ArticlePDF Available

Abstract and Figures

The first case of obtaining Morchella in Mexico by inoculation in situ is presented. This mushroom is economically important for its high demand in the domestic and international market, but despite the fact that some patents for commercial production have been generated; their production still depends essentially on field harvesting. An experiment was conducted in the laboratory to evaluate the mycelial growth of two species of Morchella in four types of grains (corn, oats, wheat and rye), to determine which is the most appropriate inoculant agent. The strains used were: M. esculenta (IE-750) and M. conica (IE-815, 817-IE, IE-816 and IE-814), of which the best treatment was IE-817 in rye, which was subsequently injected into the soil of a piece of land located in a cloud forest mountain disturbed (with predominance of species of the genus Inga, Liquidambar, and Sambucus). As a result three fruiting periods were obtained between in 2009 and 2011. This indicates the possibility of obtaining this mushroom through production strategies in situ, which would trigger a new approach to production under a mycosilviculture scheme.
Content may be subject to copyright.
Madera y Bosques vol. 21, núm. 3: 129-135 Otoño 2015
129
1
Facultad de Ciencias Agrícolas. Posgrado en Ciencias
Agropecuarias. Universidad Veracruzana. Xalapa, Ve-
racruz, México.
2
Red Ambiente y Sustentabilidad. Instituto de Ecolo-
gía A.C., Xalapa, Veracruz, México.
3
Red Manejo Biotecnológico de Recursos. Instituto de
Ecología A.C., Xalapa, Veracruz, México.
*Autor para correspondencia. gerardo.mata@inecol.mx
Inoculación in situ
de Morchella: primer
registro de su obtención en México
Morchella inoculation in situ: rst record in México
Gerardo Alvarado-Castillo1, Griselda Benítez-Badillo2 y Gerardo Mata3*
Resumen
Se documenta el primer caso de obtención de Morchella en México, por medio de su inoculación in situ. Este hongo es económicamente
importante por su alta demanda en el mercado nacional e internacional, pero a pesar de que se han generado patentes para su produc-
ción comercial, su obtención aún depende básicamente de su recolección en campo, lo cual tiene repercusiones en el hábitat y ciclo de
vida de la especie. Se realizó un experimento en laboratorio para evaluar el crecimiento micelial de dos especies de Morchella en cuatro
tipos de granos (maíz, avena, trigo y centeno), para determinar cuál es el más apropiado como agente inoculante. Las cepas utilizadas
fueron: M. esculenta (IE-750) y M. conica (IE-815, IE-817, IE-816 y IE-814), de las cuales el mejor tratamiento fue IE-817 en centeno, el
cual posteriormente fue inoculado en el suelo de un predio ubicado en un bosque mesólo de montaña perturbado (con predominancia
de especies del género Inga, Liquidambar y Sambucus). Como resultado se consiguieron tres periodos de fructicación entre el año 2009
y 2011. Esto indica la posibilidad de obtención de este hongo, a través de estrategias de producción in situ, lo cual impulsaría un nuevo
enfoque para su producción bajo un esquema de micosilvicultura.
P : cultivo in situ, esclerocios, inoculación, micosilvicultura.
AbstRAct
The rst case of obtaining Morchella in Mexico by inoculation in situ is presented. This mushroom is economically important for its
high demand in the domestic and international market, but despite the fact that some patents for commercial production have been
generated; their production still depends essentially on eld harvesting. An experiment was conducted in the laboratory to evaluate the
mycelial growth of two species of Morchella in four types of grains (corn, oats, wheat and rye), to determine which is the most appro-
priate inoculant agent. The strains used were: M. esculenta (IE-750) and M. conica (IE-815, 817-IE, IE-816 and IE-814), of which the best
treatment was IE-817 in rye, which was subsequently injected into the soil of a piece of land located in a cloud forest mountain disturbed
(with predominance of species of the genus Inga, Liquidambar, and Sambucus). As a result three fruiting periods were obtained between
in 2009 and 2011. This indicates the possibility of obtaining this mushroom through production strategies in situ, which would trigger
a new approach to production under a mycosilviculture scheme.
K: in situ cultivation, sclerotia, inoculation, mycosilviculture.
IntRoduccIón
El aprovechamiento forestal usualmente se ha centrado en
la producción de madera, sin embargo, los altos costos de
producción, la globalización (competencia con las impor-
taciones) y las preocupaciones públicas para la protección
del ecosistema (Martínez de Aragón et al., 2011) hacen
necesario un nuevo enfoque de manejo del bosque. Este
esquema debe ser multifuncional y sostenible de tal
manera que integre funciones productivas, ecológicas y
sociales. En este sentido la micosilvicultura, busca inte-
130
Alvarado-Castillo et al. Inoculación in situ de Morchela
grar la producción de madera y hongos, aprovechando la
sinergia entre estos dos elementos (Bonet et al., 2010).
Este esquema productivo se basa en que gran parte de
los hongos silvestres comestibles, mantienen una relación
benéca con los arboles del bosque, contribuyendo a su
nutrición (mineralización, inmovilización, óxido-reduc-
ción, volatilización, jación, precipitación y solubilización
de nutrientes), favorecen el equilibrio de los ciclos bio-
geoquímicos (Savoie y Largeteau, 2011; Martínez-Peña et
al., 2012), forman parte de la cadena tróca y colaboran a
la salud del sistema forestal (Montoya y Orrego, 2012). A
su vez la productividad de los hongos depende del sistema
forestal y del ambiente ecológico (comunidad vegetal,
clima, suelo, desarrollo de árbol, etc.), de tal manera que
el manejo forestal puede favorecer la obtención de ambos
productos y contribuir a la resiliencia de los bosques
(Savoie y Largeteau, 2011).
Adicionalmente, la recolección de hongos ha demos-
trado una rentabilidad igual o mayor (hasta 60% más) que
la producción maderable (Bonet et al., 2010, 2012; Mar-
nez de Aragón et al., 2011) y la creciente demanda de estos
productos forestales no maderables (PFNM) por sus propie-
dades nutracéuticas, han aumentado la importancia rela-
tiva de los hongos en el bosque. No obstante, en algunos
casos, la falta de orientación técnica y cientíca en el apro-
vechamiento, aumenta la probabilidad de sobreexplota-
ción o extinción de la s especies tradicionales más conocidas,
tal es el caso de los ascomicetos del género Morchella.
Estos hongos tienen un alto valor comercial a nivel
nacional e internacional (Masaphy, 2005), por lo cual se
han realizado numerosos intentos para cultivarlos arti-
cialmente. A pesar de la generación de dos patentes (Ower,
1982; Ower et al., 1986, 1988) aún existen dicultades
para producirlo de forma masiva (Masaphy, 2005) pues
en la práctica hay una serie de limitantes que no han
podido superarse, tales como la nula y baja productivi-
dad, aborto de primordios y malformación de ascocarpos
(Molina et al., 1993; Barnes y Wilson, 1998; Stott y
Mohammed, 2004).
A la fecha, el conocimiento generado no permite el
cultivo de este hongo bajo condiciones controladas, por lo
que su aprovechamiento se restringe a la recolección de
sus poblaciones naturales, la cual generalmente es reali-
zada de forma desigual y desordenada, provocando
impactos tales como la perturbación excesiva del hábitat,
compactación del suelo (Martínez de Aragón et al., 2011),
interrupción del ciclo biológico de algunas especies, uc-
tuación y disminución de su abundancia y erosión gené-
tica (Tacón y Palma, 2006; Pilz et al., 2007), que no solo
intereren en el desarrollo de este hongo, sino además en
el importante papel que juegan en la salud forestal (Bonet
et al., 2012; Montoya y Orrego, 2012).
La escasez, estacionalidad y los altos precios que
alcanzan estos hongos, generan una alta presión extrac-
tiva sobre sus poblaciones naturales, por lo que las seis
especies que existen en México se encuentran catalogadas
como amenazadas en la norma de protección NOM-
059-Semarnat-2010 (Semarnat, 2010). Ante este pano-
rama, las opciones posibles hoy en día para el
aprovechamiento racional de este y otros hongos silvestres
comestibles son: el manejo y gestión de las poblaciones
naturales bajo un esquema de micosilvicultura y el desa-
rrollo de técnicas para su domesticación y producción
comercial.
En ambos casos, las prácticas de micorrización con-
trolada, la inoculación in situ y prácticas de manejo
forestal (raleo, aclareo y podas), pueden ofrecer un
avance prometedor para la obtención de estos y otros
hongos (Bonet et al., 2012). Estas prácticas pueden con-
ducir a un nuevo enfoque de conservación y aprovecha-
miento sostenible, constituyendo una respuesta ante el
estado de vulnerabilidad de muchas especies en su medio
natural (Ruiz et al., 2004; Andrade et al., 2012). Al res-
pecto se presentan los resultados de la inoculación in situ
de Morchella spp. y su potencial como práctica en la
micosilvicultura.
objetIvos
Evaluar el crecimiento de cinco cepas de dos especies de
Morchella in vitro y su inoculación in situ en un bosque
mesólo de montaña ubicado en el municipio de Xalapa
Veracruz, México.
Madera y Bosques vol. 21, núm. 3 : 129-135 Otoño 2015
131
mAteRIAles y métodos
Se realizó un experimento donde se evaluó el crecimiento
micelial de dos especies de Morchella, en cuatro tipos de
grano (maíz, avena, trigo y centeno), para determinar cuál
es el más apropiado para la elaboración del agente inocu-
lante (Alvarado et al., 2011), donde el testigo fue el trigo,
ya que es el que usa comúnmente. Se utilizó un diseño
experimental completamente al azar con 10 repeticiones
por tratamiento. Los diversos granos se remojaron hasta
obtener un porcentaje de humedad de 60% y posterior-
mente fueron esterilizados durante 30 minutos a 120 oC y
103 kPa (15 psi) de presión.
Las cepas utilizadas fueron: M. esculenta (IE-750) y
M. conica (IE-815, IE-817, IE-816 y IE-814). La primera se
importó de los Estados Unidos y las otras cuatro fueron
colectas en el Estado de México en un bosque de pino (LN
10 0° 01 ´4 6. 3 0”, LW 19°18´08.73”). Estas fueron identi-
cadas a través de un análisis de amplicación de genes de
la región ITS (Internal Transcript Spacer) del ADN riboso-
mal (Kellner et al., 2007) y se encuentran resguardadas
en el Cepario del Instituto de Ecología, A.C. (Inecol) bajo
condiciones de crioconservación. Cada una de las cepas
se sembró en medio de cultivo con extracto de composta
(20 g de malta + 20 g de agar + 800 ml de extracto de
composta para champiñón l-1) (Savoie et al., 2001), esteri-
lizado bajo condiciones convencionales y se incubaron a
26 oC en oscuridad para la obtención del micelio.
Para determinar el crecimiento micelial se introduje-
ron 10 g de cada grano por caja Petri y se colocó un
implante circular de 0.5 mm de diámetro por cada cepa,
incubando a 27 oC en condiciones de oscuridad, durante
nueve días. Este se determinó en centímetros cuadrados
trazando la supercie de crecimiento cada tercer día para
cada réplica. La supercie de crecimiento se determinó
con el apoyo del programa Arc View GIS 3.12.
A partir de los resultados obtenidos se realizó un
cuasiexperimento, en donde se inocularon 100 g del tra-
tamiento con mayor crecimiento micelial, en cinco sitios
bajo sombra completa, ubicados de manera radial en los
remanentes de un bosque mesólo de montaña (LN
19º31’11.68”, LW 96º56’15.31”), con predominancia de
especies del género Inga, Liquidambar y Sambucus, con
una altitud de 1400 m snm, en un suelo clasicado como
Andosol húmico (pH 6.5 y 21% de humedad y textura
franco arcillosa). Los granos inoculados se depositaron
a cielo abierto y se cubrieron con un cartón corrugado
de 30 cm x 30 cm a manera de acolchado, para impedir
una evaporación excesiva y evitar la presencia de male-
zas, se regaron con agua corriente, cada tres días por
dos semanas. La inoculación se realizó el 26 de marzo
del 2009.
ResultAdos
En el experimento, el crecimiento micelial en los diferen-
tes tipos de grano mostró diferencias signicativas entre
tratamientos (Tukey, P < 0.05), siendo el centeno (28.6
cm2) el de mayor crecimiento de todas las cepas analiza-
das, seguido de la avena (15.2 cm2), trigo (6.5 cm2) y maíz
(4.5 cm2) (Fig. 1). Asimismo, la cepa con mayor respuesta
entre tratamientos (Tukey, P < 0.05) fue la IE-817 (17.9
cm2) con respecto a las demás (IE-815=16.4 cm2;
IE-816=14.9 cm2; IE-814=10.7 cm2 y IE-750 =8.4 cm2). Por
ello, se eligió el grano de centeno y la cepa IE-817 (M.
conica) para la siguiente fase.
F 1. Crecimiento micelial de las cinco cepas estudiadas en
diferentes tipos de grano.
Tratamientos con diferente letra son estadísticamente diferentes (Tukey, P< 0.05).
132
Alvarado-Castillo et al. Inoculación in situ de Morchela
Del cuasiexperimento se obtuvieron tres periodos de
fructicación, el primero fue a casi dos meses después de
la inoculación (4 de junio de 2009) y generó un esporo-
carpo de 75 mm de altura, el segundo (24 de julio de 2011)
produjo tres individuos de 63 mm, 40 mm y 25 mm res-
pectivamente y el tercero (7 de septiembre de 2011) dio
lugar a cinco ejemplares (43, 31, 21, 12, y 8) mm (Fig. 2).
Ninguno de ellos asociado (visiblemente) a los arboles ale-
daños. Se puede observar que conforme avanzó el tiempo
los especímenes disminuyeron de tamaño pero incremen-
taron su número.
Todos los ejemplares se recolectaron en su estado de
madurez y se encuentran resguardados en la colección de
hongos del Herbario del Instituto de Ecología A.C., en la
colecta S/N, con las fechas indicadas anteriormente.
dIscusIón
Una de las principales limitantes en la producción contro-
lada de Morchella spp. es el desconocimiento de su ciclo
de vida y de sus interacciones ecológicas, ya que acorde
con las condiciones ambientales, puede comportarse como
un hongo saproto, micorrízico o facultativo (Stamets,
1993), lo que diculta su entendimiento y limita aún más
su producción bajo condiciones controladas. Por lo que la
F 2. Ejemplares de Morchella conica obtenidos in situ, durante el segundo periodo de fructicación: a=ejemplar en estado de
madurez, b=ejemplar dañado y en estado de descomposición, c=primordios de nuevos ejemplares en crecimiento.
estrategia más adecuada para su producción, es su propa-
gación a partir de un esquema de micosilvicultura.
Al respecto, diversos estudios han demostrado que es
posible obtener hongos en condiciones naturales, a través
de su inoculación directa en campo o con el uso de plantas
micorrizadas (Kües y Liu, 2000; Morcillo y Sánchez,
2004; Jiménez et al., 2013), aunque no existen estudios
con respecto a Morchella spp, destacan los trabajos reali-
zados en diferentes especies de trufas (Tuber melanospo-
rum Vittad, T. uncinatum Chatin, T. borchii Vittad)
(Morcillo y Sánchez, 2004) y algunos avances en la pro-
ducción de Tricholoma magnivelare (Peck) Redhead, T.
matsutake (S. Ito & S. Imai) Singer (Iwase, 1997) y
Cantharellus cibarius Fr (Danell y Camacho, 1997).
En México se han utilizado asociaciones de hongos
con especies forestales, tales como Amanita caesarea
(Scop) Pers con Pinus patula Schl. et Cham y Laccaria
laccata (Scop) Cooke con P. greegii Englem, P. patula y P.
pseudostrobus Lindl (Jiménez et al., 2013). Adicional-
mente los hongos sirven de alimento a la fauna local, la
cual a su vez contribuye a su dispersión y a la regeneración
vegetal en zonas perturbadas ya que las excretas son exce-
lente fuente de inóculo micorrizógeno (Castillo-Guevara
et al., 2012), de tal manera que los hongos son vitales en
Madera y Bosques vol. 21, núm. 3 : 129-135 Otoño 2015
133
el funcionamiento del ecosistema. Esto, junto con el cono-
cimiento tradicional existente, puede orientar el manejo
integral del bosque (Savoie y Largeteau, 2011).
A pesar de que no se pueden correlacionar los resulta-
dos con condiciones ambientales, cantidad de inóculo,
relación con especies arbóreas, etc., los hallazgos indican
que la inoculación in situ puede dar lugar a procesos de
domesticación y cultivo de hongos silvestres, (especial-
mente micorrícicos) a escala comercial (Kües y Liu, 2000),
siempre y cuando se considere al bosque como una parte
integral de este proceso. En este sentido, la importancia de
este trabajo reside en la posibilidad de contribuir con un
nuevo enfoque a la producción de este hongo a través de
su uso como inóculo y bioinoculante para micorrización
articial (Savoie y Largeteau, 2011), tratando de simular
sus condiciones de reproducción, tal como se realizó para
los primeros hongos domesticados (Chang y Miles, 2004).
Esta estrategia de producción in situ, no solo favorecería
la obtención de Morchella spp, si no que puede contribuir
a la salud y estabilidad forestal, a través de funciones eco-
lógicas (simbiosis, descomposición de residuos lignocelu-
lósicos, mantenimiento de la fertilidad del suelo, etc.),
económicas (generación de ingresos por recolección) y
sociales (manejo del bosque bajo modelos silvícolas).
Adicionalmente, este tipo de estrategia podría repre-
sentar una importante forma de conservación del recurso
e impulsaría un proceso de domesticación con un enfoque
que guarde el equilibrio entre aprovechamiento y conser-
vación (Garibay-Orijel et al., 2006), ya que en México el
consumo de hongos forma parte del acervo cultural y
estrategias de subsistencia de la población rural que vive
en las zonas boscosas del país (Alvarado-Castillo y Bení-
tez, 2009). Esta alternativa productiva (aunque preliminar
y sujeta a nuevos estudios) podría ser competitiva en un
esquema de mercado y constituir una respuesta ante el
estado de vulnerabilidad por sobreexplotación de esta y
otras especies de hongos comestibles en su medio natural
(Ruiz et al., 2004).
Aunque este trabajo tiene el carácter de preliminar y
solo muestra el potencial de la inoculación in situ, aún
faltan más estudios, que consideren las características
locales (altitud, pendiente, orientación) estructura del
bosque (densidad, edad, especies presentes) y variables cli-
máticas (precipitación y temperatura) (Savoie y Largeteau
2011), además de la recopilación y sistematización del
conocimiento tradicional, tanto en esta como en otras
especies de hongos para constituir una verdadera estrate-
gia enfocada a un esquema complejo de micosilvicultura.
conclusIones
El hallazgo vislumbra a la inoculación in situ como una
alternativa factible para la producción de Morchella (par-
ticularmente de M. conica), por medio de la utilización de
centeno como agente de dispersión. No obstante se requie-
ren de mayor cantidad de estudios en aspectos propios de
la micosilvicultura, por ejemplo, a través de la generación
de modelos para la identicación de zonas potenciales
para su reproducción, su uso como bioinoculante, asocia-
ción con la masa forestal, etc. De ser así el manejo de este
hongo podría contribuir a las economías locales y ser un
factor de transformación social de enorme relevancia en
los ecosistemas forestales.
AgRAdecImIentos
Los autores agradecen al Instituto de Ecología, A.C. por
las facilidades otorgadas para realizar esta investigación y
al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)
por el nanciamiento a través de la beca de Doctorado No
175325. Así como a los revisores anónimos por las contri-
buciones al manuscrito.
RefeRencIAs
Alvarado-Castillo G. y G. Benítez. 2009. El enfoque de agro-
ecosistemas como una forma de intervención cientíca en
la recolección de hongos silvestres comestibles. Tropi c al
and Subtropical Agroecosystems 10:531-539.
Alvarado-Castillo, G., G. Mata, A. Pérez-Vázquez, D. Martí-
nez-Carrera, M.E. Nava-Tablada, F. Gallardo-López y F.
Osorio-Acosta. 2011. Morchella sclerotia production
through grain supplementation. Interciencia 36:768 -773.
Andrade G.R.H., G. Mata y J.E. Sánchez. 2012. La producción
iberoamericana de hongos comestibles en el contexto
134
Alvarado-Castillo et al. Inoculación in situ de Morchela
internacional. In: J.E. Sánchez y G. Mata, eds. Hongos
comestibles y medicinales en Iberoamérica: investigación
y desarrollo en un entorno multicultural. El Colegio de la
Frontera Sur – Instituto de Ecología, A.C., Tapachula,
Chiapas. p:9-18.
Barnes, S. y A. Wilson. 1998. Cropping of the french black
morel a preliminary investigation. Rural Industries
Research and Development Corporation. Australia. 14 p.
Bonet, J.A., M. Palahí, C. Colinas, T. Pukkala, C.R. Fischer, J.
Miina y J. Martínez de Aragón. 2010. Modeling the pro-
duction and species richness of wild mushrooms in pine
forests of the Central Pyrenees in northeastern Spain.
Canadian Journal of Forest Research 40(2):347-356.
Bonet, J.A., S. De-Miguel, J. Martínez de Aragón, T. Pukala y
M. Palahí. 2012. Immediate effect of thinning on the
yield of Lactarius group deliciosus in Pinus pinaster
forests in Northeastern Spain. Forest Ecology and Mana-
gement 265:211-217.
Castillo-Guevara, C., C. Lara y G. Pérez. 2012. Micofagia por
roedores en un bosque templado del centro de México.
Revista Mexicana de Biodiversidad 83:772-777.
Chang, S.T. y P.G. Miles. 2004. Mushroom cultivation, nutri-
tional value, medicinal effect, and environmental impact.
CRC Press. Washington. 480 p.
Danell, E. y F.J. Camacho. 1997. Successful cultivation of the
golden chanterelle. Nature 385:303.
Garibay-Orijel, R., J. Cifuentes, A. Estrada-Torres y J. Caba-
llero. 2006. People using macro-fungal diversity in
Oaxaca, Mexico. Fungal Diversity 21:41- 6 7.
Iwase, K. 1997. Cultivation of mycorrhizal mushroom. Food
Reviews International 13:431-442.
Jiménez, R.M., J. Pérez-Moreno, J.J. Almaraz-Suárez y M.
Torres-Aquino. 2013. Hongos silvestres con potencial
nutricional, medicinal y biotecnológico comercializados
en Valles Centrales, Oaxaca. Revista Mexicana de Cien-
cias Agrícolas 4(2):199-213.
Kellner, H., P. Luis y F. Buscot. 2007. Diversity of laccase-like
multicopper oxidase genes in Morchellaceae: identica-
tion of genes potentially involved in extracellular activi-
ties related to plant litter decay. FEMS Microbiology
Ecology 61:153-163.
Kües, U. y Y. Liu. 2000. Fruiting body production in basi-
diomycetes. Applied Microbiology Biotechnology
54:414 -152 .
Martínez de Aragón, J., P. Riera, M. Giergiczny y C. Colinas.
2011. Value of wild mushroom picking as an environmen-
tal service. Forest, Policy and Management 252(1-3):239-
256.
Martínez-Peña, F., S. de-Miguel, T. Pukkala, J.A. Bonet, P.
Ortega-Martínez, J. Aldea y J. Martínez de Aragón.
2012. Yield models for ectomycorrhizal mushrooms in
Pinus sylvestris forests with special focus on Boletus edu-
lis and Lactarius group deliciosus. Forest Ecology and
Management 282:63-69.
Masaphy, S. 2005. External ultrastructure of fruit body initia-
tion in Morchella. Mycological Research 109:508–512.
Molina, R., T. O’Dell, D. Luoma, M. Amaranthus, M. Caste-
llano y K. Russell. 1993. Biology, ecology, and social
aspects of wild edible mushrooms in the forests of the
Pacic Northwest: a preface to managing commercial
harvest. Department of Agriculture, Forest Service, Paci-
c Northwest Research Station. Portland. 42 p.
Montoya, S. y C.E. Orrego. 2012. Growth, fruiting and ligno-
cellulolytic enzyme production by the edible mushroom
Grifola frondosa (maitake). World Journal of Microbio-
logy and Biotechnology 28(4):1533-1541.
Morcillo, M. y M. Sánchez. 2004. ¿Por qué es tan difícil cultivar
hongos micorrícicos comestibles?. Terralia 45:80-85.
Ower, R.D. 1982. Notes on the development of the morel asco-
carp: Morchella esculenta. Mycologia 74:142-144.
Ower, R.D., G.L. Mills y J.A. Malachowski. 1986. Cultivation
of Morchella. U.S. Patent No: 4.594.809.
Ower, R.D., G.L. Mills y J.A. Malachowski. 1988. Cultivation
of Morchella. U.S. Patent No 4.757.640.
Pilz, D., R. McLain, S. Alexander, L. Villarreal-Ruiz, S. Berch,
T. Wurtz, C. Parks, E. McFarlane, B. Baker, R. Molina y
J.E. Smith. 2007. Ecology and management of morels
harvested from the forests of western North America.
Department of Agriculture, Forest Service, Pacic Nor-
thwest Research Station. Portland. 161 p.
Ruiz, P.M., B. Belcher, R. Achdiawan, M. Alexaides, C. Auber-
tin, J. Caballero, B. Campbell, C. Clement, T. Cun-
Madera y Bosques vol. 21, núm. 3 : 129-135 Otoño 2015
135
ningham, A. Fantini, H. de Foresta, C. García-Fernández,
K.H. Gautam, P. Hersch-Martínez, W. de Jong, K. Kus-
ters, M.G. Kutty, C. López, M. Fu, M.A. Martínez-
Alfaro, T.R. Fair, O. Ndoye, R. Ocampo, N. Rai, M.
Ricker, K. Schereckenberg, S. Shackleton, P. Shanley, T.
Sunderland y Y. Youn. 2004. Markets drive the speciali-
zation strategies of forest peoples. Ecology and Society
9:1-29.
Savoie, J.M. y M.L. Largeteau. 2011. Production of edible mus-
hrooms in forests: trends in development of a mycosilvi-
culture. Applied Microbiology and Biotechnology
89:971-979.
Savoie, J.M., R. Iapicco y M.L. Largeteau. 2001. Factors
inuencing the competitive saprophytic ability of Tricho-
derma harzianum Th2 in mushroom (Agaricus bisporus)
compost. Mycological Research 105(II):1348-1356.
Semarnat (Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Natura-
les). 2010. Norma Ocial Mexicana NOM-059-Semar-
nat-2010, Protección ambiental-Especies nativas de
México de ora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y
especicaciones para su inclusión, exclusión o cambio-
Lista de especies en riesgo. Diario Ocial de la Federa-
ción. México. 2010(1):1-30.
Stamets, P. 1993. Growing gourmet and medicinal mushroom.
Ten Speed Press, Berkeley. 614 p.
Stott, K. y C. Mohammed. 2004. Specialty mushroom produc-
tion systems: maitake and morels. Rural Industries
Research and Development Corporation, Australia. 78 p.
Tacón, A. y J. Palma. 2006. La comercialización de los produc-
tos forestales no madereros: una oportunidad para el
manejo comunitario y la valoración del bosque nativo.
Revista Bosque Nativo 39(2):253-266.
Manuscrito recibido el 22 de abril de 2014.
Aceptado el 21 de septiembre de 2015.
Este documento se debe citar como:
Alvarado-Castillo, G., G. Benítez-Badillo y G . Mata. 2015. Inoculación
in situ de Morchella: primer registro de su obtención en México.
Madera y Bosques 21(3):129-135.
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Article
Full-text available
Se documenta el primer caso de obtención de Morchella en México, por medio de su inoculación in situ. Este hongo es económicamente importante por su alta demanda en el mercado nacional e internacional, pero a pesar de que se han generado patentes para su producción comercial, su obtención aún depende básicamente de su recolección en campo, lo cual tiene repercusiones en el hábitat y ciclo de vida de la especie. Se realizó un experimento en laboratorio para evaluar el crecimiento micelial de dos especies de Morchella en cuatro tipos de granos (maíz, avena, trigo y centeno), para determinar cuál es el más apropiado como agente inoculante. Las cepas utilizadas fueron: M. esculenta (IE-750) y M. conica (IE-815, IE-817, IE-816 y IE-814), de las cuales el mejor tratamiento fue IE-817 en centeno, el cual posteriormente fue inoculado en el suelo de un predio ubicado en un bosque mesófilo de montaña perturbado (con predominancia de especies del género Inga, Liquidambar y Sambucus). Como resultado se consiguieron tres periodos de fructificación entre el año 2009 y 2011. Esto indica la posibilidad de obtención de este hongo, a través de estrategias de producción in situ, lo cual impulsaría un nuevo enfoque para su producción bajo un esquema de micosilvicultura.
Article
Full-text available
The mycophagy by rodents in hypogeous fungal species has been widely documented in different ecosystems around the world. However, the consumption of epigeos fungi by this group has been poorly studied. In this study we evaluated the mycophagy by 2 mice species (Neotomodon alstoni and Peromyscus maniculatus) in the epigeous ectomycorrhizal fungi Russula aff. cuprea. Experimentally tests were carried out to see if these mice species have a preference to consume a specific structure of the fungus (pileus, hymenium or stipe). Also, we analyzed if the passage of this fungus through the digestive tract has an effect on the sporal metabolic activity. Our results indicate that although the whole sporocarp can be consumed, the hymenium (fertile part of the sporocarp) was the first structure selected by both mice species. Furthermore, we found that the passage of the fungus by the digestive tract of the 2 mice species does not have a significant effect on the sporal metabolic acivity (p= 0.06) of Russula aff. cuprea, suggesting that these mice species could be effective sporal dispersers of this epigeous fungi in the National Park La Malinche.
Article
Full-text available
The edible wild mushrooms are a non-timber forest resource that has been used since pre-Hispanic times in Mexico for its high nutritional and medicinal properties. Mexico is a major reservoir of such mushrooms worldwide. In the present paper, it was identified the species of wild edible mushrooms sold in two markets of Central Valleys, Oaxaca during 2009 and 2010. Were surveyed the people collecting traditional knowledge of mushrooms marketed. 20 species of edible mushrooms were identifie d, ascribed to 1 2 genera. It was determined that these species of mushrooms have different uses, such as: i) export potential; ii) nutritional, high in protein and amino acids; iii) medicinal properties as antioxidant, anticancer, antibiotics and antitumor; and iv) biotechnological potential to produce bio inoculants, useful in forest species in Mexico. For this reason, wild edible mushrooms collected in Central Valley markets can be used fully in sustainable development models in rural communities of Oaxaca.
Book
Full-text available
"Morels are prized edible mushrooms that fruit, sometimes prolifically, in many forest types throughout western North America. They are collected for personal consumption and commercially harvested as valuable special (nontimber) forest products. Large gaps remain, however, in our knowledge about their taxonomy, biology, ecology, cultivation, safety, and how to manage forests and harvesting activities to conserve morel populations and ensure sustainable crops. This publication provides forest managers, policymakers, mycologists, and mushroom harvesters with a synthesis of current knowledge regarding these issues, regional summaries of morel harvesting and management, and a comprehensive review of the literature."
Article
Full-text available
Green moulds caused by Trichoderma harzianum biotypes Th2 and Th4 are responsible for important economic losses on mushroom farms producing Agaricus bisporus, whereas other biotypes present in farms have only slight effects on the cultivated mushroom. Adaptation of Th2 and non-Th2 strains of Trichoderma to grow in compost prepared for mushroom cultivation was compared through extracellular enzyme activities and competition with bacteria isolated from compost. No specific differences between Th2 and non-Th2 strains were observed for the activities of the 17 secreted enzymes tested. Confrontations of 27 bacterial isolates with 4 Trichoderma strains revealed that the aggressive Th2 strains were affected by a lower number of bacterial isolates than the non-Th2 strains. Capacities of T. harzianum, biotype Th2, to colonise mushroom compost are not due to a specific ability to produce enzymes necessary for compost degradation but to their tolerance to the inhibitory effect of bacteria present in compost.
Book
Since the publication of the first edition, important developments have emerged in modern mushroom biology and world mushroom production and products. The relationship of mushrooms with human welfare and the environment, medicinal properties of mushrooms, and the global marketing value of mushrooms and their products have all garnered great attention, identifying the need for an updated, authoritative reference. Mushrooms: Cultivation, Nutritional Value, Medicinal Effect, and Environmental Impact, Second Edition presents the latest cultivation and biotechnological advances that contribute to the modernization of mushroom farming and the mushroom industry. It describes the individual steps of the complex mushroom cultivation process, along with comprehensive coverage of mushroom breeding, efficient cultivation practices, nutritional value, medicinal utility, and environmental impact. Maintaining the format, organization, and focus of the previous edition, this thoroughly revised edition includes the most recent research findings and many new references. It features new chapters on medicinal mushrooms and the effects of pests and diseases on mushroom cultivation. There are also updated chapters on specific edible mushrooms, and an expanded chapter on technology and mushrooms. Rather than providing an encyclopedic review, this book emphasizes worldwide trends and developments in mushroom biology from an international perspective. It takes an interdisciplinary approach that will appeal to industrial and medical mycologists, mushroom growers, botanists, plant pathologists, and professionals and scientists in related fields. This book illustrates that mushroom cultivation has and will continue to have a positive global impact on long-term food nutrition, health care, environmental conservation and regeneration, and economic and social change.
Article
Mushroom cultivation presents an economically important biotechnological industry that has markedly expanded all over the world in the past few decades. Mushrooms serve as delicacies for human consumption and as nutriceuticals, as "food that also cures". Mushrooms, the fruiting bodies of basidiomycetous fungi, contain substances of various kinds that are highly valued as medicines, flavourings and perfumes. Nevertheless, the biological potential of mushrooms is probably far from exploited. A major problem up to now is that only a few species can be induced to fruit in culture. Our current knowledge on the biological processes of fruiting body initiation and development is limited and arises mostly from studies of selected model organisms that are accessible to molecular genetics. A better understanding of the developmental processes underlying fruiting in. these model organisms is expected to help mushroom cultivation of other basidiomycetes in the future.