermatis por campo superior a cuatro.
En la Tabla III se muestra la relación hallada entre el
número de M. pachydermatis por campo, cantidad de cre-
cimiento de las mismas en Agar Sabouraud Cloranfenicol
con aceite de oliva, y las lesiones encontradas en cada caso.
Discusión
De los 41 podencos examinados, 21 padecían otitis
crónica en diferentes formas. Este alto porcentaje
(51,2%) de perros sintomáticos podría tener su explica-
ción en las pésimas condiciones higiénico-sanitarias y
de manejo a las que estos animales están sometidos.
Hemos observado dos formas de otitis externas: erite-
matosa ceruminosa (OEC)
y
la supurativa (OS). Coin-
cidimos con otros autores en que el mayor porcentaje
de manifestación, lo presenta la forma OEC (90,47%)
mientras que la forma supurativa sólo se presenta en el
9' 5% de las otitis totales estudiadas'V'.
A pesar de que varios
autoresv'?'
describen unos por-
centajes de aislamientos de M. pachydermatis en oídos
con otitis externas más bajos que los obtenidos por
nosotros, según nuestros resultados parece existir una
relación directamente proporcional entre la presencia
de M. pachydermatis en los c.a.e. y la manifestación de
signos clínicos de otitis crónicas. En el 54,28% de los
c.a.e. con signos clínicos se aislaron dichas levaduras,
mientras que sólo en un 17% de los c.a.e. sin sintoma-
tología se aisló la misma. Estos resultados son simila-
!'es en algunos casos o ligeramente superiores, a los
porcentajes de aislamiento en otitis crónicas que des-
Fig. 4. Microfotografía de una de las preparaciones histológicas
(tinción hematoxilina - eosina) de una biopsia perteneciente a un caso
de OES. Obsérvese la presencia de M. pachydermatis en estrato cór-
neo, así como ligera hiperplasia epidérmica e hiperqueratosis.
criben determinados autores'!':
12)
aunque inferiores a
los descritos por otros(13.14).
Hemos encontrado dos rnorfologías coloniales de
M.
pachydermatis en Agar Sabouraud con aceite de oliva,
lo que coincide con lo descrito por otros autores
(15).
Asimismo hemos comprobado que el contaje por cam-
pos de estas levaduras a mil aumentos en el examen cito-
lógico de las muestras
(I),
es un método bastante fiable
para determinar el pape! patógeno que pudiera desempe-
ñar M. pachydermatis en los cuadros de otitis crónicas
caninas. Analizando la relación entre la sintomatología y
el número de estas levaduras, encontramos que en e!
85,7% de las muestras (n=14), en las que había un núme-
ro mayor o igual a cuatro M. pachydermatis por campo,
llevaban aparejadas en sus oídos de origen lesiones mani-
fiestas tanto macroscópicas como histopatológicas. En el
79,5% de las muestras (n=39), en las que no se observa-
ba M. pachydermatis, no aparecían en sus oídos de pro-
cedencia lesiones de ningún tipo. El resto de las muestras,
20,5% (n=8) en las que no se observabaM. pachyderma-
tis si presentaron lesiones paralelas en sus oídos de pro-
cedencia, si bien en un alto porcentaje (87,5%), estas
lesiones consistían únicamente en leves exudados ceru-
minosos. Las muestras en las que se contó un número
entre 1 y 4 de M. pachydermatis por campo, en nuestra
opinión, no serían lo suficientemente fiables como para
determinar el papel patógeno o no de esta levadura, pues-
to que sólo un 48,27% (n=29) de dichas muestras perte-
necían a oídos con síntomas y lesiones característicos de
otitis externas crónicas caninas.
109 ---------
Clin Vet Pequeños
Aním
Vol. 21
nO
22001 J.L. MARTtN BARRASA; M.T. TEJEDOR JUNCO;
P.
LUPIOLA GÓMEZ; M. MORALES DORESTE;
Z.
GONZÁLEZ LAMA
Tabla III. Relación entre el número de Malasseria /campo (lOOOx), el crecimiento de estas levaduras, tras 24-48h de incubación de las
muestras en Agar Sabouraud suplementado con aceite de oliva
y
la sintomatología.
CN°Malass/campo
39 D:=O 1:=0
25 D:=O 1:=0
38 D:=O 1:=0
34 D:=O 1:=0
8D:=O 1:=0
9D:=O 1:=0
3D:=O 1:=0
2D:=O 1:=0
7D:=O 1:=0
15 D:=O 1:=0
19 D:=O 1:=0
1D:=O 1:=0
41 D:=O 1:=0
23 D:=O 1:=0
36 D:=O 1:=0
20 D:=O 1:=0
37 D:=O 1:<4
21 D:=O 1:<4
33 D:<4 1:=0
40 D:<4 1:=0
29 D:<4 1:=0
18 D:=O 1:>4
31 D:=O 1:>4
5 D:<4 1:<4
13 D:<4 1:<4
6D:<4 1:<4
26 D:<4 1:<4
30 D:<4 1:<4
28 D:<4 1:<4
11 D:>4 1:<4
10 D:>4 1:>4
4 D:>4 1:<4
24 D:>4 1:<4
12 D:>4 1:<4
32 D:<4 1:<4
22 D:<4 1:>4
16 D:<4 1:<4
14 D:>4 1:<4
35 D:<4 1:>4
17 D:>4 1:>4
27 D:>4 1:<4
Crecimiento Lesiones
Dch:**
Dch:***
Dch:*
Dch:**
Dch:**
Dch:**
Dch:**
Dch:**
Dch:**
Dch:**
Dch:***
Dch:***
Dch:***
Dch:***
Izd:**
Izd:**
Izd:*
Izd:**
Izd:**
Izd:**
Izd:**
Izd:**
Izd:*
Izd:**
Izd:***
Izd:***
Izd:*
D / I: Leve exudado cerurninoso
D / I: Leve exudado cerurninoso
D / I: Leve exudado ceruminoso
I: Eritema leve en c.a.e.
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
D / I: Exudado ceruminoso
marrón
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
D: Exudado cerurninoso
marrón
D / I: Exudado ceruminoso
marrón
No se observan lesiones macroscópicas
D / 1 : Leve exudado ceruminoso
D: Abundante exudado ceruminoso
I: Abundante exudado ceruminoso +eritema en c.a.e.
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
No se observan lesiones macroscópicas
D / I: Exudado cerurninoso +eritema +dolor a la palpación
D / I: Abundante exudado ceruminoso
marrón
D.I
1 : Exudado ceruminoso marrón +eritema en c.a.e
D/
I:
Abundante exudado cerurninoso
marrón
+eritema en c.a.e.
D: Exudado ceruminoso marrón
I: Exudado ceruminoso marrón
No se observan lesiones macroscópicas
D / I: Exudado ceruminoso
marrón
D: Exudado mucocopurulento
D / I: Exudado ceruminoso
marrón
D / I: Exudado mucopurulento de color marrón cremoso
D / I: Exudado cerurninoso marrón ydolor a la palpación
Crecimiento pobre ('), abundante ("), o muy abundante ("'), de Malassezla pachydermatis.
En ninguno de los 41 casos estudiados encontramos
Candida spp. a pesar de utilizar para el aislamiento de
levaduras Agar Sabouraud con ysin antibiótico. Estos
resultados coinciden con los descritos por algunos
autores (16), pero difieren significativamente de los
obtenidos por otros (10).
Según los datos obtenidos, parece evidente que existe
una potenciación del efecto patógeno entre M, pachy-
dermatis ylos estafilococos coagulasa
(+).
El 70% de
oídos con ambos microorganismos presentaron signos
de otitis crónicas externas. Mientras que sólo se aisla-
lID
CÚNlCA VETEffiNARIA DE PEQUEÑOS ANIMALES, REVISTA OFICIAL DE AVEPA
ron en 2 c.a.e. con sintomatología, estafilococos coagu-
lasa (+) sin levaduras.
En conclusión, consideramos que Malassezia
pachy-
dermatis desempeña un papel importante como agente
patógeno en las otitis externas crónicas, aislándose en un
alto porcentaje en los conductos auditivos externos de
estos pacientes pertenecientes a la raza Podenco canario.
Una buena herramienta diagnóstica, económica ysen-
cilla de realizar, que permitiría decidir si instaurar o no
un tratamiento antifúngica en este tipo de pacientes, a la
espera de técnicas ypruebas diagnósticas más conclu-
Relación entre la presencia de
Malassetia pachydennatis
yJos signos clínicos encontrados en cuadros de otitis crónicas caninas en una población de perros de raza Podenco canario
yentes (cultivos, biopsias, etc) es el contaje de M. pachy-
dermatis por campo a mil aumentos. Así, en los oídos
cuyas muestras presenten mas de cuatro M. pachyder-
matis
por campo estaría indicado, con un alto porcentaje
de fiabilidad, comenzar la terapia antifúngica. No se ins-
tauraría en los que no se observan estas levaduras, yque-
darían como casos dudosos para tratamiento antifúngica,
aquellos casos en los que el número de M. pachyderma-
tis por campo esté entre uno ycuatro.
Agradecimientos
Deseamos agradecer a Dña. Raquel Betancor Reula
su colaboración en la toma de muestras y al Dr. Pedro
Herráez, del Servicio de Anatomía Patológica de la
Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Pal-
mas de Gran Canaria, su colaboración en la realización
de fotografías de las lesiones, así como en los estudios
histopatológicos de las biopsias.
Summary. The role of Malassezia pachydermatis as a factor for the perpetuation of chronic canine otitis externa has been
very discussed. Due to the problematic of otitis in veterinary medicine, we have tried to determine the relationship between
clinical signs of chronic canine otitis externa and the presence of this yeast in ears of dogs of Podenco canario breed.
Dogs were explored, samples of both ear canals were taken, and video otoscopy and biopsy were made. Counting of
M.
pachydermatis was made by microscopic examination of glass slides of the samples under oil irnmersion (lOOOx). Cytologic
results were compared with the ones of plates cultures, signs and clinical manifestations found in clinical exploration and
with biopsy results.
More than a half of dogs
in
our study suffered from chronic otitis, being erythematous-ceruminous form the most cornmon
one. M. pachydermatis was isolated in 54'28% of external ear canals with clinical signs or lesions. As conclusion, we have
showed that counting of this yeast by fields under IOOOxresolution in glass slides of the samples is a reliable method to
determine the pathogenic role of Malassezia pachydermatis in chronic canine otitis and to decide if an antimycotic treatrnent
must be initiated while we wait for other diagnostic probes.
Key words: Chronic canine otitis; Malassezia pachydermatis; Dog.
Bibliografía
1.
Cole LK, Kwochka KW, Kowalski rr, Hillier A. Microbial flora
and antimicrobial susceptibility patterns of isolated pathogens
from the horizontal ear canal and middle ear in dogs with otitis
media. JAVMA 1998; Vol212 (4): February 15: 534-538.
2. Blanco IL, Guedeja-Marrón J, Hontecilla R, García ME. Diag-
nóstico Microbiológico de otitis externas crónicas caninas.
Laboratorio Veterinario Avedila 8/97: 6-9.
3. Mansfield PD, Boosinger TR, Attleberger MH. Infectivity of
Malassezia pachydermatis in the external ear canal of dogs.
JAAHA, 1990; 26
(1):
97-100.
4. Huang HP. An introduction to Malassezia associated otitis in
dogs. Journal of the Chinese Society of veterinary Science 1994;
20: (3): 211-216.
5. Kiss G, Radványi Sz, Szigeti G. Nex combination for the the-
rapy of canine otitis externa.
1.
Microbiology of otitis externa.
Journal of Small Animal Practice 1997; 38: 51-56.
6. Mason IS, Mason KV, Lloyd DH. A review of the biology of
canine skin with respect to the commensals Staphylococcus
intermedius, Demodex canis and Matassezia pachydermatis.
veterinary Dermatology
1996; 7: 119-132.
7. Guillot J, Chermette R, Gueho E. Prevalence of the genus
Malassezia in the Mamrnalia. Journal de Mycologie Medicale
1994; 4: 2, 72-79.
8. Carlotti DN, Roy ST, Le-Roy STo Otitis externa in the dog:
aetiology and clinical findings; literature review and retrospec-
tive study of 752 cases. Practique Medicale and Chirurgicale
de l'Animal de Compagnie 1997; 32 (3): 243-257.
9. Cruz-Bonatto Dda, Brustein R, Costa de Araujo PC, et al.
Microbial flora isolated from the ears of dogs at the Laboratory
of Bacteriology and Mycology, Jorge Vaitsman Veterinary
Medicine Institute, Rio de Janeiro, Brazil. Revista Brasileira de
Ciencia Veterinaria 1999; 6
(1):
44-46.
10. Blanco JL, Guedeja-Marrón J, Hontecillas R, et
al.
Microbiolo-
gical diagnoses of chronic otitis externa in the dogo Zentralbl
vetennarmed 1996; 43 (8): 475-482.
11. Kiss G, Szigeti G. Incidence of Malassezia pachydermatis
(yeast).
1.
Characterization of Malassezia genus. Il. Its impor-
tance in canine otitis externa. Magyar Allatorvosok Lapja,
1993; 48: 2,76-81.
12. Staroniewicz Z, Krol J, Cierpisz J. Bacterial and fungal flora in
dogs with otitis externa. Medycyna Wetel)'I1aryjna 1995; 51
(11): 667-670.
13. Nobre M,Meireles M, Gaspar LF, et al. Malassezia pachyder-
matis and other infectious agents in otitis externa and dermati-
tis in dogs. Ciencia Rural 1998; 28 (3): 447-452.
14. Wallmann J. Investigation into the aetiological importance of
Malassezia pachydermatis in otitis externa of the dogo Ed.
Freien Universitat, Berlin. 1998.
15. Kiss G, Radvanyi S, Szigeti G. Characteristics of Malassezia
pachydermatis strains isolated from canine otitis externa.
Mycoses 1996; 39 (7 7-8): 313-321.
16. Bernardo FM, Martins HM, Martins ML. A survey of mycotic
otitis externa of dogs in Lisbon. Revista Iberoamericana de
Micología 1998; 15 (3): 163-165.
111
... El análisis citológico de los exudados óticos puede utilizarse de rutina, es una técnica económica, simple y arroja resultados inmediatos que permiten verificar el carácter microbiológico de la infección y monitorear la respuesta a la terapia. Algunos autores lo consideran suficiente como para implementar el tratamiento de la otitis 16,22 . ...
Article
Boehringer, S.I.: Valor diagnóstico del examen citológico en las otitis externas de caninos. Rev. vet. 22: 1, 38–42, 2011 Palabras clave: perro, Malassezia, otitis externa, canal auricular, análisis citólogico.
Article
Full-text available
The Malassezia pachydermatis ( Pityrosporum canis) is found in the whole skin microflora. It seems to occur as a consequence of changes in the local microenvironment, such as moist increase, temperature or substrate enhancement, generating a raising on cell quantity, which brings the transition from commensal form to parasitism. The purpose of this work was to evaluate the prevalence of M. pachydermatis infection and other infectious agents in external otitis and dog dermatitis as well. We also examined 78 samples of dogs suffering from otitis, 36 samples of dogs having normal auditive tube and 24 having dermatitis. All samples were submitted to direct microscopic examination. They were cultured in blood agar, also in Sabouraud agar dextrose with cloranfenicol and cicloheximide. By direct examination showed that 50% of the samples on dogs with otitis and dermatitis 16.6% showed several cels resembling M. pachydermatis. However from healthy ear sample 83.3% did not present cells with this form. M. pachydermatis was isolated on 80.7% of otitis samples, on 25% of normal auditive tube samples and finally, 37.5% of dog dermatitis samples. It was isolated Staphylococcus intermedius, S. aureus, S. epidermidis, Pseudomonas aeruginosa, Proteus sp, Streptococcus sp and Otodectes cynotis from samples of animals with otitis. Cases of dermatites allowed also the isolation of Staphylococcus intermedius, S. aureus, S. epidermidis, Microsporum canis, M. gypseum, Trychophyton mentagophytes and Demodex canis. M. pachydermatis was the most prevalent agent in cases of external otitis and dermatitis, being an opportunistic agent, that cause otitis and dermatitis when thereis a change in the microenvironment
Article
An investigation into the carriage of Malassezia yeasts on the skin of 271 domestic and 85 wild Mammals has been carried out. Ear samples were co1lected with sterile cotton tipped swabs. Skin was sampled by rubbing a piece of sterile fitted carpet. Sabouraud's glucose agar with addition of 0.05 p. 100 chloramphenicol and 0.05 p. 100 cycloheximide, and the same medium with 1 p. 100 olive oil were used for the cultures. The plates were incubated for one week at 32°C and 37°C, respectively. Among the 356 animals examined representative of 40 different species, 122 (34 p. 100) had Malassezia yeasts on the skin, especially in the external ear canal (27 p. 100). The prevalence of lipophilic yeasts was found particularly important in some animal species (29 p. 100 of cows, 36 p. 100 of cats, 57 p. 100 of pigs, 66 p. 100 of dogs and 75 p. 100 of 'pachyderms'). For these species, the presence of yeasts seemed to be correlated with the amount of lipids on the skin. In contrast, no Malassezia yeasts were recovered from Rodents, Lagomorphs and Insectivora. Most of the strains isolated from domestic and wild Carnivora (33 dogs, 18 cats, 2 bears, 2 fennecs and 2 ferrets) belonged to the non lipid dependent species Malassezia pachydermatitis. On the other hand, lipid dependent strains, hitherto correlated to the anthropophilic species Malassezia furfur, were recovered from 23 pigs, 7 elephants, 3 chimpanzees, 2 rhinoceros, 2 sheep, 1 cow, 1 cheetah and 1 okapi. No dermatological lesions were observed at the time of sampling, except for 18 dogs, 12 cats, 2 fennecs, 2 ferrets and 1 okapi suffering from otitis externa. The possible etiological role of Malassezia yeasts in animal cutaneous diseases is discussed.
Article
Skin disease associated with the cutaneous commensal organisms Staphylococcus intermedius, Malassezia pachydermatis and Demodex canis is frequently encountered in veterinary medicine. In treatment the aim is elimination of the commensal, but recurrence of skin disease is not unusual. In this review, these potentially pathogenic commensals and their ecology are discussed with particular reference to skin biology and the surface ecosystem. The strategies employed by the micro-organisms for survival and the defence mechanisms of the host are considered. Disease occurs when the virulence of the commensal overwhelms the resistance of the host. It is hoped that an understanding of the complex nature of the skin and its commensals will lead to a better understanding of those diseases associated with commensals and in consequence more effective treatment.
Article
The morphological, cultural and biochemical characteristics of 80 M. pachydermatis strains isolated from cases of canine otitis externa were studied. Microscopically, the strains could be subdivided into two phenotypes. All M. pachydermatis strains grew well on Sabouraud glucose, yeast morphology and modified malt extract agar, but formed two distinct colony types. All strains were characterized by no fermentation. Assimilation of glucose, mannitol (42 strains), sorbitol (40 strains) and peptone was observed, but no ethanol assimilation. Urease and catalase tests were positive, while indole and acetoin production was not detected. All strains showed proteinase, caseinase, lecithinase and peroxidase positivity but to varying extents. Esterase activity was observed for all Malassezia strains when using Tween 20, 40 and 60, whereas Tween 80 was hydrolysed by only 42 strains. No coagulase or haemagglutinating activities were detected. When compared for satellite phenomenon and vitamin requirements, some Malassezia strains could not grow in the absence of nicotinic acid but grew well in the presence of staphylococci. In susceptibility tests, all strains showed the highest susceptibility to ketoconazole. On the basis of the biochemical differences, M. pachydermatis seems to be a heterogeneous species and can be divided into two groups.
Article
The microbiological characteristics of otic exudates from 26 dogs with chronic otitis externa was studied with special reference to the implication of yeasts in the aetiology of the disease. A high frequency of yeasts and Staphylococcus aureus were isolated, alone or in association. In reference to the yeasts, there was a clear predominance of the genus Candida (48% of the total yeasts). Malassezia (Pytirosporum) represented only 3% of the isolates. It can be concluded that yeasts have an important role in the pathogenicity of this disease. For the microbiological diagnosis of otitis externa, we recommend the simultaneous use of Columbia/5% Sheep Blood Agar and Sabouraud-Dextrose without antibiotic addition, the use of 37 degrees C as the incubation temperature and direct microscopic observation of the sample before culture.
Article
In order to compound a new drug combination against canine otitis externa (OE), 515 dogs affected with OE were subjected to physical examination and microbiological analysis of their ear exudates. OE was erythematous-ceruminous in 83 per cent and suppurative in 17 per cent of the patient material. Erythematous-ceruminous inflammations were characterised by severe pruritus and accumulation of brownish, greasy cerumen in the auditory canal. The yeast Malassezia pachydermatis was isolated from the ears of 76 per cent of the dogs, often in combination with Staphylococcus intermedius bacteria. M pachydermatis showed the most sensitivity, in decreasing order of efficacy, to ketoconazole, econazole, clotrimazole, miconazole and nystatin. S intermedius isolates were most sensitive to amoxycillin-clavulanic acid, enrofloxacin, cephalexin and gentamicin. The microorganism most frequently isolated from dogs with suppurative OE was Pseudomonas aeruginosa; in some cases Proteus, Streptococcus and Pasteurella were also isolated. The P aeruginosa isolates showed the highest sensitivity to gentamicin, polymyxin B and tobramycin.
Article
To compare microbial flora and antimicrobial susceptibility patterns of isolated pathogens from the horizontal ear canal and middle ear in dogs with otitis media. Prospective study. 23 dogs with chronic bilateral otitis externa. Swab specimens of the horizontal ear canal and middle ear were obtained for cytologic analysis, bacterial culture, and antimicrobial susceptibility testing. Integrity of the tympanic membrane was observed. If the tympanic membrane was intact, myringotomy was performed to collect specimens. Otitis media was diagnosed in 38 of 46 (82.6%) ears evaluated. The tympanic membrane was intact in 71.1% of the ears with otitis media. The 3 most common organisms isolated from the horizontal ear canal and middle ear were Staphylococcus intermedius, yeast, and Pseudomonas spp. A difference in total isolates or susceptibility patterns between the horizontal ear canal and middle ear was found in 34 (89.5%) ears. Compared with results of bacterial culture, cytologic examination of swab specimens was not as effective for detection of rods and cocci from the middle ear. In dogs with chronic otitis externa, otitis media often exists even when there is an intact tympanic membrane. In our study, the same isolates were rarely found in the horizontal ear canal and middle ear. Therefore, to choose appropriate antimicrobial agents, in addition to cytologic examination, bacterial culture and susceptibility testing of swab specimens from the horizontal ear canal and middle ear should be performed.
Article
One hundred and thirteen dogs of different breeds and with different clinical forms of external otitis were mycologically and bacteriologically examined. Forty six of those dogs showed abnormal cerumen with a high yeasts contamination. These yeasts belong to four species: Malassezia pachydermatis (80.4%), Cryptococcus laurentii (13.1%), Candida parapsilosis (4.3%) and Trichosporon cutaneum (2.1%). All strains, excepting C. laurentii were highly lipolytic. Most of the clinical cases associated with those yeasts were chronic, with hyperkeratosis and lichenification, and most of them were relapsed otitis (91.3%). The most affected dogs were a pendulous ears breeding (65.7%) and males (86.8%). Some dogs had other cutaneous disorders (seborrhoeic dermatitis, pemphigus). In vitro tests, using seven different antifungal drugs were systematically performed. All strains revealed to be 5-fluorocytosine-resistant and 32% of them were also resistant to nystatin. One M. pachydermatis isolated was resistant to all of the tested antifungal drugs.
An introduction to Malassezia associated otitis in dogs
  • H P Huang
Huang HP. An introduction to Malassezia associated otitis in dogs. Journal of the Chinese Society of veterinary Science 1994; 20: (3): 211-216.