ArticlePDF Available

La enfermería como ciencia emergente

Authors:
  • 17.26
  • Servicio Canario de Salud
40
0 - agosto 2007
La Enfermería como ciencia emergente
Pedro Ruymán Brito Brito
Enfermero Atención Primaria Área de Salud de Tenerife
Licenciado en Periodismo. Master en Cuidados al Final de la Vida
resumen
La ciencia enfermera, desde la
entrada en la Universidad en España
en el año 1977, ha sufrido varios
contratiempos en cuanto a su
progreso disciplinar: El retraso en la
aprobación de las especialidades, el
predominio de la tecno-ciencia en el
sistema sanitario (sobre todo en
ámbitos hospitalarios) y la dificultad
para entender y asumir nuevos roles
desde el propio colectivo de
enfermeras, han hecho que los
profesionales asuman los cuidados
desde un papel más técnico cuando
lo “científicamente correcto” sería un
trabajo basado en un proceso de
resolución de problemas: El proceso
de atención de Enfermería. Es cierto
que la evolución de lenguajes
unificados y taxonomías ha recibido
un avance importante en los últimos
cuatro o cinco años cuando la
evolución de los diagnósticos de
Enfermería NANDA, los resultados
NOC y las intervenciones NIC se han
unido en una triple alianza NNN para
su uso conjunto en la práctica.
Además, la no identificación con un
modelo propio de Enfermería (cuyo
desarrollo y asunción en nuestro país
es escaso o nulo) ha propiciado que
gran parte del colectivo enfermero
padezca problemas de identidad y
desgaste profesional al haber
asumido un modelo biomédico que
no les es propio por definición.
(1)(2)(3)(4)(5)
antecedentes de la
ciencia enfermera
La figura profesional de la enfermera
tiene antecedentes históricos
diferentes, dependiendo del país en el
que los investiguemos. Sabemos que
en España, los antecedentes más
directos están en las figuras de los
ATS y, anteriormente, de los
practicantes. Pero ahondemos un
poco más en la historia para tratar
de entender la evolución hasta la
figura actual: Retrocedamos hasta
1857, año en que se crea el título de
Practicante. La figura profesional del
practicante era bien consideraba y
bien vista por la sociedad. Se trataba
de una persona (varón) con
autonomía suficiente para valorar,
evaluar y tratar en la comunidad
problemas diferentes de salud tanto
individuales como familiares (6). Esta
figura fue un antecedente claro de la
actual enfermera comunitaria.
Evidentemente, hay que tener en
cuenta el momento histórico del país
y las connotaciones en cuanto al
género. De este modo, se
desempeñaban funciones laborales
diferentes si se trataba de un hombre
o de una mujer. La Ley de
Instrucción General Pública de 1904
recoge diferentes profesiones del
ámbito sanitario entre las que se
encuentran: Medicina y Cirugía,
Partera y Practicante.
Posteriormente, en 1915 se crea la
figura profesional de la enfermera
pero siempre supeditada y
considerada como auxiliar de la
Medicina y marcada fuertemente por
el género: “las casadas presentarán
licencias de sus maridos,
autorizándolas para seguir estos
estudios; y unas y otras justificarán
41
buena vida y costumbres por
certificado de sus respectivos
párrocos” (7).
La Ley de Bases de la Sanidad
Nacional de 1944 crea el Colegio de
Auxiliares Sanitarios y recoge en él a
los practicantes, las matronas y las
enfermeras. Las funciones que
cumplían aquellas enfermeras y las
que cumplen hoy día las también
denominadas enfermeras eran
totalmente diferentes. La formación
era, lógicamente, distinta. El
problema ha sido el uso de un mismo
concepto “enfermera” para lo que se
hacía entonces y para lo que se hace
ahora. Es importantísimo entender
que se trata de figuras profesionales
diferentes. Ese lastre nominal ha sido
arrastrado hasta nuestros tiempos y
muchas veces son los mismos
usuarios del sistema sanitario los
últimos en modificar la concepción y
el entendimiento de los diferentes
roles. La visión de las enfermeras
como “ayudantes de” sigue latente
para muchos usuarios e incluso para
muchos profesionales. Además es
necesaria una valoración
antropológica del factor Género como
principio de causalidad para explicar
la subordinación de los Cuidados
hasta nuestros días (8).
En 1953, se crea una nueva figura
profesional unificando a los
practicantes, matronas y enfermeras
en A.T.S. cuya traducción es:
Ayudante Técnico Sanitario. La
formación era reglada y más
completa que las anteriores pero
seguían existiendo salvedades en
cuanto al género de manera que, por
ejemplo, los estudios en las escuelas
de ATS femeninas debían llevarse a
cabo en régimen de internado (9). El
problema, en cuanto a la disciplina
propia se refiere, es evidente a la
vista de la denominación de ATS: se
trataba de ayudantes, figuras
profesionales técnicas ceñidas por el
corsé que ofrecía un sistema
sanitario centrado en el desarrollo
tecnológico-biomédico. Todavía hoy a
las enfermeras se les denomina
socialmente ATS e incluso
practicantes (sobre todo en ámbitos
rurales).
La clave para retomar la ciencia
enfermera que, desde Florence
Nightingale en el siglo XIX venía
forjándose in crecendo en el sistema
sanitario mundial, fue la entrada en
la Universidad en el año 1977.
Florence Nightingale fue una mujer
victoriana de buena familia que vivía
en Londres y se terminó de formar en
Enfermería en 1851. Le propusieron
encargarse de coordinar la atención
enfermera profesional en la guerra de
Crimea (Turquía) desplazándose a
Scutari. Para emplear su método
tuvo que resolver los problemas del
entorno, como la falta de higiene y la
suciedad. Demostró que
interviniendo sobre las condiciones
del entorno de los moribundos y
enfermos éstos mejoraban. Gracias a
la puesta en marcha de cuidados
enfermeros específicos y
profesionales y a la obtención de
resultados positivos, fue considerada
fundadora de la Enfermería moderna
y se crearon escuelas de Enfermería
por todo el mundo en base a su
método (10)(11).
Al entrar en la Universidad, la
Enfermería se trataba de erigir como
disciplina con un cuerpo de
conocimientos propio y con la
utilización de un juicio clínico por
parte de las enfermeras en la
aplicación de los cuidados. Para ello,
disponía de toda una base teórica
trabajada en Norteamérica
(mayoritariamente) específica de la
disciplina y en continuo avance. El
La enfermería como ciencia emergente
0 - agosto 2007
problema siempre ha radicado en la
aplicación práctica de la teoría de
Enfermería (12)(13)(14)(15)(16). El Proceso
de Atención de Enfermería (P.A.E.)
era la fórmula ideal para llevar a
cabo un plan de actuación del cual la
enfermera era la principal
responsable como gestora y
brindadora de los cuidados. Sucede
que la puesta en marcha de los PAEs
no era viable ni aplicable ante la
vorágine diaria de las plantas
hospitalarias donde los enfermeros
seguían trabajando como técnicos
(ATS). También es verdad que a los
ATS y enfermeros se les intuía cierta
capacidad de razonamiento lógico,
dada su formación, que los hacía
actuar de una determinada manera,
pero era un proceso de resolución de
problemas que no quedaba registrado
en ningún sitio.
lenguaje unificado de
enfermería y necesidad
de medición de los
cuidados enfermeros
Uno de los principales objetivos de la
ciencia enfermera en los últimos
años ha sido medir los cuidados que
se prestan a la población. Ese era
uno de los propósitos de la
elaboración de los planes de
cuidados sobre los cuales se ha
seguido investigando. Por ello, por la
imposibilidad de medir los servicios
que presta Enfermería se ha dicho
siempre que las enfermeras hacen un
trabajo invisible y que se hace
necesario utilizar un lenguaje común
(17). Se trata de un lenguaje que se
ha investigado y validado durante
años en Norteamérica por miles de
enfermeras y gracias a entidades
como la NANDA (north american
nursing diagnosis association), la
NOC (nursing outcomes clasification)
y la NIC (nursing interventions
clasification) (18)(19)(20). Además en
los últimos años se han unido
mediante la Alianza NNN para
brindar la posibilidad de un proceso
completo con lenguaje común
diagnóstico-objetivos-intervenciones
estudiando sus interrelaciones (21).
El uso de un lenguaje
unificado enfermero dentro de
un proceso de resolución de
problemas garantiza una
atención enfermera de calidad
a la población mediante la
siguiente estructura:
Valoración (por Patrones
Funcionales de Salud de
Gordon) - Diagnóstico
(mediante etiquetas NANDA) -
Planificación de Resultados
esperados (mediante
Resultados NOC) -
Intervenciones a realizar
(mediante intervenciones y
actividades NIC) - Evaluación
de los resultados obtenidos
(NOC). En consecuencia
realizaríamos una nueva
valoración e iniciaríamos el
proceso nuevamente (atención
continuada). De esta manera
las enfermeras ofrecen un
juicio diagnóstico (sobre
problemas de salud) y un
juicio terapéutico (tratamiento
de esos problemas) (22)(23).
conclusiones
¿Los problemas de salud se
resuelven o simplemente pasan? La
pregunta anterior puede tener
múltiples respuestas pero está claro
que la atención al paciente es
susceptible de mejora y, en el ámbito
de la Enfermería, la gestión clínica de
casos mediante el proceso enfermero
NANDA-NIC-NOC garantiza un
mínimo de calidad para todos y un
avance científico de la ciencia
enfermera dado los altos índices de
frustración tanto para pacientes
como para profesionales (24).
43
Múltiples estudios así lo demuestran.
La medición del trabajo que hace
Enfermería no se puede hacer en
base a tareas (es decir
intervenciones: inyectables, tomas de
constantes, curas...) pues no es eso
solamente lo que hacen las
enfermeras (25)(26)(27). Enfermería
tiene un gran campo de trabajo en
cuanto a los cuidados que brinda y la
resolución de problemas para el
paciente. Ese campo, aún por
explorar en cuanto a la evidencia
científica, pasa por el uso de un
lenguaje unificado y de una puesta
en común a partir de la cual se
atienda a los pacientes del sistema
sanitario actual.
Las nuevas perspectivas que tiene la
Enfermería tras la aprobación de las
especialidades (por el Real Decreto de
Especialidades RD 450/2005, de 22
de abril, que apareció en el BOE
núm. 108, de 6 de mayo de 2005) y el
nuevo Espacio Europeo de Educación
Superior (que permitirá obtener el
título de graduado y acceder a los
posgrados master y doctorado) han
conseguido forjar los mimbres para el
impulso definitivo de la profesión que
se venía buscando hace ya muchos
años (28)(29)(30)(31). Siendo una ciencia
joven, la Enfermería ha prosperado
mucho y se le augura un futuro
prometedor siempre y cuando el
colectivo asuma el cambio necesario
en la concepción de la disciplina y del
modus operandi diario.
La enfermería como ciencia emergente
0 - agosto 2007
bibliografía
García Morales, I. y Buendía Muñoz, A. Identidad e
identificación de la enfermería. Rev ROL Enferm
2001 jul-ago; 24(7-8):539-545.
Editorial. Para identificar el modelo propio de
enfermería, necesitamos abandonar el modelo
médico. Rev Nursing 1987 jun-jul; 5(6):7.
Delgado Rodríguez, Hipólito. La profesión de
Enfermería: una cuestión de tiempo. Rev Enferm
Científ 1992 abr; 121: 18-20.
Brito Brito, P.R. El camino hacia la identidad de
Enfermería. Rev. Metas. En prensa.
Martínez Riera, J.M. Enfermería, sencillamente
complicado. Rev ROL Enf 2005; 28(4): 255-264.
Ortego Maté, M.C. De practicante a ATS. Rev ROL
Enf 2002; 25(12):808-814.
Lillo Crespo M. Antropología, Género y Enfermería
Contemporánea. Rev ROL Enf 2002; 25(12): 85862.
Ortego Maté, M.C. De ATS a Diplomado en
Enfermería. Rev ROL Enf 2002; 25(9):576-581.
(10) Marriner Tomey, Raile Alligood. Modelos y
teorías en enfermería. 5ª edición.
Editorial Harcourt Brace. 2005. Madrid.
(11) Nightingale F. Notas sobre Enfermería. Qué es
y qué no es. Editorial Masson. 2002. Barcelona.
(13) Carballo Álvarez M. Del deseo a la realidad.
Rev ROL Enf 2005; 28(4):250- 252.
(14) Llamas Urrutia C. ¿Cómo se utiliza el Proceso
de Cuidados de Enfermería? Rev ROL Enf 2003;
26(5): 354-362.
(15) Marco Gisbert A., Sonría Vivas C, Cerrada R.,
Sanmartín Hernández G., Zubicoa MC., Muñoz
Izquierdo A. Integrar el Rol de Enfermería en
nuestra práctica diaria. Rev ROL Enf 2003; 26(4):
272-276.
(16) Granollers Sardá R., Montanuy Baró T., Estany
Almirall P., Roca Bitria B., Ortega Jiménez B.
¿Utilizan las enfermeras el método científico? Rev
ROL Enf 2006; 29(7-8): 509-512.
(17) Gordon, M. Manual de Diagnósticos
Enfermeros. Décima Edición. Elsevier. 2003.
Madrid.
(18) NANDA Internacional. Diagnósticos
enfermeros: Definiciones y clasificación. 2005-
2006. Madrid: Ediciones Elsevier; 2005.
(19) Johnson, M. Maas, M. Nursing Outcomes
Classification (NOC). Mosby-Year. Book. St.
Louis. 3ª Ed. 2005.
(20) McCloskey, J.C. Bulechek, G.M. Clasificación
de Intervenciones de Enfermería (NIC). 4ª Ed.
Harcourt. Madrid. 2005.
(21) Johnson M., Maas M., McCloskey J.C.,
Bulechek G.M, Butcher H, Moorhead S., Swanson
E. Interrelaciones NANDA, NOC y NIC. 2ª Ed.
Elsevier. Madrid. 2006.
(22) Gómez de Segura Navarro C, Esaín Larrambe
A, Tina Majuelo P; Guembe Ibáñez I, Fernández
Perea L, Narvaiza Solís MJ. Interrelación entre
NANDA, NOC y NIC. Rev ROL Enf 2006; 29(7-
8):501-506.
(23) Watson J. Una visión crítica sobre los
diagnósticos enfermeros. Rev ROL Enf 2006; 29(7-
8):494-497.
(24) Roma J. Cruzando el abismo de la calidad. Rev
ROL Enf 2004; 27(7-8):502-508.
(25) Ramió A, Domínguez Alcón C. Valores y
redefinición de los espacios profesionales. Rev ROL
Enf 2003; 26(6):482-486.
(26) Medina Moyá JL. El regreso a la razón. Rev
ROL Enf 2006; 29(7-8):523-536.
(27) Iglesias Guerra JA, Frutos Martín M, Álvarez
Rodríguez FJ, Cepeda Riaño C, de la Torre Calle L.
Enfoque basado en competencias profesionales (I).
Rev ROL Enf 2006; 29(7-8):484-492.
(28) Revista Enfermería Facultativa. Año IX. Nueva
Época. Nº 86. Mayo 2005.
(29) Revista Enfermería Canaria. Año 2005. Nº 21.
Revista del Consejo Canario de Enfermería.
(30) Martínez Riera JR. Enfermería y Europa. Rev
ROL Enf 2004; 27(5):360-366.
(31) Durán Escribano M. En el umbral de la
convergencia europea. Rev ROL Enf. 2003;
26(6):419-422.
... Entender estos dos aspectos es una posición clave para identificar, de forma panorámica y general, las tendencias internacionales relacionadas con el fortalecimiento de los currículos de formación en Enfermería. Por ejemplo, en Norteamérica, la Enfermería ha experimentado un desarrollo significativo de antaño, lo cual ha permitido el establecimiento de nuevos perfiles de desempeño profesional (35). Dicho (acofaen), dentro de su plan de desarrollo 2009-2018, contempla el fortalecimiento de la disciplina como uno de los frentes a los que se debe prestar especial atención (39). ...
Article
Full-text available
Nursing is a discipline and science in construction with its own knowledge evolves independently of the other disciplines. This knowledge has been built in order to respond to the phenomena of interest and present problems in professional practice. However, despite the efforts of theoreticians, researchers and students of the discipline in the structuring of knowledge that supports the practice, this has not been sufficient visibility, but rather nursing professionals flock to theoretical and conceptual models other disciplines. This situation may be due to a lack thereof or lack of disciplinary training received during training. This indicates that schools and nursing programs, are called to mainstream teaching disciplinary component in the training curricula. For this they should review the different elements of the curriculum structure in light of trends in the discipline, profession and health services, and involve key players who develop the training process in order to respond to the needs health and welfare demanded by today’s society.
... Entender estos dos aspectos es una posición clave para identificar, de forma panorámica y general, las tendencias internacionales relacionadas con el fortalecimiento de los currículos de formación en Enfermería. Por ejemplo, en Norteamérica, la Enfermería ha experimentado un desarrollo significativo de antaño, lo cual ha permitido el establecimiento de nuevos perfiles de desempeño profesional (35). Dicho (acofaen), dentro de su plan de desarrollo 2009-2018, contempla el fortalecimiento de la disciplina como uno de los frentes a los que se debe prestar especial atención (39). ...
Article
Full-text available
La Enfermeria es una disciplina y una ciencia en construccion, con un conocimiento propio que evoluciona de manera independiente al de otras disciplinas. Dicho conocimiento ha sido construido con el fin de dar respuesta a los fenomenos de interes y problemas presentes en la practica profe­sional. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados por teoricos, investigadores y estudiosos de la disciplina, en la estructuracion de un conocimiento que sustente la practica, este no ha tenido la visibilidad suficiente. Por ello, los profesionales en Enfermeria recurren a modelos teoricos y conceptuales de otras disciplinas, situacion que quiza se deba al desconocimiento de los modelos teoricos propios de la profesion o a la falta de formacion disciplinar en los programas academicos. Esto indica que las escuelas, programas y/o facultades de Enfermeria estan llamadas a transver­salizar la ensenanza del componente disciplinar en los curriculos de formacion. Para ello, deben revisar los diferentes elementos de la estructura curricular a la luz de las tendencias de la disci­plina, la profesion y los servicios de salud, e implicar a los actores principales que desarrollan el proceso formativo, con el fin de responder a las necesidades de salud y bienestar demandadas por la sociedad actual.
... Al entrar a la universidad, la enfermería trataba de elevarse como disciplina con un cuerpo de conocimientos propio, y con la utilización de un juicio clínico por parte de las enfermeras en la aplicación de los cuidados. Para ello, disponía de toda una base teórica desarrollada en Estados Unidos ELIAZAR GONZÁLEZ CARRILLO, ANA MARÍA ARRAS VOTA Y B. LETICIA MORIEL CORRAL: La profesionalización en enfermería: hacia una estrategia de cambio (mayoritariamente), específica de la disciplina y en continuo avance (Brito, 2007); el problema radicó y ha permanecido en la práctica de la teoría de la enfermería; para subsanar este dilema, el Proceso Atención de Enfermería (PAE) fue la fórmula ideal para llevar a cabo un plan de actuación, del cual la enfermera era la principal responsable como gestora y brindadora de cuidados. ...
Article
Full-text available
Resumen La profesionalización de la enfermería, como estrategia y como un proceso de cambio permanente, es una necesidad constante para lograr que las metas de la enfermería estén acordes con las necesidades de atención a la salud, ante una sociedad en continua transformación. Este proceso requiere a la vez cambios en el personal de enfermería, tanto en su manera de pensamiento y comportamiento, así como en su manera de apreciar la salud y la sociedad. Investigadores han tratado de esclarecer los elementos esenciales de la profesionalización de la enfermería, enfocándose al estudio en el conocimiento del entendimiento y experiencias en la práctica del cuidado de la salud. Pero, tal como es observado en los hospitales, la práctica de las enfermeras para aplicar un juicio discreto no es sólo limitada por el alcance médico, sino también por las reglas burocráticas y procedimentales establecidas por la organización en la que trabajan. Así, este artículo pretende mostrar la enfermería como una profesión, describiendo los elementos que la caracterizan, y analizando estos elementos desde la perspectiva sociológica de las profesiones. Abstract The professionalization of nursing, as a strategy and a process of permanent change, is a constant need to accomplish that the goals of nursing are consistent with the needs of health care to a continuously changing society. This process requires the nursing staff modify its way of thinking and behaving, as well as its way to appreciating health and society. Researchers have tried to elucidate the essential elements of the professionalization of nursing, focusing the study on the knowledge of the insights and experiences in the practice of healthcare, but as it is observed in hospitals, the practice of nurses to apply discrete judgment is not only limited by the medical scope, but also bureaucratic and procedural rules established by the organization where they work. Thus, this article pretends to show nursing as a profession describing the elements that characterize it, and, analyzing these elements from a sociological perspective of the professions.
Article
Scientific and technological advances have opened a gap between medical treatments and the moral values that should support health care. The nurse is not exempt from these dangers. As such, a new ethical model that integrates to the process of nursing care has emerged. In order to determine the knowledge and opinions of the professionals who work in minimal access surgery services on the implementation of this model, a descriptive, observational study was designed utilizing qualitative methodology. In-depth interviewing was used as the primary testing technique. A panel of experts from the National Center of Minimal Access Surgery was consulted to develop the interview guide. Thirty-four nurses from the National Center for Minimal Access Surgery were interviewed over the course of the study period (September through December 2013). Results suggest that the setting of minimal access surgery is conducive to medical professionals making greater observance of the right to patient autonomy. The ability of this staff to make independent decisions regarding medical care action is recognized, which implies greater responsibility.
Article
Recently NANDA has modified his diagnosis 00136 Grief (previously titled "Aticipatory Grieving"). The new definition of this diagnosis - dates back of 1980 - includes aspects like emotional, physical, spiritual, intellectual and social answers to the grief; that identifies the grief as a normal response to loss. This supposes that nursing is going to a constructivist model (contemporary theory), not adopting traditional perspectives. In this article, we try to bring the reader over to a conception of the death, the grief and loss from a cognitive-constructivist model, doing a comparisons with traditional theories.
Article
Full-text available
Recently NANDA has modified his diagnosis 00136 Grief (previously titled “Aticipatory Grieving”). The new definition of this diagnosis - dates back of 1980 - includes aspects like emotional, physical, spiritual, intellectual and social answers to the grief; that identifies the grief as a normal response to loss. This supposes that nursing is going to a constructivist model (contemporary theory), not adopting traditional perspectives. In this article, we try to bring the reader over to a conception of the death, the grief and loss from a cognitive-constructivist model, doing a comparisons with traditional theories.
Article
A la cabeza del titulo: Proyecto de intervenciones Iowa Traducción de: Nursing interventions classification (NIC), 3rd ed. Incluye bibligrafía e índice
Llamas Urrutia C. ¿Cómo se utiliza el Proceso de Cuidados de Enfermería?
(14) Llamas Urrutia C. ¿Cómo se utiliza el Proceso de Cuidados de Enfermería? Rev ROL Enf 2003; 26(5): 354-362.
Para identificar el modelo propio de enfermería, necesitamos abandonar el modelo médico. Rev Nursing 1987 jun-jul
  • Editorial
Editorial. Para identificar el modelo propio de enfermería, necesitamos abandonar el modelo médico. Rev Nursing 1987 jun-jul; 5(6):7.
Revista Enfermería Facultativa
(28) Revista Enfermería Facultativa. Año IX. Nueva Época. Nº 86. Mayo 2005.
  • Martínez Riera
  • J M Enfermería
Martínez Riera, J.M. Enfermería, sencillamente complicado. Rev ROL Enf 2005; 28(4): 255-264.
  • Ortego Maté
  • M C De
  • Ats Diplomado En Enfermería
Ortego Maté, M.C. De ATS a Diplomado en Enfermería. Rev ROL Enf 2002; 25(9):576-581.
Una visión crítica sobre los diagnósticos enfermeros
  • J Watson
Watson J. Una visión crítica sobre los diagnósticos enfermeros. Rev ROL Enf 2006; 29(7- 8):494-497.
De practicante a ATS
  • Ortego Maté
Ortego Maté, M.C. De practicante a ATS. Rev ROL Enf 2002; 25(12):808-814.
Cruzando el abismo de la calidad (25) Ramió A, Domínguez Alcón C. Valores y redefinición de los espacios profesionales
  • J Roma
(24) Roma J. Cruzando el abismo de la calidad. Rev ROL Enf 2004; 27(7-8):502-508. (25) Ramió A, Domínguez Alcón C. Valores y redefinición de los espacios profesionales. Rev ROL Enf 2003; 26(6):482-486.