BookPDF Available

Modelos innovadores en la formación inicial docente. Una apuesta por el cambio

Authors:
1
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
2
OREALC/UNESCO
3
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
MODELOS INNOVADORES EN LA
FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
ESTUDIO DE CASOS DE MODELOS INNOVADORES EN
LA FORMACIÓN DOCENTE EN AMÉRICA LATINA Y
EUROPA
4
OREALC/UNESCO
Coordinación: Magaly Robalino Campos y Anton Körner
Revisión de estilo: Roberto Henríquez y Jimena Andrade
Diseño y diagramación: Patricio Paredes L.
Impreso en Chile por Andros Impresores
ISBN: 956-8302-57-3
Se puede reproducir y traducir total o parcialmente el texto publicado siempre
que se indique la fuente. Los autores son responsables por la selección y
presentación de los hechos contenidos en esta publicación, así como de las
opiniones expresadas en ella, que no son necesariamente el pensamiento de
UNESCO y no comprometen a la organización. Las denominaciones empleadas
en esta publicación y la presentación de los datos que en ella figuran no
implican, de parte de la UNESCO, ninguna toma de posición respecto al estatuto
jurídico de los países, ciudades, territorios o zonas, o de sus autoridades, ni
respecto al trazado de sus fronteras o límites.
5
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
COORDINADOR ACADÉMICO DEL ESTUDIO
F. Javier Murillo Torrecilla
INVESTIGADORES PARTICIPANTES EN EL ESTUDIO
Emilio Gautier Cruz
Elizabeth León Cháves
Sonia María Gómez Puente
Carlos Roberto Jamil Cury
Alicia Merodo
F. Javier Murillo Torrecilla
Alejandra Navarro Sada
Paula Pogré
Luis Ignacio Rojas García
Ilse Schimpf-Herken
María del Pilar Unda Bernal
La edición de este libro ha sido posible gracias a la contribución voluntaria
de la Unidad de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación y
Ciencia de España a las actividades del Proyecto Regional de Educación para
América Latina y el Caribe (PRELAC).
El trabajo se realizó con la participación de KIPUS, la Red Docente de América
Latina y el Caribe, que respaldó el estudio a través de algunas de sus
instituciones miembros. www.unesco.cl/kipus
Publicado por la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América
Latina y el Caribe, OREALC / UNESCO Santiago. www.unesco.cl
Santiago de Chile, Chile, Junio 2006
Con la contribución de
6
OREALC/UNESCO
INDICE (con hipervínculos a los capítulos)
Presentación 9
La formación de docentes:
una clave para la mejora educativa 11
Panorámica general de las aportaciones innovadoras 19
1. Introducción 21
2. Características globales de los modelos innovadores 23
3. Aportaciones innovadoras en formación inicial
de docentes 28
4. Ideas concluyentes 47
La experiencia de formación docente de la Universidad
Nacional de General Sarmiento, Argentina 57
1. La formación de docentes en Argentina 59
2. La experiencia de formación de profesores en
la Universidad Nacional de General Sarmiento 73
3. Análisis del modelo de formación de profesores de
la Universidad Nacional de General Sarmiento:
la multidisciplinariedad como criterio curricular 80
La formación de profesores en Minas Gerais, Brasil 127
1. Contextos de los modelos 129
2. Modelos de formación en 4 organismos 146
3. Modelos institucionales: problemas y perspectivas 177
El caso del programa de formación docente de la
Universidad ARCIS en Talagante, Chile 201
1. Marco histórico de la formación de maestros en Chile 204
2. La legislación de 1980, sus efectos en la formación
de profesores y sus posteriores modificaciones 220
3. La Universidad de Arte y Ciencias Sociales-ARCIS
de Chile 223
4. El Proyecto de Pedagogía General Básica de
la Universidad ARCIS en Talagante 225
5. Consideraciones finales 238
7
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
La Licenciatura en Educación para la Infancia de la
Universidad Pedagógica Nacional, Colombia 245
1. El maestro y su formación en Colombia 247
2. La Universidad Pedagógica Nacional 257
3. Licenciatura en Educación para la Infancia: un aporte
a la práctica de la formación de maestros en Colombia 266
4. Comentarios en tono de propuestas - retos futuros 280
El modelo de formación de docentes inicial de la
Universidad Humboldt de Berlín, Alemania 287
1. El contexto de la formación inicial del profesorado
en Alemania 291
2. La formación de profesores en la Universidad
Humboldt de Berlín 304
3. La formación docente inicial entre teoría y práctica 332
4. Retos futuros 344
El modelo de formación de maestros de educación
primaria de la Universidad Autónoma de Madrid, España 361
1. La Formación inicial del profesorado en España 363
2. La formación de maestros en la Universidad
Autónoma de Madrid 372
3. Un modelo específico: La Formación Inicial
de Maestros de Primaria 397
4. Retos futuros 408
STOAS Universidad Profesional y la innovación en la
formación inicial de docentes, Holanda 427
1. La formación inicial de docentes en Holanda y
su contexto nacional 429
2. La formación inicial de docentes de educación
secundaria de segundo grado en STOAS, Universidad
Profesional 444
3. Un modelo específico: El currículum basado en el
desarrollo de competencias 462
4. Valoración global y retos para el futuro 471
8
OREALC/UNESCO
9
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
PRESENTACIÓN
La formación inicial de los docentes sigue siendo uno de los factores críticos
al momento de analizar la relación entre calidad de la educación y desempeño
profesional de los maestros.
La mayoría de reformas educativas de los países latinoamericanos han optado
por focalizar sus esfuerzos en la “capacitación” de maestros, en ocasiones
fuera de un contexto de políticas, estrategias y programas de formación
permanente. Los recursos invertidos no han mostrado coherencia con la mejora
de los resultados de aprendizaje de los estudiantes y ni con cambios en la
gestión de las escuelas.
La formación inicial es considerada uno de los campos más difíciles de
transformar bajo argumentos como la dificultad de concertar con organismos
autónomos como las universidades, la existencia de grupos consolidados de
“formadores” resistentes a las innovaciones, los altos costos políticos y
económicos que demanda un cambio a fondo del sistema de formación inicial.
Adicionalmente subyace la contradicción entre los tiempos técnicos que
demanda un esfuerzo en esta dirección y los tiempos políticos que además
de cortos necesitan mostrar productos visibles.
El presente estudio realizado por la Oficina Regional de Educación de la
UNESCO para América Latina y el Caribe, OREALC, con el apoyo de la Cooperación
Internacional del Ministerio de Educación y Ciencia y la participación de
destacados investigadores de América Latina y Europa, aporta la certeza que
los cambios sí son posibles en la formación inicial de los docentes y que es
una apuesta por la que hay que optar si queremos formar las nuevas
generaciones de docentes que asumirán la educación de niñas, niños y jóvenes
que viven la era de la información y el conocimiento.
Ana Luiza Machado
Directora Regional
OREALC/UNESCO Santiago
10
OREALC/UNESCO
11
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
LA FORMACIÓN DE DOCENTES:
UNA CLAVE PARA LA MEJORA EDUCATIVA
F. Javier Murillo Torrecilla
Los docentes son uno de los factores más importantes del proceso
educativo. Por ello, su calidad profesional, desempeño laboral,
compromiso con los resultados, etc., son algunas de las
preocupaciones centrales del debate educativo que se orienta a la
exploración de algunas claves para lograr que la educación responda
a las demandas de la sociedad actual en armonía con las expectativas
de las comunidades, las familias y los estudiantes.
El desempeño docente, a su vez, depende de múltiples factores, sin
embargo, en la actualidad hay consenso acerca de que la formación
inicial y permanente de docentes es un componente de calidad de
primer orden del sistema educativo. No es posible hablar de mejora
de la educación sin atender el desarrollo profesional de los maestros.
Las reformas educativas impulsadas por la casi totalidad de los países
de la región, como muestra de su importancia, han colocado como
uno de sus focos el tema de la formación inicial y permanente de los
docentes, aun cuando lo hayan hecho con diferentes énfasis y
orientaciones. A partir de este proceso algunos cambios se han
generado, entre ellos destaca la tendencia a desplazar la formación
docente hacia el nivel superior, el esfuerzo por incluir la función de
capacitación junto a la de formación inicial en los institutos de
formación docente ya existentes, el fortalecimiento de la práctica
docente, el establecimiento de mecanismos de certificación y
habilitación, etc.1
Sin embargo, estas reformas o no han logrado sostenerse en el tiempo
o no siempre han sido capaces de convertirse en sistemas
1 Ver Diker, G. y Terigi, F. (1997). La Formación de maestros y profesores: Hoja de Ruta. Buenos Aires. Paidós.
Messina, G. (1997). La formación docente en América Latina. Estado del Arte. Santiago de Chile. UNESCO/
OREALC. Braslavsky, C. (1999). Bases, orientaciones y criterios para el diseño de programas de formación de
profesores. Revista Iberoamericana de Educación, Nº 19. Valliant, D. (2004). Construcción de la profesión
docente en América Latina. Tendencias, temas y debates. Santiago de Chile. PREAL.
12
OREALC/UNESCO
innovadores para la formación de los profesionales. De hecho, a
pesar de esos intentos de cambio, la práctica de la formación ha
continuado atrapada en modelos tradicionales de enseñanza y
aprendizaje. Los centros de formación docente continúan
reproduciendo la cultura escolar tradicional, mientras los estudiantes
para educadores llegan con trayectorias escolares igualmente
tradicionales.2 “La actual formación inicial, en general, refleja los
mismos problemas de la educación tradicional, refuerza el rol pasivo
de los docentes y contribuye a sostener los sistemas educativos
jerárquicos y cerrados”.3
Efectivamente, en la actualidad numerosas instituciones académicas,
expertos e investigadores, están reclamando abiertamente la
necesidad de dar un salto en la formación de pedagogos, un salto
que sea no sólo cuantitativo, sino fundamentalmente cualitativo.
Un cambio que logre superar la estrategia utilizada hasta ahora de
“más de lo mismo, pero mejor”, en palabras de Valliant4, para entrar
en el terreno de la reformulación estructural de las características de
la formación de docentes.
En este esfuerzo por encontrar pistas para contribuir a los cambios
cualitativos que requiere la formación inicial de profesionales, la Oficina
Regional de la UNESCO para América Latina y el Caribe, OREALC, ha
realizado un estudio que analiza siete5 modelos institucionales de
formación inicial de docentes de siete países de América Latina y Europa
caracterizados por su innovación. Esta iniciativa refleja la posición de
la OREALC/UNESCO de considerar prioritaria la formación inicial, en el
marco de una reflexión integral sobre la situación de los docentes en
América Latina que contribuya a definir políticas de largo plazo y
abordar una de las líneas más importantes para avanzar en pro de una
educación con calidad y equidad.
Este volumen recoge el análisis e informes de esta investigación
internacional.
2 Messina, G. (1999). Investigación en o investigación acerca de la formación docente: un estado del arte
en los noventa. Revista Iberoamericana de Educación, Nº 19.
3 Robalino, M. (2005). ¿Actor o protagonista? Dilemas y responsabilidades sociales de la profesión
docente. Revista PRELAC, Nº 1. UNESCO/OREALC. Pág. 13
4 Valliant, D. (2004). Ob. cit.
5 Nueve modelos si se consideran de forma independiente las tres propuestas del estado de Minas Gerais en
Brasil.
13
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
Propósito y metodología
El estudio se propuso contribuir a la generación de conocimiento sobre
los modelos de formación de profesores en países seleccionados en
Europa y América Latina reconocidos como experiencias innovadoras
consolidadas, que aporten insumos fundamentales para las reformas
a la formación inicial que están emprendiendo los países de la región.
Concretamente el estudio se orientó hacia el logro de los siguientes
objetivos específicos:
- Conocer en profundidad modelos de formación docente en
centros académicos de los países seleccionados.
- Establecer las analogías y diferencias de los distintos modelos.
- Identificar las contribuciones de cada uno al desempeño de sus
egresados.
Para conseguir estos propósitos, se desarrolló un estudio comparado
de modelos o experiencias institucionalizadas de formación docente
en siete centros académicos de otros tantos países de América Latina
y Europa: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Alemania, España y
Holanda. Como luego analizaremos, los casos fueron seleccionados
por ser experiencias innovadoras consolidadas y reconocidas dentro
de su sistema educativo.
Como primer paso, se realizó una descripción en profundidad de
cada uno de los casos seleccionados. Cada uno de ellos estuvo a
cargo de un investigador experto implicado en la experiencia de
una forma más o menos directa. Con lo cual se buscó que los análisis
tuvieran una visión desde adentro y de esta forma explotar el profundo
conocimiento por parte de los profesionales involucrados con el
modelo estudiado. De esta manera, se ofrece una información
completa y llena de matices de cada experiencia.
Para facilitar la posterior comparación, los estudios de caso partieron
de un marco común de análisis, aunque abierto y flexible. Dicho
marco estuvo conformado por cuatro grandes apartados.
14
OREALC/UNESCO
a) Panorámica general de la organización de la función docente en
cada país (tipos de profesores, niveles que imparten, requisitos
de entrada en la profesión, etc.) y una visión general de la
formación de docentes en el país (requisitos de ingreso,
currículum nacional, evaluación…).
b) Descripción de la formación de docentes en cada una de las
instituciones que incluyan aspectos como: historia de la institución,
organización académica (titulaciones, planes de estudio,
certificación…), organización docente (acceso del profesorado
de la institución, número, condiciones laborales, distribución
horaria, políticas institucionales para el desarrollo profesional
de sus académicos…), organización administrativa (dirección,
organización en departamentos…), infraestructura, y alumnado
(número, características, distribución, egresados…).
c) Análisis de un modelo específico de formación de docentes, entre
cuyos apartados se encontrarían elementos tales como
fundamentación teórica, estructura curricular, metodología,
articulación teórica y práctica, selección y desarrollo de los
académicos, sistema de evaluación, valoración del modelo…
(síntesis de evaluaciones externas, en caso de existir).
d) Valoración global del modelo y los retos que tiene hacia el futuro.
A partir de la descripción de cada caso se realizó una yuxtaposición
y una comparación de los elementos caracterizadores de las
distintas experiencias innovadoras.
Caracterización de modelo innovador consolidado y casos
seleccionados
Para realizar este estudio, como se comentó antes, fueron
seleccionados y analizados en profundidad siete programas de
formación docente considerados como modelos innovadores
consolidados. La utilización conjunta de estos dos términos
aparentemente opuestos (innovador y consolidado) a modo de
oxímoron, refuerza la idea de seleccionar experiencias que combinan
el elemento de riesgo en las propuestas, con el del éxito alcanzado
15
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
por las mismas en formar docentes preparados para afrontar los retos
de la educación actual.
Como modelo innovador entendemos aquel que contiene aportes
novedosos que parecen contribuir a una mejor consecución de sus
objetivos. Hay que subrayar el carácter relativo de la innovación.
Algo es innovador inserto en determinado contexto y momento
histórico. De esta forma, los modelos seleccionados son innovadores
dentro de un sistema educativo concreto en la actual realidad de la
formación docente. Por tanto, las características que definen a un
modelo como innovador en un país, no lo es tanto en otro.
Por eso es que, como modelo consolidado entendemos aquel que ha
resultado eficaz en la consecución de sus objetivos y que, además,
tiene un reconocimiento social, está legitimado en su campo y
contribuye a que su centro se valore como un centro formador de
docentes de calidad.
La lectura de las descripciones de los distintos modelos confirmará
la idea de que, aunque todos ellos son innovadores consolidados,
en algunos de ellos prima su carácter innovador y, dada su novedad
temporal, están aún en proceso de consolidación; mientras que otros
tienen su máxima virtud en ser modelos institucionalizados y
legitimados, es decir, reconocidos como centros de calidad en su
sistema educativo y cuya calidad le viene dada por la existencia de
algunos elementos innovadores en su contexto.
Además, como se ha señalado, los modelos analizados corresponden
a siete países/realidades diferentes: tres situados en universidades
europeas (Alemania, España y Holanda) y cuatro en universidades
de América Latina (Argentina, Brasil, Chile y Colombia). De forma
deliberada se ha buscado que cada uno de los modelos corresponda
a propuestas con características diferenciadas.
Pero ahí no acaba la heterogeneidad. Las propuestas seleccionadas
varían también en otros aspectos tales como la antigüedad de los
centros de formación docente en las cuales están situadas (centros
tradicionales y ampliamente reputados, junto con centros juveniles),
su titularidad (públicos y privados); su tamaño (centros con un gran
16
OREALC/UNESCO
número de estudiantes y centros pequeños) o su ámbito de influencia;
así como la especialidad de la propuesta de formación docente
(educación infantil, primaria o secundaria inferior). Con esta diversidad
se ha buscado ofrecer toda la riqueza de los modelos y analizar los
elementos básicos de sus aportaciones y no elementos ligados a sus
características.
Concretamente, las características básicas de los centros de formación
de docentes analizados son los siguientes:
El centro de formación de docentes seleccionado en Colombia es la
Universidad Pedagógica Nacional (UPN). Desde su creación, hace ahora
medio siglo, esta institución se ha erigido como la líder en la
formación de maestros en Colombia y como la única universidad del
país dedicada exclusivamente a este campo, a la investigación y al
pensamiento sobre la educación y la pedagogía. Resultan clave los
tres fundamentos de la misma: docencia, investigación y proyección
social (extensión). Dentro de la UPN se seleccionó para un análisis
más detallado la Licenciatura en Educación para la Infancia, que forma
docentes para trabajar con niños de hasta ocho años de edad, lo que
en el sistema educativo colombiano supone los grados de preescolar
y los tres primeros años de la Educación Básica Primaria.
En Chile la institución es la Universidad de Arte y Ciencias Sociales
(ARCIS). Esta universidad es una corporación privada sin fines de
lucro legalizada como universidad en 1990 centrada en tres ámbitos
del conocimiento: el Arte, las Ciencias Sociales y la Educación. El
programa analizado es el de Pedagogía General Básica desarrollado
en su sede de Talagante (Región Metropolitana) caracterizado en su
institución como un Programa Temporal Descentralizado. A pesar de
ser un programa muy reciente (en el 2004 egresaron sus primeros
estudiantes), ha surgido desde sus inicios, con un enfoque innovador
propio de la universidad en la que se localiza.
La Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) en Argentina.
Es una universidad pequeña y joven, creada en 1993, con un
planteamiento renovador desde su creación. Centrada en tres ejes:
la investigación, la docencia y la acción con la comunidad, buscando
articular el proyecto político institucional a las necesidades
específicas de la comunidad en la que está inserta.
17
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
Para el caso de Brasil se ha optado por presentar tres modelos
institucionales de formación de docentes que se están desarrollando
en el Estado de Minas Gerais.
En primer lugar la formación de cursos de formación de docentes
normal medio desarrollado en el Instituto de Educación de Minas
Gerais, en Belo Horizonte. Este centro es una prestigiosa institución
de casi un siglo de existencia y la propuesta pedagógica corresponde
a la formación de docentes para trabajar en Educación Infantil.
En segundo término se presenta la innovadora propuesta denominada
Proyecto Veredas – Formación Superior de Profesores. Este modelo se
desarrolla en distintas universidades y otras instituciones de
educación superior del estado y se caracteriza por ser un programa
de formación inicial en servicio que prepara a los docentes para
trabajar en los primeros cursos de la enseñanza fundamental. Esta
propuesta ha atendido a 14.024 alumnos de todo el estado a través
de un proceso de formación semi-presencial.
La última propuesta brasileña es la formación de docentes a través
del Curso de Pedagogía desarrollado en dos instituciones diferentes:
la Pontifícia Universidade Católica de Minas Gerais (PUCMG) y la
Universidade Federal de Minas Gerais (UFMG). El curso de Pedagogía
prepara docentes para los cursos normales, así como para actividades
de orientación, administración y supervisión. La propuesta es
analizada en dos grandes universidades de tradición y prestigio en
Brasil, la primera privada y la segunda pública.
El centro de formación de docentes seleccionado en España es la
Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Esta institución tiene una
larga experiencia en la formación de maestros (desde 1961) y es
reconocida como uno de los mejores centros de España en esa tarea
tanto por la calidad en la docencia como por la inserción profesional
de sus titulados. En él están matriculados 2.370 estudiantes
repartidos en alguna de las siete especialidades que oferta. Es, por
tanto, un centro grande, consolidado y reconocido. El modelo de
formación seleccionado que fue analizado en profundidad
corresponde a la formación de maestros en la especialidad de
Educación primaria.
18
OREALC/UNESCO
La Universidad Humboldt de Berlín es una de las universidades más
destacadas en Alemania creada por Wilhelm von Humboldt hace casi
dos siglos y tiene un buen número de facultades (27) y de estudiantes
(38.727). Está situada en lo que fue la parte de Berlín del este y durante
muchos años fue la universidad de referencia de los países del este.
Por último, el centro seleccionado en Holanda es la Universidad
Profesional STOAS. Este centro estatal es la única Universidad
Profesional Agraria especializada en la formación inicial de profesores
de Educación secundaria de segundo grado, de formadores y de
especialistas en educación y gestión del conocimiento dentro del sector
agrario. Es por tanto, un centro de formación puntero y muy
especializado, dinámico y activo y con ambiciones por mantener y
mejorar la calidad de la enseñanza. Su objetivo es formar a los docentes
para convertirlos en expertos en la transferencia de conocimiento en
materias agrarias y derivadas como la horticultura, la tecnología del
alimento, la cría animal, etc. Fue creada en 1981, por lo que está a
punto de cumplir un cuarto de siglo de existencia.
Organización del volumen
El informe final del estudio, es decir, el documento que ahora se
presenta está conformado por ocho capítulos sin contar éste.
En el primero recoge los resultados del estudio comparado. Representa,
por tanto, la visión global y comprensiva de los modelos y sus aportes
innovadores. También aquí se recogen unas ideas concluyentes a modo
de recomendaciones para los centros de formación docente y para los
administradores y tomadores de decisiones políticas para la mejora
de los sistemas de formación de educadores.
Los siete capítulos restantes recogen cada una de las descripciones
de los modelos institucionales de formación docente analizados, las
cuales se desarrollan a partir de un esquema análogo que parte del
marco de referencia utilizado antes descrito. De esta manera se aborda
de forma consecutiva, el sistema de formación de docentes en cada
país, el modelo de cada universidad y la propuesta innovadora
concreta. Para acabar con un análisis de los retos y desafíos para el
futuro que tiene cada modelo.
19
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
Panorámica general de las
aportaciones innovadoras
F. Javier Murillo Torrecilla
20
OREALC/UNESCO
F. Javier Murillo, es Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid. Es especialista en Métodos de
Investigación y Evaluación en Educación, con especial dedicación en tema relacionados con Calidad,
Equidad, Eficacia y Cambio en Educación. Coordina la Red Iberoamericana de Investigación sobre Cambio y
Eficacia en Educación (RINACE). Trabaja habitualmente como consultor internacional tanto para diferentes
organismos internacionales (UNESCO, OCDE, Convenio Andrés Bello), como para distintos países (México,
Perú, Brasil, Panamá, Bolivia, etc. Tiene un centenar de publicaciones sobre Calidad, Eficacia y Cambio en
educación. Más información en: www.uam.es/javier.murillo
21
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
1. INTRODUCCIÓN
Frente a la pervivencia de un modelo de formación inicial de docentes
que podríamos llamar de “tradicional” por lo que supone de
reproducción de viejos esquemas pedagógicos, se están
desarrollando en todo el mundo sugerentes propuestas que buscan
dar respuesta a la necesidad de un nuevo docente capaz de afrontar
los retos de los sistemas educativos. En la actualidad, la escuela, a la
par que enfrentarse al reto de incrementar los niveles de calidad y
equidad de la educación, ha de confrontar los desafíos que supone
una sociedad sujeta a rápidos cambios sociales, culturales,
económicos y tecnológicos; desafíos que exigen un docente nuevo
para el que reproducir esquemas aprendidos en sus años de
formación inicial ya no es suficiente. Ahora se exige a los centros de
formación de docentes que formen profesionales bien preparados y
comprometidos con su trabajo, flexibles y capaces de dar respuesta
a nuevas necesidades y demandas, innovadores y con recursos para
transformar su realidad inmediata.1 En palabras de Denis Valliant:
“Ya no alcanza con que un maestro o profesor sepa lo que va a enseñar
y tenga una buena formación acerca del proceso de enseñanza y
aprendizaje. La complejidad de la tarea exige un cambio de enfoque”.2
Respondiendo a esos retos, algunos centros de formación docente,
dentro de la pequeña o gran autonomía que les permite su legislación
estatal, hacen alarde de una gran creatividad replanteándose todas
y cada una de las estructuras que hasta ahora constituían el armazón
de la formación de maestros y profesores. De esta forma, todo está
sujeto a reflexión, crítica y reelaboración: el qué, el para qué, el
cómo, el con quién, el para quién, el dónde y el cuándo.
En este estudio hemos analizado en profundidad siete modelos
institucionales de formación docente de América Latina y Europa
caracterizados por desarrollar propuestas innovadoras capaces de
1 Ver Davini, C. (1995). La formación docente en cuestión. Buenos Aires. Paidós. Barrios, O. (2004). Hacia un
nuevo enfoque de la formación inicial. En: Flores Arévalo, I. (Ed), ¿Cómo estamos formando los maestros en
América Latina? Lima. UNESCO/OREALC y PROEDUCA/GTZ.
2 Valliant, D. (2004). Construcción de la profesión docente en América Latina. Tendencias, temas y debates.
Santiago de Chile. PREAL. Pág. 6
22
OREALC/UNESCO
dar una respuesta eficaz a las necesidades de los sistemas educativos
donde se encuentran. Con el estudio de este pequeño número de
casos, hemos verificado la gran inquietud por mejorar que caracteriza
a muchas de las propuestas de formación docente, así como el
derroche de creatividad invertida en las respuestas aportadas. Cierto
es que en este trabajo se ha intentado escoger lo mejor de cada
caso, pero no es menos verídico que estas siete experiencias apenas
constituyen una pequeña parte de la gran cantidad de propuestas
de formación docente, más o menos innovadoras, más o menos
exitosas, que se están desarrollando en nuestros países que ponen
en tela de juicio los actuales planteamientos. Y como tanto nos
enseñan los fracasos como los éxitos, todas ellas realizan
contribuciones que pueden suponer la semilla que genere una
reflexión que desemboque en esta nueva formación docente que lleve
al cambio de enfoque que demandan los sistemas educativos.
Este estudio, como se ha señalado en el anterior capítulo, pretende
contribuir a la generación de conocimiento sobre las propuestas
innovadoras que están emergiendo en América Latina y Europa. Así,
busca aportar ideas útiles, tanto para la toma de decisiones en las
reformas a la formación inicial que está en marcha o en preparación
en diferentes países, como para ayudar a la puesta en marcha de
procesos de cambio en las instituciones que forman docentes.
En ese sentido ha de ser considerado el estudio y, de forma particular,
este capítulo: una fuente generadora de ideas, las cuales pueden
volverse recomendaciones aplicables dependiendo de las
especificidades de los contextos, con las precauciones necesarias y
con un marcado espíritu crítico. Cada experiencia innovadora
constituye un todo inseparable consigo mismo y con el contexto en
el que se desarrolla, de tal forma que cualquier intento de disección
tiene como único objetivo ayudar a su estudio y comprensión. Con
ello queremos decir que no se trata de “replicar” o “implantar”
experiencias independientemente de los contextos y realidades
internas, sino de recuperar y valorar los aportes que están ocurriendo
en los países y difundirlas como una valiosa fuente de inspiración.
En este segundo capítulo se presenta el estudio comparado de los
siete modelos innovadores. Se ha organizado la información en tres
23
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
grandes apartados. En primer término, se ofrece una reflexión sobre
las características globales de los modelos entendidos como un todo,
sería una primera visión holística de los mismos. A continuación se
presenta una panorámica más analítica de los modelos, intentando
destacar sus aportes innovadores más significativos. El capítulo se
cerrará con unas ideas concluyentes y una suerte de recomendaciones
para los centros de formación de docentes y para los tomadores de
decisiones políticas alumbradas a la luz de este estudio.
La revisión de este capítulo puede servir para tener una imagen global
de los aportes de los modelos. En ningún caso puede reemplazar la
lectura de las diferentes descripciones que los investigadores
expertos han hecho de las propuestas analizadas. Allí se recoge un
relato de los mismos mucho más vivo y real de lo que este capítulo
ofrece.
2. CARACTERÍSTICAS GLOBALES DE LOS MODELOS INNOVADORES
Así como el todo es más que la suma de sus partes, un modelo
innovador es mucho más que la sola adición de un conjunto de
aportes más o menos novedosos. Si deseamos saber cuáles son las
claves que hacen que una propuesta haya conseguido aportar
elementos transformadores de forma exitosa mejorando de forma
cuantitativa y cualitativa sus procesos y resultados, es necesario
comenzar por lo más importante del mismo, y esto no es más que la
panorámica del modelo como un todo indivisible.
Desde esa perspectiva hemos identificado cinco características
globales de los modelos:
- La existencia de una cultura innovadora.
- La contextualización de la propuesta en su institución de
pertenencia, en su historia y en su entorno.
- La íntima relación entre los aportes pedagógicos y los
organizativos.
24
OREALC/UNESCO
- La existencia de un marco teórico que orienta el diseño y la
aplicación.
- Un enfoque de abajo hacia arriba.
Veámoslo con más detalle.
2.1. Cultura innovadora
Más allá de la presencia o ausencia de determinados elementos
aislados, la característica definitoria de todos los modelos analizados
es la existencia de una cultura innovadora en el centro de formación
de docentes. Y asumimos ese término en un doble sentido.
Por una parte entendemos como cultura innovadora el conjunto de
actitudes, necesidades y expectativas, conocidas y compartidas por
toda la comunidad escolar (profesores, estudiantes, directivos,
personal de administración y servicios) que hace que el centro tenga
una actitud positiva hacia los procesos de cambio y se encuentre
personalmente comprometida con la mejora del proceso formativo y
sus resultados. Según este criterio, los centros de formación de
docentes innovadores se autorreconocen como tales, están abiertos
a transformar su práctica, se arriesgan, planifican sus estrategias de
cambio y trabajan en equipo hacia una meta común.
Pero, también, la cultura innovadora es una forma especial de ser y de
actuar del centro en su conjunto que desarrolla estrategias novedosas
para dar respuesta a los problemas planteados y que trabaja por mejorar
día a día. De esta forma, más que la presencia o ausencia de determinadas
características aisladas, los centros innovadores de formación docente
se comportan como tales en un todo. La asunción de una estrategia
aislada no conforma una innovación, sino el conjunto de acciones
combinadas. Su carácter innovador está en su forma de ser y actuar,
por lo cual las diferentes respuestas de cambio o solución ante
determinada situación sólo son una natural expresión de esta esencia
innovadora.
Con todo ello, una innovación se define por los procesos implicados y
por los resultados obtenidos, pero, sobre todo, por la actitud de la
25
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
comunidad educativa. Una actitud que le lleva a buscar alternativas
frente a los constantes desafíos planteados y cuya mirada conjunta
está más allá de una rutina cotidiana. En este caso, esta actitud se
refleja en la búsqueda de una propuesta nueva para formar docentes
capaces de dar respuestas a las necesidades de la escuela actual y
futura.
2.2. Contextualización
Una segunda característica que define cada uno de los siete modelos
analizados es que su propuesta está contextualizada en tres
elementos: la institución donde se sitúa, su entorno social y
geográfico, y su marco histórico.
Efectivamente, en primer lugar, las experiencias estudiadas suponen
una concreción de la propuesta formativa global de la universidad
en que se desarrolla. De esta manera, se valida la idea de la fuerte
relación existente entre el centro de formación de docentes, la
propuesta pedagógica innovadora y la universidad donde se
encuentra. Esto aleja cualquier sospecha de pensar que puedan surgir
modelos innovadores en un entorno yermo y sin conexión con la
institución donde se localiza.
En segundo término, los diferentes modelos están contextualizados
en un entorno social y geográfico concreto, y sus propuestas dan
respuesta a las necesidades y expectativas de ese entorno. Cada una
de las siete propuestas analizadas tiene un ámbito de influencia
radicalmente diferente, por ello se enfrentan a problemas diferentes
y aportan respuestas distintas. Así, revisando los extremos, mientras
que la Universidad Profesional STOAS prepara futuros docentes
procedentes de toda Holanda, y por ello realiza una oferta muy
centrada en formar a profesores de secundaria especializados en
ciencias agrarias que laborarán en cualquier parte del país e, incluso,
en cualquier lugar de Europa; la Universidad ARCIS en Talagante,
Chile, tiene como zona de influencia la localidad donde se sitúa, por
lo que su propuesta está muy centrada en impactar en una población
con necesidades muy concretas, de tal forma que su propuesta está
ajustada a esas dichas necesidades.
26
OREALC/UNESCO
Olvidar las características y necesidades del entorno social y
geográfico del centro de formación docente, su ámbito de influencia,
es un camino hacia el fracaso de la propuesta pedagógica del centro.
Por último, cada experiencia parte de una historia previa que la marca
y define. En las descripciones de los siete modelos analizados se ha
recogido una breve historia de la institución de formación docente
que ayuda a explicar sus características y a comprender muchas de
las decisiones tomadas. Poner en marcha un proceso de
transformación exige conocer, comprender y tener en cuenta la
historia de la institución. Y las propuestas no son más que la
evolución de esa historia.
Con ello es posible apuntar que las propuestas innovadoras no surgen
de la nada, nacen a partir de determinadas necesidades y expectativas
del contexto institucional, social e histórico en el que se sitúan.
Pensar que hay soluciones estandarizadas que sirven para cualquier
centro o modelo, que determinados elementos pueden ser
transplantados sin una necesaria y obligatoria reflexión crítica de
las características del centro y su entorno sólo puede llevar al fracaso
y al desencanto de la comunidad educativa.
2.3. Relación entre propuesta pedagógica y propuesta
organizativa
Una característica global más, que se percibe en el análisis de los siete
modelos es la íntima relación existente entre la propuesta pedagógica
y la organización del centro de formación docente. Efectivamente,
aunque se podría afirmar que es la propuesta pedagógica el núcleo
básico que configuran los diferentes modelos innovadores, en todas
las experiencias esta propuesta pedagógica ha exigido una nueva
organización del centro más adecuada a las nuevas exigencias.
Con ello se valida la idea de la necesidad de que las innovaciones
estén sustentadas tanto en lo pedagógico como en lo organizativo.
Lo pedagógico sin lo organizativo es inviable, y lo organizativo sin
lo pedagógico es ineficaz. Con ello se concluye que los dos se erigen
como dos elementos inseparables de toda propuesta de innovación
educativa.
27
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
2.4. Con un claro marco teórico
Detrás de todos y cada uno de los modelos institucionales analizados
hay un marco teórico que orienta las decisiones tomadas y define
las estrategias de intervención implementadas. Detrás de cada
propuesta hay un concepto de docente, de sistema educativo y de
sociedad surgido de las reflexiones colectivas y reflejado en el
conjunto de las propuestas prácticas.
De esta forma, cualquier aporte innovador tiene que hundir sus raíces
en unos principios rectores y debe ser coherente con éstos. Si se
decide, por ejemplo, que las prácticas se desarrollen desde el primer
semestre de la formación del futuro docente y a lo largo de todos
ellos, es porque se parte de un enfoque que sostiene que la interrelación
de teoría y práctica es la que ayuda a desarrollar las capacidades
buscadas en los estudiantes. Si, por el contrario, se piensa que las
prácticas suponen la aplicación de lo aprendido en la teoría, éstas
han de estar al final de la formación.
Con esta reflexión se pretende poner de manifiesto que para poner
en marcha un proceso de mejora de una propuesta de formación
docente, el primer paso es abrir un debate sobre qué tipo de docentes
se requiere formar, para qué sistema educativo y qué sociedad. Las
estrategias innovadoras son herramientas, recursos que pueden servir
para determinados objetivos. Estrategias que no son ni mejores ni
peores en sí mismas, sino en función de los principios y el marco
teórico de la propuesta de formación de docentes.
2.5. Enfoque de abajo hacia arriba
Las características anteriormente apuntadas subrayan el previsible
fracaso de las propuestas de cambio impuestas y estandarizadas,
supuestamente válidas para cualquier institución. Ahora sabemos
que para que un proceso de transformación pase de las palabras a
los hechos y llegue a transformar realmente la propuesta de formación
docente es necesario que la iniciativa, el impulso y la coordinación
de los esfuerzos de cambio provengan del interior del centro. Es
posible, incluso es frecuente y hasta necesario, que la iniciativa de
cambio venga del exterior, por ejemplo desde la puesta en marcha
28
OREALC/UNESCO
de una reforma educativa nacional o de “presiones externas”; sin
embargo, el cambio será efectivo y real, sólo si es la comunidad
educativa quien asume y lidera dicho cambio.
Estas ideas chocan frontalmente con la realidad, donde las políticas
de los gobiernos han subordinado la formación docente a las
necesidades de las reformas educativas; a su vez, la participación de
los profesores en las reformas se ha restringido al papel de ejecutores
de políticas; consecuentemente, la formación docente sigue siendo
una imposición desde arriba antes que un espacio propio.3
Así llegamos de forma irremisible al debate abierto acerca de la
regulación estatal versus la autonomía en formación de docentes.
Como suele ocurrir, las soluciones fáciles y maniqueas no suelen
servir. Los centros de formación docente están obligados a preparar
a maestros y profesores que desarrollen sus funciones en un sistema
educativo con características determinadas. Todo esto en un marco
que armonice la necesidad de orientaciones nacionales con el respeto
a las particularidades y las demandas locales.
3. APORTACIONES INNOVADORAS EN FORMACIÓN INICIAL DE
DOCENTES
En coherencia con las características antes apuntadas, el estudio
comparado de los elementos innovadores que configuran los siete
modelos de formación inicial de docentes nos lleva a destacar, en
primer término, la gran heterogeneidad en las soluciones adoptadas.
Efectivamente, cada propuesta, al partir de un marco teórico propio
y un contexto exclusivo, desarrolla e implementa estrategias distintas.
De esta forma, sería muy arriesgado hablar de una convergencia total
en estos modelos de formación de docentes.
Sin embargo, sí es posible observar la aparición reiterada de algunos
elementos en estas propuestas innovadoras, incluso entre aquellas
de naturaleza radicalmente distinta. Esto nos lleva a pensar en la
3 Messina, G. (1999). Investigación en o investigación acerca de la formación docente: un estado del arte
en los noventa. Revista Iberoamericana de Educación, Nº 19.
29
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
existencia de algunas tendencias en la formación de docentes para
el futuro. Tendencias, o elementos repetidos que, por su demostrada
eficacia en las propuestas analizadas, pueden servir como punto de
partida para cualquier reflexión que busque elaborar un modelo de
formación de docentes más adecuado a las actuales necesidades.
En este apartado vamos a recoger y ejemplificar algunos de esos
aportes innovadores que pudieren considerarse como tendencias o
líneas de trabajo para el futuro. Concretamente hemos detectado siete
aportes relevantes.
3.1. El desarrollo de competencias como elemento superador
de los contenidos
Uno de los tradicionales debates en la formación de docentes es lo
que Paula Progré denomina la “tensión entre lo disciplinar y lo
pedagógico”.4 Es decir, enseñar a los futuros docentes a partir de los
ámbitos de conocimiento o a partir de lo pedagógico. Esa tensión se
ha resuelto, habitualmente, de forma diferenciada en función del
nivel de estudios donde laboraría el futuro docente. Así, es frecuente
que en la formación de maestros de educación infantil y primaria el
eje organizador sea el proceso de adquisición de los elementos
instrumentales por parte de los niños, dejando a las disciplinas como
mero elemento organizador, mientras que en la formación de docentes
de secundaria el peso recae en las disciplinas, relegándose la
formación pedagógica a un segundo lugar, tanto en importancia
como en distribución temporal. Sin embargo, el debate sigue abierto.
En las innovaciones analizadas, la respuesta a esa tensión no se
fundamenta en el triunfo de una opción sobre otra, sino en la
aplicación de una propuesta cualitativamente diferente: la formación
basada en competencias como elemento superador de esa dicotomía.
Esta tendencia, no exenta de controversias, no es exclusiva de la
formación de docentes, sino que se está siguiendo en toda la
educación superior de muchos países, así como en toda formación
con una orientación profesionalizante.
4 Pogré, P. (2004). Los temas en cuestión. En Flores Arévalo, I. (ed), ¿Cómo estamos formando los maestros
en América Latina? Lima. UNESCO/OREALC – PROEDUCA/GTZ. Pág. 120
30
OREALC/UNESCO
Siguiendo una definición clásica se entiende por competencia el
conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes (conjunto de saber,
saber-hacer y saber estar) ejercidos en un campo desde la experiencia
humana y necesarios para tener un puesto.5 De esta forma, la formación
basada en competencias pretende ser un enfoque integral que busca
vincular el sector educativo con el productivo y elevar el potencial de
los individuos, de cara a las transformaciones que sufre el mundo
actual y la sociedad contemporánea.6
Aunque, como luego veremos, muchos de los elementos que configuran
este nuevo enfoque están presentes en todos los modelos de formación
inicial analizados, la defensa de manera explícita de una formación
basada en competencias está presente únicamente en los tres modelos
europeos estudiados en distinto grado de desarrollo. Así, mientras
que tanto en la Universidad Profesional STOAS (Holanda) como en la
Universidad Humboldt (Alemania) es una realidad, en la Universidad
Autónoma de Madrid es un reto a conseguir a corto plazo y para el
cual se están dedicando una gran cantidad de esfuerzos. Hay que
recordar que el llamado Proceso de Bolonia, a través del cual se está
construyendo el Espacio Europeo de Educación superior (EEES), plantea
un sistema europeo de créditos de enseñanza basado en la adquisición
de competencias para la Educación superior que deberá estar en marcha
en los estudios superiores de todos los países europeos antes del
2010. Ello ha obligado a iniciar la adaptación de sus sistemas de
Educación superior, incluyendo la formación de docentes.
En este sentido, el currículum de formación de docentes de la
Universidad Profesional STOAS es uno de los mejores ejemplos de
este enfoque de entre los modelos analizados. El mismo está basado
en la formación de competencias y está íntimamente orientado a
desarrollar los perfiles de las diferentes situaciones reales que los
estudiantes van a desempeñar en los lugares de trabajo: Profesor de
Secundaria Pre-profesional (VMBO), Profesor de Secundaria
Profesional (MBO), Profesor de Adultos (BVE) y Gestor del
5 Barjou, B. (1995). Savoir transmettre son expertise et son savoir-faire. Paris. ESF.
6 Ver Charleton, M. (1996). Self-directed learning in counsellor training. London. Cassell. Bazdresch, M.
(1998). Las competencias en la formación docente. Educar. Revista de Educación, Nº 5. Argudín Vázquez, Y.
(2001). Educación basada en competencias. Educar, Revista de Educación, Nº 19.
www:educacion.jalisco.gob.mx/consulta/educar/19/argudin.html
31
MODELOS INNOVADORES EN LA FORMACIÓN INICIAL DOCENTE
Conocimiento en Empresas y Pequeños Negocios. Cada perfil queda
descrito en un número de situaciones que han sido determinadas y
perfectamente definidas a través de un minucioso estudio llevado a
cabo en alrededor de cien centros de enseñanza secundaria
profesional y un buen número de empresas relacionadas que permitió
reflejar y diseñar las 20 situaciones a las que los futuros profesores
y los gestores del conocimiento se van a enfrentar y que forman la
clave del proceso formativo.
Análogamente, la Universidad Humboldt de Alemania sigue los
planteamientos aprobados por la Conferencia de los Ministros de
Educación de los estados federales de Alemania para todas las
universidades del país, los cuales establecieron las competencias a
adquirir por los estudiantes en su proceso de formación docente.
Concretamente se han establecido cuatro competencias
fundamentales: la competencia personal, la competencia social, la
competencia metodológica y la competencia de contenidos (de la
asignatura). Igualmente se plantean una serie de competencias
transversales, las cuales se adquieren entrelazando las diferentes
asignaturas y los proyectos escolares/extra-escolares, etc.
Allí las competencias se consideran como la expresión del actuar de
una persona en su totalidad y se adquieren y fortalecen en un proceso
que nunca termina. Cada estudiante desarrolla sus propias estrategias,
establece el tiempo que necesita y su objetivo propio para lograr lo
que es su intención. Así establecen que:
“Las alumnas y los alumnos son competentes:
- Si logran desarrollar sus capacidades para manejar una situación
específica.
- Si logran activar los conocimientos que tienen o aprovechar
nuevas fuentes.
- Si entienden la lógica interna de un temario complejo.
- Si logran actuar utilizando capacidades adquiridas anteriormente.
32
OREALC/UNESCO
- Si logran incorporar capacidades existentes.”7
Con ello, este nuevo concepto de competencia tiene su repercusión
directa en la forma en que se imparten los contenidos de las
asignaturas y lo que se entiende como contenido troncal. Los
contenidos ya no se definen por la gran cantidad de información a