ArticlePDF Available

Abstract

La mayor parte de los estudios que han tratado el efecto que diferentes condicionantes tienen sobre la tasa de respuesta han intentado extrapolar el amplio conocimiento existente de las metodologías de encuestas personales telefónicas y postales al medio Internet. No obstante, existen bastantes diferencias que justifican un enfoque distinto en su uso y que hacen que los conocimientos existentes, por mucho que estén contrastados, no sean directamente aplicables a este nuevo medio. En esta línea el presente trabajo aborda el estudio del modo en el que el empleo de preincentivos, invitaciones a participar personalizadas y una menor periodicidad en el recuerdo (semanal frente a quincenal) influyen en la tasa de respuesta en un cuestionario web. Los resultados demuestran que una manera efectiva de mejorar la tasa de respuesta y de retención consiste en el envío semanal de invitaciones. Además se ha descubierto que la personalización de los envíos permite básicamente captar la atención de los individuos y llevarlos hasta el final del cuestionario (tasa de retención). Un resultado sorprendente consiste en que el uso conjunto de los condicionantes (envío semanal, con preincentivo e invitación personalizada) provoca un significativo aumento tanto de la tasa de respuesta en general y de retención.
Revista de Estudios Empresariales. Segunda época.
Número: 1 (2009). Páginas: 45 - 62
- 45 -
¿CÓMO MEJORAR LA TASA DE RESPUESTA EN
ENCUESTAS ON LINE?
Sánchez Fernández, Juan (Universidad de Granada) (sanchezf@ugr.es)
Muñoz Leiva, Francisco (Universidad de Granada) (franml@ugr.es)
Montoro Ríos, Francisco J. (Universidad de Granada) (fmontoro@ugr.es)
RESUMEN
La mayor parte de los estudios que han tratado el efecto que diferentes condicionantes tienen
sobre la tasa de respuesta han intentado extrapolar el amplio conocimiento existente de las
metodologías de encuestas personales telefónicas y postales al medio Internet. No obstante,
existen bastantes diferencias que justifican un enfoque distinto en su uso y que hacen que los
conocimientos existentes, por mucho que estén contrastados, no sean directamente aplicables
a este nuevo medio. En esta línea el presente trabajo aborda el estudio del modo en el que el
empleo de preincentivos, invitaciones a participar personalizadas y una menor periodicidad en
el recuerdo (semanal frente a quincenal) influyen en la tasa de respuesta en un cuestionario
web.
Los resultados demuestran que una manera efectiva de mejorar la tasa de respuesta y de
retención consiste en el envío semanal de invitaciones. Además se ha descubierto que la
personalización de los envíos permite básicamente captar la atención de los individuos y
llevarlos hasta el final del cuestionario (tasa de retención). Un resultado sorprendente consiste
en que el uso conjunto de los condicionantes (envío semanal, con preincentivo e invitación
personalizada) provoca un significativo aumento tanto de la tasa de respuesta en general y de
retención.
Palabras claves: Encuestas web, incentivos, personalización, periodicidad, tasa de respuesta.
JEL: C81, C93, D12
ABSTRACT
Most studies of the effect of contributing factors on response rates have attempted to
extrapolate to Internet the already existing broad knowledge base of methodologies for
personal surveys by telephone and post. However, such knowledge about existing methods is
not directly applicable to the Internet-based interviews. This paper therefore examines the
manner in which different combinations of incentives, the personalization of mails and a
lower periodicity of reminder message (weekly versus semimonthly) can affect response to a
survey on Internet.
The results prove an effective way to improve the response and retention rate consists in the
mailing of invitations weekly. Furthermore it is shown the personalization of the mails allows
basically having the individuals’ attention and reaches them the end of the questionnaire
(retention rate). A surprising result is that the joint use of the contributing factors (weekly
mails, pre-incentive and personalized call) significantly improves response and retention
rates.
Key words: Survey over internet, incentives, personalization, response rates
JEL: D14, M30, M31, C81, D12
AGRADECIMIENTOS
La realización del presente trabajo de investigación ha sido posible gracias a la financiación
del proyecto “Evaluación del uso de incentivos en encuestas web. Una aplicación al estudio
del comportamiento en defensa del medio ambiente (Proyecto Internatura)” dentro el
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line? MONOGRÁFICO
- 46 -
programa de proyectos de investigación del Vicerrectorado de Investigación y Tercer Ciclo de
la Universidad de Granada.
1. INTRODUCCIÓN
Ante la generalización en el uso de la Red, tanto desde el punto de vista de las empresas
como de los consumidores, no resulta extraño que en los últimos años una parte de la atención
se haya centrado en las posibilidades que el nuevo medio brinda para la investigación de
mercados en general, y para la realización de encuestas, en particular.
Efectivamente, a medida que el uso de Internet en la investigación de mercados se va
generalizando, se hace necesario un mayor conocimiento acerca de los condicionantes que
ayudan a obtener mejores resultados, tanto en términos de cantidad como de calidad de la
respuesta (Göritz, 2006). En los últimos diez años, diversos autores han analizado desde
diferentes perspectivas las ventajas y los inconvenientes que brinda Internet para canalizar
encuestas. Más concretamente, las principales ventajas se resumen en:
Mayor amplitud geográfica (Roztocki, 2001).
Proceso con menos etapas (Couper et al., 2001).
Menor coste (total) y eficiencia económica (Weible y Wallace, 1998; Sheehan
y Hoy, 1999; Roztocki, 2001; Ilieva et al., 2002; Porter y Whitcomb, 2003) y el
coste no depende del tamaño muestral (Couper et al., 2001).
Mayor eficiencia (por núm. de encuestas) y velocidad de respuesta (Flaherty et al.,
1998; Sheehan y McMillan, 1999; Roztocki, 2001;).
Seguimiento automático y control on-line de las respuestas dudosas (Bosnia y
Tuten, 2003; Fricker et al., 2005).
Cumplimentación más interactiva, atractiva y divertida (Dillman, 2000; Deutskens
et al., 2004; Fricker et al., 2005).
Mayor sinceridad gracias a la autoadministración (Chang y Krosnick, 2003).
Mayor flexibilidad para la cumplimentación del cuestionario (Fricker et al., 2005).
Mayor precisión o menores errores humanos (Roztocki, 2001).
Detección de patrones de participaciones incompletas (Bosnjak y Tuten, 2003).
Por su parte, los principales inconvenientes se agrupan en:
Coste del acceso a Internet para el encuestado (Göritz, 2006) en algunos países.
No generalización de acceso a Internet (Fricker et al., 2005) y perfil de
encuestados muy específico (Göritz, 2006).
Dificultad en la obtención de un marco muestral (Dillman, 2000).
Dificultad de determinar la tasa de respuesta (Fricker et al., 2005).
Sesgo del método/ Posibles resultados sesgados (Cobanoglu y Cobanoglu, 2003).
Múltiples respuestas por parte de una misma persona (Cobanoglu y Cobanoglu,
2003; Göritz, 2006).
Tiempo de descarga de los elementos de un cuestionario (Dillman, 2000). Por
ejemplo: videos y otros elementos multimedia.
Autoclasificación del correo de invitación como spam (Birnholtz et al., 2004;
Porter y Whitcomb, 2003)
Tasa de respuesta del grupo de control menor (Porter y Whitcomb, 2003).
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
MONOGRÁFICO ¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line?
- 47 -
No parece haber duda en que sus ventajas superan ampliamente a sus inconvenientes,
sobre todo en el caso de aquellos colectivos que hacen un uso más habitual de Internet (Aoki
y Elasmar, 2000), de ahí su interés desde el punto de vista investigador.
A pesar del indudable interés de Internet como una nueva vía de canalización de
cuestionarios, sorprendentemente no han sido muchos los trabajos que han abordado un
análisis en profundidad desde una perspectiva académica. Dicha tarea debería permitir
conocer mejor las peculiaridades del medio, en forma de ventajas y problemas contrastados,
en busca de la mejora y desarrollo de la investigación de mercados en Internet.
Dos de los aspectos que son manifiestamente mejorables en las encuestas a través de
Internet son la tasa de respuesta y la calidad de la respuesta. Así, diferentes autores han
analizado la forma de mejorar estos dos aspectos mediante el uso de incentivos (Bauman et
al., 2000; Cook et al., 2000; Frick et al., 2001; O'Neil y Penrod, 2001; Downes-Le Guin et al.,
2002; Bosnjak y Tuten, 2003; Porter y Whitcomb, 2003; Birnholtz et al., 2004; Tuten et al.,
2004; Göritz, 2005; Göritz, 2006; Heerwegh, 2006), la personalización de las invitaciones
(Joinson, 1999; Cho y LaRose, 1999; Musch y Reips, 2000; Heerwegh y Loosveldt, 2002;
Kelly y McKenzie, 2002; Porter y Whitcomb, 2003; Heerwegh y Loosveldt, 2003; Heerwegh,
2005) e incrementando el número de contactos (Crawford et al., 2002; Deutskens et al., 2004;
Heerwegh, 2006).
En muchos de estos trabajos se ha tratado de extrapolar el amplio conocimiento
existente acerca de las metodologías de encuestas personales, telefónicas y, sobre todo,
postales, al medio Internet. Dicha extrapolación se ha realizado, en muchos de los casos, a
través de la realización de análisis comparativos entre el nuevo medio y los tradicionales (Yun
y Trumbo, 2000; Cobanoglu et al.,. 2001; Sheehan, 2001; Ilieva et al. 2002; Cobanoglu y
Cobanoglu, 2003; Coderre et al., 2004; Kaplowitz et al., 2004; Roster et al., 2004; Fricker et
al., 2005; McCabe, et al. 2005; Deutskens et al., 2006).
No obstante, en este trabajo se coincide plenamente con Couper (2000), Deutskens et al.
(2004) y Göritz (2006b), en que, si bien Internet comparte algunas características con los
medios tradicionales, fundamentalmente con el correo postal (Downes-Le Guin et al., 2002),
existen suficientes diferencias que justifican un enfoque distinto en su uso y que hacen que los
conocimientos existentes sobre otros medios de entrevista, por mucho que se hayan
contrastado empíricamente a lo largo de las últimas décadas, no sean directamente aplicables
al medio Internet.
Así pues, se hace necesario un esfuerzo por conocer cómo funcionan las encuestas Web
bajo diferentes condicionantes (incentivos, personalización de los mensajes y periodicidad de
las invitaciones para participar en los estudios.), que permita más temprano que tarde
desarrollar unas pautas generales de actuación en este sentido, con la intención de mejorar la
administración y los resultados de las encuestas web.
En esta línea, en el presente trabajo se aborda el estudio del modo en el que el empleo de
diferentes combinaciones de incentivos, cartas personalizadas e invitaciones de recuerdo
afecta a la respuesta a un cuestionario canalizado a través de Internet. Más concretamente, el
trabajo se estructura de la siguiente forma: en el epígrafe siguiente se ofrece una justificación
del posible impacto producido por los preincentivos, cartas personalizadas e invitaciones de
recuerdo sobre la respuesta a un cuestionario web. Tras esta revisión de la literatura, se detalla
la metodología empleada para medir la influencia de tales condicionantes sobre la respuesta a
un cuestionario desarrollado en relación con una materia específica y dirigido a un público
objetivo concreto. Seguidamente, se presentan los principales resultados obtenidos y se
finaliza con un apartado de conclusiones e implicaciones.
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line? MONOGRÁFICO
- 48 -
2. CONDICIONANTES DE LA TASA DE RESPUESTA EN LAS ENCUESTAS
WEB
Uso de incentivos en encuestas web
Algunos autores han encontrado que el uso de incentivos incrementa significativamente
la predisposición a participar y tiende a reducir el número de respuestas incompletas (Bauman
et al., 2000; Musch y Reips, 2000; Frick et al., 2001; Downes-Le Guin et al., 2002; O'Neil et
al., 2003; Bosnjak y Tuten, 2003; Tuten et al., 2004; Deutskens et al., 2004; Heerwegh, 2006;
Göritz, 2006), aspecto que justifica el hecho de que con bastante frecuencia se recurra a su
utilización.
No obstante, la casuística que rodea el uso de incentivos en las encuestas es muy amplia,
tanto en lo referente a las condiciones para poder optar a los mismos, como la probabilidad de
obtenerlos, su tipología, el canal de entrega, el tamaño, la denominación, las características
del público objetivo al que se dirigen, etc. La clasificación más habitual es aquella que
distingue entre pre-incentivos (incondicionales) y post-incentivos (condicionales) (Porter y
Whitcomb, 2003; Göritz, 2005). Los preincentivos se entregan a todos aquellos individuos
seleccionados para formar parte de la muestra objeto de estudio, independientemente de que,
finalmente, se decanten o no por completar el cuestionario que se les propone. Por su parte, a
los postincentivos sólo tiene acceso aquella parte de la muestra que colabora cumplimentando
el cuestionario. Por otro lado, el acceso a los incentivos puede ser de carácter directo, sin que
medie asignación al azar de ningún tipo, o indirecto, resultado de la participación en un
sorteo. En cuanto al carácter del incentivo, básicamente se puede hablar de incentivos
económicos y no económicos. En este trabajo se ha optado por preincentivos basados en
sorteos de carácter no económico.
Han sido diversas las perspectivas teóricas que han tratado de explicar la razón por la
cual el uso de preincentivos puede mejorar los resultados de las encuestas web, entre las que
cabe destacar la Norma de Reciprocidad y la Teoría del Intercambio Económico.
Desde una perspectiva psicológica, la Norma de Reciprocidad juega un papel
determinante en la decisión individual de participar o no en una encuesta. Así, los
preincentivos incrementarían la probabilidad de responder a una encuesta porque el individuo
se sentiría obligado a corresponder a la deferencia recibida (Dillman et al., 1996). Los
incentivos son vistos como un regalo en lugar de cómo una compensación por el esfuerzo
realizado (Groves et al., 1992).
Por su parte, la teoría del Intercambio Económico, postula que los encuestados
completarán y devolverán la encuesta como a cambio de una compensación monetaria, en
lugar de por los beneficios que su actuación pueda reportar a la sociedad (Tuten et al., 2004).
Cuando media un sorteo, los beneficios esperados no están determinados exclusivamente por
la cantidad de dinero del incentivo, sino que esa cantidad se encuentra ponderada por la
probabilidad de resultar ganador.
En general, se podría pensar que la influencia de los incentivos incondicionales es
positiva, por lo que en cierta media se cumplirían los principios de la Teoría del Intercambio
Económico (Tuten et al., 2004), pero en algunos trabajos no se ha observado tal efecto
(Bosnjak y Tuten, 2003; Göritz, 2005). En cualquier caso, en la línea de lo ya apuntado por
Cook et al. (2000) tras el meta-análisis realizado para medir la influencia de los incentivos en
la respuesta a las encuestas web, se puede decir que los resultados están lejos de ser
concluyentes. No obstante, estos mismos autores apuntan a que el uso de incentivos está
asociado en algunas ocasiones a tasas de respuesta más baja, aspecto que puede tener su
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
MONOGRÁFICO ¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line?
- 49 -
justificación en el hecho de que tradicionalmente los incentivos se suelen emplear en mayor
medida en encuestas tediosas y desproporcionadamente largas, donde los promotores
reconocen la necesidad de ofrecer premios importantes para incrementar la probabilidad de
que se termine la encuesta.
Invitaciones personalizadas
Por otro lado, algunos estudios recientes han investigado la eficacia de la
personalización de las invitaciones electrónicas sobre la participación en encuestas Web. Para
ello, suelen establecerse diferentes grados de personalización, distinguiendo entre invitaciones
formales, informales y familiares. Además, en algunas ocasiones los resultados alcanzados
con estas tres fórmulas alternativas son comparados con los de una muestra de control (sin
saludo personalizado) (Pearson y Levine, 2003; Joinson y Reips, 2007).
Generalmente se ha observado que las tasas de respuesta y de acceso a las encuestas
mejoran con la utilización de elementos personalizados tanto en encuestas Web (ej. Schaefer
y Dillman, 1998; Heerwegh, 2005; Heerwegh et al., 2005; Joinson y Reips, 2005) como en
encuestas postales (Boser, 1988; Dillman, 2000). Así, se ha comprobado que la tasa de
respuesta puede incrementarse entre un 7.8 por 100 y 8.6 por 100 mediante la utilización de
invitaciones personalizadas por e-mail (Heerwegh, 2005; Heerwegh et al., 2005). Sin
embargo, Pearson y Levine (2003) y Porter y Withcomb (2003) no hallaron efectos
significativos sobre la tasa de respuesta asociados al tipo de saludo empleado.
En este contexto, la Teoría del Intercambio Social nos ofrece un marco conceptual muy
adecuado para interpretar el efecto positivo de la personalización sobre la tasa y la calidad de
la respuesta. Esta teoría establece que “las acciones de los individuos están motivadas por el
resultado que estas acciones se espera traigan consigo” (Dillman, 2000, p. 14). La
personalización de los envíos produce en los integrantes del marco muestral un incremento de
la recompensa percibida como consecuencia de su participación en la encuesta, ya que les
induce a considerar que su opinión y ellos mismos, son importantes y valiosos para el
investigador. Por otra parte, la personalización podría ejercer un efecto favorable sobre la
recompensa y el coste (y sobre la confianza de los participantes en recibir la recompensa
ofrecida a largo plazo), elementos cruciales para predecir las acciones de los individuos e
incrementar la probabilidad de participación (Heerwegh et al., 2005).
Otro aspecto de suma importancia en este contexto es el de la privacidad. Con las
invitaciones personalizadas se pretende establecer una relación más directa y personal con
cada uno de los integrantes del marco muestral. Sin embargo, ello implica, por definición, la
renuncia al anonimato y la privacidad de la respuesta, lo que provoca una disminución del
efecto positivo de la personalización sobre las tasas de respuesta (Cho y LaRose, 1999;
Heerwegh, 2005). En este sentido, Newman et al. (2002) establecen que el grado de
anonimato y privacidad transmitidos están relacionados positivamente con la cantidad de
información personal revelada por el encuestado. Esta sensación de menor privacidad provoca
también una tendencia a ofrecer respuestas que reflejen comportamientos socialmente
deseables (Newman et al., 2002; Joinson y Reips, 2005), especialmente en cuestiones
relativas a aquellos aspectos sensibles o delicados, como comportamiento sexual, renta
disponible, etc. (Heerwegh et al. 2005).
Periodicidad de los contactos
En general, se puede decir que los contactos de seguimiento constituyen la técnica más
eficaz para incrementar la tasa de respuesta, tanto en encuestas postales y cara-a-cara
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line? MONOGRÁFICO
- 50 -
(Heberlein y Baumgarther, 1978; Willimack et al., 1995; Dillman, 2000), como en encuestas
electrónicas (ej. Sheehan y Hoy, 1997; Schaefer y Dillman, 1998; Dillman, 2000; Deutskens
et al., 2004; Díaz, 2005). Las principales diferencias encontradas en dichos estudios son
debidas a los métodos de contacto (Sheehan, 2001).
Heberlein y Baumgarther (1978) observaron una correlación positiva de 0,63 entre el
número de contactos y la tasa de respuesta en encuestas postales. Según Kittleson (1997), la
tasa de respuesta en encuestas por e-mail oscilaría entre un 25 y un 30 por 100, aunque
podría duplicarse mediante el envío de mensajes de seguimiento. Sheehan (2001) también
observó que el número de contactos tiene una fuerte influencia positiva sobre la tasa de
respuesta, que podría alcanzar hasta en un 25 por 100 en estudios por e-mail (Sheehan y Hoy,
1997).
Evidentemente, el incremento del número de contactos influye en el tiempo necesario
para desarrollar el trabajo de campo. Sin embargo, el previsible retraso en el inicio del análisis
de los datos podría verse ampliamente “compensado” por el incremento en la tasa de
respuesta, consecuencia de la realización de sucesivos contactos recordatorios (Díaz, 2005).
En este sentido, algunos autores han tratado de determinar el número óptimo de envíos de
seguimiento desde una perspectiva coste-efectividad, tratando de encontrar un punto de
equilibrio entre el coste derivado de los contactos incrementales y los beneficios derivados del
mayor número de respuestas recibidas. Los resultados de estos trabajos revelan que la tasa de
respuesta se ve significativamente incrementada con la utilización de entre una y tres cartas de
recordatorio (Heberlein y Baumgarther, 1978; Dillman, 2000). Sin embargo, el envío de un
número de recordatorios mayor (más de cuatro o cinco contactos) no supone un incremento
relevante de la tasa de respuesta (Deutskens, 2004). Esto podría deberse “a que los individuos
alcanzan un punto de saturación en la lectura de sus mensajes de correo electrónico, o a que
puedan ser reticentes a ser advertidos una vez más sobre el estudio” (Kittleson, 1997, p. 196).
La revisión bibliográfica llevada a cabo pone de manifiesto que el número de
investigaciones resulta considerablemente escasa en lo referente al efecto producido por la
periodicidad de los envíos de recordatorio (ver Deutskens et al., 2004; Díaz, 2005) o al
producido por el intervalo de tiempo transcurrido entre el contacto inicial y los sucesivos
recordatorios. En este sentido, aún no han podido establecerse unas directrices básicas. En
esta línea, algunos de los resultados más relevantes podemos encontrarlos en la revisión de la
literatura realizada por Ilieva et al. (2002), que revela que el número de días que se tarda en
responder a un estudio Web (5,6 días) es aproximadamente la mitad que en estudios postales,
si bien la mayoría de estudios están basados en envíos semanales de recordatorios, siguiendo
las recomendaciones de Dillman (2000) para estudios Web.
Al contrario que en el contexto electrónico, muchos autores han investigado la
influencia producida por la periodicidad (alta o baja) de los recordatorios en los resultados de
los métodos de entrevista tradicionales (postal, telefónico,…). Sin embargo, ninguno de los
trabajos analizados evidencia claramente que este factor influya significativamente sobre la
calidad de las respuestas ofrecidas (Díaz, 2005). En este sentido, cabría pensar que quienes
reciben un mayor número de recordatorios (o menor periodicidad: semanal en lugar de
quincenal) podían tender a responder a la encuesta de una forma precipitada para dejar de ser
advertidos (Kittleson, 1997; Díaz, 2005).
3. HIPÓTESIS DE LA INVESTIGACIÓN
El análisis de los efectos sobre la respuesta ha sido realizado con base en dos
magnitudes: el número de individuos que acceden al cuestionario (inician) y llegan hasta el
final del mismo (retención). Estas dos magnitudes permiten obtener dos tipos de respuesta:
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
MONOGRÁFICO ¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line?
- 51 -
- Tasa de respuesta, propiamente dicha y definida como el número de personas que
acceden por lo menos a la primera página de la encuesta (Göritz, 2006) entre el
número de invitaciones enviadas, una vez que se han sustraído los individuos no
contactados y los errores conocidos en las direcciones electrónicas (Heerwegh et al.,
2005).
- Tasa de retención, definida como el número de personas que llegan hasta el final de la
encuesta (Göritz, 2006). Esta tasa incluiría a los informantes completos, es decir,
aquellos que ven y responden a todos los bloques de preguntas (Bosnjak y Tuten,
2001).
Si bien la revisión teórica realizada por (Göritz, 2005) le lleva a concluir que
teóricamente el efecto sobre la tasa de respuesta debería ser mayor con preincentivos que con
postincentivos, no se ha encontrado literatura relevante que sustente la hipótesis de un efecto
positivo de los preincentivos como estimuladores de las tasas de respuesta y de retención, a
pesar de la lógica de los planteamientos de la perspectiva psicológica anteriormente expuesta.
En este sentido, Bosnjak y Tuten (2003) y Göritz (2005) concluyeron que el efecto es neutro.
Así, se plantean las siguientes hipótesis:
H1: La utilización de preincentivos tiene un efecto neutro sobre la tasa de respuesta.
H2: La utilización de preincentivos tiene un efecto neutro sobre la tasa de retención.
La revisión bibliográfica llevada a cabo pone de manifiesto que la personalización de las
invitaciones influye directa y positivamente en determinados elementos incentivadores de la
respuesta (ej., la recompensa, el coste y la confianza) (Cho, 1999; Joinson, 1999; Musch y
Reips, 2000; Heerwegh et al. 2002; Kelly y McKenzie, 2002; Heerwegh, 2003; Porter y
Stephen, 2003; Heerwegh, 2005;), lo que, indirectamente, incrementa la probabilidad de
participación (Dillman, 2000), y da lugar a una mayor tasa de respuesta (ej. Schaefer y
Dillman, 1998; Heerwegh, 2005; Heerwegh et al., 2005 y Joinson y Reips, 2005). Sin
embargo, la personalización de las invitaciones supone, al mismo tiempo, una pérdida de
anonimato de la respuesta –o pérdida de privacidad- (Cho y LaRose, 1999; Heerwegh, 2005),
lo que provoca una disminución del efecto de la personalización sobre la tasa de respuesta
(Pearson y Levine, 2003 y Porter y Withcomb, 2003).
En cualquier caso, en lo referente al efecto producido por este factor, consideramos que,
a la vista de los postulados de la Teoría del Intercambio Social, la personalización de las
invitaciones debería tener un efecto neto positivo sobre la tasa de respuesta y la tasa de
retención. Dicho efecto positivo se debería, por tanto, al hecho de que los individuos
participantes atribuirán una mayor importancia y valor a aquellas encuestas en las que son
invitados a participar a través de mensajes personalizados. Por lo tanto, sostenemos que:
H3: La utilización de invitaciones personalizadas o formales influye positivamente
sobre la tasa de respuesta (en comparación con el uso de invitaciones estandarizadas
o informales).
H4: La utilización de invitaciones personalizadas o formales influye positivamente
sobre la tasa de retención (en comparación con el uso de invitaciones estandarizadas
o informales).
Con respecto al impacto de la periodicidad de los recordatorios, la literatura existente
apoya sólo teóricamente la existencia de una relación positiva entre ésta y la tasa de respuesta
(Heberlein y Baumgartner, 1978; Schaefer y Dillman, 1998; Deutskens et al. 2004). Así, una
menor periodicidad o una mayor frecuencia en el envío a aquellos que no responden en
primera instancia debe incrementar dicha tasa. Por lo tanto, sostenemos igualmente que:
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line? MONOGRÁFICO
- 52 -
H5: La periodicidad menor del envío de recordatorios influye positivamente en la tasa
de respuesta.
H5: La periodicidad menor del envío de recordatorios influye positivamente en la tasa
de retención.
Ante la escasez de investigaciones existentes al respecto, aceptamos el reto propuesto
por Bauman et al. (2000) en relación con el interés de evaluar aproximaciones híbridas en la
utilización de variables que actúan como independientes (periodicidad de recordatorios,
elementos de personalización e incentivos). Es decir, nos proponemos evaluar el impacto
ejercido por las diferentes combinaciones de estos tres factores sobre la tasa y la calidad de las
respuestas. En este sentido, sobre la base de los planteamientos desarrollados en los párrafos
anteriores, sostenemos las siguientes proposiciones de investigación:
P1: La utilización conjunta de preincentivos, personalización y mayor frecuencia de
recuerdo influye positivamente en la tasa de respuesta.
P2: La utilización conjunta de preincentivos, personalización y mayor frecuencia de
recuerdo influye positivamente en la tasa de retención.
4. TÁCTICA DE LA INVESTIGACIÓN
Muestra obtenida y cuestionario utilizado
El marco muestral empleado estuvo constituido por 4.512 individuos pertenecientes al
panel de Survey Sampling Internacional. A dichos panelistas se les envío un e-mail
invitándoles a participar en el estudio.
CUADRO 1. CRONOGRAMA
Envío Grupos a las que
enviarlos 28/01 04/02 11/02 18/02 25/02 03/03 10/03
Invitación de
Prueba
500 panelistas
(todos Ges)
Invitación masiva Otros 4012 panelistas
(todos Ges)
Recuerdo R1 GE1, GE3, GE5, GE7
Recuerdo R2 Todos los GE
Recuerdo R3 GE1, GE3, GE5, GE7
Recuerdo R4 Todos
Recuerdo R5 GE1, GE3, GE5, GE7
Fuente: Elaboración propia
El trabajo de campo se inició el 30 de enero de 2008 y concluyó el 20 de marzo del
mismo año. Durante este periodo de tiempo, se realizaron 6 contactos por e-mail (uno de
invitación y 5 de seguimiento). Finalmente se obtuvieron 1.182 cuestionarios iniciados o
terminados (352 + 830) alcanzándose una tasa de respuesta general del 26,80 por 100, y 830
finalizados completamente, o lo que es lo mismo una tasa de retención 18,40 por 100 (ver
cuadro 2 del siguiente subepígrafe).
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
MONOGRÁFICO ¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line?
- 53 -
El cuestionario incluyó escalas que, en su mayoría, estaban relacionadas con el
comportamiento en defensa del medio ambiente. Tras la identificación del encuestado, se
incluían preguntas sobre el uso del transporte público y del vehículo propio, y tras visionar un
vídeo, se continuaba con el cuestionario. Los textos, tipos de imágenes y música incorporada
a los anuncios se pueden consultar en Internet1.
Diseño experimental
Tal y como queda definido por las hipótesis formuladas, se diseñó un experimento
formado por tres tipos de condicionantes, que se configuran como dos tratamientos diferentes
con dos niveles cada uno. Dado que se estaba interesado en analizar el efecto interacción entre
estos factores, se planteó un diseño factorial completo de 4 grupos equilibrados, tal y como se
recoge en el cuadro 5.
CUADRO 2. DISEÑO EXPERIMENTAL
Grupo
experimental Periodicidad
del envío Persona-
lización Incentivo
Tamaño
del
marco
muestral
Estado de la encuesta
Sin
iniciar Iniciada Terminada
GE1 Semanal Sí
No
564 411 40 113
GE2 Quincenal Sí 564 427 41 96
GE3 Semanal No 564 415 51 98
GE4 (GC) Quincenal No 564 418 45 101
GE5 Semanal Sí
564 389 38 137
GE6 Quincenal Sí 564 423 43 98
GE7 Semanal No 564 400 58 106
GE8 Quincenal No 564 447 36 81
Total 4.512 3330 352 830
Fuente: Elaboración propia
La descripción de los grupos experimentales (GE), asignados cada uno a 564 elementos
poblacionales, se basa en la forma en que se va a enviar la carta de invitación:
1. GE1. Envío cada 7 DÍAS, e-mail con NOMBRE Y APELLIDOS y SIN incentivo.
2. GE2. Envío cada 15 DÍAS, e-mail con NOMBRE Y APELLIDOS y SIN incentivo.
3. GE3. Envío cada 7 DÍAS, e-mail ANÓNIMO y SIN incentivo.
4. GE4. Envío cada 15 DÍAS, e-mail ANÓNIMO y SIN incentivo. Este grupo juega el
papel de grupo de control (GC).
5. GE5. Envío cada 7 DÍAS, e-mail con NOMBRE Y APELLIDOS y CON INCENTIVO.
6. GE6. Envío cada 15 DÍAS, e-mail con NOMBRE Y APELLIDOS y CON
INCENTIVO.
7. GE7. Envío cada 7 DÍAS, e-mail ANÓNIMO y CON INCENTIVO.
8. GE8. Envío cada 15 DÍAS, e-mail ANÓNIMO y CON INCENTIVO.
1 Se puede acceder a una copia del cuestionario a través de http://marketing.ugr.es/internatura (NIF y pin =
0000).
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line? MONOGRÁFICO
- 54 -
El preincentivo fue anunciado en el e-mail de invitación mediante el siguiente texto:
“Por el simple hecho de haber sido seleccionado vas a participar en el sorteo de un
reproductor de MP3 i-POD con 8 GB, valorado en 200€. Este mensaje fue enviado a los
grupos experimentales GE5, GE6, GE7 y GE8.
Las unidades experimentales (es decir, los individuos participantes en el estudio) fueron
asignadas aleatoriamente a los tratamientos, a los que fueron sometidos de forma completa y
homogénea (García y Lara, 1998).
En lo referente al tratamiento “Personalización de la invitación”, los grupos experimentales
GE3, GE4, GE7 y GE8 recibieron una invitación electrónica estándar (sin personalizar). El
mensaje comenzaba, por tanto, con la frase: “Estimado/a señor/a”. Por el contrario, los grupos
experimentales GE1, GE2, GE5 y GE6 recibieron invitaciones que comenzaban con un saludo
personalizado: “Estimado [nombre y apellidos]”.
Paralelamente, a los grupos experimentales GE1, GE3, GE5 y GE7 por una parte, y GE2,
GE4, GE6 y GE8 por otra, se les recordó su invitación a participar en el estudio con una
periodicidad de 7 y 15 días, respectivamente.
Este diseño factorial 2x2x2 entre sujetos nos permitió evaluar, tanto los efectos directos de los
dos factores objeto de estudio (preincentivos, personalización de las invitaciones y
periodicidad del recordatorio), como su posible efecto interacción.
5. RESULTADOS
Una vez finalizado el trabajo de campo, los cuestionarios se encontraban en una de las
tres siguientes situaciones: sin iniciar, sin terminar y terminados. La contrastación de la
diferencia de los efectos producidos por los condicionantes o factores considerados se llevó a
cabo en dos fases que se describen en los apartados siguientes. En primer lugar, se evaluaron
los efectos principales de cada factor. A continuación, se evaluó el efecto interacción del
ofrecimiento de incentivos, la personalización de las invitaciones y la periodicidad de los
envíos sobre la variable dependiente considerada.
Efectos principales
La primera tasa es la ratio de individuos que iniciaron la encuesta sobre el total de
individuos integrantes del marco muestral. Esta tasa contiene a aquellos que abandonaron el
cuestionario una vez iniciado, así como los que finalizaron completamente el cuestionario
(tasa de retención) (Göritz, 2006).
Los grupos experimentales (GE5, GE6, GE7 y GE8) que recibieron un mensaje con
incentivo obtuvieron una tasa de respuesta o acceso del 26,46 por 100, mientras que para los
grupos sin incentivo (GE1, GE2, GE3 y GE4) fue del 25,93 por 100. La diferencia entre estos
porcentajes (0,53 por 100) fue insignificante (χ2 = 0,17; sign. = 0,6845). Como se esperaba, el
ofrecimiento de un sorteo en los e-mails de invitación a la encuesta incrementó ligeramente la
tasa de respuesta entre aquellos que han iniciado la encuesta pero este incremento no fue
significativo.
Si se analiza la tasa de retención, las variaciones fueron similares (0,62 por 100) y en el
mismo sentido. Los grupos que recibieron la posibilidad de recibir un regalo registraron una
tasa de retención del 18,71 por 100, mientras que en los que no percibieron tal incentivo fue
del 18,09 por 100, siendo esta diferencia muy baja (χ2 = 0,29; sign. = 0,5906). Por lo tanto, no
existe evidencia empírica para aceptar la veracidad de las hipótesis H1 y H2. En otras
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
MONOGRÁFICO ¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line?
- 55 -
palabras, no hay una clara relación positiva entre la utilización de preincentivos en los envíos
y la tasa de respuesta.
CUADRO 3. TASA DE RESPUESTA SEGÚN UTILIZACIÓN DE INCENTIVO
Respuesta del estudio
Incentivo
No Sí
n % n %
Iniciana
(1182-26,28%) 585 25,93% 597 26,46%
No respuesta
(3330-73,72%) 1.671 74,07% 1.659 73,54%
Total 2.256 100,00% 2.256 100,00%
Terminanb
(830-18,40%) 408 18,09% 422 18,71%
No terminan
(3682-82,60%) 1.848 81,91% 1.834 81,29%
Total 2.256 100,00% 2.256 100,00%
a: χ2 (1 g.l.): 0,17; sign.: 0,6845
b: χ2 (1 g.l.): 0,29; sign.: 0,5906
Fuente: Elaboración propia
Los grupos experimentales que recibieron invitaciones nominativas o personalizadas
(GE1, GE2, GE5 y GE6) obtuvieron una tasa de respuesta general del 26,86 por 100, mientras
que para los grupos con invitaciones anónimas (GE3, GE4, GE7 y GE8) fue del 25,53 por
100. La diferencia entre estos porcentajes (1,33 por 100) no resultó significativa (χ2 = 0,32;
sign. = 0,5715). La personalización de los e-mails de invitación a la encuesta mejora
levemente la tasa de respuesta entre aquellos que han iniciado la encuesta, pero no hay un
incremento significativo.
Si se compara la tasa de retención, los porcentajes varían en el mismo sentido, si bien en
este caso los cambios fueron más acusados. Los grupos que recibieron una invitación
personalizada registraron una tasa de retención del 19,68 por 100, mientras que para los
grupos “anónimos” fue del 17,11 por 100, siendo esta diferencia (2,57 por 100) significativa
(χ2 = 4,97; sign. = 0,0258). Por lo tanto, existe evidencia empírica para rechazar la hipótesis
H3 y no rechazar la H4. Más concretamente, hay una clara relación positiva entre la
personalización de los envíos y tasa de retención.
Para el análisis del efecto de la periodicidad en los envíos sólo se seleccionaron las
respuestas de los seis contactos realizados, el primero de invitación y los cinco restantes de
recuerdo (ver epígrafe cuarto).
Los encuestados que recibieron recordatorios con menor periodicidad (mayor
frecuencia, GE1, GE3, GE5 y GE7) registran una tasa de respuesta (28,41 por 100) y de
retención (20,12 por 100) mayor que aquellos que los recibieron con mayor periodicidad (GEs
pares) (23,98 por 100 y 16,67 por 100, respectivamente). Estas diferencias resultaron
estadísticamente significativas en ambos casos (χ2 = 11,46, sign. = 0,0007; χ2 = 8,28, sign. =
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line? MONOGRÁFICO
- 56 -
0,0027, respectivamente). Por tanto, las hipótesis H5 y H6 pueden ser confirmadas bajo
evidencia empírica.
CUADRO 4. TASA DE RESPUESTA SEGÚN UTILIZACIÓN DE ENVÍOS
PERSONALIZADOS
Respuesta del estudio
Personalización
No Sí
n % n %
Iniciana
(1182-26,28%) 576 25,53% 606 26,86%
No respuesta
(3330-73,72%) 2.066 74,47% 2.094 73,14%
Total 2.256 100,00% 2.256 100,00%
Terminanb
(830-18,40%) 386 17,11% 444 19,68%
No terminan
(3682-82,60%) 1.870 82,89% 1.812 80,32%
Total 2.256 100,00% 2.256 100,00%
a: χ2 (1 g.l.): 0,32; sign.: 0,5715
b: χ2 (1 g.l.): 4,97; sign.: 0,0258
Fuente: Elaboración propia
CUADRO 5. TASA DE RESPUESTA SEGÚN LA FRECUENCIA DE ENVÍO DE
RECORDATORIOS
Respuesta del estudio
Periodicidad
Quincenal Semanal
n % n %
Iniciana
(1182-26,28%) 541 23,98% 641 28,41%
No respuesta
(3330-73,72%) 1.715 76,02% 1.615 71,59%
Total 2.256 100,00% 2.256 100,00%
Terminanb
(830-18,40%) 376 16,67% 454 20,12%
No terminan
(3682-82,60%) 1.880 83,33% 1.802 79.88%
Total 2.256 100,00% 2.256 100,00%
a: χ2 (1 g.l.): 11,46; sign.: 0,0007
b: χ2 (1 g.l.): 8,28; sign.: 0,0027
Fuente: Elaboración propia
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
MONOGRÁFICO ¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line?
- 57 -
Efectos combinados
El análisis del efecto interacción del ofrecimiento de incentivos, la personalización de
las invitaciones y la periodicidad de los envíos permitió descubrir qué grupo experimental
alcanza una mayor tasa de respuesta.
En general, existió un efecto combinado de los factores o condicionantes considerados sobre
la tasa de respuesta y de retención (χ2 = 19,68, sign. = 0,0063; χ2 = 21,82, sign. = 0,0027,
respectivamente).
CUADRO 6. TASA DE RESPUESTA SEGÚN GRUPO EXPERIMENTAL
Grupos Dato Estado Total Estado Total
Iniciana No inician Terminanb No terminan
GE1 n 153 411 564 113 451 564
% 27,13% 72,87% 100,00%
20,04% 79,96% 100,00%
GE2 n 137 427 564 96 468 564
% 24,29% 75,71% 100,00% 17,02% 82,98% 100,00%
GE3 n 149 415 564 98 466 564
% 26,42% 73,58% 100,00% 17,38% 82,62% 100,00%
GE4 n 146 418 564 101 463 564
% 25,89% 74,11% 100,00% 17,91% 82,09% 100,00%
GE5 n 175 389 564 137 427 564
% 31,03% 68,97% 100,00%
24,29% 75,71% 100,00%
GE6 n 141 423 564 98 466 564
% 25,00% 75,00% 100,00% 17,38% 82,62% 100,00%
GE7 n 164 400 564 106 458 564
% 29,08% 70,92% 100,00%
18,79% 81,21% 100,00%
GE8 n 117 447 564 81 483 564
% 20,74% 79,26% 100,00% 14,36% 85,64% 100,00%
Total 1182 3330 4512 830 3682 4512
a: χ2 (1 g.l.): 19,68; sign.: 0,0063
b: χ2 (1 g.l.): 21,82; sign.: 0,0027
Fuente: Elaboración propia
El grupo que registró una mayor tasa de respuesta fue el GE5: envío personalizado, con
incentivo y e-mail semanal (31,03 por 100), GE7: envío con incentivo, recordatorio semanal y
anónimo (29,08 por 100) y el GE1: envío sin incentivo, recordatorio semanal y personalizado
(27,13 por 100). Para el caso de la tasa de retención, los grupos anteriores GE5, GE7 y GE1
volvieron a ocupar las primeras posiciones (24,29 por 100, 18,79 por 100 y 20,04 por 100,
respectivamente).
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line? MONOGRÁFICO
- 58 -
El test de diferencia de proporciones entre GE5, tanto para la tasa de respuesta como
para la tasa de retención, con respecto al GC o GE4 (25,89 por 100; 17,91 por 100,
respectivamente) muestra que existen diferencias entre ambos grupos (dif=5,14 por 100,
sign.=0,0560; dif =6,38 por 100; sign.=0,0088). Sin embargo, esto no ocurre para el GE7 y
GE1 tanto para la tasa de respuesta (dif=3,19 por 100, sign.=0,2594; dif =1,24 por 100;
sign.=0,7036, resp.) como para la de retención (dif=0,88 por 100, sign.=0,7027; dif =1,24 por
100; sign.=0,3921, resp.).
Lo anterior permite dar respuesta a las proposiciones de investigación (P1 y P2) y
vuelve a ratificar que la periodicidad del envío es el factor que provocar una mayor tasa de
respuesta y de retención.
6. CONCLUSIONES
El creciente uso que viene haciéndose de los estudios de opinión en los últimos años,
independientemente del medio utilizado, ha traído como consecuencia una bajada
generalizada en las tasas de respuesta. Ante este problema han sido muchas las iniciativas
tendentes a recuperar unos niveles de respuesta que garanticen la representatividad de las
muestras y, por tanto, el interés de los resultados conseguidos. Entre las iniciativas puestas en
práctica destaca el empleo de catalizadores, no sólo en los medios offline, sino también, en
los últimos años, en los medios online.
Este trabajo se ha centrado en conocer cómo el uso de una tipología concreta de
incentivos (los basados en los sorteos), la personalización de los mensajes y la periodicidad de
recuerdo en las encuestas web puede afectar tanto a la tasa de respuesta como a la “calidad”
de la misma.
Este trabajo pone de manifiesto que una manera efectiva de mejorar la tasa de respuesta
y de retención consiste en el envío de invitaciones semanalmente. Aspecto que contribuye
además a disminuir el tiempo dedicado al trabajo de campo. La personalización de los envíos
permite básicamente captar la atención de los individuos y llevarlos hasta el final del
cuestionario. En línea con la Teoría del Intercambio Social y la pérdida de privacidad, los
resultados revelan que la personalización de los envíos de invitación a una encuesta web es
una decisión que merece la pena para incrementar dicha tasa. Sin embargo, el uso de
incentivos no provoca una mejora de la tasa de respuesta ni de retención. Esto parece indicar
que la Teoría del Intercambio Económico o la Norma de Reciprocidad no juegan un papel
determinante en la decisión individual de participar en una encuesta.
Por último, es destacable la aparición de efectos sinérgicos cuando se emplean
combinaciones de catalizadores en aras a incrementar la tasa de respuesta y/o retención en un
cuestionario web. Efectivamente, el uso conjunto de los condicionantes (envío semanal, con
incentivo e invitación personalizada) provoca un significativo aumento tanto de la tasa de
respuesta en general, como de llegar hasta el final del cuestionario en particular.
7. BIBLIOGRAFÍA
Aoki, K., y Elasmar, M. (2000): “Opportunities and challenges of conducting web-surveys:
Results of a field experiment”, Annual Meeting of American Association for Public
Opinion Research, May 18-21, Portland, Oregon.
Bauman, S., Jobity, N., Airey, J., y Atak, H. (2000): “Invites, intros and incentives: Lessons
from a web survey”, 55th Annual Conference of American Association for Public
Opinion Research. May, 18-21, Portland, Oregon.
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
MONOGRÁFICO ¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line?
- 59 -
Birnholtz, J. P., Horn, D. B., Finholt, T. A., y Bae, S. J. (2004): “The effects of cash,
electronic, and paper gift certificates as respondent incentives for a web-based survey
of technologically sophisticated respondents”, Social Science Computer Review, vol.
22, nº 3, pp. 355-362.
Boser, J. A. (1988): “Teacher-Education Graduate Surveys: Variables Related to Response
Rate”, Journal of Educational Research, vol. 81, nº 6, p. 369.
Bosnjak, M., y Tuten, T. L. (2001): “Classifying response behaviour in web-based surveys”,
Journal of Computer Mediated Communication. Retrieved October, 9, 2002, from
www.ascuse.org/jeme/vol6/issue3/boznjak.html
Bosnjak, M., y Tuten, T. L. (2003): “Prepaid and promised incentives in web surveys: An
experiment“, Social Science Computer Review, vol. 21, p. 2, pp. 208-217.
Chang, L., y Krosnick, J. (2003): “National surveys via RDD telephone interviewing vs. The
internet: Comparing sample representativeness and response quality”, Paper presented
at the American Association for Public Opinion Research Annual Meeting, Phoenix,
Arizona.
Cho, H., y LaRose, R. (1999): “Privacy issues in internet surveys”, Social Science Computer
Review, vol. 17, 4, pp. 421-434.
Cobanoglu, C., Warde, B., y Moreo, P. J. (2001): “A comparison of mail, fax and web-based
survey methods”, International Journal of Market Research, vol. 43, nº 4, pp. 441-
452.
Cobanoglu, C., y Cobanoglu, N. (2003): “The effect of incentives in web surveys: Application
and ethical considerations”, International Journal of Market Research, vol. 45, 4,
pp. 475-488.
Coderre, F., Mathieu, A., y St-Laurent, N. (2004): “Comparison of the quality of qualitative
data obtained through telephone, postal and email surveys”, International Journal of
Market Research, vol. 46, nº 3, pp. 347-357.
Cook, C., Heath, F., y Thompson, R. L. (2000): “A meta-analysis of response rates in web- or
internet-based surveys”, Educational and Psychological Measurement, vol. 60, nº 6,
pp. 821-836.
Couper, M. P. (2000): “Web surveys: A review of issues and approaches”, Public Opinion
Quarterly, vol. 64, nº. 4, pp. 464-494.
Couper, M. P., Traugott, M. W. y Lamias, M. J. (2001): “Web survey design and
administration”, Public Opinion Quarterly, vol. 65, nº 2, pp. 230-253.
Crawford, S., McCabe, S., Couper, M. P. y Boyd, C. (2002): “From mail to web: Improving
response rates and data collection efficiencies”, International Conference on
Improving Surveys, Copenhagen, Denmark.
Deutskens, E., de Ruyter, K. y Wetzels, M. (2006): “An Assessment of Equivalence between
Online and Mail Surveys in Service Research”, Journal of Service Research, vol. 8, nº
5, pp. 346-355.
Deutskens, E., de Ruyter, K., Wetzels, M., y Oosterveld, P. (2004): “Response rate and
response quality of internet-based surveys: An experimental study”, Marketing
Letters, vol. 15, nº 1, pp. 21-36.
Deutskens, E., de Ruyter, K., y Wetzels, M. (2006): “An assessment of equivalence between
online and mail surveys in service research”, Journal of Service Research, vol. 8, nº 4,
pp. 346-355.
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line? MONOGRÁFICO
- 60 -
Díaz de Rada, V. (2005): “The effect of Follow-up Mailings on the Response Rate and
Response Quality in Mail Surveys”, Quality & Quantity, nº 39, pp. 1-18.
Dillman, D. A. (2000): Mail and Internet Surveys: The Total Design Method, New York:
Wiley.
Dillman, D. A., Singer, E., Clark, J. R., y Treat, J. B. (1996): “Effects of benefits appeals,
mandatory appeals, and variations in statements of confidentiality on completion rates
for census questionnaires”, Public Opinion Quarterly, nº 60, pp. 376-389.
Downes-Le Guin, T., Janowitz, P., Stone, R., y Khorram, S. (2002): “Use of pre-incentives in
an internet survey”, Journal of Online Research, pp. 1-7.
Flaherty, L. M., Pearce, K. J. Y Rubin, R.B. (1998): “Internet and face-to-face
communication: Not functional alternatives”, Communication Quarterly, vol. 46, nº
(3), pp. 250-268.
Frick, A., Bächtiger, M. T., y Reips, U. D. (2001): “Financial incentives, personal information
and drop-out rate in online studies” in U. D. Reips, y M. Bosnjak (Eds.), Dimensions
of internet science, Lengerich, Germany: Pabst Science, pp. 209-219.
Fricker, S., Galesic, M., Tourangeau, R., y Yan, T. (2005): “An experimental comparison of
web and telephone surveys”, Public Opinion Quarterly, vol. 69, nº 3, pp. 370-392.
García, J., Lara, A. M. (1998): Diseño estadístico de experimentos. Análisis de la varianza,
Grupo Editorial Universitario, Universidad de Granada.
Göritz, A. S. (2005): “Contingent versus unconditional incentives in WWW-studies”,
Metodolosky Zvezki, vol. 2, nº 1, pp. 1-14.
Göritz, A. S. (2006a): “Cash lotteries as incentives in online panels”, Social Science
Computer Review, vol. 24, nº 4, pp. 445-459.
Göritz, A. S. (2006b): “Incentives in web studies: Methodological issues and review”,
International Journal of Internet Science, vol. 1, nº 1, pp. 58-70.
Groves, R. M., Cialdini, R. B., y Couper, M. P. (1992): “Understanding the decision to
participate in a survey”, Public Opinion Quarterly, vol. 56, nº 4, pp. 475-495.
Heberlein, T. A. y Baumgarther, R. (1978): “Factors Affecting Response Rates to Mailed
Questionarires: A Quantitative Análisis of the Publisher Literatura”, American
Sociology Review, vol. 43, nº 4, pp. 447-462.
Heerwegh, D. (2005): “Effects of personal salutations in E-mail invitations to participate in a
web survey”, Public Opinion Quarterly, vol. 69, nº. 4, pp. 588-598.
Heerwegh, D. (2006): “An investigation of the effect of lotteries on web survey response
rates”, Field Methods, vol. 18, nº 2, pp. 205-220.
Heerwegh, D. y Loosveldt, G. (2002): “Web Surveys: The Effect of Controlling Survey
Access using PIN Numbers”, Social Science Computer Review, vol. 20, nº 1, pp. 10-
21.
Heerwegh, D., Vanhove, T., Matthijs, K., y Loosveldt, G. (2005): “The effect of
personalization on response rates and data quality in web surveys”, International
Journal of Social Research Methodology, vol. 8, nº 2, pp. 85-99.
Heerwegh, D., y Loosveldt, G. (2002): “Web surveys: The effect of controlling survey access
using PIN numbers”, Social Science Computer Review, vol. 20, nº 1, pp. 10-21.
Heerwegh, D., y Loosveldt, G. (2003): “An evaluation of the semiautomatic login procedure
to control web survey access”, Social Science Computer Review, vol. 21, nº 2, pp. 223-
234.
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
MONOGRÁFICO ¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line?
- 61 -
Ilieva, J., Baron, S., y Healey, N. M. (2002): “Online surveys in marketing research: Pros and
cons”, International Journal of Market Research, vol. 44, nº 3, pp. 361-382.
Joinson, A. N. (1999): “Social desirability, anonymity, and internet-based questionnaires”,
Behavior Research Methods, Instruments, & Computers, nº 31, pp. 433-438.
Joinson, A. N., y Reips, U. D. (2007): “Personalized Salutation, Power of Sender and
Response Rates to Web-Based Surveys”, Computers in Human Behavior, nº 23, pp.
275-285.
Kaplowitz, M. D., Hadlock, T. D., y Levine, R. (2004): “A comparison of web and mail
survey response rates”, Public Opinion Quarterly, vol. 68, nº 1, pp. 94-101.
Kelly, G., y McKenzie, B. (2002): “Security, privacy, and confidentiality issues on the
internet”, Journal of Medical Internet Research, vol. 4, nº 2.
Kittleson, M. (1997): “Determining effective follow-up of e-mail surveys”, American Journal
of Health Behavior, vol. 21, nº 3, pp. 193-196.
McCabe, S. E., Couper, M. P., Cranford, J. A., y Boyd, C. J. (2005): “Comparison of web and
mail surveys for studying secondary consequences associated with substance use:
Evidence for minimal mode effects”, Addictive Behaviors, vol. 31, pp. 162-168.
Musch, J., y Reips, U. D. (2000): “The brief history of web experimenting” in Birnbaum,
M.H, Psychologycal experiments on the internet, San Diego. C.A.: Academic Press,
pp. 61-87.
Newman, J. C., Des Jarlais, D. C., Turner, C. F., Gribble, J. Cooley, P. y Paone, D. (2002):
“The Differential Effects of Face-to-Face and Computer Interview Modes”, American
Journal of Public Health, 92, pp. 294-297.
O’Neil, K. M., Penrod, S., D., y Bornstein, B. H. (2003): “Web-based research:
Methodololical variables´ effects on dropout and sample characteristics”, Behavior
Research Methods, Instruments, & Computers, nº 35, pp. 217-226.
O’Neil, K. M., y Penrod, S., D. (2001): “Methodological variables in web-based research that
may affect results: Sample type, monetary incentives, and personal information”,
Behavior Research Methods, Instruments, & Computers, vol. 33, nº 2, pp. 226-233.
Pearson, J. y Levine, R. A. (2003): “Saludations and Response Rates to Online Surveys”, 4th
International Conference on the Impact of Technology on the Survey Process,
September, 19, University of Warwick (England).
Porter, S. R. y Whitcomb, M. E. (2003): “The impact of contact type on web survey response
rates”, Public Opinion Quarterly, vol. 67, nº 4, 579-588.
Roster, C. A., Rogers, R. D., y Albaum, G. (2004): “A comparison of response characteristics
from web and telephone surveys”, International Journal of Market Research, vol. 46,
3, pp. 359-373.
Roztocki, N. (2001): “Using internet-based surveys for academic research: Opportunities and
problems”, Proceedings of the 2001 American Society for Engineering Management
(ASEM) National Conference, pp. 290-295.
Schaefer, D. R. y Dillman, D. A. (1998): “Development of a Standard e-mail methodology:
Results of an experiment”, Public Opinion Quarterly, 62, pp. 378-397.
Sheehan, K. B. (2001): “E-mail survey response rates: A review”, Journal of Computer-
Mediated Communication, 6(2). Retrieved 9 March 2002 from
http://www.ascusc.org/jcmc/vol6/issue2/sheehan.html.
Sánchez Fernández, J.; Muñoz Leiva, F.; Montoro Ríos, F.J.
¿Cómo mejorar la tasa de respuesta en encuestas on line? MONOGRÁFICO
- 62 -
Sheehan, K. B. y Hoy, N. G. (1997): “Using e-mail to survey Internet users in the United
States: Methodology and assessment”, Journal of Computer-Mediated
Communication, vol. 4, p. 3.
Sheehan, K. B., y Hoy, M. G. (1999): “Flaming, complaining, abstaining: How online users
respond to privacy concerns”, Journal of Advertising, vol. 28, nº 3, pp. 37-51.
Sheehan, K.B. y Mcmillan, S.J. (1999): “Response Variation in E-Mail Surveys: An
Exploration”, Journal of Advertising Research, 39, pp. 45-54.
Tourangeau, R., Rips, L. J., y Rasinski, K. (2000): The psychology of survey response,
Cambridge University Press.
Tuten, T. L., Galesic, M., y Bosnjak, M. (2004): “Effects of immediate versus delayed
notification of prize draw results on response behaviour in web surveys: An
experiment”, Social Science Computer Review, vol. 22, nº 3, pp. 377-384.
Weible, R., y Wallace, J. (1998): “Cyber research: The impact of the Internet on data
collection”, Marketing Research, vol. 10, nº 3, pp. 19-24.
Willimack, D. K., Schuman, H., Pennell, B. E. y Lepkowski, J. M. (1995): “Effects of a prepaid
nonmonetary incentive on response rates and response quality in a face-to-face survey”,
Public Opinion Quarterly, 59, pp. 78-92.
Yun, G. W. y Trumbo, C. W. (2000): “Comparative response to a survey executed by post, e-
mail, & web form”, Journal of Computer-Mediated Communication, vol. 6 , nº 1, pp.
1-11.
... We attempted to investigate the level of related knowledge, self-reported preferred information sources and risk perception among dental students. The use of online surveys presents a series of advantages as described by Sánchez-Fernández et al (8) where the target population is more accessible, responses are retrieved faster and participants are usually sincerer due to the self-application of the survey. Conversely, some of the disadvantages described in the literature are the difficulty in obtaining a sample frame or in determining response rate and the technical problems due to a bad internet connection (9). ...
... Also, some authors warn of the risk of individuals answering the same survey several times, if the survey has not been designed correctly (10). Sánchez-Fernández et al. (8), also describe that the response rate can be improved if the invitation to participate in the survey was sent weekly and personalized. In our research, we only sent the invitation once, using the universities official emails, and also the dental associations published in the social media channels the survey so that students from other universities could participate. ...
Article
Full-text available
Resumen: El propósito de este estudio fue determinar el conocimiento de los estudiantes de odontología sobre la enfermedad COVID-19 durante la primera ola de la pandemia del SARS-CoV-2. Para ello, realizamos una encuesta transversal anónima, mediante cuestionarios autoadministrados, entre estudiantes de odontología de 4 universidades españolas para evaluar su percepción y conocimiento del COVID-19 entre el 6 y el 15 de abril de 2020. Se recibieron un total de 890 respuestas válidas durante 9 días. La mayoría de los estudiantes, 616 (70,3%), utilizaron múltiples fuentes de información. Sin embargo, 542 (60,9%) creían que las fuentes más fiables eran sitios oficiales como el de la OMS. Casi el 60% (523) creyó haber recibido información insuficiente de su institución. La nacionalidad resultó ser un factor relacionado con la aptitud para el conocimiento. Así, el 39,9% de los encuestados en la Europa ibérica suspendieron la prueba de conocimiento, frente al 20% en América del Norte o el 10% en Europa del Este (X2 = 24.503, p = 0,006). La nacionalidad ibérica europea implica un riesgo (OR) de no superar la prueba de conocimientos de 1.601 (IC 95% 1,008-2,544, p = 0,046). En relación al género, el 69,1% de las mujeres superan la prueba frente al 30,9% de los hombres. (X2 = 18.163, V Cramer = 0.144, p <0.001. Nuestros resultados muestran que los estudiantes de odontología encuestados carecían del conocimiento sobre los síntomas, las vías de infección, la mortalidad y las medidas de protección de la enfermedad COVID-19 durante abril de 2020. Programas educativos específicos sobre la prevención y protección frente al SARS-CoV-2 deberían potencialmente implementarse en el currículo dental a nivel mundial. Palabras clave: estudiantes de odontología; COVID-19; educación; infección por SARS-CoV-2. Abstract: The purpose of this study was to determine dental students' knowledge of COVID-19 disease during the first wave of the SARS-CoV-2 pandemic. An anonymous cross-sectional survey, RevEspEduMed 2021; 3: 94-104; doi: 10.6018/edumed.495291 revistas.um.es/edumed RevEspEduMed 2021; 3: 94-104; doi: 10.6018/edumed.495291 95 using self-administered questionnaires, was conducted among dental students from 4 Spanish Universities to assess their perception and knowledge of COVID-19 between April 6 and April 15, 2020. A total of 890 valid responses were received over 9 days. Most students, 616 (70.3%), used multiple sources of information. However, 542 (60.9%) believed that the most reliable sources were official sites such as the WHO's. Almost 60% (523) believed that they have received insufficient information from their institution. Nationality resulted as a factor related to knowledge aptitude. Thus, 39.9% of respondents in Iberian Europe failed, compared to 20% in North America or 10% in Eastern Europe (X2=24,503, p=0,006). European Iberian nationality implies a risk (OR) of not passing the knowledge test of 1.601 (CI 95% 1.008-2.544, p=0.046). In relation to gender, 69.1% of women pass the test compared to 30.9% of men. (X2=18.163, V Cramer=0.144, p<0.001. Our results show that surveyed dental students lacked the knowledge regarding symptoms, routes of infection, mortality, and protective measures of COVID-19 disease during April 2020. Specific educational programs on SARS-CoV-2 prevention and protection should potentially be implemented in the dental curriculum worldwide.
... Response rate was 28%, a relatively low rate, but similar to that found in different studies for the method used in this study (Fernández et al., 2009). ...
... Various factors could contribute to a web-based survey's low response rate, such as less information regarding respondents' computers or the feasibility of using webpages relating mainly to adults (Fan & Yan, 2010). Unlike the method used in this study, when instruments are sent in a personalized way, with incentives and weekly follow-ups, higher retention and response rates can be achieved (Fernández et al., 2009). For the purposes of this study, the rate achieved was considered adequate, although in subsequent cross-validations of the results of this research it will be necessary to achieve a higher rate. ...
Article
Full-text available
Literature on leadership has provided sufficient evidence that leadership styles increase satisfaction, commitment, and retention of employees. However, there are few studies on the effects of leadership styles on volunteers. This study aims to investigate the possible influence of transformational leadership style on retention of volunteers. Our first hypothesis is that if a volunteer coordinator has a transformational leadership style, there is a higher intention to remain. Our second hypothesis is that this relationship is mediated by the variables of the three-stage model of volunteers’ duration of service (satisfaction, organizational commitment, and role identity). To test these hypotheses, a sample of 417 volunteers (73% women), from 17 non-profit organizations, with an average age of 44 years, was surveyed. Joint results of a multiple regression analysis and path analysis supported the proposed model (CFI, GFI and NFI = .99, RMSEA < .06). Results indicate that when volunteer coordinators have a transformational style, volunteers have a higher intention to remain and that this relationship between transformational leadership style and intention to remain is partially mediated by satisfaction, organizational commitment, and role identity. The results seem to indicate that a useful strategy when running programs to increase the retention of volunteers is to train their coordinators in transformational leadership skills.
... Constructivista (Canales, 2006;Jamal & Shanaah, 2011;Sáez, 2011;Morales, 2014;Bustos, 2014;Alva, 2011) Socio constructivista (Pascal, 2009;Jamal & Shanaah, 2011;González-Peiteado M. , 2013;Morales, 2014) Cognitivismo (Suárez, 2010) Inteligencia Distribuida (Pascal, 2009;Álvarez, 2010) El Aprendizaje Colaborativo (López, 2011;Moreno, 2009;Guiza, 2011) Aprendizaje Significativo (Nieto, 2009;Sánchez, 2009;Salinas, 2014) Teoría General de los Sistemas (Pascal, 2009;Jiménez, 2014) Conductista Bustos, 2014;Aguilera, 2012 Reflexión en la Acción (Gámiz, 2009) Aprendizaje centrado en el alumno (Conde ,2012) Modificabilidad cognitiva (Pinto, 2012) Conocimiento situado (Jiménez, 2014) Procesamiento de la información (Recio, 2015) Fuente: Elaboración propia Como se observa en la Tabla 5, el constructivismo y socio-constructivismo predominan, en virtud de que el trabajo que se desarrolla para adquirir las competencias docentes exige primero un desempeño individual que posteriormente pone a consideración de los demás implicados al interactuar en la realización del trabajo colaborativo. ...
Book
Full-text available
En años recientes ha sido evidente cómo los cambios culturales y sociales están vinculados a las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC). El uso de estas herramientas tecnológicas plantea nuevos desafíos y demandas, principalmente en la incorporación de las TIC en la educación. Ante esta situación los docentes son ahora corresponsables de la alfabetización tecnológica de los alumnos y el consecuente dominio de una diversidad de competencias requeridas en el contexto de las exigencias de la nueva sociedad del conocimiento. Para enfrentar este compromiso, los docentes necesitan no solo contar con habilidades digitales básicas, sino que deben ser capaces de lograr las denominadas Competencias Digitales Docentes (CDD) e integrar las TIC en sus prácticas didácticas al momento de enseñar, por consecuencia es muy posible que su Estilo de Enseñanza sufra algún cambio o adecuación; entendiendo que su Estilo de Enseñanza es conformado por su patrón de conducta o características inherentes a su personalidad, que exhibe de manera habitual y continuamente en dichas prácticas y que no necesariamente puede presentarse un estilo puro como tal; dado que en los docentes prevalecen determinados rasgos en su manera de enseñar que hacen posible la existencia de combinación de determinados Estilos de Enseñanza (EE). Considerando lo anterior, los objetivos principales en el presente trabajo de fueron: Objetivo general. · Establecer la asociación que existe entre los estilos de enseñanza y las competencias digitales docentes de educación media superior del municipio de Durango. Objetivos específicos. · Identificar los estilos de enseñanza de los docentes de educación media superior del municipio de Durango desde su autopercepción. · Identificar el nivel de competencias digitales de los docentes de educación media superior del municipio de Durango desde su autopercepción.
... Although the response rates for both questionnaires assessed independently are above the 31% of the average response rate attributed to studies with electronic questionnaires, weekly reminders, which offer incentives and are personally addressed (Sánchez-Fernández et al., 2009), a limitation to highlight was the low participation rate in the before-after design. This could be due in part to the loss of subjects between the two measurements. ...
Article
Full-text available
Objectives: Less than 5% of all harmful medicine-related incidents (MIs) or adverse drug reactions received by the Spanish Pharmacovigilance system are notified by Registered Nurses (RNs). The main objective of this study was to determine the impact of a multifaceted institutional intervention (MII) in patient safety on the reporting competence of medication incidents of hospital RNs. Design: One-group pre-test-posttest design. Setting: Tertiary, public, teaching hospital in Spain. Participants: A total of 139 RNs responded to pre- and postintervention questionnaires constituting the paired sample subjected to analysis. Intervention: A MII, consisting of educational activities and materials, change in MI reporting form from paper to electronic and appointment of reporting support services, was designed and directed to all hospital RNs and midwifes. Main outcome measures: Overall MIs reporting competence (OC) and its dimensions (attitudes, knowledge and skills) were measured through a synthetic variable (total OC value range: 34-170 points) by means of an electronic questionnaire. Results: A statistically significant 7.96-point increase in OC from baseline to the final measurement was obtained (CI: 5.05-10.85). There was an increase of 7.38 points in the skills dimension (CI: 5.06-9.68). After the MII, 73.4% nurses improved their OC and 33.8% reported at least one no-harm MI postintervention compared to 4.4% pre-intervention (p < .001). A one-point increase in OC improved the probability of becoming reporter by 2.9% and a one-point increase in skills by 6.4%. Conclusion: MIs reporting competence among RNs increased after a multifaceted institutional intervention, due to an improvement in the skills dimension. The MII was also effective in raising both, the rate of RNs who become reporters and the number of no-harm MIs reported.
... No obstante, es un primer avance en la caracterización de las acciones realizadas en esta materia, más allá de las buenas prácticas (Caballero, 2010). En segundo lugar, el acceso a los participantes vía consultas virtuales siempre ha sido una dificultad en la investigación científica (Díaz, 2012;Sánchez, Muñoz y Montoro, 2009), y si bien la tasa de respuesta fue la esperada para este tipo de indagaciones, en muchos casos no se logró contactar a todos los miembros de una misma institución, y que eventualmente son parte de la gestión cooperativa de la convivencia escolar. En cualquiera de los casos, esta indagación avanza en explorar inicialmente las condiciones organizacionales y laborales para la generación de una acción profesional colegiada, rescatando que ésta no sólo tiene que ver con las condiciones laborales sino también con las otras funciones que históricamente han desempeñado los profesionales asociados a dar soporte al proceso curricular, y que corresponden a las expectativas que proyecta y organiza el trabajo del gestor de la convivencia escolar -alejado del curriculum, individualizado en el mejoramiento, y encapsulado en su rol-. ...
Article
Full-text available
Various countries have generated a series of policies and legislations to regulate the social relations that are built in the school. In some cases, positions and functions have been established to manage school coexistence and its improvement. Those that establish school coexistence management teams stand out. The literature has sustained the importance of having working conditions that allow the articulation of action and the generation of collegial responses, the result of professional cooperation. Despite this, in Chile there is little evidence of the actions implemented by these professionals, and the cooperation practices developed. From a quantitative study of correlational type with a total of 1069 participants, we analyse the effect of the conditions of work organization for the development of professional cooperation actions in the management of the school climate. We carry out descriptive and inferential analyses through multiple linear regression analysis for the variables of interest. The results show that, although the organizational conditions influence, it is the individual support actions for students that explain the phenomenon of cooperation; realizing that how the work is organized affects the frequency of practices reported by these professionals. These results discuss the possibilities of professional cooperation for a democratic management of the school climate and the resignification of psychosocial action in school.
... La muestra es no probabilística (n=658), el muestreo se realizó a través de Google forms y distribuido en redes sociales a 9,914 personas (snowball) en grupos con temáticas de fitness, actividad física y entrenamiento, así como con directivos y profesores de programas educativos de licenciatura y posgrado en actividad física y afines (snowball). (Sánchez Fernández, Muñoz Leyva, & Montorós Ríos, 2009) Para la recolección de los datos se utilizó Worldwide Survey of Fitness Trends for 2020 (Thomsom, 2019) adaptada al español (de la Cámara et al., 2020), se ejecutaron pruebas de T-Student y U de Mann-Whitney para la comparación de medias por sexo en las características sociodemográficas de los participantes, el análisis de los datos es descriptivo calculando la frecuencia en las potenciales tendencias. ...
Article
Full-text available
Resumen En la actualidad los centros de entrenamiento físico van en aumento. Significándose como parte de los estilos de vida modernos, son relevantes para la economía, y forman parte de los servicios de prevención en salud y estética corporal. Objetivo analizar las tendencias del fitness en México para el año 2020 a través de la Worldwide Survey of Fitness Trends del ACSM, comparar los resultados obtenidos con la Worldwide Survey of Fitness Trends for 2020, la Encuesta Nacional de Tendencias de Fitness en España para el Año 2020 y China Survey of Fitness Trends for 2020. Método El presente es un estudio cuantitativo, no experimental, descriptivo y comparativo de tipo transversal. La población de estudio son profesionales de la actividad física e instructores fitness que radican en México. La muestra es no probabilística; el muestreo se realizó a través de Google forms y distribuido en redes sociales (snowball). Resultados Las principales tendencias fitness para México son: contratación de profesionales graduados en actividad física o carreras afines, entrenamiento funcional, programas de ejercicio y pérdida de peso, equipos multidisciplinares de trabajo y entrenamiento de fuerza. En comparación con la encuesta internacional, en el top cinco no se encontró ninguna coincidencia y en el caso de las encuestas nacionales de España y China se encontraron dos coincidencias respectivamente. Conclusiones El estudio ofrece la posibilidad de conocer las tendencias fitness para México en 2020, reflexionar sobre su evolución y profundizar en su estudio, ser un material de referencia para empresarios, emprendedores y universidades. Abstract Currently, fitness centers are increasing in number, growing meaningful as a part of modern lifestyles, relevant to economy, contributing to health prevention services and body aesthetics. Objective: to analyze fitness trends in Mexico in 2020 by means of the Worldwide Survey of Fitness Trends from ACSM; to contrast the results obtained for the year 2020 through the Worldwide Survey of Fitness Trends, the National Survey of Fitness Trends in Spain, and the China Survey of Fitness Trends. Methods: the present study is quantitative, non-experimental, descriptive and comparative cross-sectional. The population studied is composed by physical activity professionals and fitness instructors who live in Mexico. The sample is non-probabilistic; sampling was done via Google forms and distributed on social media (snowball). Results: Principal fitness trends for Mexico are: hiring professionals graduated in physical activity or related careers; functional training; exercise programs to lose weight; multidisciplinary work teams; and strength training. Compared to the survey, no concurrence was found in the top five. In the case of the national surveys in Spain and China, two concurrencies were detected. Conclusions: The study offers the possibility to know fitness trends for Mexico in 2020, to reflect about its evolution, and to delve into its study, so to be reference material to businessmen, entrepreneurs, and universities.
... La muestra es no probabilística (n=658), el muestreo se realizó a través de Google forms y distribuido en redes sociales a 9,914 personas (snowball) en grupos con temáticas de fitness, actividad física y entrenamiento, así como con directivos y profesores de programas educativos de licenciatura y posgrado en actividad física y afines (snowball). (Sánchez Fernández, Muñoz Leyva, & Montorós Ríos, 2009) Para la recolección de los datos se utilizó Worldwide Survey of Fitness Trends for 2020 (Thomsom, 2019) adaptada al español (de la Cámara et al., 2020), se ejecutaron pruebas de T-Student y U de Mann-Whitney para la comparación de medias por sexo en las características sociodemográficas de los participantes, el análisis de los datos es descriptivo calculando la frecuencia en las potenciales tendencias. ...
Article
Full-text available
En la actualidad los centros de entrenamiento físico van en aumento. Significándose como parte de los estilos de vida modernos, son relevantes para la economía, y forman parte de los servicios de prevención en salud y estética corporal. Objetivo analizar las tendencias del fitness en México para el año 2020 a través de la Worldwide Survey of Fitness Trends del ACSM, comparar los resultados obtenidos con la Worldwide Survey of Fitness Trends for 2020, la Encuesta Nacional de Tendencias de Fitness en España para el Año 2020 y China Survey of Fitness Trends for 2020. Método El presente es un estudio cuantitativo, no experimental, descriptivo y comparativo de tipo transversal. La población de estudio son profesionales de la actividad física e instructores fitness que radican en México. La muestra es no probabilística; el muestreo se realizó a través de Google forms y distribuido en redes sociales (snowball). Resultados Las principales tendencias fitness para México son: contratación de profesionales graduados en actividad física o carreras afines, entrenamiento funcional, programas de ejercicio y pérdida de peso, equipos multidisciplinares de trabajo y entrenamiento de fuerza. En comparación con la encuesta internacional, en el top cinco no se encontró ninguna coincidencia y en el caso de las encuestas nacionales de España y China se encontraron dos coincidencias respectivamente. Conclusiones El estudio ofrece la posibilidad de conocer las tendencias fitness para México en 2020, reflexionar sobre su evolución y profundizar en su estudio, ser un material de referencia para empresarios, emprendedores y universidades.
... Aunque el procedimiento de encuesta realizado no permite establecer la representatividad de la muestra ni de los resultados, la muestra ha abarcado a profesionales procedentes de todas las comunidades autónomas españolas, que trabajan tanto en el sector privado como público, incluyendo un amplio rango de edades y ocupaciones dentro del sector del fitness (75% de los respondedores con dedicación principal a este sector). La tasa de respuesta ha sido del 7,5%, ligeramente inferior a la encuesta de 2019 donde fue del 8,2%, pero superior a las de las ediciones de 2017 y 2018 donde estuvo en torno al 5%, mejorando en torno a 2,5 puntos la ratio de respuesta y superando en 1,5 puntos la tasa de respuesta obtenida en la encuesta internacional del ACSM para 2019(Thompson, 2018) a pesar de que esta los encuestados son compensados con un incentivo en especie para incrementar el número de respuestas(Fernández, Leiva, & Montoro, 2009).Por otro lado, la principal fortaleza del estudio es que replica la metodología de las encuestas internacionales, lo cual permite realizar comparaciones entre los datos nacionales e internacionales. Además, dado que en esta ocasión se realiza el cuarto estudio español, resulta posible empezar a trazar patrones de evolución de las tendencias a través del tiempo mediante la comparación con los resultados de las encuestas nacionales de 2019, 2018 y 2017. ...
Article
Full-text available
Resumen. El objetivo de este estudio fue identificar las tendencias de fitness en España para el año 2020 según la opinión de los profesionales del sector a través de una encuesta online, así como comparar los resultados obtenidos con las tendencias identificadas por la Encuesta Nacional sobre Tendencias en Fitness en España y la internacional del Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM) del año 2019. La encuesta fue enviada a 6835 profesionales del sector del fitness de todas las comunidades autónomas españolas, incluidas las ciudades de Ceuta y Melilla y se recogieron un total de 513 respuestas (tasa de respuesta de 7,5%). Las tendencias más relevantes para 2020 en España son: «entrenamiento de fuerza», «contratación de profesionales certificados», «equipos multidisciplinares de trabajo», «entrenamiento funcional» y «regulación ejercicio profesionales fitness». Además, las tendencias identificadas para 2020 indican una destacada importancia e interés hacia la profesionalización del sector del fitness y el fitness relacionado con la salud. Los resultados mostraron en gran medida una reproducción del top 20 de tendencias de la encuesta nacional de 2019 (16 tendencias coincidentes), aunque con cambios relevantes en las posiciones ocupadas y una diferenciación clara respecto a la encuesta internacional del ACSM (14 tendencias coincidentes) y con una importante divergencia en relación con sus posiciones. Palabras clave: encuesta española fitness, tendencias fitness, industria fitness, encuesta ACSM. Abstract. The objective of this study was to identify the fitness trends in Spain for the year 2020 according to the opinion of professionals in the sector through an online survey, as well as compare the results obtained with the trends identified by the National Surveys on Fitness Trend in Spain and the international survey of the American College of Sports Medicine (ACSM) in 2019. The survey was sent to 6835 fitness professionals from all Spanish autonomous communities, including the cities of Ceuta and Melilla. A total of 513 responses were collected (response rate of 7.5%). The most relevant trends for 2020 in Spain are: «strength training», «employing certified fitness professionals», «multidisciplinary work teams», «functional training» and «licensure for fitness professionals». In addition, the trends identified for 2020 indicate an outstanding importance and interest towards the professionalization of fitness sector and the health-related fitness. The results largely showed a reproduction of the top 20 trends of the 2019 national survey (16 coinciding trends), although with relevant changes in terms of positions and a clear differentiation from the 2019's ACSM international survey (14 coinciding trends) and with a significant divergence in relation to their positions. Introducción Con la encuesta del año 2019, se cumplen ya 13 edicio-nes de las encuestas internacionales sobre tendencias en fitness impulsadas por el Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM por sus siglas en inglés, American College of Sports Medicine). Estas encuestas pretenden conocer de manera prospectiva cuáles serán, a nivel global, las principales tendencias en el sector del fitness (Thompson, 2018). Las encuestas están diseñadas para confirmar o iden-tificar nuevas tendencias (no modas) que podrían tener im-pacto en la industria del fitness según lo percibido por los encuestados (Kercher, 2018). El ACSM distingue en sus en-cuestas entre moda (algo que en un momento dado destaca en aceptación pero por un breve periodo de tiempo) y ten-dencia (cambio de comportamiento de las personas que se sostiene en el tiempo en una determinada dirección) (Thompson, 2018). A pesar de que las encuestas internacio-nales se realizan utilizando la opinión de profesionales del fitness de un amplio número de países, estas encuestas solo muestran una perspectiva global del conjunto de países donde ésta fue realizada, al mostrar únicamente los resultados tota-les obtenidos sin realizar un análisis comparativo entre los diferentes países. Con el objetivo de identificar posibles particularidades del sector español, en el año 2016 se empezaron a realizar en 2020, Retos, 37, 427-433 España las Encuestas Nacionales sobre Tendencias en Fitness (Veiga, Valcarce, & King, 2017). Estas encuestas fue-ron las primeras en el mundo en replicar los objetivos y meto-dología de las encuestas internacionales realizadas por el ACSM para un país en particular, reproduciéndose desde ese año de forma anual al igual que la encuesta internacional (Veiga, Valcarce, King, & de la Cámara, 2018, 2019). En estas encuestas se ha podido ver que muchas de las tendencias identificadas a nivel global en las encuestas del ACSM son también tendencias en el sector del fitness español, a la vez que han servido para identificar algunas tendencias que pa-recen ser más importantes en el contexto español. Asimismo, han permitido comprobar que ciertas tendencias relevantes en el contexto internacional no lo son en el contexto español o aún no se han manifestado como tal. Desde que se realizaran estas primeras encuestas nacio-nales, el interés de otros investigadores por proporcionar información relativa a las particularidades del sector del fitness en su país ha emergido en los últimos años. Yongming et al. (2018) proporcionan información de las tendencias en fitness en China. En su estudio, de las 20 primeras tenden-cias identificadas, 11 coincidieron con las encuestas interna-cionales del ACSM y 9 fueron diferentes, observándose que existen diferencias importantes respecto a las encuestas in-ternacionales, al igual que ocurre en el contexto español, que hacen entrever ciertas particularidades y características pro-pias en cada país. Asimismo, Kercher (2018) realizó un análi-sis comparativo de los resultados obtenidos en las encues-tas de tendencias en fitness en China, España y los resulta-dos para EEUU de la encuesta internacional del ACSM. En
Presentation
Full-text available
Se trata de la presentación de resultados de investigación en el IV Coloquio Académico de Estudios Sociales y Económicos del Centro Universitario de la Costa de la Universidad de Guadalajara, denominado Diagnóstico local con visión global de las tendencias fitness en Jalisco.
Article
Full-text available
El análisis de tendencias fitness proporciona la información necesaria para la toma de decisiones, por ello, el objetivo del presente estudio es analizar las actividades fitness en el estado de Jalisco, México. El método utilizado es descriptivo transversal, la muestra es no probabilística (n=288), se utilizó la encuesta Worldwide Survey of Fitness Trends for 2020. Los resultados apuntan a las principales tendencias, contratación de profesionales (100%), entrenamiento funcional (98.1%) y ejercicio para pérdida de peso (95.1) mostrando consistencia a nivel nacional, pero diferenciando en el esquema global. En conclusión, el sector fitness debe dar respuesta a las necesidades locales con una visión global, que permita atender las preferencias de las y los usuarios, así como ofrecer una gama de actividades fitness modernas e innovadoras.
Article
Full-text available
In a recent article on conducting international marketing research in the twenty-first century (Craig & Douglas 2001), the application of new (electronic) technology for data collection was encouraged. Email and web-based data collection methods are attractive to researchers in international marketing because of low costs and fast response rates. Yet the conventional wisdom is that, as some people still do not have access to email and the Internet, such datacollection techniques may often result in a sample of respondents that is not representative of the desired population. In this article we evaluate multimode strategies of data collection that include web-based, email and postal methods as a means for the international marketing researcher to obtain survey data from a representative sample. An example is given of a multimode strategy applied to the collection of survey data from a sample of respondents across 100 countries.
Article
Full-text available
E-mail has the potential to serve as one more mechanism to collect data. The purpose of this study was to assess the appropriate number of follow-ups needed to obtain maximal response rate when sending an e-mail survey. The results revealed that follow-up memos will approximately double the response rate. Yet, at best, e-mail will only provide a researcher with an adequate response rate. Recommendations include to keep surveys short and noninvasive, to allow for quick and easy responses, and to plan sending one to two follow-up memos.
Article
Full-text available
Many claims have been made about the advantages of conducting surveys on the web. However, some concerns have been raised about the quality of the information gathered through this medium. The purpose of this research was to compare the quality of qualitative information obtained using three data-collection methods, in the context of the development of a scale for the measurement of corporate image. First, a study was carried out to generate a list of items that could be used to describe all elements of the corporate image of three firms as perceived by consumers. Different lists of items were obtained from telephone, postal and web-based surveys. Next, a qualitative study was conducted to assess the predictive validity of the lists of items obtained from each data-collection method. The results showed that the quality of qualitative data obtained through a web-based survey was comparable to that of information obtained through telephone and postal surveys, for two of the three target firms.
Article
Full-text available
This study compares mail, fax and web-based surveys in a university setting for response speed, response rate and costs. The survey was distributed to 300 hospitality professors randomly chosen from the Council on Hotel, Restaurant, and Institutional Education members listed in the organisation's online directory as of April 2000. It was found that the fastest method was fax, with an average of 4.0 days to respond, followed by web surveys with 5.97 days. The slowest method, as expected, was mail surveys, with 16.46 days to respond. On average, the response rate was 28.91%: 26.27% for mail, 17.0% for fax, and 44.21% for web surveys. An LSD-type z-test shows significant differences between mail and email/web and between fax and email/web, but no significant difference between mail and fax. In addition, data were analysed for data consistency and cost.
Book
Examines the psychological processes involved in answering different types of survey questions. The book proposes a theory about how respondents answer questions in surveys, reviews the relevant psychological and survey literatures, and traces out the implications of the theories and findings for survey practice. Individual chapters cover the comprehension of questions, recall of autobiographical memories, event dating, questions about behavioral frequency, retrieval and judgment for attitude questions, the translation of judgments into responses, special processes relevant to the questions about sensitive topics, and models of data collection. The text is intended for: (1) social psychologists, political scientists, and others who study public opinion or who use data from public opinion surveys; (2) cognitive psychologists and other researchers who are interested in everyday memory and judgment processes; and (3) survey researchers, methodologists, and statisticians who are involved in designing and carrying out surveys. (PsycINFO Database Record (c) 2012 APA, all rights reserved)
Article
Two hundred fourteen manipulations of the independent variables in 98 mailed questionnaire response rate experiments were treated as respondents to a survey, yielding a mean final response rate of 60.6% with slightly over two contacts. The number of contacts and the judged salience to the respondent were found to explain 51% of the variance in final response. Government organization sponsorship, the type of population, the length of the questionnaire, questions concerning other individuals, the use of a special class of mail or telephone on the third contact, and the use of metered or franked mail on the outer envelope affected final response independent of contacts and salience. A causal model of the final response rate, including initial response, explaining 90% of the variance, and a regression equation predicting final response rates are presented to show that high response rates are achievable by manipulating the costs of responding and the perceived importance of both the research and the individual response.
Article
In a national field experiment, the same questionnaires were administered simultaneously by RDD telephone interviewing, by the Internet with a probability sample, and by the Internet with a nonprobability sample of people who volunteered to do surveys for money. The probability samples were more representative of the nation than the nonprobability sample in terms of demographics and electoral participation, even after weighting. The nonprobability sample was biased toward being highly engaged in and knowledgeable about the survey's topic (politics). The telephone data manifested more random measurement error, more survey satisficing, and more social desirability response bias than did the Internet data, and the probability Internet sample manifested more random error and satisficing than did the volunteer Internet sample. Practice at completing surveys increased reporting accuracy among the probability Internet sample, and deciding only to do surveys on topics of personal interest enhanced reporting accuracy in the nonprobability Internet sample. Thus, the nonprobability Internet method yielded the most accurate self-reports from the most biased sample, while the probability Internet sample manifested the optimal combination of sample composition accuracy and self-report accuracy. These results suggest that Internet data collection from a probability sample yields more accurate results than do telephone interviewing and Internet data collection from nonprobability samples.
Article
Attitudes and opinions about online advertising practices and consumer privacy concerns have been studied in both the academic and popular press. However, online consumers' response to privacy concerns have not been studied. This study examines this relationship using a national sample of individuals with personal e-mail accounts. Respondents' concerns with a series of situations which effect privacy online were assessed. This overall level of concern was subsequently correlated with the frequency that respondents adopted seven different online behaviors. Analysis demonstrates that the frequency of adopting five of the seven behaviors increased as respondents' privacy concern increased. Specifically, as privacy concern increased, respondents reported that they were more likely to provide incomplete information to web sites, to notify Internet Service Providers (ISPs) about unsolicited e-mail, to request removal from mailing lists, and to send a “flame” to online entities sending unsolicited e-mail. Additionally, as privacy concern increased, respondents reported that they were less likely to register for web sites requesting information. Implications for online advertisers are provided as a part of this study.
Article
This study is a preliminary investigation of computer‐mediated communication (CMC) as a functional alternative to face‐to‐face communication. We examined the relationships between motives for using the Internet as a CMC channel and motives for face‐to‐face interactions as well as the influence of locus of control and communication apprehension as antecedents of face‐to‐face and mediated interactions. We surveyed a sample (N=132) of Internet users and tested the hypothesis that no differences exist between CMC and interpersonal communication motives (i.e., that they would be functional alternatives). We also used MANOVA and ANOVA procedures to see if main and interaction effects existed for high and low locus of control and high and low CMC apprehension respondents on interpersonal and media motives. Results indicated CMC Apprehension main effect differences for communication motives, and that use of the Internet as a communication channel is not perceived as a functional alternative to face‐to‐face communication.
Article
It is common practice to limit web survey access to individuals in the sample through the use of access codes such as personal identification numbers, user names, and passwords. Different technically equivalent methods exist to control survey access. However, these methods are not necessarily methodologically equivalent. In this study, an experimental design was set up to evaluate the effect of three login procedures: a manual, a semiautomatic, and an automatic login procedure. It was found that the automatic login produced the lowest data quality, whereas the manual and semiautomatic login produced data of a higher and comparable level of quality. Nevertheless, the manual and the semiautomatic login procedures differ from each other in certain respects. The study concludes that the semiautomatic login is a useful alternative to control web survey access.