ArticlePDF Available

Influencia de las fases lunares en el inicio de los partos espontáneos

Authors:
20
profesión
matr nas
Artículo original
RESUMEN
Objetivo: La influencia de las fases lunares en el desencadenamiento
del parto es un tema ampliamente discutido y que suscita gran interés
entre las matronas, aunque pocas veces ha sido analizado por ellas. En
el presente estudio se pretende comprobar si la luna ejerce algún efecto
sobre el inicio de los partos espontáneos, como popularmente se cree.
Personas, material y método: En el estudio, de tipo descriptivo, se
analizaron 2.137 partos de inicio espontáneo que tuvieron lugar en el
Hospital Universitario Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares, Madrid)
durante 12 ciclos lunares del año 2007.
Resultados: Se ha estudiado la influencia de la luna tanto en el día
exacto de cada fase (luna llena, cuartos creciente y menguante, y luna
nueva) como en los dos días anteriores y posteriores al día exacto de
cada fase, así como, por último, en cada fase completa, es decir, de lu-
na llena a cuarto menguante, de cuarto menguante a luna nueva, de
luna nueva a cuarto creciente y de cuarto creciente a luna llena. Tam-
bién se ha estudiado la relación de la fase lunar con el comienzo diurno
o nocturno del parto y con la paridad. En ninguno de los casos se han
encontrado diferencias significativas.
Conclusiones: Los resultados del presente trabajo demuestran que
ninguna fase lunar aumenta el número de partos.
Palabras clave: ciclo lunar, fase lunar, parto.
ABSTRACT
Objective: The influence of the moon phases in the delivery unleash is
a subject widely discussed and that arouses great interest among the
midwives, although not very often it has been analyzed by them. The in-
tention of this study is to verify if the moon exerts some effect on the
starting of the spontaneous deliveries as it is usually believed.
People/Material and method: In the descriptive type study, 2137
starting spontaneous delivery were analyzed that took place H.U. Prín-
cipe de Asturias (Alcalá de Henares, Madrid), during 12 moon cycles of
year 2007.
Results: The influence of the moon has been studied both on the exact
day of each phase (full moon, first and last quarter, and new moon), and
on the previous and later days of each phase, and finally in each com-
plete phase, that is to say: from full moon to last quarter, from last quar-
ter to new moon, new moon to first quarter and from first quarter to full
moon. The moon phase has also been related to the day or night start-
ing of the delivery, and to the gravidity. Relevant differences have not
been found in any of the cases.
Conclusions: The results of this work demonstrate that no moon
phase increases the number of deliveries.
Keywords: lunar cycle, moon phase, childbirth
Influence of the moon phases in the starting of the spontaneous deliveries
M.ª S. Saiz Puente
Matrona. Servicio de Paritorio. Hospital Universitario Príncipe de Asturias. Alcalá de Henares (Madrid)
Saiz-Puente MS. Influencia de las fases lunares en el inicio de los partos
espontáneos. Matronas Prof. 2009; 10(2): 20-24.
Influencia de las fases lunares
en el inicio de los partos espontáneos
Correspondencia:
M.ª Soledad Saiz Puente. Correo electrónico: Msolsaiz@hotmail.com
INTRODUCCIÓN
Tradicionalmente, muchas mujeres embarazadas han
mirado a la luna para determinar la proximidad del
parto; asimismo, muchas matronas creen que el traba-
jo en los paritorios aumenta coincidiendo con deter-
minadas fases de la luna1, sobre todo durante la luna
llena o sus proximidades. Ante la extensión de este fe-
nómeno popular, que ha llegado hasta las nuevas ge-
neraciones, las matronas, como profesión científica,
nos vemos en la obligación de preguntarnos si existe
una explicación científica para este hecho, debido es-
pecialmente a las implicaciones que conlleva tanto en
la organización del trabajo de las unidades obstétricas
hospitalarias como en el estudio de los factores desen-
cadenantes del parto.
Esta creencia está extendida por todo el mundo, y
aunque ha sido estudiada en numerosas ocasiones
desde hace décadas, pocos estudios han encontrado
una relación significativa. Así, Guillon et al., en un
análisis de casi 6 millones de nacimientos en Francia
20-24 ART ORIG INFLU.indd 2020-24 ART ORIG INFLU.indd 20 16/10/09 11:34:0816/10/09 11:34:08
21
Artículo original
M.ªS. Saiz Puente
Influencia de las fases lunares en el inicio de los partos espontáneos
entre 1968 y 19742, refieren un ritmo lunar que eleva
los partos entre el cuarto menguante y la luna nueva,
y observan un descenso en el cuarto creciente. Sin
embargo, hay que decir que los estudios realizados a
partir de muestras tan grandes deben interpretarse
con cautela, y tienen unas peculiaridades estadísticas
que Guillon et al. no observaron, como recalcan Wal-
dhoer et al.3, que también analizaron casi 3 millones
de partos en Austria producidos entre 1970 y 1999,
sin hallar diferencias significativas entre las fases lu-
nares.
En el resto de estudios revisados en la bibliografía
no se encuentra ninguna relación significativa entre
aumento de partos y fase lunar alguna, aunque en
muchos casos se observan pequeñas diferencias por-
centuales entre fases. Por ejemplo, Romero et al.4ob-
servan un porcentaje de partos aumentado durante
el cuarto creciente, al igual que Jara5, en ambos casos
en hospitales sevillanos; García et al.6describen una
ligera acumulación en la luna nueva en el Hospital
General de Albacete, y Jara5una media elevada du-
rante el plenilunio en el Hospital Virgen Macarena
de Sevilla.
Dada la variedad de resultados y los escasos trabajos
realizados por matronas, pese a ser el colectivo profesio-
nal más afectado por el tema, nos planteamos los si-
guientes objetivos:
Analizar la influencia de las cuatro fases lunares (luna
llena, cuarto menguante, luna nueva y cuarto crecien-
te) en la acumulación de partos de inicio espontáneo.
Se establecieron tres bases de datos para analizar, por
un lado, el número de partos en el día exacto de la fa-
se lunar, por otro, el número de partos en cada día
exacto más los dos días anteriores y los dos posterio-
res, y, por último, el número de partos en cada fase
completa (que dura aproximadamente siete días):
desde el día de luna llena hasta que se inicia la si-
guiente fase (el cuarto menguante), desde el día de
cuarto menguante hasta el comienzo de luna nueva,
del día de luna nueva al cuarto creciente, y desde el
cuarto creciente hasta la luna llena.
Analizar una variable hasta ahora poco estudiada
y que puede influir en el inicio del parto –la hora en
que se produce–, estableciendo si fue diurno o noc-
turno, y su relación con las fases de la luna. Sólo un
estudio realizado en Irlanda7incluye esta variable, sin
encontrar tampoco relación alguna con el motivo del
estudio.
Determinar si las mujeres multíparas están más in-
fluidas por la luna que las primíparas. Ghiandoni et
al.8,9 observaron un aumento significativo de partos
durante el plenilunio en mujeres multíparas.
PERSONAS, MATERIAL Y MÉTODO
Emplazamiento: Hospital Universitario Príncipe de
Asturias. Alcalá de Henares (Madrid).
Diseño: Estudio observacional descriptivo.
Sujetos: La muestra la componen 2.137 partos de
inicio espontáneo que tuvieron lugar en 12 ciclos luna-
res durante el año 2007.
Criterios de inclusión: parto de inicio espontáneo,
con nacimiento eutócico, instrumental o por medio
de cesárea; a término (entre 37 y 42 semanas de ges-
tación); los partos gemelares se consideraron un solo
parto.
Criterios de exclusión: partos inducidos, cesáreas pro-
gramadas y partos pretérmino (edad gestacional infe-
rior a 37 semanas).
Variables:
Edad materna: años.
Edad gestacional: semanas de gestación.
Paridad: primípara o multípara.
Hora de inicio del parto: en todos los estudios revisa-
dos se consideró la fase lunar en el día del nacimien-
to; en nuestro estudio, en cambio, se relacionó la fase
lunar con el día de inicio del parto que originó el in-
greso en el hospital, no el de su terminación, por con-
siderarse esta variable más adecuada, y se dividió el
inicio en diurno o nocturno según el horario de sali-
da y puesta de sol para cada día del año en Madrid,
siguiendo las directrices del Observatorio Astronómi-
co Nacional10.
Fase lunar: luna llena, cuarto menguante, luna nueva,
y cuarto creciente; para determinar los días exactos de
las fases, se siguió el calendario lunar para el año 2007
facilitado por el Instituto Geográfico Nacional11.
Recogida de datos: los datos se obtuvieron del regis-
tro del libro de partos del año 2007.
Análisis de datos: el análisis de los datos se realizó
mediante el programa SPSS versión 11.0, aplicando los
estadísticos descriptivos, la ji al cuadrado y el análisis de
la varianza (ANOVA), según las necesidades de las va-
riables, con una significación estadística de p <0,05.
Revisión bibliográfica: se realizó una búsqueda bi-
bliográfica en las bases de datos CUIDEN, PubMed y
Cochrane, desde 1965 hasta junio de 2008, empleando
los descriptores «ciclo lunar», «fases lunares» y «parto».
RESULTADOS
Características de la muestra
El número total de partos analizados fue de 2.137, que
se distribuyeron en 12 ciclos lunares. La media de edad
20-24 ART ORIG INFLU.indd 2120-24 ART ORIG INFLU.indd 21 16/10/09 11:34:0916/10/09 11:34:09
22
Matronas Prof. 2009; 10 (2): 20-24
de las mujeres de la muestra fue 29,46 años y la media
de edad gestacional de 39,1 semanas (tabla 1).
Un 48,6% de las mujeres eran primíparas y un 51,4%
multíparas. Se observó un mayor número de partos ini-
ciados durante la noche (51,1%) que durante el día
(48,9%).
Fases lunares y número de partos
En cuanto a las fases lunares, un 87,2% de los partos se
iniciaron fuera de los días exactos de una fase; el 3,6%
coincidió con el día exacto de luna llena, el 3,4% con el
cuarto menguante, el 3% con el cuarto creciente y el 2,9%
con la luna nueva (figura 1).
Sin embargo, cuando se aplica el análisis de la varian-
za (ANOVA) para determinar la significación estadísti-
ca de este pequeño aumento producido durante la luna
llena y el descenso en luna nueva, no se observan dife-
rencias significativas (F= 0,19; p= 0,89).
Al estudiar cada fase ±2 días, el aumento de partos se
invierte, siendo la media más elevada (29,92 partos) pa-
ra la luna nueva ±2 días, y la media más pequeña para
la luna llena ±2 días (27,62 partos).
Lo mismo ocurre en la fase completa entre la luna
nueva y el cuarto creciente (47,5 partos) con respecto a
la fase entre la luna llena y el cuarto menguante (41,23
partos). Sin embargo, al comparar las medias, tampoco
se aprecian diferencias significativas en ninguno de los
dos casos: F= 0,32 y p= 0,80 frente a F= 1,63 y p= 0,19,
respectivamente (tablas 2 y 3).
Fases lunares e inicio
de parto diurno/nocturno
Se aplicó la prueba de la ji al cuadrado de Pearson (χ2)
para determinar la relación entre la fase lunar y el inicio
del parto diurno o nocturno, sin que se hallasen dife-
rencias significativas (χ2= 0,97; p= 0,91) (tabla 4).
Tab l a 1. Edad materna, número de hijos
yedadgestacionaldelamuestra
Edad Paridad Edad
gestacional
nVálidos 2.127 2.135 2.131
Perdidos 10 2 6
Media 29,46 1,70 39,14
Mediana 30,00 2,00 39,00
Desviación estándar 5,384 0,884 1,086
Mínimo 16 1 37
Máximo 44 9 42
Tabla 2. Comparación de medias. Análisis de la varianza. Día exacto y día exacto ± 2 días
Fase lunar Día exacto Día exacto ± 2 días
Media
de partos
Desviación
estándar
Intervalo. Límites
inferior y superior
Media
de partos
Desviación
estándar
Intervalo. Límites
inferior y superior
Luna llena
Cuarto menguante
Luna nueva
Cuarto creciente
5,85
5,54
5,17
5,33
2,26
2,33
2,69
1,96
4,48
4,13
3,46
4,08
7,22
6,95
6,88
6,58
27,62
29,17
29,92
29,83
6,25
7,14
6,03
7,09
23,84
24,63
26,08
25,33
31,39
33,71
33,75
34,34
p 0,89 0,80
Tab l a 3. Comparación de medias. Análisis de la varianza. Fases completas
Fase completa Media de partos Desviación
estándar
Intervalo.
Límites superior e inferior
Luna llena-cuarto menguante
Cuarto menguante-luna nueva
Luna nueva-cuarto creciente
Cuarto creciente-luna llena
41,23
42,75
47,50
41,83
6,64
2,73
9,82
9,76
37,21
41,01
41,26
35,63
45,25
44,49
53,74
48,04
p 0,19
Cuarto creciente
Luna llena
Cuarto menguante
Luna nueva
Fuera del día
exacto de fase
Figura 1. Porcentaje de partos en el día exacto de cada fase
87,2
3 3,6 3,4 2,9
20-24 ART ORIG INFLU.indd 2220-24 ART ORIG INFLU.indd 22 16/10/09 11:34:0916/10/09 11:34:09
23
Artículo original
M.ªS. Saiz Puente
Influencia de las fases lunares en el inicio de los partos espontáneos
Fases lunares y paridad
No encontramos un efecto lunar en el desencadena-
miento del parto en función de la paridad (χ2= 7,15;
p= 0,12) (tabla 5).
DISCUSIÓN
Estos resultados coinciden con los de la mayoría de los
trabajos revisados3-7,12-16, que no constatan influencia
lunar en ninguna de las fases sobre el desencadenamien-
to del parto, a diferencia de lo que se viene mantenien-
do tradicionalmente por mujeres y matronas. Los par-
tos se distribuyen al azar a lo largo del mes lunar. Hemos
observado un pequeño aumento en el día exacto de lu-
na llena, y en el periodo de dos días anteriores y poste-
riores a la luna nueva, pero en ninguno de los dos casos
ese aumento tiene significación estadística.
Igual de popular es la creencia de que otras condicio-
nes atmosféricas, como la presión barométrica, la lluvia
o las tormentas, influyen en el transcurso del parto y de
la rotura prematura de membranas, aunque tampoco
ninguno de los trabajos revisados confirma estadística-
mente esta relación6,12. No obstante, a pesar de la im-
portancia de todos estos trabajos, que podrían facilitar la
organización del personal de las unidades hospitalarias
en función del aumento de trabajo, son muy difíciles de
llevar a cabo. Así, hemos encontrado grandes diferencias
en los criterios de inclusión y exclusión. Entre las princi-
pales, figuran las referentes a la edad gestacional analiza-
da; por ejemplo, Cornide et al.14 incluyen partos pretér-
mino, cuyo inicio está influido por factores de difícil
control; Morton-Pradhan et al. no incluyen más allá de
las 40 semanas de gestación, a pesar de ser partos a tér-
mino12, y Waldhoer et al.14 incluyen los partos entre las
semanas 38 y 42, excluyendo la semana 37. Varios análi-
sis excluyen los partos de inicio espontáneo que acaba-
ron siendo instrumentales o cesáreas4,6,7,14, un criterio
que nos parece inadecuado, puesto que la forma de ter-
minación del parto no influye en el inicio. Además, to-
dos los trabajos atienden a la fecha del expulsivo para
relacionarla con la fase lunar, cuando sabemos que hoy
en día la duración del parto, aunque sea de inicio espon-
táneo, puede verse influida por la estimulación con oxi-
tocina, la analgesia epidural, que afecta a la dinámica
uterina, y la rotura artificial de membranas. Por estos
datos, en el presente estudio se relaciona la fecha de co-
mienzo del parto con la fase lunar, tomando como refe-
rencia la hora de ingreso en el hospital, que aunque no
indica el momento exacto del inicio se aproxima más a
éste que la hora del expulsivo. El único análisis encon-
trado que analiza partos sin asistencia médica fue reali-
zado en 1991 en Mozambique13, y también concluyó
que no aumentaban en ninguna fase.
La programación del embarazo en la sociedad actual
dificulta, igualmente, este tipo de análisis, porque se
produce un número de partos acumulado en determi-
nados meses del año, sesgando los resultados.
En nuestro estudio confirmamos la opinión de los an-
tropólogos en cuanto al aumento porcentual de partos
iniciados durante la noche, y esto se observa en las no-
ches exactas de todas las fases, aunque sin significación
estadística. El único trabajo7que tuvo en cuenta la hora
del parto para relacionarla con la fase lunar, lo hizo en re-
lación con la hora del expulsivo y dividiendo los días del
año por igual de 20 a 8 horas y de 8 a 20 horas. En nues-
tro estudio, en cambio, hemos tenido en cuenta la hora
de la salida y puesta del sol para cada día del año.
Por último, tampoco observamos una relación signi-
ficativa entre la paridad y una mayor o menor influen-
cia lunar, aunque los porcentajes de partos para mujeres
multíparas aumentan en todas las fases (los días exactos
de luna llena, menguante, creciente y nueva) respecto a
las primíparas, y éstas, a su vez, presentan un porcentaje
más alto el resto de días del mes.
Aún quedan por estudiar algunos aspectos apuntados
en otros estudios, como el aumento, no significativo,
de partos gemelares o de varones durante los días de lu-
na llena14 y la influencia lunar sobre las complicaciones
Tab l a 4 . Influencia de la fase lunar
en el inicio diurno o nocturno del parto
Fase lunar
(día exacto)
Día Noche
Recuento % Recuento %
Luna llena 34 3,3 41 3,9
Cuarto menguante 33 3,2 37 3,5
Luna nueva 28 2,7 34 3,2
Cuarto creciente 30 2,9 33 3,1
Resto 894 87,7 919 86,4
Tab l a 5. Influencia
de la fase lunar en la paridad
Fase lunar
(día exacto)
Primípara Multípara
Recuento % Recuento %
Luna llena 32 3,1 44 4,0
Cuarto menguante 31 3,0 41 3,7
Luna nueva 25 2,4 37 3,4
Cuarto creciente 25 2,4 39 3,6
Resto 924 89,1 934 85,3
20-24 ART ORIG INFLU.indd 2320-24 ART ORIG INFLU.indd 23 16/10/09 11:34:1016/10/09 11:34:10
24
Matronas Prof. 2009; 10 (2): 20-24
obstétricas15,16. Y, por supuesto, también quedan por
investigar las raíces del mito que nos ocupa, que, a pe-
sar de haberse demostrado una y otra vez que no tiene
base científica, está muy extendido geográficamente y
sigue transmitiéndose a lo largo de generaciones.
BIBLIOGRAFÍA
1. Schaffir J. Birth rate its correlation with the lunar cycle and specific
atmospheric conditions. Am J Obstet Gynecol. 2006; 195(3): 878.
2. Guillon P, Guilon D, Lansac J, Sontoul JH. Births, fertility, rhythms and
lunar cycle. A statistical study of 5,927,978 births. J. Gynecol Obstet
Biol Reprod. Paris: 1986; 15(3): 265-71.
3. Waldhoer T, Haidinger G, Vutuc C. The lunar cycle and the number
of deliveries in Austria between 1970 and 1999. Gynecol Obstet
Invest. 2002; 53(2): 88-9.
4. Romero J, Guerrero I, Artura A. ¿Influye la luna en el parto? Rev ROL
Enf. 2004; 27(11): 727-32.
5. Jara F. Partos y fases lunares. Un estudio y replicación. Enfermería
Científica. 1990; 98: 41-5.
6. García MV, Garrote A, Sánchez MG, García F, Molina M. Influencia
lunar y barométrica sobre los partos y la rotura espontánea de
membranas ovulares. Rev Enfer Albacete. 2001; 14: 5-11.
7. Ong S, Wingfield M, McQuillan K. Labour ward activity and the lunar
cycle. J Obstet Gynaecol. 1998; 18(6): 538-9.
8. Ghiandoni G, Secli R, Rocchi MB, Ugolini G. Incidence of lunar
position in the distribution of deliveries. A statistical analysis. Minerva
Ginecol. 1997; 49(3): 91-4.
9. Ghiandoni G, Secli R, Rocchi MB, Ugolini G. Does lunar position
influence the time of delivery? A statistical analysis. Eur J Obstet
Gynecol Reprod Biol. 1998; 77(1): 47-50.
10. Horario de orto y ocaso de Sol para 2007 en Madrid. Hora oficial en
la península y Baleares. Observatorio Astronómico Nacional. Instituto
Geográfico Nacional. Consultado en agosto de 2008. Disponible en:
http://www.fomento.es/salidapuestasol/2007/Madrid-2007
11. Calendario lunar. Instituto Geográfico Nacional. Ministerio de
Fomento. Consultado en agosto de agosto de 2008. Disponible en:
www.fomento.es
12. Morton-Pradhan S, Curtis R, Coonrod D. Birth rate and its correlation
with the lunar cycle and specific atmospheric conditions. Am J
Obstet Gynecol. 2005; 192(6): 1.970-3.
13. Strolengo F, Gigli C, Bugalho A. The influence of lunar phases on the
frequency of deliveries. Minerva Ginecol. 1991; 43(7-8): 359-63.
14. Cornide M, Cortés M, Espinosa MB, et al. Influencia de la luna llena
en el parto. ¿Más partos con luna llena? Toko-Gin Pract. 1996;
55(10): 494-7.
15. Arliss J, Kaplan E, Galvin S. The effect of the lunar cycle on frequency
of births and birth complications. Am J Obstet Gynecol. 2005; 192:
1.462-4.
16. Staboulidou I, Soergel P, Vaske B, Hillemanns P. The influence of
lunar cycle on frequency of birth, birth complications, neonatal
outcome and the gender: a retrospective analysis. Acta Obstet
Gynecol Scand. 2008; 87(8): 875-9.
20-24 ART ORIG INFLU.indd 2420-24 ART ORIG INFLU.indd 24 16/10/09 11:34:1016/10/09 11:34:10
... On the other hand, multiple studies have shown an absence of any relationship between the lunar cycle and births. In this group are the studies conducted for Danville (USA) in the 1940s-1950s [2], Los Angeles (USA) in the 1970s [24], Ravenna (USA) in the 1970s [25], Phoenix (USA) in the 1990s [26], Murcia (Spain) in the 2000s [27], São Paulo (Brazil) in the 2000s [28], The State of Baden-Württemberg (Germany) in the 1960s-2000s [29], Austria in the 1970s-1990s [30], North Carolina (USA) in the 1990s-200s [31], Madrid (Spain) in 2007 [32], and Messina (Italia) in 2011 [33]. Neither were any positive results found in Mozambique in 1991 among parturient women who had given birth in their homes [34]. ...
... This relationship has also been proven in a recent analysis of Japanese cows [14]. However, other studies of humans have not found any evidence [32]. Our database is useful for analysing this alleged effect, given that most women are multiparous with a high parity. ...
Article
Background Many societies and their medical practitioners throughout the world have historically linked lunar phases to the frequency of births. During more recent decades, academics have discussed this alleged relationship using modern data, obtaining differing results. Objectives The purpose of this study is to analyse the relationship between the phases of the moon and the frequency of deliveries in a rural historical context without electricity, and among women of low nutritional status. These characteristics are similar to some current rural areas in certain developing countries. The exceptionality of this case will allow us to test several of the existing theories on how the moon could influence births, particularly those related to lunar light. We will also analyse nulliparous and multiparous differences over the very long term. Study design This study is a retrospective cohort analysis. In total, 23,689 births have been considered for 1,484 lunar cycles between 1810 and 1929. Birth registers have been obtained from the Catholic parish archives of 10 rural Spanish agrarian villages. All the deliveries analysed were natural, without any medical follow-up, within the home and with little medical assistance. Results Using simple descriptive statistical techniques, we can conclude that there is no pattern with which to link lunar phases with the frequency of births. We can also conclude that neither electricity nor the rural environment affects this alleged relationship; neither have we found any relationship related to either the nulliparous or the multiparous and lunar phases. Conclusion The analysis of a 120-year period has shown that there is no predictable influence of the lunar phases on the frequency of births. The myth of such a lunar influence can claim no scientific evidence from a historical perspective. Neither the arrival of the electric light nor the lower number of deliveries per woman have modified birth patterns. Deliveries by rural women of low nutritional status are not linked to the phases of the moon, and consequently the medical services in developing countries should disregard this belief; they do not need to take account of the phases of the moon with respect to their daily organisation.
... En 2007, un grupo de matronas del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Madrid repitieron la investigación con una muestra de 2.137 partos de inicio espontáneo a lo largo de doce ciclos lunares. Los resultados aportados por este estudio indican que un 87,2% de los partos se iniciaron fuera de los días exactos de una fase; el 3,6% coincidió con el día exacto de luna llena, el 3,4% con el cuarto menguante, el 3% con el cuarto creciente y el 2,9% con la luna nueva, y se concluyó, una vez más, que los partos se distribuyen al azar a lo largo del mes lunar 6 . ...
... En otra investigación realizada por Saiz (2009) también se obtuvo como resultado que en ninguno de los casos existió diferencias significativas entre la fase lunar y el parto. Estos resultados fueron obtenidos luego de haber evaluado la influencia de la luna tanto en el día exacto de cada fase como en los dos días anteriores y posteriores al día exacto de cada fase, así como, en cada fase completa, es decir, de luna llena a cuarto menguante, de cuarto menguante a luna nueva, de luna nueva a cuarto creciente y de cuarto creciente a luna llena. ...
Article
Full-text available
RESUMEN La luna, desde tiempos pasados fue considerada como un indicador climático, regulador de ciclos biológicos y de las mareas. La influencia lunar tiene un gran efecto en la producción pecuaria, debido a que los animales dependen de la luminosidad para alimentarse o salvaguardar su vida, las fases lunares tienen un efecto positivo en la ganadería y en los animales marinos ya que benefician algunos aspectos de cada especie, mientras que en los anfibios la luna ayuda en la búsqueda de su pareja y así perpetuar su especie. En la agricultura, la influencia lunar es de gran importancia dependiendo del tipo de producto a sembrarse, ya que solo algunos se favorecen de etapas lunares como el maíz, mientras que otros se perjudican, como el frijol, el cual es más propenso a las plagas. En el hombre, aun cuando se han realizado diferentes investigaciones relacionadas con el tema, todavía existen criterios diferentes en cuanto a la influencia de la luna sobre la salud y ciertas enfermedades. El objetivo del trabajo ha sido identificar la influencia lunar en los cultivos, animales y en el ser humano, encontrándose varios estudios que determinan la existencia de resultados positivos o negativos con la aplicación de las fases lunares. ABSTRACT Ancestral knowledge shows the permanent fact of solving problems in a simple way. The moon in the past has been shown as an indicator of affectations in the soil and animals and men of different regions and seasons. Lunar influence has a great effect on livestock, because animals depend on the luminosity to feed or safeguard their life, lunar phases have a positive effect on livestock and marine animals as they benefit
... Múltiples trabajos científicos han demostrado que la luna no tiene influencia sobre el inicio de los partos [1][2][3][4][5][6][7][8] , pero desde antiguo el hombre ha mirado a la luna con devoción y curiosidad, y ha transformado sus características de astro que carece de luz propia, que cambia de forma y que pasa por diferentes fases en los símbolos de dependencia, de principio femenino y de periodicidad y renovación 9 . ...
Article
To refute the commonly held belief by the general public that the lunar cycle affects labour, we studied 10 027 deliveries over an 18-month period in a large maternity unit in Ireland. There was no increase in the total number of deliveries during the times of a full moon compared with other times. The caesarean section, instrumental vaginal delivery, and pre-term delivery rate remained unchanged over the times of a full moon. We conclude that the lunar cycle has no influence on labour ward activity.
Article
To study the relationship between lunar position and the day of delivery; to investigate the synodic distribution of spontaneous deliveries, especially in relation to the presence of a full moon. Retrospective analysis of 1248 spontaneous full-term deliveries in three-year period (36 lunar months), setted at Department of Obstetrics and Gynaecology, Civil Hospital, Fano (Marche, Italy), using circular statistics techniques. A connection between the distribution of spontaneous full-term deliveries and the lunar month was found. The effect of the phases of the moon seems to be particularly relevant in multiparae and plurigravidae; in these cases, the mean day of delivery corresponds to the first or second day after the full moon. In this paper the effect of lunar phases on the time of delivery is shown. This influence seems to be especially relevant in the case of multiparae and plurigravidae. Nevertheless, it is too weak to allow for prediction regarding the days with the highest frequency of deliveries.
Article
Common tradition encourages the belief that deliveries take place more frequently during some phases than others. It is known that multiple factors (also medical) may influence birth timing postponing or anticipating it. To verify the veracity of this belief, we studied the frequency of home deliveries of Maputo (Mozambique), without any medical assistance according to lunar cycle. A study of 5226 births in 37 lunar cycles didn't show a significative increase of deliveries during specific lunar phases and week days. The same result has been achieved expanding the examination period to 2 days before and after lunar phase. Therefore, on the basis of this study, the hypothesis that lunar phase may influence the process of birth is disproved.
Is there any relationship between the times when babies are born and the synodic lunar cycle? There are published works that show that there is such a relationship. We have looked at 5,927,978 French births occurring between the months of January 1968 and the 31st December 1974. Using Fourier's spectral analysis we have been able to show that there are two different rhythms in birth frequencies: --a weekly rhythm characterised by the lowest number of births on a Sunday and the largest number on a Tuesday: --an annual rhythm with the maximum number of births in May and the minimum in September-October. A statistical analysis of the distribution of births in the lunar month shows that more are born between the last quarter and the new moon, and fewer are born in the first quarter of the moon. The differences between the distribution observed during the lunar month and the theoretical distribution are statistically significant.
Article
To point out the influence of the lunar position on the distribution of deliveries. We examined all the full-term spontaneous deliveries that occurred at the Civil Hospital in Fano (March) throughout 24 synodic months in a 2-year period (1993-1994). In order to perform the statistical analysis, each delivery was considered as a single measure. We used techniques of circular statistics to execute data analysis. A significant relationship between lunar position and distribution of deliveries was pointed out in multigravidae (in detail, the deliveries resulted clustered around the full moon phase). On the contrary, no significant relation was observed in primigravidae. The observed results evidence a significant influence of the position of the moon on the distribution of deliveries, especially in multigravidae.
Article
The effect of the moon on the number of newborns has been investigated extensively with contradictory results but with few significant findings. In this paper, a possible lunar effect is analyzed by a nonlinear Poisson regression model similar to a Fourier analysis based on all children (n = 2,760,362) born in Austria between 1970 and 1999, i.e. 371 lunar cycles. We found no significant effect even when considering the influence of parity and gestation. Our study is in contrast to a French study using a similarly large data base which showed a weak but significant effect. Nevertheless, significant p values based on very large samples must be interpreted cautiously. Our study is in concordance with other studies which often use small and selected samples or rather inefficient statistical methods. We conclude that there is no significant effect of the lunar cycle on the number of deliveries in Austria.
Article
The purpose of this study was to examine the influence of the lunar cycle on the frequency of deliveries and/or delivery complications. This was a retrospective cohort, secondary analysis of 564,039 births across 62 lunar cycles that were identified from North Carolina birth certificate data from 1997 to 2001. Using analysis of variance and t-tests, we found no significant differences in the frequency of births, route of delivery, births to multigravid women, or birth complications across the 8 phases of the moon or between documented high- and low-volume intervals of the lunar cycle. An analysis of 5 years of data demonstrated no predictable influence of the lunar cycle on deliveries or complications. As expected, this pervasive myth is not evidence based.
Article
This study was undertaken to use the Arizona State birth certificate database for Phoenix metropolitan hospitals, in conjunction with National Weather Service records to determine whether there is a relationship between birth rate and meteorologic or lunar conditions. This study attempts to dispel or lend significance to beliefs among hospital staff that the phase of the moon and/or meteorologic conditions are related to birth rate. Birth records were limited to spontaneous vaginal deliveries, 37 to 40 weeks' gestation, in Phoenix, between 1995 and 2000 (n = 167,956). Daily birth counts were merged with daily surface weather statistics from the National Weather Service for Sky Harbor Airport, and records of lunar phase for the same period. The analyses revealed no significant correlates of birth rate. Although there exists a popular belief that the phase of the lunar cycle and weather conditions affect birth rate, no such evidence was found in this study.