ArticlePDF Available

Application of GIS in the morphological classification of types of coast: the example of Cies Islands (Galicia, NW Iberian Peninsula)

Authors:

Abstract and Figures

La preocupación por las regiones costeras ha sido muy importante a lo largo de la historia. En los últimos años, con la evolución experimentada por los SIG ha surgido una gran oportunidad de profundizar en su mejor conocimiento. La presente investigación se ha centrado en buscar una aproximación metodológica semiautomática a las costas rocosas que ayude a poder caracterizar mejor las costas rocosas. Para ello se han seleccionado las Illas Cíes. Se han usado ortofotografías y datos LIDAR, a partir de los cuales se ha generado información del terreno de 0,5 m de resolución. Su combinación ha permitido diferenciar 10 tipos de costa singularizados por su asociación a plataformas litorales, acumulaciones de bloques en su base o distintos perfiles topográficos, así como por enmarcarse en sectores acantilados o de sistemas playa-duna.
Content may be subject to copyright.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
161
Geografia e Ordenamento do Território, Re vista Electrónica
Centro de Estudos de Geografia e Ordenamento do Território
http://cegot.org
ISSN
:
2182-1267
G
OMEZ
-P
AZO
,
A
LEJANDRO
Departamento de Xeografía. Universidad de
Santiago de Compostela
Praza da Universidade, 1. 15782, Santiago de Compostela
alejandrogomezpazo@gmail.com
P
EREZ
-A
LBERTI
,
A
UGUSTO
Laboratorio de Tecnoloxía Ambiental, Instituto de
Investigacións Tecnolóxicas, Universidade de
Santiago de Compostela
Bloque-A, Campus Universitario Sur, 15782 Santiago de
Compostela
augusto.perez@usc.es
Aplicación de los SIG en la clasificación morfológica de los tipos de
costa: el ejemplo de las Illas Cíes (Galicia, NO de la Península
Ibérica)
Aplicação dos SIG na classificação morfológica dos tipos de costa: o exemplo
das Ilhas Cíes (Galícia, NO da Península Ibérica)
Application of GIS in the morphological classification of types of coast: the
example of Cíes Islands (Galicia, NW Iberian Peninsula)
Referência:Gomez-Pazo, Alejandro; Pérez-Alberti, Augusto (2016). Aplicación de los SIG en la clasificación
morfológica de los tipos de costa: el ejemplo de las Illas Cíes (Galicia, NO de la Península Ibérica). Revista de
Geografia e Ordenamento do Território (GOT), n.º 9 (junho). Centro de Estudos de Geografia e Ordenamento
do Território, p. 161-185, dx.doi.org/10.17127/got/2016.9.008
RESUMEN
La preocupación por las regiones costeras ha sido muy importante a lo largo de la historia.
En los últimos años, con la evolución experimentada por los SIG ha surgido una gran
oportunidad de profundizar en su mejor conocimiento. La presente investigación se ha
centrado en buscar una aproximación metodológica semiautomática a las costas rocosas
que ayude a poder caracterizar mejor las costas rocosas. Para ello se han seleccionado las
Illas Cíes. Se han usado ortofotografías y datos LIDAR, a partir de los cuales se ha generado
información del terreno de 0,5 m de resolución. Su combinación ha permitido diferenciar 10
tipos de costa singularizados por su asociación a plataformas litorales, acumulaciones de
bloques en su base o distintos perfiles topográficos, así como por enmarcarse en sectores
acantilados o de sistemas playa-duna.
Palabras clave: SIG, costa, geomorfología litoral, Islas Cíes.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
162
RESUMO
A preocupação pelas regiões costeiras tem sido muito importante ao longo da história. Nos
últimos anos, com a evolução experimentada pelos SIG, surgiu uma grande oportunidade
para aprofundar a sua compreensão. Esta pesquisa centrou-se numa abordagem
metodológica semi-automática para a classificação das costas rochosas que ajudam a
caracterizar melhor as costas rochosas. Para este feito foram selecionadas as Ilhas Cies.
Usaram-se ortofotos e dados LIDAR, com os quais se geraram informações da superfície
com 0,5 m de resolução. A sua combinação permitiu individualizar 10 tipos de costa em
ligação com as suas plataformas costeiras associação, as acumulações de blocos na sua base
ou associadas a diferentes perfis topográficos, assim como, enquadradas em sectores
escarpados ou sistemas de praia-duna.
Palavras-chave: GIS, costa, geomorfologia costeira, Ilhas Cíes.
ABSTRACT
The concern for coastal regions has been very important throughout history. In recent years,
with the evolution experienced by the SIG has emerged a great opportunity to deepen your
understanding. This research has focused on search a semi-automatic methodological
approach to the rocky shores that help to better characterize the rocky ecosystems. For this
purpose, the Illas Cíes have been selected. It have used orthophotos and LIDAR data, from
which it has generated information from the field of 0.5 m resolution. Their combination has
allowed 10 types of coast singled out by his association with coastal platforms,
accumulations of blocks in your base, or different topographic profiles, as well as framed in
sectors cliffs or beach-dune systems.
Keywords: GIS, coast, coastal geomorphology, Cíes Islands.
1. Introducción
El interés por el conocimiento de las zonas costeras viene siendo una cuestión fundamental
para los investigadores a lo largo de la historia (Carter, 1998; Bird, 2008; Woodroffe, 2003) y
dentro de ellas, por su menor grado de conocimiento, las costas rocosas (Emery y Kuhn,
1982; Trenhaile, 1987; Trenhaile et al., 1999). En cualquier caso, la comprensión de su
dinámica ayuda a una mejor planificación y gestión así como a predecir cualquier evento
catastrófico (Pérez-Alberti et al., 2002; Del Río y Gracia, 2007, 2009; Del Río, Gracia y
Benavente, 2009). En la actualidad, el grado de conocimiento de la franja litoral supera las
necesidades existentes en el pasado, en relación con el acelerado cambio global, que augura
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
163
un aumento del nivel medio del mar (IPCC, 2013). Por lo tanto, poder conocer el aumento
potencial del nivel medio del mar en los distintos puntos del planeta es muy importante
para la seguridad de la población y para el mantenimiento de las infraestructuras (D’Ercole
et al., 2011). Es igualmente clave el conocimiento de los riesgos a los que están sometidas
las zonas costeras en función de diversos factores como la diversidad litológica, las formas
topográficas o la influencia oceánica (Del Río y Gracia, 2009). Unido a este interés por los
sistemas costeros se debe destacar la importancia de los avances logrados por los Sistemas
de Información Geográfica en los últimos tiempos, transformándose en una herramienta
indispensable, para el análisis de la realidad territorial (Dikau, 1989; Green y King, 2003;
Nelson et al., 2015; Terranova et al. 2009; Ferraris, Firpo y Pazzaglia, 2012; Gao et al., 2013),
permitiendo conseguir un alto nivel de detalle, que otorga a los estudios y sus resultados
una mayor seguridad y precisión.
Los avances tanto en las herramientas SIG como, especialmente el acceso a fuentes de
información, como Modelos Digitales del Terreno y ortofotografías, ha facilitado su uso (Lin
y Oguchi, 2006; Kasei et al., 2009; Kawabata y Bandibas, 2009; Ebert et al., 2011; Pereira y
Pérez-Alberti, 2013; Pérez-Alberti, 2014) y favorecido la puesta en marcha de nuevas
investigaciones, y más concretamente en las costas rocosas (Trenhaile et al., 1999; Pérez-
Alberti et al., 2011; Pérez-Alberti et al., 2012; Pérez-Alberti et al., 2013; Pérez-Alberti y
Trenhaile, 2015).
Teniendo en cuenta lo anterior se puede entender la importancia de conocer las principales
características que determinan la forma y el comportamiento de cada segmento de costa.
Por ello, mediante la presente investigación se ha tratado de realizar, con la ayuda de las
herramientas SIG, una clasificación de tipos de costa que permita llegar a un mejor
entendimiento de sus dinámicas y predecir su posible evolución. Para ello se han usado
ortofotografías y datos LIDAR
1
procedentes del PNOA
2
, a partir de los cuales se han
generado Modelos Digitales del Terreno (MDT o MDS).
1
(Light Detection and Ranging). Se trata de un sensor activo que emite pulsos de luz que interactúan con la
atmósfera o el suelo de distinto modo según el tipo de elemento con el que se encuentre. (Chuvieco, 2010)
2
Plan Nacional de Ortofotografía Aéreas http://goo.gl/kBntUe [Consulta: 28/12/2015]
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
164
Figura 1 - Mapa de localización y perfiles topográficos.
El área de estudio se sitúa en el archipiélago de las Illas Cíes, en Galicia (Figura 1), y más
concretamente en dos de sus islas, Faro y Monteagudo, en donde se ha hecho una
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
165
clasificación de los tipos de costa buscando una metodología que pudiera ser extrapolable a
otras zonas costeras. El archipiélago de las Illas Cíes se encuentra en el noroeste de la
Península Ibérica, más concretamente en Galicia, región que cuenta con alrededor de 2.100
km de costa, teniendo en cuenta las diversas islas (POLGalicia, 2010). Se trata de un
territorio con una gran heterogeneidad en lo que a tipos de costa se refiere, siendo los
contrastes muy acusados en pequeños tramos litorales en los que se puede asistir a una
sucesión de costas acantiladas y amplios arenales (Pérez-Alberti, 1986; Pérez-Alberti y
Blanco-Chao, 2005). La zona de estudio a la que se ciñe este trabajo comprende la totalidad
de las islas de Monteagudo y Faro, que forman la parte más extensa del archipiélago, con
cerca de 300 hectáreas (Mouriño Lourido et al., 2002).
2. Caracterización del área de estudio
Las Illas Cíes están situadas en la boca de la Ría de Vigo (Figura 1). Su posición juega un
importante papel como limitador de los intercambios entre el interior de la ría y el océano,
definiendo en buena medida la evolución del archipiélago, que cuenta con dos vertientes
muy diferenciadas: una occidental más abrupta donde se alcanzan las mayores altitudes y
pendientes y otra oriental que está dominada por la costa baja, con pendientes reducidas en
la mayor parte y con una presencia destacada de arenales, que no existen en la vertiente
más expuesta al océano (Figura 1, perfiles A y B).
Litológicamente dominan los granitos de dos micas de facies de grano medio intensamente
fracturados, lo que está directamente relacionado con la configuración de las Cíes en
general y en particular con su modelado de detalle. El origen del archipiélago se retrotrae al
de las rías y del relieve litoral del NO de la Península Ibérica, íntimamente ligado a la
tectónica como ya defendía Pannekoek (1970). Al mismo tiempo no se pueden olvidar en
ningún caso la acción erosiva tanto marina como fluvial, que ha tenido un papel
complementario, al igual que ha ocurrido con los procesos fríos (Casal Vila, 2003). En el caso
concreto del área de estudio la etapa más importante para su formación se sitúa en el
Terciario inferior, durante el Paleógeno, hace entre 65 y 24 millones de años, momento en
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
166
el que se generó una gran falla que se alarga desde el sur de Aveiro (Portugal) hasta el norte
de las Illas Cíes, con una longitud de más de 300 kilómetros. Este sistema de fracturación
está ligado con strike-slips faults (de Vicente et al., 2011) y ha generado formas sigmoides
que se pueden apreciar con gran claridad en distintos puntos de la costa y a diferentes
escalas.
Su combinación provocó la existencia de zonas de debilidad que fueron aprovechadas por la
erosión marina para abrir corredores que separan la costa acantilada. Algunos de estos han
sido colmatados por sedimentos durante los periodos fríos del cuaternario (Pérez-Alberti et
al., 2009). Su posterior destrucción ha provocado la existencia de playas de bloques (coídos)
en la base y acantilados verticales de remate plano, cuya presencia se ciñe esencialmente a
la vertiente occidental del archipiélago.
Por su carácter insular la zona presenta características climáticas diferentes a la zona
continental más próxima de Vigo y Península do Morrazo. Se puede considerar como un
clima atlántico subhúmedo, con unas diferencias térmicas muy reducidas a lo largo del año
con una temperatura media de 13.8 ⁰C y precipitaciones moderadas con una media de 877
mm, que son casi nulas en los meses estivales, produciéndose el 70 % entre los meses de
octubre y marzo (Carballeira et al., 1983) que pueden llegar a representar en algunos años
la mitad de las que caen en el continente (Costas, 2008) hecho que, además de relacionarlo
con la condición de insularidad mencionada anteriormente, también se debe ligar a la baja
altitud del archipiélago, no superando los 192 metros.
Por su parte la dirección del viento es mayoritariamente de componente norte o nor-
nordeste, en el punto SIMAR
3
más próximo, teniendo en cuenta los valores anuales.
Diferenciando por estaciones destaca la presencia de la componente S-SO durante el
invierno, que desaparece casi en su totalidad durante el verano. El oleaje que llega al
archipiélago es predominantemente de componente O-NO en periodos anuales, pero al
igual que para los vientos existen variaciones estacionales. Durante el invierno el oleaje es
más claramente de componente oeste (Figura 2).
3
Punto SIMAR 1044069 localizado al oeste de la isla Norte o de Monteagudo.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
167
Figura 2 - Rosas de oleaje anual (izquierda) e invernal (derecha)
4
.
En este punto también se registran las alturas máximas de ola, dato muy importante de cara
a entender las zonas en las que la erosión es mayor, que se encuentran principalmente en la
fachada occidental y el norte de la Illa de Monteagudo, sectores que por su disposición
reciben de forma más directa las olas de mayor altitud durante el periodo invernal. A este
respecto cabe destacar que durante el invierno, en el período 1958-2015, el 31 % de las olas
superan los 3 metros de altura significativa, cifra que se reduce en las demás estaciones,
siendo aproximadamente del 14 % en primavera y otoño y casi insignificantes en el verano.
En términos anuales y teniendo en consideración los datos anteriores, se puede decir que
un 20 % de las olas registradas superan los 3 metros de altura significativa. Otro elemento
fundamental para caracterizar el litoral es el régimen mareal dominante en el mismo, siendo
en este caso de carácter mesomareal y con una periodicidad semidiurna, es decir, dos
pleamares y dos bajamares cada 24 horas (Rosón et al., 2008).
En cuanto al nivel de protección del archipiélago de las Illas Cíes se debe destacar que
fueron declaradas Parque Nacional en el año 2002, junto a otros archipiélagos gallegos
formando el Parque Nacional Marítimo-Terrestre das Illas Atlánticas de Galicia, pero ya
desde el año 1980 gozaban de la categoría de Parque Natural.
Se trata de un territorio que ha tenido una influencia humana relativamente importante, a
diferencia de lo que se podría pensar, y cuyas modificaciones en el terreno tienen un gran
impacto en la actualidad, sobre todo las realizadas en el último siglo. Esta influencia queda
4
Datos de Puertos del Estado recogidos en el punto SIMAR 1044069 para el período 1958-2015 con un
intervalo de 3 horas y considerando como invierno el periodo de diciembre a febrero.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
168
patente de un modo muy perceptible en la vegetación arbórea del archipiélago, que tras las
repoblaciones de la década de 1950 por parte del ICONA
5
, está dominada por eucaliptos
(Eucalyptus globulus) y pinos (Pinus pinaster), reduciéndose en buena medida las especies
propias del lugar. A ellos hay que unirle la construcción de las infraestructuras que se
pueden encontrar en la actualidad en las Cíes, como son los muelles, destacando sobre todo
el de Rodas por su mayor actividad y el dique que une la isla de Monteagudo y de Faro. Tras
su construcción este dique sufrió una serie de reparaciones y modificaciones en la década
de 1940 a causa de su deterioro y en la actualidad aún continúa marcando la dinámica del
lagoon (Figura 3).
Figura 3 - Aspecto del lagoon en 1956, 1981 y 2010.
Se trata de una pieza fundamental de cara a poder entender la evolución futura que puede
vivir la zona del sistema de Rodas, siendo el manejo de la dinámica del lagoon uno de los
elementos de interés para la realización de diferentes estudios.
El ser humano también ha producido cambios reseñables en el comportamiento de los
sistemas arenosos, como en el caso de Rodas con la extracción de arena entre 1950 y 1970
(Costas, 2006) y más recientemente con el aumento del número de visitantes a las islas y el
uso que realizan de los sistemas arenosos.
5
Instituto para la Conservación de la Naturaleza. Organismo administrativo español que desaparece en 1991
con la asunción de la mayoría de sus competencias por las Comunidades Autónomas.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
169
3. Metodología
Para la caracterización de los tipos de costa se han empleado los programas ArcGIS 10.3
(licencia de la USC) y SAGA 2.1.2 (Conrad et al., 2015). El material usado han sido las
ortofotografías del vuelo americano, 1956; del vuelo interministerial del 1981; del SIGPAC,
2003 y del PNOA (2010). Esta última es la más recientes de las disponibles para la zona de
estudio y en la que se basa primordialmente este estudio. Además de los materiales
anteriores también se ha empleado el Modelo Digital del Terreno de 5 metros (MDT05-
LIDAR) y los archivos LAS del LIDAR. Toda esta información ha sido extraída del Centro de
Descargas del Instituto Geográfico Nacional
6
. Para poder conseguir un mayor nivel de
detalle en el análisis y por lo tanto llegar a una mayor exactitud en la clasificación, se optó
por realizar un Modelo Digital del Terreno para toda la isla a partir de los datos de la nube
de puntos LIDAR. Para tal fin se empleó el software SAGA y se realizó un modelo digital con
una resolución de 0,5 m. La utilización de estos archivos (LAS) se debe a la gran calidad del
MDT que se puede construir (Pereira et al., 2013). La diferencia entre el modelo del IGN de
5 metros de resolución y este se aprecia con gran claridad, como se puede ver al realizar el
sombreado de ambos archivos (Figura 4).
6
<http://centrodedescargas.cnig.es/CentroDescargas/index.jsp> (Consulta a: 25/11/2015).
4
Localización de la zona y comparación MDT con pixel 5 m y MDT con
pixel de 0.5 m.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
170
El procedimiento seguido en SAGA se limitó a la selección únicamente de los datos de la
nube de puntos LIDAR que hiciesen referencia al terreno, según la clasificación de los
mismos realizada por el IGN que acompaña a los archivos descargables. Una vez definidos
estos valores se depuraron todas aquellas zonas, sobre todo en el mar, que pudiesen llevar
a errores de altura, como consecuencia de los rebotes. Después de unir todos los archivos
que forman el área de trabajo se realizó su unión para posteriormente construir el MDT
mediante la función Triangulation dentro del entorno Gridding de SAGA. Con el archivo ya
finalizado y exportado se prosiguió su análisis en ArcGIS, elaborando distintas capas de
Altitud (A) y Pendiente (P) a partir del MDT de 0.5 metros. De este modo se consiguieron
dos capas diferenciadas que se clasificaron de la manera que aparece reflejada en tabla 1.
Altitud (A)(metros) Pendiente (P)
0 – 15 < 3°
16 – 30 3 – 15°
31 – 50 16 – 30°
51 – 80 31 – 50°
81 – 120 51 – 85°
121 - 189
En relación con la altura se generó una clasificación en 6 categorías, en función del rango
altitudinal existente. Su distribución se ha basado en el intento de que todos los grupos
pudieran ser característicos y que no hubiera escalones vacíos en contraposición con rangos
extremadamente amplios, en los que pudiesen aparecer un número de registros elevado.
En cuanto a la pendiente se optó por una clasificación en 5 categorías, una vez analizada la
diversidad de pendientes existentes en la zona de estudio mediante los datos del MDT, la
Tabla
1
-
Intervalos seleccionados para la altura y la pendiente del frente costero.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
171
ortofotografía aérea y del trabajo de campo. Esta diversidad queda patente en la diferencia
entre pendientes muy bajas y zonas que pueden llegar a los 80°. Con estas agrupaciones se
ha buscado conocer las diferencias existentes entre los distintos sectores que se encadenan
en la franja costera destacando la división entre los dos últimos rangos. Dicha división ha
buscado una caracterización idónea para el archipiélago, ya que las zonas con pendientes
superiores a los 30° representaban un área demasiado amplia dentro de la zona de estudio,
por lo que de no realizarse la agrupación de zonas con pendiente superiores a los 50° los
resultados visuales de esta variable serian poco representativos.
Tras una primera agrupación de los tipos de costa a partir de cada una de estas variables de
formas separada, que no proporcionó ningún dato relevante, se realizó una conversión a
formato poligonal y posteriormente se interseccionaron ambas para lograr un único shape
que agrupara las características tanto de altura como de pendiente en un mismo polígono.
Con los datos resultantes y la ayuda de la ortofotografía se procedió a la delimitación de lo
que se consideró como zona costera, para la posterior delimitación de cada agrupación. La
línea utilizada para tal fin ha sido la del tope superior del acantilado, o cliff top, definida en
el lugar donde la ruptura de pendiente muestra con claridad una diferenciación entre la
costa/acantilado propiamente dicho y la zona interior. Este tipo de delimitación acostumbra
usarse en el caso de los acantilados verticales por la mayor facilidad para su definición, pero
para este estudio se consideró que esta aproximación era la más idónea, dentro de la
dificultad que entraña su definición en una costa como la de las Cíes. La utilización de la
ortofotografía ha sido el último recurso, para marcar el cliff top, otorgándole en todos los
casos un mayor peso a los datos objetivos de altura y pendiente, que se mencionaron con
anterioridad.
Una vez definida la línea de costa se elaboró una clasificación de los tipos de costa en
función de las variables anteriores, dando como resultado 15 categorías. En una primera
aproximación no se alcanzó el nivel de detalle, ni la diferenciación entre las distintas
agrupaciones deseado, por lo que a partir de los 15 grupos mencionados se realizaron una
serie de perfiles topográficos, a lo largo de toda la costa del archipiélago, con el fin de poder
caracterizar mejor los distintos tipos de costa. Con este procedimiento el número de tipos
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
172
de costa se vio reducido a 10, un número bastante manejable y que muestra con claridad las
diferencias existentes en las Illas Cíes.
4. Resultados
A través de los procedimientos que se han mostrado en el apartado anterior, se llegó a la
clasificación final de 10 tipos de costa para el archipiélago de las Illas Cíes, cuya distribución
se puede ver en la (Figura 5). Esta caracterización engloba desde los tipos de mayor
pendiente como son los 1 y 2, que destacan en la zona más expuesta a la acción marina,
hasta la categoría 10 que representa la costa baja, dominada por los arenales de la vertiente
oriental, donde la erosión causada por el océano es menor (Tabla 2). Todas las
características de los diferentes tipos de costa que figuran en la (Tabla 2) se han definido a
partir del análisis conjunto de las distintas variables empleadas en este estudio, y
mencionadas con anterioridad, como son la pendiente, la altura y los perfiles topográficos
de las distintas zonas analizadas, pudiendo comprobar su localización en la Figura 5. Para
lograr realizar una mención de las principales características de cada una de las tipologías se
ha analizado con más detalle la totalidad de la superficie ocupada por las mismas, para de
este modo llegar a una caracterización que tenga en cuenta las formas más destacas de
cada sector del archipiélago.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
173
Figura 5 - Mapa de distribución de los tipos de costa, la localización de los cortes topográficos y
ejemplos de los tipos de costa más destacados.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
174
Tipo Altura Pendiente Características Situación
1 > 16 m > 50 Acantilados verticales Fachada occidental y extremo
norte de Monteagudo
2 > 80 m > 50 Acantilados de mayor altitud Vertiente occidental
3 < 80 m > 15 Frecuente presencia de coídos
en la base de los acantilados
Norte de las islas y fachada
occidental
4
>80 m
<80 m
15 – 30
3 – 15
Agrupación compleja según
perfil
Mayormente en la fachada
oriental
5 < 80 m 3 – 30 Perfil compuesto Zona del dique, fachada oriental
y extremo sur
6 30 – 80 m 15 – 30 Perfil marcado por la etapa
evolutiva de la plataforma
Vertiente occidental próxima al
dique
7 < 30 m 30 – 50 Con plataforma en la base del
acantilado
Zona norte vertiente oriental
8 < 30 m 30 – 50 Sin plataforma en la base de los
acantilados
Extremo norte de la vertiente
oriental
9 30 – 80 m 30 – 50 Sin acumulaciones en la base el
acantilado
Vertiente occidental de la isla
norte
10 < 15 m > 3 Costa baja/arenales Vertiente oriental
Tabla 2 - Características de los 10 tipos de costa.
El tipo 1 de costa definido se corresponde con los acantilados de mayor pendiente (Figura
6), pudiendo llegar a superar los 80° en algunas zonas, característica que hace que sólo se
encuentre en aquellas zonas donde la influencia marina es mayor. Se trata de áreas en las
que predominan los procesos erosivos relacionados con la llegada de olas de mayor altura
del período invernal, frecuentemente de componente O-NO, las cuales impiden la
acumulación de sedimentos en la base de los acantilados.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
175
Figura 6 - Perfil tipo de costa 1 (a la izquierda con la altura máxima y a la derecha en detalle).
El tipo 2 de costa está asociado a los acantilados de una mayor altitud, que al igual que en el
caso anterior se encuentran en áreas de alta influencia marina. Se trata de los de mayor
potencia que se pueden encontrar en el archipiélago y que se pueden considerar como
mega-acantilados por su altitud dentro del rango altitudinal en el que se encuentra el
archipiélago, donde la altitud máxima alcanza los 192 metros aunque según autores como
Bird (2008) muchos de los acantilados que se presentan en esta agrupación quedarían
enmarcados dentro de los altos acantilados.
Los depósitos sedimentarios existentes dentro de este tipo quedan reducidos a pequeños
sectores de la zona norte, asociados a playas de bloques (coídos) al abrigo de salientes. En el
caso de la isla sur este tipo está ligado a pequeñas plataformas litorales de menos de 20
metros. El perfil que se forma en este caso es extremadamente homogéneo, lo que se
relaciona con el sustrato predominantemente granítico que presenta una resistencia más
homogénea a la erosión que en otros lugares, no existiendo rupturas de pendiente hasta el
cliff top, que coincide en ocasiones con la parte más elevada de la isla.
Figura 7 - Perfil topográfico Tipo 2.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
176
El tipo 3 de costa se caracteriza por un perfil tendido con variaciones en su pendiente en la
parte baja en relación con plataformas y zonas de acumulación, que no superan los 100
metros en su desarrollo longitudinal. En las zonas de acumulación hay que destacar la
presencia de coídos compuestos por bloques que pueden superar los 5 metros en el eje
mayor.
Figura 8 - Perfiles topográficos del tipo 3 (a la izquierda con la altura máxima y a la derecha en
detalle).
En el tipo 4 se unen ambas categorías (Tabla 2) dado que sus perfiles presentan una gran
similitud, lo que se debe relacionar con la reducida importancia que tiene en este
archipiélago la variación altitudinal. Las acumulaciones no son características y tan sólo
aparecen representadas con claridad en el extremo sur.
Figura 9 - Perfiles topográficos del tipo 4 (a la izquierda con la altura máxima y a la derecha en
detalle).
El tipo 5 de costa se encuentra en relación con plataformas litorales inclinadas en la parte
norte. Esta tipología se encuentra en las zonas con una menor importancia de la influencia
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
177
marina, presentando un perfil compuesto por una base casi plana o de pendiente muy baja
que evoluciona hacia una ruptura de pendiente relacionada con el fin de la zona de
acumulación, a partir de la cual la pendiente aumenta conforme aumenta la altitud.
Figura 10 - Perfiles topográficos del tipo 5 (a la izquierda con la altura máxima y a la derecha en
detalle).
En el tipo 6 de costa se puede observar un perfil irregular en las proximidades del mar en
función de la etapa evolutiva en la que se encuentre la plataforma litoral y que aumenta el
porcentaje de pendiente constantemente conforme se aleja de la costa. Se trata de una
costa baja con una importante presencia de pequeñas plataformas litorales.
Figura 11 - Perfiles topográficos del tipo 6 (a la izquierda con la altura máxima y a la derecha en
detalle).
Los tipos 7 y 8 presentan unas características muy similares, siendo el matiz que lleva a
englobarlos en grupos diferentes su contacto con el mar, que es por medio de plataformas
litorales en el primer tipo, mientras que en el segundo el contacto es directo. En el tipo 7 su
perfil presenta una ruptura de pendiente a partir de la plataforma litoral que puede dar
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
178
lugar a un segundo nivel de plataforma, o zona plana, según su nivel evolutivo derivando
posteriormente en una pendiente que se reduce conforme aumenta la altura. Por su parte,
el tipo 8 tan sólo aparece en el extremo norte de la vertiente oriental, con una pendiente
más homogénea que en el caso anterior, siendo su desarrollo longitudinal mayor que el que
del tipo 7, pese a que este está asociado a las plataformas litorales.
Figura 12 - Perfiles topográficos de detalle, a la izquierda el tipo 7 y a la derecha el tipo 8.
El tipo 9 representa acantilados que entran directamente en el mar y que no tienen ningún
tipo de acumulación en su base como consecuencia de la exposición abierta a la influencia
marina. En cuanto a su perfil, presenta una pendiente suave en la base, con un posterior
cambio brusco en la zona media, para suavizarse progresivamente en la parte superior.
Figura 13 - Perfiles topográficos del tipo 9 (a la izquierda con la altura máxima y a la derecha en
detalle).
El tipo 10 que se ha identificado se ha denominado como costa baja, estando limitado a los
arenales y pequeñas plataformas como la existente en la trasplaya de Rodas, en el entorno
del lagoon. La localización de este tipo está relacionada directamente con las zonas de
menor influencia marina, en las que se hace posible la sedimentación de material fino. Se
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
179
trata de una categoría cuyos perfiles topográficos son muy variables al encontrarse en una
costa sedimentaria, donde la evolución es mucho más rápida si la comparamos con las
costas rocosas (Trenhaile, 1997), por lo que no se puede definir con claridad un perfil tipo
para todo el conjunto, pero lo que si se cumple es que las alturas y las pendientes son muy
bajas, como se mencionó con anterioridad.
Figura 14 - Perfil topográfico del tipo 10 ajustado a la altura máxima.
5. Discusión
Las costas son sistemas dinámicos que están sometidos a una continua evolución (Cowell y
Thom, 1994) como consecuencia de los factores que influyen en su dinámica. Dentro de
ellos los sectores rocosos presentan una gran originalidad (Trenhaile, 1987; Sunamura,
1992) pero también una gran dificultad a la hora de investigarlos por las dificultades de
acceso a muchos lugares y la necesidad para algunos estudios de datos de un amplio
espectro temporal.
A lo largo del tiempo se asiste a una continua evolución de los métodos empleados para
conocer el funcionamiento de los sistemas costeros y su evolución. En el caso de las costas
rocosas los esfuerzos se han centrado, por una parte, en mejorar el conocimiento mediante
modelos matemáticos (Trenhaile, 2000; Trenhaile, 2001a; Trenhaile, 2001b; Trenhaile,
2001c; Trenhaile, 2004b; Trenhaile, 2005; Trenhaile, 2010a) para simular, por ejemplo, los
diferentes escenarios de evolución de las plataformas litorales, con el objetivo de entender
y lograr tipificar escenarios prospectivos del comportamiento de los sistemas costeros
rocosos o, por otro lado, para conocer el grado de movilidad de los acantilados (Epifanio et
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
180
al., 2013; Marqués et al., 2011), de las playas de bloques asociadas (Pérez-Alberti y
Trenhaile, 2015a; Pérez-Alberti y Trenhaile, 2015b) o centrarse en el estudio del papel de las
herencias (Trenhaile et al., 1999) quedando en un segundo plano las clasificaciones
tipológicas de las costas realizadas desde un punto de vista más genérico (Finkl, 2004;
Balaguer et al., 2006).
En el momento actual, con el avance de las tecnologías SIG, se pueden lograr unas
clasificaciones con una gran precisión. En este punto también es muy importante destacar la
accesibilidad que existe a los datos necesarios para realizar estudios de este tipo a nivel de
detalle, dado que toda la información utilizada en la realización de este estudio es accesible
de forma gratuita a través del Centro de Descargas del Instituto Geográfico Nacional de
España.
Los trabajos existentes para el archipiélago de las Illas Cíes se han centrado casi en su
totalidad, exceptuando las guías del parque nacional que no profundizan en la dinámica
geomorfológica, en el sistema playa-duna-lagoon de Rodas (Costas et al., 2005; Costas et al.,
2006a; Costas et al., 2006b; Costas et al., 2006c; Costas y Alejo, 2007; Costas, 2008; Costas
et al., 2009) que focaliza la atención de los estudiosos dada su importancia no solo como
atractivo turístico sino porque también se busca conocer la dinámica de la zona y su futura
evolución para tratar de solventar los problemas que se le pueden avecinar como la
colmatación del lagoon.
Por ello, con esta investigación se trató de dar un paso más en el conocimiento de las islas y
realizar una caracterización pormenorizada de las características de su costa para de este
modo conseguir un mayor conocimiento de cada zona y poder comprender como ha sido su
evolución pasada y cual será, a priori, la dinámica futura que va a seguir este archipiélago.
Conocer los rasgos topográficos de la fachada costera ayuda a la comprensión de su
dinámica evolutiva, al tiempo que aporta una cartografía que potencia el acercamiento a los
ecosistemas. El conocimiento y clasificación de la costa del archipiélago da pie a un mejor
entendimiento del comportamiento de cada sector y permite evaluar de una forma más
clara los agentes que posibilitan las distintas características dominantes en cada zona. Los
mismos agentes que se pueden encontrar en este caso de estudio como es la influencia
marítima, el aumento del nivel del mar, los vientos o las precipitaciones, tienen igualmente
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
181
importancia en otras zonas en las que dicha caracterización de tipologías costeras puede
llevar a una mejor comprensión de los inconvenientes que suscita la localización de
infraestructuras o asentamientos humanos. De este modo mediante el entendimiento del
porqué da las distintas formas que se pueden encontrar en el litoral se lograría un mejor
planeamiento y se evitarían riesgos, de ahí la importancia de lograr una metodología sencilla
y clara para la clasificación de las zonas costeras. Gracias a estas metodologías se puede
llegar a una rápida caracterización de sectores litorales diversos, favoreciendo de este modo
una mayor rapidez a la hora de llevar a cabo actuaciones en la franja costera y pudiendo
posibilitar una ordenación del litoral más sencilla.
6. Conclusiones
El estudio que se ha presentado permite concluir lo siguiente:
1. La gran importancia que tienen las herramientas SIG a la hora de poder caracterizar las
costas delimitando tipologías, suponiendo en todo caso una importante automatización de
los procesos y permitiendo llegar a caracterizaciones de gran complejidad al permitir utilizar
un gran número de variables y reduciendo en buena medida los tiempos de trabajo.
2. Los métodos empleados para la clasificación costera de las Illas Cíes puede ser
extrapolable a otros sectores costeros, en los que incluso se podría aumentar el número de
variables utilizadas en este caso de estudio, como podría ser la inclusión de la litología en
aquellas zonas en las que el sustrato variara, lo que no ocurría en el caso de las Cíes.
3. Se han diferenciado claramente las dos vertientes del archipiélago, lo que era de esperar
al utilizar variables como la pendiente y la altitud y estando los valores más elevados de
estas en la vertiente occidental, donde se superan los 180 metros y se alcanzan pendientes
de 80°.
4. La combinación de los tipos de costa con otras capas de información, como suelos, flora o
fauna, puede ser de gran utilidad a la hora de entender los ecosistemas desarrollados sobre
costas rocosas.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
182
7. Referencias
BALAGUER, P., et al., 2006. Zonificación del litoral balear frente a un posible derrame o vertido de
hidrocarburo. Establecimiento de un Índice de Sensibilidad Ambiental (ISA) de la línea de costa. In: A. PÉREZ-
ALBERTI and J. LÓPEZ-BEDOYA eds., Actas de la IX Reunión Nacional de Geomorfología, Santiago de
Compostela, pp. 311-322.
BIRD, E.C.F., 2008. Coastal Geomorphology. 2. ed. ed. Chichester [u.a.]: Wiley ISBN 9780470517291.
CARBALLEIRA, A., et al. Bioclimatología de Galicia. A Coruña: Fundación P. Barrié de la Maza. Conde de Fenosa,
1983.
CASAL VILA, B., 2003. Gran Enciclopedia Galega Silveiro Cañada. Lugo: El Progreso.
CHUVIECO, E., 2010. Teledetección Ambiental: La Observación De La Tierra Desde El Espacio. Barcelona: Ariel.
CONRAD, O., et al, 2015. System for Automated Geoscientific Analyses (SAGA) V. 2.1.4. Geoscientific Model
Development, July 1, vol. 8, no. 7, pp. 1991-2007. Available
from: https://doaj.org/article/ab5da2a980594222ad31bc4c7a3fdfe1 ISSN 1991-959X. DOI 10.5194/gmd-8-
1991-2015.
COSTAS, S., 2008. Origen y evolución del conjunto playa-duna-"lagoon" de Cíes (Parque Nacional Marítimo-
Terrestre De Las Islas Atlánticas De Galicia). Madrid: Organismo Autónomo Parques Nacionales, D.L.
COSTAS, S. y ALEJO, I., 2007. Local and Global Influences on the Evolution of a Transgressive Sand Barrier: Cíes
Barrier, Northwest Spain. Journal of Coastal Research, no. 50, pp. 1121-1125.
COSTAS, S., ALEJO, I. y NOMBELA, M.A., 2006a. Sand barrier behavior under man-induced inlet relocation.
Journal of Coastal Research, January 1, pp. 428-432. Available
from: http://www.jstor.org/stable/25741610 ISSN 0749-0208.
COSTAS, S., ALEJO, I. y NOMBELA, M.A., 2006b. The Role of Sediment Source in Beach Management. A Case
Study from Cíes Islands (NW Spain). Journal of Coastal Research, January 1, pp. 1389-1394. Available
from: http://www.jstor.org/stable/25742982 ISSN 0749-0208.
COSTAS, S., ALEJO, I., VILA-CONCEJO, A. y NOMBELA, M.A., 2005. Persistence of Storm-Induced Morphology on
a Modal Low-Energy Beach: A Case Study from NW-Iberian Peninsula. Marine Geology, vol. 224, no. 1, pp. 43-
56. Available from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0025322705002641 CrossRef. ISSN
0025-3227. DOI 10.1016/j.margeo.2005.08.003.
COSTAS, S., SOBRINO, C.M., ALEJO, I. y PÉREZ-ARLUCEA, M., 2009. Holocene Evolution of a Rock-Bounded
Barrier-Lagoon System, Cíes Islands, Northwest Iberia. Earth Surface Processes and Landforms, September 15,
vol. 34, no. 11, pp. 1575-1586 CrossRef. ISSN 0197-9337. DOI 10.1002/esp.1849.
COSTAS, S., et al, 2006c. Cyclical Evolution of a Modern Transgressive Sand Barrier in Northwestern Spain
Elucidated by GPR and Aerial Photos. Journal of Sedimentary Research, September 1, vol. 76, no. 9, pp. 1077-
1092. Available from: http://jsedres.geoscienceworld.org/cgi/content/abstract/76/9/1077 CrossRef. ISSN
1527-1404. DOI 10.2110/jsr.2006.094.
COWELL, P.J. y THOM, B.G., 1994. Morphodynamics of coastal evolution. In: Cambridge: Cambridge University
Press. Morphodynamics of Coastal Evolution, pp. 33-86.
D'ERCOLE, R., et al. Recursos De Respuesta Inmediata Y De Recuperación Temprana Ante La Ocurrencia De Un
Sismo Y/O Tsunami En Lima Metropolitana Y Callao. HAL CCSD, 2011 Available from: https://hal.archives-
ouvertes.fr/halsde-00964437.
DEL RÍO, L. y GRACIA, F.J., 2007. Análisis de la vulnerabilidad de los acantilados atlánticos de la provincia de
Cádiz ante la erosión costera. Cuaternario Y Geomorfología, vol. 21 (1), pp. 87-101.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
183
DEL RÍO, L. y GRACIA, F.J., 2009. Erosion Risk Assessment of Active Coastal Cliffs in Temperate Environments.
Geomorphology, vol. 112, no. 1, pp. 82-95. Available
from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0169555X09002165 CrossRef. ISSN 0169-555X. DOI
10.1016/j.geomorph.2009.05.009.
DEL RÍO, L., GRACIA, F.J. y BENAVENTE, J., 2009. Mass Movements and Cliff Retreat Along the SW Spanish
Coast. Journal of Coastal Research, January 1, vol. SI, no. 56, pp. 717-721. Available
from: http://www.jstor.org/stable/25737672 ProQuest Environmental Science Journals. ISSN 0749-0208.
DIKAU, R., 1989. The Application of a Digital Relief Model to Landform Analysis in Geomorphology. Three
Dimensional Applications in Geographical Information Systems, pp. 51-77.
EBERT, K., HÄTTESTRAND, C., HALL, A.M. y ALM, G., 2011. DEM Identification of Macroscale Stepped Relief in
Artic Northern Sweden. Geomorphology, vol. 123(3), pp. 339-350.
EMERY, K.O. y KUHN, G.G., 1982. Sea Cliffs: Their Processes, Profiles, and Classification. GSA Bulletin, July 1,
vol. 93, no. 7, pp. 644. Available
from: http://bulletin.geoscienceworld.org/cgi/content/abstract/93/7/644 CrossRef. ISSN 0016-7606. DOI
SCTPPA>2.0.CO;2.
EPIFÂNIO, B., ZÊZERE, J.L. y NEVES, M., 2013. Identification of Hazardous Zones Combining Cliff Retreat Rates
with Landslide Susceptibility Assessment. Journal of Coastal Research, January 1, vol. 2, no. 65, pp. 1681.
Available from: http://search.proquest.com/docview/1681906535 ProQuest Environmental Science Journals.
ISSN 0749-0208.
FERRARIS, F., FIRPO, M. y PAZZAGLIA, F.J., 2012. DEM Analyses and Morphotectonic Interpretation: The Plio-
Quaternary Evolution of the Eastern Ligurian Alps, Italy. Geomorphology, May 1, vol. 149, pp. 27-40. Available
from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0169555X12000232 CrossRef. ISSN 0169-555X. DOI
10.1016/j.geomorph.2012.01.009.
FINKL, C.W., 2004. Coastal Classification: Systematic Approaches to Consider in the Development of a
Comprehensive Scheme. Journal of Coastal Research, January 1, vol. 20, no. 1, pp. 166-213. Available from:
http://www.jstor.org/stable/4299277CrossRef. ISSN 0749-0208. DOI CCSATC]2.0.CO;2.
GAO, M., et al, 2013. DEM and GIS Analysis of Geomorphic Indices for Evaluating Recent Uplift of the
Northeastern Margin of the Tibetan Plateau, China. Geomorphology, May, vol. 190, pp. 61-72 CrossRef. ISSN
0169-555X. DOI 10.1016/j.geomorph.2013.02.008.
GREEN, D.R. y KING, S.D., 2003. Coastal and Marine Geo-Information Systems : Applying the Technology to the
Environment. Dordrecht: Kluwer Academic Publishers ISBN 9780306480027.
IPCC., 2014. Climate Change 2013. Cambridge University Press, March 1 ISBN 110705799X.
KASAI, M., IKEDA, M., ASAHINA, T. y FUJISAWA, K., 2009. LiDAR-Derived DEM Evaluation of Deep-Seated
Landslides in a Steep and Rocky Region of Japan. Geomorphology, vol. 113, no. 1, pp. 57-69. Available
from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0169555X09002359 CrossRef. ISSN 0169-555X. DOI
10.1016/j.geomorph.2009.06.004.
KAWABATA, D. y BANDIBAS, J., 2009. Landslide Susceptibility Mapping using Geological Data, a DEM from
ASTER Images and an Artificial Neural Network (ANN). Geomorphology, vol. 113, no. 1, pp. 97-109. Available
from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0169555X09002372 CrossRef. ISSN 0169-555X. DOI
10.1016/j.geomorph.2009.06.006.
LIN, Z. y OGUCHI, T., 2006. DEM Analysis on Longitudinal and Transverse Profiles of Steep Mountainous
Watersheds. Geomorphology, vol. 78, no. 1, pp. 77-89. Available
from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0169555X06000304CrossRef. ISSN 0169-555X. DOI
10.1016/j.geomorph.2006.01.017.
MARQUES, F., MATILDES, R. y REDWEIK, P., 2011. Statistically Based Sea Cliff Instability Hazard Assessment of
Burgau-Lagos Coastal Section (Algarve, Portugal). Journal of Coastal Research, January 1, vol. SI, no. 64, pp.
927. Available from: http://search.proquest.com/docview/1675866869 ProQuest Environmental Science
Journals. ISSN 0749-0208.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
184
MOURIÑO LOURIDO, J., OTERO PÉREZ, X.L., SIERRA-ABRAÍN, F. y ALONSO IGLESIAS, P., 2002. Guía Das Illas
Cíes. Vigo: Concello de Vigo.
NELSON, J.R., et al., 2015 Approach for Assessing Coastal Vulnerability to Oil Spills for Prevention and
Readiness using GIS and the Blowout and Spill Occurrence Model. Ocean & Coastal Management, 2015, vol.
112. pp. 1-11. DOI 10.1016/j.ocecoaman.2015.04.014
PANNEKOEK, A.J., 1970. Aditional Geomorphological Data on the Ria Area of Western Galicia (Spain). Leidse
Geologische Modelingen, no. 37, pp. 185-194.
PEREIRA, A., GOMES, A. y PEREZ-ALBERTI, A., 2013. Vantagens Da Utilização De Dados ALS (LiDAR) Na
Caracterização Morfológica Das Vertentes Costeiras Da Galiza (Espanha): Aplicação Ao Setor De Mougás. GOT -
Geography and Spatial Planning Journal, December, vol. 4, pp. 223-248 CrossRef. DOI
10.17127/got/2013.4.010.
PÉREZ-ALBERTI, A., 1986. Xeografía De Galicia. Vigo: Galaxia.
PÉREZ-ALBERTI, A., 2014. Caracterización Geomorfológica Mediante SIG De La Costa Septentrional de
Marruecos. Geo-Temas, vol. 14, pp. 59-62 ISSN 1576-5172.
PÉREZ-ALBERTI, A. y TRENHAILE, A.S., 2015a. An Initial Evaluation of Drone-based Monitoring of Boulder
Beaches in Galicia, North-western Spain. Earth Surface Processes and Landforms, January, vol. 40, no. 1, pp.
105-111. Available from: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/esp.3654/abstract ISSN 0197-9337. DOI
10.1002/esp.3654.
PÉREZ-ALBERTI, A. y TRENHAILE, A.S., 2015b. Clast Mobility within Boulder Beaches Over Two Winters in
Galicia, Northwestern Spain. Geomorphology, November, vol. 248, pp. 411-426 CrossRef. ISSN 0169-555X. DOI
10.1016/j.geomorph.2015.08.001.
PÉREZ-ALBERTI, A., CASAIS, M. y BLANCO-CHAO, R., 2002. Stability of Sedimentary Cliffs in the Coast of Galicia
(NW Spain): Long Term Inheritance Influence in Rocky Coastal Systems. The Changing Coast Eds. Littoral
EUROCOAST, pp. 281-285.
PÉREZ-ALBERTI, A., PIRES, A., FREITAS, L. y CHAMINÉ, H., 2011. GIS mapping and shoreline change analysis
along the rocky coast of Galicia (NW Spain): preliminar approach. Institution of Civil Engineers Book of
Abstracts, 7th Conference on Coastal Management, Innovative Coastal Zone Management: Sustentainable
Engineering for a Dynamic Coast, Belfast. ICE Publishing, London, UK, pp. 262-263.
PÉREZ-ALBERTI, A., PIRES, A., FREITAS, L. y CHAMINÉ, H., 2013. Shoreline Change Mapping Along the Coast of
Galicia, Spain. Proceedings of the Institution of Civil Engineers, September 1, vol. 166, no. 3, pp. 125. Available
from: http://search.proquest.com/docview/1470864973 ISSN 1741-7597.
PEREZ-ALBERTI, A., et al, 2012. The Effect of Boulders on Shore Platform Development and Morphology in
Galicia, North West Spain. Continental Shelf Research, October 1, vol. 48, pp. 122 ISSN 0278-4343. DOI
10.1016/j.csr.2012.07.014.
POLGalicia., 2010. Plan De Ordenación do Litoral De Galicia. Santiago de Compostela: Consellaría de Medio
Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
ROSÓN, G., CABANAS, J.M. y PÉREZ, F.F., 2008. Hidrografía Y Dinámica De La Ría de Vigo: Un Sistema De
Afloramiento.
SUNAMURA, T., 1992. Geomorphology of Rocky Coasts. Chichester: Wiley ISBN 0471917753.
TERRANOVA, O., ANTRONICO, L., COSCARELLI, R. y IAQUINTA, P. Soil Erosion Risk Scenarios in the
Mediterranean Environment using RUSLE and GIS: An Application Model for Calabria (Southern Italy).
Geomorphology, 2009, vol. 112, no. 3. pp. 228-245. Available from:
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0169555X09002487 CrossRef. ISSN 0169-555X. DOI
10.1016/j.geomorph.2009.06.009.
TRENHAILE, A.S., 1987. The Geomorphology of Rock Coasts. England: ISBN 0198232799.
TRENHAILE, A.S., 1997. Coastal Dynamics and Landforms. Oxford: Clarendon Press ISBN 0198233531.
GOT, n.º 9 – Revista de Geografia e Ordenamento do Território (junho de 2016)
GOT, nr. 9 – Geography and Spatial Planning Journal (June 2016)
185
TRENHAILE, A.S., 2000. Modeling the Development of Wave-Cut Shore Platforms. Marine Geology, vol. 166,
no. 1, pp. 163-178. Available from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S002532270000013X
CrossRef. ISSN 0025-3227. DOI 10.1016/S0025-3227(00)00013-X.
TRENHAILE, A.S., 2001a. Modeling the Effect of Late Quaternary Interglacial Sea Levels on Wave-Cut
Shoreplatforms. Marine Geology, vol. 172, pp. 205-223.
TRENHAILE, A.S., 2001b. Modelling the Quaternary Evolution of Shore Platforms and Erosional Continental
Shelves. Earth Surface Processes and Landforms, September, vol. 26, no. 10, pp. 1103-1128. Available from:
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/esp.255/abstract CrossRef. ISSN 0197-9337. DOI 10.1002/esp.255.
TRENHAILE, A.S., 2002a. Rock Coasts, with Particular Emphasis on Shore Platforms. Geomorphology, vol. 48,
no. 1, pp. 7-22. Available from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0169555X02001733
CrossRef. ISSN 0169-555X. DOI 10.1016/S0169-555X(02)00173-3.
TRENHAILE, A.S., 2002b. Modeling the Development of Marine Terraces on Tectonically Mobile Rock Coasts.
Marine Geology, vol. 185, no. 3, pp. 341-361. Available from:
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0025322702001871 CrossRef. ISSN 0025-3227. DOI
10.1016/S0025-3227(02)00187-1.
TRENHAILE, A.S., 2003. Chapter 14 Modeling shore platforms: present status and future developments. In: V.C.
LAKHAN ed., Advances in Coastal ModelingÁmsterdam: Elsevier B.V. Chapter 14 Modeling Shore Platforms:
Present Status and Future Developments, pp. 393-409 ISBN 0444511490. DOI 10.1016/S0422-9894(03)80131-
9.
TRENHAILE, A.S., 2004. Modeling the Effect of Tidal Wetting and Drying on Shore Platform Development.
Journal of Coastal Research, vol. 20, no. 4, pp. 1049-1060. Available from:
http://www.bioone.org/doi/full/10.2112/03-0002R.1 CrossRef. ISSN 0749-0208. DOI 10.2112/03-0002R.1.
TRENHAILE, A.S., 2005. Modelling the Effect of Waves, Weathering and Beach Development on Shore Platform
Development. Earth Surface Processes and Landforms, May, vol. 30, no. 5, pp. 613-634. Available from:
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/esp.1166/abstract CrossRef. ISSN 0197-9337. DOI
10.1002/esp.1166.
TRENHAILE, A.S., et al, 1999. Rock Coast Inheritance: An Example from Galicia, Northwestern Spain. Earth
Surface Processes and Landforms, July, vol. 24, no. 7, pp. 605-621. Available
from: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/(SICI)1096-9837(199907)24:7<605::AID-ESP977>3.0.CO;2-
1/abstract CrossRef. ISSN 0197-9337. DOI AID-ESP977>3.0.CO;2-1.
... The waves reach maximum heights in winter, often exceeding 5 m between October and February. Sandy areas, including the Rodas system, only occur on the eastern side of the island where the influence of maritime storms is lower than on the western side [29]. The tidal regime ( Figure 2) in the area is meso-tidal (2-4 m) and semidiurnal [30,31]. ...
... In these moments, the waves exceed the dike and can erode the system, especially in the north sector, where there is currently an ephemeral inlet opening [32]. Although a general study of the Cíes Islands was recently conducted [29], most research has concerned the Rodas beach-dune-lagoon system. This area was analyzed by Costas and colleagues from different perspectives, including the effect of storms on this low-energy beach [33], coastal evolution (using georadar technology) [34], quantification of system variations in the last decades [35], and the role of human influences on the evolution of the system [36]. ...
... The aim of this study is to show the more recent system evolution as well as applying new techniques for calculating the volumetric variations experienced in recent years. Although a general study of the Cíes Islands was recently conducted [29], most research has concerned the Rodas beach-dune-lagoon system. This area was analyzed by Costas and colleagues from different perspectives, including the effect of storms on this low-energy beach [33], coastal evolution (using georadar technology) [34], quantification of system variations in the last decades [35], and the role of human influences on the evolution of the system [36]. ...
Article
Full-text available
Sedimentary coastal areas change rapidly and are economically and environmentally important. This research focuses on determining the extent to which natural dynamics and human activity have contributed to visible changes on Rodas, Cíes Islands in southwestern Galicia (NW Spain). The number of visitors to the islands has increased in recent years, and the port infrastructure has therefore been expanded. Previously, this zone experimented with important sand extraction phases. These changes have influenced the ecosystem directly by modifying the sedimentary behavior and indirectly by promoting even greater numbers of visitors to the area. Aerial images and orthophotographs of the study zone were examined to identify changes that have taken place over the last sixty-one years (1956-2017). Changes in the position of the shoreline, defined as the boundary of the dune vegetation, were mapped at different times between 1956 and 2017. Changes in the shoreline were quantified using GIS (Geographic Information System) technology and Digital Shoreline Analysis System (DSAS) software. The findings revealed that the system regressed by more than 30 m between 1956 and 1981, in part as a result of sand extraction. We also identified different erosion/accretion phases that occurred before the reformation of the Rodas dock in 2010. The system is currently undergoing important changes, especially in the northern area, with a regression of 14.14 m in the last seven years. In this context, LiDAR analysis from 2010 and 2015 using Geomorphic Change Detection (GCD) tools allowed variations in the dune system to be verified. The elevation in the study zone increased in 83% of the area, mainly in the frontal dune and close to the winter inlet (north sector). However, the variations were very small.
Conference Paper
Full-text available
El litoral de A Illa de Arousa está afectado por procesos de erosión y sometido a una alta presión derivada de la actividad humana. Se ha realizado una caracterización de su franja litoral, incluyendo una zonificación en seis tipologías de ambientes costeros, en base a aspectos morfodinámicos. Para conocer su evolución durante las últimas décadas, se ha realizado un estudio de imágenes aéreas desde 1956 hasta 2020, identificando las zonas más afectadas por la erosión y el incremento de la superficie artificializada. El empleo de la herramienta Digital Shoreline Analysis System (DSAS) ha permitido verificar tasas de erosión significativas (> 10 m) en el flanco oriental de la isla, desde la zona central hasta el extremo noreste, mientras que en los restantes tramos, no se han observado procesos erosivos intensos. El tipo de ambiente costero parece ser un factor determinante, pues las áreas afectadas por la erosión se circunscriben a playas con acantilado sedimentario, formados por depósitos edafo-sedimentarios de origen marino. Las causas de esta dinámica regresiva no están claras, pues no se ha podido establecer una relación entre las modificaciones antrópicas y las áreas afectadas por la erosión.
Article
Full-text available
La costa de Galicia tiene más de 2.100 km de longitud. Se caracteriza por el encadenamiento de sectores de costa rocosa y arenosa y se halla situada en un contexto de alta energía, sometida al paso de borrascas y temporales marinos. Por ello, en el contexto del cambio global en el que nos encontramos, es fundamental conocer las dinámicas que interactúan en ella para identificar los sectores más vulnerables en el presente y prevenir posibles consecuencias negativas en el futuro. Este estudio analiza la su vulnerabilidad centrándose en las variables físicas que afectan a los primeros 100 m de la fachada marítima: pendiente, altitud, orientación, tipo de costa, litología, cambio en el nivel del mar, altura media de ola y distancia a la línea batimétrica de los 20 m.El uso de herramientas SIG ha permitido generar un índice de vulnerabilidad costera (CVI) con valores entre 1 y 5, de menor a mayor vulnerabilidad que muestra que el 4,52% de la fachada costera presenta valores de alta o muy alta vulnerabilidad, asociada principalmente a los arenales, mientras que el resto de la costa 57,96%, mayoritariamente costa rocosa, presenta unos valores de baja vulnerabilidad.
Chapter
En este estudio se pretende clasificar distintas zonas del litoral gallego para así poder visualizar con claridad sus diferencias y analizar las razones que marcan los distintos paisajes. Para alcanzar este objetivo inicialmente se realizó un análisis cuantitativo en el que se han considerado la altitud del sector costero (6 categorías) y la rugosidad del terreno (4 categorías), calculando ambas variables con una resolución espacial de 2 metros. De este análisis se obtuvieron un total de 24 tipologías litorales. A partir de los tipos de costa generados se realizó un análisis interpretativo en el que se tuvieron en consideración las características paisajísticas de cada sector, como la litología o los usos de suelo presentes. Como resultado de este trabajo se han evidenciado las grandes diferencias existentes en el litoral gallego, desde zonas como la costa sur donde destacan las altitudes bajas con rugosidades elevadas hasta áreas como la costa lucense donde dominan las altitudes medias y rugosidades moderadas. La variedad de tipos de costa determina junto con la diversidad de usos del suelo la configuración de los distintos paisajes presentes en el litoral gallego, en el que se encuentran zonas muy diferenciadas en espacios muy próximos.
Article
Full-text available
The coast of Galicia has more than 2.100 km for length. It is characterized by the chaining of rocky and sandy coast and it's located in a high energy context, subject to the passage of depressions and marine storms. In the context of global change, it is essential to know the dynamics that interact in the Galician coast to identify the most vulnerable sectors in the present and prevent potential negative consequences in the future. This study analyzes the vulnerability of coastal focusing on physical variables that affect at the first 100 meters of the coastal zone: slope, altitude, orientation, type of coast, lithology, change in the sea level, average wave height and the distance from de 20 meters bathymetric line. A coastal vulnerability index (CVI) is generated from the Geographical Information Systems (GIS) tools with values between 1 and 5, from lower to higher vulnerability. This index shows that 4.52% of the Galician coast territory presents values of high or very high vulnerability, mainly associated with sedimentary zones, while a majority of the coast (57,96%), frequently rocky coasts presented values of low vulnerability.
Article
Full-text available
Mass movements of different types and sizes are the main processes of sea cliff evolution, being a considerable source of natural hazard. To address the problem of the spatial component of sea cliff hazard assessment, i.e. the hazard susceptibility, a study was made to objectively predict the possibility of occurrence of future failures affecting areas located along the top of the sea cliffs. The study was based on the application of the Information Value Method, a bi-variate statistical method, using a set of predisposing factors for cliff failures, mainly related with geology (lithology, structure, faults) and geomorphology (maximum and mean slope, height, aspect, curvature, toe protection) which were correlated with a photogrammetry based inventory of cliff failures occurred in a 60 years period (1947-2007). The susceptibility model was validated against the inventory data using standard Receiver Operator Curves, and provided encouraging results, indicating that the proposed approaches are effective for objective and quantitative hazard assessment. The results obtained also stress the need for improvement of the predisposing factors to be used in this type of studies.
Article
Full-text available
Many different kinds of classification have been applied to coasts in attempts to characterize dominant features in terms of physical or biological properties, modes of evolution, or geographic occurrence. Some of the earlier general classifications were broad in scope but lacked specificity while other specialized systems were narrowly focused, providing uneven coverage of taxonomic units for coastlines of the world. Due to more comprehensive study of coasts and the increasing availability of information, especially digital formats in GIS frameworks, integrated and systematic approaches to coastal classification are favored. The complex demands of today require sophisticated solutions to overlapping and interrelated problems in the littoral, as facilitated by organization of biophysical parameters into a coherent whole or universal scheme. The developmental approach to a new comprehensive classification system is thus proposed for the coastal fringe, a swath zone 5 to 10 km wide across the shoreline, which incorporates all important parameters necessary to categorize geomorphic units that can be mapped at meaningful scales. Consideration of coastal geomorphological properties are the theme of this approximation toward a modern taxonomic system where morphostructures are the unifying links that facilitate transition from one hierarchical level to another. The proposed approach employs differentiating criteria for hard rock (automorphic) and soft rock (allomorphic) coasts which are divided by chronometric parameters related to the antiquity of littoral landforms. Other levels of primary differentia include geodynamic-climatomorphogenic process zones, relief types (morphoregions), morphogenetic relief features, and relief elements and genetically homogeneous surfaces. Morphotypes are lower level taxons that provide examples of ingressional, egressional, and complex process-forms. The proposal for a unified system requires testing in the field and mapping at myriametric scales to update subsequent approximations.
Article
Full-text available
Landslides are one of the main natural hazards which affect the coastal cliffs of Lourinha council, located in Central Portugal. In this work, a methodology for hazard evaluation on coastal cliffs is presented, which combines the calculation of cliff retreat rates with landslide susceptibility assessment essential because landslide usually do not affect the cliff top. A landslide inventory was produced by aerial photo interpretation and a systematic field survey. The entire coastal stretch was split into 50m-long areas, resulting in 261 terrain mapping units. For each unit, 9 landslide predisposing factors were derived and classified. A predictive susceptibility model was developed using the Information Value method and the respective degree of fit was assessed using standard Receiver Operator Curves (ROC). Cliff retreat rates were calculated for a 60-year period using the ESRI's Digital Shoreline Analysis System ArcGIS extension on a set of aerial photographs (which were manually geo-referenced and ortho-rectified) and a digital orthophotomap. Subsequently, predicted susceptibility data were integrated with the computed cliff retreat rates in a hazard matrix in order to create a map of the coastal cliff hazard. Cliff retreat rates ranged from 0.013 to 0.130m/yr and landslide susceptibility ranged from very high (4.2% of terrain unit) to low (0.8 % of terrain units). Approximately half of the study rocky coast is identified as being in a high hazard class. Thus, it is essential that hazard zones are considered for land use planning and management in order to reduce the probability of future incidents related to slope instability.
Article
Full-text available
Increasing interest in offshore hydrocarbon exploration has pushed the operational fronts associated with exploration efforts further offshore into deeper waters and more uncertain subsurface settings. This has become particularly common in the U.S. Gulf of Mexico. In this study we develop a spatial vulnerability approach and example assessment to support future spill prevention and improve future response readiness. This effort, which is part of a larger integrated assessment modeling spill prevention effort, incorporated economic and environmental data, and utilized a novel new oil spill simulation model from the U.S. Department of Energy's National Energy Technology Laboratory, the Blowout and Spill Occurrence Model (BLOSOM). Specifically, this study demonstrated a novel approach to evaluate potential impacts of hypothetical spill simulations at varying depths and locations in the northern Gulf of Mexico. The simulations are analyzed to assess spatial and temporal trends associated with the oil spill. The approach itself demonstrates how these data, tools and techniques can be used to evaluate potential spatial vulnerability of Gulf communities for various spill scenarios. Results of the hypothetical scenarios evaluated in this study suggest that under conditions like those simulated, a strong westward push by ocean currents and tides may increase the impacts of deep water spills along the Texas coastline, amplifying the vulnerability of communities on the local barrier islands. Ultimately, this approach can be used further to assess a range of conditions and scenarios to better understand potential risks and improve informed decision making for operators, responders, and stakeholders to support spill prevention as well as response readiness.
Book
The emphasis now placed on the concept of sediment cells as boundaries for coastal defence groups, and the development of SMPs, should help CPAs realise the importance of natural processes at the coast when designing defence and protection schemes. However, this will only be the case where defence groups exist, and where CPAs take up the challenge of developing SMPs. Coastal landscapes have been produced by the natural forces of wind, waves and tides, and many are nationally or internationally important for their habitats and natural features. Past practices at the coast, such as the construction of harbours, jetties and traditional defence systems may have contributed to the deterioration of the coast. English Nature (1992) have argued that if practices and methods of coastal defence are allowed to continue, then coastlines would be faced with worsening consequences, including: The loss of mudflats and the birds which live on them Damage to geological Sites of Special Scientific Interest (SSSIs) and scenic heritage by erosion, due to the stabilisation of the coast elsewhere Cutting of sediment supplies to beaches resulting in the loss of coastal wildlife Cessation through isolation from coastal processes, of the natural operation of spits, with serious deterioration of rare plants, animals and geomorphological and scenic qualities (English Nature, 1992) A number of designations, provided by national and international legislation do exist to aid conservation.
Article
This reference text deals with the geomorphology of rock coasts. It brings together the results of research conducted by coastal engineers, biologists, geologists and physical geographers from many parts of the world. The first section of the book discusses changes in sea level and the effects of mechanical wave action, chemical weathering, solution, bio-erosion, frost, and mass movement on rock coasts. The second section is concerned with the major landforms which result from these processes. These include cliffs, shore platforms, coastal karst, bays, headlands, and elevated marine terraces.
Article
Low altitude flights by a micro-drone were made in 2012 and 2013 over two boulder beaches in northwestern Spain. Geographical information system software was used to map the data. Boulder outlines from the first flight were recorded on 4796 clasts at Laxe Brava and 2508 clasts at Oia. Changes in location were identified by overlaying these outlines on the 2013 images. About 17.5 % of the boulders (mean surface area 0.32 m2) moved at Laxe Brava and about 53 % (mean surface area 0.23 m2) at Oia. Most movement on both beaches was between the mid-tide to about 2 m above the high tidal level. The location and elevation of the highest points were also recorded on the 2012 images on 4093 boulders at Laxe Brava and 3324 boulders at Oia. These elevations were compared with the elevations at the same locations in 2013. The occurrence and scale of the elevational changes were generally consistent with changes in the boulder outlines. The study confirmed that boulder beaches can be cheaply and effectively monitored using high resolution, micro-drone technology. This article is protected by copyright. All rights reserved.