BookPDF Available

Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Américas. Regional Strategy for the Assessment and Management of the Transboundary Aquifer Systems in the Americas

Authors:
PROGRAMA UNESCO/OEA ISARM AMÉRICAS
ACUÍFEROS TRANSFRONTERIZOS DE LAS AMÉRICAS
ESTRATEGIA REGIONAL PARA LA
EVALUACIÓN Y GESTIÓN
DE LOS SISTEMAS ACUÍFEROS
TRANSFRONTERIZOS EN LAS AMÉRICAS
PHI-VIII/SERIE ISARM AMÉRICAS N
º
4
Publicado en 2015 por la Ocina Regional de Ciencia para América Latina y el Caribe de la
Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) -
Programa Hidrológico Internacional (PHI) y por el Departamento de Desarrollo Sostenible (DDS)
de la Organización de los Estados Americanos (OEA).
Serie ISARM Américas, N
o
4
ISBN 978-92-9089-196-3
© UNESCO 2015
Las denominaciones que se emplean en esta publicación y la presentación de los datos que en ella
gura no suponen por parte de la UNESCO y de la OEA la adopción de postura alguna en lo que
se reere al estatuto jurídico de los países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni
en cuanto a sus fronteras o límites. Las ideas y opiniones expresadas en esta publicación son las
de los autores y no representan, necesariamente, el punto de vista de la UNESCO o de la OEA.
Se autoriza la reproducción, a condición de que la fuente se mencione en forma apropiada, y se
envíe copia a la dirección abajo citada. Este documento debe citarse como:
UNESCO, 2015. Estrategia Regional para la Evaluación y Gestión de los Sistemas Acuíferos
Transfronterizos en las Américas
Dentro del límite de la disponibilidad, copias gratuitas de esta publicación pueden ser solicitadas
a:
Programa Hidrológico Internacional para América Latina y el Caribe (PHI-LAC)
Ocina Regional de Ciencia para América Latina y el Caribe
UNESCO
Dr. Luis P. Piera 1992, 2º piso
11200 Montevideo, Uruguay
Tel.: +598 2413.2075
Fax: +598 2413.2094
e-mail: phi@unesco.org.uy
http://www.unesco.org.uy/phi
Esta publicación ha sido elaborada con la documentación aportada por los Coordinadores Nacionales
del Programa UNESCO/OEA ISARM Américas relativa a los Sistemas Acuíferos Transfronterizos de las
Américas y con el aporte de especialistas y personal de UNESCO/PHI y de OEA/DDS. Su compilación
y edición estuvo a cargo del Coordinador Nacional de Canadá, Alfonso Rivera con la colaboración de
Ofelia Tujchneider y Nelson Da Franca.
Montevideo/Washington DC
2015
PROGRAMA UNESCO/OEA ISARM AMÉRICAS
ACUÍFEROS TRANSFRONTERIZOS DE LAS AMÉRICAS
ESTRATEGIA REGIONAL PARA LA
EVALUACION Y GESTION
DE LOS SISTEMAS ACUIFEROS
TRANSFRONTERIZOS EN LAS AMERICAS
Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la
Ciencia y la Cultura - UNESCO
Blanca Jimenez-Cisneros
Director de la División de Ciencia del Agua
Alice Aureli
Jefa, Sección Aguas Subterráneas, PHI
Zelmira May
Hidróloga Regional, Ocina Regional de Ciencia para América
Latina y el Caribe (a.i.)
Nelson Da Franca
Consultor Senior en Aguas Subterráneas, UNESCO
Organización de los Estados Americanos – OEA
Cletus Springer
Director del Departamento de Desarrollo Sostenible – DDS
Maximiliano Campos
Jefe Área Geográca América Latina, DDS
Enrique Bello
Jefe Adjunto Área Geográca América Latina, DDS
Lydia Ugas C.
Asistente Técnica de Proyectos, DDS
Coordinadores Nacionales ISARM Americas
ARGENTINA
Ofélia Tujchneider – UNL/CONICET
BELICE
Dennis Gonguez – BNMS
BOLÍVIA
Grover Salamanca Gutierrez– SERGEOMIN
BRASIL
Júlio Thadeu Silva Kettelhut – SRHU/MMA
CANADÁ
Alfonso Rivera – NRCan/GSC
COSTA RICA
Rodrigo Calvo Porras – ICE
ECUADOR
Guillermo Gallardo – INAMHI
CHILE
Carlos Estevez – DGA
COLOMBIA
Omar Franco– IDEAM
EL SALVADOR
Celina Mena – SNET
ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA
Randy Hanson – USGS
GUATEMALA
Fulgencio Garavito – INSIVUMEH
GUYANA
Bhaleka Seulall – HYDROMET
HAITI
Urbain Fi – Universite de Quisqueya
HONDURAS
Luis Espinoza– DGRH/SERNA
MÉXICO
Victor Alcocer Yamanaka – CONAGUA
NICARAGUA
Rigoberto Lopez Valdivia – UNAM MANAGUA
PANAMÁ
Noel Trejos – ANAM
PARAGUAY
David Fariña – DGPCRG/SEAM
PERÚ
Edwin Zenteno Tupiño – ANA
REPUBLICA DOMINICANA
Olgo Fernandez – INDRHI
SURINAME
Moekiran A. Amatali – HRD
URUGUAY
Daniel Greif – DINAGUA-MVOTMA
VENEZUELA
Fernando Decarli –MPPEA-INAMEH
5
TABLA DE CONTENIDOS
1. PREFACIO .......................................................................................................................... 7
2. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES ...................................................................... 9
3. ANTECEDENTES Y ALCANCE DE LA ESTRATEGIA REGIONAL .................................... 13
3.1 Antecedentes sobre ISARM Américas .......................................................................... 13
3.2 Los avances en ISARM Américas ................................................................................. 14
3.3 Origen de la iniciativa del libro sobre estrategias para el manejo de Sistemas
Acuíferos Transfronterizos de las Américas (SAT) ........................................................ 15
3.4 Bases para una estrategia de gestión de los Acuíferos Transfronterizos ..................... 16
3.5 Los aspectos de gobernanza involucrados en la gestión de los SAT ........................... 17
3.6 Visión integral, coordinación y fortalecimiento institucional .......................................... 18
3.7 El factor aguas subterráneas en la gobernanza de los SAT ......................................... 19
3.8 El factor transfronterizo en la gestión de los SAT.......................................................... 20
3.9 Objetivos de largo plazo ................................................................................................ 21
4. NIVEL DEL CONOCIMIENTO DE LOS SISTEMAS ACUÍFEROS
TRANSFRONTERIZOS EN LAS AMÉRICAS .................................................................... 23
4.1 Antecedentes sobre los conocimientos de los SAT....................................................... 23
4.2 Sistemas acuíferos transfronterizos identicados al nal de 2009 ................................ 24
4.3 Niveles de conocimiento de los SAT en 2012 ............................................................... 27
4.4 Conclusiones ................................................................................................................. 35
5. SINOPSIS DE LA GESTIÓN DE LOS SAT EN LAS AMÉRICAS ........................................ 37
5.1 Aspectos Institucionales ................................................................................................ 37
5.2 Aspectos socioeconómicos ........................................................................................... 41
5.3 Aspectos medioambientales y climáticos ...................................................................... 67
5.4 Instrumentos legales, situación actual y tendencias ..................................................... 69
5.4.1 Artículos sobre el derecho de los Acuíferos Transfronterizos .............................. 69
5.4.2 Situación actual y tendencias ............................................................................... 77
6. CONOCIMIENTO BÁSICO CIENTÍFICO Y TÉCNICO NECESARIO PARA LA
EVALUACIÓN Y GESTION DE LOS SAT ........................................................................... 79
6.1 Introducción ................................................................................................................... 79
6.2 Aspectos de evaluación de los SAT .............................................................................. 80
6.2.1 Modelo conceptual y escala de evaluación .......................................................... 81
6.2.2 Disponibilidad de agua subterránea ..................................................................... 82
6
6.2.3 Vulnerabilidad a la contaminación del agua subterránea ..................................... 94
6.2.4 Incertidumbres en la evaluación de los SAT ........................................................ 102
6.3 Los efectos transfronterizos .......................................................................................... 105
6.4 Aspectos de gestión sostenible ..................................................................................... 11 2
6.4.1 ¿Distribución justa y equitativa del recurso? ........................................................ 113
6.4.2 Elementos para plan de gestión ........................................................................... 114
6.4.3 Geoindicadores de estado ................................................................................... 118
6.4.4 Indicadores de sostenibilidad de aguas subterráneas ......................................... 121
6.5 Conclusiones ................................................................................................................. 122
7. ENFOQUES PARA IMPLEMENTAR LA ESTRATEGIA REGIONAL ................................... 125
7.1 Introducción ................................................................................................................... 125
7.2 Etapas y planteamientos hacia la realización de la estrategia ...................................... 125
7.3 Compartir información y modalidades de colaboración ................................................ 127
7.4 Cooperación, colaboración y participación social ......................................................... 130
7.5 Comunicación ................................................................................................................ 136
7.6 Financiamiento .............................................................................................................. 136
7.7 Desarrollo de recursos humanos (desarrollo de capacidades) ..................................... 137
7.7.1 Hidrogeología ....................................................................................................... 138
7.7.2 Gestión integrada del recurso hídrico .................................................................. 139
7.8 Casos de buenas prácticas de gestión ......................................................................... 141
REFERENCIAS ....................................................................................................................... 149
GLOSARIO DE TÉRMINOS SELECCIONADOS .................................................................... 161
ABREVIATURAS Y ACRÓNIMOS ........................................................................................... 167
ANEXOS- COLABORADORES............................................................................................... 169
ANEXOS.................................................................................................................................. 173
LISTA DE CUADROS .............................................................................................................. 185
LISTA DE FIGURAS ................................................................................................................ 187
LISTA DE TABLAS................................................................................................................... 189
7
1. PREFACIO
La Estrategia Regional para la evaluación y gestión de los Sistemas Acuíferos Transfronterizos
(SAT) en las Américas está estructurada en 7 capítulos. El capítulo 2 presenta las principales
conclusiones y recomendaciones de la estrategia propuesta. El capítulo 3 presenta los
antecedentes y alcance de la Estrategia Regional. El capítulo 4 provee un resumen de los niveles
de conocimiento actuales de los SAT de las Américas. En el capítulo 5 se presenta una sinopsis
de la gestión de los SAT en las Américas. El capítulo 6 describe con detalle los conocimientos
tanto cientícos como técnicos necesarios para una adecuada evaluación y gestión de los SAT.
Finalmente, el capítulo 7 propone enfoques para implementar la Estrategia Regional.
El agua es el recurso natural más importante de la vida, y en los últimos años las comunidades
y las naciones se han dado cuenta de la importancia de los recursos hídricos compartidos y en
particular del caso de las aguas subterráneas.
Los acuíferos transfronterizos se han convertido en objeto de una creciente atención por parte de
la comunidad internacional; sin embargo, las cuestiones relacionadas con la gobernanza de los
acuíferos transfronterizos aún no se han desarrollado completamente.
En su actual octava fase (2014-2021), el Programa Hidrológico Internacional (PHI) de la
UNESCO, bajo el tema global Seguridad hídrica: respuestas a los desafíos locales, regionales
y mundiales”, ha dedicado un esfuerzo prioritario al tema de la gestión y gobernanza de los
acuíferos transfronterizos, intensicando el estudio de los recursos de agua subterránea en una
escala global y dedicando especial atención a la elaboración de directrices y marcos para la
protección y el uso racional de los acuíferos transfronterizos.
La UNESCO está especialmente comprometida en este tema a través de la iniciativa ISARM
del Programa Hidrológico Internacional (PHI), iniciada en 2000. En las Américas, este programa
ha sido particularmente activo y ha preparado previamente tres estudios sobre los sistemas
acuíferos transfronterizos, brindando así un invalorable apoyo a los países en su uso sostenible
y su protección.
Este cuarto volumen presenta una estrategia para aplicar ante los desafíos regionales, y la
UNESCO desea destacar el valor del trabajo realizado durante tres años por 24 países del
continente; la cooperación de expertos, instituciones y gobiernos, coordinada a través de ISARM
Américas, es un ejemplo de éxito en la contribución de la ciencia a la toma de decisiones y de un
alto nivel de colaboración internacional.
El Programa Hidrológico Internacional espera que este esfuerzo contribuya a generar atención
sobre la importancia de apoyar la gestión sostenible los recursos hídricos subterráneos
transfronterizos y los esfuerzos de cooperación, garantía de paz y desarrollo de la región.
Programa Hidrológico Internacional
División de Ciencias del Agua
UNESCO
9
2. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
Editado por Alfonso Rivera
Una estrategia regional como la descrita aquí para el continente americano, no solo provee un
cuadro para el monitoreo y la toma de decisiones basadas en conocimientos sobre la gestión y
el desarrollo, sino que también puede facilitar la manera de prever o solucionar conictos entre
vecinos que comparten el recurso. El establecimiento de guías básicas como las descritas en
esta estrategia para los sectores cientícos, técnicos, legales y administrativos, representan ese
cuadro de uso y desarrollo sostenibles de los sistemas acuíferos transfronterizos.
Dirigido y coordinado por la UNESCO y la OEA, el grupo ISARM Américas ha recorrido un largo
camino en la creación de una red de alianzas con un inventario de los 73 SAT (hasta 2009) en el
continente americano; en el intercambio de datos e información con los vecinos; y en cooperar
en la preparación y publicación de la síntesis de varios de los conocimientos de los SAT. Sin
embargo existen muchos desafíos para la implementación futura la de la estrategia regional y la
gestión de esos SAT.
El clima de conanza entre los países que comparten SAT es fundamental a efectos de promover
la cooperación efectiva y el intercambio de información para una gestión compartida. En este
sentido, el proceso desarrollado por ISARM Américas, con el apoyo de la UNESCO y la OEA por
más de 10 años ha sido exitoso en el logro de sus objetivos: tres publicaciones junto con una
sólida red de expertos a nivel nacional.
Los instrumentos legales a nivel internacional en el continente americano son aún muy incipientes.
El único convenio sobre la gestión integrada de los acuíferos transfronterizos en las Américas
es el del Sistema Acuífero Guaraní: “Declaración Conjunta San Juan, 2 de agosto de 2010
Acuerdo sobre el Acuífero Guaraní” (Acuerdo sobre el Acuífero Gauraní, 2010).
A nivel nacional, en la mayoría de los países americanos las aguas subterráneas no cuentan con
un régimen jurídico claramente denido. Por ello es recomendable que en el futuro se desarrollen
cuadros jurídicos simples y claros.
En el sector público, los organismos competentes en la gestión el agua no son los únicos actores
involucrados, dado que la multiplicidad de normativas que rigen en las zonas de frontera convoca a
otros organismos a los cuales se suman las autoridades municipales o provinciales con jurisdicción
en el área del SAT. Esta diversidad de situaciones inuye de manera muy signicativa en la forma
de abordar un plan de gestión del agua y con mayor razón, de un acuífero transfronterizo. Si
bien no podría establecerse un modelo único, es pertinente en cada caso tener presente estas
particularidades, ya que al momento de tomar decisiones, estos factores pueden aorar.
La implementación de acciones en un SAT no sólo es responsabilidad de las agencias del gobierno
central, sino también de los organismos regionales y locales (provincial, estatal, municipal) y de
la sociedad en su conjunto. Para generar acciones de buena gestión de un SAT, son necesarias
las asociaciones de los diferentes niveles administrativos. Para ello es recomendable que los
gobiernos proporcionen apoyo a los organismos locales.
De manera general, la recopilación y procesamiento de datos hidrogeológicos, los estudios y
ejecución de obras para el manejo, así como la protección de los acuíferos tienen altos costos.
10
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
Además, estos estudios a menudo requieren tecnologías avanzadas para su desarrollo lo que
impide que se pueda implementar en la mayoría de los países con las capacidades técnicas
disponibles. La mayoría de los países en desarrollo enfrentan otras prioridades básicas de su
sociedad, teniendo poca capacidad para la inversión pública, lo cual hace difícil proporcionar
fondos para actividades relacionadas con el manejo de acuíferos transfronterizos.
En este contexto, se vuelve una cuestión estratégica el identicar fuentes de nanciamiento
de origen nacional o internacional, con el n de proporcionar fondos para la ejecución de las
tareas necesarias para expandir el conocimiento y aplicar una gestión sostenible del SAT. Esto es
aplicable tanto a las intervenciones dentro del propio país (nacional), como en aquellas que son
comunes a los países que comparten el acuífero.
Por lo tanto, es importante establecer consenso y compromiso entre los países sobre el
nanciamiento de la gestión y estudios de acuíferos transfronterizos. Una alternativa para
minimizar estas limitaciones es por medio de la participación de organismos multilaterales de
desarrollo y los donantes internacionales los cuales, combinados con los recursos técnicos y
nancieros de las organizaciones no gubernamentales locales, pueden ayudar a iniciar relaciones
transfronterizas a largo plazo.
Un camino que ha demostrado ser factible para minimizar estas limitaciones es la participación
de organismos multilaterales de desarrollo y donantes internacionales. Estos organismos tienen
mecanismos para implementar proyectos los cuales facilitan que los países se unan para
implementar las acciones necesarias.
En general, no se registran conictos entre los países que comparten los SAT. Algunos conictos
han surgido, y podrían aumentar, en los SAT de Norteamérica donde la competición por el recurso
del agua subterránea en las fronteras (todos los usos) es mucho más evidente. La cooperación e
intercambio de conocimientos ha sido clave en la prevención de conictos.
En la mayoría de los países del continente americano las respuestas políticas reejan hasta cierto
punto los tiempos de cambio global y grandes incertidumbres, las cuales dependen de: a) una
buena información; b) una buena difusión de la información; y c) una buena comprensión de esa
información.
Como resultado de la iniciativa UNESCO/OEA ISARM Américas y gracias al esfuerzo de la red de
colaboradores de los países americanos, se puede concluir que donde ya existen mecanismos
institucionales para la evaluación de acuíferos transfronterizos se requerirán esfuerzos
considerables para que estos se hagan efectivos y faciliten las evaluaciones bi- o multi-nacionales,
mientras que donde esos mecanismos no existen será necesario crearlos.
Al nal, una gestión sostenible de acuíferos transfronterizos requiere acciones a niveles múltiples.
El optimizar el uso de los recursos disponibles y al mismo tiempo preservar o aumentar la
disponibilidad del agua, junto con el desarrollo de opciones de adaptación, reforzaran el uso
compartido de un SAT. Esos sectores se sobreponen tanto en los aspectos sociales como
técnicos de la gestión, los cuales trascienden las facetas ínter-disciplinarias, ínter-sectoriales e
ínter-gubernamentales de los problemas sociales y técnicos. Por ello, la gestión integrada de los
recursos hídricos deberá estar basada en esquemas exibles que no solo manejen la demanda
sino también la participación social en la solución de problemas, consideren los cambios en el uso
de la tierra y del agua, y promuevan el incremento de la sostenibilidad del agua.
11
Conclusiones y recomendaciones
En la aplicación de la estrategia primero se debe tomar en cuenta los resultados de otras prácticas
de manejo de aguas subterráneas exitosas (transfronterizas o no) alrededor del mundo (p.ej.
Robins et al., 1999).
El éxito de la implementación de la estrategia esbozada en este documento depende de las
acciones por y dentro de los países que cruza el acuífero transfronterizo. Es necesario que los
países que contienen el acuífero transfronterizo cooperen y compartan información. Por ejemplo,
los datos compilados (uso del agua, calidad del agua, o niveles de agua) o estudios cientícos,
deben estar disponibles para un exitoso desarrollo del acuífero, asociado a una gestión sostenible.
Es poco probable que el exitoso desarrollo y gestión de un acuífero puedan ser logrados sin
países dispuestos a cooperar y a compartir la información disponible.
Al mismo tiempo, la cooperación, colaboración, comunicación y participación social dentro de un
país también son necesarias. Es necesario desarrollar alianzas entre los diferentes niveles de la
administración: nacional/federal, regional y local. El diseño de la gestión puede ser a nivel federal,
pero a menudo tiene que ser implementado a nivel regional o local para que pueda tener éxito.
Una información conable, comunicada al público relacionado con la gestión (por ejemplo, las
medidas de conservación) debe ocurrir si este va a participar en los esfuerzos a nivel local. El éxito
de la implementación de una estrategia depende fuertemente de la disponibilidad de recursos
humanos formados. Educar al público sobre la importancia de la gestión del acuífero para el
futuro es necesario para el éxito en la gestión delos acuíferos transfronterizos. Si las personas
son capaces de desarrollar una actitud positiva hacia el cambio, es probable que trabajen juntos
para proteger el acuífero.
Los desafíos son combinar las recomendaciones cientícas y técnicas en la estrategia propuesta
aquí con los numerosos instrumentos jurídicos e institucionales existentes en los 24 países, así
como la Resolución de la ONU sobre los SAT. La estrategia ha sido diseñada para establecer
vínculos entre la ciencia y las políticas y los instrumentos existentes para la gestión de SAT. Esta
pretende explicar y desarrollar el papel de la ciencia y la toma de decisiones informada para la
comprensión colectiva, el desarrollo, la gestión y protección de los SAT de las Américas. Por lo
tanto su principal mensaje es: “una estrategia fuerte con base cientíca que pueda ser la columna
vertebral para la toma de decisiones debidamente informada”.
Los países que participan en las iniciativas de ISARM Américas reconocen que un único convenio
global será difícil de relacionar a las amplias variaciones en las condiciones de las aguas
subterráneas transfronterizas y problemas identicados en los países del continente americano.
La clave para la gestión de las aguas subterráneas en los SAT reside en las realidades locales
de hidrogeología y los patrones socio-culturales de usos del agua de los países que comparten
los acuíferos. Las acciones de ISARM Américas, han posibilitado el desarrollo sistemático de la
información para la gestión de SAT en las Américas.
Por último, se debe subrayar que las instituciones internacionales como la UNESCO y la OEA,
juegan un papel muy importante, al convocar a los países, permitiéndoles llegar a acuerdos y
establecer cooperación en los acuíferos transfronterizos. Los países miembros esperan que
la UNESCO y la OEA continúen desempeñando el papel de liderazgo que han jugado en la
preparación, realización y ejecución de la estrategia regional para la gestión de SAT de las
Américas.
13
3. ANTECEDENTES Y ALCANCE DE LA ESTRATEGIA REGIONAL
Editado por Alfonso Rivera y Marcela Espinoza Nissim
3.1 Antecedentes sobre ISARM Américas
El Programa UNESCO/OEA ISARM Américas sobre Acuíferos Transfronterizos de las
Américas, iniciado en 2003, es un ámbito de trabajo de nivel cientíco, inserto en el Programa
Hidrológico Internacional (PHI), que bajo el patrocinio de UNESCO y el Departamento de Desarrollo
Sostenible (DDS) de la Organización de Estados Americanos (OEA), propicia el estudio conjunto
y la cooperación e intercambio de información entre los países miembros para avanzar en el
conocimiento de los Sistemas Acuíferos Transfronterizos en las Américas (SAT). En el seno de
este grupo, que integra a los países del continente americano, sus miembros participan a través
de Coordinadores Nacionales, en su mayoría representantes de las instituciones nacionales
competentes u otros expertos designados por sus respectivas autoridades.
El programa mundial “Gestión de los Recursos Acuíferos Transfronterizos-ISARM” se inició
durante la 14º Sesión del Consejo Intergubernamental del Programa Hidrológico Internacional de
la UNESCO, realizado en Paris, en junio de 2000.
En el contexto de los países de América, el Programa UNESCO/OEA ISARM Américas comienza
a gestarse a partir del Taller sobre Acuíferos Transfronterizos que tuvo lugar durante el Congreso
de la Asociación Latinoamericana de Hidrología para el Desarrollo (AHLSUD), en conjunto con la
Asociación Internacional de Hidrogeología (AIH), realizada en la cuidad Mar del Plata, Argentina,
en octubre de 2002.
El programa busca promover el conocimiento de los recursos hídricos subterráneos que se
encuentran en el territorio compartido por dos o más países, la colaboración entre éstos para
construir consensos en el ámbito cientíco, medio ambiental, institucional, socioeconómico y
legal en relación a tales recursos y su área circundante, así como a los aspectos fundamentales
asociados a la gestión de los mismos.
En función de tales objetivos, ISARM Américas ha trazado un plan de trabajo comenzando por un
inventario de los Sistemas de Acuíferos Transfronterizos, el que se actualiza permanentemente
conforme se avanza en el intercambio de información. Este inventario se conforma con la
recopilación de datos disponibles sobre las características hidrogeológicas, el uso actual del agua
subterránea compartida y los aspectos legales e institucionales. Otro frente de trabajo importante
del Programa es la identicación de casos de estudio de interés particular.
En este contexto, se estableció una red de expertos multidisciplinarios para la identicación y
denición de acuíferos compartidos, intercambiar experiencias y enriquecer las visiones a través
de estudios de caso para identicar los asuntos relevantes para la gestión exitosa de los recursos
acuíferos compartidos internacionalmente. Igualmente, a través de las publicación de los trabajos
y estudios de casos se busca crear conciencia sobre la importancia de los recursos hídricos
subterráneos, no sólo en los tomadores de decisiones y los responsables de las políticas de
gestión de estos recursos, sino en toda la comunidad para animarlos de manera constructiva a
promover prácticas de respeto y preservación de estos recursos, así como políticas de gestión
adecuadas y coherentes.
14
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
En consecuencia, este marco de trabajo responde a la necesidad de abordar en un ámbito
multilateral los aspectos cientícos y de gobernanza que comprende la gestión interna de cada
país con respecto a los acuíferos que se presentan en el territorio de más de un país. Es necesario
contar con mayor información de una manera global e integrada sobre estos recursos a n de
desarrollar herramientas que apoyen a los países en la formulación de políticas coherentes y en el
desarrollo de acciones compatibles con la idea de una gestión responsable y sostenible de los SAT.
Para llegar a un estado deseable de gestión de los SAT, se ha visto que es imprescindible
partir desde un trabajo conjunto del ámbito cientíco con la participación de todos los países
de las Américas que comparten Sistemas Acuíferos Transfronterizos, liderados por un grupo de
especialistas conocedores de la región.
3.2 Los avances en ISARM Américas
El programa ISARM Américas ha logrado posicionarse como una iniciativa muy exitosa promoviendo
la cooperación, intercambio de experiencias y de información entre los 24 países que lo integran,
desde Argentina/Chile hasta Canadá/Estados Unidos sobre los respectivos Sistemas Acuíferos
Transfronterizos. Entre 2003 y 2012, ISARM Américas, coordinada y apoyada conjuntamente
por UNESCO y OEA ha tenido éxito en inventariar 73 acuíferos transfronterizos en el continente
americano.
En esta etapa, se ha logrado un creciente relevamiento de información cientíca de varios
acuíferos transfronterizos y también sobre los aspectos jurídicos e institucionales vigentes en los
países miembros, incluyendo los acuerdos internacionales que en algunos casos puedan tener
aplicación entre dos o más países fronterizos.
El material preparado en el ámbito de ISARM Américas está recopilado en tres publicaciones:
y El Libro I, editado en 2007, contiene un inventario con información relevante de 68
acuíferos transfronterizos identicados hasta esa fecha (UNESCO, 2007).
y El Libro II, editado en 2008, describe los aspectos legales e institucionales respecto al
tratamiento del tema en cada país (UNESCO, 2008).
y El Libro III, publicado en 2010, entrega una síntesis de los aspectos socioeconómicos,
climáticos y ambientales involucrados en el manejo de los acuíferos transfronterizos
inventariados (UNESCO, 2010a).
Dentro del programa mundial ISARM, es pertinente tener en cuenta el rol del Programa Hidrológico
Internacional (PHI) de la UNESCO en el apoyo a la Comisión de Derecho Internacional de las
Naciones Unidas (UNILC) al desarrollo del “Proyecto de artículos sobre el derecho de los acuíferos
transfronterizos” (también denominado coloquialmente “Ley de Acuíferos Transfronterizos”),
recogido en la Resolución de las Naciones Unidas ONU A/RES 63/124. Dicho articulado se
basó en el Capítulo IV del Informe de la Comisión de Derecho Internacional adoptada en su
63° periodo de sesiones, el 15 de enero de 2009, en base a lo acordado en la reunión del 11 de
diciembre de 2008.
El articulado provee recomendaciones y pautas que podrían orientar a los países a lograr una
gestión pacíca y sostenible de los acuíferos transfronterizos basándose de manera importante en
15
Antecedentes y alcance de la estrategia regional
los aportes cientícos generados en este ámbito, en especial el inventario del PHI de la UNESCO,
como el Mapa Mundial de Acuíferos Transfronterizos, ya que estos orientaron los trabajos de
la primera serie de artículos. Este articulado no ha sido aún incorporado en un instrumento
formalmente vinculante para los Estados, pero su valor es el de constituir un avance en haber
generado un consenso sobre los conceptos y principios fundamentales que cabría tener en cuenta
para denir políticas y planes de gestión de los SAT.
A partir de esta Resolución, se abre una etapa en que los Estados son invitados por la Asamblea a
“concertar los correspondientes arreglos bilaterales y regionales para la adecuada gestión de sus
acuíferos transfronterizos sobre la base de los principios enunciados en el proyecto de artículos”.
En este contexto, los organismos de los países que son responsables de implementar las políticas
y estrategias de gestión de los SAT necesitarán un fuerte apoyo para llevar adelante los trabajos
técnicos que puedan requerir sus autoridades, a n de proporcionarles elementos de juicio que
los orienten en la adopción de una postura interna frente al tema y una eventual decisión.
La estrategia aquí presentada para los SAT de las Américas considera todos los acuerdos
existentes estableciendo vínculos estrechos con los mismos y considerando las características
cientícas, institucionales, culturales, ambientales y socioeconómicas de los 73 SAT inventariados.
3.3 Origen de la iniciativa del libro sobre estrategias para el manejo de Sistemas
Acuíferos Transfronterizos de las Américas (SAT)
La idea de una estrategia del continente Americano surge en parte por la evolución que ha tenido
el trabajo realizado por los países en ISARM Américas. La estrategia del continente americano
para la evaluación y gestión de acuíferos transfronterizos ha de tener en cuenta la información
recopilada en los tres libros elaborados por los países, así como los avances alcanzados en las
reuniones y talleres de Coordinadores Nacionales de ISARM Américas.
El articular las bases para una visión y estrategia conjunta de las Américas surge durante el
Taller de Coordinacion sobre Acuíferos Transfronterizos de las Américas, realizado en Montreal,
en 2007 (UNESCO/OEA, 2007), ocasión en la que los Coordinadores Nacionales acordaron la
preparación de un documento de trabajo para su análisis conjunto. En función de estas tareas, se
realizaron las siguientes reuniones del Grupo para la Estrategia del Programa ISARM Americas:
y Primera Reunión, Quito, Ecuador, 6-7 de Julio de 2008 (UNESCO, 2008a)
y Segunda Reunión, Miami, Estados Unidos, 11-13 de agosto de 2009 (Rivera et al., 2009)
y Tercera Reunión, Quito, Ecuador, 14-17 de septiembre de 2009, en ocasión del 7° Taller
de Coordinación sobre Acuíferos Transfronterizos de las Américas UNESCO/OEA-
ISARM (UNESCO, 2009)
y Cuarta Reunión, San José de Costa Rica, 7 de mayo de 2010 (UNESCO, 2010c)
y Quinta Reunión en Medellín, Colombia, 17-19 de noviembre de 2011 (UNESCO, 2011)
y Sexta Reunión en Río de Janeiro, Brasil, noviembre 2012 (UNESCO, 2012)
En estas reuniones la UNESCO y OEA convocaron al denominado “grupo de estrategia” que
incluyó a aquellos Coordinadores Nacionales y expertos interesados en contribuir con la estrategia.
16
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
3.4 Bases para una estrategia de gestión de los Acuíferos Transfronterizos
Como ya se ha mencionado, sobre este estado de avance, se ha visto la necesidad de generar
una estrategia conjunta que nazca de la información relevada sobre las diversas características
de los acuíferos transfronterizos en las Américas, y de los consensos sobre aspectos técnicos y
cientícos que deben tomarse en cuenta al visualizar una política de gestión de los SAT.
La Estrategia pretende orientar a los países aprovechando el acervo de conocimientos y consensos
del ámbito cientíco que se está construyendo respecto de los acuíferos transfronterizos, para
contar con una visión general de los recursos de agua subterránea y los aspectos sociales,
económicos e institucionales que caracterizan la zona geográca de inuencia de los SAT. Esta
información debe constituirse en el mediano o largo plazo en una herramienta importante para
la generación de políticas y normas en materia de gestión de los SAT, aportando elementos
relevantes que orienten a los países miembros en la toma de decisiones.
Asimismo, se busca contribuir, desde el ámbito cientíco, con lineamientos y herramientas que
ayuden a los respectivos organismos competentes a desarrollar sus planes de gestión orientados
por una visión integral, y con ello, proporcionar los elementos básicos para una futura evaluación
y gestión sostenible de los SAT de las Américas.
La gestión de los Sistemas de Acuíferos Transfronterizos deberá tener en cuenta el factor de
sostenibilidad bajo criterios de responsabilidad, considerando el acervo común generado por las
prácticas vigentes de los países, así como la base técnica y cientíca de conocimientos necesarios
para implementar la estrategia, a n de guiar a los actores involucrados para concordar decisiones
informadas y compatibles con sus expectativas, en términos de lograr los necesarios estándares
de seguridad hídrica.
Al contar con una estrategia consensuada de gestión de los SAT se propicia la colaboración,
prácticas de buena vecindad y políticas internas bajo criterios comunes para una gestión
sostenible de los mismos. El principio fundamental es lograr un balance entre los requerimientos
socioeconómicos y ambientales de los Estados que comparten un sistema acuífero transfronterizo.
La iniciativa de formular una estrategia tiene en consideración la necesidad de las propias
instituciones a cargo de la gestión de los SAT, de contar con sucientes elementos de juicio y
herramientas de apoyo en su gestión, pero también, en otras instancias internas, a sus autoridades
de gobierno nacionales, regionales y municipales. Igualmente, los mismos usuarios del agua
subterránea, son actores signicativos en este contexto, como destinatarios nales de toda la
labor implicada en la gobernanza de los SAT.
En la iniciativa de construir una estrategia conjunta de gestión de los acuíferos no solo se respetan
los mecanismos existentes de cooperación, sino que se aprovechan las experiencias generadas
en ellos y busca crear también nuevos mecanismos que ayuden a avanzar en la construcción de
consensos y buenas prácticas en torno a la gestión de los SAT.
Abordar este tema desde las instancias multilaterales de cooperación e intercambio de información
y de experiencias generadas en el ámbito de ISARM permite a los países ampliar la visión sobre
la realidad de los SAT y sobre los posibles modelos de gestión, apuntando a la preservación y uso
sostenible de los recursos hídricos.
17
Antecedentes y alcance de la estrategia regional
3.5 Los aspectos de gobernanza involucrados en la gestión de los SAT
Gobernanza
La gobernanza de las aguas subterráneas es el proceso mediante el cual estos recursos son
administrados, a través de la aplicación de los principios de responsabilidad, participación,
información y transparencia, y de las reglas jurídicas. Es el arte de coordinar las acciones
administrativas y la toma de decisiones entre los distintos ámbitos de competencia y niveles
territoriales– uno de los cuales puede ser global (adaptado a partir de Saunier y Meganck 2007,
“Diccionario eIntroducción a la Gobernanza Ambiental Internacional”).
La gobernanza trata sobre los procesos y mecanismos de interacción entre los actores
gubernamentales y no gubernamentales, es un concepto dinámico; mientras que la gobernabilidad
se reere al estado resultante de la aplicación de estos mecanismos y procesos, es un n de la
administración. Es preferible, cuando se habla de gobernanza referirse al buen gobierno, más
allá de la gestión o manejo, conceptos ligados a la administración. La gobernanza se reere a los
procesos y a los sistemas a través de los cuales opera la sociedad. Se reere al amplio método
de “gobernar”, que incluye pero no se restringe a la perspectiva más limitada de “gobierno”. Se
reere a la interrelación de las estructuras formales e informales, a los procedimientos y a los
procesos (Hoekstra, 2006); a los sistemas de hacer las reglas, las redes de actores a todos los
niveles de la sociedad (de lo local a lo global), dentro del contexto del desarrollo sostenible (IHDP,
2009).
Al abordar el tema de la gobernanza de los SAT, es importante identicar los aspectos especícos que
deberían considerar los organismos competentes al momento de administrar dichos recursos, formular
políticas de gestión, tomar decisiones y/o coordinar los actos concretos implicados en su gestión.
Información
Desde luego, se requiere como principal elemento un acervo de conocimientos conable que
permita tener una visión de conjunto sobre los SAT, donde la información cientíca integrada es
componente primordial aunque no el único, ya que también debe considerarse el entorno en su
totalidad, incluyendo a la población como un actor preponderante, así como la institucionalidad y
el marco normativo que dene el ámbito de acción de los organismos competentes.
Institucionalidad y marco normativo adecuado
La institucionalidad y la normativa de cada país son los instrumentos internos que denen el
margen de acción del cual disponen los organismos competentes para establecer un plan de
gestión en lo que concierne a su territorio y los acuerdos que tenga con el país fronterizo.
Principios de gestión sostenible
Igualmente la tarea de administrar estos recursos debería regirse bajo ciertos principios
generalmente aceptados como la sostenibilidad en el uso de los recursos, la transparencia, la
responsabilidad y participación social en la generación de políticas, iniciativas o proyectos que
involucren su aprovechamiento, entre otros.
18
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
Atención especial a la condición subterránea y transfronteriza de los SAT
Además de considerar todos los principios y normas que están en la base de un manejo sostenible
de los recursos naturales y en especial de los recursos hídricos, también será preciso atender
a dos aspectos importantes que caracterizan a los SAT de manera muy particular, esto es, su
condición de aguas subterráneas y por otra parte, su condición transfronteriza.
En cuanto a su condición subterránea, es evidente el desafío que implica el esfuerzo de contar
con información precisa y completa sobre los SAT. Ello plantea a los países la necesidad de
intensicar los esfuerzos para tener una base de datos adecuada para tomar medidas oportunas
sobre la protección y administración sostenible de sus recursos. Esto implica acelerar el proceso
de relevamiento de información que llevan a cabo los países en sus instancias internas y dar
prioridad a esta tarea, debiendo procurar que ella sea abordada de manera integral, con plena
coordinación entre las entidades técnicas y las autoridades políticas.
Por otra parte, el carácter transfronterizo de los SAT requiere que las instituciones competentes
presten atención a los aspectos internos e internacionales implicados. En consecuencia, es
preciso considerar las particularidades de las poblaciones presentes en las zonas de frontera
del país participante, así como a la coexistencia de normas internas aplicables a esas áreas que
generan competencias compartidas entre dos o más instituciones.
Asimismo, cabe considerar el marco político y normativo que dene en cada caso la relación vecinal
entre los países que comparten un acuífero determinado. En el caso de los SAT, es posible que
muchos de los lineamientos locales generalmente válidos para la gestión del agua en los respectivos
países, deban adecuarse caso a caso a las singulares circunstancias de cada acuífero transfronterizo,
y al escenario social y político vigente, tanto en el contexto interno como internacional.
3.6 Visión integral, coordinación y fortalecimiento institucional
En la misma idea de respetar la conducción y políticas individuales de los países en el camino
hacia la construcción de visiones conjuntas sobre la gestión de los SAT, se estima importante
fortalecer sus instituciones para que puedan llevar a cabo estas políticas y al mismo tiempo
aportar en la generación de herramientas validadas desde el consenso técnico y cientíco, que
puedan constituirse en modelos disponibles para los Estados.
El principio fundamental adoptado por los SAT es lograr un balance entre los requerimientos de orden
económico, ambiental y humano que sostienen los Estados que comparten un acuífero, teniendo
en perspectiva la mantención, estabilidad y protección de los recursos del acuífero transfronterizo.
La visión y la misión de ISARM Américas han sido adoptadas por los Coordinadores Nacionales
de los 24 países participantes y están denidos a continuación:
VISIÓN
Lograr un manejo de los Acuíferos Transfronterizos orientado a su mejoramiento,
sostenibilidad y protección de los recursos de agua subterráneos que traspasan las fronteras
de los países participantes.
MISIÓN
Incrementar la generación e intercambio de conocimientos respecto delos Acuíferos
Transfronterizos, creando canales de comunicación, cooperación y trabajo mancomunado
entre los países participantes de ISARM Américas
19
Antecedentes y alcance de la estrategia regional
3.7 El factor aguas subterráneas en la gobernanza de los SAT
En este tema, resulta especialmente ilustrativo el trabajo que se ha desarrollado en el ámbito del
Proyecto GEF “Gobernanza de las Aguas Subterráneas, Un marco para Acciones Locales, en el
contexto de la Consulta Regional América Latina y el Caribe(da Franca, 2012) que tuvo lugar
en Montevideo, en abril de 2012. Ello se ha desarrollado en un marco de cooperación entre el
Programa Hidrológico Internacional de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación,
la Ciencia y la Cultura, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), la Organización de
las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Asociación Internacional de
Hidrogeólogos y el Banco Mundial.
Durante la sesión de trabajo sobre gobernanza y políticas de las aguas subterráneas, los debates
se centraron en torno a los siguientes principios:
Sostenibilidad, considerando que no basta con manejar los conceptos de recarga y extracción,
sino que se requiere incrementarel conocimiento del recurso y velar porque la gestión sea
equilibrada, pero que además busque mejorar el estado de los acuíferos, integrando una visión
sistémica de las posibles consecuencias no sólo ambientales sino también sociales y económicas.
Transparencia en la gestión y en la disponibilidad del recurso, esto es, la cantidad disponible
según la recarga del acuífero, así como su uso actual y futuro. El esfuerzo de los países debería
ir en la dirección de establecer normas de transparencia que permitan poner a disposición de
la comunidad la información relevante sobre la disponibilidad y posibilidad de agotamiento del
almacenamiento en el futuro. Este principio debería idealmente estar presente en los procesos
de evaluación y estudios de impacto ambiental y demás permisos sectoriales que las respectivas
legislaciones contemplan para el desarrollo de proyectos que involucran el uso de aguas
subterráneas de manera signicativa.
Participación ciudadana, no solo para crear conciencia e involucrar a la comunidad en la
gestión del agua subterránea, sino también para el propio Estado, como herramienta de control
interno y legitimación social que debería estar presente en los procesos de formulación de las
políticas de manejo sostenible, así como en los actos administrativos involucrados en su gestión.
El seguimiento activo de los organismos y de la comunidad respecto del estado de los acuíferos
ayudará a acordar los niveles aceptables de extracción, considerando también estándares
deseables de calidad del agua.
Responsabilidad en la evaluación de los costos y benecios implicados en el uso del agua
subterránea, sin desatender sus consecuencias ambientales y sociales. Ello requeriría desarrollar
las normas técnicas adecuadas para un resultado eciente en las iniciativas de uso del agua,
teniendo como nalidad prioritaria el benecio de la población o la conservación del medio
ambiente. Igualmente es indispensable contar con mecanismos y procedimientos adecuados
para identicar a los usuarios directos y el marco de responsabilidades que les cabe como
beneciarios del recurso, considerando que deben respetar los derechos de otros usuarios, así
como la disponibilidad y calidad del agua.
Integración en la gestión del agua subterránea, incorporando no sólo los aspectos relacionados
con la distribución del recurso a los usuarios, sino también la forma en que debería ejercerse el
derecho de uso, las obligaciones implicadas en ello, para el adecuado tratamiento y reutilización
de las aguas residuales o recarga articial, así como la cooperación entre los actores involucrados.
20
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
3.8 El factor transfronterizo en la gestión de los SAT
Como ya se ha señalado anteriormente, en cuanto a los aspectos legales, sociales e institucionales
implicados en la gestión del agua, el organismo competente debe articular una política que guarde
coherencia con las necesidades de preservación y uso adecuado de los recursos hídricos. Debe
haber una relación con los planes y políticas de gestión de otros organismos del Estado en
sus áreas de actividad, del ámbito social, económico o productivo en el espacio territorial que
constituye el entorno del acuífero transfronterizo, atendiendo, asimismo, a la coexistencia de
diversos regímenes normativos que son aplicables a ese territorio en particular.
En el ámbito de las relaciones vecinales, los países limítrofes suelen tener acuerdos en
diversas áreas de la integración física que constituyen el día a día de la interacción entre las
poblaciones colindantes, tales como el desarrollo de conexiones para el tránsito transfronterizo,
el funcionamiento de controles fronterizos, el desarrollo de proyectos de explotación o de
preservación de recursos en zonas fronterizas, transferencia energética, e integración cultural,
entre otras.
Las zonas fronterizas de los países suelen presentar ciertas características comunes que
normalmente conllevan a la coexistencia de normas especícas que tienen aplicación en esas
áreas territoriales. A ello debe sumarse la existencia de normas internas de los países colindantes,
cuya aplicación podría incidir en el uso de los recursos de los SAT y por supuesto, el marco
jurídico internacional que pueda tener aplicación en los territorios donde se ubican los SAT.
Cada frontera y cada pueblo fronterizo tiene sus propias particularidades. Así como hay fronteras
donde los pueblos contiguos de uno y otro país tienen una gran comunicación, interacción e
interdependencia y una historia e identidad cultural común, también las hay donde los pueblos
contiguos han vivido las consecuencias de un conicto reciente.
Aunque parezca paradójico, muchos pueblos fronterizos se encuentran lejos de los centros
desarrollados, pero ya forman parte de corredores de tránsito internacional por donde se conducen
importantes ujos de comercio y ello los llevará en el corto plazo a una mayor interacción,
junto con un mayor desarrollo y a una creciente demanda de servicios básicos, incluyendo el
suministro de agua. Por ejemplo, en Sudamérica existen comunidades fronterizas que sufren un
gran aislamiento en el territorio de su propio país, en tanto que del otro lado de la frontera puede
existir una ciudad con pleno desarrollo, o bien emprendimientos industriales, agrícolas o mineros,
circunstancias que los pueden impactar positiva o negativamente.
En cuanto a los elementos de participación ciudadana, que suelen ser parte importante en la
gestión de los recursos hídricos, en el caso de los SAT, el factor transfronterizo hace más complejos
aún estos procesos, considerando que entre los actores signicativos se encuentran pueblos de
diversas etnias, a veces coexistiendo en una misma zona de inuencia de un acuífero, con sus
particulares visiones y sus propios sistemas de ordenamiento social, e incluso con problemas de
divisiones internas, lo que puede dicultar la identicación de sus legítimos representantes.
La presencia de estos pueblos bajo la jurisdicción de dos o más países hace aún más difícil
identicar a dichos actores y suele ocurrir que los organismos gestores del agua se enteran
de su existencia cuando ya han aorado conictos que los involucran, ya sea como partes en
una disputa entre comunidades o entre éstas y potenciales usuarios del sector productivo. La
falta de previsión en la identicación de estos actores puede también impactar en las relaciones
21
Antecedentes y alcance de la estrategia regional
bilaterales entre los países colindantes, desaando e instando a sus agentes a buscar soluciones
adecuadas.
Igualmente, la coexistencia de actividades muy disímiles que suele darse en los territorios
fronterizos, no sólo conlleva la aplicación de diversos marcos normativos que rigen las
actividades productivas, los aspectos ambientales y los estatutos de protección social asociados
a sus poblaciones, sino que también hace necesario identicar una gran diversidad de actores
involucrados.
El sector del turismo tiene una presencia muy importante en las zonas de frontera y con
demandas crecientes en sentidos diversos, ya que por una parte requieren más infraestructura de
conectividad fronteriza, desarrollo de servicios básicos y agilización de los trácos internacionales,
y por otra, exigen preservación del medio ambiente o de los derechos de los pueblos indígenas en
la frontera, como parte importante de los productos turísticos que ofrecen.
En el sector público, los organismos competentes en la gestión el agua no son los únicos actores
involucrados, dado que la multiplicidad de normativas que rigen en las zonas de frontera convoca
a otros organismos a los cuales se suman las autoridades municipales o provinciales con
jurisdicción en el área del SAT.
Esta diversidad de situaciones inuye de manera muy signicativa en la forma de abordar un
plan de gestión del agua y con mayor razón, de un acuífero transfronterizo. Si bien no podría
establecerse un modelo único, es pertinente en cada caso tener presente estas particularidades,
ya que al momento de tomar decisiones, estos factores pueden aorar.
En denitiva, tener una visión de conjunto para analizar todo el espectro socio- económico y
cultural que presenta el área de cada SAT ayudará a una mejor gestión de los mismos.
3.9 Objetivos de largo plazo
Como soporte a la estrategia, el grupo ISARM Américas persigue cinco objetivos de largo plazo,
con un horizonte de 20 años. La denición de tales objetivos reejan el resultado de las reuniones
de trabajo del grupo realizadas por los Coordinadores Nacionales de los 24 países miembros. Ello
incluye la importancia crítica del conocimiento y cooperación como base para la sostenibilidad
de los acuíferos que cruzan la jurisdicción de dos o más países del continente americano, así
como el articulado de la Resolución de Naciones Unidas sobre los Acuíferos Transfronterizos. Los
objetivos son:
1. Generar conocimiento sobre el estado, la preservación, uso y suministro de los recursos
de agua subterránea de los SAT.
2. Asegurar la generación de lineamientos para la gestión de los acuíferos transfronterizos,
incluyendo el saneamiento, la sostenibilidad y vulnerabilidad del acuífero, y su conectividad
y uso conjuntivo con las aguas superciales en las cuencas transfronterizas.
3. Contribuir al intercambio de información y conocimiento cientíco y tecnológico, de
cooperación y comunicación entre los Estados Miembros que comparten acuíferos
trasfronterizos para fomentar estrategias sostenibles innovadoras entre los países
participantes.
22
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
4. Intensicar el desarrollo de estándares comunes, protocolos y consensos cientícos
relacionados con datos, información, parámetros y procedimientos, así como simulación
hidrológica conjunta de los SAT validados por los países para la gestión del agua
subterránea, promoviendo su adopción entre los Estados Miembros.
5. Alentar el desarrollo y establecimiento de lineamientos legales e institucionales ad hoc
relacionados con el manejo de aguas subterráneas, siguiendo instrumentos internacionales
y mecanismos de apoyo institucional que permitan orientar a los países, en los procesos
encaminados a su adopción en ámbitos bilaterales y en el contexto de una eventual
convención multilateral.
23
4. NIVEL DEL CONOCIMIENTO DE LOS SISTEMAS ACUÍFEROS
TRANSFRONTERIZOS EN LAS AMÉRICAS
Editado por Alfonso Rivera, Fulgencio Garavito, Nelson da Franca y Omar Vargas.
4.1 Antecedentes sobre los conocimientos de los SAT
Inventariar el nivel del conocimiento actual de los sistemas acuíferos transfronterizos en
las Américas, desde Canadá y Estados Unidos hasta Argentina y Chile no es tarea sencilla,
considerando que se trata de un total de 24 países y que la disponibilidad de datos de las aguas
subterráneas transfronterizas en las Américas es muy variable.
Para preparar una visión general de los niveles de conocimiento de los sistemas acuíferos
transfronterizos de las Américas se tomaron en consideración varios aspectos tales como las
características hidrológicas y geológicas especícas de los acuíferos, la demanda de agua
subterránea y su uso, aspectos socioeconómicos, ambientales y climáticos, además de los
aspectos institucionales y legales en cada país.
La falta de información y los vacíos existentes en cada SAT, fueron considerados durante los
diálogos entre los países en los diversos talleres de coordinación de ISARM Américas. El deseo
de conocer, colaborar y compartir de cada uno de los países participantes facilitó enormemente la
presentación de la información disponible en las tres publicaciones del programa:
y Sistemas acuíferos transfronterizos en las Américas Evaluación preliminar
publicado en 2007, serie ISARM Américas no 1, disponible en español e inglés. Publicación
que incluye mapas editados por IGRAC y textos sobre los acuíferos transfronterizos
preparados por los Coordinadores Nacionales (UNESCO, 2007).
y Marco legal e institucional en la gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos
de las Américas publicado en 2008, serie ISARM Américas No 2, disponible en español
e inglés (UNESCO, 2008b).
y Aspectos socioeconómicos, ambientales y climáticos de los sistemas acuíferos
transfronterizos de las Américas publicado en 2010, serie ISARM Américas No 3,
disponible en español. Edición que incluye texto y mapas de los SAT por los Coordinadores
Nacionales del programa (UNESCO, 2010a).
La información contenida en esos tres libros permite presentar una primera visión de los niveles
de conocimiento de los SAT en las Américas. Sin embargo, hay que considerarla solamente como
indicativa, como una base para ser completada y mejorada por los países con nuevos datos que
serán adquiridos en el futuro.
24
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
4.2 Sistemas acuíferos transfronterizos identicados al nal de 2009
El conocimiento de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Américas ha evolucionado con
el desarrollo de las actividades del programa UNESCO/OEA ISARM Américas. El inventario, al
inicio del programa en 2002, indicaba menos de dos docenas y al nal de 2009 el número de
sistemas acuíferos transfronterizos inventariados alcanza 73: 21 en América del Norte, 18 en
América Central, 4 en el Caribe y 30 en América del Sur.
Estos números, especialmente en América del Norte, América Central y América del Sur,
seguramente aumentarán en los próximos años gracias a los estudios que están en desarrollo en
los países.
El signicado o importancia de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Américas es bastante
diverso. En algunos casos estos recursos son la fuente principal de abastecimiento de agua, en
otros están poco explotados. Hay muchos de estos acuíferos que son sumamente importantes
para los ecosistemas que dependen de ellos, como es el caso del Sistema Acuífero Pantanal,
compartido por Bolivia, Brasil y Paraguay.
El nivel de cooperación entre los países varía de casi inexistente, a una cooperación técnica
participativa de la sociedad, de la comunidad cientíca y de los gobiernos. En general, en la región
se aprecia un fuerte interés en cooperar a n de compartir y evaluar la información generada por
el programa.
La ubicación de los acuíferos transfronterizos identicados en las Américas (Tabla 4.1) está
indicada en el mapa general de la Figura 4.1. Se puede observar la presencia de sistemas
acuíferos con áreas diferentes. Esta distribución espacial fue obtenida con la información enviada
por los países, a través de los Coordinadores Nacionales de ISARM Américas.
En América del Norte, los acuíferos transfronterizos están ubicados únicamente entre 2 países
debido a sus características geográcas. La misma situación se presenta en el Caribe, donde
solamente la isla la Hispaniola es compartida entre 2 países.
En América Central fueron identicados dos acuíferos compartidos entre 3 países. Los demás
sistemas acuíferos son compartidos por 2 países.
En América del Sur existen acuíferos transfronterizos que son compartidos por 2, 3, 4 y hasta 6
países, según sus dimensiones y ubicación geográca.
25
Nivel del conocimiento de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Américas
Tabla 4.1. Acuíferos transfronterizos identicados en las Américas
AMÉRICA DEL NORTE/NORTH AMERICA
1N Abbotsford-sumAs CANAdá-EuA 12N sANtA Cruz méxiCo-EuA
2N okANAgAN-osoyoos CANAdá-EuA 13N sAN PEdro méxiCo-EuA
3N grANd forks CANAdá-EuA 14N CoNEjos médANos-bolsóN dE lA mEsillA méxiCo-EuA
4N PoPlAr CANAdá-EuA 15N bolsóN dE HuECo-VAllE dE juárEz méxiCo-EuA
5N EstEVAN CANAdá-EuA 16N EdwArds-triNity-El burro méxiCo-EuA
6N NortHErN grEAt PlAiNs CANAdá-EuA 17N CuENCA bAjA dEl río brAVo-grANdE méxiCo-EuA
7N CHâtEAuguAy CANAdá-EuA 18N los mimbrEs – lAs PAlmAs méxiCo-EuA
8N sAN diEgo-tijuANA méxiCo-EuA 19N juditH riVEr CANAdá-EuA
9N CuENCA bAjA dEl río ColorAdo méxiCo-EuA 20N milk riVEr CANAdá-EuA
10N soNoytA-PáPAgos méxiCo-EuA 21N riCHEliEu/lAkE CHAmPlAiN CANAdá-EuA
11N NogAlEs méxiCo-EuA
CARIBE/CARIBBEAN
1Cb mAsACrE HAití-rEP. domiNiCANA 3Cb los lAgos HAití-rEP. domiNiCANA
2Cb ArtiboNito HAití-rEP. domiNiCANA 4Cb PEdErNAlEs HAití-rEP. domiNiCANA
AMÉRICA CENTRAL/CENTRAL AMERICA
1C soCoNusCo-suCHiAtE/CoAtáN guAtEmAlA-méxiCo 10C sArstúN guAtEmAlA-bEliCE
2C CHiComusElo-CuilCo/sElEguA guAtEmAlA-méxiCo 11C tEmAsH guAtEmAlA-bEliCE
3C oCosiNgo-usumACiNtA-PoCóm-ixCáN guAtEmAlA-méxiCo 12C dEltA dEl río motAguA guAtEmAlA-HoNdurAs
4C márquEz dE ComillAs-CHixoy/xAClbAl guAtEmAlA-méxiCo 13C CHiquimulA-CoPáN ruiNAs guAtEmAlA-HoNdurAs
5C boCA dEl CErro-sAN PEdro guAtEmAlA-méxiCo 14C EsquiPulAs-oCotEPEquE-CitAlá
guAt E m A l A -Ho N durAs -El
sAlVAdor
6C triNitAriA-NENtóN guAtEmAlA-méxiCo 15C ostúA mEtAPáN El sAlVAdor-guAtEmAlA
7C PENíNsulA dE yuCAtáN-CANdElAriA-HoNdo guAtEmAlA-méxiCo-bEliCE 16C río PAz El sAlVAdor-guAtEmAlA
8C moPáN-bEliCE guAtEmAlA-bEliCE 17C EstEro rEAl-río NEgro HoNdurAs-NiCArAguA
9C PusilA-moHo guAtEmAlA-bEliCE 18C sixAolA CostA riCA-PANAmá
AMÉRICA DEL SUR/SOUTH AMÉRICA
1s CHoCo-dAriéN ColombiA-PANAmá 16s AguA dulCE boliViA-PArAguAy
2s táCHirA PAmPloNitA ColombiA-VENEzuElA 17s ollAgüE – PAstos grANdEs boliViA-CHilE
3s lA guAjirA ColombiA-VENEzuElA 18s CoNCordiA-EsCritos-CAPliNA CHilE-PErú
4s gruPo rorAimA brAsil-guyANA-VENEzuElA 19s AquidAuANA-AquidAbáN brAsil-PArAguAy
5s boA VistA-sErrA do tuCANo-NortH sAVANNA brAsil-guyANA 20s CAiuá-bAuru-ACArAy brAsil-PArAguAy
6s zANdErij guyANA-suriNAmE 21s guArANí
ArgENtiNA-brAsil-PArAguAy-
uruguAy
7s CoEsEwijNE guyANA-suriNAmE 22s sErrA gErAl
ArgENtiNA-brAsil-PArAguAy-
uruguAy
8s A-sANd/b-sANd guyANA-suriNAmE 23s litoráNEo-CHuy brAsil-uruguAy
9s CostEiro brAsil-guAyANA frANCEsA 24s PErmo-CArboNífEro brAsil-uruguAy
10s tulCáN-iPiAlEs ColombiA-ECuAdor 25s litorAl-CrEtáCiCo ArgENtiNA-uruguAy
11s zArumillA ECuAdor-PErú 26s sAlto-sAlto CHiCo ArgENtiNA-uruguAy
12s PuyANgo-tumbEs-CAtAmAyo-CHirA ECuAdor-PErú 27s PuNEños ArgENtiNA-boliViA
13s AmAzoNAs
boliViA-brAsil-ColombiA-
ECuAdor-PErú-VENEzuElA
28s yrENdá-tobA-tArijEño ArgENtiNA-boliViA-PArAguAy
14s titiCACA boliViA-PErú 29s El CóNdor-CAñAdóN dEl CóNdor ArgENtiNA-CHilE
15s PANtANAl boliViA-brAsil-PArAguAy 30s AsCotáN boliViA-CHilE
26
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
Figura 4.1 Sistemas Acuíferos Transfronterizos (SAT) en las Américas en 2009
27
Nivel del conocimiento de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Américas
4.3 Niveles de conocimiento de los SAT en 2012
Hacer una evaluación del nivel del conocimiento de los SAT de las Américas es un ejercicio
amplio y cargado de subjetividad si no se enfocan algunos criterios que delimiten el dominio de
la evaluación. Estas reexiones fueron abordadas por el Grupo Estratégico de UNESCO/OEA
ISARM Américas para la preparación de la Estrategia Regional para la evaluación y gestión de
los Sistemas de Acuíferos Transfronterizos SAT en las Américas.
Para cerrar los espacios de la subjetividad se orientó una encuesta a los países del continente
con las siguientes preguntas e instrucciones:
1. ¿Se tiene denida la geometría del acuífero en base de datos ISARM?
Con esta pregunta de base, se trata de determinar si se conocen los límites hidrogeológicos y
estos se encuentran en la base de datos de ISARM Américas.
2. ¿Se cuenta con caracterización de parámetros hidráulicos (K, S, niveles piezométricos),
dinámica de ujo (zonas de recarga, tránsito y descarga), variables químicas básicas
(TDS, pH, alcalinidad), y conectividad con aguas superciales, clima y uso del agua?
En este punto se debe especicar si el sistema acuífero además de su delimitación espacial
cuenta con estudios que permitan reconocer sus características hidráulicas, variación de niveles
piezométricos, denición de zonas de recarga y descarga; y mediciones básicas de variables
hidroquímicas.
3. ¿Se cuenta con un modelo hidrogeológico conceptual del SAT que integre los componentes
geológico, hidrológico, hidrogeológico, e información cuantitativa de uso del agua
subterránea según sectores económicos?
En este nivel se precisa la existencia de un modelo hidrogeológico conceptual del SAT en el cual son
apreciables las unidades geológicas e hidrogeológicas; condiciones de ujo, condiciones y zonas
de recarga y descarga; rangos de variación de niveles piezométricos y conexiones hidráulicas
con corrientes o cuerpos de agua supercial, climático, y usos de la tierra. Adicionalmente se
supone un inventario de puntos de agua subterránea que permite tener estadísticas de uso según
sectores económicos.
4. ¿Existe un modelo matemático que integre la información hidrogeológica con nes de
predicción y pronóstico, monitoreo sistemático y escenarios de vulnerabilidad?
28
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
Denimos vulnerabilidad de las aguas subterráneas como la medida del riesgo de contaminación
de las aguas subterráneas (OMM, 2012).
En este estado del conocimiento de los sistemas acuíferos se tiene un modelo hidrogeológico
conceptual claro que permite el desarrollo de modelos matemáticos para simulación de escenarios
de predicción. Para alimentar los modelos se debe contar con un monitoreo sistemático, balances
hidrológicos, y un seguimiento al sistema y especialización de escenarios de vulnerabilidad
intrínseca.
Cada país debió diligenciar la encuesta en una hoja electrónica para cada SAT que se encuentra
en su territorio, siendo las respuestas excluyentes: Si o No. Esto agrega un grado de subjetividad
a las respuestas que puede ser reducido con una revisión posterior al análisis de resultados. Sin
embargo, con esta compilación de niveles de conocimiento ya se puede realizar un análisis rápido
pertinente para los propósitos de la estrategia regional y las nalidades de ISARM Américas.
En el capítulo 6 de esta estrategia se presenta con más detalle los conocimientos necesarios para
una adecuada evaluación y gestión de los SAT que se proponen para el continente americano.
En este capítulo se sintetizan los resultados obtenidos a partir de la encuesta y analizados
integrando la información reportada por los países participantes en ISARM Américas. Los análisis
y resultados se presentan para América del Norte, América Central, Caribe y América del Sur
respetando la codicación de los SAT de las Américas acordados en este programa.
AMERICA DEL NORTE
Se identican 10 SAT en América del Norte compartidos por Canadá y EUA (1N, 2N, 3N, 4N, 5N,
6N, 7N, 19N, 20N y 21N) y 11 SAT compartidos por EUA y México (8N, 9N, 10N, 11N,12N, 13N,
14N, 15N, 16N, 17N y 18 N).
De los SAT compartidos por EUA y Canadá, cinco cuentan con un modelo geológico suciente
en el cual se identica la geometría del acuífero de manera precisa e inclusive contienen las
condiciones de frontera de los mismos tanto en Canadá como en EUA (1N Abbosford-Sumas, 3N
Grand Forks, 7N Chateauguay, 20N Milk River, y 21N Richelieau/Champlain). En los otros cinco
(2N Okanagan-Osoyoos, 4N Poplar, 5N Stevan, 6N Northern Great Plains y 19N Judith River) la
geometría del acuífero no está bien denida.
En los acuíferos1N, 3N, 4N, 6N, 7N, 20N, y 21N, se cuenta tanto en Canadá como en EUA
con caracterización de parámetros hidráulicos, dinámica de ujo (zonas de recarga, tránsito y
descarga) y caracterización de variables químicas básica. Del lado de EUA esta condición la
cumplen además los SAT 4N y 6N. Adicionalmente cuentan con caracterización de parámetros
hidráulicos del lado canadiense los SAT 5N y 20N.
Los SAT: 1N, 3N, 5N, 20N, 21N y 7N del lado canadiense cuentan con modelos hidrogeológico
conceptuales que integran las componentes geológica, hidrológica, hidrogeológicas, e información
cuantitativa de uso del agua subterránea según sectores económicos. De lado de EUA cuentan
con modelo hidrogeológico conceptual los SAT 1N, 4N, 5N, 6N, 20N y 7N.
Asimismo, se han desarrollado modelos matemáticos en los dos países que integran información
hidrogeológica con nes de predicción y pronóstico, monitoreo sistemático y escenarios de
29
Nivel del conocimiento de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Américas
vulnerabilidad intrínseca en los SAT compartidos 1N y 7N. Del lado de EUA adicionalmente tienen
estos modelos los SAT 4N y 6N y del lado canadiense el SAT 3N.
En términos generales, el conocimiento hidrogeológico de los SAT compartidos por EUA y Canadá
es insuciente en los SAT 2N, 19N, 4N y suciente en los SAT 1N, 3N, 5N, 7N, 20N y 21N y 6N.
Los SAT compartidos por EUA y México cuentan con información sobre nivel de conocimiento de
los acuíferos compartidos reportada del primer país. De acuerdo con esto, los SAT involucrados
en esta frontera tiene un nivel de conocimiento suciente sobre la geometría de los SAT en las
bases de datos ISARM, caracterización de parámetros hidráulicos, dinámica de ujo (zonas de
recarga, tránsito y descarga) y variables químicas básicas.
Todos los acuíferos tienen modelos hidrogeológicos conceptuales que consolidan información
geológica, hidrológica, hidrogeológica e hidroquímica, e información de uso del agua subterránea.
Además, en todos los SAT se han corrido modelos matemáticos con nes de predicción y
pronóstico, y se han realizado monitoreos sistemáticos. La excepción la constituye en el lado
estadounidense el SAT Sonoyta-Papagos (10N) cuyo conocimiento es insuciente pues se reduce
a la identicación de la geometría del sistema acuífero.
CARIBE
En el área del Caribe se reconocen 4 SAT: 1CB, 2CB, 3CB, y 4CB, compartidos por Haití y
República Dominicana y de los cuales no se tiene información del nivel de conocimiento.
AMERICA CENTRAL
En América Central se identican 18 SAT compartidos por Guatemala-México (1C, 2C, 3C, 4C,
5C, 6C); Guatemala-México-Belice (7C); Guatemala-Belice (8C, 9C, 10C y 11 C); Guatemala-
Honduras-Salvador (14C), El Salvador-Guatemala (15C, 16C), Guatemala-Honduras (12C, 13C),
Honduras-Nicaragua (17C) y Costa Rica-Panamá (18C).
Se cuenta con información de Guatemala para los acuíferos compartidos con México y Belice. Se
reporta que no hay conocimiento de la geometría de los 11 SAT restantes. Sin embargo, los SAT
1C, 6C, 7C, 8C, 9C, 10C y 11C tienen información de caracterización de parámetros hidráulicos,
dinámica de ujo e hidroquímica. Igualmente se reporta que todos cuentan con modelos
hidrogeológicos conceptuales que integran información geológica, hidrológica, hidrogeológica y
de uso de las aguas subterráneas. No se han desarrollado modelos matemáticos de los sistemas
acuíferos.
El SAT 14C (Esquipulas-Ocotepeque-Citala) compartido por Guatemala, Honduras y El Salvador
tiene un nivel de conocimiento suciente en el lado guatemalteco pero insuciente en Honduras,
donde no se ha denido la geometría del acuífero, ni se conocen sus características hidráulicas,
hidrodinámicas e hidroquímicas. Únicamente se cuenta con modelo hidrogeológico conceptual y
monitoreo de este SAT en el lado guatemalteco. El SAT 15C (Ostua Metapan) cuenta con un nivel
de conocimiento suciente en la parte guatemalteca pero no así en la parte salvadoreña donde
se tiene denida su geometría y caracterizados los parámetros hidráulicos y dinámica de ujo,
pero aún no se cuenta con un modelo hidrogeológico conceptual adecuado, ni con un monitoreo
sistemático.
30
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
El SAT 16C tiene un nivel de conocimiento insuciente. Se tiene denida su geometría en El
Salvador y Guatemala, se tiene información de parámetros hidráulicos y dinámica de ujo pero
solo se tiene modelo hidrogeológico conceptual en el lado guatemalteco.
Los SAT 12C y 13C compartidos por Guatemala y Honduras son desconocidos en el lado
hondureño, mientras que en el lado guatemalteco se ha denido la geometría del 12C (delta del
Río Motagua), se han caracterizado parámetros hidráulicos y la dinámica de ujo y se cuenta con
modelos hidrogeológicos conceptuales y monitoreo para los dos SAT.
El SAT compartido por Honduras y Nicaragua (17C) tiene un bajo nivel de conocimiento. No se
reportan avances en ningún aspecto. El SAT 18C tiene la misma situación en Panamá aunque en
Costa Rica se ha denido su geometría, se han evaluado sus condiciones hidráulicas y dinámica
de ujo, sus condiciones de calidad del agua y se ha elaborado un modelo hidrogeológico
conceptual.
En sentido amplio, los SAT compartidos por Guatemala, México y Belice tienen un conocimiento
insuciente en cuanto a su geometría y condiciones hidráulicas aunque cuentan con modelos
hidrogeológicos conceptuales. Aún no han desarrollado modelos matemáticos con capacidad de
predicción y pronóstico, y no cuentan con sistemas de monitoreo de variables de cantidad y
calidad que puedan utilizarse para una gestión futura.
Los SAT compartidos por Guatemala, Salvador y Honduras tienen un nivel de conocimiento
insuciente pues solo se reportan resultados del lado guatemalteco principalmente. En El
Salvador se ha denido la geometría de estos acuíferos sin llegar a reconocer características,
comportamiento hidráulico y condiciones de ujo. Los modelos hidrogeológicos conceptuales
corresponden al lado guatemalteco. En estos SAT no se ha avanzado en el monitoreo sistemático
de las unidades hidrogeológicas, ni en la modelación matemática del subsuelo. Por otro lado,
el nivel de conocimiento del SAT compartido por Nicaragua y Honduras es nulo. El acuífero
compartido con Panamá y Costa Rica únicamente es conocido de manera suciente en este
último.
AMERICA DEL SUR
En América del Sur se reconocen 30 SAT. De estos no se cuenta con información de los SAT
compartidos por Guyana-Surinam (6S, 7S y 8S) y Bolivia-Paraguay (16S). De los reportados, uno
no tiene ningún nivel de conocimiento (1S Choco-Darien) y corresponde a la frontera Colombia-
Panamá que tiene condiciones de acceso inhóspitas. En el 43% del total de SAT de América del
Sur (13) únicamente se ha denido la geometría de los acuíferos (4S, 5S, 9S, 10S, 13S, 14S,
15S, 17S, 19S, 23S, 24S, 27S y 29S) y eventualmente se cuenta con información hidráulica pero
no con modelos hidrogeológicos conceptuales robustos.
El SAT 25S cuenta con un conocimiento preliminar en Argentina hasta el punto de un modelo
hidrogeológico conceptual construido con esta información inicial, mientras en el lado uruguayo
sólo se ha denido su geometría. Del SAT 22S compartido por Argentina, Brasil, Paraguay y
Uruguay solo se tiene denida su geometría en este último país. En Brasil además de su geometría
se le reconocen sus características hidráulicas y comportamiento hidrodinámico y en Argentina
se tiene un conocimiento preliminar de este SAT en su territorio que permite formular un modelo
hidrogeológico conceptual preliminar. En la frontera entre Argentina y Bolivia está el SAT 27S del
cual Argentina tiene conocimientos preliminares sin información hidráulica o hidrodinámica.
31
Nivel del conocimiento de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Américas
Del SAT 20S que comparten Brasil y Paraguay sólo se tiene información del estado de conocimiento
proveniente de Brasil que reporta un nivel insuciente soportado en la denición de la geometría
del acuífero y el reconocimiento de características hidráulicas e hidrodinámicas del sistema.
También es insuciente el conocimiento que se tiene del SAT 12S compartido por Ecuador y Perú
pues solo se conoce en el lado peruano su geometría y alguna información hidráulica y de ujo
que aún no permite elaborar un modelo hidrogeológico adecuado.
De esta manera, quedan 8 SAT (27% del total de SAT de América del Sur) con un conocimiento
suciente para apoyar una gestión de las aguas subterráneas transfronterizas en el sur del
continente con un buen nivel de conabilidad. Se trata de los SAT 2S, 3S, 11S, 18S, 26S, 28S,
30S y 21S.
De los SAT compartidos por Colombia y Venezuela (2S y 3S) se tienen denidos en ambos
países: la geometría, las características del modelo hidráulico e hidrodinámico, la hidroquímica
y los usos del recurso. Con esta información se han elaborado modelos hidrogeológicos que
sirven para toma de decisiones en ambos países. El nivel de conocimiento de estos SAT de
la parte norte de América del Sur es suciente pero debe ser mejorada para que sea útil para
gestión integrada de recursos hídricos. En igual condición de nivel de conocimiento se encuentra
el SAT 11S que comparten Ecuador y Perú de acuerdo con el reporte del lado peruano. En la
frontera entre Chile y Perú se encuentra el SAT 18S que de acuerdo con el reporte de los dos
países cuenta con un nivel de conocimiento suciente para desarrollar modelos matemáticos con
nes de predicción y pronóstico y monitoreo sistemático, además de modelación hidrogeológico
conceptual que integra información del estado, y dinámica en cantidad y calidad de las aguas
subterráneas de este SAT.
El SAT 26S tiene un buen nivel de conocimiento en la parte argentina donde inclusive se monitorea
y se tiene integrada información hidráulica, hidrodinámica, hidroquímica y de dinámica de uso y
demanda. Sin embargo, en la parte uruguaya de este SAT solo se ha denido su geometría.
En la frontera Argentina-Bolivia-Paraguay se encuentra el SAT 28S. De este SAT se tiene
únicamente información reportada por Argentina en la que se reconoce un nivel de conocimiento
suciente pues cuenta, por lo menos en este país, con un modelo hidrogeológico conable,
monitoreo sistemático y modelación con nes de predicción y pronóstico. Actualmente, a través
del Programa Marco de la Cuenca del Plata, se trabaja en la profundización del conocimiento por
parte de los 3 países.
El SAT 30S es compartido por Bolivia y Chile y se cuenta con información del nivel de conocimiento
del lado chileno. En el lado chileno del SAT, se conocen sus características hidráulicas, dinámica de
ujo, y características químicas. Se cuenta con un modelo hidrogeológico conceptual, monitoreo
y modelación matemático. Aun no se ha denido su geometría de manera clara.
Caso aparte es el SAT 21S compartido por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y conocido
como el SAT Guaraní del cual se tiene un amplio y suciente conocimiento por su valor estratégico
como una de las mayores reservas de agua dulce del mundo. El conocimiento de este SAT
se ha realizado por medio de estrategias de cooperación internacional e iniciativas nacionales
compartidas.
En resumen, se caracterizaron un total de 73 acuíferos transfronterizos en las Américas: 21 SAT
en América del Norte; 18 SAT en América Central; 4 SAT en América Insular del Mar Caribe; y 30
SAT en América del Sur. De los 73 SAT caracterizados, 65 acuíferos transfronterizos son binacio-
nales; 6 tri-nacionales; 2 tetra-nacionales; y 1 hexa-nacional.
32
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
La tabla 4.2 presenta los resultados por país, del conocimiento de los Acuíferos Transfronterizo de
ISARM Américas considerado en las cuatro categorías, de acuerdo con la información disponible
en cada uno de los SAT. En esa tabla están reportados un total de 158 acuíferos dado que los
resultados de la encuesta fueron recibidos por país, por lo que varios SAT están repetidos en la
tabla 4.2.
Tabla 4.2 Niveles de conocimiento de los SAT de las Américas*
Acuíferos
estudiados
Geometría
definida
Parámetros
hidrogeológicos
Modelos
hidrogeológicos
conceptuales
Modelos
matemáticos de
predicción
Canadá 10 5 6 6 3
EUA 21 16 17 16 14
México 18
Belice 5
Guatemala 16 4 12 16 2
El Salvador 3 3 2 2 1
Honduras 4 0 0 0 0
Nicaragua 1 0 0 0 0
Costa Rica 1 1 1 1
Panamá 2 0 0 0 0
Colombia 5 4 2 2 0
Venezuela 4 4 3 1 0
Ecuador 4
Perú 5 4 4 2 2
Bolivia 7
Brasil 11 11 3 1 1
Argentina 7 7 5 7 3
Paraguay 7
Uruguay 6 6 1 1 1
Chile 4 2 2 2 2
Guyana 5
Guayana Fra. 1
Surinam 3
Haití 4
Rep. Dominicana 4
TOTAL 158 67 58 57 29
*Información basada en un cuestionario remitido y completado por los Coordinadores nacionales de ISARM
Américas en 2011.
33
Nivel del conocimiento de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Américas
En términos generales, y a modo de síntesis puede decirse que en América del Norte el 80% de
los SAT tiene un nivel de conocimiento sucie nte en relación con el total de SAT de la región
(21), pues cuentan con modelos hidrogeológicos conceptuales integrados, modelos matemáticos
y monitoreo sistemático de unidades hidrogeológicos. En América Central este porcentaje es del
40% en relación con el total de sus SAT (18) y en América del Sur este porcentaje es de 27% en
relación con el total de sus SAT (30). En América del Sur esto es evidente por la falta de estudios
necesarios para obtener modelos hidrogeológicos conceptuales conables y las limitaciones de
monitoreo permanente y sistemático. Asimismo, es notoria la falta de aplicación extendida de
modelación matemática para simular escenarios propios de la gestión del agua y la variabilidad
climática. En el Caribe el nivel de conocimiento es insuciente para los 4 SAT identicados en la
frontera Haití-República Dominicana.
La tabla 4.3 resume la información de la encuesta por región y por número total de SAT investigados.
Tabla 4.3 Resumen de la información de niveles de conocimiento de los SAT
Región SAT por región
Niveles de conocimiento
científico y técnico
Suficiente Insuficiente
América del Norte 21 80%
Caribe 4 100%
América Central 18 40%
América del Sur 30 27%
Número total de los SAT 73
Las guras 4.2 a 4.6 muestran de manera gráca la distribución del nivel de conocimiento
siguiendo los cuatro temas predenidos en las encuestas, por país y por tema.
Figura 4.2 Numero de acuíferos, por país, caracterizados por la encuesta.
34
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
Figura 4.3 Resultados de los acuíferos con geometría denida.
Figura 4.4 Resultados de los acuíferos con parámetros hidrogeológicos
Figura 4.5 Resultados de los acuíferos que cuentan con modelos conceptuales
35
Nivel del conocimiento de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Américas
Figura 4.6 Resultados de los acuíferos que cuentan
con modelos matemáticos de predicción.
4.4 Conclusiones
Los resultados de las encuestas y el análisis sobre los niveles de conocimiento de los SAT, en
2012, en las Américas permiten extraer las siguientes conclusiones:
y En algunos SAT el nivel de conocimiento es más avanzado en solo uno de los países que
comparten el SAT. Para ciertos casos, esto evidencia escasa cooperación o coordinación
entre los países que comparten el mismo.
y Existen estudios de caso en desarrollo, los cuales permitirán en un mediano a largo
plazo aumentar los niveles de conocimiento de por lo menos 5 SAT: 3 en América del
Norte, 1 en América Central y 1 en América del Sur. También están previstos 2 estudios
de caso adicionales en el Caribe.
y El conocimiento más básico que requiere un SAT, que es su localización y la delimitación
de su geometría, es en un gran porcentaje suciente en América del Norte y América
Central, mediano en América del Sur, e insuciente en América insular (Caribe).
y Existen 17 SAT considerados con un conocimiento cientíco suciente (cubriendo los
cuatro temas denidos) para una adecuada evaluación y gestión del mismo en América
del Norte; 2 en América Central; 7 en América del Sur; y ninguno en el Caribe.
y El otro extremo del nivel de conocimiento necesario para una buena evaluación y
gestión de los SAT, es decir, contar con modelos matemáticos que integren información
hidrogeológica cuantitativa con nes de predicción y pronóstico, monitoreo sistemático
y vulnerabilidad, solo lo han alcanzado unos cuantos países: varios SAT en América del
Norte; solo Guatemala en América Central; Brasil, Perú, Argentina y Chile en América del
Sur; y ninguno en el Caribe.
y Estos resultados evidencian la necesidad de los países de continuar avanzando en el
conocimiento de los sistemas acuíferos transfronterizos en sus territorios con el propósito
36
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
de contar con una buena evaluación y gestión de los mismos. Estas forman parte de las
recomendaciones de la Resolución de las Naciones Unidas sobre los SAT, tal y como se
discute en los capítulos 3, 5 y 6.
37
5. SINOPSIS DE LA GESTIÓN DE LOS SAT EN LAS AMÉRICAS
Editado por Alfonso Rivera, José Raúl Pérez, Rodrigo Calvo Porras,
Fulgencio Garavito, Lydia María Ugas, Rigoberto López y Fernando Decarli
Este capítulo incluye un resumen de varios aspectos que deben ser considerados en la gestión de
los Sistemas Acuíferos Transfronterizos (SAT) en las Américas. Como tal, presenta una sinopsis
actualizada de los aspectos legales, institucionales, socioeconómicos, culturales, ambientales y
climáticos con enlaces a la Resolución de las Naciones Unidas, A/RES/68/118, sobre el tema del
“Derecho de los Acuíferos Transfronterizos”. Esa resolución sobre el derecho de los acuíferos
transfronterizos es el único instrumento internacional relativo a los SAT que puede servir como
lineamiento a los países del continente americano. Por ello se realizó un análisis exhaustivo de la
gestión de los SAT de las Américas como base en la preparación de esta guía sinóptica.
5.1 Aspectos Institucionales
Esta sección presenta una sinopsis del marco legal e institucional de los SAT en el continente
americano, así como un análisis de las leyes nacionales y de los acuerdos internacionales
sobre aguas subterráneas. Se discuten reglas sobre pertenencia y jurisdicción sobre las aguas
subterráneas, el sistema institucional de las mismas, y las resoluciones sobre uso y protección de
aguas subterráneas, y sobre acuíferos transfronterizos.
Marco institucional del sector agua en los países que comparten sistemas acuíferos
en las Américas.
La caracterización de la institucionalidad del sector de recursos hídricos en el continente y en
particular de aquellas naciones que comparten recursos de agua subterráneas en América,
conlleva a la identicación de patrones institucionales en los países, que a su vez están asociados
a su forma de gobierno, su historia, sus fundamentos y su cultura jurídico-institucional, como
factores que inciden en la forma del aparato estatal que tiene por responsabilidad la regulación
de los recursos hídricos. La distribución de poderes dentro de una nación, y los mecanismos de
participación tienen una gran inuencia en el esquema institucional adoptado en cada país.
La tabla 5.1 presenta un resumen de los principales aspectos institucionales de 22 países de las
Américas que comparten SAT.
38
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
Tabla 5.1 Aspectos Institucionales
América del Norte
Canadá
Las responsabilidades de conservación y protección de los recursos hídricos, de aplicación de regulaciones
relativas al agua, preservación de calidad ambiental y natural, incluyendo la del agua, corresponden al mandato
del Ministerio del Medio Ambiente de Canadá (Environment Canadá).
La regulación de los recursos hídricos se lleva acabo a nivel de las provincias y es frecuentemente el ministerio
provincial ambiental la institución que administra los recursos hídricos.
No existen hasta ahora instituciones o marcos legales dedicados a los SAT; solo existen acuerdos a nivel local
entre algunos de los 10 SAT identicados entre Canadá y EUA dentro de la iniciativa ISARM Américas.
Estados Unidos
No existe una agencia federal única con responsabilidades exclusivas en la gestión del agua a nivel nacional,
siendo la regulación de los recursos hídricos una actividad jurisdiccional estatal, aunque varias agencias de
carácter federal intervienen en diversos asuntos relacionados con la gestión del agua. Entre otras, la Agencia
de Protección del Medio Ambiente (EPA, en inglés) norma la calidad de aguas; mientras que El Servicio
Geológico de Estados Unidos (USGS, en inglés), realiza estudios y desarrolla normas técnicas en materia de
aguas subterráneas.
A escala de los SAT existen dos instituciones federales, la Comisión Internacional Conjunta (IJC en inglés) entre
los EUA y Canadá; y la Comisión Internacional de Aguas Transfronterizas (IBWC en inglés) entre los EUA y
México. La IJC incluye varios acuerdos sobre las aguas superciales transfronterizas, ríos y lagos, pero no incluye
acuerdos de ningún tipo sobre los SAT. El 17 de septiembre de 2004 el gobierno federal aprobó la ley sobre la
evaluación de los acuíferos transfronterizos entre los EUA y México (TAAA en inglés); esa disposición permitió
elaborar el programa TAAP que rige los SAT localizados entre los EUA y México. El objetivo general del programa
TAAP es generar información cientíca que sea útil a los tomadores de decisiones. El programa cuenta con un
presupuesto signicativo y fue aprobado por un periodo de diez años.
No existe nada similar en la frontera norte de los EUA.
México
La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) es la institución ocial de los Estados Unidos Mexicanos,
con competencia y autoridad en el desarrollo hidráulico y la gestión de los recursos hídricos. Las funciones
y atribuciones de la CONAGUA incluyen los aspectos de administración de los derechos de usos de agua, el
desarrollo de obras hidráulicas, la conservación y desarrollo de la infraestructura hidro-agrícola en los distritos de
riego, la prevención de los riesgos derivados de fenómenos meteorológicos e hidrometeorológicos, incluyendo el
servicio de información hidrológica y meteorológica, y la educación al público a través de su Programa Cultura del
Agua. CONAGUA formula y ejecuta el Plan Nacional Hídrico.
CONAGUA posee 13 Organismos Regionales que corresponden a la subdivisión hidrológica-administrativa del
país que cubren las grandes cuencas o regiones hidrográcas de México. Estos Organismos ejercen la autoridad
estatal o federal a escala de las cuencas o regiones, siendo desconcentraciones de la autoridad central. La
participación de los usuarios del agua en la gestión de los recursos hídricos, toma forma mediante los Consejos
de Cuencas, de carácter consultivo, un espacio de coordinación y concertación en cada Organismo o Gerencia
Regional. Se han creado unos órganos auxiliares de estos Consejos denominados Comités Técnicos de Aguas
Subterráneas COTAS para tratar con lo relacionado a la preservación de los acuíferos.
América Central y Caribe
Belice
No existe una organización de gobierno con responsabilidades especícas en la gestión o regulación de recursos
hídricos, aunque se estudia un proyecto de ley para el establecimiento de una Comisión Nacional del Agua
(National Water Comission). Una Comisión Nacional Pro-tempore del Agua (en inglés, NPTWC) ha preparado
esta propuesta de ley.
Costa Rica
El Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) es la instancia del Gobierno que rige en materia de recursos
hídricos correspondiéndole lo relativo a su aprovechamiento y vigilancia, así como administrar el Registro Nacional
de Aprovechamiento de Aguas y Cauces. Dependiendo del MINAE, la Dirección de Recursos Hídricos es la
instancia con funciones especícas relativas a la gestión de los recursos hídricos. El Servicio Nacional de Aguas
Subterráneas, Riego y Avenamiento (SENARA) tiene competencias en cuanto a la investigación y protección de
las aguas superciales y subterráneas. Promueve la investigación hidrológica, hidrogeológica y agrícola y maneja
el Archivo Nacional de Pozos, siendo la autoridad que concede los derechos de perforación de pozos. El Instituto
Costarricense de Electricidad (ICE), cuya atribución principal es el aprovechamiento de energía, opera la red
hidrológica y meteorológica.
39
Sinopsis de la gestión de los SAT en las Américas
América Central y Caribe
El Salvador
El Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARN) tiene la responsabilidad de proteger los recursos
hídricos con facultades de supervisar la calidad ambiental de los cuerpos de agua, incluyendo la gestión y uso
de aguas y ecosistemas acuáticos. El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) es la entidad
a quien corresponde la vigilancia sanitaria de la calidad de agua para consumo humano y el control de las aguas
residuales. El agua para riego es competencia del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), incluyendo el
otorgamiento de permisos y concesiones y el control de la contaminación de las aguas de uso agrícola.
Guatemala
El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales se ocupa de la gestión de las aguas superciales. Para la
regulación y control de la explotación de las aguas subterráneas no se han desarrollado competencias especícas.
El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (INSIVUMEH) se encarga de
evaluar y cuanticar los recursos hídricos del país y de operar el servicio hidrometeorológico.
Haití
El Ministerio de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural (MARNDR) se encarga del manejo de los
sistemas de riego y del control de la explotación de las aguas subterráneas. Al Ministerio de Obras Públicas,
Transporte y Comunicaciones (MPTC) están adscritos varios organismos autónomos con competencia en los
servicios de agua potable. El Ministerio de Salud Pública y Asuntos de la Población, tiene las funciones de
promover la higiene y del control de la calidad de agua. El Ministerio de Planicación y Cooperación Externa es
responsable de la formulación y aplicación de la política y los planes de desarrollo a nivel nacional, incluyendo los
aspectos relacionados con los recursos hídricos. El Ministerio de Medio Ambiente se ocupa de la preservación
del ambiente y de los recursos naturales, incluyendo el agua.
Honduras
La Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA) es la entidad rectora del agua en Honduras. Su
Dirección General de Recursos Hídricos concede los permisos de aprovechamiento de las aguas nacionales. La
SERNA ejecuta tareas de control de contaminación, a través del Centro de Estudio y Control de Contaminantes.
La Secretaría de Agricultura es la instancia estatal que se ocupa del riego.
Nicaragua
El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARENA) formula y dirige las políticas nacionales
del ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales. Dentro de MARENA, la Dirección de Recursos
Hídricos y Cuencas interviene en la promoción de la gestión de recursos hídricos nacionales y transfronterizos.
El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) tiene a su cargo la realización de la investigación,
el inventario y la evaluación de los recursos del país, y ejecuta estudios de ordenamiento territorial en la escala
nacional y regional.
Panamá
La Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), entidad rectora de los recursos naturales y el ambiente, es
la única institución con competencias en materia de regulación de aguas superciales y subterráneas. Una
dependencia de ANAM, la Dirección de Gestión Integrada de Cuencas Hidrográcas es la encargada de
otorgar permisos y concesiones de uso de agua y exploraciones, perforaciones de pozos, y de operar una red de
estaciones hidrometeorológicas. El Ministerio de Salud (MINSA) y el Ministerio de Desarrollo Agropecuario
(MIDA) tienen departamentos de perforaciones de pozos para abastecimiento de agua potable a comunidades
rurales y uso agropecuario respectivamente.
República
Dominicana
El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MMARN) es responsable de la política de conservación
de los recursos naturales. Adscrito al MMARN está el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI),
cuyas competencias principales son: la regulación de los recursos hídricos; el servicio de hidrología; y el manejo
de los sistemas de riego. Lo relativo al desarrollo de la infraestructura sanitaria y la prestación del servicio de
agua potable y saneamiento compete al Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA), y
seis entidades municipales llamadas Corporaciones de Agua Potable y Alcantarillado, que se han desprendido del
INAPA como operadoras o prestadoras del servicio en los municipios principales del país.
Argentina
La Subsecretaría de Recursos Hídricos es la instancia en la escala nacional que es responsable de la elaboración
y ejecución de la política hídrica nacional y del marco regular para la gestión de los recursos hídricos. Los
aspectos de calidad de agua, y prevención de la contaminación, son competencia de la Secretaría de Ambiente
y Desarrollo Sostenible, que coordina la política ambiental, e integra el Consejo Federal del Medio Ambiente. El
Instituto Nacional del Agua y del Ambiente (INA) tiene las funciones de control y contaminación hídrica. En lo
relacionado con las aguas subterráneas una dependencia del INA, el Centro Regional de Aguas Subterráneas
(CRAS), quien realiza estudios y proyectos de evaluación, explotación y preservación de los recursos hídricos
subterráneos. Dado el régimen federal de gobierno, las provincias son responsables de sus recursos y de la
legislación pertinente a los nes de su evaluación gestión y protección. Los códigos/leyes de aguas provinciales
no siempre contemplan los aspectos referidos a las aguas subterráneas.
40
Estrategia regional para la evaluación y gestión de los sistemas acuíferos transfronterizos en las Americas
América del Sur
Bolivia
Las funciones de formular, evaluar y scalizar la política hídrica nacional son responsabilidades del Ministerio
del Agua, que también da la política sobre el manejo de cuencas y recursos hídricos transfronterizos. El
aprovechamiento de las aguas para todos sus usos es competencia de este Ministerio que coordina con otros
ministerios en asuntos relativos a recursos hídricos transfronterizos (Ministerio de Relaciones Exteriores y
Cultos), planeación hidráulica (Ministerio de Planicación y Desarrollo) e investigación hidrogeológica
(Ministerio de Minería y Metalurgia, a través del Servicio Nacional de Geología y Técnico de Minas).
Brasil
En el plano federal la Política Ambiental de Recursos Hídricos, y el seguimiento y control de su aplicación
(incluyendo las aguas subterráneas, y los programas y proyectos internacionales de aguas subterráneas) son
competencia de la Secretaría de Recursos Hídricos y Ambiente Urbano del Ministerio del Medioambiente.
El Proyecto de Protección Ambiental y Desarrollo Sostenible del Sistema Acuífero Guaraní, y el Programa ISARM
Américas es coordinado por esta Secretaría.
La Agencia Nacional del Agua (ANA) es la entidad federal de implementación de la Política Nacional de Recursos
Hídricos, administra los recursos hídricos interestatales, e implementa el Sistema Nacional de Información sobre
Recursos Hídricos (SNIRH).
A nivel sub-nacional, los estados tienen la atribución de regular los ríos dentro de sus dominios (cuencas que
nacen y desembocan en territorio del mismo Estado), y de las aguas subterráneas.
Chile
El Ministerio de Obras Públicas posee dos entidades con competencias en recursos hídricos. Una es
la Dirección General de Aguas (DGA), que cumple con la función de rectoría de las aguas superciales y
subterráneas, y asigna, bajo una nueva normativa y estándares ambientales, los derechos de uso de agua a
quienes los solicitan. La DGA tiene la facultad de conceder derechos sobre el agua, bajo los supuestos previstos
en la ley y se encarga de proporcionar y difundir la información generada por su red hidrométrica y la contenida
en el Catastro Público de Aguas. La otra es la Dirección de Obras Hidráulicas, que tiene la misión de proveer
de servicios de infraestructura hidráulica (riego, drenaje de aguas pluviales, obras de control de inundación, y
abastecimiento de agua potable a las localidades rurales).
El Ministerio de Medio Ambiente es responsable del diseño y aplicación de políticas, planes y programas en
materia ambiental, así como en la protección y conservación de los recursos naturales renovables e hídricos.
Tiene la tuición de todos los aspectos relacionados con la protección de los recursos naturales para conducir los
procesos de evaluación de impacto ambiental. Esta tarea está entregada a los respectivos Servicios de Evaluación
Ambiental en cada Región.
Colombia
El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS) dicta las políticas de gestión de recursos hídricos
superciales y subterráneos, y cuenta con varios institutos especializados, entre ellos el Instituto de Hidrología,
Meteorología y de Estudios Ambientales (IDEAM) que genera información hídrica y ambiental y proporciona
asesoría técnica al Sistema Nacional Ambiental (SINA) sobre el uso de los recursos naturales en materia
ambiental y del clima. Entre sus diversas funciones se destaca el manejo de la información básica sobre hidrología,
hidrogeología, y meteorología; realizar estudios e investigaciones sobre hidrología y meteorología; y dirigir y
coordinar el Sistema de Información Ambiental.
Ecuador
La Secretaría Nacional del Agua, (SENAGUA), es la institución rectora, reguladora, normalizadora y gestora del
uso del agua en el Ecuador. SENAGUA ejerce la Rectoría Nacional en la gestión y administración de los recursos
hídricos bajo políticas sectoriales y de regulación, teniendo en cuenta criterios de preservación y conservación
del agua y tomando en consideración los principios de equidad, solidaridad y derecho ciudadano. La Constitución
vigente otorga a los Consejos Provinciales la gestión de cuencas y micro cuencas bajo las directrices de la
SENAGUA. El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMHI), es la entidad nacional competente
en materia de normativas, desarrollo y operación de instalaciones de medición, y estudios e investigaciones
hidrológicas y meteorológicas. El Ministerio de Medio Ambiente es responsable del sistema nacional de gestión
ambiental incluyendo al agua, lo cual coordina con otros organismos competentes para expedir y aplicar normas
técnicas y parámetros de protección ambiental.
Paraguay
La Secretaría del Ambiente, a través de su Dirección General de Protección y Conservación de los Recursos
Hídricos, formula la política de mantenimiento y conservación de los recursos hídricos y las cuencas hidrográcas.
Esta Dirección vela por la regulación del agua, los regímenes de escurrimiento y el mantenimiento y los caudales
ecológicos. La Secretaría del Ambiente interviene en la gestión de acuíferos transfronterizos.
Perú
La jurisdicción administrativa del agua corresponde al Ministerio de Agricultura a través de la Autoridad Nacional
del Agua. Una Superintendencia de Recursos Hídricos tiene las atribuciones de promover y supervisar las
políticas, planes, programas y proyectos y asuntos normativos en materia de recursos hídricos. Los Distritos de
Riego