ChapterPDF Available

Ecohidrología

Authors:
INTRODUCCIÓN
La Ecohidrología tiene una amplia aplicación en los
ecosistemas ya que se deriva de la interacción entre
las plantas y el ambiente a partir del ciclo hidroló-
gico (Peters et al., 2005). Un aspecto importante de
la investigación en ecohidrología es la evaluación y
predicción de la presencia de especies vegetales en
relación con la hidrología. Veracruz es un estado
con diferentes ecosistemas a lo largo y ancho de sus
cuencas. Por tal motivo es de sumo interés conocer
la influencia y el manejo del agua en los diferentes
ecosistemas, tomando en cuenta que el estado eco-
lógico de los ríos en Veracruz ha sido alterado. Por
una parte, la explotación y exploración de nuevas
áreas ha dado lugar a una severa modificación de la
morfología de los cauces y de las zonas adyacentes y
una alteración de la dinámica hidrológica, princi-
palmente de la recarga local y de las relaciones de
flujo entre el acuífero y el río (Guevara et al., 1999).
Los impactos en el medio natural son evidentes: la
reducción de su riqueza ecológica y de su diversidad
biológica, así como un efecto negativo en la conecti-
vidad entre distintas zonas, dado el carácter de
corredor biológico de las zonas fluviales. En este
sentido, la ecohidrología se presenta como un espa-
cio en el que se integran el estudio de las variables
hidrológicas y ecológicas para la mejora de la pre-
dicción de los procesos que las afectan, como base
para un desarrollo sostenible. Para conocer la ecohi-
drología en Veracruz se abordarán en el presente
apartado temas como: las cuencas y los corredores
fluviales, y sus respectivos ecosistemas, así como la
conservación de los recursos ecohidrológicos.
ENFOQUE DE LA ECOHIDROLOGÍA Y
GENERALIDADES
Actualmente en diversas áreas del mundo el recurso
agua se ha convertido en un factor limitante de gran
importancia, no sólo como elemento para el de-
sarrollo, sino también para la subsistencia de las
comunidades. Por otra parte, el crecimiento expo-
Ecohidrología
Cesáreo Landeros-Sánchez
Juan Carlos Moreno-Seceña
Juan Pablo Martínez-Dávila
Óscar L. Palacios-Vélez
505
nencial de la población humana ha traido consigo
un aumento considerable de los impactos sobre los
ecosistemas de agua. Por esta razón, un nuevo para-
digma fue postulado en 1992 durante la Conferen-
cia Internacional de Dublín sobre el Agua y el
Ambiente, llamado Ecohidrología.
Éste trata sobre el estudio y desarrollo de estrate-
gias para conservar la interacción entre el agua y
todos los componentes del ecosistema. Este fin
puede ser alcanzado mediante investigaciones orien-
tadas hacia la integración del funcionamiento de los
ecosistemas de agua junto con los procesos hidroló-
gicos de gran escala. De esta forma, la integración
de la dinámica de los tres componentes, esto es, la
cuenca, el agua y la biota en un superorganismo,
marca el cumplimiento del objeto del manejo del
recurso (Zalewski et al., 1997).
La República Mexicana cuenta con 137 lagunas
costeras alojadas en una superficie de 1 250 000 ha;
cuerpos de agua dulce (lagos, lagunas y embalses)
que suman 2 900 000 ha; y numerosos ríos, arroyos
ycascadas que constituyen un gran potencial de
recursos para fines energéticos, productivos, recrea-
tivos y turísticos (INEGI,2006). Se estima que la
extracción total de agua en México durante 2006,
para los principales usos, fue de 217.6 km3;de los
cuales 77.3 km3se destinaron para usos consunti-
vos, distribuidos de la siguiente manera: agrícola
59.4 km3(incluye los rubros agrícola, pecuario,
acuacultura, múltiples y otros de la clasificación del
Registro Público de Derechos de Agua [REPDA]);
abastecimiento público, 10.7 km3(incluye los
rubros público urbano y doméstico de la clasifica-
ción del REPDA); industria autoabastecida (sin ter-
moeléctricas), 3.0 km3(incluye los rubros
industrial, agroindustrial, servicios y comercio de la
clasificación del REPDA), y termoeléctricas, 4.2 km3.
Los 140.3 km3restantes se destinaron a la genera-
ción de energía en centrales hidroeléctricas, clasifi-
cada como uso no consuntivo (Comisión Nacional
del Agua, 2007). En la parte angosta del país, esto
es, en los estados de Chiapas, Oaxaca, Campeche,
Quintana Roo, Yucatán, Veracruz y Tabasco, cae
una parte importante del agua de lluvia (49.6 %).
Sin embargo, se reporta que en México llueve cada
vez menos. De 1994 a la fecha ha llovido menos del
promedio histórico anterior, y en la clasificación
mundial México está considerado como un país de
disponibilidad baja de agua (Fuente: Semarnat,
CNA.Editado en Agua.org.mx: http://www.imac-
mexico.org/ev_es.php?ID=16646_208&ID2=DO
_TOPIC).
Veracruz presenta una gran diversidad de for-
mas de relieve, lo que hace que sea uno de los esta-
dos de México con mayor número de
características y variedades topográficas contrastan-
tes y heterogéneas, así como poseedor de un gran
potencial en lo que respecta a disponibilidad de
recursos naturales. Los tipos de cuencas y recursos
hídricos desempeñan un papel importante en las
actividades económicas y sociales del estado, ya que
influyen en las características climáticas, en el tipo
de suelo y en la vegetación, los que, a su vez, inci-
den en las actividades agrícolas, ganaderas, foresta-
les e industriales, así como en la distribución de
asentamientos humanos.
CUENCAS Y SUS ECOSISTEMAS
La unidad física básica en la regulación del agua
es la cuenca. Existen varias clasificaciones de las
cuencas de Veracruz. Por ejemplo, el INIFAP (2006),
clasificó a las cuencas de Veracruz de la manera en
que se muestran en la figura 1.
Semarnat (2005), en su marco conceptual ope-
rativo para el manejo sustentable de los recursos
naturales renovables y mediante la regionalización
de cuenca hidrológica, clasificó al estado de Vera-
cruz en tres grandes cuencas. Esta clasificación será
tomada como base para el desarrollo de los aparta-
dos subsecuentes: Cuenca del Tuxpan al Jamapa;
Cuenca del río Papaloapan, y Cuenca del río Coat-
zacoalcos (apéndice VII.1).
506
LANDEROS-SÁNCHEZ, MORENO-SECEÑA, MARTÍNEZ-DÁVILA y PALACIOS-VÉLEZ
sección VII 11/5/11 19:49 Página 506
CORREDORES FLUVIALES
Veracruz cuenta con más de 40 ríos que represen-
tan el 35 % del total a nivel nacional (figura 2).
Nacen en las montañas y corren hacia el Golfo de
México; en su recorrido reciben aguas de otros
más pequeños, formándose así grandes cuencas
que son superficies donde se capta el agua que
escurre hacia los ríos. Los ríos más importantes
son: Pánuco, Tuxpan y Nautla en el norte; Teco-
lutla y Jamapa, en el centro; y Papaloapan y Coat-
zacoalcos en el sur (SEP, 1997).
507
ECOHIDROLOGÍA
FIGURA 1. Clasificación de las cuencas en Veracruz, tomando en cuenta los principales ríos del estado (Fuente: Conabio. Mapa pro-
porcionado por el Departamento Cartográfico del INIFAP en noviembre de 2006, a través del M.C. Gabriel Díaz Padilla).
Río Pánuco
Tiene una extensión de 107 200 km2,lo que lo dis-
tingue como uno de los más importante del país
(SRH,1975). Su desembocadura forma el límite
entre los estados de Tamaulipas y Veracruz. Este río
hace posible la subsistencia de diversas especies ani-
males y vegetales que se desarrollan en las riberas,
lagos y lagunas; además son aprovechadas para uso
agrícola mediante sistemas de riego y para la genera-
ción de energía eléctrica a través de presas hidroeléc-
tricas. Los principales cultivos que ahí se producen
son caña de azúcar, café, arroz, maíz, naranja,
tabaco, hule, piña, mango, plátano, papaya, chile,
508
LANDEROS-SÁNCHEZ, MORENO-SECEÑA, MARTÍNEZ-DÁVILA y PALACIOS-VÉLEZ
FIGURA 2. Los ríos de Veracruz representan el 35 % del total a nivel nacional; los más importantes en el estado son: Pánuco, Tux-
pan, Nautla, Tecolutla, Jamapa, Papaloapan y Coatzacoalcos (Fuente: Mapa proporcionado por el Departamento Cartográfico del
INIFAP en noviembre de 2006, a través del M.C. Gabriel Díaz Padilla).
sandía y papa, entre otros. Las aguas propician el
crecimiento de pastizales que favorecen la ganadería
que incluye la crianza de ganado bovino, porcino,
ovino y caprino. Este río ha facilitado también la
permanencia de la tradición pesquera. Desafortuna-
damente, muchos tramos del Pánuco son afectados
por desechos de aguas residuales, así como por el
depósito de basura y la utilización de sustancias no
biodegradables que provocan la pérdida de organis-
mos acuáticos.
Río Tuxpan
Es un río navegable y constituye una importante vía
de transporte del petróleo de la región; su cauce
cruza 29 municipios, de los cuales cinco se encuen-
tran en el estado de Hidalgo, seis en el estado de
Puebla y 18 en el estado de Veracruz. En esta región
se encuentran ecosistemas de gran importancia para
la conservación de la biodiversidad y los servicios
ambientales (Martínez, 2003). Asimismo, la riqueza
de combustibles fósiles en el subsuelo hace que esta
zona sea importante para el desarrollo de activida-
des de exploración, explotación y procesamiento de
petróleo. Es uno de los más limpios de nuestro país;
el clima en el río Tuxpan es cálido subhúmedo con
lluvias en verano y en el resto de la zona es cálido
húmedo con lluvias en verano (García, 1981).
Río Tecolutla
Se forma en el estado de Puebla, cuenta con una
extensión de 7 950.05 km2.Cuenta con un clima
templado húmedo, con lluvias abundantes en
verano, su temperatura media anual es de alrededor
de 20 °C. Los principales poblados que recorre en
Veracruz son: El Espinal, Papantla, Gutiérrez
Zamora, Tecolutla, Cazones, Coatzintla, Chuma-
tlán, Poza Rica. La biodiversidad de este corredor
fluvial a lo largo y ancho de su trayectoria está repre-
sentada por bosques de pino-encino, pino, encino y
bosque mesófilo de montaña en la cuenca alta; así
como selva mediana subperennifolia, sabana, man-
glar, vegetación halófila y palmar en la cuenca baja.
Se presenta una alta diversidad de hábitats terrestres
yacuáticos, con diferentes grados de degradación a
lo largo de la cuenca. Las principales problemáticas
identificadas de este corredor son: deforestación,
pérdida de suelos por deslave, desecación de ríos y
mantos freáticos, contaminación por agroquímicos.
Río Nautla
Nace en el estado de Puebla, poco antes de la ciudad
de Martínez de la Torre, Veracruz. Pasa por la
Barranca de Minas, donde se le conoce como río
Frío, convirtiéndose más adelante en el llamado río
Bobos y, finalmente, en el Nautla. Su curso total es
de 112 kilómetros (SRH,1975). Presta gran ayuda
al tráfico de pasajeros y al comercio por ser un río
navegable para barcos de poco calado.
Su recorrido se encuentra al sur del río Tecolutla
ysu desembocadura en las cercanías de la población
de Nautla al sureste de Tecolutla, Veracruz. Nace
como el río Las Minas que recibe aportaciones de
diversas corrientes, tanto perennes como intermi-
tentes. Al unirse con el río Migueta recibe el nom-
bre de río Bobos; éste, a su vez, tiene como
tributarios a los ríos Ixtoteno, Apaxteno, Las Tru-
chas, Naranjasta y Tazolapa.
Aproximadamente a 5 km al noreste de la ciu-
dad de Tlapacoyan, el río Bobos recibe, por la mar-
gen izquierda, al río Tomata. Esta corriente nace
como la unión de los ríos Cozalateno, Matequila y
Tatahuicapa que dan origen al río Alseseca, el cual,
aguas abajo, cambia de nombre a Tomata. Éste, a
su vez, recibe aguas abajo a los ríos Jalacingo e
Itzapa. Después de recibir aguas abajo al río
Tomata, el Bobos-Nautla pasa por la población de
Martínez de la Torre y recibe, por la margen dere-
cha, al río Quilate, que a su vez tiene como afluente
509
ECOHIDROLOGÍA
al río Marta Ruiz y éste al Pedernales. A partir de la
unión con el Marta Ruiz, a 4 km aguas abajo, apro-
ximadamente, el río Bobos-Nautla recibe al río
María de la Torre, uno de sus principales afluentes,
el cual drena la parte poniente de la cuenca y
cuenta asimismo con el río Cañas (Consoquico),
como uno de sus principales tributarios. Aguas
abajo del poblado El Pital, el río Bobos-Nautla
recibe por la margen derecha al río Chapachapa y
pasa en las inmediaciones de San Rafael y Nautla,
para desembocar en el Golfo de México en la Barra
de Nautla (CONAE, 1995).
Alo largo de todo este recorrido se identifica una
gran variedad de flora y fauna nativa de la región.
Esta biodiversidad resulta de la coexistencia de los
ecosistemas con el río, como es el caso de la selva
perennifolia con especies de amate, caoba y huapa-
que. Su fauna está compuesta por poblaciones de
conejos, armadillos, tejones, aves y reptiles. Su
clima es cálido-húmedo-regular con una tempera-
tura promedio de 23.7 ºC; su precipitación pluvial
media anual es de 1 293.6 mm.
Río Jamapa
Nace en la Sierra Madre Oriental, en las vertientes
del Pico de Orizaba, y se une a los ríos Cotaxtla,
Huatusco y Totolapan. Tiene su desembocadura en
el Golfo de México, al sureste del Puerto de Vera-
cruz, en Boca del Río. Abastece a la laguna de Man-
dinga y recorre el territorio veracruzano a lo largo
de 150 kilómetros (SRH,1975). Este corredor
cuenta, en general, con un clima cálido-regular, con
una temperatura promedio de 25 °C; su precipita-
ción pluvial media anual es de 1 694 mm. Los eco-
sistemas que coexisten en este río son el bosque alto
omediano tropical perennifolio con especies como
el chicozapote, caoba y pucté (árbol de chicle). En
éstos se desarrolla una fauna compuesta por pobla-
ciones de armadillos, ardillas, conejos, tlacuaches,
tejones, comadrejas y zorrillos. El suelo es de tipo
regosol y se caracteriza por no presentar capas dis-
tintas y tonalidades claras; presenta susceptibilidad
variable a la erosión. El mayor porcentaje de las tie-
rras se utiliza en la ganadería y la agricultura.
Río Papaloapan
Nace en el estado de Oaxaca, donde recibe los nom-
bres de Quiotepec, Vueltas y Tuxtepec. Su curso es
de aproximadamente 445 km y desemboca al mar
en Alvarado, Veracruz. Llega a alcanzar una
anchura de 200 m, estrechándose luego en su parte
final hasta los 100 metros. El río Papaloapan cuenta
con la segunda cuenca hidrográfica más importante,
en cuanto a su caudal, de la República Mexicana. Su
longitud es de 900 km; a sus orillas habitan 1 950
mil personas en tres estados de la República que
son: Puebla, Oaxaca y Veracruz (SRH,1975). Las
fuentes del Papalopan son dos: el río Tehuacán en
la sierra de Puebla y el Quiotepec en la alta Mixteca
oaxaqueña, al unirse reciben la denominación de río
Grande; algunos kilómetros aguas abajo se le une el
río Salado, llamándose entonces Santo Domingo.
Después, aguas abajo, recibe el afluente del río Valle
Nacional y a partir de ese momento es conocido
como el río Papaloapan.
En los límites de los estados de Oaxaca y Vera-
cruz recibe las aguas del río Tonto, comenzando un
lento descenso hacia el mar a través de las llanuras
del Sotavento. Se convierte en un río de comporta-
miento viejo, con abundantes meandros, en los últi-
mos 430 km sólo dispone de 90 metros para
descender al mar.
En la alta cuenca del Papaloapan se tienen ríos
de comportamiento “joven”, de montaña, con rápi-
dos y desfiladeros. La baja cuenca con su lento y ser-
penteante cauce provoca inundaciones. Para
prevenir inundaciones catastróficas se han cons-
truido dos enormes represas en los afluentes: el
Tonto y el Santo Domingo. Sus embalses se comu-
510
LANDEROS-SÁNCHEZ, MORENO-SECEÑA, MARTÍNEZ-DÁVILA y PALACIOS-VÉLEZ
nican y forman el lago artificial más grande de
México.
Los principales problemas en este río son los
cambios ecológicos que se originaron principal-
mente por la deforestación, la cual ha provocado el
ensanchamiento del río y la elevación de su fondo;
por lo que el río ha dejado de ser navegable. En la
actualidad, la zona está densamente poblada y
enfrenta serios problemas de contaminación de
índole urbana, industrial y agrícola (CODEPAP,
2007).
Los climas de este río son cálido húmedo y semi-
cálido húmedo con lluvias abundantes en verano y
semicálido húmedo con lluvias en verano. Presenta
temperaturas que oscilan entre 18 y 26 °C. La preci-
pitación total anual varía de 1 500 a 4 500 mm. La
actividad principal en esta cuenca hidrológica es la
pesca y agricultura. Los tipos de vegetación que se
benefician con este río son: selva alta perennifolia y
subperennifolia; selva mediana subperennifolia;
selva baja caducifolia; bosques de pino-encino,
encino-pino y de pino; bosque mesófilo de mon-
taña; acahuales; matorral xerófilo y pastizal culti-
vado.
Río Coatzacoalcos
Nace en el corazón de la sierra de Niltepec, en
Oaxaca, en la región del Istmo de Tehuantepec. La
desembocadura del río Coatzacoalcos es el punto
más meridional del Golfo de México y el que marca
en línea recta hacia el Pacífico la parte más estrecha
del Istmo de Tehuantepec. El mayor de sus afluen-
tes es el río Uxpanapa y su curso se estima en 240
kilómetros.
Es un río abundante que alimenta principal-
mente el sur del estado de Veracruz. Avanza en
dirección al oeste; en su recorrido se funde con los
cauces del Jaltepec, el Chalchijalpa, el Chiquito, el
Uxpanapa y el río de Las Calzadas. Sus aguas tribu-
tarias lo ubican como la cuarta corriente más cauda-
losa del país. Dos terceras partes de su longitud son
navegables.
Los tipos de suelos por donde corre este río son
lateríticos arcillosos, Acrisol y Luvisol. En la plani-
cie se presentan los suelos Gleysol, Cambisol, Verti-
sol y Nitosol. El clima es cálido húmedo con
abundantes lluvias en verano y cálido subhúmedo
con lluvias en verano. La temperatura media anual
es de 25 °C. Su precipitación total anual varía de
1500 a 2 500 mm. Las aguas de este río hacen que
prospere la actividad ganadera, la industria lechera,
la pesca y los cafetales.
La biodiversidad de este corredor fluvial incluye
la vegetación siguiente: bosque mesófilo de mon-
taña, de pino y de pino-encino en las partes altas;
vegetación riparia, tular y popal en zonas inunda-
bles de la cuenca media; selva alta perennifolia y
mediana subperennifolia en lomeríos; zonas de aca-
hual en pastizales abandonados y pastizal cultivado.
La problemática de este río se enmarca en lo
siguiente: modificación del entorno, contaminación
por agroquímicos y aguas residuales, uso y manejo
inapropiados del recurso suelo y la introducción de
especies de tilapia que ha causado una invasión en
algunos cuerpos de agua, principalmente.
Para abatir y controlar lo anterior se requiere la
ejecución de programas de conservación para pre-
servar las zonas de selva alta y mediana, y controlar
los procesos de azolvamiento en ríos (Conabio,
2008).
CONSERVACIÓN DE LOS RECURSOS
ECOHIDROLÓGICOS
En el estado de Veracruz la cantidad y disponibili-
dad de agua de lluvia han disminuido sensiblemente
debido a escurrimientos superficiales violentos y no
controlados. La calidad del agua ha sido afectada
por el arrastre de suelo, disolución de fertilizantes,
insecticidas, desechos industriales y urbanos
(Gobierno de Veracruz, 2005). Las especies anima-
511
ECOHIDROLOGÍA
les han emigrado a otros lugares e incluso han ten-
dido a su extinción, debido a que las condiciones de
los humedales y la biodiversidad natural han cam-
biado. Todo lo anterior ha sido causado, en gran
medida, por la deforestación irracional, la práctica
de sistemas agrícolas de monocultivo, la ganadería,
las descargas industriales, el mal uso y manejo de los
recursos suelo y agua, la falta de planeación para el
establecimiento de los asentamientos humanos, la
falta de tratamiento de las aguas residuales, ausencia
de la aplicación de las leyes relacionadas con la pro-
tección del medio ambiente, entre otras.
Para mitigar los impactos negativos de los proce-
sos contaminantes sobre el medio ambiente y, en
particular, sobre los recursos hídricos, es necesaria la
participación responsable de todos los niveles de
gobierno, instituciones públicas y privadas, ONG, la
industria y la sociedad en general para ejecutar todo
tipo de acciones tendientes a la conservación de la
disponibilidad y calidad de estos recursos. Lo ante-
rior es requerido debido a que la calidad del agua se
ha deteriorado en gran medida por la presencia de
fuentes de contaminación puntuales y no puntuales
dispersas dentro del estado. El 66 % de las cuencas
hidrológicas se encuentran afectadas por descargas
del tipo agroindustrial; se considera que los ríos
cuentan con un importante grado de contamina-
ción. Se pueden citar por lo menos tres problemas
que requieren atención prioritaria (Gallina y Her-
nández, 2006):
1. La contaminación de cuerpos de agua por
descargas sin tratamiento, provenientes de las
agroindustrias, especialmente de los ingenios azuca-
reros.
2. La falta de tratamiento de aguas residuales
domésticas en la mayoría de las ciudades y, especial-
mente, en las comunidades con menos de 50 000
habitantes (son 22 022 en el estado).
3. La falta de tratamiento de los efluentes de peque-
ñas industrias de tipo químico, tales como las galvano-
plásticas, lo que promueve la contaminación por
metales pesados de las aguas domésticas y de los ríos.
Para atender la problemática antes referida, se pro-
ponen las acciones siguientes:
1. Fortalecer las capacidades institucionales en
materia de gestión ambiental, creando y desarro-
llando programas de capacitación para equipos téc-
nicos y tomadores de decisiones.
2. Mejorar la capacidad operativa de las comisio-
nes municipales de ecología y de los ayuntamientos,
mediante la identificación y atención de sus necesi-
dades de capacitación para apoyarles en la elabora-
ción de sus agendas ambientales municipales.
3. Desarrollar un programa de becas para formar
profesionales que atiendan problemas ambientales
específicos de interés estatal.
4. Profesionalizar la actividad de los facilitadores
ypromotores ambientales, mediante cursos de
capacitación y actualización.
5. Conformar una red de instituciones disemi-
nadoras de información ambiental en el estado.
6. Establecer un acuerdo interinstitucional para
difundir la estrategia veracruzana de educación
ambiental en páginas de internet y en espacios de
uso público (Gallina y Hernández, 2006).
7. Respetar la normatividad, como la que esta-
blece la NOM-001-SEMARNAT-1996 para el vertido de
aguas residuales tratadas a los ríos. La mayor parte
de las ciudades con más de 50 000 habitantes está
en abierto desacato de esta norma, ya que no se da el
tratamiento requerido a las aguas residuales.
Aunado a lo anterior, Landeros et al. (2007) pro-
pusieron las siguientes acciones: creación de una
Secretaría del Agua, a nivel estatal; instrumentar
de manera efectiva la aplicación de las leyes en
materia de contaminación del agua; crear y
modernizar la infraestructura hidroagrícola a nivel
parcelario para incrementar la eficiencia en el uso
ymanejo del agua, a fin de rescatar las pérdidas de
agua que actualmente ocurren (nuevas tecnologías
de riego) y, en consecuencia, reducir el transporte
de agroquímicos hacia cuerpos de agua receptores;
512
LANDEROS-SÁNCHEZ, MORENO-SECEÑA, MARTÍNEZ-DÁVILA y PALACIOS-VÉLEZ
que los Consejos de Desarrollo Rural Sustentable
de cada municipio norme, entre otras cosas, la
aplicación de fertilizantes y agroquímicos en los
sistemas de producción, tanto en su cantidad, fre-
cuencia y forma de aplicación; desarrollo de ferti-
lizantes orgánicos con base en los desechos
agrícolas, para reducir el uso de fertilizantes quí-
micos; no explotar los acuíferos por encima de la
tasa de recarga; tratamiento de las aguas residua-
les; fomentar y consolidar la cultura del agua a
través de los programas de educación primaria y
secundaria, así como de programas de capacita-
ción continua a la sociedad en general, dando
énfasis en la no contaminación del agua; promo-
ver el establecimiento de estaciones de monitoreo
ambiental e integración de una base de datos
sobre el estado de la calidad del agua, mediante un
sistema de información geográfica; elaboración de
manuales que contengan la descripción de las
“Mejores Prácticas de Manejo”, es decir, prácticas
de cultivo capaces de reducir la contaminación del
agua superficial y subterránea, así como el
impacto en la salud humana y el ambiente en
general, causados por la actividad agrícola y otras
fuentes de contaminación; que se instrumenten
programas complementarios orientados al finan-
ciamiento de proyectos sobre contaminación del
agua y desarrollo de alternativas de mitigación de
los impactos de este fenómeno; difundir la legisla-
ción y normatividad ambiental, poniéndose énfa-
sis en los delitos ambientales que afecten la
calidad del agua; e iniciar programas de reforesta-
ción y control de la erosión.
CONCLUSIONES
Es importante resaltar que la ecohidrología, como
un nuevo paradigma, se enfoca al estudio y de-
sarrollo de estrategias para conservar la interac-
ción entre el agua y todos los componentes del
ecosistema. Un aspecto importante de estudios en
ecohidrología es la evaluación y predicción de la
presencia de especies vegetales en relación con la
hidrología. El estado de Veracruz cuenta con dife-
rentes ecosistemas a lo largo y ancho de sus cuen-
cas. La cuenca es la unidad física básica en la
regulación del agua y es, además, una unidad
fisiográfica difícil de delimitar. En el estado se tie-
nen operacionalmente registradas tres cuencas, las
cuales son: Cuenca del Tuxpan al Jamapa;
Cuenca del río Papaloapan y Cuenca del río Coat-
zacoalcos. Éstas albergan subcuencas que cuentan
con diversos corredores fluviales que presentan
problemas de contaminación de diferente tipo y
grado, los cuales han sido provocados por la agri-
cultura, actividades petroleras y desechos tóxicos
vertidos a fuentes puntuales y no puntuales. Lo
anterior ha causado un impacto negativo impor-
tante en la biodiversidad de plantas y animales, y
en la salud humana. Por lo tanto, es prioritario
fomentar y continuar con la aplicación de políti-
cas públicas que se orienten al cuidado y conser-
vación de los recursos ecohidrológicos. Además,
es necesario que la legislación existente, en mate-
ria de protección al ambiente y conservación de la
biodiversidad, sea aplicada en tiempo y forma, a
fin de preservar la calidad de los recursos bióticos
yabióticos de los corredores fluviales. En particu-
lar, es esencial evitar o reducir la contaminación
del agua superficial y subterránea, así como asegu-
rar la disponibilidad de este recurso en estos hábi-
tats para conservar la biodiversidad que en ellos
existe.
513
ECOHIDROLOGÍA
LITERATURA CITADA
ADAMS,R.H., Domínguez V., García L., 1999, Poten-
cial de la biorremediación de suelo y agua impactados
por petróleo en el trópico mexicano, Terra 17: 159-
174.
COMISIÓN NACIONAL DEL AGUA (CNA), 2002, Com-
pendio Básico del Agua en México: 2002.México,
96 pp.
––––––––, 2007, Estadísticas del Agua en México. 2a
reimpresión, editado por la Secretaría de Medio
Ambiente y Recursos Naturales, México, ISBN 978-
968-817-852-2.
COMISIÓN NACIONAL PARA EL AHORRO DE LA ENER-
GÍA (Conae), 1995, Estudio hidrológico en el estado de
Veracruz.
COMISIÓN NACIONAL PARA EL CONOCIMIENTO Y USO
DE LA BIODIVERSIDAD,2008. Regionalización, con-
sultado en: (http://www.conabio.gob.mx/conoci-
miento/regionalizacion/doctos/regionalizacion.html)
CONSEJO DE DESARROLLO DEL PAPALOAPAN, 2007.
Consultado en: (http://www.codepap.gob.mx/code-
papweb/main/consejo/historia/historia.htm)
DIARIO DE XALAPA,2001, Millonarios recursos a carrete-
ras, 1 de septiembre de 2002. sección A, p. 6.
FITZPATRICK,F.A. y J.C. Knox, 2000, Spatial and tem-
poral sensitivity of hydrogeomorphic response and
recovery to deforestation, agriculture, and floods,
Physical Geography 21: 89-108.
GALLINA,T.S. y A. Hernández, 2005, Diagnóstico de las
principales problemáticas ambientales de Veracruz,
Foro Diagnóstico de Ciencia y Tecnología en Vera-
cruz.
GARCÍA,E., 1981, Modificaciones al sistema de clasifica-
ción climática de Köppen (para adaptarlo a las condi-
ciones de la República Mexicana), UNAM, 246 pp.
GOBIERNO DE VERACRUZ,2005, Plan Veracruzano de
Desarrollo 2005-2010.
GUEVARA, S.S., Laborde, J. y Sánchez, G., 1999, La
Reserva de la Biosfera Los Tuxtlas,México,UNESCO,
50 pp.
INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA GEOGRAFÍA E
INFORMÁTICA (INEGI), 2006, Anuario de estadísticas
por entidad federativa,México, Sistema de Cuentas
Económicas y Ecológicas de México, 1999-2004.
LANDEROS,S.C., R.S.L. Hernández, V.M.C. López y
L.A. Ortega, 2000, Pérdidas de nitrógeno (N-NO3)
proveniente de fertilizantes en los ingenios La Gloria y
El Modelo del estado de Veracruz,Avances de Investi-
gación del Colegio de Postgraduados Campus Vera-
cruz, Tepetates, Veracruz, México.
LANDEROS,S.C., J. C. Moreno-Seceña, G.J.M. Paloma-
res y C.M.R. Castañeda, 2007, Contaminación del
agua y su impacto en la salud humana,Foro de con-
sulta para el desarrollo rural sustentable, Veracruz,
México.
MAASS, J.M. y F. García-Oliva, 1990, La conservación
de los suelos en las zonas tropicales: el caso de
México, Ciencia y Desarrollo 25: 21-36.
MARTÍNEZ-HERNÁNDEZ,M., 2003, Características
estructurales de la Laguna de Tampamachocho, munici-
pio de Tuxpan, Veracruz,tesis de licenciatura, Univer-
sidad Veracruzana, 56 pp.
MORALES, M. y M. Méndez, 1997, Diagnóstico sobre la
seguridad integral de la cuenca del río Papaloapan, tesis
de licenciatura, Facultad de Ingeniería, Universidad
Veracruzana, México.
MYERS,N., 1997, The world’s forests and their ecos-
ystem services, en G. Daily (ed.), Natures Services:
societal dependence on natural ecosystems,Island Press,
Washington, D.C., pp. 215-235.
PÉREZ, A. y A. Ortiz, 2002, Cambio de la cubierta vege-
tal y vulnerabilidad a la inundación en el curso bajo
del río Papaloapan, Veracruz, Investigaciones Geo-
gráficas, UNAM,Boletín del Instituto de Geografía
núm. 48, pp.90-105.
PETERS,Jan, Vanessa Wieme y Pascal Boeckx, 2005,
Monitoreo ecohidrológico en ecosistemas naturales y
manejados en el sur de Chile, Gayana Botánica 2(62):
120-129.
SECRETARÍA DE AGRICULTURA Y RECURSOS HIDRÁULI-
COS (SARH), 1960-1978, Boletín hidrométrico de la
514
LANDEROS-SÁNCHEZ, MORENO-SECEÑA, MARTÍNEZ-DÁVILA y PALACIOS-VÉLEZ
sección VII 11/5/11 19:51 Página 514
cuenca del río Papaloapan, Comisión del Papaloa-
pan, México.
SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA (SEP), 1997,
Veracruz. Historia y Geografía, Tercer grado, México.
SECRETARÍA DE MEDIO AMBIENTE,RECURSOS NATU-
RALES Y PESCA (Semarnap), 2005, La cuenca hidráu-
lica, Boletín Técnico 1999-2005.
WANIELISTA, M., R. Kersten y R. Eaglin, 1997, Hydro-
logy: Water quantity and quality control,2
aed., John
Wiley & Sons, Inc. Nueva York, 567 pp.
ZALEWSKI,M., G.A. Janauer y G. Jolankaj, 1997, Ecohy-
drology: A New Paradigm for the Sustainable Use of
Aquatic Resources,Technical Documents in Hydro-
logy 7, UNESCO, Paris.
515
ECOHIDROLOGÍA
Article
Full-text available
Surface waters are exposed during their journey to various types of pollutants plus the contribution they receive from different effluents. The objective of this investigation was to evaluate the concentration of Pb, Cd, and Cu in surface waters of the Cotaxtla-Jamapa basin in Veracruz, Mexico. Analyzes were carried out in triplicate in six sampling sites, during three seasons, in morning, and night hours. At the sampling sites, Bocana and Arroyo Moreno, concentrations higher than the maximum permissible international limits of Pb and Cd were reported. The Pb, by time of sampling, presented significant statistical differences (p < 0.05) in three seasons of the year, in contrast to Cd and Cu. The above results indicated a risk in the use of water from the Cotaxtla-Jamapa basin, despite the fact that the concentrations obtained according to the national limits for NOM-001-SEMARNAT were not exceeded. It is necessary to update the national legislation to ensure the reduction of risk from exposure to heavy metals and to ensure conservation in terms of environmental quality.
Article
Full-text available
Clear-cut logging followed by agricultural activity caused hydrologic and geomorphic changes in North Fish Creek, a Wisconsin tributary to Lake Superior. Hydrogeomorphic responses to changes in land use were sensitive to the location of reaches along the main stem and to the relative timing of large floods. Hydrologic and sediment-load modeling indicates that flood peaks were three times larger and sediment loads were five times larger during maximum agricultural activity in the 1920s and 1930s than prior to about 1890, when forest cover was dominant. Following logging, overbank sedimentation rates in the lower main stem increased four to six times above pre-settlement rates. Accelerated streambank and channel erosion in the upper main stem have been and continue to be primary sources of sediment to downstream reaches. Extreme floods in 1941 and 1946, followed by frequent moderate floods through 1954, caused extensive geomorphic changes along the entire main stem. Sedimentation Fates in the lower main stem may have decreased in the last several decades as agricultural activity declined. However, geomorphic recovery is slow, as incised channels in the upper main stem function as efficient conveyors of watershed surface runoff and thereby continue to promote flooding and sedimentation problems downstream.
Article
Full-text available
In this article we review the technology of bioremediation for treatment of petroleum contaminated sites in tropical Mexico. Briefly, we describe its origin and basic principles, correct application and limitations, and the proper use of commercial bacterial mixtures. We explore the potential of bioremediation in tropical ecosystems and present various studies related to petroleum industry waste bioremediation and bioremediation in the tropics, including recent investigations performed in our own laboratory. Finally, we pursue the possibilities of future technology development for bioremediation of petroleum hydrocarbons in the tropical ecosystems of southeastern Mexico.
Article
Full-text available
El estudio mostró que el incremento en los gastos máximos hidrométricos en las subcuencas de la margen derecha del río Papaloapan es consecuencia de la pérdida de la cubierta forestal original en superficies menores a 6o de pendiente registrada en las subcuencas de los ríos Obispo, Tesechoacán y San Juan Evangelista, cuya pérdida forestal oscila desde 21 % y hasta 43% con relación a la superficie total de cada subcuenca para el período 1973-1993. El análisis de los datos de precipitación total anual indica que dichas subcuencas no presentan cambio alguno en la tendencia de la precipitación entre 1955-1990.
Article
FOREWORD At the present state of the human population in many areas of the world the freshwater resources are becoming the most limiting factor not only for development but even for persistence of some communities. On the other hand, the exponential growth of human population and aspirations creates and amplifies the various impacts on freshwater ecosystems. For this reason a new solution has been postulated in 1992 during the Dublin International Conference on Water and Environment. Why has the integration of Ecology and Hydrology a potential to create a new paradigm? Up to now freshwater management dealt mostly with the elimination of threats such as floods, droughts and point source pollution. However, every successful strategy has to contain two elements: elimination of threats and amplification of chances. One of the chances should be the use of understanding of the evolutionarily established resistance and resilience of freshwater ecosystems to stress. Besides the fundamental assumptions of the new approach , it should be environmentally sound, economically possible and socially acceptable. This goal can be achieved by research focused on integrating the functioning of freshwater ecosystems with large scale hydrological processes, The integration of the dynamics of the three components, catchment, water and biota into a “superorganism” determines the management target - the maintenance of its homeostatic equilibrium measurable by biodiversity, water quantity and quality. The information achieved has to be transferred to the public through education and applied toward creation of a new strategy adjusted to the given economic conditions. The integration of the dynamics of freshwater ecosystems into hydrological processes should create the basis for sustainable development of freshwater resources. Maciej Zalewski Warsaw, December 1996
Anuario de estadísticas por entidad federativa
  • Instituto Nacional
  • Estadística Geografía E
  • Informática
INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA GEOGRAFÍA E INFORMÁTICA (INEGI), 2006, Anuario de estadísticas por entidad federativa, México, Sistema de Cuentas Económicas y Ecológicas de México, 1999-2004.
Pérdidas de nitrógeno (N-NO 3 ) proveniente de fertilizantes en los ingenios La Gloria y El Modelo del estado de Veracruz, Avances de Investigación del Colegio de Postgraduados Campus Veracruz
  • S C Landeros
  • R S L Hernández
  • V M C López
  • L A Ortega
LANDEROS, S.C., R.S.L. Hernández, V.M.C. López y L.A. Ortega, 2000, Pérdidas de nitrógeno (N-NO 3 ) proveniente de fertilizantes en los ingenios La Gloria y El Modelo del estado de Veracruz, Avances de Investigación del Colegio de Postgraduados Campus Veracruz, Tepetates, Veracruz, México.