ArticlePDF Available
ÀGORA
DE SALUT
ISSN: 2443-9827. d o i : http://dx.doi.org/10.6035/AgoraSalut.2016.3.30 - pp. 285-293
III
Evolución de los modelos sobre el afrontamiento
del estrés: hacia el coping positivo
aL b e r t o ortega Ma L d o n a d o
aortega@uji.es
MariSa Sa L a n o Va So r i a
salanova@uji.es
Resumen
Introducción: Esta revisión teórica sintetiza la evolución de los principales hallazgos
científicos sobre el estrés y las estrategias y habilidades para su afrontamiento (co-
ping). Se presentan de forma paralela tanto los diferentes modelos teóricos utilizados
por los investigadores, como la evidencia que se ha ido acumulando mediante la in-
vestigación al respecto. Resultados: De la revisión se concluye que la evolución de
los estudios en esta materia ha venido demostrando la coocurrencia de emociones
negativas y positivas en el manejo de situaciones percibidas como estresantes. Estos
resultados han derivado en la elaboración de propuestas que contemplan las emocio-
nes positivas como un elemento clave a la hora de afrontar eficazmente situaciones
estresantes. En este sentido actualmente se plantea el concepto de coping positivo
como aquel en el que se acepta la situación estresante, contemplándola como un reto
u oportunidad, posibilitando así la aparición de emociones positivas que permitan es-
coger la estrategia de afrontamiento más eficaz. Conclusión: Desde una perspectiva
aplicada es relevante profundizar en el conocimiento del rol de las emociones positivas
en el proceso de afrontamiento al estrés, para diseñar intervenciones eficaces dirigi-
das al incremento de los niveles de bienestar personal.
Palabras clave: coping, estrategias de afrontamiento, coping positivo, emociones po-
sitivas, estrés, bienestar.
Abstract
Introduction: This theoretical review summarizes the evolution of the main scientific
findings about stress and coping. Different theoretical models used by researchers are
presented alongside with the evidence that has been developed during recent years of
research. Results: A review of these studies concludes that the evolution of research
in this area has been demonstrating the co-occurrence of both negative and positive
emotions in stress and coping. These results have led to the development of proposals
that consider positive emotions as a key element in selecting and implementing effec-
tive strategies for coping. In this regard it emerges nowadays the concept of «positive
coping», understood as a kind of coping in which the stressful event is accepted, help-
ing to perceive the situation as a challenge or opportunity, enabling therefore the oc-
286 à g o r a d e S a L u t . V o L . i ii . i S S n : 2443-9827. d o i : h t t P ://d x .d o i .o r g /10.6035/a g o r a S a L u t .2016.3.30 - P P . 285-293
currence of positive emotions that allow to choose the most effective coping. Conclu-
sion: From an applied perspective it is very important to broaden the knowledge of the
role of positive emotions in the process of stress and coping, in order to design effective
interventions aimed at increasing levels of personal wellness.
Keywords: Coping, positive coping, positive emotions, stress, well-being.
Introducción
Desde una aproximación clásica, se entiende que el estrés se produce cuando en una
situación valorada por la persona como signicativa, se percibe un desequilibrio entre las de-
mandas de la propia situación y los recursos disponibles para hacerle frente, percibiéndose
éstos como insucientes (Lazarus y Folkman, 1984). Actualmente el estrés y las consecuen-
cias psicológicas y siológicas que conlleva, componen uno de los principales problemas y
preocupaciones de salud. Por ejemplo, en Europa el estrés constituye el segundo problema
de salud que más se denuncia a nivel laboral, generando tanto importantes costes de salud y
calidad de vida a las personas, como cuantiosas pérdidas económicas a las administraciones
públicas y las empresas privadas (o S h a , 2000; e n w h P , 2009). Es decir, se trata de un aspecto
muy relevante para la vida de las personas, presente en nuestro día a día, y determinante para
nuestra salud y bienestar.
Pero puesto que sentirse estresado realmente es una característica intrínseca y natural
de la vida, el estrés por sí solo no inuye directamente en el bienestar general de una persona,
sino que como comenta Lazarus (2006), lo realmente trascendente para la felicidad personal
es cómo se afrontan las situaciones de estrés. Según el propio Lazarus, si el afrontamiento
de una situación estresante es inecaz, puede derivar en consecuencias perjudiciales para
la salud, el bienestar psicológico y el funcionamiento social. Por el contrario, si es ecaz, es
probable que se mantenga la situación demandante bajo control, no solo evitando los posibles
efectos perniciosos, sino posibilitando incluso crecimiento personal. Por tanto, este afronta-
miento ecaz puede conllevar incrementos en los niveles de bienestar a través y a pesar de la
situación adversa (Vázquez, Castilla y Hervás, 2007).
Las estrategias de afrontamiento de situaciones estresantes (coping) se denen como
aquellos intentos constantes, tanto a nivel cognitivo como comportamental, que realiza una
persona para gestionar una situación en la que no se perciben recursos sucientes para su
superación (Lazarus y Folkman, 1984; Speirs y Martin, 1999; Zeidner, 1994). De esta forma,
resultados de investigaciones al respecto han demostrado que tenemos un amplio repertorio
de estrategias para afrontar el estrés, estando su ecacia relacionada con el proceso de ajuste
entre las demandas de la situación y la persona, atendiendo a criterios como el bienestar sub-
jetivo, funcionamiento social, o salud siológica (French, Caplan y Van Harrison, 1982; Lazarus
y Folkman, 1984; Lazarus, 1999). A este respecto, y debido a la necesidad detectada entre
otros por Lazarus (2000) y Litman (2006), en los últimos años se han llevado a cabo diversas
investigaciones dirigidas a conocer qué estrategias de afrontamiento son más ecaces en la
gestión del estrés. En este sentido autores como Folkman (2010) sostienen que el estrés es
un fenómeno fundamentalmente contextual, lo que quiere decir que se trata de una transacción
o proceso entre la propia persona y el entorno o contexto en el que se encuentra en un momento
determinado. Por lo tanto, según esta autora la ecacia de las estrategias de afrontamiento
y los resultados asociados a ella dependen tanto de aspectos estables (características de la
287
Evolución de los modelos sobre el afrontamiento del estrés: Hacia el coping positivo
personalidad, valores y creencias personales) como, sobre todo, de elementos inherentes a la
propia situación, entre los que destacan las emociones que la persona siente en ese momento
(Lazarus, 2000).
Teniendo en cuenta todo lo anterior, y siguiendo a Lazarus (2006), parece razonable la
idea de la necesidad de profundizar en el estudio sobre el proceso de afrontamiento al estrés,
para conocerlo mejor y determinar cuáles son las estrategias que desempeñamos para ges-
tionar estresores y cuándo y en qué medida son ecaces dichas estrategias. Esta línea de
investigación puede ser fundamental para la práctica profesional, pudiendo aportar diseños
de intervenciones dirigidas a afrontar ecazmente los momentos estresantes que una persona
vive en el día a día, contribuyendo a incrementar sus niveles de bienestar (Eacott y Fryden-
berg, 2009).
De esta forma Lazarus (2000), en su artículo sobre el estado del arte, apunta que desde
sus inicios en los años 40 del pasado siglo hasta la actualidad, la investigación en estrés y
coping ha ido incrementándose tanto desde el punto de vista de la cantidad como de la cali-
dad y complejidad de los estudios, lo que ha contribuido a reducir la tradicional brecha entre
la investigación y la práctica profesional. Este acrecentamiento del interés y actividad cien-
tíca relacionada con el estudio del proceso de afrontamiento al estrés, se ha visto además
inuenciado por el creciente desarrollo de la investigación sobre las emociones positivas que,
desde el surgimiento de la psicología positiva (Seligman y Csikszentmihalyi, 2000), también se
ha visto incrementado. Así, basándose en la teoría de ampliación y construcción de recursos
de las emociones positivas (the broaden-and-build theory of positive emotions) (Fredrickson,
1998, 2001), estudios como el de Tugade, Fredrickson y Barret (2004) han relacionado las
emociones positivas y el coping, encontrando que las emociones positivas contribuyen a través
de un coping más ecaz al bienestar físico y psicológico de las personas. Más especícamente
emociones positivas como el humor, permiten afrontar el estrés de forma más ecaz (Carbelo
y Jáuregui, 2006).
Pero, ¿se pueden sentir emociones positivas en una situación estresante? En contra de
lo que tradicionalmente se ha postulado tanto desde la cultura popular como desde la psico-
logía cientíca, las emociones positivas coocurren en situaciones angustiosas y estresantes,
teniendo la emoción positiva una función adaptativa (Folkman y Moskowitz, 2000, 2004). De
hecho, el afecto positivo ayuda a afrontar el estrés de manera efectiva y a superar sus con-
secuencias nocivas más rápidamente, predisponiendo a evaluar la situación de estrés como
un reto, lo que conlleva un incremento de la esperanza y el optimismo, que a su vez genera y
sostiene más afecto positivo (Khosla, 2006). En este sentido, Kim, Suh, Kim y Gopalan (2012)
encontraron que los jóvenes inmigrantes asiáticos emplean para afrontar el proceso de acul-
turación, estrategias de afrontamiento con las que experimentan emociones positivas, lo que
contribuye a que mantengan un buen nivel de felicidad y bienestar. Es más, incluso en situa-
ciones de estrés severo como en el caso de cuidadores de enfermos graves (Folkman, 1997)
o de desempleados por un tiempo prolongado (Kerr, Dattilo y O´Sullivan, 2012), las emociones
positivas coocurren con las negativas, contribuyendo a afrontar más ecazmente la situación y
a reducir los niveles de malestar en estas personas.
Por tanto, la inclusión de las emociones positivas en los estudios sobre estrés y coping,
puede considerarse como un elemento de ruptura en esta línea de investigación, lo que ha po-
dido inuir en el desarrollo de las diferentes propuestas teóricas sobre el afrontamiento. Como
aportan Vázquez, Pérez y Sales (2003), los estados positivos proporcionan mejor resistencia
ante estresores intensos cuando no solo se perciben las consecuencias negativas de lo suce-
dido, sino que también se aprecia y valora aquellos elementos positivos de la situación. Por lo
que los modelos sobre el proceso de estrés coping han podido ser revisados en consonancia
con la evidencia empírica sobre las emociones positivas y las situaciones de estrés.
288 à g o r a d e S a L u t . V o L . i ii . i S S n : 2443-9827. d o i : h t t P ://d x .d o i .o r g /10.6035/a g o r a S a L u t .2016.3.30 - P P . 285-293
Por este motivo, el objetivo de este trabajo es realizar una revisión de las principales
propuestas teóricas sobre las estrategias de afrontamiento al estrés, analizar su evolución e
indagar sobre la inclusión de emociones positivas en estos modelos, para conocer el rol que
se les atribuye en el proceso de estrés y coping.
Método
El presente estudio consiste en una revisión bibliográca que pretende analizar y sinte-
tizar el estado de la literatura relacionado con el proceso de percepción y afrontamiento del
estrés.
La revisión de bibliografía se llevó a cabo siguiendo secuencialmente dos estrategias de
búsqueda. En primera instancia, se realizó búsqueda inicial a través de tres bases de datos:
PsycNet, Medline y Pubmed. Los criterios de búsqueda que se emplearon respondieron a dife-
rentes combinaciones de las palabras clave stress, coping, positive coping y positive emotion.
La búsqueda de las publicaciones revisadas se limitó a publicaciones que emplean el método
de revisión de pares en el proceso de evaluación y aceptación de los trabajos.
Posteriormente, se revisaron las referencias bibliográcas de los artículos selecciona-
dos, las cuales facilitaron el acceso a otros estudios revisados.
Los estudios incluidos en la revisión correspondieron tanto a propuestas teóricas, como
revisiones o estudios empíricos relacionados con el proceso de afrontamiento al estrés.
Resultados
La búsqueda dio como resultado la obtención de tres tipos de aportaciones: artículos
empíricos centrados en conocer la relación entre las emociones positivas el estrés y el coping,
trabajos teóricos sobre propuestas de modelos, y ensayos sobre el estado de la cuestión.
La totalidad de propuestas se centran en la idea de que existe una amplia gama de re-
pertorios de estrategias de afrontamiento al estrés, que se emplean según las características
y habilidades personales, y la situación demandante. Esta idea se basa en los resultados del
análisis factorial realizado en los trabajos originarios sobre herramientas de medida de coping.
Estos instrumentos coinciden en la base teórica en la que se soportan: modelo transaccional
de estrés y afrontamiento (Lazarus, 1966; Folkman y Lazarus, 1980; Lazarus y Folkman, 1984;
Folkman 1997; Folkman, 2008, Folkman, 2010). Pese a ello han obtenido resultados dispares
en los análisis de factorización, lo que ha inuido en que dieran en su propuesta sobre los
tipos y la clasicación de las estrategias de afrontamiento. Las tres herramientas de medición
de referencia en la mayoría de investigaciones son:
wc c : Ways of coping checklist (Folkman y Lazarus, 1980).
wa y S : Ways of coping questionnaire (Folkman y Lazarus; 1985, 1988)
coPe Inventory (Carver, Scheier y Weintraub, 1989; Carver, 1997).
Pero la propuesta teórica sobre el estrés y su afrontamiento de Lazarus no constituye
tan solo el armazón en el que se basa el diseño de las principales herramientas de medición.
La totalidad de los trabajos encontrados en esta revisión (tanto teóricos como empíricos) par-
ten de este modelo de evaluación cognitiva del estrés. Los artículos teóricos relacionados con
este modelo muestran que el mismo ha ido sufriendo modificaciones a lo largo de los años.
Así inicialmente el modelo no contemplaba la coocurrencia de emociones positivas y negativas
289
Evolución de los modelos sobre el afrontamiento del estrés: Hacia el coping positivo
en el proceso de afrontamiento al estrés. Pero en sucesivas actualizaciones, se han incluido
las emociones positivas en el mismo, planteando finalmente que la evaluación de la situación
estresante conlleva tanto emociones negativas como positivas. Este hecho ha posibilitado que
se amplíen las categorías tradicionales de afrontamiento (centrado en solventar el problema o
en disminuir el malestar emocional), para incluir una nueva: el afrontamiento centrado en el
significado (véase figura 1).
Figura 1. Modelo sobre el estrés y coping (Folkman, 2008)
Discusión y conclusiones
Los resultados de esta revisión acerca de la evolución y desarrollo de los modelos teóri-
cos y estudios empíricos sobre el proceso de estrés y afrontamiento, muestran la inclusión tanto en
un tipo de trabajos como en otro, de las emociones positivas como elemento fundamental
en dicho proceso. Esta inclusión, derivada de los hallazgos sobre la coocurrencia de emocio-
nes negativas y positivas en situaciones percibidas como adversas y demandantes, ha cam-
biado tajantemente la concepción del proceso de estrés y su afrontamiento. La evidencia em-
pírica apoya la idea plasmada en el modelo base del que parten los trabajos de investigación
encontrados: el modelo transaccional de estrés y afrontamiento (Lazarus, 1966; Folkman y
Lazarus, 1980; Lazarus y Folkman, 1984; Folkman 1997, 2008, 2010). Los resultados de in-
vestigación muestran que las emociones positivas, además de estar presentes en el proceso
de afrontamiento al estrés (Folkman y Moskowitz, 2000; Khosla, 2006; Moore y cols., 2014),
actúan con un efecto restaurador y potenciador sobre las estrategias de afrontamiento centra-
das en el problema o en la reducción del malestar, facilitando la ecacia del afrontamiento y los
resultados saludables en los que se traduce (Lazarus, Kanner y Folkman, 1980; Folkman, 1997,
2008, 2010).
290 à g o r a d e S a L u t . V o L . i ii . i S S n : 2443-9827. d o i : h t t P ://d x .d o i .o r g /10.6035/a g o r a S a L u t .2016.3.30 - P P . 285-293
Tabla 1
Estrategias de afrontamiento positivo
Estrategia Descripción
Reevaluación y reinterpreta-
ción positiva
Encontrar sentido a la situación a través de la interpretación de la
situación en términos de valores y creencias profundamente
arraigadas (Folkman, 1997; Folkman, Moskowitz, Ozer, y Park,
1997).
Creencias espirituales Buscar significado existencial para conseguir ajuste emocional (Folk-
man, 1997; Folkman, Moskowitz, Ozer, y Park, 1997).
Saboreo de los aconte-
cimientos ordinarios positi-
vos
Planear y realizar actividades cotidianas infundiéndole significado
positivo (Folkman y Moskowitz, 2000).
Aceptación Asumir la diferencia y el cambio entre las expectativas generadas
y la situación presente (Folkman, 2008).
Revisión de las metas Adaptar las metas a la nueva situación para mantener la sensa-
ción de control y logro (Folkman, 1997; Folkman, Moskowitz, Ozer,
y Park, 1997).
Focalización en los aspectos
positivos
Atender a los aspectos positivos de la situación para permanecer
optimista en cuanto a su solución (Eacott y Frydenberg, 2009).
Participación en actividades
de ocio o recreativas
Realizar actividades físicas, relajantes y/o divertidas con perso-
nas cercanas (Eacott y Frydenberg, 2009).
En este sentido, y a colación de este giro en la concepción del estrés por parte de los
teóricos del campo, se propone un nuevo tipo de estrategias de afrontamiento, denominado
por Folkman (1997) como coping centrado en el signicado, y plasmado en los estudios em-
píricos revisados y en la psicología positiva aplicada a la práctica profesional como coping
positivo (Schwarzer y Knoll, 2003). Esta nueva concepción del afrontamiento de situaciones
estresantes ya ha sido puesta en práctica tanto en el ámbito aplicado como en el cientíco.
Así, el coping positivo parece ser un factor relacionado con el bienestar psicológico. Oaksford
y cols. (2005) encontraron que el afrontamiento positivo facilita el ajuste psicológico y la adap-
tación en personas que han sufrido una amputación de alguna extremidad. Kerr y cols., (2012)
encontraron mejoras en la salud mental asociadas al empleo de estrategias de coping positivo
en personas desempleadas con algún tipo de discapacidad, que padecían estrés crónico. Pero
el coping positivo también puede tener consecuencias beneciosas a nivel siológico. Por
ejemplo, Sakami y cols. (2003) hallaron que el coping positivo provoca cambios en el sistema
inmunológico y efectos favorables para la salud.
Por otra parte, en el ámbito aplicado ya se han desarrollado programas centrados en el
desarrollo de habilidades de afrontamiento positivas. Así, Eacott y Frydenmberg (2009) proba-
ron la ecacia de un programa psicoeducativo para desarrollo de habilidades de afrontamiento
positivo para jóvenes, tanto para población general como con riesgo de depresión. El programa
incluía el entrenamiento en las estrategias de centrarse en la solución del problema, consecu-
ción de logros, focalización en lo positivo, búsqueda de actividades divertidas y relajantes, ac-
291
Evolución de los modelos sobre el afrontamiento del estrés: Hacia el coping positivo
tividad física y fomento de las relaciones sociales. Tras la aplicación se obtuvieron resultados
tanto en su ecacia (incremento del uso de estrategias de afrontamiento productivas y reduc-
ción de las no productivas) como en los efectos sobre la población al que se le aplicó (ajuste
persona-situación, bienestar subjetivo y social).
Pero esta nueva tendencia de investigación aún precisa de mucho más profundidad
en cuanto al conocimiento generado sobre el coping positivo y sus efectos en el bienestar
de las personas. Si bien es cierto que los estudios citados anteriormente evidencian que
las emociones positivas generadas por este estilo de afrontamiento incrementan la efica-
cia a la hora de gestionar el estrés, no existe aún consenso en qué estrategias pueden
identificarse con este tipo de coping. Entre las propuestas se encuentran tanto estrategias
cognitivas o conductuales centradas en la situación estresante, como otras dirigidas a la
generación de emociones positivas, como pueden ser la práctica de la amabilidad, la gra-
titud el mindfulness, o el desarrollo intencional de fortalezas personales. Por tanto, este
nicho de investigación constituye un elemento clave para la ampliación sobre el conoci-
miento acerca de las estrategias de afrontamiento positivo. Se plantea necesario para un
futuro cercano, precisar qué estrategias se pueden clasificar como coping positivo y qué
eficacia tiene cada una de ellas en diferentes poblaciones. La transferencia de los resultados
de estas investigaciones al ámbito de la práctica profesional se antoja decisiva a la hora de
promover en la población un afrontamiento de los problemas diarios orientado a un mayor
nivel de bienestar personal.
La propuesta del coping positivo es una buena oportunidad para fomentar bienestar,
desarrollo, crecimiento y orecimiento personal en las sociedades. La psicología positiva y
los investigadores y profesionales que nos dedicamos a ella contemplamos como se abre un
campo de actuación muy interesante y enriquecedor, que puede ser determinante a la hora
de contribuir a la felicidad desde ámbitos como la psicología de la educación, la psicología
de la salud, o la psicología del trabajo. Depende de nuestro esfuerzo que este barco llegue a
buen puerto. Hasta entonces, deberemos de aceptar la situación en la que nos encontramos,
reinterpretar la misma y planicar la vía de consecución más acorde a nuestros recursos para
llegar hasta nuestra meta.
Referencias bibliográficas
Carbelo, B. y Jáuregui, E. (2006). Emociones positivas: humor positivo. Papeles del psicólogo,
27, 18-30.
Carver, C. S. (1997). You want to measure coping but your protocol’too long: Consider the brief
cope. International Journal of Behavioral Medicine, 4, 92-100.
Carver, C. S., Scheier M. F. y Weintraub J. K. (1989). Assessing coping strategies: a theoreti-
cally based approach. Journal of Personal and Social Psychology, 56, 267-83.
Eacott, C. y Frydenberg, E. (2009). Promoting positive coping skills for rural youth: Benefits for
at-risk young people. The Australian Journal of Rural Health, 17, 338-345.
en w h P : Red Europea de Promoción de la Salud en el trabajo (2009). A guide to the business
case for mental health. Extraído de http://www.enwhp.org/fileadmin/downloads/8th_Ini-
tiative/MentalHealth_Broschuere_bussinescase.pdf.
Folkman, S. (1997). Positive psychological states and coping with severe stress. Social Science
and Medicine, 45, 1207-1221.
Folkman, S. (2008). The case for positive emotions in the stress process. Anxiety, Stress, and
Coping, 21, 3-14.
Folkman, S. (2010). Stress, coping, and hope. Psychooncology, 19, 901-908.
292 à g o r a d e S a L u t . V o L . i ii . i S S n : 2443-9827. d o i : h t t P ://d x .d o i .o r g /10.6035/a g o r a S a L u t .2016.3.30 - P P . 285-293
Folkman, S. y Lazarus, R. S. (1980). An analysis of coping in a middle-aged community sam-
ple. Journal of Health and Social Behavior, 21, 219-239.
Folkman, S. y Lazarus, R. S. (1985). If it changes it must be a process: Study of emotion and
coping during three stages of a college examination. Journal of Personality and Social
Psychology, 48, 150-170.
Folkman. S. y Lazarus, R. S. (1988). Manual for the ways of coping questionnaire. Palo Alto,
c a : Consulting Psychologists Press.
Folkman, S. K. y Moskowitz, J. T. (2000). Positive affect and the other side of coping. American
Psychologist, 55, 647-654.
Folkman, S. y Moskowitz, J. T. (2004). Coping: Pitfalls and promise. Annual Review of Psycho-
logy, 55, 745-774.
Folkman, S., Moskowitz, J. T., Ozer, E. M. y Park, C. L. (1997). Positive meaningful events and
coping in the context of h i V /a i d S . En B. H. Gottlieb (ed.), Coping with chronic stress
(pp. 293-314). Nueva York: Plenum Press.
Fredrickson, B. L. (1998). What good are positive emotions? Review of General Psychology, 2,
300-319.
Fredrickson, B. L. (2001). The role of positive emotions in positive psychology: The broaden-
and-build theory of positive emotions. American Psychologist, 56, 218-226.
French, J. R. P., Caplan, R. B., y Van Harrison, R. (1982). The mechanisms of job stress and
strain. Chichester: Wiley.
Kerr, J. L., Dattilo, J., y O’Sullivan, D. (2012). Use of recreation activities as positive coping
with chronic stress and mental health outcomes associated with unemployment of
people with disabilities. Work: A Journal of Prevention, Assessment and Rehabilitation,
43, 279-292.
Khosla, M. (2006). Positive affect and coping with stress. Journal of the Indian Academy of
Applied Psychology, 32, 185-192.
Kim, J., Suh, W., Kim, S., y Gopalan, H. (2012). Coping strategies to manage acculturative
stress: Meaningful activity participation, social support, and positive emotion among Ko-
rean immigrant adolescents in the u S a . International Journal of Qualitative Studies on
Health and Well-Being, 7, 1-10.
Lazarus, R. S. (1966). Psychological stress and the coping process. Nueva York: McGraw-
Hill.
Lazarus, R. S. (1999). Hope: an emotion and a vital coping resource against despair. Social
Research, 66, 653-678.
Lazarus R. S. (2000). Toward better research on stress and coping. American Psychologist,
55, 665-73.
Lazarus, R. S. (2006). Emotions and interpersonal relationships: toward a person-centered
conceptualization of emotions and coping. Journal of personality, 74, 9-46.
Lazarus R. S. y Folkman, S. (1984). Stress, Appraisal, and Coping. Nueva York: Springer.
Lazarus, R. S., Kanner, A. D. y Folkman, S. (1980). Emotions: A cognitive-phenomenological
analysis. Theories of Emotion, 1, 189-217.
Litman, J. A. (2006). The c o P e inventory: Dimensionality and relationships with approach- and
avoidance motives and positive and negative traits. Personality and Individual Differen-
ces, 41, 273-284.
Moore, P. J., Chrabaszcz, J. S., Peterson, R. A., Rohrbeck, C. A., Roemer, E. C. y Mercurio,
A. E. (2014). Psychological resilience: the impact of affectivity and coping on state anxie-
ty and positive emotions during and after the Washington, d c sniper killings. Anxiety,
Stress & Coping, 27, 138-155.
293
Evolución de los modelos sobre el afrontamiento del estrés: Hacia el coping positivo
Oaksford, K., Frude, N. y Cuddihy, R. (2005). Positive coping and stress-related psychological
growth following lower limb amputation. Rehabilitation psychology, 50, 266-277.
oS h a : Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (2000). Investigación sobre
el estrés relacionado con el trabajo. Extraído de http://osha.europa.eu/en/publications/
reports/203/view.
Sakami, S., Maeda, M., Maruoka, T., Nakata, A., Komaki, G. y Kawamura, N. (2003). Positive
coping up-and down-regulates in vitro cytokine productions from T cells dependent on
stress levels. Psychotherapy and psychosomatics, 73, 243-251.
Schwarzer, R. y Knoll, N. (2003). Positive coping: Mastering demands and searching for
meaning. En S. J. López y C. R. Snyder (eds.), Positive psychological assessment: A
handbook of models and measures., (pp. 393-409). Washington, d c , u S : American Psy-
chological Association.
Seligman. M. E. P. y Csikszentmihalyi, M. (2000). Positive psychology: An introduction. Ameri-
can Psychologist, 55, 5-14.
Speirs, T. y Martin, A. J. (1999). Depressed mood amongst adolescents: the roles of perceived
control and coping style. Australian Journal of Guidance and Counselling, 9, 55-76.
Tugade, M. M., Fredrickson, B. L. y Feldman Barrett, L. (2004). Psychological resilience and posi-
tive emotional granularity: Examining the benefits of positive emotions on coping and health.
Journal of personality, 72, 1161-1190.
Vázquez, C., Castilla, C. y Hervás, G. (2008). Reacciones ante el trauma: Resistencia y creci-
miento. En E. Fernández-Abascal (eds.), Las emociones positivas. Madrid: Pirámide.
Vázquez, C. y Pérez-Sales, P. (2003). Emociones positivas, trauma y resistencia. Ansiedad y
Estrés, 9, 231-254.
Zeidner, M. (1994). Personal and contextual determinants of coping and anxiety in an evalua-
tive situation: A prospective study. Personality and Individual Differences, 16, 899-918.
... Así mismo, las estrategias dirigidas hacia el afrontamiento adecuado y activo del problema, reducen tanto el estrés como sus consecuencias (González-Cabanach, Souto-Gestal, González-Doniz, y Franco, 2018), y se han asociado tanto con un mayor bienestar emocional (Freire, Ferradás, Valle, Núñez y Vallejo, 2016;Morales, 2018;Ortega y Salanova, 2016) como con la disminución de la sintomatología psicofisiológica a niveles cognitivo, emocional, conductual y físico (Pozos-Radillo, Preciado-Serrano, Plascencia-Campos, Valdez-López, y Morales-Fernández, 2016). ...
... Así encontramos que un alto nivel de inteligencia emocional mediada por un afrontamiento más adaptativo puede propiciar la presencia de mayor bienestar emocional (Páez, Fernández, Campos, Zubieta, y Casullo, 2006). Y algunos autores afirman que este bienestar subjetivo permite conocer si una determinada estrategia de afrontamiento es o no eficaz, aunque la idoneidad de la estrategia dependa también del contexto y de los elementos inherentes propios de la situación en que se aplique (Lazarus, 2000;Ortega y Salanova, 2016). ...
Article
Full-text available
Introducción:En este estudio se identifican situaciones del entorno universitario que generan mayor estrés y se analizan las estrategias de afrontamiento del estrés que utiliza el alumnado para hacer frente a las situaciones estresantes del entorno universitario. Método:Se realizó un análisis de correlación y regresión múltiple por pasos sucesivos con las variables analizadas para establecer un modelo predictivo de las estrategias que permiten afrontar el estrés académico. La muestra estaba formada por 276 estudiantes de los Grados de Educación Infantil (58,1%) y Educación Primaria (41,9%) de la Universidad de Valladolid, con edades comprendidas entre los 17 y 32 años con una edad media de M=20.8 y una desviación típica de DT= 3.33. Resultados:Los resultados mostraron que los estudiantes consideran que la situación que más estrés les genera se relaciona con la carga, ritmo y organización del trabajo. Las estrategias más empleadas para afrontar el estrés generado por las obligaciones académicas son, el pensamiento desiderativo, la expresión emocional, la resolución de problemas y la retirada social. El análisis de regresión múltiple permite obtener un modelo que explica un 30% de la varianza del estrés académico con las obligaciones académicas, expediente y expectativas de futuro, dificultades interpersonales y de expresión y comunicación de ideas propias. Conclusión: Dependiendo del acontecimiento estresante, los estudiantes seleccionan qué estrategia utilizar de acuerdo con un patrón definido. Este trabajo permite utilizar el modelo obtenido como base para un programa de entrenamiento en las estrategias que correlacionan de manera significativa con el alumnado que afronta adecuadamente las situaciones de estrés académico.
... As for emotion regulation, it is the ability to infl uence one's own emotions-recognizing, expressing, and modulating them in an adaptive way (Gratz & Roemer, 2004). In the face of adversity, people need to both solve problems and regulate their emotions (Ortega-Maldonado & Salanova, 2016;Stanislawsky, 2019). Some authors consider dysregulation as a transdiagnostic factor (Cludius et al., 2020). ...
... Some authors consider dysregulation as a transdiagnostic factor (Cludius et al., 2020). Yet effectiveness in coping and regulation needs to be assessed in terms of the individual's resources and the demands of the situation (Ortega-Maldonado & Salanova, 2016;Wang et al., 2016). Many of the behaviors and reactions described as psychopathological symptoms can in fact be relatively effective ways of dealing with chronic adverse situations. ...
Article
Full-text available
Background: While the negative impacts of Adverse Childhood Experiences (ACEs) on mental health have already been established in previous research, the pathways through which these events affect psychological well-being are still unclear. This cross-sectional study analyzed the relationship between ACEs and psychological distress. It also examined the role of coping strategies, emotion regulation, and adult attachment in this association. Method: The sample consisted of 207 women receiving psychotherapeutic support from Public Mental Health Services in Spain. Just under half (46.4%) being treated by clinical psychology services and just over half (53.1%) were also being treated by psychiatry services. Descriptive and association analysis were performed on the variables involved. Results: 48.3% of participants reported four or more ACEs and the correlation with symptom severity was significant. Regression equations showed that four variables explained 56.2% of the variance: Fear of Rejection and Abandonment, Lack of Control, Rejection and Cognitive Restructuring. Conclusions: ACEs are directly associated with the severity of psychological distress. The data suggest that appropriate, sensitive exploration of these experiences can be therapeutic. The relationships between type of adversity, attachment relationships, emotion regulation, and coping strategies reveal indirect pathways through which ACEs affect women's mental health.
... De hecho, se plantea el desafío de fortalecer mediante la intervención o la prevención, el desarrollo de habilidades centradas en la resolución de problemas, es decir, estrategias activas que permitan una adecuada adaptación a la situación de crisis [33]. Bien podría ponderarse el desarrollo del llamado coping positivo, que propone visualizar la situación conflictiva como un reto u oportunidad, generando el control emocional necesario para escoger aquellas estrategias de afrontamiento que resulten más eficaces para resolver la situación [34]. ...
Article
Full-text available
INTRODUCCIÓN. Las personas enfrentan cotidianamente en el mundo del trabajo distintas situaciones que pueden ser estresantes y conflictivas. Frente a ellas, desarrollan determinados pensamientos o acciones para eliminar los estresores externos o bien mitigar sus efectos. En tiempos de pandemia, las estrategias de afrontamiento desarrolladas por las personas han sido cruciales en su manera de posicionarse ante la crisis y hacer frente a la situación. OBJETIVO. La presente investigación tiene por finalidad indagar sobre las estrategias de afrontamiento utilizadas por los docentes frente al desafío que presenta la enseñanza virtual en situación de confinamiento social a causa de la pandemia por COVID-19 durante el año 2020. MÉTODO. Se trabajó con una muestra intencional de docentes y directivos (n=777) de instituciones de distintos niveles educativos de Mendoza, Argentina. Se aplicó la prueba psicométrica Brief COPE-28 sobre afrontamiento y se evaluaron otras variables de base y contextuales. RESULTADOS. Los resultados indican que ante la situación de crisis predomina un estilo de afrontamiento efectivo o funcional, mediante el uso de estrategias de afrontamiento activo, aceptación, planificación y reinterpretación positiva, entre las más señaladas. DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES. Los hallazgos obtenidos impulsan a seguir investigando las complejas consecuencias educativas acaecidas durante esta pandemia. A su vez, invitan a generar nuevas acciones de intervención orientadas al fortalecimiento de estrategias efectivas que mitiguen el impacto de los riesgos psicosociales emergentes.
... Las estrategias de afrontamiento se refieren a los repertorios que las personas implementan para abordar la situación, estas se traducen en estrategias cognitivas o conductuales que median la relación entre la percepción del estrés y el proceso de adaptación (Rodríguez, Zúñiga, Contreras, Gana, & Fortunato, 2016). La habilidad para manejar situaciones estresantes depende de las estrategias de afrontamiento, su eficacia y los resultados asociados dependen tanto de los aspectos estables (valores y creencias personales) como de los elementos inherentes a la propia situación (Lazarus, 2000;Ortega & Salanova, 2016). Las estrategias propuestas por Lazarus y Folkman (1984) son el afrontamiento centrado en la acción, en esta se engloban todas aquellas actividades o manipulaciones orientadas a modificar o alterar el problema y su resultado; mientras que el afrontamiento dirigido a la emoción está orientado a regular las respuestas emocionales a las que la situación da lugar (Folkman, Lazarus, Dunkel-Schetter, DeLongis, & Gruen, 1986). ...
Book
Full-text available
Vivir con un padecimiento crónico degenerativo como la Diabetes Mellitus (DM) implica seguir tratamientos e indicaciones, que podrían suponer un reto para los pacientes y llegar a generar situaciones de estrés. Se sabe que el estrés en pacientes con DM se asocia a un aumento en las cifras de glucosa y a una baja adherencia al tratamiento. Este libro tiene como objetivo ser una guía flexible de un modelo de intervención psicológica en línea atendiendo condiciones contemporáneas. Se desarrolla una propuesta de trabajo breve, con una metodología cognitivo conductual, proponiendo un enfoque práctico que permite al terapeuta tomar diferentes decisiones y seleccionar técnicas ajustadas a las necesidades de cada paciente, adaptando las estrategias y materiales haciendo uso de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC’s).
... The WFPs that organisations implement to reduce WFC increase employee commitment to their organisations [44], thus decreasing the intention to leave [45]. Notwithstanding, the literature with studies of WFPs based on appraisal and coping theory [46] indicates that WFPs have a positive correlation with job satisfaction, and reduce stress, deliberate wrong task performance and even abandonment of work [47,48]. Therefore, solving the WFC contributes to increasing job satisfaction and reducing the probability of employees leaving their jobs [49]. ...
Article
Full-text available
The retention of key human resources is a challenge and a necessity for any organisation. This paper analyses the impact of the existence and accessibility of work-family policies on the well-being of workers and their intention to leave the organisation. To test the proposed hypotheses, we applied a structural equation model based on the partial least squares path modelling (PLS-SEM) approach to a sample of 558 service sector workers. The results show that the existence and accessibility of work-family policies directly reduce the intention to leave the organisation. Moreover, this relationship also occurs indirectly, by mediating the well-being that is generated by these work-family policies. We also analysed the moderating role that gender and hierarchy could have in the above relationships. In addition to the above theoretical implications, this study has practical implications. The findings show that employees with family and work balance problems experience lower emotional well-being, more health problems and eventually higher turnover rates. To avoid these problems, management must focus not only on the implementation of work-family policies but also on their accessibility, without subsequent retaliation or prejudice to employees. Additionally, management should pay special attention to female managers, given their greater difficulty in balancing work and family life.
... La importancia de hacerlo radica en que dichas medidas facilitarían la implementación de estrategias y actividades tendientes a favorecerla y garantizarla. Esto es relevante por cuanto la felicidad tiene efectos positivos en el desempeño (Quick & Quick, 2004;Wright, Larwood, & Denney, 2002) y en la autopercepción de productividad (Zelenski et al., 2008), ésta relacionada favorablemente con el cumplimiento de valores y con la ciudadanía organizacional (Rego, Ribeiro, & Cunha, 2010) y se asocia negativamente con el estrés (Schiffrin & Nelson, 2010), el cual es un daño psicológico que resulta costoso para las personas, las empresas y los países (Ortega & Salanova, 2016). ...
Article
Full-text available
Resumen La Felicidad es un estado afectivo positivo caracterizado por el disfrute, la gratificación y el encuentro de sentido en la vida. El Authentic Happines Inventory (AHI) es un instrumento diseñado para medir estas tres dimensiones. En este estudio se evalúan sus propiedades psicométricas con una muestra de 802 trabajadores colombianos. El objetivo es verificar si la escala permite medir, además de la Felicidad en la Vida, la Felicidad en el Trabajo. Para ello se pidió a los participantes responder cada ítem dos veces, primero pensando en su vida en general y luego en su trabajo. Se revisó la validez convergente utilizando la Subjective With Life Scale (SWLS). La confiabilidad se estimó con el Alpha de Cronbach y se hizo un análisis factorial confirmatorio para apreciar la estructura de la escala. Estas condiciones se verificaron en las dos versiones de la prueba. Las correlaciones altas y positivas entre Satisfacción con la Vida y Felicidad (en el Trabajo y en la Vida) ofrecieron evidencia de validez convergente. El Análisis Factorial confirmatorio reveló ajuste de los datos a la estructura tridimensional propuesta y se encontró una adecuada consistencia interna. Las propiedades del instrumento indican que se trata de una escala apta para la evaluación de la Felicidad en la Vida y en el Trabajo en población colombiana trabajadora. Palabras clave: Felicidad, Felicidad en el Trabajo, Psicometría. Abstract Happiness is a positive affect, characterized by enjoyment, gratification and sense of life. The Authentic Happiness Inventory (AHI) is an instrument developed for measurement these three aspects. In this study, psychometric proprieties of instrument are reviewed with a sample of 802 Colombian Workers. The objective is to verify if it is an appropriated measure of happiness at life and happiness at work. We ask participants answer each item twice, first they had to think in their life and later in their work. The Subjective With Life Scale (SWLS) was used to verify the convergent validity. Reliability was explored with Cronbach’s alpha. Confirmatory factor analysis (CFA) was calculated to evaluate the structure of the scale. These conditions were reviewed in both, happiness and happiness at work. The high and positive correlations between SWLS and AHI are evidence of convergent validity. FCA revealed goodness of fit of tridimensional structure. The instrument have high levels of consistency. These results suggest that instrument is apt to measure happiness and happiness at work in Colombian Workers. Key Words: Happiness, Happiness at Work, Psychometric.
Conference Paper
Full-text available
Flores-Meza, G., Cuaya-Itzcoatl, I. G., & Rojas-Solís, J. L. (2021). Estrés laboral en el contexto universitario: Una revisión sistemática (Job stress in the university context: A systematic review). Dilemas contemporáneos: Educación, política y valores, 9(Ed. Esp), 1-21. Disponible en: https://www.dilemascontemporaneoseducacionpoliticayvalores.com/index.php/dilemas/article/view/2912/2917 RESUMEN: El estrés laboral es un problema de salud pública que aqueja a sectores prestadores de servicios, como las Instituciones de Educación Superior; por tanto, el objetivo de esta investigación es analizarla producción científica existente de 1990-2021 sobre el estrés laboral que se vive en universidades de Latinoamérica e identificar qué sector universitario es el más estudiado. Se consultaron las bases de datos Dialnet, LA Referencia, EBSCO y Scopus, siguiendo lo sugerido por la declaración PRISMA; inicialmente se obtuvieron 657 artículos y tras un proceso de depuración 15 investigaciones fueron incluidas en la presente revisión sistemática. Se concluye el aumento en la producción científica sobre el fenómeno y que los docentes siguen siendo el sector de la universidad más estudiado. PALABRAS CLAVES: Estrés laboral, trabajadores, universidad, revisión sistemática. TITLE: Job stress in the university context: A systematic review. ABSTRACT: Work-related stress is a public health problem that affects service provider sectors, such as Higher Education Institutions; Therefore, the objective of this research is to analyze the existing scientific production from 1990-2021 on work stress experienced in Latin American universities and to identify which university sector is the most studied. The databases Dialnet, LA Reference, EBSCO and Scopus were consulted, following what was suggested by the PRISMA statement; Initially, 657articles were obtained and after a refinement process 15 investigations were included in the present systematic review. The increase in scientific production on the phenomenon is concluded and that teachers continue to be the most studied sector of the university. KEY WORDS: Job stress, workers, university, systematic review.
Article
El estrés laboral es un problema de salud pública que aqueja a sectores prestadores de servicios, como las Instituciones de Educación Superior; por tanto, el objetivo de esta investigación es analizar la producción científica existente de 1990-2021 sobre el estrés laboral que se vive en universidades de Latinoamérica e identificar qué sector universitario es el más estudiado. Se consultaron las bases de datos Dialnet, LA Referencia, EBSCO y Scopus, siguiendo lo sugerido por la declaración PRISMA; inicialmente se obtuvieron 657 artículos y tras un proceso de depuración 15 investigaciones fueron incluidas en la presente revisión sistemática. Se concluye el aumento en la producción científica sobre el fenómeno y que los docentes siguen siendo el sector de la universidad más estudiado.
Article
Full-text available
The aim was to analyze whether there are differences in the levels of stress perceived by the parents of children with chronic health problems, according to the type of locus of control (external or internal). The participants were 113 parents who have children with chronic health problems, and who voluntarily agreed to answer the prepared questionnaires and that are part of the measurement booklet, 65.5% being women and 34,5% being men. The Rotter Locus of Control scale, adapted in Peru by Brenlla and Vázquez (2010) and the Perceived Stress scale adapted in Peru by Guzmán (2016), were applied to this sample. The analysis of the data found determines that parental stress is not significantly differentiated by the type of locus of control that it possesses, but differences are reported according to the diagnosis of the child with chronic disease and by the origin of the same.
Article
Full-text available
RESUMEN. El objetivo fue analizar si existen diferencias en los niveles de estrés percibidos por los padres de niños con problemas crónicos de salud, de acuerdo con el tipo de locus de control (externo o interno). Los participantes fueron 113 padres que tienen hijos con problemas de salud crónicos, y, que aceptaron voluntariamente contestar los cuestionarios preparados y que son parte del cuadernillo de medida, siendo el 65.5% mujeres y el 34,5% hombres. A esta muestra se les aplicó la escala de Locus de Control de Rotter, adaptada en Perú por Brenlla y Vázquez (2010) y la escala de Estrés Percibido adaptada en Perú por Guzmán (2016). El análisis de los datos hallados determina que el estrés de los padres no se diferencia significativamente por el tipo de locus de control que poseen, pero si se reportan diferencias de acuerdo al diagnóstico que tiene el hijo con enfermedad crónica y por la procedencia de los mismos. Palabras clave: enfermedad, locus de control, eustrés, distrés.
Article
Full-text available
The present study explores the link between perceived control (locus of causation and perceived competence), self-reported coping style (productive and nonproductive coping), and depressed mood amongst a sample of high school students. Internal locus beliefs positively predicted productive coping and negatively predicted non-productive coping. Perceived competence positively predicted productive coping and negatively predicted depressed mood. Non-productive coping positively predicted depressed mood. Findings are discussed with a focus on the implications for counselling professionals in promoting adolescent resilience to depression..
Article
Emotional processes influence a wide range of mental and physical systems, which makes them difficult to understand from a single perspective. In this special issue of the Review of General Psychology, contributing authors present 4 articles that draw from several areas within psychology in the service of understanding a topic relevant to emotion. In this overview, the authors argue that the long neglect of the scientific study of complex processes such as emotion might be linked, in part, to the fractionation of the field into specialized subdisciplines. Just as emotions were of central concern in the early years of psychology (which was a generalist's era), as psychology moves toward more integration in the late 20th century broad phenomena such as emotions are once again central interests. The 4 articles of this special issue are briefly reviewed as exemplars of an integrated approach to understanding emotional phenomena.
Chapter
Most research on coping with chronic stress tends to focus inquiry on strategies that help the person manage stressor-related demands. In the case of coping with a debilitating illness, for example, the search often focuses on strategies that are related to managing the primary consequences of the illness, including disease-related limited mobility, pain, or dysphoria, and the secondary consequences of the illness, including disrupted family relationships or changes in role functioning. However, the lives of people with a debilitating illness consist of more than just their illness. They may have warm family relationships, friends with whom they talk, or work or other activities that interest them. These other aspects of people’s lives may play an important role in sustaining their well-being while they are coping with their illness. Thus, a full understanding of the coping process in the context of chronic stress may need to take into account aspects of people’s lives that at first blush do not seem to be related directly to how they cope with the chronic stress per se.
Chapter
Hope is discussed in many literatures and from many perspectives. In this essay hope is discussed from the vantage of psychology and stress and coping theory. Hope and psychological stress share a number of formal properties: both are contextual, meaning-based, and dynamic, and both affect well-being in difficult circumstances. Two assumptions underlie this essay: (1) hope is essential for people who are coping with serious and prolonged psychological stress; (2) hope is not a perpetually self-renewing resource; it has peaks and valleys and is at times absent altogether. The relationship between hope and coping is dynamic and reciprocal; each in turn supports and is supported by the other. This relationship is illustrated with two adaptive tasks common across situations that threaten physical or psychological well-being—managing uncertainty and coping with a changing reality. The essay describes ways in which coping fosters hope when it is at low ebb as well as ways in which hope fosters and sustains coping over the long term.
Chapter
We have attempted four main tasks in this chapter. First, a systematic overview is given of the cognitive–phenomenological theory of emotions put forth by Lazarus and his colleagues. The concepts of cognitive appraisal, coping, and several key principles in the theory, including transaction and flux, are reviewed. Second, we offer a working definition of emotion which also serves to summarize the main tenets of the theoretical point of view. Third, we draw upon this point of view to deal with a number of phylogenetic issues concerning the nature of emotion in humans and infra-humans. Finally, we attempt to redress the traditional imbalance of thought in which positively toned emotions have been neglected in favor of the negative. We systematically examine some of the conceptual issues that have made it difficult to integrate positively toned emotions into emotion theory. In this discussion, emphasis is placed on the functions of physiological changes in positively toned emotions and on the ways that positively toned emotions affect coping. Throughout, our view has been that the neglect of positively toned emotions in emotion theory has obscured their importance in human adaptation and in psychological growth and change.
Article
In this article, the author describes a new theoretical perspective on positive emotions and situates this new perspective within the emerging field of positive psychology. The broaden-and-build theory posits that experiences of positive emotions broaden people's momentary thought-action repertoires, which in turn serves to build their enduring personal resources, ranging from physical and intellectual resources to social and psychological resources. Preliminary empirical evidence supporting the broaden-and-build theory is reviewed, and open empirical questions that remain to be tested are identified. The theory and findings suggest that the capacity to experience positive emotions may be a fundamental human strength central to the study of human flourishing.