ArticlePDF Available

Vulnerabilidad demográfica en las regiones europeas Nuts-2. el caso de Castilla la Mancha

Authors:

Abstract and Figures

La preocupación de la Comisión europea por la cohesión regional le ha llevado a un período de reflexión a fin de detectar los desequilibrios y potenciar la cohesión. Fruto de esta preocupación es el documento Regions 2020 en él que se señalan los retos a los que se ha de enfrenta la Unión Europea (en adelante UE) en los próximos años. Uno de ellos es la vulnerabilidad demográfica por cuanto afecta a las ratios de envejecimiento, dependencia, desempleo, pobreza y otros indicadores sociales, y que resultan ser tan apremiantes como los de carácter eminentemente económico. En este trabajo nos proponemos señalar cuáles son los escenarios de vulnerabilidad demográfica en Castilla-La Mancha, utilizando como instrumento el índice de vulnerabilidad demográfica aplicado por la UE, y analizando cuál es su situación en el conjunto europeo y español, así como la de sus provincias y municipios, siendo este el aspecto central de la investigación realizada que, por otra parte, puede considerarse, también, su aportación más novedosa.
Content may be subject to copyright.
165 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
Resumen
La preocupación de la Comisión Europea por la cohesión regional le ha llevado a un periodo de
reexión a n de detectar los desequilibrios y potenciar la cohesión. Fruto de esta preocupación
es el documento Regions 2020; en él se señalan los retos a los que se ha de enfrentar la Unión
Europea (UE) en los próximos años. Uno de ellos es la vulnerabilidad demográca por cuanto
afecta a las ratios de envejecimiento, dependencia, desempleo, pobreza y otros indicadores so-
ciales, y que resultan ser tan apremiantes como los de carácter eminentemente económico. En
este trabajo nos proponemos señalar cuáles son los escenarios de vulnerabilidad demográca
en Castilla-La Mancha, utilizando como instrumento el índice de vulnerabilidad demográca
aplicado por la UE, y analizando cuál es su situación en el conjunto europeo y español, así como
la de sus provincias y municipios, siendo este el aspecto central de la investigación realizada que,
por otra parte, puede considerarse, también, su aportación más novedosa.
Palabras clave: Vulnerabilidad, resiliencia, NUTS-2, comunidades autónomas, provincias, mu-
nicipios, envejecimiento, población activa, variación de la población, Castilla-La Mancha.
Abstract
Demographic vulnerability in the European regions NUTs-2. The case of Castilla-La Mancha
region
The concern of the European Commission for regional cohesion has led him to a period of re-
ection to detect imbalances and enhance cohesion. Fruit of this concern is the Regions 2020;
document that listed the challenges to which is going to face the European Union (UE) in the
coming years. One of them is the demographic vulnerability because it affects the rates of ag-
ing, dependency, unemployment, poverty and other social indicators, and that turn out to be as
compelling as those of a predominantly economic nature are. The aim in this paper is intend to
designate what are scenarios of demographic vulnerability in Castilla-La Mancha. We use is its
the demographic vulnerability index applied by the UE as an instrument, and by analyzing what
your situation in all European and Spanish, as well as of its provinces and municipalities, this
being the central aspect of the investigation; on the other hand, you can consider, also, his latest
contribution.
Key words: Vulnerability, resilience, NUTS-2, autonomous communities, provinces, municipal-
ities, aging, active population, population variation, Castilla-La Mancha.
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas
NUTS-2. El caso de Castilla-La Mancha*
* Este artículo se inscribe dentro del Proyecto de Investigación Fundamental no orientada del
Ministerio de Economía y Competitividad del Estado Español. Plan Nacional de I+D+I (2013-
2015). Ref. CSO2012-36170: Efectos socioterritoriales de la crisis económica en las áreas ur-
banas de España: políticas públicas y estrategias de resiliencia. Investigador Principal. Ricardo
Mendez.
María de los Ángeles RODRÍGUEZ-DOMENECH
Universidad Castilla-La Mancha, España
166
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
L
IntroduccIón
os cuatro mayores impactos a los que se enfrenta Europa en la
actualidad, según el estudio Regiones 2020, elaborado por la Di-
rección General de Política Regional de la Comisión Europea en
2008, como parte del proceso de reexión abierto en la propia Comisión,
en torno a la reforma presupuestaria de los fondos de desarrollo regional,
son: la globalización, las tendencias demográcas, el cambio climático, y
el suministro energético. De ellos a nosotros nos interesa en este trabajo el
que hace referencia a las tendencias demográcas, dicho estudio se centra
en el cambio de estructura de edad y en el empleo, cuyos derivados son el
envejecimiento y la disminución de la población que, por otra parte, son
los elementos demográcos que más repercusión tienen sobre los sistemas
de salud y de protección social, sobre la economía y el mercado de traba-
jo y sobre las nanzas públicas (Subirats y Martínez-Costa, 2014; Miró,
2007). Sin perder de vista que cada municipio, barrio y distrito se identica
con un perl demográco, social o económico especíco, que condiciona
su evolución presente como un sesgo territorial heredado que hay que po-
ner al descubierto (Méndez y Prada-Trigo, 2014).
El sistema mundial, y con él el español, está inmerso en una profun-
da crisis, iniciada en los ámbitos nanciero e inmobiliario y difundida,
con rapidez, al conjunto de la actividad económica que algunos interpretan
como una de las crisis periódicas inherentes al proceso de acumulación
capitalista. La reducción del crecimiento hasta alcanzar valores interanua-
les negativos, el aumento del desempleo o el hundimiento del mercado
inmobiliario resultan ser algunos de los efectos más visibles de dicha crisis
(Méndez, 2012).
En momentos de gran incertidumbre económica y social, como los que
se dan en España, existe un esfuerzo interdisciplinar que busca aportar
interpretaciones teóricas y metodológicas que nos permitan comprender
mejor la naturaleza de los problemas y la detección de los elementos que
condicionan y determinan estos escenarios. En esa detección de problemas
la utilización del enfoque de vulnerabilidad, puede ser de gran utilidad por
cuanto uno de los procesos que conjuga, el riesgo, está íntimamente vin-
culado a las variables de población por ser un fenómeno de larga duración
(tales como la tasa de dependencia o el envejecimiento) (Foschiatti, 2008).
167 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
En el caso español, durante el periodo 2001-2012, se ha producido el
mayor crecimiento demográco desde que se vienen realizando censos con
carácter estadístico. En ese incremento han desempeñado un papel muy
signicativo, aunque con desigual impacto en el conjunto del territorio,
tanto los ujos migratorios, como la situación económica especíca en que
vivía el país. En la actualidad, sin embargo, ese ritmo se ha roto y se hace
necesario detectar cuáles pueden ser sus efectos y consecuencias. Precisa-
mente la geografía de la población se distingue por su capacidad para an-
ticipar los sucesos demográcos, incluso los que llevan implícitos riesgos
sociales (Foschiatti, 2008) y en este contexto, detectar la vulnerabilidad
demográca que pueda producirse, o lo que es igual, identicar las claves
que implican algún riesgo social, es, entendemos, una contribución a la
posible solución de los problemas que se han planteado.
El interés por este territorio concreto de Castilla-La Mancha se justica,
desde nuestro punto de vista, porque es una de las comunidades autónomas
o Nomenclatura de Unidades Territoriales Estadísticas (NUTS-2) que tiene
un índice de vulnerabilidad demográca con valores medios tanto en rela-
ción a Europa —semejante a la Campania (Italia), Oberpfalz (Alemania),
Nord-Pas de Calais (Francia), Noord-Brabant (Holanda), las tres regiones
del Yorkshire (Gran Bretaña)— como en relación a España (en el mismo
tramo que Cataluña, La Rioja, Navarra y Extremadura), y su conocimiento
en detalle nos puede ayudar a comprender mejor tanto la realidad de aque-
llas NUTS-2 que tienen menor vulnerabilidad demográca por ser su ín-
dice menor, como la de aquellas otras que son más vulnerables por tenerlo
con un valor mayor. Se da también la circunstancia en Castilla-La Mancha
de que, en su interior, hay un contraste destacable entre unas provincias y
otras, de forma que, individualmente, los distintos grupos de provincias
establecidos según la vulnerabilidad se identican con regiones europeas y
españolas con diferente vulnerabilidad a la que la región castellano-man-
chega tiene en su conjunto, hecho que nos permite comprender mejor los
diferentes tipos de regiones en función de los tramos establecidos. Por otra
parte, su situación, en lo que hace a vulnerabilidad demográca, es muy se-
mejante a otras muchas NUTS-2 españolas en las que, debido a la situación
de euforia acaecida en los años del boom inmobiliario, se generó un nuevo
escenario demográco, dando lugar a que cambiase su patrón demográco,
pasando a ser, por primera vez en su historia contemporánea, de región
expulsora a receptora de inmigrantes (Rodríguez Domenech, 2010). Com-
portamiento que se rompe con la crisis de dicho sector y da lugar a unos
efectos socio-demográcos que es necesario conocer tanto de forma global
168
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
como en sus diferencias interterritoriales e intraterritoriales, teniendo en
cuenta que los efectos provocados por la misma resultan siempre muy des-
iguales al afectar en mayor medida a aquellos grupos sociales, empresas y
territorios que muestran una mayor fragilidad, lo que obliga a revisar dos
conceptos emergentes como los de vulnerabilidad y resiliencia territorial
(Méndez, 2013a).
Metodología
El análisis de las variables demográcas tiene un especial interés en el
estudio de la vulnerabilidad socio-económica por cuanto, de una parte, im-
plica el conocimiento de las condiciones pasadas, presentes y futuras de un
determinado grupo social o de un área especíca; y, de otra, coincidiendo
con Hadjimichalis y Hudson (2014: 210), en que el análisis de esos proce-
sos no se debe hacer de una forma abstracta, sino vinculado a realidades
especícas, es decir, a grupos sociales o espacios concretos.
En este trabajo nos proponemos detectar cuales son los escenarios de
vulnerabilidad demográca que se dan en Castilla La Mancha. A tal efecto,
consideramos, en una primera parte, cual es la posición de nuestra región
en el conjunto de las regiones europeas (NUTS-2)1 y en el de las Comu-
nidades Autónomas españolas; en una segunda parte, se analizan las dife-
rencias intra-provinciales que se dan en ella; y, por último, se propone una
diferenciación municipal que nos permite conocer cuáles son las áreas más
vulnerables, demográcamente hablando, que se dan en la región, siendo
esta aportación lo más novedoso de la investigación realizada. Como paso
previo a estos apartados hacemos unas breves consideraciones, a modo de
aproximación teórica a la vulnerabilidad demográca.
El análisis de la vulnerabilidad demográca de este territorio, en sus
distintas escalas, se ha plasmado, utilizando un Sistema de Información
Geográca (SIG), en los correspondientes mapas que facilitan el análisis
de su distribución espacial.
Fuentes de estudio
La metodología está muy condicionada a la obtención de los datos que se
utilizan en los cálculos y que provienen de diferentes fuentes dado que, so
1 Para determinar las regiones la Unión Europea utiliza el sistema NUTS, que divide cada país en
tres niveles de unidades estadísticas (regiones NUTS) en función del tamaño de la población. La
denición de cada uno de estos niveles se realiza en función de los siguientes parámetros: Nivel
NUTS 1: población mínima: tres millones/población máxima: siete millones. Nivel NUTS 2:
población mínima: 800 000/población máxima: tres millones. Nivel NUTS 3: población mínima:
150 000/población máxima: 800 000. En el caso de España el nivel 2 se corresponde con el de
las Comunidades Autónomas.
169 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
bre todo en lo que hace a proyecciones demográcas por regiones NUTS-2,
a escala de provincias o de municipios, Eurostat no los tiene publicados.
Ello ha dado lugar a que las fuentes de información empleadas han sido, de
una parte, las publicaciones de la Comisión Europea en lo que se reere a
las NUTS-2, que para España coinciden con la Comunidades Autónomas y
concretamente con el trabajo citado Regiones 2020; y, de otra, los Padrones
y Censos de Población, así como las proyecciones de población ofrecidos
por el Instituto Nacional de Estadística (INE) por ser la única fuente donde,
en este momento, hay datos de proyección de población a distintos años de
ámbito provincial, así como los datos necesarios para conocer los valores
de las variables demográcas que se han utilizado a escala municipal.
Índices empleados
Dentro de los estudios empíricos que se han hecho existen diferentes
Índices de Vulnerabilidad, en función de las variables empeladas. En el de
CEPAL (2002), utilizan un mayor número de indicadores y muy relaciona-
dos con las peculiaridades de la sociedad de América Latina,2 en los que se
percibe un alto componente social; mientras que en el mencionado trabajo
de la Comisión Europea, se han empleado tan sólo tres variables y que, en-
tendemos, se adapta más a la realidad del territorio objeto de este estudio,
a la vez que sus indicadores son especícamente demográcos.
La fórmula y los indicadores utilizados: población de más de 65 años
proyectada para 2020; población en edad laboral 15-64 años (ambos años
incluidos) para 2020, y la variación de población entre 2006 y 2020, para
el cálculo del índice de vulnerabilidad demográca en el estudio Regiones
2020 para las NUTS-2 son los mismos que hemos empleado en el cálculo
del mencionado índice para las provincias de Castilla-La Mancha pero con
datos del INE, dado que no están publicados en Eurostat. Aun cuando estas
tres variables presentan diferentes unidades de medidas, los valores han
sido normalizados: en primer lugar tipicando las tres variables para cada
entidad territorial, otorgando al valor máximo 1 y al mínimo 0 y aplicando
la siguiente la fórmula:
(Valor — valor mínimo)/(Valor máximo — valor mínimo)
2 Las variables son: i) número de niños menores de 15 años (viviendas con cuatro o más meno-
res); ii) dependencia demográca (viviendas sin independientes, con más de uno y menos de tres
dependientes, con tres y más dependientes); iii) jefatura de hogar femenina (jefa mujer y presen-
cia de niños menores de 15 años); iv) jefatura de hogar adolescente con hijos (el jefe es mujer),
con niños menores de 15 años (el jefe es hombre), con jefe unido, casado o en convivencia;
v) jefe del hogar anciano (con dos o más menores de 15 años; vi) presencia de adolescentes con
hijos (todas las viviendas en que se registre esta situación); y vii) uniparentalidad (con presencia
de hijos menores de 15 años; con siete o más personas en la vivienda.
170
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
Una vez tipicadas las tres variables, se ha calculado el índice de vul-
nerabilidad, utilizando las mismas ponderaciones que hace la UE, es decir,
0.75 para la población activa (15-64), 0.75 para la población de más de 65
años y 1 para la variación de población.
En el caso de los municipios castellanos-manchegos, teniendo en cuen-
ta lo comentado antes sobre la falta de datos sobre proyección demográ-
ca para esta escala, hemos utilizado esas mismas variables y la misma
fórmula de cálculo para el índice que en el estudio de las NUTS-2 y en las
provincias, pero con datos del año 2006 y 2014; es decir, el mismo punto
de partida que utiliza Europa pero sólo hasta el momento actual y, por
tanto, sin proyección. Consideramos que este análisis puede ser una apro-
ximación bastante claricadora para determinar las diferencias internas
existentes que se dan en la región en nuestros días y anticiparnos la futura
vulnerabilidad demográca de los mismos.
la vulnerabIlIdad deMográfIca. una aproxIMacIón teórIca
La vulnerabilidad, en los últimos tiempos, se presenta como un tema emer-
gente ya sea en su consideración general, como en sus diferentes modali-
dades (natural, demográca, social, sociodemográca…). En ella se con-
jugan tres procesos: riesgos (sucesos); incapacidad para responder a los
mismos y la inhabilidad para adaptarse a la nueva situación generada a
partir de ellos. De estos tres procesos, el riesgo, como se indicó antes, es un
proceso de larga duración, mientras que los otros dos son circunstanciales
y dependen de las condiciones sociales del grupo (Foschiatti, 2008). De
aquí que veamos necesario reexionar, como primera parte de este estudio,
sobre este concepto y su relación o vinculación con la demografía, a partir
de las distintas publicaciones que se han hecho.
El término vulnerabilidad, en su acepción común, se identica con ries-
go, fragilidad, indefensión o daño, y el Diccionario de la Real Academia de
la Lengua Española recoge estas signicaciones armando que es “la pro-
babilidad de ser dañado o herido”. El Departamento de Asuntos Económi-
cos y Sociales de las Naciones Unidas, la dene como un estado de elevada
exposición a determinados riesgos e incertidumbres, combinado con una
capacidad disminuida para protegerse o defenderse de ellos y hacer frente a
sus consecuencias negativas (Naciones Unidas, 2003). En este signicado
del término no se tiene en cuenta, sin embargo, que ante el riesgo cabe una
aceptación pasiva, de adaptación y resignación (incapacidad de respuesta),
o una asunción del mismo para que, con el uso de elementos endógenos o
externos, se puedan llevar a cabo la reforma profunda de las estructuras,
171 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
dar una respuesta activa, positiva y superadora del riesgo, aunque también
cabe junto a la imposibilidad y la ineptitud, la inhabilidad para poder supe-
rar ese riesgo pese a su asunción.
Vulnerabilidad = exposición a riesgos + incapacidad para enfrentarlos
+ inhabilidad para adaptarse activamente (Cepal, 2002).
En cualquier caso, conviene resaltar, que en la noción de vulnerabilidad
el concepto de riesgo exige entender que no alude sólo a un acontecimiento
intrínsecamente negativo, sino a todo lo que puede generar daño o incerti-
dumbre, pero cuyas consecuencias concretas pueden ser adversas, de nue-
vas oportunidades o ambiguas o mixtas, combinando adversidad y opor-
tunidad. El reconocimiento de que algunos riesgos acarrean oportunidades
sirve de fundamento a la expresión “riesgos positivos” (Ocampo, 2001: 6).
En un primer momento, los estudios de vulnerabilidad estuvieron vin-
culados con los sucesos naturales, pero con esta nueva acepción del térmi-
no es posible aplicarlo, también, al análisis de distintos procesos sociales,
surgiendo, así, la vulnerabilidad social, reconociendo que muchos de los
efectos de esos riesgos naturales repercuten sobre las personas y los gru-
pos, y que esas repercusiones sobre la población pueden ser mitigados si
se toman las medidas preventivas oportunas (Gómez, 2001). Por otra par-
te, en esta perspectiva de procesos sociales, no todas las personas están
expuestas de la misma forma a los riesgos; ni todas emplean el mismo
tiempo para superar sus consecuencias (De Vries, 2007), pues existe una
diferente capacidad de adaptación de las personas, de los grupos y de las
comunidades a los acontecimientos imprevistos. En este contexto Blaikie
y otros (1996) señalan que la vulnerabilidad social sería el conjunto de
características que tiene una persona, grupo o comunidad y que determinan
su capacidad para anticipar, sobrevivir, resistir y recuperarse del impacto
de esos acontecimientos imprevistos (Sánchez y Egea, 2011).
En otro orden de cosas, todas las personas, grupos y comunidades son
vulnerables, en mayor o menor grado, ya sea por factores ambientales o
por factores demográcos, socioeconómicos, políticos, jurídicos y cultura-
les, por cuanto esos factores generan riesgos e inseguridades a la vez que
condicionan el grado y tipo de vulnerabilidad (Busso, 2001), aunque no
hay que perder de vista que en la vulnerabilidad se produce una interac-
ción de elementos medioambientales y sociodemográcos, y que tiene un
carácter temporal, progresivo y acumulativo (Sánchez y Egea, 2011).
Estudios posteriores —Moser (1998), sobre el papel de las relaciones
intradomesticas como un activo a tener en cuenta ante la vulnerabilidad;
172
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
Filgueira et al. (1998) acerca de los riesgos del envejecimiento de la po-
blación; Kaztman (1999 a 2001) respecto a la segregación residencial so-
cioeconómica en las ciudades y la fecundidad adolescente— han dado un
papel más amplio a las variables demográcas en la conguración de la
vulnerabilidad social (Cepal, 2002) y han proliferado los estudios sobre
vulnerabilidad sociodemográca, entendida como una situación dinámica
en la que conuyen: i) La existencia de riesgos externos sociodemográ-
cos, que son eventos, procesos o rasgos que dicultan la realización de
proyectos comunitarios, domésticos e individuales o coartan derechos; ii)
Deciencias en la capacidad para enfrentar dichos riesgos, es decir, posibi-
lidad de evitarlos; iii) Capacidad o falta de habilidad para adaptarse activa-
mente a ellos, es decir, para superarlos; y iv) Situación nal resultante, una
vez afrontadas las consecuencias de la actuación de dichos riesgos (Cepal,
2002; Sánchez y Egea, 2011).
En el caso de la vulnerabilidad social se da, sin embargo, una cierta
confusión terminológica ya que, a veces, se identica con vulnerabilidad
demográca y, otras, con vulnerabilidad sociodemográca debido a que
en todas ellas las variables demográcas son las que permiten identicar
grupos vulnerables y riesgos sociodemográcos. Según la Cepal “la vul-
nerabilidad demográca se reere a los riesgos, debilidades o desventajas
que enfrentan comunidades, hogares y personas a raíz de la intervención
de factores (tendencias, características, conductas) de origen demográco”
(Cepal, 2001: 19), riesgos que, también, son de carácter sociodemográco.
En la misma línea Rodríguez Vignoli (2000b) precisa que un ejemplo de
este tipo de vulnerabilidad serían los riesgos derivados del envejecimien-
to, de la planicación familiar y caída de la fecundidad, del cambio en el
tipo, composición y papel de la familia, del nuevo papel de la mujer en el
proceso reproductivo, etcétera (Sánchez y Egea, 2011).
A inicios del siglo XXI, sin embargo, la vulnerabilidad, en general, y
la sociodemográca,3 en particular, siguen careciendo de una teoría desa-
rrollada y de métodos de medición e indicadores aceptados internacional-
mente (Bell y Morce, 2000). Todavía resulta complejo comprender y deter-
minar los factores que explican las razones por las que algunas personas,
comunidades y grupos tienen mayor capacidad que otros para enfrentarse
a situaciones de desventaja social.
En el estudio de la vulnerabilidad de un territorio, según lo dicho antes,
hay que considerar que las diferentes respuestas ante un riesgo conllevan
3 Sobre la noción de vulnerabilidad demográca y las ventajas y limitaciones que presenta, ver
Rodríguez Vignoli, 2000a; para metodología el trabajo de Marandola y Hogan (2009) y para
políticas sociales y envejecimiento Welti-Chanes, 2013.
173 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
la especicación de sus niveles de sensibilidad y de resiliencia4 (Sánchez
y Egea, 2011). Por ello, ambos conceptos deben tratarse de forma paralela
en el diagnóstico de un espacio. En este sentido, se hace imprescindible
incorporar el concepto de resiliencia y comprobar las características de la
“situación nal”: si es una vuelta a la situación inicial; si se han producido
cambios importantes; si la nueva situación supone nuevas vulnerabilidades
o nuevas oportunidades..., incorporando la variable temporal en el sentido
de conocer el tiempo que conlleva todo el proceso (De Vries, 2007).
la vulnerabIlIdad deMográfIca en castIlla la Mancha.
su encuadre en la unIón europea y en españa
El estudio de la vulnerabilidad demográca en Castilla-La Mancha, como
indicamos antes, lo planeamos a tres escalas: su situación en el marco de
las regiones de la UE y de España; las diferencias intraprovinciales que se
dan en ella; y, por último, las diferencias a escala municipal. Previamen-
te a estos análisis haremos unas breves referencias a sus características
territoriales y demográcas en cuanto que es nuestro marco espacial de
referencia.
Castilla-La Mancha como marco territorial de referencia
El área de estudio de esta investigación, Castilla-La Mancha, es una región
del interior de España, situada en el corazón de la Península Ibérica. Es la
tercera región española más extensa, con una supercie de 79 409 km2,
que representa 15.7 por ciento del territorio español y 4.46 por ciento de su
población (con 2 100 998 habitantes en 2013), por lo que, en el conjunto de
las Comunidades Autónomas, es una de las que cuenta con menor densidad
demográca (26.4 hab/km2) frente a 93.1 hab/km2 de media nacional.
Entre las regiones europeas (NUTS-2) es una de las de mayor extensión,
ya que ocupa el sexto lugar, después de Finlandia Septentrional, de Norr-
land Septentrional, Castilla-León, Andalucía y Guayana y, sin embargo, es
4 El concepto resiliencia proviene de la física y designa la resistencia de una materia a la presión
y los golpes, y su capacidad para recobrar su forma original; desde el punto de vista social, Gauto
dene la resiliencia como “la capacidad de las personas, familias y comunidades para hacer fren-
te a las amenazas presentes (en cualquier ámbito), superarlas y salir fortalecidas de la experien-
cia” (Gauto, 2010: 241). Simmie y Martin (2010) y Martin (2012) la denen como la capacidad
de un sistema para adaptar su estructura y funcionamiento al impacto de un shock externo, como
puede ser el caso de una crisis económica severa. Una economía regional resiliente sería aquella
que adapta sus empresas, producciones, trabajadores, tecnologías e instituciones al cambio y
logra aumentar su prosperidad y su tendencia al crecimiento en el largo plazo, mientras que la
región no resiliente no absorbe el impacto en su integridad y, como consecuencia, ve mermada
su trayectoria de crecimiento a largo plazo y corre el riesgo de quedar atrapada (locked-in) en una
senda evolutiva sub-óptima (Sánchez, 2012: 77).
174
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
una de las que tienen poco peso por su volumen de población, ocupando el
puesto 85. La resultante es una región con poca densidad de población al
ocupar el puesto número 10 entre el conjunto europeo, precedida de Gua-
yana (2.9), Norrland Septentrional (3.1), Norrland Central (4.8), Finlandia
Septentrional y Oriental (5.7), Suecia Centro-Septentrional (11.9), Åland
(17.9), Finlandia Occidental (21.1), Smǻland e Islas (23) y Alentejo (23.9).
La vulnerabilidad demográca de Castilla-La Mancha en el conjunto
de las regiones europeas
En el estudio de la Comisión Europea que venimos citando, Regiones 20,
se analiza el índice de vulnerabilidad demográca de las distintas NUTS-2
y lo cartografía diferenciando seis intervalos o tipos (Figura 1) que, a nues-
tro juicio y en aras a una mayor claridad, podría reducirse a tres. A tal efec-
to hemos normalizado los valores del índice de vulnerabilidad demográca
de cada región en función de la media, aplicando para ello la fórmula:
Valor — valor medio/desviación típica
El valor 0 tipicado corresponde a aquellas regiones que están en torno
al valor medio del índice; los valores negativos corresponden a las que
están por debajo de la media; y los valores positivos son los que están por
encima de la media. Cotejados estos rangos con los valores del índice de
vulnerabilidad de las correspondientes regiones, los tres tipos que propo-
nemos son: a) Regiones muy vulnerables las que están por encima de 44
(tipo 1); Regiones vulnerables, las comprendidas entre 31 y 43 (tipo 2); y
Regiones poco vulnerables, que son aquellas cuyos valores del índice están
comprendidos entre 0 y 30 (tipo 3).
De estos tres tipos o grupos de regiones (Cuadro 1) las más numero-
sas por el número de NUTS-2 que lo integran son las vulnerables (46.2
por ciento) pero no son, sin embargo, las que más supercie ocupan (35
por ciento), aunque son las que más población tienen (45.1); le siguen
en importancia, por el número de regiones, las del tipo muy vulnerables
(28.5 por ciento) que, sin embargo, son las que ocupan mayor supercie
(42.6 por ciento), aunque son las que menos población albergan (26.3 por
ciento).
Por último las poco vulnerables son el grupo más pequeño por el núme-
ro de regiones (25.1 por ciento) y por la supercie (22.3 por ciento), aun-
que superan ligeramente en población (28.4 por ciento) al grupo anterior.
De donde podemos concluir que en la Unión Europea el tipo de región do-
minante, en cuanto a vulnerabilidad demográca se reere, es la vulnera-
175 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
Figura 1. Índice de vulnerabilidad en las regiones europeas (NUTS-2)
Fuente: Comisión Europea. Regiones 2020.
ble, o lo que es igual, la parte mayor del territorio de la UE está afectado de
problemas de vulnerabilidad demográca ya que los grupos vulnerables y
muy vulnerables afectan a 74.8 por ciento de las regiones, a 77.6 por ciento
de su territorio y a 71.5 por ciento de su población (Gráca 1).
176
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
Cuadro 1. Superficie, población y núm. de NUTS-2 de los distintos grupos
de regiones establecidos en función del índice de vulnerabilidad
Tipología % núm. de NUTS-2 % superficie % población
Muy vulnerables (1)
28.57
42.67
26.39
Vulnerables (2)
46.24
35.01
45.14
Poco vulnerables (3)
25.19
22.33
28.47
Fuente: elaboración propia con base en datos de la Comisión Europea. Regiones 2020.
La caracterización demográcas de cada uno de estos tres tipos de re-
giones nos hubiera gustado hacerlo con los indicadores proyectados al año
2020, pero ante la dicultad de obtener esos datos de Eurostat, hemos opta-
do por utilizar los mismos parámetros que el trabajo de la Comisión Euro-
pea —variación de la población, población de más de 65 años, y población
en edad de trabajar, es decir, la comprendida entre 15 y 65 años— pero con
datos de 2012. Entendemos que esa caracterización de las regiones, hecha
con datos actuales, si bien no reejan ninguna proyección futura, nos sir-
ven tanto para detectar cuáles son las tendencias, como para comprender
las diferencias que se dan entre las distintas regiones NUTS-2, máxime
cuando entendemos que los cambios en las estructuras de la población son
procesos de larga duración que, para una región con la estabilidad demo-
gráca de Europa, no presentan grandes cambios en un periodo de, apro-
ximadamente, ocho años que media entre la fecha de los datos (2012) y
Gráfica 1. Superficie, población y núm. de NUTS-2 de los distintos grupos de regiones
de la UE, establecidos en función del índice de vulnerabilidad
Fuente: elaboración propia con base en datos de la Comisión Europea. Regiones 2020.
25.19
46.24
28.57
22.33
35.01
42.67
28.47
45.14
26.39
0.00
10.00
20.00
30.00
40.00
50.00
Poco vulnerables Vulnerables Muy vulnerables
% nº de NUTs % superfc % poblc.
177 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
el año de la proyección (2020), y que, además, los posibles cambios que
pudieran darse en una situación de crisis o de postcrisis como la que se vive
en Europa se ralentizan.
El cálculo del índice de vulnerabilidad de la Comisión se ha hecho con
una proyección en la que la población de la Europa de los 27 será menor y
más vieja, como consecuencia de la disminución en las tasas de fertilidad
y el aumento de la esperanza de vida. En 2050 habrá 48 millones menos
de personas entre 15 y 64 años y 58 millones más de personas mayores de
65 años. Para 2020 el crecimiento de la población en la Unión Europea se
habrá ralentizado sensiblemente en comparación con el de otras regiones
del mundo, en particular con sus más inmediatos vecinos del Norte de
África, África subsahariana y Oriente próximo, las regiones con el creci-
miento poblacional más rápido del mundo. El informe revela que, para el
año 2020, alrededor de un tercio de las regiones europeas registrarán, en
grados diversos, un acusado descenso de población. La mayoría de estas
regiones están situadas en los nuevos Estados miembros de Europa Central
y Oriental, Alemania oriental, el sur de Italia y el noroeste de España (Su-
birats y Martínez-Costa, 2014: 112; Comisión Europea, 2008:).
Tomando como base estas consideraciones de la proyección, las carac-
terísticas demográcas de los distintos tipos de regiones en el 2012 son las
siguientes (Cuadros 2 y 3):
En el grupo de región muy vulnerable (tipo 1) la población apenas ha
crecido, por lo que su variación de población es la más baja (0.56 por
ciento) de los tres tipos, con valores que oscilan entre -11.35 por ciento
(Noroeste de Bulgaria) y 5.8 por ciento (Córcega, Francia), debido, en
parte, a su baja tasa de natalidad (9.4 por ciento) que es la más baja de
todos los tipos establecidos. El envejecimiento, sin embargo, es muy
alto, como acreditan tanto la signicación del grupo de más de 65 años
representa (20.4 por ciento), como el índice de vejez (20.6 por ciento),
con los valores más elevados de todas las regiones, aunque sus valores
extremos oscilan entre 13.3 por ciento (Podkarpackie, Polonia) y 26.9
por ciento (Liguria, Italia). La población activa es baja como reejan
el porcentaje de personas comprendidas entre 15 y 64 años que tiene
el valor medio más bajo (64.8 por ciento) del conjunto de regiones,
con oscilaciones entre 61.35 por ciento (Dorset and Somerset, Reino
Unido) y 72.1 por ciento (Las Marcas, Italia); y el índice de reemplazo
de su población activa (82.8 por ciento) que es el más bajo de todos
los grupos.
178
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
El tipo de región vulnerable (tipo 2) se caracteriza porque su población
ha crecido más que el anterior y, consiguientemente, la variación de su
población ha sido también mayor (1.63 por ciento), con valores extre-
mos entre -11.14 por ciento de Lituania y 10.18 por ciento de Mersey-
side (Reino Unido); ratica esta posición intermedia de este tipo de
región el valor medio de la tasa bruta de natalidad (10.8 por ciento)
que se sitúa equidistante de los otros dos modelos de región. El enve-
jecimiento de la población es algo mayor como muestra la proporción
del grupo de edad de más de 65 años (18.1 por ciento), algo superior a
la del grupo anterior y con un valor intermedio entre los tipos de regio-
nes establecidos, con valores extremos comprendidos entre 12.68 por
ciento de Pomerania Occidental (Polonia) y 22.79 por ciento de Centro
(Portugal); igual posición mantienen los otros dos indicadores utili-
zados: el índice de vejez (18.6 por ciento) y el de dependencia (50.8
por ciento ). En lo relativo a la población activa, medida a través del
grupo de edad entre 15 y 64 años, su valor (66.42 por ciento) también
ocupa una posición intermedia en el conjunto de grupos, con valores
extremos entre 62.6 por ciento de Lincolnshire (Reino Unido) y 72.6
por ciento de Pomerania Occidental (Polonia); e igual cabe decir del
índice de reemplazo de su población activa (94.5 por ciento).
Y, por último, el tipo de región poco vulnerable (tipo 3) se caracteri-
za porque el crecimiento de su población ha sido importante, siempre
dentro del marco de referencia europeo, expresado tanto a través del
porcentaje de variación que ha sido la mayor de todos los grupos (3.01
por ciento), aunque dentro de ese valor medio la situación real oscila
entre -2.1 por ciento, correspondiente a Braunschweig (Alemania), y
13.1 por ciento de la ciudad autónoma de Melilla (España); como por
la tasa bruta de natalidad (11 por ciento). El envejecimiento de su po-
blación, medido a través del porcentaje que representan las personas
de más de 65 años, es el más bajo (14.94 por ciento) de los tres tipos
establecidos, siendo sus valores extremos 8.8 por ciento de Londres
Centro (Reino Unido) y 23.4 por ciento de Epiro (Grecia); posición
que se conrma tanto con un índice de vejez (15.2 por ciento) y un
índice de dependencia (46.2 por ciento que son, igualmente, los más
bajos de los tres grupos. La proporción de población activa, expresada
por el porcentaje de población comprendida entre 15 y 64 años, es la
más alta de los grupos de regiones (68.5 por ciento), con valores ex-
tremos comprendidos entre 63.6 por ciento (Peloponnisos, en Grecia)
y 73.7 por ciento (Londres Centro, en Reino Unido), conrmada esta
179 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
posición por el índice de reemplazo de su población activa (105.9 por
ciento) que también alcanza los valores medios más elevados de los
diferentes tipos de regiones.
Cuadro 2. Datos demográficos (2012) de los diferentes tipos de regiones europeas
utilizados para el cálculo del índice de vulnerabilidad demográfica
Tipo
Variación población
2007-2012 (%)
Población >
65 años
Población
15-64 años
Valor medio%
Mínimo
Máximo
1 (Muy vulnerables)
0.56
-11.35
5.80
20.49
64.85
2 (Vulnerables)
1.63
-11.14
10.18
18.1
66.42
3 (Poco vulnerables)
3.01
-2.18
13.10
14.94
68.51
Fuente: elaboración propia con base en la Fundación Encuentro. Indicadores estadísticos. Europa por
regiones.
Cuadro 3. Indicadores demográficos (2012) de los tipos de regiones europeas
Tipo
Índice de reemplazo de
la población activa
Tasa bruta de
natalidad
Índice de vejez
Índice de
dependencia niños y
mayores
Valor
medio
Mínimo
Máximo
Valor
medio
Mínimo
Máximo
Valor
medio
Mínimo
Máximo
Valor
medio
Mínimo
Máximo
1
82.81
53.0
118.5
9.48
7.0
12.5
20.61
13.3
27.0
54.65
38.7
63.0
2
94.5
68.1
146.4
10.08
7.5
15.3
18.16
12.7
22.8
50.87
37.7
59.7
3
105.9
72.1
182.2
11.01
7.3
19.6
15.27
8.9
23.4
46.28
35.6
57.2
Fuente: elaboración propia con base en la Fundación Encuentro. Indicadores estadísticos. Europa por regiones.
Cuadro 4. Indicadores demográficos de Castilla-La Mancha (2012 y 2020)
Indicador
Valor
(%) 2012
Valor
(%) 2020
% variación de población (2007-12) y (2005-20)
6.26
9.0
% población entre 15-64 años
67.01
66.2
% población > 65 años
17.70
19.0
Tasa bruta de natalidad
10.40
Índice de vejez
17.70
Índice de dependencia
49.20
Índice de reemplazo población activa
110.20
Fuente: elaboración propia con base en la Fundación Encuentro. Indicadores estadísticos.
Europa por regiones para 2012, e INE para 2020.
180
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
Castilla-La Mancha, con un valor del índice de vulnerabilidad
demográca de 30, está comprendida entre el segundo grupo de las
NUTS-2, es decir, las vulnerables. Tienen ese mismo valor las regiones
de Alto Palatinado (Alemania), Estiria (Austria), Cataluña (España), Ove-
rijssel (Holanda) y Campania (Italia). Las características demográcas
(Cuadro 4) que explican su situación:
a) Una variación de la población signicativa (6.26 por ciento) entre 2007
y 2012 que, según la proyección seguirá creciendo hasta 9.8 por ciento
en 2020, si bien en ese incremento se puedan detectar dos patrones
demográcos que se diferencian tanto en el ritmo como en los distintos
espacios donde se dan. Efectivamente, el ritmo de crecimiento de su
población entre 2001-2011 presenta valores medios anuales superiores
a dos por ciento, siendo su momento de mayor auge el de 2001-2005.
Ese ritmo se ha mantenido, más o menos sostenido, hasta el inicio de
la crisis en 2007, cuando comienza a disminuir, ofreciendo los valores
más bajos a partir de 2011-2012 con 0.3 por ciento. Sin embargo, este
crecimiento global de la población (en función de la tasa anual acu-
mulativa de crecimiento) no ha tenido la misma intensidad en todas las
áreas de la región. Así, los municipios de la corona metropolitana de
Madrid, vinculados a las comarcas de la Sagra toledana (en torno a la
autovía A-42) y al Corredor del Henares en Guadalajara (autovía A-2),
han aparecido, repetidamente, en las estadísticas de los últimos años
como las dos comarcas más dinámicas de España, con un crecimiento
económico y demográco muy por encima de la media nacional inclu-
so en el periodo de crisis. Una explicación de la evolución demográca
de estas áreas próximas a Madrid está en el hecho de que, en nuestros
días, sus habitantes siguen teniendo una fuerte relación laboral con
la capital del Estado, que suele ser el lugar de su trabajo, aunque su
vivienda no esté en esta ciudad debido a que en ella se da un costo de
vida más elevado y un precio de la vivienda más alto que en las ciuda-
des del entorno, que se ve contrarrestado con la dedicación de una gran
cantidad de tiempo diario en los desplazamientos. Frente a estas zonas
más dinámicas del entorno madrileño y el que se da en algunas áreas
urbanas, en Castilla-La Mancha hay otros áreas con núcleos en fuerte
retroceso demográco, como son la zona de los Montes, en Ciudad
Real, la Alcarria, en Guadalajara, o La Sierra, en Cuenca, pero que, a
su vez, han sufrido en mucha menor medida los efectos demográcos
de la crisis.
181 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
b) En ese crecimiento de la población ha jugado un papel importante la
población inmigrante, al igual que el resto de España y en íntima co-
nexión con la burbuja inmobiliaria. Este tipo de población, en el con-
junto español, pasa de representar un 2.28 por ciento del total de la
población, en 1990, a constituir 13.6 por ciento de la población total en
2012. En Castilla-La Mancha este fenómeno inmigratorio tiene un rit-
mo superior a la media nacional y tiene el efecto no solo de amortiguar
el declive poblacional que estaba experimentando la región, sino que,
además, invierte el patrón hasta hacerla pasar de ser una región expul-
sora a ser una región receptora. No obstante, a partir del año 2009 se
observa una ralentización de este crecimiento (Rodríguez Domenech,
2010).
c) La pérdida continuada de población de menos de 15 años que en 1998
representaba 18 por ciento y en 2012 sólo llega a 16.4 por ciento, a la
vez que cada vez es mayor en este grupo de edad el peso de los extran-
jeros: en 1998 representaban 0.1 por ciento y en 2012 llegan al 2.1 por
ciento.
d) Se ha producido, en los últimos tiempos, una disminución de la tasa
de dependencia en nuestra región frente al crecimiento que ha experi-
mentado a nivel nacional, aunque, sin embargo, el valor de Castilla-La
Mancha se mantiene por encima de la media nacional (49.8). Efectiva-
mente, en España esta tasa, entre 1998 y 2012, crece en un punto (48.8
y 49.8, respectivamente), mientras que en Castilla-La Mancha pierde
ocho (59.5 y 51.5, también respectivamente), presentándose como una
región singular porque en estos años ha conseguido que la población
dependiente sea cada vez menor. El ritmo de esa evolución ha sido
semejante en la región y en el Estado hasta el año 2006, y es a partir de
ese año cuando comienza la divergencia debido, fundamentalmente, a
la inmigración.
Conrma esta armación la comparación del grupo de edad comprendi-
do entre 15 y 65 años que, en 2012, suponía 67.8 por ciento de su población
y lo previsto para 2020 es que disminuya hasta 66.2 por ciento, valor supe-
rior a la media nacional prevista que es de 65.6 por ciento.
Diferenciando entre la dependencia senil y juvenil, observamos que en
España el aumento de la dependencia ha sido eminentemente senil, con un
incremento de 1.8 por ciento, frente a una disminución, en 0.8 por ciento,
de la juvenil. En Castilla-La Mancha, sin embargo, la disminución de la
tasa de dependencia que ha pasado de 54.3 por ciento, en 2006, a 52.1 por
ciento en 2012, se ha producido en ambos grupos, es decir, en la senil y
182
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
en la juvenil. La explicación de este diferente comportamiento puede estar
en que en Castilla-La Mancha, durante el periodo de crisis 2006-2012, su
población adulta (16-64 años) no ha dejado de crecer gracias a la inmigra-
ción, mientras que, en el conjunto nacional, se observa que, desde 1998, se
ha mantenido el mismo porcentaje de adultos (67 por ciento).
La vulnerabilidad demográca de Castilla-La Mancha en el conjunto
de las regiones españolas
Con el n de comprender la situación demográca de las distintas Comu-
nidades Autónomas consideramos necesario, como paso previo, hacer una
breve reseña de las previsiones demográcas del conjunto de España, y,
para tal n, señalamos las siguientes:
España, en su conjunto, perdería 2.6 millones de habitantes en los
próximos 10 años (5.6 por ciento) si se mantienen las tendencias de-
mográcas actuales, y todas las comunidades autónomas perderían po-
blación, salvo Canarias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla
(INE, 2013).
El número de nacimientos seguiría reduciéndose en los próximos años.
Así, entre 2013 y 2022 nacerían en torno a 3.9 millones de niños, 17.1
por ciento menos que en la década pasada. Esta evolución se produ-
ciría aunque la proyección realizada contempla que la fecundidad de
las mujeres mantenga una ligera tendencia favorable en los próximos
años, que llevaría al número medio de hijos por mujer hasta 1.41 en
2022, frente a 1.34 actual. El descenso de nacimientos vendría de-
terminado por la reducción del número de mujeres en edad fértil, al
encontrarse en esas edades aquellas generaciones de mujeres menos
numerosas que nacieron durante la crisis de natalidad de nales de los
80 y de los años 90 (INE, 2013).
La esperanza de vida al nacimiento alcanzaría 81.8 años en los varones
y 87 en las mujeres en 2022, lo que supone una ganancia de 2.5 años
y de 1.9 años respecto a los valores actuales, respectivamente (INE,
2013.
El número de defunciones, a pesar de la pérdida de población y la
mayor esperanza de vida, seguiría creciendo como consecuencia del
envejecimiento poblacional. A partir de 2017 el número de defuncio-
nes superaría por primera vez al de nacimientos, es decir, que el saldo
vegetativo se hiciera negativo. Así, en el periodo 2013-2022 se llega-
rían a registrar casi 4.1 millones de defunciones, 6.2 por ciento más
183 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
que a las observadas entre 2003 y 2012. En el año 2022 se producirían
411 617 fallecimientos entre los residentes en España, frente a 403 785
del año 2012 (INE, 2013).
El ujo inmigratorio registra, en la actualidad, un saldo migratorio ne-
gativo con el extranjero, por cuarto año consecutivo, de -299 607 per-
sonas en 2013, y la proyección para el conjunto del periodo 2013-2022
se corresponde con el nivel del 2013. Si así fuera, España perdería 2.5
millones de habitantes en los próximos 10 años en sus intercambios de
población con el extranjero (INE, 2013).
Como consecuencia del envejecimiento poblacional, la pérdida de po-
blación se concentrará en el tramo de edad entre 20 y 49 años, que se
reducirá en 4.7 millones de personas en la próxima década (22.7 por
ciento). Además, el descenso de la natalidad provocaría que en 2023
hubiera casi un millón menos de niños menores de 10 años que en la
actualidad (20.4 por ciento menos), mientras que la población se incre-
mentaría en la mitad superior de la pirámide de población. De hecho,
todos los grupos de edad a partir de los 50 años experimentarían un
crecimiento de efectivos (salvo el grupo de edad 80-84, en el cual se
aglutinarían en 2023 las generaciones más reducidas nacidas durante
la Guerra Civil) (INE, 2013).
La tasa de dependencia se elevaría en más de nueve puntos, desde 51
actual hasta 59.2 por ciento en 2023 (INE, 2013).
En este contexto demográco nacional dentro de las Comunidades Au-
tónomas se dan los tres tipos de vulnerabilidad demográca que hemos
establecido para el resto de regiones europeas. Son muy vulnerables (tipo
1): Asturias (60), Castilla-León (57), Galicia (54) y País Vasco (45); son
vulnerables (tipo 2): Aragón (39), Cantabria (37), Extremadura (33), La
Rioja (33), Navarra (35), Cataluña (30) y Castilla-La Mancha (30); y son
poco vulnerables (tipo 3): Andalucía (20), Canarias (10), Ceuta, Comu-
nidad Valenciana (23), Islas Baleares (18), Madrid (23), Murcia (17), y
Melilla (17), aunque las más signicativas por el número de Comunidades,
extensión y población son las poco vulnerables (Figura 2).
Dentro de las vulnerables, cuyo valor del índice es inferior a 30, se en-
cuentran dos regiones, Cataluña y Castilla-La Mancha, ambas en el límite
con el siguiente subgrupo.
184
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
Figura 2. Regiones NUTS-2 de España, según el índice de vulnerabilidad demográfica
Fuente: elaboración propia con base en datos de la Comisión Europea. Regiones 2020.
185 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
Estas regiones presentan un comportamiento muy diferente: en Catalu-
ña su vulnerabilidad se debe al bajo valor de su potencial población activa,
ya que el grupo de personas en edad de trabajar (64.8 por ciento) es el
más bajo de todas las regiones españolas, unido al fuerte crecimiento de
la población de más de 65 años (20.2 por ciento) y al poco crecimiento de
su población. En Castilla-La Mancha la principal debilidad demográca
se deriva del alto valor del envejecimiento (19 por ciento) y de la posición
media que tiene su población potencialmente activa (66.2 por ciento).
la vulnerabIlIdad deMográfIca en el InterIor de castIlla-la
Mancha. sus dIferencIas provIncIales y MunIcIpales
La situación de vulnerabilidad demográca comentada antes sobre el con-
junto de Castilla-La Mancha presenta diferencias sustanciales en el interior
de su territorio, tanto a nivel de las cinco provincias que la integran, como
de los 919 municipios que la componen. Para su análisis, como se dijo
antes, utilizaremos los mismos indicadores y la misma fórmula que ha uti-
lizado la Comisión Europea en el trabajo Regiones 2020, aunque los datos
empleados son los del INE en lugar de los de Eurostat al no estar éstos
publicados. En el caso de las provincias existen proyecciones tomando
como punto de partida el año 2014, y, en este caso, se puede aplicar la
formula completa del índice de vulnerabilidad demográca de la UE. En el
caso de los municipios no existen este tipo de proyecciones y nos limitare-
mos a emplear los indicadores con los datos de 2014.
Las diferencias interprovinciales
Las cinco provincias que integran la Comunidad autónoma de Castilla-La
Mancha tienen una diferente participación en el índice de vulnerabilidad
demográca del conjunto (Cuadro 5 y Figura 3) derivado, como es obvio,
de su diferente situación demográca. Efectivamente, tienen menor vul-
nerabilidad las provincias de Guadalajara (25.8 por ciento) y Toledo (27.2
por ciento) y mayor las de Albacete (30.9 por ciento, Ciudad Real (31.2 por
ciento) y Cuenca (33.7 por ciento), conrmando lo que antes comentamos
al hablar de las características demográcas de la región.
Conviene tener presente que los valores de los índices de vulnerabilidad
demográca en las distintas provincias y por tanto la media regional son
superiores a los que para esta hemos obtenido tanto con datos del INE,
como a los que facilita la UE en el estudio de referencia. Su explicación
puede estar en las diferentes fechas que se han tomado como punto de par-
186
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
tida para el cálculo de la variación de la población y en la distinta fuente
empleada para la obtención de mismos. Concretamente, en los cálculos
hechos con datos del INE hemos partido de 2006 y en los hechos en los da-
tos de la UE se ha tomado como año de inicio 2007. Conforme a los datos
obtenidos, dos de las provincias castellano-manchegas estarían dentro del
grupo poco vulnerables (Guadalajara y Toledo).
Cuadro 5. Indicadores e índice de vulnerabilidad en las provincias de Castilla-La Mancha.
2006-2014
Provincia
% Población
15-64
% Población
> 65
% Variación
población 2006-14
Índice vulnerabilidad
demográfica
Albacete
66.5
18.3
3.4
30.9
Ciudad Real
66.2
18.9
3.4
31.2
Cuenca
64.2
22.6
0.2
33.7
Guadalajara
67.8
15.1
19.7
25.8
Toledo
66.5
16.9
13.8
27.1
Fuente: elaboración propia con base en el INE.
Dentro del grupo de vulnerables existen notables diferencias entre Al-
bacete y Ciudad Real, por un lado, que están en mejor situación por cuanto
crecen sus efectivos aunque sea en poca cantidad, y Cuenca, por otro, en la
que, prácticamente, no hay crecimiento.
Las menos vulnerables son aquellas en las que se prevé que tendrán ma-
yor población activa (entre 66.5 y 67.8 por ciento), un mayor crecimiento
de la población (19.7 y 13.8 por ciento) y un menor envejecimiento (16.9
y 15.1 por ciento) evolución relacionada con su vinculación económico-
laboral a Madrid, especialmente en el Corredor del Henares y La Sagra.
Por el contrario, las más vulnerables son las que su población activa será
menor, oscilando entre 642 y 66.5 por ciento; su crecimiento será mucho
menor (0.2 y 3.4 por ciento) y el envejecimiento será mayor (entre 22.6 y
18.3 por ciento) que en el anterior grupo, todo ello en relación con la rura-
lización y el envejecimiento de su población.
Ante una realidad tan diversa y recordando lo que antes armábamos
sobre que la actitud ante la vulnerabilidad puede ser una ocasión para
adoptar las medidas oportunas que permitan superar el nuevo escenario
que se presenta, se hace necesario adoptar las oportunas políticas sociales
y económicas que “corrijan” estas tendencias y que necesariamente pasan
por un rejuvenecimiento de su población bien a través de la mejora de su
movimiento natural, hecho poco probable con los efectivos actuales, bien
por medio de potenciar la actividad económica que atraiga inmigración de
personas en edad de trabajar que, por su edad y expectativas económicas,
puedan mejorar la natalidad.
187 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
Figura 3. Índice de vulnerabilidad en las provincias de Castilla-La Mancha
Fuente: elaboración propia con base en el INE.
188
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
Las diferencias intermunicipales
Una mayor focalización de la vulnerabilidad demográca de Castilla-La
Mancha la podemos obtener a través de la situación de sus 919 municipios,
si bien, como hemos comentado antes, de ellos no existen publicados datos
de proyección por lo que nos hemos limitado a calcular cuál es su situación
actual (2014) y el punto de partida de la variación poblacional en 2006,
que, sin duda, nos permitirá prever cual puede ser su situación dentro de
6 años (2020) si no se producen cambios extraordinarios que, en el estado
actual de crisis, no son previsibles.
El tipo de municipio dominante en nuestra comunidad de Castilla-La
Mancha (Cuadro 6 y Figura 4) es el vulnerable que afecta a 54 por ciento
de los municipios y cuyos valores del índice de vulnerabilidad demográca
oscilan entre 31 y 42.9 por ciento. Le siguen en importancia numérica los
muy vulnerables (37.3 por ciento) con valores del índice entre 434 y 57.9
por ciento. Y, por último, los poco vulnerables sólo afecta a 8.6 por ciento
de los mismos y sus valores extremos son 30.9 y 31.2 por ciento. Datos que
ponen de maniesto que prácticamente toda la región (91.3 por ciento) es
vulnerable, demográcamente hablando, en mayor o menor grado.
En el grupo de municipios del tipo 1 (muy vulnerables) (Cuadro 7) el
tamaño dominante de los pueblos es el de menos de 100 habitantes (43.7
por ciento) y afecta a 221 643 habitantes que solo representan 10.8 por
ciento del total de la población castellano-manchega, lo que le hace que
sea el grupo menos signicativo de la región. De ellos 69.3 por ciento per-
tenecen a la provincia de Guadalajara, 28.6 por ciento son de la provincia
de Cuenca y en las tres restantes provincias solo hay 0.6 por ciento en cada
una de ellas. En él solo hay seis ciudades5 —entendidas como poblaciones
de más de 10 mil habitantes— que, sin embargo concentran en ellas 41.1
por ciento de la población. Por lo que bien podemos hablar de un área emi-
nentemente rural casi despoblada.
Los indicadores demográcos reejan que entre 2006 y 2014 se ha pro-
ducido una pérdida de población de -9.1 por ciento, que el peso de la po-
blación potencialmente activa (52.1 por ciento) y el de los mayores de 65
años (40.9 por ciento) está muy próximos, evidenciando unas altas tasas
de envejecimiento y de dependencia. Es decir, un alto índice de vulnerabi-
lidad demográca.
5 Yuncos (Toledo), Ocaña (Toledo), Casar (El) (Guadalajara ), Alovera (Guadalajara), Seseña
(Toledo) e Illescas (Toledo).
189 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
Cuadro 6. Índice de vulnerabilidad en los municipios de Castilla-La Mancha.
2014
Tipo
Número de
municipios
% de
municipios
Índice de vulnerabilidad
demográfica
Mínimo Máximo
1 (Muy vulnerables)
343
37.3
43.4
57.9
2 (Vulnerables) 497 54.0 31.0
42.9
3 (Poco vulnerables)
79
8.6
30.9
31.2
Tot a l 919 100
Fuente: elaboración propia con base en el INE.
Figura 4. Los municipios de Castilla-La Mancha según los tipos de vulnerabilidad
demográfica. 2014
Fuente: elaboración propia con base en el INE.
190
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
Los valores mínimos y máximos de estos indicadores corresponden,
para el caso de la variación de población, el mínimo a Huérguina (Cuenca),
con -58.5 por ciento de pérdida al pasar de 94 a 39 habitantes; y el valor
máximo a 167.6 por ciento para Pioz (Guadalajara) que pasa de 1 337 ha-
bitantes, en 2006, a 3 579 habitantes en 2014. En la población de más de
65 años, cuyo valor medio es de 40.9 por ciento, los valores extremos son
cuatro por ciento, en Iníestola (Guadalajara), y 63.6 por ciento en Vindel
(Cuenca). Y, por último, el valor medio de la población potencialmente
activa, que tan solo representa 52.1 por ciento, tiene su mínimo en Vindel
(Cuenca) con 36.6 por ciento y su máximo en Iníestola (Guadalajara) con
92 por ciento.
En cuanto a las seis poblaciones que superan 10 mil habitantes, todas
ellas han experimentado crecimiento de población, que oscila entre 46.2
por ciento de Alovera (Guadalajara) y 94.5 por ciento de Seseña (Tole-
do); el porcentaje de población potencialmente activa oscila entre 67.9 por
Cuadro 7. Indicadores demográficos de los municipios de Castilla-La
Mancha incluidos en el grupo 1 (muy vulnerables)
Tamaño
municipios
Tipo 1
Número de
municipios
Porcentaje de
municipios
Población
%
población
<100
150
43.7
8 334
3.7
101-250
88
25.7
13 839
6.2
251-500
52
15.2
17 627
7.8
501-750
19
5.5
11 644
5.2
751-1000
5
1.5
4 511
2.0
1001-2000
3
0.9
4 136
1.8
2001-3500
11
3.2
30 581
13.6
3501-5000
7
2.0
28 331
12.6
5001-10000
2
0.6
10 259
4.6
>10000
6
1.7
92 381
41.1
Total
343
100.0
221 643
100.0
Valor medio
Mínimo
Máximo
% Variación
de población
-9.1 -58.5 167.6
> 65 años
40.9
4
63.6
15-64 años
52.1
36.3
92
Fuente: elaboración propia con base en el INE.
191 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
ciento de Yuncos (Toledo) y Alovera (Guadalajara) y 71 por ciento de Se-
seña; y, en lo referente a población de más de 65 años el mínimo se da en
Seseña (Toledo) con 5.1 por ciento, y diez por ciento de Ocaña (Toledo).
Es decir, se trata de poblaciones con el índice más bajo de vulnerabilidad
demográca del grupo: la mínima en 46.6 por ciento en Alovera (Guadala-
jara) y la máxima (54.1 por ciento) en Illescas (Toledo).
El grupo de municipios del tipo 2 (vulnerables) (Cuadro 8) es el domi-
nante en Castilla-La Mancha por el número de municipios que integra 497,
que suponen 54 por ciento del total, pero no por la población a que afecta,
841 786 habitantes, que representan 40.9 por ciento del conjunto regional.
En él los pueblos menores de mil habitantes suponen 60.4 por ciento, pero
con tan sólo 11.9 por ciento de la población. De ellos los que tienen menos
de 100 habitantes alcanzan 18.1 por ciento e incluyen a 0.5 por ciento de la
población. Los comprendidos entre 1001 y cinco mil habitantes represen-
tan 32.4 por ciento y comprenden 42 por ciento de los habitantes. El núme-
ro de ciudades que hay (13)6 son más del doble que en el grupo anterior y
aunque sólo suponen 2.6 por ciento de los municipios albergan a 28.3 por
ciento de la población.
La pérdida de población experimentada entre 2006 y 2014 es de -1.7 por
ciento, mucho menor que en el tipo anterior; que el peso de la población
potencialmente activa (60.5 por ciento) es muy superior a los municipios
de tipo 1; y el de los mayores de 65 años (28.6 por ciento) es casi la mitad
del grupo anterior, poniendo de relieve que las tasas de envejecimiento
y de dependencia están en posiciones intermedias. La vulnerabilidad de-
mográca de este grupo se deriva de la pérdida de población que, si no se
remedia, en pocos años afectará a los demás indicadores e incrementará
ese nivel de vulnerabilidad demográca.
Los valores mínimos y máximos de estos indicadores corresponden,
para el caso de la variación de población, el mínimo a Illán de Vacas (To-
ledo), con un valor -50 por ciento, y el valor máximo (967.3 por ciento)
para Yebes (Guadalajara), que pasa de 239 habitantes, en 2006, a 2 551
habitantes en 2014. En la población de más de 65 años, los valores extre-
mos son cero por ciento, en Illán de Vacas (Toledo), y 70.5 por ciento en
Angón (Guadalajara). Y, por último, el valor medio de la población poten-
cialmente activa tiene su mínimo en Membrillera (Guadalajara), con 27.3
por ciento, y su máximo en Castilnuevo (Guadalajara), con 100 por ciento.
6 En Albacete: Almansa. En Ciudad Real: Bolaños de Calatrava, Manzanares, Miguelturra,
Socuéllamos, La Solana y Puertollano. En Guadalajara: Azuqueca de Henares. En Toledo: Bar-
gas, Consuegra, y Madridejos, Mora y Villacañas.
192
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
Las 13 ciudades que superan los 10 mil habitantes no todas ellas han
experimentado crecimiento de su población. Así, tres de ellas han regis-
trado pérdidas: Villacañas (1.1 por ciento), Madridejos (0.5 por ciento, y
Consuegra, 0.2 por ciento, todas ellas en la provincia de Toledo; mientras
que otras han tenido un crecimiento superior a 20 por ciento: Miguelturra
(Ciudad Real), 21.1 por ciento, Bargas (Toledo), 25.6 por ciento y Azu-
queca del Henares (Guadalajara), 35.7 por ciento. El porcentaje de po-
blación potencialmente activa oscila entre 63.9 por ciento de Madridejos
(Toledo) y 70.7 por ciento de Azuqueca del Henares (Guadalajara); y, en
lo referente a población de más de 65 años el mínimo se en Azuqueca del
Henares (Guadalajara), con 8.6 por ciento, y el máximo, 20.1 por ciento,
de Consuegra (Toledo). Son, pues, poblaciones con un índice medio de
vulnerabilidad demográca que oscila la mínima de 31 por ciento en Mi-
guelturra (Ciudad Real) y la máxima (39.4 por ciento) en Azuqueca del
Henares (Guadalajara).
Cuadro 8. Indicadores demográficos de los municipios de Castilla-La
Mancha incluidos en el grupo 2 (vulnerables)
Tamaño
municipios
Tipo 2
Número de
municipios
Porcentaje de
municipios
Población
Porcentaje de
población
<100
90
18.1
4 226
0.5
101-250
60
12.1
9 703
1.2
251-500
63
12.7
24 036
2.9
501-750
52
10.5
32 365
3.8
751-1000
35
7.0
29 950
3.6
1001-2000
87
17.5
125 238
14.9
2001-3500
49
9.9
125 003
14.8
3501-5000
25
5.0
103 104
12.2
5001-10000
23
4.6
149 941
17.8
>10000
13
2.6
238 220
28.3
Total
497
100.0
841 786
100.0
Valor medio
Mínimo
Máximo
% Variación
de población
-1.7 -50.0 967.5
> 65 años
28.6
0.0
70.5
15-64 años
60.5
27.3
100.0
Fuente: elaboración propia con base en el INE.
193 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
Por último, el grupo 3 o de poco vulnerables (Cuadro 9) es el que afecta
al mayor número habitantes de Castilla-La Mancha, 1 015 182, (48.8 por
ciento), pero es, sin embargo, el que comprende menor número de munici-
pios (79), lo que pone de maniesto que el tamaño de los mismos es mayor.
Efectivamente, los pueblos mayores de cinco mil habitantes suponen 40.5
por ciento, y comprenden a 90.8 por ciento de la población, mientras que
los menores de 500 habitantes solo alcanzan 6.3 por ciento, y a 0.1 por
ciento de los habitantes El número de ciudades, que son 21,7 son más del
doble que en el grupo anterior y albergan a 83.5 por ciento de la población
del grupo, lo que evidencia el alto grado de población urbana.
Ninguno de sus municipios ha experimentado pérdida de población en-
tre 2006 y 2014, oscilando su valores de crecimiento entre 1.9 por ciento,
de Quintanar del Rey (Cuenca), y 27.5 por ciento de Lucillos (Toledo).
El peso medio de la población potencialmente activa es de 665 por ciento
y sus valores extremos se dan en Lucillos (Toledo), con 61.2 por ciento,
y Valdenuño Fernández (Guadalajara), con 70.7 por ciento; y el de los
mayores de 65 años (17.7 por ciento) es el menor de toda la región caste-
llano-manchega, con valores extremos en Esquivias (Toledo), con 13.2 por
ciento, y Lucillos (Toledo), con 25.9 por ciento. La poca vulnerabilidad
demográca de este grupo se deriva tanto del crecimiento de su población
que, de mantenerse en esta dirección, el resto de indicadores mantendrán
su equilibrada proporción.
Las 21 ciudades que superan los 10 mil habitantes todas ellas han ex-
perimentado crecimiento de su población, aunque con valores muy dife-
rentes. Albacete, que es la que menos ha crecido entre 2006 y 2014, lo ha
hecho en 2.7 por ciento, y Fuensalida (Toledo), que es la que más ha cre-
cido del grupo, lo ha hecho en 21.4 por ciento. El porcentaje de población
potencialmente activa oscila entre 64.7 por ciento de Campo de Criptana
(Ciudad Real) y 68.7 por ciento de Tarancón (Cuenca); y, en lo referente
a población de más de 65 años el mínimo se en Fuensalida (Toledo), con
13.3 por ciento, y el máximo, 18.8 por ciento, de Daimiel (Ciudad Real).
Son, en consecuencia, poblaciones con un índice medio de vulnerabilidad
demográca que oscila la mínima de 25.3 por ciento en Torrijos (Toledo) y
la máxima (30.9 por ciento) en Daimiel (Ciudad Real).
7 En Albacete: Albacete, Caudete, Hellín, Roda (La), Villarrobledo; en Ciudad Real: Alcázar de
San Juan, Campo de Criptana, Ciudad Real, Daimiel, Tomelloso, Valdepeñas, Villarrubia de los
Ojos; en Cuenca: Cuenca y Tarancón; en Guadalajara: Guadalajara; y en Toledo: Fuensalida,
Quintanar de la Orden, Sonseca, Toledo y Torrijos.
194
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
Cuadro 9. Indicadores demográficos de los municipios de Castilla-La
Mancha incluidos en el grupo 3 (poco vulnerables)
Tamaño
municipios
Tipo 3
Número de
municipios
Porcentaje de
municipios
Población
porcentaje
población
<100
1
1.3
86
0.0
101-250
1
1.3
102
0.0
251-500
3
3.8
903
0.1
501-750
7
8.9
4 620
0.5
751-1000
7
8.9
6 043
0.6
1001-2000
8
10.1
12 557
1.2
2001-3500
11
13.9
31 810
3.1
3501-5000
9
11.4
37 014
3.6
5001-10000
11
13.9
73 867
7.3
>10000
21
26.6
848 180
83.5
Total
79
100.0
1 015 182
100.0
Valor medio
Mínimo
Máximo
% Variación
de población
27.60 1.9 27.5
> 65 años
17.70
13.2
25.9
15-64 años
66.00
61.2
70.7
Fuente: elaboración propia con base en el INE.
De las 40 ciudades —lo municipios con más de 10 mil habitantes—
que hay en la región solo siete8 superan 50 mil habitantes, seis de ellas
incluidas en el tipo poco vulnerables y una en el de vulnerables. Todas
ellas pueden considerarse ciudades intermedias por el carácter de interme-
diarias potenciales entre las grandes aglomeraciones metropolitanas —en
este caso Madrid— y los espacios rurales como proveedoras de bienes y
servicios especializados para su entorno, hecho que revaloriza su función
y su interés en relación con el objetivo de avanzar hacia un mayor policen-
trismo en la construcción europea (Méndez, 2013b; Pillet, 2010).
conclusIones
El estudio de la vulnerabilidad demográca de Castilla-La Mancha lo he-
mos planteado en el contexto del trabajo realizado por la Dirección Ge-
8 Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Puertollano, Talavera de la Reina y Toledo.
195 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
neral de Política Regional de la Comisión Europea, cuyo informe ha sido
publicado bajo el título Regiones 2020, que toma como base territorial las
NUTS-2 y forma parte de un proceso de reexión abierto en torno a la re-
forma presupuestaria de los fondos de desarrollo regional.
Los seis intervalos o tipos de regiones que establece el documento de
referencia, en función del valor del índice de vulnerabilidad, los hemos
reducido, buscando con ello una la mayor claridad, a tres tipos: i) Regiones
muy vulnerables, que son aquellas cuyos valores del índice están compren-
didos entre 0 y 30; ii) regiones vulnerables, las comprendidas entre 31 y
43; y iii) regiones poco vulnerables las que están por encima de 44.
El análisis lo hemos hecho a tres escalas: su situación en el marco de
las regiones de la Unión Europea y de España; las diferencias intraprovin-
ciales que se dan en ella; y, por último, las diferencias que se dan a escala
municipal.
En el conjunto de la UE las regiones más numerosas, por el número de
NUTS-2 que lo integran, son las vulnerables (46.2 por ciento) pero no son,
sin embargo, las que más supercie ocupan (35 por ciento), aunque sí son
las que más población tienen (45.1); le siguen en importancia, por el núme-
ro de regiones, las del tipo muy vulnerables (28.5 por ciento) que, sin em-
bargo, son las que ocupan mayor supercie (42.6 por ciento), aunque son
las que menos población albergan (26.3 por ciento). Por último las poco
vulnerables son el grupo más pequeño por el número de regiones (25.1 por
ciento) y por la supercie (22.3 por ciento), aunque superan ligeramente
en población (28.4 por ciento) al grupo anterior. De donde podemos con-
cluir que en la UE el tipo de región dominante, en cuanto a vulnerabilidad
demográca se reere, es la vulnerable, o lo que es igual, la parte mayor
del territorio de la UE está afectado de problemas de vulnerabilidad demo-
gráca ya que los grupos vulnerables y muy vulnerables afectan a 74.8 por
ciento de las regiones, a 77.6 por ciento de su territorio y a 71.5 por ciento
de su población.
Castilla-La Mancha, con un valor del índice de vulnerabilidad
demográca de 30, está comprendida entre el segundo grupo de las
NUTS-2, es decir, las vulnerables. Tienen ese mismo valor las regiones de
Alto Palatinado (Alemania), Estiria (Austria), Cataluña (España), Overij-
ssel (Holanda) y Campania (Italia).
En España, con datos del INE y utilizando la misma clasicación que
hemos hecho para la UE, se dan los tres tipos de regiones entre el conjunto
de las Comunidades Autónomas, y Castilla-La Mancha está incluida dentro
196
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
del grupo de vulnerables (tipo 2), junto con Andalucía, Canarias, Cataluña,
Ceuta, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Madrid, Murcia, y Melilla.
Las cinco provincias que integran Castilla-La Mancha tienen una di-
ferente participación en el índice de vulnerabilidad demográca del con-
junto, derivado, como es obvio, de su diferente situación demográca.
Efectivamente, tienen menor vulnerabilidad las provincias de Guadalajara
(25.8 por ciento) y Toledo (27.1 por ciento), situación explicable por su
proximidad a Madrid, y mayor las de Albacete (30.9 por ciento), Ciudad
Real (31.2 por ciento) y Cuenca (33.7 por ciento).
El tipo de municipio dominante en nuestra comunidad es el vulnera-
ble que afecta a un 54 por ciento de los municipios y cuyos valores del
índice de vulnerabilidad demográca oscilan entre 31 y 42.9 por ciento.
Le siguen en importancia numérica los muy vulnerables (37.3 por ciento)
con valores del índice entre 43.4 y 57.9 por ciento. Y, por último, los poco
vulnerables que solo afecta a 8.6 por ciento de los mismos y sus valores
extremos son 30.9 y 31.2 por ciento. Datos que ponen de maniesto que
prácticamente toda la región (91.3 por ciento) es vulnerable, demográca-
mente hablando, en mayor o menor grado.
En el conjunto de municipios, merecen mención especial las 40 ciu-
dades que hay en la región. De ellas sólo seis están incluidas en el grupo
de muy vulnerables y el resto están catalogadas como vulnerables (13) o
poco vulnerables (21), comprendiendo en estos dos últimos tipos todas las
ciudades de más de 50 mil habitantes entre las que se incluyen las capitales
de provincia.
La situación demográca de Castilla-La Mancha, con una vulnerabi-
lidad relativa, da opción bien a adoptar las oportunas políticas sociales y
económicas que “corrijan” estas tendencias y con ellas mejorar las futuras;
bien a esperar que la situación siga su evolución natural y en un futuro no
muy lejano se agrave su vulnerabilidad. Estas posible medidas pasan, ne-
cesariamente, por un rejuvenecimiento de su población ya sea a través de
la mejora de su movimiento natural, hecho poco probable con los efectivos
actuales, ya por medio de potenciar la actividad económica que atraiga in-
migración de personas en edad de trabajar que, por su edad y expectativas
económicas, puedan mejorar la natalidad.
197 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
BELL, S. y S. MORCE, 2000, Sustainability indicators: measuring the immeasur-
able, Earthscan, Londres, Inglaterra.
BLAIKIE, C. y otros, 1996, Vulnerabilidad. El entorno social, político y económi-
co de los desastres, La Red, Colombia.
BUSSO, G., 2001, “Vulnerabilidad social: nociones e implicancias de políticas
para Latinoamérica a inicios del siglo XXI”, Seminario Internacional: Las dife-
rentes expresiones de la vulnerabilidad en América Latina y el Caribe, 20-21 de
junio de 2001, CEPAL, Santiago de Chile.
CEPAL, 2001, “La vulnerabilidad social y sus desafíos: una mirada desde Améri-
ca Latina”, en Serie Estudios Estadísticos y Prospectivos, núm. 6.
CEPAL, 2002, Vulnerabilidad sociodemográca: viejos y nuevos riesgos para co-
munidades, hogares y personas, División de Población de la Cepal/Celade, San-
tiago de Chile.
COMISIÓN EUROPEA, 2008, Document de travail des services de la Commis-
sion. Régions 2020. Évaluation des dés qui se poseront aux régions de l’UE.
COMUNIDAD DE MADRID, s/f, Proyecciones de Población en la UE. 1995-
2025, Instituto de Estadística, Eurostat.
COSTIS HADJIMICHALIS y Ray HUDSON, 2014, “Contemporary crisis across
Europe and the crisis of regional development theories”, en Regional Studies, 48:1.
DE VRIES, DH., 2007, “Being temporal and vulnerability to natural disasters”, en
K. WARNER, Perspectives on social vulnerability, núm. 6, Institute for Environ-
ment and Human Security, Munich, Germany.
FILGUEIRA, C., L. PAUTASSU y J. PETERSEN-THUMSER, 1998, Sistemas
de protección social en un mundo globalizado, Fundación Alemana para el Desa-
rrollo Internacional (DSE), Centro de Interdisciplinario de Estudios en Políticas
Públicas (CIEPP), Argentina.
FOSCHIATTI, H., 2008, “Las transformaciones sociodemográcas y la vulne-
rabilidad en los procesos de larga duración”, en Geográca Digital. Instituto de
Geografía, 9. Acceso en línea http://hum.unne.edu.ar/revistas/geoweb/default.htm
GAUTO DE PAZ, G.S, 2010, “Resiliencia para reducir la vulnerabilidad a los
riesgos de la vivienda pobre urbana”, en Cuadernos Geográcos, 46, 1.
GÓMEZ, JJ., 2001, “Vulnerabilidad y medio ambiente”, en Seminario Internacio-
nal Las diferentes expresiones de la vulnerabilidad social en América Latina y el
Caribe, Celade, Cepal, Santiago de Chile.
HADJIMICHALIS, Costis y Ray HUDSON, 2014, “Contemporary crisis across
Europe and the crisis of regional development theories”, in Regional Studies, vol.
48, issue 1.
INE, 2013, Nota de prensa, 22 de noviembre.
bIblIografía
198
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
KAZTMAN, R., 1999, Activos y estructuras de oportunidades: estudios sobre las
raíces de la vulnerabilidad social en Uruguay, Montevideo, Ocina de la CEPAL
en Montevideo/Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
KAZTMAN, R., 2000, Notas sobre la medición de la vulnerabilidad social, en
Documentos de Trabajo del IPES, 2, Universidad Católica de Uruguay.
KAZTMAN, R., 2001a, “Seducidos y abandonados: el aislamiento social de los
pobres urbanos”, en Revista de la CEPAL 75, diciembre.
KAZTMAN, R., 2001b, El aislamiento social de los pobres urbanos: reexiones
sobre su naturaleza, determinantes y consecuencias, SIEMPRO/UNESCO, Bue-
nos Aires.
MARANDOLA JR., E. y D.J. HOGAN, , 2009, “Vulnerabilidade do lugar vs.
vulnerabilidade sociodemográca: implicações metodológicas de uma velha ques-
tão”, en Revista Brasileira de Estudos de População, vol. 26, 2.
MARTIN, R., 2012, “Regional economic resilience, hysteresis and recessionary
shock”, Journal of Economic Geography, vol. 12, 1.
MÉNDEZ, R., 2012, “Crisis económica y reconguraciones territoriales”, en V
Jornadas de Geografía Económica. Crisis económica e impactos territoriales, del
28 al 30 de junio de 2012, Comunicaciones, Universidad de Girona y AGE, Gi-
rona.
MÉNDEZ, R., 2013a, “Estrategias de desarrollo territorial para tiempos de crisis.
Una interpretación desde la periferia europea”, en Desenvolvimento Regional em
debate, año 3, 2.
MÉNDEZ, R., 2013b, “Estrategias de innovación para el desarrollo y la resiliencia
de ciudades medias”, en Documents d’Anàlisi Geogràca, vol. 59/3
MÉNDEZ, R. y J. PRADA-TRIGO, 2014, Crisis, desempleo y vulnerabilidad en
Madrid, en Scripta Nova. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales.
vol. 18, 474. Acceso en línea http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-474.htm
MIRÓ, G.C., 2007, La demografía en el siglo XXI en América Latina, en Revista
Latinoamericana de Población, vol. 1, 1, 67.
MOSER, C., 1998, The asset vulnerability framework: reassessing urban poverty
reduction strategies, en World Development, vol. 26, 1.
NACIONES UNIDAS, 2003, Informe sobre la situación social del mundo 2003.
Vulnerabilidad social: fuentes y desafíos, Departamento de Asuntos Económicos
y Sociales, United Nations Publication, Nueva York.
OCAMPO, J. A., 2001, Retomar la agenda del desarrollo, en Revista de la CEPAL,
núm. 74, Santiago de Chile
PILLET, F. et al., 2010, El policentrismo en Castilla La Mancha y su análisis a
partir de la población vinculada y el crecimiento demográco”, en Scripta Nova.
Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales, 14, 321, Acceso en línea:
http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-321.htm
199 julio/septiembre 2016
Vulnerabilidad demográca en las regiones europeas NUTS-2...
/ M. A. RODRÍGUEZ-DOMENECH
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, 2014, Diccionario de la lengua española, 23.ª
ed, Espasa, Madrid.
RODRÍGUEZ DOMENECH, Mª Á., 2010, “La importancia de la inmigración
en una región sin tradición: Castilla-La Mancha y Ciudad Real (1996-2006)”, en
Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles, 53.
RODRÍGUEZ VIGNOLI, J., 2000a, Vulnerabilidad demográca: una faceta de las
desventajas sociales, Proyecto Regional de Población CEPAL/CELADE/FNUAP,
Serie Población y Desarrollo, 5, Santiago de Chile.
RODRÍGUEZ VIGNOLI, J., 2000b, Vulnerabilidad y grupos vulnerables: un
marco de referencia conceptual mirando a los jóvenes. CEPAL-CELADE, San-
tiago de Chile.
SÁNCHEZ HERNÁNDEZ, J.L., 2012, Sensibilidad y resiliencia de las regiones
españolas durante la crisis económica (1976-2011), en V Jornadas de Geografía
Económica. Crisis económica e impactos territoriales, del 28 al 30 de junio de
2012, Comunicaciones. Universidad de Girona y AGE, Girona.
SÁNCHEZ-GONZÁLEZ, D. y C. EGEA-JIMÉNEZ, 2011, Enfoque de vulnera-
bilidad social para investigar las desventajas socioambientales: su aplicación en el
estudio de los adultos mayores, en Papeles de población, 17, 69.
SIMMIE, J. y R. MARTIN, 2010, “The economic resilience of regions: towards an
evolutionary approach”, en Cambridge Journal of Regions, Economy and Society,
3.
SUBIRATS, J. y M. MARTÍNEZ-COSTA, 2014. Ciudades, vulnerabilidades y
crisis en España, Centro de Estudios Andaluces, Consejería de Presidencia. Fac-
toría de ideas.
WELTI-CHANES, C., 2013, “Política social y envejecimiento”, en Papeles de
Población, 19, Toluca.
200
Papeles de POBLACIÓN No. 89 CIEAP/UAEM
María de los Ángeles Rodríguez Domenech
Es doctora en Geografía y ha dedicado la mayor parte de su vida profe-
sional a investigar y enseñar en el campo de la geografía humana y del
urbanismo. En la actualidad es profesora en la Facultad de Educación de
Ciudad Real en el Área de Didáctica de las Ciencias Sociales, adscrita al
Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universi-
dad de Castilla-La Mancha. En sus trabajos más recientes analiza el patri-
monio en áreas protegidas, las transformaciones urbanísticas en ciudades
intermedias, el cambio de las pautas de la inmigración, la conguración
territorial a partir del Catastro de Ensenada, y el impacto de la nueva legis-
lación educativa (LOMCE) en la materia de la Geografía. Los resultados
de investigación han sido publicados en algunas de las principales revistas
profesionales como El boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles,
Geo-crítica y CT Catastro. Además de la participación como ponente en
más de 25 Congresos Nacionales e Internacionales y más de 28 capítulos
de libros. Es autora del libro monográco sobre el urbanismo de Ciudad
Real publicado en 2012: Nueva realidad urbana y Territorial de Ciudad
Real (1980-2010), que ha tenido reseñas en revistas cientícas, como la
revista Ciudad y Territorio. Estudios Territoriales del Ministerio de Fo-
mento. También ha coordinado dos libros de texto, uno sobre Las Áreas
protegidas de Castilla La Mancha. TIC y bilingüismo como recursos di-
dácticos para la formación profesional; y otro libro digital titulado Itinera-
rios didácticos por la Mancha Húmeda. Libro digital bilingüe.
Dirección electrónica: Mangeles.Rodriguez@uclm.es
InforMacIón sobre la autora
Artículo recibido el 24 de junio de 2015 y aprobado el 14 de abril de 2016.
... Its region has five administrative divisions called provinces: Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, and Toledo. The demographic vulnerability of Castilla-La Mancha through the indices of the European Commission in Region 2020 work [29] cites the interior territories of Cuenca and Guadalajara provinces as the most affected ones (Figure 1). Its law was approved on 12 May of 2021 with economic, social, and tax measures against depopulation and rural development. ...
... Vulnerability in Castilla-La Mancha, Source:[29] (p. 189). ...
Article
Full-text available
The roles of medium-sized cities in processes of demographic challenge have taken many different paths. New forms of urban sprawl, deconcentrating processes, and the emergence of the diffuse city have marked a change in the relations that Spanish medium-sized cities have traditionally had with their most directly influenced territories. In line with the theoretical framework of the European next generation urban regeneration programme, the main aim of this paper is to propose a methodology to develop a project that fosters resilience strategies and the revitalization of local environments. This will also benefit the institutions that are involved in promoting it. The innovative methodology employed has been denominated the "We Propose!" project and has received several national acknowledgments. This is a strategically designed civic participation urban renewal project and has been subject to geographical analysis through field trips and in situ research. A case study into urban renewal strategies was carried out in Ciudad Real, which is a medium-sized city in Spain's third largest region. It includes an evaluation of both the design and implementation of what could be considered a successful case of urban renewal carried out in the city. This urban development initiative was undertaken by the public administration, but it was designed and proposed by local citizens.
... Vulnerability has different meanings that are approached using different theories and epistemologies either in a general way or in its different modalities (natu-ral, demographic, social, socio-demographic, or others). Vulnerability encompasses three different dimensions: risks (events), inability to respond to such risks, and the inability to adapt to the new situation generated by such risks (Rodríguez Domenech, 2016). In this article we seek to emphasize some social aspects of vulnerability related to demography, which are encapsulated in the Multidimensional Poverty Index. ...
Article
Full-text available
The constant modification of land use, economic instability, environmental factors, and social behaviour changes among the inhabitants of big cities characterize current urbanism. In Colombia, land-use planning processes supported by geographical information systems are a recent phenomenon and the legal instruments of spatial planning are inadequate in most municipalities. Moreover, socio-spatial equity represents a challenge for Latin American cities in which there is increasing awareness of the role that spatial planning plays. Consequently, the question arises as to how the urban spatial structure and organization contribute to an inclusive and equitable socio-spatial evolution, considering climate change impacts. The case study analysed in this article focuses upon the northern limits of the city of Bogotá. Therefore, this research aims to define the ideal balance of urban land-use distribution between social stratum classification and the vulnerability of the communities seeking to better adapt to climate change. We propose a methodological approach of analysing spatial syntax and the (social) intensity of activities and infrastructure, which enables us to characterize the urban structure itself and identify vulnerable urban instances. As a result, we find that the urban network with low values presents spatial unpredictability in its pattern, constraining equitable development based on the urban morphology of the city. This research allows us to conclude that the degree of vulnerability encountered by the social urban spatial structure is higher in expansion areas than in central areas of the city.
Article
Full-text available
This article explores the perceptions that rural mayors have of social exclusion processes in their territories, and the ideological frames that underpin them. The study was conducted in Spain during the 2008-2014 crisis. It draws on evidence from qualitative interviews conducted with rural mayors as part of two research projects on social exclusion in rural areas in the Castilla-La Mancha and Valencian autonomous communities. Our analysis shows significant differences between the objective descriptions of social exclusion in rural areas and how such exclusion was perceived. Mayors held individuals’ responsible for their own exclusion during the economic crisis, which mayors linked to the choices those individuals had made, while ignoring the community’s responsibility for social integration. Based on their accounts, neoliberalism, patriarchy, and rural idyll frames were identified as shaping and defining the perception of social exclusion processes in rural areas.
Article
Full-text available
En los últimos años es un tema de debate en la sociedad española la extrema despoblación de amplios espacios de nuestra geografía, cobrando gran protagonismos expresiones como la “España vaciada” o la “Laponia española”. En este contexto se ha planteado la hipótesis de una segunda despoblación, complementaria de una primera asociada al éxodo rural, protagonizada por jóvenes residentes en ciudades de las regiones que forman la España interior. Teniendo presente estas propuestas se ha diseñado una metodología que parte de una primera clasificación de los municipios de Castilla y León en función de su grado de vulnerabilidad demográfica, seguida de la aplicación de un modelo autorregresivo espacial que pretende medir el impacto sobre el porcentaje de población de edades entre 20 y 39 años de la distancia a Madrid y a Valladolid, considerando estas ciudades como potenciales receptoras de la población joven que emigran desde los municipios de donde son originarios. Los resultados obtenidos apuntan a unos resultados híbridos, el impacto es mayor sobre los municipios de carácter rural y sobre las cabeceras comarcales clásicas, pero no son tan claros sobre las cohortes adulto-jóvenes residentes en las ciudades medias, así como tampoco en los municipios económicamente más dinámicos.
Article
Slight demographic dynamism is a phenomenon present in many European Union countries, and in particular, in Spain. Demographic projections by the National Institute of Statistics show an uninterrupted decline of the Spanish population, where the most affected regions would be some NUTS2 located in the north area. This paper explores the case of the Basque Country. After calculating a Demography Vulnerability Index and a Globalisation Vulnerability Index we try to identify the municipalities according to its level of vulnerability to demographic and economic changes. The study reveals a link between the demographic and economic behavior of the Basque municipalities: those that show the greatest resistance in demographic terms are those that present the greatest strength in economic terms.
Chapter
Full-text available
The temporal dimensions of social vulnerability to natural or man-made hazards are increasingly recognized. Typically temporality is understood in a historicist manner, wherein the changes in vulnerability are dynamically mapped over a (multiscalar) linear time. This paper investigates how cultural models of historical ecological conditions – grounded in " being in time " , or dwelling – might influence vulnerability. Focusing on qualitative and historical research in six U.S. floodplain communities the question is raised how cultural biases in temporal referentiality motivate maladaptive histories to be maintained at the expense of accurate estimations of future conditions. The results identify four dwelling scales of biases, including: disbelief of disaster histories (cognitive level); casual amnesia (social psychological level); erosion of memory networks (cultural level); and historical or scientific uncertainty (epistemological level). A schematic model is presented and recommendations are provided for the active management and maintenance of historical ecological knowledge among at risk populations.
Article
Full-text available
Spanish cities are in a crisis that is global in its dimension but have very different local manifestations. One of the main is the strong increase in registered unemployment, showing uneven growth rates in terms of the vulnerability of each territory, raising the importance of the path dependence and local characteristics, both to interpret the specific impact of the economic crisis as to pose responses that enable urban regeneration. This article offers a brief theoretical reflection about these issues. It analyzes what occurred in the metropolitan area of Madrid and focuses on the differences between the districts and neighbourhoods of the capital, proposing a typology and looking for possible associations between unemployment and a number of indicators of socio-economic vulnerability. Las ciudades españolas viven inmersas en una crisis que es global por su dimensión pero tiene manifestaciones locales muy diversas. Una de las principales es el fuerte aumento del paro registrado, que muestra tasas de incremento desiguales en función de la vulnerabilidad de cada territorio, lo que plantea la importancia de la trayectoria y las características locales, tanto para interpretar el impacto específico de la crisis económica como para plantear respuestas que permitan la regeneración urbana. El artículo propone una breve reflexión teórica sobre estas cuestiones, analiza lo ocurrido en la región metropolitana de Madrid y centra la atención en los contrastes entre los distritos y barrios de la capital, proponiendo una tipología y buscando posibles asociaciones espaciales entre el desempleo y diversos indicadores de vulnerabilidad socioeconómica.
Article
Full-text available
The purpose of this article is to point out that the age structure of a population constitutes the framework of social policy and over time, their actions must respond to the changes in this structure. However, in a situation of rapid population change, institutional arrangements may not correspond to the new demographic conditions and therefore, there is a gap between institutions and demographic structure. An example of this are the institutional arrangements that have given rise to the organizations responsible for social policy. In the case of Mexico, the article makes clear through a historical journey, that social policy has been focused on providing care to children and pregnant women, by the way, in the beginning as part of a population policy aimed to promote population growth. Just recently have been implemented social policy actions for a rapidly aging society that demands attention to the elderly, given the increase of their vulnerable conditions. Finally, the text describes some governmental programs dedicated to serving the needs of the elderly population.
Article
Full-text available
Muchos territorios del Sur de Europa se enfrentan hoy al impacto de una crisis económica que es global y sistémica en su dimensión, pero muestra diferentes efectos a escala regional y local que refuerzan las desigualdades espaciales heredadas. El emergente concepto de resiliencia territorial pretende explicar por qué algunas áreas son capaces de renovarse y experimentar una revitalización mientras otras permanecen bloqueadas e inician un proceso de declive. Más allá de las claves estructurales de las crisis capitalistas, el texto plantea el valor de la teoría y de la práctica acumuladas en la promoción del desarrollo local y la creación de ambientes innovadores para comprender mejor la desigual vulnerabilidad de los territorios frente a la actual recesión, la implicación que eso supone para las políticas y, en tal sentido, la propuesta de estrategias para aumentar la resiliencia. Many territories of South Europe are confronted today with the impact of an economic crisis that is global and systemic in its dimension but shows different regional and local consequences emphasizing spatial inherited inequalities. The concept of territorial resilience has recently emerged for explain why some areas manage to renew and revitalise themselves, whereas others remain locked and in decline. Beyond the structural keys of capitalist crises, this paper claims the value of the theory and practice accumulate to promote the local development and innovative environments to understand the keys to unequal vulnerability of territories from the current recession, the potential implication for policies and, in that sense, proposes strategies to boost resilience.
Article
En los albores del siglo XXI se plantea reiteradamente el tema de la vulnerabilidad sociodemográfica en el estudio de los distintos procesos que involucran a las sociedades humanas, como sí también en los debates sobre políticas públicas dedicadas a reducir la pobreza. Su difusión obedeció a factores y fenómenos muy variados, entre los que figuran la creciente inestabilidad económica, la calidad de vida de las poblaciones, los signos de fragmentación social, la indefensión ante riesgos de diversa naturaleza y la dificultad del acceso de los activos a la movilidad social Esto nos induce a la consideración de esas características en los procesos de cambio demográfico que operan en períodos de tiempo relativamente extensos y tienen la peculiaridad de iniciarse en algunos espacios geográficos y expandirse luego a otros. Los cuatro procesos de duración prolongada que se analizan en este artículo y se los vincula con la vulnerabilidad sociodemográfica son: la transición demográfica, la transición urbana y de la movilidad, la segunda transición demográfica y la transición epidemiológica que estructuran las condiciones demográficas presentes y futuras.