ChapterPDF Available

Reflexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio

Authors:

Abstract and Figures

Aportación que intenta precisar los territorios controlados por la ciudad de Cárquemis, durante el periodo comprendido entre el reinado de Parratarna de Mittani (ca. 1500 a.n.e.) y la llegada de Suppiluliuma a la región eufrática (ca. 1350 a.n.e.)
Content may be subject to copyright.
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis
durante el periodo mittanio
Juan Antonio Belmonte Marín
Universidad de Castilla – La Mancha
1. Preámbulo
Como continuación a anteriores estudios con relación a la Geografía Histórica del
Éufrates Medio, abordamos aquí la cuestión relativa a la posibilidad de jar los
territorios de la Cárquemis mittania, periodo comprendido entre Parratarna de
Mittani (ca. 1510-1490) y la conquista de Cárquemis por Šuppiluliuma (ca. 1350)1.
Para todos los estudiosos que se han acercado al momento histórico del inicio de
la expansión hitita hacia el Éufrates, la conquista de Cárquemis, el último bastión
«mittanio» transeufrático, supuso el n del dominio de Mittani en Siria. Iniciando
esta ciudad así una nueva andadura como Estado «satélite» hitita en territorio sirio2.
Sobre el papel desarrollado por Cárquemis en la Antigüedad hay amplia y
variada bibliografía (véase últimamente Marchetti et al. 2012; Marchetti et al. 2014).
Desde sus testimonios más antiguos recogidos en la documentación de Ebla, ca.
2300 AC (Pettinato 1976; Pettinato 2000: 298 y 365; Biga 2014), hasta su mención
con relación a la victoria de Nabucodonosor II sobre Necao II en 605 AC (Woolley
1920 [2007]: 62; según Jer. 46,2 y 2 Cr. 35,20) que tuvo lugar allí. Además en la última
década, los estudios arqueológicos sobre Karkamiş (Turquía) - Ğarābulus (Siria)
están generando una sorprendente expectación, a pesar de los actuales conictos
bélicos en la zona (véanse p. ej. los proyectos: Land of Carchemish Project –Wilkinson
Peltenburg 2010– y Missione Archeologica congiunta turco-italiana a Karkemish
Marchetti et al. 20123).
Con nuestro trabajo intentaremos aportar mayor precisión a recientes
armaciones como: «During the sixteenth century B.C.E, Karkemish presumably
1 Usamos cronología media, calibrada por la aceptación del eclipse solar de 13/03/1334 en el año 10 de Muršili
II, que nos lleva a Šuppiluliuma (ca. 1370-1343), Arnuwanda (1343) y Muršili II (ca. 1343-1310).
2 Véase Klengel (1965: 40), Hawkins (1980: 429), Wilhelm (1989: 36), Córdoba (1989-1990: 93), Klengel (1992:
110), Liverani (1995: 401) Wilhelm (1995: 1251-1252), Bryce (2001: 205 y 220) Freu (2007b: 238 y 255), Oliva (2008:
149-150), Yamada [M] (2011: 200), De Martino (2014a: 86s.).
3 Agradecemos desde aquí la disponibilidad de Gianni Marchesi, epigrasta de la Misión Arqueológica, para
poner a nuestra disposición los últimos estudios sobre el material epigráco relativo a Cárquemis (Marchesi e.p.).
50 Juan Antonio Belmonte Marín
entered into the orbit of the state of Mitanni, but very little is known about this
somewhat obscure period of the history of the ancient Near East» (Peker 2012:
144) y «Una volta arancatasi dal dominio ittita Karkemish entrò presumibilmente
nell’orbita dello stato di Mitanni, ma poca o nulla si sa circa lo status e le vicende
della città in questo periodo piuttosto oscuro della storia del Vicino Oriente antico»
(Marchesi 2014: 85).
Para ello realizaremos una revisión histórica centrada en una exposición
diacrónica que arranca con la situación de Siria septentrional tras la caída de
Alepo-Yamḫad, motivada por las campañas militares de Muršili I (ca. 1620-1590), y
acaba a mediados del siglo XIV AC, cuando Šuppiluliuma (ca. 1370-1343) conquista
Cárquemis tras un asedio de siete días4. Intentando escudriñar toda la información
documental y arqueológica que nos permita percibir el papel político de esta
ciudad en la primera fase del Bronce Final (BF I, ca. 1600-1450).
2. Siria septentrional durante el BF I
La conquista de Alepo (ca. 1595) por los hititas generó un vacío político en un
amplio territorio que pudo bien coincidir con las actuales muḥāfaẓāt de Ḥalab, Idlib
e Iskandarūn (esta última la Hatay turca que aún en los actuales mapas de Siria
se presenta como territorio nacional). En la zona NE de la muḥāfazat de Ḥalab se
ubica, a ambos lados del Éufrates, una importante zona que ha aportado grandes
yacimientos arqueológicos, de los que Cárquemis es el yacimiento principal.
2.1. Inicios del BF I
El Bronce Medio acaba tras el importante acontecimiento histórico que
supuso la caída del reino de Yamḫad. La cuestión del vacío político generado en
Siria septentrional tras ese suceso y su aprovechamiento por el Estado antiguo-
hitita encabezado por Muršili I (ca. 1620-1590) es ya communis opinio. Otra
consecuencia destacable de ese vacío fue que favoreció «la paulatina formación
de un poder central hurrita» (Oliva 2004: 178; véase últimamente De Martino
2014b: 61).
Hasta la concreción de esa formación estatal, sabemos del interés de los
hurritas por instalarse en el norte de Siria (Belmonte – Pintado 2011: 194-197;
Solans 2011: 33; Klinger 2014: 83-84), según las crónicas de algunos reyes hititas.
Hurritas que son mencionados en los textos hititas de época de Muršili I, con
ocasión de su campaña militar contra Alepo, que le llevó también a enfrentarse
con Babilonia:
Frag. de Crónica §3’: «[Y] fue [a la ciudad de Ale]po y vengó [la sangre?] de su pa-
dre. [Porque Ḫattu]šili [le (: Muršili)] había encomendado que se encargara [del
4 Según lo recogen las Hazañas de Šuppiluliuma I contadas por su hijo Muršili II, véase Del Monte (1993: 136-137),
Kühne (1999: 221), Bryce (2001: 220-224), Bernabé – Álvarez-Pedrosa (2004: 67-69), Del Monte 2009: 110-112;
Belmonte – Pintado 2011: 204-206).
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 51
territorio de la ciu]dad de Alepo. [Por ello, el rey del país] de Alepo debió pagar.
Aniquiló todos los territorios de los hurritas.» (CTH 11 [= KBo III 57] Anv. 10’-16’.
De Martino 1992: 21s y 33s; Bernabé – Álvarez-Pedrosa 2000: 137; Freu 2007A: 94;
Belmonte – Pintado 2011: 195 n. 25; Solans 2011: 33 n. 6)
Edicto de Telipinu §9: «Marchó contra la ciudad de Alepo y aniquiló Alepo, lle-
vándose consigo cautivos y bienes de Alepo a attuša. A continuación marchó
a Babilonia y aniquiló Babilonia. Combatió a los [guerreros] hurritas y se llevó
consigo cautivos y bienes de Babilonia a attuša.» (CTH 19 [=KBo 3.1+] Col. I 28-
30. Hoffmann 1984: 18s; De Martino 1992: 34; Van den Hout 1997: 195; Bernabé
– Álvarez-Pedrosa 2000: 155 [T12]; Freu 2007A: 107; Belmonte – Pintado 2011:
195 n. 24).
Es en el marco de esta gran campaña hacia Babilonia, donde algunos estudiosos
creen que Muršili I debió asegurar su retaguardia5, sometiendo lugares entre Alepo
y el Éufrates (Klengel 1970: 170s y 208 n. 59; De Martino 1992: 33). Incluyendo
Cárquemis (Klengel 1970: 171), controlando además Emar para asegurar la ruta por
el «codo del Éufrates» (Freu 2007a: 109) o cruzando tal vez el río para consolidar
su anco izquierdo (Wilhelm 1989: 23)6. También es un asunto de interés la posible
estrategia hitita de aliarse con los «casitas», para ayudarles a controlar la región
de Babilonia, con el objeto de contrarrestar la insistente amenaza «hurrita». Una
opinión fraguada ya desde los años 50 (Landsberger 1954: 64s; Goetze 1957: 63s) da
al «distrito de Ḫana» un papel clave para la conquista de Babilonia (Gurney 1978:
250-251)7, cuestión que queda fuera de los objetivos del presente trabajo.
Tras la muerte de Muršili I, una lucha por la sucesión comienza en la corte
hitita, donde antili, su cuñado y asesino, accede al poder según el Edicto de
Telipinu. Pocas son las referencias sobre el accidentado y posiblement largo
reinado de antili I (ca. 1590-1560). Rasgos de su política exterior en Siria,
parecen extraerse de lo recogido en este damaged passage, en palabras de J. D.
Hawkins (1980: 428):
5 Tal empresa, realizar una ruta de 900 km, le debió llevar al menos unos 45 días (si admitimos una marcha
media de unos 20 km por jornada; véase Joannès (1996: 329-330), Durand (2000: 25), Streck (2006: 130), Vita (2010:
69-71), los hititas no debieron dejar al descubierto sus espaldas (Bryce 2001: 129).
6 Otros autores, en cambio, ponen más énfasis en la vuelta de la campaña (Güterbock 1954: 585; Gurney 19783:
251), al aceptar literalmente lo recogido en el Edicto de Telipinu §9, donde se indica que después de conquistar
Babilonia «combatió a los [guerreros] hurritas».
7 Por los datos extraídos de la reciente documentación de Terqa (Rouault 2000; Rouault 2001; Charpin 2002;
Podany 2002; Rouault 2004; Yamada [Sh.] 2011; Podany 2014), estamos en mejor situación para valorar las
relaciones entre Anatolia, Mesopotamia septentrional y Babilonia en la transición del Bronce Medio al Bronce
Final. Muršili I pudo haber permitido que una dinastía casita se instalara en Babilonia (Masetti-Rouault 2001:
50; Rouault 2001: 9; Freu 2007a: 113-114; Gertoux 2011: 58-49). No obstante, no hay todavía una editio princeps
completa de los textos de la campaña 12ª en 1978 (hasta ahora están publicados los de las campañas 3º-4ª, Rouault
1984, y 5ª-9ª, Rouault 2011). Esta campaña de 1978 aportó unos 25 textos (véase Rouault 1992: 251 n. 19 [no expresa
la cantidad de textos]; Rouault 1997: 10 [«une trentaine de tablettes»]; Podany 2002: 66 [«thirty texts»]; Rouault
2004: 54 [«around twenty-ve documents»]; Yamada [Sh] 2011: 70 [«25 texts»]), que están siendo usados para
precisar la etapa denominada «Middle Ḫana Period» (ca. 1595-1400) (Podany 2002: 1-74; Charpin 2002: 74-79;
Rouault 2004: 56-57; Yamada [Sh] 2011: 70-76; Podany 2014: 63-65).
52 Juan Antonio Belmonte Marín
§12: «[Ḫan]tili estaba preocupado: “[¿Quién me protegerá?] [Los dios]ses lo han
pro[te]gido. [Y …] donde iba, la población [se rebelaba!?] (ut-ne-e-an-[za wa-ag-
ga-ri-ia-a]t). Aš[tat]a, [xxx]iya, Ḫurpana y Cárquemis (URU.Aš-[ta-t]a-aš [URU.x-
x-x]-ia-aš URU.Ḫu-ur-pa-na-aš URU.Kar-ga-mi[š]) comenzaron [a no!? entre]gar
[tropas al país de Ḫatti!?] ([A-NA KUR URU.Ḫa-at-t]i [Ú-UL ERIM.MEŠ pi-eš-k]i-u-
wa-an ti-i-e-ir)8. Y las tropas […] (nu-kán ERIM.MEŠ-an [x x x])» (CTH 19 [= KBo
3.1+] I 35-38; cf. Homann 1984: 20s; Bernabé – Álvarez-Pedrosa 2000: 155).
El texto se utiliza para hablar de una posible expedición militar contra Siria
septentrional9. Sólo M. C. Astour (1978: 6 y 11 n. 72) cree intuir en esta secuencia
narrativa una enumeración de lugares de sur (Aštata) a norte (Cárquemis) con el
único objetivo de tantear la lealtad de estos territorios ante la insistente presión
hurrita por la zona. La mala calidad del pasaje y las reconstrucciones en él realizadas
no nos permiten percibir bien los resultados del suceso (véase nota 8).
Que las actuaciones militares de Ḫantili I, si las hubo, no fueron del todo ecaces
lo conrman los acontecimientos posteriores: guerras de sucesión, ca. 1560-1525
(Goetze 1957: 55 n. 30; Bryce 2001: 132; Altman 2009: 58; Klinger 2014: 85). Por la
información que tenemos de Telipinu (ca. 1525-1510), el pacicador de Hatti, este
tuvo que reconocer la independencia de Kizzuwatna, y parece que no se lanzó a
«aventuras» por Siria. De ahí la opinión generalizada de que la frontera sur: Alepo,
Cárquemis y Aštata debió de escapar entonces del control hitita10.
2.2. Siria septentrional entre la aparición de Mittani y los envites
egipcios
2.2.1. Mittani.
La pérdida de poder hitita en su frontera sur (como hemos avanzado antes) se
debió a la incapacidad de los herederos de attušili I (ca. 1650-1620) y de Muršili
I (ca. 1620-1590) para ocupar todo el vacío político que sobrevino a la caída de
Yamad (Liverani 1995: 381; Bryce 2001: 151-152; De Martino 2004: 36)11. Sería
entonces en el marco de esta debilidad hitita, donde cabe ubicar la concreción de
la «formación estatal» llamada Mittani (Wilhem 1994: 286 y 295; Kühne 1999: 211;
Freu 2003: 132-134; De Martino 2004: 36; Von Dassow 2008: 19s).
8 Para Van den Hout (1997: 195): «[troops] they began to give».
9 Véase Astour (1978: 6), Del Monte – Tischler (1978: 48), Gurney (19783: 659), Hawkins (1980: 428), Redford
(1992: 147), Klengel (1999: 70 n. 173), Bernabé – Álvarez-Pedrosa (2000: 144), Bryce (2001: 132), Freu (2007a: 126),
Altman (2009: 57s.), Belmonte – Pintado (2011: 196), Klinger (2014: 85 n. 32).
10 Véase Hawkins (1980: 428), Wilhelm (1989: 23), Bryce (2001: 151-152), Freu (2007a: 134), Altman (2009: 57),
Belmonte – Pintado (2011: 196).
11 No hay datos documentales hititas que nos permitan conocer sus actuaciones en política exterior siria (Bryce
2001: 151, Freu 2007a: 153ss., Klinger 2014: 86), aun cayendo en el argumentum ex silentio.
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 53
Fig. 1. Máxima expansión del «Reino de Mittani»
(http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Carte_du_Mitanni.png?uselang=fr)
Conocemos la mención más antigua del término Mtn, a través de un texto
egipcio denominado Inscripción de Amenemhet (Imn-m-3t), astrónomo de época
de Tutmosis I (ca. 1506-1494)12, monarca egipcio posiblemente contemporáneo a
Parratarna (ca. 1510-1490). Este último rey, calicado por la Inscripción de Idrimi (ca.
1500) como «rey poderoso, rey del pueblo de urri» (Idrimi 43-44: … LUGAL dan-
nu / LUGAL ERIM.MEŠ ur-ri.KI), bajo cuya su égida se formalizó un Tratado entre
Idrimi de Alala y Pilliya de Kizzuwatna (AlT 3), prueba del tutelaje «mittanio» sobre
regiones mediterráneas como Cilicia (Kizzuwatna) e Iskandurūn (Alala/Mukiš)13.
Las claves para precisar la organización política de Mittani están por precisar14.
Aún así conocemos ciertos intentos: «Mittanian Kingdom» (Wilhelm 1994: 289);
«reino y sus vasallos» (Liverani 1995: 381); «Mittani state» + «Syrian satellites»
(Kühne 1999: 210-211); «Mittannian Confederacy» (Singer 1999: 619); «grand
royaume de Mitanni» / «conféderation mitanniene» (Freu 2003: 23, 27 y 40);
«Bundestaat» (Gieorgieri 2005: 80); o «Mittani Empire» (Novák 2008: 395)15. Y según
12 Brunner (1956: 324), Helck (1971: 115), Redford (1992: 153s n. 117), Wilhelm (1994: 287), Bryan (2000: 71), De
Martino (2000: 68 n. 3), Freu (2003: 43), Von Dassow (2008: 21 n. 48), Breyer (2010: 124), De Martino (2014: 61).
13 Véase Klengel (1992: 98), Liverani (1995: 382), Von Dassow (2008: 23-24), Von Dassow (2014: 15-16).
14 Hay que seguir teniendo que usar la documentación de las zonas no nucleares: los textos de Nuzi (Maidman
1995), las tablillas de Alalaḫ IV (Von Dassow 2008) o los textos hallados recientemente en Siria: T. al-Qiṭār (Snell
1983-84), Terqa (véase nota 7), Umm al-Marra (Cooper – Schwartz – Westbrook 2005) y Baṣīru/T. Bazi (Sallaberger
– Einwag – Otto 2006). Mientras los datos de la zona nuclear siguen siendo los de T. Brak/Nawar (Eidem 1997) y T.
Ḥamidiya/Taidu (Kessler 2014: 35s.).
15 Las cursivas son nuestras.
54 Juan Antonio Belmonte Marín
los datos a nuestra disposición16, fue en el reinado de Parratarna cuando Mittani
alcanza su máxima expansión (véase Fig. 1)17.
2.2.2. Presencia egipcia en Siria septentrional.
Se suele indicar que Amenos I (ca. 1527-1506) «ensanchó las fronteras de
Egipto... y, tal vez, llegara al Éufrates» y que Tutmosis I (ca. 1506-1494) «continuó
activamente la política de expansión (…) en Asia donde erigió una estela-frontera
junto al Éufrates, tras sofocar una rebelión» (Padró 1996: 263-265; siguiendo
a Redford 1979: 279). Los textos que informan sobre la presencia de Tutmosis I
en Siria-Palestina –nos referimos a la Inscripción de Ahmose, hijo de Ebana (Galán
2002: 38-42), la Inscripción de Ahmose Pennebet (Galán 2002: 43-45) y el relato de
la Cacería de elefantes en la región de Niya (Galán 2002: 54)- son bien conocidos. Y
sirven como mínimo para percibir las relaciones entre Egipto y el Próximo Oriente
durante el reinado de este faraón18. Otra cuestión bien distinta es magnicar esas
escaramuzas19:
1) Ahmose dice «Su majestad alcanzó Naharina, y encontró a aquel enemigo reu-
niendo atacantes. Su majestad llevó a cabo una gran matanza entre ellos, incontables
fueron los prisioneros que trajo de sus victorias» (Galán 2002: 42)15.
2) El soldado Ahmose Penneḫbet indica «De nuevo serví al rey de Egipto cȝ-ḫpr-
kȝ-rc (Tutmosis I), (santo) inocente, y capturé para él en la tierra de Naharina vein-
tiuna manos, un caballo y su carro» (Galán 2002: 44)15.
3) Y Tutmosis I «cazó [x ejemplar(es)] de elefante, en la tierra de Naharina, yendo
a caballo, después que procediera a derrotar al Alto Retenu (Siria Central) en su [xxx]
campaña de victoria. Su majestad llegó a Niya y encontró allí estos elefantes» (Ga-
lán 2002: 54)15.
Se debe por tanto esperar al periodo de las campañas realizadas por Tutmosis
III en Siria-Palestina, recogidas en los Anales de Tutmosis III e inscritas en el interior
16 Véase p. ej. Wilhelm (1989: viii-ix [mapa]); Córdoba (1989-1990: 119 [mapa]); Liverani (1995: 381-398 [383 =
g. 9]); Kühne (1999: 203-221); De Martino (2000: 98-102); Freu (2003: 225 [mapa]); Solans (2011: 35 n. 15), (cf. CTH
483 = Evocatio hitita, texto que muestra el «zenith of the kingdom of Mitanni», según Na’aman (1974: 271s.); sobre
sus ediciones, véase Zuntz (1937); Goetze (1950); Haas – Wilhelm (1974: 182-195); García Trabazo (2002: 571-595);
últimamente Forlanini (2000: 12-13); Belmonte (2001: 273); De Martino (2009: 255).
17 Circunscrita a las siguientes zonas: 1. Zona nuclear (más oscura), en torno a las cabeceras del Ḫabūr, a la
que habría que añadir quizás un apéndice hacia la conuencia con el río Éufrates. 2. Las dos orillas del Éufrates,
la primera «zona de nucleación» del estado de Mittani, en palabras de J. M. Córdoba Zoilo (Córdoba 1989-1990:
98). 3. Otras entidades políticas de la Siria central son: Alepo, Niya, Tunip y Nuḫašše. 4a. Territorio Oriental (con
los reinos de Aššur y de Arrapḫa) más 4b. Territorio Occidental, un territorio que contiene al norte el reino de
Kizzuwatna y al sur el reino de Alalaḫ/Mukiš (los extremos del «Estado de Mittani», según Kühne 1999: 213-214;
Freu 2003: 34-36; Von Dassow 2008: 23ss).
18 Véase Helck (1971: 116-117); Bryan (2000: 71); Martínez Babón (2003: 45-49); Breyer (2010: 126).
19 Conviene tener presente las reservas de ciertos autores como J. Martínez Babón «que las tropas de Tutmosis I
alcanzaran la ribera del río Éufrates no signica que toda Siria se incorporara a la esfera egipcia» (Martínez Babón
2003: 49) o A. J. Spalinger «Thutmose’s Asiatic foray was not intended to eect permanent control over Syria (…) I
do not believe that the Pharaoh originally intended to move against the enemy monarch (…) the armed encounter
may have been accidental» (Spalinger 2005: 51).
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 55
del templo de Amón en Karnak20, para detectar una verdadera presencia militar
egipcia en Asia (unas 17 campañas necesitó para someter la región). Destaca la
campaña de su año 23 (ca. 1467), donde tuvo que enfrentarse a una coalición de
príncipes sirios aliados de Mittani en Meguido, instigados por el «maldito enemigo
de Qadeš»21, para acabar siete años después (año 30: ca. 1460) haciéndose con
Qadeš, una vez que se había asegurado el control de los puertos de la costa fenicia
para el traslado por vía marítima de sus tropas a Siria22. Hasta aquí, Tutmosis no
había entrado en una colisión frontal con Mittani. El enfrentamiento sucederá en
la octava campaña, recogida por los Anales de Tutmosis III 23 durante su año 33 de
reinado (ca. 1457).
Sobre el itinerario seguido por las tropas egipcias en esta octava campaña
no tenemos información able (Martínez Babón 2003: 65 n. 151). A veces se echa
mano de la Biografía de Amunemḥeb (Faulkner 1946: 39-41; Gardiner 1947: I 157s*) o
de la Lista Topográca de Tutmosis III (Helck 1971: 140-153) para precisarla, pero la
cuestión está todavía pendiente de resolución24.
Con relación a los propósitos de nuestro estudio25, hemos de indicar que
coincidimos con la apreciación de A. H. Gardiner sobre la coherencia en la
secuencia geográca expuesta en la Biografía de Amunemḥeb: Negueb, Alepo,
Cárquemis y el río Éufrates (Gardiner 1947: I 157*). Sin embargo cabría separar
la campaña meridional (en Negueb) de la septentrional sobre el territorio de
Naharina (Faulkner 1946: 40; Bryan 2000: 74; Redford 2003: 167-168). Esa Biografía
se encuentra en una inscripción hallada en una tumba situada en Abd al-Qurna
perteneciente a un ocial del ejército de Tutmosis III que estuvo participando en
campañas por Siria-Palestina (Galán 2002: 129-133; Redford 2003: 167-172), por lo
tanto no estamos ante un «registro ocial de campaña» (Bryan 2000: 74; Spalinger
2005: 114). Centrándonos en esa campaña septentrional del año 33 convendría
tener presentes los diferentes relatos:
Anales de Tutmosis III: «Año 33. Su majestad estaba en la tierra de Retenu, al-
canzando [la región de Qaṭna en la 8ª campaña de victoria, vadeando el río de
Naharina al frente de su tropa, hasta (alcanzar) la orilla] oriental del río (r i3bty
mw pn). Él dejó una estela al lado de la de su padre, el rey de Egipto Aheperkara
(= Tutmosis I). Su majestad viajó hacia el norte (literalmente: nty «aguas arriba»),
saqueando ciudades (dmw) y asolando poblaciones (wḥywt) debido a aquel enemigo
de la maldita Naharina (n r pf n Nhrn)…» (Galán 2002: 90; Redford 2003: 73-74)15.
20 Klengel (1992: 91-95); Galán (2002: 75-100); Martínez Babón (2003: 55-70); Redford (2003; Spalinger (2005);
Redford (2006); Mizrachy (2012: 25-26).
21 Goedicke (2000); Redford (2003: 13-43 y 206-209); Spalinger (2005: 83-100); Breyer (2010: 133-136).
22 Redford (2003: 57-71); Spalinger (2005: 57 y 110-111).
23 Véase Galán (2002: 90-91); Redford (2003: 73-78).
24 Sobre el papel de las Listas Topográcas para aportar luz a estas cuestiones, véase Simons (1937: 109-122);
Albright – Lambdin (1957); Astour (1963); Helck (1971: 138-149); Redford (2003: 43-56); Kitchen (2009: 132s.); Boese
(2009); Otto (2009: 173); Breyer (2010: 137); Mizrachy (2012: 26-27).
25 Véase nuestra última aportación sobre la cuestión en (Belmonte – Pintado 2011: 197-201).
56 Juan Antonio Belmonte Marín
Estela de Armant: «Os contaré lo que se hizo (…). Él mató siete leones disparando
(echas) en un instante y se trajo un grupo de 12 toros salvajes a la hora del
almuerzo, sus colas colgándole por detrás. Abatió a 120 elefantes en el país de
Niya (3st nt Ny), volviendo de Naharina (m iwt=f m Nhrn). Cruzó el Éufrates (pẖr wr)
y pisoteó las poblaciones de ambos lados (dmw nw gs=fy), consumidas por el fuego para
siempre. Inscribió una estela de victoria en su lado [xxx] (wḏ n ntw ḥr gs=f [xxx]).
Capturó rinocerontes con los arcos, en el país meridional de Nubia, cuando fue a
Miu en busca del rebelde de aquel país. Erigió una estela allí como lo había hecho en
los connes de [xxxx] (wḏ=f im mi irt.n=f m pḥwi [xxx])» (Galán 2002: 115; Redford
2003: 155)15.
Estela de Gebel Barkal: «Él es el rey, valiente como Montu, quien conquista y a
quien no se conquista, quien pisotea a todas las tierras extranjeras desobedien-
tes, sin que haya quien les proteja en aquella tierra de Naharina (m t3 pf n Nhrn), pues
su señor ha huido por miedo. Yo he arrasado sus ciudades (niwwt=f) y sus asenta-
mientos (wḥyt=f), les he prendido fuego, he hecho de ellos montículos de ruinas (i3wt) sin
que puedan volverse a fundar (…) Mi majestad marchó luego a los connes de Siria-Pa-
lestina (pḥww nw Sṯt). (…) Navegaron delante de mi majestad para cruzar aquel gran
río (itrw pf c3) que uye entre esta tierra extranjera y Naharina (3st ṯn r Nhrn). El rey
es él, de quien se alardea como consecuencia de sus acciones en batalla, quien
cruza el Éufrates (pẖr wr) al frente de su tropa persiguiendo a quien le atacó, en busca
de aquel maldito enemigo [a través] de los países de Mittani (rw pf ẖsi […] 3swt Mṯn).
Él había huido delante de su majestad hasta otra tierra lejana por miedo. Mi majestad
erigió entonces una estela en aquella colina de Naharina (wḏ=i ḥr ḏw pf n Nhrn), escul-
pida en la vertiente del lado oeste del Éufrates (m šd m ḏw ḥr gs imnti pẖr wr)...» (Galán
2002: 120; Redford 2003: 106)15.
Biografía de Amunemḥeb: «De nuevo hice captura(s) (en) esta campaña, en la «Co-
lina del Enebro» (Ṯst Wcnc), al oeste de Alepo (3rbw), y me traje 13 hombres semi-
tas cautivos, 70 asnos vivos, 13 hachas de bronce, el bronce labrado como oro
[...]. De nuevo hice captura(s) (en) esta campaña, en el país de Cárquemis (3st nt
K3rk3myš), y me traje [...] como cautivos. Crucé el agua de Naharina/Éufrates (mw
n Nhrn), estando ellos en mi mano [...], y los [puse] delante de mi señor. Él me
recompensó entonces con una gran recompensa. Relación: [...]» (Faulkner 1946:
40; Bryan 2000: 24; Galán 2002: 130; Redford 2003: 168)15.
Esta documentación aquí presentada es la que sustenta nuestra principal
información sobre el enfrentamiento directo entre Egipto y Mittani/Naharina.
Según ella, parece ser que el alcance del movimiento militar egipcio le llevó a
varias incursiones más allá de los límites naturales marcados por el río Éufrates, los
«connes de Siria-Palestina (eg. Sṯt)» (Galán 2002: 32 y 40 n. 8; Liverani 2003: 65-67;
Belmonte 2008: 101-105), si bien continúa siendo problemática la localización de
las estelas del límite del «dominio universal» de los egipcios (Helck 1981; Redford
2003: 150-152). Además otras cuestiones también deben ser recordadas: 1) Sobre
el rey de Mittani, denominado por los egipcios como «aquel maldito enemigo»
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 57
y que «había huido delante de su majestad hasta otra tierra lejana por miedo»26,
no hay pruebas contundentes para su identicación27: Paršatatar o Sauštatar28.
2) Tampoco está claro si la derrota hurrita estuvo acompañada de un tributo de
sometimiento29 por parte de los monarcas mittanios, si bien conocemos que otras
entidades políticas del momento entregaron aportaciones (Ḫatti en años 33, 35?, 41
y 42?; Assuwa [¿Alašiya/Chipre?] en años 34, 38 y 39; Babilonia en año 33; Alalaḫ
en año 38; y Asiria en años 24, 33 y 40). 3) Sobre el impacto real del suceso, para
D. B. Redford, la política internacional del momento debió sentirse alterada
(Redford 2006: 336). Aunque por la duración y el posterior devenir histórico en la
zona, el éxito egipcio fue efímero (Belmonte – Pintado 2011: 199 n. 44; Solans 2011:
35), pudiéndose pensar entonces más en un «tour de force» que en una victoria
concluyente (Spalinger 2005: 114; Redford 2006: 33).
2.3. Siria septentrional después de Tutmosis III
Pasada la «tormenta», parece que los reyes anteriores a Šuppiluliuma I pudieron
aprovechar el vacío generado en la zona durante las campañas de Tutmosis III
(Klinger 1995: 238-241; De Martino 2004: 38), a pesar de las escasas evidencias
textuales que tenemos para este periodo histórico de Ḫatti30.
2.3.1. Vuelta a Siria de los monarcas hititas (ca. 1450-1380).
Para muchos historiadores es el momento de ubicar la política expansionista
de Tudḫaliya I/II (ca. 1450-1420)31, quien primero debió alcanzar un acuerdo con
Šunaššura de Kizzuwatna (CTH 41 = Beckman 1996: nº 2 = Bernabé – Álvarez-Pedrosa
2004: 29-35), dejando así el camino expedito para Siria (Kizzuwatna ya no dejará
de estar ligada a Ḫatti). Igualmente cabe destacar la conquista de Alepo, según se
desprende del Tratado entre Talmi-Šarruma de Alepo y Muwatali II:
§5: «Cuando Tudḫaliya (I/II), Gran Rey, subió al trono de la soberanía, el rey de
Alepo (LUGAL KUR URU.Ḫa-la-ap) hizo la paz con él. Pero luego hizo defección
y el rey de Alepo hizo la paz con el rey de Ḫanigalbat [: Mittani] (LUGAL KUR
URU.a-ni-gal-bat) y por ese motivo él [: Tudḫaliya] los aniquiló, junto c[on sus
tierras?]. Destruyendo (nalmente) el país de Alepo» (KBo 1.6 = CTH 75A)32.
26 Según la Estela de Gebel Barkal, véase supra (también Belmonte – Pintado 2011: 199 n. 44).
27 Kühne (1982: 211-215); Wilhelm (1989: 26s.); Bryan (2000: 74s.); Freu (2003: 55s.); Spalinger (2005: 57s. y 114-
117).
28 Dudas que también existen con relación a los monarcas hititas del momento (Klengel 1992: 95 «the identity
of this Hittite king is not clear»); Bryce (2001: 156 n. 97 «podría haber sido el sucesor de Zidanta, Huzziya II»);
Redford (2003: 75-77 [Zidanta/Huzziya II]); Freu (2007b: 71-72 [Ḫattušili II]); etc.
29 Sobre el término egipcio ἰnw «aportación», véase Liverani (1990: 260-262 [= Liverani (2003: 244-246]); Bryan
(2000: 74-75); Spalinger (2005: 133-134).
30 Bernabé – Álvarez-Pedrosa (2000: 27s.); Bryce (2001: 180-185); Freu (2007b: 57-59); Pruzsinszky (2007: 24-28).
31 Véase Liverani (1995: 396 y 399); Klengel (1999: 112-114); Bryce (2001: 179-182); Bernabé – Álvarez-Pedrosa
(2004: 20); Freu (2007b: 87ss.); Solans (2011: 36).
32 Véase Beckman (1996: 88-90); Bernabé – Álvarez-Pedrosa (2004: 19-20). Cf. también Na’aman (1980: 39);
Klinger (1995: 246); Klengel (1999: 112-114); De Martino (2000: 83-86); Bernabé – Álvarez-Pedrosa (2004: 187-189);
De Martino (2004: 38-39); Forlanini (2005: 234); Altman (2009: 57-58); Solans (2011: 232).
58 Juan Antonio Belmonte Marín
Con su hijo Ḫattušili II (ca. 1420-1410)33, si las interpretaciones que se
hacen de los parágrafos §§6-10 del tratado anterior34 son correctas, sucedió el
desmantelamiento denitivo del Reino de Alepo (véase últimamente Solans 2011:
232-234)35. Las regiones vecinas del este: Aštata y del sur: Nuḫašše, son las grandes
beneciadas (ya al oeste se había conformado otra entidad, Alalaḫ/Mukiš, en época
de Idrimi ca. 1500).
2.3.2. Reestructuración de la política exterior «mittania» en Siria.
Los acontecimientos antes expuestos debieron de suponer un momento crítico
para Mittani, que tuvo que gestionar esta nueva situación de pérdida de control.
Buena prueba de ello es que Alepo no acaba de estar bajo un dominio concreto
(véase nota 34). Para J. C. Oliva durante el reinado de Šauštatar II (ca. 1450-1430),
Mittani comenzó a poner orden tras el nuevo «equilibrio de fuerzas» que dejaron
las campañas egipcias de Tutmosis III (Oliva 2004: 180-181).
Tras el reinado de Tutmosis III, la política egipcia estuvo dominada por los gobiernos
de Amenos II (ca. 1438-1412), Tutmosis IV (ca. 1412-1402) y Amenos III (ca. 1402-
1364), quienes administraban con rmeza el territorio asiático heredado (Martínez
Babón 2003: 70-81)36. La reaparición de Ḫatti como tercera potencia en la zona, debió
de agilizar la búsqueda de una entente cordiale entre Mittani y Egipto. Para una buena
parte de estudiosos37, ambas casas reales sellaron una paz denitiva tras un «supuesto
33 Sobre su autenticidad y su difícil colocación en el listado de reyes de Ḫatti, véase De Martino (1993, 227);
Klengel (1999: 126 n. 187); Beckman (2000: 26); Bryce (2001: 181-182); Bernabé – Álvarez-Pedrosa (2004: 23);
Wilhelm (2004: 76); Freu (2007b: 68-74).
34 §§6-10: «El rey de Alepo (LUGAL KUR URU.a-la-ab) cometió una fal[ta contra] el rey de anigalbat [: Mittani]
(LUGAL KUR.a-ni-gal-bat) e (igualmente) cometió [una falta] contra attuši[li, rey de] atti ([LUGAL KUR UR]U.a-at-
ti)» ||
§7)
«Y los hijos del país de Aštata (DUMU.MEŠ KUR URU.Aš-ta-ta) y [los hijos del pa]ís de Nuaš[še] ([DUMU.MEŠ KU]
R Nu
!
-
!
-[ši]) reclamaron [al] rey [de Mittani] ([a-na] LUGAL [KUR URU.Mi-it-ta-an-ni)
[
ciudad
]
[es] y distritos fronterizos
del país de Alepo (
[
URU
]
.[DIDLI.I.A] ù ZAG.I.A-ni / ša KUR URU.a-la-ab)» ||
§8)
«Y el rey de Mitta[ni fue] y entregó
[estas] ciudades y distritos fronterizos (URU.DIDLI.ḪI.A ù ZAG.I.A-ni) [a los hijos del país de Ašta]ta y a los hijos del país
de Nuašše [e]n (manifestación de) una relación amistosa [como] regalo» ||
§9)
«Y les escribió tablillas <relativas a> [estas]
ciudades y relativas a los distritos fronterizos (<ša> URU.DID[LI.I.A an-nu-tì] ù ša ZA[G.I].A-ni an-nu-tì) y los se[lló] [c]
on su sello. Igualmente, los hijos de Alepo cometieron una falta contra attušili, rey del país de atti» ||
§10)
«[Los hijos
de Aštata] y [los hijos de Nu]ašše volvieron a ir ante attušili , rey del país de atti, y reclamaron ciuda[des y distritos
fronterizos] del país de Alepo (URU.DID[LI.I.A ù ZAG.I.A-ni] ša KUR URU.a-la-ab). [Y el rey del país de atti] fue y
entregó como regalo las ciudades y distritos fronterizos del país de Alepo (URU.DIDLI.I.A ù ZAG.I.A-ni ša KUR URU.
a-la-ab) [… a los hijos de Ašta]ta y a los hijos de Nuašše. [Y escribió las tablillas relativas a estas ciudades y a los
distritos fronterizos (URU.DIDLI.I.A ù ZAG.I.A-ni)] y las selló [con] sus sello y se las quedaron».
35 Esta nueva aparición hitita en Siria, debió de provocar una reestructuración temporal del ámbito sirio
septentrional, si nos atenemos a la información que se obtiene de ciertos tratados entre Ḫatti y «entidades
politicas» de la región (Klengel 1999: 114; Solans 2011: 36): Alalaḫ (CTH 136; véase Freu 2007b: 72 n. 176; Solans
2011 36 n. 23); Aštata, junto al Éufrates y al sur de Cárquemis (CTH 212.50; véase Solans 2011: 236 [§ 7.3c]); Tunip,
junto al Orontes y al sur de Alalaḫ (CTH 135; véase Freu 2007b: 53-56; Solans 2011: 160 [§6.5d]; y Nuḫašše, sur de
Alepo (CTH 75A §§6-10; véase Solans 2011: 232-234 [§7.3]).
36 Por los datos de la Estela de Mens (Galán 2002: 154-160), las grandes potencias se «rindieron ante los pies» de
Amenos II, después de dos campañas victoriosas (año 7, ca. 1432, y año 9, ca. 1430): «Entonces, el jefe de Naharina
(p3 wr n Nhrn), el jefe de Hatti (p3 wr n t) y el jefe de Babilonia (p3 wr n Sngr) oyeron sobre la gran victoria llevada
a cabo, y se imitaban unos a otros presentando todo tipo de regalos de cada una de las tierras extranjeras» (Edel
1953: 125 y 136; Galán 2002: 159).
37 Véase p. ej. Klengel (1965: 39); Kühne (1973: 19-20 n. 85); Wilhelm (1989: 28s.); Liverani (1995: 383); Padró
(1996: 272s.); Bryce (1998: 186s.); Artzi (2000: 206-210); Kitchen (2001: 256-257); Martínez Babón (2003: 81); Oliva
(2004: 181); Altman (2009: 30).
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 59
inicio de relaciones diplomáticas» y el posterior intercambio de «matrimonios
dinásticos» (ca. 1410); se basan en concreto en los siguientes testimonios:
Inscripciones de la Columnas de las Salas de Karnak: «Los jefes de Mittani vinieron a
él (= Amenos II) su tributo sobre sus espaldas, para buscar la paz con Su Majes-
tad, deseosos de su dulce aliento de vida. ¡Un evento importante del cual jamás
se había oído hablar en el pasado desde el tiempo de hombres y dioses!» (Urk. IV,
1326; Martínez Babón 2003: 77).
EA 29 [Carta de Tušratta a Amenos IV] 16-27: «Cuando [...], el padre de Nimmu-
reya (= Tutmosis IV), escribió a Artatama, mi abuelo, le pidió la mano de la hija
de [mi abuelo, la hermana] de mi padre. Escribió cinco y seis veces, pero no se la
concedió. Cuando escribió por séptima vez, sólo entonces la presión fue tal que
lo indujo a entregársela. Cuando Nimmureya (= Amenos III), tu padre, [escri]
bió a Šutt[arna], mi padre, y le pidió la mano de la hija de mi padre, mi hermana
escribió tres y cuatro veces, pero [no] se la concedió. Sólo cuando le escribió
cinco y seis veces la presión fue tal que accedió a [entreg]ár[se]la. Cuan[do] Nim-
mureya, [t]u [p]adre, me escribió pidiéndome a mi hija, [no] se la ne[gué]. A la
primera oca[sión] dije a su mensajero: “Naturalmente se la entregaré”».
Escarabeo conmemorativo: «Año 10 bajo la majestad del Horus: “Toro victorioso,
quien aparece ocialmente con Maat”, las dos Señoras: “Quien establece las le-
yes y tranquiliza a las dos tierras”, el Horus de oro: “De arma grande, quien gol-
pea a los asiáticos”, el rey de Egipto, señor de la acción Neb-Maat-Ra, el elegido
de Ra, el hijo de Ra Amonhetep-“Gobernante de Tebas” -¡que se le conceda vida!
La gran esposa del rey Tiyi -¡que viva!-. El nombre de su padre es Yuya. El nom-
bre de su madre es Tuya. Maravillas fueron traídas para su majestad -¡vida, pros-
perida y salud!-: la hija del jefe de Naharina, Šuttarna, (llamada) Kelu-Ḫeba, y las
primeras de su harén, 317 mujeres.» (Kitchen 2001: 257; Galán 2002: 193-194).
Por las fuentes egipcias conocidas, no se nos especican los límites fronterizos
existentes entre Mittani y Egipto; si bien parece que ambas potencias estructuraron
los territorios asiáticos en dos áreas de inuencia, donde la zona egipcia quizás
llegaba por el interior hasta Qadeš y, con toda seguridad, hasta Ugarit por la costa38.
3. Cárquemis «mittania»
Por los datos que tenemos a nuestra disposición, se inere que la presencia hurrita
en Cárquemis debió de durar como mínimo siglo y medio39. H. Klengel hace iniciar
este periodo durante el reinado de Parratarna de Mittani (ca. 1510-1490); «el señor
al que obedece toda la zona [Mukiš, Alepo, Cárquemis y Aštata]», según M. Liverani
(Liverani 1995: 382; véase también Freu 2003: 45-48). El periodo acaba con la conquista
de Cárquemis por Šuppiluliuma (ca. 1350) tras un asedio de siete días, hecho que se
38 Véase p. ej. Liverani (1995: 438 [g. 103]); Martínez Babón (2003: 77s [mapa 8]); Altman (2009: 30-33).
39 Datos que tienen un antecedente claro en la aportación de H. Klengel (Klengel 1965: 37-40 y 46-48) por medio
de su clásica monografía Geschichte Syriens (Klengel 1965; 1969; 1970).
60 Juan Antonio Belmonte Marín
suele hacer coincidir con la muerte del faraón denominado Nibḫururiya/Amenos IV
y la nalización del reinado de Tušratta de Mittani (ca. 1375-1350), como lo recogen
las Hazañas de Šuppiluliuma I contadas por su hijo Muršili II (véase nota 4).
La inuencia hurrita es bien conocida en el ámbito de la Siria septentrional40.
Con relación a Cárquemis, ya en los años setenta M. Liverani destacaba que «la
population était composée de Hourrites, selon toute vraisemblance» para así
argumentar la estrategia tomada por Piyaššili, hijo de Šuppiluliuma, cuando
adopta un segundo nombre: Šarri-Kušuḫ, de claro origen hurrita, al ser declarado
rey de Cárquemis: «donc le nom hourrite assumé par le roi de provenance hittite
veut signier sa volonté de se faire roi local, non simple émanation de la volonté
de Hattuša; de se considérer comme partie de la population locale, non élement
extérieur» (Liverani 1978: 15341; véase también Wilhelm 1989: 36).
Otras muchas armaciones sobre la prestancia geopolítica de Cárquemis en la
zona provienen de su papel en la resistencia nal a los ataques hititas contra las
tierras sirias al oeste del Éufrates (foto-nal de la Cárquemis «mittania»): «Karkémiš
était une ville qui faisait précédemment partie du système politique du Mitanni, en était
d’ailleurs le centre le pus fort, celui qui avait résisté le plus longtemps aux Hittites»
(Liverani 1978: 153); «the most important stronghold on the Euphrates» (Wilhelm
1989: 36); «a bridgehead of Mittanian power west of the Euphrates» (Klengel 1992:
110); «Karkemis era la fortaleza hurrita más importante sobre el Éufrates» (González
Salazar 2010: 70); «las hostilidades prendieron en la región del Éufrates alrededor
del territorio de la fortaleza mitannia de Carkemish» (Bryce 2001: 221); «une tête de pont
mitannienne à Karkemiš pour remettre en cause les conquêtes de souverain hittite à
l’ouest de l’Euphrate» (Freu 2003: 148)15.
3.1. Territorios y áreas de inuencia de Cárquemis
Pero para poder dar una justa respuesta al título de nuestro trabajo, se debe
buscar cuál fue el discurrir de esta «fortaleza hurrita»/«ciudad mittania» durante
esos ciento cincuenta años. Echar únicamente mano de la «retrospección»
desde una foto-nal, como la expuesta en el anterior párrafo, puede resultar
insatisfactoria; si bien la tarea no es sencilla (véase nota 14). Tampoco nos ayuda
mucho la no aparición de Cárquemis en los textos del nivel IV de Alala42.
Cárquemis se encontraba a mitad de camino entre la capital de Mittani,
Waššukkani (probablemente T. Faḫḫāriya43), y Alala/Mukiš, formando parte de
40 Destacan los trabajos sobre Alalaḫ/Mukiš (véase Klengel 1992: 98; Liverani 1995: 382; Salvini 1995: 91; De Martino
2000: 87; Freu 2003: 91s; Oliva 2004: 180 y 184; Von Dassow 2008: 23-24; Von Dassow 2014: 14-18), como los relativos a
Ugarit (véase Salvini 1995; Singer 1999: 621-622; Sanmartín 1999-2000; Van Soldt 2003; Oliva 2004: 184; Vita 2009).
41 Liverani reelabora una idea aportada por H. Klengel: «Dem Umstand, dass die Bewölkerung Nordsyriens zu
einem beträchtlichen Teil hurritischer war, wurde durch die Zulegung eines zweiten, hurritischen Namens des
Piiaššili, Šarrikušu, Rechnumg getragen» (Klengel 1965: 72).
42 Datables unos años después del apoderamiento «mittanio», bajo el gobierno de Niqmepa, hijo de Idrimi, e
Ilim-ilimma II de Alalaḫ/Mukiš, ca. 1480-1460 (Von Dassow 2008: 45-63).
43 El yacimiento sirio tantas veces sacado a colación como lugar donde se localizaba la capital «mittania» (Bonatz et
al. 2008; Bonatz 2014; www.fecheriye.de). Hay que esperar los futuros resultados de la misión arqueológica germano-
siria que ha comenzado un nuevo proyecto de investigación en 2005, una vez superado el conicto bélico en la zona.
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 61
la primera «zona de nucleación» del Reino de Mittani (véase nota 17). Además
por el conocimiento de la geografía del reino de Mukiš (véase p. ej. Von Dassow
2008: 503ss; Casana 2009: passim), se puede deducir que un triángulo formado por
Cárquemis, Alepo44 y Emar/Aštata45 era su frontera oriental.
3.1.1. De las campañas de Tutmosis III al nal de la entente cordiale.
Cárquemis como país (eg. ḫ3st nt K3rk3myš) aparece en la Biografía de Amunemḥeb
(véase apartado 1.2.2.). Según A. J. Spalinger, la zona afectada principalmente por
la octava campaña de Tutmosis III (ca. 1457) fue la porción occidental de Mittani
(Spalinger 2005: 114). Los lugares fueron transitados por las tropas egipcias en
dirección al Éufrates una zona montañosa al oeste de Alepo (más en concreto la
Colina del Enebro, eg. Ṯst Wcnc, quizás el actual Ğabal Simān) y el país de Cárquemis
(no la ciudad de Cárquemis46). Conguran una interesante foto-ja de la región a
mediados del siglo XV, en especial lo relativo a la parte meridional del anterior
triángulo territorial mencionado.
Fig. 2. Regiones transeufráticas y ciseufráticas (elaborado según Fig. 1)
44 Incluso, según un texto del nivel IV de Alalaḫ (véase nota 42), Alepo albergaba un «mittanische Beamte»
(Klengel 1978: 110): «(Con relación a) dos (/ tres) mujeres y un hombre fugitivos de Wantaraššura: “Ante Niqmepa
(rey de Alalaḫ), Taġ(e)ma, siervo de Wantaraššura, (originario) de Urmu, los ha recibido”. Testigo: Arnuwar, el prefecto
de Alepo (IGI Ar-nu-war / LÚ.a-al-ṣú-u-li / ša URU.Ḫa-la-ab.KI)» [AlT 101 (Wiseman 1953: 57); cf. Márquez Rowe 1997:
191-194; Von Dassow 2014: 19-21]. Se trataría probablemente de un nuevo rey (de claro origen no semita), que
iniciaría una nueva dinastía bajo control hurrita, según Márquez (1997: 196), (cf. Van Soldt 2000: 113). Sobre LÚ.ḫa-
al-ṣú-u-li, «nombre de ocio», con sujo hurrita: -oġli, derivado del término acadio: ḫalṣu «distrito» (véase CAD
[Oppenheim 1956s.] Ḫ, 51-53/§3; cf. Durand 1997: 120s: «On le traduit géneralement par «district» ou «province
administrative». Au propre, halṣum doit signier «(zone) délimitée», «province d’action», non «fortication»…»;
Von Dassow 2014: 19 n. 25).
45 Entidad política «dual»; otras denominaciones: «confederación» (Bunnens 1989: 25) o «designación
geográca» (Solans 2011: 236s.), al estilo de Alalaḫ/Mukiš, cuya principal ciudad es Emar (Yamada [M] 1994: 267-
268; Belmonte 2001: 73; Cohen 2009: 14-15; Solans 2011: 101-103 y 232-235; Torrecilla 2014: 11-13).
46 Es habitual realizar una ilación rápida entre país y ciudad, cuestión que queda bien clara en el texto egipcio
(Mizrachy 2012: 29-30), donde aparece ḫ3st (país; land) y no nywt (ciudad; town) [véase p. ej. 1.2.2. Estela de Armant
«país de Niya» o Estela de Gebel Barkal «países de Mittani»] –o también sus sinónimos: dm / wḥyt [véase p. ej.
1.2.2. Annales de Tutmosis III]. Ya H. Klengel dejaba bien claro que «Eine Eroberung der Stadt Karkemiš wird in den
Quellen nicht erwähnt» (Klengel 1965: 38).
62 Juan Antonio Belmonte Marín
Y. Mizrachy, autor que ha realizado en un reciente artículo una revisión de la
octava campaña de Tutmosis III (Mizrachy 2012), presenta nuevas interpretaciones
con relación al meeting point en el río Éufrates, la erección de la segunda estela y
qué zonas al otro lado del río sufrieron las razzias egipcias (Mizrachy 2012: 33-
41). Añaden además una sugerente nueva ruta de acceso al Éufrates, que utilizaría
algún paso cercano a Azu/Tall Ḥadida, margen derecho, y/o Ekalte/Tall Munbāqa,
margen izquierdo (Mizrachy 2012: 25 [mapa], 34-36 y 40). Si este autor estuviera en
lo cierto, parece bien claro que los ejércitos egipcios huyeron de la confrontación
directa con la fortaleza «mittania» y buscaron otras zonas o regiones para acceder
al río (véase Fig. 2), quizás «sondeando» tierras, entre la estepa y el río, de
disputada pertenencia y cuyos territorios fronterizos tendrían un menor grado de
precisión47. Esta podría ser una primera precisión con relación al área meridional
de Cárquemis, que coincidiría con la denición de 3st nt K3rk3myš dada por Y.
Mizrachy: «geographic designator of a region of indenible extent» (Mizrachy
2012: 29).
Amortizado el nivel IVA de Alalaḫ (véase Von Dassow 2010: 42), la siguiente
fuente de información es la que se desprende de los §§5-10 del Tratado entre Talmi-
Šarruma de Alepo y Muwatali II (véase apartado 1.3.1.). Cárquemis no es mencionada,
pues el documento centra su foco de atención en Alepo y en sus problemas por
mantener su «integridad territorial»48. Si indagamos qué le sucedía a Alepo,
conviene no olvidar sus conictos fronterizos con sus vecinos Nuḫašše y Aštata
en época de Tudḫaliya I/II (ca. 1450-1420) y de Ḫattušili II (ca. 1420-1410). Sus
vaivenes, ahora con Mittani después con Ḫatti (véase nota 34), le llevaron a la
«degradación» de reino (LUGAL KUR URU.Ḫa-la-ap) a distrito (ac. alṣu)49, fruto
probablemente de «medidas correctoras» por parte de Artatama (ca. 1420-1390)50.
Un texto recientemente hallado en Baṣīru/T. Bazi amplía la información sobre el
«distrito de Alepo» en esta época51.
47 «El grado de precisión en la denición de la fronteras varía según la utilización del suelo: es máximo en zonas
agrícolas fragmentadas en aldeas y haciendas familiares, y mínimo en zonas propiedad de nadie» (Liverani 2003: 91).
48 De interés resulta observar la expresión usada en CTH 75A §§ 6-10 (véase nota 34): alāni u paṭāni del país de
Alepo (URU.DIDLI.ḪI.A ù ZAG.ḪI.A-ni ša KUR URU.Ḫa-la-ab); simililar a las utilizadas en RS 17.340 ([ZAG].MEŠ
URU.DIDLI.ḪI.A ḪUR.SAG.MEŠ an-nu-ti) y RS 17.237 (URU.DIDLI.ḪI.A ša ZAG.MEŠ ša KUR.Mu-kiš), los tratados entre
Ugarit y Mukiš, primero bajo la tutela de Šuppiluliuma y, después, bajo la de su hijo Muršili II (véase Liverani 2003:
84-85).
49 Durante el periodo del nivel IV de Alalaḫ, tenemos constancia del prefecto de Alepo (véase nota 44). Otros
ejemplos de distritos o provincias del ámbito «mittanio», zona nuclear, son Taidu (véase TB 8002 [Eidem 1997: 43-
44 y 46] nº 7 2-3: ša URU.Na-wa-ar / ḫal-ṣí URU.Ta-i-de4; cf. nota 14), Kutmar (ù ḫal-ṣí / [UR]U.Ku-ut-ma-ar) y Šūda
(ḫal-ṣí URU.Šu-u-dá) –ambos citados en CTH 51 §3 [Campaña contra Alše (ca. 1363)]–; todos los ejemplos de época
de Tušratta (ca. 1370-1350).
50 Véase últimamente Solans (2011: 85 y 232-233); Von Dassow (2014: 20-21). Quizás haya que entender también
así los «documentos arana», ahora que comienza a vislumbrarse mejor la relación de la “First Dynasty” de Emar con
Mittani, datada unas generaciones antes de la conquista de Cárquemis por Šuppiluliuma (ca. 1350) o del año 9 de
Muršili II, ca. 1332 (véase Skaist 1998: 60-63; Fleming 2000: 21-23; Freu 2003: 71-72; Pruzsinszky 2007: 24-28; Cohen
– D’Alfonso 2008: 4-6 y 19-21 (ca. 1390-1340, datación calibrada de su propuesta en Short Chronology); Solans 2011:
24-26 y 99-100; Cohen 2013: 285-287; Von Dassow 2014: 17-18). Si bien sigue habiendo contestación a la aceptación
de ella como una verdadera dinastía real (véase Yamada [M] 2013: 126-129, quien sigue a Pruzsinszky 2004).
51 Véase Sallaberger – Einwag – Otto (2006: 81-83) [TBz Tafel 2] «El rey Artatama (mAr-ta-ta-ma LUGAL) dio a los
hijos de Baṣīru ([U]RU.[B]á-ṣí-ri) la villa… (URU.[x x x x) que limi[ta con] la villa Te?ru…. (URU.Te?-ru-[x-x] y (que)
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 63
3.1.2. El conicto hitita-mittanio.
En el año 32 del reinado de Amenos III sucedió la muerte de Šuttarna II (ca.
1390-1371) y, con relación a ella, sobrevino una crisis en la casa real «mittania», de
la que nalmente saldría victorioso Tušratta (ca. 1370-1350), el remitente de la carta
hurrita hallada en El Amarna (EA 24). A Tušratta le surgirán unos duros contrincantes,
Tudaliya II/III (ca. 1380-1370) y su hijo Šuppiluliuma (ca. 1370-1343), que provocaran
un desconcierto general en sus territorios «mittanios» al oeste del Éufrates. Varios
son los eventos destacables durante el periodo que va del inicio del reinado de
Tudaliya II/III (ca. 1380) a la caída de Cárquemis (ca. 1350), que se presentan aquí de
forma rápida y sintética52:
1. La First Syrian Foray (ca. 1370). Razia hitita por Siria53 como respuesta a una
derrota hitita inigida por los hurritas en la región de Išuwa54.
limita [con] la villa Tewab[ni] (URU.Te-ú-a-[ab-ni]) (del) distrito de Alepo (al-ṣí URU.al-pa)» (cf. también nota
14; Solans 2011: 242; Von Dassow 2014: 19). Varios datos subrayables del texto: 1) No parece posible que Alepo
controlara territorios al este del Éufrates (donde se ubica Baṣīru/T. Bazi). 2) Es más plausible que si Artatama
concedió a Baṣīru aldeas pertenecientes al «distrito de Alepo», éstas estuvieran al oeste del Éufrates. 3) Si lo
anterior fuera lo correcto, uno de los topónimos citados: URU.Te-ú-a-a[b-ni] (*Tewabni) podría ser la forma del
topónimoTill-Abnim, documentado en los textos de Mari (sobreTill-Abnim en textos paleobabilónicos de Mari, cf.
Groneberg 1980: 237 [ARM 1 10:5 = Durand 1998: nº 475]; Charpin – Ziegler 2003: 131 n. 451, 152, 235 n. 604 y 276)
y últimamente identicado con Tall al-Qiṭār (Charpin – Ziegler 2003: 276; Otto 2009: 174), yacimiento situado en
el margen derecho del Éufrates. En su Building 11, datado en el periodo del BF I (McClellan 1986-1987: 35; Şerifoğlu
2009: 178; Yener 2010: 59), se ha hallado una tablilla calicada primeramente como mesoasiria (Snell 1983-1984),
si bien ahora se cataloga como mesobabilonia (Archi 1993; presenta sello del propietario con jeroglíco luvita,
originario de ti-la-pa-nu [*Til-Abnu]).
52 Más información en Wilhelm (1989: 35-38); Kühne (1999: 219ss.); De Martino (2000: 91-95); Bryce (2001:
197ss.); Freu (2003: 120ss.); Oliva (2004: 181-182); Richter (2008); Cordani (2010); González Salazar (2010: 65-
73).
53 Véase Tratado entre Šuppiluliuma I y Šattiwaza de Mittani (KBo 1.1 = CTH 51 = Beckman 1996: 36-44 = Bernabé -
Álvarez-Pedrosa 2004: 91-97) §2: «(…) Entonces dijo: ¿Por qué saqueas la otra orilla que pertenece a Tušratta, el
rey? Si tú atacas los países sitos junto al río Éufrates, yo también atacaré los territorios sitos junto al Éufrates (...) [5)
(...) ù a-ka-an-na iq-ta-bi it-me-ni-i a-na e-bé-er-ti / ÍD.UB.KIB.NUN.NA ul-li-ti ta-a-ab-bat ša ki-i mTu-uš-rat-ta LUGAL-
um-ma KUR.KUR.MEŠ ša e-bé-er-ti ÍD.UD.KIB.NUN.NA / ul-li-ti at-ta ta-ab!-bat ù a-na-ku a-ab-bat-ma KUR.KUR.MEŠ
ša e-bé-er-ti ÍD.UD.KIB.NUN.NA (...)]».
54 Así se interpreta lo expuesto en EA 17 [Tušratta a Amenos III], «30-35)Al año siguiente de la muerte de mi
hermano (: Artašamura), todo el país de atti se abalanzó sobre mí. Cuando el enemigo vino a mi país, el dios
Teššup me lo entregó y yo le vencí. No hubo quien volviera al interior de su país ([i-n]a <MU>.TI-ma ap-pu-
na-ma ša ŠEŠ-ia / [ki-i] id-du-ú x x BI KUR.a-at-ti / gab-bá-am-ma ki-i LÚ.KÚR.MEŠ a-na KUR-ti-ia / it-ta-al-ka
dIŠKUR be-li a-na qa-ti-ia / id-din-šu-ma ù ad-du-uk-šu / iš-tu lìb-bi-šu-nu ša i-na KUR-ti-šu ša i-du-r[u i]a-nu)».
Conectado con los datos de otras cartas emitidas por vasallos de Egipto: EA 60 [Abdi-Aširta de Amurru a Amenos
III] 1-19: «[A]l rey, el Sol, mi señor, [a]sí (habla) cAbdi-Aširta, tu siervo, polvo de tus pies. Yo caigo ante los pies
del rey, mi señor, siete y siete veces. 6) Mira, yo soy un siervo del rey y un perro de su casa. Yo protejo el país de
Amurru, su totalidad, para el rey, mi señor. 10) Yo he comunicado repetidamente a Paanate, mi gobernador:
“Toma las fuerzas auxiliares para proteger los países del rey. Ya que todos los reyes que (están) con el rey de
los hurritas, 15) persiguen arrebatar(nos) los territorios, para segregra(los) de (los que están) conmigo y (por
tanto) los de propiedad del rey, [mi] señor” (li-qa-mi / ERIM.MEŠ til-la-tì a-na na-ṣa-ar / KUR.I.A LUGAL a-nu-
ma gáb-bi / [L]UGA.I.A ša LUGAL ERIM.MEŠ ur-ri / 15) tu-ba-ú-ni7 KUR.I.A / a-na a-ṣu2!-li iš-tu / [Š]U-ia ù
ŠU-[ti] / [š]a LUGAL EN-[ia ù] / [a-n]a-ṣa-ar-š[u-nu]). [Pero yo los] guardo»; EA 75 [Rib-Adda de Biblos a Amenos
III] 35-42: «35)Sepa el rey, mi señor, que el rey de atti ha tomado todos los países tributarios del rey de Mittani
–el rey de Na<ri>ma. 40) (Así) la tierra de los grandes reyes, Abdi-Aširta, el siervo y perro, la (podrá) toma[r
para sí] (li-[i]l5-[ma]-ad LUGAL be-li / i-nu-ma iṣ-ṣa-bat LUGAL a-ti / ka-li KUR.KUR KU.TI.TI / LUGAL KUR.Mi-it-
ta-ni-ma / LUGAL KUR.Na-a-<ri>-ma / 40) KUR LUGAL.LUGAL ra-bu-[ti] / mÌR-A-ša-ar-[ta ÌR] / UR.GI7 yi-ìl-[ a-na
ša-šu])»
64 Juan Antonio Belmonte Marín
2. La Guerra Siria de un Año55 o Primera Guerra Siria56. Una Blitzkrieg de los ejércitos
hititas liderados por Šuppiluliuma que recorre la columna vertebral de Siria: Alepo
(KUR URU.al-pa), Mukiš (KUR URU.Mu-kiš-ḫi), Niya (KUR URU.Ni5-ia), Qaṭna (URU.
Qàṭ-na), Nuašše (KUR URU.Nu-aš-ši), Apu/Damasco (KUR URU.A-pí-na) y Qadeš
(KUR URU.Q[í-i]n-sà) [según CTH 51 §§ 4-5].
3. La Segunda Guerra Siria, también denominada la Guerra Hurrita (ca. 1350-1345).
Donde Šuppiluliuma obtuvo una victoria total que le llevó a la sumisión nal de
Mittani y la consolidación hitita en los territorios sirios hasta Qadeš.
Así se percibe Cárquemis (ciudad: URU.Kar-ga-miš; país: KUR URU.Kar-ga-mis y
rey: LUGAL KUR URU.Kar-ga-miš) involucrada en estos conictos bélicos:
1. EA 54 [Akizzi de Qaṭna a Amenos IV]: 38-54. Carta perteneciente a un cor-
pus coherente (Liverani 1998-1999: 291-296), según V. Cordani es datable en
la época nal de la «Prima Guerra Siriana», ca. 1362-1358 (Cordani 2010: 84),
que vuelve a mencionar [Cár]quemis (l. 51: [URU.Kar]-ga-mi-iš. Tras unos pa-
rágrafos que muestran el «clima bélico» de ese momento57: «§5. El mensajero
[de mi señor] vino a mí y ha dicho [esto]: “[Vo]y al país de Mitt[ani [donde] tres
[o cuatro] re[yes] son hostiles al rey [de [atti, pues to]dos [se han puesto de m]
i [parte]” (i-na KUR.Mi-it-t[a-an-ni a-tal-l]a-ak / [ù] LU[GAL.MEŠ] 3 [ù 4 n]a-ak-
ru / a-[n]a [ša LUGAL] KUR.[a-at-ti ša gab-b]u-ú / [i-na pa-ni-i]a [ša-ak-nu]).
§6. […] sus carros […] su mensajero […] no puede […] no se rinde. §7. [… Car]
quemis […]15».
2. CTH 75A [Tratado entre Talmi-Šarruma de Alepo y Muwatali II] §11: «[Cuando
Šuppiluliuma, Gran Rey], rey de la tierra de atti, mi padre, [se hubo asentado]
en el trono de la soberaní[a], [marchó contra el rey de Mittani y tomó] el país de
Cárquemis, el país de Alepo y las tierras de Nuḫašše. [El país de Qadeš y el país
de Amurru] los tomó [de las manos] del rey de [Egipto]. [Y] colocó [su frontera
en el Éufrates y a] su [espal]da el Mar y el Líbano»58.
3. CTH 49B [Tratado entre Šuppiluliuma y Aziru de Amurru] §2: «Antes de
improviso, [… el re]y de E]gipto, el rey de Ḫurri, el rey de [Aštata?], el rey de
Nuḫašše, el rey de Niya, el rey de [Qadeš?], [el rey de Muki]š?, el rey de Alepo
(y) el rey de Cárquemis, todos estos reyes, se hicieron hostiles a mi Sol. Pero
55 Lit. «Saqueé todos estos territorios en un solo año (a-na 1-en MU-ti KUR.KUR.MEŠ an-nu-tu gáb-bi-šu-nu a-ta-
bat-sú-nu-ti)», según CTH 51 lin. 46.
56 Ahora se intenta explicar de otra forma: a lo largo de cinco años, véase Cordani (2010: 51-98).
57 Véase también Kitchen (1962: 16 n. 7): «the context now lost might well have provided background for
Suppiluliuma’s subsequent siege of Carchemish about a decade later»; Klengel 1965: 32 (cita) y 44 n. 8; Freu
1992: 66 «EA 54,51, bien que le passage soit mutilé, nomme certainment Karkémish que la Geste de Suppiluliuma
connaît bien (fragments 26, 28, 35, 41). La grand fortresse de l’Euphrate est restée aux mains des Hourrites après
la “campaigne d’un an” (en 1342-1341 av. J.C.) et n’a été prise après un court siège qu’au debut de la “guerre de six
ans” (1328)»; Liverani (1998-1999: 294); Cordani (2010: 112); Belmonte – Pintado (2011: 201 n. 47).
58 CTH 75A [véase nota 32] (33-36: [ki-me-e mŠu-up-pi-lu-li-u-ma LUGAL GAL] LUGAL KUR U[R]U.a-at-ti a-bu-u-a
a-na GIŠ.GU.ZA LUGAL-ut-[ti] / [it-ta-šab a-na LUGAL KUR.Mi-it-ta-an-ni il-lik-ma] KUR URU.Kar-ga-mis KUR URU.a-
la-ab ù KUR.KUR Nu-aš-ši / [il-te-qi ù KUR URU.Ki-in-za ù KUR URU.A-mur-ri i-na ŠU] ša LUGAL KUR URU.[Mi-iṣ-r]
i e-te-kim-šu-nu-ti / [ù a-na ZAG-šu ÍD.KUB.NUN.NA ù a-na ku-tal-l]i-šu A.AB.BA [UR].S[A]G [Ni-i]b-la-ni iš-ku-un
(Reconstrucciones según Goetze 1928-1929).
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 65
Aziru, rey de Amurru subió de la puerta del país de Egipto y se hizo vasallo de
Mi Sol, rey de Ḫatti»59.
4. Tenemos una carta redactada en hurrita, hallada en Ugarit (RS 11.853 = PRU III
327-329), puede que proveniente de Cárquemis60, en la que las expresiones e-ta-ni-u-
un URU.Kar-ga-mi[š… ] «et tu fais frapper Karkemiš» y wa-šu-um-mi URU.Kar-ga-miš-
ta-ma-an «entre/envahir Karkemiš» (recogidas en RS 11.853: 6’-7’) quizás hablen de
un ataque y/o invasión de Cárquemis, según M. Salvini (Salvini 1995: 96)61.
Una valoración de todos estos datos nos lleva a tener una visión más precisa de la
geopolítica de Siria septentrional a dos décadas de la caída de Cárquemis. La razia hitita
(ca. 1370) remueve los cimientos del «dominio mittanio»: EA 60 [Amurru] dice que
«Todos los reyes que (están) con el rey de los hurritas, persiguen arrebatar(nos) los territorios»;
claramente por las presiones hititas (como dice Rib-Adda: «Sepa el rey, mi señor, que el
rey de atti ha tomado todos los países tributarios del rey de Mittani –el rey de Naarima»).
La primera «gran contienda» (ca. 1360) genera alineamientos concretos: 1)
Akizzi de Qatna (EA 54) arma en boca de un mensajero egipcio de camino a Mittani:
“[Vo]y al país de Mitt[ani [donde] tres [o cuatro] re[yes] son hostiles al rey de [atti, pues
to]dos [se han puesto de m]i [parte]”. El §11 del Tratado entre Talmi-Šarruma de Alepo y
Muwatali II, como buen ejemplo de «introducción histórica» de Tratado62, muestra
los afectados por la First Syrian Foray: Mittani -con Cárquemiš, Alepo y Nuašše- y
Egipto -con Amurru y Qadeš (indicando cada vasallo en su bando). Después, tras
pasarse Amurru al bando hitita, la situación cambia según CTH 49B: dos Grandes
Potencias –Egipto y Mittani– y siete Reinos vasallos -Aštata, Nuašše, Niya, Qadeš,
Mukiš, Alepo y Cárquemis. Tras la Guerra Siria de un Año (ca. 1370) solo quedan sin
conquistar Cárquemis y Aštata.
Después de esta «gran tormenta», Tušratta tuvo arrestos para hacer frente
de nuevo a los hititas. Pero a las primeras de cambio cayó su principal bastión
(Cárquemis) y sus cercanías (Aštata e Irrita), comenzando el n del dominio
mittanio en Siria (Bryce 2001: 219-223; Altman 2009: 46; Cordani 2010: 125-144;
González Salazar 2010: 70ss). Estamos en la foto-nal, echando mano de nuevo
del Tratado entre Šuppiluliuma y Šattiwaza (CTH 51)63 para orientarnos en nuestro
59 CTH 49B [= KBo 10.12 + 13 = Del Monte 1986: 128-141 = Beckman 1996: 32-37 = Bernabé - Álvarez-Pedrosa 2004:
88-91] 14-17: «ka-ru-ú u-u-da-ak [x x x x x LUG]AL K[UR UR]U.[Mi]-iṣ-ri) / LUGAL KUR URU.ur-ri LUGAL KUR URU.
[x x x] [LUGAL KUR] URU.Nu-a-aš-ša / LUGAL KUR URU.Ni-ia LUGAL KUR U[RU.xxx LUGAL KUR URU.Mu-ki]š? LUGAL
KUR URU.al-pa LUGAL KUR URU.Kar-ga-miš / ku-u-uš LUGAL.MEŠ u-u-[ma-an-te-eš] dUTU]I ku-ru-ur e-še-ir / (…).
60 Véase Laroche (1955: 327ss.); Salvini (1995: 96); Singer (1999: 621); Salvini (2000: 110s.); Vita (2009: 225s.):
61 Creemos que habría que ponerlo en relación a la conquista de Cárquemis por Šuppiluliuma (sobre la conquista
de Cárquemiš, véase Belmonte Pintado 2011: 202-206). El porqué de recibir Ugarit esa carta en hurrita, no
termina de poderse explicar (más si la tendencia actual es de no «alinear» a Ugarit con Egipto, véase Altman 2009:
passim; Solans 2011: 56-57), si bien podrían caber otras interpretaciones (sobre Ugarit y EA 45, véase Na’aman 1996;
Liverani 1998-1999: 284-286; Singer 1999: 622-627; Cordani 2010: 68-70).
62 Conviene tener presente el orden de discurso del citado tratado: §4 (época de Ḫattušili I y Muršili); §§5-10
(época de Tudḫaliya I/II y Ḫattušili II); §11 (llegada al trono de Šuppiluliuma), verdaderos jalones históricos de
las relaciones entre Alepo y Ḫatti (véase recientemente Altman 2004: 355-357; Devecchi 2010: 1; Solans 2011: 232s;
Von Dassow 2014: 21 n. 30).
63 Texto que tendría esta estructura: §§1-6 (Introducción histórica […§4-5 Guerra Siria de un Año]; §6 Muerte de
Tušratta); §7 (Šattiwaza acogido por Ḫatti); §§ 8-12 (Acuerdos varios […§10 Fronteras…]…);…
66 Juan Antonio Belmonte Marín
discurso. Si los §§1-2 nos ofrecían datos de la First Syrian Foray (véase nota 53) y los
§§ 4-5 de la Blitzkrieg (véase apartado 2.1.3.-3.), ahora tenemos el §1064:
«[a)] Yo, el Gran Rey, rey de atti, me apoderé del territorio de Mittani. En la
época de Artatama, cuando yo era príncipe no me apoderé de él.
[b)] En la época de Tušratta, me apoderé de él y [xxx] el Éufrates. A mi espalda,
yo coloqué el Monte Líbano como mi frontera. Todas las ciudades del [país de
Cárquemis]: Murmurika, Šipru, Mazuwati (y) Šurun, ciudades estas del distrito
de [Cárquemis], las entregué [a Piyaššili], mi hijo. Todas las ciudades del país de
Aštata, situadas al otro lado del río, pertenecientes al país de Mittani -Ekal[te,
NL], Aḫuna y Terqasic65– ciudades estas (pertenecientes al) del país de Aštata.
[(d)] Cuando Piyaššili, el hijo del rey, cruzó el Éufrates junto con Š[attiwaza, el
hijo del rey], y entró en Irrita, todas las ciudades de la otra orilla que tomó Pi-
yaš[šili], pertenecerá efectivamente a Piyaššili»66.
En palabras de M. Liverani, «Las tierras y las aldeas no se ven realmente como
partes constitutivas de una formación estatal: se asignan o se aseguran a un palacio
real, e incluso personalmente al rey y a sus descendientes» (Liverani 2003: 91). Aquí
64 Según nuestro conocimiento, al menos veinte autores se han interesado por este §10 de CTH 51: Weidner (1923:
23-24); Forrer (1926: 41s.); Goetze (1953: 60); Klengel (1965: 51-52); Astour (1969: 405-407) (la zona primera está
sitruada entre Alepo y Ğabbul); Del Monte – Tischler (1978: 48); Hawkins (1983: 136); Beckman (1996: 41); Yamada
[M] (1996); Bunnens (2000: 302-303) (sigue a Hawkins); Luciani (1999-2001: 89-92) (sigue a Hawkins y Yamada [M]);
Liverani (2003: 83) (traduce ḫalṣu como distrito, pero mantiene las traducciones anteriores a Hawkins); Bernabé
– Álvarez-Pedrosa (2004: 94) (traducción clásica anterior a Hawkins); Sallaberger – Einwag – Otto (2006: 92-93)
(sigue a Hawkins); Freu (2007b: 287-291); Boese (2009: 60 y 80) (localizaciones); Otto (2009: 171s.) (localizaciones);
Belmonte – Pintado (2011: 207) (siguen a Liverani); Solans (2011: 96 n. 356 y 101s.) (acepta las reconstrucciones
de Hawkins); Yamada [M] (2011: 200-201). Algunos datos destacables: la mayoría traduce por fortalezas (excepto
Liverani 2003; Freu 2007b: 287s.; Belmonte – Pintado 2011 por «distrito»); desde Hawkins (1983), se introduce
una reconstrucción con el primer set: Cárquemis (rompe con lo anterior que indicaba dos ámbitos eufráticos
pero siempre pertenecientes a Aštata), e identica Mazuwati con T. Aḥmar); con Yamada [M] (1994) (acepta
las hipótesis de Hawkins), se añade «The part of the Land Aštata lying west of the Euphrates is not explicitly
mentioned in the Šattiwaza treaty» (263 n. 11; pues conoce la información de las tablillas de Emar, que pone
en valor); recientemente Yamada [M] (2011), indica que las ciudades, antes de pasar a Cárquemis, pertenecían a
Cárquemiš y Aštata.
65 Véase Freu (2007b: 291s.): «il est donc imposible comme M. Astour et M. Yamada l’on montrer de confondre
Tirga/Terqa de CTH 51 avec la «préfecture» homonyme du royaume de Mari située à Tell Ashara trèn en aval
de Tuttul. La cite mentionnée par le traité était un petit poste Hittite de la vallée du Balih». Una reexión muy
personal ¿cabría la posibilidad de un lapsus del escriba que confundió Terqa con Tuttul? Sobre las menciones de
Tuttul en las fuentes escritas del BF, véase Belmonte (2001: 295-296); Faist (2001: 231-233); Krebernik (2001: 14);
Liverani (2003: 101). Para E. Cancik-Kirschbaum es complicado aunar los datos arqueológicos de Tell Bica con los
textos que citan Tuttul (Cancik-Kirschbaum 2014: 113).
66 CTH 51 Rev. 14’-21’: LUGAL GAL LUGAL KUR URU.a-at-ti KUR.KUR.MEŠ ša KUR URU.Mi-it-ta-an-ni el-te-qí-šu-
nu a-na tar-ṣi m[Šat-ti-ú-a-za] / 15) DUMU LUGAL ul el-te-qí-šu-nu-ti a-na tar-zi mTu-uš-rat-[t]a el-te-qí-šu-nu-ti ù ÍD.UB.
KIB.[NUN.NA x x x] / a-na ku-tal-li-ia UR.SAG.Ni-ib-la-ni a-na mi-iṣ-ri-ia aš-ku-un ù mi-nu-me-e URU.DIDLI.I.A ša
[KUR URU.Kar-ga-miš] / URU.Mur-mu-ri-ik URU.Ši-ip-ri URU.Ma-zu-wa-ti URU.Šu-ru-un {ù}URU.DIDLI.I.A an-nu-ti
al-ṣí ša [URU.Kar-ga-miš a-na mPí-ia-aš-ši-ìl-lì] / DUMU-ia at-ta-din mi-nu-me-e URU.DIDLI.I.A ša KUR URU.Aš-ta-ti
e-bé-er-ti ša KUR URU.Mi-it-ta-an-ni GAR-nu [U]RU.I-kál-[t] URU.xxxx] / URU.A-u-na ù URU.Ter-qá URU.DIDLI.
I.A an-nu-ti ša KUR URU.Aš-ta-ta un-du mPí-ia-aš-ši-ìl-lì DUMU.LUGAL it-ti mŠ[at-ti-ú-a-za DUMU LUGAL] / 20’) ÍD.UD.
KIB.NUN.NA e-te-eb-ru i-na [U]RU.Ir.ri-te e-te-er-bu mi-nu-me-e URU.DIDLI.ḪI.A ša e-bi-ir-ta-an ša mPí-ia-aš-[ši-ìl-lì
DUMU-ia] / ú-kà-al-lu ša mPí-ia-aš-ši-ìl-lì-ma šu-nu.
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 67
estaríamos en la concesión de Šuppiluliuma a su hijo Piyaššili de una «heredad»,
compuesta por tres amplios sectores de la «Primera zona de nucleación»:
Cárquemis, Aštata e Irrita67. Del primero, por el texto anterior, se conocen cuatro
topónimos: Murmurika68, Šipru69, Mazuwati70 (y) Šurun71, no del todo identicados
(véase Fig. 2).
Otro texto de interés, si bien muy deteriorado, es CTH 50 (= KUB 19, 27) conocido
también comoTratado entre Šuppiluliuma y Piyaššili/Šarri-Kušuḫ:
«Anv.[ … desde Murmu]rig[a …]. [Cuando ahora Šarri-Ku]šuḫ […] en el país de Cár-
quemis […] 5’) he instalado, porque le he dado […] enfrente de este […] a la ciudad
de Qaduma […] en el interior en el país de Mukiš frente […] Monte Ammari[k…]
en la ciudad de Biṭina […] 10’) Además el Monte […] el límite. Además el Mon[te
…] el límite. Además la ciu[dad …] el límite. Además […] el límite. Además […]
15’) el límite. Además […] el límite. Además […] el límite. [Además …] [……] Rev. A
[…] a[demás …] a […] en el interior en […] 5’) Además […] Además […] Además el
Mon[te …] en la ciudad de Karkuma […] Además el Mon[te…]. Estos Montes de
67 Ciudad y distrito (ḫalṣu, véase otros ejemplos en nn. 44, 49 y 51) recogida en el Tratado entre Šattiwaza
y Šuppiluliuma (CTH 52 [= KBo 1.3 = Beckman 1996: 44-50; Bernabé - Álvarez-Pedrosa 2004: 97-102] §5) -cuando
Piyyašili y Šattiwaza se enfrentan a Šuttarna (ca. 1349), que está siendo apoyado por los asirios (Freu 2007b:
287s)- «41) Los dioses del Gran Rey, rey de [Ḫa]tti, nos protegieron y los hurritas que Šuttarna había enviado como
protección 42) para Irrita, así como los carros de guerra y las tropas del distrito de [Ir]rita (GIŠ.GIGIR.ḪI.A ù ERIM.
ḪI.A ša ḫal-ṣí [URU.Ir]-ri-te), los ganamos para nosotros. 43) Llegamos a Irrita y las tropas y los carros de guerra
que estaban dentro de la ciudad vinieron ante nosotros. 44) Capturamos y destruimos todo […] que […]. Cuando
el pueblo de Irrita 45) […] se reunieron. 46) El pueblo de la ciudad de Ḫarrán y [el distrito de Ḫa]rrán se reunieron
(ù [ḫal-ṣí URU.Ḫar-r]a-a-ni ip-ta-a-ru-ma) y vinieron a nosotros 47) […] en Ḫarrán nos establecimos». Si se admite
que Irrita corresponde en la actualidad a T. Bandar Ḫan (véase Fig. 2), esta ciudad habría que ubicarla al Este de
la «Primera zona de nucleación». Sobre Irrita en los textos de Mari, véase Charpin – Ziegler (2003: 230) (Durand
1997: nº 252; asuntos entre Yatar-Ami de Cárquemis y Niḫriya). Para los textos de Alalaḫ VII (ca. 1764-1644) y de los
archivos del BF II [ca. 1400-1200], véase Belmonte (2001: 146).
68 Véase Weidner (1923: 23 n. 6): «in der Nähe von Karkemiš»; Forrer 1926: 44 y 57 [T. al Tedeyen/Ḥammam];
Goetze (1953: 60 n. 60): «south Kargamiš»; (Astour 1963: 231) (Mirmiran, 17 km NE de Antioquía); Klengel (1965:
49 n. 59): «südlich der Mündung der Sağūr-Flusses in den Euphrat»; Astour (1969: 405s.): «Its position was
probably somewhere along the Sagur (Sağur) River»; Klengel (1970: 88 «südlich von Karkamiš» y 323 «im östlichen
Nordsyrien»); Del Monte – Tischler (1978: 276): «Wohl in der Umgebung von Karkamiš am Westufer des Euphrat»;
Belmonte (2001: 187 s.v. Marmarug(e) (> Astour 1963); Freu (2007b: 290): «sur le Sagur»; Von Dassow (2008: 64s. n.
158 (> Astour 1969), 504 (mapa) y 509 (town within Alalaḫ’s domain, perhaps located near the NE frontier toward
Carchemish) n. 8 (habla de la recolocación de Astour 1963 a Astour 1969); Boese (2009: 69 y 80: Tall Šuyūḫ Fawqānī).
69 Véase Weidner (1923: 23: AT sprwym); Forrer (1926: 44s.: al-Ğizle); Dossin (1930: 89: Seré, según comunicación
personal de R. Dussaud); Lewy (1952: 414 n. 2: Seré); Goetze (1953: 60 n. 60: Sre is too far from the Euphrates);
Astour (1969: 406: Sre); Klengel (1970: 88 (< Forrer) y 107 n. 57 (cita a Goetze); Del Monte – Tischler (1978: 359s.:
«Stadt von Aštata am Westufer des Euphrat» (recoge otras > Sfīre); Matthiae (1980: T. al-Furağğ); Boese (2009: 71 y
80: Tall Baddayah); Otto (2009: 171: Sre o T. al-Furağğ).
70 Véase Del Monte – Tischler (1978: 267); Hawkins (1983: T. Aḥmar); Yamada [M] (1994: 232s.: T. Aḥmar); Luciani
(1998-2001: passim [Lista de Tut. III nº 282: Mšw (Masuwati)]); Boese (2009: 72 y 80 T. Aḥmar); Solans (2011: 101 n.
398 (sólo localizable Mazuwati = T. Aḥmar).
71 Véase Astour (1969: 406); Del Monte – Tischler (1978: 369: Stadt von -> Aštata am Westufer des Euphrat);
Yamada [Sh] (2000: 115: la relaciona con la Sūrunu neoasiria, véase «After crossing the Euphrates, Shalmaneser
conquered […]-x-ga-a, Ta-gi, Su-u-ru-nu, Pa-ri-pa, [Tíl]-ba-še-re-e, and Da-bi-gu, “six fortied cities of Ahuni son of
Adini (6 ālānīšu dannūti ša mAhuni mār Adini)”» … «Surunu may probably be identied with Saruna, attested in
Tiglath-pileser III’s list of the cities of Bit-Agusi»); Freu 2007B: 291 (Sawran, 6 km al E de Dabiq = T. III 159); Bagg
(2007: 223s. [Sazgin en el Sağur (parte turca); véase Archi 1971: 21 nº 161]); Boese (2009: 66: T. Sirrin); Otto (2009:
171: T. Sirrin).
68 Juan Antonio Belmonte Marín
[…] Entonces la gente de la ciudad de Aš[a…], la gente de la ciudad de Ziripa […],
la gente de la ciudad de Karku[m]a […]»72.
Texto heredero de tratados anteriores (véase nn. 35 y 48) o en relación con
estos ejemplos: Tratado entre Šuppiluliuma I y Niqmadu II de Ugarit (RS 17.340+
Beckman 1996: 30-32; Belmonte 2001: 405-407; Bernabé – Álvarez-Pedrosa 2004:
82-83) y Edicto conrmando las fronteras de Niqmepa de Ugarit (RS 17.237+ = Beckman
1996: 159-160; Belmonte 2001: 407-408; Bernabé – Álvarez-Pedrosa 2004: 160-161).
Si bien no está claro cómo interpretrarlo. Por norma general se entiende que
estamos ante los límites entre Cárquemiš (KUR.Kar-ga-miš) y Mukiš (KUR.Mu-kiš),
los únicos topónimos con el determinativo KUR. Podría parecer que se obtiene más
información de los lugares pertenecientes a Cárquemis que de Mukiš, pero no hay
unanimidad en la interpretación del texto73. Interesante resulta la apreciación de
M. C. Astour «The text does not make sure on which side of the border Qaduma was
located: inside, as Carchemish, or outside, as Mukiš» (Astour 1969: 408). ¿Se puede
extrapolar para todo los ejemplos? Veamos ahora las posibles identicaciones
(Murmurika –véase supra–; Qaduma74 –Qādimiyah en las cercanías de Alepo se
impone–; Biṭina –Tell Buṭnān es una interesante opción75–; Karkuma –se impone
Maraç76–; Aš[a…] = ¿cAzaz?77; Ziripa -–Seylan78 junto al Sağūr parece una posibilidad
72 Anv.[IŠ-TU URU.Mur-mu]-ri-g[a… / [nu mLUGAL-dB]À-an x[… / I-NA KUR.Kar-ga-miš [… /ti-it-nu-nu-un nu-uš-š[i
/ 5’) me-na-a-a-an-da ku-u-u… / A-NA URU.Qá-du-ma-aš […] x [… / ŠÀ A-NA KUR.Mu-kiš IGI-an-[da… / [ … ]x UR.
SAG.Am-ma-ri[-ik… / I-NA URU.Bi-ṭi-na ku-uš [… / 10’) pa-ra-a-ma-aš-ši UR.SAG.[… / ZAG- pa-ra-a-ma-aš-ši [UR.
SAG… / ZAG- pa-ra-a-ma-aš-ši U[RU.… / ZAG- pa-ra-a-ma-aš-ši [… / ZAG- pa-ra-a-ma-[aš-ši / 15’) ZAG-aš pa-ra-
a-ma-[aš-ši… / ZAG-aš pa-ra-a-ma-[aš-ši… / ZAG- [pa-ra-a-ma-aš-ši… (texto perdido) Rev.A-[NA… / pa-r[a-a-ma-aš-
ši… / A-NA [… / ŠÀ A-NA [… / 5’) pa-ra-a-ma-aš-[ši … / pa-ra-a-ma-aš-ši [… /pa-ra-a-ma-aš-ši U[R.SAG… / A-NA URU.
Kar-kum-m[a… / pa-ra-a-ma-aš-ši UR.[SAG… / 10’) ku-u-ušUR.SAG.MEŠ ŠA [… / nu-kán LÚ.MEŠ URU.A-š[a-… /
LÚ.MEŠ URU.Zi-ri-pa [… / LÚ.MEŠ URU.Kar-kum-[m]a… / [ … ].
73 Los autores siguientes han puesto su atención en este texto: Forrer (1926: 48-56) (texto completo, pero con
muchas reconstrucciones más o menos plausibles); Güterbock (1956: 120: «I installed Šarri-Kušuḫ […] in Carchemis
[…]»); Klengel (1965: 51 y 89 n. 2: «Die Ergänzung E. Forrers ist unsicher…»); Astour (1963: 237: Murmuriga citado
en otros textos); Astour (1969: 407s.: «It enumerates the border points of Šarri-Kušuḫ’s (mLUGAL-dBÀ) kingdom
with respect to the countries of Mukiš and [Mitanni or Nuḫašše]); Del Monte – Tischler (1978: 183 s.v. Karkuma,
203 s.v. Katuma, 320 s.v. Pitina y 511 s.v. Ziripa); Haas (1981: 252: ll. anv. 3’-8’); Bryce (1986: 100); Börker-Klähn
(1992: 116: Das alles setzt voraus, dass der zwischen Suppiluliuma und Piyassili geschlossene und auf einer
goldenen Tafel verschriftete Primärvertrag noch ein gewöhnlicher Vasallenvertrag war); Archi (1998: 40: borders
of Karkemiš towards Mukiš are dened); Klengel (1999: 137s.: [A3] Festlegung der Grenzen seines Territoriums
(von Karkamiš) u.a. gegenüber Mukiš, CTH 145 = KUB 29.28); Singer (2001: 635: western border of K.; few names
are clearly preserved); Freu (2007b: 275s.); Belmonte – Pintado (2011: 208); Solans (2011: 96 n. 356).
74 Véase Forrer (1926: 50s.: el-Qudēm [NE de Palmira]); Astour (1963: 236: «mod. Qadimiye, 14 km. S of Neirab»
[Simons II, 33: Qdm]); Klengel (1965: 51 y 89 n. 2: Qadimīya); Astour (1969: 408: el-Qadūm [18 km south-southeast
of Aleppo]); Klengel (1970: 85s.: el-Qudēm [Forrer], o Qadimīya [Astour]) y 106 n. 51 (citas en AT); Del Monte
– Tischler (1978: 203: «Grenzfestlegung für Šarrikušuḫ von Karkamiš, vor Mukiš genannt»); Astour (1988: 154);
Bonechi (1993: 140-141 s.v. Qaduman); Belmonte (2001: 223: *Qad(u)mu) > «Evtl. Das heutige Qādimiyah 18 Km. SSE
von Aleppo»); Von Dassow (2008: 508 n. 4 Qādimīya).
75 Véase Forrer (1926: 51 [T. Baṭnan]); Del Monte – Tischler (1978: 320 «Grenzstadt von Kizzuwatnasic zur Zeit des
Šup.»); Bonechi (1993: 70: s.v. Badin); Belmonte (2001: 59s. [T. Buṭnān, 5 km al NE de Al-Bāb]).
76 Véase Forrer (1926: 52 nA Gurgume > Maraç); Del Monte – Tischler (1978: 183); Bagg (2007: 80s.).
77 Véase Astour (1988: 143 n. 130); Bonechi (1993: 61 s.v. Ašaš); Belmonte (2001: 49 s.v. *Azazu); Bagg (2007: 102s. s.v. azazu).
78 Véase Forrer (1926: 55: Sakçagöze, ca. 120 km W/NW de Karkamış!?); Del Monte – Tischler (1978: 511:
«Grenzstadt von -> Karkamiš zur Zeit des Šup.»); Archi (1981: 2: Zirba eb. = Ziripa hit.); Astour (1988: 143 y n. 29);
Bonechi (1993: 338 s.v. Zirba) [> Seylan junto al Sağūr [véase Archi et al. 1971: 92 (nº 169)].
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 69
coherente–; y Monte Ammarik –posiblemente Ǧabal Semān)79y la plausibilidad a
la hora de decantarnos por una u otra pertenencia (véase Fig. 2)80. Para T. R. Bryce:
«the treaty reects the political reconstruction which occurred in Syria following
the destruction of Mittanni… It is within the context of this reconstruction that
the territorial limits of Šarri-Kušuḫ’s Kingdom are dened. The boundary line is
established by a series of mountains, towns, and a riversic» (Bryce 1986: 100). Texto
que concuerda con la denición de M. Liverani: «Los «distritos fronterizos» son
más concretamente «ciudades» y «montañas», es decir, que vienen denidos en
tanto que elementos contributivos relevantes con sus respectivos márgenes poco
poblados» (Liverani 2003: 91).
3.2. La «provincia cultural» de Cárquemis
El yacimiento arqueológico de Karkamiş/Ğarābulus es bien conocido desde el
siglo XIX (Șerifoğlu 2009: 169; Marchetti et al. 2012: 132 y 134). Ahora el emblemático
yacimiento, ya excavado en los años 1912 y 1914 por Ch. L. Wooley y T. E. Lawrence,
está siendo estudiado por una misión italo-turca (véase Marchetti et al. 2012: passim;
Marchetti et al. 2014: passim), desde que en Febrero de 2011 se acabó de limpiar la
zona minada81. Sin embargo, a pesar de ese olvido de casi un siglo, la zona siguió
siendo prospectada de manera casi continuada.
Antes de exponer los resultados de los surveys por la región, conviene tener
siempre presente visiones contemporáneas que pueden ser «distorsionantes» a la
hora de emitir armaciones o conclusiones. Desde el punto de vista geopolítico, la
ubicación actual del yacimiento principal que da nombre a la región está entre dos
Estados modernos: Turquía y Siria82. Desde el punto de vista geográco, Cárquemis
se halla en el margen derecho del Éufrates (al oeste del río).
En Turquía, el yacimiento se encuentra enclavado dentro de la provincia de
Gaziantep, donde Karkamiş es el distrito (turco ilçe), más oriental y meridional de la
provincia (con 9 ilçeler). En el margen izquierdo del río, estamos ya en la provincia
de Sanliurfa (antigua Edesa), donde el distrito de Suruç es el colindante con el de
79 Véase Forrer (1926: 51 [UR.SAG.Am-ma-ri(?)-[ti(?) = Ğabal al-cÂmirī]); Gonnet (1968: 154 «Située probablement
non loin du pays de Mukiš, entre Karkemiš et Alala»); Astour (1969: 408 n. 3 [Ğabal al-cÂmirī]); Del Monte –
Tischler (1978: 12 (s.v. Amari[]) «Grenzfestlegung für Šarrikušu von Karkamiš (br.), nach Mukiš genannt»); Haas
(1981: 252 > Ğabal Simān; Del Monte 1992: 4 s.v. Amarik (Nach V. Haas ist der hurrische göttliche Berg identisch mit
dem Berg Am-ma-ri-[ in der Grenzfestlegung für Šarrikušuh von Karkamiš KUB XIX 27 Vs 8’ mit dem «Wettergott,
EN ar-ma-ru-uk»…); Archi (1998: 40 (acepta Haas); Niedorf (1999 [1998]): 521 (KUR.A-x-gi); Belmonte( 2000: 18: il
faut lire KUR.A-m[a]r-kí [n. 1: cf. RGTC 6.1 12 y RGTC 6.2 4]); Niedorf (2000 [1999]): 890-891 («Eine Notwendigkeit,
KUR.A-m[a]r-kí lessen zu müssen („il faut lire), sehe ich allerdings nicht»); Belmonte (2001: 17: KUR.A-m[a]r-kí,
relacionado con “der Berg Ammarikki” en textos hititas [Del Monte 1992 y Haas 1981], ~ Ǧabal Semān); Oliva (2006:
330).
80 Calculemos distancias para comprobar la plausabilidad de las identicaciones: Qādimiyah (a mitad de camino
entre Alalaḫ y Cárquemiš: 150 km), T. Buṭnān (a 75 km de Cárquemis y 200 de Alalaḫ), Maraç (a mitad de camino
de ambas ciudades), cAzaz (a 90 km de Cárquemis y 120 de Alalaḫ), Ziripa (a 45 km de Cárquemis) y Ǧabal Semān (a
150 km de Cárquemis y unos 80 km de Alalaḫ: véase apartado 2.1.1.).
81 El yacimiento tiene sobre su acrópolis un puesto de vigilancia fronterizo turco y buena parte de la ciudad baja
pertenece a Siria (conteniendo ambas partes una zona minada con anchura de 300/500 m.).
82 Desde la óptica siria, corresponde al paso fronterizo de Ğarābulus, marcado por un tramo de la línea de
ferrocarril Berlín – Bagdad construido antes de la 1ª Guerra Mundial.
70 Juan Antonio Belmonte Marín
Karkamiş. La parte siria del yacimiento (Ğarābulus) forma parte de la muḥāfaẓat de
Alepo; conviene señalar que ésta tiene tres distritos (ár.manāṭiq, plural de manṭiqa)
en su zona nororiental: Ğarābulus, Manbiğ y cAyn al-cArab (: Kobani en kurdo), los
dos primeros al oeste del Éufrates y el tercero al este.
Muchos de los datos arqueológicos obtenidos hasta el momento (por vía de
«prospección» o por excavaciones arqueológicas) son el fruto de tres momentos
claves durante el último cuarto de siglo, las fechas de nalización de los proyectos
hidráulicos sirios relativos a la «Presa de Assad» (1974) y la «Presa de Tišrīn»
(1999), así como la «Presa de Birecik» (2000) en Turquía. Proyectos que acarrearon
importantes Surveys83 y «Misiones arqueológicas de salvamento» a las que se han
sumado universidades de todo el mundo. De toda esta «producción arqueológica»
tenemos al menos, durante las últimas décadas, las siguientes aportaciones de
importancia84:
1. G. Bunnens (2000), quien se centra en la «Presa de Tišrīn», aporta dos
identicaciones seguras: Karkamiş/Ğarābulus (antigua Cárquemis) y T. Aḥmar
(antigua Mazuwati).
2. M. Luciani (1999-2001), quien analiza los restos de la cultura material
asiria (periodo mesoasirio) en el Éufrates Medio (BF II: ss. XIV-XIII), presenta 23
yacimientos con 11 localizaciones (2 coinciden con las aportadas por G. Bunnens).
De interés para nuestros objetivos es la mención de T. Šuyuḫ Fawqānī (yacimiento
situado al este del Éufrates, distrito de cAyn al-cArab), si bien allí no se documentan
niveles de BF I (Tenu 2009: 247), pero con posible identicación: ¿Marina ša šadê?
(topónimo mesoasirio, cf. Cancik-Kirschbaum 1996)85.
3. A. Otto (2009) ofrece un listado de 17 yacimientos (10 son asignados a la
región Cárquemis) con 10 posibles localizaciones sobre unos puntos jos (Otto 2009:
169 [mapa]). Dos corresponden a los avanzados por G. Bunnens, pero no incluye la
idea de M. Luciani. Las novedades aportadas por esta autora son a) Indica que T.
al-Qiṭār es la frontera natural entre Cárquemis y Aštata (véase nota 83). b) Aporta
una nueva identicación: T. al-Qiṭār = Till-Abnu (siguiendo a Archi 1993, véase
nota 51) y otras propuestas que dejan la lista así: Karkamiş-Ğarābulus/Cárquemis
(E), T. Aḥmar/Mazuwati (W), T. Aušariyah/¿Pitru? (E), T. Sirrīn/¿Šurun? (W), T.
Bāzi/¿Baṣīru? (W) y T. al-Qiṭār/Till-Abnu (E).
4. T. E. Șerifoğlu (2009) con su LBA Cultural Provinces del «Área Cárquemis-
Ḫarrán» analiza 18 yacimientos a ambos lados del Éufrates (no incluye la zona de
Emar/Aštata ni Tuttul). El autor toma como referencia las tradiciones cerámicas
(pp. 172-175), la glíptica (pp. 175-178) y otros artefactos y arquitectura (pp. 178-179),
ofreciéndonos tres «provincias» (pp. 179-181): 1. «Zona Este» (primero «mittania»
y luego asiria), con yacimientos como Sultantepe, Ḫarrán, Hamman al-Turkman
83 Por indicar los más destacables: Archi et al. (1971: región de Gaziantep); Algaze et al. (1994: Birecik); Bunnens
(2000: Tišrīn); Wilkinson (2004: Assad); Wilkinson – Peltenburg (2010: región de Ğarābulus).
84 Sólo incluiremos los resultados relativos a la región de Cárquemis, los datos con relación a Alepo o Emar/
Aštata quedan fuera de nuestros objetivos (véase infra lo aportado por A. Otto).
85 No compartimos la opinión de J. Boese (véase nota 68). Al relacionar Murmurika (textos hititas) con Burmarina
(arameo), ¿cómo se explica el paso intermedio Marina ša šadê?
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 71
y Arslan Taş, conectada con el norte de Cárquemis por una ruta anterior (época
paleobabilónica) y separada por la línea divisoria entre la altiplanicie anatólica y la
estepa siria. 2. «Zona Oeste», desde Saraga Hüyük (W) a Qara Quzaq (E), con centro
en Karkamiş/Ğarābulus: región autónoma, pues tenía un «reino fuerte» que ayuda
a preservar su cultura86. 3. «Zona Suroeste». De débil inuencia «mittania»/hitita y
muy relacionada con Levante. Allí Sandaliye Maqbara, T. al-Qiṭār/ Till-Abnu y Tall
Ḥadida/Azu preservaron sus culturas locales por inujo de Alepo o por ser transición
entre Alepo y Cárquemis.
4. Conclusiones
Llegado a este punto la primera conclusión sería mostrar algún resultado que
pueda responder a la propuesta inicial de aportar mayor precisión sobre recientes
armaciones con relación al periodo «mittanio» de Cárquemis. Tras el análisis
hasta ahora realizado, el estatus de Cárquemis era de un reino (por lo menos así
lo indica el Tratado entre Šuppiluliuma y Aziru de Amurru [CTH 49B]) con un país (eg.
3st –según Biografía de Amunemḥeby ac. mātu/ideog. KUR –según Tratado entre
Talmi-Šarruma de Alepo y Muwatali II)87–, limitando al sur con la región de Alepo,
puede que con fronteras difusas (véase apartado 2.1.1.), anqueado al oeste por
Alalaḫ/Mukiš (desde inicios del BF, aunque solo tengamos algún dato poco preciso,
por el fragmentario texto CTH 50 = Tratado entre Šuppiluliuma y Piyaššili/Šarri-Kušu
y por la foto-nal del BF I, que no sea la misma que al inicio del mismo periodo).
Si bien el tema de la precisión es un concepto moderno que de ninguna forma
coincide con los esquemas geopolíticos del BF (véase los diferentes ejemplos
expuestos por M. Liverani [2003: 41-117 «Territorio y fronteras», algunos de ellos
parecen coincidir en los datos sobre Cárquemis). Al este la frontera es otra foto-
nal, cuando Cárquemis es conquistada por los hititas y su nuevo propietario, el
hijo de Šuppiluliuma, lo recibe como una heredad compuesta de otras partes (véase
el texto CTH 51 [Tratado entre Šuppiluliuma y Šattiwaza] §10).
Otra conclusión de interés es presentar a Cárquemis como cabeza de un alṣu,
«distrito» (atendiendo a nuestra reconstrucción en el texto CTH 51 §10), como
también lo eran Alepo, Irrita y Ḫarrán («1ª zona de nucleación») o Taidu, Kutmar
y Šūda («zona nuclear»), para, junto con los «reinos vasallos»: Kizzuwatna y
86 A incluir los datos de estos yacimientos: Șaraga Höyük (W), a 12 km N Cárquemis, con niveles del BF I, véase
Șerifoğlu (2009: 173-174 y 176); Tall cAmārnah [o cAmārat/cAmārinā] (W), a 9 km S Cárquemis, con niveles de BF
I, comunicación personal de C. Valdés, directora de la Misión Arqueológica de la UB en T. Amarna; Tall Šuyūḫ
Taḥtānī (E), a 12 km SE Cárquemis, el nivel VII corresponde al BF (Hallado en dos áreas: Área A, cima del tell, una
esquina de habitación, con piedras de fundación y patio empedrado [BF I] y Área C-D, lado oriental del tell, «elite
residence» sobre «walls of the MB Age» (véase Falsone – Sconzo 2012: 171); Tall Awšariyat = Pitru (W), a 20 km S
Cárquemis, según http://aushariye.hum.ku.dk/english/late_bronzeage/ [visitado 07/11/2014]: el Área G (SW de
la parte alta del Tell) tiene un nivel V del BF I: «The nds (Nuzi ware) show that this level (V) dates to the early part
of the period when the region formed part of the Hurrian Mitanni kingdom»; Tall Aḥmar = Masuwari / Mazuwati
(E), a 20 km SE Cárquemis, véase Bunnens 2009: 68 [«Nuzi ware sherds at Stratum 8»]; Bunnens 2010: 117s y 122
(una casa del BF I).
87 Cabe preguntarse si todavía es sostenible la idea de que no tenía dinastía propia (¡como le sucedió a Alepo!),
según Klengel 1978: 110; Córdoba 1989-1990: 131 n. 26.
72 Juan Antonio Belmonte Marín
Alalaḫ/Mukiš, por un lado, y Aššur y Arrapḫa, por otro, dar forma a la «Mittanian
Confederacy». Una opinión que comienza a extenderse es que la otra Gran Potencia
del BF Aššur, quien se beneció de la desaparición de Mittani, adoptó métodos
administrativos de los gobernantes «mittanios» (Faist 2008: 27; Faist 2010: 17 n.9;
Postgate 2011: 93; Llop 2012: 597), por lo que toca estar pendiente a esta nueva
línea de investigación.
De igual forma no podemos concluir sin indicar la importancia de los estudios
arqueológicos. Sabemos que la búsqueda de puntos jos de identicación son
importantes. Pero hasta que no haya certicaciones arqueológicas, la especulación
y las «ocurrencias» priman sobre el consenso cientíco. De ahí que se necesiten
trabajos como los de T. E. Șerifoğlu, pues su aportación cientíca es vital para el
diálogo entre fuentes escritas y cultura material. Su third cultural province, la que
«tenía lazos más estrechos con Levante» y cuya inuencia cultural «mittania» e
hitita fue relativamente débil, coincide con las inmediaciones de Tall al-Qiṭār/Till
Abnu, en las cercanías de la Presa de Tišrīn, donde A. Otto señala la separación
Cárquemis/Aštata, y por donde ahora, Y. Mizrachy hace atravesar los ejércitos
de Tutmosis III buscando el Éufrates (¿algún territorio No Man’s Land de la región
meridonal de Cárquemis?).
5. Bibliografía
Albright, W. F. - Lambdin, T. O (1957) “New Material for the Egyptian Syllabic Orthography”,
Journal of Semitic Studies 2, 113-127.
Algaze, G. - Breuninger, R. - Knudstad, J. (1994) “The Tigris-Euphrates Archaeological
Reconnaissance Project: Final Report of the Birecik and Carchemish Dam Survey
Areas”, Anatolia 20, 1-96.
Altman, A. (2004). The Historical Prologue of the Hittite Vassal Treaties. An Inquiry into the
Concepts of Hittite Interstate Law. Ramat-Gan, Bar-Ilan University Press.
Altman, A. (2009) “Ugarit’s Political Standing in the Beginning of the 14th Century BCE
Reconsidered”, Ugarit-Forschungen 40, 25-64.
Archi, A. (1981) “Notes on Eblaite Geography”, Studi Eblaiti 4, 1-17.
Archi, A. (1993) “A Seal Impression from El-Qiṭār/Til-Abnu (Syria)”, Anatolian Studies 43,
203-206.
Archi, A. (1998) “The Former History of Some Hurrian Gods”, S. Alp - A. Süel (eds.), Acts of
the IIIrd International Congress of Hittitology (Çorum, Sept. 16-22. 1996), Ankara, Aralik,
39-44.
Archi, A. – Pecorella, P. E. – Salvini, M. (1971) Gaziantep e la sua regione. Uno studio storico e
topograco degli insediamenti preclassici, Roma, Edizioni dell’Ateneo.
Artzi, P. (2000) “The Diplomatic Service in Action: The Mittani File”, R. Cohen – R. Westbrook
(eds.), Amarna Diplomacy. The Beginnings of International Relations, Baltimore, John
Hopkins University Press, 205–211, 264–265.
Astour, M. C. (1963) “Place-Names from the Kingdom of Alala in the North Syrian List of
Tutmosis III: A Study in Historical Topography”, Journal of the Near Eastern Studies 22,
220-241.
Astour, M. C. (1969) “The Partition of the Confederacy of Mukiš-Nuašše-Nii by Šuppiluliuma.
A Study in Political Geography of the Amarna Age”, Orientalia Nova Series 38, 381-414.
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 73
Bagg, A. M. (2007) Répertoire Géographique des Textes Cunéiformes 7/1. Die Orts- und
Gewässernamen der neuassyrischen Zeit Teil 1: Die Levante, Wiesbaden, Dr. Ludwig
Reichert.
Beckman, G. (1996) Hittite Diplomatic Texts (Writings from the Ancient World 7), Atlanta,
Scholars Press.
Beckman, G. (2000) “Hittite Chronology”, Akkadica 119-120, 19-32.
Belmonte Marín, J. A. (1996) Estudios de Geohistoria siria: Repertorio terminológico según la
documentación cuneiforme del Bronce Reciente, Universidad de Murcia (Tesis Doctoral).
Belmonte Marín, J. A. (2000) “Noms de lieux -fantômes dans les textes d’Alala IV”, Nouvelles
Assyriologiques Brèves et Utilitaires 2000/1, 18-19.
Belmonte Marín, J. A. (2001) Répertoire Géographique des Textes Cunéiformes 12/2. Die Orts- und
Gewässernamen der Texte aus Syrien im 2. Jt. v. Chr., Wiesbaden, Dr. Ludwig Reichert.
Belmonte Marín, J. A. (2008) “Ciudades, pueblos y naciones siro-palestinas del Bronce
Medio”, J. J. Justel – J. P. Vita – J. Á. Zamora (eds.), Las culturas del Próximo Oriente Antiguo
y su expansión mediterránea (Textos de los Cursos de Postgraduados del CSIC en el Instituto de
Estudios Islámicos y del Oriente Próximo 2003-2006), Zaragoza, CSIC - Instituto de Estudios
Islámicos y Oriente Próximo, 81-144.
Belmonte Marín, J. A. – Pintado Martínez-Meco, M. (2011) “Cárquemis, de Reino a
Virreinato”, J. A. Belmonte Marín – J. Oliva (eds.), Esta Toledo, aquella Babilonia.
Convivencia e interacción en las sociedades del Oriente y del Mediterráneo Antiguos, Cuenca,
Ediciones de la Universidad de Castilla – La Mancha, 187-216.
Bernabé, A. – Álvarez-Pedrosa, J. A. (2000) Historia y Leyes de los Hititas. Textos del Imperio
Antiguo. El Código, Madrid, Akal.
Bernabé, A. – Álvarez-Pedrosa, J. A. (2004) Historia y Leyes de los Hititas. Textos del Reino Medio
y del Imperio Nuevo, Madrid, Akal.
Biga, M. G. (2014) “Karkemish in the Ebla Texts: Some New Data”, N. Marchetti (ed.),
Karkemish. An Ancient Capital on the Euphrates, Bologna, Ante Quem, 75-80.
Boese, J. (2009) “Murmuriga und Nappigu: Zur historischen Topographie am nördlichen
syrischen Euphrat vom 15. bis zum 7. Jahrhundert v. Chr.,” Mitteilungen der Deutschen
Orient-Gesellschaft 141, 65-84.
Bonatz, D. (2014) “Tell Fekheriye in the Late Bronze Age: Archaeological Investigations into the
Structures of Political Governance in the Upper Mesopotamian Piedmont”, D. Bonatz
(ed.), The Archaeology of Political Spaces. The Upper Mesopotamian Piedmont in the Second
Millennium B.C.E. (Topoi – Berliner Studien der Alten Welt 12), Berlin, De Gruyter, 61-84.
Bonatz, D. – Bartl, P – Gilibert, A. – Jauss, C. (2008) “Bericht über die erste und zweite
Grabungskampagne in Tell Faheriye 2006 und 2007”, Mitteilungen der Deutschen
Orient-Gesellschaft 140, 89-135.
Bonechi, M. (1993) Répertoire Géographique des Textes Cunéiformes 12/1. I nomi geograci dei testi
di Ebla, Wiesbaden, Dr. Ludwig Reichert.
Börker-Klähn, J. (1992) “Archäologie und Apologie”, Studi Micenei ed Egeo-Anatolici 30, 89-
120.
Breyer, F. (2010) Ägypten und Anatolien. Politische, kulturelle und sprachliche Kontakte zwischen
dem Niltal und Kleinasien im 2. Jahrtausend v. Chr., Wien, Verlag der Österreichischen
Akademie der Wissenschaften.
74 Juan Antonio Belmonte Marín
Brunner, H. (1956) “Mitanni in einem ägyptischen Text vor oder um 1500”, Mitteilungen des
Instituts für Orientforschung 4, 323-327.
Bryan, B. M. (2000) The Egyptian Perspective on Mittani”, R. Cohen – R. Westbrook (eds.)
Amarna Diplomacy. The Beginnings of International Relations, Baltimore, John Hopkins
University Press, 71-84.
Bryce, T. R. (1986) “The Boundaries of Hatti and Hittite Border Policy”, Tel Aviv 13, 85-102.
Bryce, T. R. (2001) El Reino de los hititas, Madrid, Cátedra.
Bryce, T. R. (2009) The Routledge Handbook of the Peoples and Places of Ancient Western Asia. The
Near East from the Early Bronze Age to the Fall of the Persian Empire, London, Routledge.
Bunnens, G. (1989) “Emar on the Euphrates in the 13th Century B.C. Some Thoughts about
Newly Published Cumneiform Texts”, Aram-Nahrain 27, 23-36.
Bunnens, G. (2000) “Géographie historique de la région du barrage de Tishrin”, O. Rouault –
M. Wäer (eds.), La Djéziré et l’Euphrate syriens de la protohistoire à la n du IIe millénaire
av. J.-C. Tendances dans l’interprétation historique des données nouvelles (Subartu 7),
Turnhout, Brepols, 299-308.
Bunnens, G. (2009) “Assyrian Empire Building and Aramization of Culture as Seen from Tell
Ahmar/Til Barsib”, Syria 86, 67-82.
Bunnens, G. (2010) “Tell Ahmar in the Middle and Late Bronze Age”, P. Matthiae et al.,
Proceedings of the 6th International Congress on the Archaeology of the Ancient Near
East (May, 5th-10th 2008, “Sapienza” - Università di Roma), Vol. 2, Wiesbaden, Otto
Harrassowitz Verlag, 111-122.
Cancik-Kirschbaum, E. (1996) Die mittelassyrischen Briefe aus Tall Šē Ḥamad (Berichte der
Ausgrabung Tell Schech Hamad/Dur-Katlimmu 4), Berlin, Dietrich Reimer Verlag.
Cancik-Kirschbaum, E. (2009) “Ortsnamenreihungen als Quellen zur historischen
Geographie: Der Westen des mittelassyrischen Reiches unter Tukultī-Ninurta I”,
E. Cancik-Kirschbaum – N. Ziegler (eds.), Entre les euves – I. Untersuchungen zur
historischen Geographie Obermesopotamiens im 2. Jahrtausend v. Chr., Gladbeck, PeWe
Verlag, 121-150.
Cancik-Kirschbaum, E. (2014) “From Text to Tell: Governance and the Geography of
Political Space According to Middle Assyrian Administrative Documents”, E. Cancik-
Kirschbaum – N. Brisch – J. Eidem (eds.), Constituent, Confederate, and Conquered Space.
The Emergence of the Mittani State (Topoi - Berliner Studien der Alten Welt 17), Berlin,
Walter de Gruyter, 107-116.
Casana, J. (2009) “Alalakh and the Archaeological Landscape of Mukish. The Political
Geography and Population of a Late Bronze Age Kingdom”, Bulletin of the American
Society of Oriental Research 353, 7-37.
Charpin, D. (2002) “Chroniques du Moyen-Euphrate I. Le «Royaume de Hana»: Textes et
Histoire”, Revue d’Assyriologie 96, 61-72.
Charpin, D. – Ziegler, N. (2003) Mari et le Proche-Orient à l’époque amorrite. Essai d’histoire
politique (: Florilegium Marianum V), Paris, SEPOA.
Cohen, Y. (2009) The Scribes and Scholars of the City of Emar in the Late Bronze Age, Winona Lake,
Eisenbrauns.
Cohen, Y. (2013) “Problems in the History and Chronology of Emar”, Kaskal 10, 281-294.
Cohen, Y. – D’Alfonso, L. (2008) “The Duration of the Emar Archives and the Relative and
Absolute Chronology of the City”, L. D’Alfonso – Y. Cohen – D. Sürenhagen (eds.),
The City of Emar among the Late Bronze Age Empires. History, Landscape, and Society.
Proceedings of the Konstanz Emar Conference, 25-26.04.2006, Münster, Ugarit-Verlag, 3-25.
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 75
Cordani, V. (2010) La cronología del regno di Šuppiluliuma I, Università degli Studi di Trieste
(Tesis Doctoral).
Córdoba Zoilo, J. M. (1989-1990) “Presencia internacional de una gran potencia en la
segunda mitad del II milenio. El caso de Mitanni. Arqueología e Historia”, Boletín de
la Asociación Española de Orientalistas 25-26, 77-119 y 129-161.
Cooper, J. - Schwartz, G. - Westbrook, R. (2005) “A Mittani-Era Tablet from Umm el-Marra”,
Studies on the Civilization and Culture of Nuzi and the Hurrians 15, 41-56.
Del Monte, G. (1986) Il Trattato fra Muršili II di attuša e Niqmepac di Ugarit, Roma, CNR.
Del Monte, G. (1992) Répertoire Géographique des Textes Cunéiformes 6/2. Die Orts- und
Gewässernamen der hethitischen Texte. Supplement, Wiesbaden, Dr. Ludwig Reichert.
Del Monte, G. (1993) L’annalistica ittita, Brescia, Paideia Editrice.
Del Monte, G. (2009) L’opera storiograca di Mursili II re di Hattusa I. Le Gesta di Suppiluliuma,
Pisa, Pisa University Press.
Del Monte, G. F. – Tischler, J. (1978) Répertoire Géographique des Textes Cunéiformes 6/1. Die
Orts- und Gewässernamen der hethitischen Texte, Wiesbaden, Dr. Ludwig Reichert.
De Martino, S. (1992) “I rapporti tra ittiti e hurriti durante il regno di Muršili I”, Hethitica
11, 19-37.
De Martino, S. (2000) “Il regno hurrita di Mittani: Prolo storico politico”, La Parola del
Passato 55, 68-102.
De Martino, S. (2004) “A Tentative Chronology of the Kingdom of Mittani from its Rise to the
Reign of Tušratta”, H. Hunger – R. Pruzsinszky (eds.), Mesopotamian Dark Ages Revisited,
Wien, Verlag der Österreichischen Akademie der Wissenschaften, 35-42.
De Martino, S. (2009) “Hatti, Mittani und Qatna – Kulturtransfer in der Bronzezeit”, M.
Al-Maqdisi – D. Morandi Bonacossi – P. Pfälzner (eds.), Schätze des Alten Syrien. Die
Entdeckung des Königreichs Qatna, Stuttgart, Konrad Theiss Verlag, 255-257.
De Martino, S. (2010) “Some Questions on the Political History and Chronology of the Early
Hittite Empire”, Altorientalische Forschungen 37/2, 186-197.
De Martino, S. (2014a) “Il ruolo politico di Karkemish in Siria durante il periodo imperiale
ittita”, N. Marchetti (ed.), Karkemish. An Ancient Capital on the Euphrates, Bologna, Ante
Quem, 86-92.
De Martino, S. (2014b) “The Mittani State. The Formation of the Kingdom of Mittani”,
E. Cancik-Kirschbaum – N. Brisch – J. Eidem (eds.), Constituent, Confederate, and
Conquered Space. The Emergence of the Mittani State (Topoi - Berliner Studien der Alten
Welt 17), Berlin, Walter de Gruyter, 61-74.
De Martino, S. (2009) “Hatti, Mittani und Qatna – Kulturtransfer in der Bronzezeit”, M.
Al-Maqdisi – D. Morandi Bonacossi – P. Pfälzner (eds.), Schätze des Alten Syrien. Die
Entdeckung des Königreichs Qatna, Stuttgart, Konrad Theiss Verlag, 255-257.
Devecchi, E. (2010) “ʽWe Are all Descendants of Šuppiluliuma, Great King’ The Aleppo
Treaty Reconsidered”, Die Welt des Orients 40, 1-27.
Durand, J. M. (1997) Documents épistolaires du Palais de Mari. Tome I (Littératures anciennes du
Proche-Orient 16), Paris, Les Éditions du Cerf.
Durand, J. M. (1998) Documents épistolaires du Palais de Mari. Tome II (Littératures anciennes du
Proche-Orient 17), Paris, Les Éditions du Cerf.
Durand, J. M. (2000) Documents épistolaires du Palais de Mari. Tome III (Littératures anciennes du
Proche-Orient 18), Paris, Les Éditions du Cerf.
Edel, E. (1953) “Die Stelen Amenophis‘ II. aus Karnak und Memphis mit den Bericht über die
asiatischen Feldzüge des Königs” Zeitschrift des Deutschen Palästina-Vereins 69, 97-176.
76 Juan Antonio Belmonte Marín
Eidem, J. (1997) “The Inscriptions”, D. Oates – J. Oates – H. McDonald (eds.), Excavations at
Tell Brak. Vol. 1: The Mitanni and Old Babylonian Periods, Cambridge, British School of
Archaeology in Iraq, 39-46.
Faist, B. (2001) Der Fernhandel des assyrischen Reiches zwischen dem 14. und 11. Jh. V. Chr.,
Münster, Ugarit-Verlag.
Faist, B. (2008) “La organización política asiria”, J. J. Justel - J. P. Vita - J. A. Zamora (eds.),
Las culturas del Próximo Oriente Antiguo y su expansión mediterránea, Zaragoza, CSIC -
Instituto de Estudios Islámicos y Oriente Próximo, 21–34.
Faist, B. (2010) “Kingship and Institutional Development in the Middle Assyrian Period”,
G. B. Lanfranchi- R. Rollinger (eds.), Concepts of Kingship in Antiquity (History of the
Ancient Near East Monographs 11), Padova, Sargon Srl, 15–24.
Fales, F. M. (2010) “Sere [§§ 1-4]”, Reallexikon der Assyriologie 12.5/6, 342-343.
Falsone, G. – Sconzo, P. (2012) “Tell Shiyukh Tahtani, Syria. Report of the 2006-09 Seasons”,
R. Matthews – J. Curtis (eds.), Proceedings of the 7th International Congress on the
Archaeology of the Ancient Near East (12 April – 16 April 2010, the British Museum and UCL,
London), Vol. 3, Wiesbaden, Harrassowitz Verlag, 167-181.
Faulkner, R. O. (1946) “The Euphrates Campaign of Tuthmosis III”, Journal of Egyptian
Archaeology 32, 39-42.
Fleming, D. E. (2000) Time at Emar. The Cultic Calendar and the Rituals from the Diviner’s Archive,
Winona Lake, Eisenbrauns.
Forlanini, M. (2000) “L’orizzonte geograco dei testi hittiti e le ‘liste di evocazione’”, L.
Milano – S. De Martino – F. M. Fales – G. B. Lanfranchi (eds.) Landscapes, Territories,
Frontiers and Horizons in the Ancient Near East. Papers Presented to the XLIV Rencontre
Assyriologique Internationale (Venezia, 7-11 July 1997), Padova, Sargon srl, 9-19.
Forlanini, M. (2005) “Hattušili II. - Geschöpf der Forscher oder vergessener König? Ein
Vorschlag zu seiner Stellung in der hethitischen Geschichte”, Altorientalische
Forschungen 32/2, 230-245.
Forrer, É. (1926) “Gargamis und Astata”, Forschungen II/1, 41-59.
Freu, J. (1992) “Les guerres syriennes de Suppiluliuma et la n de l’ère amarnienne” Hethitica
11, 39-101.
Freu, J. (2003) Histoire du Mittanni, Paris, L’Harmattan.
Freu, J. (2007a) Les Hittites et leur histoire I. Des origenes à la n de l’Ancien Royaume hittite, Paris,
L’Harmattan.
Freu, J. (2007b) Les Hittites et leur histoire II. Les débuts du Nouvel Empire hittite, Paris,
L’Harmattan.
Galán, J. M. (2002) El imperio egipcio. Inscripciones ca. 1550-1300 a.C., Madrid, Trotta.
García Trabazo, J. V. (2002) Textos religiosos hititas. Mitos, plegarias y rituales (Biblioteca de
Ciencias Bíblicas y Orientales), Madrid, Trotta.
Gardiner, A. H. (1947) Ancient Egyptian Onomastica, Oxford, Oxford University Press (2 vols.).
Gertoux, G. (2011) [www.academia.edu/2402713/Dating_the_Fall_of_Babylon_and_Ur]
Goedicke, H. (2000) The Battle of Megiddo, Baltimore, Halgo Publishing Inc.
Goetze, A. (1928-29) “Die historische Einleitung des Aleppo-Vertages (KBo I,6)”, Mitteilungen
der altorientalischen Gesellschaft 4, 59-66.
Goetze, A. (1950) “Evocatio”, J. B. Pritchard (ed.), Ancient Near Eastern Text Relating to the Old
Testament, Princeton, Princeton University Press, 351-353.
Goetze, A. (1953) “An Old Babylonian Itinerary”, Journal of Cuneiform Studies 7, 51-72.
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 77
Goetze, A. (1957) “On the Chronology of the Second Millennium B.C.”, Journal of Cuneiform
Studies 11, 53-73.
Gonnet, H. (1968) “Les montagnes d’Asie Mineure d’après les textes hittites”, Revue Hittite
et Asianique 26, 93-170.
González Salazar, J. M. (2010) El imperio hitita. Suppiluliuma, Cuenca, Alderabán.
Groneberg, B. (1980) Répertoire Géographique des Textes Cunéiformes 3. Die Orts- und
Gewässernamen der altbabylonischen Zeit, Wiesbaden, Dr. Ludwig Reichert.
Gurney, O. R. (19783) “Anatolia c. 1750-1600 B.C.”, Cambridge Ancient History II/1, 228-255 y
749-753 (bibliografía).
Güterbock, H. G. (1954) “The Hurrian Element in the Hittite Empire”, Cahiers d’Histoire
Mondiale 2, 383-394.
Güterbock, H. G. (1956) “The Deeds of Suppiluliuma as Told by His Son, Mursili II”, Journal of
Cuneiform Studies 10, 41-68, 75-98 y 107-130.
Haas, V. (1981) “Zwei Gottheiten aus Ebla in hethitischer Überlieferung”, Oriens Antiquus
30, 251-257.
Haas, V. – Wilhelm, G. (1974) Hurritische und luwische Riten aus Kizzuwatna, Neukirchen-
Vluyn, Neukirchener Verlag.
Hawkins, J. (1980) “Karkamiš”, Reallexikon der Assyriologie 5.5/8, 426-446.
Hawkins, J. (1983) “The Hittite Name of Til Barsip: Evidence from a New Hieroglyphic
Fragment from Tell Ahmar”, Anatolian Studies 33, 131-136.
Helck, W. (1971) Die Beziehungen Ägyptens zu Vorderasien im 3. und 2. Jahrtausend v. Chr.,
Wiesbaden, Otto Harrassowitz Verlag (2ª edición).
Helck, W. (1981) “Wo errichtete Thutmosis III. seine Siegesstele am Euphrat?”, Chronique
d’Égypte 56, 241-244.
Hoffman, I. (1984) Der Erlaß Telipinus, Heidelberg, Carl Winter Universitätsverlag.
Joannès, F. (1996) “Routes et voies de communication dans les archives de Mari”, Amurru
1, 232-361.
Kessler, K. (2014) “Neue Tontafelfunde aus dem mitannizeitlichen Taidu – Ein Vorbericht”,
D. Bonatz (ed.), The Archaeology of Political Spaces. The Upper Mesopotamian Piedmont
in the Second Millennium B.C.E. (Topoi – Berliner Studien der Alten Welt 12), Berlin, De
Gruyter, 35-42.
Kitchen, K. A. (1962) Suppiluliuma and the Amarna Pharaohs. A Study in Relative Chronology,
Liverpool, University Press.
Kitchen, K. A. (2001) “Amenhotep III and Mittanni”, D. O’Connor – E. H. Cline (eds.),
Amenhotep III. Perspectives on His Reign, Ann Arbor, The University of Michigan Press,
256-260.
Kitchen, K. A. (2009) “Egyptian New-Kingdom Topographical Lists: An Historical Resource
with ‘Literary’ Histories”, P. Brand – L. Cooper (eds.), Causing His Name to Live: Studies
in Egyptian Epigraphy and History in Memory of William J. Murnane, Leiden, E. J. Brill,
129-135.
Klengel, H. (1965) Geschichte Syriens im 2. Jahrtausend v.u.Z. Teil 1. Nordsyrien, Berlin, Akademie
Verlag.
Klengel, H. (1969) Geschichte Syriens im 2. Jahrtausend v.u.Z. Teil 2. Mittel- und Südsyrien, Berlin,
Akademie Verlag.
Klengel, H. (1970) Geschichte Syriens im 2. Jahrtausend v.u.Z. Teil 3. Historische Geographie und
Allgemeine Darstellung, Berlin, Akademie Verlag.
78 Juan Antonio Belmonte Marín
Klengel, H. (1978) “Mitanni: Probleme seiner Expansion und politischen Struktur”, Revue
Hittite et Asianique 36, 91-115.
Klengel, H. (1992) Syria 3000 to 300 B.C. A Handbook of Political History, Berlin, Akademie Verlag.
Klengel, H. (1999) Geschichte des Hethitischen Reiches, Leiden, E. J. Brill.
Klinger, J. (1995) “Synchronismen in der Epoche vor Šuppiluliuma I. –einige Ammerkungen
zur Chronologie der mittelhethitischen Geschichte”, Studia Mediterranea 9, 235-248.
Klinger, J. (2014) “The Imperial Space. The Early Hittite Kingdom”, E. Cancik-Kirschbaum –
N. Brisch – J. Eidem (eds.), Constituent, Confederate, and Conquered Space. The Emergence
of the Mittani State (Topoi - Berliner Studien der Alten Welt 17), Berlin, Walter de Gruyter,
75-90.
Krebernik, M. (2001) Tall Bica / Tuttul – II. Die altorientalische Schriftfunde, Saarbrücken,
Saarbrücker Druckerei und Verlag.
Kühne, C. (1973) Die Chronologie der internationalen Korrespondenz von El-Amarna, Neukirchen-
Vluyn, Neukirchener Verlag.
Kühne, C. (1982) “Politische Szenerie und internationale Beziehungen Vorderasiens um
die Mitte des 2. Jahrtausends vor Chr.”, H. J. Nissen – J. Renger - D. Reimer (eds.),
Mesopotamien und seine Nachbarn. Politische und kulturelle Wechselbeziehungen im alten
Vorderasien vom 4. bis 1. Jahrtausend v. Chr. (Berliner Beiträge zum Vorderen Orient 1),
Berlin, Dietrich Reimer Verlag, 203-264.
Kühne, C. (1999) “Imperial Mittani: An Attempt at Historical Reconstruction”, Studies in the
Civilization and Culture of Nuzi and the Hurrians 10, 203-221.
Lacambre, D. – Tunca, Ö. (1999) Histoire de la vallée de l’Euphrate entre le barrage de
Tišrin et Karkemiš aux IIIe et IIe millénaires av. J.-C.” G. Del Olmo – J. L. Montero
(eds.), Archaeology of the Upper Syrian Euphrates. The Tishrin Dam Area. Proceedings of the
International Symposium Held at Barcelona, January 28th – 30th 1998, Barcelona, Editorial
Ausa, 587-603.
Landsberger, B. (1954) “Assyrische Königsliste und ‘Dunkles Zeitalter’”, Journal of Cuneiform
Studies 8, 31-45, 47-73 y 106-133.
Laroche, E. (1955) “Les textes hourrites”, J. Nougayrol (ed.), Le palais royal d’Ugarit III, Paris,
Librairie Orientaliste Paul Geuthner, 325-335.
Lewy, J. (1952) “Studies in the Historic Geography of the Ancient Near East. Part II”,
Orientalia Nova Serie 21, 393-425.
Liverani, M. (1978) “L’élement hourrite dans la Syrie du nord (ca. 1350-1200)”, Revue Hittite
et Asianique 36, 149-156.
Liverani, M. (1990) Prestige and Interest. International Relations in the Near East ca, 1600-1100 B.C.,
Padova, Sargon srl.
Liverani, M. (1995) El Antiguo Oriente. Historia, sociedad y economía, Madrid, Crítica.
Liverani, M. (1998-1999) Le lettere di el-Amarna. 1. Le lettere dei «Piccoli Re» 2. Le lettere dei «Grandi
Re», Brescia, Paideia Editrice (2 volúmenes).
Liverani, M. (2003) Relaciones internacionales en el Próximo Oriente antiguo, 1600-1100 a.C.,
Barcelona, Bellaterra (versión española del original inglés de 2001).
Llop, J. (2011) “The Creacion of the Middle Assyrian Provinces”, Journal of the American
Oriental Society 131/4, 591-603.
Luciani, M. (1999-2001) “On Assyrian Frontiers and the Middle Euphrates”, State Archives of
Assyria. Bulletin 13, 88-114.
Maidman, M. P. (1995) “Nuzi: Portarit of an Ancient Mesopotamian Provincial Town”, J. M.
Sasson (ed.), Civilizations of the Ancient Near East (New York, Scribner), vol. 2, 931-947.
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 79
Marchesi, G. (2014) “Karkemish nel Brozo Medio”, N. Marchetti, Karkemish. An Ancient
Capital on the Euphrates, Bologna, Ante Quem, 81-85.
Marchesi, G. (en prensa) “Epigraphic Materials of Karkemish from the Middle Bronze Age”,
Orientalia 83.
Marchetti, N. et al. (2012) “Karkemish on the Euphrates: Excavating a City’s History”, Near
Eastern Archaeology 75/3, 132-147.
Marchetti N. et al. (2014) Karkemish. An Ancient Capital on the Euphrates, Bologna, Ante Quem.
Márquez, I. (1997) ‟Ḫalab in the XVIth and XVth Centuries B.C. A New Look at the Alala
Material”, Wiener Zeitschrift für die Kunde des Morgenlandes 87, 177-205.
Martínez Babón, J. (2003) Historia Militar de Egipto durante la Dinastía XVIII, Barcelona, Museu
Egipci de Barcelona.
Masetti-Rouault, M. G. (2001) Cultures locales du Moyen-Euphrate. Modèles et événements IIe-Ier
Mill. av. J.-C., (Subartu 7), Turnout, Brepols.
Matthiae, P. (1980) “Ittiti ed Assiri a Tell Fray. Lo scavo di una città medio-siriana
sull’Eufrate”, Studi Micenei ed Egeo-Anatolici 22, 35-51.
McClellan, T. L. (1986-1987) “The El-Qitar Project”, The Oriental Institute Annual Report 1986-
1987, 33-38.
Mizrachy, Y. (2012) “The Eight Campaign of Thutmose III Revisited”, Journal of the Ancient
Egyptian Interconnections 4.2, 24-52.
Moran, W. L. (1992) The Amarna Letters, Baltimore, The Johns Hopkins University Press.
Na’aman, N. (1974) Syria at the Transition from the Old Babylonian Period to the Middle
Babylonian Period”, Ugarit-Forschungen 6, 265-274.
Na’aman, N. (1980) “The Historical Introduction of the Aleppo Treaty Reconsidered”,
Journal of Cuneiform Studies 32, 34-42.
Niedorf, Ch. (1999) “Die Toponyme der Texte aus Alala IV”, Ugarit-Forschungen 30/1998,
515-568.
Niedorf, Ch. (2000) “Noch einmal zu den Toponymen der Texte aus Alala IV”, Ugarit-
Forschungen 31/1999, 889-893.
Novák, M. (2008) “Mittani Empire and the Question of Absolute Chronology: Some
Archaeological Considerations”, M. Bietak - E. Czerny (Hg.), The Synchronisation of
Civilisations in the Eastern Mediterranean in the Second Millennium B.C. III. Proceedings of
the SCIEM 2000 – 2nd Euro Conference (Wien 2007), Wien, Verlag der Österreichischen
Akademie der Wissenschaften, 389–401.
Oliva, J. C. (2004) “La cuestión hurrita. Luces y sombras en la memoria antigua del Próximo
Oriente”, Huelva Arqueológica 19, 171-203
Oliva, J. C. (2006) “Collations of Middle Babylonian Alalakh Tablets in the British Museum”,
G. Del Olmo – Ll. Feliu – A. Millet (eds.), Šapal tibnim mû illakū: Studies Presented to
Joaquín Sanmartín on the Occasion of this 65th Birthday, Aula Orientalis-Supplementa
22), Sabadell, Ausa, 325-332.
Oliva, J. C. (2008) “Los hurritas en la antigua Siria: un balance provisional”, J. Justel – J. P. Vita
– J. Á. Zamora (eds.), Las culturas del Próximo Oriente Antiguo y su expansión mediterránea,
Zaragoza, Instituto de Estudios Islámicos y Oriente Próximo – CSIC, 145-167.
Oppenheim, A. L. et alii (1956ss): The Assyrian Dictionary of the Oriental Institute of the University,
Chicago.
80 Juan Antonio Belmonte Marín
Otto, A. (2009) “Historische Geographie im Gebiet des Mittleren Euphrats zwischen Karkemis
und Tuttul zur Mittleren und Späten Bronzezeit”, E. Cancik-Kirschbaum – N. Ziegler,
Entre les euves – I. Untersuchungen zur historischen Geographie Obermesopotamiens im 2
Jahrtausen v. Chr. Gladbeck, PeWe-Verlag, 167-179.
Padró, J. (1996) Historia del Egipto faraónico, Madrid, Alianza Editorial.
Peker, H. (2005) “Karkamış Krallığı [Reino de Cárquemis]”, ArkeoAtlas 4, 34-43.
Peker, H. (2012) “The ‘Quay of Kamis’: A Crossroads of Peoples and Civilizations. The Late
Bronze Age”, en N. Marchetti et al. “Karkemish on the Euphrates: Excavating a City’s
History”, Near Eastern Archaeology 75/3, 144.
Pettinato, G. (1976) “Carchemiš – Kār-Kamiš. Le prime attestazioni del III millennio”, Oriens
Antiquus 15, 11-15.
Pettinato, G. (2000) Ebla. Una ciudad olvidada. Arqueología e historia, Madrid, Trotta.
Podany, A. H. (2002) The Land of Hana. Kings, Chronology, and Scribal Tradition, Bethesda
(Maryland), CDL Press.
Podany, A. H. (2014) “Hana and the Low Chronology”, Journal of the Near Eastern Studies 73/1,
49-71.
Postgate, J. N. “Die Stadt Assur und das Land Assur”, J. Renger (ed.), Assur—Gott, Stadt und
Land. 5. Internationales Colloquium der Deutschen Orient-Gesellschaft, 18.–21. Februar 2004
in Berlin, Wiesbaden, Otto Harrassowitz Verlag, 87-94.
Pruzsinszky, R. (2004) “Evidence for the Short Chronology in Mesopotamia? The
Chronological Relationship between the Texts from Emar and Ekalte”, H.
Hunger - R. Pruzsinszky (eds.), Mesopotamian Dark Age revisited: proceedings of an
International Conference of SCIEM 2000 (Vienna, 8th-9th November 2002), Wien, Verlag der
Österreichischen Akademie der Wissenschaften, 43-50.
Pruzsinszky, R. (2007) “Emar and the Transition from Hurrian to Hittite Power”, M. Heinz
– M. H. Feldman (eds.), Representations of Political Power: Case Histories from Times of
Change and Dissolving Order in the Ancient Near East, Winona Lake, Eisenbrauns, 21-37.
Redford, D. B. (1979) “A Gate Inscription from Karnak and Egyptian Involvement in Western
Asia during the Early 18th Dynasty”, Journal of the American Oriental Society 99, 270-
287.
Redford, D. B. (1992) Egypt, Canaan, and Israel in Ancient Times, Princeton, Princeton
University Press.
Redford, D. B. (2003) The Wars in Syria and Palestine of Thutmose III, Leiden, E. J. Brill.
Redford, D. B. (2006) “The Northern Wars of Thutmose III”, E. H. Cline – D. O’Connor (eds.),
Thutmose III. A New Biography, Ann Arbor, The University of Michigan Press, 325-343.
Richter, T. (2008) “Šuppiluliuma I. in Syrien. Der ‘Einjährige Feldzug’ und seine Folgen”, G.
Wilhelm (ed.), attuša – Boğazköy. Das Hethiterreich im Spannungsfeld des Alten Orients 6.
Internationales Colloquium der Deutschen Orient-Gesellschaft, 22.–24. März 2006, Würzburg,
Wiesbaden, Otto Harrassowitz Verlag, 173-203.
Rouault, O. (1984) Terqa Final Reports No. 1. L’Archive de Puzurum (Bibliotheca Mesopotamica 16),
Malibu, Undena Publications.
Rouault, O. (1992) “Cultures locales et inuences extérieures: Le cas de Terqa”, Studi Micenei
ed Egeo-Anatolici 30, 247-256.
Rouault, O. (1997) “Terqa: Rapport préliminaire 1987-1989”, Mari Annales de Recherches
Interdisciplinaires 8, 73-178.
Reexiones sobre el territorio de Cárquemis durante el periodo mittanio 81
Rouault, O. (2000) “Quelques remarques sur la société de Terqa”, O. Rouault – M. Wäer
(eds.), La Djéziré et l’Euphrate syriens de la Protohistoire à la n du IIe Millénaire av. J.-C.
Tendances dans l’interprétation historique des données nouvelles (Subartu 7), Turnhout,
Brepols, 265-269.
Rouault, O. (2001) “Terqa et sa région (6e-1er millénaires av. J.-C.)”, Akkadica 122, 1-26.
Rouault, O. (2004) “Chronological Problems concerning the Middle Euphrates during the
Bronze Age”, H. Hunger - R. Pruzsinszky (eds.), Mesopotamian Dark Age revisited:
proceedings of an International Conference of SCIEM 2000 (Vienna, 8th-9th November 2002),
Wien, Verlag der Österreichischen Akademie der Wissenschaften, 51-59.
Rouault, O. (2011) Terqa Final Reports No. 2. Les textes de saisons 5 à 9 (Bibliotheca Mesopotamica
29), Malibu, Undena Publications.
Sallaberger, W. – Einwag, B. – Otto, A. (2006) “Schenkungen von Mittani-Königen and die
Einwohner von Baṣīru. Die zwei Urkunden aus Tall Bazi am Mittleren Euphrat”,
Zeitschrift für Assyriologie 96, 69-104.
Salvini, M. (1995) “Ougarit et les Hourrites”, Ras Shamra-Ougarit 11, 89-97.
Salvini, M. (2000) “I hurriti sulla costa del Mediterraneo”, La Parola del Passato 55, 103-113.
Sanmartín, J. (1999-2000) “Sociedades y lenguas en el medio sirio-levantino del II milenio
a.C.: Ugarit y lo hurrita”, Aula Orientalis 17-18, 113-123.
Șerifoğlu, T. E. (2009) “An Attempt to Identify the Late Bronze Age Cultural Provinces of the
Carchemish-Harran Area”, Akkadica 130/2, 167-188.
Simons, J. (1937) Handbook for the Study of Egyptian Topographical Lists Relating to Western Asia,
Leiden, E. J. Brill.
Singer, I. (1999) “A Political History of Ugarit”, W. G. E. Watson – N. Wyatt (eds.), Handbook
of Ugaritic Studies, Leiden, E. J. Brill.
Singer, I. (2001) “The Treaties between Karkamiš and atti”, G. Wilhelm (ed.), Akten des IV.
Internationalen Kongresses für Hethitologie (Würzburg, 4-8 Oktober 1999), Wiesbaden, Otto
Harrassowitz Verlag, 635-641.
Skaist, A. (1998) “The Chronology of the Legal Text from Emar”, Zeitschrift für Assyriologie
88, 45-71.
Snell, D. C. (1983-1984) “The Cuneiform Tablet from El-Qiṭār”, Abr-Nahrain 22, 159-170.
Solans, B. E. (2011) Poderes colectivos en la Siria del Bronce Final, Universidad de Zaragoza
(Tesis Doctoral).
Spalinger, A. J. (2005) War in Ancient Egypt. The New Kingdom, Malden, Blackwell Publishing.
Streck, M. P. (2006) “Travels in the Ancient Near East”, Kaskal 3, 127-136.
Tenu, A. (2009) “Données archéologiques sur les frontières de l’empire médioassyrien”,
E. Cancik-Kirschbaum – N. Ziegler (eds.), Entre les euves – I. Untersuchungen zur
historischen Geographie Obermesopotamiens im 2. Jahrtausend v. Chr., Gladbeck, PeWe
Verlag, 239-260.
Torrecilla, E. (2014) Late Bronze Age Ekalte. Chronology, Society, and Religion of a Middle Euphrates
Town, Saarbrücken, Scholar’s Press.
Van den Hout, Th. P. J. (1997) “The Proclamation of Telipinu (I.B.3.b)”, W. W. Hallo - K.
Lawson Younger (eds.), The Context of Scripture. Canonical Compositions from the Biblical
World. Vol. I, Leiden, E. J. Brill, 194-198.
Van Soldt, W. (2000) “Syrian Chronology in the Old and Early Middle Babylonian Periods”,
Akkadica 119-120, 103-116.
Van Soldt, W. (2003) “The Use of Hurrian Names at Ugarit”, Ugarit-Forschungen 35, 681-707.
82 Juan Antonio Belmonte Marín
Vita, J. P. (2009) “Hurrian as a Living Language in Ugaritic Society”, D. A. Barreyra – G.
Del Olmo (eds.), Reconstructing a Distant Past. Ancient Near Eastern Essays in Tribute
to Jorge R. Silva Castillo (Aula Orientalis – Supplementa 25), Sabadell-Barcelona, Ausa,
219-231.
Vita, J. P. (2010) “Rutas y viajeros en el Próximo Oriente Antiguo”, F. Marco – F. Pina –
J. Remesal (eds.), Viajeros, peregrinos y aventureros en el Mundo Antiguo, Barcelona,
Publicacions i edicions de la Universitat de Barcelona, 65-75.
Von Dassow, E. (2008) State and Society in the Late Bronze Age. Alala under the Mittani Empire,
Bethesda (Maryland), CDL Press.
Von Dassow, E. (2010) “What Did Archives Mean in Mittani? The Case of 15th-century BCE
Alala”, Journal of the Canadian Society for Mesopotamian Studies 5, 37-53.
(2014) “Levantine Polities under Mittanian Hegemony”, E. Cancik-Kirschbaum – N. Von
Dassow, E. Brisch – J. Eidem (eds.), Constituent, Confederate, and Conquered Space. The
Emergence of the Mittani State (Topoi - Berliner Studien der Alten Welt 17), Berlin, Walter
de Gruyter, 11-32.
Weidner, E. F. (1923) Politische Dokumente aus Kleinasien. Die Staatsverträge in akkadischer
Sprache aus dem Archiv von Boghazköi, Leipzig, Hinrichs’sche Buchhandlung.
Wilhelm, G. (1989) The Hurrians, Warminster, Aris & Phillips Ltd.
Wilhelm, G. (1994) “Mittan(n)i, Mitanni, Maitani”, Reallexikon der Assyriologie 8.3/4, 286-296.
Wilhelm, G. (1995) “The Kingdom of Mitanni in Second Millennium Upper Mesopotamia”,
J. M. Sasson (ed.), Civilizations of the Ancient Near East (New York, Scribner), vol. 2,
1243-1255.
Wilhelm, G. (2004) “Generation Count in Hittite Chronology”, H. Hunger - R. Pruzsinszky
(eds.), Mesopotamian Dark Age revisited: proceedings of an International Conference
of SCIEM 2000 (Vienna, 8th-9th November 2002), Wien: Verlag der Österreichischen
Akademie der Wissenschaften, 71-79.
Wilkinson, T. J. et al. (2004) On the Margin of the Euphrates: Settlement and Land Use at Tell es-
Sweyhat and in the Upper Lake Assad Area, Syria, Chicago, Oriental Institute Press.
Wilkinson, T. J. – Peltenburg, E. (2010) “Carchemish in Context: Surveys in the Hinterland
of a Major Iron Age City”, Bulletin of the Council for British Research in the Levant 5/1,
11-20.
Wiseman, D. J. (1953) The Alalakh Tablets, London, British Institute of Archaeology at Ankara.
Woolley, C. L. (1920 [2007]) “Carquemis”, C. L. Woolley, Ciudades muertas y hombres vivos.
Aventuras en las ciudades sepultadas del mundo antiguo, La Coruña, Ediciones del Viento
(edición española del original de 1920), 59-74.
Yamada, M. (1994) “The Northern Border of the Land of Aštata”, Acta Sumerologica 16, 261-268.
Yamada, M. (2013) “The Chronology of the Emar Texts Reassessed”, Orient 48, 125-156.
Yamada, Sh. (2000) The Construction of the Assyrian Empire. A Historical Study of the Inscriptions
of Shalmanesar III (859-824 B.C.) Relating to His Campaigns to the West, Leiden, E. J. Brill.
Yener, K. A. (ed.) (2010) Tell Atchana, Ancient Alalakh Volume 1. The 2003-2004 Excavations
Seasons, Istanbul, Koç Üniversitesi Yayinlari.
Zeeb, F. (1999 [1998]) “Die Ortsnamen und geographischen Bezeichungen der Texte aus
Alala VII”, Ugarit-Forschungen 30, 829-886.
Zuntz, L. (1937) “Un testo ittita di scongiuri”, Atti del Reale Istituto Veneto di Scienze, Lettere
ed Arti 96/2, 477-546.