ArticlePDF Available
opini
ó
n
13
DOMINGO
1DE
DI
C
IEMBRE
DE 2013
G
UATEMALA
C
omunistas
p
arte
III
E
s esta la tercera pa rte –y
f
inal– de una
r
eseña sobre la fundación del partido
d
e los comunistas
g
uatemaltecos
y
sus
p
rimeros años. La primera
y
se
g
un
d
a
artes
ueron
ublicadas en las edicio
n
es del domingo 3 y 17 de noviembre,
r
espectivamente.
Bases soc
i
ales
.
E
l
tra
b
a
j
o
d
e cons
-
trucci
ó
n de las bases sociales del
p
ar
-
tido era dirigido, desde la Comisión de
Or
g
anización, por Bernardo Alvarado
M
onz
ó
n. Los lineamientos que se se
-
g
u
í
an se hallan reunidos –entre otros
d
ocumentos– en el in
f
orme, de 1953:
I
mpulsar el crecimiento del partido y e
l
f
ortalecimiento de sus or
g
anizacione
s
.
E
s dif
í
cil establecer un n
ú
mero preci
-
so
d
e mi
l
itantes comunistas, a
p
artir,
p
or ejemplo, de la cuantificación de las
tar
j
eta s de af iliació n. En la c onferenci a
n
acional de or
g
anizaci
ó
n, celebrada en
a
g
osto de 1953, se afirm
ó
que en ocho
m
eses el
p
artido hab
í
a du
p
licado su
m
embresía . En d iciembr e de 1952
,
como
arte del trámite de le
alización, se pre
sent
ó
un list ado de 532 miembros
.
Para
e
jemplifica r el crecim iento del part ido,
p
resento dos casos: 1
)
Una cam
p
aña de
r
eclutamiento
,
realizada en la Ciudad
d
e Guatemala
,
entre diciembre de 1951
y
enero de 1952 , alca nz
ó
un resultado de
200 nuevos miembros. 2) La c
é
lula
q
ue
i
nició el trabajo organiz ativo en Chima l
-
tenan
g
o, a inicios de 1953, el Comité de
B
ase “Enrique Muñoz Mean
y
”, esta
b
a
c
om
p
uesta
p
or seis miem
b
ros; en seis
m
eses ya se conta
b
i
l
iza
b
an 140 mi
l
itan
-
te s , en 15 lo c al i da de s. R. S ch ne id er ll e
g
ó
a estimar que –hacia
j
unio de 1954– el
mero de militantes comunistas
p
o
-
d
r
í
a haber alca nzado los 4 mil
.
1
Tan r o
b
ustas
f
ueron las
b
ases socia
-
l
es que el partido comunista constr u
y
ó
e
n esta fase de la historia –durante la
R
evoluci
ó
n de Octubre–
q
ue cuando los
g
uerrilleros llegaron a Petén, ya hacia
1968, los primeros simpatizantes con
l
os que tomaron contacto fueron mili
-
tantes del
p
artido,
q
ue hab
í
an sido re
-
c
lutados cua ndo la re
f
orma a gra ria en la
Costa Sur. Esto m ismo ocurrió en otr as
r
e
g
iones, donde se activ aron mov imien
-
tos arma
d
os
.
2
A
l
ais
l
ar
d
urante tanto
tiem
p
o esas
b
ases socia
l
es, se
d
eve
l
a
l
a
e
ficaci a de la contrarrevoluc ión.
A contra corriente
.
Con la contra
-
r
revoluci
ó
n
,
los comunistas se vieron
obl
i
g
a
d
os a actuar en una penum
b
ra
c
ada vez m
á
s es
p
esa: el mundo de la
c
landestinidad. Los a
p
aratos
p
olicia les
MANOLO E. VELA
CASTAÑEDA
M
ANOLO.VELA
@
IBERO.M
X
q
ue la contrarrevolución creó se em
p
e-
ñaron en una sola cosa: destr uir. Disol-
v
ieron or
g
anizaciones
y
eliminaron –en
t
o
d
os
l
os nive
l
es– a
l
as
d
iri
g
encias, a
l
os
intelec tuales , a los l
í
deres de las orga ni-
zaciones de trabajadores y campesinos.
El traba
j
o represivo tenía a su favor que
l
os comunistas hab
í
an actuado de forma
l
ega
l
, y to
d
o y to
d
os eran amp
l
iamente
conocidos. Y así empieza otra pág ina de
l
a nuestra histor ia
,
tan dr amática como
h
eroica
.
Durante varias d
é
cadas, el Estado
de Guatemala
f
ue im
p
lacable en la
p
ersecución en contra de este grupo
p
olít ico. De los 11 m iembro s del Com ité
Centra
l
e
l
ectos en e
l
primer con
g
reso,
el de los fundadores, la mayor
í
a fueron
secuestrados p or las
f
uerzas y los apar a-
t
os
g
ubernamentales, inclu
y
endo a dos
secretarios
g
enerales:
Huber to Alvarado Arella no
(
Secre-
t
ario
d
e Juventu
d
en e
l
primer c ongr eso;
y Secreta rio General entre 1972 y hast a
diciembre de 1974
,
cuando
f
ue secues-
t
rado); Bernardo Alvarado Monz
ó
n
(
Secretario de Organizaci
ó
n en el
p
rimer congreso; y Secretario Genera
l
entre ma
y
o de 1954
y
hasta septiembre
de 1972, cuando fue secuestrado); Jos
é
A
ntonio Ard
ó
n
(
miembro del Comit
é
Central
)
; Pedro Fern
á
ndez
(
miembro
del Comité Central
)
; José Manuel
Fortuny Arana
(
el primer Secretario
General, hasta ma
y
o de 1954; falleció
en 2 005 en la Ciu dad d e M
é
xico); Alfre-
do Guerra Bor
g
es (Editor de Octu
b
re
y
T
r
i
buna Po
p
ula
r
;
d
irector
d
e
l
a Escue
l
a
Jacobo Sánchez
)
; Víctor Manuel Gutié-
r re z G a rb ín (S e cr et a r io de Tr a ba
j
o en el
p
rimer con
g
reso; Secretario Genera
l
d
e
l
Comit
é
Central, secuestrado en marzo
de 1966
)
; José Luis Ramos
(
Secretario
de Asunt os Campesi nos del primer c on-
g
reso; secuestrado en
j
u li o d e 19 83 ); Oc -
t
avio Re
y
es Orti z (Miembro del Comit
é
Centra
l
, muert o en com
b
ate en 1962, en
Huehuetenango
)
; Mario Alfredo Silva
Jonama (Secretario de Educación en
e
l
primer con
g
reso; secuestra
d
o en
se
p
tiembre de 1972); Carlos Ren
é
Valle
y Valle
(
Secretario de Finanzas en el
p
rimer con
g
reso; secuestrado en sep-
t
iembre de 1972).
3
A
p
esar
d
e estas terri
bl
es con
d
icio-
nes, los comunistas no se con
f
orma ron
con adoptar estrategias débiles. Desa-
rrollaron el hábito
y
el valor de nadar
contra
l
a corriente,
y
siempre cuesta
arriba. El
p
artido fue durante mucho
t
iempo el principal núcleo organizativo
de oposición –política, social e intelec-
t
u a l – d e l a i z q u i e r d a
g
uatemalteca. Y as
í
l
le
g
amos a 1960, cuando la revoluci
ó
n
cu
b
ana, y e
l
a
l
zamiento
d
e
l
13
d
e noviem-
bre, y la aparición de otros sujetos: los
I
LUSTRA
C
I
Ó
N VÍ
C
T
O
R MATAM
O
R
O
S > EL PERI
Ó
DI
CO
g
uevaristas. Entonces, e
l
parti
d
o tuvo
que adecuarse a esta otra di námica: las
exi
g
encias de una revoluci
ó
n armada,
a trav
é
s de la
g
uerra de
g
uerrillas. Pero
esa es otra
h
istoria
.
L
a historia del comunismo guate-
malteco, sus o
g
enes
y
múltiples desa-
rrollos, constitu
y
e una p
ág
ina brillante
de las
q
ue m
á
s – d e n u e s t r a s i z
q
uierdas,
de sus luchas –victoriosas, eso sí;
p
ero
solo por un tiempo– por hacer de Gua-
t
emal a un lu
g
ar me
j
or para vivir.
E
ste art
í
culo –en tres
p
artes– est
á
dedicado a A l
f
redo Guerra-Borges: el re-
volucionario, el intelectua l, y el amigo
.
1
Ronald M. Schne
i
der, “Commun
i
sm
i
n
G
uatemala 194 4-1954”
(
New York: Frederick
P
raeguer Publishers
)
: 101-3, 113-7.
2
M
anolo E. Vela Castañeda, “Pet
é
n, 1967
-
1
984: las bases agrar
i
as de la
i
nsurgenc
i
a cam-
pes
i
na”, en “G uatemala, la
i
n
fi
n
i
ta h
i
stor
i
a de
las resi stencias”
,
M. Vela C astañed a
,
editor
(
Guatemala: SEPAZ, Magna Terra
)
: 355.
3
E
l listado de miembros del Comit
é
Central,
e
lecto s en el pr
i
mer con
g
reso se halla en:
Huberto Alvarado, “Apuntes para la historia
d
el Partido Guatemalteco del Trabajo”,
(
Guatemala: Universidad de San Carlos
)
:14.
L
a informaci
ó
n sobre qu
é
pas
ó
con cada uno
d
e ellos prov
i
ene de
f
uentes d
i
versas, pero
p
rincipalmente “Guatemala, memoria del
s
ilencio”
.
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
ResearchGate has not been able to resolve any references for this publication.